LO SENCILLO

Lo sabio es sencillo y claro. En carácter, en comportamiento, en estilo, en todas las cosas, la suprema excelencia es la sencillez." (Anónimo) “Todo es muy difícil antes de ser sencillo.” (Thomas Fuller) “Hay situaciones en la vida en que la verdad y la sencillez forman la mejor pareja.” (Jean de la Bruyere) “Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.” (Aristóteles) “Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos.” (Martin Luther King) “No es tarea fácil dirigir a hombres; empujarlos, en cambio, es muy sencillo.” (Rabindranath Tagore)

La sencillez es una de las cualidades más difíciles de desarrollar, porque desde todas las partes nos animan a que seamos lo contrario. Parece ser que estamos en una sociedad donde tenemos que ser “algo”, puesto que nos miden en función de unas normas sociales, y la competitividad está presente en cada acto; el hecho de no tener un sello que nos haga ser más en cualquier
Francisco de Sales

LO SENCILLO

aspecto, nos condena al anonimato, a ser parte de la masa. La sencillez es un asunto interno que luego se hace manifiesto en lo exterior. No es ser austero, tener o necesitar poco, ni ser cándido o ingenuo, sino que es un estado y un modo de mostrarse al que se llega por eliminación de las necesidades del ego, por la comprensión del sentido de la vida, el descubrimiento de lo innecesarias que son de muchas de las cosas que le parecen tan necesarias a nuestra personalidad, por la comprensión de la interrelación con el resto de la humanidad, y por la muerte paulatina en uno de la soberbia, el orgullo, la vanidad, la presunción, la altivez y la insolencia. Ser sencillo no es fácil, porque es Ser Uno Mismo en la esencia, sin dejarse arrastrar por lo exterior; ser sencillo es estar en contacto con la realidad interna; ser sencillo es saber que somos lo que somos antes de añadirnos los abalorios y disfraces que nos exige la sociedad; ser sencillo es haber encontrado el equilibrio que ya no se preocupa de seguir las modas ni las apariencias; ser sencillo es un modo de expresión sereno, sincero e inmaculado; ser sencillo es un estado imperecedero que nunca llega a cansar, porque en él no hay que hacer ningún esfuerzo, sino, simplemente, ser. Lo más fácil es ser llamativo, espectacular, extravagante, ruidoso… solo hace falta vestirse de cierta forma, llamar la atención, hablar y hablar, inventar, mendigar aplausos… pero todo ello es una
Francisco de Sales

LO SENCILLO

falacia, algo montado sobre una situación de tensión y mentira que en cualquier momento se desmorona. Lo difícil es ser, si adjetivos. Lo difícil es hacer y no reclamar. Lo difícil es renunciar a los halagos y las bisuterías, porque creemos que la obligación es huir de lo que, erróneamente, asociamos a sencillo; confundimos sencillo con mediocre, gris, vulgar, pobre, ingenuo… pero ser sencillo es reconocer la inutilidad de la ostentación, los adornos, y lo artificioso. Ser sencillo es ser, sin ocuparse de ser.

ATENCIÓN La sencillez es una virtud que permite a la persona ser accesible y mostrarse dispuesta a establecer la relación que sea necesaria con el otro. La sencillez es lo natural, lo fácil, lo comprensible, lo que puede llegar a todos sin oscuros obstáculos, y es lo que caracteriza a la belleza. La sencillez combina la dulzura, lo simple, y la sabiduría. Las personas que representan la sencillez están libres de pensamientos extenuantes, complicados y extraños, y su mente es aguda y despierta. En la sencillez hay altruismo. El que personifica esa virtud ha renunciado a la posesividad y está libre de los deseos materiales que distraen el intelecto haciéndolo divagar hacia territorios inútiles. Carecer de deseos no significa arreglárselas sin nada, o tener la vida de un asceta. Al contrario, uno lo tiene todo, incluyendo la satisfacción interna. Esto se refleja en el rostro -libre de perturbaciones, debilidades e ira- y en la conducta, con una elegancia y una majestad extraordinarias, pero a la vez ingenuas. Sencillez es ser el niño inocente y el maestro sabio. Nos enseña a vivir con sencillez y a pensar de forma elevada.
Francisco de Sales

LO SENCILLO

Los mensajeros de la verdad siempre han personificado formas comunes, han llevado vidas sencillas, y han adoptado medios simples para impartir sus mensajes. Viven y dicen la verdad, ofreciendo belleza a las vidas de los demás. Su sencillez y esplendor pueden compararse al joyero. Fiel a la integridad de su profesión, el joyero hace todas y cada una de sus joyas preciosas y perfectas, pero él sigue siendo sencillo.
(Más información en http://buenavistavcuba.blogcindario.com/2005/07/00018-la-sencillez.html)

SECCIÓN GRATIS Ninguna forma de coacción puede conducir a la sencillez, al contrario, cuanto más reprimís, sustituís, sublimáis, menos sencillez existe, aunque exista cierta apariencia. para tener experiencia directa ha de haber sencillez, lo cual significa que debe haber sensibilidad. a humildad que se consigue deja de ser humildad. Una mente que se vuelve humilde ya no es humilde. Sólo cuando se tiene humildad (no una humildad cultivada) puede uno hacer frente a las cosas apremiantes de la vida.
(Más información en http://www.proyectopv.org/1-verdad/sencill.html)

CUENTECITO “¿Cuál es el secreto de tu serenidad?”, preguntó el discípulo. “Cooperar incondicionalmente con lo inevitable”, respondió el Maestro.

RESUMIENDO En la naturalidad está lo correcto. En ser y mostrarse como uno es, y no como le han dicho que tiene que aparentar, está la sencillez.

Francisco de Sales

LO SENCILLO

El que ya sabe quién es no tiene que hacer ruido para que se le note.

Francisco de Sales