You are on page 1of 3

Configuración interna de las vías biliares extrahepáticas: después de la muerte presenta

inmediatamente una coloración blanco grisácea, la bilis le da un color amarillo-verdoso.

SUPERFICIE INTERNA DE LA VESICULA BILIAR: marcada por pliegues mucosos que se borrar cuando
la vesícula biliar desciende, y otros pliegues permanentes.

Una válvula importante a cada lado del cuello, formado

LA SUPERFICIE INTERNADEL CONDUCTO CISTIC es irregular, presenta depresiones y pliegues


mucosos, o válvulas del conducto cístico, no desaparecen por distención. Son de 5 a 12y se
disponen en dirección transversal u oblicua, insertándose en la pared a lo largo dela línea espiral.

ESTRUCTURA DE LAS VIAS BILIARES EXTRAHEPATICAS. Formado por dos capas interna de tipo
mucosa y otra externa que es fibromuscular.

LA CAPA FIBRIMUSCULAR: Es casi únicamente conjuntiva en el conducto hepático común.

El conducto colédoco presenta una capa muscular plexiforme, antes de la Ampolla de Vater existe
una gruesa capa de fibras musculares circulares que constituyen el Esfinter de Oddi.

RELACIONES DE LAS VIAS BILIARES EXTRAHEPATICAS (PEDICULO HEPATICO)

VIA BILIAR PRINCIPAL:

Cuatro segmentos:

Segmento portal.

Segmento Intraomental,

Segmento retroduodenopancreatico

Segmento intraprietoduodenal.

El pedículo hepático es el conjunto de órganos, reunidos en haz que llega al hígado o proceden de
él y que pasan por el portal hepático, estos órganos son: la vena porta hepática, la arteria hepática
propia, las ramas terminales de estos vasos en el porta hepático, el conducto hepático común, los
conductos hepáticos derecho e izquierdo, vasos linfáticos, nódulos linfáticos y nervios.

SEGMENTO PORTAL. Los conductos hepáticos derecho e izquierdo ocupan el plano más interior
del pedículo, anterior a las ramas terminales de la arteria hepática propia, que a su vez son
anteriores a las ramas terminales de la vena porta hepática.

El plano posterior está formado por las ramas terminales de a vena porta hepática, que se
extiende transversalmente en el fondo del portal hepático.

EL CONDUCTO HEPATICO DERECHO. Discurre anterior a la rama derecha de la vena porta


hepática, superiormente y a lo largo de la rama derecha de la arteria hepática propia, el conducto
hepático derecho cruza la rama izquierda pasando por lo general anteriormente a ella y discurre
superiormente a la rama derecha.

Conducto hepático izquierdo: discurre anterior o posteriormente a las ramificaciones de la rama


izquierda de la arteria hepática propia. Las variaciones son múltiples.
Los conductos hepáticos derecho e izquierdo corresponden al lado derecho del extremo superior
bifurcado de la vena porta hepática, a veces en la cara anterior de dicho extremo.

SEGMENTO INTRAOMENTAL: Vía principal, forma aproximada la mitad superior de esta vía, es
decir, el conducto hepático común y el extremo superior del conducto colédoco.

La vena hepática forma el plano posterior del pedículo hepático, mientras que el conducto
hepático común y conducto colédoco desciende por el lado derecho de su cara anterior.

La arteria hepática propia asciende a la izquierda del conducto hepático común y del conducto
colédoco, por la cara anterior de la vena porta hepática, en su lado izquierdo.

EL CONDUCTO HEPATICO COMÚN Y EL CONDUCTO COLÉDOCO.

El omento menor, relaciones muy estrechas con las ramas terminales y colaterales de la arteria
hepática propia, esta arteria se divide en dos ramas:

La derecha asciende oblicuamente en sentido superior y a la derecha, y cruza la cara posterior del
conducto hepático común un poco inferiormente a la unión de los conductos de origen de éste.

La Izquierda asciende a la izquierda del conducto hepático común, del que se va alejando de forma
gradual debido a su dirección oblicua en sentido superior y a la izquierda.

La arteria cística nace de la hepática propia o de su rama de la arteria hepática común, desciende a
la izquierda del conducto hepático común y del conducto colédoco, anterior a la arteria hepática
común que le da origen, hasta al duodeno; por su parte, la vena gástrica derecha asciende a lo
largo de su arteria hepática común, a media altura del segmento intraomental de la vena porta.

SEGMENTO RETRODUODENOPANCREÁTICO.

Representada solo por el conducto colédoco, a excepción al extremo superior de éste, que se sitúa
en el omento menor, hasta llegar al páncreas es oblicuo inferiormente y hacia a la izquierda., al
final se incurva inferiormente y hacia la derecha hasta su terminación.

El colédoco es anterior a la vena portal hepática, inferiormente posterior al páncreas el conducto


se aleja de la cara anterior del tronco venoso y limita con el triángulo o espacio
interportocolodeciano.

La arteria gastroduodenal anterior a la vena porta hepática y se halla a la izquierda del conducto
colédoco

La vena pancreatoduodenal superior posterior discurre, cerca de su terminación en la vena porta


hepática, unas veces anterior y otras posterior al conducto colédoco.

Los nódulos linfáticos se escalonan en el trayecto del conducto colédoco, pero está separada de él
por la fascia retroduodenal.

SEGMENTO INTRAPARIETODUODENAL
Adosado al conducto pancreático, desemboca en la ampolla hepatopancreática. En cerca de la
mitad de los casos la ampolla hepatopancreática se halla ausente y los dos conductos se abren
directamente en la cavidad duodenal, en el vértice de la papila duodenal mayor, por medio de un
orificio común o por orificios distintos para cada uno de ellos.