You are on page 1of 2

El rol político de internet

La actividad política de los partidos en la red, y más concretamente en las llamadas redes sociales, especialmente Facebook y Twitter, no parece ser ya una novedad; pero si bien su participación es visible, sigue siendo una participación como mínimo torpe, escasa, y sobre todo con mucho miedo (pinchar aquí por ejemplo). Esta primera conclusión puede tener honradas excepciones que podemos analizar y destacar, pero en general es aplicable a todos los partidos políticos, aunque como comprenderán a mi me importa sobre todo el mío. Para mí la verdadera dimensión de las redes a nivel político puede estribar en que los partidos puedan organizar equipos dinámicos que contesten a los ciudadanos sobre sus problemas y que tengan capacidad para informar online de lo que al vecino le ocurre y de lo que le puede interesar. Por eso es importante ver, en cada página de Facebook de las agrupaciones, el nivel de contestación a los comentarios, el nivel de post cargados y que el internáuta encuentre un tono menos oficial y más desenfadado en su interlocutor en el partido. Los ejemplos existen y los resultados convencen, como fue el caso de la campaña electoral de Obama.

definir los responsables y los plazos. Esta decisión se podrá tomar únicamente si se tienen claros los objetivos.Las reuniones de trabajo Las reuniones de trabajo o estudio son importantes para tomar decisiones. Debe salir de ella un plan claro y concreto de acción. Pero pueden ser una pérdida de tiempo si no se toman en cuenta algunas reglas probadas para la eficiencia de ellas. dada la utilidad de una reunión. capacitarse o planificar acciones en común. En la reunión deben tomarse acuerdos. ya que los objetivos propuestos pueden conseguirse mediante el intercambio de información ya sea escrita o telefónica. Debe planificarse un seguimiento de los acuerdos hasta que estos se cumplan. se convoque excesivamente a ellas. todos deben tener presente los propósitos para ella. A veces no hace falta reunirse. Esto es fundamental y si se decide a convocar a la reunión. Es frecuente que. . Solamente debe convocarse a una reunión si no hay otra forma más rápida y económica de comunicarse.