You are on page 1of 4

INSTITUTO DE EDUCACIÓN SUPERIOR PEDAGÓGICO PÚBLICO

“HUANCAVELICA”

INVESTIGACIÓN ACCIÓN – PEDAGÓGICA EN EL IESPP “HUANCAVELICA”

1. ¿Cómo contribuye la Investigación – Acción Pedagógica en el mejoramiento de la


docencia?
La investigación surge de la interacción con el contexto o proceso social educativo
para ampliar el conocimiento, la comprensión y transformación del mismo se
desarrolla a partir de la observación de los sujetos y/o actores pedagógicos en
interacción en el aula, para luego ampliar el contexto hasta llegar a planteamientos
más estructurados e integrales, en los que se evidencie con mayor pertinencia la
articulación práctica-teoría-práctica.
Al respecto Stephen Kemmis, de la Universidad de Deakin, Australia, considera a la I-
A como una actividad colectiva que propende la transformación de procesos
educativos asociados a procesos sociales y en definitiva por el mejoramiento social
(Kemmis and Mctaggart, 1988). También Elliot subraya que la I-A aplicada a la
educación tiene que ver con los problemas prácticos cotidianos experimentados por
los docentes, más que con problemas teóricos definidos por investigadores dentro
de un área del conocimiento.
Se dice que el objetivo fundamental de la Investigación – Acción consiste en mejorar
la práctica en vez de generar conocimiento. En tal sentido el objeto de la IA es la
transformación y el cambio social y educativo. La investigación sobre la práctica
educativa debe incidir en el cambio de actitudes de las personas y grupos por
consiguiente esta dinámica exige un proceso responsable, comprometido y continuo,
en el que la reflexión y la intervención directa sobre la práctica constituyen el núcleo
fundamental de su desarrollo. Los educadores se convierten en sujetos y objetos de
investigación, aunque este tipo de investigación no abarca sólo a los profesionales de
la educación sino a todos los miembros de la comunidad educativa.
Pero a diferencia de la I-A la I-A Pedagógica defiende la tesis de la investigación sobre
problemas individuales, sobre la práctica pedagógica personal del maestro. Existe,

WALTHER MOLINA SEDANO 1


pues entonces, un proceso de crítica social al develar los problemas de la práctica
particular, pero ciertamente no se ataca problemas colectivos ni se intentan
transformaciones de índole social. Si bien la transformación no es colectiva, de grupo,
es investigación porque sigue los parámetros de búsqueda sistemática de
conocimiento y es investigación-acción porque se pretende una transformación de la
práctica pedagógica durante el desarrollo mismo del proyecto. Donald Schon,
orientado en la misma dirección de la I-A Pedagógica, expone en 1983 su teoría de la
«práctica reflexiva» o «enseñanza reflexiva», en la cual aboga por un maestro que
reflexione permanentemente sobre su práctica de enseñanza con el fin de
transformarla y reafirma su posición al mencionar que es fundamental que el maestro
construya saber pedagógico a través de la «reflexión en la acción» y se separe del
discurso pedagógico oficial aprendido en las Facultades de Educación (1987).
En tal sentido la I-A Pedagógica nos permite identificar carencias, reflexionar sobre
nuestro desempeño en el aula y proponer acciones correctivas e innovadoras
establecer conductas de autorreflexión docente vinculadas al ejercicio pedagógico,
tanto en los docentes formadores como en los docentes en formación todo ello con
la finalidad de convertir al docente en un investigador permanente de su PROPIA
PRÁCTICA lo cual exige desarrollar en el docente capacidades que le permitan
sostener procesos de reflexión-acción y actitudes para la investigación, tal y como
indica Elliot, en cuanto existen diversas formas de reflexión en relación con los
diferentes aspectos de la práctica.
Mediante el desarrollo de las tres fases de la I-A Pedagógica como son: la reflexión
sobre un área problemática (deconstrucción), la planeación y la ejecución de
acciones alternativas para mejorar la situación problemática (reconstrucción), y la
evaluación de resultados con miras a emprender un segundo ciclo o de las tres fases
se busca transformar la práctica pedagógica y buscar mejorarla permanentemente.
Restrepo menciona que por medio de la I-A Pedagógica se pretende la posibilidad de
formar maestros que investiguen a la vez que enseñen, bajo el sustento de que sí es
dable investigar sobre la propia práctica pedagógica, bien sea sobre la enseñanza o
bien sobre la formación, porque sobre estos menesteres el practicante de la

WALTHER MOLINA SEDANO 2


educación tiene a la mano los datos, tiene la vivencia, puede utilizar la retrospección,
la introspección y la observación de participante para elaborar relaciones,
especificarlas, clarificarlas, comparar teorías guías e intervenciones pedagógicas que
permitan re-significar y transformar prácticas no exitosas.
La I-A Pedagógica debe resultar en un cambio en la función docente del maestro. Lo
cual implica que el docente ya no sea únicamente el dispensador del conocimiento,
sino tendrá que orientar a los estudiantes en la búsqueda de éste.
Es bastante probable que el docente logre desarrollar además de competencias
investigativas, una actitud autocrítica y la comprensión de la integralidad de la
Práctica. Así como la transferencia del espíritu investigativo y de competencias
investigativas a los alumnos que a final de cuentas serán los directos encargados de
continuar con todos los procesos investigativos que demande el quehacer
pedagógico.
En resumen, la Investigación-Acción Pedagógica es un instrumento que permite al
maestro comportarse como aprendiz de largo alcance, como aprendiz de por vida, ya
que le enseña cómo aprender a aprender, cómo comprender la estructura de su
propia práctica y cómo transformar permanente y sistemáticamente su práctica
pedagógica.

2. Propuesta de Actividades y/o Estrategias para implementar la I-A Pedagógica en el


IESPP “Huancavelica”
 Vincular la Práctica Pedagógica con la Investigación Pedagógica.
 Generar procesos sostenidos de autorreflexión sobre el desempeño profesional
docente.
 Propiciar la toma de decisiones desde una observación sistemática y reflexiva de
la realidad educativa del aula.
 Propiciar espacios de análisis de Episodios Críticos generados por los alumnos y
trabajados por Carreras Profesionales.
 Desarrollar talleres sobre la elaboración de un buen diario de campo investigativo
(descriptivo, crítico e interventivo)

WALTHER MOLINA SEDANO 3


 Implementar Reuniones y/o Talleres de Sistematización y Análisis.
 Desarrollar Programas de Acompañamiento de Investigación de aula.
 Implementar Talleres sobre Reconstrucción o Acciones de Cambio.
 Desarrollar Talleres de Sensibilización dirigido a docentes y alumnos con respecto
a la crítica.
 Desarrollar una práctica constante del Aprendizaje Colaborativo como actividad
de extensión de actitudes investigativas hacia los alumnos.

WALTHER MOLINA SEDANO 4