You are on page 1of 2

“Mujeres en la Sociedad Argentina.

Una historia de cinco siglos”1


Dora Barrancos

por Mirta Zaida Lobato*

El libro Mujeres en la Sociedad Argentina. Una problemáticas, son múltiples los desafíos y difi-
historia de cinco siglos es una lectura sobre la cultades para sortear, y Barrancos los resuelve
posición de las mujeres en el hogar, en el trabajo, con imaginación y la solidez propia de los cono-
en la sociedad y en la cultura, en una larguísima cimientos obtenidos en su larga trayectoria.
duración que se abre con la vida de las mujeres Las cuestiones que están presentes en cada
de las comunidades indígenas y su relación con capítulo se organizan alrededor de las rela-
la cultura hispana hasta el presente. Su autora, ciones entre mujeres y varones en sus formas
Dora Barrancos, es una destacada historiado- de vida, la organización social, la distribución
ra dedicada desde hace años a desentrañar las del poder, las manifestaciones culturales y las
formas de la cultura en la sociedad argentina y, ideas y creencias. Se entretejen también las
como ella misma lo subraya, su libro no sólo es dificultades para llenar los vacíos historiográ-
el resultado de una vasta investigación desple- ficos. El largo tiempo abordado está dividido
gada por la autora sino también el producto de en períodos temporales atentos a los cambios
varias décadas de interrogantes a las relaciones que afectaron la vida de las mujeres pero sin
de género en la Argentina. descuidar los procesos políticos clásicos de las
En este sentido Mujeres en la Sociedad Argen- periodizaciones en nuestro país. Esta dinámica
tina se suma al ya sólido posicionamiento de de temporalidades es clave cuando se piensa
los estudios de género en el país atendiendo a en un público lector amplio, no circunscrito al
sus derivaciones teóricas y metodológicas. En campo académico.
sus páginas se encuentra un mapa de lectu- En el Capítulo I , “Mujeres de mundos con-
ra claro y preciso sobre las categorías que se trapuestos”, se dibuja el cuadro de la diversidad
concibieron en cada momento histórico y so- social y cultural de los pueblos aborígenes seña-
bre los debates alrededor de mujeres/género/ lando que las investigaciones no dieron cuenta
feminismo. Sin embargo, una característica de las “diferencias jerarquizadas entre los sexos
remarcable en Barrancos es la heterodoxia de más allá de lo que se creía una ejemplar com-
su pensamiento, el que no adopta posiciones plementariedad” (p.16). Esta idea le permitió
que clausuren la posibilidad de comprender trabajar sobre las diferencias estamentales
la complejidad de los procesos históricos y entre los incas, dando paso también a los in- 257
de los debates teóricos. Como en todo trabajo tersticios de participación de las mujeres en
donde se busca sintetizar el proceso históri- algunas de sus instituciones. Del mismo modo
co al mismo tiempo que plantear cuestiones plantea los rasgos distintivos de las culturas

* Doctora en Historia, Profesora de Historia Argentina en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de


Buenos Aires.
1
Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 2007, 351 páginas.

Revista de Trabajo • Año 4 • Número 6 • Agosto - Diciembre 2008


Reseñas

aborígenes en el resto del actual territorio ar- can enfáticamente los espacios de discusión,
gentino. Como el principio ordenador es el recusación y resistencias a normas, modelos
conflicto cultural, producto de la conquista y y atribuciones. En el Capítulo IV “Sociedad y
colonización hispana, en las páginas siguientes género a principios del siglo XX. El despertar
nos encontraremos con el análisis de las posi- del feminismo” desfilan las demandas de las
ciones que encontraron las mujeres españolas, mujeres y las prácticas que hallaron para pro-
indias, mestizas y negras en ese mundo. Entre ducir las transformaciones en las condiciones
la obediencia (sujeción) y la desobediencia apa- de subordinación. Organizaciones laborales y
recen los nombres de aquellas que salieron del políticas, los complejos vínculos con ideologías
anonimato. Ya en esta sección cobran fuerza diversas y sobre todo las derivas de los feminis-
dos núcleos analíticos que, con diversas modu- mos son las claves de este capítulo, que tiene
laciones, se repetirán en los capítulos sucesivos: continuidad en el siguiente donde se analiza el
matrimonio y maternidad. En los apartados que acceso a los derechos políticos y sociales.
abordan el comportamiento de las mujeres en la Desde mi punto de vista, el último capítulo es
revolución o el de las mujeres de Rosas (Capítu- el más logrado. Allí, Barrancos despliega su arse-
lo II “Vida independiente, mujeres sujetadas”) nal de conocimientos adquiridos en una práctica
la autora marca diferencias en el estatus socio- militante por el reconocimiento de derechos a
económico y en el acceso al poder. La proximidad las personas, así como su oposición a toda forma
al poder dibujaba una participación política que de discriminación. El movimiento feminista, el
no seguía los canales y los mecanismos propios movimiento de mujeres, la formación de institu-
de la intervención pública de la época. ciones específicas, el lugar de las mujeres en la
El tercer capítulo “Transformaciones en la se- universidad, en la ciencia, en el parlamento, y el
gunda mitad del siglo XIX” se organiza alrededor desarrollo de nuevas áreas de investigación dan
de la sanción del Código Civil que consolida una cuenta de un cuadro multifacético, sin duda su-
clara diferenciación y disociación de las esferas jeto a nuevas investigaciones.
domésticas y políticas que, como ha remarca- El libro escrito por Dora Barrancos des-
do una extensa literatura, es ideal, pues en la pliega el complejo mundo de las mujeres en
práctica están interconectadas. Lo cierto es, tal relación con los varones, se asoma a las formas
como señala la autora, que el Código Civil dejó del travestismo y lesbianismo, nos incita a re-
al descubierto la existencia de un derecho para flexionar con anécdotas, relatos y situaciones
el hombre y otro para la mujer pero basados en diversas pero, sobre todo, trata de recuperar
la ley y en los derechos del primero. Los dere- los momentos trascendentes en y para la vida
chos a la propiedad y a disponer de las riquezas de las mujeres. La importancia suma de su con-
obtenidas (o a lo sumo del salario) obtenidas en tribución al tema de género y al tratamiento de
el ejercicio de alguna actividad o profesión se ba- la discriminación a través de Mujeres en la So-
saban en la noción de la minoridad femenina y ciedad Argentina, en una síntesis de 500 años
por lo tanto en su incapacidad. de historia, no obstaculiza el debate que deja
Sin embargo, no es una mirada compasiva abierto a partir de las interpretaciones parti-
hacia la mujer victimizada sino que se desta- culares de los momentos históricos.

258