You are on page 1of 2

De Gortari, E. (1979). Introducción a la lógica dialéctica. México: Grijalbo.

RESEÑA

Las aportaciones a la ciencia, la filosofía y el método en “Estructura del


conocimiento” del libro en comento, pueden ser catalogadas como de carácter
fatuo. Eli de Gortari, su autor, fue un filósofo de la ciencia mexicano, quien
dedicó su existencia a la investigación y desarrollo de la filosofía y la lógica,
llegando a publicar diversas obras, entre las que la Introducción a la Lógica
Dialéctica (1979) representa una de sus principales aportaciones.

En el apartado II Estructura del conocimiento, a la luz de un denominado


carácter dialéctico de la investigación, el autor da cuenta de ciertos conceptos
que tienen que ver con el proceso para la generación de conocimiento,
argumentando en principio, que a través de una indagación reflexiva denominada
Lógica, dando a ésta última el carácter de ciencia, es posible descubrir el proceso
de elaboración de la ciencia y las leyes que lo gobiernan (De Gortari, 1979,
p.29), lo cual representa lo frágil de su contribución, puesto que lo expresado por
el autor, parte de una noción imprecisa, dado que la Lógica es considerada una
subdisciplina de la Filosofía y no una ciencia.

La investigación científica, ha de partir de ciertos supuestos, las hipótesis,


que son resultado de experiencias anteriores para obtener consecuencias por
medio de la experimentación y el desarrollo teórico (De Gortari, 1979, p.33).
Ésta afirmación genera la pregunta, ¿a qué se refiere el autor cuando habla de
“experiencias anteriores”?, quizá la manera más adecuada de expresarlo sea, que
la teoría, como el trabajo más refinado de la ciencia construye hipótesis y éstas
necesariamente se derivan de ella.

En ese tenor, si concebimos la Teoría como un conjunto de proposiciones


lógicas que de manera parsimoniosa iluminan un sector de la realidad, no es
posible, como quiere De Gortari (1979, p.34), que la Teoría llegue a conformarse
únicamente de hipótesis, supuestos que han alcanzado un nivel de refinamiento
como resultado de la experimentación.

La noción de Postulado en De Gortari (1979, 35) refiere a “aseveraciones


aceptadas sin prueba”, cuando un postulado es una proposición lógica, una
afirmación vigente sobre varias disciplinas, un principio científico de aplicación
en todas las ciencias, si asumimos que el adjetivo vigente, implica algo que está
en vigor o en observancia en él ámbito de la comunidad científica, éste no podría
ser una aseveración aceptada sin prueba, de ahí que no se sostiene lo afirmado
como concepto de postulado.

“El conocimiento elemental de los cambios que ocurren en el universo se


adquiere por medio de la observación. En un principio la observación consiste en
registrar los movimientos percibidos directamente por los sentidos” (De Gortari,
1979, 38), si bien ésta información es válida, no necesariamente ocurre en todos
los casos, en tanto que no siempre las investigaciones parten de ésta acción.

Dado que en este apartado no se hace referencia textual al método, si se


toma en cuenta la afirmación “toda investigación científica, al ser fructuosa,
puede ser repetida por cualquier otro hombre, siempre que ésta reproduzca los
diferentes pasos seguidos por el descubridor, hasta alcanzar los mismos
resultados” (De Gortari, 1979, 44), ésta se agota en sus propios términos, en
virtud de que el método es un procedimiento, un punto estratégico, realizado por
un investigador bajo ciertas circunstancias por lo que es irrepetible, cada
investigador tiene su propio método y es materialmente imposible reproducirlo a
cabalidad.

Si bien la dialéctica es un método de razonamiento que desde la filosofía


representa relaciones opuestas o de contradicción, al subordinar el autor el
método a la lógica, limita las posibilidades del desarrollo de la ciencia, dado que
si se construye al amparo de la maquina infernal de la lógica, representaría un
conocimiento dado, no sujeto a la crítica o a un razonamiento que cuestione su
origen y concepción actual.