You are on page 1of 4

ELEMENTOS DE LALECTURA

Sarmiento Silva.

Leer y Comprender. México. 1995

La lectura como ya se ha dicho, es un proceso que requiere


indispensablemente la presencia de dos elementos: un lector y un texto, con
todas sus particularidades, mismas que se especifican enseguida.

El Lector

En la actividad de leer el lector, como ente biopsicosocial, tiene la función más


activa, misma que pone de manifiesto utilizando la información que posee en
sus esquemas de conocimiento. A continuación se definirá cada uno de los
esquemas de conocimiento que se ponen en juego en el acto lector, a saber:
los referentes al sistema de la lengua y la escritura y los referentes al
conocimiento del mundo en general.

Se define al esquema como una estructura representativa de los conceptos


genéricos almacenados en la memoria individual, es decir, los esquemas son
las categorías del conocimiento (conceptos, información, ideas ) que van
configurándose en la mente del lector, a través de la experiencia.

Definición de Esquema

Los esquemas son, pues, unidades conceptuales complejas compuestas por


unidades simples- variables- que incluyen ciertas restricciones para que éstas
últimas tomen determinados valores. Los esquemas pueden ser considerados
también como una teoría privada sobre alguna situación, cuya aprobación o
desacierto puede probarse mediante la comprensión.
Esquemas referentes al sistema de la lengua y la escritura
La capacidad de nuestro cerebro es limitada, por ello debemos adquirir y
almacenar ciertos conocimientos sobre la escritura y el lenguaje, para
emplearlos cuando se requieran; estos conocimientos, según plantea Smith
(1983), son informaciones visuales ( signos impresos en un texto ) y no
visuales ( saberes intrínsecos del lector ).

Por su parte, Goodman (1982) también describe tres tipos de información


utilizados por el lector:
1. Grafofonética: Conocimiento de las formas gráficas y de su relación con el
sonido.
2. Sintáctica: Conocimiento sobre las reglas que rigen el orden de las
secuencias de palabras y oraciones.
3. Semántica: Abarca conceptos, vocabulario y conocimientos relativos al tema
que se trata en el texto.
El mismo autor sostiene que, con base en estos conocimientos, se lleva a cabo
el proceso de construcción del significado de lo que leemos; dicho proceso
implica cuatro ciclos:
1. Óptico u Ocular: Los movimientos del ojo permiten localizar la información.
2. Perceptual: El lector guía su trabajo de acuerdo con sus expectativas.
3. Sintáctico: El lector utiliza estrategias de lectura: anticipación, muestreo,
predicción e inferencia.
4. Semántico: Se construye el significado, se procesa la información, se
incorporan a los esquemas de conocimiento del lector.

Esquemas referentes al conocimiento del mundo


Los esquemas que un individuo posee con respecto al mundo en general,
responden a comportamientos observables y no observables, que Sarmiento
(1995) identifica y describe de la siguiente manera.
1. Esquemas visuales o marcos: Permiten interpretar objetos y escenas con
base en sus características.
2. Esquemas situacionales o guiones: Son secuencias estereotipadas de
acciones en un orden casual, pueden ser considerados como un conocimiento
en cuanto a la manera de proceder. Permiten la interpretación de la vida diaria.
3. Esquemas de dominio: Guían la comprensión, suponen un conocimiento
amplio de una situación.
4. Esquemas sociales: Pueden ser de muchos tipos, como de personajes
prototípicos, de roles, interpersonales, etc. Son claves para analizar la
ideología y valores del autor del libro y del propio lector.
5. Autoconcepto: es un conocimiento que cada quien posee sobre si mismo y
puede ser modificado por la lectura.

Todos los esquemas mencionados, al activarse en función del comportamiento


lector, pueden tener diversas funciones como: la integración y elaboración de
textos, utilizar estrategias de lectura, guiar o controlar la predicción, entre otras.

El Texto

El texto es el otro polo de la relación de significado que se establece en la


actividad de leer. Sus características y propiedades intervienen de manera
importante, por ello, conocerlas e identificarlas permite reconocer el tipo de
trabajo intelectual que se requiere por parte del lector, así como las reacciones
emocionales que le puede provocar.

Se concibe el texto como una unidad lingüístico-pragmática, gráfica-


convencional, que tiene como fin la comunicación. Desde esta perspectiva
cualquier estructura sintáctica que constituya una idea escrita (las oraciones
completas, específicamente), puede ser considerada como un texto: Sin
embargo, dado que en toda situación comunicativa los textos que
generalmente se articulan son mucho más complejos que la oración, se
considera al texto como una unidad constituida por un conjunto de oraciones
que, al agruparse en la escritura, conforman párrafos, capítulos u obras
completas (Gómez, 1995).

Los textos tienen ciertas características de “legibilidad” que los hacen más
comprensibles mismas que se describen a continuación con base en los
trabajos de Gómez (1995) y Sarmiento (1995).
1. Estructura y organización: Son las partes que puede contener un libro: título,
índice, subtítulos, introducción, estructura del capítulo, entre otras.
2. Forma gráfica: Se refiere principalmente a la direccionalidad (sentido en que
se escribe la lengua) y la extensión (tamaño del texto).
3. Relación con el sistema de la lengua: Los textos contienen un sistema
ortográfico que responde a los criterios para representar: 1) los sonidos del
lenguaje y sus modificaciones al combinarlos (aspectos fonéticos), 2) las
semejanzas y diferencias entre los significados de las palabras o léxico
(aspectos fonéticos) y 3) los significados por medio de la puntuación: aspectos
sintácticos (cohesión y coherencia), semánticos y programáticos
(eficiencia,veficacia y propiedad) del lenguaje.
4. Contenidos: Los textos se caracterizan también por su contenido y con base
en él pueden clasificarse según: el tema, el grado de complejidad, la extensión
y orden de las ideas; la cantidad de información explícita e implícita que
contienen, la cantidad y tipo de inferencias que exigen del lector, las palabras
claves que activan los esquemas y la activación de la efectividad del lector.