You are on page 1of 5

Bryan Acosta Venzor

136804

Del Sexo al Género

El concepto filosófico de género (Genevieve, Fraisse)

El concepto de Genero es algo antiguo, este término Gender en Ingles ya estaba en uso
alrededor de los años 1970. El término se tradujo a diferentes idiomas, los cuales al momento
de emplear la palabra se hacía de manera errónea. La palabra Gender fue usada en el título
de un libro en 1968, a partir de ese momento se marcó un debate terminológico y filosófico
que está muy lejos de haberse terminado. La naturaleza y cultura forman una opción o una
tensión, en la forma en que están relacionados con los sexos como se dice en francés. De esta
forma se encuentran tres términos en relación al término Gender los cuales son sexo, género
y diferencia de los sexos.1 Es importante este término ya que hace una separación entre lo
que es el sexo el cual se constituye de manera biológica y género que se forma a través de
una constricción social.

La interpretación del concepto género (Linda Nicholson)

El termino género se emplea en al menos dos sentidos. Surgió en contraste con el término
sexo, y así se empela muy seguido, con la finalidad de separar lo biológico de la construcción
social, de esta manera sexo y género serían dos cosas diferentes. Género se utiliza con más
frecuencia para hacer referencia a toda construcción social relacionada con la distinción
masculino y femenino, entre ellas las que separan el cuerpo femenino y el cuerpo masculino.
Esta última parte nos muestra que la sociedad no solo clasifica la personalidad el
comportamiento, sino también la apariencia física. De esta forma el sexo no será algo distinto
del género, sino que se incluirá en él. A pesar de la antigüedad que pueda tener el término se
sigue malinterpretando la diferencia entre lo que es natural y lo que es solo un constructo
social.2

La mujer es una hembra en la medida en que se experimenta como tal. Hay hechos
biólogos esenciales que no pertenecen a una situación vivida; la estructura del ovulo no se
refleja en esa situación; al contario, un órgano sin mayor importancia bilógica, como el
clítoris, desempeña un papel de primer plano. La naturaleza no define a la mujer; esta se
define así misma al retomar la naturaleza por su propia cuenta.3 La mujer no es por naturaleza
una mujer sino que ella decide retomar este papel, es decir la mujer en base al género decide

1
Tuber, Del sexo, 2003 p.39, 40
2
Ibíd., p.47, 48
3
Beauvoir, El segundo vol. I., 1995, pg. 63

1
como ella debe ejercer su forma de vida. No está sujeta a su naturaleza, ella puede decidir de
qué forma quiere experimentar su género. Aquí se parte el sexo del género.

Es difícil decir que se hayan estudiado las mujeres a o lago de la historia. El termino
mujer ha sufrido varios cambios a lo largo de los años. Cada cultura y cada época las mujeres
eran algo distinto. No es que mujer no tenga una definición clara sino que al concebir el
significado de este modo se parte del hecho de que esas pautas se encuentran en la historia y
deben documentarse como lo que son. Se propone que se piense en el significado de la mujer
como un mapa en el que se enlazan las semejanzas y las diferencias. En este mapa los cuerpos
no desparecen, sino que se convierten en un cambio de la historia específica, su valor y su
significado se reconoce como un hecho potencialmente diferente cuando cambia el contexto
histórico. El significado de diferentes palabras en nuestro lenguaje se presenta de manera
descriptiva, en realidad es un acto condicionante. La palabra mujer en lo que en gran parte
se le atribuye depende de elaboración de su significado.4

Ontología y diferencia de los sexos (Neus Campillo)

La introducción de este término género en Psicología, Historia o Ciencias Sociales, en


general, ha llegado a influir en la manera filosófica de pensar acerca del sexo. El feminismo
filosófico ha utilizado siempre sexo y diferencia de los sexos, que tiene una carga
significativa apropiada para el análisis filosófico. Además el trabajo de deconstrucción y de
crítica feminista también utiliza sexo ya que en la historia del pensamiento occidental, las
mujeres han sido conceptuadas desde su sexo. La forma de ver a las mujeres era muy sencilla,
antes de emplear el término género.5 Solo se concebían las mujeres conforme a su sexo es
decir su apariencia y no se veía desde la perspectiva del constructo social. Gracias este
término se comenzó a percibir la mujer de una manera diferente.

El sexo se estable como algo político, el género se establece a partir de una decisión.
Lo que se puede percibir es un paso desde la utilización del patriarcado como sistema de
explicación estructural de las relaciones entre los sexos como parentesco, una teoría que
establece la noción de política sexual en la explicación estructural. Lo político es establecido
como dominio, es una forma de destinada a mantener un sistema. Lo político es una forma
que lo hace posible, como el conjunto de relaciones y compromisos conforme al poder, esto
quiere decir que un grupo de personas estará bajo el mando de un grupo superior. De esta
manera se llega a la conclusión de que el sexo es una categoría construida por lo político.6

4
Tuber, Del sexo, 2003, p.76, 77
5
Ibíd., p.84, 85
6
Ibíd., p. 111, 112

2
Género y poder desde sus metáforas. Apuntes para una topografía del patriarcado
(Cristina Molina)

Las formas de definir género más frágiles lo defiende solamente de manera desde la
representación personal y subjetiva, lo describen como un rol o apropiación de normativas
de lo femenino. Se presentan como metáforas estéticas lúdicas como el teatro, el carnaval,
el circo o la parodia. De esta forma se considera el género como un simple discurso. Estos
guiones son unos discursos echados al azar que nos encontramos escritos y que permite solo
la representación o el intercambio de papeles. Esta consideración oculta la organización
social que ello implica a saber el poder de escribir los guiones y de asignar papeles. La versión
fuerte del genero nos dice en su manera objetiva es un aparato que organiza un sistema social
desigual entre los sexos.7 Este aparato impone poner, el cual es la esencia del cautiverio de
la mujer y de los cautiverios de las mujeres. Están sujetas a los cambios impuestos por los
hombres, este poder surge gracias al nivel de relaciones sociales y se encuentra en lo público,
y en lo privado en todos los intersticios de la vida.8

Todos fuimos Eva. La identidad de la historiadora de las mujeres (Pablo Sánchez León)

En 1987, tras 5 años de duro trabajo de influencia sobre políticos y legisladores un grupo de
presión feminista en Estados Unidos logro que se estableciera el mes de marzo como Mes de
la Historia de las mujeres.9 La legitimidad y el prestigio intelectual que han alcanzado las
mujeres en la historia es por el empeño y esfuerzo que muchas especialistas han convencido
a sus colegas de profesión que el género es una categoría útil para el análisis histórico, que
se puede comparar con la clase social o el estatus en la interpretación de procesos sociales
observados en el tiempo. Estas mujeres pioneras en la investigación de esta disciplina estaban
persuadidas por sus propios logros y que con esto estrían cambiando la historia, pero carecían
de visón o de la utilidad de este concepto. No comprendían en el momento todo lo que esto
implicaría.10

Lograron hacer más de lo que ellas pudieron imaginar en ese momento, cambiando la
historia de cómo se analizaba la historia desde la perspectiva de género. Como por ejemplo
de acuerdo con los reatos de Herodoto y con las tradiciones que conciernen a los amazonas
de Dahomey, y a muchos otros testimonios antiguos o modernos, ha sucedido que las mujeres
tomaban un rol en guerras o venganzas sangrientas en las que desplegaban tanto valor y
crueldad como los machos, y se cuenta que algunas les mordían el hígado a sus enemigos.11
Para un hombre el escribir esto sería algo muy difícil y sería imposible ver esta parte de la

7
Ibíd., p.123
8
Lagarde, Los cautiverios, 2011, p.153
9
Tuber, Del sexo, 2003 p.161
10
Ibíd., p.166
11
Beauvoir, El segundo vol. I., 1995, pg. 88

3
historia de las mujeres, pero gracias a sus luchas logramos tener estos relatos que enriquecen
a la mujer y sus logros.

La diversidad original y la diversidad histórica: sexo y género entre poder y autoridad


(Luisa Accati)

El concepto de género se consolido en las ciencias sociales como impulso político del
feminismo militante, de los movimientos sindicales y estudiantiles que en los años sesenta y
setenta se manifestaron en diferentes lugares. Gracias a estos cambios se ha logrado
modificar el derecho de la familia y muchas leyes privadas. No hay duda de que se busca una
equivalencia de derechos y deberes y la búsqueda de la igualdad de oportunidades para
hombres y mujeres. Por otra parte, el cambio en los comportamientos hacia las mujeres y de
ellas mismas es más lento y complejo. De aquí surge la necesidad de categorías para pensar
las contradicciones.

Las mujeres participan, en general en el nivel de la representación popular, primero como


diputadas, luego como senadoras y posteriormente un sub algo. El gobierno es casi masculino
y solo permite la participación de la mujer en ciertas áreas sin importancia. 12La democracia
no ha tenido muchos cambios desde que se formó en los antiguos orígenes griegos. Las
personas atenienses tenían todo el derecho mientras que las no atenienses no tenían derecho.
A pesar de que las jóvenes dependían de los padres y de los maridos no había una venta
violenta de mujeres o un descontrol. Después de la occidentalización las mujeres comenzaron
a surgir los cambios. Comenzaron a haber muchas niñas esclavas sexuales.13

Conclusión

Género es na palabra muy usada en el leguaje español. La palabra puede referirse a muchas
cosas, pero es un concepto mal empleado cuando se habla de sexo. Ya que el sexo parte de
la naturaleza y género parte de las construcciones sociales que rodean a la mujer. No se
pueden unir porque ambas tienen un significado muy diferente. El sexo es algo político, lo
que significa que parte de algo ya establecido. El género es una decisión que parte de los
gustos y preferencias de cada individuo. El género se puede ver a simple vista como una
interpretación de un personaje en un discurso. Pero es una diferenciación de sexo que excluye
a la mujer. El hombre de esta forma establece dominio, autoridad y poder. Pero el hombre a
pesar de su dominio las feministas se han encargado de darles un espacio en la historia a las
mujeres. Falta mucho por hacer como darle la importancia que se necesita en los cargos
políticos, no solo en puestos “fáciles” sino que también en puestos importantes.

12
Lagarde, Los cautiverios, 2011, p.160
13
Tuber, Del sexo, 2003 p.215, 216

4
Bibliografía
Beauvoir, Simone de, El segundo sexo. Vol. I, y II, México, Alianza Editorial, 1995.

Lagarde y de los Ríos, Marcela, Los cautiverios de las mujeres, Madresposas, monjas,
putas, presas y locas, México, UNAM-Siglo XXI, 2011.

Tuber, Silvia, Del sexo al Género, los equívocos de un concepto, Valencia, Ediciones
Catedra, 2003.