You are on page 1of 1

Un recipiente de presión, depósito bajo presión o pressure vessel es un contenedor

estanco diseñado para contener fluidos (gases o líquidos) a presiones mucho mayores que la
presión ambiental.
La presión diferencial entre el interior del recipiente y el exterior es potencial peligrosa.
Históricamente los aparatos a presión han sido una fuente importante de accidentes laborales.
Consecuentemente, el diseño, manufactura y manipulación de estos dispositivos están
regulados actualmente mediante normas ingenieriles exigentes. Por esas razones, el diseño y
certificación de un recipiente diseñado para contener presión varía de país a país, y requiere
definir parámetros tales como la máxima presión admisible y la temperatura máxima
admisible.