You are on page 1of 75

TAXONIMÍA DE LOS VIRUS

05/01/2018
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA
DE CAMPECHE

FACULTAD DE CIENCIAS QUÍMICA BIOLÓGICAS


Químico Farmacéutico Biólogo

MATERIA:
VIROLOGÍA

CONTENIDO:

2° SUBCOMPRETENCIA

TAXONOMÍA DE VIRUS

DOCENTE:

PEDRO PABLO KU PECH

NOMBRE DEL ALUMNO (A):


JUANA FÉLIX MÉDEZ.

Fecha de entrega: 05/01/2018.


TAXONOMÍA DE VIRUS QUE CONTIENE DNA

PARVOVIRUS

La familia Parvoviridae está formada por tres géneros: Parvovirus, Dependovirus y


Densovirus. Estos son los virus ADN más pequeños. Su tamaño diminuto y su
repertorio genético limitado lo hacen depender de la célula huésped o de un virus
facilitador para replicarse, más que cualquier otro, virus ADN. Los parvovirus tienen
una amplia distribución entre los animales de sangre caliente y el hombre, entre
ellos tenemos el Parvovirus Humano B19, el virus de la panleucopenia felina,
parvovirus canino etc.
Sólo el B 19 es patógeno para el hombre; el resto tiene especificidad de especie y
la vacunación contra ellos de los animales susceptibles es práctica común en
veterinaria, también son conocidos como parvovirus autónomos. Los Dependovirus
infectan sólo cuando se asocian a otro virus cooperador como el adenovirus (virus
adenoasociados) y los Densovirus sólo infectan a insectos.

Arvovirus humano B 19

El Parvovirus Humano B19 (P-B19) fue descubierto accidentalmente en 1974 por


Cossart y colaboradores en Inglaterra mientras realizaban un tamizaje en muestras
de sangre de donantes asintomático para el virus de Hepatitis B, con lo cual obtuvo
un falso positivo por contrainmunoelectroforesis para este virus. Luego se demostró
por microscopia electrónica que se trataba de un virus perteneciente a la familia
Parvoviridae. En 1981 se le pudo relacionar primero con seis casos de anemia
aplásica y dos años después con el eritema infeccioso. Finalmente, y como
resultado de un programa de investigación se le relacionó con los problemas de
fertilidad de la mujer.

Estructura y replicación

Los parvovirus son extremadamente pequeños (18 - 20 nm de diámetro), viriones


icosaédricos sin envoltura. El genoma del virus B 19 sólo contiene una molécula de
ADN positiva y negativa que son almacenadas por separado en los viriones. Por lo
menos dos proteínas estructurales y otra no estructural son codificadas por
entramados de lectura superpuestos en el genoma de cadena positiva.

El virus B 19 se replica en células con actividad mitótica y prefiere a la serie eritroide,


como células de médula ósea humanas frescas, Mulas eritroides del hígado fetal y
Mulas de leucemia eritroide.

Después de la unión y la internalización, el virión es


destapizado y el ADN genómico monocatenario pasa al
núcleo. Para generar la cadena de ADN
complementaria son necesarios factores sólo
disponibles durante la fase S del ciclo de crecimiento
celular y ADN polimerasas celulares. La transcripción y
la replicación requieren una versión del genoma del
virión con ADN en ambos extremos del genoma que
facilitan la síntesis de ADN vírico. Esos extremos se
pliegan e hibridizan con el genoma, a fin de crear un cebador para el ADN
polimerasa celular. Los ARNm para las proteínas reguladoras no estructurales (NE)
y estructurales (PV) de la cápside son generados a partir del mismo promotor
mediante seccionamiento diferencial de la transcripción primaria. Las proteínas
víricas sintetizadas en el citoplasma vuelven al núcleo, donde es ensamblado el
virión. Se produce degeneración de las membranas nuclear y citoplasmática y la
lisis celular conduce a liberación del virus.

Patogenia e inmunidad

El virus replica en el núcleo de las células y necesita que éstas se encuentren en


proliferación activa (fase S de su mitosis). Las células blanco son las eritroides (por
ejemplo, células madre hematopoyéticas o fetales), localizadas en médula ósea, y
las células hepáticas. La unión del virus a la célula se produce a través de la proteína
VP2 de cápside viral que se une a un receptor denominado antígeno P. Este
receptor está local izado en la membrana plasmática de precursores de eritrocitos,
megacariocitos, células endoteliales, placenta, células miocárdicas fetales y
hepáticas, lo que explicaría los cuadros patológicos asociados con la infección.

La síntesis de proteínas estructurales ocurre en el citoplasma, pero el montaje de


las nuevas partículas virales ocurre en el núcleo, siendo la liberación de las mismas
a través de la lisis celular. AI microscopio electrónico, los principales efectos
citoplasmáticos causados por la infección de P-B 19 son alteraciones como
vacuolización del citoplasma, migración de cromatina nuclear y presencia de
corpúsculos de inclusión.
Los estudios en voluntarios sugieren que el virus B 19 se multiplica primero en el
tracto respiratorio alto.

Después se disemina mediante viremia hasta la médula ósea y otros lugares, donde
se replica y mata o inhibe el crecimiento de las células precursoras eritroides. El
curso de la enfermedad por B 19 es bifásico.

La fase febril inicial es la contagiosa. El virus provoca infección lítica de las células
precursoras eritroides, con lo que disminuye y se detiene la producción de hematies.
La viremia se produce a los ocho días del contagio y se acompaña de síntomas
inespecíficos. Se encuentran títulos altos del virus en las secreciones orales y
respiratorias. La segunda fase, con un síndrome característico de la enfermedad,
parece guardar relación con mecanismos inmunes. El exantema y las artralgias del
eritema infeccioso coinciden con la aparición de IgM específica para el virus y con
la desaparición de virus B 19 detectables. Es probable que los anticuerpos confieran
inmunidad de por vida.

La infección por P-B 19 en un huésped normal puede curarse sin síntomas


apreciables o producir fiebre y una sintomatología inespecífica, como faringitis,
malestar general y mialgia, con disminución ligera de los niveles de hemoglobina,
todo ello seguido por un exantema dos o tres semanas más tarde.

La infección por P-B 19 en huéspedes con anemia hemolítica crónica supone un


riesgo de reticulocitopenia grave, en ocasiones mortal, conocida como crisis
aplásica. La crisis aplásica se debe a depleción de precursores eritrocitarios por el
virus, y acortamiento de la vida media de los hematíes por la anemia subyacente.

Manifestaciones clínicas

La infección por P-B 19 puede cursar de diferentes maneras y únicamente cuando


lo hace con manifestaciones propias es posible su diagnóstico clínico. Los síntomas
típicos consisten en la aparición de Rash y artralgias. La infección en los pacientes
comprometidos con anemias, inmunosupresión y gestantes tiene también
características peculiares. También es posible la infección subclínica ya que ocurre
con síntomas inespecíficos que terminan etiquetándose de “infección gripal o
virosis”. La mayoría de las infecciones en los niños son subclínicas o producen
enfermedad moderada y únicamente un 10% de los infectados presenta síntomas
específicos de infección por P-1319. La experiencia acumulada con la infección
natural, el estudio en voluntarios y los estudios “in vitro” han generado una serie de
conocimientos sobre el particular. La inoculación de voluntarios por vía intranasal
fue eficaz en conseguir la infección en todos los seronegativos los cuales
presentaron una intensa viremia (1011 partículas / ml) detectable entre los días 5 a
7 con un pico máximo entre los 8 a 15 días. La respuesta antigénica se correlacionó
con la desaparición de la viremia. La IgM se detectó sobre los días 10 a 12 y la IgG
a partir del 13. Los reticulocitos periféricos cayeron hasta casi cero durante la fase
virémica y volvieron a remontar posteriormente. La caída de las cifras de
hemoglobina comenzó unos días después de la de los reticulocitos y se acompañó
también de linfopenia y trombocitopenia. Igualmente fue frecuente la cefalea, fiebre,
mialgias y picor. En algunos voluntarios se presentó rash y artralgias tres a cuatro
días después del cese de, la viremia (segunda fase de la enfermedad). El virus pudo
ser detectado en las secreciones respiratorias durante toda la fase virémica y antes
de la segunda fase de la enfermedad lo cual hace suponer que aquel es el principal
momento de la transmisión.

Epidemiología

La infección por P-B 19 está distribuida en todo el mundo, pudiendo surgir en forma
de epidemias, brotes en escuelas y/o en el personal de salud. En países
desarrollados la seroprevalencia en niños de 1 a 5 años oscila entre 5-15%; en
donantes de sangre es mayor al 85%.

Los brotes entre niños en edad escolar son frecuentes y se presentan generalmente,
como eritema infeccioso. En climas templados, ocurren brotes en las comunidades
durante el final del invierno e inicio de primavera, con una marcada variabilidad de
año a año.

La tasa de ataque secundaria intrafamiliar en individuos susceptibles en contacto


con pacientes con CAT o El, es del 50%.

Diagnóstico de laboratorio

La mejora progresiva de las pruebas de diagnóstico ha sido la clave para el


entendimiento de las características clínicas y epidemiológicas de la infección por
P-B19. La contrainmunoelectroforesis y microscopia electrónica hizo posible asociar
este agente con las crisis aplásicas transitorias (CAT) y más tarde con el empleo de
ELISA IgM su asociación con el eritema infeccioso (EI) o quinta enfermedad. Más
adelante los ensayos de hibridación fueron muy importantes para poder hacerle
responsable de algunas muertes fetales y de las anemias crónicas en enfermos con
inmunodeficiencias.

Las pruebas diagnósticas pueden ser divididas en las que detectan infección
reciente o actual, infección pasada y lugar de la infección. La infección reciente o
activa se documenta serológicamente por la positividad de una prueba para la
determinación de IgM o por la presencia de antígenos, partículas virales, DNA viral
o alteraciones típicas en las células. La infección reciente puede ser demostrada
por la presencia de IgM y ocasionalmente por una elevación de los anticuerpos IgG.
La infección aguda activa en los inmunosuprimidos solo puede establecerse
mediante la hibridación “in situ” de las Mulas infectadas o por PCR. La infección en
determinados tejidos puede ser documentada por la demostración de antígenos B
19 o DNA en sus Mulas. Partículas parvovirus “like” o cambios histológicos típicos
en las Mulas rejas son altamente sugerentes de infección por P-B 19.

Tratamiento

Hasta el presente no se cuenta con un tratamiento antiviral especifico. Los pacientes


inmunocompetentes, hematológicamente normales con eritema infeccioso, en
general no requieren tratamiento específico y los síntomas y la infección son
autolimitados.

Las manifestaciones articulares suelen requerir un tratamiento con analgésicos. En


cambio, los pacientes con aplasias de serie roja o anemias crónicas deben tratarse
con transfusiones y/o inmunoglobulinas. Estas últimas se administran por vía
endovenosa, 400 mg/ kg durante 7 a 10 días. En casos de hidropesía fetal fa terapia
se realiza también a través de inmunoglobulinas y de transfusiones intrauterinas.

Se están estudiando estrategias para combatir fa persistencia de fa infección que


incluyen modificaciones en la dosis y duración de la terapia con inmunoglobulinas,
utilizando sueros hiperinmunes o agregando agentes antivirales.

PAPOVAVIRUS

Propiedades.
a) Cubierta: ninguna.
b) Virión: nucleocápsida de simetría ICOSAÉDRICA y de pequeño tamaño.
c) Genoma: DNA CIRCULAR BICATENARIO. El % de GC es similar al del genoma
celular.
d) Proteínas: tres proteínas estructurales; las histonas celulares condensan al DNA
en el virión.

Replicación.
La transmisión es horizontal por contagio directo a través de lesiones epiteliales, o
indirecto por cepillos, rascaderos, instrumental quirúrgico y vectores (moscas
negras).
Los papilomavirus infectan epitelios
estratificados (piel y mucosas). Las
células diana del virus se llaman
queratinocitos, y están en la capa
basal del epitelio, que es la que
separa la dermis de la epidermis. Las
células que se dividen migran hacia
arriba al tiempo que se van
diferenciando. El proceso de
diferenciación del queratinocito da
lugar finalmente a una capa córnea
en el exterior de la piel, que protege al animal del exterior y evita la desecación. El

ciclo vital de los papilomavirus está ligado a este proceso de diferenciación de la


célula a la que infectan.
Penetra en la célula por endocitosis y es transportado al núcleo, donde pierde la
cápside y se libera el DNA.

Clasificación.
Los papovavirus comprenden dos géneros:
1. Papilomavirus:
– Los papilomavirus son virus causantes infecciones:
• No malignas: Verrugas, condilomas acuminados y papilomas laríngeos
• Malignas: Epidermodisplasia verruciforme, cáncer cervical y anogenital, cáncer
orofaríngeo
Estas lesiones verrucoides generalmente son benignas, pero pueden convertirse en
carcinomas malignos en pacientes que padecen epidermodisplasia verruciforme.
Los virus del papiloma también se asocian a carcinomas humanos peneanos,
uterinos y cervicales y lo más probable es que sean su causa; más aún, las verrugas
genitales pueden convertirse en carcinomas.
– Existen más de 52 tipos descritos de papilomavirus, aunque no todos están
asociados con neoplasias. El 16% de todos los cánceres en mujeres y el 10% de
todos los cánceres en la población general están asociados al papiloma de las
cepas 16 y 18 del virus del papiloma humano (VPH), las cuales provocan una
transformación de los queratinocitos humanos.
– El genoma es más grande y tienen más importancia en la patología humana que
los poliomavirus.

– El genoma del VPH puede integrarse en el genoma celular y transformarla.

– Sí tiene potencial oncogénico en los


huéspedes naturales y causan un tumor
benigno (verrugas).
– Diferentes papilomavirus tienen
diferentes tropismos, es decir, preferencias
por un tipo de epitelio determinado, o por
una zona concreta de la piel:
– Piel extremidades y palmo-plantar
– Piel y mucosas genitales
– Mucosas laríngea y oral
– Conjuntiva ocular y conducto lacrimal
En todos los casos, parece que los virus llegan a las células diana a través de
pequeñas lesiones, tales como las que se pueden producir durante un encuentro
sexual.
– El VPH se contagia a través del contacto directo con éste;
• Verrugas: directo persona-persona o indirecto
• Lesiones ano-genitales: ETS
• Vía vertical: rara. Papilomatosis laríngea recurrente
Por lo tanto, para evitar la infección con el VPH, debe evadirse cualquier contacto
con la piel del portador. No ha sido científicamente confirmado que el condón
masculino de látex prevenga la transmisión del VPH en sí, pero los resultados de
los estudios sugieren que su uso puede reducir el riesgo de desarrollar
enfermedades relacionadas a este virus.
Las lesiones precancerosas que pueden progresar a cáncer invasivo.

Poliomavirus:
– Potencial oncogénico menor y en general no manifiesta infección natural.
– El genoma vírico no suele estar integrado en el genoma de las células
transformadas.
– El tejido blanco son los órganos internos.

SV40: Es un virus de simios que puede infectar al hombre e integrar su DNA en el


genoma celular. Puede causar sarcomas en hámsteres jóvenes, aunque no se ha
demostrado en humanos.
Virus BK y JC: Los virus BK y JC son causantes de enfermedades degenerativas.
En humanos no parecen producir tumor, pero al inyectarse en animales sí causan
tumor.
– El virus JC causa leucoencefalopatía multifocal progresiva, una enfermedad
asociada a inmunosupresión. El 70-80% de la población es seropositiva para el JC
y la tasa de incidencia de esta enfermedad ha subido debido a la infección VIH,
llegando hasta el 5% de todos los pacientes con SIDA
– El virus BK es una importante causa de nefropatía y fallo de injertos (transplantes)
en pacientes inmunosuprimidos receptores de transplante renal. Casi todas las
personas tienen anticuerpos anti – virus BK a la edad de 10 años. Recientemente,
el ADN del virus BK fue asociado al cáncer prostático en humanos.

ADENOVIRUS
Estructura.
a) Virión: ICOSAÉDRICO que consta de 252 capsómeros. De los 252 capsómeros,
240 son hexones y 12 son pentones. Los hexones se disponen conformando los
lados de la superficie icosaédrica y los pentones conforman los vértices. De cada
vértice sale una fibra o filamento glicoproteico que lleva en el extremo un
hemaglutinina. Este complejo es tóxico a las células – causando redondeamiento y
muerte de las células a través de la inhibición de su síntesis proteica. Las proteínas
fibrilares determinan la especificidad de las células diana.
b) Núcleo:
– DNA LINEAL BICATENARIO con proteínas unidas a los extremos, la proteína K15
(unida covalentemente) que está relacionada con la replicación. Esta proteína es
virus específico y funciona como cebador para la síntesis de DNA vírico. El DNA es
infeccioso y tiene capacidad para codificar entre 30-40 genes. El DNA lleva en los
extremos las secuencias terminales repetidas e invertidas que le van a permitir
formar círculos que son necesarios para la
inserción en el genoma celular.
– Proteína terminal (TP), se encuentra al final
del genoma y sirve como primer para la
replicación.
– Proteínas básicas V, VII; similares a las
histonas y estabilizan el ADN.
– Proteína Mu, proteína pequeña tran-
sactivadora.
c) Cubierta: ninguna. Son resistentes a los
disolventes orgánicos y en general resisten
bien en el medio externo. Son sensibles al
calor, al pH ácido y a proteasas.

Clasificación.
Aislados en 1953 de cultivos de tejido adenoidal humano.
Hay dos géneros:
a) Aviadenovirus: infectan a aves.
b) Mastoadenovirus: se dividen en siete grupos (A a G) en base a sus propiedades
físicas, químicas y biológicas. Los virus del grupo A son los más oncogénicos in vivo
en animales de experimentación.
Los adenovirus son específicos de especie y los humanos no infectan a animales
de laboratorio (inconveniente para la investigación).
replicación.
– El virus se fija a receptores de la célula huésped mediante la proteína fibrilar.
– El virus penetra en la célula por endocitosis en vesículas revestidas por clatrina.
La membrana de la vesícula fagocítica se rompe por acción tóxica del pentón. Se
produce entonces la liberación de la partícula viral dentro del citoplasma, con
pérdida de proteínas de la cápside y denudamiento del DNA viral.
– El Core migra desde el citoplasma al núcleo vía microtúbulos y el DNA viral entra
al núcleo a través de los poros nucleares. Una vez en el núcleo el DNA viral es
convertido en un complejo histonas celulares-DNA viral, y pueden iniciar la
replicación
– El virus se replica dentro del núcleo de la célula huésped. La proteína viral (TP)
actúa como primer o cebador. Dos proteínas más codificadas por el virus participan
en la replicación: Ad DBP y Ad DNA pol. Además, tenemos proteínas celulares en
el núcleo que participan en la replicación del genoma viral.
– Síntesis viral. Previo al ensamblaje se
sintetizan las proteínas estructurales, las cuales
son sintetizadas a partir de los genes virales
tardíos (transcritos sólo del ADN viral
replicado), siendo los genes virales tempranos
responsables de la síntesis de productos que
modifican el metabolismo celular y de factores
de virulencia.
– El ensamblaje ocurre en el núcleo, pero
empieza en el citoplasma, donde polipéptidos
individuales se ensamblan en capsómeros (hexones y pentones). Las cápsides
inmaduras y vacías son ensambladas en el núcleo celular, donde el core es formado
por el ADN genómico y proteínas core asociadas. Las partículas virales tienden a
asociarse en el núcleo.

Clínica.
– El periodo de incubación es de 2-14 días.
– Casi la mitad de las infecciones por adenovirus son subclínicas y la mayoría de
las infecciones son autolimitadas e inducen a inmunidad tipo específica.

Síndrome clínico Características

Infección del tracto Coriza, faringitis, tonsilitis, fiebre


respiratorio superior

Fiebre faríngeo-conjuntival Fiebre, conjuntivitis, faringitis, cefalea, rash,


linfadenopatía

Infección del tracto Bronquitis, neumonía, fiebre, tos


respiratorio inferior

Neumonía Fiebre, tos, severa en niños pequeños e


infantes

Síndrome símil a Pertussis Fiebre, tos paroxística, emésis pos-tusiva


Enfermedad respiratoria Traqueobronquitis, neumonía, fiebre;
aguda epidemias en los reclutas militares

Queratoconjuntivitis Cefalea, conjuntivitis seguida de queratitis,


epidémica nódulos linfáticos preauriculares

Conjuntivitis Quemosis, folículos, hemorragias


hemorrágica/folicular subconjuntivales, nódulos linfáticos
aguda preauriculares

Cistitis hemorrágica aguda Sangre en la orina (hematuria macroscópica)


fiebre, disuria

Epidemiología.
– Ocurren infecciones endémicas, epidémicas y esporádicas. Brotes frecuentes en
reclutas militares, usuarios de piscinas, instituciones residenciales, hospitales,
guarderías, etc.
– Transmisión: Gotas, ruta fecal-oral (directa y a través de agua pobremente
clorinada), fomites.
– Están muy extendidos entre los niños (máxima incidencia en época escolar). Son
responsables de hasta el 10% de las infecciones del tracto respiratorio, y que
causan el 10% de casos de gastroenteritis aguda.
– No es una zoonosis y son específicos del hombre. El reservorio es el hombre,
especialmente los niños que eliminan virus por saliva, lágrimas, secreciones
respiratorias y heces.
– Prevención: vacunas de virus atenuados en cápsulas de gelatina, administración
por vía oral.

HERPESVIRUS
Estructura
a) Virión: esférico con cápside ICOSAÉDRICA. Tamaño grande. Estos virus tienen
capsómeros con forma de rosquilla de 100-200 nm de diámetro con una
nucleocápside icosaédrica. de 162 capsómeros

b) Genoma: DNA LINEAL BICATENARIO, con secuencias terminales e internas


repetidas.
– El DNA esta enrollado a una
proteína, formando un núcleo central
proteico o CORE.
– Los herpesvirus experimentan
reordenamiento del genoma y dan
origen a isómeros diferentes del
mismo.
– El genoma es lo bastante grande
como para codificar 100 proteínas y
30 de ellas forman la estructura de la partícula viral, otras son enzimas víricas, etc.
c) Proteínas: más de 30 proteínas en el virión.
d) Cubierta: contiene glucoproteínas, Rc de Fc de las Ig y complemento.
Clasificación.
Los herpesvirus son la principal causa de enfermedad viral en humanos, después
sólo de los virus de la influenza y del resfriado común. Una vez un paciente ha sido
infectado por un herpesvirus, la infección permanece de por vida. La infección inicial
puede ser seguida de latencia con reactivación subsiguiente.
Existen por lo menos 25 virus en la familia Herpesviridae, actualmente dividida en
tres sub-familias según su localización en la fase latente:

1. Alfa-herpesvirus. Son citolíticos y proliferan con rapidez, con tendencia a


establecer infecciones latentes en las neuronas.
2. Beta-herpesvirus. Son virus de proliferación lenta y citomegálicos
(agrandamiento masivo de células infectadas). Se vuelven latentes en glándulas
secretoras y riñones.
3. Gamma-herpesvirus. Son virus que infectan células linfoides provocando
linfoproliferación y quedando latente en el tejido linfoide.
Replicación.
i) Fijación a la superficie celular y fusión de membranas: Infecta a células de origen
ectodérmico con los receptores adecuados en la superficie de la célula a ser
infectada.
ii) Entrada de la nucleocápside al citoplasma, después se pierde la cubierta y el
DNA pasa al núcleo.
iii) Transcripción/Replicación: La mayoría del DNA viral es transcrito por la RNA poli
I, pero con participación de factores de transcripción víricos. La síntesis normal de
DNA y proteínas celulares cesa y la replicación vírica comienza. El que ocurra o no
la latencia es propiedad de la célula huésped, eso es, algunas células no permiten
la replicación del ADN viral. Si la célula permite la progresión más allá de las etapas
de los genes tempranos inmediatos, sobreviene una infección lítica.
La expresión del genoma celular está regulada, por un patrón en cascada.
a) Primero se transcribe el RNAm alfa, para dar las alfa-proteínas que son enzimas
virus específicas. Están involucradas en la regulación de la transcripción y que no
se encuentran en el virión maduro. También implicadas en el control de la síntesis
de beta proteínas.
b) Con las enzimas anteriores se sintetiza el RNAm beta para dar las beta-proteínas.
Estas son las proteínas tempranas y están implicadas también en la replicación del
ADN (entre estas se incluyen la ADN polimerasa y los factores de transcripción).
c) Comienza la replicación viral por el modelo del circulo rotatorio y se producen
copias de RNAm gamma para la síntesis de gamma-proteínas estructurales que van
a formar el virión.

iv) Síntesis de ADN: Los Herpes virus codifican su propia ADN polimerasa
dependiente de ADN. Además, algunos herpesvirus codifican enzimas (como la
timidina cinasa) que permite al mismo crecer en células que no están en división y
que por tanto no contienen los precursores de la síntesis de ADN. Sin esta enzima,
los herpesvirus neurotrópicos no pudieran replicarse dada la poca cantidad de
precursores de ADN en las células nerviosas.
v) Ensamblaje: Las nucleocápsides son ensambladas en el núcleo y se rellenan con
ADN. Luego emergen a través de la doble membrana nuclear y dejan la célula
mediante exocitosis.

Tratamiento antiviral.
Fundamentos
 Acelera evolución de las lesiones.
 Disminuye la intensidad y duración del dolor agudo y del dolor crónico.
 En HIC, disminuye el riesgo de diseminación visceral del VZV.
¿A quiénes tratar?
 Preferentemente dentro de las 72 horas del rash, tratar a:
 Inmunocompetentes >50 años.
 Pacientes con herpes oftálmico.
 Pacientes con herpes oticus.
 Todos los inmunocomprometidos

POXVIRUS
Propiedades.
a) Virión: estructura COMPLEJA, en forma de ladrillo u oval, su superficie externa
presenta crestas; en su interior se encuentra un núcleo y dos cuerpos laterales. No
muestra simetría icosaédrica ni helicoidal.
b) Genoma: DNA LINEAL
BICATENARIO, tiene asas terminales
y un bajo % de G + C, excepto en
Parapoxvirus. Muestra extremos
invertidos repetidos de longitud
variable y las cadenas están
conectadas por asa terminales en forma de horquilla.
c) Composición química: es semejante a la de las bacterias en cuanto a porcentaje.
– 90% de proteínas
– 5% de lípidos
– 3% de DNA
d) Proteínas: los viriones contienen más de 100 proteínas; en el núcleo hay
numerosas enzimas, incluyendo el sistema de transcripción.
e) Cubierta: la membrana exterior del virión es sintetizada por el propio virus;
algunas partículas adquieren una cubierta adicional que procede de la célula y no
influye en la infecciosidad.
f) Replicación: factorías citoplásmicas.
g) Constitución antigénica:
– Ag profundo o núcleoproteico (NP) específico de grupo.
– Ag superficial, proteico o LS específico de subgrupo. Estimulan la producción de
Ac que los neutralizan.
– Ag hemaglutinante (HA): lipoproteína termoestable que aparece solo en
orthopoxvirus.
h) Características destacadas: son los virus más grandes y complejos; muy
resistentes a la inactivación. La viruela es la primera enfermedad viral erradicada
del mundo.
i) Propiedades F-Q:
– Se inactivan por el calor (10 minutos a 60ºC), por ácidos, disolventes orgánicos e
hipoclorito.
– Resisten la desecación y las radiaciones gamma.
Clasificación.
Se dividen en dos subfamilias según el huésped vertebrado o insecto que infectan:
– Subfamilia Chordopoxvirinae: infecta a vertebrados.
– Subfamilia Entomopoxvirinae: infecta a insectos.
Los poxvirus de vertebrados se clasifican en seis géneros. La mayoría de los
poxvirus humanos pertenecen a los géneros:
a) ORTHOPOXVIRUS:
– Virus Variola (viruela) o Smallpox: el huésped primario es el hombre y produce la
viruela.
– Virus Vaccina: el huésped primario es el hombre y es usado para la vacunación
contra la viruela.
– Poxvirus de monos o Monkeypox: infecciones humanas raras, enfermedad
generalizada.
– Poxvirus de vacas o Cowpox: úlceras localizadas (poco frecuente).
b) PARAPOXVIRUS: Infecciones humanas raras
– Virus Orf de las ovejas.
– Virus del nódulo del ordeñador.
c) SIN CLASIFICAR:
– Molusco contagioso: virus del hombre que produce numerosos nódulos cutáneos
benignos.
– Tanapox y Yabapox: infecciones raras en el hombre. Yabapox puede producir
tumores cutáneos localizados.
Replicación.
Son los únicos entre los virus DNA que tienen su ciclo completo en el citoplasma de
la célula huésped. Se distingue de otros virus animales porque en la pérdida de la
cubierta requiere una proteína recién sintetizada codificada por el virus.

1. FIJACIÓN, PENETRACIÓN Y DESCUBRIMIENTO.


La partícula vírica va a infectar a células epiteliales. Entran por fagocitosis y la
perdida de la cubierta ocurre por la acción de las hidrolasas lisosomales. Esto libera
el núcleo viral hacia el interior del citoplasma.
Dentro del virión se encuentra una RNA polimerasa vírica que transcribe cerca de
la mitad del genoma vírico en RNAm temprano. La transcripción se realiza dentro
del virión. En esta etapa se inhibe la síntesis de macromoléculas en la célula
huésped.
La segunda fase de descubrimiento es virus específico porque actúa una proteína
vírica que se forma a partir de RNAm temprano. Esta fase es inhibida por inhibidores
de la síntesis proteica como la puromicina.
2. REPLICACIÓN Y SÍNTESIS DE PROTEÍNAS.
El RNAm temprano lleva información para la síntesis de DNA polimerasa y timidina
quinasa que participan en la replicación viral. Se inhibe la síntesis de las proteínas
tempranas y el RNAm tardío se traduce en grandes cantidades. A continuación, se
interrumpe la síntesis de DNA.
3. MADURACIÓN.
Algunas partículas virales se liberan por gemación a partir de la membrana
plasmática y adquiere una segunda cubierta que no es necesario para la
infecciosidad. Sin embargo, la mayoría de las partículas víricas se conservan dentro
de la célula huésped. Cada célula produce unas 10.000 partículas víricas.
EPADNAVIRUS
Generalidades

HBV es uno de los virus más importantes desde el punto de vista médico. Infecta a
más de un cuarto de billón de personas y es una de las principales causas de cirrosis
y cáncer hepático (carcinoma hepatocelular). HBV, también representa el
primer ejemplo del éxito de una vacuna recombinante para una enfermedad
contagiosa humana, y puede tener importantes implicaciones para otras
enfermedades de transmisión sexual, como el HIV.

Los hepadnavirus son un subgrupo de los virus que producen hepatitis. Los demás
virus que causan hepatitis (sin relación alguna con los hepadnavirus) son:

 Virus de la Hepatitis A: es un picornavirus, se propaga por la ruta fecal-oral,


y suele causar una hepatitis aguda.
 Virus de la Hepatitis E: es un calicivirus, se propaga por la ruta fecal-oral, y
suele causar una hepatitis aguda.
 Virus de la Hepatitis C, es un flavivirus, es la principal causa de la hepatitis:
no A no B; se asocia con infecciones crónicas acompañadas frecuentemente
por patología hepática crónica.
 Virus de la Hepatitis G, es un flavivirus descrito recientemente, puede causar
infecciones crónicas, pero parece causar daños hepáticos leves.
 Virus de la Hepatitis D, es un deltavirus y produce la hepatitis más severa de
todas las hepatitis.

Epidemiología

Más de 250 millones de personas están crónicamente infectadas con HBV (la mayor
parte de los individuos viven en Asia y África; son el 5% de la población mundial).
De estas personas, cerca del 25-40% morirán de cirrosis hepática o de carcinoma
hepatocelular primario. El virus se propaga por contacto sexual o por los fluídos
corporales, principalmente la sangre (drogadictos intravenosos, salones de tatuaje,
pinchazos por agujas) y por transmisión vertical de la madre al bebé. Hay que
resaltar que 1 ml de sangre de un portador de HBV contiene cerca de 10 billones de
viriones infecciosos, y pueden seguir infecciosos después de secarse la sangre en
las superficies por más de una semana. Resultando que el riesgo de adquirir HBV
por un pinchazo de aguja es mucho mayor que el de adquirir HIV.

En USA, hay alrededor de 1 millón de portadores de HBV, en 1993 se registraron


43,000 casos de hepatitis en la CDC (CDC=Comunicable Disease Center, cerca de
un tercio se debían al HBV), HBV está en el tercer puesto de las enfermedades de
declaración obligatoria, detrás de las enfermedades venéreas (gonorrea y sífilis) y
varicela.

Fármacos, otros tratamientos

Interferón-alfa. Es el único fármaco aprobado en US por la FDA para su uso en la


lucha contra la HBV. Al parecer se asocia con una mejoría clínica en pacientes con
infección HBV crónica, aunque no se sabe si el interferón es más o menos efectivo
que otros productos como el lamivudine.

Lamivudine (3TC). Es un análogo de los nucleósidos, un finalizador de cadena, el


cual interfiere con la actividad de la transcriptasa inversa del HBV y del HIV-1. 3TC
(3'-thiacitidina) ha demostrado recientemente poseer una fuerte actividad anti-HBV
en individuos con hepatitis B crónica.

FIAU Fialuridine. (fluoro-iodo-arabinofuranosil-uracil) es un análogo del nucleósido


deoxythymidine (como el AZT), el cual pareció prometedor en contra del HBV in
vitro. Pero, en 1993 un ensayo clínico controlado por la NIH, de 15 pacientes que
recibieron FIAU, 5 murieron. Ellos desarrollaron una inesperada toxicidad
mitocondrial, debido a que el FIAU se acumula en el ADN mitocondrial. Se cree que
esto fue lo que pasó, porque FIAU a diferencia de AZT y 3TC no es un finalizador
de cadena; y por eso puede acumularse en el ADN que se divide rápidamente.

Clasificación.

La familia de los hepadnavirus incluye algunos virus no humanos parecidos al HBV,


tienen propiedades comunes como la organización de su genoma y el modo de
replicarse. En el ámbito biológico, estos virus se asocian con la hepatitis, cirrosis y
neoplasias hepáticas, y todos son hepatotrópicos. Pueden ser persistentes y
liberarse en grandes cantidades.

Como familia, el hepadnavirus tiene una relación filogenética a: (1) virus del mosaico
de la coliflor, y (2) a los retrovirus, con los que comparten el enzima de
la transcriptasa inversa entre otras propiedades. Algunos ejemplos de los
hepadnavirus no humanos son: WHV: virus de la hepatitis de la marmota
(Woodchuck Hepatitis Virus); GSHV: virus de la hepatitis de la ardilla
(Ground Squirrel Hepatitis Virus); DHBV: virus de la hepatitis del pato.
(Dick Hepatitis B Virus). Los hepadnavirus aviares son únicos en la codificación de
sólo 3 estructuras de lectura abiertas (S, C, P), mientras que el resto de los virus
codifican además una estructura ORF (Open Read Frames) adicional, designada X.

Partículas HBV. El virus HB produce varias partículas diferentes relacionadas con


el virión, lo que es infrecuente en los demás virus. Entre ellas: (1) esferas de 42-47
nm. (conocidas como partículas de Dane, en honor de su descubridor); (2) esferas
de 20 nm. (son 10,000 a 1,000,000 veces más abundantes que las partículas de
Dane y (3) en menor cantidad filamentos de 20 nm. Todas estas partículas tienen
un antígeno común: HBsAg: Antígeno de superficie del HB
(Hepatitis B surface Antigen). Las partículas de Dane son las únicas infecciosas y
contienen el núcleo viral y ácidos nucleicos virales. Las esferas más pequeñas y los
filamentos contienen solamente HBsAg y algunos lípidos derivados de la célula
huésped. (no contienen ácidos nucleicos virales). Es importante apuntar que,
aunque las esferas pequeñas y los filamentos no son infecciosos, son altamente
inmunogénicos. De este modo actúan como señuelos durante la infección viral,
absorbiendo los anticuerpos neutralizantes y evitando su acción sobre el antígeno
HB (HBsAg).

Genoma HBV. El genoma HBV es muy pequeño (3,2 kb). está compuesto de
cadenas circulares, parcialmente duplicadas de ADN. La cadena -minus- de ADN
viral (complementaria al ARNm) es de un tamaño de 3,2 kb. La cadena -plus- de
ADN viral es más corta y más variable en tamaño (1,8 a 2,7 kb), lo que significa que
el genoma viral tiene solo parcialmente una doble cadena (parcialmente
bicatenaria). El solapamiento de los extremos 5´de las dos cadenas da forma
circular al genoma. (Anotar que la polimerasa ADN del virión repara, precozmente
en el proceso de replicación viral, la brecha en el genoma y crea un duplicado con
un genoma circular mellado).

TAXONOMÍA DE VIRUS QUE CONTIENE RNA

PICORNAVIRUS

Clasificación.
Hay nueve géneros dentro de los Picornaviridae. Cinco de estos infectan a seres
humanos.
a) Géneros que provocan infecciones en humanos.
Enterovirus
Polio
Coxsackie A y B Patologías del tracto alimentario humanos (y otros) (i.e. polio
Echo virus)
Otros
enterovirus

Enfermedad de la región nasofaríngea (i.e. virus del resfriado


Rinovirus
común)

Hepatovirus Virus hepatitis A humano

Anteriormente echovirus 22 y 23. Patologías de los tractos


Parechovirus
alimenticio y respiratorio

Kobuvirus Aichi virus es el prototipo de la especie


b) Géneros que infectan otros animales.
Encéfalomiocarditis de los murinos, Virus de la encéfalomielitis
Cardiovirus
murina de Theiler

Aphthovirus Enfermedad cavidad oral y pata en animales con pezuñas

El género Erbovirus tiene una especial única, el virus B de


Erbovirus
la rinitis equina B. Este se divide en dos serotipos

De la enfermedad de Teschen de los cerdos –


Teschovirus polioencefalomielitis porcina virulenta que tiene alta morbilidad y
mortalidad

Otros Virus Drosophila C, virus de la parálisis de los grillos

Características generales.
– Presentan Ag común de grupo.
– No tienen cubierta: virus desnudos y resistentes a los disolventes liposolubles.
– Virión de simetría ICOSDAÉDRICA y de pequeño tamaño. Hay 60 subunidades
idénticas (vértices) que contienen cinco protómeros hechos de una copia de cuatro
proteínas, denominadas VP1, VP2, VP3 y VP4.
– RNA MONOCATENARIO de sentido
POSITIVO que se comporta como ARNm y
presenta carácter infeccioso. Tiene marco de
lectura abierto, cola poli-A extremo terminal 3′
sintetizada en el genoma viral y una proteína
viral llamada VPG en el extremo terminal 5′.

– Replican y maduran en el CITOPLASMA.


· Cuando el virus se une a su receptor, la proteína VP4 es liberada del protómero y
permite el escape del ARN viral de la nucleocápside cuando el virus es internalizado
en la vía endocítica. En la endosoma, la nucleocápside se desensambla en el
ambiente ácido.

· El ARN de los picornavirus se une a los ribosomas y crea un solo polipéptido


sencillo que contiene regiones con actividad proteolítica específica
(cisteinproteasas) que originan tres proteínas precursoras: P1 (proteínas
estructurales VP1 VP2 VP3 VP4), P2 y P3 (proteínas No-estructurales). Al tiempo
que ocurre la síntesis de proteínas virales, la síntesis proteica de la célula huésped
se inhibe.
· Posteriormente la replicasa o transcriptasa copia el ARN vírico de sentido positive
a ARN de sentido negativo. A medida que se sintetizan nuevas cadenas de ARN de
sentido positivo, estas pueden ser traducidas en más proteínas virales. Puede haber
tantas como un millón de copias de ARN viral por célula.
· Las proteínas del virión se ensamblan para formar una cápside vacía (procápside)
que posteriormente incorpora el ARN viral. La liberación se da por la lisis de la célula
huésped.

ENTEROVIRUS
Características generales.

– Los enterovirus se transmiten vía la ruta oro-fecal.


– Producen enfermedades que afectan al aparato respiratorio, digestivo y SN.
– Son virus que presentan cierta resistencia a las condiciones ambientales, pero se
inactivan por radiaciones, calor, cloro, formol y beta-propiolactona. Son resistentes
a pH ácido, al éter, fermentos proteolíticos y sales biliares.
– Son virus CITOCIDAS que matan la célula.
– No presentan una Ag común y se distingue dos Ag que corresponde a dos tipos
de partículas:
 Ag D (denso): relacionado con la nucleocápside. Induce la aparición de Ac
tipo específico.
 Ag C (capsidales): relacionado con proteínas capsidales. Es menos
específico y aparece en la cápside vacía y presenta reacciones cruzadas.
 La Ag D se transforma en Ag C con el calor; hay cambios en la estructura del
virión por la pérdida de un polipéptido y ARN de banda positiva.
Las fases la infección son:
a) Infección gastrointestinal.
Los virus ingeridos infectan las células de la mucosa orofaríngea y tejido linfoide
(tonsilas) en donde se replican y son liberados al tracto gastrointestinal e instaurar
infecciones de la mucosa intestinal y tejido linfoide (placas de Peyer). En estos
sitios, el virus se replica y es liberado en heces durante meses después de la
infección primaria.
b) Viremia primaria.
Del tracto gastrointestinal pasa a sangre, para provocar una viremia primaria e
infectando las células que tienen los Rc adecuados. Por ejemplo, el receptor del
poliovirus, CD155, se expresa en las células del cuerno anterior del cordón espinal,
ganglios de la raíz dorsal, músculo esquelético, neuronas motoras y algunas células
del sistema linfoide.
c) Viremia secundaria (10 días después de la infección inicial).
El virus puede infectar a las células del sistema retículo-endotelial provocando una
viremia transitoria secundaria que permite alcanzar a las células del sistema
nervioso central. En esta etapa los síntomas pueden ocurrir y el paciente puede
experimentar fiebre y malestar general.
Los tres tipos de acciones patógenas:
– Formas menores: 1-2 días de duración y leve. Síntomas inespecíficos o pasa
inadvertido. Afecta al aparato digestivo.
– Forma meningítica: meningitis aséptica que no causa parálisis.
– Forma paralítica: aparece parálisis que afecta al SNC y SNP. El virus penetra en
las neuronas y las destruye. Se presenta solo en el 0.1 % de los casos.

Epidemiología.
– Son muy frecuentes en niños y sobre todo en otoño-invierno.
– En los países cálidos se transmiten rápidamente y en templados menos.
– La transmisión es fecal/oral o por vía respiratoria.
– El hombre es el reservorio natural, en especial los menores de 5 años que sufren
infecciones inaparentes o aparentes y eliminan virus.
– Hay brotes epidémicos periódicos en la población infantil y suele haber rotación
de serotipos.

RINOVIRUS

Propiedades.
– son picornavirus similares a los enterovirus, pero difieren en la densidad de
flotación y en la temperatura óptima de crecimiento (33 ºC y son sensibles al pH
bajo.
– producen infecciones de las vías respiratorias altas. – se aíslan de garganta, nariz
y pocas veces de las heces.
– se conocen más de 100 serotipos y algunos dan reacciones cruzadas.
Patogenia.
– el hábitat prevalente es la mucosa nasal de las vías respiratorias superiores,
donde la temperatura es 33 ºC y no pasan a sangre por ser la temperatura mayor.
Producen infecciones localizadas.
– se replica en la mucosa nasal y producen fenómenos inflamatorios, edemas,
infiltración celular, secreción y descamación. Tienen acción citopática como los
enterovirus.
– es el agente causal del 30-40 % de los resfriados comunes.
Epidemiología.
– son virus específicos de primates.
– el reservorio es el hombre y está constituido por escolares que introducen la
infección en el medio familiar, sobre todo en invierno.
– se transmiten por aerosol y fómites, es decir, por contacto directo con secreciones
nasales, conjuntivales y menos frecuente con la saliva.
– tienen alta contagiosidad y poder de difusión.
– son más frecuentes en primavera y otoño (aparecen las nuevas cepas).

ASTROVIRUS

Los miembros de la familia Astroviridae se identificaron por primera vez en 1975 a


través de microfotografías electrónicas de muestras procesadas de materia fecal
provenientes de niños con diarrea aguda. Los astrovirus han sido clasificados en
ocho serotipos (HAstV-1 a HAstV-8) de acuerdo con diferencias en los epítopes
presentes a nivel de la proteína de la cápside. La serotipificación se basa sobre todo
en inmunofluorescencia directa (IF) sobre cultivo de células infectadas, utilizando
antisueros de referencia hechos en conejo contra los distintos serotipos. Estos
grupos antigénicos se correlacionan perfectamente con 8 genotipos diferentes, los
cuales se determinan secuenciando una región de 348 pb a nivel de la secuencia
nucleotídica del ORF-2. La mayoría de los estudios llevados a cabo en el mundo
indican que el serotipo mayoritariamente implicado a casos de gastroenteritis es el
HAstV-1. Por otro lado, HAstV6/7/8 se aíslan rara vez.
Morfología y estructura
Astrovirus es un virus desnudo de simetría icosaédrica, mide 28-30 nm de diámetro,
cuya cápside al microscopio electrónico recuerda a una estrella de 5 o 6 puntas (por
ello el nombre de astrovirus). Poseen un genoma de ARN monocatenario lineal, de
polaridad positiva, de aproximadamente 6,8 Kb. El genoma está constituido por una
región no codificante en el extremo 5’ (UTR-5’ o NCR-5’); 3 marcos de lectura
abiertos (ORFs), ORF-1a y ORF-1b, codifican proteínas no estructurales (una
proteasa viral y una ARN-polimerasa ARN dependiente) y ORF-2 codifica proteínas
precursoras de la cápside y finalmente, una región UTR-3’ corta (por lo general de
8 nucleótidos), seguida de una cola poli-A de aproximadamente 30 nucleótidos. La
porción C-terminal de la proteína de la cápside presenta mayor variabilidad de
secuencia que la N-terminal. Esta variabilidad es la que define los distintos
genotipos asociados a los virus aislados hasta el momento. Recientemente, se ha
detectado en el citoplasma de células infectadas por astrovirus la presencia de un
ARN subgenómico que contendría solo a ORF-2; lo cual implicaría algún tipo de
procesamiento postranscripcional o la síntesis de ARNs menores durante la
replicación del genoma viral, como mecanismo de amplificación de la síntesis de la
proteína de la cápside.
Ciclo de replicación
Como para otras familias de virus ARN monocatenario (por ej. Picornaviridae) de
polaridad positiva, el virus se adsorbe a receptores específicos en la superficie
celular por medio de un dominio de unión en la proteína de la cápside, siendo luego
transportado al citoplasma donde sufre un proceso de decapsidación liberando el
genoma al citosol. Una vez allí, el genoma procede inmediatamente al secuestro de
la maquinaria de traducción celular, sintetizándose una gran poliproteína viral
(aproximadamente 2250 aminoácidos) conteniendo a la proteasa, la ARN-
polimerasa y al precursor de la cápside. Ésta primero es autoprocesada dando como
producto a la proteasa viral en su forma nativa, la cual culmina el procesamiento de
las restantes proteínas virales. Una vez sintetizada la ARN-polimerasa viral, el
genoma parental puede empezar a replicarse, sucediendo este proceso en el
citoplasma. El ensamblaje de las nuevas partículas, la maduración de las proteínas
virales y la replicación son procesos que ocurren casi simultáneamente. La salida
del virus se realiza por lisis celular.

Patogenia
Astrovirus ha sido detectado en la superficie epitelial del intestino delgado y en
macrófagos de la lámina propia. En animales, astrovirus produce la vacuolización,
seguida de la degeneración y posterior muerte de la célula, lo que determina la
atrofia vellositaria.
Epidemiología
Las variantes humanas astrovirus conocidas hasta el momento, son patógenas
exclusivas del tracto gastrointestinal, siendo agentes importantes de enfermedad
diarreica en el mundo entero, sobre todo en niños y ancianos (aunque también
puede darse en otros grupos etáreos). También se han asociado de manera
importante con diarrea en el paciente HIV-positivo o con otros factores responsables
de inmuno compromiso. Algunos estudios lo colocan como el primer agente
etiológico de gastroenteritis en pacientes HIV-positivos, por encima de los agentes
bacterianos implicados; siendo sí, el primer agente viral asociado a casos de diarrea
en este grupo (por encima de calicivirus y adenovirus del grupo F, serotipo 40 y 41).
Los brotes de diarrea por astrovirus son bastante frecuentes, pudiendo ocurrir tanto
en comunidad como en el hospital. La incidencia de la diarrea por astrovirus en
niños a nivel mundial, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo, es
del orden del 2 al 9 %; aunque algunos estudios reportan una prevalencia superior
al 26%. La transmisión en niños es usualmente de persona a persona. En base a
estudios de seroprevalencia en diferentes comunidades del mundo se ha visto que
la mayoría de los niños generan respuestas de anticuerpos contra las diversas
variantes de astrovirus durante el primer año de vida. Por lo que se ha reformulado
la importancia de tales virus como agentes de enfermedad diarreica, siendo en
muchos casos considerados como la segunda causa más común de gastroenteritis
viral en niños (luego de rotavirus).
Manifestaciones clínicas
El período de incubación es de uno a cuatro días después de la exposición, la
enfermedad se manifiesta aproximadamente al cuarto día causando deposiciones
líquidas, vómitos, distensión abdominal y deshidratación, la severidad de la
enfermedad es menor que rotavirus. Hay un aumento de la incidencia en el invierno.
Diagnóstico
El diagnóstico y los estudios de tipo epidemiológico se basaban fundamentalmente
en microscopía electrónica de las muestras (debido a la forma peculiar del virión y
al alto recuento alcanzado en heces) o técnicas inmunoenzimáticas (ELISA directo).
En los últimos años, se ha desarrollado e incrementado el uso de la reacción en
cadena de la polimerasa con previa retrotranscripción (RT-PCR), lo cual ha
incrementado el número de casos positivos para astrovirus debido a una mayor
sensibilidad respecto a las técnicas anteriormente mencionadas, las cuales
dependían de un alto título de viriones en materia fecal. Por otro lado, la RT-PCR
para regiones dentro de los marcos de lectura ORF1a, ORF1b y ORF2 permite
genotipificar los aislamientos y analizarlos del punto de vista filogenético (tras la
secuenciación).
CALICIVIRUS
Descripción general
La familia Caliciviridae está formada por cuatro géneros de virus de ARN
monocatenario con cápside (de 35 a 40 nm de diámetro) sin envoltura que
normalmente muestran una morfología superficial típica con estructuras
caliciformes. Los calicivirus humanos (CVH) incluyen los géneros Norovirus
(similares al virus de Norwalk) y Sapovirus (similares al virus de Saporo). Los
sapovirus muestran la morfología típica de los calicivirus y se conocen como
calicivirus clásicos. Los norovirus generalmente no manifiestan esta morfología
típica, por lo que en el pasado se conocían como virus esféricos de pequeño
tamaño. Los otros dos géneros de la familia comprenden virus que no infectan a las
personas sino a otros animales. Los CVH, que no se pueden multiplicar en los
sistemas de cultivo celular disponibles, se descubrieron inicialmente mediante
microscopía electrónica. Algunos norovirus se pueden detectar mediante ELISA
utilizando anticuerpos producidos contra proteínas de la cápside de norovirus
expresadas en baculovirus. Se han descrito varios procedimientos de detección de
los CVH basados en la RCP con transcripción previa del ARN con transcriptasa
inversa.
Efectos sobre la salud humana
Los CVH son una de las causas principales de gastroenteritis vírica aguda en todos
los grupos de edad. Los síntomas incluyen náuseas, vómitos y cólicos.
Habitualmente, alrededor del 40% de las personas infectadas presentan diarrea;
algunas tienen fiebre, escalofríos, cefalea y mialgias, y algunos enfermos presentan
sólo vómitos, pero no diarrea. La enfermedad se conoce también como
«enfermedad de los vómitos de invierno». Las infecciones por CVH inducen una
inmunidad efímera. Los síntomas suelen ser relativamente leves y rara vez duran
más de tres días. Producen brotes con incidencias acumuladas («tasas de ataque»)
altas, lo que indica que las dosis infectivas son bajas.
Vías de exposición
La información epidemiológica sobre la enfermedad indica que las vías de
transmisión más frecuentes son el contacto de persona a persona y la inhalación de
partículas de polvo y aerosoles contaminados, así como de partículas de vómito
transportadas por el aire. Se han confirmado como fuentes importantes de
exposición el agua de consumo y una gran variedad de alimentos con
contaminación fecal humana. Se han asociado numerosos brotes con diversas
fuentes de aguas contaminadas, como agua de consumo, hielo, agua de
transatlánticos, y aguas recreativas. También se ha detectado como fuente de
brotes marisco recolectado en aguas contaminadas con aguas residuales.
Relevancia de su presencia en el agua de consumo
Muchos brotes de CVH se han relacionado desde el punto de vista epidemiológico
con aguas de consumo contaminadas. En un PSA, las medidas de control
orientadas a reducir el riesgo potencial derivado de los CVH deben centrarse en la
prevención de la contaminación del agua de alimentación por residuos humanos, y
su posterior tratamiento y desinfección adecuados. Deberá validarse la eficacia de
los procesos de tratamiento utilizados para eliminar los CVH. Las aguas de consumo
deben también protegerse de la contaminación durante su distribución. El análisis
de E. coli (o bien de coliformes termotolerantes) no es un índice fiable de la
presencia o ausencia de CVH en aguas de consumo, ya que los virus son más
resistentes a la desinfección.

REOVIRUS
Los reovirus son un grupo de virus que afecta a animales, especialmente a
vertebrados. En el ser humano afectan tanto al sistema respiratorio como al sistema
digestivo, aunque a este último con más frecuencia. Sin embargo, la mayoría de las
infecciones son leves y los efectos muchas veces pasan desapercibidos para los
infectados, o se recuperan en unos días sin necesidad de tratamiento específico.
Son por eso difíciles de identificar y muchas veces se dice por ellos que se tiene un
virus cuando se ha estado mal del estómago un día o dos tan solo.
Filogenia e historia evolutiva: Los reovirus son taxonómicamente la Familia
Reoviridae e incluye algo más de una docena de géneros que contienen unas 25
especies. La familia de Reoviridae pertenece al III grupo de la clasificación de virus,
es decir, los virus de ARN bicatenario. Entre los géneros más conocidos
encontramos los virus del género Rotavirus, con 7 especies denominadas de la A a
la G, dependiendo de la serología. El género Cypovirus contiene 14 especies que
se diferencian mediante por su perfil de migración electroforético su material
genético. El género Coltivirus cuya única especie es el virus de la fiebre del Colorado
que se transmite por garrapatas.

Descripción: el virión de estos virus no cuenta con envoltura externa y su cápside


es fácilmente reconocible por su estructura icosaédrica formada por varias
proteínas. En cuanto al genoma, se divide en un número variable de segmentos de
ARN de doble cadena, entre 10 y 12 fragmentos. El tamaño de estos es variable
entre 1 y 4 kb, de forma que contienen entre 1 y 3 proteínas cada fragmento.
Para infectar el virus se une a un receptor de la membrana celular todavía no
identificado, la cápside del virus presenta proteínas de adhesión celular con las que
se ancla a la membrana. Una vez dentro del citoplasma se une a lisosomas que
degradaran parcialmente la cápside del virus, permitiendo la salida del ARN
bicatenario. Entonces se empiezan a replicar preferentemente las hebras de sentido
negativo. Se forma así un gran número de cadenas de ARN positivo que serán
empleadas para generar ARN mensajero negativo, donde se codifican las proteínas
necesarias para la formación de la cápside vírica.
Distribución y hábitat: estos virus afectan al aparato digestivo y respiratorio. En
humanos la afección digestiva suele estar relacionada con menores de 5 años,
donde supone el 50% de hospitalizaciones por diarrea grave. Por otra parte, la
infección por reovirus no suele producirse de forma recurrente puesto que el sistema
inmune es capaz de recordar las proteínas de la cápside del virus y cuando se
encuentra con él por segunda vez impide la infección.

Interacción con el ser humano: existen vacunas contra los Rotavirus, el principal
causante de infecciones de reovirus, aun así, casi medio millón de niños mueren en
países en vías de desarrollo a causa de estos virus. Se calcula que antes de los 5
años todos los individuos han sido infectados al menos una vez por los reovirus. Por
otra parte, la baja efectividad de estos virus, una vez pasada la primera infección
hace que se estén estudiando vías de aprovechas su capacidad infectiva para tratar
diferentes tipos de cáncer.

ARBOVIRUS
.
Algunos arbovirus son capaces de causar enfermedades emergentes. Los
artrópodos pueden transmitir el virus al picar al huésped, lo que permite el acceso
del virus a la sangre causando viremia.

El término arbovirus es utilizado para hacer referencia a una serie de virus que son
transmitidos por vectores artrópodos; su nombre proviene del inglés “Arthropod-
Borne Virus”, que literalmente significa “virus transmitidos por artrópodos” al que se
le realiza una contracción para dar origen al vocablo arbovirus como tal. En este
caso los agentes transmisores son insectos denominados artrópodos que contagian
el virus al picar a una persona o animal, permitiendo luego que el virus se introduzca
en el sistema circulatorio del individuo infectado. Los síntomas de la infección por
arbovirus ocurren generalmente 3 a 15 días después de la exposición al virus y 3 o
4 últimos días.

Características
La mayoría de los Arbovirus son de forma esférica, algunos tienen forma de bastón.
Su tamaño varía entre 17-150 nm y todos tienen un genoma de ARN. Estos son
virus que normalmente no infectan a los humanos, y cuando lo hacen, usualmente
causan una infección leve, con fiebre o rash. Otros, sin embargo, son epidémicos y
pueden causar serias infecciones, tales como meningitis y encefalitis que pueden
resultar fatales.
Tienen dos hospederos, uno vertebrado y el otro invertebrado, el artrópodo. El ciclo
natural va desde el vertebrado (por ejemplo, un hombre o un animal vacuno) hasta
el artrópodo hematófago, el cual lo transmite a un nuevo hospedador sano. La
acción patógena puede ser para humanos o animales solamente, como puede
ser patógenos tanto para el animal como el humano. No son patógenos para los
artrópodos. La multiplicación del virus puede ocurrir en ambos hospederos:
En vertebrados; la viremia es de alto título y duración suficiente para infectar al
artrópodo hematófago.
En el artrópodo; el período de incubación es extrínseco, convirtiéndose en
transmisores por el resto de su vida. Puede ocurrir la transmisión vertical.

Epidemiología
Los Arbovirus tienen una distribución mundial, la mayoría haciendo prevalencia
en zonas tropicales y subtropicales. La incidencia de la enfermedad depende de las
condiciones climáticas. Son enfermedades endémicas de las zonas selváticas de
lluvia tropical y las epidemias ocurren por lo general en zonas templadas después
de las lluvias, particularmente proporcional al aumento de la población de
mosquitos. Hay diversas maneras de prevenir que ocurran estas infecciones, tales
como el uso de repelentes de mosquitos y el eliminar los focos de multiplicación del
mosquito. Los insecticidas pueden también ser efectivos. El uso de ropa de
protección puede reducir el riesgo de la picadura de mosquito y otros artrópodos.
Inmunología
El sistema inmune juega un importante rol en la defensa en contra de estas
infecciones. Los arbovirus estimulan la producción de interferón.
Los anticuerpos pueden prevenir la ocurrencia de viremias, y de importancia
también es la inmunidad celular.
Diagnóstico
Las infecciones por Arbovirus pueden ser diagnosticar con el uso de técnicas
de ELISA y PCR. La fijación del complemento es también útil.

TOGAVIRUS

Agente etiológico.
1. CLASIFICACIÓN DE LOS TOGAVIRUS
La una familia Togaviridae incluye dos géneros:
– Alphavirus: infectan a varias especies de vertebrados, entre ellas a los humanos
produciendo fiebres, artritis y encefalitis; así como a invertebrados que actúan como
vectores.
– Rubivirus: el virus de la rubéola es la
única especie e infecta exclusivamente
a humanos.
2. ESTRUCTURA
– El virus está encapsulado y forma
partículas esféricas de 65 a 70 nm de
diámetro.
– El genoma es ARN linear, de cadena
simple, única, y de polaridad positiva.
Consta 10.000 a 12.000 nucleótidos (10-12 Kb) de largo, completando del 5-8% del
peso de la partícula. La terminación o extremo 5′ es un nucleótido metilado y el
tercer término (extremo 3′) tiene una cola poliadenilada de unos 70 nucleótidos, que
recuerda a un ARN mensajero.
– El genoma codifica cuatro proteínas no estructurales en el extremo 5 y la cápside
y dos proteínas de la envoltura en el extremo 3′.
– Las proteínas no estructurales (nsP1 a nsP4), son proteínas para la transcripción
y réplica del RNA viral. Las proteínas estructurales son la Proteína C, E1, E2 y E3.
La Proteína C forma la cápside del virus, y las proteínas E1 y E2 forman
glicoproteínas, parte de las espículas de superficie.

-Nucleocapside icosaedrica, construida mediante 240 monómeros, con un número


de triangulación equivalente a 4.
-Envuelta: La cubierta contiene proyecciones de glicoproteínas de la envoltura (E1
y E2) con especificidades para el grupo y tipo del virus. Los lípidos reflejan la
composición de la membrana celular del hospedador y los carbohidratos dependen
de la enzima glucotransferasa del hospedador.
3. REPLICACIÓN
– El virus tiene ARN de sentido positivo que pueden ser empleados directamente
para la síntesis de proteínas usando la maquinaria de traducción de la célula
huésped.
– La replicación es citoplásmica y rápida. La expresión genética comienza con la
traducción más que con la transcripción.
– El ARN genómico está parcialmente traducido en el extremo 5′ para producir las
proteínas no estructurales que luego están implicadas en la replicación del genoma
y en la producción de nuevos ARN genómicos y subgenómicos.

La replicación viral comprende las siguientes etapas:


1. Traducción temprana del ARN como si fuese ARNm y obtención de las proteínas
tempranas (reguladoras), entre ellas la ARN replicasa.
2. Síntesis del ARN monocatenario negativo a partir del molde de ARN
monocatenario positivo por la ARN polimerasa y formación del complejo replicativo.
El ARN monocatenario negativo no se libera, sino que permanece siempre asociado
al complejo replicativo.
3. El complejo replicativo realiza la síntesis de ARN monocatenario positivo, ARNm
y ARN monocatenario negativo.
4. Traducción tardía del ARN monocatenario positivo y ARNm y obtención de las
proteínas tardías (estructurales), que probablemente fuerzan al complejo replicativo
a producir un mayor porcentaje de ARN monocatenario positivo.
5. Ensamblado de las proteínas estructurales y del ARN monocatenario positivo y
maduración de los viriones.

El virus se ensambla en la superficie de la célula y adquiere la envoltura mediante


gemación.

Patología.
1. RUBÉOLA

PATOGENIA.
– La rubéola es una enfermedad vírica de poca gravedad (generalmente afecta a
los niños). Sólo al ser contraída por la madre durante el embarazo, supone una
grave amenaza para el feto; con abortos espontáneos en el 20% de los casos.
– La rubéola infecta el tracto respiratorio superior y después se extiende hasta los
ganglios linfáticos locales, lo que coincide con un período de linfadenopatía. El virus
aparece en la sangre a los 5 o 7 días después del contagio y se dispersa por todo
el cuerpo. Como resultado, se obtiene la infección de otros tejidos y un exantema
moderado característico.

– El virus es capaz de cruzar la placenta e infectar al feto cuando se está


desarrollando, particularmente durante las primeras 16 semanas, provocándole
defectos congénitos en el niño, tales como pérdida de visión y ceguera, pérdida de
audición, patologías cardíacas, discapacidad cognitiva y parálisis cerebral o
dificultades a la hora de empezar a caminar, panencefalitis progresiva y la muerte.
Después de las 20 semanas de embarazo, al encontrarse el feto prácticamente
desarrollado, los riesgos anteriores de malformaciones son casi nulos.

– El período inicial dura aproximadamente dos semanas. Las personas infectadas


pueden transmitir el virus mediante aerosol durante este periodo inicial o
prodrómico, y hasta durante dos semanas después del inicio del exantema.
– Se caracteriza por una erupción en la piel, la inflamación de las glándulas y,
especialmente en los adultos, dolores en las articulaciones. Por lo general la
erupción en la piel dura unos tres días y puede
presentarse acompañada de una ligera fiebre.
Hasta la mitad de las personas afectadas no
presenta ningún síntoma en absoluto.

– En los adultos la enfermedad puede ser más


grave con problemas como dolor óseo y articular
y raramente, trombocitopenia o encefalopatía
post infección. Las formas más graves de rubéola
en adultos pueden estar dadas por inmunidad
celular y las reacciones de hipersensibilidad.
EPIDEMIOLOGÍA
– Se transmite entre personas a través de estornudos, tos o el contacto con
superficies contaminadas (pañuelos, vasos, o manos). La posibilidad de que una
persona no vacunada adquiera la enfermedad si convive con alguien que la tiene
es del 90%.
– Una persona infectada por el virus de la rubéola puede transmitir la enfermedad a
otras personas dos días antes de que los síntomas se muestren, no desapareciendo
el riesgo de contagio hasta una semana después de la aparición de los signos de la
enfermedad.
– Solamente existe un serotipo de rubéola, y la infección natural produce una
inmunidad protectora durante toda la vida. Los anticuerpos en el suero de la mujer
embarazada impiden la difusión del virus al feto.
– Aproximadamente el 20% de las mujeres en edad reproductora escapan a la
infección durante la infancia, son susceptibles a padecerlas a menos que se
vacunen.
DIAGNÓSTICO
a) Virológico: Aislamiento del virus de la rubéola. Se puede cultivar en Vero, RK-13,
crece lento y sin ECP. Se usa para diagnóstico en pacientes con SRC, a partir de
muestras de hisopados de fauces, orina, LCR o leucocitos del recién nacido.
b) Serológico: búsqueda de anticuerpos antirubeola
– Se evalúa por ELISA o aglutinación de látex.
– El diagnostico se confirma con la presencia de IgM específica antirubéola.
– Se utiliza también el anticuerpo IgG entre los sueros de la fase aguda y de la fase
convaleciente, para detectar una infección reciente.
– Los anticuerpos contra la rubéola se analizan principalmente al inicio del
embarazo para determinar el estado inmunitario de la mujer.

Útil para:
i) Mujer que considera su vacunación: evaluación de su estado inmunológico
mediante búsqueda de IgG.
ii) Embarazada que tiene rash en el 1er trimestre de embarazo o toma contacto con
enfermo: buscar aumento del título de IgG o IgM anti rubeola.
iii) Recién nacido con signos sugestivos de rubeola o cuya madre pudo haberse
infectado en el 1er trimestre: buscar IgM anti rubeola.
TRATAMIENTO
– No se ha encontrado ningún tratamiento contra la rubéola.
– El tratamiento durante la enfermedad va dirigido a mitigar los síntomas como la
fiebre y el malestar general, como si se tratara de un proceso gripal. Se recomienda
reposo y el aislamiento del paciente para evitar nuevos contagios.
– Normalmente, los síntomas son tratados con paracetamol hasta que la
enfermedad termina por desaparecer. Sin embargo, no hay tratamientos disponibles
para la rubéola congénita.
PREVENCIÓN
– La mejor forma de prevenirla la rubéola es la vacunación con la cepa viva, pero
inactivada que se administra junto con las vacunas de sarampión y paperas (vacuna
SPR o vacuna triple vírica (MMR)).
– La razón principal del programa de vacunación es prevenir la infección congénita
reduciendo el número de personas sensibles en la población especialmente niños.
– La MMR se muestra eficaz y segura en casi la totalidad de las personas a las que
se le administra.
– En la mayoría de los países occidentales, casi la totalidad de la población está
vacunada contra la rubéola, tomando la primera dosis a los 12-15 meses de edad.
Además, se requiere un refuerzo antes de que el niño cumpla 13 años. La
vacunación estimula la inmunidad humoral como el celular y da protección a lo largo
de toda la vida.

– La cantidad de casos ha disminuido desde que se desarrolló una vacuna en 1969.

FLAVIVIRUS

La familia Flaviviridae contiene numerosos virus que infectan a mamíferos capaces


de causar enfermedades en los humanos y animales. Son conocidos 69 patógenos
pertenecientes a esta familia que consigue su nombre del virus de la fiebre amarilla
ya que Flavus significa amarillo en latín.
Clasificación
La familia Flaviviridae contiene los siguientes géneros:
 Género Flavivirus: Se transmiten por los artrópodos, principalmente los
mosquitos y las garrapatas. Los Flavivirus transmitidos por artrópodos son
conocidos como Grupo B “Arbovirus” (virus transmitidos por artrópodos). La
especie tipo es el Virus de la fiebre amarilla, también incluye el Virus del Nilo
Occidental y el Virus del dengue.
 Género Hepacivirus: Se transmiten por vía parenteral (a través de la sangre),
así como sexual y vertical (de madre a hijo). La especie tipo es el Virus de la
hepatitis C. Otro nuevo componente del género es el virus de la hepatitis G.
 Género Pestivirus: Son los causantes de la peste porcina y la diarrea bovina.
Infectan a mamíferos, incluyendo a spp. de la familia Bovidae (incluyendo,
pero no limitado a, bovinos, ovinos, caprinos y de la familia Suidae (que
incluye a varias especies de Sus: cerdos, jabalís y otros). La especie tipo es
el Virus de la diarrea bovina y también el Virus de la peste porcina.

Género: Flavivirus
a) Transmitidos por garrapatas
 Virus Gadgets Gully (GGYV)
 Virus de la encefalitis por garrapatas (TBEV)
 Virus Royal Farm (RFV)
b) Transmitidos por mosquitos
 Virus Dengue (DENV)
 Virus de la encefalitis japonesa (JEV)
 Virus de la encefalitis de St. Louis (SLEV)
 Virus del Nilo Occidental (WNV)
 Virus de la fiebre amarilla (YFV)
 Virus Río Bravo (RBV)
Género: Hepacivirus
 Virus hepatitis C
 Virus hepatitis G
Género: Pestivirus
 Virus de la diarrea bovina
 Virus de la peste porcina clásica
Estructura
 Virus con envuelta, esférica, de unos 50 nm de diámetro.
 Las proteínas de superficie están dispuestas en una simetría icosaédrica
similar.

GENOMA
 Estos virus contienen un genoma ARN monocatenario positivo y por lo tanto
se incluyen en el Grupo IV de la Clasificación de Baltimore.
 El genoma es lineal, no segmentado, con una longitud de 9,6 a 12,3 kilo
bases.
 El genoma se compone de un único marco de lectura abierta (ORF).
 Los terminales 5′ de Flavivirus presentan un “cap” del nucleótido metilado,
mientras que otros miembros de esta familia no lo tiene y codifican un punto
de entrada ribosómico. Los Flaviviridae carecen de un extremo 3′ de
poliadenilado.
 La región no codificante en 5 ‘no está muy conservada a lo largo de las
diferentes especies de Flaviviridae y el extremo 3’ no codificante también
tienden a ser muy variable entre los virus que se transmite por los mosquitos
y garrapatas.
 Los genes estructurales se encuentran en el extremo 5 del genoma y los
genes no estructurales se codifican en el extremo 3′ del genoma. Esta
organización permite al virus maximizar la producción de los genes
estructurales, ya que el ensamblaje viral requiere más proteínas estructurales
que no estructurales.

 Flaviviridae tiene tres proteínas estructurales: C/V2 son las proteínas de la


cápside, M/V1 son las proteínas de la matriz y E/V3 son las proteínas de la
envoltura y glicoproteínas.
 Flaviviridae codifica siete proteínas no estructurales, cuyas funciones están
relacionadas con la proteasa, helicasa, replicasa y la maduración del virión.
Replicación
 El virus se adhiere a los receptores de acogida en la célula diana y entra por
un proceso de endocitosis a la célula huésped.
 Hay fusión de la membrana del virus con la membrana de la vesícula y el
genoma de ARN se libera en el citoplasma.
 El genoma del virus es idéntico a las moléculas de ARNm de la célula en
todos sus aspectos excepto en la ausencia de cola poli-A. De este modo el
virus puede explotar el aparato celular para sintetizar sus propias proteínas,
tanto estructurales como no estructurales. El ribosoma celular es crucial en
la replicación de los Flavivirus al traducir el ARN vírico de manera similar al
ARNm celular, dando como resultado la síntesis de una sola poliproteína.
 La replicación de los flavivirus se lleva a cabo en el citoplasma, en la
superficie del retículo endoplasmático. En primer lugar, el virus fabrica una
copia completa del genoma complementaria, de sentido negativo. Este
genoma complementario sirve como un filamento de molde o plantilla para la
replicación y formación de ARN de sentido positivo.
 Se ha demostrado que para que los virus Flaviviridae puedan replicar con
éxito, deben tener regiones complementarias obligatorias para ambas
regiones 3 ‘y 5’ del genoma que permiten la ciclación del genoma.
 El ssRNA genómico de sentido positivo se une a los ribosomas y se traduce
en una poliproteína, que se escinde por lo menos en diez proteínas más
pequeñas. La poliproteína posee propiedades autocatalíticas que
automáticamente libera el primer péptido, un enzima específico del virus.
Este enzima es capaz de segmentar el resto de la proteína en péptidos
individuales; uno de ellos es una polimerasa responsable de la síntesis de
una molécula de ARN (-), la cual actúa de molde para la síntesis del genoma
de los virus hijos.
 Una cuarta parte de la poli-proteína se compone de proteínas estructurales,
mientras que las otras tres cuartas partes son proteínas no estructurales.
 El ensamblaje del virus se produce en el retículo endoplásmico. El brote del
virión en el retículo endoplásmico se transporta al aparato de Golgi, y
después brotan de la membrana celular.

ARENAVIRUS.

Clasificación
Algunos Arenavirus son patógenos zoonóticos, y generalmente asociados
a vectores roedores transmisores de enfermedades virales a humanos. Cada virus
usualmente está asociado con una especie particular de huésped crónico roedor,
en donde se perpetúa.
Características

Las partículas víricas son esféricas y tienen un diámetro promedio entre 110 a
130 nanómetros. Todos están recubiertos de una membrana lipídica. Vistos en un
corte, muestran partículas granulosas que son los ribosomas adquiridos de las
células que los hospedan. Por esa característica microscópica llevan el nombre
derivado del latín "arena". Su genoma (material genético) está compuesto
de ARN solamente, y segmentado, consistiendo de un segmento largo (L) y el otro
corto (S). Estos segmentos de ARN son de cadena simple, y existen en forma
circular dentro del virión.
Su estrategia de multiplicación no está completamente estudiada, se sabe que las
nuevas partículas virales, los viriones, son creadas por gemación en la superficie de
las células hospedantes.
Las proteínas son componentes altamente específicos: una ARN polimerasa
(proteína L), glicoproteínas (proteínas G1 y G2), proteínas unidoras
de zinc (proteína Z y proteína NP).

Transmisión: Los roedores salvajes son los hospederos y el Hombre se infecta al


inhalar o ingerir excrementos infectados o al introducirse el agente por la piel o
mucosas.
Epidemiología: Los varios tipos de fiebres hemorrágicas provocadas por
Arenavirus llevan el nombre de la zona adonde la enfermedad es prevalente.
Existen varios tipos en Argentina, Brasil, Bolivia y Venezuela y en África la más
importante es la Fiebre de Lassa, localidad en Nigeria adonde fue diagnosticada la
primera vez: es prevalente en África Occidental y Central.
Clínica: Todas las fiebres hemorrágicas provocadas por Arenavirus se asemejan
en su sintomatología, variando de intensidad algunos de los síntomas de un tipo de
fiebre para otro. El período de incubación de la fiebre de Lassa es de 3 a 16 días
mientras que el de los otros tipos de fiebre es de 7 a 14 días. El período inicial se
caracteriza por fiebre con escalofríos, malestar, cefaleas, dolores musculares,
anorexia, náuseas y vómitos. Otros síntomas precoces son rash cutáneo, edema
facial y conjuntivitis. En el caso de la fiebre de Lassa, pueden surgir amigdalitis
purulenta y ulceras aftosas. Antes del final de la 1ª semana, puede iniciarse el
cuadro hemorrágico generalizado, acompañado por deshidratación, hipotensión y
bradicardia. En la forma boliviana de la enfermedad son comunes los síntomas
neurológicos. La fase aguda dura entre 2 y 3 semanas.
Diagnóstico: Aislamiento del virus en la sangre, líquido cefaloraquidiano, lavados
farígeos u otros fluídos corporales o serología (inmunofluorescencia).
Tratamiento: De suporte, bajo estricto control médico. La ribavirina, administrada
en la fase inicial de la fiebre de Lassa, puede ser beneficiosa. Plasma humano
inmune para el virus puede ser beneficioso para tratar la fiebre tipo argentino.
Inmunoprofilaxis: Existe en estos momentos una vacuna de virus vivo atenuado
en fase III de ensayos clínicos.

CORONAVIRUS

Propiedades.
– Virus esféricos o pleomórficos de tamaño grande, de 80 a 160 nm de diámetro.
– Son virus con envuelta, con proyecciones sobre su superficie que, por microscopia
electrónica, les otorgan su aspecto característico de corona. La envuelta tiene
glicoproteínas con actividad de hemaglutinina, pero no de neuraminidasa.

– Contienen una nucleocápsida de simetría HELICOIDAL.


– Son sensibles a los solventes apolares y a los ácidos.

Genoma de los coronavirus


– El GENOMA es de ARN MONOCATENARIO de polaridad POSITIVA y no es
segmentado. Tiene carácter infeccioso.
– El gran tamaño del genoma, añadido con la carencia de lecturas de corrección en
la ARN polimerasa, lo que hacen que los coronavirus tengan una alta tasa de
mutación.
– El ARN genómico está chapado y poliadenilado y tiene entre 27 y 32Kb

Se han reconocido cuatro proteínas estructurales designadas: S, M, E y N


S – glicoproteína de la espícula – epítopo de la unión y neutralización viral
M – proteína de la membrana – proteína integral de la membrana
E – proteína de la “envoltura” del virus (pequeña membrana), importante para la
“formación” del virus
N – nucleoproteína – envuelve y protege el genoma ARN del virus
Algunos coronavirus también tienen un gen entre el gen pol y el gen S que puede
haber sido adoptado de un paramixovirus, el gen de la hemaglutinina-esterasa (HE).
Es un dímero y no parece ser esencial para la replicación en aquellos tipos que la
poseen. Esta proteína también une ácido siálico. La actividad esterasa de la
proteína HE puede separar el ácido siálico de la cadena sacarosa, lo cual puede
ayudar al virus a escapar de la célula en la que se replicó. Los anticuerpos contra la
proteína HE también pueden neutralizar el virus.
Clasificación de los coronavirus
Se han identificado tres tipos antigénicos (grupos I, II y III) de Coronavorus (CoV).
– El grupo I incluye diversos CoV animales, y el CoV-229E y NL63 humanos;
– El grupo II comprende CoV animales, el COV-OC43 humano y, quizás, el
distantemente relacionado SARS-CoV,
– El grupo III comprende CoV aviarios.
Replicación de los coronavirus
Replican en el CITOPLASMA y maduran a partir de las membranas del RE y aparato
de Golgi.

Pasos:
1. El virus se adhiere a los receptores situados en
las células especificas mediante las
glucoproteínas de la cubierta viral (“S” o “HE”).
2. La partícula penetra el interior de la célula
probablemente por absorción (endocitosis).
3. Pierde la cubierta.
4. Traducción de ARN geonómico viral para
producir unos ARN polimerasa dependiente del
ARN específico del virus.
5. La polimerasa viral transcribe en ARN
complementario (de signo negativo).
6. Las moléculas recién sintetizadas de ARN geonómico interactúan en el
citoplasma, con la proteína de la nucleocápside helicoidal.
7. Las nucleocápside geman a través de las membranas del retículo endoplásmico
rugoso y del aparato de Golgi.
8. Los viriones maduros pueden transportarse en vesículas a la periferia de la célula
para salir Los viriones no se forman por gemación en la membrana plasmática
Los coronavirus muestran una gran frecuencia de mutación durante cada ciclo de la
replicación y puede contribuir a la evolución de nuevas cepas del virus

Patogenia.
 Los coronavirus causan enfermedades respiratorias y entéricas en animales
y hombres. Los coronavirus tienden a ser sumamente específicos de especie.
 Los virus que infectan las células epiteliales del tracto entérico causan diarrea
principalmente en animales jóvenes. También pueden producir infecciones
respiratorias como la bronquitis infecciosa de las aves.
 En humanos, el principal sitio de replicación viral son las células epiteliales
del tracto respiratorio superior y casi un tercio de los resfriados son causados
por coronavirus. Los síntomas son similares a los del resfriado por rinovirus
(rinorrea, dolor de garganta, cefalea, fiebre, escalofríos, etc.) con un periodo
de incubación de más o menos 3 días. Los síntomas pueden durar por hasta
una semana dependiendo del paciente. Con frecuencia no hay síntomas
aparentes y el paciente como quiera descama el virus infeccioso.

Epidemiología.
 Los coronavirus son una de las causas principales de enfermedades
respiratorias en adultos durante los meses de invierno. Representan el 10-30
% de los resfriados comunes.
 La transmisión es fundamentalmente por secreciones respiratorias a través
de contacto cercano que es probable que incluya contacto interpersonal
directo o contacto con fómites, seguido de autoinoculación e inhalación de
gotitas.
 También pueden presentar virus en materia fecal, orina y sangre, todo lo cual
puede brindar fuentes adicionales para la transmisión del virus.
 El período de incubación de los CoV comunes suele ser de 2 a 5 días.
 La diseminación viral está limitada por la respuesta inmune de muchos
pacientes, pero esta inmunidad es de corto plazo a través de la IgA.
 Los coronavirus humanos tienen distribución mundial. En climas templados
los brotes de coronavirus se producen en invierno y la máxima tasa de
infección durante los brotes corresponde a los niños pequeños.
Diagnóstico
La mayoría de las infecciones por coronavirus pasan sin diagnosticarse y la
enfermedad es auto limitante. El diagnóstico puede realizarse a través de varias
técnicas, pero las más sensibles, rápidas y fiables son las técnicas de biología
molecular. También se pueden diagnosticar por microscopía y serología.

RETROVIRUS
Son virus que contienen una DNA polimerasa dirigida por RNA, transcriptasa
inversa o retrotranscriptasa (RT). En su mayor parte causan tumores en el SRE y
hematopoyético (leucemias, linfomas) o del tejido conjuntivo (sarcomas).
Propiedades generales.

Virión Esférico con cápside ICOSAÉDRICA

Genoma RNA lineal MONOCATENARIO de signo positivo que puede ser


defectuoso por contener un oncogén. No funciona como
ARNm. Hay dos fragmentos de RNA idénticos (diploide) que
están unidos por el extremo 5′ por fuerzas no covalentes que
contiene información para tres genes básicos: gag, pol y env.

Proteínas del Proteínas codificadas por el gen pol:


CORE – Transcriptasa inversa (RT) contenida en el interior del virión
y unida al RNA (hay varias copias de esta enzima formando
parte de la nucleocápsida). Está proteína tiene también
actividad de ARNasaH. La RT es una característica distintiva
de los Retrovirus, pero no específica, ya que los Hepadnovirus
también contienen está enzima.
– Proteasa (Pro) que procesa las proteínas precursoras víricas
a partir de gag y pol.
– Integrasa (IN) que participan en la integración del virus
(cDNA) en el genoma celular.
Proteínas codificadas por el gen gag: son proteínas
estructurales.
– Proteína de la matriz (MA).
– Proteína de la cápside (CA) y la proteína que se une al ácido
nucleico (NC):

Cubierta Envuelta lipoproteica adquirida a partir de la membrana


plasmática. Contiene:
– Glicoproteínas codificadas por el gen env esenciales para la
unión a la célula diana. La glicoproteína de superficie que
interacciona con el Rc celular se denominan proteína SU
(superficie) y TM (transmembrana).
– También contienen glicoproteínas del MHC de la célula de la
que procede.
Replicación La RT cataliza la formación de cDNA a partir de RNA genómico.
El cDNA creado se inserta en el genoma celular como provirus
y es transcrito por la RNA poli II celular.

Maduración Los virones salen por gemación a través de la membrana


plasmática.

Característica Las infecciones no lisan las células; pueden transducir


destacada oncogenes o activar la expresión de genes celulares. Los
provirus se unen de forma permanente a la célula y con
frecuencia no se expresan. Numerosos virus son tumorales.

ESTRUCTURA Y TIPO DE MADURACIÓN.


Se conocen CUATRO clases morfológicas de partículas retrovirales extracelulares
y solo una es intracelular:
– Partículas tipo A: es solo intracelular y al parecer no tiene infecciosidad. Son
precursores de los retrovirus tipo B extracelulares.
– Partículas tipo B: el prototipo es el virus del tumor mamario murino. Son infectivos,
el nucleoide se forma en el citoplasma y adquiere la envuelta al madurar en la
membrana plasmática.
– Partículas tipo C: son los retrovirus típicos (entidades endógenas y exógenas).
Los lentivirus pueden ser también tipo C.
– Partículas tipo D: son partículas extracelulares parecidas a las C. Son los
oncovirus tipo D como el virus del mono Mason-pfizer.
TIPOS DE ENFERMEDADES.
– Aumento de crecimiento celular: leucemia, linfoma, eritroblastosis, carcinomas.
– Perdida de ciertos tipos de células: enfermedad degenerativa crónica del SNC,
inmunodeficiencia, anemia.
– Síntomas de inflamación y autoinmunidad: artritis reumatoide, encefalitis, tiroiditis,
mastitis.
Replicación de los retrovirus.
INFECCIÓN.
Adsorción y penetración en la que intervienen las glicoproteínas de la envuelta
(proteína SU) y los Rc celulares (alta especificidad y afinidad; y en gran manera el
tropismo viral). La entrada en la célula es por un mecanismo de endocitosis mediada
por Rc y una vez que el virus se localiza en la endosoma, el pH baja y se inicia la
fusión de las membranas celular y vírica mediada por proteínas fusogénicas.
Cuando se impide la bajada de pH, se bloquea la entrada del virus en el citoplasma.
SÍNTESIS DE DNA VIRAL LIBRE.
Se produce en el citoplasma, por medio de la RT, a partir del RNA vírico. Por un
complejo proceso de duplicación, se sintetiza cDNA lineal de cadena doble con los
extremos repetidos (LTR), que después se integra en el genoma celular.
Una vez que entra la nucleocápsida en el citoplasma, se activa la RT y comienza a
unir desoxinucleotidos al cebador en dirección 3′->5′. El mecanismo de síntesis es
complejo, ya que tienen que resolver dos problemas:
– La polimerización a partir de ARNt cebador se interrumpe al alcanzar el extremo
del molde.
– Formar las LTR, las secuencias reguladoras necesarias para que cuando se
transcriba el ADN integrado, el ARN transcrito sea idéntico al ARN genómico; para
ello deben añadirse secuencias extras en el ADN viral integrado respecto al ARN
genómico.
Ambos problemas se resuelven gracias a la existencia de dos copias de ARN
genómico, a la capacidad de la RT de saltar de una copia de ARN a la otra (salto
intermolecular) y dentro de la misma copia (salto intramolecular), y a las diferentes
funciones de estas enzimas.
Conforme tiene lugar la síntesis del cDNA, se va transportando en forma de
nucleocápsida al núcleo celular, donde pueden detectarse distintas formas de DNA
circular covalentemente cerradas (formas aberrantes). Solo el ADN circular NO
covalentemente cerrado es el que se integrara en el ADN celular.
Sí contiene un gen transformador, éste no interviene en la replicación. En contraste
notable, los genes transformadores de los virus tumorales de DNA son esenciales
para la replicación del virus.
SALIDA DE LAS NUEVAS PARTÍCULAS VÍRICAS.
El ensamblaje de los nuevos retroviriones consiste en la adquisición de la bicapa
lipídica. que contiene las glicoproteínas SU y TM, que envuelve a la cápside. Este
proceso se corresponde con la gemación y salida de los viriones de la célula. En la
última etapa se cortará el precursor Gag-pol, de manera que la RT quedará
encapsulada en la partícula viral.
El proceso se inicia con la interacción del ARN y las proteínas de la nucleocápsida
(NC), que a su vez están unidas a las proteínas de la cápside (CA) y de la matriz
(MA). Esta última se sitúa debajo de la membrana plasmática celular, en contacto
con el C-t de la proteína TM.
A partir de una célula infectada pueden formarse del orden de 1000-5000 viriones
listos para infectar otra célula.

BUNYAVIRUS
La familia Bunyaviridae se constituyó en 1975 hasta abarcar un grupo grande de
virus transmitidos por artrópodos que comparten propiedades morfológicas,
morfogénicas y antigénicas.

Propiedades.

1. ESTRUCTURA
La morfología es bastante similar a la de la familia Paramyxoviridae. Bunyaviridae
forma viriones envueltos, esféricos, con un diámetro de 90-100 nm. Estos virus no
contienen proteínas de la matriz, pero si unas proyecciones visibles en la superficie
de unos 5-10 nm que están formadas por dos glicoproteínas de superficie (G1 y
G2), con HA y epítopos de neutralización del virus. G1 tiene que ver con fijación y
posee actividad hemaglutinante. G2 tiene que ver con la fusión.

2. GENOMA
Los Bunyavirus tienen un genoma ARN monocatenario de polaridad negativa y
segmentado en tres partes: Segmento largo (L), una mediano (M) y el otro corto (S).

– El segmento L codifica la polimerasa


dependiente de ARN, necesaria para la
replicación viral y la síntesis de ARNm.
– El segmento M codifica las glucoproteínas
virales (G1 y G2), las cuales protegen la
superficie del virus y le asisten en la unión con
la célula hospedadora.
– El segmento S codifica la proteína del nucleocápside (N) y la proteína no
estructural (NSs) en algunos géneros entre ellos Phlebovirus y Tospovirus.
Estos segmentos de ARN son de cadena simple, y existen en forma helicoidal
dentro del virión. Además, exhiben una estructura pseudo-circular, debido a las
porciones terminales complementarias de cada segmento. El genoma total varía en
tamaño, de 11 – 19 kilo bases.
Los segmentos L y M tienen polaridad negativa. Para el género Phlebovirus y
Tospovirus, el segmento S tienen doble polaridad, es decir, que algunas proteínas
sobre la cadena de ARN tienen polaridad negativa. El segmento S codifica la
nucleoproteína (N) en polaridad negativa y la proteína no-estructural (NSs) en
ambisentido.
3. CICLO VIRAL
– Los virus se adhiere a los receptores de acogida a través de, aunque dímeros de
glicoproteína Gn-Gc y posteriormente sigue el proceso de endocitosis en vesículas
de la célula huésped.
– Fusión de la membrana del virus con la membrana de la vesícula; y segmentos
de ribonucleocapside son liberados en el citoplasma.
– Transcripción: La RNA polimerasa viral dependiente de ARN (L) se unen a un
promotor en cada segmento encapsulados, y transcribir un ARN mensajero. La
transcripción es terminada por una secuencia de
horquilla fuerte al final de cada gen. El ARNm
viral se capsula en el citoplasma.

– La replicación se inicia cuando


presumiblemente hay suficiente nucleoproteína
para encapsular ARN neo-sintetizado.
– Los Bunyavirus se replica en el citoplasma,
mientras que el tránsito de las proteínas virales
se produce a través del retículo endoplasmático
y aparato de Golgi.
– Las ribonucleocapside migran hacia la
membrana plasmática y el virus se libera por gemación.
Clasificación
La familia incluye más de 300 miembros serológicamente distintos, divididos en 5
géneros:
Grupo A: trasmitidos por artrópodos a vertebrados
· Ortho-Bunyavirus: Son los causantes de la encefalitis Bunyamera, la encefalitis de
La Crosse, la fiebre Bwamba, la fiebre por Guama, la fiebre por Orepuche o Sambu
y la enfermedad de Aino, entre otros.
· Phlebovirus (incluyendo el grupo Uukuniemi): Comprende 68 serotipos
antigénicamente distintos, y solo 8 se vinculan con enfermedades humanas:
Alenquer virus, Chandiru virus, Chagres virus, Naples virus, Punta Toro virus, Fiebre
del valle del Rift, Sicilian virus, Toscana virus.
· Nairovirus: Contiene los virus causantes de fiebre hemorrágica del Congo y
Crimea, y la enfermedad de la cabra de Nairobi.
Grupo B trasmitidos por artrópodos a plantas
· Tospovirus: Contiene virus que infectan a más de 400 especies en 50 familias de
plantas.
Grupo C trasmitidos por roedores a otros mamíferos
· Hantavirus: Son transmitidos por roedores infectados (zoonosis) y en humanos
generalmente producen dos tipos de afecciones: un tipo de fiebre hemorrágica viral,
la fiebre hemorrágica con síndrome renal (FHSR); o el síndrome pulmonar por
Hantavirus(SPHV), una afección pulmonar muy grave.
Epidemiología
La forma de transmisión de diferentes géneros de Bunyavirus es diversa, sin
embargo, son semejantes dentro de cada uno de ellos. Miembros del género
Bunyavirus, Phlebovirus y Nairovirus son transmitidos por artrópodos y se
mantienen en un ciclo vector-vertebrado; el género Tospovirus también son
transmitidos por artrópodos, pero mantienen un ciclo vector-planta; pero el género
Hantavirus es mantenido exclusivamente en un ciclo animal-animal.
La mayoría de los miembros de la familia causan una infección durante toda la vida
del insecto vector. Varios tipos de insectos como mosquitos, garrapatas, moscas y
otros artrópodos pueden transmitir a los Bunyavirus, pero cada virus infecta a un
número limitado de especies de insectos y hospederos vertebrados. Muchos
Bunyavirus dependen de un animal hospedero para su persistencia en la naturaleza,
pero la transmisión de humano a humano generalmente no ocurre, ya que éste es
un hospedero accidental.
En general, los factores que afectan a los artrópodos y por ende en la transmisión
de un agente patógeno son:
• La capacidad del virus para atravesar el intestino del artrópodo y replicarse en las
glándulas salivales, para después infectar al vertebrado.
• El tamaño de la población de artrópodos.
• Los hábitos de picadura (diurnos, nocturnos) y el alcance de vuelo del vector.
• La distribución geográfica y ecológica de cada especie de vector.
• Condiciones climáticas como: temperatura, humedad y lluvias.
Muchos Bunyavirus tienen una forma alternativa de perpetuación, manteniéndose
exclusivamente en el artrópodo por transmisión transovárica.
Muchos de los aislamientos de los virus fueron obtenidos del insecto vector porque
éstos tienen una infección permanente. El aislamiento en hospederos vertebrados
da mejores resultados cuando se obtienen del suero durante el curso del cuadro
febril (fase de viremia) o en tejidos, tanto de animales como en humanos
recientemente muertos.

ORTOMIXOVIRUS

Características.
– Virus esféricos y con envuelta lipoproteica cubierta de proyecciones.
– Nucleocápsida flexible en forma de tubo, compuesta por ribonúcleo-proteínas con
simetría helicoidal. Las proyecciones presentan actividad:
– Neuraminidásica (NA): hidroliza el ac. neuramínico.
– Hemaglutinina (HA): aglutinan GR.
– Glicoproteína de fusión (F), con actividad hemolizante.
– Son muy sensibles al éter, solventes orgánicos y agentes externos.
– Gran afinidad por la mucina (mucoproteína del moco y líquidos orgánicos como el
suero sanguíneo), así como los Rc de las células epiteliales y hematies.
Características generales.
Tienen forma esférica y a veces adopta forma ovoidal o cúbica de hasta 40 nm. Está
compuesto por una envoltura cubierta de proyecciones que recubre una
nucleocápsida de simetría HELICOIDAL.

– VIRIÓN: esférico, pleomórfico (80-110 nm de diámetro).


– GENOMA: RNA mocatenario de banda negativa, 8 segmentos.
– ENVUELTA: lipídica con HA y NA.
– REPLICACIÓN: transcripción nuclear.
– MADURACIÓN: gemación en membrana plasmática.
– CARACTERÍSTICAS DESTACABLES:
– Reordenamiento genético es frecuente.
– Epidemias en todo el mundo.
1. LA ENVOLTURA PRESENTA DOS CAPAS:
– Externa: naturaleza lipídica, derivada de la membrana citoplasmática.
– Interna: proteína m de bajo Pm que representa el 30 % de las proteínas totales.
Las proyecciones están constituidas por polímero de glicoproteínas. Hay dos tipos
que presentan actividad:
a) Hemaglutinina (HA): unas 1000/virión.
– Están constituidos por tres polipéptidos y cada polipéptido se descompone en dos
(HA1 y HA2).
– La proteína HA se implica en la fijación y fusión de la membrana en la endosoma
de la célula infectada.
– Se fijan a los Rc mucoproteicos de los GR y de las células del epitelio respiratorio,
provocando hemaglutinación y fijación a la membrana de las células del epitelio
respiratorio.
– Son responsables del fenómeno de hemadsorción de los cultivos.
b) Neuraminidasa (NA): uno 200 / virión.
– Está compuesta por: a) Cabeza: formada por cuatro proteínas con actividad
fermentativa que actúa sobre el ac. siálico, principal componente de los Rc
celulares. b) Filamento: ensamblado en la cubierta.
– La proteína neuraminidase digiere el ácido siálico (ácido neuramínico) – que
poseen la mayoría de las células en sus superficies. Destruye los Rc celulares,
produciendo el fenómeno de elución o separación del virus de los GR.
– Interviene en la liberación del virus de las células infectadas, evitando su
agregación en la superficie celular, lo que está relacionado con su capacidad
infectiva.
2. NUCLEOCÁPSIDA.
Es de simetría HELICOIDAL, en forma de tubo flexible y dividido en 8 segmentos
que contienen ARN NEGATIVO asociados a múltiples moléculas de
nucleoproteínas (NP), y a una o más moléculas de polimerasa o transcriptasa (P1,
P2, P3). El genoma codifica unas 10 proteínas.
La nucleocápsida no presenta carácter infeccioso. Está estructura fragmentada
explica su labilidad genética y facilidad con que se producen reagrupaciones
genómicas (característica de los virus con genoma segmentado).

Replicación.
1. ADHERENCIA, PENETRACIÓN Y PERDIDA DE LA CUBIERTA.
El virus se fija a la superficie celular, a Rc de ac neuramínico (AC. SIÁLICO) por
medio de la HA. Después se produce la fusión de la envuelta y membrana celular,
y penetra la nucleocápside.
2. La TRANSCRIPCIÓN viral ocurre en el NÚCLEO.
Se sintetizan dos tipos de ARNm:
a) RNA temprano de banda positiva dentro de la nucleocápside, por la transcriptasa,
que se caracteriza por:
– Necesitar de proteínas víricas.
– Necesita ser poliadenilado y metilado por proteínas celulares (por eso es inhibido
por dactinomicina y alfa-amanitina).
– Sintetizan las proteínas que actúan sobre la transcriptasa y la transforman en
polimerasa.
El ARN vírico que sirve de molde no sale de la nucleocápside.
b) RNA tardío que se sintetiza en el núcleo celular por polimerasas no celulares a
partir de copias positivas que forman parte de FR, libres en el núcleo.
El primer paso es la replicación del genoma vírico en copias completas de RNA
positivo. Estas copias antigenómicas difieren del RNAm en los dos extremos. Estas
copias se usan como molde para la síntesis de RNA negativo que sirve para formar
nuevos viriones.
3. MADURACIÓN.
La nucleocápsida se forma en el núcleo y sale al citoplasma. En el CITOPLASMA
se forman los nuevos viriones por gemación en la superficie apical de la célula. En
este proceso hay inserción de HA y NA en la membrana celular y la proteína M se
fija a la cara interna de la membrana.
No hay muerte celular normalmente y el 90 % de los viriones no son infectivos, pero
pueden causar hemaglutinación e interferir en la replicación de virus nuevos.
Patogenia.
Producen infecciones respiratorias caracterizadas por su gran contagiosidad. El
virus llega a la mucosa respiratoria por vía aérea, fomites, manos sucias,
secreciones desecadas, etc. En las vías respiratorias puede:
– Ser eliminado por el moco o sistema mucociliar.
– Ser neutralizada por la IgAs.
– Penetrar en las células epiteliales de la nasofaringe.
El virus se fija a los Rc mucoproteicos, penetra y se replica. Posteriormente difunde
por contigüidad y da lugar a un proceso inflamatorio con necrosis del epitelio ciliado
del aparato respiratorio superior. A veces afecta a las vías bajas y es menos
frecuente la viremia. Como resultado, la eficiencia de la depuración ciliar se reduce,
conllevando una función comprometida del elevador del mucus, por tanto, hay una
depuración reducida de los agentes infecciosos del tracto respiratorio. La
acumulación de fluidos y la carencia de depuración mucociliar en el tracto
respiratorio proveen un buen ambiente para el crecimiento bacteriano. Las brechas
en el epitelio protector proveen a los patógenos otro sitio de acceso a las células
Los efectos de la infección vírica son:
– Necrosis celular.
– Liberación de productos tóxicos.
– Descamación de la mucosa respiratoria: transmisión del virus.
Es una infección autolimitante y no suele ser mortal, pero hay casos en los que se
producen infecciones secundarias por bacterias (neumonías).
Síntomas y complicaciones.
1. Influenza no complicada
– Fiebre (38 – 40 grados C)
– Mialgias, cefalea
– Síntomas oculares – fotofobia, lagrimeo, dolor
– Tos seca, descarga nasal
2. Complicaciones pulmonares, secuelas:
– Croup (laringotraqueobronquitis aguda) en niños pequeños – síntomas incluyen
tos (como una foca ladrando), respiración dificultosa, estridor (sonido de gorjeo
durante la inspiración)
– Neumonía de virus influenza primario
– Infecciones bacterianas secundarias: estas generalmente implican Streptococcus
pneumoniae, Staphylococcus aureus, Hemophilus influenzae. Las complicaciones
usualmente ocurren en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica o
enfermedad cardiaca subyacente.
3. Complicaciones no pulmonares de la influenza:
– Miositis – Esto es raro y sucede en niños.
– Complicaciones cardiacas.
– Encefalopatía.
– Síndrome Reye
– Síndrome de Guillain-Barré (polineuritis idiopática aguda)
Epidemiología.
– Las principales causas de muerte asociadas a influenza son la neumonía
bacteriana y el fallo cardiaco.
– El 90% de las muertes son en personas mayores de 65 años. Los niños menores
de 2 años tienen igual probabilidad que los pacientes de más de 65 años de ser
hospitalizados por influenza.
– Los niños con frecuencia carecen de los anticuerpos para el virus de la influenza
dado que no tienen exposición previa. Además, el pequeño diámetro de los
componentes del tracto respiratorio en los más jóvenes implica que la inflamación y
el edema en estas regiones pueden conllevar un bloqueo del tracto respiratorio, el
sistema sinusal o las tubas de Eustaquio. Aunque los niños con factores de riesgo
para las complicaciones de la influenza tienen una tasa de casos fatídicos alta, la
mayoría de las muertes pediátricas se dan entre los niños sin condiciones de alto
riesgo.
– En los ancianos, la influenza es generalmente severa dada la efectividad
decreciente del sistema inmune y/o enfermedad pulmonar obstructiva crónica o
patología cardiaca crónica.
Hay dos tipos de modelos epidémicos:
 PANDEMIAS: cada subtipo introducido da lugar a una pandemia y desplaza
al subtipo anterior
 EPIDEMIAS: por virus similares que aparecen sincrónicamente en diferentes
países.

PARAMIXOVIRUS

Características.
– VIRIÓN: esférico, pleomórfico (150-30 nm).
– NUCLEOCÁPSIDA: con forma de tubo y de simetría helicoidal. Contiene el AN,
una nucleoproteína (NP) y una transcriptasa.
– GENOMA: RNA lineal de polaridad negativa, monocatenario y no segmentado.
– CUBIERTA: envoltura lipídica, con HA y NA
juntas formando la proteína NH, y la proteína F.
– REPLICACIÓN: citoplasma.
– MADURACIÓN: formación de la cápside en el
citoplasma y gemación a partir de la membrana
citoplasmática.

CARACTERÍSTICA DESTACADA:
– Antigenicidad estable.
– Partículas lábiles y muy infecciosas.
– Son virus genéticamente más estable, pero muy frágiles frente a las condiciones
ambientales (no resisten la congelación). Son virus muy infecciosos.
– Se desarrollan en cultivos celulares y pueden generar sincitios gigantes con
células infectadas, debido a la presencia en la envoltura de la proteína F. Se fijan a
un Rc mucoproteína de los eritrocitos por medio de la NH (HA/NA) dando una
hemaglutinación que puede ser reversible.

Replicación.
1. ADHERENCIA, PENETRACIÓN Y PERDIDA DE CUBIERTA DEL VIRUS.
Se adhieren a las células por medio de la
NH. A continuación, se fusionan la cubierta
del virión y la célula (participa la proteína
F), liberándose la nucleocápside
en el citoplasma. La fusión por F1 se
produce a pH neutro del entorno
extracelular (no necesita internarse por
endosomas).

2. SÍNTESIS DE RNA.
El RNA es no segmentado y de banda
negativa. Es procesado en el
CITOPLASMA por polimerasas víricas y
no requiere la presencia de cebador
(independiente del núcleo). Se forma una
FR y a partir de la banda positiva se forma
RNA mono-cistrónico que sirve para
formar nuevos viriones.
Las proteínas que forman la nucleocápside
se sintetizan a partir de RNAm que se
sintetiza por la polimerasa vírica a partir del
RNA vírico. Las proteínas virales se sintetizan en el citoplasma y la cantidad de cada
producto depende del número de copias del RNAm.
– Las glicoproteínas virales se sintetizan en el RER.
– Las proteínas de la cápside, NP y la transcriptasa en los polisomas dispersos en
el citoplasma.
3. MADURACIÓN.
Madura por gemación en la superficie celular. Las nucleocápsides se forman en el
citoplasma y se mueven hasta la membrana, donde se unen a la proteína M. La
membrana celular se transforma y pueden formar sincitios. El virus del sarampión
también madura en el núcleo.
RABDNOVIRUS

El virus de la Rabia pertenece a la familia de los: Rabdoviridae. (griego: Rhabdos:


bacilo). Estos pueden infectar una variedad de animales y plantas

A nivel mundial, se estima que aproximadamente 55 000 personas mueren por rabia
cada año.

TABLA 1 - Rabdovirus

Especie
Tipo Virus Distribución Patología
infectada

Virus de la Ganado
Aguda,
estomatitis vacuno,
Vesiculovirus Caribe auto
vesicular cerdos,
limitante
(VEV) caballos

Muchos
Virus de la mamíferos Lenta,
Lyssavirus Mundial
Rabia incluyendo progresiva
humanos

Rabdovirus
vegeta

Mamíferos,
Otros
peces,
rabdovirus
aves,
de animales
artrópodos

Estructura de los rabdovirus

Los Rabdovirus son virus de ARN de cadena negativa; esto es que tienen una única
hebra de ARN que está en sentido contrario al del ARNm necesario para codificar
proteínas virales. Esto significa que el ARN no puede codificar directamente la
síntesis proteica y ha de ser copiado a una cadena de ARNm de sentido positivo.
Como resultado, el virus debe de portar su propia ARN polimerasa dependiente de
ARN.

Como lo sugiere su nombre estos virus tienen forma bacilar. Tienen un lado que
termina en una forma redondeada y por ello se dice que tiene forma de bala. Cada
partícula vírica es de casi 100nm de diámetro y 400 nm de largo, pero esto puede
variar. Tienen una envoltura derivada de la membrana plasmática de la célula
huésped. El virus sólo tiene cinco proteínas.

Proteína G (de superficie). Esta es la glicoproteína que forma una espina en la


superficie saliendo de la misma como trímeros. Hay cerca de 1200 proteínas G (400
trímeros) por particular viral. Es una proteína transmembrana con una secuencia de
señal N-terminal. La proteína G se fija a los receptores celulares y es el blanco de
anticuerpos neutralizantes. Hay tres cadenas sacarosas unidas por enlaces N-
glucosídicos. La penetración del virus al citoplasma toma lugar por una vía
endocítica y no por la membrana plasmática. Esto es porque el trímero de proteína
G sufre un cambio de conformación a un pH de 6.1 que lo hace más estable y
probablemente permite que una región hidrofóbica de la molécula sea expuesta y
se embeba en la membrana de la célula a ser infectada.

Proteína M (matriz). Esta es una proteína periférica de membrana (originalmente la


M era por membrana) que parece bordear la superficie interna de la membrana viral,
aunque esto sigue en controversia. Puede actuar como un puente entre la
membrana o la proteína G y la nucleocápside.

Nucleocápside. Esta es el núcleo de ribonucleoproteína infeccioso. Tiene una


estructura helicoidal que descansa sobre la membrana. En micrografías de
electrones con tinción negativa, tal como se ve en la figura 1, la nucleocápside tiene
una apariencia estriada.

Proteína N (Nucleoproteína). Esta es la principal proteína estructural y cubre el


genoma de ARN. Protege al genoma de las nucleasas y mantiene su conformación
de forma tal que permite la transcripción.

Proteína L (Larga) y NS (no estructural, también conocida como P (fosfo)) Juntas


forman la ARN polimerasa ARN dependiente o transcriptasa. La proteína L tiene un
peso molecular de240 kiloDaltons y su gen ocupa casi el 60% del genoma.

Replicación

Fijación
Los receptores para los rabdovirus todavía no han sido identificados
definitivamente, pero algunos experimentos sugieren fosfolípidos, particularmente
la fosfatidil serina, como el receptor de superficie celular.

Penetración
Luego de la endocitosis, ocurre la fusión, que es pH-dependiente, de la vesicular
endocítica con la membrana. La nucleocápside entra al citoplasma. Todas las
etapas subsiguientes toman lugar aquí sin ninguna implicación del núcleo celular.

Transcripción
Primero, la polimerasa, la cual es portada por el virus infectante, sintetiza cinco
ARNm individuales, uno para cada proteína viral. Note que, el ARN debe de
sintetizar antes de la síntesis de cualquier proteína viral y por tanto el virus infectante
debe de suplir la enzima polimerasa. (Como es de esperar, este proceso de
transcripción primaria se da en la presencia de inhibidores de la síntesis proteica).
Los ARNm son chapados, metilados y poliadenilados. La secuencia de transcripción
es N, NS (P), M, G y L y en cada unión de los genes la síntesis de los ARNm es
atenuada. Esto significa que se sintetiza menos de ARNm de L que de cualquiera
de los otros.

Replicación
Además, la polimerasa transcribe el genoma de ARN de sentido negativo a una
hebra de sentido positivo. Esto sirve como plantilla para que la transcriptasa
transcriba nuevas moléculas de ARN de sentido negativo. Esta fase replicativa
requiere de síntesis proteica implicando la misma polimerasa. En la fase replicativa,
esta enzima debe ignorar señales que definen la especia original de ARNm y
sintetiza una única molécula de ARN. El cambio de transcripción de ARNm a
replicación de los ARN genómicos parece estar controlado por el nivel de proteína
N.

Ensamblaje
El ARNm de la proteína G se traduce en conjunto con el retículo endoplásmico y es
transportado mediante el cuerpo de Golgi a la superficie celular. Aquí, forma parches
con la proteína M. El ARN de sentido negativo y de longitud genómica se asocia con
proteínas N, L y NS (P) formando las nucleocápsides. Estas, a su vez, se asocian
con la proteína M en la superficie interna de la membrana plasmática o quizás en el
citoplasma. La interacción entre la nucleocápside y la proteína M causa en la
primera un cambio de conformación para que parezca más condensada. La
nucleocápside entonces yema a través de la membrana.

RABIA

Transmisión

Los animales rabiosos se vuelven agresivos y albergan el virus en la saliva y con


frecuencia la transmisión es a través de mordeduras. En raras ocasiones, la rabia
ha sido transmitida mediante transplantes de córnea y otros transplantes de tejidos,
o mediante contacto con saliva infectada con membranas mucosas o con una herida
abierta. EL CDC establece: “La inhalación del virus de la rabia en aerosoles es
también una ruta de exposición potencial, pero si no son empleados de laboratorios,
es improbable que la mayoría de las personas encuentren aerosol del virus de la
rabia”. Se ha sugerido que las personas en cuevas infectadas de murciélagos
pueden estar expuestas a partículas del virus en aerosol. La mayoría de los
murciélagos no están infectados.

Patología

El virus se fija a células nerviosas o musculares en el sitio de inoculación mediante


receptores nicotínicos de acetilcolina. Aquí el virus puede permanecer por un
periodo de tiempo prolongado (casi varios meses). El virus puede replicarse en las
células musculares en el sitio de la mordedura sin ningún síntoma obvio. Esta es la
fase de incubación.

El virus luego se mueve a lo largo de los axones nerviosos al sistema nervioso


central usando el transporte retrógrado. El virus llega a los ganglios de la raíz dorsal
y a la medula espinal. Desde aquí, se da la diseminación al cerebro. Unas
variedades de células en el cerebro pueden ser infectadas incluyendo el cerebelo,
las células de Purkinje y también células del hipocampo y los núcleos pontinos. Esta
es la fase de pródromo. La infección cerebral conlleva encefalitis y degeneración
neuronal, aunque en cualquier otro sitio el virus parece no causar efectos
citopáticos. La implicación del cerebro conlleva al coma y a la muerte. Este es la
fase neurológica y durante este periodo, el virus puede diseminarse del sistema
nervioso central, mediante neuronas, a la piel, ojos y otros tejidos (glándulas
suprarrenales, riñones, células pancreáticas acinares) y las glándulas salivares.

Hay varios factores que determinan el tiempo de instauración de la rabia sintomática


pero los más importantes son el número de partículas víricas en la infección y qué
tan cerca está la mordedura del cerebro. El estatus inmunológico del paciente
también es importante. Debe de notarse que la respuesta inmunológica al virus
adquirido de forma natural es lenta y una buena respuesta neutralizante no se ve
hasta que el virus ha alcanzado el cerebro y entonces ya es muy tarde para que el
paciente sobreviva. La inmunidad mediada por células juega un papel mínimo en la
infección de la rabia. La rabia es casi siempre fatal y sólo se han documentado tres
sobrevivientes de rabia sintomática. No obstante, una buena respuesta inmune que
elimine la infección puede lograrse usando una vacuna aún después de la infección
gracias al largo periodo de incubación.

Epidemiología
La rabia usualmente se transmite por mordeduras de animales. A nivel mundial la
mayoría de los casos surgen de mordidas de perros. La rabia canina es prevalerte
en América Latina, Asia y África.

En años recientes (1990 - 2004), la mayoría de los casos en los EU (35 de 47) han
sido asociados a rabia en murciélagos; de los casos restantes, dos fueron
adquiridos en los EU (uno por una variedad de perro/coyote y otro por una variedad
de mapache) y 10 fueron adquiridos fuera de los EU (todos por alguna variedad de
perro/coyote).

Muchos animales en los EU están infectados con el virus de la rabia, incluyendo los
mapaches (especialmente en los estados de la costa oriental), mofetas, coyotes y
zorros. Los roedores pequeños rara vez son infectados, pero ha habido casos
reportados, especialmente en marmotas. Los perros, gatos y el ganado son vectores
potenciales – en los EU la inmunización de mascotas ha disminuido el riesgo de
adquisición de rabia en los animales domésticos. Los murciélagos también son
portadores de la rabia, aunque la mayoría de los murciélagos no está infectada. Los
murciélagos tienen dientes afilados, muy pequeños, y las personas mordidas quizás
no detecten la mordedura, o no se molesten en hacer nada sobre el asunto. Con
casi cualquier otra mordida de cualquier animal rabioso, la víctima normalmente
busca tratamiento porque la mordedura es más seria y el animal parecía tener un
comportamiento sospechoso; el nivel de la alerta es menor para murciélagos con
comportamiento dudoso. La inmunización de mascotas y la pronta respuesta a
mordedura pueden explicar por qué la rabia de transmisión por murciélagos ha sido
el modo predominante de transmisión de los años más recientes.

En muchos casos de rabia asociada a murciélagos, no hay récord de mordida. En


algunos casos, la víctima o sus familiares pueden percatarse de que estuvieron en
contacto con algún murciélago o de que alguno estuviese cercano y con
comportamiento extraño (i.e. un murciélago que es activo durante el día, que se
puede abordar fácilmente, que no puede volar, en la habitación de alguna casa o en
el patio). Sin embargo, si la víctima no es capaz de responder algunas preguntas es
difícil obtener ninguna historia de contacto con murciélago ya que quizás no
creyeron que el incidente era digno de mención a nadie.

Síntomas

La vacunación, aún después de la exposición, es extremadamente efectiva en la


prevención de la enfermedad. Sin tal tratamiento, la rabia sería, casi
invariablemente, fatal (no obstante, refiérase al reporte de caso a la izquierda).
Durante el periodo de incubación/pródromo, los síntomas incluyen: dolor o escozor
en el sitio de la herida, cefaleas y problemas gastrointestinales. Luego de este
periodo (de usualmente dos semanas), la infección del SNC es aparente. En casi la
mitad de los pacientes, se observa hidrofobia. Este miedo al agua es el resultado
del dolor asociado al beber. También hay convulsiones y alucinaciones. En algunos
pacientes la parálisis es el único síntoma y esto puede llevar a fallo respiratorio.
Siguiendo a la fase neurológica, el paciente se vuelve comatoso. Debido a los
problemas neurológicos incluyendo la parálisis respiratoria, sobreviene la muerte.

Diagnóstico

Hay síntomas manifiestos que claramente definen la rabia sintomática en personas


que sufrieron de mordeduras de animales, pero, ya para esa etapa, la intervención
terapéutica es inútil. Luego de una mordida, hay análisis de laboratorio que pueden
determinar si un animal tenía rabia. La presencia del virus de la rabia en un animal
o en una persona infectada se determina mediante múltiples exámenes:

 Serología (anticuerpos neutralizantes en suero o en líquido cefalorraquídeo


en una persona no vacunada hacen el diagnóstico, pero generalmente sólo
son detectable en fases tardías de la enfermedad).
 Determinación antigénica por inmunofluorescencia usando biopsia de piel,
cerebro o especímenes de córnea (figura 8). Una biopsia de espesor
completo de la piel de la nuca (en las biopsias de la piel de la nuca el
observador mira los nervios en la base de los folículos pilosos) o biopsias
cerebrales pueden ser examinadas para el antígeno de la rabia usando un
test directo de fluorescencia de anticuerpos.
 La saliva debe de examinarse para el ARN del virus de la rabia mediante RT-
PCR (reacción en cadena de polimerasa de la transcripción inversa) o
mediante aislamiento del virus.
 La presencia de los cuerpos de Negri es muy característica histológicamente.
Estos son inclusiones eosinofílicas intracitoplasmáticas formadas por
agregados de nucleocápside en las neuronas de cerca de 50 a 80% de los
humanos infectados (tabla 3 y figura 7). Son típicos de la rabia, pero el
resultado debe de ser interpretado por alguien con experiencia con casos de
rabia y puede que hallan falsos positivos – así que cualquier resultado debe
de ser confirmado con otros métodos.
 Otros test incluyen el crecimiento del virus en el cerebro de ratas o cultivos,
luego de lo cual se hacen exámenes de antígenos para determinar la
presencia del virus. También pueden detectarse anticuerpos anti-rabia,
PERO sólo en fases muy tardías de la enfermedad. La reacción en cadena
de polimerasa (PCR) también puede usarse para detectar el virus
Tratamiento

Si los síntomas son restringidos al área de la mordida, puede intentarse una terapia
antiviral agresiva (vacuna, HRIG, ribavirina, interferón, anticuerpos monoclonales,
etc.). No hay todavía un tratamiento antiviral específico una vez se desarrollan los
síntomas del SNC. Se administra cuidados intensivos de mantenimiento. Cinco de
los seis sobrevivientes conocidos de rabia recibieron profilaxis antes de desarrollar
síntomas clínicos. Ha habido solo un caso documentado de un sobreviviente no
vacunado de la rabia.

BORNAVIRUS

Características del virus

El VEB es un virus envuelto, no lítico, con ARN de cadena negativa y no segmentado


(NNS). Es el único miembro de la familia Bornaviridae del orden de
los Mononegavirales, que también incluye las familias Filoviridae,
Paramyxoviridae y Rhabdoviridae. Tiene una morfología esférica con un diámetro
de 70 a 130 nm. Posee un núcleo interno denso (50-60 nm) y una membrana externa
con espículas de aproximadamente 7 nm de longitud.

La infectividad viral se reduce rápidamente a 56ºC, a pH menor de 5 o mayor de 12,


y con detergentes, solventes orgánicos, formaldehído y radiación ultravioleta.

Se conocen cuatro cepas: Borna V, Borna HE/80, Borna No/98 y Borna H1766. Los
genomas han sido secuenciados y la homología entre secuencias es del 80% al
98%.

La infección causa desórdenes neurológicos en caballos, ovejas y otros animales


de granja en Europa Central. En ratas, que son probablemente los animales más
susceptibles, el virus puede replicarse en otros tipos de células del SNC, incluyendo
astrocitos. Las células neuronales de varias especies son susceptibles a la
infección in vitro. Los síntomas neurológicos son el resultado de la respuesta
inmune en contra de las células del SNC infectadas persistentemente. Dependiendo
de la respuesta inmune y de la cinética de la replicación viral, una infección
persistente puede originar una enfermedad neuronal severa.

Experimentalmente, VEB infecta además aves y primates no humanos; se ha


reportado en varios animales silvestres; los períodos de incubación y los síntomas
son variables.
Ciclo de reconocimiento y replicación del VEB

La entrada del VEB a la célula se da por endocitosis mediada por receptor. Los
anticuerpos antiproteína G (glicoporteína de superficie p56) tienen actividad
neutralizante, lo que sugiere que esta proteína está implicada en la adsorción,
penetración, o ambos. Evidencia reciente indica que la región N terminal de p56 es
suficiente para el reconocimiento del receptor y la entrada del virus El N terminal de
gp43 contiene un dominio hidrofóbico, y las células infectadas forman un extenso
sincitio a pH básicos; esto sugiere que gp43 está involucrada en la fusión pH-
dependiente después de la internalización. La fusión libera la RNP, la cual es
transportada al núcleo de la célula, donde ocurre la transcripción y la replicación.

El ARNm sufre edición con baja eficiencia y los polipéptidos que se generan, con
excepción de N, son traducidos de ARNm policistrónicos, característica única de los
Mononegavirus. La complejidad del ciclo del VEB requiere una variedad de eventos
de transporte núcleo-citoplasma de las macromoléculas virales. La transcripción del
ARNr ocurre en el nucléolo.

Epidemiología

Reservorios

Debido a que es posible infectar ratas, ratones, ovejas y caballos en forma


experimental, vía intranasal, se puede asumir que la infección puede ocurrir por esta
ruta, sin embargo, la vía natural de infección aún no se ha determinado. La infección
puede cursar asintomática en animales de granja. La ausencia de mutaciones
específicas de especie en el VEB entre animales de granja está en favor de que
estos animales sirven de reservorios. El factor geográfico, la frecuencia del virus en
establos con poca higiene y la periodicidad estacional, podrían sugerir la existencia
de un roedor como reservorio. Ratas recién nacidas infectadas, que no desarrollan
enfermedad neurológica, excretan el virus en orina y posiblemente en otras
secreciones.

Se ha detectado infección natural en caballos, perros, ovejas, ganado vacuno,


conejos, cabras, ciervos, alpacas, llamas, gatos, linces, hipopótamos, perezosos,
monos Vari (Memur variegatus) y avestruces.

Infecciones en humanos
Las infecciones en humanos pueden cursar sin fiebre, sin cambios mentales o
signos típicos de encefalitis, pero podrían inducir signos psiquiátricos como:
depresión, manía, ansiedad, desórdenes cognoscitivos, disquinesia tardía,
disfunción social, desórdenes auditivos y enfermedades idiopáticas. Si ocurre en los
tres primeros años de vida, puede ocasionar autismo, ansiedad crónica, déficits
cognoscitivos y desarrollo anormal del cerebelo y del hipocampo.

Ensayos con inmunofluorescencia (IFA) muestran en el suero de algunos pacientes


psiquiátricos, IgG específica para antígenos de VEB. Estos anticuerpos son menos
frecuentes en controles sanos, lo que sugiere asociación del VEB con desórdenes
psiquiátricos.

Se han encontrado niveles anormales de BDNF (factor neurotrófico derivado de


cerebro) y receptores 5-HT (serotonina), así como reducción del número de
formaciones sinápticas en cerebros de personas con desórdenes mentales.
Ratones transgénicos desarrollan desórdenes neuropatológicos y anormalidades
neurofisiológicas similares a los descritos en humanos, y el daño en la función de
las células gliales puede ser un factor común para la inducción de desórdenes de
comportamiento.

Diagnóstico

Entre las pruebas más utilizadas para el diagnóstico de la infección por VEB están:

A. Detección de anticuerpos anti-VEB: La inmunofluorescencia indirecta (IFI) es


rápida y sensible para ser utilizada para muestras de diferentes animales, sin
embargo, en humanos, no es suficientemente específica. Los "inmunoblots" son
más específicos que la IFI, pero poco sensibles. Los ELISAS tienen una sensibilidad
mayor y han sido más utilizados.

B. Pruebas inmunológicas para detección de proteínas virales: Para detectar


proteínas en tejidos se ha usado la inmunohistoquímica post mortem, también se
ha reportado el uso de citometría de flujo en sangre periférica.

C. Detección de ácidos nucléicos virales: El RT-PCR detecta el virus circulante en


células mononucleares de sangre periférica, también se ha usado el RT-PCR
anidado y RT-PCR Tiempo Real. El aislamiento del virus mediante cultivo celular es
poco usado, es costoso y de difícil estandarización.

EL RT-PCR tiempo real permite la cuantificación continua de los productos de PCR


mediante el uso de oligonucleótidos marcados. Es específico, rápido, reproducible
y muy sensible, lo cual permite detectar pocas copias del virus. Schindler, 2004,
utilizó esta técnica para detección y cuantificación de VEB en hospederos enfermos
y en garrapatas inoculadas experimentalmente, con excelentes resultados, logró
detectar hasta una molécula por reacción.

Tratamiento

La inmunidad pasiva en ratas aún no ha mostrado controlar o prevenir la infección.


La vacunación a partir de cultivos de alto título viral puede proteger parcialmente.
La transferencia de linfocitos T específicos contra el virus, al inicio de la infección,
reduce la infección. Otros reportan que la amantidina es efectiva y la ribavirina
intracerebral causa mejora clínica en ratas.

Actualmente muchos desórdenes psiquiátricos se describen como "síndromes"; en


conclusión, se puede decir que el VEB podría ser solo un cofactor en el desarrollo
de la enfermedad. La prevalencia de anticuerpos o fragmentos genómicos del VEB
en la población sana puede sugerir que el virus tiene una baja patogenicidad, sin
embargo, la prevalencia aumenta en pacientes con desorden depresivo mayor y
desorden bipolar, lo que sugiere asociación entre la infección viral y la enfermedad.

FILOVIRUS

Características
Filoviridae es una familia de virus que comparten muchas características con las
familias Paramyxoviridae y Rhabdoviridae, otras dos familias que también forman el
orden Mononegavirales. Agrupa, entre otros, al virus Ébola y al virus Marburg.
Se caracterizan por infectar a primates. Causan serias fiebres hemorrágicas virales
caracterizadas por anormalidades en el sangrado y en coagulación sanguínea,
incluyendo el sangrado difuso. El virus Ébola destruye el sistema inmunitario.
1. ESTRUCTURA
Son virus pleomórficos (de morfología variable), cuyos viriones suelen presentar
formas filamentosas (de ahí su catalogación como “filovirus”; ver imagen) que
pueden alcanzar grandes longitudes (hasta 14.000 nm); sin embargo, presentan un
diámetro bastante uniforme (aproximadamente 80 nm).
Las partículas filamentosas pueden ser rectas, curvadas, coleadas, o encontrarse
en formas configurativas de “6” o de “U”.
El virión está constituido por un nucleoide proteico con forma tubular (20-30 nm de
diámetro) rodeado por una cápside helicoidal (40-50 nm), recubierta a su vez por
una membrana regularmente espiculada, su envoltura viral, estructuralmente
integrada por una única glicoproteína viral.
La envoltura lipídica proviene de la membrana de la célula hospedadora, de la cual
salen proyecciones (peplómeros) de alrededor de 7 nm entre las que media un
espacio de 10 nm. Dichas proyecciones tienen forma globular y están formadas de
homotrímeros de la glicoproteína de superficie.

El genoma es un ARN lineal, de cadena


única y sentido negativo (19,1 kb) que
tiene la información codificada para siete
proteínas estructurales que forman el
virión:
· 3 proteínas que forman parte de la
membrana: VP24, VP40, GP
· 4 proteínas que forman la
nucleocápside: L, NP, VP35, VP30.

Los genes están flanqueados en sus extremos 3’ y 5’ por secuencias señal de


principio y fin de transcripción altamente conservadas, las cuales contienen el
pentámero 3’- UAAUU-5’. Ellas están separadas por secuencias intergénicas
variables en longitud y composición nucleotídica o por superposiciones génicas, las
cuales están limitadas a las señales transcripcionales conservadas alrededor de la
secuencia nucleotídica común. Los virus del Ébola muestran tres superposiciones
que alternan con secuencias intergénicas. En los extremos 3’ y 5’ de los genomas
de filovirus se encuentran secuencias extragénicas que son complementarias entre
sí. Estas secuencias son comparables a las encontradas en genomas de otros virus
RNA no segmentados de cadena negativa y que son conocidas como secuencias
líderes. De todas formas, no se han detectado (+) o (-) ssRNAs líderes en células
infectadas por filovirus.
El área de superposición en el virus Marburg se sitúa entre los genes VP30 y VP24
(en el genoma del virus Ébola hay 3 áreas de superposición).
La proteína L es la proteína más grande y, como otras proteínas L de virus RNA no
segmentados de cadena negativa, es la RNA polimerasa RNA-dependiente
asociada a virión. Su tamaño es de 267kD.
El nucleoide está constituido por dos tipos de proteínas: la proteína NP, cuya función
es estructural, y la proteína L, una ARN polimerasa. La cápside se conforma por
varias proteínas: proteína P, VP30 (proteína que le permite desdoblarse dentro de
una célula hospedadora), VP35, VP24 y VP40. Las proteínas VP24 junto con la
VP40 forman una matriz que mantiene unidos el nucleoide con la cápside
(nucleocápside viral).
La nucleoproteína está insertada en el virión en forma fosforilada. Parece poder
pegarse al ARN y ser el componente más importante del complejo riboprotéico que
forma de la envoltura nuclear.
La glicoproteína de superficie contiene un dominio hidrofóbico C-terminal que le
permite engancharse a la membrana. Las áreas N- y C- terminales son altamente
conservadas y ricas en residuos de cistina, mientras que la parte central es
hidrofílica y contiene los sitios de enganche de los N-glicanos y O-glicanos, que
constituyen más del 50% del peso de la proteína. La glicoproteína media la adhesión
con el receptor de la célula hospedadora y la sucesiva fusión entre las membranas
lipídicas, permitiendo el fenómeno de la infección. Los virus Ébola también codifican
una especie de glucoproteína truncada que es producida en forma soluble.
2. REPLICACIÓN
El virus se adhiere a los receptores de acogida a través de la glicoproteína GP y va
seguido del proceso de endocitosis en vesículas en la célula huésped. Se
desconoce el receptor celular.
La vesícula de endocitosis se fusiona con la membrana del virus y se libera la
nucleocápside en el citoplasma.

La transcripción del RNA es secuencial y en el citoplasma, produciendo mRNAs


virales con CAP y poliadenilado. El RNAm es monocistrónicos durante la infección.
La ARN polimerasa viral dependiente de ARN se une el genoma encapsulado, a la
región líder, entonces secuencialmente transcribe cada uno de los genes mediante
el reconocimiento de señales de arranque y parada que flanquean los genes virales.
Este ARNm se usa después cual molde para la traducción y la formación de las
proteínas y para la replicación del genoma. La traducción del ARNm en proteínas
virales ocurre con maquinaria de la célula huésped.
La replicación se inicia cuando presumiblemente hay suficiente nucleoproteína para
encapsular los neo-sintetizado antigenomes y genomas.
La ribonucleocapside interactúa con la proteína de la matriz en la membrana
plasmática. La liberación del virus se produce por gemación de células infectadas,
y consiste en que el ARN viral y las proteínas son encapsuladas en una membrana
lipídica formada de la membrana plasmática de células hospedantes.

Patología.
1. PATOGÉNESIS
Los modelos de mono muestran infección viral del endotelio, macrófagos y células
parenquimatosas. Se producen lesiones importantes de las células endoteliales.
También hay infección de los macrófagos,
La hipótesis más plausible implica la participación de los macrófagos mediante la
producción de proteasas, H2O2 y citocinas varias (tipo TNF-alfa). Las liberaciones
de mediadores imitan en forma secundaria el síndrome del shock séptico y pueden
desempeñar un papel en el daño adicional del endotelio. La coagulación
intravascular diseminada es importante en algunas situaciones, pero no siempre es
el mecanismo dominante de daño vascular.
El uso de un sobrenadante, obtenido de
cultivos in vitro de monocitos/macrófagos
incubados con filovirus, sobre células
endoteliales ha determinado un aumento de
su permeabilidad. Se supone, pues, que los
fenómenos hemorrágicos se deban al daño
de las células endoteliales causado, ya por la
replicación directa del virus, ya por la
coparticipación de mediadores producidos
por células activadas.

Se han observado también anormalidades


plaquetarias y de los granulocitos. Pueden
aparecer también linfocitos atípicos y
neutrófilos con la anormalidad de Pelger-
Huet.

En estadios tardíos, ocurre hemorragia en el tracto gastrointestinal, espacios


pleural, pericárdico y peritoneal, también dentro de los túbulos renales con depósito
de fibrina. Los macrófagos y los fibroblastos parecen ser los sitios primarios y
preferidos de replicación del virus; con menos frecuencia abarca células
endoteliales vasculares, hepatocitos, células adrenocorticales, y del epitelio tubular
renal.
2. CUADRO CLÍNICO
El periodo de incubación de la enfermedad es de alrededor de 3 a 9 días, pasados
los cuales aparece una cefalea frontal y temporal acompañada de malestar general
y mialgias.
La sintomatología es variable. Es característica la fiebre alta (39-40 °C) que aparece
ya desde el primer día de enfermedad, a la que sigue una fuerte y rápida debilitación
caracterizado por fiebre alta, postración, mialgia, artralgias, dolor abdominal y
cefalea. Cerca de la mitad de los enfermos pueden acusar conjuntivitis.
En un lapso de una semana, una erupción, frecuentemente hemorrágica, aparece
en todo el cuerpo. Las hemorragias se presentan generalmente desde el tubo
gastrointestinal, haciendo que el infectado sangre tanto por la boca como por el
recto.
Pasada la primera semana, la fiebre empieza a bajar para luego reaparecer a los
12 o 14 días de enfermedad. En la segunda semana pueden aparecer también
hepatosplenomegalia, edema facial o escrotal.
Generalmente el fallecimiento ocurre sobre todo entre el octavo o noveno día y el
día 16 a causa de las hemorragias continuas que ocasiona un shock hipovolémico
por la pérdida de sangre. La tasa de mortalidad es alta, alcanzando el 90%.
En caso de que la persona sobreviva la convalecencia, sigue durante 3 a 4 semanas
con pérdida del cabello, anorexia y disturbios psicóticos. Son posibles
complicaciones de la enfermedad la orquitis (hasta la atrofia testicular), uveítis,
miocarditis y la pancreatitis.
La viremia persiste durante todo el período agudo y su desaparición coincide con la
mejoría clínica y habitualmente con la aparición de anticuerpos en sangre.
3. DIAGNÓSTICO
El diagnóstico se basa esencialmente en el cuadro clínico y en los datos
epidemiológicos.
Un diagnóstico específico se basa en el aislamiento del virus, en la evidencia de la
respuesta inmunitaria (Western blot o ELISA) y en la presencia de material
genómico viral (reacción en cadena de la polimerasa (PCR)).
4. TRATAMIENTO.
No existen medidas preventivas individuales, vacunas ni quimioterapia antiviral para
evitar la infección por filovirus o su tratamiento.
El manejo del paciente debe ser de sostén con traumatismo mínimo y
mantenimiento cuidadoso de la hidratación, reconociendo la posibilidad de
compromiso de miocardio o permeabilidad vascular pulmonar elevada.
Está indicada la reposición de factores de la coagulación y plaquetas. Se debe
iniciar heparina u otro tratamiento de la coagulación intravascular diseminada solo
si se presenta evidencia de laboratorio y si se cuenta con un apoyo hematológico
suficiente.
La terapéutica para las fiebres hemorrágicas por filovirus incluye además el evitar
las complicaciones médicas principales como la coagulación intravascular
diseminada, shock, encefalomielitis, edema cerebral, falla renal, sobreinfección,
hipoxia e hipotensión.
Se ha empleado interferón humano, plasma de paciente convaleciente y terapia
anticoagulante pero como se ha mencionado en párrafos anteriores, el uso de estos
recursos es limitado y controversial.
Los pacientes deben ser aislados, y el personal clínico protegido.

VIROIDES

El viroide contiene únicamente ARN. Son pequeños (menos de 400 nucleótidos), de


cadena sencilla, y ARNs circular. Los ARNs no son empacados, no aparentan
codificar ninguna proteína, y hasta ahora solo han mostrado asociación con
enfermedades en las plantas. Sin embargo, algunos autores sugieren que agentes
similares posiblemente están asociados a enfermedades humanas.
Hasta ahora, el único agente causante de patologías humanas que puede
asemejarse a los viroides es el agente de la hepatitis delta. En muchas formas, el
agente o virus de la hepatitis delta aparenta ser un intermedio entre los ‘virus
clásicos’ y los viroides. Este agente tiene un genoma de ARN pequeño, aunque un
poco más grande que los otros viroides, pero en su estructura y secuencia de ácidos
nucleicos es similar a los viroides. Se diferencia de los viroides, en que codifica
algunas proteínas. Y difiere de los virus verdaderos en que no codifica su propia
proteína de adhesión. Contrario a los viroides, está empacado – actúa como un
parásito en el virus de la hepatitis B, y usa la envoltura del mismo con las proteínas
de adhesión que tiene.

ENFERMEDADES VIRALES LENTAS DEL SISTEMA NERVIOSO

General

El término "Infecciones de Virus Lentos" se refiere al tiempo de la ENFERMEDAD,


no a la tasa de crecimiento del virus. Estas enfermedades tienen un periodo de
incubación prolongado (el cual puede ser de meses o años), y curso clínico
prolongado, extenso.

Las enfermedades de virus lentos pueden ser causadas por virus convencionales o
por virus no convencionales (también llamados agentes no convencionales o
agentes/virus atípicos).

Los síntomas asociados con enfermedad de virus lenta/por priones del sistema
nervioso tienden a tener múltiples manifestaciones neurológicas. Los diferentes
pacientes pueden tener síntomas muy diversos.

Virus convencionales

 Leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP)

Esta es una enfermedad rara, progresiva y fatal del SNC que elimina a los
oligodendrocitos (figuras 1 y 2). Resulta en la pérdida de memoria, pérdida de
coordinación, problemas mentales, problemas visuales, etc.

La enfermedad es causada por ciertos miembros de la familia de los poliomavirus,


frecuentemente por el virus JC. La serología indica que la exposición al virus JC es
muy común, pero que la LMP es rara. Los pacientes que la desarrollan regularmente
tienen alguna anomalía del sistema inmune. La LMP se desarrolla en casi 5% de
los pacientes son SIDA. En el SIDA, el tratamiento HAART puede ser capaz de
estabilizar a, por lo menos, una parte de estos pacientes y su cuadro
neuroradiológico puede mejorar. No obstante, no todos los pacientes VIH-positivos
con LMP manifiestan una respuesta obvia a la terapia HAART en lo que respecta a
la LMP. La LMP puede deberse a una reactivación del virus JC latente,
probablemente en los riñones. También hay mucho virus en el cerebro.

Otro polioma virus, el virus BK, puede establecer una infección latente en los riñones
y ser reactivado bajo condiciones de inmuno supresión pudiendo causar infecciones
severas del tracto urinario. No se asocia con LMP. Se ha sugerido recientemente
(2006) que el virus BK juega un rol en el cáncer de próstata.

 Pan encefalitis esclerosante subaguda (PEES)

Esta enfermedad es una rara complicación del virus del sarampión y se desarrolla
de 1 a 10 años después de la infección inicial. Es progresiva y fatal y se caracteriza
por deterioro mental y motor. Los factores de riesgo incluyen el haber adquirido
sarampión a una edad temprana.

La PEES se asocia con formas defectuosas del virus en el cerebro y por tanto es
difícil aislar el virus infeccioso de los pacientes. La incidencia ha disminuido desde
la introducción de la vacuna anti-sarampión.

 Pan encefalitis progresiva de la rubella (PPR)

PPR es una consecuencia muy rara de una infección por el virus de la rubella y
también resulta en deterioro mental y motor. La infección inicial es con frecuencia
congénita o temprano luego del nacimiento y la instauración de la PPR se da a los
8 a 19 años. El curso de la enfermedad se puede extender por varios años.

Virus o agentes no convencionales: Priones

Algunas enfermedades lentas del sistema nervioso central son causadas por un
grupo de agentes inusuales, cuya naturaleza es aún controversial. En ciertas cosas
los agentes se parecen a los virus convencionales: Son muy pequeños, son agentes
filtrables que requieren de un huésped para crecer. No tienen capacidad para
generar energía o para la síntesis proteica.

En otras cosas, sin embargo, son un tanto diferentes a los virus; por ejemplo, no
hemos visto evidencia de partículas víricas en tejidos infectados o preparaciones
purificadas de material infectado. Nadie ha podido probar que estos agentes
contienen ácido nucleico. Si contienen ácido nucleico, es probable que sea
demasiado pequeño y con muy poca capacidad codificadora. Estos agentes tienen
una resistencia inusual a los tratamientos comúnmente utilizados para inactivar los
virus.

Estos virus o agentes no convencionales con frecuencia se llaman ‘priones’ puesto


que hay proteína presente en las preparaciones purificadas de material infectado y
el tratamiento que destruye la proteína destruye su infectividad. En contraste, los
tratamientos que destruyen ácido nucleico no destruyen su infectividad. Esta
proteína es conocida como PrP (proteína de prion). La pregunta de si el ácido
nucleico es parte de estos agentes todavía es controversial; muchas personas creen
que el material infeccioso es solo la proteína.

Estos agentes:

Causan enfermedades confinadas al SNC

Tienen un periodo de incubación prolongado

Muestran un curso clínico lento, progresivo, fatal

Manifiestan una encefalopatía espongiforme

Característicamente resulta en vacilación de las neuronas

Pueden causar la formación de agregados fibrilares, que


contienen PrP y tienen características amiloideas

Las enfermedades causadas por estos agentes (encefalopatías espongiformes


transmisibles (figura 5)) son relativamente raras en humanos, pero se especula que
puede ser más común de lo que se creía anteriormente y que pueden estar
implicadas en los estudios de otras enfermedades degenerativas del SNC. Pueden
ser adquiridas, heredadas, u ocurrir esporádicamente.

 Scrapie (Tembladera)

El Scrapie es una enfermedad de las ovejas. Resulta en cambios de


comportamiento, progresa a tremores, ataxia (falla de coordinación muscular),
debilitación y muerte. Es una enfermedad transmisible.

 Kuru
Kuru (o enfermedad de la risa) es una enfermedad de los humanos. Causa tremores
y ataxia y, con frecuencia, en estadios tardíos, demencia. Se transmite por ritos de
muerte incluyendo autopsias y canibalismo en la población de la tribu Fore en
Papua/Nueva Guinea. Desde que cesaron estas prácticas nadie que haya nacido
ha adquirido el Kuru. No hay evidencia de transmisión a fetos, de transmisión vía
lactancia o contacto social íntimo.

 Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ)

La ECJ es una enfermedad del hombre que resulta en demencia y también tremores
y pérdida de la coordinación motora. Se dan de 1 a 3 casos por millón de habitantes
por año, pero los casos pueden no ser diagnosticados. La enfermedad puede
transmitirse animales en el laboratorio. Aunque se ha visto que la enfermedad se
desarrolla en las edades de los 16 a los 80+ años, es usualmente observada en
personas de 50 a 70 años. 10% de los casos son familiares lo que sugiere que hay
algún gen que hace al individuo susceptible de la ECJ.
El medio usual de transmisión no se conoce, pero muchos casos son esporádicos
y no hay evidencia de transmisión de persona a persona. La ECJ puede ser
transmitida por manipulación médica: transplantes de córnea, transplantes de dura
madre, uso equipo mal esterilizados en neurocirugía (ya los procedimientos de
esterilización han sido cambiados para prevenir esto), administración de hormona
del crecimiento de cadáveres (ahora se usa un vector de ADN recombinante para
sintetizar la hormona de crecimiento).

 Nueva variante de la ECJ (EBE humana); nvCJD, vCJD

Una forma de ECJ ha sido reportada, predominantemente en los Reino Unido, en


pacientes más jóvenes (frecuentemente de menos de 40; con una edad promedio a
su muerte de 28 años) que los de ECJ (edad promedio a la muerte: 68 años) (figura
8A). Esta enfermedad es difiere también de la ECJ en que los pacientes tienden a
presentar problemas siquiátricos y el curso de la enfermedad tiende a ser más
extenso. Quienes la padecen pueden eventualmente mostrar uno o todos los
síntomas descritos anteriormente para las otras enfermedades por priones. La
patología fue primero vista en 1996 y hay evidencia muy sugestiva de que se asocia
con la exposición a carne de res contaminada con EBE. Ya han sido implementadas
fuertes medidas de control de EBE. Las autopsias revelan una apariencia
neuropatológica distintiva y más depósitos de placas de tipo amiloidea y de PrP
(proteína de prion).
Diferencias entre la Número de casos de
ECJ clásica y su EBE
variante

Para agosto del 2006, 162 personas habían sido reportadas con la vCJD en el RU
(figura 8b), 20 en Francia, 4 en Irlanda, 2 en los Estados Unidos y 1 en Canadá,
Japón, Portugal, España y Holanda (las personas de Canadá, Japón y EU
probablemente fueron expuestas durante su estancia en el RU).

Aún no sabemos si estamos presenciando el inicio de una gran epidemia o si esta


es la mayor cantidad de casos a ser vistos de esta patología. También hay
preocupaciones porque con la vCJD parece haber más infección de tejido periférico,
especialmente linforeticular, que con la ECJ clásica. Esto provoca la pregunta sobre
la esterilización de los instrumentos quirúrgicos etc. y la posibilidad de contagio
iatrogénico. Esto es también una de las razones por las que en los Estados Unidos
son cautelosos y protectores de los suplementos sanguíneos (mediante el rastreo
de aquellos que han pasado un tiempo considerable en el RU o en Europa). Existe
la probabilidad de que los agentes de la vCJD se transmitan por transfusiones
sanguíneas en dos casos en el Reino Unido. En ambos casos, la sangre no había
sido repletada de leucocitos, y se cree que la depleción de leucocitos puede
disminuir las probabilidades de transmisión por transfusión sanguínea.

 Síndrome de Gerstmann-Sträussler-Scheinker

El síndrome de Gerstmann-Sträussler-Scheinke (GSS) es una enfermedad del


hombre y tiene síntomas similares al Kuru. Es una enfermedad familiar con
frecuencia considerada como un subtipo de ECJ de transmisión genética. Esta
enfermedad es transmisible a animales de laboratorio.

 Insomnio Familiar Fatal

El Insomnio Familiar Fatal es una enfermedad de humanos y resulta en un insomnio


progresivo incurable, pérdida de los ritmos circadianos, desórdenes endocrinos,
desórdenes motores, demencia. También es familiar (heredada) y puede
transmitirse a animales de laboratorio. En esta forma de la enfermedad, parece que
el hipocampo actúa como un órgano diana inicial.

Proteína de prion
Las preparaciones de material infectado altamente purificado contienen grandes
cantidades de PrP (figura 9 y 10). Esta es codificada por un gen celular del huésped
y es una proteína de superficie anclada a un glicofosfolipidilinositol (GPI). Su función
normal no se conoce. La forma infecciosa tiene la misma secuencia de amino ácidos
y las mismas modificaciones post traducción que la forma normal, pero tiene una
conformación diferente en el tejido enfermo. La forma normal contiene muchos alfa-
hélices, mientras que la forma asociada a patología tiene muchas hojas beta-
plegadas. La forma asociada a enfermedad se conoce como PrPRES puesto que es
más resistente a proteasas o como PrPSC puesto que primero fue aislada de
infecciones de scrapie.

 ¿Por qué una proteína es infecciosa?

Una hipótesis es que la forma resistente puede convertir la forma normal en


resistente, que entonces será capaz de convertir otras formas normales de la
proteína en formas resistentes; así la tasa de conversión se amplifica gradualmente
a medida que la concentración de las formas resistentes aumenta. Pare de esta
conversión parece darse extracelularmente.

 Casos adquiridos

Los casos adquiridos pueden deberse a infecciones con la forma resistente, lo cual
entonces convierte las formas normales de la persona en PrP SC, y así el proceso
gradualmente se amplifica como se mencionó antes.

 Casos esporádicos

Los casos esporádicos pueden deberse a conversiones espontáneas de la forma


normal a la forma resistente, y este proceso se amplifica a medida que la forma
resistente convierte más formas normales en resistentes. Los casos esporádicos
también pueden deberse a mutaciones somáticas, que hacen que la PrP sufra una
conversión espontánea a la forma resistente, o puede ser adquirida por un
mecanismo desconocido.

 Casos familiares (hereditarios)

En los casos familiares, se han visto mutaciones del gen de la PrP. En la forma
hereditaria d esta enfermedad, la forma mutada de la proteína puede tener más
probabilidad de cambio espontáneo a la forma resistente y luego el mismo proceso
de reclutamiento ocurre. Por lo menos para algunas de estas mutaciones, parece
que todo aquel que hereda un gen mutante eventualmente desarrolla ECJ/GSS si
viven lo suficiente. La naturaleza de estas mutaciones en la forma heredada puede
afectar el curso clínico de la enfermedad.

Respuesta inmune

Estos virus/agentes no convencionales no causan una respuesta inflamatoria. No


inducen el interferón. No hay una respuesta de anticuerpos contra estos agentes.
Por tanto, no hay posibilidad de rastreo de la exposición a estos agentes por
detección de anticuerpos.

Tratamiento

Hasta la fecha, las enfermedades por priones han sido invariablemente fatales. La
ECJ clásica generalmente resulta en la muerte algunos meses después de que los
síntomas se hacen obvios. El tiempo promedio desde que los síntomas se hacen
obvios hasta la muerte en la VCJD es más largo – como de dieciséis meses. Debido
al pobre pronóstico de los pacientes con ECJ, varias drogas han sido evaluadas
para su eficacia, pero hasta ahora, parecen tener muy pocos efectos positivos, que
si fueran reales fueran muy transitorios; más aún los efectos secundarios de estas
drogas pueden ser muy serios.

Otro abordaje ha sido hecho para crear anticuerpos que inhiban la formación de
priones en ratones. La parte prometedora de esto es que parece que, si uno detiene
la formación de más PrPSC, las células pueden desechar la PrPsc que ya se ha
formado. Este abordaje todavía no ha sido intentado en humanos.

Un aspecto a recordar es que si hubiese drogas que retardaran la progresión, aun


cuando no curaran la enfermedad sintomática, pueden ser de utilidad en las formas
familiares, casos en los cuales podrían administrarse antes del desarrollo de los
síntomas. Esta es un área muy nueva de las enfermedades por priones.

Diagnóstico

Durante el tiempo de vida, un probable diagnóstico se basa en el cuadro clínico. El


EEG puede aportar evidencia respaldante en algunos casos. El amplio rango de los
síntomas de del curso de la enfermedad hacen que el diagnóstico sea difícil y las
enfermedades por priones con frecuencia no son diagnosticadas. El diagnóstico
final usualmente se hace por evaluaciones post-mortem del cerebro. Puede hacerse
biopsia cerebral. La serología es inútil puesto que estos pacientes no desarrollan
una respuesta inmunológica.
En los casos de vCJD, La RMN puede ser útil en el diagnóstico. Un diagnóstico
positivo puede a veces hacerse por la presencia de PrPSC en tejido linfoide
periférico; por ejemplo, las biopsias tonsilares. Es posible sintetizar anticuerpos a la
PrPSC usando ratas que de las que haya sido eliminado el gen de la PrP y que por
tanto no toleren la proteína. Estos anticuerpos pueden ser usados en análisis de
tipo Western blot si puede extraerse suficiente material de prion del paciente.