APRENDER

“Lo que nunca se olvida es lo que se aprende sin estudiar.” (Anónimo) “Aprender no es más que recordar lo que ya sabías.” “Uno enseña mejor lo que necesita aprender”. ¿Aprender?... Desaprender es lo que necesitamos. No es importante aprender con la razón. Lo que realmente vale es lo que se integra con el sentimiento. Sólo has de “coger” lo que identifiques como propio. Teorizar no aporta nada si no lleva sentimientos. Sólo es bueno aquello que sientes que resuena en tu interior, lo que encuentra dentro de ti algo que es el eco exacto de lo viene de fuera.

Todos y siempre necesitamos aprender. Y, muchas veces, desaprender. Hemos de ser conscientes de que sólo conocemos la teoría de algunas cosas, que generalmente son las que aparecen en los libros de estudio, pero conocer no es lo mismo que saber. Hemos aprendido matemáticas, los nombres de algunos ríos, a escribir y leer, y poco más. No hemos aprendido a vivir, a relacionarnos con libertad, a emocionarnos, a ofrecer desinteresadamente nuestro amor, a sentir plenamente, a dar sin que sea una inversión que espera la devolución más los intereses, a Francisco de Sales

APRENDER ser sinceros… no hemos aprendido las cosas realmente importantes. Y, antes o después, este no saber vivir y no saber relacionarnos con la vida y con las personas y con las situaciones, nos pasa una gran factura. Desaprender es muy enriquecedor. Tenemos cosas que son nuestras, cosas que somos nosotros, que nada ni nadie nos las puede arrebatar, pero tenemos más cosas que no somos nosotros, sino cosas que nos han inculcado, con las que nos han hipnotizado y aún seguimos en el sueño; cosas con las que nos han destruido pero seguimos sin sacarnos el veneno, y eso es lo que tenemos que desaprender. Vernos como si fuéramos un marciano que acaba de llegar a la Tierra, que al observar todo por primera vez no tiene prejuicios y se da cuenta de cómo son las cosas verdaderamente; nosotros, como siempre llevamos puestas las gafas de no ver, como dejamos nuestros gobierno en manos de la rutina, arrastramos un lastre que nos atenaza el presente y condiciona el resto de la vida. Hemos de desprendernos de ese ser falso y raro que nos suplanta, de esas normas que nos martirizan pero seguimos respetando y cumpliendo, de ese que vemos en un espejo embustero que no nos deja ver lo que hay dentro de la piel, del lastre de los personajes que alguna vez fuimos y nos sirvieron entonces, pero después se convirtieron en parásitos que nos condicionan la libertad encadenándonos a lo que ya no existe.

Francisco de Sales

APRENDER En el camino espiritual, aprender es sacar a la luz aquello que ya sabías, aunque no eras consciente de ello. Lo notas enseguida: te dicen algo y sientes dentro de ti la resonancia de eso mismo, dices sin palabras ya lo sabía; sientes que encaja perfectamente en tu interior, como si hubiera algo que esperaba que le despertaran. Otras cosas, en cambio, te parecerán teoría pura, y lo tendrás que estudiar como si fuera una asignatura difícil que se hace sin ganas. Estas cosas aumentan tus conocimientos, pero no promueven tu sabiduría.

MIS PENSAMIENTOS Muchas cosas las he aprendido por obligación, o inconscientemente, y en esos casos parece que no he tenido voluntad ni capacidad de oposición: parece que no he podido elegir. En cambio, en las cosas que quiero desaprender sí tengo la posibilidad de decidir y hacer. Me sobran muchos conocimientos, otros están caducados, a otros no los siento como propios, en otros no creo… y sé, con una certeza indiscutible, que es importante desaprender algunas cosas y dejar sitio libre para otras nuevas que quiero aprender.

TRABAJA TÚ TENGO QUE APRENDER A: Llamar las cosas por su nombre. Hacerme responsable de mis pensamientos y actos. Darme prioridad. Francisco de Sales

APRENDER Escuchar mis deseos y necesidades. Ser feliz. Ser muy sincero. No tener miedo a nada. Tener la mente en paz. Hablar de amor con más naturalidad. Expresar a los demás lo que siento por ellos. Abandonar los personajes que te han servido para llegar aquí y ahora. No engañarme. Mirar las cosas con ojos nuevos. Vivir sin miedos. Desidentificarme de los problemas. (El resto, lo rellenas tú) ………………………………………………………. ………………………………………………………. ………………………………………………………. ………………………………………………………. ……………………………………………………….

RESUMIENDO Estamos en el mundo pero no lo aprovechamos. Vivimos sin saber vivir. Nos perdemos las mejores y más emocionantes ocasiones por no saber apreciarlas. Tenemos que desprendernos de muchas cosas, o sea, desaprenderlas. Tenemos que aprender otras que, básicamente son las mismas para todos: vivir, y saber manejarnos con las cosas que nos pasan en la vida.

Francisco de Sales