SER LIBRE

“Más urgente que la libertad es la desatadura”. (Anónimo) “Toda comunidad que impone a sus miembros una cierta limitación de su individualidad engendra fuerzas sombrías”. (Dürckheim) Sólo la felicidad te permite ser libre; sólo la libertad te hace feliz. (Francisco de Sales) “La libertad es el derecho que tiene todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía”. (José Martí) “La libertad es el derecho a ser tú mismo”. (Anónimo) Sólo tras muchos enfrentamientos entre la mente y el corazón puede sentirse la satisfacción de Ser Uno Mismo Libre. (Francisco de Sales)

Después de escribir el título, y cuando me disponía a meditar sobre lo que quería exponer con respecto a él, he tenido que hacer una pausa larga porque, por ese amplio sentido que tiene la palabra ser, se podía entender como “estar en situación de libre”, o podía escribirse con letras mayúsculas y sentido mayúsculo: EL SER LIBRE. Hasta ahora hemos sentido la necesidad de Ser Uno Mismo, pero ahora podemos matizar y decir Ser Uno Mismo Libre.

Francisco de Sales

SER LIBRE Ser Uno Mismo Libre permite esa gozosa experiencia de poder sentirse y expresarse sin miedos y sin fronteras, sin autocríticas, sin juicios ni castigos: ser para que se manifieste nuestro Ser. No debemos aceptar que es inevitable castigarse por los “errores” cometidos, ni que es ineludible regodearse en lo desagradable de ellos: no es cierto. Sólo hay que verlos desapegada y sinceramente, y de este modo veremos que la práctica totalidad de los errores no son tales, sino, simplemente, el resultado de experiencias que no han acabado como hubiéramos deseado, pero nada más. Después, si no somos capaces de entenderlos como he explicado, en cuyo caso se difuminarían ellos solos, hay que reconocerlos, aceptarlos, verlos con la mayor imparcialidad posible y hacer un último lamento para no volver obsesivamente a ellos. La actitud es de aceptación, pero nada más. Adiós. No queremos seguir sufriendo por asuntos que ya moran en el pasado y, por dignidad personal no vamos a permitir que nos amarguen una parte del resto de la vida. Así ha de ser. Ser Uno Mismo Libre es permitir que la condición que somos se muestre con naturalidad. De nuestro auténtico interior no puede brotar nada que necesite control ni censura, porque todo es pureza. Al no haber intenciones extrañas, ni composturas falsificadas, ni estar teñidos por lo material o lo externo, todo lo que emanamos es auténtico, inmaculado, divino… Ser Uno Mismo Libre puede parecer al principio algo meramente utópico, solamente teórico, casi impensable y
Francisco de Sales

SER LIBRE del todo imposible. Lejano. Ajeno. Un privilegio de los privilegiados. Pero no sólo no es así, sino que es la aspiración natural del ser humano. Hay un grito que invoca desde el interior reclamando poder expresarse como es. Hay una necesidad vital acallada. Hay una reclamación desatendida. Ser Uno Mismo Libre es el derecho del Ser de poder manifestarse tal como es. Cualquier impedimento a su libertad no hace sino retrasar el momento de la aparición de lo auténtico. Las barreras exteriores impiden la salida del que realmente somos, y hasta que no nos quitemos la máscara del personaje, no dejaremos que se muestre el Ser Esencial.

Sólo la libertad te hace puramente feliz, sólo la libertad te permite ser plena y conscientemente libre. (Francisco de Sales)

Uno se cree libre hasta que se da cuenta de sus ataduras. Entonces comienza la larga búsqueda interna en la que uno es el explorador y el que pone las zancadillas, amigo y traidor, fiscal y defensor, y nos encontramos con que los miedos atan, los temores frenan, las dudas inmovilizan, el no descubrir encadena, y la tristeza aprisiona. Si hablo de asuntos que traban, quiero que dediques el tiempo necesario para sentirlo tal como es, y que no lo dejes en una sensación casi inconsciente de que es así.

Francisco de Sales

SER LIBRE Quiero que sientas que es una realidad y no una metáfora. Si no llegas a sentir con dolor y rabia esas trabas reales… ¿para qué seguir a por otra cosa si no tienes ésta resuelta? Las trabas son realidades que te están sucediendo, continuamente, a diario. Un miedo, el que sea, te ata y no te deja ser libre. Una duda que te estanca, no te deja ser libre. Una creencia, un trauma, una inconsciencia, y muchas otras cosas, son trabas. Ahora es tiempo de que las identifiques y les pongas nombre, y las llames por su nombre. Por ejemplo, si tienes miedo a expresar tus sentimientos, reconócelo, acéptalo, admítelo, incluso quiérelo; cualquier cosa menos negarlo y darlo por irreparable. El siguiente paso es averiguar el por qué, y si ese por qué tiene fundamento, y para qué te sirve o cuánto te incomoda, y si sigues creyendo en la necesidad de seguir padeciéndolo… y así hasta agotar las preguntas, y hasta emparejarlas todas con sus respuestas. Así hay que hacer con las trabas: deshacer el nudo, con habilidad, amor y paciencia… o dándole el mismo final que al nudo gordiano. Poder ser y mostrarse libremente es condición indispensable para que se manifieste el Ser tal como es. De cualquier otro modo, sería raquítico, mermado, muy alejado de su potencial, y engordaría la frustración ya vieja de saber que jamás nos mostramos como realmente somos.

Francisco de Sales

SER LIBRE Te recuerdo que en este caso, como en todos los trabajos de crecimiento personal, hay dos necesidades imprescindibles para hacerlo bien: tiempo y silencio.

REFLEXIONES PETULANTES Ser libre es la forma de evitar las divagaciones mentales que enfrentan lo que estoy siendo y lo que sé que tengo que ser. No ser libre es volver a las rutinas que tanto nos agobian y tanto mal nos hacen, y es seguir dolorosamente estancados porque cada expresión y cada impulso pasan por la burocracia de los conceptos caducos y las normas que ya deberían estar jubiladas. No ser libre porque uno no se sabe y se siente libre, es un error evitable que acarrea graves consecuencias personales. Debemos fomentar que la pureza que sabemos que somos se exprese como es, y escuchar cada vez más las intuiciones y la sabiduría interna, y no entorpecer lo que demuestran que saben, y no poner obstáculos a su reconocida experiencia con nuestra testaruda cabeza. La limpieza de lo inconsciente es el paso más recomendable para la comunicación entre el Ser que somos en esencia y el que está siendo. Es la única forma de que podamos ser libres.

VISTO DE OTRO MODO La única razón real de que no seamos libres, es el miedo. Todos tenemos muchos miedos, que nos condicionan, aunque los llamemos de otro modo. Pero, diseccionándolos, veremos que la razón son los miedos. Ya has visto cómo se va formando durante el tiempo de educación el personaje que eres, y cómo sólo se salva de
Francisco de Sales

SER LIBRE las malas influencias la parte que puedas librar del Niño Libre. Tienes miedo de los castigos que asocias a cada desobediencia a los Mandatos que aún te gobiernan. Tienes miedo por las experiencias del pasado. Si perdiste a un familiar muy querido, guardas en el inconsciente la parte desagradable que aquello te produjo, y en el fondo tienes miedo de que se repita y tengas que volver a pasar por la misma experiencia. Si sufriste agresiones sexuales en alguna ocasión, o tienes miedo a los hombres, o tienes miedo a que se vuelva a repetir, o tienes miedo a caminar a solas o estar en sitios oscuros o desprotegidos. Si te acusaron de algo que no hiciste, si te despidieron del trabajo de un modo indebido… si has sufrido cualquier tipo de agresión, física o moral; si has sentido injusticias en la vida, tienes miedos: aunque les llames amargura, desilusión, fracaso, error, pena, sufrimiento… estás hablando de miedos. Curiosamente, que te hayan pasado cosas muy buenas en el pasado también puede crearte miedos: el miedo a que no se repitan, el miedo a que el futuro no sea tan bueno como el pasado. El peligro es que te alimentes sólo del pasado, y ello te lleve a vivir en una añoranza que te aleje de la vivencia del presente, y te haga vivir en el miedo de perder hasta el recuerdo, y no seas libre en el presente.
(Si quieres más información, lee el capítulo LOS MIEDOS)

TRABAJA TÚ ¿Soy consciente de que podría ser libre? ¿Me da miedo ser libre? En caso afirmativo, ¿sé cómo eliminar ese miedo? ¿Cómo sería mi vida si yo fuera libre? ¿Cómo me sentiría yo?

Francisco de Sales

SER LIBRE

LA VERDADERA LIBERTAD (Deepak Chopra) Sabes que eres libre cuando te sientes feliz y a gusto en lugar de asustado y ansioso; cuando eres independiente de las opiniones buenas y malas de los demás; cuando has renunciado a la necesidad de buscar aprobación; cuando crees que eres respetable tal como eres. Sabes que eres libre cuando te entregas al momento, a lo que es, y confías en que el universo está de tu parte; cuando te desprendes de los resentimientos y los agravios y eliges perdonar. El verdadero poder es el poder para crear, transformar, amar, sanar y ser libre.

PREGUNTAS Hay que tomar conciencia de ello si uno no es libre, pero una vez que se toma conciencia, ¿qué se hace? R.- Lo primero, es averiguar si uno quiere ser libre con todos los inconvenientes que eso puede acarrear al yo-pequeño-asustado, o prefiere la libertad gozosa de Ser Libre. Después, dar los pasos necesarios para buscar la libertad, deshaciéndote de las ataduras. Un proceso de Crecimiento Personal es la solución ideal, porque es el modo en que te darás cuenta de ello. RESUMIENDO Ser Uno Mismo es muy importante. Ser Libre, no lo es menos. Poder darse el placer de vivir desapegado, descondicionado, descontrolado, dueño de la mente y el corazón, desocupado de problemas innecesarios, es una auténtica y recomendable delicia. Te garantizo que sea cual sea el esfuerzo y dedicación que tengas que
Francisco de Sales

SER LIBRE consagrar a esta tarea será, sin duda, tu mejor y más gratificante inversión.

Francisco de Sales