You are on page 1of 3

Intervención del Secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón en la 36 Convención Textil

El secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, participo en la 36 Convención textil donde habló sobre la política pública en materia de trabajo y previsión social que impulsa el gobierno del presidente Felipe Calderón Hinojosa. Ahí instó a los industriales del sector textil a que continúen conservando las fuentes de empleo que el sector genera más ahora que existe una desaceleración de la economía de los Estados Unidos, que repercute directamente a nuestro país. Durante su mensaje, el Secretario Javier Lozano sostuvo que en el mundo globalizado en que vivimos, lo más importante es preservar las fuentes de trabajo y mantener la paz laboral a partir de un equilibrio digno entre los factores de la producción. En ese sentido enfatizó que el Gobierno Federal está convencido que para fomentar la inversión y la generación de empleos es apremiante garantizar la seguridad jurídica, pero igualmente hacer un frente común para atacar a la delincuencia organizada, a fin de que exista la confianza de los inversionistas. El titular de la STPS señaló que frente a cualquier escenario adverso, debemos ser capaces de impulsar la productividad, pero al mismo tiempo, sumarnos al combate contra la delincuencia organizada con toda la fuerza y la firmeza que la ley nos obliga. Explicó que una razón adicional, y en este caso económica, que impulsa al Presidente Calderón a combatir con firmeza a la delincuencia en nuestro país, es que sin seguridad pública no puede haber seguridad jurídica que requieren los inversionistas para canalizar recursos hacia México, y es con la inversión nacional y extranjera de mediano y largo plazo que se generan las oportunidades de nuevos empleos formales que el país necesita. El Secretario Lozano hizo un llamado a fortalecer la seguridad y la salud en los centros de trabajo en un esquema integral en el que también se involucra la justicia laboral, salarios remuneradores, equidad y como parte de ésta, la inclusión de grupos vulnerables, entre otros factores. Indicó que el subir los salarios no corresponde a una acción del Gobierno Federal, reiteró, sino a otras cuestiones de la economía, porque de nada serviría que los bolsillos de los trabajadores estuvieran más llenos, las empresas sin liquidez, ya que el dinero perdería su poder adquisitivo y la inflación sería el otro efecto, por eso se le exhorta al Congreso de la Unión a que resuelva las reformas estructurales que el país necesita para convertirse en más competitivo ante los retos propios y externos.

Por su parte el Presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil, David García Cosío, agradeció el apoyo del secretario con quien han trabajado muy de cerca principalmente con la Cámara en asuntos laborales y muy recientemente en la ratificaron del convenio mediante el cual modifican el Contrato Ley de la Industria Textil de Géneros de Punto, modernizando así el instrumento legal que regula las relaciones laborales en esta rama de la economía. Es importante destacar que el referido Contrato Ley data del año de 1940, y aunque tuvo algunas modificaciones en 2003, en lo general ya no respondía a la realidad económica y de mercado que actualmente enfrenta esta rama industrial. En este contexto, desde octubre de 2007, los integrantes de los diferentes sindicatos que conforman la referida unión obrera, acordaron con la Cámara Textil llevar a cabo los trabajos necesarios para la modernización del citado instrumento jurídico que rige las relaciones laborales en la industria textil de géneros de punto. En tal sentido, las negociaciones realizadas en la STPS duraron varios meses y culminaron satisfactoriamente para ambas partes. Los nuevos elementos que modernizan dicho Contrato, se refieren a los rubros de: flexibilidad en los horarios de entrada; turnos que faciliten los horarios de alimentos; distribución de las horas de trabajo que no afecten la productividad; cambio de días de descanso semanal u obligatorio, y flexibilidad en la distribución de vacaciones, entre otros. Por lo que se refiere a las prestaciones de los trabajadores, con la entrada en vigor de estas modificaciones, a partir del 25 de julio de 2008, a quienes ingresen a laborar en esta industria les serán aplicables las nuevas condiciones contractuales, a diferencia de los trabajadores que venían prestando sus servicios antes de dicha fecha, quienes continuarán gozando de las prestaciones con las que fueron contratados, ello en respeto a los derechos adquiridos de los trabajadores. El esfuerzo que los trabajadores realizan para fortalecer esta rama de la industria textil, en que se han logrado acuerdos no obstante las diferentes visiones que convergen respecto de esta actividad. Lozano Alarcón hizo un reconocimiento a los líderes de los sindicatos de la industria textil por su compromiso para privilegiar el diálogo y llegar a los acuerdos alcanzados en esta ocasión, lo cual permitirá mejores condiciones para enfrentar la cada vez más intensa competencia por los mercados. Al felicitar a los dirigentes sindicales y a los industriales por este importante esfuerzo, que sin duda repercutirá en beneficio de la industria y de los propios trabajadores y sus familias, al mejorar la eficiencia y la competitividad en este sector, el Secretario Javier Lozano Alarcón los exhortó a continuar en la consecución de metas que propicien el mayor desarrollo de la industria textil y el bienestar de los trabajadores. Anunció que están pendiente la revisión de otros dos contratos Ley entre ellos el de Pasamanería y Lana.

Con la firma y las negociaciones de estos importantes convenios, se inicia una etapa con mejores condiciones para la producción textil del país, en la que se favorece la competitividad y productividad, además de que se aseguran las fuentes de empleo existentes y, sobre todo, se fomenta un mayor flujo de inversiones para generar más empleos formales en esta industria. Al cabo de su intervención”Lozano Alarcón hizo la formal clausura de la 36 Convención Nacional Textil