You are on page 1of 75

<<PARA SEGUIR CAMINANDO

EN TIEMPOS DIFÍCILES>>
Atención a las famlias
desde las Cáritas Parroquiales:
pautas y orientaciones
2
Aveces, el exceso de necesidades y lo limitado de sus propias actuaciones le harán
sentir la tentación del desaliento. Pero, precisamente entonces, le aliviará saber
que, en definitiva, él no es más que un instrumento en manos del Señor; se libera-
rá así de la presunción de tener que mejorar el mundo –algo siempre necesario- en
primera persona y por sí solo. Hará con humildad lo que le es posible y, con humil-
dad, confiará el resto al Señor. Quien gobierna al mundo es Dios, no nosotros.
Nosotros le ofrecemos nuestro servicio sólo en lo que podemos y hasta que él nos
dé fuerzas. Sin embargo, hacer todo lo que está en nuestras manos con las capaci-
dades que tenemos, es la tarea que mantiene siempre activo al siervo bueno de
Jesucristo: “Nos apremia el amor de Cristo” (Co , 5, 14)
Benedicto XVI, Deus Caritas Est, 35.
Dirigiéndose a todos los que participan en
la acción socio-caritativa de la Iglesia
Reedición: Cáritas Diocesana de Valencia
Febrero 2010
Elaboración y edición: Cáritas Diocesana de Zaragoza
Marzo 2008
3
I
El por qué y el para qué de éste documento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Rearme espiritual en tiempos de crisis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Lo sabemos, pero conviene recordar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
¿Qué entendemos por una atención digna? . . . . . . . . . . . . . . . . . .
II
La organizacion facilitará que la atención sea: “la mejor posible”: . .
La acogida . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· Aspectos previos a tener en cuenta . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· Aspectos durante la espera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· Aspectos en el desarrollo de la acogida . . . . . . . . . . . . . . . .
· La acogida es una invitación al encuentro personal . . . . . . . . .
Trabajo en equipo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· Qué es el equipo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· Reuniones de valoración de las situaciones familiares . . . . . . .
III
La ayuda económica, al servicio del proceso personal . . . . . . . . . . . . .
Criterios para ayudas económicas . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . .
Valoración de la ayuda económica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Alimentación e higiene . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Vivienda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Otros gastos de la vivienda: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· luz y gas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· teléfono . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· seguros vivienda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· enseres domésticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· mudanzas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· comunidad de vecinos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
ÍNDICE
7
8
14
14
19
19
19
20
21
23
26
26
27
33
33
37
39
41
44
44
44
45
45
45
46
46
4
Gastos escolares (educación):. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· material escolar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· becas de comedor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Otros gastos escolares . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· ropa escolar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· transporte escolar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· excursiones del colegio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· seguro escolar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· guarderías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· campamentos, colonias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Gastos sanitarios: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· medicación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· ortopedia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Ropa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Transporte . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Retorno al país de origen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Regularización de documentación de personas inmigrantes . .
· trámites para la regularización de la documentación . . . .
· viajes para realización de trámites . . . . . . . . . . . . . . . . .
Atención en el domicilio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· cuidados personales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
· limpieza en domicilios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Anexos
Documentación para conocer mejor la situación familiar . . . .
Hoja de seguimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Ficha de acogida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Solicitud de ayuda diocesana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
47
47
47
49
49
49
49
50
50
50
52
52
53
54
55
56
57
57
57
59
59
59
63
64
66
70

5
6
7
I
EL POR QUÉ Y EL PARA QUÉ DE ESTE DOCUMENTO
Nos encontramos ante una misión tan
apasionante y sagrada como compleja:
estar al lado de los que sufren.
Este reto se torna en estos momentos más difícil, por la nece-
sidad de dar respuesta a realidades nuevas que nos superan por ser
receptores de tanto dolor, angustia, y desorientación. Son situacio-
nes que ya hemos visto y vivido, pero hoy, nos abruma su volumen y la
impotencia de no poder dar solución.
Asumir los límites personales, los del equipo, los instituciona-
les... no es tarea fácil cuando tienes enfrente al que sufre. Pero
conscientes de no poder afrontar solos una realidad tan amplia, debe-
mos aprender a reconocer nuestros límites y valorar nuestras poten-
cialidades. No podemos solucionar todas las necesidades económicas,
pero tenemos otros “bienes” que, además, tienen la particularidad de
multiplicarse cuando se ponen en funcionamiento: la ternura, el
encuentro, la escucha, en definitiva, el amor... Sin duda, el mayor don
de Cáritas son las personas y la com-pasión por el prójimo, el trato
que dignifica, que cuida, que valora, que acompaña, que hace de su
situación una vivencia única. Jesús, que no curó a todos los enfermos
pero se acercó a ellos de una manera especial, nos descubre una
forma de amar diferente, muestra el amor de Dios. Quizás esta sea
nuestra singular aportación en una crisis que supera lo económico y
que pone en evidencia la necesidad de hablar de valores.
Ante este nuevo reto, se hace necesario que nuestra organiza-
ción sea la mejor posible, podemos exigirnos esto: revisar las acogi-
das, trabajar con los criterios bien claros, adaptarnos a... Las perso-
nas que nos piden ayuda, tienen derecho a que nuestra respuesta sea
Estar
al lado
de los
que sufren
I
parte
8
la que podemos y sabemos dar, aunque haya que re-aprender algunas
formas de hacer. De esto trata este documento.
Hay una primera parte de “recordatorio” de lo que somos
(“Rearme espiritual en tiempos de crisis” y “Lo sabemos, pero convie-
ne recordar...”), una segunda, dónde aportamos aspectos para mejo-
rar nuestra organización (“La acogida” y “Trabajo en equipo”) y una
tercera sobre la cuestión del apoyo económico (“La ayuda económica,
al servicio del proceso personal” y “Valoración de la ayuda económi-
ca”).
Esperamos que sea de ayuda, ojala sepamos entre todos reno-
varnos, ser más creativos, más lúcidos y que las dificultades no nos
impidan ver el horizonte, seguir siendo testigos y testimonio del
Reino de Dios.
REARME ESPIRITUAL EN TIEMPOS DE CRISIS
Se entiende por espiritualidad:
“Vivir movidos por el Espíritu de Dios,
revelado en Jesús, como salvador del
mundo, a través de una historia que todavía
estamos construyendo”.
Este rearme espiritual se centra en tres pasos:
1º Una mirada desde Dios.
Desde la experiencia de Dios, que se solidariza con la causa de
los pobres, el problema de fondo de la actual crisis es de tipo espiri-
tual, es una idolatría. La economía del mercado, es decir, el “dinero”
se ha convertido en un ídolo, en el “dios” de nuestro mundo, en un
absoluto, desde él todo se interpreta y orienta. Según la Biblia, la
idolatría es muy peligrosa y cruel, ya que el ídolo es aquel que exige
todo tipo de sacrificios; es fuente de muerte; su culto se realiza
Que nuestra
organización
sea la
“mejor posible”
I
parte
9
sobre la gigantesca pirámide de sacrificios de millones de seres
humanos. Testimonio de esta realidad sangrante es la experiencia de
los grupos de Cáritas y de otras organizaciones. El “dios-dinero” ha
desplazado a la persona del centro de la vida y en su lugar se han
puesto los intereses económicos, por lo que el dinero tiene más dere-
chos que las personas. Es la crueldad del “dios-dinero”, así lo expre-
sa San Pedro Crisólogo:
“Manda en los pueblos, decide en los reinos, ordena guerras,
compra mercenarios, vende sangre, causa muertes, destruye
ciudades, somete pueblos, asedia fortalezas, humilla ciuda-
des, preside los tribunales, borra el derecho, confunde lo
justo y lo injusto, y, firme hasta la muerte, pone en crisis la
fe, viola la verdad, disipa la honradez, rompe los vínculos de
afecto, destruye la amistad. ¿Qué más? Esto es el dios-dine-
ro, señor de iniquidad, que domina inicuamente tanto el cuer-
po como el espíritu de los hombres” (PL. 52, 547).
Ahora bien, la maldad del “dios-dinero” no se encuentra en los
bienes materiales, que son dones de Dios para todos sus hijos, la mal-
dad radica en la actitud, en el corazón que los diviniza. Según los pro-
fetas y el Nuevo Testamento, la actitud fundamental que diviniza los
bienes es el individualismo egoista, autosuficiente, que se encarna en
la codicia, en el deseo cada vez más fuerte del “tener”. Este “virus”
mortífero se ha anidado en el corazón de todos: en los de arriba, en
los del medio y en los de abajo. Todos hemos quedado contaminados
y, por tanto, todos somos responsables más o menos de la situación
que se está padeciendo.
Vista la crisis desde esta mirada, la crisis se convierte en
“signo profético”, que nos denuncia, pero a la vez, nos anuncia que no
es posible un cambio profundo de la crisis, si no cambiamos todos, si
no nos convertimos.
El dinero
tiene más dere-
cho que las
personas.
I
parte
10
2º Modo de acercarnos, de relacionarnos con los demás, sobre
todo, con los necesitados: actitudes.
El camino nos lo señala Jesús, que como ejemplo presentó
estos textos:
Entonces se le acercó un leproso para pedirle ayuda y, cayendo de rodi-
llas, le dijo: “Si quieres, puedes purificarme”. Jesús, conmovido, exten-
dió la mano y lo tocó, diciendo: “Lo quiero, queda purificado”. Enseguida
la lepra desapareció y quedó purificado. Jesús lo despidió, advirtiéndo-
le severamente: “No le digas nada a nadie, pero ve a presentarte al
sacerdote y entrega por tu purificación la ofrenda que ordenó Moisés,
para que les sirva de testimonio”. Sin embargo, apenas se fue, empezó
a proclamarlo a todo el mundo, divulgando lo sucedido, de tal manera
que Jesús ya no podía entrar públicamente en ninguna ciudad, sino que
debía quedarse afuera, en lugares desiertos.Y acudían a él de todas
partes. (Mc. 1, 40-45)
Unos días después, Jesús volvió a Cafarnaún y se difundió la noticia de
que estaba en la casa... Se reunió tanta gente, que no había más lugar
ni siquiera delante de la puerta, y él les anunciaba la Palabra. Le traje-
ron entonces a un paralítico, llevándolo entre cuatro hombres.
Y como no podían acercarlo a él, a causa de la multitud, levantaron el
techo sobre el lugar donde Jesús estaba, y haciendo un agujero des-
colgaron la camilla con el paralítico.
Al ver la fe de esos hombres, Jesús dijo al paralítico: “Hijo, tus peca-
dos te son perdonados”.
Unos escribas que estaban sentados allí pensaban en su interior: “¿Qué
está diciendo este hombre? ¡Está blasfemando! ¿Quién puede perdo-
nar los pecados?
Jesús, advirtiendo enseguida que pensaban así, les dijo:”¿Qué están
pensando? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: “Tus pecados te son
perdonados”, o “Levántate, toma tu camilla y camina”? Para que uste-
des sepan que el Hijo del hombre tiene sobre la tierra el poder de per-
donar los pecados —dijo al paralítico— yo te lo mando, levántate, toma
tu camilla y vete a tu casa”. Él se levantó en seguida, tomó su camilla y
salió a la vista de todos. La gente quedó asombrada y glorificaba a
Dios, diciendo: “Nunca hemos visto nada igual”. (Mc. 2, 1-13)
Pero el doctor de la Ley, para justificar su intervención, le hizo esta
pregunta: “¿Y quién es mi prójimo?”. Jesús volvió a tomar la palabra y
le respondió: “Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó en
I
parte
11
manos de unos bandidos, que lo despojaron de todo, lo hirieron y se
fueron, dejándolo medio muerto. Casualmente bajaba por el mismo
camino un sacerdote: lo vio y siguió de largo. También pasó por allí un
levita: lo vio y siguió su camino. Pero un samaritano que viajaba por allí,
al pasar junto a él, lo vio y se conmovió. Entonces se acercó y vendó sus
heridas, cubriéndolas con aceite y vino; después lo puso sobre su pro-
pia montura, lo condujo a un albergue y se encargó de cuidarlo. Al día
siguiente, sacó dos denarios y se los dio al dueño del albergue, dicién-
dole: “Cuídalo, y lo que gastes de más, te lo pagaré al volver”.
¿Cuál de los tres te parece que se portó como prójimo del hombre asal-
tado por los ladrones?”
“El que tuvo compasión de él”, le respondió el doctor. Y Jesús le dijo:
“Ve, y procede tú de la misma manera”.(Lc. 10, 29-37)
En Jesús se nos revela el modo de ser de Dios, cuya primera reac-
ción ante el sufrimiento de sus criaturas, causado por la injusticia y
la opresión, lo que le mueve y dirige toda su actuación es “el amor
compasivo y misericordioso” (Éxodo 3, 1-10).
Estos términos “compasivo y misericordioso” se pueden enten-
der de modo no correcto. Pueden sugerir “un puro sentimiento” y que-
dar reducido a “obras de misericordia” sin abordar las causas, puede
entenderse como “una actitud paternalista”. Para comprenderlos en
sentido adecuado hay que tener en cuenta estos aspectos:
Interiorizarlo: sentir y sufrir con el que lo pasa mal.
Reaccionar: Jesús no consiente con la causa del sufrimiento.
Crear un orden distinto, donde no quepa esto.
3º Un nuevo mundo y un nuevo perfil eclesial.
Este es el paso más difícil y más amenazado, ya que se trata
de que un mundo “construido al revés”, es decir, sobre la primacía del
dinero, del poder y del éxito, un mundo que centra su atención en el
orgullo, la envidia, la arrogancia, el egocentrismo, la falta de amor y
aislamiento de los seres humanos, se construya “al derecho”, es decir,
sobre la primacía del ser humano, que siempre ha de ser sujeto y
nunca objeto y medio de nada y de nadie. El criterio de discernimien-
to de dicha construcción son los pobres.
I
parte
12
La gran energía vital y transformadora del mundo y también el
alma de toda espiritualidad es “el amor misericordioso y compasivo”,
que se expresa en que da dignidad, dignifica a las personas como
hijo/a de Dios y hermano/a, pero no sólo da dignidad personal, sino
también dignidad social, creando igualdad. Este orden (otros lo llaman
paradigma) necesariamente entra en conflicto con el del mundo viejo.
Aquí aparece la cruz de la que nos habla Jesús. El amor creador de
vida es un amor crucificado.
El mundo nuevo, el perfil eclesial nuevo han de comenzar a
construirse desde el corazón de cada uno, matando el antiguo (con-
versión). Si no se comienza desde el corazón, todo intento de reno-
vación se construye sobre arena. Esta fue la advertencia de Jesús,
“si no os convertís, todos pereceréis”. Pero aquí aparece una de las
tentaciones más peligrosas: el mundo actual, insiste tanto en los
medios ricos y dominadores, los emplea con tanta ostentación y poder
que hace creer que son esos los medios principales. Todo ese bombar-
deo es tan fuerte y seductor que, de un modo inconsciente, acabamos
apoyándonos en ellos, más que en las personas y en la fuerza del evan-
gelio de Jesús, y no llegamos a comprender la experiencia de Jesús,
subiendo a Jerusalén y la de San Pablo.
“Por eso, me complazco en mis debilidades, en los oprobios, en las pri-
vaciones, en las persecuciones y en las angustias soportadas por amor
de Cristo, porque cuando soy débil, entonces soy fuerte” (2 Corint. 12,
10).
<<En una ocasión, Pedro y Juan subían al Templo para la oración de la
tarde. Allí encontraron a un paralítico de nacimiento, que ponían diaria-
mente junto a la puerta del Templo llamada “la Hermosa”, para pedir
limosna a los que entraban. Cuando él vio a Pedro y a Juan entrar en el
Templo, les pidió una limosna. Entonces Pedro, fijando la mirada en él,
lo mismo que Juan, le dijo: “Míranos”.El hombre los miró fijamente
esperando que le dieran algo.
Pedro le dijo: “No tengo plata ni oro, pero te doy lo que tengo: en el
nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y camina”. Y tomándolo de
la mano derecha, lo levantó; de inmediato, se le fortalecieron los pies
y los tobillos. Dando un salto, se puso de pie y comenzó a caminar; y
entró con ellos en el Templo, caminando, saltando y glorificando a Dios.
Toda la gente lo vio caminar y alabar a Dios. Reconocieron que era el
mendigo que pedía limosna sentado a la puerta del Templo llamada “la
Hermosa”, y quedaron asombrados y llenos de admiración por lo que le
había sucedido.” (Hechos. 3, 1-10) >>
Lo que mueve y
dirige toda
actuación es
“el amor
compasivo y
misericordioso”.
El amor
dignifica a las
personas y
crea igualdad.
I
parte
13
Respecto a la relación con los demás y, en concreto, en relación
con los pobres, no debemos olvidar que son personas libres, muy con-
dicionadas, que tienen interiorizado el espíritu del viejo mundo, antes
descrito y que no podemos imponer, sino ofrecer, por tanto, no es de
extrañar que su respuesta sea negativa e incluso de rechazo, y aquí
aparece otra terrible tentación: a muchos de nuestros contemporá-
neos les parecerá que este nuevo mundo montado sobre otro paradig-
ma no es práctico, es irreal, absurdo y falta de aprobación por parte
de la autoridad, y lo más doloroso, y ésta fue la terrible cruz de
Jesús, es rechazado por los mismos pobres, por el pueblo sencillo.
San Pablo lo describe como sabiduría paradójica de Dios:
“Los judíos piden milagros y los griegos buscan sabiduría, pero nos-
otros predicamos y testimoniamos a un Cristo crucificado, que es
escándalo para los judíos y locura para los gentiles... Pues la locura de
Dios es más sabia que la sabiduría humana” (1 Corint. 1, 22-25).
El creyente ha de vivir esta sabiduría de Dios en nuestro
mundo, ha de creer en la gran fuerza, en la gran energía transforma-
dora del Amor, que es el ADN divino, y que ya está transformando el
mundo y la Iglesia en uno mismo, porque cada uno es mundo e Iglesia.
¿Cómo conseguir esta nueva sabiduría?
Felix Felipe. Consiliario de Cáritas
Diocesana de Zaragoza
Los pobres son
personas libres
El Amor es el
ADN divino
I
parte
14
LO SABEMOS, PERO CONVIENE RECORDAR...
Las personas que acuden a Cáritas
solicitando apoyo, más allá de la demanda
concreta que realizan, necesitan sentirse
escuchados, comprendidos,
respetados… acogidos.
El incremento de familias solicitando apoyo
no puede hacernos perder este horizonte
que debe presidir toda nuestra interven-
ción. Es importante, en tiempos de crisis,
recordar el sentido de nuestra acción
(nuestra misión) que nos marca el horizonte
y ayuda a discernir en lo
cotidiano si nuestro
acompañamiento a cada persona
es el adecuado.
¿QUÉ ENTENDEMOS POR UNA ATENCIÓN DIGNA?
ATENCIÓN PERSONALIZADA
La acogida debe transmitir respeto y re-conocimiento. Es
atención única a la persona y su situación. Es indispensable que
renovemos en cada acogida, visita o encuentro, nuestra actitud para
favorecer que la persona acogida perciba afecto y comprensión.
Recordarnos una vez más, que acogemos PERSONAS (singulares, con
vivencias únicas, con su propia trayectoria vital...), personas con difi-
cultades, pero ante todo personas.
La escucha activa y personal, que dignifica, debe ser la herra-
mienta esencial de nuestra atención. Una escucha serena, que además
de tiempo requiere una actitud vital y sincera de quien escucha. Esta
experiencia dignifica a quien escucha y a quien es escuchado, y es
toda una oportunidad para aprender y crecer juntos.
Atención única a
la persona,
escucha activa
y propuestas
personalizadas.
I
parte
15
Las propuestas de apoyo y/o acompañamiento serán también úni-
cas y personalizadas, adecuadas a su realidad y a sus posibilidades.
Ante demandas o problemas similares no sirven respuestas iguales,
porque la vivencia, el entorno, las potencialidades y las dificultades
de cada persona, de cada familia... son diferentes.
SER ACOMPAÑANTES
Lo que define nuestro ser y hacer es estar “junto a”, caminar
al lado, con el otro, apoyando su proceso vital.
Actuar con objetivos claros hará posible alcanzar resulta-
dos. Debemos conocer el horizonte de nuestra acción, esta no nece-
sariamente debe ser grande, a veces podemos ayudar en un proceso
personal escuchando, otras, con apoyos económicos puntuales, otras,
ayudando a asumir situaciones nuevas, otras, reconociendo valías,
informando... Lo importante no es lo mucho o poco que podamos apor-
tar a un proceso personal, sino conocer el horizonte de nuestra apor-
tación.
La actuación implica conocer, analizar y valorar cada situa-
ción, a través de encuentros, visitas, en coordinación con otras enti-
dades que también están interviniendo. El apoyo no meditado (sin
conocer, analizar, ni valorar) puede resultar perjudicial, actuando con
la mejor voluntad podemos dar lo que no ayuda, podemos dejar de
escuchar lo realmente importante, podemos dejar de acompañar en lo
que la persona necesita.
CREER EN LA PERSONA
El respeto y reconocimiento a la persona implica estar aten-
to a descubrir y movilizar sus capacidades, a aprender con él, a escu-
charle y dejarnos interpelar, evitando relaciones basadas en el dar,
donde el otro sólo tiene espacio para recibir.
Sólo podemos ayudar a la persona si creemos en ella. Reconocer
y estimular sus capacidades es la única forma posible de ayudar a
crecer, a ser autónomo y protagonista de su propia vida. Debemos
estar atentos para trabajar desde el reconocimiento, evitando acti-
tudes que anulan, que provocan dependencia, valorar su derecho a
decidir, a tener su propio criterio. No somos nosotros los que sabe-
mos y el otro el que debe aprender, no decidimos unos y asumen
otros: juntos compartimos y decidimos.
Estar
“junto a”,
con objetivos cla-
ros y
conociendo
y analizando
cada situación.
Respeto a la per-
sona y
reconocimiento de
sus
capacidades.
I
parte
16
RECONOCIMIENTO DE DERECHOS BÁSICOS
La justicia social debe ser nuestro horizonte. Nuestra acción
debe ayudar a reconocer derechos y hacer posible que estos sean
una realidad. Creemos que la cobertura de necesidades básicas debe-
ría ser una garantía para todo ciudadano como lo son actualmente la
sanidad y la educación.
Nuestra acción debe ir orientada en una triple dirección:
Ser mediación para informar y orientar sobre los derechos
sociales a los que pueden acceder las familias.
Detectar las carencias del “sistema social” y las dificultades
existentes, y transmitir este conocimiento para poder denunciar la
situación ante la administración (denuncia institucional).
Impulsar acciones de denuncia cuando estos derechos no se
cumplan o no se contemplen. Habrá que saber cómo dar protagonismo
a las familias, haciéndoles participes en la reclamación de sus dere-
chos.
POTENCIAR EL COMPROMISO COMUNITARIO
Debemos ser puente entre situaciones personales y las posibi-
lidades de apoyo que ofrece el entorno. Hay que evitar sustituir con
nuestra acción, la ayuda cercana, la ayuda entre vecinos, la implica-
ción de entidades, asociaciones y grupos más cercanos.
Debemos ayudar a tejer la red social, esa red que forma-
mos todas las entidades. Para ello nuestras actuaciones no pueden ser
atomizadas, sino que deben facilitar el encuentro, sumar esfuerzos,
nunca restar.
En estos tiempos el trabajo en clave de “red” nos ayuda a
recuperar el sentido de lo comunitario y evitar sentirnos “respon-
sables” únicos para abordar una situación tan compleja y difícil, que
a todos nos supera.
Mediar,
detectar caren-
cias e impulsar
la denuncia.
Ser puente, tejer
redes sociales
y sumar
esfuerzos
I
parte

18
19
II
LA ORGANIZACIÓN FACILITARÁ QUE LA
ATENCIÓN SEA: “LA MEJOR POSIBLE”
LA ACOGIDA
Llamamos acogida al momento de
encuentro, al recibimiento que damos. Es
también un tiempo y un espacio, y todo
ello: actitud, espacio, tiempo y organi-
zación... deben estar orientados para
que el objetivo de la acogida, el encuen-
tro cercano y humano, sea posible.
Aspectos PREVIOS a tener en cuenta:
Habrá que preparar la sala de acogida para que sea lo más cáli-
da y acogedora posible. El lugar también juega su papel, y en esto
podemos ser creativos y con poco hacer mucho.
Acogemos por parejas, por ello hay que garantizar que como
mínimo, haya dos personas del equipo para que podamos abrir la aco-
gida; y en parroquias con mayor volumen, al menos cuatro. Si no se
pueden cumplir estos mínimos, habrá que pensar alternativas.
La capacidad de atención y escucha tiene unos límites, es reco-
mendable no superar las dos horas de acogida de cada pareja que
atiende. Habrá que adecuar el número de familias que podemos aten-
der a las posibilidades de cada equipo.
Un espacio
adecuado
Un tiempo
adecuado
Un mínimo
de personas
atendiendo
II
parte
20
Siempre que sea posible es bueno que haya más de una pare-
ja atendiendo, evitará que estemos más tiempo del adecuado, repar-
tir el trabajo evita las prisas, reduce el tiempo de espera y facilita
la calidad de la acogida.
No debemos confundir la acogida con el acompañamiento a
las familias: durante la acogida atendemos situaciones nuevas o
familias que vuelven a solicitar apoyo pasado un tiempo. El acompaña-
miento requiere otra duración, otro ritmo y otro espacio que permi-
ta profundizar. Mezclar acogida y acompañamiento puede generar las
siguientes dificultades:
• El acompañamiento se haría en función de quien realice la aco-
gida, y no habrá una persona de referencia, esto impide que
se establezca una relación de confianza.
• Nuestras acogidas se verán incrementadas y no podremos
atender adecuadamente.
Aspectos DURANTE LA ESPERA:
En la sala de espera (especialmente para parroquias con
número muy alto de acogidas):
La acogida comienza en la sala de espera. Es importante, e
imprescindible cuando hay muchas acogidas, que algunos miem-
bros del equipo se encarguen de la tarea de “organizar” la sala
de espera:
Cuidar el ambiente, que el espacio sea agradable, orientar al
que viene por primera vez, dar la información sobre cómo estamos
organizados, garantizar la intimidad... todo esto evitará conflictos y
forma parte de la “acogida”.
Tener una hoja de registro, para apuntar el orden de llegada
y así asegurar una atención regulada.
Preparar los expedientes de la personas que están esperando
para agilizar la tarea de los voluntarios que realizan la acogida poste-
rior.
Un espacio
y tiempos
adecuados
Mínimo de per-
sonas de
acogida
La acogida
no es
acompañamiento
Organizar la espera
y cuidar el
ambiente
II
parte
21
Comprobar si las personas que vienen por primera vez per-
tenecen a esta parroquia y así evitar esperas y confusiones.
Cuidar a los niños, cuando sus padres están siendo atendidos
y se cree conveniente que no estén presentes en la entrevista (pode-
mos tener algunos recursos como hojas con dibujos y pinturas para
que estén entretenidos).
Cuando vienen familias fuera del horario: la prioridad es
atender a aquellas que lleguen dentro del horario de acogida. Cuando
no sea así, es una práctica “educativa” avisarles de nuestras limita-
ciones y que podrán ser atendidos la semana siguiente. Ahora bien, si
detectamos situaciones de urgencia, se podrá antender a lo largo de
la semana, sin esperar a la siguiente.
Aspectos en el DESARROLLO DE LA ACOGIDA:
Es imprescindible que las personas que realizan acogidas estén
preparadas y conozcan los criterios y el método de trabajo de
Cáritas. La tarea es muy importante y las personas que se acercan y
confían en nosotros se merecen una respuesta adecuada.
No nos dejemos arrastrar por la urgencia. Cuando se incor-
poran voluntarios nuevos es conveniente que comiencen apoyando
otras acciones: atender la sala de espera, organizar expedientes,
ficheros de recursos, contabilidad, apoyar tareas de sensibilización,
etc... De forma progresiva y con un proceso de acompañamiento y for-
mación podrán, poco a poco, ir apoyando también la atención a las
familias.
Atendemos por parejas, nunca atender más de dos personas,
esto intimida y no permite una relación cercana. Es bueno combinar
personas con experiencia con aquellas que llevan menos tiempo. Evitar
parejas que tengan poca experiencia.
Nos organizaremos para evitar interrupciones durante la
entrevista de acogida, rompe el clima y es una falta de respeto, siem-
pre hay que respetar la intimidad. Para ello, los expedientes deben
Organizarse y
documentarse
Atender a los
niños
Conocer los
criterios de
Cáritas
Cuidado con
las urgencias
No más de dos
II
parte
22
estar en un despacho diferente al que se utilice para las entrevistas.
Hay que poner los medios para que los niños no estén pre-
sentes durante las entrevistas de acogida. No es un lugar apropiado
para ellos por la angustia y la tensión que en ocasiones pueden darse.
Aconsejar a las familias para que los dejen al cuidado de otras per-
sonas y si es necesario cuidarlos durante la misma.
Ante situaciones de agresividad, a veces provocadas por con-
sumo de alcohol u otras sustancias, no realizar la entrevista en ese
momento y aplazarla para otro día o lugar (en Cáritas Diocesana si se
viera necesario).
Siempre que sea posible la entrevista se realizará con los dos
cabeza de familia.
Cuando la barrera del idioma no nos permita comunicarnos
debemos poner los medios, una entrevista adecuada es aquella en la
que existe entendimiento por ambas partes, podemos contar con el
servicio de un traductor que lo facilite. Pero, ¡atención!, la experien-
cia en este terreno ya nos indica que la elección del traductor debe
ser muy cuidadosa: nunca menores de edad, ni personas que por su
cercanía a la familia puedan intimidarlos, tampoco personas que nos
generen cualquier sospecha sobre un posible interés personal al ofre-
cer este servicio. Si alguien del equipo puede hacer esta labor, es una
buena solución.
Respeto a la
intimidad y
a los menores
Prever
situaciones
tensas
Traductores
sí, pero…
II
parte
23
LA ACOGIDA ES
UNA INVITACIÓN AL ENCUENTRO PERSONAL
Para hacer de la acogida un encuentro
positivo, pese a la situación dificil y
dolorosa, tenemos que hacer nuestras
(interiorizarlas) algunas actitudes que
pueden ayudarnos.
Interés sincero
Recordar previamente la situación antes de recibir a la
familia; esto ayuda a personalizar desde el primer momen-
to la acogida y aporta cercanía. Antes de que entren en la
sala podemos leer las últimas anotaciones del expediente,
en las que se indica y justifica la intervención a realizar
con esta familia acordada por el equipo.
Cuando se trata de una familia nueva y si la organización de
la espera lo permite, los voluntarios encargados de esta
tarea habrán recogido datos básicos que nos ayudarán a
recibirlos.
En el registro que cada parroquia utilice en la acogida
(hojas de seguimiento, hojas de acogida...) siempre indica-
remos la fecha y los nombres de las personas que han rea-
lizado la acogida y los aspectos básicos de ésta para tener
referencias en posibles acogidas posteriores.
II
parte
24
“Salir”al encuentro
La expresión, la postura, la mirada, son detalles de nos-
otros que acogen o retraen. Desde el inicio, salir al encuen-
tro, invitarles a tomar asiento, que noten la intención hos-
pitalaria a través de nuestros gestos.
Saber escuchar
Una escucha activa “atrapa” al que escucha y al que es
escuchado, hay que tomarse tiempo y una buena organiza-
ción nos lo puede facilitar. En esto radica nuestra aporta-
ción más singular, en saber escuchar. Debemos cuidar y
preservar este aspecto fundamental.
Hay que superar una escucha centrada únicamente en la
demanda y la búsqueda de soluciones, mostrar desde el
principio una actitud positiva, de reconocimiento y confian-
za.
Responder a su demanda
Nuestra respuesta se centra en la persona y su globalidad
y puede ser diferente en función de cada situación, algu-
nas respuestas posibles son:
— Escuchar: Si hemos logrado que la persona se sienta
valorada ya desde el inicio en la primera acogida, ya
estamos dando una respuesta, por pequeña que pueda
parecernos, en algunos casos, es la única posible y pode-
mos seguir ofreciéndosela.
— Informar sobre la existencia de otros recursos espe-
cializados de la red social que le puedan orientar y apo-
yar en su situación.
II
parte
25
— Derivar a las familias cuando sea necesario.
— Asesorar y orientar sobre sus derechos y los servi-
cios públicos existentes es también una aportación
importante. Dirigirles al Centro Municipal de Servicios
Sociales que les corresponda según empadronamiento,
allí les podrán informar para poder acceder a servicios,
prestaciones, recursos públicos....
— Clarificar expectativas, si vamos a proponerles seguir
juntos y acompañarles en un proceso que les permita
mejorar su situación, desde el principio la relación debe
estar muy clara:
• La forma de abordar la situación va a implicar
acuerdos y compromisos compartidos, de un modo
tal que el protagonismo es suyo desde el principio.
Evitar falsas expectativas en este terreno.
• Es importante explicarle a la familia, especialmen-
te si viene por primera vez, algunos aspectos de
nuestra forma de trabajar:
1. Si es la primera vez que vienen, avisadles de que
nos pondremos en contacto con ellos para visitar-
les y tener un encuentro más sereno (es impres-
cindible que rellenen la Ficha de Protección de
Datos). Al menos una de las personas que hicieron
la acogida, debería participar en la visita para que
exista una vinculación y continuidad en el acompa-
ñamiento.
2. Explicar que formáis parte de un equipo y que las
decisiones no las tomáis individualmente si no que
forman parte de un “método” y de unos criterios
del equipo y de Cáritas.
3. Informar que trabajamos en coordinación con
otras entidades sociales y será necesario contac-
tar con otras instituciones que puedan apoyarle o
lo estén haciendo ya para coordinar las acciones
conjuntas.
II
parte
26
EL TRABAJO EN EQUIPO
El trabajo en equipo es algo más que un
método de trabajo, es también una
apuesta por llevar a la práctica unos
valores en los que creemos: la riqueza
de caminar y crecer juntos, el discerni-
miento y la reflexióncompartida, la
puesta en común y la suma de conoci-
mientos, capacidades y cualidades de
cada uno.
En momentos de crisis, cansancio o
impotencia, trabajar y sentirnos equipo
nos ayuda a afrontar los retos que el
contexto nos plantea. Es momento para
desplegar y poner en juego todo el
potencial que nos da formar parte de un
equipo.
¿QUÉ ES EL EQUIPO?
Algunas claves para sacar un mejor rendimiento del equipo son:
Entre las personas que forman el equipo debe existir un apoyo
sincero, no exento de exigencia y autocrítica. Cuidarnos y acompañar-
nos es una tarea del equipo que puede concretarse en: dejar espacios
para la oración, la reflexión, compartir vivencias, sentimientos, des-
alientos y alegrías. Estos momentos son esenciales para mantener la
esperanza, sanarnos, tomar aliento, no despistarnos del camino y
actualizar el sentido profundo de nuestro compromiso…
El equipo,
un apoyo
II
parte
27
La improvisación en el aspecto organizativo nos confunde, nos
hace repetir tareas y genera inseguridad y sensación de descontrol.
Debemos pararnos a valorar en cada equipo si la organización de nues-
tra acogida, el acompañamiento, las reuniones de equipo, etc.… son las
adecuadas para afrontar el momento actual. Hay que aprender a uti-
lizar adecuadamente las habilidades y conocimientos de cada uno, el
tiempo disponible, ser realistas y sacar el máximo provecho.
En las reuniones de equipo hay un orden y unos tiempos que
cumplir, acostumbrarnos a respetarlo nos ayudará a dar agilidad a las
mismas y a que éstas sean más resolutivas.
REUNIONES DE VALORACIÓN
DE LAS SITUACIONES FAMILIARES
Es importante priorizar el análisis para evitar reuniones muy largas
que, añadidas a acogidas también largas, nos desgastan de forma
innecesaria.
Algunas pautas que pueden favorecer esto son:
Que una persona asuma el papel de moderador. Todos debe-
mos ayudar para que ejerza como tal, pueda dar fluidez a la reu-
nión, hacer respetar los turnos de palabra, y el orden estableci-
do, solicitar claridad y brevedad.
No podemos revisar en cada reunión la situación de todas las
familias que se están acompañando. Hay que establecer algunas
prioridades, por ejemplo:
— Familias nuevas.
— Familias con una propuesta de intervención ya acordada en la
que se haya producido una novedad significativa.
— Familias que requieran una intervención urgente.
— Familias en las que sea necesario realizar una revisión del
proceso de intervención.
Analizar la situación de cada familia de forma ordenada. El
proceso de análisis de cada situación es conveniente que siga
un orden:
El equipo,
una
organización
El equipo,
un método
Que una
persona asuma
el papel de
moderador
No podemos revisar en
cada reunión la situa-
ción de todas las fami-
lias que se están acom-
pañando
Analizar
la situación de
cada familia de forma
ordenada
II
parte
28
1. Exposición inicial de la pareja de acogida o acompaña-
miento:
• Descripción de los aspectos más significativos de la situación
de la persona o familia.
• Valoración inicial de la situación y propuesta de intervención.
Para que una valoración inicial sea lo más objetiva y funda-
mentada posible se habrá recogido previamente información
a través de:
a) Entrevistas con la familia para conocer necesidades materiales,
estado emocional, posibilidades de apoyo del entorno... Con fre-
cuencia se requiere más de una entrevista en la acogida y en los
casos nuevos es útil realizar visitas a domicilio.
b) Coordinación con otras entidades para contrastar información
porque intervienen con la familia o porque puedan apoyar el pro-
ceso.
c) Valorar la documentación que pueda solicitarse a la familia para
clarificar la situación (si se considera necesario).
2. Análisis y valoración en grupo:
• A partir de lo expuesto, el resto del grupo hace las aporta-
ciones que considera oportunas sobre la propuesta de inter-
vención.
II
parte
29
3. Acuerdo de intervención confirmado por el equipo:
• El acuerdo tomado tiene que quedar escrito en el expedien-
te, registrando: qué acciones vamos a realizar, compromiso de
la familia, personas responsables del acompañamiento…
• La rapidez o lentitud en responder suele provocarnos senti-
mientos de preocupación e incluso culpa. Hay que aprender a
controlar estas emociones, saber diferenciar lo urgente de lo
que no lo es. Deseamos ser eficientes, aunando calidad y agi-
lidad, pero seamos realistas, las fuerzas son las que son y el
camino es largo.
El tiempo de respuesta en demandas de apoyo económico
variará en cada situación y esto guarda relación con aspectos
como:
a) Grado de conocimiento de la situación. Si es nueva y es necesa-
rio profundizar más, o es conocida y forma parte de un proceso.
b) La urgencia de la situación. Cuando se valore que existe mucha
urgencia, intentaremos que la respuesta se realice en la misma
semana.
c) Complejidad de la intervención planteada y la necesidad de coor-
dinación con otras entidades.
d) La capacidad del equipo: tiempo para realizar visitas, elaborar
expedientes, tareas de coordinación con otras entidades, etc...
e) La implicación del interesado: los compromisos del interesado
para resolver su situación (Ej. acudir a Centro Municipal de
Servicios Sociales, documentación...).
II
parte
II
parte
30
31

32
33
III
LA AYUDA ECONÓMICA
AL SERVICIO DEL PROCESO PERSONAL
Unas condiciones de vida dignas para
todas las personas es sin duda un dere-
cho fundamental y es, por lo tanto, un
elemento importante de la intervención
desde Cáritas. Pero tenemos que enfo-
carlo como lo que es, un medio y no un
fin, esto implica aprender a situar estas
ayudas dentro de un proceso personal y
familiar que dignifique y sea incluyente.
Hay dos aspectos que hay que tener encuenta:
1. Criterios económicos al servicio del proceso de acompañamiento.
Una vez más, no nos olvidamos de que nuestra ayuda es global
y a esta globalidad la llamamos acompañamiento; el apoyo económico
es un elemento más al servicio del proceso personal y familiar que
conforma el acompañamiento.
Para valorar nuestra actuación a este respecto tendremos que:
III
parte
34
Es necesario hacer un análisis de la situación familiar
(conocer datos y valorar), de las causas que la han provo-
cado, de las consecuencias que están viviendo (o sufrien-
do)... para que las respuestas sean realistas y viables den-
tro de las posibilidades (o límites) que tienen y tenemos.
Estaremos atentos a:
Si se trata de una familia donde claramente la
necesidad de apoyo supera la ayuda económica y afecta
a otros aspectos de la dinámica familiar (escasez de habi-
lidades sociales, hábitos laborales y de organización
doméstica, dificultades con los menores, problemas de
salud mental, etc…).
Si se trata de una necesidad de apoyo económico
exclusivamente y no se detectan carencias de otro tipo,
están viviendo una situación económica sobrevenida, en
muchos casos, por el incremento del paro, la subida de los
precios de la vivienda, etc...
Actualmente, nos encontramos con numerosas fami-
lias cuyo problema fundamental es que su nivel de vida se
ha visto afectado seriamente por la crisis y se encuentran
en una situación económica precaria. Las respuestas a sus
necesidades son de carácter estructural (empleo, bajada
del precio de la vivienda, etc...) y superan nuestras posibi-
lidades de respuesta económica. Nuestro apoyo será
acompañarles en esta situación nueva para ellos. Podemos
informarles de sus derechos, ayudarles a orientar la reor-
ganización de la economía familiar, pero contemos con que
nuestro apoyo económico sólo podrá ser puntual mientras
buscan otras alternativas.
Conocer la
situación
familiar
III
parte
35
Conocer la
situación
económica
Realizar una valoración completa y realista de la situación
económica de las familias, analizando los ingresos y gastos.
Ingresos: cantidad, situación de futuro (continuidad o no),
procedencia (prestaciones, trabajo, pensiones, etc...).
Gastos: cubrir necesidades básicas, deudas, préstamos,
gastos más prescindibles...
Es importante clarificar si se trata de situaciones de pre-
cariedad grave o de una necesidad de reorganizar la eco-
nomía familiar y valorar qué tipo de necesidades hay que
cubrir de forma prioritaria, si fuese necesario. Este análi-
sis nos ayudará a orientar mejor a la familia en el tipo de
prestaciones y apoyos públicos a los que puede acceder.
Es importante promover la movilización de otros recursos
(familia, amigos, entidades sociales y públicas...) nosotros
no somos los únicos. Este criterio no es solo una necesidad
ante la imposibilidad de que Cáritas pueda asumir todas las
demandas que llegan; es sobre todo una opción frente al
modelo social imperante para desarrollar acciones signifi-
cativas que favorezcan la solidaridad y el compromiso ciu-
dadano.
Capítulo a parte es la relación con la administración públi-
ca, es la responsable de garantizar los derechos de los ciu-
dadanos, esto lo tenemos que tener muy claro. Si asumimos
lo que no nos corresponde estaremos contribuyendo a la
des-responsabilidad de quienes tienen que velar por la dig-
nidad de las personas.
Co-responsabilidad
en el
apoyo
económico
de la sociedad
III
parte
36
Tenemos que encauzar el compromiso con:
Administración: garantizar la cobertura de la necesidades
básicas es una responsabilidad de la administración. Por lo
tanto debemos:
Orientar a las familias para que puedan ser atendidas en las
entidades públicas competentes y que estas puedan dar res-
puesta a sus necesidades a través de las ayudas públicas
correspondientes.
Apoyar a las familias en el ejercicio de sus derechos y en la
denuncia cuando estos derechos no sean reconocidos.
Personas y entidades privadas: fomentar el compromiso
del entorno más cercano: centros educativos, asociaciones y
entidades sociales que puedan incorporarles a actividades de
forma gratuita o den cobertura a algunas de sus necesida-
des, etc...
La red social y familiar: amigos, vecinos, familiares, com-
patriotas... son una red informal de ayuda que podemos
potenciar. Hay que evitar que nuestra ayuda favorezca el
que esta ayuda “informal” y espontánea pierda fuerza por
la importancia en cuanto estilo de vida que conlleva.
La propia familia objeto de acompañamiento: debe ejer-
cer un papel activo y protagonista en la resolución de su
situación. La implicación de las personas afectadas debe
ser una constante y una exigencia en la búsqueda de alter-
nativas, son adultos con capacidad para decidir, tratémos-
les como tales.
Tenemos que ser conscientes de nuestros límites, que no
podemos ni debemos dar respuesta desde Cáritas a todas las
necesidades que nos llegan y siempre analizar (conocer y valo-
rar) cada situación. Habrá situaciones que deben ser asumidas
por otra entidad, porque tengan derecho a ello, porque estén
más especializadas, porque sea la mejor solución posible... Hay
que valorar bien cuáles son las situaciones familiares que
prioricemos y tener claro cuál es el objetivo de la ayuda eco-
nómica dentro del proceso de acompañamiento familiar.
III
parte
37
VALORACIÓN DE LA AYUDA ECONÓMICA
1º ANALIZAR (conocer y valorar) la situación global de la
familia teniendo en cuenta todos los ámbitos: psicosocial
(vivencias), económico, laboral, sanitario, educativo…).
2º Si se valora NECESIDAD DE APOYO ECONÓMICO:
• Primero promover la cobertura de la necesidad desde
otros ámbitos (administración, entidades sociales, fami-
lia, amigos….)
• Segundo, apoyar esta necesidad desde Cáritas cuando:
— No sea posible cubrir la necesidad desde otro ámbito.
— Se considere necesario por ser una situación prioritaria.
— Se trate de una necesidad básica.
• Y tercero: en caso de que la ayuda no se pueda cubrir por-
que sobrepasa la capacidad de ayuda de la Cáritas Parroquial,
se puede soilicitar a través del impreso de Solicitud de
Ayuda a Cáritas Diocesana (Anexo pág. 70)
• Familias sin red social de apoyo (amigos, familia, veci-
nos...).
• Familias con imposibilidad de acceso a las ayudas públi-
cas.
• Situaciones de riesgo de colectivos más vulnerables:
menores, personas enfermas, personas mayores ...
• Personas con carencias en otros ámbitos (habilidades,
hábitos, salud mental...) que requieran de un proceso de
acompañamiento.
• Alimentación
• Vivienda
• Gastos sanitarios
• Educación (menores)
• Otros gastos:
— Ropa
— Transporte
— Cuidados en el domicilio
— Retorno al país de origen
— Regularización de documentación
Proceso de
valoración
Situaciones
prioritarias
Necesidades
principales
a valorar
III
parte
38
Duración
de la ayuda
La duración del apoyo económico variará en función de la
situación familiar. Señalamos a continuación algunas pautas
orientativas:
• En planes de intervención con familias donde junto a la
necesidad económica se aborden otras carencias (educati-
vas, sanitarias, etc...), el apoyo se valorará periódicamente
en función del proceso de trabajo con la familia.
• En familias afectadas coyunturalmente por la actual
situación de crisis, que precisan apoyo económico pero no
un acompañamiento especial en otros ámbitos:
• Apoyar mientras se espera respuesta de las ayudas públi-
cas (Ayudas de Urgente Necesidad, RAI, Renta Garantizada
de Ciudadanía).
• Si agotadas las ayudas públicas, sigue manteniéndose la situa-
ción de necesidad, ofrecer un apoyo que no supere los tres
meses.
Para periodos más largos revisar en profundidad el proce-
so y la conveniencia o no de mantener la ayuda económi-
ca y la búsqueda de otras alternativas.
III
parte
39
ALIMENTACIÓN E HIGIENE
(Garantizar una alimentación e higiene adecuada)
Recursos para movilizar inicialmente
• Derivación a Centro Municipal para la tramitación de la Ayudas
de Urgente Necesidad.
• Apoyos desde su red cercana: familia, amigos....
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Familias que carecen de ingresos suficientes para garantizar la
alimentación e higiene y no cuentan con otros apoyos porque:
— No tiene acceso a las ayudas de urgente necesidad o está a
la espera de su concesión.
— No cuentan con una red social de apoyo: familia, amigos...
• Familias que requieren un apoyo puntual:
— Pérdida temporal de ingresos (en paro a la espera de cobrar
subsidio, tramitación de pensiones, renovación de prestacio-
nes...).
— Gastos imprevistos que rompen el presupuesto familiar en
economías muy ajustadas.
— Cierre de colegios y guarderías en periodos vacacionales en
familias con varios menores con becas de comedor.
• Atención especial a situaciones de riesgo de colectivos más vulne-
rables: menores, personas mayores y personas enfermas, per-
sonas con necesidades especiales en la alimentación (dietas espe-
ciales...).
• Gastos especiales en familias con niños menores de tres años:
alimentación infantil (cuando no sea posible la lactancia materna)
y pañales. En esos casos orientar a las familias para que en primer
lugar destinen la “Prestación económica de pago único por naci-
miento” (2.500 euros) a la cobertura de las necesidades básicas
del niño, evitando usos inadecuados.
A
L
I
M
E
N
T
A
C
I
Ó
N

E

H
I
G
I
E
N
E
III
parte
40
Valoración de la cuantía de la ayuda económica
La cuantía del apoyo económico la estableceremos teniendo en cuen-
ta:
• El dinero con el que cuenta la familia una vez cubiertos todos los
gastos.
• El coste medio en alimentación e higiene de una familia según el
número de miembros. Se han establecido las siguientes cuantías
como gasto medio de las familias:
- 1 miembro: entre 120 y 150 euros / mes.
- 2 miembros: entre 180 y 210 euros/ mes (incremento de
60 euros mensuales por miembro de la familia).
- 3 miembros: entre 240 y 270 euros /mes.
- ...
- En pañales: 30 euros mensuales.
Según la situación económica de la familia será necesario apoyar en
su totalidad o en una parte los gastos en alimentación e higiene.
ECONOMATOS
• Dentro de las respuestas en alimentos que se ofrecen desde las
Cáritas parroquiales, los Economatos (o Almacenes de Bajos
Costos) son la alternativa en clave promocional y educativa que
Cáritas Diocesana propone para evitar que la ayuda alimentaria sea
meramente asistencial y cree dependencia en las familias que aten-
demos.
• En estos momentos hay 21 economatos en toda la Diócesis depen-
dientes de Cáritas parroquiales o arciprestales. Si alguna Cáritas
parroquial, interparroquial o arciprestal está interesada en iniciar
este proyecto puede ponerse en contacto con la Coordinadora de
su Vicaría o directamente con el Área de Animación Comunitaria
en el teléfono 96-3153510.
A
L
I
M
E
N
T
A
C
I
Ó
N

E

H
I
G
I
E
N
E
III
parte
41
VIVIENDA
(Favorecer el arraigo, la estabilidad, la autonomía,
las condiciones dignas).
-Criterios Generales-
Recursos para movilizar inicialmente
• Derivar al Centro Municipal para la tramitación de ayudas de
urgente necesidad, alquiler y orientación sobre recursos públicos
de vivienda.
• Cuando es inminente la pérdida de la vivienda (desahucio/embar-
go del banco):
— Promover la acogida e implicación de la red social del entor-
no (amigos, familiares...) como alternativa más adecuada.
— Cuando no exista apoyo del entorno derivar al Centro Munici-
pal del Ayuntamiento para la gestión de situaciones de urgen-
cia.
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Familias con economías precarias que no cuentan con otro tipo
de apoyos: ayudas públicas, familia...
• Apoyar el acceso a viviendas cuyo coste pueda ser asumido pos-
teriormente por la familia.
• Evitar la pérdida de viviendas de bajo coste.
• En proceso de trabajo conjuntos con los centros municipales, com-
plementar la ayuda de urgente necesidad tramitada desde el
Centro Municipal cuando se estime necesario en el proceso de
intervención..
• Cuando la deuda contraída no sea con un familiar. Si la deuda es
con un miembro de la familia evitar el pago y potenciar la ayuda
mutua.
V
I
V
I
E
N
D
A
III
parte
42
-Criterios específicos según régimen de tenencia-
ALQUILER DE PISO
• Apoyar alquileres económicos que pueda mantener la familia.
(no superar los 700 euros).
• En el pago de fianzas para la entrada en una vivienda: apoyar
en una parte promoviendo la implicación del Centro Municipal y
la familia en el resto.
• Valorar el apoyo en desahucios inminentes sólo cuando es de
bajo coste, se considera viable el mantenimiento posterior
de la vivienda y existe un proceso de trabajo con la familia.
REALQUILER DE HABITACIONES
• Habitaciones que reúnan unas mínimas condiciones de habita-
bilidad. No pagar situaciones indignas y abusivas (Ej. “camas
calientes”, colchones en pasillos...). En estas situaciones apoyar
en otras necesidades básicas y en la búsqueda de otras alterna-
tivas.
• Habitaciones que no superen los 250 euros. No pagar cuando
se trate de precios todavía más abusivos.
— En caso de solicitar el pago de deudas en habitaciones anterio-
res por tener retenidos bienes personales (ropa, documentación...):
realizar siempre que sea posible una labor de mediación con el pro-
pietario. De forma excepcional pagar la deuda cuando se considere
que es la única alternativa.
— Verificar la deuda solicitando justificante o poniéndose en contac-
to con el dueño, previa autorización del inquilino.
HIPOTECAS DE VIVIENDAS EN PROPIEDAD
• Derivar a las familias a los Servicios Jurídicos que informan en
relación a la situación de la hipoteca.
• Apoyar a aquellas familias que están afrontando el pago de la
hipoteca en otros conceptos que sí se puedan cubrir.
V
I
V
I
E
N
D
A
III
parte
43
PISOS DE OTRAS ENTIDADES PÚBLICAS Y PRIVADAS
-Criterios generales-
• No cubrir los gastos derivados de la vivienda cuando haya una
entidad pública o privada que se responsabilice de la gestión de
la misma.
• Valorar el apoyo a la familia en otros conceptos diferentes
(ej. alimentación) dentro de un plan de intervención coordina-
do con las entidades y orientado a que el interesado asuma el
pago de la deuda.
• Colaborar con la elaboración de informes para la adjudicación
de viviendas sociales.
V
I
V
I
E
N
D
A
III
parte
44
OTROS GASTOS
DE LA VIVIENDA
LUZ Y GAS
Recursos para movilizar inicialmente
• Mediar con la entidad suministradora para aplazar o fraccio-
nar el pago.
• Derivación al CMSS para la tramitación de ayudas de urgen-
te necesidad. Si no paga por problemas burocráticos con la enti-
dad suministradora, evitar pagar inicialmente y presionar para la
búsqueda de otras alternativas dentro de la administración.
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Familias con las que existe un proceso de trabajo, hay aviso de
corte de luz y no hay posibilidad de que el Centro Municipal
pueda gestionarlo.
• Priorizar el apoyo en situaciones de riesgo y colectivos más vul-
nerables: familias con menores, personas mayores o enfer-
mas.
• Siempre que sea posible, promover que la familia asuma una
parte de la deuda como criterio educativo en el pago de gastos
periódicos.
TELÉFONO
Recursos para movilizar inicialmente
• En caso de personas mayores con escasos ingresos orientar a la
tramitación del abono social gestionado desde Telefónica para
recibir el servicio de teleasistencia.
• Orientar a la reducción de gastos cuando hay teléfono fijo y
móvil.
Situaciones para apoyar de forma prioritaria desde Cáritas
• Cuando el teléfono sea un medio necesario en proceso de bús-
queda de empleo (apoyar la recarga del móvil entre 10 y 15 euros
al mes).
O
T
R
O
S

G
A
S
T
O
S

D
E

L
A

V
I
V
I
E
N
D
A
III
parte
45
• Cuando se considere necesario (situaciones de enfermedad,
necesidad de teleasistencia...) y no se cubra desde el
Ayuntamiento.
AGUA
Recursos para movilizar inicialmente
• En caso de deuda derivar al Ayuntamiento para realizar el reco-
nocimiento de deuda y negociar el pago aplazado o fraccionado.
• En personas con escasos ingresos derivar al Ayuntamiento para
solicitar la reducción de impuestos de Agua y Basuras.
Situaciones para apoyar de forma prioritaria desde Cáritas
• No se considera un concepto prioritario a apoyar, ya que existen
medios en el Ayuntamiento para negociar formas de pago ade-
cuadas a situaciones económicas precarias. La existencia de
deudas no conlleva un corte en el suministro.
ENSERES DOMÉSTICOS
Recursos para movilizar inicialmente
• Derivar al Centro Municipal para la tramitación de ayudas de
urgente necesidad en electrodomésticos y mobiliario básico.
• Derivar a otros recursos existentes: RASTRELL, muebles de 2ª
mano (llamar previamente para contrastar).
Situaciones para apoyar de forma prioritaria desde Cáritas
• Cuando sea necesario apoyar a familias que deben trasladarse a
una vivienda sin mobiliario básico y no pueda cubrirse desde
otros recursos.
• Priorizar aquellas situaciones que afecten a menores, personas
enfermas y mayores.
O
T
R
O
S

G
A
S
T
O
S

D
E

L
A

V
I
V
I
E
N
D
A
III
parte
46
Medios para cubrir la necesidad:
• A través de donaciones que se hayan podido realizar (en la
parroquia, a Cáritas).
• Valorar microcréditos cuando se considere viable y adecuado por
la capacidad económica de la familia y por proceso educativo.
• Gestión de ayuda económica cuando no sea posible cubrir la
necesidad desde otras alternativas.
MUDANZAS
Recursos para movilizar inicialmente
• Potenciar la ayuda mutua de la red familiar y social.
Situaciones para apoyar de forma prioritaria desde Cáritas
• Valorar apoyo de forma excepcional:
— En situaciones de urgencia y con presupuesto previo cuando el
servicio del Ayuntamiento esté colapsado.
— Si la familia se traslada a un pueblo para mejora de las con-
diciones de la vivienda y reducción del coste económico y no
se cubre desde el Centro Municipal por quedar fuera de su
ámbito de competencia.
COMUNIDAD DE VECINOS
Recursos para movilizar inicialmente
• Potenciar el acuerdo con la comunidad para fraccionar o aplazar
el pago.
• Derivar al Centro Municipal para tramitación de ayuda de urgen-
te necesidad.
Situaciones para apoyar de forma prioritaria desde Cáritas
• Cuando no tenga acceso a la ayuda de urgente necesidad y el
pago de la deuda (o de una parte) pueda frenar o evitar el inicio
de un proceso judicial. Apoyar sólo si es previsible que la fami-
lia pueda continuar el pago.
O
T
R
O
S

G
A
S
T
O
S

D
E

L
A

V
I
V
I
E
N
D
A
III
parte
47
GASTOS ESCOLARES (educación)
(Favorecer el proceso educativo del menor)
- Criterios generales -
• Trabajar en coordinación con los centros educativos, promovien-
do su implicación en las necesidades de los alumnos.
• Promover la implicación de la familia en el proceso educativo de
los niños.
MATERIAL ESCOLAR
Recursos para movilizar inicialmente
• Contrastar con el colegio el material necesario y en qué medida
puede ser asumido desde el propio centro educativo.
• Orientar a los recursos públicos:
— Centros escolares: tramitación de las ayudas públicas.
Situaciones prioritarias para apoyar desde Cáritas
• La familia no puede asumir el coste por ser un gasto excesivo
para sus ingresos y no puede acceder a ayudas públicas.
(Solicitar a la familia que aporte un presupuesto previo de la
librería). Apoyar en la adquisición del material básico inicial y
promover que la familia asuma progresivamente otros gastos
posteriores.
• Apoyar cuando la ayuda favorezca la asistencia periódica del
menor al centro.
BECAS DE COMEDOR
Recursos para movilizar inicialmente
• Centros públicos: derivar al centro escolar para la tramitación
de la beca de comedor.
G
A
S
T
O
S

E
S
C
O
L
A
R
E
S

(
e
d
u
c
a
c
i
ó
n
)
III
parte
48
• Centros concertados:
— Solicitar la implicación del centro escolar en el coste de la
beca.
• Derivar al Centro Municipal para tramitar ayuda de urgencia
puntual cuando no ha sido posible el acceso a una beca.
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Familias sin derecho a beca por superar baremos, pero que no
cuentan con ingresos suficientes.
• Familias que no han podido solicitar la beca en los plazos esta-
blecidos.
• Cuando suponga una mejora en el bienestar del menor para:
— Garantizar una alimentación adecuada.
— Favorecer la asistencia del menor al colegio y evitar el absentismo.
— Evitar situaciones de riesgo.
• Cuando favorezca la integración socio-laboral de los padres:
— Facilitar conciliar la vida laboral y familiar.
— En procesos de inserción laboral (búsqueda de empleo, participación
en procesos formativos...).
— Situaciones puntuales de los padres (enfermedad, ingresos hospi-
talarios...).
Otros aspectos que hay que tener en cuenta en la valoración de
la ayuda
• Si algún miembro de la familia se puede ocupar del menor, prio-
rizar esta opción (siempre que el motivo de la beca no esté vin-
culado a garantizar la asistencia del menor al centro).
• Valorar el apoyo puntual cuando:
— La causa sea que los padres empiezan a trabajar y puedan asumir
luego el coste.
— Cuando esté pendiente de percibir una ayuda pública.
• Revisar periódicamente el pago de la beca en función de los cam-
bios que se produzcan en los motivos que originaron su concesión
(problemas económicos, promover la inserción laboral, asistencia
del menor al centro...).
G
A
S
T
O
S

E
S
C
O
L
A
R
E
S

(
e
d
u
c
a
c
i
ó
n
)
III
parte
49
• Trabajar de forma coordinada con el colegio contrastando el
impacto de la beca en el proceso del menor.
• Implicar a la familia en parte del coste en función de los ingre-
sos.
• Pagar la beca desde el momento que se concede pero no asumir
deudas de meses anteriores. En ese caso realizar un papel de
mediación con el colegio para que el niño pueda acceder al come-
dor.
OTROS GASTOS ESCOLARES
— ROPA ESCOLAR (uniforme, chándal, batas,…)
Recursos para movilizar inicialmente
• Implicar al colegio en la cobertura de estas necesidades.
• Derivar al Centro Municipal para la tramitación de ayuda de
urgente necesidad.
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Cuando no se pueda abordar desde otras entidades y se consi-
dere necesario en el proceso de escolarización del menor.
Implicar a la familia en parte del coste en función de los ingre-
sos.
— TRANSPORTE ESCOLAR
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Apoyar en situaciones puntuales y excepcionales: cambio de
domicilio a mitad de curso o problemas puntuales de salud y cuyo
coste no pueda ser asumido por la familia.
— EXCURSIONES DEL COLEGIO
Recursos para movilizar inicialmente
• Contrastar con el centro educativo la posibilidad de sufragarlo
desde el propio centro.
G
A
S
T
O
S

E
S
C
O
L
A
R
E
S

(
e
d
u
c
a
c
i
ó
n
)
III
parte
50
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• En familias con un proceso de trabajo.
• Apoyar en situaciones excepcionales en las que se favorezca la
integración de los menores en la dinámica escolar (Ej. niños que
no van nunca a excursiones). Promover que la familia se implique
aunque sea testimonialmente.
— SEGURO ESCOLAR
• No se contempla como un gasto prioritario al no ser obligatorio
y estar garantizada igualmente la atención sanitaria del menor.
— GUARDERÍAS
Recursos para movilizar inicialmente
• Derivar a la realización de solicitudes de guarderías públicas.
• Derivar a guarderías de carácter benéfico-social.
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas:
• Cuando no hay una red familiar que pueda atender al menor y sea
necesario facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar.
Apoyar inicialmente cuando con el trabajo puede sufragar los
meses posteriores.
• Favorecer el bienestar del menor en situaciones de riesgo.
G
A
S
T
O
S

E
S
C
O
L
A
R
E
S

(
e
d
u
c
a
c
i
ó
n
)
III
parte
51
— CAMPAMENTOS, COLONIAS
Recursos para movilizar inicialmente:
• Informar de los diferentes recursos públicos existentes.
• Promover la concesión de becas de implicación de grupos, aso-
ciaciones... que organizan colonias, campamentos... potenciando
la participación en centros de entorno que favorezcan la inter-
culturalidad y posible continuidad durante el resto del año.
• Solicitar la Beca para grupos o individuales a traves del sistema-
de becas de verano que C.D. tiene establecido. Fecha Petición
aprox. Mayo
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Familias con escasos recursos sin alternativa de ocio en verano.
• Cuando sea necesario facilitar la conciliación de la vida laboral y
familiar en épocas vacacionales escolares.
• Cuando se considere importante en el proceso del menor:
- Favorecer el acceso del menor a experiencias y espacios adecuados de
tiempo libre en épocas vacacionales.
- Necesidad de socialización del menor.
PROINFANCIA
• Cáritas Diocesana de Valencia gestiona el Programa Proinfancia de la
Obra Social “La Caixa” desde julio de 2007, hasta la actualidad.
• El ámbito territorial en el que se desarrolla el programa (marcado por
la Fundación “La Caixa”) comprende Valencia y su área metropolitana.
• Los/as beneficiarios/as del Programa son menores entre 0 y 16 años.
El programa se articula a través de la financiación de bienes y servi-
cios psicosocioeducativos destinados a los menores.
G
A
S
T
O
S

E
S
C
O
L
A
R
E
S

(
e
d
u
c
a
c
i
ó
n
)
III
parte
52
GASTOS SANITARIOS
- Criterios generales -
• Trabajar de forma coordinada con las trabajadoras sociales de
los Centros de Salud, promoviendo procesos conjuntos de traba-
jo con las familias.
• Derivar a las entidades públicas (SALUD, Centro Municipal) para
la solicitud de servicios y ayudas públicas existentes.
• En situaciones graves y crónicas, orientar a la solicitud o revi-
sión de la minusvalía o de la situación de dependencia.
MEDICACIÓN
Recursos para movilizar inicialmente
• Solicitar al Centro de Salud (trabajador social) la implicación y
seguimiento en el trabajo educativo con la familia en el ámbito
sanitario, especialmente en situaciones crónicas o de larga dura-
ción que requieran una intervención especial (facilitando la
mediación con el médico, contrastando la situación sanitaria,
apoyando en el ámbito sanitario de la familia...).
Situaciones prioritarias para apoyar desde Cáritas
• Cuando la medicación no sea cubierta en el centro de Salud y
exista prescripción médica y factores de riesgo que indique la
necesidad:
— Personas con procesos de larga duración que requieran un apoyo
especial en el ámbito sanitario y no cuenten con una red social de
apoyo: enfermos crónicos, enfermos mentales, familias con proce-
sos educativos en el ámbito sanitario...
— Situaciones puntuales con necesidad de tratamiento para superar o
evitar situaciones de riesgo y que superan el presupuesto familiar
(tratamientos especiales en menores, mujeres embarazadas, vacu-
nas no cubiertas desde el Centro de Salud...).
G
A
S
T
O
S

S
A
N
I
T
A
R
I
O
S
III
parte
53
Aspectos que hay que tener en cuenta cuando se considere nece-
sario apoyar
• Que sea un medicamento de cierta cuantía que distorsione el
gasto familiar (solicitar información del coste si se desconoce).
• Siempre con receta médica no caducada.
• Contrastar la posibilidad de cambio a medicaciones genéricas
cuando sea posible.
ORTOPEDIA
Recursos para movilizar inicialmente
• Derivar al Centro de Salud para orientar en la tramitación de las
ayudas existentes.
• Derivar a diferentes recursos en función de la necesidad:
• Sillas de Ruedas, andadores, bastones (cuando la necesidad es
temporal).
• Gafas: derivar al Centro Municipal para la tramitación de una
ayuda de urgente necesidad.
• Audífonos:
— Derivar al Centro Municipal para la tramitación de ayuda de urgen-
te necesidad.
— Derivar al Trabajador Social del Centro de Salud: cuentan con audí-
fonos donados que adaptan de forma gratuita.
Situaciones prioritarias a apoyar desde Cáritas
• En familias con escasos ingresos que hayan solicitado la ayuda
pública valorar el apoyo económico desde Cáritas:
— Cuando la familia solicite la parte que no cubre la prestación. Si la
situación familiar lo permite hacerlo como préstamo (micro crédi-
tos o préstamo interno de Cáritas).
— Cuando se considere adecuado adelantar a la familia el importe con-
cedido por el Centro de Salud. En estos casos tramitar con devolu-
ción directa a Cáritas.
G
A
S
T
O
S

S
A
N
I
T
A
R
I
O
S
III
parte
54
ROPA
Recursos para movilizar inicialmente
1. Ayuda mutua entre familiares, amigos...
2. Tienda “@rropa” de la Fundación José María Haro -
INTRA de Cáritas en la Diócesis de Valencia.
3. Roperos existentes ya consolidados en la ciudad.
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Apoyar cuando dentro del proceso de trabajo se valore necesa-
rio, teniendo especialmente en cuenta algunas situaciones:
— Nacimiento de hijos.
— Hospitalizaciones.
— Cambios de temporada (abrigos, mantas...).
— Llegada del país de origen reciente de miembros de la familia.
— Personas mayores que van a entrar en una residencia sin red fami-
liar ni ingresos suficientes. Apoyar con ropa básica: ropa interior,
pijama, albornoz…
Aspectos para tener en cuenta en la valoración de la ayuda
• Valorar la situación de necesidad con la familia especialmente
cuando:
— La familia pide ropa constantemente.
— Existe sospecha de uso inadecuado (ej. sospecha de venta
posterior).
• Valorar un tiempo mínimo de tres meses entre ayuda y ayuda.
• Si la necesidad no se puede cubrir desde los recursos existen-
tes, tramitar ayuda para compra en comercio normalizado.
R
O
P
A
III
parte
55
TRANSPORTE
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Apoyar en bonobus-bonometro:
—Dentro de un plan de intervención cuando exista una necesi-
dad justificada: búsqueda de empleo, participación en cursos
de formación, empezar a trabajar (apoyar el primer mes).
—En personas enfermas para desplazamiento a médicos, hospi-
tales… si no es posible tramitar ambulancia o mientras se tra-
mita minusvalía.
• Viajes fuera de la ciudad: apoyar de forma excepcional en fami-
lias con las que exista un proceso de trabajo y justificada pre-
viamente la necesidad desde el lugar de destino.
T
R
A
N
S
P
O
R
T
E
III
parte
56
RETORNO AL PAÍS
DE ORIGEN
Recursos para movilizar inicialmente
• Cruz Roja: cuando el retorno esté motivado por causas humani-
tarias (ej. enfermedad propia o de un familiar en el país de ori-
gen...) o cuando por situación de exclusión, falta de trabajo etc.,
sea difícil la de subsistencia y plantear solicitud de retorno.
• INEM: si la persona tiene derecho a prestación por desempleo
(cubre el viaje del solicitante y de las personas adscritas a su
Cartilla de la Seguridad Social).
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Existen recursos suficientes para cubrir esta demanda por lo
que no se considera un concepto prioritario que se debe cubrir
desde Cáritas. Valorar sólo en situaciones excepcionales y
urgentes a las que no pueda darse respuesta desde los recursos
existentes.
• Nuestro apoyo principal deberá centrarse en acompañar afecti-
vamente en el duro proceso de reflexión y decisión sobre el
retorno a su país.
R
E
T
O
R
N
O

A
L

P
A
Í
S

D
E

O
R
I
G
E
N
III
parte
57
REGULARIZACIÓN DE
DOCUMENTACIÓN DE
PERSONAS INMIGRANTES
TRÁMITES PARA LA REGULARIZACIÓN
DE LA DOCUMENTACION
Recursos para movilizar inicialmente
• Contrastar con los servicios jurídicos de inmigrantes existentes
la situación legal y la necesidad y urgencia en la tramitación de
la documentación.
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• En familias que no cuenten con ingresos suficientes para hacer
frente a este coste pero se dan condiciones mínimas de viabili-
dad y sostenibilidad en el futuro:
— Favorecer la regularización: obtención del permiso de trabajo, resi-
dencia, pasaporte, carnet consular ...
— Evitar un empeoramiento de la situación administrativa que genere
mayor exclusión social (pérdidas de permisos de trabajo, de resi-
dencia ...).
— Cuando los plazos sean inminentes y no pueda retrasarse el pago.
• Promover la implicación de la familia en una parte en función de
su situación económica.
VIAJES PARA REALIZACIÓN DE TRÁMITES
Recursos para movilizar inicialmente
• Confirmar la necesidad de viajar en persona para realizar los
trámites.
• Potenciar siempre que sea posible la realización de gestiones vía
fax, consulados, poderes...
• Gestionar a través de micro-créditos siempre que la situación
económica de la familia lo permita.
R
E
G
U
L
A
R
I
Z
A
C
I
Ó
N

D
E

D
O
C
U
M
E
N
T
A
C
I
Ó
N
III
parte
58
Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas
• Situaciones de urgencia donde se agoten los plazos y se haya
confirmado la necesidad de realizar los trámites en persona.
• Apoyar el coste del viaje de los adultos, promoviendo la implica-
ción de la red social (familia, amigos...) en el cuidado de los
menores.
• Contar con presupuesto previo, priorizando las opciones de viaje
más económicas.
• Asumir el coste de un único viaje.
R
E
G
U
L
A
R
I
Z
A
C
I
Ó
N

D
E

D
O
C
U
M
E
N
T
A
C
I
Ó
N
III
parte
59
ATENCIÓN EN EL DOMICILIO
CUIDADOS PERSONALES
Recursos para movilizar inicialmente
• Fomentar inicialmente el apoyo de la red familiar y social.
• Derivar a Centro Municipal para tramitar servicios existentes:
Menjar a Casa.
Situaciones prioritarias para apoyar desde Cáritas
• Si no es posible cubrir desde otros servicios, valorar apoyo con
presupuesto y enmarcarlo en un proceso de trabajo con la fami-
lia.
• Valorar en situaciones con carácter preventivo (riesgo de dete-
rioro personal) mientras se tramita el ingreso en una residencia.
LIMPIEZA EN DOMICILIOS
Recursos paraa movilizar inicialmente
• Fomentar inicialmente el apoyo de la red familiar y social.
• Derivación al Centro Municipal para la tramitación del Servicio
de Atención Domiciliaria.
Situaciones prioritarias para apoyar desde Cáritas
• Personas especialmente vulnerables: personas enfermas y per-
sonas mayores solas, en una habitación o en pisos compartidos.
• Situaciones en las que la carencia de limpieza del hogar suponga
un riesgo para la persona o familia.
• Situaciones en las que siendo urgente y prioritario, se haya des-
cartado la posibilidad de tramitar, a corto plazo, el Servicio del
Ayuntamiento y se plantee ayuda puente mientras se tramita la
solución definitiva al problema.
• Cuando se valore adecuado dentro de un proceso educativo de
trabajo con la familia.
A
T
E
N
C
I
Ó
N

E
N

E
L

D
O
M
I
C
I
L
I
O
III
parte
60
61
62
DOCUNEMTACIÓM
PAPA COMOCEP NEJOP LA SITUACIÓM FANILIAP
AIguros poufos orierfofivos

¿Poro qué soIicifor documerfocior?: debemos soIicifor documerfocior
cuordo ésfo ros oyude o corfrosfor y corocer me|or Io sifuocior¸ cIorificor
dudos¸ . poro que Ios propuesfos y orierfociores que reoIicemos seor Io mds
odecuodos posibIes.

¿Cué documerfocior soIicifor?: oqueIIo que fergo que ver cor eI dreo
de frobo|o que voyomos o obordor cor Io fomiIio: soIud¸ sifuocior ecoromico¸
IoboroI.

¿Cudrdo soIicifor documerfocior?


Cuordo reco|omos Ios dofos bdsicos de
iderfificocior (rombre y opeIIidos¸ DMI¸ .)
poro hocerIo correcfomerfe y evifor errores
(especioImerfe er persoros e×fror|eros).




Cuordo obordemos Io sifuocior IoboroI:
poro corocer me|or su froyecforio IoboroI y
hocer propuesfos de irsercior IoboroI (derivor
o servicios de empIeo¸ formocior.) orierfocior
sobre presfociores¸ persiores.



Cuordo obordemos probIemos de soIud:
poro corocer me|or Io sifuocior soriforio y
poder orierfor sobre eI occeso o presfociores¸
persiores¸ servicios de opoyo er eI domiciIio¸
revisior o soIicifud de cerfificodo de
mirusvoIío¸ irgreso er residercio.


Cuordo obordemos Io sifuocior
ecoromico y seo recesorio cIorificor Ios
irgresos y gosfos¸ riveI de erdeudomierfo.
poro voIoror me|or Io sifuocior ecoromico¸ Io
recesidod de opoyo¸ eI occeso o presfociores.
PosibIes documerfos poro soIicifor

DMI / MIE / PASAPOPTE (Persoros er
sifuocior irreguIor)

Cerfificodo de empodroromierfo: soIo cuordo
fociIife Io recogido de dofos y seo recesorio
cIorificor eI domiciIio y Ios persoros que viver er
éI.



Irforme de vido IoboroI.
Tor|efo de irscripcior como demordorfe de
empIeo.
.
.



Irformes médicos.
Cerfificodos de mirusvoIío / irvoIidez.
Pecefos (er coso de soIicifor eI pogo).
.
.


Jusfificorfe de irgresos: romiro¸ persior¸
presfocior por desempIeo¸ |usfificorfe de ro
percibir irgresos.

Jusfificorfe de gosfos: especioImerfe de Ios
corcepfos por Ios que soIicife oyudo ecoromico:
Iuz¸ oIquiIer¸ hipofeco.
63
HOJA DE SEGUIMIENTO
Hoja Nº
Fecha
Proceso de acompañamiento (entrevistas, acuerdos,...)
Nombre y Apellidos
Nº de Expediente
64
Fecha
Proceso de acompañamiento (entrevistas, acuerdos,...)
65
Nº Expediente
C.D. Valencia
Fecha de Alta:
Parroquia / Entidad
Profesional / Voluntario
Persona de contacto o Institución
Nº Expediente SICE
Doc. Ac. 01.01
SITUACIÓN SOCIO-FAMILIAR
Nombre y apellidos Parentesco Edad Situación Residencia Obervaciones
DATOS PERSONALES
Nombre y apellidos:
D.N.I. / N.I.E. / Pasaporte:
Fecha de nacimiento: Lugar de nacimiento:
Estado civil: Nacionalidad:
Sexo: Hombre Mujer
Domicilio actual o sin hogar: Localidad:
Fecha de llegada:
Tarjeta Estudiante Tarjeta Comunitaria
Situación en España: Irregular Permiso Residencia Permiso Residencia y Trabajo
Domicilio empadronamiento: Teléfono:
FICHA DE ACOGIDA
66
Observaciones:
Observaciones
Ingresos familiares Tipo de ingresos
SITUACIÓN SANITARIA
Cobertura Sanitaria: Seguridad Social Seguro Privado SIP Sin Cobertura
Discapacidades: Física Psíquica Enfermedad Mental Diagnóstico
Certificado Minusvalía Grado Minusvalía Grado Dependencia
Adicciones: Alcohol Drogas Juegos
NIVEL FORMATIVO E. Primarios E. Secundarios E. Universitarios Otros
Sin Estudios
SITUACIÓN LABORAL
Profesión:
Situación actual: Empleado Tipo de contrato
Desempleado Prestación
Observaciones:
DATOS DE LAVIVIENDA
Régimen de tenencia: Propia Alquilada Cedida Sin vivienda Ocupada
Tipo de Vivienda: Piso Albergue Habitación Compartida Infravivienda Otra
Observaciones:
SITUACIÓN ECONÓMICA
67
68
SITUACIÓN JUDICIAL
Observaciones:
DEMANDA INICIAL
De conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal,
CÁRITAS ..................................................................................., con domicilio en ................................................................................,
.............................................................................................................................................., le informa que los datos personales
recabados a través de esta ficha así como los generados a raíz de los servicios asistenciales solicitados, serán incorporados a un
fichero de su titularidad, cuya finalidad es la adecuada prestación de tales servicios, y le reconoce la posibilidad de ejercitar
gratuitamente los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en la dirección anteriormente indicada.
Se le informa que sus datos podrán ser comunicados a cualquiera de las entidades que integran la CONFEDERACIÓN CÁRITAS,
cuyas denominaciones y domicilios figuran en www.caritas.es que los utilizarán para la prestación de asistencia reconociéndole
la posibilidad de ejercitar gratuitamente los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en tales domicilios, así como
a aquellas entidades, públicas o privadas, con las que CÁRITAS ......................................................................... ha convenido la
prestación asistencial, que los emplearán con la misma finalidad. Además, sus datos podrán ser comunicados a entidades u organismos
encargados de la concesión de ayudas o subvenciones que pudieran resultar de interés para la organización que únicamente los
emplearán para llevar un control de las mismas.
El abajo firmante autoriza expresamente a CÁRITAS ............................................................................. proceder al tratamiento de
sus datos, incluidos datos de salud, en los términos anteriormente descritos y, en caso de facilitar datos de terceros, asume el
compromi so de i nformal es con caráct er previ o de l os ext remos señal ados en párrafos precedent es
___________ , a _______ de ________ de 200___
Fdo:______________
(El/la usuario/a)
PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL
PROBLEMÁTICA PRINCIPAL
69
DEMANDA, INTERVENCIÓN Y SEGUIMIENTO
Fecha / Persona que atiende / Qué se solicita / Qué respuesta damos
70
71
72
73

<<PARA SEGUIR CAMINANDO EN TIEMPOS DIFÍCILES>>

Atención a las famlias desde las Cáritas Parroquiales: pautas y orientaciones

A veces, el exceso de necesidades y lo limitado de sus propias actuaciones le harán sentir la tentación del desaliento. Pero, precisamente entonces, le aliviará saber que, en definitiva, él no es más que un instrumento en manos del Señor; se liberará así de la presunción de tener que mejorar el mundo –algo siempre necesario- en primera persona y por sí solo. Hará con humildad lo que le es posible y, con humildad, confiará el resto al Señor. Quien gobierna al mundo es Dios, no nosotros. Nosotros le ofrecemos nuestro servicio sólo en lo que podemos y hasta que él nos dé fuerzas. Sin embargo, hacer todo lo que está en nuestras manos con las capacidades que tenemos, es la tarea que mantiene siempre activo al siervo bueno de Jesucristo: “Nos apremia el amor de Cristo” (Co , 5, 14)
Benedicto XVI, Deus Caritas Est, 35. Dirigiéndose a todos los que participan en la acción socio-caritativa de la Iglesia

2

Reedición: Cáritas Diocesana de Valencia Febrero 2010 Elaboración y edición: Cáritas Diocesana de Zaragoza Marzo 2008

seguros vivienda . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . 46 III 3 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . II Trabajo en equipo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . enseres domésticos . . . . . . . . . 44 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 . . . . . . . . . . . . . . . . 45 . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . al servicio del proceso personal . . . 14 I La organizacion facilitará que la atención sea: “la mejor posible”: . . . . . . . . . Aspectos en el desarrollo de la acogida . . . . . . . . . . Otros gastos de la vivienda: . . . Vivienda . agua . . . . . . . . . . 45 . . . . . . . . . . . 26 Reuniones de valoración de las situaciones familiares . . 8 Lo sabemos. . . . . . . . . .ÍNDICE El por qué y el para qué de éste documento . . . . . . . . . . . 26 Qué es el equipo . . . . 45 . . . . . . . . . . . . . . . . 46 . . . . 21 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 . 27 . . . . . . . . Aspectos durante la espera . . . . mudanzas . . . . . . . . . .. 39 . . . . . . . . . . . 44 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . luz y gas . 41 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23 La ayuda económica.. . . . . . teléfono . . . . . . . . . . . . . 7 Rearme espiritual en tiempos de crisis . . . 33 . .. . . . . . . . . . . 19 Aspectos previos a tener en cuenta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 ¿Qué entendemos por una atención digna? . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37 Alimentación e higiene . . . . . . . . . . pero conviene recordar . . 19 La acogida . . . . . . . . . . . . . . Criterios para ayudas económicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . La acogida es una invitación al encuentro personal . . . . 44 . . . . . . . . . . . . . . . . . comunidad de vecinos . 33 Valoración de la ayuda económica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . 49 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . colonias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Hoja de seguimiento . . 50 Gastos sanitarios: . 59 limpieza en domicilios . . . . . . . . . . . . Ficha de acogida . . . . . . . . . . . . . . . . . 52 ortopedia . . . . . . 54 Transporte . . . . . 50 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59 Documentación para conocer mejor la situación familiar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . transporte escolar . . . . . . . . . . . . . . . 50 . . . . . . . . . . . . . . Anexos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Solicitud de ayuda diocesana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . seguro escolar . . . . . . 55 Retorno al país de origen . . . . . . . 49 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52 medicación . . . . . . . . . . guarderías . . . . . 57 trámites para la regularización de la documentación . . . . . . . . . . . . 47 Otros gastos escolares . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64 . . . . . . . . 53 Ropa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . excursiones del colegio . . . . . . . . . . . . . . . . 57 Atención en el domicilio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49 . . . . . . . . 70 4 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47 material escolar . . . . . . . . . . . . . . . . 59 cuidados personales . . 56 Regularización de documentación de personas inmigrantes . . . . . . . . . .Gastos escolares (educación):. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 viajes para realización de trámites . 47 becas de comedor . . . . campamentos. . . . . 49 . . . . . . . . . . . . . . . ropa escolar . . . . . . . .

5 .

6 .

. el trato que dignifica. no es tarea fácil cuando tienes enfrente al que sufre. Quizás esta sea nuestra singular aportación en una crisis que supera lo económico y que pone en evidencia la necesidad de hablar de valores. el encuentro. Este reto se torna en estos momentos más difícil. que valora. angustia. en definitiva. la escucha. que acompaña.. Nos encontramos ante una misión tan parte I Asumir los límites personales. podemos exigirnos esto: revisar las acogidas. adaptarnos a. tienen la particularidad de multiplicarse cuando se ponen en funcionamiento: la ternura. el amor. pero tenemos otros “bienes” que. pero hoy. Jesús. los del equipo. que no curó a todos los enfermos pero se acercó a ellos de una manera especial. los institucionales... Pero conscientes de no poder afrontar solos una realidad tan amplia. nos abruma su volumen y la impotencia de no poder dar solución. se hace necesario que nuestra organización sea la mejor posible. Estar al lado de los que sufren Ante este nuevo reto. Son situaciones que ya hemos visto y vivido. nos descubre una forma de amar diferente. No podemos solucionar todas las necesidades económicas. por la necesidad de dar respuesta a realidades nuevas que nos superan por ser receptores de tanto dolor. que hace de su situación una vivencia única.I EL POR QUÉ Y EL PARA QUÉ DE ESTE DOCUMENTO apasionante y sagrada como compleja: estar al lado de los que sufren. muestra el amor de Dios. Sin duda. y desorientación. Las personas que nos piden ayuda. que cuida. además.. trabajar con los criterios bien claros.. debemos aprender a reconocer nuestros límites y valorar nuestras potencialidades. tienen derecho a que nuestra respuesta sea 7 . el mayor don de Cáritas son las personas y la com-pasión por el prójimo.

seguir siendo testigos y testimonio del Reino de Dios. a través de una historia que todavía estamos construyendo”.”). aunque haya que re-aprender algunas formas de hacer. más lúcidos y que las dificultades no nos impidan ver el horizonte. es fuente de muerte. revelado en Jesús. ojala sepamos entre todos renovarnos. pero conviene recordar. en el “dios” de nuestro mundo. I Que nuestra organización sea la “mejor posible” Hay una primera parte de “recordatorio” de lo que somos (“Rearme espiritual en tiempos de crisis” y “Lo sabemos. Este rearme espiritual se centra en tres pasos: 1º Una mirada desde Dios. REARME ESPIRITUAL EN TIEMPOS DE CRISIS Se entiende por espiritualidad: “Vivir movidos por el Espíritu de Dios. ser más creativos. ya que el ídolo es aquel que exige todo tipo de sacrificios. es una idolatría. De esto trata este documento. La economía del mercado.parte la que podemos y sabemos dar. una segunda. en un absoluto. el problema de fondo de la actual crisis es de tipo espiritual.. Esperamos que sea de ayuda.. su culto se realiza . Según la Biblia. que se solidariza con la causa de los pobres. dónde aportamos aspectos para mejorar nuestra organización (“La acogida” y “Trabajo en equipo”) y una tercera sobre la cuestión del apoyo económico (“La ayuda económica. la idolatría es muy peligrosa y cruel. es decir. al servicio del proceso personal” y “Valoración de la ayuda económica”). como salvador del mundo. el “dinero” se ha convertido en un ídolo. 8 Desde la experiencia de Dios. desde él todo se interpreta y orienta.

Vista la crisis desde esta mirada. firme hasta la muerte. pone en crisis la fe. viola la verdad. asedia fortalezas. confunde lo justo y lo injusto. que se encarna en la codicia. que nos denuncia. todos somos responsables más o menos de la situación que se está padeciendo. causa muertes. El dinero tiene más derecho que las personas. nos anuncia que no es posible un cambio profundo de la crisis. Testimonio de esta realidad sangrante es la experiencia de los grupos de Cáritas y de otras organizaciones. la maldad radica en la actitud. disipa la honradez. 547). Es la crueldad del “dios-dinero”. ¿Qué más? Esto es el dios-dinero. si no nos convertimos. I Ahora bien. si no cambiamos todos. la actitud fundamental que diviniza los bienes es el individualismo egoista. compra mercenarios. en los del medio y en los de abajo. borra el derecho. por tanto. destruye ciudades. vende sangre.parte sobre la gigantesca pirámide de sacrificios de millones de seres humanos. que son dones de Dios para todos sus hijos. rompe los vínculos de afecto. Este “virus” mortífero se ha anidado en el corazón de todos: en los de arriba. destruye la amistad. decide en los reinos. en el deseo cada vez más fuerte del “tener”. en el corazón que los diviniza. humilla ciudades. ordena guerras. somete pueblos. Todos hemos quedado contaminados y. Según los profetas y el Nuevo Testamento. así lo expresa San Pedro Crisólogo: “Manda en los pueblos. 9 . 52. la maldad del “dios-dinero” no se encuentra en los bienes materiales. autosuficiente. pero a la vez. que domina inicuamente tanto el cuerpo como el espíritu de los hombres” (PL. por lo que el dinero tiene más derechos que las personas. preside los tribunales. y. El “dios-dinero” ha desplazado a la persona del centro de la vida y en su lugar se han puesto los intereses económicos. señor de iniquidad. la crisis se convierte en “signo profético”.

puedes purificarme”. Sin embargo. pero ve a presentarte al sacerdote y entrega por tu purificación la ofrenda que ordenó Moisés.. 2. advirtiendo enseguida que pensaban así. (Mc. de relacionarnos con los demás. de tal manera que Jesús ya no podía entrar públicamente en ninguna ciudad. y él les anunciaba la Palabra. 1. Le trajeron entonces a un paralítico. conmovido. tomó su camilla y salió a la vista de todos. les dijo:”¿Qué están pensando? ¿Qué es más fácil. le hizo esta pregunta: “¿Y quién es mi prójimo?”. decir al paralítico: “Tus pecados te son perdonados”. tus pecados te son perdonados”. sino que debía quedarse afuera. o “Levántate. advirtiéndole severamente: “No le digas nada a nadie. 40-45) Unos días después. a causa de la multitud. Jesús dijo al paralítico: “Hijo. Jesús volvió a Cafarnaún y se difundió la noticia de que estaba en la casa.. divulgando lo sucedido. Enseguida la lepra desapareció y quedó purificado. empezó a proclamarlo a todo el mundo. sobre todo. levantaron el techo sobre el lugar donde Jesús estaba. 10 . Jesús. que como ejemplo presentó estos textos: Entonces se le acercó un leproso para pedirle ayuda y. I El camino nos lo señala Jesús. que no había más lugar ni siquiera delante de la puerta. apenas se fue. toma tu camilla y vete a tu casa”. Se reunió tanta gente. cayendo de rodillas. y haciendo un agujero descolgaron la camilla con el paralítico. queda purificado”. Jesús.Y acudían a él de todas partes. para justificar su intervención. toma tu camilla y camina”? Para que ustedes sepan que el Hijo del hombre tiene sobre la tierra el poder de perdonar los pecados —dijo al paralítico— yo te lo mando. 1-13) Pero el doctor de la Ley. diciendo: “Nunca hemos visto nada igual”. llevándolo entre cuatro hombres. (Mc. en lugares desiertos. diciendo: “Lo quiero. Jesús lo despidió. Él se levantó en seguida. La gente quedó asombrada y glorificaba a Dios. extendió la mano y lo tocó. le dijo: “Si quieres.parte 2º Modo de acercarnos. Y como no podían acercarlo a él. Jesús volvió a tomar la palabra y le respondió: “Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó en Unos escribas que estaban sentados allí pensaban en su interior: “¿Qué está diciendo este hombre? ¡Está blasfemando! ¿Quién puede perdonar los pecados? Al ver la fe de esos hombres. para que les sirva de testimonio”. con los necesitados: actitudes. levántate.

que lo despojaron de todo. puede entenderse como “una actitud paternalista”.(Lc. También pasó por allí un levita: lo vio y siguió su camino. y lo que gastes de más. causado por la injusticia y la opresión. Pero un samaritano que viajaba por allí. lo que le mueve y dirige toda su actuación es “el amor compasivo y misericordioso” (Éxodo 3. la arrogancia. Estos términos “compasivo y misericordioso” se pueden entender de modo no correcto. es decir. cuya primera reacción ante el sufrimiento de sus criaturas. un mundo que centra su atención en el orgullo. Pueden sugerir “un puro sentimiento” y quedar reducido a “obras de misericordia” sin abordar las causas. Entonces se acercó y vendó sus heridas. Crear un orden distinto. te lo pagaré al volver”. dejándolo medio muerto. 29-37) En Jesús se nos revela el modo de ser de Dios. Este es el paso más difícil y más amenazado. que siempre ha de ser sujeto y nunca objeto y medio de nada y de nadie. 11 . se construya “al derecho”. 3º Un nuevo mundo y un nuevo perfil eclesial. le respondió el doctor. lo hirieron y se fueron. sobre la primacía del dinero. lo condujo a un albergue y se encargó de cuidarlo. Reaccionar: Jesús no consiente con la causa del sufrimiento. Al día siguiente. y procede tú de la misma manera”. Para comprenderlos en sentido adecuado hay que tener en cuenta estos aspectos: Interiorizarlo: sentir y sufrir con el que lo pasa mal. sobre la primacía del ser humano. al pasar junto a él. la envidia. es decir. después lo puso sobre su propia montura. donde no quepa esto. Casualmente bajaba por el mismo camino un sacerdote: lo vio y siguió de largo. el egocentrismo.parte I manos de unos bandidos. lo vio y se conmovió. ¿Cuál de los tres te parece que se portó como prójimo del hombre asaltado por los ladrones?” “El que tuvo compasión de él”. El criterio de discernimiento de dicha construcción son los pobres. diciéndole: “Cuídalo. Y Jesús le dijo: “Ve. 1-10). sacó dos denarios y se los dio al dueño del albergue. del poder y del éxito. ya que se trata de que un mundo “construido al revés”. la falta de amor y aislamiento de los seres humanos. 10. cubriéndolas con aceite y vino.

levántate y camina”. subiendo a Jerusalén y la de San Pablo. creando igualdad. que ponían diariamente junto a la puerta del Templo llamada “la Hermosa”. Toda la gente lo vio caminar y alabar a Dios. Pedro y Juan subían al Templo para la oración de la . más que en las personas y en la fuerza del evangelio de Jesús. entonces soy fuerte” (2 Corint. matando el antiguo (conversión). Reconocieron que era el mendigo que pedía limosna sentado a la puerta del Templo llamada “la Hermosa”. I Lo que mueve y dirige toda actuación es “el amor compasivo y misericordioso”. y no llegamos a comprender la experiencia de Jesús. Allí encontraron a un paralítico de nacimiento. le dijo: “Míranos”. en las privaciones. acabamos apoyándonos en ellos. pero te doy lo que tengo: en el nombre de Jesucristo de Nazaret. dignifica a las personas como hijo/a de Dios y hermano/a. 3. El amor creador de vida es un amor crucificado. que se expresa en que da dignidad. el perfil eclesial nuevo han de comenzar a construirse desde el corazón de cada uno.” (Hechos. fijando la mirada en él. porque cuando soy débil. lo levantó. Esta fue la advertencia de Jesús. todo intento de renovación se construye sobre arena. todos pereceréis”. Aquí aparece la cruz de la que nos habla Jesús. Entonces Pedro.El hombre los miró fijamente esperando que le dieran algo. lo mismo que Juan. y entró con ellos en el Templo. Dando un salto. caminando.parte La gran energía vital y transformadora del mundo y también el alma de toda espiritualidad es “el amor misericordioso y compasivo”. de un modo inconsciente. insiste tanto en los medios ricos y dominadores. Todo ese bombardeo es tan fuerte y seductor que. pero no sólo da dignidad personal. Cuando él vio a Pedro y a Juan entrar en el Templo. “Por eso. 12. saltando y glorificando a Dios. me complazco en mis debilidades. “si no os convertís. El amor dignifica a las personas y crea igualdad. se le fortalecieron los pies y los tobillos. de inmediato. para pedir limosna a los que entraban. y quedaron asombrados y llenos de admiración por lo que le había sucedido. en los oprobios. 1-10) >> tarde. los emplea con tanta ostentación y poder que hace creer que son esos los medios principales. sino también dignidad social. 12 Pedro le dijo: “No tengo plata ni oro. El mundo nuevo. les pidió una limosna. <<En una ocasión. Este orden (otros lo llaman paradigma) necesariamente entra en conflicto con el del mundo viejo. 10). en las persecuciones y en las angustias soportadas por amor de Cristo. Pero aquí aparece una de las tentaciones más peligrosas: el mundo actual. Y tomándolo de la mano derecha. se puso de pie y comenzó a caminar. Si no se comienza desde el corazón.

que tienen interiorizado el espíritu del viejo mundo.parte Respecto a la relación con los demás y. San Pablo lo describe como sabiduría paradójica de Dios: I Los pobres son personas libres “Los judíos piden milagros y los griegos buscan sabiduría. es irreal. no es de extrañar que su respuesta sea negativa e incluso de rechazo. en concreto. no debemos olvidar que son personas libres. por el pueblo sencillo. por tanto. Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana” (1 Corint. El creyente ha de vivir esta sabiduría de Dios en nuestro mundo. 22-25). porque cada uno es mundo e Iglesia. que es escándalo para los judíos y locura para los gentiles. antes descrito y que no podemos imponer. en relación con los pobres. 1. absurdo y falta de aprobación por parte de la autoridad. y lo más doloroso. que es el ADN divino. Consiliario de Cáritas Diocesana de Zaragoza El Amor es el ADN divino 13 . pero nosotros predicamos y testimoniamos a un Cristo crucificado. y ésta fue la terrible cruz de Jesús... y que ya está transformando el mundo y la Iglesia en uno mismo. muy condicionadas. sino ofrecer. en la gran energía transformadora del Amor. ¿Cómo conseguir esta nueva sabiduría? Felix Felipe. es rechazado por los mismos pobres. ha de creer en la gran fuerza. y aquí aparece otra terrible tentación: a muchos de nuestros contemporáneos les parecerá que este nuevo mundo montado sobre otro paradigma no es práctico.

). respetados… acogidos. Recordarnos una vez más. personas con dificultades. con vivencias únicas. visita o encuentro. Es indispensable que renovemos en cada acogida. comprendidos. 14 La escucha activa y personal. más allá de la demanda concreta que realizan. debe ser la herramienta esencial de nuestra atención. escucha activa y propuestas personalizadas. PERO CONVIENE RECORDAR. y es toda una oportunidad para aprender y crecer juntos. que acogemos PERSONAS (singulares. I Las personas que acuden a Cáritas solicitando apoyo. pero ante todo personas. Es atención única a la persona y su situación.... Esta experiencia dignifica a quien escucha y a quien es escuchado. en tiempos de crisis. que además de tiempo requiere una actitud vital y sincera de quien escucha. Es importante.parte LO SABEMOS. con su propia trayectoria vital. que dignifica. ATENCIÓN PERSONALIZADA . La acogida debe transmitir respeto y re-conocimiento.. ¿QUÉ ENTENDEMOS POR UNA ATENCIÓN DIGNA? Atención única a la persona. recordar el sentido de nuestra acción (nuestra misión) que nos marca el horizonte y ayuda a discernir en lo cotidiano si nuestro acompañamiento a cada persona es el adecuado. necesitan sentirse escuchados. nuestra actitud para favorecer que la persona acogida perciba afecto y comprensión. El incremento de familias solicitando apoyo no puede hacernos perder este horizonte que debe presidir toda nuestra intervención. Una escucha serena.

No somos nosotros los que sabemos y el otro el que debe aprender. analizar y valorar cada situación. donde el otro sólo tiene espacio para recibir. esta no necesariamente debe ser grande. con objetivos claros y conociendo y analizando cada situación. analizar. otras. caminar al lado. a través de encuentros. El respeto y reconocimiento a la persona implica estar atento a descubrir y movilizar sus capacidades. reconociendo valías.. apoyando su proceso vital. las potencialidades y las dificultades de cada persona. ayudando a asumir situaciones nuevas. La actuación implica conocer. evitando actitudes que anulan. porque la vivencia. con apoyos económicos puntuales. podemos dejar de acompañar en lo que la persona necesita. evitando relaciones basadas en el dar. a tener su propio criterio. Actuar con objetivos claros hará posible alcanzar resultados. El apoyo no meditado (sin conocer. informando. que provocan dependencia. a ser autónomo y protagonista de su propia vida. visitas. Reconocer y estimular sus capacidades es la única forma posible de ayudar a crecer.. actuando con la mejor voluntad podemos dar lo que no ayuda. son diferentes. sino conocer el horizonte de nuestra aportación.. adecuadas a su realidad y a sus posibilidades. valorar su derecho a decidir. en coordinación con otras entidades que también están interviniendo. Sólo podemos ayudar a la persona si creemos en ella. con el otro. Ante demandas o problemas similares no sirven respuestas iguales. a aprender con él. Lo importante no es lo mucho o poco que podamos aportar a un proceso personal. 15 . podemos dejar de escuchar lo realmente importante. ni valorar) puede resultar perjudicial. no decidimos unos y asumen otros: juntos compartimos y decidimos. de cada familia.parte Las propuestas de apoyo y/o acompañamiento serán también únicas y personalizadas. Debemos estar atentos para trabajar desde el reconocimiento. SER ACOMPAÑANTES Estar “junto a”. CREER EN LA PERSONA Respeto a la persona y reconocimiento de sus capacidades. el entorno. otras. I Lo que define nuestro ser y hacer es estar “junto a”. a escucharle y dejarnos interpelar. Debemos conocer el horizonte de nuestra acción.. otras. a veces podemos ayudar en un proceso personal escuchando.

Creemos que la cobertura de necesidades básicas debería ser una garantía para todo ciudadano como lo son actualmente la sanidad y la educación. POTENCIAR EL COMPROMISO COMUNITARIO Ser puente.parte RECONOCIMIENTO DE DERECHOS BÁSICOS I Mediar. Habrá que saber cómo dar protagonismo a las familias. sino que deben facilitar el encuentro. En estos tiempos el trabajo en clave de “red” nos ayuda a recuperar el sentido de lo comunitario y evitar sentirnos “responsables” únicos para abordar una situación tan compleja y difícil. la ayuda cercana. Debemos ser puente entre situaciones personales y las posibilidades de apoyo que ofrece el entorno. que a todos nos supera. Nuestra acción debe ir orientada en una triple dirección: Detectar las carencias del “sistema social” y las dificultades existentes. Hay que evitar sustituir con nuestra acción. tejer redes sociales y sumar esfuerzos Debemos ayudar a tejer la red social. 16 . Nuestra acción debe ayudar a reconocer derechos y hacer posible que estos sean una realidad. asociaciones y grupos más cercanos. sumar esfuerzos. esa red que formamos todas las entidades. haciéndoles participes en la reclamación de sus derechos. Para ello nuestras actuaciones no pueden ser atomizadas. La justicia social debe ser nuestro horizonte. la implicación de entidades. Impulsar acciones de denuncia cuando estos derechos no se cumplan o no se contemplen. la ayuda entre vecinos. Ser mediación para informar y orientar sobre los derechos sociales a los que pueden acceder las familias. nunca restar. detectar carencias e impulsar la denuncia. y transmitir este conocimiento para poder denunciar la situación ante la administración (denuncia institucional).

.

18 .

sea posible. al recibimiento que damos. espacio. tiempo y organización. El lugar también juega su papel. Es también un tiempo y un espacio. el encuentro cercano y humano. por ello hay que garantizar que como mínimo. Si no se pueden cumplir estos mínimos. Habrá que adecuar el número de familias que podemos atender a las posibilidades de cada equipo. deben estar orientados para que el objetivo de la acogida. y todo ello: actitud. es recomendable no superar las dos horas de acogida de cada pareja que atiende.II II LA ORGANIZACIÓN FACILITARÁ QUE LA ATENCIÓN SEA: “LA MEJOR POSIBLE ” parte LA ACOGIDA Llamamos acogida al momento de encuentro.. Un espacio adecuado Un mínimo de personas atendiendo Un tiempo adecuado 19 .. Acogemos por parejas. y en parroquias con mayor volumen. haya dos personas del equipo para que podamos abrir la acogida. Habrá que preparar la sala de acogida para que sea lo más cálida y acogedora posible. Aspectos PREVIOS a tener en cuenta: La capacidad de atención y escucha tiene unos límites. y en esto podemos ser creativos y con poco hacer mucho. habrá que pensar alternativas. al menos cuatro.

para apuntar el orden de llegada y así asegurar una atención regulada. esto impide que se establezca una relación de confianza. El acompañamiento requiere otra duración. que algunos miembros del equipo se encarguen de la tarea de “organizar” la sala de espera: 20 Preparar los expedientes de la personas que están esperando para agilizar la tarea de los voluntarios que realizan la acogida posterior. Un espacio y tiempos adecuados Mínimo de personas de acogida La acogida no es acompañamiento No debemos confundir la acogida con el acompañamiento a las familias: durante la acogida atendemos situaciones nuevas o familias que vuelven a solicitar apoyo pasado un tiempo. Tener una hoja de registro. Mezclar acogida y acompañamiento puede generar las siguientes dificultades: • El acompañamiento se haría en función de quien realice la acogida. evitará que estemos más tiempo del adecuado. otro ritmo y otro espacio que permita profundizar.II parte Siempre que sea posible es bueno que haya más de una pareja atendiendo. todo esto evitará conflictos y forma parte de la “acogida”.. orientar al que viene por primera vez. y no habrá una persona de referencia. garantizar la intimidad. e imprescindible cuando hay muchas acogidas.. repartir el trabajo evita las prisas. Es importante. que el espacio sea agradable. • Nuestras acogidas se verán incrementadas y no podremos atender adecuadamente. En la sala de espera (especialmente para parroquias con número muy alto de acogidas): Aspectos DURANTE LA ESPERA: Organizar la espera y cuidar el ambiente Cuidar el ambiente. La acogida comienza en la sala de espera. . dar la información sobre cómo estamos organizados. reduce el tiempo de espera y facilita la calidad de la acogida.

Conocer los criterios de Cáritas Cuidado con las urgencias Nos organizaremos para evitar interrupciones durante la entrevista de acogida. La tarea es muy importante y las personas que se acercan y confían en nosotros se merecen una respuesta adecuada. Cuando se incorporan voluntarios nuevos es conveniente que comiencen apoyando otras acciones: atender la sala de espera. se podrá antender a lo largo de la semana. Es imprescindible que las personas que realizan acogidas estén preparadas y conozcan los criterios y el método de trabajo de Cáritas. Cuando vienen familias fuera del horario: la prioridad es atender a aquellas que lleguen dentro del horario de acogida. rompe el clima y es una falta de respeto. esto intimida y no permite una relación cercana. Aspectos en el DESARROLLO DE LA ACOGIDA: Cuidar a los niños. los expedientes deben No más de dos 21 . organizar expedientes.. poco a poco. ficheros de recursos. Es bueno combinar personas con experiencia con aquellas que llevan menos tiempo. Atendemos por parejas..II parte Comprobar si las personas que vienen por primera vez pertenecen a esta parroquia y así evitar esperas y confusiones. Organizarse y documentarse Atender a los niños No nos dejemos arrastrar por la urgencia. sin esperar a la siguiente. ir apoyando también la atención a las familias. etc. Evitar parejas que tengan poca experiencia. si detectamos situaciones de urgencia. Cuando no sea así. De forma progresiva y con un proceso de acompañamiento y formación podrán. Para ello. apoyar tareas de sensibilización. contabilidad. Ahora bien. es una práctica “educativa” avisarles de nuestras limitaciones y que podrán ser atendidos la semana siguiente. siempre hay que respetar la intimidad. nunca atender más de dos personas. cuando sus padres están siendo atendidos y se cree conveniente que no estén presentes en la entrevista (podemos tener algunos recursos como hojas con dibujos y pinturas para que estén entretenidos).

II

parte
estar en un despacho diferente al que se utilice para las entrevistas. Hay que poner los medios para que los niños no estén presentes durante las entrevistas de acogida. No es un lugar apropiado para ellos por la angustia y la tensión que en ocasiones pueden darse. Aconsejar a las familias para que los dejen al cuidado de otras personas y si es necesario cuidarlos durante la misma.

Respeto a la intimidad y a los menores Prever situaciones tensas

Ante situaciones de agresividad, a veces provocadas por consumo de alcohol u otras sustancias, no realizar la entrevista en ese momento y aplazarla para otro día o lugar (en Cáritas Diocesana si se viera necesario). Siempre que sea posible la entrevista se realizará con los dos cabeza de familia.

Traductores sí, pero…

Cuando la barrera del idioma no nos permita comunicarnos debemos poner los medios, una entrevista adecuada es aquella en la que existe entendimiento por ambas partes, podemos contar con el servicio de un traductor que lo facilite. Pero, ¡atención!, la experiencia en este terreno ya nos indica que la elección del traductor debe ser muy cuidadosa: nunca menores de edad, ni personas que por su cercanía a la familia puedan intimidarlos, tampoco personas que nos generen cualquier sospecha sobre un posible interés personal al ofrecer este servicio. Si alguien del equipo puede hacer esta labor, es una buena solución.

22

II
parte

LA ACOGIDA ES UNA INVITACIÓN AL ENCUENTRO PERSONAL
Para hacer de la acogida un encuentro positivo, pese a la situación dificil y pueden ayudarnos. dolorosa, tenemos que hacer nuestras (interiorizarlas) algunas actitudes que

Interés sincero Recordar previamente la situación antes de recibir a la familia; esto ayuda a personalizar desde el primer momento la acogida y aporta cercanía. Antes de que entren en la sala podemos leer las últimas anotaciones del expediente, en las que se indica y justifica la intervención a realizar con esta familia acordada por el equipo. Cuando se trata de una familia nueva y si la organización de la espera lo permite, los voluntarios encargados de esta tarea habrán recogido datos básicos que nos ayudarán a recibirlos.

En el registro que cada parroquia utilice en la acogida (hojas de seguimiento, hojas de acogida...) siempre indicaremos la fecha y los nombres de las personas que han realizado la acogida y los aspectos básicos de ésta para tener referencias en posibles acogidas posteriores. 23

II

parte

“Salir”al encuentro La expresión, la postura, la mirada, son detalles de nosotros que acogen o retraen. Desde el inicio, salir al encuentro, invitarles a tomar asiento, que noten la intención hospitalaria a través de nuestros gestos.

Saber escuchar Una escucha activa “atrapa” al que escucha y al que es escuchado, hay que tomarse tiempo y una buena organización nos lo puede facilitar. En esto radica nuestra aportación más singular, en saber escuchar. Debemos cuidar y preservar este aspecto fundamental. Hay que superar una escucha centrada únicamente en la demanda y la búsqueda de soluciones, mostrar desde el principio una actitud positiva, de reconocimiento y confianza.

Responder a su demanda Nuestra respuesta se centra en la persona y su globalidad y puede ser diferente en función de cada situación, algunas respuestas posibles son:

— Escuchar: Si hemos logrado que la persona se sienta valorada ya desde el inicio en la primera acogida, ya estamos dando una respuesta, por pequeña que pueda parecernos, en algunos casos, es la única posible y podemos seguir ofreciéndosela. — Informar sobre la existencia de otros recursos especializados de la red social que le puedan orientar y apoyar en su situación.

24

recursos públicos. 3. — Clarificar expectativas. — Asesorar y orientar sobre sus derechos y los servicios públicos existentes es también una aportación importante. si vamos a proponerles seguir juntos y acompañarles en un proceso que les permita mejorar su situación.. Evitar falsas expectativas en este terreno. desde el principio la relación debe estar muy clara: • La forma de abordar la situación va a implicar acuerdos y compromisos compartidos. especialmente si viene por primera vez. 2. algunos aspectos de nuestra forma de trabajar: 1. debería participar en la visita para que exista una vinculación y continuidad en el acompañamiento. de un modo tal que el protagonismo es suyo desde el principio. prestaciones. Al menos una de las personas que hicieron la acogida.. avisadles de que nos pondremos en contacto con ellos para visitarles y tener un encuentro más sereno (es imprescindible que rellenen la Ficha de Protección de Datos). Si es la primera vez que vienen..II parte — Derivar a las familias cuando sea necesario. Explicar que formáis parte de un equipo y que las decisiones no las tomáis individualmente si no que forman parte de un “método” y de unos criterios del equipo y de Cáritas. allí les podrán informar para poder acceder a servicios. 25 . Informar que trabajamos en coordinación con otras entidades sociales y será necesario contactar con otras instituciones que puedan apoyarle o lo estén haciendo ya para coordinar las acciones conjuntas. Dirigirles al Centro Municipal de Servicios Sociales que les corresponda según empadronamiento. • Es importante explicarle a la familia.

II parte En momentos de crisis. el discernimiento y la reflexióncompartida. cansancio o impotencia. un apoyo Entre las personas que forman el equipo debe existir un apoyo sincero. la puesta en común y la suma de conocimientos. es también una apuesta por llevar a la práctica unos valores en los que creemos: la riqueza de caminar y crecer juntos. sentimientos. compartir vivencias. tomar aliento. sanarnos. la reflexión. trabajar y sentirnos equipo nos ayuda a afrontar los retos que el contexto nos plantea. no exento de exigencia y autocrítica. capacidades y cualidades de cada uno. Cuidarnos y acompañarnos es una tarea del equipo que puede concretarse en: dejar espacios para la oración. desalientos y alegrías. EL TRABAJO EN EQUIPO Algunas claves para sacar un mejor rendimiento del equipo son: El equipo. ¿QUÉ ES EL EQUIPO? El trabajo en equipo es algo más que un método de trabajo. no despistarnos del camino y actualizar el sentido profundo de nuestro compromiso… 26 . Es momento para desplegar y poner en juego todo el potencial que nos da formar parte de un equipo. Estos momentos son esenciales para mantener la esperanza.

nos desgastan de forma innecesaria. las reuniones de equipo. Debemos pararnos a valorar en cada equipo si la organización de nuestra acogida. el tiempo disponible. una organización El equipo. Hay que establecer algunas prioridades. — Familias con una propuesta de intervención ya acordada en la que se haya producido una novedad significativa. El cada familia de forma proceso de análisis de cada situación es conveniente que siga ordenada un orden: 27 No podemos revisar en cada reunión la situación de todas las familias que se están acompañando. pueda dar fluidez a la reunión. y el orden estableci. el papel de Algunas pautas que pueden favorecer esto son: moderador No podemos revisar en cada reunión la situación de todas las familias que se están acompañando . REUNIONES DE VALORACIÓN DE LAS SITUACIONES FAMILIARES Es importante priorizar el análisis para evitar reuniones muy largas que. hacer respetar los turnos de palabra. ser realistas y sacar el máximo provecho.… son las adecuadas para afrontar el momento actual. Hay que aprender a utilizar adecuadamente las habilidades y conocimientos de cada uno. por ejemplo: — Familias nuevas. añadidas a acogidas también largas. Que una persona asuma el papel de moderador. el acompañamiento. Todos debe. El equipo. solicitar claridad y brevedad. acostumbrarnos a respetarlo nos ayudará a dar agilidad a las mismas y a que éstas sean más resolutivas.Que una mos ayudar para que ejerza como tal. — Familias que requieran una intervención urgente. un método En las reuniones de equipo hay un orden y unos tiempos que cumplir.II parte La improvisación en el aspecto organizativo nos confunde. etc. — Familias en las que sea necesario realizar una revisión del proceso de intervención.persona asuma do. Analizar la situación de Analizar la situación de cada familia de forma ordenada. nos hace repetir tareas y genera inseguridad y sensación de descontrol.

c) Valorar la documentación que pueda solicitarse a la familia para clarificar la situación (si se considera necesario). posibilidades de apoyo del entorno.. b) Coordinación con otras entidades para contrastar información porque intervienen con la familia o porque puedan apoyar el proceso. Para que una valoración inicial sea lo más objetiva y fundamentada posible se habrá recogido previamente información a través de: a) Entrevistas con la familia para conocer necesidades materiales. 2.II parte 1. estado emocional. el resto del grupo hace las aportaciones que considera oportunas sobre la propuesta de intervención. Exposición inicial de la pareja de acogida o acompañamiento: • Descripción de los aspectos más significativos de la situación de la persona o familia.. 28 . Con frecuencia se requiere más de una entrevista en la acogida y en los casos nuevos es útil realizar visitas a domicilio. • Valoración inicial de la situación y propuesta de intervención. Análisis y valoración en grupo: • A partir de lo expuesto.

d) La capacidad del equipo: tiempo para realizar visitas.). aunando calidad y agilidad. e) La implicación del interesado: los compromisos del interesado para resolver su situación (Ej. etc. pero seamos realistas. personas responsables del acompañamiento… La rapidez o lentitud en responder suele provocarnos sentimientos de preocupación e incluso culpa. intentaremos que la respuesta se realice en la misma semana.. acudir a Centro Municipal de Servicios Sociales. elaborar expedientes. o es conocida y forma parte de un proceso.II II parte parte 3. registrando: qué acciones vamos a realizar. saber diferenciar lo urgente de lo que no lo es.. las fuerzas son las que son y el camino es largo. b) La urgencia de la situación. Si es nueva y es necesario profundizar más.. Acuerdo de intervención confirmado por el equipo: • • El acuerdo tomado tiene que quedar escrito en el expediente. Cuando se valore que existe mucha urgencia. c) Complejidad de la intervención planteada y la necesidad de coordinación con otras entidades. El tiempo de respuesta en demandas de apoyo económico variará en cada situación y esto guarda relación con aspectos como: a) Grado de conocimiento de la situación. 29 . compromiso de la familia. Hay que aprender a controlar estas emociones. documentación. Deseamos ser eficientes. tareas de coordinación con otras entidades..

30 .

31 .

32 .

un medio y no un fin. un elemento importante de la intervención desde Cáritas. 33 . Criterios económicos al servicio del proceso de acompañamiento. por lo tanto.III III LA AYUDA ECONÓMICA AL SERVICIO DEL PROCESO PERSONAL parte Unas condiciones de vida dignas para todas las personas es sin duda un derecho fundamental y es. el apoyo económico es un elemento más al servicio del proceso personal y familiar que conforma el acompañamiento. Hay dos aspectos que hay que tener encuenta: Una vez más. Para valorar nuestra actuación a este respecto tendremos que: 1. esto implica aprender a situar estas ayudas dentro de un proceso personal y familiar que dignifique y sea incluyente. Pero tenemos que enfocarlo como lo que es. no nos olvidamos de que nuestra ayuda es global y a esta globalidad la llamamos acompañamiento.

de las causas que la han provocado.III parte Es necesario hacer un análisis de la situación familiar (conocer datos y valorar).. nos encontramos con numerosas familias cuyo problema fundamental es que su nivel de vida se ha visto afectado seriamente por la crisis y se encuentran en una situación económica precaria. Si se trata de una familia donde claramente la necesidad de apoyo supera la ayuda económica y afecta a otros aspectos de la dinámica familiar (escasez de habilidades sociales. están viviendo una situación económica sobrevenida. etc…). Estaremos atentos a: Conocer la situación familiar Actualmente. pero contemos con que nuestro apoyo económico sólo podrá ser puntual mientras buscan otras alternativas. Nuestro apoyo será acompañarles en esta situación nueva para ellos. por el incremento del paro.. para que las respuestas sean realistas y viables dentro de las posibilidades (o límites) que tienen y tenemos.. la subida de los precios de la vivienda. problemas de salud mental. Las respuestas a sus necesidades son de carácter estructural (empleo.. 34 . dificultades con los menores. en muchos casos. bajada del precio de la vivienda. etc. de las consecuencias que están viviendo (o sufriendo). ayudarles a orientar la reorganización de la economía familiar. Podemos informarles de sus derechos. Si se trata de una necesidad de apoyo económico exclusivamente y no se detectan carencias de otro tipo... etc. hábitos laborales y de organización doméstica.) y superan nuestras posibilidades de respuesta económica.

Ingresos: cantidad.III parte Realizar una valoración completa y realista de la situación económica de las familias. deudas.. es sobre todo una opción frente al modelo social imperante para desarrollar acciones significativas que favorezcan la solidaridad y el compromiso ciudadano.. etc.). es la responsable de garantizar los derechos de los ciudadanos. trabajo. pensiones.. Conocer la situación económica Co-responsabilidad en el apoyo económico de la sociedad Capítulo a parte es la relación con la administración pública.. 35 . Este análisis nos ayudará a orientar mejor a la familia en el tipo de prestaciones y apoyos públicos a los que puede acceder.. procedencia (prestaciones. Es importante promover la movilización de otros recursos (familia.. Gastos: cubrir necesidades básicas. Si asumimos lo que no nos corresponde estaremos contribuyendo a la des-responsabilidad de quienes tienen que velar por la dignidad de las personas. Es importante clarificar si se trata de situaciones de precariedad grave o de una necesidad de reorganizar la economía familiar y valorar qué tipo de necesidades hay que cubrir de forma prioritaria. si fuese necesario. situación de futuro (continuidad o no). entidades sociales y públicas. Este criterio no es solo una necesidad ante la imposibilidad de que Cáritas pueda asumir todas las demandas que llegan. gastos más prescindibles. analizando los ingresos y gastos.) nosotros no somos los únicos. préstamos. esto lo tenemos que tener muy claro. amigos.

Hay que valorar bien cuáles son las situaciones familiares que prioricemos y tener claro cuál es el objetivo de la ayuda económica dentro del proceso de acompañamiento familiar. La red social y familiar: amigos. porque estén más especializadas. La implicación de las personas afectadas debe ser una constante y una exigencia en la búsqueda de alternativas. Hay que evitar que nuestra ayuda favorezca el que esta ayuda “informal” y espontánea pierda fuerza por la importancia en cuanto estilo de vida que conlleva. que no podemos ni debemos dar respuesta desde Cáritas a todas las necesidades que nos llegan y siempre analizar (conocer y valorar) cada situación. Por lo tanto debemos: Orientar a las familias para que puedan ser atendidas en las entidades públicas competentes y que estas puedan dar respuesta a sus necesidades a través de las ayudas públicas correspondientes. son adultos con capacidad para decidir.... Personas y entidades privadas: fomentar el compromiso del entorno más cercano: centros educativos. vecinos. asociaciones y entidades sociales que puedan incorporarles a actividades de forma gratuita o den cobertura a algunas de sus necesidades. etc. porque tengan derecho a ello. tratémosles como tales... . 36 Tenemos que ser conscientes de nuestros límites.. compatriotas. Habrá situaciones que deben ser asumidas por otra entidad.III parte Tenemos que encauzar el compromiso con: Administración: garantizar la cobertura de la necesidades básicas es una responsabilidad de la administración. porque sea la mejor solución posible. familiares. Apoyar a las familias en el ejercicio de sus derechos y en la denuncia cuando estos derechos no sean reconocidos. La propia familia objeto de acompañamiento: debe ejercer un papel activo y protagonista en la resolución de su situación. son una red informal de ayuda que podemos potenciar.

) que requieran de un proceso de acompañamiento. personas enfermas. • Situaciones de riesgo de colectivos más vulnerables: menores. económico. hábitos. — Se trate de una necesidad básica... familia.. • • • • • Alimentación Vivienda Gastos sanitarios Educación (menores) Otros gastos: — — — — — Situaciones prioritarias Necesidades principales a valorar Ropa Transporte Cuidados en el domicilio Retorno al país de origen Regularización de documentación 37 . amigos…. • Familias con imposibilidad de acceso a las ayudas públicas. • Personas con carencias en otros ámbitos (habilidades. 2º Si se valora NECESIDAD DE APOYO ECONÓMICO: • Primero promover la cobertura de la necesidad desde otros ámbitos (administración. 70) • Familias sin red social de apoyo (amigos.. salud mental. personas mayores .. familia. • Y tercero: en caso de que la ayuda no se pueda cubrir porque sobrepasa la capacidad de ayuda de la Cáritas Parroquial. sanitario.).) • Segundo. apoyar esta necesidad desde Cáritas cuando: VALORACIÓN DE LA AYUDA ECONÓMICA Proceso de valoración — No sea posible cubrir la necesidad desde otro ámbito. — Se considere necesario por ser una situación prioritaria.. entidades sociales. vecinos. se puede soilicitar a través del impreso de Solicitud de Ayuda a Cáritas Diocesana (Anexo pág. laboral. educativo…).III parte 1º ANALIZAR (conocer y valorar) la situación global de la familia teniendo en cuenta todos los ámbitos: psicosocial (vivencias).

. el apoyo se valorará periódicamente en función del proceso de trabajo con la familia. cas (Ayudas de Urgente Necesidad. RAI.). etc. Duración de la ayuda • En familias afectadas coyunturalmente por la actual situación de crisis. ción de necesidad. Renta Garantizada de Ciudadanía). sigue manteniéndose la situaPara periodos más largos revisar en profundidad el proceso y la conveniencia o no de mantener la ayuda económica y la búsqueda de otras alternativas. ofrecer un apoyo que no supere los tres meses. Señalamos a continuación algunas pautas orientativas: • En planes de intervención con familias donde junto a la necesidad económica se aborden otras carencias (educativas.III parte La duración del apoyo económico variará en función de la situación familiar. sanitarias. 38 .. que precisan apoyo económico pero no un acompañamiento especial en otros ámbitos: • Apoyar mientras se espera respuesta de las ayudas públi• Si agotadas las ayudas públicas.

). En esos casos orientar a las familias para que en primer lugar destinen la “Prestación económica de pago único por nacimiento” (2. personas mayores y personas enfermas. • Familias que requieren un apoyo puntual: — Pérdida temporal de ingresos (en paro a la espera de cobrar subsidio.. renovación de prestaciones... personas con necesidades especiales en la alimentación (dietas especiales.. • Apoyos desde su red cercana: familia. • Atención especial a situaciones de riesgo de colectivos más vulnerables: menores. Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • Familias que carecen de ingresos suficientes para garantizar la alimentación e higiene y no cuentan con otros apoyos porque: — No tiene acceso a las ayudas de urgente necesidad o está a la espera de su concesión.. amigos. — Gastos imprevistos que rompen el presupuesto familiar en economías muy ajustadas.500 euros) a la cobertura de las necesidades básicas del niño. — No cuentan con una red social de apoyo: familia.. ALIMENTACIÓN E HIGIENE 39 .. evitando usos inadecuados. amigos.III parte ALIMENTACIÓN E HIGIENE (Garantizar una alimentación e higiene adecuada) Recursos para movilizar inicialmente • Derivación a Centro Municipal para la tramitación de la Ayudas de Urgente Necesidad. — Cierre de colegios y guarderías en periodos vacacionales en familias con varios menores con becas de comedor. tramitación de pensiones.. • Gastos especiales en familias con niños menores de tres años: alimentación infantil (cuando no sea posible la lactancia materna) y pañales.)..

Se han establecido las siguientes cuantías como gasto medio de las familias: .. . . . • El coste medio en alimentación e higiene de una familia según el número de miembros.2 miembros: entre 180 y 210 euros/ mes (incremento de 60 euros mensuales por miembro de la familia)..3 miembros: entre 240 y 270 euros /mes. 40 . los Economatos (o Almacenes de Bajos Costos) son la alternativa en clave promocional y educativa que Cáritas Diocesana propone para evitar que la ayuda alimentaria sea meramente asistencial y cree dependencia en las familias que atendemos.III parte Valoración de la cuantía de la ayuda económica La cuantía del apoyo económico la estableceremos teniendo en cuenta: • El dinero con el que cuenta la familia una vez cubiertos todos los gastos.En pañales: 30 euros mensuales. ALIMENTACIÓN E HIGIENE Según la situación económica de la familia será necesario apoyar en su totalidad o en una parte los gastos en alimentación e higiene. interparroquial o arciprestal está interesada en iniciar este proyecto puede ponerse en contacto con la Coordinadora de su Vicaría o directamente con el Área de Animación Comunitaria en el teléfono 96-3153510. ECONOMATOS • Dentro de las respuestas en alimentos que se ofrecen desde las Cáritas parroquiales. . Si alguna Cáritas parroquial..1 miembro: entre 120 y 150 euros / mes. • En estos momentos hay 21 economatos en toda la Diócesis dependientes de Cáritas parroquiales o arciprestales.

• En proceso de trabajo conjuntos con los centros municipales. familia.. Si la deuda es con un miembro de la familia evitar el pago y potenciar la ayuda mutua. • Cuando la deuda contraída no sea con un familiar. la autonomía. VIVIENDA 41 • Cuando es inminente la pérdida de la vivienda (desahucio/embargo del banco): — Promover la acogida e implicación de la red social del entorno (amigos. la estabilidad. • Evitar la pérdida de viviendas de bajo coste. alquiler y orientación sobre recursos públicos de vivienda. • Apoyar el acceso a viviendas cuyo coste pueda ser asumido posteriormente por la familia... -Criterios Generales- VIVIENDA Recursos para movilizar inicialmente • Derivar al Centro Municipal para la tramitación de ayudas de urgente necesidad.. las condiciones dignas). Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas — Cuando no exista apoyo del entorno derivar al Centro Municipal del Ayuntamiento para la gestión de situaciones de urgencia. complementar la ayuda de urgente necesidad tramitada desde el Centro Municipal cuando se estime necesario en el proceso de intervención. ..) como alternativa más adecuada. • Familias con economías precarias que no cuentan con otro tipo de apoyos: ayudas públicas.III parte (Favorecer el arraigo. familiares.

VIVIENDA REALQUILER DE HABITACIONES • Habitaciones que reúnan unas mínimas condiciones de habitabilidad. “camas calientes”. De forma excepcional pagar la deuda cuando se considere que es la única alternativa. HIPOTECAS DE VIVIENDAS EN PROPIEDAD 42 • Apoyar a aquellas familias que están afrontando el pago de la hipoteca en otros conceptos que sí se puedan cubrir. (no superar los 700 euros). colchones en pasillos. documentación.. — En caso de solicitar el pago de deudas en habitaciones anteriores por tener retenidos bienes personales (ropa.. se considera viable el mantenimiento posterior de la vivienda y existe un proceso de trabajo con la familia.III parte -Criterios específicos según régimen de tenencia- ALQUILER DE PISO • Apoyar alquileres económicos que pueda mantener la familia. En estas situaciones apoyar en otras necesidades básicas y en la búsqueda de otras alternativas.). • Valorar el apoyo en desahucios inminentes sólo cuando es de bajo coste. No pagar cuando se trate de precios todavía más abusivos. No pagar situaciones indignas y abusivas (Ej. — Verificar la deuda solicitando justificante o poniéndose en contacto con el dueño. • Derivar a las familias a los Servicios Jurídicos que informan en relación a la situación de la hipoteca.. • Habitaciones que no superen los 250 euros.): realizar siempre que sea posible una labor de mediación con el propietario. • En el pago de fianzas para la entrada en una vivienda: apoyar en una parte promoviendo la implicación del Centro Municipal y la familia en el resto. previa autorización del inquilino.. .

VIVIENDA 43 . -Criterios generales- • Valorar el apoyo a la familia en otros conceptos diferentes (ej.III parte PISOS DE OTRAS ENTIDADES PÚBLICAS Y PRIVADAS • No cubrir los gastos derivados de la vivienda cuando haya una entidad pública o privada que se responsabilice de la gestión de la misma. • Colaborar con la elaboración de informes para la adjudicación de viviendas sociales. alimentación) dentro de un plan de intervención coordinado con las entidades y orientado a que el interesado asuma el pago de la deuda.

44 .III parte OTROS GASTOS DE LA VIVIENDA Recursos para movilizar inicialmente LUZ Y GAS OTROS GASTOS DE LA VIVIENDA Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • Mediar con la entidad suministradora para aplazar o fraccionar el pago. evitar pagar inicialmente y presionar para la búsqueda de otras alternativas dentro de la administración. Situaciones para apoyar de forma prioritaria desde Cáritas • Cuando el teléfono sea un medio necesario en proceso de búsqueda de empleo (apoyar la recarga del móvil entre 10 y 15 euros al mes). • Orientar a la reducción de gastos cuando hay teléfono fijo y móvil. TELÉFONO Recursos para movilizar inicialmente • En caso de personas mayores con escasos ingresos orientar a la tramitación del abono social gestionado desde Telefónica para recibir el servicio de teleasistencia. • Priorizar el apoyo en situaciones de riesgo y colectivos más vulnerables: familias con menores. promover que la familia asuma una parte de la deuda como criterio educativo en el pago de gastos periódicos. • Familias con las que existe un proceso de trabajo. hay aviso de corte de luz y no hay posibilidad de que el Centro Municipal pueda gestionarlo. personas mayores o enfermas. • Siempre que sea posible. • Derivación al CMSS para la tramitación de ayudas de urgente necesidad. Si no paga por problemas burocráticos con la entidad suministradora.

Recursos para movilizar inicialmente ENSERES DOMÉSTICOS • Derivar al Centro Municipal para la tramitación de ayudas de urgente necesidad en electrodomésticos y mobiliario básico. ya que existen medios en el Ayuntamiento para negociar formas de pago adecuadas a situaciones económicas precarias. • No se considera un concepto prioritario a apoyar. necesidad de teleasistencia. La existencia de deudas no conlleva un corte en el suministro. personas enfermas y mayores. OTROS GASTOS DE LA VIVIENDA Recursos para movilizar inicialmente . • En caso de deuda derivar al Ayuntamiento para realizar el reconocimiento de deuda y negociar el pago aplazado o fraccionado. 45 • Cuando sea necesario apoyar a familias que deben trasladarse a una vivienda sin mobiliario básico y no pueda cubrirse desde otros recursos.III parte • Cuando se considere necesario (situaciones de enfermedad.. AGUA Situaciones para apoyar de forma prioritaria desde Cáritas • En personas con escasos ingresos derivar al Ayuntamiento para solicitar la reducción de impuestos de Agua y Basuras.. Situaciones para apoyar de forma prioritaria desde Cáritas • Priorizar aquellas situaciones que afecten a menores.) y no se cubra desde el Ayuntamiento. • Derivar a otros recursos existentes: RASTRELL. muebles de 2ª mano (llamar previamente para contrastar).

III parte Medios para cubrir la necesidad: • A través de donaciones que se hayan podido realizar (en la parroquia. • Derivar al Centro Municipal para tramitación de ayuda de urgente necesidad. — Si la familia se traslada a un pueblo para mejora de las condiciones de la vivienda y reducción del coste económico y no se cubre desde el Centro Municipal por quedar fuera de su ámbito de competencia. • Gestión de ayuda económica cuando no sea posible cubrir la necesidad desde otras alternativas. Situaciones para apoyar de forma prioritaria desde Cáritas • Cuando no tenga acceso a la ayuda de urgente necesidad y el pago de la deuda (o de una parte) pueda frenar o evitar el inicio de un proceso judicial. • Valorar microcréditos cuando se considere viable y adecuado por la capacidad económica de la familia y por proceso educativo. Apoyar sólo si es previsible que la familia pueda continuar el pago. COMUNIDAD DE VECINOS Recursos para movilizar inicialmente • Potenciar el acuerdo con la comunidad para fraccionar o aplazar el pago. a Cáritas). 46 . Situaciones para apoyar de forma prioritaria desde Cáritas • Valorar apoyo de forma excepcional: — En situaciones de urgencia y con presupuesto previo cuando el servicio del Ayuntamiento esté colapsado. MUDANZAS OTROS GASTOS DE LA VIVIENDA Recursos para movilizar inicialmente • Potenciar la ayuda mutua de la red familiar y social.

III parte GASTOS ESCOLARES (educación) (Favorecer el proceso educativo del menor) . • Orientar a los recursos públicos: — Centros escolares: tramitación de las ayudas públicas. Apoyar en la adquisición del material básico inicial y promover que la familia asuma progresivamente otros gastos posteriores. • Promover la implicación de la familia en el proceso educativo de los niños. Situaciones prioritarias para apoyar desde Cáritas • Apoyar cuando la ayuda favorezca la asistencia periódica del menor al centro. Recursos para movilizar inicialmente • Centros públicos: derivar al centro escolar para la tramitación de la beca de comedor. (Solicitar a la familia que aporte un presupuesto previo de la librería). promoviendo su implicación en las necesidades de los alumnos. MATERIAL ESCOLAR Recursos para movilizar inicialmente • Contrastar con el colegio el material necesario y en qué medida puede ser asumido desde el propio centro educativo. BECAS DE COMEDOR • La familia no puede asumir el coste por ser un gasto excesivo para sus ingresos y no puede acceder a ayudas públicas.Criterios generales • Trabajar en coordinación con los centros educativos. 47 GASTOS ESCOLARES (educación) .

). • Valorar el apoyo puntual cuando: — La causa sea que los padres empiezan a trabajar y puedan asumir luego el coste.). — Solicitar la implicación del centro escolar en el coste de la GASTOS ESCOLARES (educación) • Derivar al Centro Municipal para tramitar ayuda de urgencia puntual cuando no ha sido posible el acceso a una beca. pero que no cuentan con ingresos suficientes... promover la inserción laboral.. . — Cuando esté pendiente de percibir una ayuda pública. 48 • Revisar periódicamente el pago de la beca en función de los cambios que se produzcan en los motivos que originaron su concesión (problemas económicos. asistencia del menor al centro.III parte • Centros concertados: beca. — Favorecer la asistencia del menor al colegio y evitar el absentismo. ingresos hospitalarios. participación en procesos formativos. — En procesos de inserción laboral (búsqueda de empleo. • Cuando favorezca la integración socio-laboral de los padres: Otros aspectos que hay que tener en cuenta en la valoración de — Facilitar conciliar la vida laboral y familiar. la ayuda • Si algún miembro de la familia se puede ocupar del menor. • Cuando suponga una mejora en el bienestar del menor para: — Garantizar una alimentación adecuada...). — Evitar situaciones de riesgo. priorizar esta opción (siempre que el motivo de la beca no esté vinculado a garantizar la asistencia del menor al centro).. — Situaciones puntuales de los padres (enfermedad. Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • Familias sin derecho a beca por superar baremos. • Familias que no han podido solicitar la beca en los plazos establecidos.

— ROPA ESCOLAR (uniforme. • Implicar a la familia en parte del coste en función de los ingresos. OTROS GASTOS ESCOLARES Recursos para movilizar inicialmente • Implicar al colegio en la cobertura de estas necesidades. — EXCURSIONES DEL COLEGIO — TRANSPORTE ESCOLAR Recursos para movilizar inicialmente • Contrastar con el centro educativo la posibilidad de sufragarlo desde el propio centro. Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • Cuando no se pueda abordar desde otras entidades y se considere necesario en el proceso de escolarización del menor. . batas.…) • Derivar al Centro Municipal para la tramitación de ayuda de urgente necesidad. Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • Apoyar en situaciones puntuales y excepcionales: cambio de domicilio a mitad de curso o problemas puntuales de salud y cuyo coste no pueda ser asumido por la familia. 49 GASTOS ESCOLARES (educación) • Pagar la beca desde el momento que se concede pero no asumir deudas de meses anteriores. Implicar a la familia en parte del coste en función de los ingresos. chándal. En ese caso realizar un papel de mediación con el colegio para que el niño pueda acceder al comedor.III parte • Trabajar de forma coordinada con el colegio contrastando el impacto de la beca en el proceso del menor.

— SEGURO ESCOLAR GASTOS ESCOLARES (educación) • No se contempla como un gasto prioritario al no ser obligatorio y estar garantizada igualmente la atención sanitaria del menor. Apoyar inicialmente cuando con el trabajo puede sufragar los meses posteriores.III parte Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • En familias con un proceso de trabajo. • Apoyar en situaciones excepcionales en las que se favorezca la integración de los menores en la dinámica escolar (Ej. — GUARDERÍAS Recursos para movilizar inicialmente • Derivar a la realización de solicitudes de guarderías públicas. • Derivar a guarderías de carácter benéfico-social. Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas: • Cuando no hay una red familiar que pueda atender al menor y sea necesario facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar. Promover que la familia se implique aunque sea testimonialmente. 50 . • Favorecer el bienestar del menor en situaciones de riesgo. niños que no van nunca a excursiones).

que organizan colonias.. • Cuando se considere importante en el proceso del menor: tiempo libre en épocas vacacionales. la Fundación “La Caixa”) comprende Valencia y su área metropolitana. asociaciones. potenciando la participación en centros de entorno que favorezcan la interculturalidad y posible continuidad durante el resto del año. Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • Familias con escasos recursos sin alternativa de ocio en verano. .D. Obra Social “La Caixa” desde julio de 2007. • Solicitar la Beca para grupos o individuales a traves del sistemade becas de verano que C. . El programa se articula a través de la financiación de bienes y servicios psicosocioeducativos destinados a los menores. PROINFANCIA GASTOS ESCOLARES (educación) 51 • Promover la concesión de becas de implicación de grupos.Favorecer el acceso del menor a experiencias y espacios adecuados de . tiene establecido.III parte — CAMPAMENTOS. campamentos. Fecha Petición aprox. COLONIAS Recursos para movilizar inicialmente: • Informar de los diferentes recursos públicos existentes.. Mayo • Cuando sea necesario facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar en épocas vacacionales escolares..Necesidad de socialización del menor. hasta la actualidad.. • Cáritas Diocesana de Valencia gestiona el Programa Proinfancia de la • El ámbito territorial en el que se desarrolla el programa (marcado por • Los/as beneficiarios/as del Programa son menores entre 0 y 16 años.

promoviendo procesos conjuntos de trabajo con las familias. especialmente en situaciones crónicas o de larga duración que requieran una intervención especial (facilitando la mediación con el médico. vacunas no cubiertas desde el Centro de Salud. MEDICACIÓN GASTOS SANITARIOS Recursos para movilizar inicialmente • Solicitar al Centro de Salud (trabajador social) la implicación y seguimiento en el trabajo educativo con la familia en el ámbito sanitario. 52 .)... Centro Municipal) para la solicitud de servicios y ayudas públicas existentes. — Situaciones puntuales con necesidad de tratamiento para superar o evitar situaciones de riesgo y que superan el presupuesto familiar (tratamientos especiales en menores. familias con procesos educativos en el ámbito sanitario. enfermos mentales.. • En situaciones graves y crónicas. orientar a la solicitud o revisión de la minusvalía o de la situación de dependencia.III parte GASTOS SANITARIOS . apoyando en el ámbito sanitario de la familia. • Derivar a las entidades públicas (SALUD.).Criterios generales • Trabajar de forma coordinada con las trabajadoras sociales de los Centros de Salud.. contrastando la situación sanitaria. Situaciones prioritarias para apoyar desde Cáritas • Cuando la medicación no sea cubierta en el centro de Salud y exista prescripción médica y factores de riesgo que indique la necesidad: — Personas con procesos de larga duración que requieran un apoyo especial en el ámbito sanitario y no cuenten con una red social de apoyo: enfermos crónicos. mujeres embarazadas...

En estos casos tramitar con devolución directa a Cáritas. • Audífonos: Situaciones prioritarias a apoyar desde Cáritas • En familias con escasos ingresos que hayan solicitado la ayuda pública valorar el apoyo económico desde Cáritas: — Cuando la familia solicite la parte que no cubre la prestación. ORTOPEDIA • Derivar a diferentes recursos en función de la necesidad: • Sillas de Ruedas. — Cuando se considere adecuado adelantar a la familia el importe concedido por el Centro de Salud. Si la situación familiar lo permite hacerlo como préstamo (micro créditos o préstamo interno de Cáritas).III parte Aspectos que hay que tener en cuenta cuando se considere necesario apoyar • Que sea un medicamento de cierta cuantía que distorsione el gasto familiar (solicitar información del coste si se desconoce). • Contrastar la posibilidad de cambio a medicaciones genéricas cuando sea posible. . andadores. bastones (cuando la necesidad es temporal). — Derivar al Centro Municipal para la tramitación de ayuda de urgente necesidad. • Gafas: derivar al Centro Municipal para la tramitación de una ayuda de urgente necesidad. GASTOS SANITARIOS 53 Recursos para movilizar inicialmente • Derivar al Centro de Salud para orientar en la tramitación de las ayudas existentes. — Derivar al Trabajador Social del Centro de Salud: cuentan con audífonos donados que adaptan de forma gratuita. • Siempre con receta médica no caducada.

tramitar ayuda para compra en comercio normalizado. Apoyar con ropa básica: ropa interior. teniendo especialmente en cuenta algunas situaciones: — — — — — Nacimiento de hijos.. — Existe sospecha de uso inadecuado (ej. pijama. Llegada del país de origen reciente de miembros de la familia.. mantas. 54 . ROPA ROPA Aspectos para tener en cuenta en la valoración de la ayuda • Valorar la situación de necesidad con la familia especialmente cuando: — La familia pide ropa constantemente. Cambios de temporada (abrigos. 3. • Si la necesidad no se puede cubrir desde los recursos existentes..). Hospitalizaciones. amigos. Ayuda mutua entre familiares. Roperos existentes ya consolidados en la ciudad.. sospecha de venta posterior). • Valorar un tiempo mínimo de tres meses entre ayuda y ayuda. Personas mayores que van a entrar en una residencia sin red familiar ni ingresos suficientes. 2.III parte Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • Apoyar cuando dentro del proceso de trabajo se valore necesario. Tienda “@rropa” de la Fundación José María Haro INTRA de Cáritas en la Diócesis de Valencia. albornoz… Recursos para movilizar inicialmente 1.

hospitales… si no es posible tramitar ambulancia o mientras se tramita minusvalía. —En personas enfermas para desplazamiento a médicos. empezar a trabajar (apoyar el primer mes). TRANSPORTE 55 • Viajes fuera de la ciudad: apoyar de forma excepcional en familias con las que exista un proceso de trabajo y justificada previamente la necesidad desde el lugar de destino. . participación en cursos de formación.III parte TRANSPORTE Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • Apoyar en bonobus-bonometro: —Dentro de un plan de intervención cuando exista una necesidad justificada: búsqueda de empleo.

.III parte RETORNO AL PAÍS DE ORIGEN Recursos para movilizar inicialmente • Cruz Roja: cuando el retorno esté motivado por causas humanitarias (ej. falta de trabajo etc. enfermedad propia o de un familiar en el país de origen. Valorar sólo en situaciones excepcionales y urgentes a las que no pueda darse respuesta desde los recursos existentes.. • Nuestro apoyo principal deberá centrarse en acompañar afectivamente en el duro proceso de reflexión y decisión sobre el retorno a su país. RETORNO AL PAÍS DE ORIGEN • INEM: si la persona tiene derecho a prestación por desempleo (cubre el viaje del solicitante y de las personas adscritas a su Cartilla de la Seguridad Social). sea difícil la de subsistencia y plantear solicitud de retorno. Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • Existen recursos suficientes para cubrir esta demanda por lo que no se considera un concepto prioritario que se debe cubrir desde Cáritas.) o cuando por situación de exclusión.. 56 .

. Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • En familias que no cuenten con ingresos suficientes para hacer frente a este coste pero se dan condiciones mínimas de viabilidad y sostenibilidad en el futuro: — Favorecer la regularización: obtención del permiso de trabajo... residencia. VIAJES PARA REALIZACIÓN DE TRÁMITES Recursos para movilizar inicialmente • Confirmar la necesidad de viajar en persona para realizar los trámites.. consulados. • Potenciar siempre que sea posible la realización de gestiones vía fax.. poderes. • Promover la implicación de la familia en una parte en función de su situación económica.). pasaporte. de residencia . REGULARIZACIÓN DE DOCUMENTACIÓN 57 REGULARIZACIÓN DE DOCUMENTACIÓN DE PERSONAS INMIGRANTES .III parte TRÁMITES PARA LA REGULARIZACIÓN DE LA DOCUMENTACION Recursos para movilizar inicialmente • Contrastar con los servicios jurídicos de inmigrantes existentes la situación legal y la necesidad y urgencia en la tramitación de la documentación. • Gestionar a través de micro-créditos siempre que la situación económica de la familia lo permita. — Evitar un empeoramiento de la situación administrativa que genere mayor exclusión social (pérdidas de permisos de trabajo. carnet consular .. — Cuando los plazos sean inminentes y no pueda retrasarse el pago.

• Asumir el coste de un único viaje. priorizando las opciones de viaje más económicas.) en el cuidado de los menores... • Apoyar el coste del viaje de los adultos. REGULARIZACIÓN DE DOCUMENTACIÓN 58 . amigos.III parte Situaciones para apoyar prioritariamente desde Cáritas • Situaciones de urgencia donde se agoten los plazos y se haya confirmado la necesidad de realizar los trámites en persona. • Contar con presupuesto previo. promoviendo la implicación de la red social (familia.

• Situaciones en las que la carencia de limpieza del hogar suponga un riesgo para la persona o familia. • Derivación al Centro Municipal para la tramitación del Servicio de Atención Domiciliaria. en una habitación o en pisos compartidos. • Valorar en situaciones con carácter preventivo (riesgo de deterioro personal) mientras se tramita el ingreso en una residencia. Situaciones prioritarias para apoyar desde Cáritas • Personas especialmente vulnerables: personas enfermas y personas mayores solas. se haya descartado la posibilidad de tramitar. a corto plazo. LIMPIEZA EN DOMICILIOS Recursos paraa movilizar inicialmente • Fomentar inicialmente el apoyo de la red familiar y social. • Situaciones en las que siendo urgente y prioritario. CUIDADOS PERSONALES Situaciones prioritarias para apoyar desde Cáritas • Si no es posible cubrir desde otros servicios.III parte ATENCIÓN EN EL DOMICILIO Recursos para movilizar inicialmente • Fomentar inicialmente el apoyo de la red familiar y social. • Cuando se valore adecuado dentro de un proceso educativo de trabajo con la familia. valorar apoyo con presupuesto y enmarcarlo en un proceso de trabajo con la familia. 59 ATENCIÓN EN EL DOMICILIO • Derivar a Centro Municipal para tramitar servicios existentes: Menjar a Casa. . el Servicio del Ayuntamiento y se plantee ayuda puente mientras se tramita la solución definitiva al problema.

60 .

61 .

62 .

.

        .

$' #+ "% "%$"+ (- . # (*  )$  (# "  ." ##+ -     ) "  "$   $. #"# (/ 0! #"$"% "&'       "  . ! " #"$"%&' #($ " #"$"% "# !  )#  " ) "" $*  "%+ ".

( #"$  "  .# " #"$"%& 6 6 .

 .

1.

"# # $5+   #"- # (#$  "% "%$" )  " ".  "% 2 # "*$  # (." # + -2 #.$ $!#"/ ."# # $#$' % "# ."   ) +  # ##$-   $*  "% "%$"+  "## # )+  ""  "- ."  "# # # )  " ".$ # # (/ * # ""% "$ #$# # $/ - / ."  #$" )      !/ ." # ' %$+ %+ "%  #$+ *.""% 1$( ) #+  3" ""$ )   1"$   4*2/ # (#$  "% ('  "" $*  )" ( ) 3"  # "% ( 1#  " # $+ ."# # $5 6 #7/ " 1 " # "  2/ - / ." #  "( - .$"%-2 "% ( "+ - # (#$ ($ # #'  "" $*  "%  ) #  (  ""  "+ + " # )   #$"+ %  "# # "." # ' "$ #  ""    " )# "%$"' 7+  + 3"- 63 .

HOJA DE SEGUIMIENTO Nombre y Apellidos Hoja Nº Nº de Expediente Fecha Proceso de acompañamiento (entrevistas..) 64 .. acuerdos..

acuerdos.) 65 ..Fecha Proceso de acompañamiento (entrevistas...

Ac. / Pasaporte: Fecha de nacimiento: Estado civil: Sexo: Hombre Mujer Localidad: Teléfono: Permiso Residencia Tarjeta Comunitaria Permiso Residencia y Trabajo Lugar de nacimiento: Nacionalidad: Domicilio actual o sin hogar: Domicilio empadronamiento: Situación en España: Irregular Tarjeta Estudiante Fecha de llegada: SITUACIÓN SOCIO-FAMILIAR Nombre y apellidos Parentesco Edad Situación Residencia Obervaciones 66 Doc.I.D.N. 01. Valencia Fecha de Alta: Parroquia / Entidad Profesional / Voluntario Persona de contacto o Institución Nº Expediente SICE DATOS PERSONALES Nombre y apellidos: D.I. / N.FICHA DE ACOGIDA Nº Expediente C.E.01 .

NIVEL FORMATIVO E. Secundarios E. Primarios Sin Estudios E. Universitarios Otros Observaciones SITUACIÓN LABORAL Profesión: Situación actual: Empleado Desempleado Observaciones: Tipo de contrato Prestación DATOS DE LA VIVIENDA Régimen de tenencia: Propia Alquilada Cedida Sin vivienda Ocupada Tipo de Vivienda: Observaciones: Piso Albergue Habitación Compartida Infravivienda Otra SITUACIÓN ECONÓMICA Ingresos familiares Tipo de ingresos SITUACIÓN SANITARIA Cobertura Sanitaria: Discapacidades: Seguridad Social Física Psíquica Seguro Privado Enfermedad Mental Grado Minusvalía Drogas SIP Sin Cobertura Diagnóstico Grado Dependencia Juegos Certificado Minusvalía Adicciones: Observaciones: Alcohol 67 .

.............. rectificación......... le informa que los datos personales recabados a través de esta ficha así como los generados a raíz de los servicios asistenciales solicitados.... y le reconoce la posibilidad de ejercitar gratuitamente los derechos de acceso.. con domicilio en ..................SITUACIÓN JUDICIAL Observaciones: DEMANDA INICIAL PROBLEMÁTICA PRINCIPAL PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL De conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999.. en caso de facilitar datos de terceros.................... Se le informa que sus datos podrán ser comunicados a cualquiera de las entidades que integran la CONFEDERACIÓN CÁRITAS.............................caritas............ CÁRITAS .... sus datos podrán ser comunicados a entidades u organismos encargados de la concesión de ayudas o subvenciones que pudieran resultar de interés para la organización que únicamente los emplearán para llevar un control de las mismas............... así como a aquellas entidades.............................................................................. a _______ de ________ de 200___ 68 Fdo:______________ (El/la usuario/a) ............. de Protección de Datos de Carácter Personal.......... que los emplearán con la misma finalidad.. en la dirección anteriormente indicada. cuyas denominaciones y domicilios figuran en www................................................ cuya finalidad es la adecuada prestación de tales servicios.................. rectificación....................................... asume el compromiso de informales con carácter previo de los extremos señalados en párrafos precedentes ___________ ................. públicas o privadas....es que los utilizarán para la prestación de asistencia reconociéndole la posibilidad de ejercitar gratuitamente los derechos de acceso............................ proceder al tratamiento de sus datos. ha convenido la prestación asistencial. con las que CÁRITAS ............... El abajo firmante autoriza expresamente a CÁRITAS ........... cancelación y oposición en tales domicilios. . incluidos datos de salud............ cancelación y oposición........ Además..... serán incorporados a un fichero de su titularidad.................. en los términos anteriormente descritos y..... de 13 de diciembre.....................

INTERVENCIÓN Y SEGUIMIENTO Fecha / Persona que atiende / Qué se solicita / Qué respuesta damos 69 .DEMANDA.

70 .

71 .

72 .

73 .