You are on page 1of 6

EXP. N.

° 1124-2001-AA/TC

LIMA

SINDICATO UNITARIO DE TRABAJADORES DE TELEFÓNICA DEL PERÚ S.A. y FETRATEL

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En Lima, a los once días del mes de julio de dos mil dos, reunido el Tribunal
Constitucional en sesión de Pleno Jurisdiccional, con asistencia de los señores
Magistrados Rey Terry, Vicepresidente; Revoredo Marsano, Alva Orlandini,
Bardelli Lartirigoyen, Gonzales Ojeda y García Toma, pronuncia la siguiente
sentencia.

ASUNTO

Recurso extraordinario interpuesto por el Sindicato Unitario de Trabajadores de


Telefónica del Perú S.A. y la Federación de Trabajadores de Telefónica del Perú
(FETRATEL) contra la sentencia expedida por la Sala Corporativa Transitoria
Especializada en Derecho Público de la Corte Superior de Justicia de Lima, de
fojas seiscientos setenta y siete, su fecha nueve de marzo de dos mil uno, que
declaró improcedente la acción de amparo de autos.

FUNDAMENTOS:

ANALISIS DEL FUNDAMENTO

Libertad sindical

1. La Constitución reconoce la libertad sindical en su artículo 28º, inciso 1)


Este derecho constitucional tiene como contenido esencial un aspecto
orgánico, así como un aspecto funcional. El primero consiste en la facultad
de toda persona de constituir organizaciones con el propósito de defender
sus intereses gremiales. El segundo consiste en la facultad de afiliarse o no
afiliarse a este tipo de organizaciones. A su vez, implica la protección del
trabajador afiliado o sindicado a no ser objeto de actos que perjudiquen sus
derechos y tuvieran como motivación real su condición de afiliado o no
afiliado de un sindicato u organización análoga.

Desde luego, debe entenderse que lo anterior no conlleva a que el contenido


esencial del citado derecho constitucional se agote en los aspectos antes
relevados. Por el contrario, es posible el desarrollo de ulteriores
concretizaciones o formas de proyección del citado derecho constitucional
que, en principio, no pueden, como tampoco deben, ser enunciadas de
manera apriorística. Los derechos constitucionales albergan contenidos
axiológicos que, por su propia naturaleza, pueden y deben desarrollarse,
proyectando su vis expansiva a través de remozadas y, otrora, inusitadas
manifestaciones.

Análisis:
 La libertad sindical es un derecho que poseen, tanto los trabajadores
(libertad sindical individual), como los sindicatos (libertad sindical
colectiva), a quienes se les otorgan unos instrumentos comprendidos en este
derecho. Estos instrumentos son: libertad sindical individual: derecho
originario, derecho de afiliación y derecho de acción sindical y libertad
sindical colectiva: derecho de autorganización, federación, no
discriminación y acción sindical.

 El objetivo de la libertad sindical es la existencia de sindicatos dotados de


herramientas que les permiten defender los intereses de los trabajadores.
Además de ser un derecho, la libertad sindical y de asociación permite a los
trabajadores y empleadores unirse para proteger mejor no sólo sus propios
intereses económicos, sino también sus libertades civiles como el derecho a
la vida, a la seguridad, a la integridad, y a la libertad personal y colectiva.
Este principio, elemento integral de la democracia, es fundamental para
hacer realidad todos los demás principios y derechos fundamentales en el
trabajo.

 Las empresas se enfrentan a numerosas incertidumbres en un mercado


global en rápida evolución. Entablar un diálogo sincero con representantes
de los trabajadores libremente elegidos permite a los trabajadores y a los
empleadores comprender sus respectivos problemas y encontrar mejores
soluciones. La seguridad de la representación contribuye a desarrollar la
confianza de ambas partes. La libertad sindical y de asociación y el ejercicio
de la negociación colectiva proporcionan oportunidades para el diálogo
constructivo y la resolución de los conflictos, lo que canaliza la energía
necesaria para encontrar soluciones que son beneficiosas para la empresa y
la sociedad en general. El significado de la libertad sindical y de asociación
ha sido definido en mayor medida que cualquier otro derecho por los
mecanismos de control de la OIT. En muchos casos, pero no en todos, esas
decisiones son útiles para los empleadores y facilitan su comprensión.
 Las empresas se enfrentan a numerosas incertidumbres en un mercado
global en rápida evolución. Entablar un diálogo sincero con representantes
de los trabajadores libremente elegidos permite a los trabajadores y a los
empleadores comprender sus respectivos problemas y encontrar mejores
soluciones. La seguridad de la representación contribuye a desarrollar la
confianza de ambas partes. La libertad sindical y de asociación y el ejercicio
de la negociación colectiva proporcionan oportunidades para el diálogo
constructivo y la resolución de los conflictos, lo que canaliza la energía
necesaria para encontrar soluciones que son beneficiosas para la empresa y
la sociedad en general. El significado de la libertad sindical y de asociación
ha sido definido en mayor medida que cualquier otro derecho por los
mecanismos de control de la OIT. En muchos casos, pero no en todos, esas
decisiones son útiles para los empleadores y facilitan su comprensión.

 La doctrina considera que la libertad sindical está conformada por un


conjunto de derechos, que pueden ser clasificados atendiendo a su
titularidad y a su contenido.
 En el primer caso, tenemos derechos de titularidad individual, que
corresponden a los trabajadores; o colectiva, pertenecientes a las
organizaciones sindicales. Por ejemplo, el derecho de afiliarse a un sindicato
y el de elaborar el estatuto de éste, respectivamente. En el segundo caso, hay
derechos de organización y de actividad.
Son ejemplos de unos y otros, la constitución de un sindicato y la
negociación colectiva, respectivamente.

 La libertad sindical ha desempeñado un papel fundamental en la aparición


del Derecho del Trabajo. Como sabemos, la prestación personal de servicios
subordinados y remunerados, que hoy nace de un contrato de trabajo, antes
surgió de un contrato de arrendamiento de servicios, regido por el Derecho
Civil. Entre las diversas razones de la ruptura de esa figura con el
ordenamiento civil que la cobijaba y la constitución de otro ordenamiento
para regularla, la doctrina destaca el papel cumplido por las organizaciones
sindicales.

 El principio de libertad sindical se encuentra en el centro de los valores de


la OIT: Está consagrado en la Constitución de la OIT (1919), en la
Declaración de Filadelfia de la OIT (1944), y en la Declaración de la OIT
relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo (1998). Se
trata también de un derecho proclamado en la Declaración Universal de los
Derechos Humanos (1948). El derecho de sindicación y de constitución de
sindicatos y organizaciones de empleadores y de trabajadores es el requisito
necesario para la solidez de la negociación colectiva y del diálogo social.
Sin embargo, siguen existiendo retos en la aplicación de estos principios.
En algunos países, determinadas categorías de trabajadores (como los
funcionarios, la gente de mar, y los trabajadores de las zonas francas
industriales) se encuentran excluidas del derecho de sindicación, se
suspenden ilegalmente las organizaciones de empleadores y de trabajadores,
o se produce una injerencia en sus actividades, y, en algunos casos extremos,
los sindicalistas son encarcelados o asesinados. Las normas de la OIT, junto
con el trabajo del Comité de Libertad Sindical y otros mecanismos de
control, allanan el terreno para la resolución de esas dificultades y para la
garantía del respeto de este derecho humano fundamental en todo el mundo.

II.- CASO REFERIDO AL EXPEDIENTE

El Tribunal de Solución de Controversias del Osiptel sancionó a Telefónica del


Perú con una multa de S/.1'506,08 por abuso de posición de dominio en el mercado
de Internet peruano, por condicionar la venta de su producto Speedy (Internet fijo
vía ADSL) a la compra de su servicio de telefonía fija. Con ello, confirmó el fallo
del Cuerpo Colegiado del Osiptel que declaró fundado el procedimiento de oficio
iniciado contra la empresa por la comisión de actos de abuso de posición de
dominio en la modalidad de ataduras. El Osiptel determinó que Telefónica trasladó
su posición de dominio en el mercado de Internet fijo vía ADSL al mercado del
servicio de telefonía fija, en el que enfrenta mayor competencia.

Impidió, con ello, que sus competidores accedan a un mayor número de usuarios
de dicho servicio y manteniendo su cuota de participación sobre la base de una
práctica comercial anticompetitiva.

Según Osiptel, esta conducta ilícita también perjudica a los usuarios, en la medida
que aquellos que deseaban adquirir el Internet "solo", se ven forzados a comprar
un servicio adicional (telefonía fija) que en realidad no deseaban o que, sobre la
base de sus particulares necesidades, deseaban contratar con otra empresa. Más
aún, los usuarios interesados únicamente en el servicio de acceso a Internet, que
no contaban con los recursos para contratar el servicio de telefonía fija, se han visto
impedidos de adquirirlo.

A fin de poder revertir los efectos negativos de la conducta ilícita, Osiptel obligó
a Telefónica que oferte el servicio de Internet fijo vía ADSL "solo", es decir, sin
condicionarlo al mantenimiento o contratación de un servicio telefónico de esta
misma empresa.
Telefónica del Perú deberá informar a sus usuarios sobre la posibilidad de
mantener y/o adquirir su servicio de Internet sin necesidad de contar con su
servicio de telefonía fija. La empresa tiene un plazo de 7 meses para cumplir el
fallo del regulador. Como consecuencia de la medida correctiva dispuesta,
Telefónica ofrecerá a los usuarios tanto la opción de adquirir el Internet solo, así
como la opción de adquirirlo en paquetes (dúos, tríos).

III.- APORTE AL EXPEDIENTE REFERIDO

La prestación personal de servicios subordinados y remunerados, que hoy nace de


un contrato de trabajo, antes surgió de un contrato de arrendamiento de servicios,
regido por el Derecho Civil. Entre las diversas razones de la ruptura de esa figura
con el ordenamiento civil que la cobijaba y la constitución de otro ordenamiento
para regularla, la doctrina destaca el papel cumplido por las organizaciones
sindicales, sin embargo, muchas de las empresas condicionan o hasta obligan a que
los trabajadores estén afiliados a un sindicato, e incluso ponen como requisito de
trabajo que estén afiliados a un sindicato.

Con ello, se proscribe claramente en nuestro ordenamiento jurídico cualquier


mecanismo dirigido a obligar o imponer la sindicación de manera directa
(establecimiento de la sindicación obligatoria o automática por el Estado) o
indirecta (principalmente a través de las cláusulas sindicales).

Si bien respecto de los primeros no existe duda alguna de su carácter vulnerador


de la libertad sindical negativa (por ser injerencias estatales heterónomas), en
relación con las segundas, que son generalmente estipulaciones de los convenios
colectivos dirigidas al favorecimiento de la sindicación, no hay una respuesta ni
única ni unívoca. Puesto que bajo esta denominación se agrupa a un universo muy
variado de acuerdos colectivos, con muy distinta incidencia sobre la libertad
sindical negativa, de un lado; y porque, de otro lado, existen ordenamientos
jurídicos y autores que les otorgan validez plena hasta en sus expresiones más
radicales (Inglaterra, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Bélgica y México,
principalmente).

En cuanto a su gran diversidad, podemos decir que existen distintas cláusulas


sindicales que condicionan el acceso o el mantenimiento del empleo a la afiliación
a determinada organización sindical (denominadas de seguridad o consolidación
sin-dical); las hay que establecen sólo ventajas o privilegios para los trabajadores
sindicados (cláusulas de preferencias); y, por último, otras que simplemente
procuran facilidades para el ejercicio de la actividad sindical (cláusulas de fomento
sindical).
Es obvio que tanto las cláusulas de seguridad como las de preferencias pueden ser
vistas como mecanismos inválidos de inducción a la afiliación sindical, si es que
el ordenamiento jurídico concreto consagra expresamente la libertad sindical
negativa, en tanto que las terceras no entrañan limitación alguna a este derecho.
Entre las principales cláusulas sindicales tenemos:

 La cláusula «closed shop» o «de taller cerrado», por la que se prohíbe al


empresario contratar trabajadores no pertenecientes al sindicato que
suscribieron tal cláusula.
 La cláusula «union shop» o «de taller sindicado», según la cual el empresario
puede contratar libremente a sus trabajadores pero estos ingresan a condición de
afiliarse en un determinado el plazo, cumplido el cual, de no hacerlo serán
despedidos.
 La «preferential hiring» o «de empleo preferente», por la cual el empresario
debe admitir prioritariamente a los trabajadores afiliados al sindicato pactante.
 La cláusula «maintenance of membership», «de exclusión por separación» o «de
mantenimiento de afiliación», que obliga al empresario a despedir a los
trabajadores que hayan dejado de pertenecer al sindicato firmante del convenio
colectivo.
 La cláusula «hiring hall» o «de bolsa de trabajo sindical» o «de agencia de
trabajo sindical», por la cual el empleador se compromete a contratar
trabajadores sólo (o en determinado porcentaje) a través de esta agencia de
colocación del sindicato o creada por acuerdo entre éste y el empleador.
 La cláusula «porcentage shop» o «de sindicación mínima», que obliga a tener
en la empresa un porcentaje mínimo de trabajadores afiliados al sindicato
firmante.
 La cláusula «preferential shop», «de cláusulas preferenciales» o «de ventajas
reservadas», por las cuales se otorga a los trabajadores afiliados ciertas
preferencias, beneficios o ventajas en materia de empleo, remuneraciones,
ascensos, etc.
 La cláusula «de pago canon de negociación», por la cual se obliga a que los
trabajadores no afiliados al sindicato firmante del convenio paguen una
determinada cuota si es que benefician del mismo.
 La cláusula «check off» o «de retención de cuotas sindicales», de acuerdo a la
cual el empresario se obliga a descontar la cuota sindical del salario de los
trabajadores afiliados y entregarla al sindicato.

Se debe de dejar de lado el condicionamiento la afiliación de los trabajadores a un


sindicato para la obtención del empleo, Así también estos sindicatos deben de
dejar de recaudar dinero con diversos motivos.