You are on page 1of 3

EL CUARTO CAMINO

Parece ser que nosotros hemos elegido para vivir lo que


se ha dado en llamar el Cuarto Camino.

Se dice que el Camino del asceta es desarrollar la


voluntad, y enfoca su espiritualidad y su vida hacia la
renuncia y privación de los bienes materiales.
El Camino del monje es la devoción, la oración, la
contemplación, y toda su vida está enfocada al carácter
místico.
El Camino del yogui es a través del conocimiento y la
meditación.
Parece que en los tres casos la vida material no es
obstáculo; parece que no hay otra ocupación más que el
desarrollo espiritual o místico de la persona.
No sé si es fácil ser Krishnamurti o un Santo, pero sí me
parece que han tenido mucho más tiempo que yo para
dedicarlo a ello.
El Cuarto Camino implica seguir en el mundo que hemos
elegido para vivir, trabajar para conseguir un sueldo,
soportar al jefe, pagar letras y facturas, ser un buen
hijo, atender al cónyuge y los hijos, cuidar las relaciones
con los amigos, aguantar las retenciones de tráfico cada
mañana, llevar a arreglar el coche, ser practicante de una
religión… y todo ello, sin olvidar la espiritualidad y el
sentido de nuestra vida.
Es sin duda el nuestro el más complicado. Y el más
completo.

Francisco de Sales
EL CUARTO CAMINO

Cualquiera de los otros parecen más fáciles de realizar,


por la dedicación exclusiva a un solo objetivo, pero tienen
carencias. A mi entender, no están completos.
El Cuarto Camino es estar aquí y allá al mismo tiempo.
Incluir lo divino en lo cotidiano. Ver a Dios en los
semáforos. Rezar entre pausas. Meditar mientras se
come… O no.
Se trata de encontrar el tiempo y el espacio que
requiere la importante tarea de atender a la
espiritualidad, a los deseos personales, al cumplimiento
de los propios mandamientos… aunque todo momento es
bueno y apropiado para el autoconocimiento. Hay más
oportunidades de ir conociéndose en los asuntos
cotidianos, porque nosotros somos el que soporta y
sufre, el que duda y se rinde, el que ama y el que calla, el
frágil y el osado, y esos aspectos parece que no se viven
en los tres primeros Caminos.

ATENCIÓN
El cuarto camino, según Gurdjieff y Ouspensky, es el
camino de construir el alma. Es otra cosa distinta de lo que
yo quiero reflejar con este título, pero, por si te interesa,
hay sobre ello una amplísima información de 337 páginas
aquí:
http://www.upasika.com/docs/cuarto%20camino/Ouspensky
%20PD%20-%20El%20cuarto%20camino.pdf

RESUMIENDO
Escogiste estar en este mundo y con las circunstancias que ahora
tienes, pero no lo olvides: esto es sólo el sitio donde desarrollar tu
Ccamino, no es el Ccamino. No has venido al mundo sólo a vivir,

Francisco de Sales
EL CUARTO CAMINO

sino que vivir es el medio en el que cumplir tu misión, que es,


nunca lo olvides, Descubrirte y Realizarte.

Francisco de Sales