You are on page 1of 9

¶ E – 44-192

Tratamiento ortopédico
de las hipercifosis durante
el crecimiento
K. Abelin, R. Vialle, C. Morin, D. Leclair-Richard

Tanto en el niño como en el adulto puede aparecer un desequilibrio sagital del tronco
responsable de una hipercifosis, la cual puede ser armoniosa y regular, como en los casos
frecuentes de epifisitis vertebral del crecimiento (enfermedad de Scheuermann) o, por el
contrario, puede ser una deformidad corta y angulada. La deformidad asienta a menudo
en la región torácica o toracolumbar. En casos de cifosis armoniosas, más concretamente
en la enfermedad de Scheuermann, el tratamiento ortopédico con corsé se indica para
las deformidades importantes (más de 60°) y evolutivas, debido a la capacidad de
crecimiento residual y, en consecuencia, de empeoramiento potencial. El objetivo del
tratamiento ortopédico es ante todo detener el empeoramiento de la deformidad. En
todo caso, en el niño o en el adolescente, la corrección de la deformidad puede ser
duradera, ya que una vez que se hiperextiende el raquis se facilita el crecimiento de la
parte anterior de los cuerpos vertebrales. En los casos de cifosis rígidas y angulares, el
tratamiento ortopédico debe ser mantenido y prolongado. La corrección de la
deformidad puede requerir el uso de corsés de distracción cuyo manejo es delicado. A
menudo, el tratamiento ortopédico no frena la progresión de la deformidad y hay que
esperar a la suficiente madurez ósea para valorar un tratamiento quirúrgico definitivo. El
tratamiento ortopédico de las cifosis sigue siendo una empresa exigente, con
complicaciones cutáneas y también neurológicas y digestivas. La mayoría de estos
tratamientos deben seguirse de cerca en un medio especializado en rehabilitación y
prótesis.
© 2010 Elsevier Masson SAS. Todos los derechos reservados.

Palabras Clave: Cifosis; Enfermedad de Scheuermann; Corsé; Yeso de distracción

Plan ■ Introducción
¶ Introducción 1 El tratamiento ortopédico mediante corsé puede
aplicarse a las cifosis vertebrales patológicas según los
¶ Tratamiento ortopédico de las hipercifosis regulares 1
principios aplicados a las escoliosis [1, 2].
Tratamiento ortopédico en función de la cifosis regular 1
El tratamiento ortopédico de las deformidades verte-
Tratamiento ortopédico mediante yeso corrector 2
brales se indica habitualmente durante el período de
Corrección progresiva mediante incorporación crecimiento del raquis; en este artículo no se comenta-
de algodón 2 rán las indicaciones de tratamiento con corsé en
Cambio con corsé de Milwaukee 3 adultos.
Relevo por corsé de plexidur anticifosis 3 Distinguimos las hipercifosis «regulares» de las hiper-
¶ Tratamiento ortopédico de las hipercifosis angulares 4 cifosis «angulares» debido a sus etiologías e, igualmente,
Objetivo del tratamiento ortopédico de las cifosis a sus diferentes tratamientos.
angulares 4
Tratamiento ortopédico mediante yeso EDF de apoyo
occipitomentoniano 4 ■ Tratamiento ortopédico
Tratamiento ortopédico mediante yeso de distracción 6
de las hipercifosis regulares
¶ Vigilancia del tratamiento ortopédico 7
Complicaciones cutáneas 7
Complicaciones neurológicas 7
Tratamiento ortopédico en función
Complicaciones digestivas 8 de la cifosis regular
¶ Conclusión 8 Las hipercifosis «regulares» también llamadas «hiper-
cifosis de gran radio», incluyen numerosos tramos

Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología 1


E – 44-192 ¶ Tratamiento ortopédico de las hipercifosis durante el crecimiento

vertebrales. Son un grupo que incluye las actitudes


cifótica del adolescente y la «distrofia raquídea del
crecimiento» (enfermedad de Scheuermann).
Las actitudes cifóticas del adolescente son alteraciones
posturales benignas asociadas a un esquema corporal
alterado y que incluyen una mínima hipotonía postu-
ral [3]. La actitud en hipercifosis torácica es reducible, lo
que significa que el paciente consigue alcanzar una
autocorrección clínica absolutamente perfecta cuando el
médico lo solicita. En ocasiones, los dolores musculares
lumbares que se observan en adolescentes son fuente de
inquietud y motivo de consulta. Estos fenómenos
dolorosos se asocian a los fenómenos musculares de
compensación a nivel de la zona de lordosis lumbar
subyacente. Estas actitudes cifóticas, benignas, no
conllevan nunca alteraciones en el crecimiento raquí-
deo. En la edad adulta, la estabilización del esquema
corporal se realiza habitualmente con una normaliza-
ción de las curvas raquídeas en la visión lateral. Durante
la adolescencia y para tranquilizar a los familiares del
paciente, se puede realizar una rehabilitación postural. Figura 1. Principio de fijación «en 3 puntos» de un corsé
El uso de ortesis no es necesario [3]y debe evitarse. Hay anticifosis. Las presiones se aplican a la deformidad raquídea a
que animar al paciente a realizar actividades deportivas, través de dos puntos de apoyo anteriores y un punto de apoyo
sobre todo deportes de extensión. posterior.
Las hipercifosis torácicas secundarias a distrofia
raquídea del crecimiento (epifisitis vertebral del creci-
miento o enfermedad de Scheuermann) representan la
La flexión de las caderas permite obtener una correc-
gran mayoría de los casos de hipercifosis torácicas
ción de hiperlordosis lumbar subyacente a la cifosis
regulares observadas en la adolescencia. La deformidad
gracias a la retroversión pélvica que conlleva (Fig. 3).
puede ser intensa y habitualmente no permite la reduc-
El momento de la corrección se realiza con ayuda de
ción completa. Se observan constantes problemas en el
una banda de tela, por debajo del vértice de la cifosis y
crecimiento de las vértebras apicales en las radiografías
se extiende entre los dos apoyos superiores del marco
de raquis en proyección lateral y, de hecho, forman
(Fig. 4). El paciente es literalmente «levantado» por la
parte integrante de la descripción semiológica de la
tensión vertical ascendente de la banda, que debe
enfermedad.
quedar perfectamente simétrica con el fin de evitar todo
Con frecuencia aparece dolor, ya sea en la parte apical
efecto de torsión. A continuación se colocan dos bandas
de la cifosis o bien a nivel de la hiperlordosis lumbar
tendidas en sentido contrario a nivel de la pelvis y del
subyacente de compensación.
manubrio esternal con el fin de acentuar la corrección
Cuando la hipercifosis se diagnostica en período de
de la cifosis (Fig. 5).
crecimiento y si la zona de deformidad raquídea se
Una vez que se han aplicado las bandas de tela de
mantiene elástica, el tratamiento ortopédico mediante
corrección, éstas se retiran provisionalmente para poder
corsé reductor está perfectamente indicado. Evita el
aplicar el yeso. Las férulas de yeso y las bandas de yeso
agravamiento de la deformidad y la constitución de una
circulares se aplican asegurando un buen espesor en los
hiperlordosis subyacente de compensación [4-6]. Por otro
puntos de apoyo. Las bandas de tela de corrección se
lado, cuando el potencial de crecimiento es importante,
colocan rápidamente y se tensan. La corrección óptima
el mantenimiento del tronco en posición corregida
se mantiene durante todo el tiempo del fraguado del
permite rectificar, al menos parcialmente, la forma final
yeso. Tras retirar las bandas de tela de corrección, se
de las vértebras distróficas, lo cual permite un mejor
aplican bandas circulares de resina para aumentar la
crecimiento de la parte anterior de los cuerpos
rigidez del corsé antes de realizar las ventanas de
vertebrales [6].
expansión.
La ventana de expansión anterior es ancha y debe
Tratamiento ortopédico mediante yeso dejar libre la parte distal del manubrio esternal y del
proceso xifoides. Las parrillas costales deben quedar
corrector libres lateralmente y el yeso no debe impedir los movi-
El principio y la realización del corsé de yeso antici- mientos respiratorios (Fig. 6). A la altura pélvica, el
fosis son los del corsé de «elongación-desrotación- recorte debe ser suficientemente amplio por delante
flexión» (EDF) realizado para las escoliosis. El principio para no impedir la flexión de las caderas y evitar la
es el de la fijación en tres puntos (Fig. 1). Los dos compresión del nervio femorocutáneo en sedestación.
apoyos anteriores se realizan a nivel de pelvis (crestas Por detrás, no se debe recortar demasiado para permitir
ilíacas, pubis) y del manubrio esternal. El punto de un control de los movimientos pélvicos en el plano
apoyo posterior se aplica por debajo del vértice de la sagital. Por detrás, la ventana de expansión debe recor-
cifosis, a uno y otro lado de la línea de las espinosas. tarse obligatoriamente para dejar la zona de apoyo por
Las zonas de expansión de la caja torácica y la cavidad debajo del vértice de la cifosis.
abdominal se dejan libres de toda presión. En función de la tolerancia del corsé y de la impor-
El yeso se realiza con ayuda del marco de tracción de tancia de la corrección deseada, pueden realizarse varios
Cotrel. Se cubre al paciente con tres capas de malla de yesos sucesivos cada 2 o 3 semanas de intervalo.
tela. Las zonas de apoyo anterior y posterior se protegen
con algodón para evitar sufrimiento cutáneo (Fig. 2). Corrección progresiva mediante
La tracción bipolar mediante estribos pélvicos y incorporación de algodón
barbuquejo permite estabilizar al paciente en el cuadro.
No es un elemento esencial de la corrección, al igual La corrección se obtiene gracias al aumento progre-
que en las correcciones de la escoliosis. sivo de las presiones aplicadas a nivel de las zonas de

2 Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología


Tratamiento ortopédico de las hipercifosis durante el crecimiento ¶ E – 44-192

Figura 3. Representación esquemática del efecto deslordo-


sante obtenido tras flexión de las caderas en el marco de Cotrel.
La retroversión pélvica conlleva una disminución de la lordosis
lumbar.

Figura 4. Tensión de la banda de corrección colocada en


el vértice de la cifosis.
Figura 2. Vista anterior (A) y posterior (B) de las vendas
tubulares dobladas con algodón antes de la realización del corsé
de yeso.
autoelongación activa del tronco. La disminución de la
cifosis torácica es uno de los efectos secundarios nefas-
apoyo sobre el tronco mediante la adición de algodón tos del tratamiento prolongado de las escoliosis infanti-
al espesor del yeso. La confección del corsé enyesado les y juveniles con corsé de Milwaukee.
inicial no requiere ajustes especiales. Tras un período de El corsé de Milwaukee puede adaptarse al tratamiento
2-3 semanas de adaptación a la corrección dada por el de las cifosis torácicas flexibles o cuando se ha pasado
corsé inicial, se añade algodón para aumentar el espesor por una flexibilización preparatoria mediante corsé de
cada semana a nivel de las zonas de apoyo del manu- yeso de corrección [6, 7] . El efecto «tres puntos» se
brio y posteriores (Fig. 7). La vigilancia de la tolerancia obtiene con un apoyo pélvico, subhioideo y por detrás
cutánea debe ser intensiva. En caso de dolor en las con un apoyo posterior, fijado a las dos barras posterio-
zonas de apoyo, se pueden retirar los algodones para res y aplicada a nivel del vértice de la cifosis.
comprobar el estado cutáneo.
Es necesaria una vigilancia radiológica regular
mediante las radiografías del raquis en su totalidad de Relevo por corsé de plexidur
pie en proyección lateral durante la fase de corrección anticifosis
progresiva para controlar la eficacia del yeso.
Este tipo de corsé se realiza tras rectificación de un
positivo obtenido tras moldear el tronco. El moldeado se
Cambio con corsé de Milwaukee realiza sobre el paciente de pie, las caderas semiflexiona-
El corsé de Milwaukee tiende a reducir las curvas das y los miembros superiores sostenidos por los apoyos
raquídeas en el plano sagital debido a su mecanismo de con el fin de deslordosar la región lumbar. El moldeado

Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología 3


E – 44-192 ¶ Tratamiento ortopédico de las hipercifosis durante el crecimiento

Figura 5. Aplicación de una banda de corrección suplementa-


ria colocada por deante del manubrio esternal, que se tiende
Figura 7. Representación esquemática de la corrección obte-
hacia el suelo sobre los apoyos laterales del marco. Una tercera
nida progresivamente al añadir capas de algodón a nivel de las
banda puede a continuación tenderse según el mismo principio
zonas de apoyo del corsé.
para acentuar la zona de apoyo pélvico.

no producir excesiva presión en la región prehumeral,


que puede tolerarse mal. Las expansiones prehumerales
de la valva superior del corsé pueden evertirse, lo que
limita la incomodidad.
El tratamiento por corsé de quita y pon debe ser
prolongado, durante todo el período de crecimiento
residual del tronco. Se debe proponer llevarlo durante el
día. Cuando con el corsé se logra reducir la deformidad,
el tratamiento ortopédico permite al tronco continuar
un crecimiento armonioso con un equilibrio sagital
correcto al final del crecimiento.

■ Tratamiento ortopédico
de las hipercifosis angulares
Objetivo del tratamiento ortopédico
de las cifosis angulares
Las hipercifosis «angulares» son hipercifosis localiza-
das en un pequeño número de vértebras. A menudo se
Figura 6. Trazado de los recortes del corsé en su cara anterior: deben a causas malformativas (cifosis congénitas),
la ventana de expansión anterior es ancha y debe liberar la parte traumáticas, distróficas, tumorales o infecciosas. Con
distal del manubrio esternal y el proceso xifoideo. Lateralmente frecuencia son rígidas y no se prestan apenas al trata-
las paredes costales deben dejarse libres y el yeso no debe miento ortopédico, que tiene una eficacia a menudo
impedir los movimientos inspiratorios. A nivel pélvico, el recorte limitada [8-10]. El tratamiento definitivo de las cifosis
debe ser suficientemente ancho como para no impedir la flexión angulares es relativamente quirúrgico de entrada. No
de las caderas y evitar la compresión del nervio femorocutáneo obstante, antes de iniciar el tratamiento quirúrgico, las
en sedestación. cifosis pueden ser extremadamente evolutivas, sobre
todo cuanto más joven es el paciente y cuanto mayor es
su potencial de crecimiento raquídeo, que acentúa el
debe ser especialmente preciso en las zonas de apoyo: desequilibrio del tronco en el plano sagital [11]. Por ello,
pelvis, manubrio esternal y vértice de la cifosis. el tratamiento ortopédico está indicado en pacientes
Tras la confección del positivo, los retoques se apor- jóvenes para frenar al máximo el agravamiento de la
tan en función de la corrección final deseada. En el cifosis pero también de las curvas de equilibrio
momento de la prueba, los ajustes realizados por el adyacentes [9].
técnico son esenciales para garantizar la tolerancia al En caso de tratamiento quirúrgico de una cifosis
corsé (Fig. 8). Añadir almohadillas a uno y otro lado de angular, el tratamiento ortopédico puede permitir una
la línea de las espinosas permite evitar las lesiones reducción máxima (en ocasiones modesta) para colocar
cutáneas por apoyo excesivo de las espinosas sobre la progresivamente el tronco en su posición óptima antes
pared del corsé. Es particularmente importante ajustar la de la fijación quirúrgica de la corrección obtenida.
valva anterior esternal y prehumeral (también llamada
valva «de Berck» por analogía con la del corsé de Berck). Tratamiento ortopédico mediante yeso
La fuerza de corrección aplicada se ajusta según la EDF de apoyo occipitomentoniano
posición de la valva sobre la parte anterior del tronco,
que responde a la fuerza aplicada por detrás en la zona En un buen número de casos de cifosis angulares, el
de apoyo subapical posterior. Se debe tener cuidado de apoyo paravertebral directo sobre la zona cifótica no es

4 Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología


Tratamiento ortopédico de las hipercifosis durante el crecimiento ¶ E – 44-192

Figura 8. Corsé anticifosis de tipo «plexidur». Vista anterior, lateral y posterior. Obsérvese el almohadillado a uno y otro lado de las
espinosas a nivel de la región apical de la cifosis (zonas punteadas sobre la imagen posterior).

deseable debido al riesgo de producir escaras cutáneas.


La fuerza de corrección se aplica sobre el tronco por
medio de presas pélvicas y occipitomentonianas según
el principio de la elongación bipolar del corsé de
Milwaukee.
La técnica de confección del corsé es idéntica a la del
corsé EDF clásico. El paciente se coloca sobre el marco
de tracción de Cotrel. La cabeza se mantiene en la
posición correcta gracias a un barbuquejo occipitomen-
toniano. Las zonas de apoyo occipitales y mentonianas
se han recubierto previamente de algodón, que se
mantiene en su sitio gracias a la venda tubular (Fig. 9).
Una vez que está realizada la parte toracoabdomino-
pélvica, se aplica una primera capa de yeso a la región
occipitomentoniana. Se añaden dos férulas de yeso para
formar un refuerzo a nivel de la zona de apoyo (Fig. 10).
A continuación, se añaden varias capas circulares y se
alisan, mientras que la posición de la cabeza se controla Figura 9. Las regiones occipitales y mentonianas se recubren
hasta que el yeso se endurezca (Fig. 11). cuidadosamente de algodón protector y a continuación el apoyo
Es crucial recortar la porción occipitomentoniana del occipitomentoniano se recubre de venda tubular antes del yeso.
corsé (Fig. 12). Por detrás, el borde del yeso debe
apoyarse sobre el occipucio, más exactamente sobre la
nuca. Por delante, la zona de apoyo no debe incomodar suficiente. El apoyo debe repartirse sobre las ramas
la deglución y tiene que permitir una apertura bucal horizontales de la mandíbula. Las zonas de apoyo deben

Figura 10. Representación esquemática de las


férulas anterior (A) y posterior (B) empleadas
para reforzar la porción occipitomentoniana
del corsé.

Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología 5


E – 44-192 ¶ Tratamiento ortopédico de las hipercifosis durante el crecimiento

Figura 13. Representación esquemática de la posición de la


médula espinal en el canal raquídeo en caso de cifosis angular
(A). Cuando existe una cierta capacida de reducción de la zona
apical de la cifosis (B), la corrección puede realizarse sin producir
sierta sinuosidad en el eje medular. En cambio, si la zona apical es
rígida y la corrección se realiza a expensas de las zonas adyacen-
tes (C), existe un riesgo de elongación medular sobre el fulcro
formado por el vértice de la cifosis.

algodón. Este forro protector puede cambiarse regular-


mente cuando se estropee.

Tratamiento ortopédico mediante yeso


de distracción
El yeso de distracción popularizado por Stagnara y la
escuela de Lyon [12] puede emplearse cuando se pretende
Figura 11. Tras aplicación de dos férulas de yeso de refuerzo una reducción de la cifosis. El requisito indispensable
anterior y posterior, bandas circulares (A) se pasan y se alisan (B) para el uso de esta técnica es la posibilidad de reducir,
para mantener el conjunto mientras se mantiene la cabeza en aunque sea mínimamente, la zona cifótica, ya que si la
posición óptima. reducción de la deformidad se obtiene sólo en las zonas
adyacentes puede producirse una paraplejía durante
corrección debido al estiramiento de la médula sobre un
fulcro raquídeo constituido por el vértice de la cifosis
(Fig. 13).
Aunque para algunos el yeso de distracción puede
realizarse sin apoyo occipital, nosotros pensamos que
esto permite la tolerancia y eficacia de esta técnica,
sobre todo en los casos de corrección de una cifosis [13].
Tras la confección de un corsé EDF con apoyo occipito-
mentoniano, el corsé es bivalva con vértice en la cifosis
y vigila la conservación de las zonas de apoyo «estraté-
gicas» como la zona pélvica, las zonas preesternales,
subaxilares y occipitomentonianas. La zona posterior
apical puede retirarse totalmente para evitar problemas
cutáneos. Por delante, la zona de expansión de la caja
torácica se libera de toda presión. Para permitir la
distracción posterior de colocan dos raíles entre las dos
valvas del corsé para responder a la corrección deseada.
A diferencia de la escoliosis, donde los raíles se pueden
colocar de manera simétrica sobre la línea biaxilar, los
raíles en este caso deben colocarse por delante de la
línea de gravedad del raquis en proyección lateral con
el fin de producir una fuerza de corrección opuesta a la
cifosis (Fig. 14). Para algunos, una charnela posterior
Figura 12. Tras la realización de los recortes finales, el borde puede también fijarse por detrás para guiar la corrección
de yeso debe venir hacia atrás y apoyarse a nivel de la nuca. Por en un plano estrictamente sagital. La fijación de los
delante, la zona de apoyo no debe incomodar la deglución y raíles se hace directamente sobre las valvas del yeso
tiene que permitir una apertura bucal suficiente. El apoyo debe mediante férulas y bandas de yeso que refuerzan estas
repartirse sobre las ramas horizontales de la mandíbula, libe-
zonas, que se someterán a fuertes presiones. Los raíles se
rando por detrás un espacio para el pabellón auricular.
tensan y la posición global del tronco se controla
gracias a una radiografía inicial del raquis en proyección
anteroposterior y lateral. La distracción se inicia y se
realiza de manera continúa a razón de 3-5 mm al día en
controlarse durante los primeros días con el fin de función de la tolerancia.
comprobar lesiones por sufrimiento cutáneo. Si es nece- En los casos de distracción importante, proponemos
sario, los bordes del yeso pueden evertirse y añadirse añadir al yeso de distracción un halo craneal (Fig. 15),

6 Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología


Tratamiento ortopédico de las hipercifosis durante el crecimiento ¶ E – 44-192

Figura 14. Yeso de distracción en vi-


sión anterior, lateral y posterior. Obsér-
vese la posición anterior de los raíles en
relación a la línea biaxilar sobre la imagen
lateral.

ilíacas, que no pueden vigilarse por observación directa,


sobre todo si el corsé desciende bastante. En caso de
dolor, es imperativo observar la zona. El control del
estado del algodonado y venda tubular incluye descartar
un manchado por posibles escaras. No obstante, si la
zona dolorosa no está directamente accesible es preferi-
ble realizar una ventana para comprobar visualmente el
estado de la piel y descartar problemas cutáneos inmi-
nentes. En caso de sufrimiento de la piel, se deben
interponer apósitos de protección, aunque también es
importante la prevención de la recidiva suprimiendo
todo apoyo excesivo a ese nivel. Se puede entonces,
regularizar o incluso fenestrar el yeso definitivamente en
la zona de apoyo doloroso. La distracción puede sus-
penderse o ralentizarse en los casos de aparatos ortopé-
dicos como los corsés de distracción.
Como se ha recordado en el epígrafe precedente, la
tracción continua mediante halo craneal permite en los
casos difíciles resolver los problemas de tolerancia en la
región occipitomentoniana del yeso de distracción.

Complicaciones neurológicas
Figura 15. Uso conjunto de una tracción continua por halo
Cualquier maniobra de distracción pura realizada
craneano que permite obtener un ganancia en la corrección y
sobre la columna vertebral expone a un riesgo de
una mejor tolerancia durante el tratamiento por yeso de
estiramiento medular y aparición de un déficit neuroló-
distracción.
gico. El tratamiento ortopédico por distracción vertebral
progresiva de las cifosis expone a un riesgo, sobre todo
en caso de deformidad importante y rígida. Debemos
ya que la tracción esquelética conjunta de la parte insistir de nuevo en el riesgo de estiramiento medular
proximal del yeso y del halo permite disminuir una sobre el fulcro raquídeo formado por el vértice de la
parte importante de las presiones ejercidas en la región cifosis, sobre todo cuando la zona apical es particular-
occipitomentoniana del corsé, aumentando así la tole- mente rígida y la elongación se consigue a expensas de
rancia y la eficacia. La tracción continua mediante halo las zonas adyacentes (Fig. 13). El sufrimiento medular
craneal generalmente se tolera bien cuando se realiza en raramente es intenso y puede traducirse por aparición
un entorno de rehabilitación funcional adaptado. progresiva de signos esfinterianos (urgencia miccional,
incontinencia con la tos o, por el contrario, globo
vesical) o signos en los miembros inferiores, como
■ Vigilancia del tratamiento claudicación neurógena o disestesias. El estudio clínico
neurológico debe repetirse al menor indicio de compli-
ortopédico cación neurológica durante el período de distracción. En
las deformidades graves y rígidas, de alto riesgo de
Complicaciones cutáneas aparición de déficit neurológico, la exploración neuro-
lógica puede completarse con registros repetidos de
El tratamiento ortopédico de las cifosis se basa en potenciales evocados somáticos que constituyen, en
gran medida en el principio de aplicación de puntos de caso de modificación, una alarma excelente en el
apoyo sobre el tronco; pueden aparecer complicaciones estadio presintomático.
cutáneas que compliquen algunas etapas del trata- Otra complicación neurológica, menos grave, es la
miento. Las zonas que con más frecuencia están afecta- compresión permanente o transitoria del nervio femo-
das son las crestas ilíacas y las zonas de apoyo rocutáneo. Se manifiesta por parestesias desagradables
occipitomentonianas. La vigilancia debe ser importante en la cara anterior del muslo, sobre todo en posición de
a este nivel, principalmente en la región de las espinas sedestación cuando el borde del corsé no ha sido

Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología 7


E – 44-192 ¶ Tratamiento ortopédico de las hipercifosis durante el crecimiento

evertido. Se debe a una compresión del nervio por el


borde anteroinferior de la valva pélvica del corsé. Por lo
general el problema se resuelve con un retoque en el
borde del corsé.
En los casos de distracciones importantes, las com-
presiones tronculares de los miembros superiores ya han
sido descritas. Se trata generalmente de compresiones
por apoyo directo de la parte proximal del yeso a nivel
subaxilar, origen del canal humeral. Estas compresiones
son a menudo la consecuencia de un error técnico en la
realización de la parte proximal del corsé con un hueco
subaxilar insuficiente. Se debe recordar aquí el interés
del barbuquejo occipitomentoniano del yeso de distrac-
ción que autoriza un apoyo óptimo en la parte superior
del tronco sin recurrir a apoyos aleatorios y potencial-
mente peligrosos a nivel de la cintura superior.

Complicaciones digestivas
Al contener el tronco en una ortesis de corrección se
produce invariablemente un período de aclimatación de
algunos días de duración, durante el cual el tránsito
digestivo se adapta a esas nuevas condiciones de ejerci-
cio. La distensión y el enlentecimiento del tránsito es
Figura 16. En el caso de una cifosis toracolumbar flexible, la
fuente de incomodidad y cede habitualmente con una
corrección por corsé puede producir una tracción sobre la raíz
dieta que restrinja los alimentos muy azucarados, féculas
mesentérica y una compresión de la porción horizontal del
y bebidas gaseosas.
duodeno por la arteria mesentérica superior.
En algunos casos, el cuadro digestivo es mucho más
grave y asocia un síndrome suboclusivo con intolerancia
digestiva total y vómitos. El cuadro clínico se explica
clásicamente por el fenómeno de pinza aortomesentéri-
ca [14] . Afecta principalmente a individuos delgados que pueden producir complicaciones graves, sobre todo
sometidos a una corrección rápida de una deformidad neurológicas. El objetivo del tratamiento de las cifosis
raquídea importante. Esta situación puede aparecer angulares es ante todo conseguir una estabilización de la
durante el tratamiento ortopédico de una cifosis, con deformidad aprovechando su reducibilidad máxima.
más riesgo si ésta ha sido reducida y bien corregida por Este objetivo, anterior a un tratamiento quirúrgico
el corsé. La tensión de la raíz de la mesentérica asociada definitivo, tiene en cuenta el crecimiento residual del
al adelgazamiento rápido del paciente durante los raquis y justifica a menudo el recurso de un tratamiento
primeros días de adaptación al corsé conlleva la com- ortopédico «invasivo» y prolongado en un medio
presión de la porción horizontal del duodeno contra el especializado.
raquis. El colapso digestivo es responsable de una
distensión gastroduodenal proximal y de un cuadro de
intolerancia digestiva y oclusión alta (Fig. 16). Agradecimientos: los autores agradecen a los equipos de
El diagnóstico puede sospecharse ante un cuadro rehabilitación funcional de la Fundación Ellen Poidatz (Saint-
clínico evidente. La confirmación se obtiene por imáge- Fargeau-Ponthierry) y al servicio de rehabilitación pediátrica del
nes del tránsito esofagogastroduodenal o por medio de Hospital Raymond Poincaré (APHP, Garches) su participación en la
una tomografía computarizada (TC) abdominal con iconografía de este artículo.
contraste digestivo alto.
El tratamiento se basa en la nutrición progresiva por
vía parenteral asociada a aspiración digestiva por sonda .

nasogástrica. Una vez que el episodio agudo ha pasado,


puede iniciarse la realimentación por vía oral, inicial-
■ Bibliografía
mente líquida. Una alimentación fraccionada puede [1] Cotrel Y, Morel G, Rey JC. Orthopedic Treatment of
iniciarse durante una decena de días. Salvo en algunos Structural Kyphosis During Growth. Rev Rhum Mal
casos excepcionales, no es necesario relajar la corrección Osteoartic 1964;31:451-5.
obtenida por la ortesis. [2] Dubousset J. In: La scoliose idiopathique, perspectives
actuelles et futures. Monographie du Groupe d’Étude en
Orthopédie Pédiatrique: La scoliose idiopathique.

■ Conclusión
Montpellier: Sauramps Médical; 1997. p. 339-58.
[3] Milet A, Pannier S, Vialle R, Glorion C. Kyphosis and
kyphotic posture in children and adolescents. Rev Prat 2006;
El tratamiento ortopédico de las cifosis regulares, 56:157-64.
como en los casos de distrofia raquídea de crecimiento, [4] Korovessis P, Zacharatos S, Koureas G, Megas P.
se indica en período de crecimiento. En las formas Comparative multifactorial analysis of the effects of
reducibles, el tratamiento mediante yesos y a continua- idiopathic adolescent scoliosis and Scheuermann kyphosis on
ción corsé anticifótico puede generar buenos resultados, the self-perceived health status of adolescents treated with
limitando el riesgo de complicaciones sobreañadidas de brace. Eur Spine J 2007;16:537-46.
la osificación vertebral, lo cual restringe así la importan- [5] Riddle EC, Bowen JR, Shah SA, Moran EF, Lawall H Jr. The
cia de la deformidad residual en la edad adulta. duPont kyphosis brace for the treatment of adolescent
Las deformidades rígidas son subsidiarias de un Scheuermann kyphosis. J South Orthop Assoc 2003;12:
tratamiento ortopédico delicado que requiere técnicas 135-40.

8 Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología


Tratamiento ortopédico de las hipercifosis durante el crecimiento ¶ E – 44-192

[6] Sachs B, Bradford D, Winter R, Lonstein J, Moe J, Willson S. [11] Otsuka NY, Hey L, Hall JE. Postlaminectomy and
Scheuermann kyphosis. Follow-up of Milwaukee-brace postirradiation kyphosis in children and adolescents. Clin
treatment. J Bone Joint Surg Am 1987;69:50-7. Orthop Relat Res 1998;354:189-94.
[7] Ravaglia L, Caruso G. Treatment of dorsal kyphosis with the [12] Stagnara P, Fleury D, Fauchet R, Mazoyer D, Biot B,
Milwaukee brace. Ital J Orthop Traumatol 1981;7:61-70. Vauzelle C, et al. Major scoliosis, over 100 degrees, in adults.
[8] Bernard TN Jr, Burke SW, Johnston 3rd CE, Roberts JM. 183 surgically treated cases. Rev Chir Orthop Reparatrice
Congenital spine deformities. A review of 47 cases. Appar Mot 1975;61:101-22.
Orthopedics 1985;8:777-83.
[9] Godfried DH, Amory DW, Lubicky JP. The halo-Milwaukee [13] Zeller RD, Dubousset J. Progressive rotational dislocation in
brace. Case series of a revived technique. Spine 1999;24: kyphoscoliotic deformities: presentation and treatment. Spine
2273-7. 2000;25:1092-7.
[10] Mayfield JK, Winter RB, Bradford DS, Moe JH. Congenital [14] Hutchinson DT, Bassett GS. Superior mesenteric artery
kyphosis due to defects of anterior segmentation. J Bone Joint syndrome in pediatric orthopedic patients. Clin Orthop Relat
Surg Am 1980;62:1291-301. Res 1990;250:250-7.

K. Abelin, Chirurgien.
R. Vialle, Chirurgien (raphael.vialle@trs.aphp.fr).
Service de chirurgie orthopédique et réparatrice de l’enfant, Groupe hospitalier Armand Trousseau–La Roche Guyon, 26, avenue du Dr
Arnold Netter, 75571 Paris cedex 12, France.
C. Morin, Chirurgien.
Service d’orthopédie pédiatrique, Institut Calot, 1, rue du Docteur-Calot, 62608 Berck-sur-mer, France.
D. Leclair-Richard, Médecin de rééducation fonctionnelle.
Service de réanimation neurorespiratoire et de rééducation fonctionnelle pédiatrique, Hôpital Raymond Poincaré, 104, boulevard
Raymond-Poincaré, 92380 Garches, France.

Cualquier referencia a este artículo debe incluir la mención del artículo original: Abelin K., Vialle R., Morin C., Leclair-Richard D. Traitement
orthopédique des hypercyphoses en période de croissance. EMC (Elsevier Masson SAS, Paris), Techniques chirurgicales -
Orthopédie-Traumatologie, 44-192, 2009.

Disponible en www.em-consulte.com/es
Algoritmos Ilustraciones Vídeos / Aspectos Información Informaciones Autoevaluación Caso
complementarias Animaciones legales al paciente complementarias clínico

Técnicas quirúrgicas en ortopedia y traumatología 9