You are on page 1of 3

UNIVERSIDAD POLITÉCNICA SALESIANA

Nombre: Jorge Luis Carrión Rueda Asignatura: Ética


Fecha: 14/11/2017 Asunto: Consulta
Curso: 6° Nivel 1ª - Ing. Civil
CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE ÉTICA Y MORAL
Desde tiempos inmemoriales la ética o filosofía moral se ha ocupado y preocupado
siempre de la praxis humana.
La moral o lo ético es un conocimiento, un conocimiento que se evoca principalmente al
hombre y a Dios -en la mayoría de los casos-, de la relación que se establece entre el
conocimiento del hombre y el de Dios se deriva así mismo el conocimiento de lo que es
bueno y de lo que es malo.
Este conocimiento moral se encuentra presente en la conciencia de todo hombre, un
conocimiento que es objeto de estudio tanto en el campo teórico como en el práctico y
que constituye un saber filosófico que se ocupa de lo que se debe o no se debe hacer. El
filósofo alemán Immanuel Kant no Podía ser la excepción y se interesó por el campo de
la moral.
Una doctrina moral que supera la mera concepción teórica de la ética. Los conceptos y
creencias sobre moralidad y ética, son generalizados y codificados en una cultura o grupo
y, por ende, sirven para regular el comportamiento de sus miembros. La conformidad con
dichas codificaciones es también conocida como moral y la civilización depende del uso
generalizado de la moral para su existencia.
La moral también es identificada con los principios religiosos, y los valores que una
comunidad está de acuerdo en respetar.
Se denomina moral o moralidad al conjunto de creencias y normas de una persona o grupo
social determinado que oficia de guía para el obrar (es decir, que orienta acerca del bien
o del mal -correcto o incorrecto- de una acción o acciones).
La moral son las reglas o normas por las que se rige la conducta de un ser humano en
relación con la sociedad y consigo mismo. Este término tiene un sentido positivo frente a
los de «inmoral» (contra la moral) y «amoral» (sin moral). La existencia de acciones y
actividades susceptibles de valoración moral se fundamenta en el ser humano como sujeto
de actos
voluntarios. Por tanto, la moral se relaciona con el estudio de la libertad y abarca la acción
del hombre en todas sus manifestaciones. «No existen fenómenos morales, sino sólo una
interpretación moral de los fenómenos» (Friedrich Nietzsche).
La palabra «moral» tiene su origen en el término latino mores, cuyo significado es
"costumbre". Moralis (< latín mos = griego "costumbre"). Por lo tanto «moral» no acarrea
por sí el concepto de malo o de bueno. Son, entonces, las costumbres las que son virtuosas
o perniciosas. La moral podría definirse también como «la suma total del conocimiento
adquirido con respecto a lo más bueno a lo que una persona se apega».
Los antiguos romanos concedían a las mores maiorum ("costumbres de los mayores", las
costumbres de sus ancestros fijadas en una serie continuada de precedentes judiciales)
una importancia capital en la vida jurídica, a tal grado que durante más de dos siglos
(aproximadamente hasta el siglo II a. C.) fue la principal entre las fuentes del Derecho.
Su vigencia perdura a través de la codificación de dichos precedentes en un texto que
llega hasta nosotros como la Ley de las XII Tablas, elaborado alrededor del 450 a. C.
Los conceptos y creencias sobre moralidad son generalizados y codificados en una cultura
o grupo y, por ende, sirven para regular el comportamiento de sus miembros. La
conformidad con dichas codificaciones es también conocida como moral y la civilización
depende del uso generalizado de la moral para su existencia. La moral también es
identificada con los principios religiosos, y los valores que una comunidad está de
acuerdo en respetar.
La moral, es el conjunto de principios de conducta que adquirimos por asimilación de las
costumbres y valores de nuestro ambiente. Ejemplo: La Familia, la Escuela y la Iglesia.
También se refiere a las normas que nos imponen en esos ambientes, pasivamente y sin
cuestionamientos antes de adquirir nuestro uso de razón.
Se entiende por "acción moral" cualquier acto que haya sido ejecutado obedeciendo a los
mandatos de las leyes morales. Por tanto, no todas las acciones humanas son susceptibles
de recibir una cualificación moral (por ejemplo, desde el punto de vista ético el estornudar
no puede merecer ninguna valoración moral propiamente dicha, salvo que lo hagamos
encima de una persona para fastidiarla, con lo cual lo valorable moralmente sería nuestra
intención de dañar a esa persona, no el acto de estornudar en sí).
Las palabras ética y moral pueden parecer lo mismo pero no lo son. Existen matices que
indican que la ética y la moral son dos términos que se complementan, pero cuyo
significado es bien diferente. En el siguiente artículo de un Como te mostramos con
ejemplos y definiciones el significado real de cada uno para determinar cuál es la
diferencia entre ética y moral.
Instrucciones
La Moral es un conjunto de normas que una sociedad se encarga de transmitir de
generación en generación y la Ética es un conjunto de normas que un sujeto ha esclarecido
y adoptado en su propia mentalidad
La ética influye en las normas de conducta de una sociedad. Por ejemplo, es ético que
alguien consuma carne porque a priori no se está incumpliendo ninguna norma social.
La Ética es el hecho real que se da en la mentalidad de algunas personas, es un conjunto
de normas a saber, principio y razones que un sujeto ha realizado y establecido como una
línea directriz de su propia conducta
Por otro lado, la moral influye en las normas de conducta de una persona. Por ejemplo,
para una sociedad puede parecer ético cazar animales, mientras que para unos individuos
es inmoral hacerlo ya que esa práctica atenta contra la libertad de los animales.
Mientras que la moral constituye un marco básico de conducta personal, es decir, lo que
es correcto o no. La ética supone un conjunto de directrices o leyes que definen las
prácticas aceptadas, así como el comportamiento de un grupo de personas o sociedad.
Tanto ética como moral se encargan de nuestras costumbres y formas de actuar en la
medida en que pueden considerarse como correctas o incorrectas.
Una de las diferencias principales es que mientras la moral dicta normas y criterios de
actuación, la ética trata de fundamentar racionalmente dichas normas. Por ejemplo, sería
moral estudiar la ESO, porque es una enseñanza obligatoria, mientras que es ético porque
la enseñanza sirve para que el individuo se forme y tenga un futuro provechoso.
Para resumir la diferencia entre ética y moral, podemos decir que la ética son
determinados tipos de comportamiento, ya sean correctos o incorrectos. Mientras que la
moral establece las normas que permiten determinar si el comportamiento ha sido
correcto o no.
Si deseas leer más artículos parecidos a cuál es la diferencia entre ética y moral, te
recomendamos que entres en nuestra categoría de Ciencias sociales y humanísticas o te
suscribas a nuestro boletín de novedades.
Ahora los puntos en los que difieren son los siguientes:

· La Moral tiene una base social, es un conjunto de normas establecidas en el seno de una
sociedad y como tal, ejerce una influencia muy poderosa en la conducta de cada uno de
sus integrantes. En cambio la Ética surge como tal en la interioridad de una persona, como
resultado de su propia reflexión y su propia elección.
Una segunda diferencia es que la Moral es un conjunto de normas que actúan en la
conducta desde el exterior o desde el inconsciente. En cambio la Ética influye en la
conducta de una persona pero desde si misma conciencia y voluntad.
Una tercera diferencia es el carácter axiológico de la ética. En las normas morales impera
el aspecto prescriptivo, legal, obligatorio, impositivo, coercitivo y punitivo. Es decir en
las normas morales destaca la presión externa, en cambio en las normas éticas destaca la
presión del valor captado y apreciado internamente como tal. El fundamento de la norma
Ética es el valor, no el valor impuesto desde el exterior, sino el descubierto internamente
en la reflexión de un sujeto.
Con lo anterior podemos decir existen tres niveles de distinción.
1. El primer nivel está en la Moral, o sea, en las normas cuyo origen es externo y
tienen una acción impositiva en la mentalidad del sujeto.
2. El segundo es la Ética conceptual, que es el conjunto de normas que tienen un
origen interno en la mentalidad de un sujeto, pueden coincidir o no con la moral
recibida, pero su característica mayor es su carácter interno, personal, autónomo
y fundamentante.
3. El tercer nivel es el de la Ética axiológica que es el conjunto de normas originadas
en una persona a raíz de su reflexión sobre los valores.