You are on page 1of 8

Ajos 77 beneficios para la salud, poderoso

antibiótico natural
Los numerosos beneficios del ajo van desde bajar la presión arterial, aliviar el dolor, es
usado en tintura o crudos como un poderoso antibiótico natural.
Pelar los ajos solo al momento de consumirlo para evitar perdida de sus numerosos beneficios, es
la practica más recomendable, las virtudes del ajo se aprovechan mejor ingiriéndolos diariamente
crudos, en tintura o compresas no fritos o asados. Escoge siempre cabezas gordas, duras y sin
manchas. Consérvelo lejos de la humedad y del aire en sus cascara, evita almacenarlos molidos o
pelados.

Índice de contenido
1. Beneficios y preparación tintura.
2. La cura del ajo.
3. Remedios caseros.
4. El ajo en las funciones hepáticas.
5. Ajos para problemas cardiovasculares.
6. El ajo frente a envenenamientos y picaduras.
7. Efectos positivos del ajo en hemorroides.
8. Como eliminar el mal aliento.
9. Contraindicaciones.
Es un diurético, expectorante, estimulante y antiséptico, incrementa las defensas del organismo,
mejorando nuestra respuesta a virus y bacterias, es antiinflamatorio, anticoagulante, vasodilatador
y depurador, es un antibiótico natural y germicida.
El ajo es un eficaz depurador y fluidificante de la sangre, por su contenido en ajona, por su
contenido en alicina lo convierte en un alimento con grandes propiedades terapéuticas, sustancia
volátil que se obtiene al ser machacado, lo hace un aliado contra los coágulos de sangre y en
enfermedades cardiacas. Por su alto contenido en potasio, colabora en la eliminación de toxinas,
ofrece Magnesio, el cual ayuda en la reducción de azúcares y en menor cantidad calcio, hierro,
selenio, sodio y zinc.
 Aminoácidos: Ácido glutamínico, argenina, ácido aspártico, leucina, lisina, valina, etc. Aliína (que,
mediante la enzima alinasa, se convierte en alicina), ajoeno (producido por condensación de la
alicina) y quercetina.
 Aceites: Con muchos componentes sulfurosos: Disolfuro de alilo, trisolfuro de alilo, tetrasolfuro de
alilo.
 Azúcares: Fructosa y glucosa.
 Minerales: Principalmente manganeso, potasio, calcio y fósforo y en cantidades menores: magnesio,
selenio, sodio, hierro, zinc y cobre.
 Vitaminas: Principalmente vitamina B6 y vitamina C y en cantidades menores: ácido fólico,
pantoténico y niacina.
La composición alimentaria del ajo por cada 100 gr. está formada por los principales elementos
siguientes:
Agua 59 gr
Calorías 149 kcal.
Lípidos 0.5 gramo
Carbohidratos 33.07 gr
Fibra: 2.1 gr
Manganeso 1672 mg
Potasio 401 mg
Azufre 70 mg
Calcio 181 mg
Fósforo 153 mg
Sodio 17 mg
Vitamina B-6 1235 mg
Vitamina C 31 mg

Ácido glutamínico 0.805 gr


Argenina 0634 gr

Ácido aspártico 0.489 gr


Leucina 0.308 gr
Lisina 0.273 gr
Magnesio 25 mg

La mejor manera de ingerir el ajo para recibir sus beneficios es crudo, se come por partes,
mascándolos con los molares y pasándolos. Cuando le produce malestar estomacal, ingiérelo con
otros alimentos, picado o machacado y quitándole el germen del centro. Evita consumirlo en
exceso, porque en personas con predisposición puede ocasionar trastornos gástricos o disminuir la
presión arterial.
beneficios y preparación tintura de ajos casero
La preparación de tintura es añadiendo a un litro de alcohol de 40° unos 500 gr de ajo crudo bien
picado, se le tiene en maceración como mínimo 30 días, y luego se filtra para usarlo.
La dosis para las enfermedades mencionadas líneas abajo será de 20 gotas 3 veces al día por 20
días como máximo. Pudiendo volver a realizar 3 meses después. Se puede acompañar con jugos
cítricos, o frutas como melón, papaya, o infusiones sin edulcorantes. Se recomienda usar ajos a
granel no embazados, menos pelados, se pelan solo cuando se van a usar.

 Angina de pecho.

 Angustia.

 Artritis.

 Cansancio.
 Congestión cerebral.

 Dolor de espalda, ciática.

 Dolores musculares, articulares.

 Elimina el colesterol malo.

 Embolia.

 Estreñimiento.

 Fibromialgia.

 Histeria.

 Melancolía.

 Obesidad.

 Palpitaciones.

 Reumatismo crónico.

 Síntomas de la menopausia.

 Vértigo.

 Varices.

 Vejiga.

La cura del ajo


La cura del hago consiste en comer 2 ajos crudos con zumo de limón o algún otro cítrico, antes de
cada comida, durante 15 días y luego dejar pasar 2 de meses para volver a realizarlo (4 veces al
año). Los beneficios de la cura del ajo son para mejorar casos de:

 Cálculos renales, biliares.

 Dolores corporales como ciática.

 Elevar el sistema inmunológico.

 Embolia.

 Escorbuto.

 Falta de apetito.

 Nefritis.

 Previene el cáncer.

 Hongos en la piel.

 Acné.
Remedios caseros con ajos
 Aftas: Machacar dos dientes de ajos crudos con un puñado de sal hasta conseguir una mezcla
homogénea, luego aplicar sobre las llagas durante dos minutos y aguantar como sea, aunque le arda.
Más tarde enjuagarse con agua media hora después.
 Angina de pecho: Comer ajos crudos en ensalada.
 Anticancerígeno: Prevenir comiendo un ajo crudo con cebolla diario ya sea antes de dormir o en
ayunas, cáncer en el colon, estómago, hígado, piel, pecho, pulmones y cuello del útero, etc. El ajo y
la cebolla contienen antioxidantes, flavonoide quercetina.
 Ardor de pies: Se debe macerar 8 o 9 dientes de ajo crudo en aceite de oliva durante 3 días. Aplicar
el aceite con una gasa entre los dedos de los pies.
 Arterioesclerosis: Incluir ajo crudo en ensaladas. Tomar 20 gotas de tintura de ajo antes de
descansar, solo usar ajos si no está medicado.
 Callos: Aplicar una cataplasma de diente de ajo crudo machacado con un poco de perejil únicamente
sobre la zona afectada, sin afectar al resto de la piel, porque en la piel sana puede producir ampollas.
Friccionar un diente de ajo crudo sobre el callo, durante 10 minutos, previo baño con agua caliente,
también es una buena alternativa natural para eliminar los callos.
 Ciática: aplicar compresas de ajos machacados en a la zona adolorida y realizar la cura de ajos
resulta muy beneficioso para aliviar el dolor.
 Colesterol: Tomar 20 gotas de tintura de ajo antes de ir dormir y al despertar si no está con
medicamentos, si esta medicamentado nunca realizar esto siga con su captopril, enalapril o sabe que
medicamento le dieron de por vida.
 Diarrea cólicos estomacales: Aunque hay plantas más efectivas como la muña, inkamuña, orégano
también puedes usar ajo crudo bien picado y hervido en leche, con un poco de hinojo, esto ayuda si
el problema es algo viral.
 Diurético: Favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de
reumatismo, hidropesía, edemas, y vejiga. Poner en decocción 4 dientes de ajo crudo en un litro de
agua, luego tomar 2 vasos al día.
 Dolor de cabeza: Las virtudes maravillosas del ajo dan excelentes resultados para aliviar los
síntomas de dolor de cabeza, etc. que a menudo son debidos en una presión alta de la sangre.
 Dolor de muelas: Aplicar un pedacito de diente de ajo crudo a la muela o diente cariados.
 Dolor de oídos (otitis): Aplicar un par de gotas de aceite de ajo dentro del oído, tapar con un
algodón posteriormente. También puede colocar un algodón embebido en aceite de oliva hervido con
ajo.
 Diabetes: El ajo es útil para los diabéticos porque de forma similar a la insulina del páncreas, ayuda
a reducir el exceso de azúcar en la sangre. En Estados Unidos se han hecho estudios en los que se
demuestra que el tomar ajos en una cantidad importante produce un aumento de insulina en la sangre,
por tanto, sería beneficioso para personas que sufren de diabetes. Incluye ajos crudos en tus
alimentos.
 Estrés: En estados de estrés o fatiga continuada, ya sea física o psíquica, el sistema inmunitario tiene
dificultades para actuar y en estos casos se ha demostrado que el ajo ayuda a resistir la fatiga física.
Es muy recomendable en estados de convalecencia, después de una operación quirúrgica.
 Fiebre, tifoidea: Tomar una cucharada de jarabe de miel de abeja con ajos. Lavar y triturar una
cabeza de ajos crudos (no hace falta que los pele), ponerlos en una ollita con una ¼ taza de agua,
llevarlo a ebullición, taparlo y dejarlo cocer a fuego lento durante 20 minutos; luego, añada el jugo
de medio limón, cuézalos a fuego lento 2-3 minutos; deje que se enfríe y agregar 2 curadas de miel
de abeja, almacenar en un bote o en una botella de vidrio.
 Flatulencia: Comer ajo crudo con sal cuando suceda el problema, usar la tintura también resulta
beneficioso
 Lombrices, oxiuros y tenias (vermífugo): Hervir un diente de ajo crudo en un cuarto de litro de
agua y aplicarlo una vez a la semana como enema. Facilita la eliminación de parásitos intestinales su
consumo y tintura.
 Llagas: Sus propiedades bactericidas la convierten en un buen desinfectante en la mayoría de
afecciones de la piel, especialmente infecciosas, como las llagas. Mojar la zona afectada con una
gasa mojada en tintura.
 Mordedura de perro rabioso: Poner ajo crudo machacado sobre la zona afectada.
 Nervios: El fósforo que encierra hace que sea beneficioso para el cerebro. Comer ajo crudo todos los
días en cocimiento en las comidas.
 Paludismo: Dar al paciente un diente de ajo crudo por la mañana y otro por la noche.
 Psoriasis: Aplicar aceite de ajo en las partes afectadas
 Resfríos: Tomar caldo de gallina con ajos y kión.
 Sarna: Sus propiedades bactericidas la convierten en un buen desinfectante contra la mayoría de
afecciones de la piel, especialmente infecciosas, como la sarna. Frotar la parte afectada con ajo crudo
machacado en aceite de oliva. Aplicar zumo de ajos crudos solamente en la zona afectada, durante 10
minutos, fuera de la zona afectada puede provocar dermatitis en algunas personas.
 Sistema Inmunológico: Un diente de ajo crudo equivale a 1/5 de una dosis normal de penicilina,
propiedad que lo hace importante para reforzar y estimular el sistema inmunológico. El ajo actúa
sobre el sistema inmunitario interfiriendo en el crecimiento de las células cancerígenas, así como
estimulando a las células defensivas del organismo. En cánceres provocados en laboratorios, se
demuestra positivamente que algunos componentes del ajo inhiben el crecimiento de células
tumorales.
 Sordera: El zumo de ajos crudos y cebolla crudos tomados una vez al día, dos onzas, pueden ayudar
a restaurar
 Tifus: La esencia sulfurada del ajo encierre propiedades antisépticas se puede emplear en
enfermedades infecciosas tales como el tifus. Usar como enema, se emplea como preservativo contra
el tifus, dos dientes de ajo crudos hervidos en un cuarto de litro de agua.
 Úlceras superficiales: Como quiera que la esencia sulfurada del ajo encierra propiedades
antisépticas se puede emplear en enfermedades infecciosas tales como las úlceras pútridas. Usar jugo
de ajos crudos diluido en agua, lavarse dos veces al día.
 Verrugas: Sus propiedades bactericidas la convierten en un buen desinfectante en la mayoría de
infecciones de la piel, como la verruga. Colocar una cataplasma de ajo crudo sobre la verruga, sin
afectar el resto de la piel, repetir la operación hasta que se desaparezca la verruga.
 Tiña: Usar zumo de ajos crudos, exteriormente en la zona afectada.
 Tuberculosis: Comer un bulbo entero (10 – 20 dientes de ajo crudos), diario, en varias porciones y
en cualquier forma, de preferencia crudo o a lo más ligeramente dorado, al horno, o en salsa con
yema de huevo y aceite; de ninguna manera se empleará para este propósito hervido, ya que por
ebullición pierde sus propiedades medicinales.
 Gota o ciática: Favorece la eliminación de líquidos corporales. Decocción de 4 dientes de ajo crudo
en un litro de agua; tomar 2 vasos al día.
 Heridas: Mojar la zona afectada con una gasa mojada en tintura o simplemente frotar la parte
afectada con jugo de ajo.
 Impotencia: Consuma en ayunas una sopa de ajos crudos y tomates, por un mes entero. Haga una
dieta de ajos crudos, tragándolos por lo menos un diente en la noche antes de dormir. Es una fórmula
india, sobarse el miembro y la parte baja de la espalda con un ungüento hecho a base de ajo crudo
para producir y mantener una erección considerable.

El ajo en las funciones hepáticas “protector del hígado”


El ajo potencia de modo extraordinario, las funciones hepáticas relacionadas a la producción de
células inmunitarias. También se usa para atacar las enfermedades del hígado, pues presenta
inapreciables servicios contra los cálculos, arenillas y congestiones de este órgano. Preparar un
macerado en vino, la cantidad de una copa; en medio litro de vino blanco no muy fuerte se ponen
tres dientes de ajo crudo finamente picados y se deja macerar un día, se pasa por el tamiz y luego
se calienta antes de usarlo.

 Tomar tintura de ajo, 30 gotas cada día, en tres tomas.

 Comer un diente de ajo crudo en ayunas.

Ajos para problemas cardiovasculares “protector del corazón”


Protege de Infarto de miocardio, la presencia de componentes sulfurosos, así como la aliína, y del
ajoeno, le da propiedades antitrombóticas (anticoagulante y disminución de lípidos) por lo que
resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las
enfermedades circulatorias siguientes: Arteriosclerosis, hipertensión, colesterol, infarto de
miocardio, angina de pecho.

 Comer ajo crudo en ensalada.

 Preparar de tintura de ajo.

 Se emplea 30 gotas cada día, en tres tomas, pudiendo tomarse con agua, o algún cítrico.

 Leer contraindicaciones.

El ajo frente a envenenamientos y picaduras


Puede combatir el envenenamiento ocasionado por las aguas hediondas, hiervas o productos
químicos, mediante la cura de ajo y acompañando con cítricos y alimentos como pan y frutas. Se
cree que el ajo actúa positivamente neutralizando los efectos de productos contaminantes como el
plomo o el mercurio, presentes en la contaminación atmosférica, en pinturas, pilas, etc. Se han
hecho estudios para demostrar estos efectos en personas que trabajan normalmente rodeados de
este tipo de productos con resultados positivos. La cura de ajo podría ayudar en lo siguientes
casos:

 Aguas hediondas, contaminadas.

 Hierbas peligrosas y venenosas.

 Intoxicación alimentaria.

 Envenenamiento de la sangre.
 Vapores minerales.

 Nicotina, debido al mucho uso del cigarro.

 Neutralizador de productos tóxicos.

 Picaduras de insectos, tintura de ajo y aplicaciones en la zona.

 Picadura de serpientes, tintura de ajo y aplicaciones en la zona.

Efectos positivos del ajo en hemorroides


Muy aparte de ser un antibiótico y cicatrizante natural los componentes aliína y ajoeno, brindas
beneficios para evitar o luchar contra las hemorroides.

 Comer ajo crudo en ensalada.

 Preparar una tintura de ajo, será suficiente usar 20 gotas cada día, en tres tomas, pudiendo tomarse
con agua o algún jugo.

 Colocar un ajo crudo en el recto, reduce la hinchazón.

Como eliminar el mal aliento que deja el ajo


 Lavarse los dientes con algún dentífrico con clorofila después de las comidas

 Masticar un poco de perejil, menta, manzana, café o chupar un clavo olor, anís o cáscara de naranja.
También nueces con gotas de aceite de raíz de angélica.

 Beber jugo de limón mezclado con agua, media hora antes de ingerir el ajo

 Evita beber vino blanco cuando coma ajo, porque intensifica su olor.

Contraindicaciones
No consumir ajos, tintura ni ningún preparado de ajos si está bajo prescripción médica o tomando
medicamentos.

 Problemas de sangrado o de coagulación sanguínea.

 Embarazo y en madres que amamantan (provocan cólicos intestinales a los bebes)

 Ingesta de algunas medicinas para controlar el nivel de azúcar en la sangre y algunos


antiinflamatorios.

 El ajo, en uso externo, puede provocar dermatitis por contacto por lo que debe utilizarse
prudentemente.

 Nunca usar el ajo en problemas de piel de bebes.

 Los hipotensos no pueden tomarlo.

 Evitar tomar en dosis elevada, ya que pueden producir cefaleas, vómitos, gastralgia, mareos, diarrea
y cólico intestinal.
 En todo caso es conveniente consultar con el médico, médico naturista o dietista para evitar posibles
contraindicaciones. En ningún caso deben utilizarse diferentes preparados de este al mismo tiempo
(cápsulas, tinturas, extractos etc.), ni combinarse con la medicina química.