You are on page 1of 2

Corte Interamericana de Derechos Humanos manda a garantizar matrimonio civil igualitario en

Costa Rica

● Contenido de la Opinión Consultiva 24 es contundente: el Estado costarricense debe proveer


el derecho al matrimonio civil a todas las personas. En el criterio emitido por los jueces se
ordena también que las personas transgénero puedan cambiar su nombre de acuerdo con su
identidad de género.
● En una victoria en la lucha por la reivindicación de los derechos humanos de la población
LGBTI, la opinión de la Corte IDH deberá ser acatada de forma obligatoria.

San José, 9 de enero de 2018. ​El matrimonio igualitario y el cambio de nombre de las personas
transgénero son inminentes. Así lo ha resuelto la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte
IDH) que hizo de conocimiento público este martes 9 de enero su criterio ante la solicitud de una
Opinión Consultiva presentada por el Estado de Costa Rica sobre el reconocimiento del cambio de
nombre de las personas de acuerdo con su identidad de género y sobre el reconocimiento de los
derechos patrimoniales derivados de un vínculo entre personas del mismo sexo. Dicha opinión
consultiva es fuente de obligación internacional para los Estados parte de la Convención Americana
por medio del control de convencionalidad que ha establecido la propia Corte Interamericana desde
el caso Almonacid Arellano. Por su parte, Costa Rica al contemplar el carácter de superior a la ley de
los tratados internacionales ratificados, al haber interpuesto la Opinión Consultiva y según lo que
establece la propia Convención y la jurisprudencia de la Corte, debe ejercer de oficio el control de
convencionalidad y aplicar la interpretación realizada por la Corte en la recién notificada Opinión
Consultiva 24 de forma pronta e íntegra, pues de lo contrario incurriría en un ilícito internacional que
dejaría al país sujeto a denuncias directas ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos por
la violación a sus obligaciones internacionales.

“El Estado debe reconocer y garantizar todos los derechos que se deriven de un vínculo familiar entre
personas del mismo sexo de conformidad con lo establecido en los artículos 11.2 y 17.1 de la
Convención Americana de Derechos Humanos y en los términos establecidos en los párrafos a 200 a
218”, resolvió la Corte, así como también que “el cambio de nombre y en general la adecuación de
los registros públicos y de los documentos de identidad para que estos sean conformes a la identidad
de género autopercibida constituye un derecho protegido por los artículos 3, 7.1, 11.2 y 18 de la
Convención Americana”.

Costa Rica presentó la solicitud el 18 de mayo de 2016, fecha a partir de la cual se presentaron 91
observaciones escritas por parte de los estados miembros de la Organización de los Estados
Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, organismos internacionales
y estatales, asociaciones, organizaciones no gubernamentales, instituciones académicas e individuos
de la sociedad civil. ​Fundación Igualitos y HDuarte-LEX, firma especialista en Arbitraje y Derechos
Humanos, participaron por medio de Herman M. Duarte y Paula Siverino Bavio, quienes además se
presentaron a la audiencia pública convocada por el Presidente de la Corte IDH Roberto Caldas, el
17 de mayo de 2017. Tanto ​Duarte como ​Siverino brindaron sus argumentos orales ante la Corte IDH
sobre la solicitud de opinión consultiva OC-24 presentada por el Estado costarricense. La Corte
sostuvo su proceso de deliberación a finales del 2017.

Para mayor información comunicarse con Cindy Regidor al +506 70161591 o al correo electrónico
cindy.regidor@gmail.com
“La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha sido clara y contundente. Todas las personas
son iguales sin importar su raza, religión, sexo, orientación sexual o identidad de género. El
matrimonio igualitario es una institución civil que debe estar disponible para todas las personas y eso
es lo que ha dicho la corte. Hay esperanza” aseguró Duarte. “La despatologización de la identidad
trans y la necesidad de proteger toda las formas de familia con los más altos estándares legales
posibles son sin duda la noticia que estábamos esperando”, expresó, por su parte, Siverino, quien
además hizo hincapié en que ahora el trabajo y el compromiso serás claves para la implementación
efectiva en cada uno de los países del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Actualmente, la Fundación Igualitos trabaja para lograr el matrimonio civil igualitario en Costa Rica.
La estrategia para ello consiste en tres ejes: la vía legal, la alianza con organizaciones civiles,
entidades internacionales, sectores políticos, empresariales y diplomáticos y la concientización de la
sociedad sobre la importancia del cumplimientos de los derechos humanos, así como la igualdad de
dignidad de todas las personas. La fundación, co-organizadora del ​I Congreso de Matrimonio Civil
Igualitario -el primero en realizarse en el continente americano en noviembre de 2017-, continuará
durante este 2018 en su labor. “El matrimonio civil igualitario en Costa Rica es un tema que desde
entonces está hirviendo y se encuentra prácticamente listo para ser transformado del mundo de las
ideas, en una realidad. Así se pudo constatar tras la manifestación que implicó este congreso”,
aseguró Duarte. Bajo el contexto que provee la Opinión Consultiva emitida por la Corte IDH, Duarte
adelantó que esta es “la primera gran victoria del año 2018. Vamos por más”, finalizó.

Sobre la Fundación Igualitos:


La Fundación Latinoamericana para la Promoción y Protección de los Derechos de la Población LGBTI* -
Fundación Igualitos - es una Organización No Gubernamental, sin ánimo de lucro constituida bajos las leyes de
Costa Rica con incidencia en Latinoamérica. El plan 2015-2020 de la fundación consiste en abrir espacios en
todos los países de Latinoamérica para promover nuestra visión: erradicar la discriminación por razones de
orientación sexual y de género.

La fundación surge de la idea de que, en un Estado constitucional de derecho, todas las personas son iguales,
independientemente de la raza, sexo, religión o su orientación sexual. Es por ello que se propone que las
instituciones civiles que ofrece un Estado democrático, deben ser accesibles a todas las personas. Esto en
aplicación de los principios jurídicos que regulan los derechos humanos en las democracias: respeto a las
minorías, progresión de los derechos, promoción de la pluralidad, laicidad del Estado, así como la igualdad de
dignidad de todas las personas. La Fundación Igualitos promueve la inclusión de la población LGBTI a la
institución central de las sociedades occidentales: el matrimonio civil.

Sobre H-Duarte LEX:


Es una firma boutique de Arbitraje y Derechos Humanos con una finalidad social que busca erradicar la
discriminación por razones de orientación sexual y género.

Para mayor información comunicarse con Cindy Regidor al +506 70161591 o al correo electrónico
cindy.regidor@gmail.com