You are on page 1of 175

ESTUDIOS DE PSICOLOGIA CRIMINAL

VOLUMEN I

HANS VON HENTING
PROFESOR DE CRIMINOLOGIA EN LA UNIVERSIDAD DE BONN

ESTUDIOS
DE

PSICOLOGIA CRIMINAL
I

HURTO – ROBO CON FUERZA
EN LAS COSAS – ROBO CON
VIOLENCIA O INTIMIDACION

TRADUCCCION CASTELLANA, PROLOGO Y NOTAS DE
JOSE MARIA RODRIGUEZ DEVESA
CATEDRATICO DE DERECHO PENAL EN LA UNIVERSIDAD DE VALLADOLID

DECIMA EDICION

ESPASA CALPE, S. A.
MADRID, 2003

Titulo Original ZUR PSYCHOLOGIE DER EINZELDELIKTE I Diebstahl – Einbruch Raub Primera edición alemana 1954 Primera edición española 1960 Décima edición española 2003 ES PROPÍEDAD Espasa Calpe. Km.A.A. Carretera de Irún. S. 12. 2.. S.475 – 2003 Talleres Tipográficos de la Editorial Espasa Calpe.200. Madrid 1960 Printed in Spain - Deposito Legal: M. Madrid-20 .

A mi amigo WOLFGANG MITTERMAIER .

.

............ 26 IV...................................................................... 7 CAPÍTULO I ............................................................................................................. 115 d) Fractura de muebles u otros objetos cerrados ............................................... 134 VII..... Tipos de Hurto ................................ La zona negra ................................................ 121 b) La ejecución ...................... Delimitación Conceptual ..... ÍNDICE Páginas PRÓLOGO DEL TRADUCTOR ..... 124 V................................................................................................................................................... Sustracción y prodigalidad ... Ladrones profesionales ................ 40 VI..................................................... 71 VIII.. 79 IX............ 121 a) La preparación ....................... 51 VII..................................................... Cifras y Dudas ...... receptadores .El robo con fuerza en las cosas ................................ bandas.................................................. Robo y evasión ...................................................... 3 PRÓLOGO DEL AUTOR ............................................................................................................. 89 II............................. 136 ...................... 35 V.................................El Hurto .......................................................... 119 IV........................... 87 I..................................................... La cuantía de los daños ..................................................................................... 11 II...... 9 I................................................................... 113 c) Fractura ... Víctima y botín ............................. Motivos especiales y estados patológicos ............... 107 a) Llaves falsas e instrumentos semejantes ............ Obrar impulsivo .................................................................................... 14 III.................................................................... 82 CAPÍTULO II ......................................................................... La Amplitud de la problemática ....................................................... La acción ........................... 107 b) Escalamiento ....................................................................................... Modalidades del “robo con fuerza en las cosas” .............................................................................................. Los hechos visibles ...................... 93 III........................................................................................................................................... Asociaciones para el robo: Parejas..................... 125 VI.............................................................

............. 159 V....... Contribución a la sociología del robo con violencia o intimidación ................. El atraco a los bancos .............................. 139 I.................................................................... 144 III... El atraco como vivencia ........................ 165 ............Robo con violencia o intimidación en las personas .... Estadística del robo .................................................................................... 162 INDICE DE MATERIAS ..... Ganancia y violencia “no controlada” ............ 141 II.................................................................... 153 IV............................................................. Páginas CAPÍTULO III..........................................

Explicaba entonces en Munich el eminente psiquiatra Emil Kraepelin. llego a ser ministro de Estado en el ducado de Sajonia-Coburgo-Gotha. Über den “Cäsarenwahnsinn”. Studien zur Psychologie des Staatsgründung (“Maquiavelo. en Posen. abogado de renombre. Los recuerdos de esta época los recoge en un libro publicado en 1919: Mein Krieg (“Mi guerra”). a los veintitrés años. Una serie de obras jalonan los años sucesivos: Fouché. no solo por su saber. Se doctora en 1912 bajo la dirección de Birkmeyer. la mayor parte del tiempo en una unidad de ametralladoras. la enfermedad del emperador Tiberio”). La vida le marca desde el principio con los auspicios de una continua migración. von Amira. En 1910. Franz von Liszt. Studien zur Psychopathologie des Machttriebes (“Robespierre. 1920. Regresa a Munich y se consagra como escritor. Hans von Hentig nace en Berlín el 9 de junio de 1887. De 1914 a 1918 von Hentig presta servicio. Über den Zusammenhang von komischen und sozialen Krisen (“Sobre la relación entre las crisis cósmicas. 1924: Bamberg- Berlín. 1924. publica. quien influye poderosamente en von Henting. Y en el mismo año inicia el estudio de la medicina. Birkmeyer. en los Cazadores del Rey. Ein Beitrag zur Technik der politischen Polizei in nachrevolutionären Perioden (“Fouché. biológicas y sociales”). Oye las explicaciones de Émile Garcon. die Krankheit des Kaiser des Tiberius (“Sobre la locura de los Césares”. en Ghota después. Primero es enviado al frente francés. tres en Munich. y en otoño de 1917 a Palestina. luego al oriental. 1924. Una contribución a la técnica de la Policía Política en los periodos posrevolucionarios”). Estudia Derecho: un semestre en París. caracterizada por el permanente esfuerzo de lograr una visión lo más exacta y verdadera posible de la realidad que se pretende dominar con las normas jurídico-penales. sobre todo. con el seudónimo Hans Dankberg. unas Meditationen über das Wesen der Moral (“Meditaciones sobre la esencia de la moral”). del arma de Caballería. Ein Beitrag zur Geschichte napoleonischer Umfassungsstrategie (“Bamberg- . 1919. por su poderosa personalidad. Estudios sobre la psicología del golpe de Estado y la fundación del Estado”). dos en Berlín. En 1914 aparece uno de sus libros fundamentales: Strafrecht und Auslese (“Derecho penal y selección”). sino. Macchiavelli. como oficial. Estudia en el Gimnasio de Donaueschingen. donde apunta el rumbo que ha de mantener en su obra posterior. Estudios sobre la psicopatología del instituto de poder”). rica y profunda. con una disertación sobre la protección jurídico-penal de la propiedad literaria. Robespierre. Estalla la primera guerra mundial. para concluir en Berlín el Bachillerato de 1906 a 1907 presta servicio militar como voluntario por un año. Su padre.

Wolfgang Mittermaier le ofrece la habitación en Giessen.Berlín. que le depara ocasión de realizar importantes estudios en las prisiones. Necesita continuar escribiendo con libertad. 1925. en Heidelberg. Es director del Colorado-Crime-Survey. II. En 1947. Una contribución a la historia de la estrategia envolvente napoleónica”). III. Die Strafe. Die Erpressung (“El chantaje”). Pero en este vence el afán de independencia. Regresa a su patria en 1951. Ursprung. Von Ursprung der Henkersmahlzeit (“Del origen de la ultima comida del condenado a muerte”). En 1959. Una contribución a la psicología del hombre regresivo”). la repugnancia a una vinculación ciega para lo bueno y lo malo. Le acogen sucesivamente la Universidad de Yale. Psychologie (“La pena. que se ha casado entretanto. Origen. El año 1954 es la fecha de la edición alemana sobre el hurto y el robo que ahora damos a conocer al lector español. En 1956 publica Der Desperado. probleme des Freispruchs bei Morde (“ Problemas de la absolución en el asesinato”). A poco de su publicación (1930) es nombrado profesor ordinario en Kiel. En 1957. 1957. con el asentimiento del autor. Con HenryWeihofen publica en 1939 The Attorney General’s Survey of Release Procedures. 1956. Tampoco aquí descansa su pluma. a von Hentig. vol. No puede resignarse a la inacción. a dedicarse a la enseñanza oficial. 1954. que aparecerán sucesivamente y en breve plazo en lengua castellana. 1955). Obtiene el poder el nacionalsocialismo. En 1958. Durante este periodo de agitada historia política surge en Alemania la figura de Adolfo Hitler. el Departamento de Justicia de Washington. Es trasladado a Bonn en 1933 y separado en 1935. y Die Kriminalität der lesbischen Frau (“La criminalidad de la . Su escrito para obtenerla (1929) tiene por tema el recurso de casación en el proceso penal desde el punto de vista dogmático y de Derecho comparado. El mismo año 1925 publica con Theodor Viernstein. ahora en dos volúmenes (I. Es nombrado decano de su facultad. Pardon. fin. The criminal and his victim. las Untersuchungen über den Inzest (“Investigaciones sobre el incesto”). El profesor von Hentig no es persona grata. quien trata de ganar para su partido. Zweck. Ein Beitrag zur Psychologie des regressiven Menschen (“El aventurero. y asume con Aschaffenburg la dirección de la Monatsschrift für Kriminologie und Strafrechtsreform. Crime. Publica en 1952 Geist und Technik einer verlorenen Kunst (“Espíritu y técnica de un arte perdido”) y se jubila definitivamente en 1955 fijando su residencia en Bad Tölz. titulamos Estudios de psicología criminal. También en 1954 rehace su obra fundamental. la Universidad de Berkeley (California). psicología”). Der Betrug (“La Estafa”). 1959. conditions. En 1932 da a la luz la obra que contiene su profesión de fe criminológica: Die Strafe. En 1948. la de Kansas City. Marcha a los Estados Unidos. traducida al español y al yugoslavo. a la que dedica durante ocho años una parte considerable de su actividad. La inflación y la crisis económica obligan a von Hentig. donde vuelve a ser decano. causes. III. Profesa de nuevo. primer volumen de una serie que. instalándose en Weisling (Munich). en una conversación que dura varias horas. esta vez en Bonn. Su actividad científica continua infatigable. Der Mord (“El asesinato”). Kiel se convierte en el reducto del Derecho penal nacional-socialista. IV. de asumir la responsabilidad de sus propios actos. Der Gangster. la de Iowa. al que siguen: II.

Es connatural al hombre el que. sin embargo. expresión a veces de la diversa concepción del mundo que separa a los latinos del mundo germánico y anglosajón. A cada paso surge la tentación propia de la fatiga. Todavía algunas palabras sobre la traducción. Algunos hombres nos descubren entonces. es uno de esos hombres que incitan a proseguir sin detenerse en esta aventura dificultosa de ensanchar el perímetro del saber que ha de permitir sobrevivir al genero humano reduciendo el alto coste al que se adquiere el conocimiento empírico. suministran adecuado punto de partida para internarse en un campo sin cuyo cultivo progresivo la ciencia de la legislación no puede progresar ni dogmáticamente ni en el terreno de una razonable política criminal. Siempre escribe con una inmensa base cultural. robo. tanto por los resultados como por los principios metódicos y las perspectivas inéditas que abre. por una triste serie de experiencias históricas. aquende y allende el Atlántico. ladrón. el miedo a no poder recurrir a la farmacopea a que esta acostumbrado. donde solo disponemos de las palabras hurto. Miles de años han transcurrido también desde que sé penso en el átomo hasta que este ha sido movilizado. En los últimos años se han prodigado mas en España los trabajos relativos a la parte general de la Criminología que los estudios de delitos en particular. su vida aporta un caudal copioso de artículos y monografías en revistas de Derecho Penal y de Criminología. cual es el acervo real de nuestros conocimientos y cual dilatados son los horizontes de nuestra ignorancia. pues en todo momento esta presente en la conciencia del hombre el temor de encontrarse desnudo e inerme frente al mal que para la vida individual y social constituye el delito. que ya no es necesario andar más. El traductor ha puesto el mayor empeño en dar equivalencia exacta de los términos alemanes. evolucione muy lentamente en aquellas ideas que conciernen a las propias condiciones de su subsistencia como individuo y como especie.mujer lésbica”). Al lado de estos libros. Hans von Hentig. Miles de años han sido el precio que han pagado los países civilizados por abandonar toda una serie de penas crudelisimas de que la Historia ha dejado abundante testimonio. con el mismo espíritu ayudo. Confío por ello en rendir un servicio a los que se interesan por este genero de investigaciones. observador. la mayor riqueza en términos técnicos y criminológicos del alemán. especialmente visible en este primer volumen. su concisión mas extremada en el original alemán que en la versión castellana. atraco y atracador para expresar hechos diferentes y designar a una serie de sujetos. El camino de la verdad es difícil y áspero para nosotros. Ha procurado también ilustrar al lector con breves notas sobre aquellas peculiaridades del ordenamiento jurídico penal alemán que podrían inducir a error al tratar de inferir consecuencias respecto al . de un profundo conocedor de los seres humanos. desde el primerisimo lugar que ocupa en las investigaciones criminológicas actuales. En este caso hay que añadir además la riqueza del léxico de von Hentig. la gran diferencia entre ambos idiomas. cada uno de los cuales encuentra en el alemán su propio símbolo idiomático. el pensar que ya hemos llegado. sacrificando conscientemente muchas veces aquella agradable imprecisión con la que podría haber conseguido una mayor elegancia en el estilo. bandido. Nunca es empresa fácil trasladar pensamientos formulados en un idioma a otro distinto. proporcionándoles un precioso instrumento de trabajo que.

pues el infierno del jurista es que ha de manejar con abstracciones generalizadoras un mundo real y concreto. La realidad es muy compleja. tampoco yo puedo escapar a este destino.régimen jurídico español. Como jurista doy la bienvenida a todo intento de profundizar en esa realidad con la que cotidianamente tenemos que enfrentarnos. mucho mas si esta integrada por factores morales. JOSE MARIA RODRIGUEZ DEVESA . he de decir que reconocer la bondad grande de la obra que ahora sale en castellano y admirar el mérito de las investigaciones realizadas por von Hentig no implica necesariamente una adhesión incondicional a todos y cada uno de los postulados sobre que se asienta. pues no he omitido diligencia alguna para evitarlos. ruego que se achaquen a la natural flaqueza de nuestra condición y no se atribuyan a ligereza. que no admite dilaciones. Pero no puedo por menos de formular reservas frente a cualquier tentativa indiscriminada de generalización. y estoy dispuesto a rectificar si me dan noticia de ellos y el favor del publico permite ocasión de hacerlo. No es posible que falten los desaciertos. Para terminar.

tratare de proseguir estas pequeñas monografías. Si tengo tiempo y me alienta la acogida. . PRÓLOGO Creo que. sino que se precisa también el contacto con el objeto mismo. El presente trabajo intenta colmar tal laguna mediante las investigaciones mas recientes. Ciertamente que para ello no basta el conocimiento de la literatura. se ha descuidado el estudio de las distintas especies delictivas. HANS VON HENTIG Bonn. diciembre 1953. a diferencia de lo que ocurre con todas las teorías generales de la Criminología. Las experiencias norteamericanas y reflexiones propias.

.

CAPITULO I EL HURTO .

.

El delincuente oligofrénico contra la propiedad y el penado que se fuga4 constituyen un capitulo aparte.) . “Me encontraba – dijo mas tarde – alegre y feliz por ser tan rico. 4 “X. ella no le daba bastante de comer y lo maltrataba del modo más cruel. en ocasiones el hurto es un acto de venganza. Jena. pág. algunos hurtos se cometen por miedo3. 1951. 13 y 14. Das Leben eines Rebellen. la petulancia. Berlín. que luego había de desempeñar un destacado papel en Norteamérica. 78. sabemos que no volvió a tener una hora buena desde que entro en su casa una madrastra. 1932. El joven amaba a los animales. 1 E. LA AMPLITUD DE LA PROBLEMÁTICA §1 Se ha dicho del hurto que es lo “gris y cotidiano de la criminalidad” 1. (F. La madre tenia gallinas. movida por la necesidad. el deseo de aventuras. Entonces comenzó a sustraer huevos a los vecinos y a colocarlos en los nidales de las propias gallinas agotadas2. Como muchas mentiras. Además. Sin embargo. Johann Most. 1924. Fue internado en un manicomio publico como enfermo mental cuya irresponsabilidad le eximia de sufrir la ejecución de la pena Evadido. XXIX... pág. I. al lado de estos casos. se manifiesta en el hurto toda la gama de los conflictos humanos. Cuando las gallinas dejaban de poner.. Kriminologie.” El remonta su “evolución sentimental negativa” a esta época (Rudolf ROCKER. 72. pág. la codicia o cualquier otro impulso de los que destacan a primera vista. 75. en el Saturday Evening Post de 12 de agosto de 1950. se las mataba. 142. Munich. pág. en Vierteljahrschrift für gerichtliche Medizin. En un par de días no volví por casa. Die Sittlichkeitsverbrecher. LEPPMANN. Das Deliki des Diebstahls im Bezirk des Amisgerichts Ronneburg. toma alguna cosa que llena un vacío fisiológico. Más ¿no rebosa de abismos y secretos lo cotidiano?. vivió del hurto”. parece que la acción no encierra particulares problemas. Cuando una persona movida. El criado que había de comprar una pala en Heilbron y al que se le presto una bicicleta para que regresara mas rápidamente. De la juventud del anarquista Johann Most. 3 Véanse los casos en Hermann Kotte. otros por nostalgia. y no solo la avidez de placeres. Heidelberg. 2 James Morton. 1928. pág. Mas de una vez se vio obligado a huir de la casa paterna para mendigar o robar el pan. aunque el acto sea calificado de hurto o de apropiación indebida. I was king of the thieves. se bebe el dinero de la pala y vende luego la bicicleta. Pág. 72. “Fue degradado expresamente a la categoría de esclavo domestico. Uno de los mayores ladrones norteamericanos empezó su carrera hurtando huevos. y en Walter LUZ. MEZGER.) A la categoría psicológica del evadido pertenece también el hijastro maltratado. Ursachen und Bekämplung des Verbrechens im Urteile des Verbrechers..

80. así como los desplazamientos forzados y las confiscaciones a consecuencia de guerras perdidas. Si tratan de aclarar acciones punibles. sin embargo. que aquí actúa instintivamente. Cit. El “ladrón desconocido” vive en cientos de miles de 5 LUZ. pág. del homicidio y contra la honestidad se hunden en la nada.. es y sigue siendo un hurto. 7 Por ello no exagera EXNER cuando afirma que para aproximarse a la realidad. 74. no he vuelto a pensar en aquel propósito” 5.. Kriminologie. No obstante. ob. desde el punto de vista jurídico-penal. El mecanismo psicológico.. Innumerables víctimas no advierten la desaparición. por esta razón suministran un alto contingente de ladronzuelos a quienes se atrapa fácilmente. y también las épocas de posguerra. aunque ya no subsista la relación directa entre el precio de los cereales y él más primitivo de los delitos contra la propiedad. pág. que pueden prolongarse por mas de un decenio. Entonces me propuse. Los oligofrénicos quedan en los escalones inferiores de la vida económica.. Esta robustecida por lo masivo de los fenómenos. ser mejor. empleando incluso cerrajeros muy expertos para abrir las cajas de caudales. No tiene nada que ver con el hurto que satisface una verdadera necesidad. hoy parece inmóvil y mañana es sacudido por intensas convulsiones. Los servicios de información de los Gobiernos hacen desaparecer importantes documentos de los despachos del adversario. Pág. Memories of private detective. arroja una luz peculiar sobre el acto de la sustracción. En muchos casos el afán compulsivo e irreprimible de deshacerse de un modo absurdo del dinero conseguido. Detectives privados cuentan incluso que no han titubeado en sustraer piezas probatorias6. A lo que se añade que solo una pequeña parte de la criminalidad del hurto llega a conocimiento de los tribunales. mas que a estas complicaciones psicológicas. o se la explican pensando que han perdido u olvidado las cosas. las guerras con sus transformaciones económicas y demográficas. A esta clase de acontecimientos pertenecen las fases de ascenso y despeñamiento de la desvalorización de la moneda. se derrumban cuando la inundación de una gran crisis irrumpe sobre las masas. Berlín 1949. . abarca el tomar y el dar como unidad patológica. En las cifras del hurto se puede a menudo dar la historia política de un pueblo. cuando los tiempos son duros. junto a cuyas cifras los delitos “más interesantes”.. el cual dista mucho de ser una magnitud fija. Estos diques. Detrás y aparte de la mera intención de apropiarse esta el hurto por fetichismo y el impulso mórbido de robar. por que el Estado moderno ha conseguido interponer aisladores. (Franz Exner. como una extorsión. nos lleva hasta el enigmático campo de fuerzas del mundo circundante. como no hay contra el paro y el infortunio cotidiano. contra los que no hay ningún seguro. Pero el hurto. motivos de disculpa. Aquí surge con toda su fuerza dramática la criminalidad del hurto. 113. Pero como estaba libre de nuevo. Londres 1924. ejerciendo una especie de derecho de indulto no oficial7. pero no podemos demostrarlas. y el agudo empobrecimiento y desarraigo que produce la guerra de bombas. el hecho. 6 Herbert MARSHALL. habría que multiplicar por 50 ó 100 él numero de los hurtos sentenciados. se asientan respaldados por la falta del robado.hasta que se me acabo el dinero.) Nuestras apreciaciones pueden ser mas o menos escrupulosas y verosímiles. respira y vive. Las víctimas encuentran.

Berlín. Schemiere stehen.º del articulo 8. en el pequeño valor del botín y en un determinado tipo de víctima. 296. a los que se añaden el hurto en el campo y el forestal. y 564. 247. Jurídicamente. La madre presento querella contra el hijo. núms. fallecido hacia cinco días 8. Ninguna investigación psicológico-criminal puede efectuarse sin ninguna base jurídica clara. núm. El fiscal sobreseyó el procedimiento por falta de pruebas. 47. Era a mediados de enero y hacia mucho frío. aunque el estado de necesidad se tome en cuenta a través de la eximente completa o incompleta del núm. 1. que. 10 Estar vigilando: en alemán. computamos el hurto con multirrreincidencia (§ 244)  y las formas de sustracción propias del hurto agravado que solo representan casos especiales del hurtar. como. En el hurto se encuentra una serie de actividades que no tienen nada que ver con el tomar una cosa. en una escasez general. 33. 2.º. pág. Del T. cfr. . tomo el abrigo de su padre. la guardia. por ejemplo.  Los preceptos correspondientes de nuestro código penal son: art. 38. 516. 52. del T. pág. Aquí se incluye el procurar información9. Leipzig. KLUGE-GÖTZE.. KLUGE-GOETZE ob. 11 La jurisprudencia de la guerra negó el viejo concepto de estado de necesidad. Con ello sufrió el concepto del hurto de alimentos una interpretación restrictiva.º. 248 a StGB11. el de este caso sajón: El padre de un muchacho de veintidós años había muerto. 1951. pág. El Auxilio consiste en prestar ayuda al acto de tomar. la necesidad tiene que ser soportada por todos por igual: RGSt. Les quedaba oculta la amplitud de la zona negra que se habré tras los hechos que están a la vista. que carece de un precepto especial para el “hurto de alimentos a que se refiere el texto. y 7 8 Referido por Alfred JOHN Die Rückfallsdiebe.. o de poco valor. 681. Todas las comparaciones internacionales padecen este defecto. y el hurto de alimentos (§ 370. y 588 del Código penal español.  Se refiere a la sustracción o apropiación indebida de productos alimenticios u otros objetos de uso domestico en pequeña cantidad.  Véase la notadel traductor a la pág. cfr. 6. del hebreo baal. pero no conocían el alcance de los preceptos que había detrás de esas cifras. a causa de la tuberculosis pulmonar del padre. y destacados psiquiatras y psicólogos han mermado el valor de sus opiniones porque estaban ciertamente en condiciones de leer las cifras de la estadística criminal. 4. El hurto en el campo y forestal se recoge entre las faltas en los arts. 2. el estar vigilando10. Ausbaldowern. El instigador no mueve un dedo. 1. y una serie de actos en los que no se puede hablar de tomar.ejemplares. párrafo 1. el cual había sido expulsado por el padre de la casa. aunque no se caracterizan por una técnica peculiar (§ 243. EL § 248 a (hurto o apropiación indebida de objetos de escaso valor por necesidad) no tiene equivalente en nuestra legislación.-N. Coautoría es no solo la ejecución en común. como unidad psicológica. sino la mera voluntad de intervenir como coautor. 5) . A él. 5. El hurto de un collar de brillantes esta psicológicamente separado por todo un mundo de otros hurtos. 587.N. se les tenían que escapar las innumerables combinaciones que la vida real trae consigo. el complejo del hurto se compone de una serie de preceptos: §§ 242.º. para consumirlos en el acto: constituye una contravención que se castiga con multa de hasta 150 marcos o arresto. Etymologisches Wörterbuch der deutschen Sprache. 514. Cit. 1929. solo determina la voluntad del autor. la palabra Schemiere se deriva del hebreo simrab. Una vez dentro. 9 Buscar información: en alemán. y arts. se estaba desinfectando y se encontraba vacía por unos días. párrafo 1. El “ladrón” penetro por la ventana en su propia morada. 7. Su principal protección reside en que raras veces es denunciado.

II. equipajes de viajeros o material de la explotación en una estación. Stuttgart. que sube y se hunde turbulentamente. 76. ferrocarriles edificios de correos o en sus dependencias. siguiendo los embates de las condiciones económicas. El que sustrae objetos de culto en una iglesia comete un hurto “simple” sobre un bien jurídico especialmente protegido. todos los supuestos de robo con fuerza en las cosas. Deutsches Strafrecht bis zur Karolina.-N. Aquí reside una de las mas acusadas peculiaridades del sistema español frente a l de la mayor parte de los países europeos. ha atravesado una gran guerra. una nueva guerra y el derrumbamiento del Estado. plazas. TA B LA I  Hurto de objetos consagrados al culto en edificio religioso. o usando llaves falsas o instrumentos semejantes. los desordenes revolucionarios de la posguerra. por sí ello todavía necesario. la crisis económica mundial de 1930- 32. 504 y siguientes del Código penal). la movilización económica y militar de los tiempos de Hitler y las numerosas amnistías influyen en la imagen de la curva del hurto. 157. por una asociación para dedicarse al robo o el hurto. 12 Rudolf HIS. pues el texto. en general los hurtos agravados del derecho alemán constituyen en nuestro código una de las especies del robo llamado con fuerza en las cosas (arts. un schock deflacionista. La salida de los soldados del ámbito de la jurisdicción civil durante la primera guerra mundial. porque. canales. del T. la dependencia de esta especie delictiva respecto a las fuerzas del mundo circundante. al mencionar los hurtos cualificados (o agravados). lo mismo que en la Edad Media se castigaba mas severamente al que robaba en una herrería o en un molino12. los últimos cuarenta años de comprobaciones estadísticas unitarias. el hambre de la época del bloqueo. En la mayoría de los códigos extranjeros se da el nombre de robo tan solo al apoderamiento de una cosa mueble ajena con violencia o intimidación en las personas. Esta proporción no es constante. 1952. por la noche en casa habitada o en sus dependencias. Estas cinco crisis se reflejan en las cifras de la Estadística criminal y demuestran. comprende siempre. una desvalorización monetaria de dimensiones devastadoras. Alemania. Munich 1928 pág. LOS HECHOS VISIBLES §2 El hurto simple esta en el ápice de todas las acciones punibles. cometido en vías publicas. pág. 13 Calculado según las cifras que da el Statistisches Jahrbuch für die Bundesre publik Deutschland 1952.StGB). la desvalorización de la moneda. por la razón indicada. fácilmente se desplaza hacia arriba o hacia abajo. El 26 por 100 de todas las condenas pronunciadas en 1950 por causa de crímenes o delitos correspondió a los hurtos13. Es muy importante tener presente en lo sucesivo esta particularidad de nuestra legislación. calles. .

650. etc.403 .909 25.188 .735 .996 120 46 1935 67. 530. 544. 540. 530. 558.951 178 82 1913 79. págs.897 153 58 1934 60.455 588 201 1924 162.000 20.471 .465 18. 83 1916 76.178 51.334 170 65 1933 76.528 168 75 1926 67.).877 154 58 1932 85.600 400 179 1921 179.019 19. en Reichskriminalstatistik für 1928-40. 650 Todas cifras relativas a partir de 1934 no son utilizables a causa de desplazamientos territoriales y transformaciones sociales (Wehrmacht. - 1939 48. - 14 Las indicaciones sobre 1910-27 se encuentran en las paginas 49 y 50 de la Estadística del Imperio alemán.075 45. 144 1918 115.870 14.693 33.512 48.519 44. 650.762 145 55 1929 74. 370: Kriminalstatistik für das Jahr 1927. 535. las cifras para 1928-40.651 15.017 176 85 1911 78.035 140 64 1927 64.434 19.175 16. 187 1919 105.199 167 74 1914 67.000 137 59 1928 71.252 13.803 169 83 1912 83.392 13. Berlín. 540.793 12.148 16.554 18.491 15.820 . vol.651 15.764 156 59 1931 77.946 15. 626.818 41. 98 1917 97.000 habitantes Años Total Mujeres mayores de edad penal Total Mujeres 1910 80.725 12.121 32.920 . 616.154 372 178 1922 193.315 14. 592.818 21.233 .453 . formaciones del partido. - 1936 57.471 11. 613.833 150 57 1930 78.379 .565 222 130 1920 189.176 .183 15. - 1940 55.594 19.572 139 66 1915 65.111 404 163 1923 286. Hurto simple Alemania 1910-4014 Por cada 100.197 349 135 1925 79. - 1937 64.510 14. 1930. .629 37. - 1938 51.

el desarraigo de los desplazados y la desesperación por la derrota rasgaron los contornos morales y jurídicos de la propiedad privada17. 19 JACOBS. Zeitschrift für Strafrecht. El frío invierno de 1946-47 y la mala cosecha del verano favorecieron el desorden caótico. Sin embargo. pudo dar la primera sintomática de los tiempos caóticos. 1946-50 (septiembre. págs.907 6.. Die Kriminalität bei Eisenbahn im Bezirk der Eisenbahndirektion Köln in den Jahren 1946-1949. Hasta 1945 se amañaron las estadísticas15.330 10. El periodo 1940-50 es todavía impenetrable para nosotros. escrita en Norteamérica y publicada en Suiza. ob. (Schweizerische. Pero solo el verdugo Klein ejecuto de abril de 1944 a marzo de 1945 mas penas de muerte que las supuestamente cumplidas en el mismo tiempo en todo el Imperio. pág. 111. Offenbach.) 18 JACOBS. con 9.522 2.” La criminalidad en los ferrocarriles (hurto simple mas un pequeño porcentaje de hurtos cualificados) oscilaba delirantemente de arriba abajo: (Tomado de Georg HEIM. que las denuncias por hurto alcanzaron su punto mas alto en el mes de noviembre de 1946 con 34. 1950.000 quintales de briquetas de la estación de mercancías de Colonia. Cit.445 887 1950 1..500 2.613 34. pág. Solo después del derrumbamiento. Innumerables personas se aglomeraban en habitaciones de urgencia. en total.diciembre) Años Ganado menor Hurtos en el campo Hurtos En ferrocarriles19 1946 6. “En la primavera de 1947 se robaban todavía a diario 18. 217. Disertación de Bonn. Los nuevos objetos de los hurtos cometidos por las masas – comida y comestible – revelan claramente la terrible miseria de las grandes ciudades hambrientas: T A B L A II Denuncias por hurto mínimo18 Norte del Rin – Westfalia. la cual.966 1947 15. Cit.) 16 R.704 1948 10. pág. 110. 1947. 1952. 17 Véase mi breve exposición Die Kriminalität des Zusammenbruchs. con relación al nuevo estado de Norte del Rin-Westfalia. trabajos aislados han proyectado alguna luz sobre la oscuridad.749 1.069 172 15 Los informes de diecisiete fiscales generales arrojaban para 1944. 1952. ob.) . Die Geschichte der Abschaffung der Todesstrafe in der Bundesrepublik Deutschland. 337 y sigs. 921 ejecuciones. en abril de 1950. JACOBS dice.253 1949 4. Die Kriminalität der Nachkriegszeit. el hambre. Godesberg. (Bernhard Düsing. 104. también en esta época de la mayor desorganización y necesidad se repitió la danza macabra de las cifras del hurto. El frío. pág.360 denuncias.034 13.205 1. pág.JACOBS. y el punto mas bajo después de la reforma monetaria.788 denuncias16. 20.

además. Krieg und Kriminalität in Deutschland. El valor medio de los objetos sustraídos por hurtos simples subió de 29 dólares a 54 (1941-45)22. La forma más antigua de adquirir la propiedad despertó a una nueva vida. 22 Hans von HENTIG.055 20 Moritz LIEPMANN. En cuanto a alas cifras de la posguerra – 1945-50 -. 21 Véase el salario semanal de los penados en libertad condicional durante la guerra. que aun había en Alemania numerosos extranjeros que habían estado internados en los campos de concentración. 1930. página 339.076 1947 38. En la lucha de tendencias antagónicas. no solo en la practica. financiado por el Estado21. en mi articulo: Über den Rückgang des Verbrechens im Kriege. 1945. A estas dos complicaciones en la estructura de la población hay que añadir las gigantescas migraciones forzadas procedentes del Este. Amerikanische Erfahrungen. Denuncias por hurtos en ferrocarriles en el distrito Administrativo de Ferrocarriles de Colonia Años Denuncias 1946 17. mujeres. durante la segunda guerra mundial las cifras del hurto en Norteamérica descendieron bajo el influjo de la prosperidad de guerra. hombres viejos y jóvenes.251 1949 18. hay que tener en cuenta. Crime. Stutgart. obtuvo la superioridad de momento. en Schweizerische Zeitschrift für Strafrecht. La sustracción de la propiedad ajena fue semiaprobada por personas sin formación suficiente. la demanda de toda clase de fuerzas de trabajo y los altos salarios. La historia social y económica nos da una lección sobre las causas del delito. estableciendo cifras relativas de criminalidad. Estas formas de hurto desaparecen como por encanto en cuanto la situación económica muestra un asomo de mejoría. . A las causas referidas anteriormente hay que agregar la atmósfera de latrocinio que trae consigo el estado natural de la guerra. Es dudoso si llegara a lograrse desentrañar este entreveramiento. 149. página 70. Nueva York. pág. la situación económica mejorada de los trabajadores de armamentos. sino también en las ideas de los hombres. y también los desplazamientos de la población producidos por la destrucción de grandes ciudades. y que los prisioneros de guerra alemanes se hallaban retenidos en los países vencedores. En cambio.175 1948 24. causes and conditions. 1947. Las consecuencias morales de la guerra fueron superadas por el auge económico de la industria y la agricultura. La alta criminalidad del hurto en Suecia y Suiza durante la primera guerra mundial 20 no fue solo una consecuencia de la movilización y de las dificultades del bloqueo.

En un estudio de la criminalidad en las grandes empresas industriales, de 1946
a 1953 aparece el hecho sorprendente de que en ellas la criminalidad comenzó a bajar
un año antes del descenso general (mediados de 1948). Con la exactitud de un
experimento físico, la mejoría de la situación económica presiono aquí hacia abajo las
cifras del hurto. En forma de “abonos de exportación”, los obreros podían disponer
de alimentos adicionales23, como grasas, azúcar y huevos. Inmediatamente se produjo
un inequívoco retroceso de la criminalidad laboral, mientras que alrededor se
mantenía aun la alta curva del hurto, y solo un año mas tarde, con la reforma
monetaria, tomaba el camino descendente.
La criminalidad total culminó en los grupos de dieciocho a veintiún años o de
veintiuno a veinticinco, dependiendo de la existencia del servicio militar obligatorio y
de que importantes delitos, como las lesiones leves y las culposas, fueran perseguidos
de oficio o únicamente a instancia de parte24. El hurto alcanzó, hasta donde la
estadística se aproxima a la realidad, su punto mas alto antes de los veintiún años de
edad. La mayoría de las exposiciones se conforman con establecer porcentajes que
abarcan periodos de tres, cinco y diez años, siendo, por ello, de escaso valor
científico25. No solo se ha omitido el pequeño esfuerzo de calcular las cifras relativas,
sino que se ha prescindido también de que la potencia económica es muy diferente en
los diferentes grupos de edades y que estos incluso oscilan numéricamente, ante todo
después de guerras y en épocas de grandes migraciones. Las cifras de la tabla III
aclaran tales cambios.

TABLA III

Población de la República Federal por grupos de edades26
(Hombres Porcentajes)

Años De 1 a 15 De 15 a 30 De 30 a 60 De 60 años
años años años o más

1939 24,6 24,4 39,6 11,4
1946 28,2 18,9 39,2 13,7
1950 25,7 22,6 38,6 13,1

23
FORSBACH, Die Kriminalität in den Betrieben der Grossindustrie, 1946 bis 1953, Disertación de
Bonn, 1953, pág. 113.
24
Los grupos de “lesiones dolosas simples” y “lesiones corporales culposas” constituyeron en 1950 el
13,8 por 100 de todos los crímenes y delitos contra las leyes del Imperio alemán. Calculado según el
Statistisches Jahrbuch für die Bundesrepublik Deutschland 1952, Stuttgart, 1952, pág. 74.
25
Así, W SAUER, Kriminologie als reine und angewandte Wissenschaft, Berlín, 1950, pág. 96, según
el trabajo de UPHOFF. Mas correcto es el método de J. M. Van BEMMELEN, Criminologie,
Leerboek der Misdaadkunde, Zwolle, 1948, pág. 171, tabla LII; las cifras de Franz EXNER, ob. Cit.,
pág. 151, están totalmente libres de objeciones, según DÜNNBIER.
26
Calculado con arreglo a las cifras que da el Statistisches Jahrbuch für die Bundesrepublik
Deutschland 1952, Stuttgart, 1952, págs. 28 y 29.

El Grupo criminalmente más importante fue en 1946 desusadamente débil,
pero también la edad de treinta a cuarenta años alcanzó solo el 12 por 100, mientras
que en 1939 aun era el 17,19 por 10027. Las cifras absolutas del hurto no podían, por
consiguiente, llevar mas allá.
A causa de múltiples progresos sociales y políticos, los jóvenes se educaron en
unas pretensiones que legalmente no podían satisfacer ya. LIEPMANN ha dado 28 una
imagen gráfica de la utilización industrial de los jóvenes todavía incapaces
penalmente. Durante la guerra fueron sacados de su aprendizaje, e incluso de los
bancos de la escuela, y colocados en martinetes y altos hornos. Turnos de noche,
horas extraordinarias, agotamiento y salarios altos crearon actitudes y necesidades
que el periodo de la posguerra, vuelta la normalidad, les fueron negadas. En este
critico momento alcanzan la mayoría de edad penal los jóvenes, que hacen su
aparición en la estadística criminal con cifras altas. No obstante, las causas decisivas
yacen en el pasado.
El contingente de los grupos de edad en la criminalidad varia según la
situación social, y esta, a su vez, según la marejada de los tiempos. Herman KOTTE
ha realizado, en un cuidadoso trabajo, la descomposición por edades y periodos de
tiempo. Ha añadido a los porcentajes cuando menos, los correspondientes grupos de
población. El distrito de Ronneburgo, estudiado por él, es un distrito agrícola.
La guerra – Especialmente la guerra de bloqueo – impulsa al hurto a los
jóvenes de quince a dieciocho años, la inflación lleva a la delincuencia a los grupos
de clase media expropiados, y la deflación, así como los años de paro que la siguen,
conduce a muy altas cifras de delincuentes de dieciocho a veintiún años.

TABLA IV

Condenas por hurto según grupos de edades y periodos de tiempo29
Imperio alemán. Distrito Ronneburgo
(Porcentajes)

Imperio alemán Distrito de Ronneburgo
Años de edad
Población Condenas 1906-13 1914-18 1919-24 1925-30

12 a15 6,2 11,1 10,8 11,7 4,0 1,5
15 a 18 5,8 17,4 15,8 30,1 21,0 11,5
18 a 21 5,6 17,3 20,1 14,1 18,6 30,6
21 a 25 6,9 14,2 14,6 10,8 18,2 23,11
25 a 30 7,7 12,5 9,2 8,3 9,7 18,5
30 a 40 13,9 15,7 14,6 9,1 11,5 6,1
40 a 50 10,5 7,5 7,0 7,5 8,7 4,6
50 a 60 7,6 3,3 4,3 6,7 6,2 3,1
60 o más 7,9 1,0 3,6 1,7 2,1 1,0

27
Loc. Cit.
28
LIEPMANN, ob. Cit., págs. 83 y sigs.
29
Hermann KOTTE, ob. Cit., pág. 51. No se modifican en las citas los números de los porcentajes, no
siempre del todo exactos.

Con un ritmo rápido se desplaza de uno a otro grupo30 el centro de gravedad
del hurto. A ello se añaden modificaciones legislativas que enturbian el cuadro,
introduciendo, por ejemplo, nuevas causas de exclusión de la culpabilidad. Por lo
tanto, no es licito hablar de determinadas relaciones entre edad y hurto simple. Tal
comprobación seria únicamente posibles con un largo periodo de paz y estabilidad
económica.
Conrad MÜLLER31 ha establecido una interesante hipótesis deducida de las
cifras del hurto en Remscheid. La primera serie de sus datos muestra, en cifras
relativamente sólidas, las condiciones anteriores a la guerra. Luego pasa a los
porcentajes y compara los años de los grandes éxitos militares y de confianza en la
victoria con la época de las primeras grandes retiradas. Si, como creo yo, los
llamamientos generales de reclutas a filas no trastornan los resultados 32, se podría ver
en el repentino y rápido aumento de las cifras de jóvenes ladrones un “efecto del
desengaño”. La idea todopoderosa del Führe se desmorono como apoyo moral. La
autoridad de la vieja generación y del Estado de partido único se deshizo. La derrota
se anticipo33, y el pensamiento tan decantado de la intimidación perdió su fuerza a las
primeras conmociones del aparato ejecutivo.

TABLA V

Hurto, grupos de edad34
Remscheid, 1940-43

Por cada 100.000 del
Años de edad correspondiente grupo Porcentajes Porcentajes
de edad en 1938-39 en 1940-41 en 1942-43

14 a 17 1,0 7,8 21,3
18 a 20 2,99 18,9 7,9
21 a 25 2,7 14,5 17,3
26 a 29 1,2 12,2 11,0
30 a 39 0,6 26,7 21,3
40 a 49 0,4 10,0 10,2
50 a 59 0,2 4,5 9,5
60 a 69 0,3 4,5 0,8

30
Cuanto más se acumula el máximo de las cifras del hurto hacia las edades mayores, como ocurre en
las cifras del hurto con multirreincidencia, tanto más grande es la inseguridad que ofrecen los números
absolutos y los porcentajes inferidos de estos datos, porque las edades mas altas se funden rápidamente
por la muerte, y en parte también por migraciones. Véanse sobre esto las cifras de JOHN, ob. Cit.,
págs. 13 y 14. Culminan entre los veinticinco y los treinta años, no, como opina JOHN (pág. 15), entre
los treinta y los cuarenta, ya que desde 1983 la población se ha acumulado a favor de las edades
mayores.
31
Conrad MÜLLER, Die Diebstahlskriminalität im Bezirk Amisgerichts Remscheid in den Jahren
1938-1948, Disertación de Bonn, 1951, pág. 39.
32
A esto hay que añadir los ataques aéreos que entonces se produjeron.
33
Yo atribuyo a la entrada de los Estados Unidos en la guerra el efecto de un schock.
34
MÜLLER, ob. Cit., pág. 38

pero su curso coincide con la curva de los delitos contra la propiedad36.09 14. se puede tomar la criminalidad total. Además.. Cit. sin advertir que no son apropiados para la comparación 37. 1911-15 (Porcentaje de todos los hurtos cometidos por hombres y mujeres) De menos de de 21 a 30 de 30 a 50 de 50 a 60 de 60 años 21 años años años años o más Hombre 19. El contingente de la mujer a la criminalidad del hurto puede medirse de tres maneras: la más segura es por medio de cifras relativas. Los dos últimos métodos se aplican a veces juntos. .. hombres y mujeres. Si la estadística oficial no quiso o no pudo computar y mostrar cifras relativas de criminalidad del hombre joven o de edad mediana. a los jóvenes. El aumento se marca en los limites superior e inferior dentro de los individuos de cincuenta a cincuenta y nueve años. hay que prestar atención a los movimientos de las edades más avanzadas. hubiera sido posible. ob. Una tabla de esta clase la encontramos en Van BEMMELEN38: TABLA VI Hurto según grupos de edad y sexo Holanda.. y comprobar la cuota correspondiente al hurto femenino.38s Mujeres 40. pág.25 24.89 21. 49. 140. ob.23 21. Es provechosa una combinación de edad y sexo. 38 Van BEMMELEN. 37 Así la contraposición en KOTTE. entonces. entre los cuales. sin embrago.20 27. suministrar datos sobre los hombres mayores no alistados. Mientras que los porcentajes de 1940-41 y 1942-43 pueden descifrarse sin que se pongan antes en claro y se jalonen inequívocamente los cambios demográficos y sociológicos producidos bajo la superficie de las cifras del hurto. y aquí. Cit.. Las cifras relativas del hurto se pueden determinar sin dificultad porque las grandes oscilaciones de la población afectan con preferencia al hombre. en tanto que las mujeres de edad resultaron poco afectadas. pág. tabla LII. Cit. puede calcularse el porcentaje del hurto sobre la criminalidad femenina total. 171. cuando todavía se conservaban los materiales.91 13. En la primera guerra mundial el acento de dicho aumento recayó en las mujeres jóvenes. Finalmente. se encuentra en el vértice el hurto. ob. a su vez. Ciertamente que contamos tan solo con cifras de la criminalidad total 35. También LIEPMANN intento tal empresa en su hermoso trabajo.137 36 Ob.88 14. a su vez. Cit. pág. de un país.52 35 LIEPMANN. pág.40 11.

la mujer del campo vive en una región más protegida que la de la ciudad. pág.4 39 SAUER. 40 Cfr. KOTTE.43 43.3 1946-48 24.45 36. abstractos. 1938-48 Años porcentaje femenino 1938. En las grandes crisis de la vida económica. ob.8 1942. como mediante la entrega corporal. 49.65 1914-18 121 33 27. 79. Contingente de mujeres en las condenas por él § 242 StG B Años Total de condenados Mujeres Porcentaje Por el § 242 1906-13 184 38 20. pág. ob. .41 47.80 1925-30 130 24 18. 37. Las cifras de las mujeres condenadas no son bastante grandes para permitir conclusiones definitivas.27 1919-24 486 106 21.. aunque a la mujer joven le sea posible hacer frente a situaciones de necesidad de otras maneras no sancionadas. Cit. crecieron verticalmente las cifras de hurtos cometidos por mujeres como lo muestran los siguientes datos: TABLA VII Hurto y sexo41 Remscheid. pueden cometer hombres y mujeres en igual modo. AG Distrito de Ronneburgo. Salta a la vista la elevada parte que el hurto tiene en la criminalidad de las mujeres jóvenes las causas no se agotan con los argumentos de SAUER 39. Pág. ob.. El hurto es el delito que. habla de la frecuente falta de sentido común de la mujer y de su defectuosa orientación sobre los puntos de vista normativos. Cit. y de interés general. durante el bloqueo y la inflación. por el contrario. Así puede explicarse el no excesivo incremento del contingente femenino de hurtos durante la primera guerra mundial en el distrito de Ronneburgo40.6 1944. Cit. 41 MÜLLER.46 En la ciudad de tipo industrial.2 1940. excesivamente generales.39 22. a diferencia de lo que ocurre con otras muchas infracciones.

Véanse las cifras de Ronneburgo en KOTTE.. Cfr. las cifras de Remscheid están influidas por la perdida de población masculina43. industria. ob. Todas las noticias sobre hurto y profesión padecen el defecto de que. 481.4 3. loc. Cit.6 por 10042. Desgraciadamente. sino de un profundo escalón económico. 1946 (Por cada 1. sorprendentes por lo altas. en Remscheid. profesiones liberales 0. explotaciones forestales 1. en 1939.466. MÜLLER. En 1946 su numero se había elevado a 6.4 Servicio domestico 2. no poseemos una distribución por grupos de edad de la criminalidad femenina del hurto correspondiente a este periodo. Cit. 46. 43 En Remscheid. pero es muy alta en el grupo de veinte a cuarenta años. industria. En primer termino. La necesidad general se multiplico por el golpe de destino que arrastro consigo al esposo.2 0.3 hombres y 510.0 Industria.9 2. de cada 1. MÜLLER44 dio para 1939.4 y en 1946.7 mujeres. comercio y artesanía. del grupo “servicio domestico” descansan en la especial posición sociológica de esta categoría. artesanía 1. Ante todo. pág.6 y 518.5 Las cifras.3 Otras 0.7 13. 57). por lo general. La diferencia desaparece en el conjunto de la población.3 y 547. No se trata de una profesión “independiente”.000 vecinos. comercio. 244 StG B) y profesión45 Remscheid. no se distingue entre la capa “primaria” y la del empleo dentro de la agricultura. Pero dejando aparte las circunstancias anímicas. 452.2 5.. 45 Ob. 44 Loc. hay que pensar también en el proceso de empobrecimiento que aporto la viudez al status económico de la mujer.7. que prestan atención a la relación cambiante de patronos y obreros en los grupos profesionales (pag. 56 y sigs. a lo que hay que añadir las dificultades provenientes del mundo circundante de las ciudades. es un grupo mucho mas joven que los 42 Loc.042 viudas. transporte 0. en 1933 eran 489. . El promedio para el Imperio durante los años 1926 a 1930 fue del 22. cit. cit. 1938-39. págs. etc.98 Servicios públicos. Las cifras siguientes se han de leer con esta reserva: TABLA VIII Hurto (§§ 242..9 Comercio. Cit. Todas estas complicadas relaciones aguardan todavía en una exacta elaboración estadística. 5.000 de los respectivos grupos profesionales) Grupos profesionales 1938-39 1946 Agricultura. como la agricultura.5 0. sometidas a los bombardeos.

Cit. y esto imprime en ella el sello de una torpe primitividad. Die Kriminalität der unehelich Geborenen. 1930 (Porcentajes) Años Sin profesión Servicio domestico Total 1910 26. esta determinada por la combinación de conflictos personales. La criminalidad de las muchachas de servir. 47 EXNER..5 77. Para obtener una imagen adecuada. Cuando la señora descubre o sospecha unas relaciones entre la muchacha y el marido o el hijo adulto. que esta siempre a la vista. aborto y perjurio47. y aunque seria con frecuencia a la migración del campo a la ciudad. aun poco estudiado. y aunque seria excesivo hablar de una explotación sexual. 46 Walter NÄHRISCH. 243.6 74.3 74. hurto simple. que son como sigue: TABLA IX Hijos ilegítimos. Bonn.9 47. de la soledad y de la disposición a unirse al primero que llega que se halla en la base de casos como el hurto de joyas y vestidos. Seria interesante saber quien presenta la denuncia en el caso de las criadas de servir. 48 También debía examinarse el factor. En el distrito del Tribunal territorial de Bonn se pueden comprobar las condiciones profesionales de las madres ilegitimas. del desarraigo.3 15. tiene un gran efecto tentador. pág. Se tendría que saber que objetos sustraen las muchachas de servir y que papel desempeñan como auxiliares en las manos del hombre ladrón al que aman. omitida hasta entonces. Profesión de la madre46 Bonn. . las cifras de nacimientos ilegítimos indican claramente los peligros de la situación. La entrada en el servicio doméstico esta ligada con frecuencia a la migración del campo a la ciudad.1 1930 59. habría que referirse solo a profesiones femeninas de análoga estructura social e igual nivel de edad48.otros.5 35. es con frecuencia el medio de romper aquella relación y alejar a la muchacha. designándose en el primer caso como sin profesión. 1951.5 1925 41. dependencia económica y momentos de tentación. infanticidio. dirigidas por H. Von WEBER. en Kriminologische Untersuchungen. 15.6 Se ve que el epígrafe se limita a cambiar según haya perdido o no su colocación la muchacha. ob. pág. 1910. La proximidad espacial del objeto. 1925. la denuncia por hurto. y en el segundo como del servicio domestico.

Cit. Las fuerzas que producen el cambio pertenecen a la historia de la economía. Siempre existe la misma voluntad “libre”. en el máximo de la desvalorización de la moneda. 216). ob. Cit. 27. para caer finalmente.48 1906-30 Primavera (marzo-mayo) 21. 33. 50 MÜLLER. terrenos abiertos anexos a las fabricas. ob. El concepto. como una línea recta.3 Verano (junio-agosto) 20.3 22.. 28. en 1923. TABLA X Hurto simple por época del año Remscheid. pág. También varia el carácter del objeto del hurto bajo el influjo de factores económicos. moradas.502 en 1919.4 Otoño (septiembre-noviembre) 20.3 Invierno (diciembre-febrero) 22. tiene que tomar las riendas de las verdaderas causas. Berlín. después de la reforma monetaria en 1925. tiendas y almacenes52. pág. desde 79. pág. pasa a 308. . hasta 91. el 79 por 100 de todos los hurtos se cometen en cuatro tipos de lugares: centros de trabajo. Por eso no debemos representarnos el movimiento de este delito. no varia en nada la pena señalada por la ley..5 22. 51 KOTTE. En una ciudad. Distrito de Ronneburgo (Porcentajes) Epoca del año Remscheid 50 Ronneburgo51 1938. y el que quiera reprimir y controlar el fenómeno del hurto.638 en 1914 a 114. ob. No se puede hablar en modo alguno de una fuerte simetría (SAUER. Cuando cesa el 49 Cifras en el proyecto de un Código penal.0 El lugar del hecho cambia según la época del año y según se trate de la ciudad o del campo. En nuestra cultura industrializada y urbanizada las cifras se acumulan cada vez mas hacia el fin del año.5 20.588 49. 1928. mientras que en las zonas agrícolas son mas altas en la época de la cosecha. Cit. anexo II.8 28. calles. de “desconocidos” desdibuja el cuadro. También hay un ritmo del hurto según las estaciones del año. no sin importancia.. cuando todo el mundo esta en el campo. pág. y no debe esperar resultados iguales de la misma capacidad de resistencia cuando la presión es creciente. plazas. se tienen que emplear trabajadores eventuales forasteros y el ganado pasta fuera. él más importante de todos.005. Crece bajo la presión de la guerra de bloqueo y la derrota. como Remscheid.

No es adecuado hablar de “cifras” indeterminadas e indeterminables. En el ápice están los lugares de trabajo. con 21. LA ZONA NEGRA §3 Cuando el ladrón Harmsen reconoció en 1902 haber cometido con un cierto Schröder de trescientos a cuatrocientos hurtos. Los criminalistas norteamericanos son mucho más escépticos57. Cit. los hurtos de los jóvenes mineros pasan de los frutos del campo. según las cuales 396 asesinatos entre gángsters. con 27. 56 EXNER.6 por 100 y los siguen las moradas. Nueva York. 1907. produjo en la Fiscalía un verdadero asombro54. 58 Hans von HENTIG. Solo nuestra vanidad se resistía a creer que se cometen infinitamente mas acciones punibles que las que llegan a conocimiento de la policía o van a aparar a las columnas de condenas de la estadística criminal. mil robos con fractura cometidos durante los años 1930 y 1931 en comercios del ramo de la alimentación. Y. Zwei Einbrecher. vol. Por ello propongo la expresión “zona negra” para referirnos a la región sin fin de nuestra ignorancia. causes and conditions. pág.” 55 K. a la chatarra de hierro y otros metales 53. Die unbestraften Verbrecher. La resaca de esta ganancia elevada y fácil.. Cit. pág. A pesar de ello. escribió el fiscal que expuso el caso. miel y frutas. en Pitawal der Gegenwart. 15.hambre y comienza el alza del precio de los metales producida por la guerra de Corea. Considero discutible hacer avalúos. de esta “psicosis de las cizallas”. MEYER 55. 29 y siguientes. Según SUTHERLAND. pág. 16. 45. pagina 18.6. La diferencia entre los delitos que están in actis y los que se cometen in mundo ha sido designada con el nombre de “cifra negra”. Tubinga. Principles of criminology. que no puede aclararse sin un trabajo asiduo y sin prejuicios. Disertación de Bonn. como los expuestos por K. Considero que la expresión no es feliz. 1947. . solo dieron lugar a dos únicas detenciones. tuvieron la siguiente solución58: TABLA XI 52 MÜLLER.. Crime. 54 “¡De 300 a 400 hurtos en apenas tres años!”. III. pág. Die Kriminalität der Jungbergleute der Ruhmetropole Essen nach dem Zusammenbruch 1945-51. perpetrados de 1923 a 1933. 189. sus afirmaciones eran verídicas. Harmsen dijo la verdad. (Hans SCHENEIDER. sin embargo. 1953. Yo he publicado las cifras de Chicago.) “Esta confesión parece el producto de una fantasía sobreexcitada o de una fanfarronería vana y tenia que tropezar en principio con un incrédulo estupor. Incluso un investigador tan eminente como EXNER ha creído que los asesinatos se denuncian casi siempre56. 20. como se la ha llamado. 57 Erwin H. en Kriminologische Abhandlungen. 1941. págs. ob. que están en negro y en negro siguen. ¿había de estar mas allá de todas las reglas psicológicas? III. SUTHERLAND. MEYER. ob. 1947. pág. Chicago. 53 Antón BLEI.

....... En contraste con los ataques a la vida..... la estafa. Chicago (Porcentajes) Sin esclarecer .. ha jalonado el ámbito de la zona negra59.. 3.......... donde se le da un sentido restringido..... casos especiales.. titulo XIII). Cit........ Asesinatos entre “gángsters”. Amnistías de esta clase se dieron durante la primera guerra mundial. la muerte en campaña.. los incendios..6 Absueltos . No quisiera volver sobre estos factores. políticamente disociadores... desde el punto de vista legal. “delitos contra la propiedad”. se sustrae....... puede criticarla. 1.... en él circulo de su investigación sobre la guerra. sino añadir una serie de otros hechos que desempeñan un papel especial en el delito de hurto............. la despoblación de personal de la policía y tribunales.. como es natural....... según KOTTE 60. LIEPMANN... daños. y también... esto es....... en los que la víctima es al mismo tiempo testigo.. ciertamente... aunque se dirigen contra el patrimonio u otros derechos de índole patrimonial. a la integridad corporal y a la autodeterminación sexual.. por ejemplo.. El perjuicio no lo percibe o lo percibe demasiado tarde..... numerosas causas cooperan a mantener muy amplio y abierto el abismo entre los delitos policialmente tratados y los realmente cometidos.... Cit..... por consiguiente...... Antes y después de la segunda guerra mundial operaron la ley de amnistía de 1938 y el decreto de indulto del canciller del Imperio para la población  Ha de advertirse que la expresión “delitos contra la propiedad” del Código penal español (libro II.. así como también la absorción del sentimiento privado retribucionista por el entusiasmo patriótico. págs. puesto que las víctimas son criminales y nadie... ob. no tiene el mismo alcance que recibe en el texto alemán...... del T. .......... el 22 por 100 de todas las penas por hurto de su distrito fueron total o parcialmente condonadas.. 88. con motivo de la cual... que en nuestro Código se consideran. lo cual excluye.. Su característica mas señalada es la benevolencia de la policía..9 Sobreseidos .. contraído a los ataques contra la propiedad como derecho real sobre cosas muebles...... que reparte los casos criminales en delitos importantes y bagatelas (§ 153 StPO). Con excepción del robo con violencia o intimidación en las personas.... 6....5 Condenados . etc... la desaparición de testigos por causa del servicio militar.. ob. En el hurto..... Las épocas de grandes trastornos políticos y de violentas conmociones económicas tratan de aminorar por medio de amnistías los factores. 8 y sigs. A este pertenece el debilitamiento de la fuerza de la acusación.. 82........ el admitir lo superfluo de sus esfuerzos.......... falta una referencia inmediata al propietario mismo..N.......0 Los asesinatos entre los gángsters constituyen..... pág. se sobreseyeron numerosos procedimientos por el mismo delito...... en los delitos contra la propiedad se “hace desaparecer”.. 60 KOTTE... y el disminuir la iluminación de las calles produciendo zonas físicamente negras..... 59 LIEPMANN. de la persecución judicial y la condena..

movido por una necesidad real de la que era culpable. 564 del Código penal. del T. En el Código penal español existe un precepto paralelo a este.N. pág. Quería recogerse en casa de una tía y quedarse con ella. gasto pronto el botín y osó volver de nuevo a la salvadora tía. Hitler. dio tres en 1933. Su monedero estaba debajo de la almohada. del uso del derecho a querellarse y del azar. El que salga el ladrón de esta fase sin dejarse demasiados pelos en la gatera o incida en la autentica criminalidad depende. párrafo 2.  En el derecho español el hurto es siempre perseguible de oficio. Hay que presuponer importantes oscilaciones.N. al otorgar el derecho a retirarla.civil. La República francesa dio en el periodo de 1875 a 1914 once amnistías. extendiendo luego paulatinamente el acto de sustraer a otros ámbitos y a objetos de valor. El derecho a querellarse adquiere mayor relieve por la experiencia de que el ladrón comienza casi siempre con sustracciones domesticas o de necesidad. Un criminal ingles ha descrito la siguiente evolución típica: Huyo de su casa por miedo de ser castigado. ob. Este proceso puede observarse una y otra vez. feliz con esto. con la diferencia de que tiene una mayor amplitud: el art. Con el derecho de querella las cifras del hurto son altamente problemáticas tratándose de aprendices y sirvientes domésticos. En este atavío guerrero cometió.. El derecho de querellarse concedido al perjudicado  coloca la facultad de gracia en manos de la víctima. su primer robo con fractura63. Con el dinero se compro un traje de indio y un tomahawk. Londres. declara exento de pena el hurto o apropiación indebida cometidos por un pariente de la línea ascendente contra otro de la línea descendente o entre cónyuges. que había combatido las frecuentes amnistías de la República. pág. 253. El joven que por cualquier razón abandona la casa. en muchas ocasiones. que en las sustracciones domesticas y en la familia alcanza también a objetos de valor elevado. Tomó una pequeña suma y. Washington. beneficio que no alcanza a los participes o favorecedores. al anochecer y agotado. cit. Estas manifestaciones expeditas y colectivas de benevolencia hicieron ilusorio el valor comparativo de las estadísticas criminales. ulteriores cambios de opinión.. operen con la intimidación o con otros medios. 17-20. decretos de indulto del Gobierno militar en 194561. En un 61 MÜLLER. 1939. además. . 1934. The attorney General’s Survey of release procedures. Durmió al aire libre. Aquí encontramos el hurto domestico y el familiar (§ 248 a StGB). la República de Weimar se abrió penosamente paso con treinta amnistías en los años 1918 a 1933 a través de una espesura de agitaciones políticas y crisis económicas62.. del T. Cuando se hizo de noche. y. 63 JAMES SPENSER Limey breaks in. págs. se coloca a sí mismo en una situación de necesidad que solo puede salvar por medio de pequeñas sustracciones. bien conocido por él. y llega a tener en cuenta. Llego tarde. se deslizo en el edificio. En tales circunstancias decae la fuerza probatoria de determinados métodos. Ya en 1939 indique que la abundancia de amnistías hacia ilusorias las conclusiones de la estadística criminal. 66. sobre todo si no conocemos las leyes psicológicas con arreglo a las cuales se ejercita el referido derecho. 62 MORSE-WEIHOFEN-HANS von HENTIG.  El § 247. La ley incluso ha creado para ciertas relaciones próximas de parentesco una causa de exclusión de la pena. Pardon. pero no se atrevió a entrar mientras hubo luz. se puso a salvo. Comenzó a vivir sustrayendo panecillos para satisfacer el hambre y bebiendo la leche que encontraba por la mañana temprano en las puertas de las casas. La tía se había acostado.

se comprueba la afinidad con ciertas profesiones de las que resulta por una presión social la entrada en la carrera criminal. 24. Si consideramos mas detalladamente el proceso del “convertirse en ladrón”. págs. También los taxistas y los 64 Pitaval der Gegenwart. Los ladrones que no son denunciados durante largo tiempo. pág. prescindiendo de la benevolencia que encuentra “el primer tropezón” en padres. 191 y 192. fue sorprendido cuando intentaba abrir la caja de caudales con una llave falsa y despedido inmediatamente. abono los daños y procuró al hijo una nueva colocación en Suiza. seguridad de las agencias de informes. ob.. 1907. El padre. (Véase JOHN. Tubinga. 1937. Debía obtener el dinero necesario mediante nuevos hurtos. acomodado propietario de una imprenta. . 232. cuando ya no son capaces de afrontar el esfuerzo corporal o la tensión nerviosa.. Muy pronto tomó de la caja del apoderado 100 marcos. suscitando quizá compasión y reduciendo tanto las sospechas como el placer de la denuncia. Cómoda y sin peligro es también la actividad del traficante en estupefacientes. en una rata de hotel64. una vida errante y nómada. 66 SPENSER describe con claro desprecio al viejo expoliador de cajas de caudales jubilado. De otro lado. pág. se van convirtiendo en peritos a quienes se consulta65 o en carteristas.caso alemán. 68 SUTHERLAND. (James SPENSER. como sucede en el aspecto “angelical” del joven. que debilita la osadía y conduce a la relativa. a una esfera en que el riesgo es menor66 y donde. cit. SUTHERLAND (en lo que sigue. rico. Estas afirmaciones son validas. cuando derrocho todo. desarrollando en este largo y peligroso periodo de inmunidad la tendencia al robo. ob. Temen ante todos los efectos de la edad. maestros y extraños. SUTHERLAND ha dicho 68 que los ratas de hotel se reclutan con frecuencia entre antiguos empleados de hotel. los ladrones profesionales no se abandonan a esta inmunidad accidental y no admiten miembros muy jóvenes o muy viejos en las bandas 67. 33. del receptador y del rufián. por lo tanto. Mas frecuentemente. Imaginamos que la carrera va del hurto simple al robo con fuerza en las cosas. aunque siempre criminaloide. Low company. la dignidad de la edad ofrece una cierta protección. son comparables al asesino de varias personas que no es descubierto hasta transcurrido mucho tiempo. A la no aplicación irreflexiva del derecho y del deber de denunciar se opone su contrafigura. El joven estuvo después de aprendiz en un comercio. págs. el joven ladrón comienza con una fractura. pág. Luego fueron fracturados pupitres de la escuela en los que presumía haber dinero. Las fases iniciales y finales del autentico ladrón yacen completamente en las sombras. Londres. cit. pág. ob. vol. 1937. acogiéndose. que aportan sus conocimientos profesionales a la actividad criminal. cit. transformándose. 198.) 65 Véase el tipo en Mark BENNEY. tabaquerías. Por una parte. Despedido en seguida sin presentar denuncia. 22 y 23. III. a menudo impiden que sea descubierto el aire de inocencia y una técnica hábil. y que ni si quiera quería dar lecciones de fractura. empresas de taxis. ya sin energías..) 67 The professional thief by a professional thief. al menos. hoteles y cinematógrafos. el ejercicio abusivo por parte del padre o la madre. comenzó. expoliadores de cajas de caudales afortunados. el proceso de “convertirse en ladrón” empezó con la sustracción de pequeñas sumas de la caja del padre. ed. citado: SUTHERLAND). abundantemente equipado por el padre. Allí no fue suficiente su asignación para las visitas regulares que hacia a los burdeles. Edwin H. para el ladrón profesional en los Estados Unidos. Chicago.

Otro caso se aclaro por una conversación en una prisión de mujeres. pero desgarrado. Una muchacha se escapo de un establecimiento Borstal . diezmada por las maquinas y sus propias pretensiones. se lleno otra vez con emociones y aventuras de distinta clase. El que ojee los libros en los que famosos detectives privados han dejado sus experiencias. cobran nueva expresión sus ojos y la boca. comenzó. La muchacha le 69 Loc. Cada Borstal tiene sus peculiaridades y su misión especial dentro del sistema. págs. Es admirada de nuevo. Al pasar un día por París. 98 y sigs. del T. opina el hijo. Su vida recibió un nuevo contenido. . La categoría europea de la muchacha de servir falta al otro lado del Atlántico. mas también para evitar la intervención de la policía y que tome estado judicial el asunto. sino que había adquirido las perlas una tras otra de un joyero parisiense. Para sostener su propia estimación y mantener a su amante a flote. a cometer hurtos en tiendas. comprobó el perito que las cinco perlas de mas precio habían sido sustituidas por imitaciones. En estos casos existen razones para desenmascarar al ladrón. cit. al principio sola. ob. Ni ella ni el esposo ladrón dieron a conocer que deseaban proceder contra el detective71. esta orgullosa de lo que ha hecho. Referiré una interesante compilación de un hurto de joyas. El ingles BENNEY ha trazado con robustos rasgos el cuadro de su madre. con la que había trabado amistad el detective. de modo algo falto de escrúpulos. pagina 177. De una gira para robar hecha en la provincia. que el esposo sostenía en la Riviera una querida a la cual había regalado las cinco perlas. No había comprado la gargantilla de una vez.  El sistema Borstal es genuinamente ingles y tiene por objeto la adaptación de las penas privativas de libertad a las necesidades correccionales de los jóvenes delincuentes. El internamiento en ellos tiene el carácter de sanción penal. 80-82. aunque solo avanzan con lentitud y únicamente se atreven a mayores cosas cuando han salido airosos. Un hombre la llevo por la noche a su casa. El detective londinense dice. Una inglesa muy rica poseía una gargantilla de perlas altamente costosa. cit. sin encantos y desdichada. hay contento. de ellos tres para muchachas. luego con un grupo. seductora. 71 Herbert MARSHALL. Cuando los ha “ablandado” un paro. y este sentimiento. La zona negra es aun mucho mayor. El primer establecimiento Borstal se fundo en 1908 a titulo experimental y en virtud de una ley aprobada por el parlamento. volvió sana y radiante como de un viaje de vacaciones. a menudo no sin culpa por su parte.. Los camareros. véase también “la ladrona de sociedad”. En 1952 había veinte establecimientos. la salvo de un derrumbamiento corporal y anímico70. que era uno de los más valiosos aderezos de toda Europa. 70 BENNEY. Primero fue una prostituta de alto rango. cajeras y empleados de hoteles se convierten en Norteamérica en ladrones profesionales a vueltas de un fracaso personal o profesional69. sustituyéndolas por buenas imitaciones. donde no había mas que fracaso. luego agotada. Estas fueron sustraídas en diversas veces a su desprevenida propietaria. ecuanimidad.N. vivaracha y solicitada. encontrara cierto numero de casos relativos a los llamados ladrones de la alta sociedad. se convierten en ladrones profesionales. págs. de la que estaba ausente la mujer por encontrarse de viaje..camareros están muchas veces en contacto con ladrones profesionales. Tiene de nuevo un fin en su vida. La rotura con la profesión civil se produce a través de un hombre. un tranquilo y condescendiente orgullo.

Solo que la resolución se reserva. sobre todo objetos de propiedad del Estado73. Si. los cuales tienen su propio mecanismo punitivo. pág. no se inclina tan fácilmente a denunciar como la agrícola y la de las ciudades pequeñas”. Esta criminalidad interna. Es una situación psicológica que se aproxima a la adoptada ante la indeseable justicia de una potencia que ocupa militarmente el país. quien juro no haberla visto nunca. 74 BLEI. The limits of penal treatment. 73 En mi investigación. Algo análogo se halla también en la vida en libertad. Las cifras de Remscheid proporcionan una buena imagen de esta fluctuación de objetos protegidos a objetos fácilmente accesibles: TABLA XII Variación de objetos del hurto 72 Joan HENRY. o que el carbón en una estación de mercancías. como podemos leer74. criados o presos. . a los grupos primarios. como compañeros de trabajo. hasta donde es posible.. 401. Londres. aunque también de otros presos. y desapareció mientras dormía. ob. La variación del objeto del hurto contribuye también a la extensión o reducción de la zona negra. en alto grado. 1952. Casos análogos suceden con frecuencia no común. que se encuentra en todas las instituciones. pág. “sensibilidad criminal” y debiera llamarse quizá “energía de persecución”. las despensas no. Probablemente había regresado la mujer en el intermedio72. a mi entender con no mucho acierto. El dinero se puede custodiar mejor que los frutos del campo. En las prisiones se sustraen muchas cosas. cuando es posible. pág. el hurto alcanza a una persona con la que el delincuente se encuentra en un frente común. en Journal of criminal law and criminology. prevalece sobre el placer de denunciar. no trasciende al mundo exterior. En todas partes hay una actitud mas o menos compacta de protección en los grupos a los que pertenece el sujeto. sin embargo. Los joyeros están cerrados. Who lie in goal. existe. sobre todo la que trabaja en materias primas. Lo que se ha llamado. 1941. he expuesto la criminalidad de las prisiones. sencillamente porque el sujeto se siente íntimamente obligado solo con el propio grupo al que pertenece. Él numero de persecuciones penales por hurto depende en no pequeña medida de la persona del perjudicado y de la naturaleza del objeto sustraído. la tendencia a resolver el asunto en privado. El compañero de trabajo en el territorio del Ruhr soluciona. cit. rechazando la intervención de las instancias estatales mediante la omisión de la denuncia y rehusando el testimonio. Antón BLEI ha advertido exactamente que “la población industrial. La solidaridad de los mineros se extiende también al delincuente y frente a la intervención del Estado.saqueo. fue presentada al hombre. por ejemplo. 30. los delitos cometidos por sus camaradas “con estos mismos y entre sí”. camaradas militares. Aprehendida. 134.

Comienza con un apercibimiento.1 §4 A esto se añade en 1945 la entrada de las tropas aliadas y la paralización de la justicia.).9 1946-48 12.4 8. que requiere dos 75 MÜLLER. tratándose de obreros altamente cualificados.criminal y no permiten que el fenómeno del hurto aparezca en su plena magnitud. 1938-4575 Años Dinero Alimentos Frutos del Campo 1938-39 40. 19 y sigs. En la mayoría de los casos se prescinde de la denuncia 76. se prefiere la perdida del material antes que la del ladrón especialmente hábil y con experiencia técnica.1 11. comprensibles desde el punto de vista de la economía privada. cit. Walter FORSBACH nos permite dar una apreciable ojeada a la criminalidad incógnita de las grandes empresas. Die Kriminalität in Betrieben der Grossindustrie in den Jahren 1946-1952. Estos métodos.6 29. Para todos estos delitos que llegan hasta el hurto agravado. de manera que solo resulta el despido. pág. el escamoteo y el hurto entre compañeros. Remscheid. la cosa robada se encuentra mediante un registro de la casa o en el almacén de un chatarrero. Describe diferentes modos de ejecución del hurto: el llevarse consigo. para sustraer dinero. 31. De modo análogo proceden los bancos y los grandes comercios. cit. son insatisfactorios en el aspecto político . Los robos entre compañeros se verifican fracturando las taquillas de los colegas de trabajo o abriéndolas con llaves falsas. ob. Disertación de Bonn. al despido. Muestran también la imperfección de nuestros conocimientos sobre el hurto con multirreincidencia. Aun tenemos que estirar mas todavía la zona negra en el hurto. relojes. FORSBACH. págs.2 15. A veces el ladrón tiene la posibilidad de protegerse con la amenaza de descubrir secretos. .6 Porcentajes sobre el total de víctimas Años ObrerosFabricantes 1938-39 24. Incluso. aunque no se haya advertido la falta en la fabrica.7 6. finalmente. ropas.1 1944-45 5. ob. La primera forma de sustracción es descubierta en los controles de las puertas.8 29. prosigue con una pena pecuniaria y llega. etc. la dirección de las fabricas tiene un tratamiento especial. 76 W. En Remscheid las víctimas del hurto (según MÜLLER. 1953. Caso de escamoteo..

gravar al lesionado. puede determinar una menor energía en la persecución.  Conocido en España con el nombre de “timo del gato”. Zwei Einbrecher. exige que “el culpable fuere dos o más veces reincidente”. 1907. como buhoneros. 564. del T. pueden ser las que decidan. el campesino quiso retirar la denuncia. pág. sino cualificado. por miedo a la venganza del denunciado. e incluso puede llevar. 77 KOTTE. pagina 93. La energía de persecución del perjudicado esta sometida a influjos variables. 1958 (traducción de RODRIGUEZ DEVESA).” Entre nosotros la situación es muy distinta: el hurto entre familiares se beneficia de una causa personal de exclusión de la pena en los casos previstos en el art.. la define en los siguientes términos: “Serán solamente perseguibles a instancia de parte los que cometan un hurto o una apropiación indebida contra parientes. 3.N.condenas precedentes y depende de la falta de denuncias. Es posible que la mecanización ponga fin al hecho de que los intereses económicos del campesino se coloquen por encima de los fines del ordenamiento jurídico. o quienes hurten o se apropien cosas de escaso valor de una persona con la que estén en relación de aprendizaje o en cuya comunidad domestica se encuentren como criados. La falta de brazos en la agricultura. del T. pero omitió informar a la policía que también había desaparecido un paquete con un testamento y ocho billetes de mil marcos 78. El hurto puede ser también cometido en circunstancias en las que la celebración de un juicio oral y publico signifique un riesgo social para el perjudicado.N.°. El que la policía solo tenga conocimiento de una parte de la perdida indica motivos que hacen parecer oportuno el callar. Esta permitido el desistimiento de la querella. párrafo 1. Opina que “él numero de los que se silencian no se calcularía  El hurto con multirreincidencia requiere en nuestro Código. y de que el hecho se califique de hurto o de sustracción domestica o familiar. Tratado de Criminología. Véase Ernesto SEELIG. descansa en un “pacto de no agresión” de esta clase. al menos tres condenas anteriores. Aquí no se aplica nunca la pena de despido77.°.. no dejase su puesto”. 78 Hans SCHNEIDER. las relaciones del campesino con toda clase de gente inútil.N. antes de la primera guerra mundial. El impulso retributivo cede ante consideraciones utilitarias.. El dinero sustraído puede. En un caso ocurrido en Maguncia. vagabundos y gitanos. III. no privilegiado como ocurre para cosas de poco valor en el derecho alemán. . el cual ha llamado la atención sobre esta fuente de error en sus encuestas.  La sustracción domestica o familiar constituye en el Código penal alemán un tipo particular y privilegiado tanto del hurto como de la apropiación indebida. Madrid. sobreseimientos por amnistías. que representa en otros casos un mal sensible y considerable. en Pitawal der Gegenwart. de su familia o su partido. El comisario de lo criminal VONBERG calculaba. menciona (pág. Había sustraído a su amo una correa de transmisión. 44) el siguiente caso: La domestica T. con arreglo al art. el hurto llamado “domestico” constituye siempre un tipo. exactamente como en el caso de las fabricas. al menos moral o fiscalmente. del T. Tubinga. tutores o maestros. 2. vol. especialmente durante la recolección.516.. mendigos. que él numero de las denuncias por “hurto del coito”  era en Berlín de mil mensuales. a tolerar pasivamente la conducta injusta de poca entidad. Cuando la policía descubrió que la autora era T. Problemas discutibles. acentuando expresamente que no interponía ninguna querella “para que T. 516 2.°. como la convivencia del criado. análoga a la familia. la víctima había comunicado la perdida de valiosos cupones y talones. del Código penal de 1944. porque el art. Desde los tiempos más remotos. El § 247. por su procedencia y cuantía.

Mark BENNEY83: “Apenas había puesto ella (su madre) el pie en Coventry Street. registro ella sus bolsillos y tomó una gruesa cartera.. vol. cit. por propia experiencia. y le pregunto si podía ir con él a cualquier parte. Considero que es típico el siguiente proceso que relata. 1907. mantener limpia su empresa. Commercialized prostitution in the city of New York. pero que las perdidas solo eran denunciadas en casos excepcionales. pagina 146). Al final de Regent Street se detuvo el vehículo a causa de una interrupción del trafico.excesivamente alto si se suponen varios cientos más 79. A study of existing conditions with recommendations by the vice commission of Chicago. Menciono la palabra solo porque ilustra la filosofía de este circulo de personas que ven en la sustracción una sencilla compensación de desigualdades injustificadas. comunica el hecho de que el 70 por 100 de los robados estaban de tal modo bajo el influjo del alcohol. que nosotros ponemos en duda. por consideraciones comerciales. Mientras él la manoseaba. donde contó el botín. Junto a esta apreciación. 81 The social evil in Chicago.). 156. Londres. 82 George J. Rápidamente salto ella del coche. págs. dice el mismo comisario que no se denuncian mas que cuando el ocasionalmente perjudicado es de provincias80. Su defensa consiste. 1937. en la acertada selección de la pareja que por razones familiares o sociales no puede arriesgarse a salir en la crónica judicial de los periódicos. Los estudios de Nueva York82 señalan que a horas muy avanzadas y cuando se da una embriaguez intensa. Se pierden muchisimas cosas por individuos descuidados. En la cartera había 80 libras. KNEELAND. 83 Mark BENNEY. podar salientes innecesarios y feos. El peligro de ser robado es menor en las casas publicas policialmente toleradas. significa verdaderamente componer. . 1911. Tubinga. De los hurtos que se cometen contra los visitantes de los más selectos locales de baile y cabarets. Le dijo que estaba en Londres por una noche. forastero y solo. Si se hubiese intentado. abandono al hombre con “un medio abrazo”. donde los mas “refinados círculos sociales” se mezclan en traje de noche con ladrones. 79 El comisario habla indulgentemente de ladrones “galantes” y de hurtos “bajo el signo de Venus” (Pitawal der Gegenwart. Mi madre imagino rápidamente un piso en Maida Vale. y ambos subieron en un taxi. págs. La expresión trim. es registrada y expulsada después del local. Low company. usual para esto. habiendo desaparecido de su memoria todo lo demás (Ob. 80 Ob. la víctima. que solo recordaban que se trataba de una mujer. 57.. Había que añadir: “y se trata de una cantidad importante”. La gran investigación sobre la prostitución en Chicago 81 condujo al resultado de que en los prostíbulos se robaba una cantidad importante de dinero. pág. III.” En el hurto existe siempre la duda de sí el objeto desaparecido ha sido sustraído o perdido. Nueva York. cuando surgió un cliente. 139 y sigs. como en el caso de un seto. La muchacha tiene que hacer la difícil elección entre una mayor seguridad y tomar de una sola vez una cantidad elevada. además. No hay duda alguna de que esta apreciación esta muy por debajo de la realidad. 74 y 75. cit. 67 y 68. pues las dueñas velan por su fama y procuran. 1917. págs. inmediatamente habría sido retirada la denuncia tan pronto como el defensor anunciara que pretendía citar a la familia o a la mujer del querellante. desapareció en una calle lateral y entro en un lavabo publico. sin llegar a tener relaciones intimas. pág.

edificio publico (506.°). mercantiles u otras en que se conserven caudales (articulo 506. 250. figuran en el Código penal español: edificio destinado a celebrar actos religiosos (art. párrafo 1. tren. K. Sears y H. 16. Todavía hay en el derecho vigente lugares especialmente “pacificados”. a la pág. En la psicología de los delitos contra la propiedad les corresponde un lugar propio. En la tentativa de una clasificación de los hurtos simples en el sentido amplio que le damos nosotros. También esta posibilidad. considerado su modo de ejecución.  Véase la nota del traductor. 353. sino en plena calle. 373) que las vías fluviales lo siguen siendo aunque se hallen heladas. como muestran los boletines de las oficinas de hallazgos. C. 1. oficinas bancarias. aeronave u otros vehículos (art. Las leyes de los pueblos civilizados aprecian la gravedad del hurto con arreglo a puntos de vista divergentes. núms. pues la mayoría de ellos. además. etc. 506. Cambridge.. recaudatorias. a saber. 516. un rango preferente en el complejo total del hurto cualificado. (§ 243. 85 May’s law of crimes. El hurto sacrílego. contribuye a disminuir la energía de persecución tratándose de pequeños hurtos. 3. Esta en la naturaleza del hurto simple que en todos estos casos el acceso al lugar del hecho es libre. que raras veces se puede excluir por completo. 2. que por la naturaleza del objeto y las especialidades de la sustracción se enjuician mas severamente. vías fluviales. pág. el hurto en medios de transporte. buque. 1938. IV. aunque no se hayan perdido en tranvías o salas de espera. en el derecho ingles84 y en el norteamericano85 es una causa de agravación el larceny from the person. así en el caso de hurtos en el campo.).  Como lugares especialmente “pacificados”. el hurto en cuadrilla y el hurto nocturno son. en el sentido del texto. especialmente el dinero.seniles o embriagados. 1 y 4 del Código penal alemán). 33. La jurisprudencia americana ha resuelto que no hay larceny from the person cuando es sustraído dinero de unos pantalones que su dueño había colocado debajo de la almohada (loc. formas del hurto simple. y en las ferias y fiestas de tiro. del T. St. TIPOS DE HURTO §5 La diferencia dogmática entre hurto simple y hurto cualificado  no puede satisfacer desde el punto de vista psicológico. destacando cuidadosamente el Reichsgericht (RGSt. se puede colocar en primer termino el lugar de comisión. Así. WEIHOFEN. ya desde el punto de vista puramente numérico. Outlines of criminal law. se lo apropian quienes se lo encuentran. 4. KENNY. casa habitada. determinados edificios consagrados al culto y. de sustracciones en calles y plazas de los carruajes de los comerciantes. 84 C. pág. caminos y plazas publicas. mientras que según el derecho alemán el hurto de carteras es solo un hurto simple. el hurto con armas. cit. 1946.°). ed. El robo con fractura y el cometido con llaves falsas adquieren. . a las cuales llega solo un resto de los objetos perdidos. pero psicológica y técnicamente pertenecen al hurto simple. Boston.°).N.°). correspondientes entre el 80 y el 90 por 100 de todas las condenas. ferrocarriles. donde se apretujan muchas personas. en tanto que el robo con fractura y con llaves falsas es fundamentalmente distinto.

30. la muerte en la hoguera para el sujeto culpable de un hurto sacrílego 91. que esta abierta a todos. donde fue encontrada por un porquero y devuelta a la iglesia con gran solemnidad. A. cit. lo que equivalía a una agravación de la pena. 396. En las casas tienen libre acceso en todo momento los parientes. El prototipo del lugar de comisión no protegido ha sido desde antiguo la iglesia. Pero cuando menos vigilaba el hombre los objetos santos. Die constitutio criminalis Theresiana. La mitología griega refleja ya la más antigua criminalidad del hurto. hospitales y establecimientos de baños.) En la catedral de Ruan. COOK. un funcionario especial cuidaba de los perros que se dejaban sueltos durante la noche en la iglesia para mantener alejados a los ladrones sacrílegos.. ob. 88 Algo análogo ocurrió cuando los hambrientos compañeros de Ulises robaron los bueyes del hijo del Sol y los degollaron. (Odisea. ob. 1860. 87 Eduard OSENBRÜGGEN. pág. También la Teresiana conoce todavía. cit. como opina OSENBRÜGGEN 89. Jahrhundert. pág. a los pocos pasos la arrojo en un matorral. sodomía. En Zurich fue colgado en 1557 un hombre porque había saqueado la sacristía de la catedral. Con terror de los profanadores. 28. Los hurtos sacrílegos no eran raros en tiempos en los que se acumulaban en los templos objetos de gran valor. Las iglesias estaban construidas también de materiales más preciosos que las casas particulares y. La taberna es un lugar favorable para el hecho. I. (OSENBRÜGGEN. falsificación de moneda. 1938. que ella misma. Hamburgische Kriminalgeschichte. 92 Richard WOSNIK. La santa carga dicen que se hizo tan pesada a la autora del hecho88. Hércules saco los bueyes del gigante Gerión. páginas 27. pág. Disertación de Bonn. probablemente condenada como bruja a la hoguera. 90 Manfred SCHÜNESEIFFEN. Das Alamannische Strafrecht. pág. si nos atenemos a la historia criminal de Hamburgo 92. 305. pág. pág. bestialitatis e incendio. es frecuentada por buhoneros y acomoda al criado extraño en un dormitorio común. 142. y la carne mugía en los asadores como acostumbraban a quejarse los bueyes. Von KWIATKOWSKI. 306. . Así ocurrió todavía en 1728 en Colonia90. tanto mas les atribuía la fe del pueblo fuerzas autónomas..) 89 OSENBRÜGGEN. comercios y talleres. Hamburgo. 42. 1899. “Una mujer – relata OSENBRÜGGEN 87- sustrajo en la parroquia de Ettiswyl. al lado de la blasfemia. 219. milagrosas. La pena del fuego fue hasta tiempos próximos a los modernos la pena del hurto sacrílego. Otra clasificación del hurto simple se hace por el objeto sustraído. cit. ob. porque la “equivocación” y el abuso del alcohol proporcionan una disculpa no rebatible fácilmente. deshabitadas. vol. Londres. Un ladrón temerario robo en 1667 el valioso cobre que recubría las torres de la iglesia de Hamburgo 93. bazares.” La culpable. al cementerio. a la taberna o al paseo. que esta abierta a todos86. página 306. proveedores. 93 WOSNIK. The story of Rouen. 1904. de defensa. Die Kurkölnische Strafjustiz im 18.De los edificios hay algunos que generalmente están abiertos al publico sobre todo pensiones. 395. Innsbruck. subarrendatarios y visitas. seria. XII. a menudo no esta cerrada con llave. 91 E. en 1447. en el confín 86 Como en la Edad Media el molino y la herrería. La casa de labranza. y sustrajo las doradas manzanas del jardín de los dioses. I.. Th. 1926. Schaffhausen. las pieles se arrastraban en rededor como si estuvieran vivas. Este ladrón fue colgado en la horca más alta. 34. criados. vol. Las festividades atraen a todos los moradores a la iglesia. una hostia consagrada. 34. además.

) Los grandes ganaderos tienen una autentica Cattle-police. A la mañana siguiente estaba la banda a cientos de kilómetros del lugar del hecho. contra la que no sirven los remedios habituales. curse and blessing. deteniéndose en una depresión del terreno. pág. ni siquiera las cerraduras y cerrojos99. arrojada la carne en el camión y cargados los caballos. No es solo el carácter abyecto que se manifiesta en el proceder clandestino del ladrón. pág. clavar un clavo en sus huellas 97. 1934. la vigilancia.occidental del mundo. 10. luego en Londres y finalmente en las grandes ciudades comerciales alemanas) se desarrollasen ulteriores formas de hurto. custodiadas por las Hespérides. Del camión salían caballos de silla. Solo así se explica el aborrecimiento contra el ladrón. es considerado como “deshonroso”... pág. por ejemplo. Hoy quedan todavía huellas de esta manera de ver las cosas. Wirtschaft. 94 es notable la técnica de la ejecución. La variación de los nuevos objetos y métodos podemos  Entre las pocas noticias que tenemos sobre los delitos de la España primitiva. en oposición al robo abierto con violencia o intimidación. resucita nuevamente también la técnica moderna del hurto de ganado en los Estados Unidos 94. y como aun al comienzo del siglo XIX se imponía en el cantón de Saint-Gall para el hurto de ganado mayor cometido en “prados confiados a la seguridad publica”95. 28. Nueva York. a veces. Disertación de Berna. Hurtos de ganado y de cereales. Cuando suben los precios de la carne. 344. WUTTKE. Con la misma intención. 308) y en el Mosela. Los animales eran desollados. Recht. (Paul I. El derecho penal en Iberia (Contribución al estudio de la historia primitiva de España). Uznach. Los ladrones hicieron construir un camión de mudanzas. donde eran muertos a tiros con armas provistas de amortiguador. 96 Las mujeres. 694) aseguraba a su padre: “Para mi no hay ni cerraduras ni cerrojos: lo que me agrada es mío. Se le puede sujetar con hechizos. Madrid. como. 1934. pág. 95 Paul MÄDER. Londres. en Memmingen (OSENBRÜGGEN. Oath. WELLMAN. El hurto clandestino tiene de común con los nocivos sortilegios la comisión durante la noche. los negros australianos colocan carbones encendidos en el rastro de la caza. y hasta se toman medidas de racionamiento. Der deutsche Volkssaberglaube der Gegenwart. pág. eran enterradas vivas. ob. 2. 1907. 98 Ernest CRAWLEY. The trampling herd. 1939. con los que comienza la historia del hurto entre los germanos del Norte . Reus. No puede maravillar que en la ciudad medieval (primero en Italia. 410. Gotha. pág. solo puede ser contestada recordando que el criterio esencial era la clandestinidad del hecho. Ya no se impone la pena de muerte a los ladrones de caballos como antes. 97 R. Geschichtliches über die Todesstrafe in der Schweiz. Una noche oscura lo llevaron a los prados solitarios. sino su especial peligrosidad. 1901. y solo así podemos comprender los numerosos sortilegios contra el mismo. figura el hurto de la cosecha. 1940. Los cow-boys montados empujaban a los animales a un desfiladero.N. 1949. DORADO MONTERO. La cuestión por que el hurto es castigado tan severamente a lo largo de toda la Edad Media96 y. Berlín. (Walter MANNZEN. 1900. pág. castigado con la pena de muerte entre los vacceos. Cfr. corroborando lo que se dice en el texto. del T. página 414. Berlín. y se les aproxima si es cometido de modo inexplicable. Das Moselländische Volk in seinen Weistümenn. Munich. 244. a la que fatigan y pretenden hacer detener.” . han reaparecido con el hambre de la posguerra en la moderna Europa. cit. Die Eingeborenen Australiens. cabe cantar hasta que muera. Los ladrones son obligados en Samoa por los conjuros del sacerdote a depositar el botín robado o su valor en el umbral de su casa98. Entonces empezaba su trabajo un segundo grupo formado por expertos matarifes. Alto Tribunal de Benrat (Bruno MARKGRAF. 99 El ladrón de los cuentos de GRIMM (Obras completas. pág.

. 112 Theodor HAMPE. Hartford.. pág. 107 Ob. pág. porque no pudo solicitar ser condenado a morir por la espada (decapitado)” 112. El garreter trepa a los tejados de las casas y penetra por los tragaluces 103. para los carteristas. (Ob. Henry SAVAGE. pág. cit. Ya era tiempo–leemos –de poner fin a las explicaciones del monstruo. English men and manners in the 18 century..) También se hurto el cetro de plata de la Universidad de Edimburgo. y el filch-hook es un instrumento que permite robar por las ventanas abiertas108. el watchmaker105 relojes en las apreturas106. A dictionary of slang and unconventional English. la cual nos muestra. 101 Ob. en lugar de el. 105 Ob. siendo inocentes. la palabra se usaba ya alrededor de 1600. ed. Nueva York. algo así como Max y Moritz pescaban los pollos asados por la chimenea.. Buz es el carterista. los llevo tras sí y antes de que el comerciante pudiera hacer nada. cit. 173. la creciente especialización. 219 y 220. Los maleantes alemanes no quedaron atrás en audacia e inventiva frente a los ladrones ingleses111. pág. especialmente el londinense.seguirla no solo en las crónicas. Sobre los significados obscenos secundarios de la expresión. 1926. ob. 184. (Earl of BIRKENHEAD. cit. “Mientras un comerciante en King Street – dice un relato 110. 102 Ob. toco dos billetes.” Antes de la ejecución. Famous trials of history. pág... 218. tan detalladamente descrita por DICKENS en su Oliverio Twist 100. Die Nürnberger Malefizbücher. Un ladrón que robaba por la noche trigo mientras su hermana hacia guardia vestida de fantasma. 166. se llama Jenny Diver. pág. Garden City. 74. cayendo en lo hondo. pág. de improviso un bastón o una varilla delgada impregnada de una materia viscosa se deslizo por la puerta. tuvo que sufrir el que esta novedad técnica fuera computada como circunstancia agravante.. Buz-nappers academy es la escuela en que se preparan los jóvenes ladrones. También el diver es un carterista107. Leemos que había probado su maestría. 111 Estuvo a punto de triunfar el intento de robar de la Torre de Londres las insignias de la Corona. o también con el filou francés. 145. véase la nota de A. pág. 108 Filches significa garfios.contaba en su escritorio monedas y billetes.) Sobre los celebres carteristas londinenses Charles Speckman y Hardy Vaux. 225. 110 Ob.) 109 The Newgate Calender.000 libras y dio luego los nombres de los que dos años antes. S. cit. 336. 1901. págs. pág. 1927. pág. TURBERVILLE. Londres. Culling es el método de robar vehículos llevados a las carreras102. cit. véase mas adelante. llamado también Burz- bloke. cit. págs. 275. 104 Del holandés paard.. pág. El área sneak ratea en cocinas y bodegas101. 1950. Las lápidas de 100 The Slang Dictionary (anónimo). cit. Según Eric PARTRIDGE. Bamberg. Caballo. un gran ladrón describió los procedimientos que utilizaba. con la formación de nuevas palabras. El pradnapper roba caballos104. 1926. 51 y sigs. el avispado sujeto había emprendido la huida. 9. La palabra puede tener conexión con file. 135. pág. sino también en la jerga del mundo criminal. 105. “la cual fue un inconveniente para él. cit. pág. 1926. 106 Watchmaker in a crowd.. y un tipo de la opera de Gay titulada Los mendigos. Ob. Oxford. (PARTRIDGE. y entonces se abrió la plataforma sobre la que estaba. fueron colgados. Ya en 1612 apareció en Nuremberg un verdadero escalador de fachadas. afirmando que había obtenido con ellos hasta 2. . Los mas taimados trucos eran recibidos sin humor. cit. Antiguos grabados muestran varetas en actividad 109. 105. 103 Ob.

cit. cit. Ya entonces se daba una enseñanza metódica en hurtar y cortar bolsas y tenemos noticias del empleo de diversas herramientas de ladrón. cit. Parece que en otro tiempo las reuniones de los señores de alcurnia. que ofrecían su mercancía. 20. En ellas no se pondera el peso especifico de la disposición y del mundo circundante. ob. mas tampoco el que hurtaba las velas de los molinos de viento o las ricas telas del blanqueo podía esperar gracia alguna115.bronce y las estatuas no estaban seguras en los cementerios de Nuremberg 113. 116 HAMPE. plata.. hasta las calzas. como los príncipes palatinos. cit. 120 Ob. V. manojos de llaves y ganzúas120.. pág. Sé tenia que cortar la correa de cuero unida al cuerpo por hebillas.. cuando las trompetas llamaban a la masa del Emperador – era la Dieta de Augsburgo -. consejero imperial. pág. cit. Un ladrón que se había aproximado diciéndose ayuda de cámara de un caballero y barón. recientemente sobredorada114. 26 piezas de oro”118. 17. pág. Hamburgo no aguantaba a los ladrones sacrílegos. simplificadoras. de los pantalones o parte de atrás del calzón. pero había cortadores de bolsas.. sustrajo a un magnifico señor. pedrería y alhajas”. En 1591 fue ahorcado un hombro y por la noche le quitaron toda la ropa. Dietas del Imperio y ferias. cit. eran visitadas por orfebres. pág. 19. MOTIVOS ESPECIALES Y ESTADOS PATOLOGICOS §6 La exposición de los motivos del hurto gira habitualmente en torno a ciertas exigencias moralizantes y. 115 WOSNIK. 117 Ob.. 118 Ob. consiguió sustraer 116 por valor de 2. cit. asadores. 17. Una de las especialidades de la Edad Media fueron los ladrones de horcas. de tal modo. En otra ocasión. Un hombre fue descubierto cuando raspaba el oro de la fuente del mercado. cit. 13.000 florines en “oro. pág. pág. al criado de un comerciante “le cortaron de la manga una gran cantidad119. por ello. ob. 114 Ob. I. 12. Se dice en una confesión “como entonces Thomalein Hofman. 119 Loc. vol. No había carteristas por que no había carteras en el sentido actual de la palabra. que hubo que hacer algo por la decencia publica117. Junto a la mala situación 113 Ob. .. Hubo pronto ladrones especializados en joyas. 40. pág. El ladrón buscaba los mercados anuales..

- N. 123 KOTTE. en 1947. tienen en cuenta la situación excepcional por medio de altas cifras de absoluciones o sobreseimientos121. 1945. en Schweizerische Zeithscrift für Strafercht. verbigracia. en Über den Rückgang des Verbrechens im Kriege.  El argumento de Von HENTIG puede utilizarse con mucha mayor razón en nuestro derecho. el afán de presumir. verbigracia. New horizons in criminology. 15.  El § 248 a. núm. El que examine minuciosamente un gran numero de casos tropezara con una serie no despreciable de motivos atípicos.-N. En la guerra se coloca conscientemente por encima del afán retribucionista el trabajo objetivo que puede realizar incluso el sujeto más peligroso. 515. y un disforme cajón de sastre de “otros motivos”. muy heterogéneas. si no fuera mayor el temor a otros perjuicios vitales. 73. nuevas formas de hurto. 148. la situación motivadora fue diversa. donde el art. una escala graduada. Hurtos cometidos por motivos tan diversos no debían servir de base a la apreciación de la reincidencia.. Amerikanische Erfahrungen. y aún mas sus caídas bruscas. El párrafo 3 declara exento de pena al que cometa este delito contra un pariente en línea descendente o el cónyuge. Cifras inglesas en Harry Elmer BARNES y N. sobre todo en las fases criticas de la guerra. núm. no ha de haber actuado por compasión ante la necesidad ajena o para eludir una seria dificultad (como una pena privativa de libertad sustitutoria) o un peligro personal. Ya la subida de las cifras del hurto. la ley penal solo conoce la necesidad económica. del Código penal configura la reincidencia en términos tales que abarca no solo delitos iguales perpetrados por muy diversas motivaciones. el ansia de diversiones.económica. Nueva York. con la figura del pillaje. como para la temperatura y la presión atmosférica. pag. del T. Aún prescindiendo de que se debilita la intensidad de la persecución. a las que corresponde un nuevo ladrón ocasional. la aversión al trabajo. en el art. en el derecho penal español la persecución es siempre de oficio. 4. . La guerra de bombardeo produjo. Sin embargo.. porque aunque exteriormente son iguales. del T. sino que comprende conductas aunque recogidas en el mismo título. Este miedo muestra que el delincuente sería buena materia para la sanción penal legal. pág. por ejemplo. página 120. los tribunales. durante la segunda guerra mundial. que hemos comenzado a relajar con ayudas a los parados. Repetidas veces se encuentran casos de hurto por miedo. Impulsada por la nostalgia (se había colocado en Turingia y procedía de Baviera). 122 Si se contempla el poco movimiento del lado de las mujeres y el fuerte numero de licenciamientos del lado de los hombres en todas las prisiones americanas. cit. K. el que. KOTTE123 ha relatado el caso de una criada de servir de diecisiete años. así como también su capacidad combativa122. del Código penal alemán castiga la sustracción o apropiación por necesidad de objetos de escaso valor. en tiempos de necesidad. la afición a las golosinas. encontramos en las investigaciones él animo de lucro. se advierte cómo hay que aplicar nuevos módulos. a 121 He dado estas cifras ascendentes de absoluciones relativas a los estados de Minnesota y Ohio. TEETERS. quiera beneficiarse de la persecución a instancia de parte. ya que tiene disposiciones sociales. párrafo 3 . muestra la inescindible conexión que guarda con la situación económica. 10. El propio Código trata de limitar en algunos casos este evidente defecto como se hace. para la que no tenemos.°. para eludir un peligro. Ha quedado comprobado que estas medidas son infinitamente más eficaces que la amenaza de la pena en la ley.N.  A diferencia del derecho alemán. o de la impunidad que ofrece el § 248 a. ob. obras publicas y contención estatal de los precios. En algunos el dinero hurtado sirve. del T.

estaba de recadero en una magnifica casa y se le comunico el despido. Despido. pág..” Temblaba. Una vez y otra tenia que pensar: “¡Sólo una cuchara!.. Estando con ella ganaba sólo unos pocos marcos de salario. . 142. Muchos días había tenido que retirar para la baronesa grandes sumas de dinero del Banco. La Gioconda desapareció un lunes. Todavía limpie la plata. donde la miseria de las masas me robaba el valor de vivir? Me estremecí. JOTTE. El que no alcanzaba la norma de trabajo señalada. El Museo estaba cerrado ese día para limpiarlo. aunque coincide con él animo de enriquecimiento. cit. estaba indeciso.” Tras una noche de insomnio. ¿Adónde ir? ¿Volver de nuevo a cualquier oscuro asilo. Leben und Abenteuer von Harry Domela. pág. el conocido estafador. de los que se temía hubieran sobornado al personal de guardia. En un establecimiento de educación correccional.” Sin embargo. necesidad. relata otro hurto por miedo. Entonces me vino el pensamiento: “Si tu cogieras una cuchara. cuyo suspicaz dueño abrió el paquetito y dio la noticia a la propietaria. 1928. algo me contuvo. 125 Walter LUZ. Para poder huir tomó dinero de la maleta de otro criado. cometido en los calurosos días de agosto de 1911. Fue uno de esos delitos de nostalgia. Los motivos complejos hacen difícil cualquier clasificación. 70. Pág. Muchos jóvenes se escapan por miedo. cogió una sola cuchara. 1927. Parece como si en él celebre hurto de la Mona Lisa del Museo del Louvre. era azotado. cooperaron a que se produjera la resolución. Él mismo describe su estado de ánimo126: “La baronesa me había despedido fríamente. 127 Rudolf EGER. En estas circunstancias sucedió que uno quitaba a los otros las cerdas ya arrancadas y las presentaba como si las hubiera arrancado él125. que robustecen el temor al futuro. la envolvió y la deposito en una tabaquería. Ursachen und Bekämpfung des Verbrechens im Urteile des Verbrechens. sino como defensa frente a un peligro. páginas 26 y sigs. Berühmte Kriminalfälle aus Jahrhunderten. los internados tenían que quitar cerdas de una piel. Había llegado la ultima tarde. páginas 255 y sigs. Los vigilantes podían suponer que los cuadros que no estaban colocados en su sitio. Por ello no fue descubierto el hurto hasta el martes. Sé penso en la venganza de un empleado despedido que quisiera perjudicar 124 Ob. 126 Der falsche Prinz. Una y otra vez vemos reacciones provocadas por el miedo. Harry Domela. Zurich. y de los que solo sabemos que a veces conducen a un incendio o a un asesinato absurdo. reflexionaba. Todas las circunstancias. el día elegido y la completa ausencia de huellas. y dominaba cierto desorden. delataban un refinado delincuente profesional127. y para poder realizarlo sustrajo de la maleta de una compañera 14 marcos para poder volver. Heidelberg. se hubiera tratado también de una confusa mezcla de motivos. 74. Las sospechas recayeron sobre los coleccionistas americanos. sobre si se ha perdido una colocación y amenaza un futuro incierto. Un muchacho de quince años 124 era golpeado a mas y mejor por los demás mozos. Estaba agitado. habían sido descolgados y llevados a las habitaciones dedicadas a fotografía.los seis días quería regresar ya a su tierra. en las que el delito contra la propiedad no sirve para enriquecerse. cuya génesis psicológica ha sido poco estudiada. Y nunca me había acometido tal pensamiento. te podrías sostener por primera vez bien a flote. 1949. Intimamente impulsa la venganza. la tentación de la plata y las imágenes visuales en la noche. Obreros y artesanos iban de un lado a otro por todo él edifico. Berlín.

así a sus superiores. pág. Gefährliches Blut. Un cierto numero de enfermos mentales viven. estadounidense.. como la de llevarse las torres de Notre-Dame. “Y como el conjunto era también muy excitante. 101. Había estado trabajando como pintor decorador en el Louvre. Tenia antecedentes penales. que no seria tan sencillo tratándose de la mera intención de apropiarse la cosa. (Ob. La frase: “Seria como si se quisiera robar la Mona Lisa”. . Inmediatamente fue detenido.) 129 Ob. detenido de nuevo. dice sin rebozo: “Entre las muchas bicicletas (los norteamericanos acababan de penetrar) que estaban sin dueño en los patios de los cuarteles. cit. En Brema penetro en una casa donde habitaban miembros de la ocupación.  Plural de ami. que se verifico en Italia. la separo del marco.. 61. escogí para mi una bonitamente pintada” 130. pág...N. La casa tampoco pertenecía a los amis 131. Por ello no se podía echar en saco roto que un vigilante recordó que un alemán o un austríaco había estado repetidamente y largo tiempo ante el cuadro contemplándolo. americano. pense que no seria malo. había quizá tenido un efecto sugestivo. Me sentía como humillado de que este retrato incomparable hubiera sido robado como botín en mi país y solo pudiera admirarlo en el extranjero. contra la ley y la costumbre.”129. hasta que al fin.. Pág. 1950. 130 Hans BEMBÉ. sin que esta clase de industria perjudicase mucho su reputación.. Wilfried Helm. que se utilizaba frecuentemente. como se supo entonces. El desarreglo moral era general y explicable como consecuencia de las 128 Sobre la misma época desapareció una valiosa copia del mismo cuadro. Pasado dos años.. cit.. Der Lebensbericht des 17jährigen Wilfried Helm. Él quería tener algo para vivir. Las relaciones entre Alemania y Francia eran tensas a causa de los asuntos de Marruecos. nacido en Renania. condenado por asesinato. Todas estas pistas resultaron falsas 128.. los peritos médicos consideraron que el ladrón no era totalmente imputable. Sobre la vida y la época de Schinderhannes.. Las épocas de largas y repetidas guerras socavan el concepto de la propiedad. Sé penso en un cambio planeado. y una vez intento arrancar a una prostituta el monedero. leemos lo siguiente: “Había entonces en aquella región demasiada gente que. el corto la tela. Es imitado el ejemplo de la requisa militar sin miramientos. págs. hace ciento cincuenta años. El maravilloso rostro de mujer me miraba sonriente. La idea de perjudicar al enemigo facilita el salto. La sala estaba vacía. fue condenado a prisión varias veces por robo y siempre consiguió evadirse. la coloco debajo de su blusa de pintor y salió con ella del Museo sin dificultad. el sentimiento nacional y una especie de fetichismo coincidieron en un haz causal. fue condenado a muerte con varios de sus cómplices y ejecutado en Mangucia en 1803. un italiano llamado Vincenzo Perugia ofreció el cuadro en Florencia a un anticuario. 264 y sigs. Aproveche entonces un momento favorable. vivía por su cuenta del robo y del hurto. del T.  SCHINDERHANNES.. Varios funcionarios de lo criminal apuntaron a personas escapadas de manicomios. 131 Ob. Stuttgart. del T. Aunque tenia que saber que nunca podría vender el cuadro. abreviatura popular de Amerikaner. con la idea delirante de entablar relaciones amorosas con la encantadora Gioconda. En el proceso. el ánimo de lucro.N. 263.. que no hubiera llegado a efectuarse. Declaró: “Repetidamente quedé absorto en la contemplación de la obra maestra de Leonardo. cit.

2 del StGB. De modo análogo a lo que sucede en el asesinato cometido por individuos primitivos. pág. El domingo asiste a la iglesia: “De toda la predicación. Como quiera que aquí hablamos de los anormales mentales. En tanto que la aplicación de violencia o la amenaza con un peligro inmediato para el cuerpo o la vida cualifica el hurto (§§ 249. para su pensar en corto circuito. 1907.135. Mis pensamientos estaban concentrados exclusivamente en como podría procurarme dinero de la manera mejor y más rápida. se debe indicar otra cuestión que se refiere a la víctima y no al autor. párrafo 1. mas era considerado como acción meritoria que como delitos"132. esto aún prescindiendo de excelente condición de víctima que ofrece el que esta embriagado. Los enfermos mentales y los débiles de espíritu son fácilmente postergados en la lucha por la vida y caen antes que otros en dificultades económicas. como causaba perjuicio al enemigo. Las raterías comenzaron por el hurto de caballos. inconsciente o que padece una enfermedad mental o una oligofrenia aguda. Ha ocurrido frecuentemente. En numerosos hurtos no se trata de remediar una situación de penuria económica. cuyos impulsos motores están reducidos al mínimo. Schinderhannes. que sujetos gravemente lesionados por un accidente del trafico fueron robados. débiles mentales. Nuremberg. Se pretende. 39. alcohólicos y toxicómanos presentan enteramente lo mismo que las personas normales. cuando la motivación primera desapareció con el tiempo. no oía nada. lo cual. El abuso de una mujer enferma del espíritu. Ya en la ciudad medieval encontramos tipos de esta clase. 133 LUZ. 135 Hermann KNAPP. Mi cerebro trabajaba febrilmente y estaba casi furioso”133. cit. ob. conquistar a una muchacha y predisponerla favorablemente. Sabemos de un ladrón que rogó llorando que se le cambiase el destierro por la pena capital. hace poco. Tres mozos se citan para el domingo en un ventorro del bosque. sin que llegase a pensar un solo momento en la naturaleza traicionera de estas monedas. psicópatas. Luego descerrajo el cepillo de la iglesia134. 250. 251 StGB). o que se halla en un estado de inconsciencia o indefensión. ganado y provisiones a las tropas enemigas por parte de mozos audaces. El tercero no tiene dinero y se avergüenza de confesar su pobreza. por ejemplo.tropas que vagaban casi ininterrumpidamente por el país. 134 Se hizo sospechoso por la tenencia de muchas piezas de cobre. 71 y 72. der rheinische Rebell. constituye hurto simple. página 32. A veces el motivo del hurto es la falta de valor. la sustracción furtiva de la que es víctima una persona indefensa. . Los depresivos o los posencefaliticos son tan incapaces de trabajar como los esquizofrénicos. para conseguir un coito extramatrimonial se castiga con graves penas (§ 176. pruritos de apropiación. 1925. Stuttgart. Págs. Das Lochgefängnis. la más cómoda solución de un conflicto . “Puesto que ahora estaba habituado a las malas compañías y a robar de tal 132 Curt ELWENSPOEK. núm. Es evidente que estas antiguas formas de resistencia engendraron al final algunos ladrones profesionales. Al comienzo pudo tratarse realmente de motivos patrióticos junto al afán de aventuras y ganancias. representa la sustracción sin escrúpulos.). §7 Los enfermos mentales.

declaro139: “En el verano de 1913 había cometido numerosos hurtos.. pág. así. pág. páginas 265–281. vol. hurto de noche un novillo 136. 299... también en el caso del capellán protestante de un establecimiento que involuntariamente se ahorco vestido de mujer y en cuya casa se encontraron pantalones de puntillas y sostenes138. Esto ocurrió sobre las once o las doce de la noche. Las mangas del abrigo habían sido desgarradas.. subí al primer piso. y como había nacido y se había educado aquí. carteras. 140 Ob. a menudo imperceptibles. Así una muchacha soltera. sin hallar nada de valor para llevarme.. tiraba o. como sucedió con el abrigo y el sombrero que se llevo. Los hurtos eran un sucedáneo para los deseos sexuales insatisfechos. vol.. como dijo. 292. Handbuch der Kriminalistik. cit. en Deutsche Zeitschr. págs. el asesino de múltiples personas. 1952. y si por el indulto debía ser desterrado. Fue el restaurante Klein. Der Sadist. lo cuido durante dos semanas. Del hurto “simple” (transfiriendo el concepto jurídico al psicológico) discurren tránsitos. Gerichtl.. La tarde de un sábado había allí una quermese.. Era mi especialidad elegir casas donde en la planta baja había una taberna y los propietarios vivían en el primer piso. Abrí diferentes puertas. pero discutibles en los detalles. por atajos y de noche. f. Como puede fácilmente comprenderse. 299. que tener que contemplar todos los días su miseria con sus propios ojos. el toro y los pantalones militares eran símbolos de la virilidad masculina. sufriría con mas paciencia el que se le castigase como merecía. se desenvuelven en la más oscura de todas las esferas y afectan al más variable de todos los instintos.) ¿Se quedo el toro solo en “símbolos”? 138 Hans GROSS y Ernest SEELIG. Todos estos casos entre la salud y la anormalidad mental. “Durante muchos años había tenido ella el ardiente deseo de casarse. Al registrar su casa se encontraron dos pantalones de militar y un saco de azúcar que también había hurtado.” Encontró a un niño durmiendo y lo estrangulo. Nosotros entendemos por formas patológicas del hurto algo completamente distinto. la 136 Según KIENHOLZ por H. 139 Karl BERG. 7. Busque una casa adecuada. pág. que regalaba. Berlín 1941. fotografías. 141 Ob. Pero ¿qué clase de excitación es esta que junto al alivio de la tensión sexual sigue la vía de la sustracción? Volveremos sobre este problema al tratar del robo con fuerza en las cosas.” En estos hurtos se trata de actos normales de enfermos del espíritu y débiles mentales. 262. Kürten. escondía en la maleza 140. 281. 295. tarada con un defecto de expresión y sorda. No existe perturbación clínicamente determinable y la explicación que quizá seria racional hay que buscarla después de cometido el hecho. . Sin acudir a explicaciones de psicología profunda 137. Medizin. Podía por las tardes registrar sus habitaciones sin ser molestado. I. 137 Las cuales en su sentido general son muy exactas.modo que no podía dejarlo. cit. no quería salir. siendo detenida cuando trataba de vendérselo a un carnicero. cit. XVII (1931). relojes. a otra aldea. la referencia revela inequívocamente una gran proximidad a metas sexuales. y lo llevo luego. mientras que el azúcar simbolizaba la ternura. consideramos aquí las circunstancias mas escuetamente. 290. El mismo Kürten cogía en sus asesinatos y tentativas de asesinato bolsos de mano. Kürten acotó sobre este punto: “En ello se exteriorizo mi excitación” 141. Las prendas de vestir fueron encontradas mas tarde.” (Ob. HELLEN BERGER en Psychiatrie. jerseys. a la sustracción con base psicopatológica.

decida otra cosa. luego ingeniero. número 5. pág. 144 Adolf SCHÖNKE. ninguna causa de agravación 145.. Desde el punto de vista de la ejecución del hecho y de la personalidad del autor. pág. como irónicamente añadió el atestado de la policía. porque los dueños de los grandes almacenes.. en analogía a lo dispuesto en el núm. vol. aunque nuestra dogmática jurídica. Geschlechtskunde. Por consiguiente el que corta una trenza y se la apropia como hurto. número 5. treinta y una trenzas. ob. probablemente suyo. calle o plaza publica. Munich. Atendiendo a los motivos. con las que quería hacerse un abrigo para él. y bastando. Trabajaba solo en los tranvías y se le describe como un guapo mozo. por razones comerciales. página 73) que se trata de un delito de daños. 1952. El autor no había tenido nunca relaciones intimas con una mujer y había sido miembro de la sociedad de buenas costumbres Ethos. fijándose en el acto mecánico del tomar. párrafo 1. parece admitir BADER (Soziologie der deutschen Nachkriegskriminalität. pero en el derecho anglonorteamericano seria considerado como larceny from the person. y por las circunstancias concurrentes.ª ed. Nadie discutió entonces la calificación jurídica. El paciente se ha apartado de las metas sexuales vivientes y se dirige hacia objetos sustitutorios de propiedad ajena. son semirracionales. 4 del párrafo 1 del § 243. la mera posesión. Consideraba como una desdicha el que una vez una 142 En un caso en el que fueron cortados pedazos de un impermeable de señora. Ya en el viejo Nuremberg confesó un inculpado “haber cortado a las muchachas cien pares de trenzas”143. con pelo negro ensortijado. 145 El empleo de tijeras o navajas sugiere la aplicación del § 243. Tubinga. En el caso del estudiante gravemente tarado de los nervios St. 1928.. 28 de diciembre de 1949. 6. pues en el § 223 a resultan positivamente malos tratos corporales o perjuicios a la salud. C. Hoy reina acuerdo sobre que el cabello de la mujer como parte separada del cuerpo pasa a ser propiedad de la persona a cuyo cuerpo pertenecía hasta entonces 144. cit. En otros casos los hurtos se producen durante la crisis periódicas que se dan en la vida de la mujer. Dos de las muchachas notaron un roce muy suave. (Associated Press. Un tal Jack the Clipper. párrafo 1. otras dos absolutamente nada. II. Pero al registrar el domicilio del ladrón se encontraron veintiocho piezas mas. después de ser detenido. estando en primer termino la peligrosidad potencial del ladrón armado. Mas yo me inclinaría a interpretar el concepto de “armas” en el § 243. Stuttgart.. Carecemos todavía de material suficientemente copioso y claro. se le encontraron. y el § 223 a de diferente manera. por consiguiente. adornadas con cintas de colores. 648. Strafgesetzbuch. 1949. . 143 KNAPP. mientras que el hurto con armas no requiere el uso de ellas. Estaban “provistas con la indicación del día y hora en que fueron cortadas”146. La ruptura violenta de la relación con el cuerpo que asegura la “posesión” – el separar el cabello con una navaja o tijeras . conocido peluquero. no permiten el acceso a sus ricas experiencias. no es arreglo a la ley alemana. como su naturaleza absurda y la peligrosidad social.) 146 Magnus HIRSCHFELD. La rueda de estos curiosos fenómenos se abre con los cortadores de trenzas y análogos142. patológicos. Hizo una notable descripción de sus inclinaciones y practicas: como iba en ocasión de una manifestación nocturna por el castillo y cortaba las trenzas protegido por la oscuridad y el entusiasmo patriótico. A finales de diciembre de 1949 apareció en Washington D. 41. En el derecho alemán tampoco se presta atención en estos objetos al lugar especial de comisión del hecho. la mayoría de estas acciones son delitos sexuales. pág.sexualidad. 116.

cit. a veces por las huellas de su uso.. en estos matices fetichistas se conserva siempre la relación con el ser vivo. pág. y privándole con ello de una satisfacción ardientemente ansiada. que era. son aquellos en los cuales alguien se desliza en una morada ajena y utiliza para sus fines. pág. las camisas de caballero almidonadas son 147 Ob. una relación con la persona que los ha llevado.. véase GROSS – SEELIG. se produce. Esta perturbación solo se ha observado en los hombres.. Una salida simple la constituiría hacerse regalar o prestar estas cosas de la persona amada. ob. y lo mismo puede decirse de todos los que trabajan con cueros. . 1941. terciopelo. comprar estos objetos. no lo sustituyen. 150 Véase el caso mencionado por MÜLLER. el fetichista solo puede disfrutar si coge los objetos y los posee en paz. pañuelos. según las circunstancias. cit. sentía St. guantes. a veces como si las almohadas estuvieran todas hechas de trenzas y sus rizos perfumados se derramasen sobre él. A ello se opone la índole de la perturbación psicosexual. verdadera rabia por no haber podido adueñarse del magnifico pelo. pág. no se han descrito hurto por fetichismo en las mujeres. al menos. pues de esta impregnación de las manifestaciones vitales de la personalidad se sigue la necesidad de sustraer estos objetos en tanto no aparezcan situaciones legales sustitutorias. 128. objetos de vestir femeninos. medias. Es normal que el cabello rico y brillante estimule al hombre. conservar todavía su olor. Sin embargo. Más tarde declaró: “Hacia el final de las vacaciones estaba poseído de una terrible excitación. 151 JOHN. cit. en parte. pág. 267. 59. zapatos. Por ejemplo. ropa. solamente lo recuerdan. Sin embargo. Aquí aparece la complicación. al zapatero fetichista no le es difícil la solución de sus problemas. HIRSCHFELD hizo una peritación sobre un hombre que había estudiado derecho. vestidos femeninos de verano. etc. Había sido condenado cuatro veces por hurto de bolsos. Berlín. escapando así al corte. y recela justamente del deseo y la inclinación hacia la mujer. Handbuch der Kriminalistik. Los casos más sencillos. No satisface en la mayoría de los casos. su limpieza o venta de viejo.. pieles. §8 En otras formas más frecuentes del fetichismo la relación erótica se transfiere de la persona a una parte de sus vestidos 148. Aquí solo hay un simple allanamiento de morada150. que coloca el objeto en el lugar del ser humano. II. como el lavado de la ropa. vol. en general. Tienen que haber sido usados y por consiguiente. pero no era un verdadero ladrón. Los cortadores de trenzas y tipos análogos otorgan al cabello separado un valor estimulante total y único. se convierten en objetos sexuales 149. ob. 62. 149 Para bibliografía. brazos y rostro jugaban y flotaban los rizos” 147. 117. Más como. jurídicamente hablando. en el mismo sitio y lugar. y en torno al pecho. según HIRSCHFELD. sedas. ropa interior. cit. 152 Magnus HIRSCHFELD. En el lecho. 148 No dudo de que las tendencias fetichistas encuentran compensación de modo legal en algunas profesiones. sino un fetichista de los pañuelos 152. hurto simple o cualificado 151. pág. Ocultaba en ellas su cara. ob.muchacha se recogió “todas sus galas” por encima de los hombros hacia delante.

hurto la ropa y se masturbó. En teatros. bailes de mascaras y locales homosexuales pueden verse conocidas mujeres lesbicas con camisa y smoking. Quizá sea exacta la presunción de que no sabemos nada de estas cosas. a veces los vestidos eran devueltos. En una ocasión había encontrado ella sus propias faldas en desorden. 1904. 157 SLING. La ropa que hay en los lavaderos o puesta fuera a secar. principalmente trajes de casa confeccionados de una sola pieza. que negó la existencia de atenuantes. fuertes. Hurtaba autógrafos históricos de los archivos: cartas de Wallenstein.N. el sujeto vio desde el tren ropa en un jardín. en 1903. cuando se ponían a secar. págs. Los objetos que le excitaban tenían que estar húmedos156. reina de Inglaterra. en Pitawal der Gegenwart. cit. En una aldea cerca de Mangucia. Sólo así tenía para él la ropa efectos estimulantes. con frecuencia equivocadamente. 225-227. 154 En el caso tratado por JOHN (pág. vol. Luego. María la Sanguinaria. En la investigación se comprobó que era un habitante acomodado de la aldea.  Así llaman los protestantes a María I Tudor. Kriminologie. . 155 Hans SCHNEIDER. 156 Lo mismo en JOHN. I. Descendió en la estación siguiente. de los patios y jardines. De repente se arrojo sobre uno de los espantajos. lo estrechó con todo ardor. hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón. un hombre sustrajo ropas femeninas. Los psiquíatras no dan una explicación. pág. Las mujeres pueden comprar prendas masculinas más fácilmente que los hombres objetos de vestir de mujer. y los casos anteriores consignados allí. 128. como un animal. ni siquiera cartas escritas por 153 Ob. HIRSCHFELD habla el doctor H. está siempre precisamente húmeda. 62). Federico el Grande. por robo con fuerza en las cosas. La escritura de rasgos firmes. marchó alrededor de los títeres. Berlín. del T. porque compras de esta clase se realizan con frecuencia en las familias y porque no despiertan especial desconfianza. acariciando y abrazando a esta o la otra figura. vol. El funcionario se deslizo tras él y vio que el desconocido colocaba los palos en circulo. El inculpado acostumbraba coger vestidos y faldas a la caída de la tarde. dice. 62.. Éste doctor H. marchó. La mujer dijo que a pesar de su buen apetito estaba últimamente cada vez más decaído. Pocos días más tarde se ahorco en su celda.apetecidas153 en la practica de las relaciones sexuales con el mismo ímpetu que la ropa interior de las mujeres bien vestidas. Richter und Gerichtete. Leipzig. Mostraba síntomas de degeneración senil. El “trasvestista” – pues se puso ropa de mujer – fue condenado por el tribunal. 327–336. y en HIRSCHFELD. Sacó de la cesta vestidos femeninos y los colgó en ellos. Otros ejemplos. Esperan causar efecto en alguna pareja. En los detallados informes periciales publicados por M. La vida produce casos que van más allá de la más desenfrenada fantasía. pág. Llevaba unas varas y una cesta consigo. aunque quizá se podría encontrar. se encuentran en MEZGER. Ein Kleiderfetischist. págs. 127. De su disposición homosexual. no le excitaba sexualmente. II. Durante largo tiempo no paso nada. con el crepúsculo.. Luego arrojo la muñeca al suelo y se revolcó sobre ella en pleno orgasmo155. se desabrocho y se puso a realizar movimientos onanísticos 154. se dirigía al campo. 71. por consiguiente accesible a los fetichistas. pág. pág. mirando en torno suyo recelosamente. Una tarde observo el guarda campestre que un hombre. Sombrero de copa y bastón vienen a añadirse a esto. 1929. SLING ha descrito un fetichista ladrón de documentos 157. que se han de calificar de robo con fuerza en las cosas.

porque está se transforma bajo el influjo de los procesos propios de los años. vol. era una sensación que me invadía completamente. ni los psiquíatras ni los criminalistas han podido aclararlo de manera que la jurisprudencia pueda trabajar con formulas claras. Además. Registra la primera erección cuando vio la firma del príncipe Gorchakov.. tampoco se puede conceder importancia siempre al criterio de acción extraña a la personalidad. tocar. pero en todo caso una forma ostensible de presencia. . la dipsomanía. piromanía y cleptomanía tienen el mismo fundamento. no constituyendo. vemos que lo que necesitan lo cazan o se lo quitan a sus congéneres. no una proximidad física como hubiera deseado. Ahora bien: el apoderamiento violento despierta la resistencia del despojado y solo ofrece perspectivas de éxito al más fuerte. Es posible que el homosexual percibiera en sus manuscritos la proximidad de los “héroes”159. puramente social. 87-93. 74. págs.. su acción no es normal. También vemos todos los días que la presión variable del mundo circundante arranca cambiantes reacciones de lo profundo de la personalidad. 159 ¿Cómo se podría colocar a María la Sanguinaria en la serie de los grandes hombres? ¿Tiene para los homosexuales carácter de virago la mujer reinante? 160 Para literatura.. cual la epilepsia. y es dudosa la referencia a unidades clínicas mejor conocidas. pág. Como un cierto número de cartas habían sido vendidas. En el caso de la cleptomanía y de todos los posibles estadios intermedios más leves. de crisis fisiológicas (en la mujer) y procesos morbosos. fue condenado a dos años y medio de prisión. oler. véase MEZGER. II. “En este ambiente me sentía feliz. No basta con hablar de psicópatas lábiles (Kurt SCHNEIDER). ob. No se debe olvidar que hay biología del instinto de sustraer. cit. 158 HIRSCHFELD. Especialmente se encuentra con frecuencia destinada al “hurto” la hembra. Kriminologie. El inculpado vivía con un amigo – como con su novia. dijo el comisario en el juicio oral – desde hacia quince años. §9 Lo que se llama cleptomanía 160. También es altamente discutible si el afán de caminar. Estuvo siempre dominado por una extraña preferencia para todo lo que se relacionaba con la vida y la muerte.personas “en la flor de la edad”. nosotros partimos del punto de vista. de que si el autor hubiera podido comprar sin dificultad el objeto hurtado. que seguramente no constituye un cuadro fenoménico unitario. cuando podía sentir. Mucho tiempo antes de que los hombres pudieran hablar de una ruptura del orden jurídico. mientras que la sustracción furtiva bordea este escollo. una inclinación hondamente arraigada a la sustracción violenta que revive de modo elemental en el hacer botín de las guerras y revoluciones. Los motivos últimos no quedaron explicados. Está abierta al débil. se interfiere aquí en la esfera de poder y posesoria de otro ejemplar más débil. Siempre le atrajo ver en la sala en penumbra de un archivo los manuscritos históricos y colocarse ante el pasado como ante un cementerio. por lo tanto. los manuscritos”158. El olor a podrido era para él especialmente excitante. Cuando los animales buscan alimento. una magnitud fija.

estando. a dar las noticias a la una. puede ser de provecho a los psiquíatras y criminólogos que se ocupan con casos de cleptomanía. sino que también experimentamos. No solo encontramos indicios de un instinto de hurtar en los pájaros. pág.puesto que ha de mirar no solo por si. Estaban en un establecimiento la madre. pág. 102 y 103. Joan HENRY encontró en prisión algunas de estas mujeres a las que.. Insistía en que era una divertida aventura escamotear una gran pieza de cualquier tela de los grandes almacenes bajo su amplio abrigo. 77. cit. una vez aplicada funcionalmente. Se acostumbro a ir a escondidas al saco y sacarlas furtivamente por un agujero.. largo tiempo después hurto porque “hasta el pensamiento de que tenía que pagar por una cosa que deseara le parecía completamente fantástico”. ciego para el peligro y las consecuencias sociales.. 161 Waescha KWONNESIN. 162 HIRSCHFELD. sino también por la prole. por consiguiente. no hacia un secreto de su historia. que la inclinación. 163 Joan HENRY. I. y señorea la conciencia sin tolerar otros dioses a su lado. una de esas ideas fijas de las que se oye hablar o sobre las que se lee continuamente.”161. pág. puede hablarse de un atavismo que se retrotrae a la época de la construcción del nido y de otros procedimientos de acopio para el cuidado de la prole. Respecto a está mujer se aportó a los asuntos la prueba de que sus hurtos se repetían siempre con un intervalo de veintiocho días. Kleiner Bruder. La señora Mackintosh. De ahí el frecuente enlace con las faces criticas de la vida de la mujer. 76. Londres. se ha prestado poca atención a la continuidad y desarrollo del instinto de hurtar por línea hereditaria. Se ha observado con frecuencia que las masas entregadas al saqueo muestran una absoluta falta de miedo. recargada en la búsqueda de alimentos sin tener. debajo de su abrigo. 1952. Si se prefiere. por otra parte.. Stuttgart. sin año. solo fue descubierta porque la radio hurtada comenzó de pronto. Se trataba de patatas. que al final es buscado de nuevo una y otra vez. vol. Minnie. II. digámoslo de una vez. una hija y un hijo. un atenuado complejo de delincuente.) . Aquí se desencadena el potente instinto de apropiación. se convierte en goce o satisfacción y constituye un estimulo de los más intensos. Un día se la ocurrió que seria mucho más hermoso robar las patatas. “thirty years a shoplifter”. (Ob. la hija. who live in goal. De ahí la fuerza del instinto. Lo que los psicólogos han observado y descrito en los animales. mientras su hermano Bob la esperaba fuera en el coche163. Así como se han acentuado con frecuencia las relaciones temporales con la menstruación162. la fuerza necesaria para la sustracción violenta. relata la siguiente conducta peculiar de una hembra: “Se le desarrolló – escribe – un atenuado. por lo demás. vol. 85. 466. págs. y que eran designadas simplemente como ladronas habituales. nunca se atribuyo él diagnostico de cleptomanía. pág. Parecía paladear concienzudamente la agradable sensación. Relataba al primero que llegaba que al principio hurtaba sólo porque quería tener algo y no lo podía pagar. pero siempre estaban libremente a disposición de la señora McGinty (la castora) y tan a menudo como su corazón lo apetecía. Un indio canadiense que había amansado castores jóvenes y vivía con ellos como con los animales domésticos. ob. largo tiempo humillado. Casi arrastrándose sobre el vientre empujaba el botín a lo largo de la pared y escapaba. Como quiera que todo iba bien. No teníamos gran cantidad de estos útiles tubérculos. cit. si puede repetirse.

cit. Kriminologie. en Potsdam164. amontonadas y sin barreras protectoras. Los auténticos cleptómanos están sometidos a estados compulsivos. como tiendas grandes y almacenes. pág. El concepto genérico de ansia de hurtar se podría mantener inalterado. como dicen los economistas norteamericanos. no se mantenía ni por un momento. la cantidad de compradores (que todos parecen comprar.. el hurto cometido por una persona que sea por lo demás intachable es un triunfo de la moderna técnica de venta. Stephan HURWITZ. sino también en casa de sus amigos y parientes. La clandestinidad del acto de sustraer. llegados a su casa. aunque se tenga bastante dinero para comprar el objeto vivamente ansiado. De ahí mi propuesta de considerar estas acciones de corto circuito como una subespecie más benigna del impulso de hurtar y designarlas con el nombre de cleptofilia. cit. La literatura no es abundante. Todo objeto ejerce una cierta fuerza de atracción cuando entra en él circulo de nuestros sentidos165. sino que coartan los movimientos. Para producir la voluntad de comprar –o. como en el caso de la condesa B. Ella devolvía regularmente al siguiente día los objetos sustraídos. Él no pensaba tampoco en usar o utilizar las cosas. Sobre estados compulsivos de cleptomanía en el sueño se encuentran indicaciones en Van BEMMELEN (ob. para vencer la resistencia del comprador -. págs. sobre los daneses.. . y antes que ellos el bazar oriental. véase MEZGER. puesto que solo se manifiesta bajo la presión de factores adicionales externos. la hábil presentación. Sin duda que entonces entran en juego también factores endógenos y que asimismo las crisis físicas y psíquicas desempeñan aquí el papel de catalizadores. y actúa además una intención atenuada de enriquecimiento. pág. Los cleptómanos no hurtan sólo en los grandes almacenes y en los comercios. Los modernos grandes almacenes. Lo absurdo y compulsivo del proceso excluía cualquier reacción que no fuera de piedad y condolencia.. lo mismo que las personas que padecen fobias. cit. en relación con las investigaciones de WIERSMA y FONTANIER. 1948. cuando eran invitados. págs. porque no impulsan a obrar. sin ser así en modo alguno). Al hacerlo se piensa sólo en la adquisición por la vía del contrato de compra. próximas. 164 Relato breve y poco completo en SLING. pretenden excitar por todos los medios el deseo de poseer un objeto. Distintos son los casos en que se buscan los lugares de tentación. ob. ob.. la esposa de un viejo coronel. solo que las fobias interesan menos desde el punto de vista científico – criminal. las muchisimas cosas colocadas ante los ojos y las manos de los clientes. se hacen publicas tales perturbaciones. se lleva al combate una suma de impresiones: la abundancia de objetos. Únicamente cuando vienen a añadirse otras dificultades sociales. con mucho cuidado y no sin destreza. 480). 165 De ahí la creación protectora del harén en el fogoso Oriente. En un caso que se desarrolló en la “buena sociedad”. 74. 229 y sigs. pero se debería distinguir entre cleptomanía y cleptofilia. Copenhague. 169 y 276. Por ello el número de los casos que llegan a los tribunales y a los psiquíatras es considerablemente reducido. sobre libros alemanes. Aquí. consistente en hacer desaparecer del comedor. No había motivo para una intervención judicial. acostumbraba poner en conocimiento de la anfitriona la habilidad de su esposo. las cucharas de plata. Pero la acción impulsiva es en estos sujetos mucho más débil que en los cleptómanos.

“A poco de entrar.. pero la palabra Gauner (ratero) no parece estar emparentada con esto. Quede cegada por aquel montón de riquezas y casi perdí la cabeza. 147.. cit. distingue cinco categorías de especialistas. La palabra boost se explica con la voz shove (mover). tahúr. aunque también sobre el monstruo poder de la tentación: “A medida que me engolfaba en la atmósfera embriagadora de los grandes almacenes.) 168 Que participan las capas más profundas del instinto lo muestra este otro relato: “La sensación que la poseía en el momento de realizar el hecho era deliciosa. luego el ladrón de tiendas172. ob. pág. en que muchos griegos se convirtieron en apatriadas. al tahúr se le llama grec. por consiguiente.. este tráfago para mi inusitado. Die Warenhausdiebinnen. 43) y se llamo al principio gun.. a las que viene a añadirse la tentación. pág.. cit.” (Ob. como si me pertenecieran y sólo tuviera que tomarlos. 171 The heel. 1904. 488. propone como derivación para Jonier (jónico)...” (Ob. Siempre se habla de un sopor análogo al de la embriaguez 167. 147. cit. Parece que el peso concentrado de masas de bienes entra en una peculiar relación compulsiva con ciertas personalidades. Pennyweight es un determinado peso. me sentía atacada poco a poco de un trastorno. la palabra hebrea jowon. ob. sigue el grupo de los ladrones de almacenes. cit. Hoy se llama todavía a la mujer carterista gun-moll. Me pareció como si todos aquellos objetos me desafiasen. . VI. En francés. pág.. me sentía impelida hacia ellas y me adueñaba de las mismas. 173 Pennyweighing. disminuyen las inhibiciones. página 245. sin que me detuviera ningún reparo” 166. No es clara la relación que pueda tener con el hurto de joyas mediante trueque. Los relatos de ladronas de grandes almacenes (naturalmente. 172 The boost.) 169 SUTHERLAND. 170 La cuadrilla se llama en la jerga criminal norteamericana the Cannon. el ladrón de joyas173 y. procede del judío gonnif (SUTHERLAND. La significación es probablemente “perseguir sigilosamente.. y que en ciertas épocas.. La etimología de está palabra inglesa está en relación con la alemana schreben (empujar). el ladrón 166 Paul DUBUISSON. Cannon. declaró. Leipzig. tentar sigilosamente”. KLUGE-GOETZE. sintió un placentero estremecimiento de la cabeza a los pies y como latigazos en los muslos. estafador. cuando su afán de poseer se hace más intenso. cuyo sopor y excitación solo se puede comparar con una borrachera. finalmente. Veía las cosas como a través de una nube. me sentí completamente embriagada por el ruido. Éste es el sentido de la palabra todavía en SHAKESPEARE. El complejo casual se compone de una constitución determinada y una resistencia debilitada en los días críticos 168. En primer lugar está el carterista170. en recuerdo de las Cruzadas o de la conquista de Constantinopla hace quinientos años.. 167 Una obrera que había vivido cuatro meses en un sótano. pág.. el carterista. este ir y venir. Un gran gun era promovido a cannon. bancos y locales de negocios171. 39. casi siempre mujeres. no de las profesionales) arrojan luz sobre la estructura de estas personalidades. LADRONES PROFESIONALES § 10 El carterista que escribió para SUTHERLAND 169 la biología del ladrón profesional. acto IV. No hay duda de que la expresión alemana Ganove (ladrón) procede de gonnif. Troilo y Crésida.

El chofer fue sorprendido in fraganti. a causa de su inusitada frecuencia. puede aumentar el valor de las bicicletas y ser hurtadas entonces por verdaderas organizaciones. El ladrón de bultos. en épocas de paralización de los transportes y de viajes frecuentes al campo para acaparar abastecimientos. 176 Véase mi artículo Die Kriminalität einer Grossstadt. Un receptador.. Claro es que. Hace pocos años fueron detenidos en Nueva York un antiguo y bien reputado empleado de la American Express Company y dos peleteros. Nueva York. Los preciosos envíos solo eran asentados. aún sin contar con que hay miles de ejemplares de la misma marca. Recogía valiosas pieles y. A lo que se añade que las bicicletas son valores materiales que resisten las bajas y son modificadas de aspecto inmediata y activamente por el ladrón de manera que luego no es posible su reconocimiento. en el que desaparecieron envíos de diamantes en el camino a recorrer desde el lugar de expedición a los vagones del ferrocarril. hizo especialmente apremiante la necesidad de maquinas de transporte. las entregaba a sus consortes. son fenómenos típicamente alemanes o europeos y son solo especialistas en el sentido de que sustraen siempre objetos de la misma clase. “Andan errantes”. mientras que se eleva muchisimo el número de hurtos de bicicletas176. que no dispone de una organización ni tiene una técnica especial. del T. Cuando la Compañía había pagado 100. págs. 174 Hotel prowl.000 dólares por pieles aseguradas y desaparecidas.N. En épocas de gran inflación se hunde la cifra de las recuperadas hasta llegar a un mínimo. se habían aprendido de memoria los nombres de los joyeros más importantes y abrían los paquetes que llevaban estas señas. había comprado una casa de verano en Nueva Jersey y pasaba costosas vacaciones en Florida. Los ladrones de bultos. como los duendes y aparecidos. modificado el talón. Cuando se indagaron sus condiciones de vida. ob. 231 y sigs. En la posguerra llego a suceder que. a la mujer que penetra sigilosamente cuando duerme el individuo y le sustrae la cartera. Por eso se han desarrollado nuevas formas que jurídicamente están bien entre la apropiación indebida y la infidelidad. RADIN178 relata un caso análogo. está condenado a morir a causa de los vehículos descubiertos. 178 Edward D. pág. 72 y sigs. La gatera.  Se llama así. en el “hurto del coito” o “timo del gato”. 175 BADER. y sobre todo los ladrones de bicicletas. perdiéndose en poco más de medio año por valor de un tercio de millón de dólares. salió a relucir que había hecho gastos muy por encima de sus ingresos como conductor. cit. 78. lo que despoja a cada maquina de su individualidad. Los ladrones. 177 Véase la noticia en el New York Times de 26 de enero de 1950. Twelve against the law. comerciante de diamantes. aunque psicológicamente pertenecen al grupo del hurto. El empleado conducía desde años atrás su coche de reparto por el distrito peletero de Manhattan. RADIN. apenas puede considerarse como ladrona profesional. relacionada con la mala alimentación. La fatiga. en Monatschrift für Kriminalpsychologie. se sintió inquieta. págs. 1914-1926.. XVIII (1927). mozos pertenecientes a la Railway Express Company. Estimo las perdidas de los últimos cuatro años en un millón de dólares. Tenía un Cadillac. vol. Todo esto se comprobó después177. sin mención de valor. los hurtos de bicicletas dejaron de anotarse en los boletines de la policía175. y comprobó que siempre se extraviaban en la misma zona. que hurta en los camiones.de hotel174. 1952. .

000 dólares. y pueden registrarle si sospechan de él. § 11 El ladrón de joyas180. No sería difícil a los ladrones seguir las huellas. Luego se produjo el paso al hurto de joyas. Aquí. Valía 22.000 dólares. más bien es un tipo especial del ladrón de tiendas que cambia piezas buenas por falsas. en el escalón del hurto simple. Cuando uno de los ladrones abrió el paquete y vio la pieza extraordinaria que contenía. pagó a los ladrones 1.000 dólares. en general. En una ocasión. era de prever que la aristocracia británica llevaría todas sus alhajas a Londres para dar mayor esplendor 179 Este caso pone de manifiesto el enorme poder seductor de las grandes ganancias. y de los que utilizan violencia o intimidación en las personas. Contribuyen a ello ciertas circunstancias accesorias. plumas estilográficas. con la concurrencia de varios cientos de personas conocidas y adineradas183. 181 Los casos citados por ABELS (Verbrechen als Beruf und Sport. Para ello es útil que un criminal se encargue de llamar la atención del vendedor mientras otro verifica el cambio. Entre el botín estaba el regalo de boda del desposado millonario.compraba las piezas. cuyo valor era de 40. 180 Prescindimos de los ladrones de joyas que proceden con fuerza en las cosas. En dos grandes hurtos de alhajas cometidos en 1949 en los Ángeles y en el balneario White Sulphur Springs. y en el momento de mayor entusiasmo de la fiesta. se trataba de ricas herederas o de mujeres recién casadas. por unas piedras en bruto valoradas en 25. dar el golpe. pág. porque los métodos técnicos son aquí completamente distintos. 183 Kansas City Star de 8 de mayo de 1949. 182 SUTHERLAND. La serie comenzó cuando en 1940. y de la consiguiente falta de precaución. Minden. 54. lo mismo que los del estafador de joyas que paga una alhaja valiosa con un cheque falso. Uno de los casos ocurrió cuando se celebraba en un gran hotel la fiesta del aniversario de la apertura. 74) son hurtos simples en las estaciones o en los hoteles. Arrojo aquella alhaja.. Los hurtos de joyas en hoteles se mantienen jurídicamente con frecuencia. sin año. sin pensar más. a menudo divorciadas antes de hombres muy ricos184. la fecha y la hora en las diferentes partes del mundo. en el Hudson. altamente especializado. a los joyeros que viajan para sustraerles sus maletas181. los soldados alistados comenzaron a enviar a sus casas objetos personales de valor. como en el caso californiano. como relojes. La alhaja valía 200. Un reloj sustraído había sido fabricado para el director de una sociedad de aviación. en junio de 1953. considero que este reloj le traicionaría fácilmente. pág. . 184 Kansas City Star de 17 de diciembre de 1949. El ladrón de SUTHERLAND opina que este racket exige conocimientos sobre alhajas y que no puede tener éxito sin una cuidadosa planificación 182. En la coronación de la reina de Inglaterra. no sigue.000 dólares. la región del cielo en que el avión se movía.500 dólares179. aparatos fotográficos. fueron robadas ricas parejas que se hallaban de viaje de bodas. junto con las ropas de paisano. Señalaba el tiempo. Estas cosas eran sustraídas por los mozos encargados de cargar los paquetes. ob. cit. Mientras uno de los dos ladrones se hace enseñar joyas. el segundo se larga con el botín.

cuando el tumulto es mayor. págs. Es en Navidad. Indica casos en los que el viajante robado y el joyero se repartían las cantidades cobradas del seguro. Por eso no puede extrañar que se reunieran ladrones de todo el mundo y que apuntasen a las víctimas más prometedoras.000 marcos. Tratan de desvanecerse para encontrar protección.a la solemnidad. Le sigue a poco el segundo ladrón. descubrió que éstas. entra en la tienda uno de los ladrones. y le acometieron con narcóticos. You can’t win. El otro se pone enfrente y hace que le enseñen piezas como cualquier otro cliente.000 marcos. Éste tiene el fondo abierto. 16. una hora antes de cerrar. ob. pág. págs. que respira respetabilidad. El supuesto empleado toma entonces una colección de la vitrina del mostrador y la enseña pieza por pieza al presunto cliente.. cuello duro. alhajas extraordinariamente valiosas. pág. En el paquete lleva las joyas. 173 y sigs. Además del cambio de alhajas auténticas por falsas. algunos delincuentes norteamericanos han descrito otros métodos. Éste coloca su paquete encima. solemne y correcto. la general alegría y excitación y el creciente descuido crearon una atmósfera favorable para el hurto. habían sido robadas. También. La atención del vendedor está decaída por las fatigas de un largo día de ventas y la gran afluencia de público. ABELS187. cambia todavía algunas palabras con el vendedor y abandona la tienda. bonitamente dispuesto. valoradas en 350. cit. cit. como si correspondiera a éste grupo de seudohurtos188. El seudovendedor. robándole por valor de 800. . ob. vestido de negro. cit. Ha habido que contratar dependientes eventuales. que cierra tras sí185.. Cuando la duquesa de Sutherland quiso concurrir el martes 2 de junio a las fiestas de la coronación con sus alhajas. en este caso. 77 y 78. Lleva en la mano un pequeño paquete de regalos.” (SUTHERLAND. El ladrón de SUTHERLAND opina que el 98 por 100 de los hurtos de joyas comunicado por los viajantes no son verdaderas sustracciones. 1926. o las joyas.. en la masa de los viajeros corrientes. de un viajante al que siguieron miembros de una banda por toda la redondez de la Tierra. camisa blanca. En medio del jaleo no se diferencian en nada de un vendedor y un comprador. Asimismo debió de invitar a ello la circunstancias de que la mencionada duquesa había extraviado ya una vez. A las siete de la tarde. y una corbata de color negro azabache. por su delirante romanticismo. 187 Ob. 16. hacía tres años. con trajes que inspiran confianza atrevida seguridad en el porte y un doble papel bien repartido.) Entre las reglas de los viajantes en joyas figura el no dar a conocer su profesión y la de no confiar sus preciosas carteras o maletas a la caja del hotel. Visitan una joyería. Entonces el primero coloca su sombrero no importa dónde y se sitúa negligentemente detrás del mostrador. parece. 186 SUTHERLAND. 188 “This indicates that most of the thefts from jewelry salesmen are phony. o en los que el viajante y un agente de la policía o un detective colaboraban para demostrar su capacidad recobrando las alhajas 186. El caso relatado por A. El comercio está lleno de compradores y empleados. Lleva un traje negro. encuentra pronto una ocasión para acompañar a un cliente hasta la puerta. Nueva York. 185 Jack BLACK. Dos picaros juntos aprovechando la época de fiesta.

pág. París. aconsejaba a sus víctimas que no conservasen durante la noche puestas en el cuello o en los dedos las alhajas. a la ejecución durante el día. mientras el dueño y su mujer dormían profundamente 189.550 dólares. 1904. el médico desaparecía con los valiosos objetos al despuntar el día. Una vez allí. cuando sale un huésped y deja la llave. En éste caso había dejado abierta la caja de caudales 190. § 12 La rata de hotel. Si colocaban las joyas en la mesilla de noche. Leipzig. Con frecuencia era admitido de noche en sus habitaciones. o se permite el acceso al ladrón bajo cualquier pretexto. Bolonia. Cuando por la mañana. la gente pudiente estima que un procedimiento de ahorrar es comprar muchas alhajas y guardarlas en casa. Milán. “Algunas personas dejan puesta su llave por dentro o por fuera” (loc. Se dan todas las posibles combinaciones que degradan el acto de la sustracción a la categoría de hurto simple. Génova. Apenas puede concebirse mayor descuido.000 dólares para llevarla en un sarao. Leipzig. 55). I. vol. a eso de las once. trabó rápidamente conocimiento con mujeres solitarias. como hemos visto con el hurto en hoteles. porque su contacto era malsano para la piel y su salud. se diferenciaba esencialmente por su personalidad y técnica del moderno ladrón de hoteles. colocar encima su sombrero y cogerla. En un caso que presenté a mis alumnos en Butzbach. TRAVERS. se alojo en los mejores hoteles de Roma. 189 Kansas City Star de 31 de enero de 1949. 190 New York Times de 2 de octubre de 1950. o la puerta no está cerrada.). Se deslizaba durante la noche con un traje de punto negro por los corredores de los grandes hoteles. cit. 191 El ladrón puede como cuenta uno de ellos (SUTHERLAND. quiso volver a colocarlas en la caja fuerte. El hurto habitual de joyas se toca en numerosos casos. tal como se encontraba aún hace unos cuarenta años. Un ejemplar excelente lo fue aquel ruso de seguro aspecto y buenos modales que ha descrito J. Florencia. TRAVERS192. de la comisión del hecho por la noche. págs. En otro hurto ocurrido cerca de Nueva York robaron joyas valoradas en 57. Montecarlo. advirtió que habían andado ladrones en el abierto armario. Trieste. La dueña había sacado poco antes pedrería por valor de 100. 192 J. hace de algún modo amistad con ella y deja la puerta interior abierta. De otro modo no sería posible que en un hurto en los Ángeles se robasen alhajas por valor de 257. Cracovia. con mayor riesgo. cit. Tan pronto como se utilizan llaves legítimas para abrir la habitación. en Pitawal der Gegenwart. 302 y sigs. Con antecedentes penales en San Petersburgo y Londres. Uniformierte Hoteldiebe. En el atestado policial salió a relucir que cuando regresó. En éste es perceptible una evolución del antiguo rata de hotel al moderno ladrón profesional. Viena. había dejado sus joyas a la vista encima del tocador. ob. un hombre se había hecho pasar en el balneario de Nauheim por médico jefe de una clínica de mujeres de Viena. En épocas de impuestos muy altos. . después de cambiadas las primeras caricias..000 dólares. Mannheim. También puede recibir a veces la llave de un portero que es su cómplice. se ha bordeado el escollo del hurto cualificado191. El ladrón descubierto se finge borracho y afirma que su habitación al lado de la víctima.

págs. En Berlín fue robado un huésped en el Hotel Kaiserhoff. Además se comprobó que la puerta de la habitación de la víctima y las de otras habitaciones habían sido aceitadas hacia poco. sólo en hoteles de primera clase. Su disculpa era que había buscado los lavabos del segundo piso porque estaban más limpios. murmuraba unas palabras de disculpa y se 193 Ob. en Constanza.Colonia y Berlín. ob. Hablaba varios idiomas y era hombre conocedor del mundo. con barba. Se deslizaba en la habitación vacía y se arrastraba bajo la cama. instrumentos para el robo. pasaba al restaurante del hotel. Pueden verse más detalles sobre MANOLESCU en las memorias del comisario de lo criminal Hans von TRESKOW. “en calcetines y con traje de punto negro muy ajustado”. págs. a su aspecto altanero y a su hablar breve y huraño. Comparado con el ruso. y desciende sin ruido al segundo piso. Es el “conde” ruso. En Colonia – citaremos un ejemplo para mostrar su técnica . Fue sorprendido por la noche cuando trajinaba en varias habitaciones.. Si decían “Pase”. Atribuye a su comportamiento arrogante. . consistente en que se había equivocado buscando los lavabos. En su maleta se encontraron seis limas. A las cuatro de la madrugada se desliza una figura de una habitación del tercer piso.tomó una habitación en un lujoso hotel. 380 marcos. y que al regresar se había equivocado de habitación. el no haber tenido nunca dificultades para visitar los salones de los grandes hoteles y permanecer en ellos largos ratos. era un tipo provinciano. Al día siguiente volvía al hotel y. en Nuremberg. Desde su mesa observaba a los huéspedes. inquietantemente punzantes – robó a otro viajero. 194 Según ABELS. un destornillador. Su disculpa. ojos oscuros. seis trajes de puntos negros. como el ruso. disfraz que en los hoteles modernos más facilitaría que impediría el descubrimiento del delincuente. está vez con traje de punto castaño oscuro. Tenemos noticia de otro ladrón de hotel. 1922. Éste tipo característico – calvo. Berlín. mapas de viaje de toda Europa y tarjetas de visita con el nombre de “Georgi O. En su maleta se encuentran monedas de diversos países. y por ello peligroso.. Von Fürsien und andern Sterblichen. que se ocultaron en diversos sitios. en contraste con los ratas que viven en el mismo hotel y actúan por la noche. Lo que tenía en común con aquel era la preferencia por el traje de punto oscuro. págs. aparecido en 1903194. Georges MANOLESCU describe en sus memorias otro método mucho más perfecto. con el que se puede andar por los corredores del hotel sin llamar demasiado la atención193. Nueva York”. para evitar los chirridos. Chambellan de Sa Majesté le Roi de Baviére”. después de haber pedido a un camarero aceite para ensalada y haber engrasado la cerradura. con el nombre de “E. 307 y sigs. es difícil de contradecir. cit. Subía a los pisos y llamaba tranquilamente a las puertas de aquellos a quienes quería robar. Después de haberse aburrido allí cierto tiempo. cit. Acostumbraba tratar amistad con los viajeros durante la cena. Éste sujeto se alojaba. 61-63. 63 y sigs. y daba abundantes propinas para saber por los camareros detalles sobre las personas que le interesaban. él lo hacia entre la una y la una y media de la tarde. y que por ello proceden también descuidadamente con el resto de sus cosas”. Se fijaba sobre todo en las gentes que “tiran el dinero a su alrededor. para saber si tenían dinero consigo. El gerente puso sobre aviso a todos los empleados. un manojo de diferentes llaves y una aceitera. Se dice que el traje de punto ha sido sustituido hoy por el pijama.. Martín.

Otro método citado por MANOLESCU es el de leer. carece de afinidad con el delincuente contra la honestidad y con el hombre que se deja arrastrar al delito por pasión. calla el ladrón profesional al que adeudamos la exposición de está filosofía198. no remuneratorio. con un 15 por 100 en lugar de un 10. por ejemplo. 63. cit..) 197 La misma atmósfera de los hoteles se encuentra en los transatlánticos y en los expresos intercontinentales.” Si la puerta estaba cerrada. El ladrón de SUTHERLAND199 sostiene que ninguna banda a la que se ofrezca la noticia de una buena oportunidad es jamas pujada por otro grupo. más no alejados uno de otro. y será distinta en cada caso. pero no le aprecia. alhajas u otros análogos objetos valiosos. “pero si nadie me contestaba. pero está todavía por demostrar. En el gran buque las oportunidades del juego con ventaja y del hurto son buenas. el momento más favorable es poco antes de atracar. bajaba y le pedía despreocupadamente al portero la llave de la habitación. pueda pedir la llave de la habitación. que de cien veces. cit. salir rápidamente del hotel. la personalidad más compleja y. Ninguna empresa comercial titubearía un momento en eliminar a los concurrentes con una postura más alta. Sobre sus relaciones con el estafador. cit. Más la situación en la que 195 Ob. Según el mismo testimonio. los botones proporcionan por el dinero informes sobre cuándo pueden encontrarse alhajas en una habitación. como procede casi siempre en grupo o comunidad de trabajo. según el testimonio de un ladrón. volver a entrar y pedir al portero. sin plan.marchaba. de manera que el ladrón. página 55. cuando sale un huésped. Creo que ambas profesiones requieren mucho arte teatral y atraen a tipos psicológicos distintos. 3 y sigs. la llave deseada. incluso un marcado orgullo profesional. cit. A lo sumo. pág. 198 SUTHERLAND. vestidos. el carterista es el que tiene la técnica más depurada. “El hurto podía entonces cometerse con toda tranquilidad” (loc. noventa y cinco estaba abierta. En cambio. “como si viviera allí yo mismo o uno de mis parientes”195. . alzaba el picaporte de la puerta. pero es muy reducida la posibilidad de huir.” (SUTHERLAND. Parece que en Norteamérica. 9. puede ocurrir que algunos empleados terminen en ladrones de hotel196. El portero suministra información sobre las costumbres del huésped. ob.. a lo que les predestina su conocimiento íntimo de las costumbres de éste ambiente complejo y fuera de lo usual197.). 196 “Los botones no utilizan ya a los ladrones – dice el disgustado carterista -. Comprende las necesidades del ladrón ocasional. una vez fuera el viajero. Comtenpla desde arriba la pobreza de sus medios y el mezquino oscilar entre una existencia burguesa y el riesgo eventual. cit. intentan hurtarlo ellos mismos. También otros empleados dan noticias ocasionalmente a los ladrones de hotel. una obligada ética profesional. § 13 De todos los ladrones profesionales. Se ha dicho que los carteristas tienen una moral interna más fuerte que los hombres de negocios legales. 199 Ob. considera como a un igual al que tiene por profesión el robo con fractura o el atraco. págs. pues cuando hay algo que coger. el número de la llave y esperar luego hasta que el portero es relevado.. ob. cuando se detienen en él viajeros con pieles. pág. desprevenido..

201 Loc. Las bandas de ladrones viven en una atmósfera de peligro. Las cartillas de racionamiento eran entonces lo más precioso que había. Tienen que desarrollar. Llegado el caso.. el ladrón profesional no se venga a veces con una traición. antes que darles dinero. El ladrón de SUTHERLAND dice. para poder conseguir sus fines comunes. TABLA XIII Denuncias por hurto de carteras Norte del Rin – Westfalia. Sin embargo. que estos casos son tan raros. que parece innecesario ocuparse de ellos200. los padres se inclinaban mejor a dejar en manos de niños estos insustituibles documentos. una ética rígida.052 200 Ob.721 1948 9. no proporciona información sobre la magnitud del fenómeno.. por una vieja costumbre. que no proviene tanto de la captura como de la traición. prácticamente sin valor. por instinto de conservación. Investigaciones aisladas han suministrado algunas cifras para el tormentoso período de la posguerra. “Con frecuencia fueron víctimas niños que tenían que hacer los recados para su madre. cit. Los carteristas tuvieron que poner sus miras en las cartillas de racionamiento y en los vales. Su moral está al servicio de la defensiva. No era codiciado el dinero. sino mediante el total “descrédito” por medio de la completa paralización de algún proyecto de hurto. Inglaterra y Los Estados Unidos conocen el tipo legal de larceny from the person. con gran orgullo. cualquier otra pérdida era menos importante. en delatar a otro colega. La estadística criminal alemana. CIT. PÁG. de 1946 a 1950. . 202 JACOBS. cit. así tienen que mantener los ladrones profesionales. no pueden pensar.nacen las reglas de conducta no es la misma.50202 Años Denuncias 1946 5. que no hace subdivisiones dentro del hurto simple. 115. No piensan. en algunos puntos esenciales. lo quieran o no. aparte de las divisas. En cambio.527 1947 15. sobrecargada de trabajo”201. un alto grado de tolerancia. 1946 . pág. Es al mismo tiempo la mayor vergüenza y un gran perjuicio. Los hombres de negocios se pueden permitir competencias y conflictos. sino que se vendían o empeñaban repetidas veces. 10. según puede verse en la tabla XIII. OB. Están obligados a suprimir todo tropiezo que de algún modo sea evitable. Como quiera que las cartillas perdidas no eran sustituidas por los funcionarios de Abastos. Entonces no se llevaban ni relojes ni alhajas. Lo mismo que en una ciudad cercada reina el estado de sitio para reunir todas las fuerzas útiles a la defensa.

204 Norma Lee BROWNING. una mujer muy rubia y muy hermosa. en Chicago Tribune de 3 de octubre de 1948. ha habido en otro tiempo ladronas sobresalientes que se apretaban estrechamente contra un hombre conocido fugazmente. Fue detenida con frecuencia. Watch your wallets.198 Las cifras que he recogido relativas al estado de Nueva York 203 arrojan un contingente de mujeres de solo el 10 por 100. halagados. . La técnica usual de las carteristas es más sencilla.5 por 100. dónde trabajaba en las carreras de caballos. Los entierros. de ELSTER y LINGEMANN.800 dólares en dinero y varias alhajas costosas. Durante el invierno Luisa iba a Florida. Según la exposición de un perito de Chicago 204. Su campo de trabajo son los días de liquidación en los grandes almacenes. que trabajó durante veintiocho años en la sección de carteristas de la Policía Criminal de Chicago. Había empezado a trabajar a las nueve de la mañana. págs. pero paso pocos años en prisión porque era extraordinariamente difícil probarle nada. siguiendo los datos proporcionados por Arthur WACHHOLZ. Advirtió una típica agitación 203 Véase mi estudio Psychology. págs. vol. 1949 5. cuando aún era cobrador de tranvía.000 dólares diarios por término medio. mientras que las pandillas de carteristas masculinos se componen de tres o cuatro hombres. 205 Ob. era en una iglesia y la víctima oraba arrodillada con unción. Éste perito opina también que los hombres. 1933. hizo sobre los carteristas que acabamos de estudiar una observación que merece volver sobre ella. 8 y sigs. Debe repararse en que los tanteos por parte de una mujer no despiertan la misma desconfianza defensiva que los de un hombre. cuando en un ascensor excesivamente lleno son empujados y tocados por mujeres jóvenes y bonitas.. y mientras apoyaban la cabeza en sus hombros. en American Journal of Criminal Law and Criminology. 1943. En los intervalos trabaja en bodas y entierros y en las paradas de los tranvías. fue una consumada maestra en éste truco. 11 y sigs. Berlín. En el hurto de carteras en grado de tentativa. Los funcionarios de lo criminal estimaban 205 que podía consumar cualquier intervención en treinta segundos y obtener durante el verano 1. le arrancaban con los dientes el alfiler de diamantes de la corbata. págs. 894 y sigs. He completado y ampliado en lo que sigue éste trabajo y mi artículo Verbrechertaktik. May Vivienne Churchill. piensan. A menudo son mal interpretados o aceptados con reconocimiento. WACHHOLZ. Uno de los funcionarios la cogió una vez a las dos de la tarde con 1. 28 y sigs. El funcionario presenta como ejemplo a una destacada carterista una cierta Luisa Smith. tacties and technique. págs. Una subespecie de la carterista abre únicamente bolsos de señora. II. WACHHOLZ opina que la mayoría de ellas trabajan solas. en el que hay que intercalar una escena de amor representada convincentemente. WACHHOLZ afirma que una carterista fue sorprendida in fraganti. . que han causado impresión. Éste ataque de vanidad desvanece toda desconfianza especialmente en señores mayores. que en Norteamérica se celebran a menudo con gran ostentación y atraen grandes gentíos. la cuota de detenciones es aún mucho más baja: sólo del 2. en Handwörterbuch der Kriminologie.125 1950 3.. llamada Chicago May. cit. parecen ser buenas ocasiones. o a lo sumo por parejas.

cit. especialmente si se prueban sombreros. por consiguiente. pág. con más desconsideración. llevan entonces sólo 3. § 14 El carterista está ante la siguiente situación: Los poseedores de objetos de valor que se suelen llevar encima y que por ello no tienen la protección que ofrecen las casas y muebles u otros objetos cerrados.. Cuando van de compras. si se les quita algo. o no encuentra comprador para lo que roba. en los malos tiempos las víctimas son. Es mucho más fácil un ataque en verano que en invierno. cuando llevamos el abrigo. Los carteristas norteamericanos no han sufrido la experiencia de dos derrumbamientos totales de la moneda y de terribles dificultades de abastecimiento. con frecuencia todas sus alhajas y una gran suma. El que va sin chaqueta priva a los bolsillos del pantalón de la seguridad que aquella les 206 SUTHERLAND. también halló que las mujeres llevan consigo más dinero que los hombres. más no es “criminalmente irritable”.” Los carteristas tienen. No dejamos balancear a la vista los relojes de oro. es “criminalmente irritable” el que reacciona frente a una lujuria con una lesión corporal grave.. La denominada “en posición de bailar” y la compara con los movimientos de los boxeadores y futbolistas antes de comenzar la competición. y frecuentemente nos quedamos con la defectuosa fórmula de la “irritabilidad criminal”207. relojes. que trabajar más en los años flacos para poder sobrevivir206 a lo cual va unido un mayor peligro de ser descubiertos. “Bajo la presión –dice un ratero. mirando absortas su propio rostro. Finalmente. los carteristas tienen un paso distinto al de las demás personas. La víctima muestra mayor o menor excitabilidad frente a los criminales. según un antiguo aforismo. y proceden. Acaso se trata de una concentración nerviosa y muscular de clase especial. En los zurdos se invierten los términos. 207 Con arreglo al uso normal del idioma. 50 y 100 dólares.el carterista padece tanto como los demás. etc. rodean al dinero. Pero todavía no conocemos las leyes vitales que rigen la energía de la persecución. No obstante. de múltiples formas de seguridad. ob. El perseguido por la desgracia. El valor de las mercancías se hunde. ni llevamos los billetes abiertamente en la mano. Además. probablemente. Según el mismo experto. sino que nos servimos de los bolsillos. . más cuidadosos o irritables. de modo que el criminal no puede hurtar tanto como necesita para vivir. Carteras que antes contenían 40. se convierte en un perseguidor implacable. han conocido de 1930 a 1933 las consecuencias de una gran depresión económica.motriz al atacar. alhajas. particularmente de los del lado derecho del pantalón y los de la parte izquierda del chaleco y la chaqueta. El valor protector de los bolsillos varía con las épocas del año. y los ambidextros usan indistintamente los de uno u otro lado. se fijan sus sentidos en ciertas cosas apetecidas y no cuidan de sus bolsos. 5 y 10 dólares. pues en esos casos utilizan las dos manos y quedan fascinadas por el sombrero ante el espejo. 145.

. § 15 208 Según LUZ (ob. Aquí parece existir un peligro. pero los demás notarían la falta inmediatamente. pero arrastró detrás al propietario. precisamente la publicidad. dónde son envueltas en una conversación. en todo momento en que la conciencia está emocionalmente recargada y distraída. Cuando se saca a una mujer para bailar o sale un momento. Si una mujer necesita las dos manos. Sin embargo. no están seguros más que el tiempo que se apoyan en ellos los dedos. Ella no ve su collar. en el guardarropa.). pone el bolsillo sobre la mesa. El que pesca solitario durante una nevada no tiene que temer a los carteristas. tanto más se aparta del bolso la atención para fijarse en el objeto apetecido. Si se consigue convencer a la víctima para estar a solas con ella. bolsos de mano. A diferencia de lo que ocurre con el dinero. cuando examina objetos en un comercio o en una tienda coloca el bolsillo encima del mostrador.proporciona. está comprobado que es mucho más seguro quitar el dinero invitando a jugar que con métodos brutales. puede considerarse segura. en el auto. Por consiguiente. el carterista tiene que acechar cuidadosamente el momento en que la alhaja (que él ha justipreciado y escogido) está puesta. no a la vista de todos. En éste caso el ladrón había omitido tentar el bolsillo antes de dar el golpe. etc. Todo el mundo sabe que en ciertos momentos del día el descuido es mayor que en otros. broches de collares – ofrece sólo una protección mínima. Y también que la seguridad es menor en unas partes de la ciudad que en otras. o habrá rodado a un rincón? La señora que tan amablemente le ha dado conversación sale “para informar a la gerencia del local”. Cuando más gusta una mercancía – y frecuentemente lo que atrae no es tanto la calidad como el bajo precio -. pág. Han de ser exhibidas y admiradas. se puede separar el cierre protector y sustraer la alhaja. las protege. pero. que lo tenía sujeto con una cadena. Si desaparece un anillo. como sucede en el baile muy arrimado. las alhajas no se ocultan. equipados y financiados en algunos países por sindicatos de criminales. Nos hemos referido a los hombres. pero con frecuencia cuelgan abiertos y no los sujetan firmemente con la mano en los sitios críticos. Las apreturas y el ir sin gabardina o abrigo constituyen una combinación peligrosa. No se irá de seguro con grandes sumas a un lupanar. Bajo el efecto del alcohol. Las mujeres tienen bolsos. se produce una gran duda. se priva a la mujer de la importante protección que supone estar a la vista de otras personas. Por lo demás. pues mientras esto último ocurra. aunque es preciso advertir que hay lupanares muy caros y muy elegantes. cit. el estar expuestas a la vista.. Los bolsos que se llevan con una correa por el hombro. y no vuelve a parecer más. un carterista quiso sustraer un portamonedas. Éstos están cerrados. al dar el beso de despedida. cuando la noche está avanzada y aparece la fatiga. ¿Habrá caído por el desagüadero. cadena de reloj 208. Muchas mujeres se quitan los anillos y los ponen ante sí en los cuartos de aseo. para comprobar los obstáculos existentes (pañuelo. 80). El cierre metálico – bolsillos.

La intensidad de la atención oscila en el curso del día. Además. Entre estas se halla el tener una exacta representación sobre el tipo humano al que pertenece el carterista. El concepto de “sospechoso” varía según el tipo de delito que se teme. Finalmente el que lleva consigo cosas de valor rodea de una elevada atención la zona a proteger. véase SUTHERLAND. de todos los que parecen pasar hambre. Un viejo instinto animal nos dice que tenemos menos que temer de los gruesos y bien alimentados. Tenemos que esperar su ataque y. Ya Shakespeare habló en su Julio César del insomnio como síntoma de trastorno de la estabilidad física y psíquica. tomar contramedidas psicológicas. Por el contrario. y de cualquier genero de bienhechora interrupción en la monotonía de la vida. con lo que se disminuye su vulnerabilidad. mal vestido. más cuidadosos. Sobre la técnica para quitarle el dinero en éste corto trecho. pretende ocultarse bajo una apariencia inofensiva. y vemos de color de rosa no sólo el mundo. pues pueden parecer “peligrosas” gentes que simplemente están enfermas o cansadas. sino cualquier excitación del cerebro que se ha desencadenado con motivo de una penuria momentánea. Sólo algunos ricos viejos y estrafalarios siguen la norma ahorrativa de ir a pie o utilizar los transportes públicos 210. y están robustecidas por la perspectiva de la carga de un día de trabajo. ob. y a veces se rige por groseros signos exteriores. y su disfraz le va a menudo mucho mejor que al lobo la piel de cordero. como en la guerra el enemigo. Por la mañana temprano estamos frescos. por el uniforme. A estas horas los portadores de objetos valiosos no se ponen todavía en camino. el lunes no es buen día para los carteristas. Nos alegramos del descanso. 209 Aquí queda sólo el tiempo que media desde el abandono del banco hasta la subida al auto. Nuestras facultades críticas se dirigen a los objetos agradables. En el caso del hurto nos apartamos de las personas de las que tememos un ataque. Nos alejamos del que va mal afeitado. El que lleva algo de valor evita instintivamente la proximidad de las personas sospechosas. Días de distracción optimista son el sábado o la víspera de vacaciones. que de quienes tienen un déficit fisiológico. mientras nos movemos en público: el ladrón. el cual toma aquí la forma de un enemigo desconocido que se encuentra en torno a nosotros. No se distingue. y de mal humor. pero constituyen excepciones. Nuestro conocimiento de los hombres yerra en ello a menudo. 210 El multimillonario Swope iba siempre en tranvía una hora desde Independence hasta su despacho en Kansas City. Los insatisfechos son. Al contrario. 47. gentes con las mejillas demacradas y ojos hundidos. En menor medida se encuentra está distensión al regresar del trabajo por la tarde. Olvidamos que no es él estomago gruñidor el que impulsa al ladrón. . Los días en que nos ocurren cosas satisfactorias miramos con menor desconfianza en torno nuestro. sino también a los demás. Hay pocos carteristas que trabajan entre las siete y las ocho de la mañana. en general. cit. La psicología de nuestra defensa en esto es primitiva. sucio. aunque quizá no bien despiertos todavía.. descuidamos nuestra atención. “Atención” significa en éste caso la conciencia agudizada del peligro que amenaza. y de aquellos que tienen aspecto de padecer miseria: personas macilentas. además de las defensas mecánicas. pág. que tienen frío o han sido víctimas de desengaños o desgracias. en los últimos decenios han dejado de usar los medios públicos de transporte para utilizar el coche particular 209.

161). ante todo. Según las cifras británicas. sobre el decurso compulsivo de los reflejos. Pero. El alejamiento. pág. sobre todo. Viven en estado de guerra con el mundo y establecen avanzadillas psíquicas.° Comprobación por el carterista de sí la víctima “merece la pena”. que garantizó protección para el cuerpo y la vida en tanto no se invento la pólvora213. 213 Antiguamente se procuraba el alejamiento por medio del foso del castillo o de una roca escarpada. Cuando de improviso tropezamos con alguien o lo tocamos. nos disculpamos como si fuera algo inconveniente. cuyo prototipo es la cadena de reloj. Forma parte de las buenas maneras el mantener un cierto distanciamiento corporal. Hablamos de quien “se tira al cuello”. nuestra autodeterminación. Las personas de edad dormitan. establecer el siguiente esquema de la táctica del ladrón: 1. porque se ha dirigido rígidamente a un punto. no guardando. Una jurisprudencia que va demasiado lejos (RGSt. 212 Calculado con arreglo al promedio de 1905-19 de la estadística criminal inglesa relativa al larceny from the person. el conveniente alejamiento. que lo castigamos como delito. Más. como el profesor distraído. o “se pega a uno”. los hartos. En la tragedia griega se dice del arquero que es un cobarde (EURÍPIDES. cit. Hércules furioso. por consiguiente. de éste modo. la distancia es un medio para impedir los ataques contra la propiedad. . puede constituir para los niños menores de catorce años un peligro tan serio. 70. están la mayoría de las veces fijos. El máximo se produce en marzo. el mínimo. sobre un objeto concreto que les agrada y les desvía así del mundo exterior. ¿No será que es la víctima y no el autor la que toma la iniciativa en la génesis de éste delito? Aparte de la fortificación mecánica. La flecha fue el primer invento que superó la protección que da la distancia. rápido como el relámpago.porque buscan nuevos motivos para alimentar su mal humor. Investigaciones holandesas han establecido una curva anual de atención para los niños211. es el obstáculo más grave que ha de superar el carterista. La sexualidad latente del niño debe ser preservada de todo efecto estimulante prematuro que penetre desde fuera quebrantando las costumbres protectoras que mantienen el alejamiento. 109. 211 Van BEMMELEN. con frecuencia.. Los felices. es decir. la supresión de la distancia protectora. ob. aletargadas. el hurto de carteras culmina – en contraste con los restantes delitos contra la propiedad – durante el verano 212. Lesiona la zona defensiva de la distancia que trazamos en torno nuestro para no caer en el campo energético de la influencia ajena sobre nuestra voluntad. en julio. los sanos y. fuera de la zona protectora de la atención utilizamos el elemento de la distancia para cubrirnos frente a una figura delictiva que se sirve de la mano como instrumento de aproximación. más en sí mismos que en su mundo circundante. En lugar de seguir el fluir de los fenómenos que los rodean. 160. indictable offences known to the police. cambiantes. Se dice que las mujeres y los niños están menos atentos que los hombres adultos. Su atención está prácticamente anulada algún tiempo. 316) ha equiparado incluso el mirar al contacto criminal. quedan pendientes de una impresión. El mero contacto. Más sembrado de escollos que el último paso. como puede observarse a menudo. Se puede. los enamorados se fijan. es traspasar sin ser notado la barrera espacial que colocamos entre nosotros y el extraño. superatentos.

3. al menos es la opinión de los criminales. en un bolsillo vacío o apoderarse de un collar de perlas falso. El ladrón tiene que tener algo más que una indeterminada presunción de que la víctima lleva encima dinero o cosas de valor. Entonces me vuelve y hormiguea el viejo deseo de saltarle al cuello”214. con grave riesgo. Hay que atribuir. Pero. Los carteristas y ladrones afirman que la posesión de mucho dinero se delata por signos perceptibles. 5. igual que el hecho de cabalgar indicaba en la Edad Media un desahogo económico. pág. 2.° Traslado del botín a un cómplice que no ha participado en el acto de la sustracción. Otro criminal habla del aspecto peculiar que presta un portamonedas bien repleto215. 141. ob. A veces se pavonea en mi hotel un muchacho al que se le ve a la legua que lleva mucho dinero. cit. El que se aloja en un hotel muy caro o en un restaurante de lujo tiene a su favor una presunción de riqueza. Lo mismo que toda sensación de poder. la mímica y la mirada. a la sensación de bienestar material. Veamos cada uno de estos puntos por su orden. hemos aprendido de los tiempos de inflación que en la automática desvalorización del dinero hay que ver un riesgo no menor que en el ataque de un carterista. Cuando hablamos de “opresora pobreza”. Quizá ha producido el mismo estas formas de expresión. escribió: “Algunas veces veo un extraño que parece como si se le pudiera desplumar.. la posesión de mucho dinero se expresa en todos los impulsos motores: el habla. es más difícil observar los signos de un elevado sentimiento de la propia dignidad. Ésta. . El dinero les rebosa por decirlo así. § 16 Carece de sentido meter la mano. un análogo influjo sobre nuestros impulsos motores a lo contrario. Seguro que también existe una diferencia de porte entre la gente que tiene mucho dinero en el banco y la que lo lleva consigo. por lo tanto. También puede 214 SUTHERLAND. Del mismo modo puede considerarse como signo de fortaleza económica el usar un departamento de lujo en el ferrocarril o en el barco. Un estafador que había estado durante treinta años “en activo” y que solo hacia dos que se había retirado. pág. A estos indicios se añaden las localidades caras de teatros y conciertos y las de tribuna en las carreras de caballos. a algunas personas por todos los poros.° Superación de la zona de vigilancia.° Superación de las barreras espaciales entre víctima y ladrón. ob. Ha de procurarse de antemano sobre éste punto un alto grado de probabilidad.. 154. hoy ha ocupado el lugar de los antiguos sintamos el auto y su escala de valores conocida de todos. 4. cit. el paso. pensamos en una determinada aptitud corporal.° Superación de los obstáculos mecánicos. 215 Marc BENNEY. que se fijan más en tales cosas que nosotros. a no ser que precisamente sea un caballero de industria o un carterista. Desde que los hombres andan menos. Aunque el cuentacorrientista parece ser el más precavido.

1925. Son buenos para víctimas. Somos una plaga del país como cualquiera otra que de Él viene. Terceras personas llevan la información a dónde es apreciada en lo que vale217. el cual trabaja mejor cuando cree cumplir una misión social218 y cobrar privadamente los impuestos no pagados. constituyen el tema principal de las conversaciones del mundo del hampa que vive en libertad. venden lo que saben. cit. porque muchos viajeros. cit. en los restaurantes. para sus compras se vestía como un pobre. Schinderhannes. no siempre por codicia. Algunos de ellos cuentan. pág.) 218 En otros tiempos fue un tónico más fuerte que la idea de cumplir una “misión social” el creerse un instrumento divino. que vivía solo. se llevan la mano al lugar dónde tienen la cartera. ob. Parece que Schinderhannes pronunció las siguientes palabras: “Somos un instrumento en las manos de la Providencia. y a menudo no saben si han perdido el dinero o se lo han robado. pág. También recibe noticias por otros conductos: criados.” (Curt ELWENSPOEK. En los bancos se recuentan cantidades a la vista de todos. aunque todo el mundo le conocía y sabia su riqueza. pues podría ser reconocido. 216 Según SUTHERLAND. Entre ellos están los tipos seniles. Dios nos ha despertado y enviado para castigar a los avaros y ricos lo mismo que a los traidores y opresores. domesticas. se produce una fuga de billetes y alhajas de las cuentas de los bancos y cámaras de acero de los institutos monetarios hacia las manos del propietario. der rheinische Rebell. avaros y desconfiados a un tiempo. protegido por tres dogos daneses. recibían los informantes algo más del 10 por 100 usual. Yo he conocido a un hombre muy rico y muy viejo. y por ello envía a un observador innocuo a las salas de las cajas de los bancos y a las agencias de viajes. lo que han visto y oído.interpretarse en éste sentido un nivel de vida muy costoso. El conocimiento de la riqueza de la víctima aligera la conciencia del carterista. Algunas personas tienen por más seguro llevar encima todo el dinero que no quieren declarar al Estado y que no desean abandonar al ataque de un ladrón nocturno. 59.) . 44. 153. al leer la advertencia. compras de consideración en casas de modas y tiendas de arte. y sobre todo en joyerías. 217 Cuando el trabajo era sumamente fácil. es útil a los criminales. a veces por venganza. Un gran carterista no precisa hacer estas observaciones personalmente. agencias de viajes o de líneas aéreas y en las taquillas de las estaciones hay que hacer pagos216. Ob. El letrero de “Cuidado con los rateros”.. La posesión de dinero se descubre abiertamente en una serie de ocasiones de la vida diaria. camareros. que frecuentemente se encuentra en las ventanillas de las estaciones. y esto en escondrijos que ciertamente no ofrecen gran variedad y son perfectamente conocidos del ladrón experimentado. sin mala intención. Lances de está clase. y que continuamente buscaba el dinero que había cambiado de lugar o perdido. Nadie que haga sus compras con billetes grandes puede sustraerse a la atención de los ladrones y sus cómplices. a veces fantásticamente exagerados. Se guardan en casa sumas importantes y alhajas costosas. que llevan consigo dinero en billetes grandes. o en el caso de importantes ganancias o de adquisición por negocios de objetos de valor que quizá se han obtenido de manera legal pero no decente.. En épocas de grandes impuestos. pág. Stuttgart. Así sea. y más aún de los que están en establecimientos penales esperando el día de su liberación.

fiestas de coronación y lugares de tráfago. Estas formaciones improvisadas e inevitables de masas ocurren en pequeña medida en los medios de transporte: autobuses. no concede con las circunstancias. cit. Cuando se abre paso el cobrador. Con la retirada frente al desconocido. es el ideal del carterista. todos confían en que el distanciamiento físico cesará por poco tiempo. Nadie lo toma a mal. pág. el cambio rápido de personas. viable solo si se realizan una serie de estadios intermedios que llevan tiempo y conducen al íntimo contacto del abrazo. que por medio de cómplices manipula sobre la apretura y se hace empujar la víctima hacia sí. los codazos para buscar un sitio o la puerta. desapareciendo toda consideración por el distanciamiento físico y el libre espacio para desenvolverse. Está congestión. cuando se paga. el baile. festivales de canto219. Mucho más sencillo es buscar situaciones en las que los seres humanos se reúnen. como. por consiguiente. Exactamente lo mismo que los carteristas de la Edad Media se reunían en las Dietas del Imperio y en las ferias. Su instrumento es la mano. Tan pronto como caemos o tropezamos uno contra otro. carreras. por ejemplo. competiciones. se cambia dinero. . ob. acuden sus modernos descendientes a los desfiles. Aquí se dan dos posibilidades. la precipitación. sino que lo exigen de nosotros en circunstancias normales. Hay varias formas licitas de aproximación. Con ocasión de la apertura de la Exposición Universal de Chicago. echan a los viajeros unos sobre otros. Únicamente puede operar si desaparecen las barreras espaciales que median entre ellos. ya no sentimos la suave garra del carterista. entran y salen – sobre todo en los ferrocarriles subterráneos – presurosos. el 1 de mayo de 1895. 80. Los vaivenes violentos del autobús. el ser vivo aumenta instintivamente el intervalo espacial protector. Está tarea es técnicamente difícil. Toda aproximación no enteramente pausible. o la desconsiderada conducta de un viajero nos molesta y aparta. aumenta nuestro recelo. la situación llega a su punto óptimo. tranvías. Hienden las masas por un lado y por otro. La más sencilla sería abordar a la víctima. pero en general nos inclinamos a tener a distancia a los extraños. combinándolo con un momentáneo aturdimiento. asambleas de los partidos. Puede concentrarse a la gente mediante trucos con arreglo a un plan general. el pedir fuego. se pide información o se da. entonces tiene que pensar en aproximarse a su víctima. los carteristas consiguieron producir un pánico durante el discurso del presidente Cleveland. produciendo innumerables contactos ocasionales. lo mismo que los frenazos bruscos. ferrocarriles y vapores de turismo. § 17 Si el carterista cree haber adquirido la certeza de que alguien lleva dinero u objetos valiosos consigo. tiene que acudir a otros métodos que no sean el salvar activamente aquel “foso de la fortaleza” que la decencia y las buenas costumbres no sólo nos permiten trazar en torno nuestro.. El carterista. la aislada estrechez de un auto cerrado. Miles de personas 219 Véase el caso en LUZ. En ciertos momentos se aprietan los hombres en espacios angostos. que se halla en todo el mundo animal.

Tienen que ponerse su abrigo mientras los que van llegando se agolpan detrás. el más fácil es el adecuado cambio de traje. sobre todo cuando las víctimas llevan maletas. y entonces el instinto gregario. además de por un distanciamiento espacial. los testigos y el lugar del hecho. El ladrón puede desaparecer. Entre todos los artificios escénicos. pero está victoria en la competición con otros asistentes al teatro le aleja más rápidamente del autor del hurto. para alcanzar su meta. especialmente cuando las escenas de despedida alteran el equilibrio psíquico. 220 Lloyd LEWIS. en los que determinadas clases sociales se diferenciaban por su ropa221.. 221 Como se podían reconocer las profesiones antes por la moda de la barba. Fueron robadas innumerables carteras220. no conceden importancia al hecho de ser a su vez empujados. Pertenece a la psicología de las apreturas el que algunas personas desconsideradas. Nueva York. Nosotros mismos asociamos todavía el vestir bien con la idea del bienestar y del obrar rectamente. y originan las carreras hacia el guardarropa al terminar los conciertos y representaciones teatrales. En esto. en tanto que el ladrón tiene libre las manos. aunque numerosos caballeros de industria nos debían haber hecho cambiar de opinión tiempo ha. entra en competición con un movimiento irrefrenable. despertado por el iniciador. la prisa y la estrechez que reina en los pasillos de los expresos invitan al ataque. personas descorteses que empujan a las demás y las cuales. pág. Apreturas de esta clase caracterizan las liquidaciones de los grandes almacenes. Los carteristas saben perfectamente que las personas que tratan de conseguir sobre los demás una pequeña ventaja son determinados tipos egocéntricos. Ya hemos dicho que la propiedad está protegida. . 206. Son generalmente. levantan los brazos para abrirse paso penosamente. Pero éste sentimiento del peligro que se alarma por cualquier figura de aspecto “sospechoso”. La corta parada del expreso reduce todos los hechos al más breve tiempo. § 18 Junto a la de los anteriores momentos hay que atribuir especial importancia a la estrategia psicológica del carterista. Es una ventaja él poder bajar antes de que el tren se ponga en movimiento y lleve lejos a la víctima.trataban de huir. por una atención elevada. La costumbre de enjuiciar a la gente por su presentación procede de tiempos pasados. y el natural desorden se opone a la observación tranquila. traje. La apretura tiene todavía otras ventajas. de modo que sólo se da cuenta de la pérdida mucho después. se derribaban y caían unas sobre otras. Del mismo modo que sólo se da cuenta de la pérdida mucho después. Puede perderse entre la muchedumbre. se adelanten. Es el truco simple del actor que evoca al espectador personas buenas o malas con medios antiquísimos. Del mismo modo. Su atención está dirigida únicamente a llegar los primeros al guardarropa. para obtener un provecho especial. se desvanece por una favorable impresión. 1930. Chicago. maneras. El presuroso es el primero en abandonar el barullo del guardarropa. Éste es el momento para aligerar de su contenido el bolsillo del pantalón o de la chaqueta.

Tras una corta fase de espanto. en 1879. una especie de Jack el Destripador. Conocemos los síntomas del pánico. comienza la desbandada irreflexiva. Recollections of alienist. tiene que ir bien vestido. No debe parecer un extranjero. un paseante encontró tirada en el suelo a una mujer bien vestida. familiar a los prestidigitadores. Todas las emociones fuertes arrastran consigo el interés estrechando el campo de la conciencia. Tiene que ser cortés. La compresión es uno de los medios más eficaces de distraer la atención. que hacia cortés a las mujeres con un instrumento afilado. estaba una figura que. pero precisa mayor arte. al mismo judío y me dijeron que era uno de los mejores carteristas con un disfraz engañador. incluso prehumanos. Sólo si nos percatamos de hasta que punto miles de tales espectadores pierden el equilibrio anímico y se alteran psíquicamente. parecía un rabino. podremos calcular las posibilidades de éxito del único que permanece tranquilo: del carterista. Ha de producir la tranquilizadora impresión del que tiene el portamonedas lleno. Una vez. Un psiquiatra norteamericano223 tenía un paciente cuyo truco consistía en simular que le había dado un ataque 224 en lugares muy concurridos.) 223 Allan MCLANE HAMILTON. También aquí existen dos posibilidades: o se explota una situación en la que el hombre está inmovilizado emocionalmente. Es el momento de dar el golpe. Especialmente tiene que huir de llevar sombreros de las ultimas creaciones. Hoy pueden ejercer tal fascinación. porque las prendas de cabeza son las que más fácilmente se recuerdan. A la derecha detrás de mí. en el East Side. En Inglaterra. rondaba el Monstruo. me dijeron que debía estar orgulloso de que hubiera intentado quitarme algo. Rogó . imprimir esto oscuramente en el guardia que puede estar próximo. El primer método es el que cuesta menos esfuerzo. 11 y sigs. todo lo demás se hunde en la oscuridad. el momento en que caía la espada o era empujado el delincuente fuera de la escalera. El carterista se aprovecha de está superstición social.. Más eficaz aún que la apariencia y la mascara de caballero es un ardid. con su larga barba y una chaqueta de alpaca. nadie miraba a sus bolsillos. porque muchos creen que los de su país son más honrados. Tenía los brazos cruzados sobre el pecho y un aspecto muy digno. En Nueva York. o se produce artificialmente una situación de está clase. El segundo se inserta conscientemente en el plan conjunto de un ataque criminal. A veces ayuda un habito profesional honorable. En Londres. de la más extrema concentración sobre el peligro real o supuesto. 224 La expresión técnica es throw a fit. corredores automovilistas que desprecian la muerte o aviadores tambaleándose en el cielo. Cuando las ejecuciones capitales se verificaban públicamente. que consiste simplemente en distraer la atención y proceder del lado no accesible a está constelación psicológica. 1916. los grandes héroes populares. Pero un par de días más tarde me encontré de nuevo.” (SUTHERLAND. y pensé que me equivocaba. Al mismo tiempo tiene que ir discretamente bien vestido. porque la gente fina es cortés. Estaba sangrando y declaró que había sido pinchada por un hombre alto. Nueva York. Toda la agitación anímica está puesta en salvarse. cit. Observemos los extraños gestos y distorsiones mímicas de las personas que contemplan un partido de fútbol. página 326. En ellos se ponen de manifiesto impulsos motores infantiles. a lo sumo. los carteristas usan en ocasiones una indumentaria sacerdotal. ob. Todos miraban la trágica escena. págs. Burlonamente. en 222 “Sentí una mano en el bolsillo derecho de atrás del pantalón. sin grabarse demasiado en su memoria. estaba colmado de tensión intensa. Para adormecer nuestra desconfianza. un hombre vestido de rabino trató de robar a otro carterista222.

1944. 281 y sigs. desconcertado. encontraba inmediatamente numerosas almas compasivas. relojes de muñeca. la “tenaza”. robó al médico que. en el transbordador sobre el estrecho. Entonces el resto de la banda de ladrones comenzaba su trabajo y quitaba a los que acudían en auxilio del paciente lo que tuvieran de algún valor y no estuviese sólidamente sujeto. cit. su hermano robaba cuanto se ponía a su alcance225. y se ha de obrar con gran rapidez. 8. Esto es tanto más difícil cuanto que el “cadáver” no debe notar nada. uno de los ladrones llamó muy cortésmente la atención a la dama sobre las manchas. Todavía hay medios más audaces. Entretanto. que se reunían alrededor de él. sangrante. respirando anhelante. Entretanto. En otro comercio.grandes almacenes llenos de gente. sobre todo mujeres. Todos rodearon entonces al niño: la madre. Der Gerichtssaal spricht. paraguas o bastón. deseoso de ayudarle. § 19 Cuando concurren todas estas condiciones previas. que había sustraído un bolso de mano con 18. (William ROUGHHEAD. llorando que la llevara a su casa. el otro pícaro cambió el bolso vacío por el lleno226. por ejemplo. en algunas circunstancias. se inclinaba sobre él. Está presa. En ese tiempo hay que apartar además. Él tomó un carruaje. como. En la oficina principal de Correos observaron que una señora metía en su bolso un fajo de billetes de banco. pág. El manidextro lo lleva en el izquierdo. 226 Emmy MOOR. Un par de carteristas va detrás de una joven pareja que toma el autobús. Bad companions. el cómplice le quita la cartera. pág. Zurich. Se colocaba en las esquinas más animadas de las calles y atraía mucha gente porque se atravesaba con alfileres los brazos. mejillas y otras partes del cuerpo. La siguieron. los dependientes y el galante sujeto. Mientras uno mira descaradamente a la bonita mujer y el hombre se enfurece y le mira a su vez fijamente. Una vez sucedió que el que yacía “inconsciente”. Los carteristas son inagotables en imaginar nuevos trucos. se precipitaron en una tienda y compraron a toda prisa un bolso de mano exactamente igual y un plátano. los objetos que haya sobre el portamonedas. 150. en la calle. de Chicago. como anillos. Según manifiestan ladrones entendidos. quedando el dedo pulgar fuera y ayudándose con él. queda sólo el acto mecánico de la sustracción. y después del golpe se lo pasa con . se ejecuta principalmente con el anular y el índice.. ensuciando furtivamente con éste fruto la espalda del niño que la señora llevaba de la mano. págs. que llevaba el apodo de Granuja de los Alfileteros (Pin – cushion – Mike). los pañuelos227.000 francos. Ante un tribunal de Berna fueron juzgados en los últimos años un rumano y un ruso. el carterista no puede usar ninguna clase de estorbos mecánicos. puños duros. como la última estocada del torero que acaba con el animal agotado. 1931. El ladrón de SUTHERLAND habla de uno de los hermanos Schultz. 227 Cuando opera. casi una mera formalidad. con pasaportes falsos. A veces le presta buen servicio un ligero abrigo colocado sobre el brazo. Siempre bien vestido.) 225 Ob. la operación no debe durar más allá de un minuto. y sólo mucho después notó que le había hurtado ella el reloj y dinero.

Por consiguiente no sólo tiene que ser rápida como el rayo la mano.. en Pitawal der Gegenwart. Hay que eliminar la dureza de la piel de las manos bañándolas frecuentemente con sosa y frotándolas luego con glicerina o grasa. vestida elegantemente y con sombrero. 402. 230 LUZ.. éste no hizo más que contemplar la mano de aquél y emitió el siguiente juicio: “Tu mano es en principio buena. Dibuja la “escuela de las campanillas” con las siguientes palabras229: “Acabado de entrar. la cual. 80. 229 BRENDLER. colgaba del techo sujeta a una polea. Un ladrón novato se acerca a un ladrón consumado. y lo que nos extraña de está mujer es que tiene el bolsillo detrás. 228 LUZ. 211. por medio de una cuerda que la pasaba por el cuello. Los jóvenes pueden tener dedos mecánicamente muy ágiles y llevar a cabo satisfactoriamente pequeñas tareas. Por ello los grandes carteristas son siempre de edad mediana. etc. Está habilidad no es innata. 231 En la jerga criminal norteamericana.”230. Si no frecuencia al derecho. era que en cada bolsillo dejaba ver alguna cosa: un libro. Luego le dio instrucciones para hacer los dedos suaves y sensitivos: “Tienes que llegar a tener tal sensibilidad en las manos. En cada bolsillo y en cada uno de los mencionados objetos habían colocado pequeñas campanillas. Llevaba a los alumnos ante el maniquí y explicaba: “Supongamos que está señora se halla ante el escaparate de una tienda y que hay además otras veinte personas.. que puedes distinguir con ellas todas las cosas dentro del bolsillo. ob. El botín no debe permanecer mucho tiempo en poder del ladrón. Entonces se la observa. el ladrón principal se llama the hook (“e gancho”). En éste caso hay que tantear primero por fuera. del antiguo modo de “pescar” objetos en las tiendas con una cuerda y un gancho.” También el carterista citado por LUZ colocaba un traje de mujer en un cañizo. sino que el carterista ha de poseer también un sentido exquisito del tacto. que es lo principal.. pág. Lo raro de está muñeca. (PARTRIDGE. cit. Incluso no faltaba un reloj con su cadena en éste raro maniquí. pág.. es pequeña.) . que al más ligero contacto dejaban oír sus melodiosos sones. 1908. cit.. ob. 80. IV. pág. cit. Caso de ser descubierto. entonces se introduce limpiamente el índice en él. ob. Tubinga. vol. El alto grado de coordinación muscular que es necesario poseer es la razón de que no haya carteristas viejos. aunque los dedos debían ser algo más largos”228. Pág. Por eso el que lo toma231 lo pasa tan rápidamente como es posible a un cómplice. pero no le es familiar el producir o explotar la “constelación” psicológica que tiene que preceder. sino que se desarrolla y conserva mediante un largo y penoso trabajo. especialmente si ha sustraído varias carteras en una rápida operación. una cartera.. me percaté de que ante mí había una muñeca muy bien hecha del tamaño de una persona...” Un asesino enfermo mental – acaso los enfermos mentales traicionan más fácilmente los secretos profesionales – describe al “hombre de las campanillas” con el que fue instruido para carterista en su juventud. Si el portamonedas está en el bolsillo. Der Lustmörder Dittrich. puede pedir en alta voz que le registren. sin que se le encuentre nada encima. un pañuelo. si lleva consigo el portamonedas.

es robado en épocas de producción alta. como en el caso del industrial y del comerciante.0 232 SUTHERLAND. ob.9 24.3 18. Exactamente lo mismo que el fabricante. más bien puede decirse que quien nada en absoluto tiene. el importe total del día232. ob. 234 Los años 1946 a 1948 son problemáticos. Comerciantes y campesinos pasan entonces a un primer termino como objetivos. no de dinero. Pero el fenómeno del hurto simple consiste.. Hay que deshacerse rápidamente de la envoltura. pág. 233 MÜLLER. Cuando se trata de valores materiales. cit. La víctima varía según la estructura sociológica del mundo circundante y está sometida a cambios que guardan relación con las oscilaciones de la vida económica. SUTHERLAND (ob. 1938-48234 (Porcentajes sobre el total de perjudicados) Años Fabricantes Obreros 1938-39 15.2 1940-41 16.. pág. cit. 46. ladrones de hotel y otros delincuentes profesionales acechan a los dueños de dinero o cosas de valor. estos grupos sociales. Lo mejor es echarla en un buzón de correos (ob. cit. Si se trata. En caso necesario se arroja la cartera. de ser detenido. pág. como muestran las siguientes cifras233: TABLA XIV Víctimas del hurto Remscheid. A veces la vida económica requiere la concentración de reservas. 47). se perdería. en la sustracción de pequeñas cantidades de dinero u objetos poco valiosos.. en su mayor parte. a los que pertenece el ama de casa que acapara están en peligro de ser objeto de “nivelación” por parte de los poseedores de dinero desvalorizado que se encuentran en la miseria. sino de alimentos. Estaríamos equivocados si pensásemos que sólo roban los pobres a los ricos. cit.. VÍCTIMA Y BOTÍN § 20 Los carteristas.corriera el botín rápidamente de uno a otro. ataca los intereses del que tiene algo. VII. 31. 46) cuenta cómo los cómplices vacían los bolsillos y lo que se quedan. dejan de ser posibles víctimas todos los que no disponen de ninguna clase de ellos. pág. Merece subrayarse el obrero en cuanto víctima. Se prescinden de otras profesiones. .

8 1914-18 45. retroceden fuertemente frente a los obreros agrícolas pagados con marcos que pierden valor.9 1919-24 40..1 26.3 1944-45 19. ob.1 11. 237 Ob.1 11. Las tablas XIV y XV muestran que tanto los obreros como los operarios agrícolas hurtan más cuanto mejor les va.1 21.6 También pueden mencionarse datos de un distrito agrícola y de época anterior: TABLA XV Víctimas del hurto Distrito de Ronneburgo. “Y estos cavadores – dijo uno despectivamente – son precisamente la gente que gustaría de leer su nombre en los periódicos. pág. Estarían encantados de poder pasar como capturadores de bandidos. pág.0 7.4 1925-30 23. cit. Según SUTHERLAND237. . suben de nuevo inmediatamente al sanearse la moneda. que los carteristas intentan salvar con el argumento siguiente: “Al diablo con ellos: son la clase de gente que se sienta en el banco de los jurados y condenan a los demás.1 12. agudas diferencias. Está practica está en inequívoco contraste con la política de otros grupos criminales que no toman nada de quien puede sufrir con la pérdida. en general los ladrones profesionales no hacen ninguna diferencia entre ricos y “esclavos” (obreros). cit. Se deliberaba sobre si debía llevar a cabo un robo. Se prescinde de otras profesiones. 236 Se refiere a los perjudicados en los correspondientes periodos. Se 235 KOTTE. cuando la apremiante necesidad de alimentos se relaja y el poseedor de bienes es descargado en cuanto víctima. 1942-43 24. 36. aunque inesperadamente unos obreros habían abierto una zanja en la calle y esto dificultaba la fuga en auto.5 17. por consiguiente. 175.5 En épocas de hambre y de bloqueo aumentan las sustracciones contra los terratenientes. 1906-30235 (Porcentajes sobre el total de perjudicados236 Años Propietarios Operarios agrícolas 1906-13 22. Existen.” Yo he leído análoga consideración de un criminal inglés.6 1946-48 29..

ob. 1934. ob. que había comprado mercancías a dos de sus compinches y había rehusado pagarlas. Tampoco les gusta robar a los guardias. cit. pensando en la expropiación sólo como una pena justa para la expropiación injustificada. así hay ideas auxiliares que facilitan al ladrón su proceder. se aferró al pensamiento consolador del castigo merecido242. se ofrecieron para recuperarlo por medio de sus colegas de Nueva York. El ladrón de SUTHERLAND ilustra con otros dos casos una reacción igualmente rápida 241. no puede ser estafada.. 175. éste atraco fue una especie de ejecución de pena contra Jakob Bär. MAURER. Hasta le dijeron que podía elegir uno de cualquier marca. 239 SUTHERLAND. por que provocar su viva antipatía podría ser perjudicial a todos los carteristas. se trataba de que por el interés general del mundo delincuente. Las víctimas de está clase constituyen un peligro general y ninguna ganancia. La deshonestidad 238 James SPENSER. pág. Cuando Schinderhannes atacó al judío Jack Bär. 245 David W. probablemente por superstición. Londres. The big con. ¿Por qué hemos de hacer el tonto toda nuestra vida?”244. SQUIRE. también los carteristas hacen algunas diferenciadas. 109. aunque los carteristas judíos despojarían con placer a un rabino.arrojarían con sus picos y palas sobre nosotros. pág. son víctimas adecuadas. 1938.. y tanto más a un sacerdote católico o a un pastor protestante. Los católicos hurtaran raramente a un sacerdote de su religión 239. cit. no fuera molestado sin necesidad un personaje de tanta importancia como el médico del establecimiento. 119. 137. insiste sobre lo mismo. Nueva York. pág.” (Curt ELWENSPOEK. pág. 174. con sólo que hiciéramos el menor gesto de querer romper el escaparate (de la joyería)”238. La idea de la inferioridad moral de la víctima facilita el salto. En tanto que presentan estos rasgos. cit. ob. en opinión de los estafadores profesionales. cit. pág. La gente realmente honesta. Han de estar dispuestos a intervenir en cualquier clase de actuación sucia. 241 Ob. Tan pronto como lo supieron los penados. nada detiene a un “dedos largos” católico frente a rabinos y pastores protestantes. págs. 1949 (Pocket book). 56-57. Sing-Sing Doctor. y los ladrones protestantes no tienen reparos con nadie. En nada se puede reconocer está interesante referencia psicológica mejor que en la estafa. incluso mejor que la de su viejo coche 240. 244 Loc. garden City. ya que se cree que las maldiciones del tullido poseen una especial virtud mágica. 242 “Según la declaración de Schinderhannes. como lo muestra con toda claridad un episodio altamente interesante relatado por el médico de la prisión de Sing-Sing. Cuando un criminal norteamericano quiere convencer a los cómplices para un robo. 240 Amos O. Le habían sustraído en Nueva York su auto. Lo mismo puede decirse de los funcionarios de prisiones. Sin embargo. 187. Para ello tienen que llevar el “hurto en sus venas”245. Inmediatamente se dan los pasos precisos para resarcir el daño. Limey breaks in. pág.. Según el ladrón de SUTHERLAND. No es malo robar a un hombre que “engaña” al publico243. AQUIRE. De igual modo que la frase anarquista de “expropiación de los expropiadores” contiene un reconocimiento del concepto de la propiedad. haciendo un botín considerable.) 243 Amos O. cit. Del mismo modo.. . es una regla común entre carteristas el dejar en paz a los inválidos. “Los chicos de Wall Street saben cómo aprovecharse. Simplemente.

250 Ob. entonces es una llama que todo lo devora. sobre todo en el hurto más grave. dinero con el 246 SUTHERLAND. cit. págs. pág. el que entre los no delincuentes haya mucha deshonestidad 248. que se contaba de ella que por codicia había hecho pasar hambre a su criado. los arrojo. Ciertamente que haría lo mismo aunque los empleados cobrasen cien dólares. de que aquella mujer dura tenía dinero.. Por está cantidad han de estar de pie todo el día. véase SUTHERLAND. pensó buscar también alguien y abatir y robar “a uno de estos ricos y “degenerados” provincianos”. La víctima no retrocede entonces ante ningún medio de procurarse dinero para la especulación que promete la ganancia. los conductores de coches pararon y se mezclaron en la salvaje búsqueda. En el lugar del orden jurídico y sus mandamientos abstractos. 176. pero que de modo ilícito había tomado 5. cuando era perseguido por la policía.. Se produjo un colapso en la circulación. pág. . Éste autoconvencimiento es perceptible ante todo allí dónde las consecuencias del hecho son graves y hay que superar motivos que se oponen a él. Al ladrón le tranquiliza. que ella se había opuesto por codicia también.. pero siempre sienta bien pensar en una justificación. La relación entre la conciencia del autor y los defectos morales de la víctima ha preocupado a veces incluso al legislador247. que puede presentarse jurídicamente como robo con homicidio. cit. 175 y sigs. ob. These old men seemed placed by their practices beyond the pale of social consideration. como el presbítero que todas las noches rezaba arrodillado al lado de su cama. Se limitó a arrojarlos simplemente en la calle. algunos chantajistas “castigan” a los homosexuales por sus vergonzosas inclinaciones250. A la pregunta de por qué buscaba su botín precisamente en los grandes almacenes de Chicago. Merecen que se les sangre”249.. fijo accidentalmente poco antes del hecho su mirada en una casa. cit. “Se acordó de que allí vivía la Jakob con su hija .. con que el delincuente contra la propiedad defiende su propia inocencia o atenúa su culpabilidad y diluye las ultimas inhibiciones que puedan existir. página 179. cit. 178 y Mark BENNEY. 177. ob. cit. 259-261.–asesinó a las dos mujeres -. a que su hija contrajese matrimonio honorable.” Frente a la condena del mundo. 247 Sobre la legislación y jurisprudencia en Nueva York hasta 1907 y en parte después. “And I was supported – escribe BENNEY – by a feeling of moral justification. En el caso de Timm (Hamburgo. pág.” Lo que con ellos se hiciera se lo tenían merecido..latente sólo puede ser atacada mediante la perspectiva de una elevada ganancia. aparece una ponderación sociológica en la que se atribuye especial importancia a la dignidad de la víctima. Los peatones arremetieron tras el dinero.) 249 Ob.000 dólares de los fondos de la iglesia246. los sostiene la idea de una misión punitiva igualadora y cuasi moral.. El ladrón colabora a su manera lucrativa en la defensa de un orden mundial “decente”. págs. autor de un robo con homicidio. Tan pronto BENNEY vio reunirse las parejas de Hyde Park y marcharse juntos. 1854). Hasta ahora se ha prestado poco atención a éste proceso mental tortuoso. pero ni un dólar fue entregado a la policía. 248 El delincuente profesional de SUTHERLAND relata el siguiente suceso según las noticias de los periódicos de Chicago: Un ladrón que había robado billetes pequeños y moneda suelta. ob. que ella era la misma mujer que acababa de cobrar las rentas de la casa. De modo análogo. sino que a menudo dice: “Estos pícaros sólo pagan a los empleados ocho dólares a la semana. (Ob. no sólo contesta el ladrón: “Tienen grandes cantidades de dinero y pueden soportarlo”. y hasta llega a ser para él un acicate. cit. El carterista añade: “Así piensa el ladrón.. Esto fue en julio de 1935.

Es interesante la comparación del cuadro de valores de la época de anteguerra y los estables de la posguerra en un distrito rural.. En Remscheid. Verdaderamente. En todos estos casos existe un decaimiento de los instintos morales. La elevación de la ayuda a los parados y de los subsidios por invalidez y vejez tenía que afectar decisivamente y reducir a la mitad los pequeños hurtos (inferiores a 10 marcos). no valoran su pérdida muy por lo bajo. Sólo un 1. pág.” “Cuanto más reflexionaba sobre esto 253 . que incluso acostumbraba beber mucho y que veía con gusto que otros se divirtieran. el asesinato mismo estuvo relacionado con el hurto. El autor pensó en sus padres. que sólo era posible mediante la anulación física del portador de los valores. que siempre habían esperado de él algo importante y que sólo le prestaban apoyo cuando llegaba con dinero252. del ladrón profesional a una gigantesca cantidad de casos en los que el valor del objeto sustraído es asombrosamente pequeño.” Y en último término se podían restituir mayores sumas cuando se fuera un hombre rico. Pensó en que según él. el valor de los objetos en el 64. También aquí se contraponen la inesperada ganancia ocasional elevada o las utilidades. En rápida rotación se suceden momentos e imágenes seductoras. ob. es difícil decir si el valor real sigue siendo. por consiguiente.. inferior a 75 marcos. sino generoso y alegre. 252 Andrés BJERRE. pág. En un caso sueco el asesinato de un cartero fue precedido de una serie de pequeños delitos contra la propiedad. sobre todo los que tienen un seguro. El valor avanza en la posguerra. 50 y siguientes. Zur Psychologie des Mordes. 253 Está “reflexión” es característica de aquellos problemas en que decide el sentimiento. que dan a la fechoría casi el carácter de una pena “justa” y. una serie de representaciones auxiliares. en los años 1938-48. más se inclinaba a pensar que con pequeñas deshonestidades a nadie le suceden grandes perjuicios. según el fino análisis de BJERRES. En esto hay que tener en cuenta que los hurtados. § 21 El valor del botín depende la persona de la víctima. Sin embargo.dice el relato -. no sin importancia. debilitan los motivos inhibitorios. el mismo. 112. y en el 87. Incluso se le llego a ocurrir el pensamiento alentador de que tales raterías serian aprobadas por su principal.4 por 100 de todos los casos fue inferior a 25 marcos. es digna de notarse la autosugestión que atribuye a todos el obrar del mismo modo. “Casi todos los hombres más ricos de la ciudad que se habían hecho a sí mismos. En éste sujeto se produjo. nadie era totalmente honrado. 254 MÜLLER.7 por 100 de todos los hurtos produjeron 500 marcos o más254. ob. habían comenzado por robar de la caja. Una lógica sinuosa y confusa entraba al servicio de los instintos de apoderarse de lo ajeno.que podría satisfacer sus deseos y ser feliz de una vez para siempre” 251. . Heidelberg 1925. 33. poco más o menos. TABLA XVI 251 WOSNIK. cit. págs. cit. y a la víctima la calidad de modelo. éste no era un señor mezquino.6 por 100.

Si una pandilla de carteristas hace. La expresión alemana Zicken machen (literalmente. Trabajaba sólo. Como decía.0 De 10 a 75 25. Estos tienen la ventaja de que no excitan demasiado la apetencia persecutoria de la víctima ni la energía latente de la policía. ob. no tenía a nadie que le pudiera mandar. que son innumerables y un día con otro sacan un par de cientos de dólares.3 8. mediante pequeños hurtos. robaba desde hacia veinte años.6 De 75 a 300 7. Conocía a la gente “correcta”. pasaba a decansar. adiestrarse en el juego de cartas y pensar nuevos ardides 257.6 En el hurto continuado se produce realmente una acumulación de botín. Valor del botín Distrito de Ronneburgo. por término medio. no se esforzaba ni se metía en ningún peligro innecesario.. 37. 1906-13. 257 La expresión utilizada es la de capers. . mientras que otro mes sólo 255 KOTTE.4 1. págs. Nunca trabajaba más de dos semanas al mes. de 15 a 20 dólares diarios. “cometer tonterías”) se aproxima más a la palabra relacionada con las cabriolas. Despreciaba profundamente a la gente que pistola en mano cometía robos sensacionales y salía en los periódicos. cit. los compraba por la cuarta parte de su precio a receptadores y a otros ladrones que quería llevar su botín al hombre. Otros ladrones indican que sus ingresos oscilan extraordinariamente. 196 y siguientes. pues su ganancia – prescindiendo por completo del riesgo – es nada al lado del botín de los ladrones pequeños. de origen italiano. Si hay un mundo del hampa. We who are about to die.000 dólares. trajes.8 De 300 o más 0. y procede de los movimientos de danza que el ahorcado hace con sus piernas. Entre la masa preponderante de asuntos de poca importancia y el golpe grande aislado. Los zapatos. mientras que en la coautoría dicha acumulación es ficticia. está formado por la masa de estos tipos medios de ladrones. En éste tiempo podía “atrapar” 200. 1935. Un ladrón que encontró LAMSON en San Quintin 256 hablaba con orgullo de su técnica de la limitación. Obtenida está cantidad. puede sonreírles la felicidad una mañana con 2. están los hurtos de cuantía media. Las pequeñas penas de prisión intermedia las consideraba como una buena ocasión para descansar. El índice de costos de vida de la estadística oficial no regía para éste hombre.8 47. 256 David LANSON. 300 y a veces hasta 500 dólares. 1925-30255 (Porcentajes) Cuantía en marcos 1906-13 1925-30 Hasta 10 66. Nueva York.5 42. pág. que constituyen un 20 a 25 por 100. y de que con interpolación de pausa de descanso disminuyen los periodos de riesgo elevado. neumáticos.

pág. páginas 142 y sig.. pág. En el Banco de Manhattan Company. págs. También el ladrón profesional de California se lamentaba de las altas e inhumanas contribuciones pagadas262. 258 SUTHERLAND. El ladrón de SUTHERLAND ha dado un catálogo de las leyendas que circulan en sus esferas.consigue 110. la cantidad de 420 dólares260.. 263 JOHN.. 264 Frederick L. El ladrón de SUTHERLAND relata dos sucesos: una vez que la banda había trabajado largo tiempo en balde. cogió a través de la ventanilla de la caja de la United States Trust Company 590. a las nueve de la mañana.000 dólares principalmente en billetes. Algunas bandas se retiran. 261 Ob. durante las fiestas inglesas de la coronación. fijo su atención en un barrendero.000 marcos. ob. según comunicado oficial. a fines de 1934. 144. Nueva York. y entonces pregunto yo a los hombres sensatos: ¿quién ha resultado auténticamente perjudicado?”263.. Entre los criminales se estima 261 que la participación de está en sus ingresos es de la mitad a los dos tercios. The FBI in peace and war.456. que aquí han desarrollado los criminales en gran medida. el seguro tiene que resarcir el daño. pues entonces la ley sigue su marcha. Algunas bandas se retiran. un libro que se basa en materiales de HOOVER. 259 “They pushed the old man around. Los éxitos muy grandes son raros y aislados.000 dólares que había retirado el día anterior por miedo a la quiebra de un banco y precisamente quería ingresar en otro. puesto que todo propietario está asegurado..” (Ob. joyas por valor de 350. . A veces ocurren las cosas más notables. El 2 de junio de 1953. pág. Se maniobró sobre el viejo259 y se consiguió. tenía que entregar un viejo cobrador de honradez acrisolada 1. 262 LAMSON. cit. Por esto se considera como especial infelicidad el no tener nada de dinero. La filosofía y la técnica del cohecho. en principio. 170. COLLINS. ob. 200-203. Se le tomó como objetivo. Un ladrón. con general extrañeza.) 260 Ob.. cuando han conseguido 25.000 dólares en billetes y desapareció con ello264. 1943. es digna en grado sumo de leerse. cit. en principio. En los Estados Unidos es muy cara la seguridad que los ladrones tienen que procurarse por medio del cohecho a la policía. Aún más increíble es lo que sucedió cuarenta y cinco días más tarde en Wall Street.. cuando han conseguido 110. cit. Uno de los golpes más audaces es referido nada menos que por el director de la Policía federal norteamericana. fueron sustraídas de la morada de los duques de Sutherland. pág. 35 o 50 dólares258. pág. En otra ocasión tropezó la banda con un pintor de brocha gorda que con su modo de trabajo. 142. Su billetero contenía cuatro billetes de 1. 40. La idea surgió más por la broma que por otra cosa. y nos inclinaríamos a refutar exageradas muchas indicaciones si no las encontramos confirmadas a diario en las crónicas de los tribunales. Un escalador de fachadas ha dado a estas ideas la siguiente expresión: “Si alguien es perjudicado hoy por un hurto. cit. ob. No pueden por ello extrañar a nadie que las ideas económico-políticas de los ladrones estén embrolladas. También contribuye aquí a tranquilizar la conciencia del ladrón la circunstancia de que todo el mundo tiene asegurados contra el hurto sus pieles o su auto. no parecía tener nada. cit. cit. 169.

Por éste comprensible motivo. El brazo del cobrador se apoyaba firmemente en el bolsillo mientras estaba ante una ventanilla. cuando la inesperada o convenida pregunta le dejó la vía libre unos segundos. sin ánimo de apropiarse el vehículo. De pronto el cajero le hizo una pregunta. sino las denuncias por hurto. se suponen en 400 millones 267.605 habitantes265. El empleado se levantó un momento para contestar y dio uno o dos pasos hacia delante para poder oír mejor. a unos 30 millones de dólares.439. 94.460. etc. 79. En el último año de la paz – 1941 – se apreció el valor de la propiedad hurtada en estas ciudades en 8. en Remscheid se perdió definitivamente con el hurto alrededor del 60 por 100269. pág. XXXVII (1947). Pudieron recuperarse objetos por valor de 8.. Cuando quiso apoyarse de nuevo sobre el codo y proteger el bolsillo. Todas las estimaciones hechas en los diferentes países sobre el valor de lo hurtado carecen de base científica. y las producidas por hurto en los grandes almacenes. 266 Estas cifras tomadas del Manufacturer’s record of 1927. El coeficiente muy alto de recuperaciones en el hurto de automóviles se explica porque en muchos casos se trata sólo de usarlo para dar un paseo. Por el contrario. pág. MÜLLER indica. PETERSON.. Por consiguiente. ob. en American Journal of Criminal Law and Criminology. No siempre hay que atribuir el éxito al trabajo de la policía. ob. según los mejores expertos. (Ob..7 por 100. En los Estados Unidos se han publicado cifras que se refieren a 231 ciudades con una población total de 28. para el total de los Estados Unidos. A lo que se contrapone el que en 1927 las perdidas de dinero por hurto en los transportes fueron estimadas en los Estados Unidos en 500 millones.contra un cheque. aunque la policía no pueda asegurar el dinero o el botín. pág. si las perdidas anuales por delito de apropiaciones indebidas. 269 MÜLLER. Es imposible que los beneficios de innumerables ladrones asciendan sólo a 30 millones de dólares. pág. 94. de modo que pueda ser devuelto por la policía. cit. el porcentaje de recuperación en el hurto de automóviles en los Estados Unidos llega hasta el 95 por 265 Véase mi crime. El problema necesita ser revisado con un material abundante y depurado. Solamente los hurtos de correos se elevan a 10 millones. ob. por consiguiente. causes and conditions. se llegaría. ya no había nada en él. que no debían tenerse en cuenta las condenas. 268 Crime. de 40. Un maestro de la especialidad. Nueva York. presiona sobre el ladrón para que. las aportan BERNES y TEETERS. 267 Así: Vergil W. para el hurto simple.. pág.176 marcos. con razón. lo mejor será no hacer apreciaciones sobre el hurto mientras falten datos exactos. cit.. el juez sea más benigno. 1947. causes and conditions. le había atacado con la rapidez del rayo. sólo el 21. robo con fuerza en las cosas y robo con violencia o intimidación en las personas268. En Remscheid el valor de los bienes sustraídos fue en el primer trimestre de 1947. que le debía de estar siguiendo hacia tiempo y que tenía noticia de lo elevado de la suma. Why honest people steal. Si se tomasen en consideración las zonas agrícolas. En los Estados Unidos se recuperó aproximadamente un quinto en el caso del hurto. en 525 millones 266. cit. 27. 34.000 marcos. En algunos casos el autor resarció los daños con dinero o con su trabajo. 35.585 dólares. pág.) . cit. Pequeñas cifras del hurto permiten establecer altas cifras de recuperación. Ciertamente que la detención. mediando la indemnización. que es abandonado en cualquier sitio. vol.

Ladrones norteamericanos han manifestado su opinión sobre la pregunta de sí el hurto es tan agradablemente excitante como una carrera de caballos. 177. Si veo algo.. si los antropólogos criminalistas no hubieran presentado hace tiempo materiales sobre el tomar impulsivo274. VIII. . 271 SEARS y WEIHOFEN. cit. Podría pensarse que el hecho constituye un caso aislado. pág. 277 Según Mary CARPENTERS. pág. lo sustraigo aunque no saque nada en limpio con ello” 276. cit. Reclamausgabe. Como se desprende de otro episodio. ob. 26. a diferencia de la ley alemana. pero él no se dejaba vencer”277. 175. Femate life in prision.. pág. se trataba de un epileptoide 273. pero sin turbación ni pesar. Claro es que puede existir la sospecha de que sea un mero subterfugio.. se dirigió. aún no aclaradas por completo275..100270.. The Criminal. tropieza una y otra vez el observador con otros en los que el tomar está desligado de un móvil finalista y presenta los rasgos de lo impulsivo. pág. Estaban. 273 En una disputa sin importancia por un pedazo de tela. Memoiren aus einem Torenhaus. 15. 144. 275 Según ELLIS. ob. Al lado de estos casos. 1910. En la inmensa mayoría de los casos se procede con conciencia del fin. que un compañero de prisión que evidentemente le quería. cambio de repente éste “Petroff se torno pálido de repente. cit. causes and conditions. cit.) 274 Havelock ELLIS. 68. pág. permiten presumir conexiones análogas. y el motivo normal e inequívoco reside en una situación carencial. declararon. comenzó a respirar con dificultad. Algunos impugnan resueltamente que el hurtar vaya acompañado de sentimientos matizados 270 Crime. bajo una especie de coacción que las llevaba a hurtar o a buscar las ocasiones de verificar la sustracción. y no estoy vigilado. El mero uso está sometido a leyes especiales. OBRAR IMPULSIVO Y OBRAR FINALISTA § 22 Dostoyevski relata. pág. sus labios temblaron y se pusieron azules.. Londres.. pág. 276 JOHN. Algunas ladronas inglesas han asegurado en forma digna de crédito que luchaban contra el impulso. 347.. ob.” (Loc. “Yo hacia todo lo que estaba de mi parte (para resistir el impulso).. citado por ELLIS. La jurisprudencia norteamericana. 35 estaban en la menstruación y 5 embarazadas. le hurto una Biblia que adoraba y la vendió para beberse inmediatamente el dinero obtenido. “Por la noche me contó él mismo su hurto. transmite la observación de un reincidente cuyo padre murió preso y cuya madre cumplía condena: “Yo no puedo ver nada con tranquilidad. Lentamente se levantó de su sitio y. quejoso. De las 56 restantes. Las indiscutibles relaciones que el impulso de hurtar tiene con la menstruación. 272 DOSTOYEVSKI. aplica los parágrafos del hurto a las formas de utilización de autos que demuestran un claro menosprecio de los derechos del propietario 271. ob. BERTSCH el experimentado párroco de la prisión de Ludwigsburg. 177. cit. pág. LEGRAND DE SAULLE encontró 49 enfermas mentales entre 105 mujeres detenidas por hurto. el embarazo y el climaterio. como si hablara del incidente más sin importancia del mundo”272. hacia Antonoff. completamente indiferente.

Pero es plenamente posible que hayan jugado también otros impulsos del “acechar”. ¿De qué clase es el estado de tensión que viven estas personas? ¿Se produce con el acto del tomar una especie de descarga nerviosa. pág. cuando surgen en el curso de la vida. 142. en nuestra opinión. cómo se apaciguan con el envejecimiento? ¿Podría encontrarse un suero que modificase el estado corporal básico? Hasta ahora nuestra solución al problema ha sido que no. Pág. Era muy conocido en el demi-monde elegante de París. No obstante. es lo que sientes. pica. págs.de placer. así es claro. he referido un viejo caso bávaro en el que un marido había ayudado a su mujer embarazada a coger manzanas por valor de un florin. cit. 306. ha escrito está confesión282: “Yo no soy un ladrón pero concedo que soy un delincuente contra la honestidad.. ob. I. llamada en las embarazadas malacia.” Al final del informe se dice: “Los atacados por la pica retroceden a la infancia. y como éste retroceso ocurre sin culpa alguna por su parte. 1904. ob. 140-142. Otros confiesan que aman la excitación que acompaña el hecho. 184. cit. dónde la imaginación es la potencia del alma que predomina. que si se tratase de la medicina borraríamos de la farmacopea un remedio tan ineficaz. y hemos aplicado la pena privativa de libertad281. No puede hablarse en modo alguno de una fascinación del hurtar.. se trastornarían 280.. pág. que sin éste estimulo no podrían vivir y que sin el intenso placer. Así. Su resultado terapéutico ha sido tan pequeño. Uniformiere Hoteldiebe. el ladrón es un agotado hombre de negocios278. Leipzig. sólo que cien veces más fuerte. El Tribunal Supremo de Baviera había condenado al marido y a la mujer. que por la noche recorría en traje negro de punto las habitaciones. pág. Los ladrones que sobre ello han hablado y escrito serian simplemente exhibicionistas. no una “satisfacción”. En el curso de mi vida he visto. cit. Ninguna caza del mundo iguala a la caza del ser humano”279. bebido. La aplicación de está definición a la inculpada está perfectamente acreditada en autos. . quae est alimentorium inassuetorum appetitus cum assuetorum aversione..” ¿Adónde ha ido a parar ahora el ladrón de hoteles.” El rey suspendió la sentencia e indulto de toda pena al matrimonio. él celebre hombre vestido de negro? No puede ponerse en duda que éste hombre hurto. en Monatsschrift für Kriminalpsychologie. he conquistado gratis las mujeres más bellas de cada país. Un delincuente contra la propiedad ya mencionado. 282 J. 280 Ob. Otros ladrones describen el sentimiento de bienestar que les invade 278 SUTHERLAND. 1930. ha descrito cómo después de dos años de haberse corregido. 281 En mi artículo sobre Fortpflanzungsphasen und Zurechnungsjähigkeit (Fases del desarrolló e imputabilidad). pero propuso el indulto. Un ladrón de hotel. se encontraba con gentes que parecían tener mucho dinero: “Entonces crecía en mí el viejo impulso y me hubiera agradado lanzarme contra ellos. 158. en Pitawal der Gegenwart. comido. se repiten estos estados periódicamente. lo mejor.. En él se dice: “Hay una conocida enfermedad. también se hacen oír otras voces. TRAVERS. y cuando el día se acerca a su fin.. 279 SUTHERLAND. Esto es un negocio. el cómo la presente sustracción de manzanas no debe castigarse. ¿Te gusta cazar? Tú sabes el sentimiento que te posee cuando el ciervo sale de la espesura y levantas tu rifle. El ladrón profesional lo que pretende es dinero. vol. que trae consigo al mismo tiempo el olvido. Por acá se cree que él género humano no habría sido cargado con el pecado original si Eva se hubiese encontrado en el estado de la acusada cuando en compañía de su marido tomó la manzana del árbol. El Ministerio requirió de la Comisión de Medicina un informe sobre la imputabilidad.

Fingersmith designa tanto al carterista como a la comadrona290. La curva atípica de las estaciones del año. la significación de “correr detrás de las mujeres. 286 Ob. Está satisfacción sin limites se aproxima a un proceso que podría llamarse orgasmo psíquico o nervioso. sobre todo en el lenguaje desnudo de los delincuentes. pág. cit. 276. Frisk designa también el poseer a una mujer285. quiere decir lado posterior.después de concluido con éxito el hecho: “Yo temblaba in the completeness of my satisfaction”283. Puesto que los ladrones profesionales son principalmente del sexo masculino. La mujer ha despertado en esto siempre mayor interés y se ha reunido una copiosa literatura psiquiátrica284. empujar por medio de cómplices hasta la posición requerida. se debía intentar saber algo más sobre sus estados compulsivos y las causas de ellos. la primera expresión motriz es una fuerte representación del deseo. pero también the female puddend286.. para decir “deseo algo”.. No conocemos los fenómenos psicológicos concurrentes. Prowler (ladrón de hotel) procede de la raíz prowl.” (PARTRIDGE. se encuentra también en trim the buff 289. vol.) Buff es la mera piel. que no puede considerarse puramente accidental. que culmina entrado el verano. ob. . cit. caso de que se produzcan. 303. pág. “my fingers itch”. pág. y el verbo finger expresa un contacto corporal muy íntimo. La palabra proud significa en el lenguaje popular norteamericano “excitado sexualmente”. Es tan sorprendente la coincidencia que tienen con significados lascivos muchas de las expresiones usadas por los carteristas para designar el acto de tomar una cosa. 909. El giro neoyorquino trim para designar el hurto por el coito. 288 Harold WENTWORTH. poco más o menos. pág. pero tiene también una significación grosera288. tiene aquí la antigua significación. en su lugar se emplea a menudo prowl 287. guarda más analogía con las oscilaciones de los delitos contra la honestidad y los delitos de violencia que con la periodicidad general al hurto. 1 pág. pág. cit. de “forjador”. Fanning o Frisking es el precavido tanteo del bolsillo de la víctima para comprobar si lleva consigo algo digno de ser hurtado.) Es característico también el giro “me hace cosquillas en los dedos”. ratear en el bolsillo. American dialect Dictionary. En el tomar. 656. Nueva York. Berlín. 287 Ob. 210. 285 PARTRIDGE. 1941. pág.. 277. 1944. En inglés se ha formado con el verbo finger una expresión muy obscena que significa masturbar. que aún conserva en las voces alemanas Versschmied (forjador de versos. que tiene. Pratting. 290 Smith (herrero). en alemán Schmied. to coit with a woman. página 479. IX. pero también en otras cosas. 284 Véanse las indicaciones bibliográficas de Hans Gross y Ernst SEELIG. Dive quiere decir “meter los dedos en el bolsillo”. Si el idioma revela las representaciones más ocultas de los seres humanos. 289 “To deflower. hay aquí la huella de sensaciones que proceden de la esfera de lo instintivo. cit. (PARTRIDGE. poeta) y Ränkeschmied (forjador de intrigas. con referencia al hurto de carteras.. ob. 479. intrigante). Hand buch der Kriminalistik. SUSTRACCIÓN Y PRODIGALIDAD § 23 283 Jack BENNEY.

Los antropólogos criminalistas han apuntado también la tendencia del genuino
criminal a disipar el botín sin “sentido” e irreflexivamente. Quizá está observación,
en si misma exacta, es un intento de esperar de personas conformadas de modo
distinto cerebral y temperamentalmente, métodos de ahorro propios del hombre
civilizado. A veces parece que algunos criminales tienen un concepto no
evolucionado de la propiedad, a la cual se opone la pretensión de los grupos
primitivos de participar en el disfrute de todo botín 291, y también como si su afán
indudable de disipar estuviera próximo a la “alegría de regalar” del negro
australiano292. El pagar por otro, el dilapidar, sería una reliquia de una costumbre
primitiva, del reparto de la caza. El mundo del hampa sería la “comunidad de
consumos”293 de la cultura primitiva. La apariencia y la popularidad son más
importantes que una fría y lejana cuenta corriente bancaria, porque la ayuda humana
precede en el mundo del criminal a todas las demás formas de protección de la
vida294. Prodigalidad y reparto establecen el contacto, y sólo la nueva técnica de
cohecho de los funcionarios295, desarrollada en Norteamérica, ha devuelto al dinero
inmediatamente disponible su importancia aseguradora296.
Con esto es posible dar un mejor sentido psicológico al refrán “Como se gana
se gasta”, y me parece exacto reunir en una unidad las dos fases del tomar y del dar,
contrarias a la propiedad. Se unirían – naturalmente que sólo en ciertos casos
endógenos del hurto – instinto de hurtar y afán de gastar, en un síndrome psicológico.
Incluso es lícito preguntarse si él autentico ladrón robaría a un en él caso de que no
pudiera disipar, “matar”297, el botín sin reparo y sin prestar atención a su valor
económico, como en una borrachera del dar (en una “doromania”). La forma clásica
de la prodigalidad está ligada con ilusiones de lucro y con el positivo provecho de una
placentera excitación, y enmascarada, por lo tanto, como reacción semirracional: es el
juego de azar al que muchos ladrones profesionales, y más aún los estafadores
profesionales, se abandonan. MAURER ha comunicado una serie de hechos 298
relativos a éste insaciable impulso del juego, una verdadera obsesión del perder. Éste
impulso no tiene nada que ver con la inteligencia formalmente buena de muchos
estafadores, discurriendo aquél con plena autonomía junto a está299.
Hay algo más que puro infantilismo en el joven que hurta a su tía una gran
cantidad y emplea el dinero, del que tiene que vivir, en cabalgar durante días en un

291
Walter MANNZEN, Die Eingeborenen Australiens, Wirtschaft, Gesellschajt,, Recht, Berlín, 1949,
pág. 60.
292
Ob. cit., pág. 52.
293
Ob. cit., pág. 59.
294
Véase el proceder llamado killing the property, mediante el cual los jefes indios norteamericanos
afirman y obtienen su poder. “W. I. THOMAS, Primitive behavior, Nueva York, 1937, pág. 387.)
295
Véase en SUTHERLAND, ob. cit., pág. 162.
296
Ob. cit., pág. 59.
297
Véase la expresión india antes mencionada.
298
David W. MAURER, The’big con, ob. cit., págs. 181-186.
299
Estafadores que conocen todos los trucos del juego de cartas, se toman la molestia de perder su
dinero en especulaciones de bolsa y carreras de caballos. (Ob. cit., página 186.)

asno por la playa300. Quizá lo que los adultos llamamos absurda prodigalidad es en
los jóvenes todavía, en parte, la satisfacción de una antigua ansia. Más claro es el
caso de la condesa B., que cometió hurtos inconcebibles con base cleptomaniaca y
que luego, con ansia morbosa e intensa de prodigalidad hacia a diestro y siniestro
incomprensibles y costosos regalos301. Aquí existe evidentemente un defecto del
mecanismo psíquico que en los dos extremos, el tomar y el dar, se ha “aflojado”, se
ha trastornado302. Como en la locura maniacodepresiva, como en la correlatividad de
sadismo y masoquismo, hace su aparición una especie de polaridad de los rasgos
esenciales. Se podría hablar de una disposición ciclotímica, no en el sentido de
KRETSCHMER, sino en el de una más fácil versatilidad, como presentan, por
ejemplo, la histérica con su amor tormentoso y odio sin límites, su ternura y su
brutalidad. De un terrorista que había cometido un robo con homicidio con desusada
resolución303, para llenar la caja de un periódico anarquista, dice muchos años
después un amigo, que hacia tiempo había dejado atrás aquel período de violencia:
“Kammerer era un joven fanático de inaudita audacia que hubiera pasado con los pies
descalzos a través del infierno, al servicio en su idea. Su natural era dulce e incapaz
de hacer daño a una mosca. Estaba dispuesto a ayudar hasta el extremo, y recuerdo
infinitos casos en los que entregó literalmente lo último a un camarada huido,
padeciendo incluso necesidad”304. En todos estos casos parece como si existiera un
“movimiento circular”, y los extremos, que yacen en los más diferentes planos
sociales y morales, se tocasen literalmente, como dice el conocido refrán. Si la
detención rompe mecánicamente en el delincuente el ciclo del tomar, y quizá más aún
el del dar, el criminal muere pronto, como lo muestra la biografía de muchos grandes
y por largo tiempo impunes estafadores305.
Si ulteriores investigaciones confirmasen la hipótesis de verdaderos
delincuentes “ciclotímicos” contra la propiedad, habría que establecer otra conexión.
Se ha comprobado que entre la parentela de los delincuentes crónicos contra la
propiedad hay una fuerte inclinación al suicidio306. No quedamos muy lejos entonces
de presumir una relación entre las tendencias a la autodestrucción y la absurda
300
SPENSER, ob. cit., pág. 18.
301
SLING, ob. cit., pág. 230.
302
Sobre las costumbres de los bandidos holandeses a finales del siglo XVIII leemos lo siguiente: “De
todos los pecados, se libraban sólo de la avaricia, pero éste hueco no quedaba vacío, pues lo llenaba la
más irreflexiva y salvaje prodigalidad.” (Karl RAUCH, HAUPT, Aktenmässige Geschichte der
Rheinischen Räuberbanden, Kreuznach, 1892, páginas 6 y sigs.
303
Rudolf ROCKER, Johann Most. Das Leben eines Rebellen, Berlín, 1924, páginas 186 y 187. A un
cambista le arrojaron arena a los ojos y le dieron una serie de terribles golpes en la cabeza, de los que
falleció doce días más tarde. Uno de los autores advirtió que una vieja y dos niños habían
contemplado el hecho a través del cristal de una puerta. Los niños fueron muertos a hachazos, pero la
mujer quedo con vida tras una grave herida en la cabeza. Los terroristas cogieron 3.755 florines en
dinero y 400 en valores.
304
Ob. cit., pág. 189.
305
Lou Blonger, que durante largos años y con feliz éxito fue el jefe de una banda de estafadores,
murió a los cinco meses de ingresar en la prisión. (Ph. Van CISE Fight ing the underworld, Boston,
1936, pág. 347.)
306
Rudolf BERNHARDT, Studien über erbliche Belastung bei Vermögensverbrechen, Leipzig, 1930,
págs. 40 y sigs.

prodigalidad, contraria a la vida. Ernst Meissner, autor de robos con homicidio, no
pudo, después de cometer un homicidio, fracturar la caja de caudales y se tuvo que
contentar con el dinero que había para el gasto diario y pequeños objetos. Se puso
entonces, para no ser reconocido de nuevo inmediatamente, una chaqueta que
encontró allí; de Hamburgo, dónde había cometido el asesinato, marchó a Leipzig; en
está ciudad, en un local de mala reputación, se mezcló en riñas y peleas, y arrojado
borracho a la calle, le detuvo la policía. De los objetos robados, sólo se le encontró
encima una pitillera, que conservaba más por casualidad que por otra cosa. Un reloj
que había sustraído se lo habían quitado, dijo cuando dormía al aire libre, “lo mismo
que el resto que todavía le quedaba del dinero robado, del que decía haber regalado
una gran parte”307.
Si se piensa en que el sujeto se llevó una chaqueta del lugar del hecho y se la
puso en la huida, que se metió en pendencias que tenían que terminar necesariamente
con la intervención policial, que se dejo despojar en estado de embriaguez y, aún más
regalo el resto del dinero que precisaba apremiantemente, tenemos que ver en la
extrema dejadez, despilfarro y mitomanía síntomas de un instinto de conservación
gravemente dañado. El asesino era apreciado por el esposo de la mujer muerta como
obrero capacitado, y había sido bien tratado a pesar de una anterior condena a
reclusión impuesta por extorsión cualificada. Además de a la mencionada víctima,
dio muerte “por razones de seguridad” a la muchacha que estaba ordeñando en el
establo. El relato dice que la sentencia de muerte le dejo completamente frío.
Después de quedar sujeto a la tabla de la guillotina, ordenó: “Listo. ¡En marcha!” 308.
No conocía el miedo. Tomó sin pararse en las consecuencias, de un modo absurdo, y
gasto luego absurdamente.
Yace en la naturaleza de las cosas el que cristalicen grupos de parásitos en
torno a los delincuentes dados a una rápida dilapidación. Están en primera línea los
comerciantes interesados, ante todo, en que les hagan grandes pedidos y les paguen
puntualmente309. Si se investiga la conducta de una persona, estos comerciantes
expresan su buena opinión sobre ella, con lo que contrarrestan los momentos de
sospecha. Luego vienen los receptadores 310, que ofrecen al que presumen criminal la
mitad de lo que hubieran dado a una persona honrada. La policía presta atención a
los gastos grandes y extraños de dinero, pero frecuentemente se le escapa lo que es
gastado, no por el ladrón, sino por mujeres. Ellas son las que más se aprovechan de

307
Richard WOSNIK, ob. cit., pág. 26.
308
“Meissner – leemos (loc. cit.) – tenía la última palabra y pidió que se ejecutase la pena de muerte
tan rápidamente como fuera posible. Todo el juicio era superfluo; se trataba de un robo con homicidio,
su cabeza debía caer, y con ello quedaba despachado el asunto.” De aquel a quien es indiferente su
propia vida no podemos esperar que respete la de los demás. Pero éste grave defecto de un instinto tan
vital como el de conservación lo debíamos escudriñar hasta sus más profundos entresijos, penetrando
bajo su absurda disipación.
309
Véase en mi artículo The suspect, en American Journal of Criminal Law and Criminology, vol.
XXXIX (1948), pág. 23, las favorables observaciones descritas sobre la impresión que los gángsters
producían en ellos.
310
Un ladrón intento presentarse como persona honorable para conseguir precios más altos. Por
ejemplo, visitaba las tiendas cuando había otros clientes, lo que no hacen jamas los criminales. (Jack
BLACK, You can’t win, Nueva York, 1926, pág. 336.)

311 BENNEY. Pero es característico que los “imperios” de gángsters pasan a “secuaces” o “príncipes herederos” designados. siendo.la tendencia a la prodigalidad. En el lugar de la solvencia masculina 312 aparece una “potencia” impropia. pág. la canoa automóvil o el viaje de lujo. por consiguiente. el autor de robos con fractura inglés. 154). A los tradicionales objetos femeninos de adorno se añaden hoy el auto. ob. 211. pág. tienen segura una lluvia de vestidos costosos. cit. Si se unen de forma más o menos fija a carteristas.. pieles y joyas. una semimedida de la seguridad. nunca a los hijos. en sus ensoñaciones espera hacer admirar a hermosas mujeres su liberalidad y ser recompensado por las agradecidas criaturas con "éxtasis prohibidos"311. Ya la pasión por el juego de muchos conocidos delincuentes contra la propiedad se opone a los lazos sexuales de alguna profundidad. prestada: la forma de poder y de energía del dinero. 312 Sobre las relaciones sexuales del carterista. e incluso parece que la necesidad de excitación se ha transferido de lo erótico a la intensa tensión de la acción criminal. tampoco tiene mucho que decir SUTHERLAND (ob. a lo sumo a los sobrinos.. Al menos BENNEY. cit. El brillo de estos costosos objetos tiene el efecto secundario favorable de atenuar las sospechas. en los que se mezcla tanto la liberalidad producto de la excitación erótica como una vanidad ostentosa y primitiva. lo sentía él como un doble rechazo de su aspecto físico. ladrones o atracadores de bancos. A veces parece como si la extravagancia material fuera un sustitutivo de la virilidad física y del dominio sexual. El que a pesar de enseñar con ostentación muchos billetes de libra no le hicieran caso las mujeres del mundo galante. .

CAPITULO II EL ROBO CON FUERZA EN LAS COSAS .

.

queda dicho que nos apartamos de la dogmática del hurto cualificado . son formas agravadas del hurto simple. En estos casos no se han desarrollado peculiares artificios técnicos.. El hurto sacrílego. o es calificado por estos menos gravemente. en el hurto cometido por bandas. a lo sumo. La psicología de estos criminales sólo difiere de la del ladrón corriente en cosas no esenciales.N. DELIMITACIÓN CONCEPTUAL §1 Eligiendo la expresión “robo con fuerza en las cosas en su más amplia acepción. suscitando dudas. de T. con armas. por bandas. I. . en transportes. dónde todos los casos del llamado “robo con fuerza en las cosas” (art. fractura. llaves falsas) se refieren a “técnicas” distintas de las comprendidas en el hurto simple. También el hurto  La crítica implícita en el texto no afecta al derecho español. o de noche. 504) (escalamiento. La estructura sociológica del delito básico se modifica poco. El hurto cometido en medios de transporte y el realizado con armas llega sólo en raros casos ante los tribunales.

Bajo el concepto genérico de “robo con fuerza en las cosas”. mediante fractura. escalamiento o apertura violenta de muebles u otros objetos cerrados. estas especies son adecuadas para un tratamiento separado y sobre todo.. 81 y sigs. 2 los nombres de hombres se prosiguen en “Pedrito” (“Peterchen. Lehbuch der Kriminologie. La llave falsa no sirve para el engaño en el tráfico jurídico. Existe una leve referencia psicológica con la falsificación de documentos (§ 267 StGB). La cerradura sólo puede desempeñar su función practica si el mecanismo de apertura constituye un monopolio del propietario. . 2 y 3. núms. maletas o cajas. ob.  El § 243. véase Ernest SEELIG. tipo) para el estilete. y en “Nicolás” (“Klaus”). cit.N.nocturno es considerado por los criminales como poco practico y arriesgado. en el robo con fuerza en las cosas. 62 y 63. En todas las épocas ha habido instrumentos de éste tipo. La abundancia de expresiones que se encuentran en todos los idiomas para la ganzúa. 1951..) Es difícil decir por qué en la vieja jerga inglesa de las prisiones se llama a la llave maestra “Betty” (Slang Dictionary. véase la expresión “Kerl” (despectivo. las llaves son individuales. incluso su cariñosa personificación. núms. El hurto con llaves falsas requiere una intervención en el mecanismo de cierre con medios “falseados”. aludiendo al portero de los cielos. En el Código penal español se ha prescindido. 137. ob. 35. constituyen de la mitad a los tres cuartos de todos los casos calificados como hurto agravado. cada llave abre únicamente la puerta correspondiente de la respectiva casa. sea con una llave falsa. se ha desenvuelto una técnica propia (§ 243. y sus razones son de naturaleza convincente1. entre el propietario y el extraño. Constituyen el principal problema psicológico criminal. aunque no desde el jurídico – el mecanismo de apertura. (KLUGE-GOETZE. Determinadas personalidades se inclinan a estas formas del delito. morada o sus dependencias. Por está razón. pág. según las condiciones urbanas o rurales. y en el hurto con llaves falsas. Nuremberg. del T. Varias llaves auténticas constituyen una contradicción y comportan un elemento de inseguridad para la relación entre el propietario y los edificios. pág. Nueva York. párrafo 1. muestran hasta qué punto las ideas de los criminales giran alrededor de ella. sea con un instrumento de otra clase. Van de la simple ganzua 2 a los más refinados dispositivos3 que permiten hacer girar la llave colocada en el lado interior y abrir así la cerradura.. 82). y el que se realiza utilizando llaves o instrumentos semejantes. sino para el desplazamiento engañoso de conexiones mecánicas. pero la llave incorpora no tanto una declaración de pensamiento como una relación de hecho. castiga como hurto agravado o cualificado el cometido en edificios o espacios cerrados. en sus tres subespecies.. cit. Ernest BOOTH disuadía a uno de sus jóvenes adeptos de realizar hurtos de noche. se podría pensar en la curva del mango. excluyente. Ob. cit. o a otras formas de cierre como los puentes levadizos. Se pone en movimiento “mediante engaños” – desde el punto de vista psicológico. La protección que la cerradura otorga a la propiedad va de la más humilde choza al palacio bancario y suple la custodia humana.) 3 Sobre instrumentos y métodos. des la reforma de 1944. (LUZ. El engaño de la llave falsa no se extiende al tráfico jurídico. págs. 1929. págs. En cambio. Ciertamente que pueden percibirse diferencias también en estos grupos. que se encuentra aún en las cortés reales. como en el documento falto 1 Stealing through life. pág. de que la fractura o escalamiento se lleve a cabo para penetrar en el edificio. 2 y 3 del StGB). ganzúa”).

2). por el objeto de ataque 7. de la ley alemana. cit. sobre la persona que está legitimada para la apertura. También buscaremos en vano cifras diferenciadas para el ladrón ocasional que repite múltiples veces el hecho. escalamiento y fractura de muebles u objetos cerrados – la división fundamental entre delincuente aficionado y delincuente profesional. desvanes y sótanos. pág. El Código penal suizo renuncia a la casuística. En el robo con fuerza en las cosas se ha hablado a veces de tres medios violentos: el genuino robo con fractura. que opera con el concepto amorfo y conjunto del hurto agravado. caballos y vehículos sin carga. Oficina B 9: Fractura de escaparates y vitrinas. Oficina B 5: Robo con fractura en comercio. hurto de precintos. del Código penal suizo.) 6 Artículo 137. es asunto de pura agilidad. el ladrón habitual. la siguiente enumeración de las secciones de la administración policial de Berlín para el hurto grave: Oficina B 1-3: Robos con fractura en casa habitada. zapateros y sastres. en primer término. Oficina B 8: Robo con fractura en comercios. almacenes y fabricas de productos alimenticios. hurto en los medios de transporte.de autenticidad o falsificado. hurtos en cocheras. La practica de las grandes administraciones policiales es clasificar las secciones. Oficina C 4: Hurto de cajas en tiendas. Como es natural. Oficina C 1: Hurtos en hoteles. Oficina C 3: Hurto de carteras.. hurto de alfombras de escaleras. 73) da. encontramos en todas las subespecies de la “fuerza en las cosas” 5 – llaves falsas. fractura. Oficina C 2: Hurto de automóviles y accesorios. que no sean de la competencia de otras secciones. hurtos en rellanos y de felpudos. establos. y personas cuya repetida reincidencia descansa más en crisis económicas “reincidentes” que en una tendencia firmemente arraigada. de la rama de la confección y de artículos de piel. cit. Que con la violencia. núm. almacenes y fabricas. barracas. 5 Por consiguiente. . por ejemplo. Oficina B 7: Robo con fracturas en tabernas. no nos sirve de ayuda. bolsos de mano. algo pesada. páginas 28 y sigs. Para el escalamiento no son precisas organizaciones. hurto de sellos de correos. pabellones. el profesional. quisiera ir más allá de la tripartición de JOHN (ob. La estadística criminal. Oficina B 4: Robos con fractura en comercios. etc. 7 JOHN (ob. agencias y cines. El arrastrarse para entrar. El giro “falso” se encuentra tanto en el hurto con llaves falsas como en la falsificación documental 4. y castiga como hurto grave el hecho que pone de manifiesto “la especial peligrosidad” del autor6.. sin las que el profesional del robo con fractura no puede trabajar.. el cual difiere física y psicológicamente del que se dedica al robo con fractura. El ladrón con escalo carece también de la larga y sistemática preparación del hecho criminal que constituye en el profesional del robo con fractura una segunda naturaleza. la llave falsa. hurtos de piezas de vestir en locales públicos. domésticos ladrones. Con ello se 4 La vieja expresión alemana Afterschlüssel para la ganzúa o llave falsa se puede aplicar también al documento falso. párrafo 1. Prototipo del ladrón con escalo es el trepador de fachadas. La fabricación de un documento inautentico engaña sobre la persona del que lo confecciono. sino que afecta a la delimitación fáctica de la propiedad frente al mundo de los que carecen de titularidad sobre ella. siguiendo a SCHNEIKERT. Oficina B 6: Robo con fracturas en cajas de caudales. párrafo 2. el escalamiento y la fractura de muebles u objetos cerrados (§ 243.

0 Con llaves falsas 11.4 70. es correcto el principio de que el delito especializado debe ser tratado por especialistas en su persecución. ob. Puede decirse que las tres cuartas Oficina C 5: Bicicletas y motocicletas.. hurto en mercados.1 5. Es valioso el conocimiento que investigaciones aisladas sobre el § 243 han proporcionado sobre la frecuencia de cada uno de sus números. de un determinado circulo de personas y de las ramificaciones ligadas a él.5 - Con armas 0.1 5. 1938-488. picaportes. se subsumen. Todo hurto de metales. . 8 Müller. con buenas razones. platino. oro. alambre. aunque se prescinda un poco de los puntos de vista psicológicos. ante todo el receptador. Sólo así puede conseguirse un conocimiento exacto de determinados métodos técnicos. Las cifras difieren bastante según se trate de la ciudad o el campo. Distrito de Ronneburgo. plata. Oficina C 7: Sección de metales. como pararrayos. etc.8 En la ciudad. ob. bombillas. cit. como puede verse en los datos siguientes: TABLA XVII Diferentes tipos de hurto cualificado Remscheid. pág. que es lo que a nosotros nos interesa. 9 KOTTE.distribuye la competencia mediante criterios sencillos.0 Nocturno 3. - Con fractura 47. Ciertamente. por causa de las menores dificultades de la prueba. pág..7 13. cit. huésped y novia. Oficina C 8: Hurto de paquetes y mercancías. la clasificación dogmática en hurto simple y agravado. 1906-199 (Porcentajes) Clases de hurto Remscheid Ronneburgo Sacrílego .3 5. 27. en el hurto por bandas. En éste caso he creído tener que corregir el grueso error de calculo del autor. La división en secciones pasa por alto.4 Por bandas 37. Con esto desaparece la índole de la ejecución.8 En transportes 1. los robos con fractura cometidos por varios sujetos que participan de cualquier forma en ellos. 22. Oficina C 6: Hurto por huéspedes.

.0 Cometido forzando muebles u otros objetos cerrados ..... En muchos casos.... 29. pág.. según se refleja en la tabla XIX.... TABLA XIX Pluralidad de sujetos en casos de hurto grave Ronneburgo.... 11 KOTTE... II.partes de los casos de hurto agravado corresponden al robo con fractura.. cit. 1906-3011 (Parte alícuota respecto a los delitos contenidos en el § 243 StGB) 10 Calculado con arreglo a las cifras citadas por KOTTE........... 50...... Es la forma de comisión de la posguerra. 39..0 Cometido por medio de fractura .. ob. una continuación del trabajo en colaboración de los grupos y unidades militares aprendido durante la guerra. 11. ob..0 El tipo de los edificios rurales y las costumbres de la población campesina permiten al ladrón con escalamiento un éxito mayor que en la ciudad.... 1906-30 (Porcentajes) Cometido por medio de escalamiento .. Las cifras de KOTTE son impresionantes.. Contienen sólo un único elemento altamente variable: el hurto por bandas. tenemos que atenernos a las cifras que suministran las estadísticas oficiales sobre el hurto agravado. cit........................ según sus modalidades10 Distrito de Ronneburgo.. en Turingia. se distribuye el robo con fuerza en las cosas del siguiente modo: TABLA XVIII Robo con fractura.. está pluralidad de autores no debe inducir a incluirnos en el hurto por bandas..... CIFRAS Y DUDAS §2 Aunque sólo pretendemos considerar con más detalle el robo con fractura y el cometido con llave falsa.... y del 10 al 15 por 100 con llave falsa..... .. En el distrito rural de Ronneburgo....

.. Con está indicación concuerda un comunicado de SUTHERLAND.. la ley no establece diferencia alguna entre el robo de una cantidad importante y la acción que concluye con el apoderamiento de un abrigo o de un sombrero abandonado la casa el ladrón. En un delito que se dirige contra cierres metálicos..... Bad Godesberg...8 1925 – 30 (estabilización) . 14 BLACK...069 condenas por hurto agravado.3 1919 – 24 (posguerra) . 15 Statistisches Jahrbuch für die Bundesrepublik Deutschland 1952........ 76. 57.. Limey 12 Jack BLACK. apenas penetrable.. 2. H..... pero yo diría que sólo es detenido uno de cada quinientos autores de robos con fuerza en las cosas”12..... 11. tanto en el robo con fuerza en las cosas como en el hurto. 329. vecinos... Nueva York.. contra 93. Principles of criminology...... etc..... pág.. SUTHERLAND. En innumerables casos se trata de cosas de poco valor que desaparecen sin que el sujeto deje tras sí la menor huella...........0 Por lo demás.. Aunque las comparaciones no son seguras.. 1952. cuyos planes suele trastornar un perro que de repente comienza a ladrar.. Algunas veces se acaba él oxigeno y no basta la habilidad para abrir una caja de caudales......... Stuttgart.... 29. puede decirse que también en otras partes del mundo sólo una pequeña fracción de los robos con fuerza cometidos llega hasta la condena.... que moviliza a la policía y a las compañías de seguros. puede decir que está de suerte14.... solamente hubo 10...158 en 1947. 1926...... 28... 16 Rupprecht Jacobs.0 1914 – 18 (guerra) . el autor de robo con fuerza en las cosas que consigue obtener el botín pretendido en un caso de cada cinco.. escribe: “Yo no sé lo que dicen las estadísticas....... que incluso queda siempre en la oscuridad................... página 105.. Véanse arts.N del T.... pueda hacer fracasar la empresa.. de mil robos y atracos cometidos en los grandes comercios del ramo de la alimentación de Chicago en los años 1930 – 31. en el que se gradúa la pena.. pág. quien.... o se pierden en el mar de las denuncias que se amontonan cotidianamente...... Jack BLACK añade que... una zona negra. 20... Filadelfia. 330.... por el valor de la cosa sustraída..... 505.. pág... ob.. furioso y desengañado. cit... en 1950. se extiende ante nosotros... como en el hurto simple. dice que sólo en dos hubo una detención inmediata13.. Un hombre dedicado largos años al robo con fuerza en las cosas.. Sin embargo.. pero no raras veces también al delincuente profesional. 515 y 587.. ciertamente......... 1952.  Lo que se dice en el texto no es aplicable al derecho español.... You can’t win.460 robos con fuerza en las cosas16. 1947.. Die Kriminalität der Nachkrtegszett... sólo en Norte del Rin – Westfalia... Estos casos no son denunciados cuando el dueño no está asegurado... 13 E...... pág... No debemos pensar enseguida en un robo con fractura en un banco...... . es natural que la intervención de transeúntes ocasionales..376 de ellas con apreciación de reincidencia en igual delito 15.. 1906 – 13 (anteguerra) .. El mismo año fueron denunciados.. Está interrupción es sobremanera frecuente y alcanza en primer lugar al delincuente aficionado. En toda la Alemania Occidental. 16..

6 1916 19.trabaja desesperadamente durante cuarenta y ocho horas y tiene que abandonar su trabajo la mañana del lunes de Pentecostés. Sintiéndose osado a causa del éxito. y afirma haber dado 10 peniques más. Consternado.918 .025 32 4. 1911-40 Por cada 100.2 1913 15.962 2. A esto se añade que una forma de inferioridad. mientras que al lado hacen un rico botín. pág. Condenados19 Alemania. Véanse también las lamentaciones del ladrón con fractura. el joven hace que una muchacha que está en la caja le cambie la mucha moneda fraccionaria que llevaba por un billete de dólar. en la que el cristal de la puerta presentaba un agujero.000 habitantes Años Total Mujeres Mayores de edad penal Total Mujeres 1911 13. Él y su compañero se arrastraron por la abertura.719 1.0 1921 49. que no encuentra nada. Luego va por primera vez en su vida en el ferrocarril elevado y ve más cosas excitantes en éste sólo día que en toda su vida anterior. en la que había trabajado en vano.845 963 33 3. The natural history of a delinqueni career. 1934. véase pág. Filadelfia.171 81 13.026 30 4.103 2.921 1.0 1919 38.0 1922 34. 18 Clifford R. El delincuente de SHAW hace su primer intento criminal en una taberna aún no- cerrada.3 1912 14.. facilita la superación de resistencias. TABLA XX Hurto grave. 237. 5.992 102 12. .2 17 James SPENSER. 18. Los jóvenes en sus primeros tanteos de hurto retroceden ante el contacto con personas vivas y sienten menos inhibiciones ante el material muerto. Limey breaks in. en LUZ.664 1. páginas 60-62. 11. por consejo de otro amigo más viejo. se había abierto por si sola cuando el dueño del negocio metió la llave en la cerradura17.048 1. retrocede después. que no hubiera permitido el paso de un adulto.942 . 1931. pág.433 .290 .082 3.073 72 8. cit. 3. ob.9 1914 13.333 2.958 902 29 3. 19 Para fuentes y cualificaciones. 7. 16. nota 14. leyó en el periódico que había estado muy cerca del éxito y que la puerta de la caja. Nueva York. que ni por un momento cree posible que un pequeño pueda estafar con tanta frescura18. SHAW.989 114 12. su corta estatura.4 1917 28.6 1915 14.741 4. recibiendo el dinero de la muchacha.0 1918 32. se dirigen a la caja registradora y toman el contenido.0 1920 53.821 2.

199.253 Hurto simple 64.123 843 . .7 1931 21. 65.3 2.627 904 35 3. Con frecuencia.222 1. cit. Estaba seguro frente a la denuncia. VON TRAIN.6 1926 13.684 2.1 1927 12.452 864 . ha descrito una complicación de está clase.457 797 . - 1938 11. El propietario no se inclina a denunciar sus perdidas. CIFRAS DEL HURTO21 Alemania. - 1940 8.253 755 54. pág. que vigila sobre lo justo y lo injusto. Algunas veces aparecen las cosas solamente cuando un ladrón intenta alzarse con objetos de gran valor ilegalmente almacenados y al realizarlo es visto por la policía.163 782 32 2. 1923 50. 1927 – 1932 1927 1932 Hurto Agravado 12.082 717 . - 1939 10. su mala suerte fue despertar la atención directa de un funcionario20.4 2. Wörterbuch der Gauner – und Diebs -.021 726 25 2.845 896 43.3 1935 14.9 1929 16. La relativa frecuencia de los delitos frustrados se acusa por el hecho de que la jerga criminal ha creado una expresión especial para el robo frustrado: kliebern. Las cifras del hurto no suben y bajan con arreglo a las mismas leyes que rigen para el hurto simple.8 1924 27.500 104 9.774 80 7. Durante la depresión el ascenso del robo con 20 BENNEY.7 2.315 El robo con fuerza en las cosas precede a la aparición de las grandes cifras del hurto. pág.5 3. ob..021 27.3 2. (J. Chochemer Loschen. las víctimas son empresas en que se guarda mercancía procedentes del juego o del hurto.696 767 30 2.270 612 30. ob. - 1937 12. K.108 679 .9 1930 19. vulgo Jenischen Sprache.413 722 38.268 828 .806 685 49. Así. cit. - Tales hurtos con escalamientos son cometidos en número incontable por menores de edad.003 771 27 3.9 1928 14. 117. 1833. año de la gran inflación.6 1934 14. - 1936 13. pág. Meissen. las cifras del robo con fuerza en las cosas de 1920 están por encima de las de 1923.8 1933 24.491 85.4 1932 27.2 1925 16.) 21 Cifras de hurto 1927 – 1932.

1950 y 1951. pero el hurto simple pasó sólo de 65. 1938. 23 Report of the Commissioners of Prisons for the years 1949 and 1950. las cifras del robo con fuerza en las cosas de 1938 – 48 muestran un aumento de 350 por 100 para caer de nuevo de manera importante. Desde 1933 descendió el robo con fractura mucho más rápidamente que el hurto simple. Londres. 1913. organizaciones juveniles.fuerza en las cosas es mucho más vertical que en el hurto simple.149 1948 6. la guerra de bloqueo impulsa hacia adelante al robo con fuerza en las cosas con más rapidez que el hurto22.660 §3 22 De 1915 a 1917 se duplicaron los robos con fractura. 1947.948 1947 6. quizá también la interpretación de las amnistías) afectaron más a los jóvenes que a los viejos. ciertamente. con el número de altas en los establecimientos penales – no fue sustancialmente mayor en Alemania en los años 1913 y en el año de la catástrofe. la inflación total y el completo derrumbamiento. dónde cientos de miles de jóvenes estaban sustraídos al paro y a la jurisdicción vernácula por encontrarse en todas las partes del mundo como tropas de ocupación. que en la Inglaterra social y políticamente mucho menos revuelta. Aunque Inglaterra ha quedado por segunda vez libre de la derrota.832 1949 5.618 a 97. El crecimiento de las condenas por robo con fuerza en las cosas – que no se corresponde. 1948 y 194923 Años Altas 1913 1. la revolución. Las medidas del régimen hitleriano (Wehrmacht. .956 1938 2. Del mismo modo. organismos del partido. 17 y 137. págs.629. TABLA XXI Altas en los establecimientos penales por robo con fuerza en las cosas Inglaterra. 1923.

.......326 Distrito de Soest... pág. 26 Loc......... Además. 1.. págs........... 598...... 1949..829 Inglaterra. 1949..penal.. cit.... La mayoría de éstas son de naturaleza puramente numérica...... cit... 9... 1951. 31 Loc.... 1......... Reúno una serie de datos de épocas antiguas y recientes: TABLA XXII Participación de las mujeres en hurtos agravados (En porcentajes del total) Imperio alemán.......... 98... pág.... cit.. 1946.. 8. ob...... 7...... 1947-49 (posguerra) ......227 Remscheid. 102. herreros y oficios análogos. 1906-13 ....431 Las cifras medias para mayores períodos de tiempo ocultan vivas oscilaciones. 28 MÜLLER...624 Imperio alemán... cit.. 1948. 25 KOTTE. 1952 pág........... 50. 106..... ob.......... se trata... y por su mayor religiosidad se inclinan raras veces a hurtar objetos del culto... Stuttgart......... 1931-41 .... Londres. con arreglo a una Disertación de Bernhard UPHOFF. Londres........ págs.. ob... 36....... El contingente que aporta la mujer al delito de robo con fuerza en las cosas.. ob............228 Alemania Occidental......... Pág... 1892-1901 ....... sujeto al partido o en la guerra..... puede procurarse unos ingresos moderados de modo más fácil y sin grave riesgo jurídico .. 1931-41 ... La mujer que desea lograr dinero y tiene pocos escrúpulos morales... Esto lo muestran los datos que siguen: TABLA XXIII 24 LIEPMANN. 137.....225 Distrito de Ronneburgo. 30 Report of the Commissioners of Prisons for the years 1939 and 1941............. 1906-30 ...... 1950. porque el hombre está en él ejercito.. 155.. cit.. 9..... en la inmensa mayoría. 5. es insignificante...... las mujeres sienten poca afición por las armas.. El criterio restrictivo que hemos elegido requiere precisamente habilidad mecánica y fuerza corporal... pág....... 76............ En las mujeres condenadas por hurto agravado.......... 106. 1950...... 11.030 Inglaterra............... 29 Calculado según las cifras del Statistisches Jahrbuch für die Bundesrepublik Deutschland 1952..... aunque no disponemos de comprobaciones exactas..... ... de formas de participación.... 1939-41 ... cit.... 1950 .. a las mujeres les falta la formación profesional que tienen los cerrajeros. 27 SAUER... 132.......... Por lo demás....

....... pág....... ........5 1940.............. 44... es uno de los primeros delitos.......9 Las cifras notablemente altas de los años de la preparación para la guerra – 1938-39 – merecen ser estudiadas más detenidamente. 32............. a pesar de la gravedad que le atribuye la ley.8 Hurto .. 125.. 28..0 1946..48 8............. 33 Uniform Crime Reports 1941. 194033 (Porcentajes relativos a las acciones punibles cometidas por todos los grupos de edad) Todos los delitos ..............39 23. 17..... concuerdan con esto: TABLA XXV Condenas por hurto grave según grupos de edad 32 Cfr.43 3................. Prescindiendo de pequeños hurtos domésticos....0 Robo con fuerza en las cosas . 1938-3932 (En porcentajes del total) Años Porcentajes 1938..8 1944....8 Las cifras alemanas.8 1942...........45 10.41 3... pág. cit....................... ob............. sobre todo las referentes a distritos rurales............................. Sobre ello proporcionan inequívoca información las cifras norteamericanas: TABLA XXIV Detenciones de personas menores de veintiún años Estados Unidos........ 36........... el robo con fuerza en las cosas. MÜLLER.......5 Robo ... Participación de las mujeres en el hurto agravado Remscheid.................

5 21 a 25 15. Imperio aleman36 (Porcentajes) Remscheid Imperio Alemán Años de edad Condenas Años de edad Condenas 14 a 17 33.0 26 a 29 5. según se refleja en la tabla XXVI. TABLA XXVI Condenas por hurto grave según grupos de edad Remscheid. 1938-4835. el 63. 54. Distrito de Ronneburgo. Por consiguiente. 40. ob. 36 KOTTE.. pág.3 40 a 50 1. .6 60 o más - Naturalmente que habría que calcular las cifras relativas del distrito para obtener una imagen clara. 35 MÜLLER.9 21 a 25 15.7 30 a 40 10. En todo caso.9 18 a 21 24. el grupo de doce a veinticinco años se lleva el 78 por 100 de todas las condenas. cit.4 34 KOTTE. pero en la guerra y posguerra destacan especialmente los muy jóvenes. ob. ob.0 50 a 60 2. 4 por 100 de todas las condenas por robos con fuerza en las cosas recayeron sobre el grupo de doce a veinticinco años. las cifras para el territorio del Imperio estaban ya entonces más próximas al tipo urbano de los grupos de edad que al rural.2 21 a 25 27. antes de la primera guerra mundial. 54. Algo más viejos son los autores de robos con fuerza en las cosas en la ciudad y para el total del Imperio. en Remscheid..5 25 a 30 7.9 12 a 18 25. pág.7 18 a 21 23. cit.7 por 100. 1906-3034 (Porcentajes) Años de edad Condenas Años de edad Condenas 12 a 18 27.7 25 a 30 11. cit. el 65. En el Imperio alemán. pág..9 18 a 20 13. Se oponen a éste intento los desplazamientos de población durante la guerra. Es digno de atención el elevado contingente de delincuentes de edad en el Imperio de la Inglaterra y en Remscheid.

lo mismo que en las ciudades gigantes de Europa. 1939. el ir y venir de los seres humanos. en los alrededores. En un sitio se trabaja. 1937.3 40 a 49 13. 1936. 205. En el campo. pág. 147. El ladrón sigue. 30 a 39 11. elásticamente. Así. el momento favorable es el viernes por la noche.3 40 a 50 3.0 50 a 59 4.8 30 a 40 9. A éste ritmo diario se superponen desplazamientos de mayor amplitud. otro durante el día. pág.8 §4 El lugar y tiempo del hecho guardan una estrecha relación en el robo con fuerza en las cosas. 1936-3937 37 Calculado con arreglo a las cifras que se dan en Uniform Crime Reports 1935. 148. y tanto el hombre como la mujer trabajan en la ciudad. el descanso de sábado y domingo es apropiado para robos que exigen largo tiempo y no han de ser descubiertos hasta que los hombres aparezcan de nuevo el lunes por la mañana en los bancos y almacenes. quedan vacías de todos sus habitantes las pequeñas casas de las afueras de la ciudad que no tienen niños y carecen de servicio doméstico. que primero se dirigen a la ciudad y por la tarde vuelven la espalda a sus lugares de trabajo. Cuando se trata de valores materiales. en otro se duerme. pág. Por el día. . Allí dónde no se trabaja ya el sábado.1 50 a 60 0. página 19. En las grandes ciudades norteamericanas. en el centro de la ciudad. En el promedio de un quinquenio se desprende la siguiente relación: TABLA XXVII Robo con fuerza en las cosas en casa habitada y otros edificios Estados Unidos. la morada y los lugares de trabajo no están todavía separados o no están muy alejados. El mejor es la víspera de dos días consecutivos de fiesta. Pero en la gran ciudad moderna van y vienen rítmicas corrientes de seres humanos del centro de la ciudad a los alrededores. En los Estados Unidos no se establece diferencia entre robar en casa habitada y en edificio no habitado. a su vez. el auto y otros medios rápidos de transportes han hecho posible está escisión de la vida en dos sectores. Es imposible establecer una vigilancia tan eficaz que impida a los ladrones expoliar las casas vacías. En el curso de veinticuatro horas surgen dos vacíos: uno durante la noche. los barrios de oficinas y negocios son abandonados durante la noche. las compañías de seguros toman sobre sí la protección.

.. y si vemos a una mujer que sale con uno o dos niños.........59 8... y lugar del hecho Estados Unidos.. 52... (Porcentaje referido al total de hurtos con fuerza en las cosas) En casas habitadas .... 1929. Podemos abrir la puerta de la cocina con una llave falsa..41 91.....41 Pese a que criminales experimentados disuaden decididamente del hurto nocturno38...... 81 y sigs.... Nueva York............. en los Estados Unidos dos tercios de todos los robos que afectan a las casas habitadas son cometidos durante la noche. alrededor de la hora del lunch. Decidieron esperar..... podemos estar seguros de que nadie que da en la casa..... ob...” (BOOTH... Caso de necesidad......61 Cometido durante el día 34.. ante todo. págs. Las noches son aún 38 “Los robos nocturnos no son recomendables.. 47.. porque septiembre es un mal mes para estos robos... cit. almacenes y locales comerciales se desarrollan en la oscuridad.. 1936-3939 (Porcentaje referido al total de robos con fuerza en las cosas) Casa habitada Edificio no habitado Cometido durante la noche 66...... El que es cogido para una pena triple. ni en negocios dónde se acumulan sedas... Stealing through life.... para todas las secciones policiales que persiguen el robo con fuerza en las cosas.. Esto no es nada al lado del robo en la oscuridad. y así llegar hacia la una...... Se habían asegurado de la solvencia del establecimiento. establecer controles de coches en los limites de los barrios comerciales.. Dos criminales que querían robar en un banco de provincia han desarrollado toda una filosofía respecto al tiempo más adecuado para el robo con fuerza en las cosas.... Era en septiembre. Podemos tomar un auto......... podemos llamar... Lo mejor es despachar los asuntos de día...59 En otros edificios . el 90 por 100 de todos los robos con fuerza en las cosas en bancos. pieles y otras cosas de gran valor. TABLA XXVIII Durante el día y la noche.... de vigilar el tráfico nocturno en las calles. La gente va entonces a la ciudad. . Estas reglas no tienen aplicación para los grandes robos en los bancos...39 De estos hechos se deduce la necesidad practica....) 39 BOOTH...

Siempre que he querido hacer volar una caja de caudales en verano. my life outside the law. vale la pena contraponer las viejas cifras decenales alemanes. “Cuanto más frías sean las noches – escribe el ladron40 -. cuando los elementos están revueltos. que siguen igual. 69. apenas se darán media vuelta.6 6. el robo con violencia o intimidacion42. muy grande.1 6. 353. En una noche cálida hay muchos hombres heroicos. Man’s grim justice. Reincidentes Estados Unidos Alemania 1888-92 en 1888-92 45 (Indice 100) Enero 107.6 7. El invierno ocasiona en el clima nórdico una elevación de precios que se basa en un aumento de las necesidades de alimentación. Aparte de que una explosión – los ladrones querían operar con nitroglicerina – no se oye tan fácilmente en una noche fría y con viento. . WILLBACH. 71 y sigs. No obstante. sería de desear que la estadística alemana pudiese contar con cifras más recientes: TABLA XXIX Robo con fuerza en las cosas según los meses Estados Unidos y Alemania Delitos43 Condenas por Know to police hurto agravado44 Mes . 1925. Al material.2 40 Jack CALLAHAN. En la gran ciudad parece preceder. y el robo con fuerza en las cosas queda algo atrás. 42 H. . en American Journal of criminal Law and criminology.1 Marzo 109. pág. 41 The criminal and his victim. las noches para el robo han de ser largas y frías. luego sigue el hurto.bastante cálidas – sobre todo en el sur de los Estados Unidos – y cortas. págs. vol. de la estadística policial norteamericana.3 6.” Con esto hemos llegado a las oscilaciones de la criminalidad del robo con fuerza en las cosas según las estaciones del año. me ha salido mal.6 6. los datos alemanes abarcan además el caso especial del hurto cualificado por la reincidencia. vestido y combustible sin encontrar su contrapeso en los medios de pagó.. en una noche fría. precede el hurto simple y le siguen el robo con fuerza en las cosas y el cometido con violencia o intimidación en las personas. que se levantan y se lanzan a la caza del ladrón. Con arreglo a la opinión de experimentados criminales. cuando el hombre se arropa bien y están cerradas las ventanas. Nueva York.1 7. XXIX (1938). Crime in New York City. tanto mejor para nosotros.. Como quiera que han pasado sesenta años y en ellos han variado las condiciones sociológicas. pág. en el ritmo de las estaciones del año y de las oscilaciones económicas.1 Febrero 108. Según cifras norteamericanas que yo he publicado 41. parece como si se tratara aquí de formas de aparición especificas de la gran ciudad y de su agresiva juventud.

3 6.0 Invierno (diciembre-febrero) 26.6 Mayo 92.5 7.2 7. 45 El porcentaje de las relaciones no conocidas con las estaciones del año es de un 22. 353. desusadamente alto.) 47 MÜLLER.. ob.9 43 The criminal and his victim.2 7. menos dependiente de las oscilaciones físicas o sociales del mundo circundante.. La curva de los autores de robo con fuerza en las cosas reincidentes es menos “ondulada”.9 por 100. 1906-3048 (Porcentaje sobre el total de condenas) Épocas del año Remscheid Ronneburgo 1938. pág. ob. Abril 103. ob.5 14. cit.0 33. cit. TABLA XXX Hurto cualificado según época del año.3 Julio 90.. ob.3 Las diferencias entre máximos y mínimos están probablemente fundadas en variaciones climáticas.8 Noviembre 102.5 32. Porcentajes mensuales del total anual.9 6.2 7. cit. Distrito de Ronneburgo. pág. pág.4 Junio 90. 13.3 7.8 7. Él calculo del porcentaje es muy inexacto. Al lado del cenit invernal destaca un aumento en primavera. 12.8 7.5 7. 44 JOHN.5 6.7 6.1 7.8 6.2 Agosto 94. pág.9 Diciembre 111. 46 “Éste fenómeno se repite también dentro del primer hurto dónde la diferencia entre máximo y mínimo es mayor en el hurto simple que en el cualificado.3 Septiembre 94. o sea.2 15. 27.7 Verano (junio-agosto) 15. Cifras más recientes padecen la tacha de que se nos presentan en un resumen demasiado concentrado.0 7.” (JOHN.1 Octubre 94. difieren de modo importante según se trate de la ciudad o el campo.48 1906-30 Primavera (marzo-mayo) 22. 33. cit.7 6.. 48 KOTTE.1 8. pág. y ciudad o campo Remscheid. En éste aspecto apruebo la opinión de JOHN46. especialmente alto en el distrito rural de Ronneburgo (tabla XXX).0 5. 1938-4847. .2 Otoño (septiembre-noviembre) 20.

Desconocidos 15. el 18. Denver. 62. comercios y almacenes.2 También se hace notar en las cifras de la administración policial de Denver. 1938. antes de que sus moradores vuelvan del trabajo. el interés de los vecinos se debilita ante la idea de que el propietario puede haber anticipado su regresó. entran o salen personas. . Confiaba en que los moradores darían un paseo si hacia un buen tiempo. Por desgracia. especialmente cuando los demás días estaban obligados a una vida sedentaria. TABLA XXXI Robo con violencia o intimidación.5 por 100 de 49 Reports of the Police Department of the city of Denver. 64 y 74. Pero sobre esto no sabemos nada. En 1950. La meta del ataque aquí son los bancos. Colorado49. Si entonces hay señales de vida en esas casas. Entre las 16 y las 18 se hace perceptible un ulterior crecimiento de la intensidad criminal. La curva del robo con fuerza en las cosas aumenta entre las 2 y las 4 horas. no poseemos materiales que combinen las horas del día y los días de la semana.2 4. págs. Presentaremos más adelante un ladrón alemán cuya técnica consistía en robar el domingo después de comer. 1937. A estas horas son saqueados los hoteles y moradas solitarias. 1936. Robo con fuerza en las cosas y hora. 1936-38 (------robo con violencia) (------robo con fuerza) 18 18 12 2 4 6 8 10 12 2 4 6 8 10 12 Hora del día Se puede presumir que entre las horas del día y la época del año existen algunas conexiones.

psicológicamente.0 1948 66. que por lo demás hacen constar el momento. tentativa. pág. página 76. 50 Statistisches Jahrbuch für die Bundesrepublik Deutschland 1952. no sabemos de qué subformas del hurto grave se trata en estas vivas oscilaciones. hurtos en bancos u otras modalidades.8 1949 67. La ciudad Bad Godesberg presenta un 27 por 10051. del hurto con reincidencia. Tenemos cifras que se refieren a los jóvenes mineros.3 Mientras tanto. La apertura violenta de los guardarropas en las empresas no está. 1953. que se presta a confusiones. en el mismo escalón que la fractura de una caja de caudales. 53 MÜLLER.4 56.los hurtos de especie leve y grave fueron delitos cualificados 50. muestran peculiares movimientos del contingente de hurtos cualificados53. 52 Anton BLEI. Es una extraña anomalía el que los jóvenes mineros cometieran en 1950 más hurtos graves que leves. 1953. Stuttgart. 25 (promedio de los años 1950-52). pág. las cuales damos en la tabla XXXII. Cifras alemanas recientes. 1944-5052 (Porcentajes) Años Hurto leve Hurto Agravado 1946 69. aunque quizá encuentre su explicación en la corta edad de los delincuentes (catorce a dieciocho años).7 37. pero está ciudad es rica y muchas personas trabajan en Bonn durante el día.0 31.0 28. TABLA XXXII Relación numérica entre hurtos leves y graves. Las relaciones varían locamente. 6. .0 1947 72.0 1950 43. pág.6 1946-50 62. 1952. Jóvenes mineros Essen. Die Kriminalität der Jungbergleute der Ruhrmetropole Essen nach dem Zusammenbruch. 41. si están en primer termino la participación. cit.2 33. Bad Godesberg. ob..0 33. El porcentaje del hurto agravado puede cambiar también bruscamente según los años y la profesión. Ya es bastante alto el promedio de 33 por 100. Disertacion de Bonn. 51 Statistische Mitteilungen der Stadt Bad Godesberg für das Jahr 1952. lo que hace difícil enjuiciar con acierto el fenómeno.

3 a hurto simple con reincidencia. el 9. TABLA XXXIII Relación numérica entre hurto simple y hurto agravado Paz. el 74. 1938-48 (Porcentajes) Años Hurto simple Hurto agravado Hurto con reincidencia 1938-39 66.9 16.4 15.9 1944-45 87. Las cifras rurales que incluyen la primera guerra mundial y abarcan también el año 192354 no son terminantes. pág. posguerra Remscheid. el 12. porque prescinde de la sorprendente versatilidad de los datos sobre la reincidencia.3 a hurto cualificado con reincidencia. La estabilidad económica eleva la criminalidad del hurto agravado en su relación con el delito simple. MODALIDADES DEL “ROBO CON FUERZA EN LAS COSAS” §5 a) Llaves falsas e instrumentos semejantes 54 De las condenas dictadas en 1906-30.2 III.9 14. guerra. cit. Sólo quedan dos posibles explicaciones: o se habían alistado entre 1940 y 1945 muchos ladrones potenciales o viejos reincidentes.5 por 100 corresponde a hurto simple.9 1942-43 80.6 2. De todos modos. o la praxis de los tribunales se inclino a una benevolencia cada vez mayor.7 3. (KOTTE.0 0. las épocas de crisis parecen hacer decaer el contingente del hurto simple. ob..8 1946-48 77.5 1940-41 77.) . No es muy exacta la opinión de Conrad MÜLLER de que el porcentaje del hurto agravado en la posguerra fue él más alto. 18. y el 3.2 7.2 20.6 16.2 12.9 a hurto cualificado.

dio el mismo día de la ejecución de una prueba de su arte. librándose en pocos segundos de cadenas y cerraduras. “cierra” los corazones57 y abre impulsos e instintos reprimidos 58. pág. vol. para la justicia era 2especialmente horrendo porque escapaba de toda. había estudiado no menos de seiscientas de diferentes modelo y tamaño. 1). taco. 673 y 674: Haken. pág. el ladrón era marcado con la llave puesta al rojo56. página 89. 389. en el segundo. la palabra Drehrum (“dar una vuelta”). adquirió fama de brujo porque casi sin instrumentos conseguía abrir candados de toda clase en un momento. 58 Ob. Nagel. ob.. Alamannisches Strafrecht. Como estigma. Glitsch (véase TRAIN. 120. Halle. cit. especialmente de la llave de la iglesia. En el primer caso se trataba de la vida. la llave tiene un poder misterioso. cit. I.. absolutamente de toda prision66. Matthias Weber.) 61 Es el hombre de confianza del príncipe su representante en el ejercicio del poder. según sus propias manifestaciones. 446. No podemos entrar en más detalles sobre la significación de la llave. va. (En alemán.. que llevo a cabo el célebre robo de Luneburgo sustrayendo la Tabla de oro. pág. que nadie ha osado imitar nunca. ob. que simbolizan las llaves (véase SHAKESPEARE. Rechtliche Volkskunde. 65 Geschichten aus dem neuen Pitawal. Para los espíritus primitivos. Nickel List. La historia de la evolución de la llave. parece ser de origen más moderno64. El más subido arte del delincuente que trabaja con llaves falsas o instrumentos semejantes estuvo dirigido más a su liberación de cadenas y ataduras que a la apertura de puertas ajenas. sólo necesito una cuerda. era juzgado sumariantemente y colgado 55. 59 Espacio cerrado. Incluso los mismos cielos están provistos del maravilloso invento. Ya en el viejo derecho penal de Augsburgo. 56 E.) . literalmente. aunque no hubiera cogido todavía nada. cit. VON KÜNSSBERG. y Pedro porta las llaves del cielo. 63 Ob. 66 “Era especialista en cerraduras y. el ladrón sorprendido en el momento del robo o de abrir con llaves falsas. cuya vida conocemos perfectamente porque el caso despertó una tremenda expectación y puso en movimiento muchas plumas. en que pasaba a segundo termino la cerradura de la puerta. En la jerga criminal predomina todavía la palabra “candado”62. 64 Ob. 27. pág. para la segunda. Leipzig. I.. 57 A. pág. del T. pestillo. 33 y 47). antes citado. de la que ha tomado su nombre la cerradura59. 167. de las formas sencillas de cierre de madera hasta el mecanismo moderno cuyo símbolo porta el chambelán de los Estados Monárquicos sobre el uniforme61. clavo. gancho. págs. a cuyo lado se encontraba el portero y que estaba robustecida por medio de un fuerte cerrojo. Berlín. 1900. Nickel List. del botín. 60 KLUGE-GOETZE. pág. pág. La tempestad. cit.-N. cit. La expresión Chlamones significa tanto palanqueta como llave falsa63. en recuerdo de los viejos tiempos. 151. Pflock. Riegel. una pequeña clavija” 65. Der deutsche Volksaberglaube der Gegenwart. 1927. 32.  En alemán la llave es der Schlüssel y la cerradura das Schloss. El arte de sacar en cera el molde de la llave y luego repasarla con lima lo debió de aprender de los judíos que pertenecían a su banda. págs. WUTTKE. 62 Dusen. ob.. bandido y ladrón que vivió en la época de Schinderhannes. Krummes Holz. “Para abrir la primera cerradura.” (ELWENSPOEK. cit. Era lo bastante precavido para no 55 OSENBRÜGGEN. en las creencias populares. 1938. como lo muestra la etimologia 60. madera curvada..

Con éste robo cometió el maestro de la técnica un grave error psicológico. RADIN. Cuando penetran ladrones en un banco. 284. página 210. En ella se incluye también el caso en que se consigue la entrada con un pretexto. St. Abrió una habitación en el primer piso con una llave falsa. que haya recibido una llave de un empleado infiel. abren una caja de caudales y desaparecen sin dejar huellas. BERG. ob. 71 Por lo tanto. Es inherente al uso de la llave falsa un cierto grado de astucia67. la entrada por una ventana que el dueño no ha cerrado. se podía hablar de una tentativa de “violación con llaves falsas”. En un caso ocurrido en Nueva York en 1944. el inoportuno papá Noel del misántropo cometería “fractura” si existiera la intención que la ley exige. (K. Twelve against the law. El mecanismo de cierre no precisa ser en todos los casos una cerradura. los ladrones descubrieron en las cerraduras de una fabrica un minúsculo defecto que les permitió sacar uno de los cilindros de la cerradura y colocar en su lugar otro cuya llave poseían. en los Estados Unidos se ha desarrollado precisamente una serie de problemas técnicos relativos a la 67 En el caso Kürten. pág. 307. Cuando habían terminado. Del mismo modo que en la Carolina no se conoce el robo con llaves falsas. tampoco toma en consideración el derecho angloamericano está especial modalidad. página 198. Aunque falta la diferencia dogmática. Boston. Outlines of criminal law. Incluso se ha resuelto que quien penetra por la chimenea70 o utiliza un pozo que necesariamente tiene que quedar abierto71.” Cuando se alojaba en las posadas. pasando por el retocado y ensayo. o cuando un cómplice abre la puerta desde adentro.fiarse de herrerías ajenas. 69 May’s Law of crimes rewritten by KENNETH C. hasta la aplicación nocturna. en cambio. tornaban a colocar el viejo cilindro. 190. f. 1938. la entrada por la chimenea constituiría “fractura”. KENNY. XVII (1931). Medizin. cit. vio a un niño durmiendo en la cama y lo sofocó durante largo tiempo. y nadie podía descubrir que se había manipulado la cerradura. 72 Según KENNY. pág. Nueva York. En todas las dificultades. C. . 1952. desde la impresión en cera. es una cadena de deliberadas operaciones intelectuales. Todo el proceso. son instrumentos toscos las ganzúas. 68 Edward D. El que hace girar una llave sin estar autorizado para ello y entra en la casa o abre el mueble u otro objeto cerrado.. Aprendió incluso a soldar. La tabla de oro que se llevo de un claustro en Luneburgo era una obra de arte de origen bizantino. pág. abriendo de está manera todas las cerraduras de está clase en las puertas de los bancos 68. “Invento una manija. vol. uno de los objetos eclesiásticos de mayor valor que conoció la Edad Media. Gerichtl. sólo puede haber ocurrido una de estas tres cosas: que se haya ocultado el delincuente en el edificio antes de la hora del cierre. el derecho anglosajón sale de apuros con el concepto de la fractura “constructiva”. llaves inglesas de las que se usan para aflojar grifos y las tenazas para hacer girar las llaves puestas por dentro. comete fuerza72. Cambridge. había siempre una habitación cerrada a la que no tenían acceso ni siquiera sus amigos y criados. o que haya fabricado una llave falsa. en Deutsche Zeitschr. asesino sádico. y no. comete fuerza 69. por que despertaron de su letargo los órganos de la policía y apresaron al “señor del Mosela”. En comparación con está suma habilidad mecánica. y llevaba siempre consigo un pequeño aparato y un fuelle. edición (Bantam). SEARS y Henry WEIHOFEN. Pero las cerraduras modernas son asunto altamente complicado. Der Sadist. 1946. 70 KENNY.

Fue detenido una o dos veces. al “mejor” hombre. Nueva York. En el intervalo se servía Shinburn de llaves falsas. se entrego a su pasión por las cerraduras y combinaciones de las cajas fuertes. la dirección se dirigió a la penitenciaria. despertaba el más elevado interés por su parte. aplicar su aparato una serie de noches a la cámara acorazada. quedo abierta76. págs. págs. logro abrir las esposas y desaparecer sin ruido. todo nuevo invento que guardaba relación con la seguridad de los bancos. Se escapo de la prisión de Concord haciendo con puré de patatas y su cuchara de hierro una llave falsa que le sirvió para el caso. a uno de dichos maestros. Max (o Mark) Shinburn había hecho estudios universitarios. The Pinkertons. Precisamente en estas circunstancias no podían abrir la cámara acorazada.. siendo puesto en libertad. repartirse el botín. En poco tiempo la caja fuerte. Sus largos e intensos estudios le llevaron a un descubrimiento que le permitía comprobar cualquier combinación de los tipos entonces usuales de cajas fuertes. 75 Según el informe de Pinkerton. e incluso han producido maestros insuperables en vencer los mecanismos de cierre 73.) 76 D. A detective dynasty. Mandaron. Shinburn fue detenido una vez y propuso al jefe de la Policía de Nueva York Young. 1948. aunque rara condenado. por los informes de una gran oficina privada de detectives 74. W. siempre entre viernes y lunes. Otra vez había sido detenido por Pinkerton y estaba vigilado en un hotel por varios agentes y constantemente esposado. no puede maravillar que los grandes bancos norteamericanos acudan a veces a la habilidad de los grandes artistas del robo. en el “barón Shindell”. cit. Conocemos. 233 a 237. A veces penetraba con escalo por la noche en la casa de los cajeros. Un psicólogo. WILSON. perdiéndose finalmente en las alturas del gran mundo75. en cuya fabricación no le supero nadie. En éste apuro. Se precisaba inmediatamente un especialista.apertura con llaves falsas. cuando se hacían muchos 73 Junto a la llave existen hace tiempo otras formas de cerrar complicadas. Boston. Compró una caja de caudales ante la que pasaba largos ratos pensativo. Dada está perfección técnica. Podemos otorgar tanto más crédito al relato cuanto que los Pinkerton conceden que ha sido el único criminal que supo sustraerse durante treinta años a su persecución. relata el siguiente suceso: Era día de pagó en la vecina ciudad de Kansas City. las cuales merecen se les preste atención. My six convicts. abría en una calle concurrida. Las fabricas necesitaban dinero. Otro grupo de ladrones con llaves falsas se aprovecha de la circunstancia de que muchos bancos tienen servicio nocturno de caja de caudales 77. La quinta noche dormía sujeto a un funcionario. 1931. Rico ya. Un ladrón que surgió en 1948 y evidentemente conocía bien la construcción de estos objetos. dónde se convirtió. Toda nueva patente. . hablaba corrientemente cinco idiomas y comenzó su carrera como empleado de banca. págs. emigro a Inglaterra. (Loc. Después de haber conocido éste genero de vida. A psychologist´s three in Fort Leawenworth. P. Con la mano izquierda y un alfiler de corbata. 234-236. sobre el cual pasa rápidamente la literatura. dónde trabajaba en su especialidad. 74 R. 121 y sigs. con una guardia. cogía la llave y hacia duplicados. que tenía una combinación sumamente complicada. El experto del banco estaba de viaje. que ha publicado sus experiencias de la penitenciaria de Leavenworth. legalmente y por procedimientos desconocidos. sin ser visto. ROWAN. 77 New York Times del 6 de octubre de 1948.

Aquí estamos ante una combinación de fractura y escalamiento. Sobre la cuestión de derecho. Son dignos de nota los casos en que se ha cometido un delito para apoderarse de la llave autentica por medio de un hurto o robo con fractura. silos municipales y otros edificios no privados fueron frecuentemente registrados por los ladrones. está fuera del complejo jurídico.ingresos. forzó el gancho del cierre del portón. Como quiera que los cordones no podían ser demasiado fuertes. Limey fue inducido por un receptador a robar en un negocio de artículos de cuero. Bamberg. lo llevo hasta el almacén. En el proceso por asesinato contra Franz Hoffmann (Leipzig. sólidamente construido. a intervalos y cerraba de nuevo la tapa de metal con la llave falsa. rodeado de flejes de hierro y asegurado con candados. y al fin lo estrangularon por temor a que se oyeran los quejidos del enfermo. no habiéndose. Luego cogió un candado que había llevado consigo. cit. 1904). pág. introdujo el vehículo y cerro la puerta de nuevo. Fue vana la búsqueda de la llave en la ropa del muerto. Nadie podía creer que había estado viendo trabajar a un ladrón. le echaron morfina en el vino. 80 James SPENSER. Retiraba la red tendida. véase RG en JW. cuya llave poseía el delincuente. pág. pensado en tal posibilidad. Para ello utilizaba una llave falsa. El lugar de la caja de caudales lo ocupaba en los conventos y casas consistoriales el cofre. penetrado en el negocio y cargado el camión con bolsos de señora. con la 78 Hasta que punto han tenido que ser raras y costosas las llaves en la Edad Media. Se le consideraba siempre como uno de los impositores. pues el cierre consistía en un candado y sus ganchos. color caqui. lo colocó y quedó seguro de que el guardia que patrullaba examinaría el cierre y lo daría por bueno. que actúan asegurando78. es menor la importancia de la cerradura de la casa o de la puerta. 79 En las ciudades densamente pobladas de la Edad Media. Luego colocaba una especie de saco en la abertura. el candado79 plantea nuevos problemas y permite nuevas soluciones. en las que siempre había alguien presente. 266. los graneros. pág. y el mismo no fue abierto con una llave determinada u otro instrumento. 1927. puede inferirse de que nunca se mencionan las llaves falsas al hablar del celebre cinturón de castidad. 17). sino separado de los ganchos que lo sostenían. porque aquí faltaba la constante vigilancia. Así. Después declaró que había serrado una reja. un ladrón saqueo en 1613 los depósitos de cereales de Nuremberg usando llaves y ganzúas fabricadas por el mismo (Theodor HAMPE. que estaba tan hábilmente sujeto con cordones. El ladrón observaba desde su auto aparcado a la gente que depositaba dinero en la caja del servicio nocturno. de cuando en cuando. 1924. Die Nürnberger Malefizbücher. Los paquetes de dinero depositados caían uno tras otro en la red tendida. había que vaciar el saco. pero jurídicamente es irrelevante. la técnica tiene interés. A altas horas de la noche sustrajo un camión marca Ford.. la tapa de cierre de la caja. En contraste con las cerraduras de puertas y otros tipos de cerraduras. ob. pero no ante una aplicación de llaves falsas. 306. que desde fuera no se podía ver nada. La colocación de un nuevo candado destinado a engañar. simplemente porque la novedad del truco no dejaba lugar a pensamientos de recelo. iglesias. Atrajeron al hombre el sábado por la tarde a su cuarto. Por el contrario. evidentemente. . los autores formaron el plan de entrar en posesión de la llave de la caja de caudales que tenía el empleado de una compañía de seguros. A las seis de la mañana termino su servicio el guardia: entonces salió con el vehiculo80. con su contenido.

pág. Murders not quite solwed. pág. en el Código penal español de 1944 (art. 83 Alvin F.°) no hay duda alguna de que se trata de un robo de está clase. Leslie usaba otros numerosos nombres. sacan rápidamente el molde y 81 Pitawal der Gegenwart. sin que (la víctima) se hubiera percatado de nada. y cuando fracasaba un robo con fractura en un banco porque no podían abrir la cerradura. La expresión inglesa es de gran plasticidad y recuerda casi una relación intima: “worried the tumblers into submission”. dónde producía la impresión de ser un excelente y hábil operario y aprendía mucho para sí mismo. 199 y sig. . 70.N del T. que no pueden pretender despertar particular interés. 85 Ob. Las invitan al cine y a buenas comidas.consiguiente consternación de los autores. Tubinga. Finalmente pensaron en el abrigo que colgaba en el corredor. habría ido a la oficina. 78.. No conoceríamos tan exactamente la vida de George Leonidas Leslie si su vida no hubiera terminado de modo violento y su asesinato no hubiese ocupado largo tiempo a la policia83. Según la opinión del Tribunal Supremo. hablaba alemán. introducir un delgado trozo de acero y mover el cerrojo con él”84. Habría durado. no habrían necesitado cometer un asesinato para conseguir la llave. Después de su muerte se encontró una cerradura del tipo Valentine y Buttler. 1938. págs. acostumbraba leer el nombre de la firma de la caja. “Dos o tres veces se puso el mono y admitió trabajo por corto tiempo en fabricas de cerraduras y cajas fuertes. Conocía toda clase de cerraduras. Así pasan unas semanas. vol. HARLOW. veinte minutos y (la víctima) no habría descubierto el hurto hasta el lunes. A veces era llamado Leslie sólo con asesor. saqueado la caja y tornado la llave de nuevo al bolsillo del abrigo. figuraba en el libro de direcciones neoyorquino con la profesión de “detective” y.. se presentaba como agente de la Oficina de Investigación de Impuestos sobre la Renta. 65 y sigs. el otro la habría cogido. 504. 4. vol. 692.  Por el contrario. cit. “Si se lo hubieran imaginado. Tan pronto como se lanzaba un modelo nuevo. trataba de comprar un ejemplar o estudiarlo como fuera. Sé hacia enviar todos los catálogos de nuevos tipos de cerraduras. III. además. Cuando entraba en un banco. Nueva York. pág. a lo sumo. Están en uso innumerables llaves falsas y ganzúas toscamente terminadas. que había adquirido y estudiado con un cómplice durante semanas enteras con vistas a un futuro robo85. francés y español tenía pasión por los libros y causaba una excelente impresión. robo con llaves falsas82. Cuando tienen ocasión. Todavía hay otro método que merece mencionarse: Los delincuentes hacen amistad con las criadas y cocineras de casas ricas.. 1907. cuando se planeaba un gran golpe. Uno de sus procedimientos favoritos para abrir una cerradura consistía en hacer un taladro justamente por encima del botón de la combinación. 82 Deutsche Juristenzeitung. sin más. pág. quizá también otras. También Leslie estaba bien educado. 84 Ob. Al lado de estos casos excepcionales predomina la mediocridad de lo cotidiano. la policía infería de ello que no podía haber intervenido Leslie en la empresa. con preferencia las de la cómoda puerta trasera. Mientras que uno le entretenía (al empleado de seguros). XXI. cit. la apertura mínima de la caja de caudales no sería. en un momento en que ya se encontrarían a salvo” 81. cogen del bolso de mano la llave de la casa.

El sótano está provisto de aberturas que conducen al lavadero o a la caldera de la calefacción y no ofrece ninguna dificultad a un hombre pequeño o delgado86. porque son muy estrechas. de modo que el escalo es para ellos un ejercicio físico agradable. ob.devuelven la llave. Las ventanas no están cerradas. cit. en los que es de notar que los muchachos de zonas rurales se ejercitan más que los de la gran ciudad. y parecen constituir una tentación para el ladrón. 209. aunque sus amistades merezcan ser examinadas con lupa.. acaso apremiante. Una y otra vez sorprende la despreocupación de muchas personas. cualquier buhonero. . El tiempo caluroso aumenta las oportunidades del escalador. absorbe la atención en una medida tal. KOTTE ha cifrado está tendencia con números. Algunas personas sienten ansia de aire fresco porque tienen un hogar demasiado caluroso o trabajan en el sofocante lavadero. el jovencito tiene inclinación a trepar y una aptitud señalada para osados escalos. Fiel a su abolengo antropoide. sin embargo. Un trabajo imprescindible.” (BENNEY. no tiene que ver con el robo. Se sospecha de la muchacha. que cualquier otra cosa. Algunos días después entra en escena el robo con fractura. que saltó el ladrón. Mujeres climatéricas sufren sofocos y abren bruscamente la ventana. con los árboles frutales y. puede practicar el escalo en las casas de labor. ob. toda la familia labradora está en el campo y ha llevado consigo al perro. pasa a segundo término. En la época de la recolección. pero ante ella había un muro. cit. 1906-1987 (Porcentajes) Modo de efectuar el hurto Total de Menores 86 “Yo penetre en la casa por una ventana del corral. buscando nidos de pájaros. 30. pág.) Estaba abierta.. 87 KOTTE. Son casas de un sólo piso. §6 b) Escalamiento Cualquier jovencito que necesite un par de marcos. Lo más corriente es que estén abiertas las puertas del balcón y los tragaluces. caso de que no los haya. pág. como pensar en la en ladrones. TABLA XXXIV Modalidades del hurto agravado. la cual. la de la despensa y la del excusado se hallan frecuentemente abiertas. Condenados adultos y menores Distrito de Ronneburgo.

Ein Juwelendiebstahl. y finalmente fueron rotas las vitrinas de 88 SPENSER. pasados los días de Navidad. y a la muchacha le tocaba librar aquel día. págs. cit.8 40. porque los policías no le pudieron seguir de tejado en tejado. Primero había que salvar los muy altos muros del castillo con una escalera. ob..5 4. El viejo delincuente levantó la ventana para entrar. De manera análoga se desarrolló el hurto de las joyas de la corona prusiana. 225. se escala reptando o trepando. Una mujer que no podía conciliar el sueño se hallaba levantada. forzando muebles u objetos cerrados. Así llegaron hasta la puerta metálica del despacho.8 Como Limey tenía notoriamente una asombrosa habilidad para escalar. págs. V. pág. ob. Se salta por encima de las puertas de hierro. ventaja no despreciable del trepador de fachadas o del ladrón con escalo cuando los tejados de las casas están contiguos en larga cadena. En cualquier punto puede fracasar el “robo con fuerza en las cosas”. 1909. . los ladrones penetraron por encima de la puerta de hierro del patio y luego por la ventana del retrete. El marido estaba de viaje. le propuso su cómplice sacar partido de ello: trepar a lo alto de los muros y de las casas y penetrar en los almacenes por los tragaluces. Mientras el maravillado discípulo le seguía desde lejos sin respirar. que sólo un conocedor del lugar habría podido encontrar el camino hasta ellos. 92 y sigs. luego fueron dobladas hacia los lados las barras de la reja de una ventana. “Los almacenes – dice el informe – estaban dispuestos de tal modo. cogió una escopeta de su marido y disparó a boca de jarro el tiro mortal89.5 Fractura de muebles cerrados 8. 153 y sigs.4 19. vol. “Casi siempre – dice Limey -. Por esto me parece que las estadísticas sobre el modo de ataque no son muy dignas de crédito. Al escalar se entra en edificios o espacios cercados. El ladrón escapó.7 Llaves falsas 15. a través de los cuales o sobre los cuales no se efectúa de ordinario la entrada. 89 Jack BLACK. y en un momento de absurda angustia.8 16. cometido a fines de julio de 1953 en el castillo de Hohenzollern.0 Escalamiento 38. tenían que salir con cosas de valor a recorrer varias plazas. no había tenido la suerte de hallar una ventana abierta. las claraboyas estaban herrumbrosas o semiabiertas”88. que tuvieron que abrir con una palanqueta 90. cit. utilizando aberturas o salvando obstáculos destinados a impedir el paso. En uno de los más grandes robos alemanes. 90 A.0 Hurto nocturno 6. Con frecuencia comienza la acción con escalo y se prosigue con fractura..” Allí estaban preparados los muestrarios de los viajantes que. Después de largo buscar.4 19. en Pitawal der Gegenwart. Tenía que levantarla con toda precaución. Condenados de edad Fractura 30. Black intentó un robo con el veterano ladrón Smiler. como vallas o muros. sonó un disparo que alcanzo al viejo ladrón en pleno rostro. Tubinga. De repente la mujer vio una cabeza sobre el marco de la ventana. BERTSCH.

cuando se coloca la escalera en el lado “muerto” de la casa. como muchos otros términos que emplean los ladrones.N. de está clase. Del T. no sólo en verano. estimado en 125. Los detectives enviados para vigilar consideraron un honor buscar al elegante caballero un coche para regresar a su casa. que un millonario del petróleo daba una fiesta al príncipe de Gales. Si las circunstancias no se oponen a ello. lleva consigo una aguzada palanqueta y un tarugo de madera. la escalera 92 es preferible al simple trepar. Leipzig. 93 Chicago Sunday Tribune del 12 de febrero de 1950. el Código penal alemán no pretende proteger un lugar tan extenso. supo en 1924. estudiando cuidadosamente las crónicas de sociedad. . para levantar con su ayuda la ventana de guillotina. 465. La banda de Nickel List utilizó los laterales de un carro con adrales para pasar por encima de los muros de la ciudad y regresar. en el lugar más apartado del tráfico de la calle. el célebre ladrón norteamericano. El escalo y el atrevido golpe fueron ejecutados. En los Estados Unidos.. a diferencia de los de la ciudad 91. nunca hubiéramos podido imaginar cuántas ventanas quedan abiertas. que oscurece temprano. 92 También la palabra inglesa ladder tiene. El escalador sólo puede florecer en ciertas épocas del año y con ciertos estilos arquitectónicos. por Barry. I. aumentan las perspectivas favorables al ladrón. sino en primavera y otoño.)  En Alemania no hay serenos. esto es. algunos ladrones utilizan una escalera de bambú.000 dólares. toman cocaína. En todo caso. anteriores a la guerra. El ladrón lleva zapatos de tenis y tiene ya noticia de que a la criada le toca librar aquel día. a veces se oye decir que para intensificar su sentido del equilibrio y su rendimiento muscular.. 1927. una escalera se aplicó en el rapto del hijo de Lindbergh. abandonó la casa por la puerta principal. 91 No puede considerarse a la ciudad medieval. ob. no privado. página 123). Barry subió con traje de etiqueta. que tenia un aspecto muy distinguido93. (PARTRIDGE. cuando planeaban un robo nocturno con fuerza en las cosas. sus funciones las cumple la sociedad que se menciona en el texto. Las fachadas lisas son menos apropiadas que los edificios recargados de adornos. por la noche. Al subir por la escalera de mano. Antes de que los atronadores ruidos de la radio resonasen en nuestros oídos. Con su botín. por un rosal. con fuerte tormenta y con niebla espesa. La casa de vecinos – aun prescindiendo de que promete menor provecho – es menos fácil de escalar que el hotel aislado. Mientras ésta se celebraba. todavía el personal de la Sociedad de Vigilancia y Cierre no ha comenzado su servicio.cristal en el interior del edificio. un sentido secundario obsceno. Durante el invierno. tenían que superar este obstáculo. Ciertamente que hay trepadores de fachadas que realizan cosas increíbles. El escalo se produce raras veces a la luz del día. en brevísimo tiempo. No puede haber duda alguna de que los muros del castillo. Cit. constituyen un “espacio cercado” que delimita frente al exterior el conjunto de territorios del castillo. pero por la noche. al primer piso y buscó el dormitorio. ligera y plegable. vol. aunque estaba rodeada de un muro “lugar cercado”. Los ladrones antiguos. Arthur Barry. desempeñando el papel de huésped achispado. La flor y nata del dinero de Rhode Island se apresuró a acudir a la recepción. Con ella escalaban los sitiadores las murallas y llegaba el mozo bávaro hasta su novia. pág. (Geschichten aus dem Neuen Pitawal. Más fácil es utilizar una escalera.

.............. en tiempos tenía el plan de robar en un banco de Nueva York......... la fractura se produce de preferencia en edificios en los que no habita nadie o que carecen de vigilancia durante la noche MÜLLER establece en Remscheid el siguiente orden para los lugares de comisión del hecho: TABLA XXXV Lugar de la fractura Remscheid........ pero se descubre pronto....... 20.... El método más antiguo es forzar con una palanqueta la puerta de la casa......... 95 El New York Times de 22 de enero de 1951 trae una “necrología” de Wood...... garajes ............ cuarenta y dos de sus ochenta y cuatro años de vida....... Cit...... ob.... Es el método mas primitivo para penetrar hasta el punto en el que ha de dar comienzo el acto de sustraer...... cobertizos. 17.. El conocido ladrón inglés John Bloomfield Wood. hijo de un pastor y estudiante de teología......... pág...... ob....3 Casas de Labranza ..... 1. y había consumido en establecimientos penales a diferencias de otros maestros del arte... Cit...... cometido a la vista de la familia real.. Éste había participado en el hurto de la copa de oro de Ascot................. 22........ desistiendo sólo cuando el túnel se derrumbó y se asustó el cómplice95.......... 28.. 96 KOTTE..9 Edificios públicos ....... El romper los cristales de la ventana prescindiendo de toda medida la precaución no necesita esfuerzos técnicos. 26.........9 Fábricas ...... Como quiera que la superación de un obstáculo mecánico raras veces se verifica sin ruido.7 Comercios . pág...... ......2 Casas destinadas a habitación ....... §7 c) Fractura El cierre protector de un edificio o espacio cercado puede eliminarse por la fuerza......9 En otros casos se ataca a un banco alquilando un local que está enfrente y abriendo un túnel debajo de la calle......... 32. y más antiguo aún quizá la apertura de la pared con auxilio de un barreno para piedra 96. él mismo.... SPENSER fue compadecido por una banda que rompía los escaparates de las joyerías y buscaba la salvación en el 94 MÜLLER............ 1938-4894 (Porcentajes) Establos..... 0..

auto. “Sólo los locos se ocupan en robos con fractura” 97. Mas, a pesar de la más
minuciosa preparación, fracasó la tentativa de romper con una pesada palanqueta el
escaparate detrás del cual estaba, seductor, un valioso collar de perlas 98. Según que se
considere a un vehículo automóvil como espacio cerrado o no, la rotura de una
ventanilla y la sustracción de objetos será calificada de distinto modo. La misma
inseguridad existe para la utilización de falsas llaves de auto. Una regulación legal no
puede permanecer ajena ante la frecuencia de estos casos. Tendrá que extenderse
también a las cabinas de avión no acondicionadas para dormir.
Algunas expresiones del viejo lenguaje de los delincuentes apuntan a
procedimientos más antiguos de fractura. Hay expresiones de la jerga del hampa que
tienen la significación de “robar en el tumulto” 99. Se recuerda que hacia finales del
siglo XVIII había bandas de ladrones que utilizaban arietes para derribar las sólidas
puertas de las casas100. Los métodos fueron recibidos por la banda de
Schinderhannes, en la que gentes con las caras tiznadas empujaban una poderosa viga
contra la puerta, sobre la que habían pegado velas de cera 101. Bandas formadas por
polacos y rusos, en el caos social de 1945, derribaban simplemente las puertas de las
casas102, sin que los aterrorizados y desarmados moradores se defendieran. El nimbo
del vencedor y de la revolución victoriosa 103 facilitaron a los ladrones con fractura el
aplicar los ruidosos métodos de tiempos pasados.
Es probable que de todas las modalidades del robo con fuerza en las cosas, el
cometido con fractura sea el que falle con más frecuencia . Todo proceso que se
desarrolle en el lado exterior de un edificio está expuesto a que mientras realiza
sobrevenganza el azar. Un conocido autor de robos con fractura ha reflexionado
sobre éste hecho y opina que con arreglo al cálculo de probabilidades, una parte de
estas empresas tiene que fracasar104. Alguien puede fijarse en el coche dispuesto para
la fuga. Un marido que se ha peleado con su mujer va y viene por la calle durante la
noche, o alguien concibe sospechas porque la novia de un cómplice ha mostrado sus
nuevos trajes y sus joyas en un lugar inadecuado. El elemento más desfavorable, sin
embargo, es la calle iluminada y el ruido inusitado que acompaña a todo empleo de
97
“¡Fractura! – dijo despectivamente, cuando le dije lo que yo hacía -. Así no se puede hacer dinero.”
SPENSER, ob. Cit., pág. 183.
98
SPENSER, ob. Cit., págs. 185-90, proporciona una exposición detallada e instructiva del malogrado
intento. El método se llama inglés smasch-and-grab. Exige un tipo de hombre osado hasta la
temeridad. Sus resultados dependen por completo del azar.
99
Chasmalache, Massemattenbekog. (Von Train, ob. cit., pág. 168.)
100
“Con toda su potencia empujaban los atacantes el ariete contra la puerta.
La casa entera retemblaba, pero la puerta no queria romperse...” (RAUCHHAUPT, ob. cit., pág. 47.)
101
“Éste madero lo empujaban con todo su peso a determinada voz de mando contra la doble puerta de
la casa, que a pesar de sus recientes refuerzos de hierro, cayó inmediatamente hecha astillas.”
(ELWENSPOEK, ob. cit., pág. 133.)
102
BADER, ob. cit., pág. 87)
103
“Otra parte de los bandidos, probablemente para cubrir la retirada de los demás , salió por el lugar
con gran ruido y cantos de la Marsellesa, tan audaz e insolentemente como si no tuvieran nada que
temer.” (RAUCHHAUPT, ob. cit., pág. 54.) Cuando la víctima está asustada, nada tiene que temer el
delincuente.
104
James MORTON, I was king of the thives, en el Saturday Evening Post de 12 de agosto de 1950,
pág. 92.

fuerza. No lo hay en el escalamiento y empleando la llave falsa, aunque en ellos el
golpe esté gravado con una larga preparación.
Un nuevo peligro acecha al delincuente bajo la forma de los dispositivos de
105
alarma . Los ladrones de tiendas cortan hoy los cordones de las campanillas que en
las aldeas y pequeñas ciudades unen la puerta del comercio con la vivienda o la
cocina. El delincuente tiene que contar siempre con tales aparatos de alarma, los
cuales, por otra parte, le anuncian que en la casa hay cosas de valor o que los
moradores temen a los ladrones106. En la época de Schinderhannes era usual rellenar
el ojo de la cerradura de las puertas de las iglesias con piedras pequeñas, para que no
pudieran tocar a rebato107.
Siempre ha tenido profundas raíces en la conciencia jurídica del pueblo la idea
de que la aplicación de la violencia contra los cierres permite inferir un carácter
violento en quien la ejerce. En éste sentido se pronuncia la experiencia de que
muchos profesionales del robo con fractura son tipos altos, fuertes108, y que en las
fugas de la prisión proceden con la misma energía que al robar. Una expresión de
estas concepciones se encuentra en la extensión de la idea de la legítima defensa a la
fractura “violenta”109. Ya en el viejo Nuremberg “pensó uno salvarse, confesando que
había cometido varios hurtos, pero ninguno de ellos de valor superior a un florín...;
otro, que sólo había hurtado cuando encontraba las puertas abiertas, nunca con
fractura o escalamiento”110. Pero los de Nuremberg los cogieron y los ahorcaron.
Incluso los comentaristas de la Carolina mencionan entre las especiales circunstancias
del hurto: “cuántas veces, a quien, qué, cuándo, dónde y cómo, con violencia y sin
ella, fuerza, escalo...”111.
Exactamente como los monasterios y casas consistoriales servían para
custodiar las cosas de valor cuando no había todavía bancos, y por eso a fines del
siglo XVII y principios del XVIII fueron registrados por bandas de ladrones
decididos, “motorizadas”112, así al llegar la derrota se convirtieron de nuevo en
víctimas favoritas los conventos, hospitales, hospederías y molinos, porque los
delincuentes presumían que en ellos había depósitos de víveres. Las más valiosas de
todas las joyas, las tarjetas de racionamiento, se custodiaban en los Ayuntamientos y
fueron sustraídas forzando los accesos y muebles en que se guardaban 113. Tampoco
fueron raros, incluso en los Estados Unidos, durante la segunda guerra mundial, los

105
En el lenguaje de los ladrones norteamericanos, fiddle strings, cuerdas de violín.
106
En un conocido caso de asesinato en San Francisco, una anciana señora contribuyó a esclarecerlo.
Como siempre estaba temerosa de los ladrones, se fijó desde su ventana en todos los circunstantes y
pudo describir luego al asesino. (J.H. JACKSON, San Francisco Murder, 1948, pág. 69. Edición –
Bantam.)
107
ELWENSPOEK, ob. cit., pág. 156.
108
En los apodos es frecuente encontrar nombres como el de Big Jim.
109
Véase el apunte de 26 de septiembre de 1706, en Emil STUTZ, Das Strafrecht von Stadt und Amt
Zug, Zurich, 1917, pág. 193.
110
KNAPP, Lochgefangnis, ob. cit., pág. 41.
111
VALENTINUS, ob. cit., pág. 355.
112
Iban a caballo o sobre un carro con adrales.
113
BADER, Ob. cit., pág. 79.

robos con fractura en oficinas públicas para apoderarse de tarjetas de racionamiento
de gasolina y azúcar.

§8

d) Fractura de muebles u otros objetos cerrados

Tras la primera línea de defensa – tapias o verjas – se levantan ventanas y puertas
cerradas. Detrás hay de nuevo muebles provistos de cerraduras: armarios y
escritorios, estanterías, cajones, baúles, arcas114 y maletas115. En los lugares de
trabajo, balnearios, etcétera, se añaden los roperos. En muchos casos se encuentran
huchas. A menudo se utilizan candados. A estos objetos, algunos de los cuales, como
las alcancías y cajitas, pueden a su vez guardarse en armarios, se agregan
recientemente las máquinas automáticas de suministro de cigarrillos y de comida.
Muchos automóviles tienen un sitio provisto de llave para los guantes. Todas las
investigaciones realizadas coinciden en que la mayoría de los muebles forzados son,
en las ciudades industriales, los roperos de los camaradas de trabajo, y en el campo
las maletas de los compañeros entre la servidumbre 116. En el campo van en segundo
lugar las cómodas de los señores117. La jurisprudencia se ha quebrado la cabeza sobre
si los palomares en los tejados, los sobres para las cartas, los bolsillos del pantalón,
abrochados pero cortados, las cañerías, son “objetos cerrados” en el sentido de la ley.
En las vitrinas lo que importa es el tipo de fijación. Si están, no sólo adosadas, sino
empotradas en la pared exterior, se acercan a la categoría de “objetos cerrados”. La
mayor protección jurídica depende del artesano.
La mayor parte de estos muebles sirven para guardar cosas de gran valor,
dinero y objetos preciosos, así como títulos y valores. Nadie mete un penique en una
caja de acero, un mantequilla o café, aunque hubo tiempos en que las azucareras
estaban provistas de pequeñas cerraduras para defenderlas de la avidez de los niños
por las golosinas. Tan pronto como en épocas catastróficas es destronado el dinero y
sólo se apetecen las mercancías, la fractura de muebles u otros objetos cerrados

114
En la jerga del hampa se llama a la caja Haus (casa) (véase TRAIN, pág. 52).
Lo mismo que la sepultura y los relicarios de los santos son casas en miniatura, y como el arca de los
judíos era una mansión en la que o sobre la que moraba Dios, parece que también los cofres, etc., han
evolucionado partiendo de la casa, y el último recuerdo de ello se conserva todavía en el lenguaje de
los delincuentes.
115
En francés se llama siempre coffre fort a la caja de caudales.
116
KOTTE, Ob. cit., pág. 28; MÜLLER, ob. cit., pág. 23.
117
KOTTE, ob. cit., pág. 28. El período de tiempo comprende precisamente la primera guerra mundial
y sus anormales condiciones, sobre todo la falta de ropa.

El delincuente respondió con taladros más duros y empleando el calor para ablandar el acero. 120 El primero que lo utilizo fue el inglés Wood. . Entonces se fabricaron aceros más duros. ob. vestidos. El truco118 ocupa el lugar de la clandestinidad y de la violencia.. La situación excepcional que ha convertido en valiosas cosas distintas del dinero. Un grave inconveniente de éste método es el transporte del cilindro de oxígeno al lugar del hecho y. P. más se podía trabajar con ella únicamente cuando lograban perforar agujeros para introducirla. La mejor derivación es la de yark o jek. Entonces fue la época de esplendor del ladrón especializado en cajas de caudales. el golpe puede fracasar totalmente 123. estudió en las bibliotecas populares hasta que pudo fabricar por sí mismo nitroglicerina con trozos de dinamita robados. sábanas. pág.) La expresión de jerga es grease. a la falta de gas. En ellos se recogen y custodian los valores mayores. cit. ob. cit. 123 La policía atribuye el fracaso en el robo de un banco. No obstante. La cual no tiene nada que ver con la palabra alemana Jäger (cazador). insegura. 119 La apertura mediante solo el oído y el tacto es descrita por D. El paso siguiente consintió en aplicar nitroglicerina – fácil de fabricar122-. echándola en las grietas de las cajas fuertes. a pesar de lo que algunos opinan. es abierta una y otra vez por los grandes especialistas. cit. y su forma móvil. que afirma haber inventado el método.. Aunque el granuja de dedos y oídos supersensitivos sea una leyenda119 y la aplicación del estetoscopio 120 no conduzca siempre a la meta. De todos los muebles. al retirarlo de allí. pág. cigarrillos. ob. Sin embargo. WILSON. Estas fuerzas de la naturaleza en manos de delincuentes y enfermos mentales pueden tener consecuencias que rebasan nuestra fantasía. pág. Cuanto más complicado es el equipo del ladrón.. 121 La expresión norteamericana es yegg-man. En el derecho inglés tales casos constituirían hurto agravado. 69.. el ataque con éxito se ha tornado sumamente difícil y costoso. no conoce otra protección que la otorgada por puertas y ventanas. descrito por RADIN (ob. hasta que la primera guerra mundial trajo el soplete de oxiacetileno. los constructores de cajas fuertes no descansaban. 181). pág. Si la provisión de gas se agota antes de tiempo. Las defensas mecánicas se reducen considerablemente.. ob. entre la técnica de protección y la del ataque. 970. Por esto. 125. 82. que fracturó innúmeros tipos anticuados. alimentos. sobre todo cuando la resistencia mecánica se completa 118 BADER. Ajustaron las partes de la caja de modo perfecto. pero que tan pronto como dejaba de trabajar el soplete se enfriaba y cerraba los huecos. Por ello puede decirse que no hay ninguna caja de caudales que ofrezca una garantía absoluta contra fracturas. (PARTRIDGE. pág.) 122 CALLAHAN. sin dejar ningún resquicio.pierde prácticamente importancia. tratándose de delincuentes muy precavidos. más fácil es que falle algo. Tampoco procede del chino. desde el descubrimiento de la cerradura de combinación se ha empeñado una lucha. ropa interior. cit. (Man’s grim justice. el vehículo acorazado para el transporte de caudales. En el derecho alemán la jurisprudencia oscila. al cual opuso la industria un metal que sucumbía a temperaturas muy altas. No pueden imaginarse siquiera las posibilidades que ofrece una futura “doma” de la energía atómica. abriendo con él acceso al interior de la casa dónde todas las cosas fervientemente deseadas están indefensas a la vista: cubiertos. el más sólido es la caja de caudales. romper. lo cierto es que. Pronto replicaron los ladrones 121 a las fuerzas puestas al servicio de la custodia del dinero: con dinamita. que todavía persiste hoy. entre hurto y estafa. como admiten otros. en particular la cerradura sencilla de combinación. cit.

antes citado. en la morada de un hombre muy rico en joyas y petróleo y se llevaron la caja de caudales. X. 124 Jack BLACK. cit. pág. “Raras veces se encuentra una caja de caudales que pudiera estimular a un ladrón”131. SPENSER trabajó. Más con ello la ganancia se divide y aumenta el riesgo de que los descubran. fuerza física y una cadena de auxiliares dignos de confianza y receptadores. Contenía dos millones y medio de dólares en dinero suelto.) 129 “¡Especialista en robos de cajas de caudales! – exclamó el joven criminal -. para tener que abandonar al amanecer del lunes. el especialista en estos robos goza de una elevada consideración en los bajos fondos y en la prisión. Él y su hermano penetraron en una casa de préstamos sobre prendas de Nueva York por un túnel que hicieron. El grupo berlinés era de tres a cinco hombres127. JOHN habla del giro desfavorable producido para estos ladrones por el tráfico sin utilizar moneda metálica. cit. Incluso el reventar una pequeña caja fuerte privada es peligroso para un sólo hombre124. Para que todo salga bien son precisas una planificación cuidadosa. El tristemente célebre autor de robos con fractura y ladrón de bancos León Krämer sabía procurarse noticia de todos los envíos importantes de joyas. pág. vol. Sólo un grupo puede emprender con perspectivas de éxito el ataque a una caja de caudales moderna. . bonos del Tesoro y alhajas. ob. aunque ciertamente carecía de gran experiencia. pág. Tubinga. ob. 127 Ob.. A fines de octubre de 1952 penetraron unos ladrones en Reno (Nevada). 126 Pitawal der Gegenwart. cifra en la que apenas van incluidas numerosas tentativas. supuesto que se obtengan joyas o billetes muy grandes. 125 El relato puede consultarse en Limey breaks in. pág. cit. ob. El botín en joyas fue valorado en 350. alcanzado por la puerta al reventar ésta. cerca de cuarenta y ocho horas en una caja. cit. completamente desesperado y agotado125.por una serie de otras medidas de defensa que funcionan automáticamente y que no es fácil salvar en su conjunto. el “héroe” 129... sin los que no marcha nada. 76. 223 – 237. pág. Los robos con fractura en los bancos no pueden ser ejecutados por una sola persona. sangre fría. con fractura. 177.” (CALLAHAN. 1914. 168.000 dólares130. la gente rica guarda el dinero y las alhajas en su propia casa. págs. Tenía una larga lista de sigilosos compradores. (Ob. Pero particularmente en las grandes empresas dónde los pagos son semanales tiene que haber dinero dispuesto para ellos..) 130 Chicago Sunday Tribune de 15 de enero de 1950. 132 Associated Press de 1 de noviembre de 1952. 306. 128 En el intento de hacer saltar una caja de caudales murió uno de los ladrones. Para algunos jóvenes su figura constituye el ideal. Doquiera que los impuestos son muy altos. Pág. cit. 169. ¡Sin haber cumplido todavía los veintitrés años y ya ladrón de cajas de caudales! No me hubiera cambiado por un rey. A causa de la peligrosidad del robo con fractura en los bancos 128 y de la necesidad de rodearse sólo de gente muy competente. Liebermann von SONNENBERG comunica126 que antes de la primera guerra mundial se denunciaban mensualmente en Berlín alrededor de cuarenta fracturas de cajas de caudales. 70. 131 JOHN. Una maleta con otro millón en valores les pasó inadvertida132. La caja de caudales que llevaron los ladrones consigo pesaba 500 libras.

cit. La cosa me ha costado 100 dólares. Son los nombres de unas cincuenta personas. 90) dice de una mujer: “Llevaba sobre sí tantas joyas.. También a Schinderhannes le llegaban avisos de todos lados sobre dónde se podía encontrar algo de dinero134. sencillamente porque las tienen aseguradas. 135 Jack BLACK. desempeñar la ropa o pasar la tarde del domingo con una muchacha. están aseguradas contra robos. que no carece de peligros. 136 BLACK (ob. puede aliviar su situación y darles la posibilidad de pagar el alquiler. es barata..” Según el mismo criminal. Schinderhannes se aprovechó de la tirantez existente entre la población rural renana y los comerciantes judíos campesinos. el auto. No se requiere una técnica preparatoria. cit. El profesional del robo con fractura procede con arreglo a un sistema.” . De todas partes llegaban datos. Cuando se sabe dónde viven y la casa tiene 133 Geschichten aus dem Neuen Pitawal. A toda acción de la banda de Nickel List hace ya doscientos cincuenta años. por pequeña que sea. Si tienen aspecto de riqueza136. procedía una cuidadosa exploración. que. se les sigue hasta su casa. Simulando que son agentes de seguros y competidores. “Mejor fue – dice el relato – el consejo de los estudiantes de robar a un tal señor Fleischer”133. pág. Un estudiante. IV. se encuentra algo o nada. la situación económica se revela por la casa. seguramente un teólogo. pág. vol. darán sus cosas sin piar.. ob. Probablemente el abogado que me la ha proporcionado habrá dado por esto al empleado sólo 10 dólares. 95. el estilo de vida. En estos casos se puede actuar a la aventura y sobre la base de indicios inseguros.. 141. 127. LA ACCION §9 a) La preparación La primera pregunta que tiene que contestarse el ladrón profesional es: ¿A cuánto ascenderá el botín? Para la mayor parte de las personas que cometen un pequeño robo con fractura ocasional o por necesidad. cafés y comercios importantes. una ganancia. El robo produjo sólo manuscritos. que les dejan ojear en las oficinas las listas de personas aseguradas. ob.. y observar a los visitantes. como el tristemente célebre Judenpeter. cualquiera otra tiene más que ellos. pero los robos en casa de los clérigos daban pocos frutos. de Leipzig. corrompen en Norteamérica a los conserjes. recorrió el país para informar sobre las oportunidades en casa de los párrocos. Dos estudiantes aconsejaron un golpe contra el profesor Pfautz. pág. El jefe se tomó la molestia de asistir a una clase para conocer a las víctima. cit. Llegado el caso. Se encuentra mucho o poco. Se oye hablar de dinero. La lista dice que están descuidados porque se han asegurado. 134 ELWENSPOEK. de discurrir y de inseguridad. “Aquí hay algo que hacer para ti – dice el jefe al aprendiz de ladron 135-. aunque también había admitido judíos en su banda. A pesar de todo. el método más antiguo y más sencillo de comprobar si hay dinero y joyas – cuando no se tiene una meta determinada – es recorrer teatros. que hubiera sacado de quicio a cualquier ladrón o a un prestamista. pág. porque nos ahorra mucho ir de acá para allá. I.

el receptador le da sólo un porcentaje insignificante del verdadero valor.. pero no todas al mismo tiempo. A la preparación adecuada pertenece una situación y construcción del edificio apropiadas. acuarelas de Reynolds. vol. Sabía que las mujeres llevarían en está ocasión sus más costosas alhajas. A causa del gran peligro de ser descubierto. Los ladrones contemplan detenidamente las casas en que quieren penetrar de antemano. 91. Él piensa que robar objetos de arte es un arte también. presintió que la gente rica de Nueva York opondría al fetichismo de la sangre real el máximo de bienes materiales para igualarse a ella o superarla en éste punto. con frecuencia. se fraguan los ulteriores planes. o “una moneda asiria. tienen que esperar varias horas sobre la hierba húmeda 141. es la forma más extrema de neutralización. Cuando penetró con fractura en una magnifica casa de Kensington y en lugar de las obras maestras que esperaba sólo halló producciones. ob. cit. sobre la que un hombre ha escrito todo un libro”. Está casado y tiene dos hijas que ya no son unas niñas. Comprueba en el London Directory y en el Who´s Who´s? Que el propietario es un industrial cargado de millones. 1907. pág. el autor se conforma amenazando con un arma a la víctima que se despierta. Por ello no parece enteramente fundada la observación del fiscal en el gran robo ocurrido en Maguncia en 1901. 23). Para encontrar estas preciosidades compra un Who´s who in art? (una especie de Kürschner para coleccionistas de arte). pág. El homicidio. pág. Se reunió para el delincuente una colección de joyas única y. 307. Se va sobre seguro si se actúa como aquel Barry ya mencionado que leyó la recepción que daba al príncipe de Gales un millonario de Rhode Island137.también aspecto de bienestar. el descuido. El criminal atiende también a otros indicios.. Ésta es de momento su pasión y su encanto. Lo deseable es una calle tranquila. se llevó algo importante: la sensación de estar artísticamente por encima del hombro que tiene una gran cuenta corriente bancaria. III Tubinga. ob. Deduce de esto que en aquella casa tiene que haber alhajas138. En otro caso. Un ladrón atribuye el ser endémica la tuberculosis entre los autores de robos con fractura a que. un ladrón inglés encuentra una casa de aspecto lujoso. 141 BLACK. cit. algo apartada y no muy lejos de una arteria animada en la que se pueda sumergir. como buen psicólogo. cit. de que se había cometido a la ventura (Pitawal der Gegenwart. el tiempo correcto y una víctima “desarmada” por la ausencia. Por ejemplo. pág.. como en el caso de Franz Hoffmann. Viene de perlas un jardín exterior con abundantes arbustos. comprueba los nombres y direcciones de los propietarios y da luego el golpe 139. 138 BENNEY. grabados de Duero. Los autores del robo con fuerza en las cosas incluso visitaban regularmente las casas públicas. 140 Supra. el miedo o el sueño. El mismo criminal tiene una fase esnobista en la que quiere sustraer sólo valiosas obras de arte. en dónde se pueda esperar a que la gente de la casa se vaya a la cama y apaguen la luz. . Rembrandt o Cézanne. No 137 Chicago Sunday Tribune de 12 de febrero de 1950. y prosigue por éste camino. 133. 316. 139 Ob. No hubo probablemente ninguna clase de preparación consistente en completar informes sobre detalles antes de cometer el hecho. pág. El relato menciona que fueron detenidos provisionalmente artistas de baja estofa. que se produjo exclusivamente para conseguir la llave de la caja de caudales 140. para poder cambiarse.

WINTERSTEIN. que normalmente alcanza el máximo a la una de la madrugada. Simuló entonces un robo.advierten. no es fácil de turbar142. 309. págs. sanas. Un tiempo muy tormentoso y la lluvia intensa se tragan los ruidos 144 y vacían calles. 143 H. tan propicios al ladrón con escalo como al especialista en cajas de caudales. por consiguiente. ob. Hay una vieja regla de los delincuentes: Cuando alguien se desliza por un dormitorio habitado. en las personas nerviosas. cit. ansiosos de saber. que por lo demás son odiadas de los ladrones. 1953. sin estar al tanto de las investigaciones científicas. (WINTERSTEIN. Schlaf und Traum. especialmente cuando tienen edades diferentes. . era de nuevo modelo que apenas podía abrir él sólo. 13-15. Hubo que mandar reparar la caja. 307. y precisamente los más pequeños son los que hacen mayor ruido. Además.) También es causa de diferencias el que uno duerma en su cama y en su casa o tome una habitación en un hotel después de un largo viaje. pero debilitan el sueño. 144 BENNEY. pág. Tampoco me refiero a sucesos sueltos que sólo ocurren una vez: BLACK quería apoderarse de los salarios que se enviaban a una mina canadiense muy distante. al enfriamiento que los traspasa. aunque sean débiles. pág. no sabemos si duermen más profundamente los hombres o las mujeres. pág. Está regla no resuelve qué es lo que tiene que hacer el delincuente si hay en la habitación una pareja y no respiran a compás. a causa de la extraordinaria tensión. Los perros son vistos con desagrado. no siendo.. hacia las tres143. debe dar un paso cuando el durmiente aspira el aire. Éste solitario no prosperó porque se interesaba más por el aspecto técnico-artístico que por el financiero. El ladrón se atiene. ob. Los ruidos habituales despiertan menos que los estímulos acústicos desconocidos. a los pies de un maestro más antiguo en la especialidad 145.. Probablemente no dormimos lo mismo las noches oscuras que las de luna llena. 145 BENNEY. No son buenos los niños pequeños. Entretanto. que han trabajado duramente durante el día. a la curva de profundidad del sueño. Hay diferencias entre invierno y verano. La Caja de Caudales del jefe de la estación.. porque los hombres en el campo se acuestan antes y madrugan más. Incluso la duración del sueño tiene relevancia científico – criminal. Berlín. 25. Se da para el primer año de vida la cifra de dieciocho horas. ob. pág. 238. y de cinco a seis horas entre los cincuenta y los setenta.. § 10 b) La ejecución No vale la pena de hablar de los raros tipos – yo no he visto nunca a ninguno – que consideran el robo con fractura y se sientan. cit. Por el contrario. en la que se guardaba la suma por la noche. arrancando las manijas de la caja y desparramando herramientas para el robo alrededor. el descanso de personas jóvenes. porque es mayor la vigilancia de la madre. el 142 Ob. La hora es diferente según se trate de la ciudad o del campo. cit. Parece que los que duermen oyen mejor al inspirar. cit. Los que fuman mucho y beben mucho café son malos durmientes. y quedarse quieto cuando inspira.

ob. pág.. en la que éste guardaba por la noche sus ganancias. con verdadera desesperación. se jactaban de él. 148 SPENSER. El profesional del robo con fractura no da por perdido ni un sólo momento de los que lleva una preparación cuidadosa. cit.. ob. Quedó petrificado de terror. SPENSER ha descrito a uno de estos “Moltkes” criminales. destacan su capacidad. y achacan el fracaso – si son listos. según las ideas y el plan de Shinburn. calculadas hasta en fracciones de segundos. Más importante que la acción de apoderarse es la preparación minuciosa y el marcharse sin ser visto. cit. Leslie se procuraba planos de todo banco que pretendía robar. en ocasiones. había que realizar un cálculo muy exacto de modo que el túnel terminase justamente en el punto que se quería alcanzar dentro del banco 151. pág. que los mejores ladrones. 301. Empleó horas enteras en discurrir planes de ataque. Elaboró tablas de tiempo para cada paso. Los detalles fueron abandonados a un cómplice llamado Carter: A Carter le gustaban estas tareas.. cit. Jack BLACK ha descrito varios episodios de esta clase153. aunque la plasticidad puede provenir de una vivencia vigorosa y original.. no lo quería ya modificar ni en lo más mínimo. 186. facilita también el transporte de material pesado para el robo. Como todo el mundo. Más interesante es la observación general de que los que se dedican al robo con fractura hay una serie de cabezas organizadas sistemáticamente que deben su éxito a está disposición casi matemática. hablan poco de sus defectos. Toda posibilidad que pudiera presentarse era tomada en consideración. En el robo del Ocean National Bank en Nueva York 150. págs. ob. y hay que hacerlo. A veces su calidad literaria inspira desconfianza. cit. (ROWAN.jefe de estación guardó la suma por una noche en su casa. a lo que se añade que el automóvil. 69. ob. ob. Es lícito preguntarse. Por ello hay que inclinarse a creerlos cuando hablan de asuntos que han terminado mal. 236. Son altamente instructivas las infatigables correrías de un banco a otro que hicieron los ladrones Patrek y Stepka 149. los delincuentes son vanidosos también.) 151 El robo fue tan sensacional. cit. 153 Junto a él fue muerto a tiros su cómplice. como el cilindro de gas. Pág. elaborado un plan.” (BLACK. Quería robar en una joyería que tenía en su escaparate del West End un collar de perlas muy costoso. 150 El valor del botín alcanzo a 786. aún sin haber estado presentes. ob. con 146 BLACK. pág. también sus éxitos – al juego inmerecido del azar. BLACK cogió el dinero de debajo de la almohada del durmiente146. 200 y sigs. 92. Para él era como un problema matemático y creía que como en las matemáticas.. Pero no salió”148. a través de una tormenta de nieve.879 dólares.) . 147 “Ninguna cosa es bastante sustanciosa si no está segura la salida” (the getaway). y lo único malo consistía en que. 149 RADIN. por ejemplo. También para ellos rigen reglas acreditadas por una larga práctica147. hasta qué punto merecen crédito los relatos de los delincuentes que se dedican al robo con fuerza en las cosas. cit. cuando se llevó la caja registradora de un jugador. Las transacciones comerciales de toda clase que llevaba a cabo el elegante cliente le permitían examinar detenidamente la empresa bancaria152. que ciertamente ha facilitado la vigilancia policial. tenía que salir la cuenta. 152 HARLOW. de frío y por la impresión. pág. “Mis pies me alejaron de allí.

Los pasos se perdieron a lo lejos. Ante el tribunal se ventilan largos años de privación de libertad. la palabra al ladrón para que exponga su parte. Se aplastó contra el muro. Por ello no sería científico no escuchar también a las personas que han vivido todo el proceso intensa e inmediatamente. Rígido por miedo a que le hubiesen oído. mentir. págs. Hasta pasados diez minutos no se obligó a sí mismo a deslizarse hacia arriba por la escalera. . hiriéndose gravemente.los dedos entumecidos. cit. que es el que podemos llegar a conocer y capturar? 156 BOOTH ob. págs. Pulgada a pulgada levantó el marco. “Con infinita precaución. escuchó atentamente durante cinco minutos enteros. del vacío absoluto 154. Entonces oyó aproximarse unos pasos lentos. A lo sumo. negar. 328. Con los ojos muy abiertos e inmóvil miraba en torno mío y escuchaba. pág. Se deslizó sin ruido hasta la ventana. que penetra sin temor en los parajes de una gran aventura y de un considerable botín. se despeñó con ella. “como en una tumba recién excavada”. al tratar de los motivos se toca el lado psicológico del caso. Lo que contienen los informes de la policía es una reconstrucción de procesos fácticos.” Esperó hasta que disminuyeron las 154 Ob. “hinchado”. No estaba cerrada. como lo habría hecho de haber estado completamente lleno de oro y plata. y le volvieron las fuerzas. Más instructivo es un relato de BENNEY158. 155 Los ladrones verdaderamente importantes no se han decidido a escribir memorias. En toda la caja no había nada. El recipiente del dinero se abrió. Algo diferente es el relato que da cuando todo peligro queda ya muy atrás. firmes. cit. Al lado de otros elementos de juicio hay que dar. cit. el silencio de la casa pareció romperse en mil pedazos como una copa de cristal negro. en una calleja cubierta de nieve tocó un botón. Saltó a la una y media de la madrugada una cerca. en una ocasión. Pero ¿sabemos algo de la aristocracia del crimen? ¿No enjuiciamos quizá a los criminales. La realidad es completamente distinta. 86. 214-216. engañándonos nosotros mismos.. Di un paso hacia delante y se despertaron una infinidad de pequeños ruidos. el roce de la piel con mi cuello almidonado. Penetró por allí. Parecía como si las rodillas se “alicuasen” bajo él. Un alto funcionario norteamericano de lo criminal ha dicho. mis uñas sonaron contra la madera con el golpeteo metálico de un aparato de telégrafos. hice girar la llave.. no de modo lento.. y cuando terminó de dar la vuelta en la cerradura. Pequeños sonidos resonaban en mis oídos. Cuando para recobrar de nuevo el equilibrio. sino con el golpe rápido. cavernoso. y luego. pero con la llave puesta. Inesperadamente cayó sobre un montón de carbón.” Pasamos por alto la descripción de SPENSER157 de un robo frustrado en pleno día contra una joyería. Era el suave chillido de la suela de los zapatos. Algunas almas cándidas hacen un héroe del autor de robos con fuerza en las 155 cosas . apoyé mi mano en una silla. penoso. Llegó a una puerta. 158 BENNEY. Estaba cerrada. por el patrón del tipo fracasado. 157 Ob. 186 y sigs. el ligero roce de mis vestidos. ob. pues. Un joven ladrón describe así su estado de ánimo156: “El silencio estaba lleno de ruidos. Incluso al tragar saliva sonaba como si un altavoz amplificase en mi garganta el sonido. que nunca ha conocido a ningún delincuente de está clase que se haya hecho rico. y el ruido parecía llenar la casa. Entonces está a la defensiva y todos los medios son para él justos: excusarse. cit. pág. Redoblaban sus oídos..

ob. recogió su dinero y se marchó. Tampoco en la mesilla de noche. Arriba hay luz en la antesala. 160 SPENSER. Hay que ser precavidos. Tiene que pagar el alquiler. teme que puedan venderla y apremia 160. Luego abrió despacio. Estaba físicamente enfermo. una pensión. 219. desenroscando la bombilla. cogí de la percha un abrigo y un sombrero. No hay que temer que un ruido más llame la atención. para disminuir el roce de los goznes. Y ahora dejemos hablar al propio criminal: “Estás con las rodillas al lado de la almohada. ob.) . Le dije a la dueña que pagaría por la tarde el alquiler. Entonces penetra BLACK por una ventana. Tan pronto como el que duerme espire el aire. Tiene que estar debajo de la almohada. BLACK ha dado la descripción más completa de todas las fases del robo con fuerza en las cosas. hice girar con ruido el cerrojo de la puerta y salí fuera. No sólo está llena de detalles. que terminan felizmente sólo por casualidad y en la mayoría de los casos concluyen mal. Uno ha perdido jugando todo lo que tenía 159. El mundo estaba ante mí. cit. Ahora transcurren dos horas de espera. y ruidosa. 186. Demasiado agotado para cuidarme de precauciones. hasta que se percata de que la habitación está de vacía. Alli vive mucha gente. Primero examina los vestidos. Parece delgado y picajoso. Yo tengo que mirar muy detenidamente las casas antes de un escalo. Me estremecía de frío. El buen hombre baja la persiana. Abre con el llavín. que hay que citar literalmente una parte considerable de ella. Dentro no se oye nada. cit. el delincuente experimentado no deja llegar nunca una situación de necesidad.. BLACK venía observando a un jugador profesional. emprendiéndolos bajo la presión de la necesidad. de modo que el ladrón sabe exactamente dónde vive. Para cogerlo hace falta un arte sumamente especializado. La puerta de la habitación del jugador no está cerrada. La pistola queda sobre el suelo al alcance de la 159 BLACK. Es una pensión. y tengo que liarme con la criada. Y ahora viene una descripción que seguramente es cierta: “Retrocedí y me senté en la escalera temblando de excitación. Nunca más sufriría un fracaso de está clase. la puerta. El hombre abandonó la dirección del juego a un ayudante. El receptador. pág. Pág.. La futura víctima llega a un edificio de aspecto lujoso. no es un buen durmiente. Presionó hacia arriba. La tensión es insoportable. gris. que ha puesto sus miras en una alhaja que hay que sustraer. Por ello. y después de lograr un golpe comienza inmediatamente a explorar nuevas posibilidades. 92. BLACK resuelve “llevarle a su casa”. El extraordinario valor de una preparación detenida 161 sale a relucir en las improvisaciones rápidas. pero sin accionar el conmutador. Se enciende luz en el segundo piso. Encendí un cigarrillo y me dije: ¡Condenado cobarde!” Los robos más peligrosos para los criminales son los que no pueden preparar tranquila y cuidadosamente. muy lentamente. No quiere que le pueden reconocer. sino que la exposición muestra tal frescura y naturalidad. Respira tranquilo. no hay dinero. ob. sabía que esa noche no podía ir más lejos.” (BENNEY.palpitaciones de su corazón. dará un paso. cit. La apaga. La luz no es deseable. Salí y cruzaban por mi cabeza ideas desesperadas. 161 “Dormí hasta pasado mediodía. según alguna vieja regla de los delincuentes. pág. Está noche tiene que ser un sitio que yo conozca bien.

mano162. Si se despierta, peor para él. Le pondrás la pistola en el pecho, cogerás su
dinero y le encerrarás en la habitación. Duerme sobre un costado, frente a ti, no más
lejos de veinte centímetros. Sientes su aliento en la cara. Ahora te arremangas la
manga derecha de la chaqueta y de la camisa hasta el codo. La mano izquierda
levanta suavemente el borde exterior de la almohada, mientras que la mano derecha,
con la palma hacia abajo, se introduce lentamente, con precaución, debajo de su
cabeza. Tu oído atiende a la respiración. Mientras sea regular, duerme. Si se
interrumpe, es que se ha despertado. Tiene durante el sueño tan escaso dominio sobre
su respiración como sobre las palpitaciones de su corazón. Se le puede oir
claramente... Tomas la decisión de dejar correr las cosas, pero tu mano sigue
deslizándose con lentitud debajo de la almohada. Aunque eres sumamente cuidadoso,
parece que el lento movimiento bajo su cabeza molesta al que duerme, que es
nervioso como un gato.
“Cesa su respiración, se para. No la oyes ya. Te quedas de piedra y piensas
en el revólver que está a tu lado. Con una sacudida, él gira y tú esperas que se
sumerja de nuevo en el sueño”.
“Pero debajo de la almohada no hay nada. Si no hay nada en sus zapatos, en
su sombrero, en los cajones, hay que acudir al último medio”.
Han pasado dos horas. Pronto amanecerá. Tienes que decidirte a despertarle
y pedirle el dinero. Ahora tiene que producirse en ti un cambio radical. El ladrón
callado, silencioso, se tiene que transformar en un bandido áspero, arrogante,
imperioso. Tocarás suavemente al que duerme, en los hombros. Se incorporará
aterrado. “...¡Qué! ¡Qué! ¡Qué pasa! ¡Encienda la luz!” Entonces tú, con tono firme
y bajo, dirás: “¡Escucha y no te excites!” Apretarás la fría boca del arma contra su
cuello y tu voz será fría, dura y amenazadora: “¿Sientes esto? Es una pistola. ¡Si no
te estás quieto, disparo! (I’ll let it go). Estate quieto y no te dejes matar por un par de
dólares piojosos. Quiero el fajo de billetes. Sé que está aquí. Dime dónde está y te
sentara bien, y que sea de prisa.” Si, esto le dirás...”163.
Mientras que el ladrón, por miedo al amanecer que se aproxima, aprieta
fuertemente la pistola, en la habitación de al lado se desatan los infiernos. Un
estridente despertador llega a su hora y “desgarra cada uno de los nervios del ladrón
hasta las raíces”. El hombre que está ante él suelta un taco, se da una vuelta y sigue
durmiendo. Pero al lado alguien enciende la luz y se levanta. Es demasiado por hoy.

162
Según JOHN (ob. cit., pág. 76), todo ladrón de cajas de caudales se sirve hoy de las armas de fuego
en caso de sorpresa. Está creencia no es exacta. El ladrón sólo dispara cuando el funcionario hace
uso, sin más, de las armas sólo sirven para intimidar. BLACK (ob. cit., pág. 228) se molestó por la
noticia de un periódico de que le habían perseguido en Bockshorn un perro vigilante y un propietario
bizarro, disparando. Escribe sobre esto. “¿Se esperaba de mí que disparase sin reparo a todo el que se
me pusiera por delante, que degollara al perro, que arrojara todo objeto de valor y pegara fuego a la
casa? ¿No pueden comprender estas gentes que todos los pensamientos del ladrón están puestos en el
botín, y que su segundo deseo es escabullirse, a ser posible, en silencio y sin ser notado? ¿Y lo
peligroso que es para el dueño disparar de repente en la oscuridad sobre el ladrón, el cual no quiere
matar para robar, pero sería capaz de todo para sustraerse a la detención? Cuando alguien oye a un
ladrón en su casa, ¿Por qué no dice: “Eres tú Max”? ¡Por qué no le da la oportunidad de marcharse lo
más rápidamente posible? Lo hará, ciertamente. Él sabe que todavía quedan más casas.”
163
Jack BLACK, ob. cit., págs. 288-293.

Penetra la pálida luz del día. Todo ha pasado, todo está perdido. El ladrón se desliza
fuera de la habitación, desciende con tranquilidad por la escalera y sale por la puerta
de servicio, al amanecer. Todavía le queda algo de dinero. No debe forzar el destino,
ni dar un paso desesperado. Forma el propósito de abandonar éste oficio
improductivo, fatigoso. Más no puede hacerlo. A la noche siguiente le sonríe la
fortuna. Es bastante para seis meses, si no le coge por el cuello el demonio del juego.
Hay cien reglas para el ladrón: llevar la chaqueta bien abrochada; echarse el
sombrero sobre la cara; subir la escalera por el lado dónde la madera rechine lo
menos posible; vigilar a la gente que ronca, y que no sólo despierta a otros, sino que
se despiertan ellos mismos; dejar abierta una ventana o la puerta de la cocina para
poder huir; quitarse los zapatos, metiéndolos en el bolsillo con el tacón hacia arriba, y
muchas más. Más para lo imprevisto no rigen principios: si le agarra el perro, si le
alcanza un disparo hecho en la oscuridad, si no alcanza el estribo del coche dispuesto
para la fuga164 antes de que los funcionarios de la policía le hayan cogido. El azar lo
mismo puede ser propicio que adverso. La caja de caudales puede ser lanzada a lo
alto por la explosión y “caer de lado de la apertura de modo que ni si quiera entre diez
le podrían dar la vuelta y quedar el dinero tan seguro como en el banco de una gran
ciudad”165.
Si hubiese quedado de pie, el ladrón habría podido vaciarla en cinco minutos.
Pero las cosas han sucedido de otra manera. El mismo BLACK, que tenía tan mala
suerte, estaba un anochecer asomado a la ventana de su hotel. Más allá, en la misma
casa, se enciende una luz. Un hombre grueso, bastante bebido, con el sombrero
puesto, saca un montón de dinero del bolsillo y comienza a contarlo. Ríe, está muy
contento. Arrima una silla a la ventana y baja las cortinas. Se ve la silueta.
Empaqueta el dinero y lo coloca en lo alto. Es un escondite seguro. Es mucho más
prudente que colocarlo debajo de la almohada. BLACK abre sin esfuerzo la puerta de
la habitación a las cuatro de la madrugada. Había dudado un momento
preguntándose si no sería alguna trampa, pues la cosa parecía demasiado buena. Sin
embargo, sólo mediaba el acaso y el sueño sano de la tontamente ladina víctima.
Se eliminan muchos peligros cuando se roba allí dónde se conocen bien las
personas y las circunstancias. BENNEY penetró por la noche en el club en que había
trabajado. “Yo estaba terriblemente receloso y al mismo tiempo excitado de un arara
manera”166. De repente le abandona el miedo. Diez minutos antes de que entrase el
personal del servicio deja la casa con un rico botín. Pero cuando por segunda vez
roba en el club, apenas encuentra dinero. Los huéspedes están en guardia. Una
pitillera de valor que allá, le traiciona. La repetición que desde el punto de vista
técnico facilita, le ha perdido. Las fuerzas del Estado estaban ahora prevenidas para
él. La facilidad de la preparación se convirtió para el en una fatalidad.

V. LA CUANTÍA DE LOS DAÑOS

164
SPENSER, ob. cit. Pág. 189.
165
BLACK, ob. cit., pág. 322.
166
BENNEY, ob. cit., pág. 209.

§ 11

La cuantía del perjuicio inferido por el robo con fuerza en las cosas no sólo
importa al propietario. Además de las compañías de seguros, resultan afectadas
materialmente todas las personas que tienen que pagar en un distrito primas de
seguros. Cuando yo explicaba en Kansas City, la prima era de 85 dólares por cada
1.000 sustraídos por robo con fuerza en las cosas en edificios comerciales. Está suma
era un 136 por 100 más alta que en Louisville (Kentucky), un 110 que en la vecina
Wichita e incluso un 14 que en Detroit, Chicago, Los Ángeles y San Luis, ciudades
en las que la delincuencia está sólidamente organizada167. Por ello, todo propietario
de Kansas City, aunque no resultara afectado directamente, era perjudicado –
indirectamente- y, en un sentido amplio, víctima del robo. Como quiera que en
Kansas City se producían más del doble de robos con fuerza en las cosas en
comercio, almacenes, etc., que en las casas habitadas, podía mantenerse la prima por
protección de éstas en 32,50 dólares, siendo, sin embargo, así y todo, un 80 por 100
más alta que en la próxima Wichita.
El robo con fuerza en las cosas está, por lo que concierne a su rendimiento,
entre el hurto simple y el robo con violencia o intimidación en las personas, como lo
muestran las cifras que he calculado para los Estados Unidos y redondeo aquí:

TABLA XXXVI

Valor del Botín

Estados Unidos. Promedio en los años de anteguerra
1936-38168

Dólares

Hurto ......................................................................................... 30
Robo con fuerza en las cosas ..................................................... 60
Robo con violencia o intimidación en las personas .................. 105

Las cifras alemanas en los distintos períodos de tiempo estudiados son más
bajas:

167
Según comunicado de funcionarios de la Central Surety and Insurance Corporation, en el Kansas
City Star de 13 de enero de 1948.
168
Con arreglo a las cifras publicadas en el Uniform Crime Reports de 1936, página 149; 1937, pág.
208; 1938, pág. 151.

33.6 De 10 a 75 51. . pág. sino delincuentes por necesidad.9 3. ob. relativas a varios años.. Las cifras que damos. TABLA XXXVII Cuantía de los daños causados por el robo con fuerza en las cosas Distrito de Ronneburgo169 y Remscheid170 (Porcentajes) Valor del objeto Ronneburgo Remscheid 1906-13 1925-30 1938.8 34. y por ello hay que utilizarlas con precaución.4 cuando se consideran objetos por valor superior a 75 marcos.2 48.8 63. Innumerables pequeños robos de zapatos y pantalones no llegaron a ser denunciados.2 6. No trabajaban aquí ladrones profesionales. gallinas y conejos..5 13.8 19.0 En los valores más bajos que da la ciudad industrial de Remscheid se refleja la guerra de bombas y el derrumbamiento de la posguerra. 37. el de 12.8 13.6 De 75 a 300 12. cit. Hay que restar del valor del objeto robado el importe de lo que se recupera. Al 22. ob. 48 Hasta 10 30. muestran una técnica creciente de los 169 KOTTE.7 De 300 o más 5. cit. Las bases de cálculo no son muy grandes para el hurto agravado. pág. La desvalorización de la moneda desvió la codicia hacia las tarjetas de racionamiento. 170 MÜLLER.7 por 100 se contrapone. en el hurto. prendas de vestir.

apodado Yellow Kid Weil. Las cifras se han de multiplicar. Siguen las ropas. ob. absorbida por la guerra y las misiones políticas. 296. . porque no llevaba libros de 171 El antagonismo de la población se traduce en la falta de aquella colaboración. 289. Washington. 172 MÜLLER. que notoriamente desaparecen sin dejar rastro. una exposición científica no debe prescindir de las excepciones. La policía estimó el botín de éste sujeto en ocho millones de dólares. 1941-42172 Años Valor Daño 1938 400 190 1941 1. por 100. Chicago. pág. sin la cual no puede realmente funcionar ninguna policía. pág. pág. y él mismo no se atreve a confirmar o discutir esa cifra. Pero aquí juegan arreglos privados entre los propietarios o compañías de seguros y los delincuentes que se valen de personas interpuestas. BRANDON. y acaso hecha impopular171. al menos. y menor aún tratándose de pieles. he sido ricamente pagado por él.. T. 1938. 1938. cit. 174 W. 173 Uniform Crime Reports..382 Según experiencias norteamericanas173. Siento como si en setenta años hubiera vivido mil”175. TABLA XXXVIII Relación entre valor y daño en el hurto grave Remscheid. cit. Quizá sea esto cierto. El concepto de “varios” es demasiado amplio para fundamentar conclusiones científicas. 175 Ob. 206. 3. pág. Más elevada es la oportunidad de recobrar joyas y metales preciosos. 1948. la recuperación es mínima en el hurto de moneda metálica y billetes de banco.801 1. Un estafador muy conocido que todavía vive. Aunque los casos perfectos se desvanecen en el sinnúmero de robos pequeños y de poca cuantía. escribe en sus memorias: “Se dice que el crimen no compensa 174.541 1942 1.autores de robos con fuerza en las cosas o una decreciente efectividad de la policía.604 1. En mi caso. “Yellow Kid Weil.

000 3.000 8...000 cometido en Indiana 179. Muncy (Pensilvania)... 50... 96..000 marcos 176. 300...... No tiene ninguna finalidad el engañarse a sí mismo...... 90.... que hemos mencionado ya en varias ocasiones. Wellsboro.. Filadelfia. 17 de enero. ob.. a la detención..000 6. en los siguientes robos con fuerza en las cosas durante los años 1872-74178. págs.. y 13 y 25 de noviembre de 1944.. En la cuestión del importe...... 178 HARLOW ob..... Dólares 1........... juega un importante papel aquel elemento imponderable del feliz azar... 211.... mediante una acción continuada. Saratoga County Bank...... 30.. y que.........000 dólares por un robo de 200. Cooperan aquí momentos constitucionales y numerosos factores del mundo circundante.. 12 de marzo. 21 y 28 de mayo y 1 de junio de 1945......000 7..... Leslie participó. Lycoming Insurance Company. cit. la curva de la actividad se eleva hacia la mitad del mes... First National Bank... febrero de 1874 .. 30.. abril de 1872 ......... cit. septiembre de 1874 ... 71 y 72.. pág...... Con algunas irregularidades.. Waterford...... Pensylvania Bank.. Macon Georgia Bank.. por encima de un millón. casi obligadamente..000 Aquí se obtiene.. El delincuente berlinés Fritz Wald confiesa haber cometido robos con fuerza en las cosas. y hacer ignorantes e ingenuos a otros con ilusiones. septiembre de 1872 .. Es un hecho que estos individuos obtienen muy grandes sumas.... además de la exacta preparación y ejecución rigurosa.. No necesita subrayarse que entre miles y miles de robos sin importancia se produce un gran golpe.... ob. 179 Saturday Evening Post. mayo de 1873 ............ 1950.. págs.......... El valor del botín se estimó en dos millones de marcos.............. aunque no debe omitirse que se trata siempre de dinero repartido entre un grupo....000 5..... 140... 500. Third National Bank..contabilidad.. afirmó que el fruto real que obtuvo fue sólo de 42....000 4. cit. hay que distinguir entre el golpe grande aislado y la acción continuada que puede caracterizarse quizá como el tipo europeo. Baltimore.... en opinión de la policía.. 180 y sigs... la rápida cadencia final condujo..... 1873 .. 176 SLING.. Quincy (Illinois)..... Cuanto más claro tengamos éste hecho ante la vista. sumándose o restándose de modo peculiar. Los ladrones neoyorquinos de cajas de caudales Stepka y Patrek robaron o intentaron robar bancos en las fechas siguientes177: 18 y 31 de octubre.... noviembre de 1872 . pág......... no sólo en los Estados Unidos.000 2... 14....... sino a veces también en Europa... 100. . Frecuentemente los títulos de valores conseguidos no pueden ser utilizados o lo son tarde y con un gran descuento..... 177 RADIN... Para disminuir el resentimiento del público y del tribunal.......... Norton recibió 65...... comienzo de 1874 ........ Brennan’s Juwelenladen. Milford New Hampshire Bank.... Como siempre.. tanto mayor será el impulso para perfeccionar la teoría y la práctica de la defensa.

cit. en el que se llevan la caja de caudales entera para abrirla con toda tranquilidad en algún lugar solitario. Para un gran robo en Württemberg se emparejaron un antiguo viajante comercial de la firma. en Montreal. III. en la morada neoyorquina de una señora muy rica. estafándole por eso en el reparto del botín. probablemente cuatro.” 183 RADIN. bastan dos hombres para trabajar con el soplete de oxiacetileno. pero probablemente con una llave falsa. puede ser para un golpe aislado o por un tiempo mayor. 1907. y desaparecieron con joyas por valor de 428. 180 HARLOW. no más. Ésta es la forma básica de la asociación criminal. pág. se precisan de cuatro a cinco hombres.000 dolares182.500. pero él se alababa de haber participado. sólo se trata de dinero. le atacó un grupo bajo la dirección de Leslie y obtuvo 1.000 dólares en dinero y valores 180. A veces los coautores se complementan. vol. Con una preparación adecuada y tomando las medidas de precaución convenientes. Tubinga. en ciento cinco robos con fuerza en las cosas181. era un pudding. cit. El importe de las joyas obtenido durante su carrera se estimó en lo menos dos millones de dólares. esto es. muy vulnerable. A la pregunta de los funcionarios de lo criminal. págs.. ob. basta un hombre. que conocía exactamente la localidad y el valor de las alhajas. ASOCIACIONES PARA EL ROBO: PAREJAS. y además estamos asegurados. 77. porque las llevaba encima. A fin y al cabo. Prescindiendo de lo que los americanos llaman el carry-away-sistem183. RECEPTADORES § 12 Los progresos en la técnica del robo con fractura han reducido el número de las personas que tienen que participar necesariamente en él. No se nos ha dicho lo robado por el célebre John Wood. 183. VI. A fines de enero de 1950 penetraron ladrones. e incluso esto es lo corriente. en Massachusetts. BANDAS. en un sólo verano. ob. 193 y sig. Cuando se reúnen dos hombres para una empresa. querida.” El esposo la consoló: “No te preocupes.. llevó a la policía a través de veintitrés residencias de gente rica dónde había robado. El uno es conocedor del lugar y del valor de las cosas. Después de comprobar que el Banco de Northampton. pág. . El error del criminal profesional consistió sólo en haberse asociado con un aficionado que no estaba sujeto a las rigurosas reglas de la moral del delincuente y que no se sentía ligado al código del honor del mundo superior ni al de los bajos fondos. después de ser detenido. el otro es perito en lo que concierne a la técnica del robo. Para el robo con escalo. 181 New York Times de 22 de enero de 1951. 182 New York Times de 30 de enero de 1950. 184 Pitawal der Gegenwart. de por qué guardaba en casa todas sus joyas. Arthur Barry. Se comprende que las compañías de seguros estén intranquilas a veces. no se sabe cómo. declaró la víctima: “Sencillamente. y un conocido ladrón berlinés 184. En éste caso había contraído matrimonio con un millonario una mujer que antes había sido modelo.

pero se dejó disuadir de está intención (loc. cit. autor de robos con fractura. y los abría “como sandías maduras”. 186 Chicago Sunday Tribune de 15 de enero de 1950. un “héroe” que es admirado y cuyo rendimiento aumenta bajo el influjo de está veneración185.. pág..) Blecha fue internado más tarde en un manicomio. Salta a la vista está composición de la pareja. ob. era el hombre más formal del grupo. y entorno a la boca tenía un gesto que recordaba a un carnicero”. Y el mismo BLACK. George quedo lesionado en un pie de una explosión perseguía los modelos que tan exactamente conocía. Padecía con el conflicto entre sus sentimientos humanitarios y su solidaridad criminal.60 metros aproximadamente de alto. Mientras el grupo subsiste es un mecanismo humano de protección. Pero también se producen otras combinaciones humanas. Tubinga.. de grande y pequeño. BLACK187 ha dado la mejor descripción de una compacta comunidad de trabajo.” (Pitawal der Gegenwart. Estas peculiares formaciones de parejas merecen ser estudiadas más detenidamente por la ciencia. El segundo en gavilla era un gigantesco granuja de buen aspecto. Johnnie. III. 188 HARLOW. el más joven. No hay duda de que habían surgido la desconfianza. y su pareja Whittemore.” Lo mismo aparece. y poseía rica experiencia como carterista y en robos con fractura. “Uno era imponente. a causa de su aspecto inocente.. ob. muy corpulento y muy flaco. por los retratos. Su misión consistía. Cuando se deshace constituye un doble peligro. y de otra el hombre emprendedor. cit.. el soldado. Los 185 “En la prisión conoció él a Franz Blecha.85 metros de altura y pesaba más de 200 libras”. 187 BLACK. cit. mitad delicado. el jefe reconocido por todos. pág. en retener al vigilante mientras los demás trabajaban dentro. mitad desdeñoso. Entre los ladrones se contaba que Leslie se había indignado tanto con está brutalidad innecesaria que suspendió inmediatamente el trabajo en la caja de caudales. 1907. de gran fuerza física.. “El otro es exactamente lo contrario: delgado. De una parte. tenía más de 1. En ella estaba George. pág. los celos y el odio. pág. que era utilizado. El cajero de un banco del Estado de Maine en el que se cometió un robo sufrió tan terribles heridas en la cabeza. incluso en el aspecto sexual. que falleció poco después188. conocido siempre sólo con el nombre Kid.. propuso a su querido Franz “matarse juntos disparándose un tiro”. . puesto que era cerrajero y montador. en los que se valía de sus conocimientos profesionales. muy alto y musculoso. León Krämer. 79. La banda se distribuye el trabajo con arreglo a la experiencia y el rendimiento de cada uno. Leslie había estado muy deprimido antes de su muerte. terminó con cuatro balas en la cabeza. 106 y sigs. pequeño e infantil. Blecha era temerario. “únicamente su mirada era algo duro. el estado de la caja indicaba una interrupción repentina. relata un funcionario de lo criminal cuando vio por primera vez a la pareja Patrek y Stepka. Entre ambos nació muy pronto. para obtener información de toda clase. con tendencias homosexuales. El amigo impresionado. Wittemore tenía inclinación por el rojo: su querida tenía el pelo rojo. No sabemos por que el gran autor de robos con fractura Leslie. aparte de una vez que entró en una fábrica de cajas de caudales. y cuando por ser buscado tenía que desaparecer. una relación intima. 195. vol. conocido por el apodo de Kandy Kid186. 210). de 1. se desfiguraba tiñéndose el pelo de rojo. el que proyecta pasivamente. Se alababa de no haber trabajado un sólo día desde que cumplió el servicio militar. brutal. dónde quería aprender algo sobre cajas fuertes y cerraduras. en cualquier circunstancia.

ob.. 195 Chicago Sunday Tribune de 12 de febrero de 1950.. SMITH. en la que se fabricaron las llaves del bloque de celdas y del auto del director. con impecable abrigo de . Él mismo sufría accesos depresivos. un gran equipo. 70 y 71. Se fugó de la prisión del estado de Delaware y fue capturado en el estado de Virginia. 1929. ob. Afirmaba haber adquirido el arma para poner fin a su vida caso de que escalando una fachada se cayera y quedase inútil. pág. ob.. trepador de fachadas y ladrón con escalo. véase BLACK. pero en otros períodos desarrollaba una actividad sin freno. Se sabe de algunos receptadores que no sólo advierten sobre las oportunidades de robo que surgen. Menos frecuente es que el receptador se preocupe personalmente de seleccionar los individuos que han de componer la pareja de ladrones. sobre el trato con receptadores. Whittemore 194 y Barry195. 225.) 194 Chicago Sunday Tribune de 15 de enero de 1950. Emil Strauss. (HARLOW. como cliente desconocido: “Hace años le vi por primera vez en mi consulta. un colaborador de Leslie. de aspecto agradable. Nueva York. ROBO Y EVASIÓN § 13 Nada más natural que un buen autor de robo con fuerza en las cosas sea un buen evasor. se negó Delaware a recibirlo de nuevo: “. 1935.. Todavía hoy se cuenta la historia de su fuga en todas las penitenciarías norteamericanas. se había evadido incluso de la 189 “Tú y Sparky – dijo el receptador que me presentaba . 197 Un abogado ha descrito la impresión que le causó Emil Strauss. pág. Mac Coy193.. pág. siempre bien vestido197.. 193 Se le describe como un gigante calvo. para conseguir un mayor rendimiento de la colaboración de ambos189. mejor armado y mejor organizado. era un especialista en cajas de caudales196. sino que hacen encargos ofreciendo un alto premio. formareis un gran equipo. En la evasión también se abren túneles. En la reacción humana de Leslie vieron una traición. ob. VII. págs. 192 ROWAN.) Sobre una de las más célebres receptadoras de Nueva York.. Si. 75 y 76. Nueva York. en diciembre de 1919. Era un caballero alto. cit. haciendo el papel de “casamentero”. 190 David LAMSON. 191 Me acuerdo de una tentativa de evasión en la penitenciaría de Raleigh (Carolina del Norte). De los criminales conocidos – para citar sólo algunos . pág. págs. Desde 1911 venía cometiendo robos en los grandes almacenes.she just didn´t want him around”. 86. 234.. 335-337. cit.. 151 y sigs. Tommy Dowd. se emplean escaleras 190. 196 Edward H. que se escapó de la prisión de Joliet “absolutamente a prueba de evasiones”. A causa de su peligrosidad. se confeccionan llaves falsas191 La diferencia esencial consiste en que el establecimiento penal el aparato de vigilancia humano es más fuerte. cit. se evadieron Shinburn192.” (SPENSER.cómplices no pudieron olvidar la pérdida. muy alto y fuerte. véase HARLOW. ob. de una manera sin par por su cuidadosa preparación y audacia. mató de un tiro. Éste “desprecio a la muerte” se comprende cuando se sabe que su madre se había suicidado. We who are about to die. You can escape. págs. Emil Strauss. su padre era un borracho y el hermano menor epiléptico y sordo. a un funcionario de lo criminal. y tenía el apodo de Big Frank. cit. elegante. cit.

fue Pardue. forzó una puerta y la puerta de la celda. 202 James A. existen. 211 y siguientes. A los pocos días. 68. participaron siete hombres: cuatro de los fugados estaban condenados por el robo con violencia. El jefe en el alboroto del establecimiento penal de Canon City. en el que perecieron ocho funcionarios y un cierto número de presos. sin embargo. . JOHNSTON. Denver. El hombre al que le habían impuesto sesenta y cuatro años de prisión tenía treinta y ocho de edad en el momento de la evasión. Por seis veces tuvieron que pasar los bultos por encima del tejado. Estaba cumpliendo una pena de veinte a treinta años por robo con violencia cualificado199. Otro preso.” (Karl OTTEN. La entrada en la penitenciaria sólo fue posible. influyen las penas muy largas: los reclusos de Hunstville estaban condenados a veintitrés. los jefes eran atracadores de bancos y dos sujetos que estaban condenados a reclusión perpetua por secuestro de niños202. veinticinco. Estaba un funcionario sobre el muro por debajo del cual se habían fugado los amotinados. 1925. 201 Associated Press de 26 de diciembre de 1949. Así en los motines de las prisiones. pieles el más moderno de los sombreros de copa y un artístico bastón de paseo en la mano enguantada. el sábado 2 de diciembre de 1919. regresaron y terminaron el lunes de madrugada. Der Fall. Reiley200.. cumplía una pena de reclusión. pág.penitenciaría de Naugard. el cabello rojo. dos como delincuentes habituales – ambos de por vida -. casi siempre están a la cabeza los atracadores. penetró Emil Strauss con dos cómplices desconocidos en la misma prisión. Nueva York. pero no los vio. cit. pág. Berlín. que estaba muy unido a él. porque se produjo en el año revolucionario de 1919. especialmente en el motín de 13 de enero de 1939.” (Ob. En la evasión violenta del establecimiento penal de Hunstville (Tejas) utilizando un túnel..) 198 “Ellos (los hermanos Strauss) trepaban por las fachadas y caminaban sobre los tejados y los muros como otros andan por la calle. descendieron por una escala de cuerda al depósito de mercancías. 200 Ob. en Colorado. saltó por encima de varias verjas. fueron a la taberna de Kempinski. Alcatraz island prison. Strauss. Éste incendiario se apodaba Red Reiley. a reclusión perpetua. página 60. 1949. Rara vez se han utilizado de modo más abierto las mismas habilidades físicas198 para el robo y la evasión. Junto al temperamento agresivo del atracador.) 199 Report of the Governor’s Special Committee to investigate the State Penitentiary. yendo desde el atraco en los años mozos al robo con fuerza en las cosas. en realidad. y sacó de allí a su hermano. El domingo suspendieron el trabajo. y tenía por consiguiente. 7. estaba condenado de treinta años a perpetuidad por robo con violencia cualificado. También en las desesperadas tentativas de evasión de Alcatraz.. Estaba pues condenado. cuarenta y cinco y sesenta y cuatro años201. Me rogó con tono agradable y tranquilo que callase su nombre. cit. hasta un coche que tenían esperándolos. 1929. 13. La vida que podía perder al tratar de evadirse no tenía ya mucho valor. quizá. pasaron por los tejados a una casa de sedas mundialmente conocida.. pág. pág. Aunque algunos tipos de autores de robos con fuerza en las cosas y de robos con violencia se entrecruzan. se dejaron encerrar los hermanos en un Liceo. forzaron una ventana y robaron seda por valor de varios cientos de miles de marcos. y sólo uno era falsificador de documentos. marcadas divergencias en el temperamento de ambos grupos. Cuando su hermano menor.

.

CAPÍTULO III EL ROBO CON VIOLENCIA O INTIMIDACIÓN EN LAS PERSONAS .

.

Es inevitable que el ataque perturbador del ladrón siga el contragolpe excitado de la sociedad. 160. pág. Un ciclo funesto se pone en marcha. juntamente con nuestro desconocimiento de los diferentes tipos de atracadores. A lo que se añade que el robo hinca sus raíces en la fase juvenil del hombre y satisface – como lo muestra la predilección de los muchachos por las historias de ladrones – la tendencia infantil a las emociones y aventuras. . que acumulan energía 1 Sobre la comprobación de GORING. dentro ya del establecimiento penal. Las duras penas con que los tribunales tratan de destruir la disposición al robo con violencia. dificultan la reclasificación y rehabilitación de está clase de delincuentes. Tanto más necesario es. En ello no se toman en cuenta los factores de inferioridad mental1. es un sospechoso de evasión. Berlín. aunque sí se preste atención a una situación de verdadera necesidad. La atracción que ejercen las armas. se le considera peligroso y se le imponen retrocesos en la ejecución progresiva de la pena. intentar dejar de lado la tosca idea que tenemos del atracador y conseguir una historia natural del sujeto. Apenas hay una figura de delito que bajo la misma etiqueta dogmática abarque tipos humanos más diversos. ESTADÍSTICA DEL ROBO §1 La aversión moral que resuena en la palabra “atraco” se expresa por la fuerte reacción del legislador y el rigor de los tribunales. véanse las cifras de mi Strafrecht und Auslese. por ello. I. pocos delitos tan sensibles a la presión del mundo circundante como el de robo con violencia o intimidación en las personas. 1914. El atracador.

.3 Otras formas de tratamiento ... muestra las mismas vivas oscilaciones de la reacción judicial.. que proporciona la estadística criminal.... tumulto y formación de columnas para el ataque y la defensa. Proporción de las penas de reclusión Estados Unidos... lo mismo que en los Estados Unidos......... las cifras para Norte del Rin-Westfalia son sólo del 10 por 100 en 1948. alegría en las armas.... pertenece a una época.y multiplican la fuerza... Inglaterra... Incluso el Estado moderno explota estos períodos de osadía.... ......7 en el Tribunal territorial de Aquisgrán (1945-49). página 93. por encima de todas las consideraciones etiológicas está la necesidad de orden y tranquilidad de la sociedad y su tendencia a decisiones expeditivas.. El desorden de la práctica judicial se manifiesta en las cifras reseñadas en la tabla XL. 4...... pág... 1953.0 2. que no ha padecido ninguna derrota ni derrumbamiento político ni económico. La investigación se refiere a los años 1928-50......0 Custodia temporal ... en la que comenzaban la caza y la guerra e incluso se luchaba por la mujer. El 2 Judicial criminal statics de 1941. quizá biológicamente tan comprensible como socialmente reprobable..1 Prisión .. No obstante.... 42... TABLA XXXIX Condenas por robo con fuerza y robo con violencia o intimidación.. 3 Walter BAUMSTEIGER..... Disertación de Bonn. 19412 (Porcentajes) Robo con fuerza Robo Con violencia o intimidación Reclusión ... la pena de reclusión.6 Los datos alemanes están sujetos al rápido cambio de condicione políticas y sociales....... BAUMSTEIGER3 informa de un porcentaje de penas de reclusión del 23.7 13. 33... Por ello se aplica ampliamente en Alemania... Die Kriminologie des Raubes.. al que se acomodan con sorprendente elasticidad nuestras convicciones....... X...8 71.5 13. 19..

3 32. Casi siempre se trata de ataques a los funcionarios de establecimiento.5 18. pág. Sería importante saber por que delitos estaban en la prisión los presos agresores. Subieron 91 ingresos por atraco en 1939 a 319 en 1948. 1951.sólo fue condenado un 19.9 1935 33.2 27.16. 1949. 1948.3 1936 29. 4 Report of the Commissioners of prisons for the year 1950. including penal servitude”4.7 83.5 23.6 21. cit. pág. 102.4 66. págs. ob. que las estadísticas penitenciarias de 1949 renunciaron a dar por separado la pena privativa de libertad más grave. y 1949.3 25. pág.7 66.7 1930 16. 144: 1950. 97. pág.130-131.2 1932 23. “Imprisonment. 7 Ob.48 subió la cifra a un 33.4 82..5 73. 1948.5 1934 33.3 24.5 70.9 Las cifras británicas fueron siempre muy bajas. 186. pág. pero en 1947. 103. Londres. 151. cit. . 137. TABLA XL Clase de pena y medida de la pena en el robo con violencia Imperio alemán. pág. Las estadísticas penitenciarias inglesas traen cuidadas indicaciones sobre la aplicación de la pena de azotes en los establecimientos penales 7. 1940. página 98.2 1933 26. antes citado. Puede presumirse que entre ellos habían un cierto número de atracadores.6 31. págs.8 83. En los tres años de 1939 a 1941. 1941. 93 6 Calculado con arreglo a las cifras contenidas en el Report.7 76. formando un solo concepto. 5 BAUMSTEIGER. 96.3 por 100 a la pena de reclusión. 1929-36 5 (porcentajes) Prisión Años Reclusión En total Menos de un año 1929 17. 1939.aumento de las penas de reclusión es tan grande..4 1931 16. pág.

La evolución alemana muestra puntos máximos que se agrupan en torno al movido y borrascoso año de 1921 en la posguerra.6 1928 683 1.6 1915 511 . pág. TABLA XLI Condenas por robo con violencia Imperio alemán.5 1927 701 1.5 1913 754 1. 1 a 4 del Código Penal Alemán). 1911-409 Por cada Por cada Año Total 100. Austria. y al año 1932. además.4 1926 811 1. 9 Sobre las fuentes de estas cifras véase la pág. el de la crisis económica.000 Año Total 100.4 8 En 1931. por ejemplo hubo 238 cadenas por robo simple con violencia o intimidación en las personas y 767 por robo agravado (Krim.4 1929 811 1. El robo simple con violencia o intimidación en las personas es relativamente raro8. 1934. Berlín. Las cifras conjuntas para todas las formas de atraco y extorsión asimilada al robo ocultan las diferencias más sutiles que existen. nota 14. núms. Statistik für das Jahr 1931. etc. grandes modificaciones territoriales (Sarre. porque la población civil masculina – durante la guerra por movilizaciones en masa. por la reorganización del ejército. 18. párrafo 1. . 1931 1197 2.000 Habitantes habitantes 1911 662 1.4 1914 687 1. La forma más frecuente de aparición es el robo cualificado (§ 250.7 1912 695 1.1 1916 614 . 1930 1028 2.) que trastornan el cuadro. en la época de Hitler. No son científicamente utilizables las cifras relativas al período de la primera guerra mundial (1915-18) y al régimen de Hitler (1933-40). el gran aparato del partido y otras medidas – experimento una transformación completa. como ya hemos dicho antes. Desde 1935 se produjeron.

7 1936 598 - 1922 1517 3. socorría a los pobres y ha dejado en el pueblo tan buen recuerdo. Las coyunturas desfavorables deciden lo segundo. pero raro. se hace más hincapié en el ímpetu de los instintos que agitan al sujeto que en su dirección criminal. que en 1832 se podía escribir sobre él todo un volumen de baladas10.1 1938 502 - 1924 1155 2.8 1935 620 - 1921 1789 3. CONTRIBUCIÓN A LA SOCIOLOGÍA DEL ROBO CON VIOLENCIA O INTIMIDACIÓN §2 En éste brusco subir y bajar de los números salen a al luz los factores más variados. Tal fue el héroe de Schiller.1 1934 649 1.8 1940 248 - II. “Un espíritu – escribe – cuyo mayor pecado lo provoca sólo el amor a lo grande que le invade. como se llamaba él mismo. 59. en el bandido “generoso” que perdura en las leyendas de los pueblos. cit. JUSSERAND.2 1937 475 - 1923 999 2. 1932 1471 2. 1917 435 . ob. Tal fue Schinderhannes. el amor al peligro que le acompaña.9 1918 316 . . en la plenitud de sus facultades. uniéndose el ánimo de lucro con el falso heroísmo y la imitación falsificada del “vencedor” privado. según el camino que tome. Tal fue el piadoso y valiente Robin Hood del siglo XII que únicamente robaba a los grandes señores y a los prelados ricos.” Únicamente éste tipo podía llegar a convertirse. J.6 1919 972 2. va acompañada de un romanticismo no sin peligros del atraco.3 1920 1327 2. cit. llegará a ser necesariamente un Bruto o un Catilina. En el prólogo que escribió Schiller en la pascua de Resurrección de 1781 para Los bandidos. y sólo tras de una grandísima maraña logra lo primero. ob. No se produce sin público. influida por la situación económica. y éste público es la banda que reviste a su “capitán” con la gloria del caudillo. una plaga como cualquiera otra enviada del cielo 11. pág. Pág. el azote de Dios. 11 ELWENSPOEK.5 1939 519 - 1925 864 1. está criminalidad del atraco cobra sus fuerzas en las necesidades anímicas del pubescente o del incomprendido.. Karl 10 J. La guerra santifica la violencia porque nos aproxima al estado de la naturaleza y debilita el apreció de los bienes ajenos que trae su vigencia de la sanción de las leyes. con ayuda de especiales circunstancias. 1933 1283 2. Un hombre importante. La pequeña criminalidad del robo con violencia. el deseo del poder que reclama. 208.

El pueblo vio personificado sus sentimientos de venganza en el ladrón de trenes Jesse James y le protegió durante quince años. véase Alan HYND. ministros.. como se deduce en las siguientes cifras: TABLA XLII Robo con violencia o intimidación consumado y en grado de tentativa Berlín. es decir los prisioneros de guerra puestos en libertad pero no enviados a sus casas 16. Está ágata la llevo en recuerdo de un sacerdote de tu ralea a quien estrangulé con mis propias manos por haber deplorado en el púlpito la caída de la inquisición. En los primeros años de la posguerra disminuyeron los tipos descritos frente al robo con violencia por necesidad. que regalaba su parte de botín a los huérfanos y sufragaba los estudios de “jóvenes pobres que prometian”12. . porque las continuas dilaciones causaron repetidas crisis financieras.. 85. incluso entre funcionarios de la policía y Sheriffs.) 17 BADER. (JACOBS.. 1952.814 Enero 377 Julio 124 Febrero 447 Agosto 71 12 Die Räuber. y aumenta en los meses de invierno. Tales fueron. en 1947. 3. Nueva York. Ob. Éste rubí lo arranque del dedo a un ministro. El número de los atracos e intentos de robo con violencia de que se tiene noticias raya en lo colosal. Tal fue Jesse James.. anuncian perturbaciones sociales funcionales. Todavía lloran los huérfanos por causa de él.. complicando la situación los extranjeros. 89 eran extranjeros (Rupprecht JACOBS.. 13 “Fijaos en las cuatro preciosas sortijas que llevo en cada dedo. We are the public enemies.Moor. 136. 1946 (Estadística de la Policía)17 Suma anterior 1... 15 Sobre el resentimiento del Oeste Medio. Éste diamante se lo quite a un consejero de Hacienda que vendía los hombres y los destinos al mejor postor y cerraba su puerta a los patriotas afligidos. II. consejeros de finanzas y clérigos fanaticos 13 que faltaban a sus deberes. 1949. que en los años de la guerra civil norteamericana recorrió como un nublado el estado de Misuri robando trenes y bancos14. en escala mucho menor los grandes gángsters norteamericanos de los últimos años de la decena de 1920 a 1930 y comienzos de la siguiente. contra los bancos. cit. y cuando el pueblo los disculpa. 92 y 93. Está antipatía tenía que dificultar la persecución de los delincuentes. 140. que habían quebrado en innumerables casos.) Los trabajadores extranjeros disculpan la desconsideración de su proceder con el mal trato recibidos de anteriores patrones. Cuando surgen estos tipos que pueden sostenerse más tiempo de lo que sería en una sociedad estable. 3. II. acusa con ello a los tiempos y su propia impotencia. de 117 malhechores. Die Kriminalität der Nachkriegszeit. ob. pág.) 14 En la construcción del primer ferrocarril fueron perjudicadas numerosas gentes pobres. pág. que sólo pudieron durar tanto porque a su modo expresaron la protesta de las masas a las que la quiebra de los bancos había empobrecido y hecho desdichados 15. Los anillos que llevaba se los había arrebatado sólo a malvados.” (Los bandidos.. Bad Godesberg. 16 Según SCHONKE.. pág. págs. cit.

La criminalidad del robo había sido atraída de la ciudad empobrecida y bombardeada hacia el campo. en total.2 44. esperaban ansiosamente el alba.. barreaban puertas y portones. Montaban guardias.0 1948 1265 6...” (JACOBS. El tercer grupo. 2.) 19 JACOBS. cit. no aparece en el período de la posguerra alemana.8 1947 1575 7. pág.. ob. 21 Cifras de condena no muy altas. 137. sino también la indefensión manifiesta 18 “Los campesinos vivían de noche en sus casas como en una fortaleza sitiada. 20 BAUMSTEIGER.3 42.. 78. pág. TABLA XLIII Robo y paro Norte del Rin – Westfalia y Hesse. Parecía haber resucitado Schinderhannes. el factor de la tentación contribuye a activar la voluntad criminal latente. 22 De 1946 son conocidas sólo las cifras (587) del último trienio. 3. Tiene efectos criminógenos no sólo la debilidad y descrédito del poder del Estado. Parados por cada Rin-Westfalia y vincial de Aquis. y hacían barricadas....1 75. cit.608 A éste resultado de un año de penuria se contrapone el hecho de que en diez años (1929-38) se comprobaron en Berlín. Los tres grupos de cifras que he reunido permiten echar una ojeada a la génesis del robo con violencia o intimidación por necesidad.5 31. cit.611 atracos.. 1. . Fatigados y trasnochados. los atracadores de bancos. página 140. tratando de asegurarse por medio de dispositivos de alarma. 1946-49 Parados por cada Denuncias por 100 obreros Años robo en Norte del en el distrito pro. dónde se encontraban los valores todavía subsistentes18. ob. ob. Marzo 363 Septiembre 114 Abril 245 Octubre 124 Mayo 213 Noviembre 153 Junio 169 Diciembre 208 Suma y sigue.8 1949 1050 4.6 Al lado de la miseria económica que empuja el robo. 100 condenados Hesse19 grán20 por robo21 1946 -22 5.814 Suma total.

sólo que mucho más extendida. cit. cuanto más frecuente es el atraco en la calle. Las calles están vacías. de todos los atracos son cometidos en la calle 26. tanto mayor es la miseria.de la víctima. pág. . citados por BAUMSTEIGER. pág. Su fortaleza reside en la debilidad social de la víctima. 26 Según FELDMEIER y HOELKESKAMP. Aquí hay una inmensa zona negra que no podemos. cit. y el único empleado no puede abandonar el negocio para entregarse a la persecución. jalonar numéricamente. Ob. El prototipo de estas víctimas es el detective. en sitios solitarios. El que en la época de la gran hambre quería tener alimentos.” (BADER. Las compras.5 por 100. cit. 24 “En Coesfeld. el cajero y el empleado de banco. Distinto es el empleo de violencia o intimidación contra personas que custodian mercancías o fuertes sumas de dinero en el interior de locales cerrados. La total situación del mercado negro empuja a la víctima a aislarse en sitios no concurridos por nadie y aumentan su indefensión. a los chanchullos. pág.. Los negocios se realizan. Duisburgo y Bonn 25.. al contrabando. El atracador no necesita enmascararse. No pueden pretender la protección del orden jurídico. Se pueden conseguir en corto tiempo y sin excesivo riesgo pequeñas sumas..” (JACOBS. si está en sus cabales. 30. a infringir las leyes. Las cosas de valor que sobre sí lleva el individuo no son en general importantes. un desconocido robo en mayo de 1948 a una transeúnte sus vestidos (Chaqueta. Las reuniones se celebran en el campo 23 o en una calle oscura apartada del tráfico. en todos los lugares dónde se despliega el mercado negro. al toxicómano. su única salvación es la fuerza física. a la prostituta. Presto se comprobó en la posguerra el predominio de la calle como el lugar del hecho en distritos urbanos como Aquisgrán. Tan pronto como dan en ella. Tan pronto como amplias masas de la población se dedican a los negocios del mercado negro. ob. la misma situación que priva de la protección policial al jugador profesional. medias) y el bolso de la compra. 31.. les quita la cartera o la bicicleta y desaparece en la oscuridad. El robado. para no sufrir otra mayor. en el que se despoja a una sola persona de dinero u objetos de uso24.) 25 Véanse las cifras del investigador en BAUMSTEIGER. otras investigaciones confirman que en los distritos rurales de Essen y Wuppertal un 61 o un 60. ob. En los Estados Unidos son los surtidores de gasolina que se mantienen abiertos hasta horas avanzadas y los drugs stores que no cierran antes de medianoche. respectivamente. al homosexual y a los pervertidos. ni tener preparado un coche para huir. cit. pág. jersey. ventas y convenios ilegales son realizados sin testigos. puertas cocheras. por ejemplo. 86 y 87. en los zaguanes de las casas. tenía que atenerse a los 23 También son lugar frecuente de atracos las fábricas. 139. falda. ob. por cierto. Antes de la reforma monetaria el objetivo más codiciado era la casa bien abastecida del campesino.) “En algunas grandes ciudades. además. Lo único que pueden hacer es no dejarse atrapar en una situación favorable al atraco. en Francfort. se ha convertido en un fenómeno habitual el menor o el joven que para al transeúnte o ciclista. pierden la ayuda que presta el acudir a la denuncia y recurrir a los tribunales. Todas estas circunstancias elevan el riesgo de la transacción. encajará la pérdida. El lugar en que se comete el robo con violencia o intimidación es un índice del estado social. callejas. Es.

pues oscila entre el 1 y el 2. según BAUMSTEIGER (ob. cit. de los tipos de mujer violenta sería de los trabajos mejores recompensados. Un hombre es llevado a un estado de “jugueteo amoroso”. según la estadística policial de las ciudades.. En los Estados Unidos.. cit.depósitos de mercancías y a alas casas de los campesinos. la calle ocupa el primer lugar de todos los atracos. En el hecho de que la víctima del atraco comience a pedir auxilio y la muchacha acuda en ayuda de su 27 Uniform Crime Reports. Siguen las empresas comerciales con un 25. El atraco simple en la calle está dificultado técnicamente en los Estados Unidos porque por la noche va poca gente a pie. cuyo jefe tiene que comprar su propia caja de caudales y no adquiere el modelo más caro porque el Estado cubre las pérdidas producidas por el robo con fuerza en las cosas o violencia o intimidación en las personas. Hay que emplear al mismo tiempo astucia y una ligera violencia (“They push gently around”). Los surtidores de gasolina dan el 8 por 100 del total 27. 159. el 4. Nueva York. Al llegar determinada fecha de ingresos y pagos. Entre los casos que se han descrito31. pág. Estas cifras son posiblemente ciertas para los gigantescos bancos de la gran ciudad. 58. Sólo después de la reforma monetaria volvieron a ser atacados los pequeños bancos y las cajas de ahorros. y con ellas está ampliamente por encima del promedio del Imperio en los años 1931-38. que la mujer “como delincuente violento se ha convertido en uno de los fenómenos más serios de la posguerra”32. la participación femenina en el robo no constituye ningún problema. De repente aparece el amigo. páginas 47 y siguiente. ni tampoco a las pequeñas oficinas de correos. 31 JACOBS. A pesar de algunas sensacionales excepciones. en la jerga periodística. no puede afirmarse.5 por 100 29. A treasury of Western Folklore. 59). 28 Tipos de está clase fueron. 1951. A. pero no prestan atención a los anticuados establecimientos provincianos. que con auxilio de la muchacha le domina y le roba. 1938. El profesional thief. (B. Belle Starr y Calamity Jane. destacan los que se podían llamar robo por el coito. págs. cit. BOTKIN. ha descrito la dificultad que hay para robar a un hombre entre la puerta del banco y la del coche. Las cifras de condenas en 1947-48 correspondientes a Norte del Rin-Westfalia arrojan.36 por 100. de SUTHERLAND ob. con un 57.) 29 BAUMSTEIGER. De 16.. “la setentona lady Wildcats”. 32 Loc. 349 y 354. pág. y consiste más que en actos de ejecución. por la parte de la ciencia criminológica y la psiquiatría.503 atracos que en 1938 llegaron a conocimiento de la policía.93 por 100. §3 Aunque en épocas revueltas surgen siempre algunas viragos y alcanzan breve celeridad en los titulares de los periódicos 28. en los primeros tiempos norteamericanos de posguerra. 30 No es posible una separación. incluso cuando se trata de trayectos cortos. pág. llamada. ob.5 por 100. cit.7 por 100. ob. generalizando. cit. sólo 24 habían tenido por objetivo un banco. .. en acciones auxiliares 30. siempre hay allí un par de cientos de dólares. pág. Quizá un estudio más detenido. 150. Las oficinas de correos supletorias están administradas en parte por mujeres viejas. que fue de 2.

2 33. cit. según KINZIG. el cual se apoya. 62). para Duisburgo en FELLER y para Essen en FELDMEIER. loc. Es asunto de legislación. Cuando una mujer quita al atracado la corbata mientras el amigo sujeta a la víctima. Si los grupos medios están en campaña o han sido retenidos en parte prisioneros. para poder atar a está las manos. pág. Carece de fundamento sostener. 33 BAUMSTEIGER. .4 18. La función de la mujer ante todo es la de atraer a la víctima y llevarla a un sitio apartado. tanto del destino físico como del destino social de los otros grupos. El empleo de la violencia se distingue de la paralización de la resistencia por medio de hipnosis o administrando un narcótico.9 51. como es natural.8 31. los cuales han palpitado también según la situación económica. pág. Contingente de menores de veintiún años Wuppertal. con la derrota y el derrumbamiento.2 Estos porcentajes dependen. 34 Calculado con arreglo a las cifras que da BAUMSTEIGER (ob. El segundo caso. Aquisgrán34 (Porcentajes) Wuppertal Duisburgo Essen Aquisgrán 1928. 49 12. 60. Essen.2 59. sólo existe una forma de violencia que está en relación con la situación del robo y hay que ver en ella el miedo a ser descubierta y a la pena. para Wuppertal en HOELKESKAMP. La distribución por edades muestra con toda claridad la participación de los grupos juveniles. Duisburgo.9 37. Pero con esto va a parar fáctica y jurídicamente en el subsiguiente suceso del robo sin que ella se forme una clara idea de que ya antes del atraco se ha convertido en auxiliar. TABLA XLIV Edad de los condenados por robo con violencia. como se ha propuesto. cit. 39 1945.. 33 1934. 48 1930-32 1945-48 1929-32 1945. no de interpretación. no veo yo todavía los rasgos de una “delincuente con violencia”.cómplice tapando la boca con la mano33. al compás de los efectos psíquicos posteriores a la guerra. crece el porcentaje de jóvenes y viejos. que frente a las prácticas actuales de los delincuentes tienen que fallar las reglas de la lógica.

cit. 36 LIEPMANN. Pero los jóvenes tendrían que aprender de nuevo.. al que sólo se añade un 16. los héroes. que desde los últimos años de la guerra estaban ya muy ejercitadas.327 Es seguro que estaban en juego.94 1919 58. En la segunda guerra mundial se añadió a la desmoralización psíquica el terror de los bombardeos nocturnos. . sin embargo.7 de adultos de cuarenta a cincuenta años. que el modelo en la guerra es algo completamente distinto al modulo durante la paz.70 1918 40. cit. Ellos se resolvieron.37 En el Imperio las condenas por atracos subieron a saltos durante ese tiempo: Años Condenas 1918 396 1919 972 1920 1. El que ha escapado al incendio y a las explosiones no tiene ya el viejo temor a los peligros con los que el Estado trata de mantener a los 35 Ob. Lo que hacían los soldados que regresaban. poco a poco. pág. ob. además otros factores. 62. a conducir las bandas de menores. y que en 1919 los antiguos “jóvenes” estaban de nuevo en casa. 88. pág.07 1920 54.09 1915 18.39 1917 47..HOELKESKAMP35 ha calculado para los años 1940-44 en Wuppertal un porcentaje de jóvenes menores de dieciocho años no inferior al 83.72 1916 22. era bueno y digno de ser imitado. LIEPMANN ha apuntado muy correctamente a las disculpables faltas de asistencia a las escuelas nacionales en la ciudad de Colonia durante la primera guerra mundial 36.2. ¿Qué hacían los muchachos en su tiempo libre? En Colonia la escuela perdió su autoridad educativa durante la primera guerra mundial y los años revolucionarios de la posguerra al ritmo siguiente: TABLA XLV Contingente de faltas de asistencia a la escuela Colonia 1914-20 Años Faltas 1914 15.

muchas de ellas con inviernos duros y grandes dificultades económicas. que abarcan períodos normales. §4 El lugar del hecho muestra. como el porcentaje de parados. ob. La guerra de aniquilamiento ha destruido también el efecto intimidante de la pena. En estas series de números destacan. En las cifras norteamericanas que siguen se trata sólo de grandes ciudades. TABLA XLVI Robo con violencia y lesiones corporales en el curso del año 1885-9237 Mes Robo Lesiones Mes Robo Lesiones Enero 100 75 Julio 99 118 Febrero 87 78 Agosto 106 133 Marzo 78 78 Septiembre 84 124 Abril 84 95 Octubre 120 106 Mayo 94 108 Noviembre 132 93 Junio 98 113 Diciembre 116 78 TABLA XLVII 37 BAUMSTEIGER. dos tendencias unidas: la inclinación a una descarga que se agota superando una resistencia y la presión de la necesidad económica que se inserta al comienzo de los fríos. utilizando cifras. comparando el ritmo de las estaciones del año en el robo con violencia y en las lesiones corporales peligrosas. antiguas pero seguras. 35. La base de éste cálculo es de 100 actos punibles de está clase por día en la media del año. Está en la naturaleza de las cosas que en las épocas de necesidad se desliza éste ritmo hacia el invierno. . BAUMSTEIGER ha emprendido el laudable intento de comparar la ciudad y el campo.. las relaciones entre el robo con violencia y la situación social. Otras conexiones se descubren por las cifras de dependencia con las estaciones del año. pág. en el delito de robo con violencia o intimidación.ciudadanos en el camino recto. cit.

......... 83.9 Julio .. Se tiene que pensar en un haz de causas: el máximo semanal de posesión de dinero después del pagó del salario..... 96.3 Diciembre .... 39....... las desmedidas pretensiones de la novia a quien quiere satisfacer y el sensible contraste entre el que tiene poco o nada y el que ha recibido su sobre...2 Abril ... ...... viernes y lunes. 86..............8 Mayo . 81. pág...... 108..... 41 BAUMSTEIGER............ 353. cit...........9 Febrero .. 106.... Base: 100 Enero ..... Respecto a las horas del día.. 39 Las tardes del sábado y los domingos las casas públicas organizan reservados para señoras.... 1921.............6 Agosto . Puede ocurrir también que el primer día de trabajo de la semana sea especialmente amargo para los que carecen de empleo y les haga presente con cortante frialdad su estado......... pág. 42 Véase en la página 126 el diagrama “Robo con fuerza en las cosas y robo con violencia e intimidación en las personas”.. En el examen de los días de la semana en que se producen los atracos............................. la boda de la hermana menor aumenta la desesperación de la mayor.. Según las cifras de la policía de Denver. 339.... y.... Entonces comienza a subir la curva de atracos y alcanza su mayor intensidad entre las diez y las doce de la noche.... prácticamente es un defecto técnico el disparar tiros....8 De estas cifras tiene que concluirse que el atracador norteamericano persigue más al apoderarse de las cosas que el aplicar la violencia.....0 Octubre ..000 por 100..... que coincide con excesos alcohólicos y sexuales39...... Untersuchungen úber den Sittlichkeitsverbrecher.. 1935-4038 Fundamento del cálculo: 382 ciudades con 51.. al modo como.... Las elevadas cifras del lunes merecían ser investigadas más detenidamente. pág....... 129... del lado del sujeto. 85... Robo con violencia y estación del año Estados Unidos.....0 Marzo .... verbigracia... destacan en la posguerra alemana los sábados.......... La violencia se restringe.. en Zeitschr.. 96..... Luego hay una pausa que dura hasta alrededor de las nueve de la noche... y la gente que tiende a disparar es eliminada de las pandillas bien organizadas........... fúr die gesamte Neurologie und Psychiatrie................. 115....... Mis estudios en Norteamérica arrojan períodos con dos puntos de máxima altura 42....1 Septiembre ... ob.......... aunque la amenaza sigue siendo necesaria... Conjugando con el robo los 38 Véase mi libro The criminal and his victim........ 118...8 Noviembre .283.....770 habitantes....... las diferentes investigaciones 41 han hallado un máximo en la tarde (de las seis de la tarde a las doce de la noche)............. En el tiempo que va de las diez de la mañana a las dos de la tarde el riesgo aumenta en un 1.. 40 Von HENTIG y VIERNSTEIN.... existe poco peligro de ser robado entre las seis y las diez de la mañana..... Yo he hablado en otra ocasión de una irritación postorgiástica 40. que antepone la mera amenaza a la intervención física... 89.0 Junio .......

se dirigen hacia sus casas a la salida de los teatros. que está debajo de la sala de caja. El día principal es el jueves. de arrojarse al suelo.000 dolares 43. más o menos serenos. Los hombres que acompañan la caja de caudales rodante son de confianza y van bien armados. todas las cuales se hallaban cerradas. . Dentro del garaje sacaron los guantes de goma y se pusieron antifaces. cines y restaurantes. en pocas palabras. en que Brink’s Company transporta hasta diez millones y más. y al vigilante especial le correspondía librar éste día. Los cinco estaban tras una reja metálica. vestidos todos lo mismo.datos sobre las cosas obtenidas mediante él. mostrando el revólver. en los que puede entrar cualquiera. Ahora viene la orden del jefe de los atracadores a los empleados. por ejemplo. Subieron silenciosamente las escaleras. El 17 de enero de 1950. El jefe de los ladrones ordenó. Era lunes por la tarde. metido en sacos. Todo el dinero en papel fue recogido rápidamente. Las primeras noticias cifraban la pérdida en 500. Sobre estas horas se roban también las cajas de los hoteles. que cierran precisamente a está hora. Para llegar a éste lugar hay que pasar por seis puertas. se vería que entre las diez y las doce de la mañana son atracados bancos y comercios – especialmente cuando una parte del personal sale a tomar un bocadillo –. Exactamente a las siete y diez de la tarde irrumpieron en la sala de recogida del dinero. En la habitación dónde se guarda el dinero hay armas de fuego al alcance de la mano. EL ATRACO A LOS BANCOS §5 Entre los bancos contamos también las organizaciones que se encargan de transportar grandes sumas y que las tienen en custodia temporalmente. Pero antes de que pudieran reaccionar se vieron encañonados por los atracadores. Tiene coches blindados con los que recoge y entrega el dinero. que abrieran la reja. Así lo hicieron. Está entidad tiene mucho que hacer los días en que hay grandes pagos de salarios. Siete llevaban zapatos todos de goma y el octavo sólo tenía las suelas de éste material. El lunes es un día tranquilo. en establecimientos que antes han tenido unos ingresos y que están abiertos al público. a las siete de la tarde. Les ponen esparadrapo sobre la boca. a menudo en serie en una noche. ocho hombres de la misma altura y complexión. bajado por la escalera y arrojado en el coche que esperaba. caja de los cines. entraron en el garaje. clubs de juego. En ella había cinco hombres para clasificarlo. El dinero recogido tiene que estar. aunque sea poco tiempo. y que el máximo de la medianoche se refiere a surtidores de gasolina drugs stores e individuos que. En 43 United Press de 17 de enero de 1950. III. y ser recontado antes de continuar a los grandes bancos. Todos estaban armados. El lunes había sólo unos dos millones. Entonces se refuerza la guardia. En Boston. está la Brink’s Company. tenían llaves falsas de todas las cerraduras de las puertas. en algún lugar. así como los restaurantes.

Las guerras recientes no sólo han privado de libertad a los prisioneros. 45 Chirstian Science Monitor de 26 de abril de 1952. con planeados delitos utilitarios y por necesidad. pág. Indianapolis.A. Recuérdese el terror de las diligencias en California. sobre la base de que le pagarían 200 dólares al mes con la condición de que se presentara una vez por semana y no robará más 48. cit. 214) escribe: “Los principiantes y los primitivos permanentes comienzan en la primavera con vigorosos delitos de violencia que corresponden a la elevación de la Naturaleza y a la propia fuerza. ha experimentado en Norteamérica un desarrolló tan asombroso. 304. sino que también les han quitado sus cosas de valor.. en la misma ciudad. Los atracadores huyeron en dos coches y no han podido ser capturados hasta la fecha. cit. habla de un revestimiento chinesco de la pared “liberated from the unlawful hands of German looters”. 1948. 245.000 dólares 45. que llegó al fin a un acuerdo con la compañía. robar. En primer lugar está el recuerdo de un pasado heroico en el que hombres intrépidos con el rostro enmascarado asaltaban diligencias. Sinclair LEWIS. ob. §6 El auténtico atraco a un banco ha llegado en los Estados Unidos a un alto grado de desarrolló técnico. La palabra alemana Klaufen está compuesta de los verbos kaufen. pág. La orden “¡Manos arriba!” es común a la guerra y al robo con armas. pág. pág.. y klauen. “hacerse cargo”. Está justificado hablar aquí de atracos a bancos y robo con fuerza en las cosas en bancos aunque se trate de una nueva especie de “objetos cerrados” móviles en el sentido del Código penal alemán. con mucha agudeza. 1927. LIEPMANN es el primero que ha señalado. y ya el célebre atracador de bancos y asaltantes de trenes Henry Starr formuló una sucinta psicología del atraco 47. Londres. todas las naciones han creado las más variadas y bellas expresiones idiomáticas. 44 Time Megazine de 30 de enero de 1950. En la memoria de todos están dos guerras que enseñaron a disparar y contribuyeron al arraigo de está forma de delincuencia. 49 LIEPMANN. a veces. El concepto de propiedad salió de las dos guerras atropellado y quebradizo. de “liberar” objetos de valor49. el robo con armas. 46 SAUER pasa por alto cosas esenciales cuando (Kriminologie. 48 B. . y escaparon con 681. en su libro Kingsblood Royal. y del lado norteamericano. la aparición de eufemismos como “requisar”. 90. ob. BOTKIN. 62. “recoger”. Lo hacían de día. bajo la presión económica. trenes y. y terminan en otoño e invierno. porque ésta no podía terminar con él de otro modo. pág. SUTTON. Dos años después. “proporcionarse”.” 47 Fred E. Hay una serie de razones que explican por qué la forma que se supone más primitiva de los delitos contra la propiedad46. Hands upl. Black Bart. los ladrones abrieron uno de estos coches acorazados mientras el conductor y la escolta armada tomaban café en un local.000 dólares en cheques44. pequeños bancos de provincia. En la segunda guerra mundial se habló de “organizar”. comprar.definitiva se confesó que había desaparecido un millón en moneda y 500. Para obtener éste botín.

Crime in California 1952. por consiguiente. la superioridad sobre el desarmado o el mal armado. . pero ante todo por las inusitadas perspectivas de ganancias que ofrece el rico país. señaló el efecto hipnótico que produce un sólo disparo al aire que suene repentinamente en el oído de un hombre a quien coge desprevenido. el poder de mando y la disciplina. pág. Der Bombenanschlag auf das Friedberger Rathaus. palanquetas y cizallas. 62 y sigs. Al oír la explosión. en junio de 1910 53. por ejemplo. Siempre tienen que existir estas personas. mientras que desalientan al que no las tiene. Un observador imparcial (JOHN. En la sucursal del Banco únicamente un empleado y el botones. ob. aunque uno de los atracadores.) 53 LANG. como las cámaras acorazadas de los bancos modernos. págs. El que los Estados Unidos hayan llegado a una organización perfecta se explica por los rasgos del carácter popular52 y el clima. siempre tienen que estar los bancos abiertos al público. así en San Francisco y Alameda Country. tenazas. Harpers Magazine. en Oakland y San Joaquín County. Obliga a su apertura a las personas que tienen llave de la cámara o que conocen la combinación. se cometieron más atracos que hurtos. 216 y sigs. A su lado. incluso los persiguió hasta la entrada. 52 Por razones que sólo cabe presumir. en Pitawal der Gegenwart. A pesar de las armas. 70.” Lo que ocurre con el no iniciado. ¿cómo no ha de ocurrir con el criminal apasionado por el juego y la excitación? 51 Claramente expresada por Everett de BAUM. Primero se produjo en el Ayuntamiento una gran explosión. Entonces entraron en la sala de la caja dos hombres provistos de antifaces negros y pistolas. Henry STARR. más peligrosa que un ataque relámpago. que huían. The theory and practice of armed robbery. casi impulsaban a tomarlas en la mano. todas bien pulidas y con un resplandor metálico. El atracador no se preocupa ya de los obstáculos mecánicos acumulados. 1912. la reciprocidad entre armas y sensación de fuerza. págs. el clima de la costa del pacifico de los Estados Unidos produce en las personas una inclinación al acto de violencia. Yo recuerdo el atraco que se intento contra la sucursal del Banco del Imperio en Friedberg (Hesse). los intentos europeos parecen fantásticos y mezquinos. cit. También se recibió de la guerra la organización. Siempre ha habido una técnica del atraco a los bancos. la sustitución de sellos de correos por maquinas de estampillado y la difícil salida de títulos de valores han destronado a los grandes ladrones y que han desmontado al atracador de bancos. vol. Tubinga. vol. hace ya ochenta años. Se ha hecho evidente que la superación de obstáculos mecánicos. El duelo no se verifica ya entre hombres que tienen una pistola en la mano y empleados que pueden facilitar el acceso al dinero. Cuando se dice que la reducción del tráfico con dinero contante. probablemente faltando a su obligación. 200 (1950). En varios distritos de California. la planificación detallada. BEATTIE. “Las diferentes y con frecuencia raramente configuradas palancas. Las armas 50 prestan ánimo. 55) ha percibido por sí mismo que la extensa colección de estos útiles que se guarda en el Museo Criminal de Dresde influía fuertemente sobre él. (Ronald H. el empleado lucho con los atracadores y lanzó penetrantes gritos de auxilio. el botones. 50 Pero también los utiles para el robo estimulan a algunas personas a la acción. VII. lleva tiempo y es. pág. tal afirmación51 sólo es cierta a medias. salió del banco para ver que pasaba. Sacramento 1953. disparó dos tiros contra él. El hombre había experimentado miles de veces además.. Una y otra vez siguen los atracadores de bancos apoderándose de grandes sumas de dinero cuando asaltan institutos monetarios.

Olvidan lo principal. 57 Las ricas y solitarias casas de labor del Brabante constituyeron la meta de numerosas bandas de bandidos en los años siguientes a la Revolución francesa. pequeños billetes figuran en primer lugar en la lista.. después de haber robado el tren de diamantes de Kimberley y la oficina londinense de correos de Hatton-Garden. dos. ob. tuvo que establecer con un granuja norteamericano llamado Wynart un negocio regular de diamantes para poder desprenderse de las valiosas piedras56. que guardan en casa mucho dinero y alhajas. ob. ob. Los billetes muy grandes no son fáciles de cambiar. 70. Las joyas muy costosas son invendibles durante algún tiempo y ello aún desmontadas de su engarce. cit. al secreto del armario ropero o al escondite detrás de las vigas es un fenómeno de todos los tiempos57. Schiderhannes. Una gran parte de los diamantes habría de ser vendida a los comerciantes que eran los originarios destinatarios de los envíos. se les abre la posibilidad de una elevada participación en las ganancias o de una venganza eficaz caso de conflicto y despido. cit.” (ELVENSPOEK. y todo lo ilegal está recargado por grandes comisiones.A pesar de toda la preparación.. . surge la pregunta: ¿Dónde están las cosas de valor? Éste problema no necesita planteárselo el joven que en el crepúsculo arrebata el bolso de la mano a una vieja señora para poder desempeñar el domingo con su novia el papel de caballero. En el fondo estaba la ingenuidad del atracador de poco fuste. Se agarra el dinero o no se agarra”54. pero registrado fiscalmente. conoce exactamente dónde vive la gente rica. el valor del objeto se deduce comparando el importe de lo cogido con el riesgo para ello. casi en todas partes espías. del T. Lo mismo que en el hurto de carteras y que en el robo con fractura. Incluso hasta el último cruzado.)  Cruzado: moneda alemana.. Es tan sencillo como uno. Tampoco está traición de los secretos es un fenómeno aparecido en épocas recientes58. Según opina De BAUM55. La puesta en circulación de asignados determinó a muchos propietarios a guardar en su casa grandes cantidades de luises de oro. en verdad. “El atraco no es tan complicado como el robo con fractura. 56 ROWAN. Adam Worth.– N. Éste paso del depósito “seguro”. (RAUCHHAUPT.) 5 “Tiene tanto en la ciudad como en el campo. El atracador sale a su encuentro con una inspección relámpago del lugar del hecho. pág. 274. el “Napoleón del hampa”. se guardan en las cajas individuales de acero de los bancos o en casa grandes cantidades de preciosas alhajas. pág. el atraco había fracasado. 181. pág. y al que bastan 10 ó 20 marcos para está semana. 17. Dinero suelto y. tres. pág. 55 De BAUM. 54 Jack BLACK. pág. algo novelesca. cit. Sabe día a día Cuáles son los ingresos de cada uno. No se le ocurre a éste aventurero primitivo que puede haber resistencia y ser luego capturado pronto. cit. A los criados y domésticos de la gente muy rica. Hablamos aquí del delincuente profesional “con personalidad”. En épocas de alta presión tributarias y cuantioso beneficios de guerra. sólo se logra por caminos tortuosos.. 243. ob.

ob. 60 El atraco público en una calle de Nueva York (11 de enero de 1926) en el que quitaron a dos tratantes en diamantes un saco que contenía piedras sin tallar por valor de 150. Tiene que poder resistir a la tentación de presumir de riqueza desusada ante los demás. Es un jugador que hace una puesta tremendamente elevada.) 61 A veces se le elige entre los vencedores de las carreras. Tiene que haber demostrado una o dos veces ante la policía o los tribunales que sabe cerrar la boca.. pero no debe inspirar tal terror que hagan alguna tontería. comienza el concretar los detalles del modo más serio. a un gran grupo indeterminado de personas. La pandilla pretende dominar con las armas. cit. más para el atraco contra un banco se necesitan cinco hombres. así como también los demás: Tiene que ser una “buena” persona. Sin embargo. Tienen que emanar de él aquella tranquilidad autoridad con la que se mantiene en jaque a toda una sala llena de persona. 10. El atracador De BAUM ha esquematizado las cualidades que ha de reunir éste miembro62. siempre demasiados optimistas. a veces. un conductor de primera clase 61. Los informes que han recibido son frecuentemente inexactos. cit. se presentó Little HOMER63. pág. el hombre que ha de llevar la pistola. Comprobado el objetivo del ataque. Tres hombres bastan para un robo de salarios o un atraco parecido60. Parecía un inocente muchacho de coro e inspiraba a todo el mundo confianza y simpatía. a no ser que se trate de establecimientos muy pequeños. pág. dos pistoleros. rápido de pensamiento. Tiene que tener ánimo. comienza una nueva fase. cit. Por esto pertenecen a ella. su riesgo es diez veces menor. no dejarse arrastrar nunca por el pánico y no dejar en la estacada en ningún momento a los compañeros. Tiene que ser absolutamente honrado en el reparto. El que puedan disparar no es suficiente. A la pandilla han de pertenecer dos peritos: primero.000 dólares. Era muy bajo.. de aspecto inocente. 63 Su verdadero nombre era el de Homer van Meter. mientras trabaja. 59 De BAUM. pág. Las mujeres histéricas constituyen un problema especialmente difícil y temido. El jefe de la banda se echa la siguiente cuenta59: Una pandilla de tres hombres que atraca tres pequeños transportes de salarios y recoge 30. Tiene que cumplir puntualmente lo acordado.000 dólares. Los solitarios no pueden verificar un atraco. 62 De BAUM.000 dólares es financieramente tan buena como una de cinco que atraca a un banco y obtiene 50. la oscuridad y la rapidez de sus piernas. el acaso decide en contra suya. Se leen documentos bancarios y en el caso de robo de salarios se averigua el número de los empleados. El azar le favorece. Hay que reunir una pandilla. digno de confianza.) Cuando “gang de Dillinger” necesitó armamento fue Van Meter a un puesto de policía .. 71. ob. Confía en la edad de la víctima. El atracador de poca importancia no toma muy en consideración el riesgo. eficaz. fue ejecutado por cuatro hombres. (Alan HYND. Antes del atraco al banco del estado de Indianapolis. (Chicago Sunday Tribune de 15 de enero de 1950. Menos partícipes significa siempre menos peligro. más otro al volante del coche dispuesto para la fuga. porque no son accesibles a las amenazas. 72. Cuando la pandilla bien seleccionada está formada ya. ob. y tenía cara y voz de niño.

Si el tiempo no es demasiado malo – la helada dificulta la fuga con auto –. Estos preparativos pueden llevar poco tiempo. cit. El hombre que conduce el coche tiene que procurarse primero un modelo apropiado. con los que se adiestraba y en los que se acostumbró a saltar con la rapidez del rayo a través de la ventanilla de un cajero 64.. En la ciudad observa las señales de tráfico..” A la noche siguiente era saqueado el puesto. Desde ese momento importa ante todo la sorpresa y la celeridad 66. ob. sólo queda procurarse las armas. fábrica. contestó: “En breve. La gente no debe entregarse al pánico pero deben enterarse también de que los ladrones no entienden de bromas. Hay no pocos ladrones que proporcionan. pág. cit. Estad. Los atracadores mismos opinan que el ataque no ofrece ninguna dificultad cuando se han tomado con la mayor atención todas las medidas necesarias65. que van mucho al cine. los jóvenes excitables. considerándose más seguro el revolver que las pistolas. era leer los periódicos con sus grandes titulares. especialmente si están en presencia de sus superiores o de mujeres. Terminado el atraco. Aunque se estudie minuciosamente a los empleados del banco. y los empleados que llevan treinta años de servicio en la entidad constituyen un riesgo porque tienden a representar el papel de héroes o de defensores de “su” banco. (HYND. Cuanto mejor está dirigida la banda. con frecuencia recorre la calle arriba y abajo hasta que se la sabe de memoria. pero pueden durar muy bien dos semanas. Con tal fatuidad no podía durar mucho. pág. quietos” 67. El vehículo hurtado es conducido todavía algo más lejos. cit.” (SLING. a ser posible por callejas y caminos vecinales dónde no haya tendidos telefónicos. 74. el modelo (año. como sí fuera un periodista. Después de trasladarse rápidamente meten lo robado en el coche propio. cit. ob. el hombre que lleva el revólver ha de cubrir la retirada. y a la pregunta de cuándo se publicaría su historia detectivesca. pág.) La mayor recompensa para éste bandido sin medida.. pág. Nadie perderá nada. la parte inferior de la cara es la más difícil de reconocer.. ob. El coche para la huida. cit.) 67 De BAUM. tanto más cuidadosa es la preparación. 10. se hizo enseñar todo. que arrancan en seguida. más que la compañía de seguros. A veces entre la entrada y la salida debían transcurrir solamente sesenta segundos. Después cambian de coche. incluso las armas. 65 “There is not much to the holdup. . ob. pág. Los mejores son los coches pequeños y rápidos. En el banco habla uno sólo.haciéndose pasar por reportero de una revista de Bolsa. en el que tan sólo un funcionario estaba de guardia. 16. ob. 75. Levantad las manos en alto.. 219. No es fácil ser al mismo tiempo duro y tranquilizador. Dillinger construyó en el campo modelos de oficinas de caja.” (De BAUM. El conductor comprueba la ruta de huida. que yo las vea. El jefe dice algo por el estilo a esto: “¡Que todo el mundo se quede en su sitio! Todos tranquilos. por lo tanto. contra una cantidad adecuada de dinero. equipo) deseado. Sin ruido no puedo hacer nada. y se hizo enseñar por los muy honestos funcionarios todos los departamentos y la cámara acorazada. dobla primero varias esquinas y toma luego por una calle poco frecuentada que permite la máxima velocidad. Antes de entrar en el Banco hay que cubrirse el rostro de algún modo. Según la experiencia de los delincuentes. que está preparado con el motor en marcha. Un tipo más simple lo tenemos en un ladrón de joyas berlinés que decía: “El tiro en el despacho lo he disparado sólo para hacer ruido.) 66 Dillinger fijaba siempre un tiempo determinado: ciento cuarenta y cinco o ciento ochenta y cinco segundos. 64 Alan HYND.

ob.. IV. 71 Tiene sólo leves reparos porque los obreros comienzan a desempedrar la calle. no “hurto cualificado”. pero que fracasó. ingenuamente. 185-190. que lo tomó a broma y ayudó por chiste a vaciar los bolsillos de sus amigos. SHAW. reparos técnicos.. Algunos menores tienen también tal deseo de ir en automóvil. Una de las víctimas estaba tan bebida. y suben ellos. 70 Cl. que le producía más alegría ganar el dinero así que trabajando.. 504. BLOTZMANN dice.N. pág. lo hemos visto antes al tratar del robo con fuerza en las cosas. cuando la víctima se despierta. La tentativa fracasó. (SPENSER. cit. Ni un segundo pensó que podía ser detenido. cit. en el Campo de Berkeley. No se me hubiera dado nada cometer cada noche un atraco"70. como el atraco a unos estudiantes. 143. 146). ob. ob. del Código penal). 72-73. y arrojan luz sobre la actitud de la víctima y las peculiaridades de la situación. irreflexiva. no sin llevar a su novia consigo (loc... En él no queda ninguna huella que lleve más allá.)  En el derecho Español sería “robo con fuerza en las cosas” (art. del T. Tales descripciones no dejan de tener valor para la psicología de éste tipo humano.frotado cuidadosamente para hacer desaparecer las impresiones digitales y abandonado.. SPENSER nos comunica las pocas sensaciones 71 que produce el atraco a una joyería. y aunque la empresa había sido proyectada como hurto cualificado (rotura de los cristales de la ventana . El que un robo con fuerza en las cosas puede convertirse imprevistamente en robo con violencia e intimidación. 2. que sólo tenían un par de peniques en los bolsillos69. En la página 244 describe un atraco que quiso ejecutar mediante el uso de cloroformo. 72 BLACK.. Como si se tratara de la cosa más sencilla del mundo. Otras veces falta hasta la menor idea de la gravedad del hecho y de la medida del riesgo social. ob.. “Yo puedo decir abierta y sinceramente que nunca he intentado pensar en el día de mañana. no morales. cit. 68 BLOTZMANN. 69 BOOTH.. R. BLACK. y no conduce a nada en absoluto. que pistola en mano obligan al dueño a bajar. proporciona la descripción exacta. núm. Para terminar de una vez y hacer hablar a la víctima. BLACK había tomado ya las armas del suelo cuando en el intervalo se produjo una nueva perturbación salvadora72. 291. unos jóvenes detuvieron con la pistola a un auto que llevaba cinco ocupantes algo embriagados. Algunas de estas empresas son ejecutadas por jóvenes y producen asombro por partida doble: unas veces el hecho es nada más que la inspiración caprichosa. cit. EL ATRACO COMO VIVENCIA §7 Algunos ingleses y norteamericanos han descrito atracos en los que han tomado parte68. págs.°. pág. . págs. cit. en otro caso. pág. BOOTH. BENNEY. del momento. se habría transformado fácilmente en robo con violencia agravado si hubiese habido resistencia por parte del dueño. SPENSER.

al margen de cualquier consideración. y mis dedos retrocedieron como si se hubiesen quemado a su contacto. ob. Le sigue Dan. De la multitud de jóvenes elegantemente vestidas. “Al principio me repugnaba la idea. “Vi abandonar el parque a jóvenes y elegantes hermafroditas.. Y nunca se atreverían a correr a contárselo a la policía. escribe así73: “En una tarde de invierno mi impulso interior me condujo al Hyde Park Corner. pero le sobrecoge un asco repentino. Y lentamente creció dentro de mí. le mataría a golpes y le quitaría la cartera. y en verdad sobre seguro. Todo esto ocurrió en menos de sesenta segundos. “De repente mi sombrero me quedó estrecho. apoyé fuertemente mi mano sobre el cristal. lo metí en el bolsillo. ninguna se fijaba en mí.” Junto a él una mujer gruesa rellena un cheque y le contempla con desconfianza. Luego me excitó. págs. el jefe. Agradecido. y si una muchacha me miraba. pero la lengua estaba pegada al paladar. Intenté hacer a mis pies que marchasen en línea recta pero se burlaban de mí y se levantaban como si estuvieran llenos de aire. Tenía que adquirir un nuevo traje. cit. Así al menos cuenta el final de la aventura. y la mujer que estaba a mi lado se sobresaltó como si la hubiese pinchado con un alfiler. cit. Booth ha entrado en el banco.. el tradicional coto de caza para las aventuras amorosas. Estos viejos quedan. en la oscura humedad de la atmósfera de Marbla Arch. También yo quería salir del parque con un señor vicioso. Todavía no me había atrevido a mirar a mi alrededor hacia la ventanilla o a los clientes del banco. viejo y rico. tan pronto como ha aparcado el coche. “¡Que todo el mundo se quede de pie! ¡Que nadie se mueva!” Aguda y amenazadora 73 BENNEY. Todo lo que se les haga. da las últimas órdenes. BENNEY piensa en un atraco. 259 y sigs. Se dedicaban a esto para ganarse un traje nuevo. llega Body. Yo era físicamente tan atractivo como ellos. una idea. págs. . era como si yo pisase una sustancia formada por copos.. antes citado. 74 Stealing through life. Mis mejillas ardían. Ahora entra Body en la caja. Vino en mi ayuda el sentimiento de una especie de justificación moral. sabía que estaban cadavéricas. como un pecador salvado. a causa de la situación comprometida de la víctima. Los detalles tienen que consultarse en la loc. Levanté una mano para tocarme los pómulos. 298 y sigs. La descripción más vigorosa del atraco a un banco procede de Ernest BOOTH74. Tosí nerviosamente. el tercero. estaba yo demasiado avergonzado para seguir el asunto adelante. pensaba yo para mí. De un tirón me puse al lado de una ventanilla de pagos. Un traje nuevo.” BENNEY encuentra una pareja y se deja llevar a la oscuridad. La presión de mi cerebro creció. Le llevaría a un lugar apartado. Intenté tragar saliva. Éste ha descrito lo que pasó por su cabeza: “De repente me pareció que el suelo se ablandaba debajo de mí. Era como si me impidiera el aflujo de la sangre que corría por mis sienes. esto es lo que importa. por sus prácticas. sin embargo. Los pasajes principales hay que dejarlos en el lenguaje del participe: Dan. Bastante había hecho con alcanzar aquel asilo. cogidos del brazo con viejos venados licenciosos. se suelta y huye. se lo merecen. El cheque estaba ante mí una huella. También él comienza a rellenar un cheque.

De repente se tranquiliza.. ob. Cuando todo ha terminado felizmente. 1952. pero casi se cae porque se le han dormido los pies. .atravesó la orden por mi cerebro. 76 Clasificación en BAUMSTEIGER. etc. más no es así. 49 y sigs. y también un lugar no apreciable entre los delitos contra las personas. Siente como si todo el mundo en el vestíbulo pareciera innecesariamente serio y preocupado. en el sentido que tiene está palabra en el uso normal del lenguaje. Por consiguiente. página 76. más por una generalización dogmática que por profundización psicológica. el robo con violencia ocupa un lugar secundario entre las formas del hurto. Su voz debería sonar con dureza. las tendencias agresivas no salen a relucir siempre allí dónde la ley.” El atracador que no interviene ve cómo trabaja un compañero detrás de las ventanillas. y se tiene a los anormales mentales como especialmente peligrosos. y el otro está en la puerta y lleva en la mano un negro revólver de aspecto ominoso. mientras que los posteriores trabajos monográficos dan la precedencia a la víctima masculina con atracos masivos a casas de labor. de no tocar nada. aquellas formas del robo en las que se aplica la violencia. contrabandistas. GANACIA Y VIOLENCIA “NO CONTROLADA” §8 No estamos en condiciones de aislar. Con razón se considera a los aficionados que por primera vez cooperan en un robo. V. Quiere dar un paso. considera subsumible el hecho en el robo con violencia e intimidación. Los niños no debían ser incluidos en tales estudios. se da cuenta de que se ha olvidado por completo de sacar la pistola. que era de temer que en cualquier momento se disparase está. Stuttgart. Da al cajero la orden de retroceder. págs. Es digno de notar el hecho de que en las investigaciones que precedieron a la derrota sobresalía como víctima la mujer. traficantes del mercado negro. Con 656 condenas al año 75. Los demás estaban en el banco y yo no había notado nada. En los círculos bancarios norteamericanos se cuenta la historia de que un cajero entregaba a toda prisa el dinero porque la mano del atracador con la que sostenía la pistola temblaba de tal modo. valiéndose de las cifras de la estadística criminal.76. y se lesiona la integridad corporal de modo importante. 75 Statistiches Jahrbuch für die Bundesrepublik Deutschland 1952. como partícipes muy excitables. Sólo los genuinos atracos y aquellos actos dirigidos contra una mujer adulta me parece que deben venir en consideración para un ulterior e importante problema. cit.

cit. . a quien conocía. 77 Idiomáticamente se contraponen también en éste terreno el dar y el tomar. 79 Ob. Ella se negó a seguirle. vol. cit.) 78 BADER. 149. VII. condenado más tarde a muerte por robo con homicidio. 85 Así en un caso LEPPMANN (Die Sittlichkeitsverbrecher. 478. 1923. la esterilidad y estados análogos se consideran comorealidades. el hambre y la sed. El cadáver fue descubierto desnudo y en una situación chocante y especifica. y entonces “se conformó”. es atacado un convento de monjas. en Pitaval der Gegenwart. pág.. (Hermann OLDENBERG.. La mujer dice que su marido le ha “dado” los mejores años de su vida. pág. 47. La tendencia está aquí. encontró a una muchacha. cit. 1912. Frecuentemente se despoja a la víctima de sus vestidos o se las desabrocha 84. El Vienés Franz Schneider. pág. págs. IXXX. también puede ocurrir que la aplicación de la violencia que hace caer a la victima 85. pág. Stuttgart. el instinto se desliza de la “violación” material a una vía secundaria en cierto modo preparada ya de antemano. Las cifras que BAUMSTEIGER79 y JACOBS80 han aportado no son altas.Opino que no raras veces coinciden el robo y la violación. incluso “cuerpos”. e intenta en su relato atenuar lo que pasó 82. ob. en Vierteljahrshefte für gerichtliche Medizin. 80 Ob. intentó levantarle las faldas. ob. fue con ella al río. “tomó” a la hija de un rico banquero la inocencia. 30) El criminal se llevo consigo cuanto de valor llevaba la víctima y los documentos de identidad. que luego resulto ser exhibicionista. Sidney Blotzmann fue condenado a dieciséis años de reclusión por robo con violencia cualificado y violación. que pueden ser dados y tomados. 83 “El autor. Es difícil decidir en términos generales qué es lo primario y qué lo secundario. 82 SHAW. 30 y 88. 90): “De diecinueve años. pág. cit. 204 y sigs. en prehistoria de casos de asesinatos a los que como una especie de estadio previo precedieron actos de robo con violencia. 88. la violentó y la sustrajo la cruz 81. Tubinga. 84 Para los métodos y casos de SCHNEIDER véase BADER. La literatura científica de lo criminal habla ocasionalmente de un tal repentino cambio de signo de la disposición agresiva. pág. admiró la cruz de oro que llevaba al cuello . Religión des Veda. Es seguro que el atraco que coincide con un acto de violación no es denunciado tan fácilmente como otro cualquiera. cit. Finalmente.. pág. ob.” (BADER. Siegelberg se jacta de haber cogido mucha plata y de que las monjas tienen nueve meses para acordarse de sus compañeros. El hombre roba o “toma” a su novia la doncellez. Quizá el lenguaje arrastra consigo todavía representaciones arcaicas..” Se ha hablado aquí de acumulación de motivos. En los bandidos. cit. En un caso análogo hizo una vana tentativa de conducir a un lugar solitario a otra muchacha a la que quería robar. responden aquí todavía las particulares combinaciones de homicidio sádico83. págs. ob. vol. con violarla. dio muerte a la mujer con una piedra y le corto luego las venas de la muñeca. de Schiller. pero están combinadas incorrectamente con el robo contra hombres. arrancándole luego el portamonedas. en la India. arrojó al suelo a la mujer. la mayoría de las veces en delincuentes contra la honestidad. El acto de violencia se desliza aquí de las cosas muebles al honor o la inocencia que se quita 77. Die Dienstbotenmorder Franz und Rosalie Schneider. 166-167. Psicológicamente no importa que la tentativa tenga éxito o no.. Antes de que Karl Moor se internase como bandido en las selvas bohemias. 81 EBRENFREUND. dice el relato. En realidad. De repente le sobrevinieron pensamientos sexuales.. si el robo o la violación78.

otras la libertad de disposición sexual.406 1921 1. Por su más profunda medula. asesinato y lesiones corporales peligrosas Imperio Alemán. 6.. 88 Se podría admitir un estado de “peligro” en los exhibicionistas que toman sólo pequeñeces sin valor. 1952. Strafgesetzbuch. opina que el bien jurídico protegido en primer término es el patrimonio.) 89 Kriminalstatistik für das Deutsche Reich. con indiferencia de que está se ofrezca para proteger la propiedad o la autodeterminación sexual. 1927. 87 SCHÖNKE. no debemos pasar por alto las siguientes cifras ni dejar de reflexionar sobre ellas: TABLA XLVIII Condenas por robo con violencia. 1918-2789 Años Robo con violencia Asesinato Lesiones Corporales Peligrosas 1918 316 87 23. al modo que un cambio de agujas mueve fácilmente acá para allá. Pero parece que la inclinación al acto de violencia en algunos casos está “sin controlar”.. (Selva Negra. 1928. como agresiones de poca importancia. Pudiera ser también – esto necesitaría una investigación más detenida – que la violencia indiferenciada que al principio perseguía sólo un lucro material. 47 y 50. si el patrimonio o la libertad personal. 684. unas veces ataca la propiedad. pertenece el robo con violencia a los delitos contra personas.517 200 25. Yo he encontrado casos de está clase en la investigación del “asesinato del abeto blanco”. no quiere ignorar los hechos de la vida.789 243 33. cit. como el giro y el frote de un generador. . aunque hayamos inscrito en él elementos que lo desnaturalizan.491 86 Ob.121 1919 972 164 23. pág. se dirige a romper la resistencia. págs.092 1920 1. 46.despierte automatismo sexuales hasta entonces latentes. meras amenazas. §9 Ya BADER86 ha contestado acertadamente a la muy discutida cuestión del cuál sea el bien jurídico protegido en el delito de robo87. y. 84.159 1922 1.ª ed. origine apetitos sexuales.327 209 37. a la que nos atenemos y a la que también responde nuestro Código penal. y luego la libertad personal. incluso ficciones de amenaza (revólver de chocolate)88. pág. Pero si la pura lógica de los conceptos.

371 1926 811 170 32. ÍNDICE DE MATERIAS A Azar. Culmina en 1923. Barreras protectoras. nota 227. B Aceitera. 134). 129. 134 y sigs. 27. las cuales se cruzan con el delito de violencia. 1923 999 139 24. 157. 56. en la pág.146 1927 707 124 33. Anillos.133 193 25. Abrigo sobre el brazo. El robo con violencia está más próximo. 157 y sigs. nota 227. psicológica y genéticamente. lugar del hecho. Andar del carterista. 90 Véase también la curva del ritmo de las estaciones del año. y éste parentesco destacaría con mayor claridad aún si pudiéramos aislar los delitos en los que realmente se emplea la violencia y no una ficción de violencia. Siguientes. Balance de las pandillas. 70. nota 170. 133. ya citado. Acciones de corto circuito. 51. pág. El aumento invernal del robo con violencia o intimidación en las personas está condicionado económicamente. 70. Acción continuada. 51. Coincide con el período de los crímenes agudos contra la honestidad y de la invasión de psicosis (véase mi Strafrecht und Auslese.971 1924 1.. al asesinato y a las lesiones que los delitos simples contra la propiedad. Bandido “generoso”. . 50 y Bandas. 50.189 1925 864 185 28. 59. 60. Bodas.064 Sabemos que la curva del hurto discurre de otra manera 90. 120 y siguiente. 174. Amnistías. siendo en lo esencial una forma cualificada de la criminalidad del hurto y de la criminalidad por necesidad.

66. 68. Entierros. Aspecto respetable. 83. Dispositivos de alarma. nados en). 113 y sigs. 61. 70. 120. Bolso de mano. 119 y sigs.Antifaces. 158. 18. 48. Cilindro de oxigeno. “Cadáver”. porte de dinero. Confiscación a consecuencia de 136. Coche para huir. C Ataque. 81. Disposición ciclotímica. Embriaguez de los grandes alma- Cofrecillos. 58. Documentos bancarios. 12. Escalamiento. Arte teatral. lugar del hecho. 71. 154. 60. guerras. 83. nota 63. Campesino. “Doromanía”. Domésticos. 114. 147. Asaltantes de diligencias y pagó Bombardeos nocturnos. 49. Apreturas. Bolsillo de la chaqueta. Dipsomanía. . 54. 61. Embarazo. ocasión del hecho. Candado. Cara de niño. 65. Bonos de exportación y hurto. 65. Bolsillo del chaleco. cenes. 51 y sigs. Atención. 31. 151. 57. 158. Avisos contra los ladrones. Epilepsia. nota 281. Botones. 61. 76 y sigs. 59. 49. 147. 30. Ascensor. Autobús. Armas de fuego. Comunidad de consumo. 17. 153. 146. Atavismo. lugar del hecho. 25. Carreras. Aspecto sacerdotal. 48 y sigs. Callejas. 59. 82. Cerradura de combinación. 24. Auto como escala de valores. 61. 114. 111 y sig. Atracción que ejercen las armas Cajera. 90. 118. lugar del hecho. Consejero de robos con fuerza Escalamiento e insomnio. 61. Cambios del lugar del hecho. Conductor de carreras. Carterista católico. 117. 158. 67. 69. 157. lugar del hecho. 120. 73. 68. 58. de pensión. E Cleptomanía. lugar del hecho. Conductor del coche para huir. 115. Carterista. 62 y sigs. Botín. nota Aspecto inocente. Carterista judío. víctima. Dientes usados como dedos. 158. Disfraz de rabino. 20. Campos de concentración (inter- Ayuntamiento. 152. 127. 29. Camarero. Coches acorazados para el trans. Efecto del invierno. Energía atómica. 67. 157. 157. Carteras. Caja de caudales. Escalador de fachadas. Bolsillo. 154. 48. 59. 155. 197. 153 y sigs. Atraco a bancos. 22. Asambleas de partidos. 71. 120. 51. Cartillas de racionamiento. 73. nota 216. Campo. nota Energía de persecución.

Estraperlistas. 117. 67. Expresiones obscenas. 115. nota 94. Estrafalarios. Cuidado de las manos del la. 67. Derrota y hurto. Hurto y nostalgia. ma. 58. 63. 149. Hurto y sortilegios. Festival de canto. 156. 35 y sig. 67. Hurto por necesidad. Hurto y sirvientes. 41. Fractura y frustración. Desvalorización del dinero. Formación del ladrón. 45. rico. 20. Cortesía. 120. 6. Cuatrero. Hurto y depresión. 67. Explosión. Especialista en llaves falsas. Escalamiento y tipo de construc- Cortador de bolsas. 150. 25. D Estafador. 21 y sig. 90. 115. Fiestas de la coronación. Escalamiento y tiempo atmosfé- Conserje cómplice. G I Ganzúa. . drón. 45 y sigs. Hurto y profesión. 23. 112. Ferias. 26 y sigs. 81. y sigs. Fabricante. Fuga de la prisión. Hurtos mínimos. 28. Hurto y sexualidad. Escalera. Exposición universal. 155. 23 y sig. 73. Hurto y estaciones del año. Funcionario de prisiones. 65. en las cosas. lugar del hecho. 6. 16. 60. 37. Fractura. 16. 18 y sigs. 73 y sig. 162. nota 11. 114. nota 19. maniobra de diversión. guiente. Hurto y edad. Estetoscopio. 40. 115 y sigs. 12. 129 y Escondrijo. 136. 70. 136. 131. 54. Hurto en ferrocarriles. Escenas de amor y hurto. Conventos. 117 Hurto y sexo. nota 200. lugar del hecho. Detective. 55. 59. 39. Fractura y lugar del hecho. 64. Hurto de ganado. Eufemismos. Hurto con ocasión del coito como F pretexto. 29 y sigs. 116. Esparadrapo. 37. víctima. siguientes. 37. Dedo índice. 59. Hurto y zona negra. 41. 118. 79. 54 y si. 72. 154. 115. 38. Escuela (Ausencias de la). 67. 13. Cortador de trenzas. 29. Estadísticas amañadas. Escuela de ladrones. vícti. 70 y sig. Hurto de autos. Día de salida. Cuantía de los daños. 70. 46 y sigs. ción. Fractura y jerga del hampa. Evasor. Derecho a querellarse. Fetichismo. Descrédito. Hurto y miedo. 115 y sigs. Iglesia. Expresos. Dedos largos. Hurto sacrílego.

Palomar. Modelo de banco para adiestrar. 39. Ladrón de joyas. nota 4. 12. 73. de Schiller. 162. 158. Los bandidos. . 81. 31. Persona sospechosa. L Guardarropa. Guerra de Corea. Misión social del ladrón. 26. M Pánico. 74.Gateras. 148. Guerras. lugar del hecho. Psicosis de las cizallas. Instinto de hurtar. Ladrón de bicicletas. Oficina de caja. P Llaves falsas (ladrón). 111. Ladrón de iglesias. 67. 63. 57. 134. 19. Migraciones forzadas. Glicerina. Profesor. hurtar. 82. 70. Miedo al robo. 68. 48. 119. lencia. Mercado negro. Hombre de las campanillas. Ladrón de bultos. siguientes. Menstruación. Prostituta. nota 106. 17. 65. 63. Ladrón profesional. 70. 51 y sigs. Grupos de ladrones con fractura. Ladrones. lugar del hecho. 47. Ladrón en molinos de viento. 26. Mineros jóvenes. 48. Hijastro. 51. Máscara de caballero. Pena de azotes en el robo con vio- Malacia. Prodigalidad. Inválidos 73. 56 y siguiente. LL Orgasmo. tales. Inmunidad. 29 y sig. 160 y Maillot del ladrón de hotel. 81. 52. 52. 34. 118. alza de los me. Hospederías. 30. Ladrón homosexual. 134 y sigs. 47 y sig. Ladrón de cereales. Ladrón de la alta sociedad. 62 Oficina de correos. Huchas. Perro guardián. Lupanares. 119. 36. Misión punitiva. Ladrón ocasional. 69. Ladrón protestante. Pareja homosexual. Grandes almacenes. 66. 13. 33 y sig. 145. 11 y sigs. Llave de la caja de caudales. 39. 53 y sigs. lugar del hecho. 42. 81. 89 y sigs. 62. Observador. Hurto de alimentos. 49. 85. 26. Piromanía. 49. 118. 56. 118. 73. Hospital. 143. Pica. Hurto. Hereditariedad del instinto de Ladrón de hotel. Lunes. Ladrón de ropa. 39. 30. enfermedad. Ladrón de ahorcados. 49. 50 y sig. 30. 11. “Potencia” del dinero. 123 y sig. H Ladrón de documentos. Guardias.

Obrero. 111. . 31.y botín. . caso de robo con violen- Hurto. Robo con ocasión del coito. . N Regalos de boda.y día de la semana. 121 y sig. . Víctima zurda. 114. 70.y sexo. 146. Tráfico sin desplazamientos mone- Robo de salarios. nota 60. . Vales de gasolina.y guerra. 118. 41 y sigs.y lesiones. 65. . 137. 102 y sigs.y lugar del hecho. 35. Robo de diamantes. 157. Víctima. nota 184.y guerra. . 35 y sigs. cia. 141 y sigs. víctimas. Robo por necesidad. 85. 123.y zona negra. .y estaciones del año. Nitroglicerina. 148. 121. . Robo con violencia o intimida Túnel. 64 y sigs. . 72. . 149. Obrar impulsivo.y situación de necesidad. Taxistas. 99 y sigs. Varillas. Tipos de hurto. 58. . . . víctima. . 58. Tenaza. 152.y clase de pena. 94 y sigs. 151. 105. 125. 127. Noches de bombardeo. 73.y hora del día.y lugar del hecho. Reservados de señoras. 70. . 58. 125. 151. Motivos atípicos. 96. Travestistas. Tarjetas de racionamiento de azú- Robo y llaves falsas. 71 y sigs.y hora del día. Molinos. 30. 132. 38.y edad. car.y seguro. 143. Vales. 133. 149. Movimiento de “resistencia” y Reclusión. 151. ción. ..e inflación. 43. 79 y sigs. T . sigs. . 107 y sigs. 126 y sigs. se. 40. . 63. 118.y edad. 122. Títulos de valores. . tarios. Objetos perdidos. . Víctima senil. 142. 149. 107 y sig. 105. 61. Terratenientes. y sigs. 144. 9 y sigs. 77. R Motín. 120.y estaciones del año. 89 y Nostalgia.y contratiempos. 118.y cuantía de los perjuicios. V . 158. 121. 129 Objeto del hurto.y plan de ataque. Receptador. Tipos violentos de mujer. 41. . Niños. O . 97 y sigs. 125. 135. 157. 152. Robo con fuerza en las cosas.y nerviosismo. Motivos complejos. 156 y sig. 46. Moral de los ladrones. nota 39. Pulgar. Recuperación. 54.y tuberculosis.

119. 162. 147 y sigs.. 119. 62. 147. Sorpresa. 159. Soplete de oxiacetileno. 148. 120. Z Ronquidos de la víctima.y violación. 70. Schinderhannes. Sentido del tacto. . 62. 162 y sigs. Sueño profundo.y sexo. .y paro. . Situación de necesidad.y víctima. 162 y sig. . Sobre. 157. Violación. 143. Seudohurto. 124. 78. 55. . 149. 129. Surtidores de gasolina. Violencia “no controlada”. 127. S Zona de la atención. Sospechoso. 117. 43.y medida de la pena. 145. Sábado. Seguros y conciencia del ladrón. 63. Zapatos de goma. Vitrinas. 154.