You are on page 1of 10

El Rostro Oculto de los Testigos de Jehova

La estructura de la Iglesia primitiva y los Testigos de Jehová

TEMAS: A SEGUIR Enseñanza, comunión, fracción del pan, oración.

Introducción

Cuando una persona sale de la secta de los Testigos de Jehová no sabe a donde ir, teme que todas las
congregaciones o iglesias protestantes y máxime la Iglesia Católica son falsas y aún satánicas. Debido al odio
con que se alimentó durante su pertenencia a la secta jehovista contra todas las religiones, señalándolas como de
origen diabólico y simbolizadas en la perversa prostituta que cita el Apocalipsis, decide no acercarse a ninguna.

En el mejor de los casos, cuando no se queda en el ateismo, decide establecer una relación directa y personal
con Cristo como él, en su confusión, lo concibe. Todo al margen de cualesquier tipo de convivencia con
comunidad alguna cristiana, sea esta protestante o católico. Considerando lo anterior y para ayudar a esta clase
de personas a salir de ese estado de aislamiento y desorientación, es muy útil invitarlos a ver en la Sagrada
Escritura como era la estructura de la Iglesia Cristiana Primitiva y así de esta manera, observando este patrón,
podrá con la Gracia de Dios, comparándola con las innumerables denominaciones religiosas que actualmente
pululan en nuestro ambiente, discernir cual de todas ellas o ninguna sigue y/o ha mantenido a través de los
siglos ese perfil organizativo.
Quien es sincero en su búsqueda, llegará al pleno convencimiento que la única Iglesia que conserva la identidad
que la Biblia señala para la fundada por Jesús es LA IGLESIA CATÓLICA.
La Sagrada Escritura nos dice en el libro de los Hechos de los Apóstoles en el capítulo 2, verso 42, que los
cristianos de la Iglesia primitiva, realizaban cuatro acciones comunitarias que los caracterizaban como
auténticos discípulos de Cristo:

"Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las
oraciones"
En el caso de un ex Testigo de Jehová y aún de otras personas que hayan tenido experiencias semejantes de
pertenencia a una secta, tomando como base lo antes expuesto en la cita bíblica mencionada, bastará que medite
o investigue si dentro de su grupo se manifiestan estas cuatro acciones propias de la verdadera Iglesia de Cristo
y llegará a una verdadera conclusión en donde encontrar ésta.
Investiguemos cada una de las cuatro actividades cristianas antes señaladas comparándolas con el concepto que
de ellas se tiene en la secta jehovista.

Enseñanza de los Apóstoles

En sus centros de reunión de los Testigos de Jehová llamados "Salones del Reino" se les participan a cada
adepto de la secta doctrinas de procedencia humana por medio de sus revistas "Atalaya", "Despertad" y demás
literatura de la Sociedad Watchtower con sede mundial en la ciudad de Nueva York. Basta con analizar todo este
diluvio de libros y revistas desde que principiaron a publicarse hasta la actualidad, para comprobar las
muchísimas veces en que en este basto campo de publicaciones se detectan infinidad de cambios importantes de
doctrina, que sus autores o Cuerpo Gobernante Mundial de la secta, justifican con el trillado argumento de que
se "ha recibido nueva luz" por parte de su Dios Jehová, citando al efecto y fuera de todo contexto Prov. 4,18 que
dice:

"Pero la senda de los justos es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara hasta que el día queda
firmemente establecido"
Aquí toda persona sensata que no ha sido víctima de control mental, verá claramente que el texto sagrado se
refiere al "camino del justo" (senda es sinónimo de camino) que siguiendo la luz que procede de Dios, cada día
lo va santificando hasta su encuentro definitivo con El. No se refiere a ningún cambio o aumento de la
Revelación Divina que ya tuvo su pleno cumplimiento en el Evangelio de N. Sr. Jesucristo Heb. 1,1,2., la cual
ya no puede ser alterada con nuevas revelaciones o supuestas luces de conocimiento complementario Gal. 1,8,
Apoc. 22,18,19.
Sabiamente decía S. Juan de la Cruz refiriéndose a la plena Revelación Divina completada con N.Sr. Jesucristo:

"…Dios nos dio a su Hijo, que es Palabra suya, no tiene otra, todo nos lo habló junto y de una vez en esta sola
Palabra… porque lo que hablaba antes en partes a los profetas ya lo ha hablado todo en El, dándonos al Todo,
que es su Hijo. Por lo cual, el que ahora quisiese preguntar a Dios, o querer alguna visión o revelación
(adicional a la ya manifestada en Cristo ), no sólo haría una necedad, sino haría agravio a Dios, no poniendo los
ojos totalmente en Cristo, sino buscando otra cosa o novedad".
Si alguien aceptara que se puede seguir recibiendo "nueva luz" a lo ya revelado por N. Sr. Jesucristo y máxime
de una Central Mundial Religiosa como es la Sociedad Watchtower, que ha comprobado la falsedad de sus
doctrinas, sería devaluar a Cristo admitiendo que esos líderes anónimos, son superiores a Jesús y ahora nos
vienen a enseñar lo que El dejó trunco o incompleto.

Como conclusión, todo Testigo de Jehová si es sincero consigo mismo y analiza detenidamente lo antes
expuesto, se convencerá que en los "Salones del Reino" no se recibe la Enseñanza de los Apóstoles, sino la de
una transnacional religiosa de procedencia norteamericana como es la Organización de los Testigos de Jehová.

Comunión

Dentro de los Testigos de Jehová no existe una comunión de estilo fraternal cristiano a pesar de que esa idea
constantemente pretende mostrárnoslo su literatura; la que aparentemente se detecta está condicionada a la
adhesión 100 % a todos y cada uno de los innumerables preceptos o mandamientos que dicha secta tiene para
sus adeptos. Nuestro buen Dios, proporcionó a su pueblo 10 mandamientos, pero en esta secta, es significativo
que existen infinidad de limitaciones y mandamientos humanos que esclavizan a sus miembros, tales como
"prohibiciones de recibir transfusiones de sangre, en una época de recibir transplantes de órganos, ahora ya
aceptados "por nueva luz", cambio que no generó disculpa alguna para las víctimas que por atender "la vieja
luz" murieron al negarse a recibirlos. Quien desee conocer más acerca de la interminable serie de prohibiciones
que debe atender un genuino Testigo de Jehová, puede consultar al respecto en el libro "Los Falsos Manejos de
los Testigos de Jehová" del ex TJ español Antonio Carrera.

La convivencia de los miembros de la secta está estrechamente limitada a círculos exclusivos marcados por
jerarquías y grados entre ellos, tales como "ancianos", precursores de tiempo completo, proclamadores, etc. etc.
y en la cúspide sus Dirigentes Mundiales considerados los "siervos ungidos de Jehová" y únicos a más del resto
de los 144 mil calificados para ir al cielo. Esquema más terrible que el de las castas de la religión de los
hindúes.
La supuesta y falsa convivencia que proclama su literatura manifiesta sus terribles efectos cuando alguno de los
miembros empieza a decaer en el cumplimiento de los preceptos de la secta, se le hostiliza primero con terrores
de que si no "cumple con los dizque preceptos de Jehová y estando supuestamente cercano el fin de este
sistema, será destruido…", luego se le forma Comité Judicial donde se le juzga con gran severidad ante tres de
los dirigentes, si no es expulsado, se le margina y se le permite asistir a sus reuniones en forma pasiva y en el
último asiento en absoluto silencio y se persiste se le expulsa de la secta, quedando para el resto de ellos como
muerto espiritual. Si deseamos comprobar todo esto, preguntemos a cada ex TJ este tipo de experiencias y nos
las confirmará.
Algo más terrible, se le advierte que dentro de la secta no tiene derecho a tener pensamiento espiritual
independiente. Atalaya 15 de Sept. 1989, pag. 23.
Conclusión, en los Testigos de Jehová no existe la Convivencia de los cristianos que cita Hechos 2,42

Fracción del Pan

Este es un término muy antiguo en el cristianismo con que se conoce desde los orígenes de la Iglesia, la Sagrada
Eucaristía, presencia real de Cristo en el pan y vino consagrado.
Esta acción es inexistente ya desde principio en la secta Testigos de Jehová, por que a más de negarlo en el
sentido católico como lo hacen las Iglesias y sectas de origen protestantes, esta Organización ha ido más allá,
adulterando el texto de Hech. 2,42 que lo contiene traduciendo erróneamente por "fracción del pan", la palabra
"comidas", en su "biblia" oficial conocida como traducción del "Nuevo Mundo", así como los contextos de la
institución de este sacramento en la última Cena de aquel primer jueves santo del año 33 donde Jesús dijo
claramente "Esto es mi cuerpo", Mat. 26,26. En su biblia traducen falsamente "Esto significa mi cuerpo".
Utilizando la palabra "comidas" pretenden introducir en la mente de sus adeptos que los cristianos primitivos
realizaban "comidas", algo ordinario, tal vez, como decimos los mexicanos "tacos, enchiladas, sopas, etc." y así
envenenar en ellos todo aprecio por el principal misterio de la fe cristiana: "La Eucaristía".
Es significativo que la secta tiene la ordenanza de que en su llamado Memorial anual, parodia de la Eucaristía
cristiana y que anuncian con mucha insistencia en su literatura en la época de la Pascua, al celebrarlo, advierten
a sus miembros que solamente los considerados "de la clase celestial" podrán tomar los que ellos llaman
"emblemas" que representan el cuerpo y la sangre de Cristo, no así, el resto o gran muchedumbre de sus
adeptos. Con esta disposición contradicen la enseñanza de Jesús de que "Todos sus discípulos deben comer su
cuerpo y sangre si desean tener la vida eterna" Mat. 26,27.

¿Qué pensaría un católico si en su Iglesia se le enseñara que solamente el Papa y los Obispos tienen acceso al
cielo y únicamente ellos podrían participar de la Cena del Señor? Esta terrible humillación existe para la gran
mayoría de los Testigos de Jehová dentro de su organización sectaria. Se les convence que únicamente sus
líderes mundiales a auto llamados "ungidos y esclavos fieles y discretos" como miembros del limitadísimo
número de los 144 mil, califican para esa prerrogativa de ir al cielo y tomar los "emblemas en su Memorial".
Si Ud. asiste a uno de sus llamados "Memoriales" podrá constatar que los mencionados "emblemas de pan y
vino" únicamente se pasan de mano en mano entre los asistentes sin que éstos puedan tomarlos a excepción de
los que se consideren de la clase celestial de los 144 mil. Esto es semejante a que un personaje relevante nos
invitara a un banquete y solamente tuviésemos derechos a pasar el platillo principal entre todos los asistentes sin
poder participar de el. ¿Qué cena sería esta? ¿saldrían gratos con el anfitrión los asistentes a ella?
Es de observarse que Hech. 2,42 refiere que la práctica de la fracción del pan era "asiduamente", en los
Testigos de Jehová se realiza aparte de desvirtuada de todo su contenido sagrado, solamente cada año.
Se ha comentado que en pequeñas congregaciones donde según su concepto no asiste ningún celestial, los
emblemas de pan y vino, que lógicamente nadie tuvo derecho a comer, al terminar dicha ceremonia son
arrojados al cesto de la basura o en el mejor de los casos enterrados.
Para comprobar la maldad de esta enseñanza podemos consultar la siguiente literatura de la secta:
Libro "Toda Escritura es inspirada de Dios y Provechosa", pag. 309. donde afirman que una de las fuentes en
que se basa la traducción de su "biblia" oficial Nuevo Mundo es el texto griego de Nestlé, más sucede que en
este texto en Hech. 2,42 se traduce correctamente "fracción del pan", no "comidas" con referencia a esta acción
eucarística. ¿ dónde queda la afirmación de que su "biblia" se basa en el texto griego de Nestlé, si es que
anotaron "comidas"?
Libro "The Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures" ( o KIT ), que es un Nuevo Testamento
interlineal griego-inglés, editado por la Watchtower el año 1985.
En esta obra, que se encuentra en cada página dividida en dos partes, se muestra del lado izquierdo, pag. 529
bajo el carácter griego de Hech. 2,42 el término en inglés "breaking of the bread" (quebrar o fraccionar el pan),
lo cual es correcto; pero al verter, a sus adeptos, al lado derecho de la misma página dicha cita, la cambian por
"to taking of meals", algo totalmente falso que significa "tomar comidas".
Libro "Diaglot" traducción interlineal griego-inglés, editado por la Watchtower el año 1942, pag. 407, en ambas
columnas traduce rectamente "breaking of the loaf" y en el apéndice del mismo, pag. 876 explicando el término
"breaking of bread" llanamente aceptan que se refiere a "La Cena del Señor".

Con esto se concluye con la misma literatura de la secta, que no existe el más mínimo apoyo para traducir
"comidas" en lugar del término correcto de "breaking of the bread", que apoya el texto original griego.

Nota importante.- Tanto el KIT como el Diaglot son casi completamente desconocidos para la mayoría de los
adeptos de los Testigos de Jehová, incluyendo hasta muchos de sus Dirigentes, la secta solamente los anuncia
con presunción en su literatura (vea libro Proclamadores, pag. 610), pero no alienta que sus miembros lo
adquieran, mucho menos que lo consulten, ya que de realizarlo, encontrarían que no solamente estos textos, sino
otros muy importantes referentes a Cristo están adulterados en su "biblia" versión Nuevo Mundo y sucedería
que al ver el engaño de que son víctimas en esta religión falsa, la abandonarían en masa.
Conclusión en los Testigos de Jehová, no existe la genuina celebración cristiana de La Fracción del Pan"

La Oración

Aunque su literatura existe referencia a que sus adeptos practiquen la oración, sería un error pensar que se están
refiriendo a la que realizan los verdaderos cristianos.

La Secta a sus adeptos les tiene prohibido orar directamente a Cristo. Atalaya 15 Dic. 1994, pag. 23. La Biblia
en cambio enseña lo contrario Jn. 14,13, Hech.7,59, 1 Cor. 1,2, 1 de Jn. 5,13,15, 2 Cor. 12,8,9, Mat. 8,5; 20,30.
Esto es suficiente para que una persona sensata comprenda que ya no existió en ellos la oración en el concepto
cristiano.

En la Biblia vemos varias referencias de cómo los ciegos, mudos, endemoniados clamaban directamente a
Cristo para ser sanados, lo que El nunca condenó.

San Esteban, primer mártir cristiano con voz fuerte oró directamente a Cristo Hech.7,59. Nadie lo condenó por
esta acción.

Además, aunque los Testigos de Jehová se les dice que tienen como verdadero Dios a quienes ellos llaman
Jehová, analizando su literatura, llegaremos a la certera conclusión que el concepto de "su Dios" no es el Dios
de la Biblia, ya que el Dios Verdadero tiene atributos infinitos como es el de la Omnipresencia Jer.23,24, Job
11,8,9 y la secta, refiriéndose a su Jehová, niega que éste posea dicha propiedad. (Véase libro "Ayuda para
Entender la Biblia, pag. 453 ).

Considerando lo anterior, podemos rectamente admitir que el "dios de los Testigos", no siendo el "Dios de la
Biblia", resulta una divinidad falsa y por consiguiente, la oración dirigida a él, nunca será escuchada.

Todo Testigo de Jehová que sinceramente medite todo lo anterior, encontrará que su secta no existe la oración
cristiana, sino la aridez espiritual propia de estos sistemas cerrados.

Panorama Católico

Teniendo presente lo expresado en Hech. 2,42 respecto a la conducta de los cristianos de la Iglesia primitiva,
vemos que donde se da pleno cumplimiento a ese estilo de vida es en la Iglesia Católica.
Enseñanza de los apóstoles, una de las señales de la misma Iglesia así lo indican al llamarse Apostólica, por que
en ella se conserva la genuina doctrina y depósito sagrado que ya Pablo exhortaba a Timoteo guardara
inalterable 1 Tim. 6,20 hasta la consumación de los siglos. La fe católica jamás ha proclamado que la
Revelación Divina completada en Jesús, pueda ser alterada por una "nueva luz".

Convivencia.- En la Iglesia Católica se vive la genuina convivencia cristiana desde la más humilde parroquia
hasta nivel universal. Infinidad de movimientos apostólicos en todos los campos de la convivencia humana
existen dentro de ella para el servicio de todas las personas sin distinción de raza o religión a la que todos los
fieles tienen acceso. En la secta jehovista, en cambio, no se hace labor social alguna, tales como creación de
asilos, orfanatorios, albergues etc. inclusive a sus adeptos se les prohíbe cooperar en campañas de ayuda social
como campañas en la lucha contra el cáncer, la Cruz Roja, etc. En la Iglesia Católica periódicamente se
verifican congresos y eventos de evangelización y de toda la gama de la actividad social que existe en bien de la
Humanidad en todos los niveles, parroquiales, diocesanos, mundiales, etc. donde se refleja esta sana y cristiana
convivencia. La misma sagrada liturgia constantemente ora al Señor para que toda la Iglesia en su peregrinar a
la Casa del Padre se perfeccione en la caridad.

Fracción del Pan.- En el catolicismo es evidente y fácilmente comprobable el lugar central de nuestra fe que
ocupa la Celebración Eucarística que diariamente, las 24 horas del día y los 365 días del año se celebra en todos
los templos de la Iglesia a nivel universal. Esto no sucede en ninguna otra Iglesia que pretenda ser cristiana. En
esto es evidente que se sigue la conducta de los cristianos señalados en Hech. 2,42 de practicarla "asiduamente",
no como la generalidad de las sectas, que a más de corromper la naturaleza cristiana de esta importantísima
ceremonia sagrada, ocupa en su culto un ínfimo lugar de atención. Algunos de estos grupos cerrados jamás la
efectúan y otros esporádicamente cada tres o más meses.

Oración.- La Tradición de 20 siglos de la Iglesia Católica es uno de los más grandes testimonios de la existencia
constante de la Oración en todos sus fieles, tanto en lo personal como en lo colectivo. Basta con que analicemos
la Sagrada Liturgia de su culto sagrado y veremos su inagotable tesoro a que cada fiel tiene acceso y que lo une
a todos sus hermanos de la Iglesia Universal. La liturgia Católica identifica en todos los países del mundo con
su uniformidad y orden a la Iglesia como signo universal de oración. Esto no existe tan manifiesto en otras
Denominaciones o grupos, cuyo culto, es prácticamente independiente y al arbitrio de cada uno de sus líderes.

La Iglesia siempre actual, vemos que hasta aprovecha los adelantos modernos de la comunicación para
promover en el amplísimo campo de la Internet la práctica de oración de sus fieles, como se puede constatar en
las páginas de la Liga Mundial de Oración.

Concluyamos la presente reflexión rogando a nuestro buen Dios y Padre, por medio de su Amado Hijo Jesús,
para que los hermanos que han tenido la terrible experiencia de estar en sectas destructivas, analizando lo aquí
planteado, identifiquen a la Iglesia Católica con la señalada por sus prácticas en Hech. 2,42, como la Verdadera
Iglesia de Cristo y regresando a ella, se enriquezcan con esta vivencia, que se encuentra ausente en otras,
originadas por el capricho y el pecado del hombre, que falsamente pretenden ser la genuina esposa de Cristo.

Apéndice ilustrativo

Fotocopia del texto griego en Biblia Interlineal griego-español- de Nestlé, donde se muestra que el carácter
griego se traduce en Hech.2,42 por "Fracción del Pan" o "Partimiento de Pan", NO COMIDAS.
nota importante: la watchtower presume falsamente que su biblia del nuevo mundo esta basada en la traducción
griega de nestle (vea libro "toda escritura…, pag.309), de ser cierto, debía haber traducido "fracción" o
"partimiento" del pan, no "comidas"
Fotocopia de la pag. 529 del "The Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures (o KIT), Nuevo
Testamento griego-inglés editado por la WT el año 1985 y anunciado en el libro Proclamadores, pag. 610. Aquí
se ve fácilmente el fraude de traducción, obsérvese que del lado izquierdo traducen correctamente el carácter
griego por "breaking of the bread" (fracción o partimiento del pan) y a sus adeptos, les traducen al lado derecho
de esta misma página "to taking of meals" (tomar comidas). Foto copia pag. 876 del "Alphabetical appendix"
del DIAGLOT, traducción interlineal del N.Testamento publicado por la Watchtower el 1942 donde aceptan que
el termino "Breaking of bread" significa "partir el pan" o "loaf" (masa de harina) y se refiere a "the Lord's
Supper" (Cena del Señor) mencionada en Hech. 2,42. NO A COMIDAS.

Véase anunciado el DIAGLOT en el libro Proclamadores Pag. 604.