You are on page 1of 69

REPÚBLICA DE NICARAGUA

SISTEMA NACIONAL PARA LA PREVENCIÓN,


MITIGACIÓN Y ATENCIÓN DE DESASTRES
(SINAPRED)
SECRETARÍA EJECUTIVA

Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en


Función de las Amenazas Naturales

Departamento CHINANDEGA

Municipio
EL VIEJO

22 de octubre de 2005
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

El Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales


constituye un producto en el marco del “Proyecto de Reducción de la Vulnerabilidad
ante Desastres Naturales”, Componente D2A - Análisis de Riesgos e Incorporación de
la Gestión Preventiva en la Planificación Municipal, desarrollado por la Secretaría
Ejecutiva del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres
(SE-SINAPRED) con el apoyo de la firma consultora World Institute for Disaster Risk
Management Inc. (DRM).

En el marco del mencionado Proyecto de Reducción de Vulnerabilidad, el componente


D2A y en particular el Plan de Ordenamiento constituyen un ulterior esfuerzo del
Gobierno de Nicaragua en aras de fortalecer las capacidades municipales en el tema
de Gestión de Riesgos.

Esta labor específica se ha asignado a la Secretaría Ejecutiva del SINAPRED, pero los
resultados se armonizan con los esfuerzos de otras Instituciones del Estado, con el
objetivo de alimentar los procesos de descentralización administrativa, de
ordenamiento territorial y de prevención de riesgos en el País como condiciones
necesarias para el desarrollo sostenible.

El presente producto ha sido elaborado conjuntamente entre los especialistas de la


firma consultora DRM y los integrantes de los Comités Municipales de Prevención,
Mitigación y Atención de Desastres (COMUPRED) bajo la supervisión del equipo de
la Secretaría Ejecutiva del SINAPRED y de los integrantes del Comité Técnico del
Proyecto en representación de diferentes instituciones.

Nota de la Secretaría Ejecutiva del SINAPRED: Aunque se usa comúnmente el


término “desastre natural”, el lector debe reconocer que un desastre no es un hecho
natural. Los daños y pérdidas (desastres) ocurren cuando fenómenos como sismos,
inundaciones, deslizamientos, explosiones, accidentes de tránsito, incendios, etc.
afectan a sitios o personas vulnerables como las que habitan viviendas inseguras, mal
ubicadas o mal construidas.

Secretaría Ejecutiva del Comité Técnico del World Institute for Disaster
SINAPRED Proyecto Risk Management Inc. (DRM)

Julio Icaza Miriam Downs Jürg Hammer


Laura Gutiérrez COSUDE Andrea Lorito
Ligia E. Calderón Jorge Martínez Miguel Palma
INETER
INETER Isaías Montoya
Ana Izaguirre INETER
(Técnica de Enlace Ana María Núñez
ante SE-SINAPRED) MTI
Wilfried Strauch
INETER
Luis Zúñiga
INETER

Municipio de El Viejo i
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Índice

Acrónimos .....................................................................................................................iii
Resumen ........................................................................................................................iv
1. Introducción .......................................................................................................... 1
1.1. Visión de Desarrollo Municipal y Objetivos del Plan ......................................... 1
1.2. Objetivo General y Objetivo Específico............................................................. 2
1.3. Marco Legal ...................................................................................................... 3
2. Escenario de Desarrollo Municipal Actual y Tendencial ................................... 5
2.1. Patrones de Crecimiento Demográfico ............................................................. 5
2.2. Patrones de Crecimiento Económico................................................................ 7
2.3. Patrones de Crecimiento Espacial .................................................................... 8
2.4. Problemáticas del Desarrollo .......................................................................... 10
2.5. Planificación Actual......................................................................................... 12
3. Conflictos entre Amenazas y Desarrollo........................................................... 14
3.1. Inundaciones................................................................................................... 14
3.2. Inestabilidad de laderas .................................................................................. 15
3.3. Amenaza Sísmica ........................................................................................... 16
3.4. Amenaza Volcánica ........................................................................................ 17
4. Propuesta para el Uso del Suelo ....................................................................... 19
4.1. Zonificación de Uso Habitacional.................................................................... 20
4.2. Zonificación de Usos Agrícolas....................................................................... 24
4.3. Zonas de Densidades Habitacionales Propuestas.......................................... 26
5. Estrategias para la Implementación del Uso del Suelo ................................... 29
5.1. Fases y Estrategias de Ejecución ................................................................... 29
5.2. Plan de Acciones y Prioridades ...................................................................... 30
5.3. Mecanismos de Evaluación de los Planes ...................................................... 32
5.4. Procedimientos para Actualizar los Planes ..................................................... 35
6. Conclusiones....................................................................................................... 36
Fuentes de Información y trabajos consultados .......................................................38
Anexo I - Matrices de análisis de las problemáticas municipal ...............................40
Anexo II - Las Proyecciones de Población al 2025....................................................43
Anexo III - Elementos del Mapa de Ordenamiento ....................................................55
Anexo IV - Glosario ......................................................................................................60

Índice de Tablas

Tabla No I: Hipótesis de Crecimiento Poblacional Total .................................................. 6


Tabla No II: Jerarquía de Asentamientos según Rangos SNAH.................................... 10
Tabla No III: Resumen de Zonas Propuestas - (Artículos 32/42 –Decreto 78/2002) ..... 24
Tabla No IV: Resumen de Zonas Propuestas - Zonas Agrícolas................................... 26
Tabla No V: Resumen de Densidades Habitacionales Propuestas ............................... 28
Tabla No VI: Indicadores de Impacto del Plan. .............................................................. 34

Municipio de El Viejo ii
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Acrónimos

COMUPRED: Comité Municipal para la Prevención, Mitigación y Atención de


Desastres

CDM: Comité de Desarrollo Municipal

INEC: Instituto Nacional de Estadísticas y Censos

INETER: Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales

INIFOM: Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal

INTUR: Instituto Nicaragüense de Turismo

INVUR: Instituto de la Vivienda Urbana y Rural

MARENA: Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales

MINSA: Ministerio de Salud

MINVAH: Ministerio de la Vivienda y Asentamientos Humanos

MTI: Ministerio de Transporte e Infraestructura

PDM: Plan de Desarrollo Municipal

PNUD: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

PIM: Programa de Inversión Municipal

POA: Plan Operativo Anual

POSAF Programa Socio Ambiental y Forestal

SNAH: Sistema Nacional de Asentamientos Humanos

SE-SINAPRED: Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional para la Prevención,


Mitigación y Atención de Desastres

UNA: Universidad Nacional Agraria

UNI: Universidad Nacional de Ingeniería

Municipio de El Viejo iii


Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Resumen

La propuesta de un Plan de Ordenamiento Territorial en Función de las Amenazas


Naturales tiene la finalidad de incorporar en la planificación física y estratégica
municipal los elementos resultantes del análisis de riesgo que se han elaborado para el
municipio. El Plan se debe considerar como un componente del proceso de
ordenamiento territorial y también como un insumo del proceso de planificación
estratégica de los municipios.

El objetivo general del Plan es la reducción de la vulnerabilidad del municipio frente a


las amenazas naturales. Tiene como objetivo específico identificar medidas de
prevención y mitigación del riesgo para las áreas amenazadas, organizadas en una
propuesta de zonificación de los usos de suelo.

El documento se compone de dos partes principales: la primera es el análisis del


contexto municipal y la segunda es una propuesta de ordenamiento en función de las
amenazas evidenciadas. En la primera parte (capítulos 1, 2 y 3), se elabora un
escenario actual y tendencial del municipio. Esto consiste en un rápido análisis de las
perspectivas de desarrollo según la visión de los actores locales, enmarcadas en
previsiones de crecimiento para un horizonte temporal de 20 años.

Para definir el escenario, se analizan varios aspectos del desarrollo:

• Patrones de crecimiento poblacional, elaborando una estimación indicativa a


través de diferentes hipótesis de crecimiento adecuadas al municipio.

• Características de crecimiento económico, basándose en la información disponible


sobre las actividades y las perspectivas futuras.

• Patrones y problemáticas de desarrollo espacial, en términos de crecimiento de


los diferentes asentamientos y de las directrices de desarrollo que se evidencian a
nivel municipal.

• Avances de la planificación existente y los retos para la futura toma de decisiones


sobre el desarrollo del municipio.

Luego el escenario es confrontado con las amenazas naturales identificadas en el


análisis de riesgo presentado en el Reporte de Amenazas. En esta lógica se define una
visión de desarrollo con seguridad, analizando los objetivos de desarrollo del municipio
reflejados en los documentos de planificación y reportando el resultado del trabajo de
los grupos focales efectuados en el curso de los talleres de participación ciudadana.

En la segunda parte, (capítulos 4 y 5) se presenta una propuesta de ordenamiento en


función de las amenazas. Las zonas han sido definidas en base al Decreto 78/2002,
que dicta las “Normas, pautas y criterios para el ordenamiento territorial” en Nicaragua,

Municipio de El Viejo iv
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

y han sido cuantificadas en su extensión y detalladas según sus categorías y


características. La implementación del Plan es analizada en el corto, mediano y largo
plazo y se presenta un plan de acción para la primera fase, como también indicadores
de monitoreo y mecanismos para su revisión periódica. En los anexos se muestran las
tablas del análisis de la visión de desarrollo, resultado de los talleres participativos, y
los datos utilizados para la proyección del crecimiento de la población.

El desarrollo del municipio es afectado en varios aspectos por las amenazas naturales
presentes en su territorio. La posibilidad de inundaciones perjudica casi todos los
asentamientos, sobre todo de la zona de planicie y costera. En este tema se evidencia
la necesidad de aumentar el control del territorio, orientando el crecimiento de los
asentamientos hacia zonas seguras.

En las zonas del Volcán Cosigüina se manifiestan los fenómenos de inestabilidad de


laderas, con posible afectación de los asentamientos cercanos. También en este caso
el crecimiento poblacional debe alejarse de la zona de laderas, definidas según los
límites del Área Protegida.

Las amenazas volcánicas son relacionadas a la baja probabilidad de reactivación del


Cosigüina, y sobre todo a la emisión de ceniza por el San Cristóbal. En condiciones de
vientos particulares la ceniza puede afectar la producción agropecuaria del municipio,
y, dependiendo de la duración del fenómeno y del tipo de materiales emitidos, constituir
un peligro para las edificaciones más vulnerables sobre todo del casco urbano.

La amenaza sísmica se considera alta y no puede ser desestimada, también por los
altos niveles de vulnerabilidad detectados. Se proponen programas de fortalecimiento
antisísmico a incorporarse en planes de recuperación urbana.

Se destaca que más del 37% del territorio se puede considerar como no apto para el
desarrollo de asentamientos humanos, y que un 27% presenta características apta
para usos de conservación y protección ambiental. Se proponen estrategias para lograr
usos sostenibles, sobre todo forestales, de conservación y turismo, en esta importante
extensión del territorio.

Las estrategias y medidas generales son paralelas a las propuestas en el Plan de


Zonificación Urbana y son detalladas en sus aspectos operativos en el Plan de Gestión
de Riesgo, en donde se han presupuestado los costos relativos a los programas y a las
actividades. Estos tres reportes forman parte, junto con los Mapas de Ordenamiento,
Zonificación y Densidades del conjunto de documentos de Planificación Territorial en
Función de las Amenazas Naturales. Se espera con estos productos proporcionar una
herramienta útil a las administraciones municipales para fortalecer el proceso local de
reducción de riesgos y convertir el crecimiento físico, social y económico en un
verdadero desarrollo, ordenado y sustentable.

Municipio de El Viejo v
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

1. Introducción

1.1. Visión de Desarrollo Municipal y Objetivos del Plan

En el municipio el proceso de planificación estratégica, según los criterios establecidos


a nivel nacional por INIFOM, es en curso de realización y se está elaborando un Plan
de Desarrollo Municipal, con la participación de un equipo consultor y de los actores
locales.

En ausencia de documentos oficiales, la visión del desarrollo presentada se elaboró


sobre la base a los aportes de los miembros del COMUPRED y a la participación
ciudadana desarrollada durante el proyecto. En la percepción de los actores, el
municipio se caracteriza por sus actividades productivas agroindustriales, en un cuadro
de problemáticas ambientales y grandes potencialidades en el campo turístico.

Los ejes de desarrollo tradicionales son relacionados a la agroindustria de la caña de


azúcar, musáceas, maní soya, sorgo, ajonjolí. A estos se adjuntan perspectivas de
crecimiento de la ganadería, de la producción camaronera y de la pesca.

Los actores locales consideran que las actividades agropecuarias y agroindustriales


seguirán caracterizando el desarrollo del municipio también en el próximo futuro,
inclusive en forma creciente. Estas tendencias económicas de crecimiento han
favorecido en estos años una fuerte inmigración, atraída hacia el municipio por las
oportunidades agropecuarias y el trabajo estacional en el sector agroindustrial.

Por lo tanto esta visión supone un aumento de la presión humana sobre los recursos
naturales, en particular las coberturas vegetales y las aguas, con un posible aumento
de los niveles de contaminación, y la proliferación de los asentamientos humanos
dispersos en el vasto territorio municipal.

A estos ejes productivos rurales han venido agregándose las perspectivas industriales
con la reciente apertura de una zona franca, y sobre todo las perspectivas turísticas,
que caracterizan todos los planes futuros del municipio, aunque con problemáticas no
resueltas. Las costas, los esteros y el volcán Cosigüina son atractivos turísticos que
seguramente encontrarán un mayor aprovechamiento en los próximos años.

Por el momento las expectativas de desarrollo en este sentido se cumple solamente en


parte, por la limitada redistribución entre la población rural del los beneficios del
desarrollo turístico. En este aspecto la visión de los actores supone el aumento de la
capacidad local de participación y aprovechamiento de las oportunidades que se
presentan. Es de particular importancia en este sentido la necesidad de vigilar para
mantener el equilibrio medioambiental, amenazado por las presiones anteriormente
mencionadas.

Municipio de El Viejo 1
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

En este cuadro las amenazas naturales, juegan un importante papel tanto por la
seguridad ciudadana como en el mantenimiento de las perspectivas de desarrollo
mencionadas. Las inundaciones pueden poner en riesgo los asentamientos de la zona
de planicie y de los esteros, además de afectar seriamente la producción agropecuaria
y agroindustrial con pérdidas recurrentes. Los fenómenos de tsunami son un ulterior
riesgo para el desarrollo turístico costero de la zona pacífica.

En fin, en las perspectivas de usos agroforestales sostenibles y turísticos de la


península de Cosigüina, se deben implementar, prácticas de usos de suelos que no
aumenten los fenómenos de inundación e inestabilidad de ladera.

Todos estos factores se asumen como componentes de una visión que integre, el
potencial de crecimiento, las condiciones de seguridad para sus habitantes y las
inversiones económicas presentes en el territorio. Esta visión es un elemento necesario
para conseguir un desarrollo sustentable en el municipio.

Con esta finalidad las estrategias de desarrollo local deberán incorporar las siguientes
actividades:

• Controlar y promocionar la calidad antisísmica de las edificaciones.

• Fomentar el crecimiento y ubicación en zonas seguras de los centros poblacionales.

• Realizar las obras necesarias para prevenir y mitigar las inundaciones en los
centros urbanos.

• Fomentar el adecuado uso de suelo para las áreas vulnerables y promover usos de
suelo congruentes con los potenciales de las tierras.

• Aumentar las capacidades de respuesta ante las emergencias generadas por los
eventos sísmicos, volcánicos y de inundaciones en los asentamientos y
comunidades.

Visión de desarrollo con seguridad:


El Municipio logra una sustancial reducción de los riesgos directos para sus
habitantes y consigue aprovechar en pleno su potencial de desarrollo
controlando las limitantes de las amenazas naturales.

1.2. Objetivo General y Objetivo Específico

Los objetivos del Plan de Ordenamiento son congruentes con la visión de desarrollo
con seguridad. El objetivo general se comparte con el resto del proceso de reducción
de vulnerabilidad y riesgo a nivel local, que incluye el Plan de Zonificación Urbana y el
Plan de Gestión de Riesgos. El objetivo específico es propio de cada Plan e identifica
más claramente el rol de cada uno de los instrumentos.

Municipio de El Viejo 2
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Objetivo general:
Reducir la vulnerabilidad del Municipio frente a las amenazas por inundaciones,
inestabilidad de laderas y fenómenos sísmicos y volcánicos, disminuyendo los
riesgos para los asentamientos humanos y los sistemas productivos.

El objetivo específico del Plan de Ordenamiento Municipal en Función de las Amenazas


Naturales está relacionado a la promoción de los usos de suelo más adecuados para la
reducción de riesgos. Por un lado esto implica restringir nuevos asentamientos
humanos en las zonas que se identifican como amenazadas, y considerar las medidas
de mitigación oportunas para los asentamientos existentes que se encuentren en esta
situación. Por otro lado es necesario impulsar los usos del suelo adecuados en las
actividades agrícolas y pecuarias que puedan reducir la susceptibilidad del territorio a la
erosión, la inestabilidad de laderas y en particular contrarrestar la deforestación.

Objetivo especifico:
Reducir la vulnerabilidad del Municipio promoviendo la implementación de una
zonificación de uso de suelo correspondiente, representada en un Mapa de
Ordenamiento Territorial en Función de las Amenazas y en un Mapa Municipal de
Densidades Permitidas.

El objetivo se refleja en resultados a corto, mediano y largo plazo:

Resultados a corto plazo


• Se limita el crecimiento en zonas inseguras.
• Se inicia la recuperación ambiental de las zonas vulnerables.

Resultados a mediano plazo


• El crecimiento de los centros urbanos se desarrolla en zonas seguras.
• Las zonas vulnerables son recuperadas y protegidas, implementando usos
alternativos.

Resultados a largo plazo


• El crecimiento de los centros urbanos se mantiene en zonas seguras.
• Las zonas vulnerables son protegidas y el uso del suelo es congruente con sus
potenciales.

1.3. Marco Legal

La Ley General de Medio Ambiente y de los Recursos Naturales, Ley 217 del 2 de
mayo de 1996, publicada en La Gaceta No.105 del 6 de junio de 1996, establece la
primera definición de ordenamiento a nivel territorial que aparece en la legislación,
referida al proceso de ordenamiento ambiental del territorio en sus Artículos 14, al 16.

La referencia principal en la legislación para el ordenamiento territorial son dos


documentos recientes:

Municipio de El Viejo 3
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

• El Decreto 90/2001, “Política General para el Ordenamiento Territorial”, aprobado el


18 de septiembre de 2001 y publicado en La Gaceta del 7 de enero de 2002.

• El Decreto 78/2002, “Normas, Pautas y Criterios para el Ordenamiento Territorial”,


aprobado el 19 de febrero del 2002 y publicado en La Gaceta No. 174 del 13 de
septiembre de 2002.

El primer Decreto establece los objetivos, principios y lineamientos generales de la


política de ordenamiento territorial del Estado, definiendo estrategias e instrumentos
legales y operativos como la cartografía nacional o los reglamentos y metodologías
publicadas por INETER, o los planes ambientales existentes elaborados por MARENA.

El Decreto 78/2002 es más específico sobre todo en relación a temas prácticos de


ordenamiento, estableciendo definiciones más sintéticas, criterios más puntuales, y
procedimientos más específicos.

En particular los Capítulos I y II del Decreto fijan objetivos, criterios y definiciones


generales, y el tercer Capítulo establece las respectivas competencias de las diferentes
instituciones involucradas.

El Capítulo IV es el que más se ha utilizado de referencia para la presente propuesta, y


es útil detallar brevemente su contenido. En los Artículos 17 al 29 se establecen los
criterios para la clasificación de la población en la Red de Asentamientos Humanos,
definiéndose en el Artículo 19 los rangos de población que definen la categoría del
asentamiento. Estos rangos han sido trasladados a las bases de datos de la SE
SINAPRED y representados en los Mapas de Ordenamiento.

En los Artículos 30 al 57 se definen las categorías del uso del suelo. En particular los
Artículos 32 al 42 son los que se han utilizado para la zonificación de ordenamiento
propuesta en el Plan. En el Capítulo V se reportan otros criterios de zonificación con
criterios económicos utilizados parcialmente debido a la característica sectorial de la
propuesta que se enfoca en el tema de riesgo.

Otras referencias importantes son aquellas contenidas en el Capítulo VI, donde se


describen características y funciones de los planes de Ordenamiento Territorial,
además de detallar procedimientos de formulación y aprobación de los mismos.

La facultad de la autoridad municipal para normar y planificar el territorio que le


corresponde está fundamentada en la Ley de Municipios, Ley 40 de 2 de julio de 1988,
y sus reformas operadas con la Ley 261/1997, publicadas ambas en La Gaceta, Diario
Oficial 162 del 26 de agosto de 1997. En el Artículo 7, Numerales 5 y 8 se establecen
las competencias locales en materia de regulación del uso del suelo urbano y rural
(Artículo 5) y el control del uso racional de los recursos del medio ambiente (Artículo 8).

Municipio de El Viejo 4
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

2. Escenario de Desarrollo Municipal Actual y Tendencial

2.1. Patrones de Crecimiento Demográfico

Los datos demográficos incorporados en los Planes de Respuesta del 2003 (SE-
SINAPRED) reflejan una población de 89,728 habitantes, distribuida en 43,286
habitantes en el área urbana y 46,442en el resto del municipio.

Las tasas de crecimiento anual para el período 1995-2003, calculadas en base a los
diferentes datos, muestran una variación entre el 3.2% y el 3.5%. Estos valores de alto
crecimiento reflejan un proceso de inmigración hacia el municipio, y en particular hacia
la cabecera, que ha registrado en este periodo una tasa de crecimiento anual del 4.4%.

La percepción de los actores locales confirma este crecimiento poblacional,


atribuyéndolo también a un proceso de migración desde otros municipios hacia las
zonas rurales de El Viejo.

Aplicando las hipótesis de crecimiento, se obtienen proyecciones de la población al


2025 que varían entre un mínimo de 150,305 y un máximo de 181,062 habitantes. El
promedio de estos valores es 165,196, que corresponde a un incremento de población
total del municipio del 84%.

Considerando la población de la cabecera, que representa actualmente el 48% del


total, las diferentes proyecciones tienen un valor promedio de 87,719 habitantes, que
corresponde al 53% de la población estimada al 2025.

Los valores de población proyectada al 2025 que se asumen diseñan un escenario de


crecimiento poblacional con estas características:

• El crecimiento natural de la población se considera, conforme a las proyecciones


nacionales, en paulatino descenso.

• El saldo migratorio positivo de las comarcas rurales tiende a estabilizarse, aunque


manteniéndose una adquisición de población. Esta dinámica es congruente con
los proyectos de ordenamiento y fortalecimiento productivo en ámbito rural y con
el crecimiento de las actividades turísticas en la costa.

• Parte de la emigración desde la comarcas encuentra su destino en la cabecera


municipal, que presenta un crecimiento del 2.03%. Este proceso es congruente
con el proceso en curso de fortalecimiento del rol de la cabecera.

Las divisiones territoriales del municipio son establecidas oficialmente por el


Diagnóstico Municipal (2003). Atribuyendo la población de los asentamientos a las
diferentes subdivisiones geográficas, se calculan las densidades poblacionales
territoriales de los diferentes sectores.

Municipio de El Viejo 5
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Los resultados obtenidos revelan una densidad entre 23 y 61 habitantes por kilómetro
cuadrado en las comarcas rurales. Estas densidades aumentarán al 2025
respectivamente a 38 y 102 habitantes por kilómetro cuadrado, manteniéndose en el
rango de los valores típicos de situaciones rurales.

Un factor que contribuye a mantener baja la densidad en las zonas rurales es su


grande extensión territorial: con sus 1,266 kilómetros cuadrados, El Viejo es uno de los
municipios más grandes del país.

La zona urbana, que incluye en sus límites una porción de territorio no ocupado,
actualmente presenta una densidad de 1,378 habitantes por kilómetro cuadrado. Estos
valores crecerán hasta 2,792 habitantes por kilómetro cuadrado, según las
proyecciones realizadas. Considerando como área urbana solamente el casco urbano
actual, la densidad actual de la cabecera se eleva a 101 habitantes por hectárea
(10,530 hab/km2).

200
Miles de habitantes

181

175 Hipótesis de crecimiento poblacional 172

165
164
158

150
150

125

100

90

75
2003 2003-05 2005-10 2010-15 2015-20 2020-25
Hipótesis 1 89,728 94,455 107,389 122,095 138,814 157,823
Hipótesis 2 89,728 94,455 106,867 120,321 134,809 150,305
Hipótesis 3 89,728 95,641 112,187 131,594 154,359 181,062
Hipótesis 4 89,728 95,641 111,644 129,695 149,933 172,490
Hipótesis 5 89,728 95,641 111,104 127,819 145,625 164,301
Promedio 89,728 95,167 109,838 126,305 144,708 165,196

Tabla No I: Hipótesis de Crecimiento Poblacional Total

Municipio de El Viejo 6
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

2.2. Patrones de Crecimiento Económico

La actividad económica del municipio de El Viejo, está fundamentada actualmente en la


producción agroindustrial, principalmente relacionadas con el cultivo de la caña,
transformada en azúcar y ron, y en menor grado con el cultivo de musáceas, la
producción pecuaria de ganado de doble propósito, y el cultivo de ajonjolí, maní y soya.

En cuanto al cultivo de la caña, destaca su actual dinámica de expansión territorial,


compitiendo y desplazando otras actividades. A nivel social, este rubro presenta
además la característica de ocupar de forma temporal a gran parte de la mano de obra
local, y hasta atraer personal de los municipios cercanos.

Las perspectivas del rubro son de fuerte crecimiento a corto plazo, atendiendo a los
positivos resultados de los últimos años y al valor de las inversiones que se están
realizando. Por lo tanto se considera que El Viejo seguirá caracterizándose en el futuro
como un municipio de producción agroindustrial intensiva, con importantes
consecuencias económicas sociales y espaciales para el municipio.

Entre las actividades del sector primario, hay que destacar también la crianza de
camarones, desarrollada en la zona de estero, y con la presencia de una industria de
tratamiento de sus productos.

Para lo que concierne la pesca en general, se trata de una actividad artesanal, con
repercusión económica limitada al ámbito municipal, y principalmente para abastecer
economías familiares. Las intenciones de la administración de fortalecer este rubro no
se han todavía materializado en inversiones o programas, que podrían en los próximos
años fortalecer el gremio.

Además de las mencionadas instalaciones de transformación de productos agrícolas y


pesqueros, al rubro industrial ha venido recientemente agregándose una Zona Franca,
instalada en el sector suroriental del casco urbano. Es probable que otras empresas
sean atraídas a emplazarse en el municipio, que en su zona suburbana presenta
condiciones favorables para el desarrollo industrial. El eje privilegiado en este sentido
es el de la carretera hacia Chinandega por el lado este y hacia Potosí al oeste.

La dinámica económica de El Viejo está marcada fuertemente por su cercanía a


Chinandega, centro departamental que concentra una mayor relevancia en cuanto a la
prestación de servicios y distribución de productos. Así se entiende que existe una
“competencia” entre los dos centros urbanos, que mezcla crecimientos poblacionales,
tendencias territoriales y de influencia de mercados y servicios.

Esta situación por el momento tiende a concentrar las actividades comerciales y de


servicios hacia Chinandega, mientras en El Viejo se ubican las instalaciones que más
espacios requieren, como las plantas procesadora o la zona franca mencionada. Según
los proyectos de la administración, la realización de una Terminal de buses y de un

Municipio de El Viejo 7
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

nuevo mercado municipal a la entrada sur del casco urbano podría modificar estos
equilibrios, restituyendo a El Viejo mayor perspectivas en las actividades comerciales.

Finalmente como actividad alternativa se viene desarrollando en los últimos años una
mayor oferta turística en la costa, con perspectiva de crecer notablemente en los
próximos años. La área litoral del pacifico, con la presencia de playas de alto valor
paisajístico, así como las formaciones de manglar, es uno de los dos principales
atractivos del municipio.

El otro sitio de gran interés naturalista y recreativo es la península de Cosigüina, que


puede ofrecer al visitante contemporáneamente escenarios volcánicos y marítimos, y
eventualmente podría volver a gozar de un acceso directo desde el exterior. Esta área
por el momento cuenta con una infraestructura vial menos desarrollada para dar
acceso a los espacios naturales protegidos, que tienen una importante potencialidad
turística. A realizarse el mejoramiento de la existente carretera, hacia Potosí, el
aumento del turismo sería considerable y la posible reapertura del servicio de ferry
hacia el exterior podría tener un grande y duradero impacto en la vida económica de la
región.

2.3. Patrones de Crecimiento Espacial

Para identificar la “estructura territorial” del municipio se ha utilizado la clasificación de


los Asentamientos Humanos establecida por el Decreto 78 /2002, que fija una jerarquía
de los centros poblados según criterio de población. Esta clasificación se ha aplicado
tanto a los datos del 2003 como a las proyecciones al 2025, para detectar los cambios
estructurales en el territorio y los centros que se prevé tengan un cambio de categoría.
Se han adjuntado en el Anexo III los valores de referencia utilizados para establecer
esta jerarquía.

La estructura actual del municipio presenta este cuadro: frente al polo de concentración
de la cabecera, que agrega el 48% de la población municipal, los otros asentamientos
son en su mayoría dispersos y de tamaño reducido: el 23% de la población se ubica en
centros entre 500 y 1000 habitantes, y el 23% en centros dispersos, inferiores a los 500
habitantes. Según las hipótesis asumidas, sería notable el aumento en importancia de
la cabecera municipal, que en el 2025 podría representar el 53% de la población, y de
los centros de servicios, que pasarían a representar el 14%, mientras los centros
integradores el 29% y los centros dispersos el 11%.

La mayoría de los centros habitados se distribuyen a partir de la carretera que une la


cabecera municipal con Potosí, y lo largo de las carreteras que desde la vía principal
dan accesso a los asentamientos de la costa, una rama desde Jiquilillo hasta Padre
Ramos, otra desde Aposentillo hasta Aserradores y otra desde Mechapa hasta Punta
Ñata.

En este horizonte considerado se destaca la transformación de muchos centros que de


rurales pasarán a centros básicos urbanos, y los tres centros básicos actuales

Municipio de El Viejo 8
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

evolucionarán a centro de servicios, por lo tanto con la necesidad de incrementar las


infraestructuras existentes y los servicios ofrecidos.

Se han identificado también varios procesos de crecimiento conjunto entre centros


menores, que tienden a formar conurbaciones. Los centros que presentan estas
tendencias son agrupados en estos aglomerados:

• En el extremo norte del municipio, los asentamientos de Potosí, El Capulín y


Elena María.

• A las bases del volcán Cosigüina, los asentamientos de Cosigüina, El Bambuzál,


Mata de Cacao, Gaspar García Laviana, Los Paniquines, La Poza de la Vaca,
Pueblo Nuevo.

• En la zona de esteros los asentamientos de Padre Ramos, Jiquilillo, Los Zorros,


Los Portillos y Santa Marta.

• Los asentamientos cercanos al casco urbano forman una conurbación tiende a


extenderse hasta Chinandega hacia el sureste, y la colonia Everth Mendoza
hacia el noroeste. Considerando solamente los asentamientos en las inmediatas
cercanías, se suman más de 4,000 habitantes en estas localidades.

Una estrategia posible de reequilibrio territorial se puede apoyar en estos procesos de


conurbación entre los varios asentamientos, para aumentar el acceso a los servicios
básicos para las comunidades rurales. La inversión pública puede concentrarse
estratégicamente y apoyarse en esta situación para consolidar el rol y función de cada
centro, con el propósito de fortalecer polos de servicios locales, extremadamente
necesarios en un municipio de grandes dimensiones como El Viejo.

Un sistema urbano complejo, poli céntrico, se va delineando entre El Viejo, Chinandega


Chichigalpa, incluyendo Corinto y El Realejo. Actualmente estas ciudades, y sus
centros menores intermedios reúnen más de 250 mil habitantes, que según las
proyecciones podrán alcanzar a más de 460 mil en veinte años. En este gran
aglomerado urbano, cada centro tendrá que especializarse en el tipo de oferta de
servicios, y fortalecer su rol al interior de la conurbación.

En el futuro se necesitará una mayor coordinación para alcanzar objetivos de interés


para todos los municipios, en el ámbito de una política estratégica que puede
consolidar las ventajas territoriales presentes y optimizar las inversiones en el
departamento.

Municipio de El Viejo 9
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Asentamientos por rango según SNAH


90

80 78
Número de centros 2003
Número de centros 2025
70
Número de asentamientos

60
54

50

40
32
30
30
22
20

10
3 3
0 0 0 0 0 1 1 0 0 0 0
0
Centro Capital Centros Centros Centros Centros Centros Centros Centros Asentamientos
metropolitanos primarios secundarios intermedios servicios básicos integradores dispersos

Tabla No II: Jerarquía de Asentamientos según Rangos SNAH

2.4. Problemáticas del Desarrollo

Las problemáticas de desarrollo del municipio son relacionadas principalmente al


impacto ambiental, económico y social que las actividades agroindustriales y pecuarias
producen o pueden producir en el futuro. De estas actividades se desprenden una serie
de temáticas ligadas directamente a las tipologías productivas, a su ubicación y a su
tendencia económica y territorial.

En las zonas de llanura, el cultivo de la caña de azúcar y de musáceas genera


problemas ambientales a la población aledaña, principalmente por la quema de
subproductos, por la contaminación de sus desechos y por el uso de químicos
contaminantes. En la región es notoria la estela de problemáticas ambientales que
cultivos como el algodón ha dejado en el territorio.

Uno de los retos municipales será en los próximos años, minimizar las afecciones
derivadas de los procedimientos productivos y lograr el buen manejo de los
subproductos. Así la posibilidad de que los cultivos se expandan territorialmente puede
de alguna forma desplazar otras actividades vinculadas a economías de subsistencia,
de alguna forma más débiles, a igualmente en su crecimiento acercarse a poblaciones
que puede verse afectadas en época de quemas y por la contaminación ambiental. El
manejo del impacto social de estas actividades también es un reto muy importante que
se presenta a los actores sociales del municipio.

Municipio de El Viejo 10
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

En la zona alrededor de la cabecera municipal, se localizan industrias transformadoras


y puntos de acopio agrícola, en convivencia con los asentamientos urbanos y con
cultivos periféricos de ajonjolí, maní y soya principalmente. La problemática principal
radica en el propio crecimiento de la zona urbana, en sus tipologías residencial e
industrial. Así, la tendencia actual de crecimiento asociada al eje vial principal en
dirección hacia Chinandega, centro urbano que supone un polo de atracción
poblacional y económica, creándose una zona de conurbación entre ambas ciudades
con la dificultad añadida de localizarse en ella usos industriales con habitacionales y
agrícolas.

Por lo tanto el ordenamiento del espacio y la ejecución de una planificación efectiva se


convertirán en el futuro en cuestiones primordiales y necesarias para afrontar un
crecimiento armónico y en seguridad. Por un lado se necesita regular el crecimiento
urbano atendiendo a las problemáticas señaladas, y definiendo con claridad una
distribución de funciones y una reciproca compatibilidad entre los usos de suelos
agrícola, industrial, residencial y de servicios. Estas decisiones deberán confrontarse a
nivel socioeconómico con un entorno local dinámico, y con el fuerte contexto
departamental. A nivel ambiental, además de los mencionados problemas de
contaminación, las amenazas de inundaciones de las zonas llanas y costeras son otras
limitantes a considerar en la actualidad y en el futuro.

Por otro lado, se deberá priorizar la estructura y jerarquía de asentamientos en la zona


rurales, priorizando los polos urbanos secundarios que “acerquen” la cabecera al resto
del municipio, haciendo disponibles en estos lugares servicios y facilidades
administrativas. Un factor determinante en este cuadro es el estado de las vías de
comunicación terrestre, tema en el cual deberán converger muchos de los esfuerzos de
las futuras administraciones.

En las inmediaciones del volcán Cosigüina, se ubica una importante actividad


agropecuaria y agroforestal, representada por la intercalación de pastos, cultivos de
granos básicos de subsistencia y aprovechamientos forestales. Las problemáticas
principales de esta zona, pasan por valorar la capacidad de carga que tienen estos
territorios para albergar usos pecuarios y aprovechamientos forestales extensivos, que
han llevado a una pérdida importante de la cobertura arbórea.

Además, el mal estado de las vías rurales dificulta las labores de vigilancia y control de
esta situación, valorada como una de las prioridades, tanto a nivel de amenazas
naturales como económico, por su importancia como área proveedora de servicios
ambientales así como en potencial turístico.

Dentro de la identificación de problemáticas en conjunto con los actores locales, se


entiende que la ausencia de cumplimiento ambiental y las dificultades para crear
alternativas económicas para los habitantes en espacios protegidos, están aumentando
la presión antrópica sobre los espacios naturales.

Municipio de El Viejo 11
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Se considera igualmente que la subutilización del puerto de Potosí en la península de


Cosigüina, supone una evidente pérdida de oportunidades económicas en el
fortalecimiento de las relaciones comerciales y económicas del municipio, que podría
beneficiarse en la mejora de su conectividad con Honduras y el Salvador. Estas
oportunidades, vendrían a dotar a la economía local de una menor dependencia de los
servicios urbanos y económicos de Chinandega, proponiéndose como un centro
comercial alternativo con proyección internacional, como centro comercial de la
producción agropecuaria municipal

En fin es importante mencionar la necesidad de valorar los impactos que el crecimiento


de las actividades turísticas puede tener a nivel ambiental y social. Las grandes
oportunidades del municipio para el desarrollo de estas actividades suponen
trasformaciones tanto en los sitios turísticos como en su sistema de acceso. La
valoración de la compatibilidad ambiental de las obras que se realizarán será un factor
determinante para la sostenibilidad de este tipo de desarrollo. Además, deben
considerarse los riesgos de inundaciones y de tsunami, en la realización de las
estructuras turísticas de las costas.

También los aspectos sociales son importantes en la transformación territorial debida al


turismo, que puede contraponerse a las actividades económicas tradicionales de la
zona, afectando las poblaciones locales. En este caso la función principal de las futuras
administraciones será redistribuir los beneficios del desarrollo turístico involucrando
progresivamente tanto los asentamientos cercanos a los sitios turísticos como la misma
cabecera municipal.

2.5. Planificación Actual

En cuanto al estado de avance de instrumentos estratégicos de desarrollo, éste se


basa en las consideraciones reflejadas tanto en el Plan de Inversión Multi anual 2005-
2008, como en el Plan Operativo Anual 2005 que guían las actividades e inversiones
de la administración municipal. Un diagnóstico reciente sobre las comunidades rurales
y la situación urbana contiene información detallada, que se actualiza anualmente.

En este sentido la administración tiene clara la necesidad de ampliar las herramientas


de planificación a su disposición, y se han encargados estudios y propuestas de de
planificación que deberían orientar de forma más específica las políticas territoriales de
los próximos años.

Además, es clara la necesidad de un instrumento de regulación del los usos del suelo
urbano, sobre todo en un contexto tan dinámico donde se prevén grandes
trasformaciones y crecimiento. La realización de obras municipales importantes, como
el nuevo mercado y terminal de buses planificados para la zona sur, deberían ser
acompañadas por un plan maestro de desarrollo urbano o por un plan regulador.

Actualmente los permisos de construcción son concedidos por el consejo municipal en


base a opiniones de la dirección. Aún existiendo un departamento de Planificación

Municipio de El Viejo 12
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

urbana se considera que su labor está limitada y que la falta de recursos impide la
ejecución de sus determinaciones. Así, el control de las construcciones sólo se efectúa
para proyectos de envergadura, sin que exista un control de la autoconstrucción.

Por otro lado la cobertura catastral es amplia y actualizada lo que permite una buena
recaudación de los impuestos municipales, así como supone un buen punto de partida
para el desarrollo de instrumentos de ordenamiento urbano.

A nivel rural el limitado control del desarrollo habitacional de los asentamientos puede
generan situaciones de riesgo, tanto en el desarrollo costero en la zona de los esteros y
en la península de Cosigüina, como en las comunidades cercanas a los ríos y cauces
que crecen notablemente con eventos mayores como tormentas y huracanes. Una vez
más la planificación estratégica municipal deberá ser acompañada por instrumentos de
planificación física de detalle, y por un aumento del control del territorio para ser
eficaces en esta situación.

En relación a la planificación territorial actual, y tomando como referencia la tendencia


de crecimiento espacial actual, habría que señalar la importancia de desarrollar
instrumentos mancomunados, en este caso junto al municipio de Chinandega. Sin duda
la relación entre las dos cabeceras municipales precisa de una intervención conjunta en
la que converjan acciones consensuadas e intereses mutuos, para corregir
desequilibrios ya existentes así como los derivados del fuerte crecimiento actual de
ambos centros.

La visión de gestión de riesgos está siendo incorporada a la estrategia municipal,


entendiendo que los planes de respuesta elaborados en conjunto con la Secretaría
Ejecutiva del SINAPRED, están impulsando este hecho. El tema de riesgo es
considerado importante por los actores locales y se estima sea incorporado en las
herramientas de planificación en curso de elaboración.

Municipio de El Viejo 13
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

3. Conflictos entre Amenazas y Desarrollo

La relación detallada y específica de las amenazas y vulnerabilidades detectadas en el


municipio se encuentra en el Reporte de amenaza, que está soportado gráficamente
por el Mapa de Amenaza por Deslizamiento e Inundaciones, el Mapa de Amenaza por
Actividad Sísmica y Volcánica y el Mapa de Riesgos. En esta sección se resumen las
principales problemáticas de riesgo, y se confrontan con las dinámicas y tendencias del
escenario de desarrollo analizado anteriormente.

El municipio se encuentra afectado en diferente forma e intensidad por la totalidad de


las amenazas consideradas en este estudio. En cuanto a las inundaciones, la zona sur,
de topografía llana y receptora de los aportes hídricos de la cordillera de los Maribios,
tiene una alta susceptibilidad a ser afectadas por fenómenos climáticos de alta
pluviosidad. En este caso se encuentran amenazadas tanto zonas pobladas como
áreas de gran importancia productiva.

Por la presencia del edificio del Cosigüina dentro de los límites municipales y la
cercanía a la cordillera de los Maribios y en particular al San Cristóbal, se genera una
condición de amenaza latente por fenómenos volcánicos que afecta la totalidad del
municipio.

Otra amenaza presente es la amenaza sísmica, para la cual se considera la posible


ocurrencia de fenómenos que generan aceleraciones de los suelos importantes, en
grado de procurar daños graves.

3.1. Inundaciones

La afectación por inundación tiene en el municipio de El Viejo una amplia


representación territorial, ocupando amplios sectores de topografía llana, y cercanos a
la costa, relacionados a esteros, e igualmente áreas de cauces permanentes y
temporales.

Así los esteros de, Palo Grande, en el golfo de Fonseca, y los del Padre Ramos, y
Aserradores en el sector del Pacífico, suponen zonas afectadas por este fenómeno. El
área afectada alcanzaría hasta aproximadamente la cota de 10 metros sobre el nivel
del mar.

Estas áreas, inundables de forma periódica, en las que se desarrollan formaciones de


manglar, no son zonas en las que se localicen importantes asentamientos humanos.
Aún así, se debe tomar en consideración las comunidades y asentamientos dispersos
incluidos de manera esporádica en estas áreas, para los cuales se debe implementar
sistemas de alerta efectivos ante la posibilidad de fenómenos pluviales excepcionales.

La red hídrica relacionada, que desemboca en los esteros principales, puede provocar
mayores afectaciones a su paso por asentamientos humanos e igualmente en su

Municipio de El Viejo 14
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

intersección con infraestructuras. En caso de fuertes lluvias gran parte de la población


del municipio podría quedar incomunicada por interrupciones de la carretera hacia
Cosigüina o de los caminos secundarios.

El ámbito urbano también está afectado por el posible desborde del cauce que lo
atraviesa de este a oeste, como parte de la red hídrica que desemboca en el estero de
Maderas Negras.

En las inmediaciones y especialmente en la confluencia de los cauces que


desembocan en el río Atoya, se localizan zonas amenazadas por el desborde de los
mismos durante episodios pluviales destacables. La localización de poblaciones la
convierte en un área de especial atención, tratándose de zonas de escasa pendiente
con niveles freáticos próximos.

El casco urbano de El Viejo atravesado y cercano a diferentes cauces tributarios del río
Atoya contiene varias zonas directamente afectadas por el posible desborde de los
mismos. Se puede identificar los puntos críticos identificados para la amenaza de
inundaciones en el reporte de amenazas e igualmente en la cartografía presentada a
nivel municipal y urbano.

Dentro de la amenaza por inundación se incluye también la amenaza por tsunami. Para
el caso del municipio de El Viejo, el área susceptible de sufrir las consecuencias de un
fenómeno de este tipo, abarca la costa del Pacifico, en el sector comprendido entre la
playa de Mechapa y el estero de Maderas Negras. Las medidas preventivas en este
caso se relacionan tanto con el control de los asentamientos localizados en esta área e
igualmente en mantener buenos niveles de comunicación y alerta con dichas
comunidades, ante fenómenos símicos que puedan este tipo de fenómenos.

3.2. Inestabilidad de laderas

La inestabilidad de laderas, un fenómeno relacionado directamente con las pendientes


y características geológicas del terreno, tiene especial relevancia en la unidad física
configurada por el volcán Cosigüina.

Tanto en las laderas del edificio volcánico del volcán Cosigüina como dentro del ámbito
cratérico, se han identificado laderas de alta inestabilidad, que conviene considerar en
conjunto con el crecimiento de los centros poblacionales más próximos y con las
expectativas que actualmente genera la actividad turística.

Así, para las zonas en las que se ha identificado una amenaza de este tipo considerada
como alta, no se recomienda la ubicación de instalaciones permanentes, además las
actividades temporales deben realizarse tomando en cuenta información actualizada al
respecto.

Destacan en las laderas del edifico diferentes escarpes a los que se asocian
deslizamientos activos. Dentro de estos, el ámbito de las lomas de San Juan y las

Municipio de El Viejo 15
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Lomas de las Batidoras, implican una amenaza alta a poblaciones cercanas,


concretamente a los asentamientos cercanos a la carretera entre El Ojochal y a
Piscina.

El sector central del municipio está ocupado por sistemas de cerros y quebradas de
altura moderada, que en caso de lluvias extremas se pueden desencadenar
deslizamientos o flujos de detritos debido a la susceptibilidad de esta zona ante esto
fenómenos.

Estas zonas están representadas por las Lomas de Puerto Arturo, Lomas de las
Mesas, cerro Apante, y cerro el Gato, con alturas no superiores a los 400 metros sobre
el nivel del mar, y en donde se localizan actividades de pastoreo y pequeños
productores en asentamientos dispersos.

En estas zonas las medidas de mitigación pasan por la armonización de las prácticas
agrícolas con las características de susceptibilidad al deslizamiento, concretadas en la
realización de prácticas de conservación de suelos, implantación de sistemas
silvopastoriles, fomento de cultivos forestales y reforestación para conservación en los
lugares de mayor riesgo.

3.3. Amenaza Sísmica

Para el caso del municipio de El Viejo la amenaza sísmica se considera elevada, ya


que se ubica en una zona de alta sismicidad del país. El riesgo sísmico es alto también
para el casco urbano. En el tema sísmico la principal acción de prevención es el
fortalecimiento de las estructuras habitacionales y de servicios, en conjunto con el
aumento de la capacidad de respuesta a la emergencia, en el contexto urbano.

Las altas aceleraciones esperadas en el lapso de 500 años, que tiene 10%
posibilidades de verificarse en los próximos veinte, pueden generar un alto nùmero de
colapsos en el casco urbano, según el estudio realizado. Daños mayores pueden
verificarse a un porcentaje significativo del patrimonio construido, también por los
fenómenos de menor envergadura esperados en los próximos 100 y 50 años. Por lo
tanto se considera que el fortalecimiento antisísmico debe ser considerado una
prioridad para las políticas de recuperación urbana, considerando también su
importancia como aumento de la calidad de vida en general.

A nivel urbano, también es importante considerar la capacidad de respuesta a una


emergencia, sobre todo en términos de funcionalidad de los sistemas de agua potable,
energía, y la capacidad de operación de las unidades de emergencias locales.

Se recomiendan programas integrados de reestructuración y remodelación urbana, que


involucren los equipamientos e infraestructuras técnicas a la vez del mejoramiento de la
calidad de las viviendas particulares. Un aspecto a considerarse en la recuperación
antisísmica, sobre todo en la zona central, es la valoración de la imagen urbana, si se
quiere impulsar el atractivo turístico de la ciudad.

Municipio de El Viejo 16
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

En el Plan de Zonificación se analiza la problemática de la rehabilitación urbana, y en el


Plan de Gestión de Riesgos se proponen medidas y programas para implementarla
(Directriz de Trabajo 10).

La reducción de la vulnerabilidad de las construcciones en los centros rurales,


caracterizados por tecnologías tradicionales y de baja calidad, y por dificultades de
acceso, es otro tema que debe ser considerado en las políticas de prevención.

3.4. Amenaza Volcánica

En el territorio municipal de El Viejo las amenazas volcánicas están representadas


principalmente por la presencia del volcán Cosigüina. Este volcán, que por su parte ha
experimentado erupciones históricas de gran envergadura, se considera que podría
afectar por la emisión de flujos piroclásticos a las poblaciones aledañas al edificio,
incluidas exclusivamente en la península de Cosigüina. La categoría de amenaza en
este sentido se considera como alta para las comunidades aledañas al edificio.

Otro de los productos amenazantes de una posible erupción de este volcán sería por la
emisión de cenizas a la atmósfera, con el riego de provocar sobrecarga en los techos
de construcciones y las afectaciones respiratorias y visuales a la población. En este
sentido, el área afectada, calculada a través de una estimación del radio de acción a
partir del centro eruptivo, se considera que pudiera afectar todas las poblaciones al
oeste comprendidas entre el Manzano 1 al sur, Santa Isabel al norte, pasando por
Loma el Guanapal situada en el sector central del municipio.

Otros edificios volcánicos situados fuera de los límites municipales pero que podrían
afectar por la expulsión de cenizas y balísticos, serían los centros eruptivos del San
Cristóbal y Telica.

El volcán San Cristóbal, tiene un grado de amenaza considerada como alta en cuanto a
la proyección de cenizas, en el sector municipal situado al Oeste, la población de la
Esperanza en la costa Sur, el Congo en el sector central, y la playa de los Mangles
Altos en la costa del Golfo de Fonseca.

El volcán Telica en su amenaza por la expulsión de cenizas, podría afectar a l sector


Oriental municipal, abarcando el área situada entre la isla de maderas Negras al Sur y
la población de las Trincheras.

En cuanto a la afectación por la proyección de cenizas habría que destacar que


exceptuando el volcán Cosigüina, el resto afectaría directamente el casco urbano de El
Viejo, en donde lógicamente se concentran un mayor número de población, viviendas e
infraestructuras básicas. Así, el mejoramiento de la calidad de las viviendas debe ser
entendido como una medida prioritaria atendiendo a la alta concentración de la
población a sotavento de la cordillera volcánica, o sea en la zona de deposición de
materiales volcánicos de trasporte aéreo.

Municipio de El Viejo 17
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Igualmente la propia presencia de la alineación volcánica de los Maribios, y la actividad


histórica y actual de esta zona no excluye la posibilidad de la aparición de nuevos
centros eruptivos que pudieran afectar al municipio.

Además del riesgo directo para la población, hay que tomar muy en cuenta los efectos
de las cenizas sobre las actividades productivas. En este caso la importancia de la
agricultura en la economía municipal, hace que esta amenaza ponga en riesgo tanto la
actividad industrial asociada, como economías familiares de subsistencia.

En el caso de las actividades turísticas, tanto desarrolladas actualmente como en el


futuro, deben tomar en cuenta también las amenazas descritas. En este caso el
atractivo turístico presente en la península de Cosigüina debe implementarse tomando
en cuenta, el riesgo identificado en las cercanías a las faldas del edificio, por lo que se
recomienda ubicar instalaciones permanentes fuera del radio de alcance identificado
para amenaza por flujos piroclásticos, así como considerar esta amenaza a la hora de
planificar actividades de ocio en los alrededores.

Las vías de comunicación principales que articulan el municipio estarían afectadas


igualmente afectadas por el efecto de las cenizas, por lo que habría que considerar
esta circunstancia que podría dificultar la evacuación de la población.

El aumento de la población en las inmediaciones del volcán Cosigüina, hace pensar en


la necesidad de mejorar la calidad de la actual vía de acceso la actualmente no permite
una rápida evacuación.

En todo caso, aún considerando el radio de afectación de los diferentes productos


derivados de la actividad volcánica, sería necesaria la evacuación de la población a
lugares seguros ante la eventual erupción de los edificios mencionados. Así, este
hecho se debería tomar muy en cuenta ante la imposibilidad de dimensionar los efectos
de una erupción de los volcanes mencionados anteriormente. El buen funcionamiento
de sistemas de alerta temprana debe ser una medida principal para la mitigación de los
efectos volcánicos en este caso.

Municipio de El Viejo 18
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

4. Propuesta para el Uso del Suelo

Las propuestas del uso del suelo en función de las amenazas naturales son
representadas en los Mapas de Ordenamiento y de Densidad a escala 1:50,000 para
todo el territorio municipal. Las orientaciones de uso de suelo que se proponen son
formuladas en base de amenazas naturales y tienden a limitar el uso habitacional en
las áreas de mayor riesgo.

En el Mapa de Ordenamiento se encuentran dos categorías diferentes de zonificación


con distintos criterios y alcances. Estas son, la zonificación de uso urbano y
habitacional, y la zonificación de uso agrícola.

Para la zonificación de uso habitacional y urbano, las definiciones de las zonas se


refieren en general a los criterios establecidos en la legislación nicaragüense por el
Decreto 78/2002. (“Normas, pautas y criterios para el Ordenamiento Territorial”) en los
Artículos 32 al 42. Con esta zonificación se definen principalmente las tierras aptas y
las no aptas para asentamientos humanos, las cuales están denominadas con el
nombre y número de acuerdo al artículo.

La zonificación de uso agrícola, basada en el análisis del uso de suelo actual y


potencial, es articulada en tres categorías de uso de la tierra en base al criterio de
amenaza. Estas zonas definen recomendaciones para adecuar el uso al potencial de la
tierra y así minimizar el impacto generado por posibles usos susceptibles de crear
problemas ligados a la erosión y a fenómenos de inestabilidad de laderas. Se definen
por lo tanto tierras utilizables para fines agrícolas sin limitaciones, tierras con
restricciones de uso y zonas de uso forestal recomendado.

En el Mapa de Densidades Permitidas se definen los rangos de densidad habitacional


recomendados para minimizar los riesgos de la población. Las categorías cualitativas
de alta, media y baja densidad urbana y rural, se refieren a valores de referencia
expresados en número de lotes por hectárea. Cada zona anteriormente identificada
está asociada a un nivel de densidad, que va desde las tierras no aptas, donde se
recomienda no permitir el desarrollo, a las zonas de expansión, donde se recomienda
la máxima densidad habitacional considerada por el Decreto 78 /2002. La escala de
trabajo implica que estas densidades sean indicativas de una distribución y
concentración ideal de la población según el criterio de amenazas.

Cabe destacar, que la zonificación de ordenamiento que se propone, en ningún


momento tiene que ser tomada como alternativa a otras normas vigentes, en particular
a las normativas ambientales específicas. Al contrario, las dos normativas son
herramientas diferentes para el control del territorio y la promoción del desarrollo
sostenible y ecocompatible.

Municipio de El Viejo 19
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Tratándose de una zonificación a escala 1:50,000 las zonas tienen un carácter


necesariamente indicativo, como insumo para el desarrollo de planes detallados a nivel
de sector, a escalas de 1:10,000 o 1:5,000.

Es importante señalar que, en la definición de áreas no aptas para el desarrollo de


asentamientos, la zonificación propuesta tampoco no abarca todas las áreas
posiblemente no aptas. Las zonas señaladas han sido el resultado del estudio de
riesgos, pero las municipalidades pueden perfectamente adaptar ó ampliar los
conceptos utilizados y agregar otras zonas según sus propios criterios de distribución
espacial de la población.

4.1. Zonificación de Uso Habitacional

Se analizan las zonas identificadas en el municipio por categorías y se presenta en un


cuadro de resumen (Tabla No III) los porcentajes en relación al total municipal. Las
definiciones integrales de los artículos utilizados se reportan en el Anexo III, junto con
algunas indicaciones para interpretar los mapas.

Zonas no aptas (Artículo 32)

Las zonas no aptas para asentamientos en el municipio representan un significativo


porcentaje de la superficie de este territorio. Las zonas incluidas en esta categoría son
los deslizamientos identificados, las áreas de inundaciones y las zonas laterales de las
fallas.

Las zonas de inestabilidad de laderas representan el 14% del área total del municipio,
mientras que las áreas sujetas a inundaciones el 24%. Sumando a estas dos
categorías los pequeños porcentajes de áreas sujetas a más de una amenaza se
obtiene un total del 38% de áreas no aptas para asentamientos.

Las zonas no aptas se pueden agrupar geográficamente en:

• Los deltas de los esteros de la costa pacífica, Padre Ramos y Aserradores

• El delta del Estero Real, hacia el del golfo de Fonseca

• Las laderas volcánicas y parte de las costas de la península de Cosigüina

• Las riberas de los ríos Sasama, Atoya y Acome, en la zona de planicie.

En estas zonas no se deberían permitir nuevos asentamientos y las instalaciones de


actividades económicas, industriales o de servicios deberían ser restringidas. El uso
agrícola de la tierra más apropiado se indica en las recomendaciones y por lo general
es forestal para las laderas y sin limitaciones para las áreas inundables, aunque se
tiene que asumir el riesgo de las pérdidas económicas consecuentes.

Municipio de El Viejo 20
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Zona urbana actual (Artículo 34)

La zona urbana actual es el límite del desarrollo urbano compacto de la cabecera


municipal y de los otros centros secundarios. En su totalidad los centros actuales
suman un área de 680 hectáreas, de los cuales 431 son constituidos por el casco
urbano de la cabecera. La definición de zona urbana actual implica, en caso de
amenazas, la necesidad de realizar obras de mitigación para la protección y seguridad
de los habitantes. Las zonas de desarrollo actual bajo amenaza han sido clasificadas
por lo tanto como zonas de recuperación en los límites urbanos, asociadas a la
definición del Artículo 36.3 del Decreto 78/2002.

La delimitación ha sido operada identificando el límite actual a nivel urbano conforme a


la cartografía más actualizada disponible, y a escala municipal según la información
cartográfica de la hoja topográfica nacional. Esto lleva a una aproximación en el caso
de los centros menores, para los cuales sería preciso elaborar estudios de detalle.

Zonas de expansión (Artículos 36 y 37)

Estas son las áreas de expansión, recuperación y desarrollo suburbano identificadas


especialmente en el contexto del casco urbano y por lo tanto se analizan y describen
con mayores detalles en el Plan de Zonificación Urbana. Las zonas de expansión
consideradas son clasificadas en diferentes tipologías:

• Zonas de expansión sin limitaciones por amenazas naturales en las afueras del
casco urbano (Artículo 36.1), que son aptas para el desarrollo de alta densidad.

• Zonas de expansión sin limitaciones en los límites del casco urbano Artículo 36.2,
que corresponden a predios y zonas baldías englobadas en el desarrollo actual
urbano.

• Zonas de recuperación en los límites de los cascos urbanos Artículo 36.3, que
deben ser recuperadas por estar afectadas por amenazas naturales. En estas
zonas se deben aplicar las medidas de mitigación correspondientes y deberían ser
objeto de planes detallados para el sector.

• Zonas de expansión limitada por las amenazas Artículo 36.4, que corresponde a
zonas de desarrollo planificado o potencial, con la limitación de estar afectadas por
amenazas. Deberían de incorporar medidas de mitigación antes de permitir o
implementar el desarrollo requerido.

• Zonas de expansión suburbana, caracterizadas por una densidad habitacional baja,


inferior a los 30 lotes por hectárea y ubicada generalmente a lo largo de las
carreteras de penetración.

Municipio de El Viejo 21
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Todas las zonas de desarrollo deberían ser incorporadas en un Plan de Desarrollo


Urbano, y para cada una de ellas se debería elaborar un plan detallado de sector
consistente con las indicaciones de un Plan Regulador Urbano.

Los asentamientos afectados por amenazas se han clasificado también bajo el artículo
36.3. Estos pueden requerir de diferentes medidas de mitigación para reducir el riesgo,
dependiendo del tipo de amenazas presente.

En el caso especifico del municipio, se han considerado como asentamientos a ser


recuperados, todos lo que se encuentran bajo la amenaza de inundación o tsunami,
incluyendo entre otros Potosí, Padre Ramos, Juiquilillo, Manzanillo 2, Espavel, Germán
Pomares, Los Cerritos.

En estos centros se debe mantener un alto nivel de preparación. Para algunos de estos
asentamientos se debería analizar la posibilidad de realizar su reubicación, por otros se
debe identificar en detalles los sectores donde orientar el crecimiento futuro, integrando
a estas decisiones políticas integrales de provisión de servicios. Esta última opción se
impone para los asentamientos costeros con expectativas turísticas, que pueden ser
protagonistas de un importante crecimiento en los próximos años.

Zonas de protección natural y patrimonio (Artículo 39)

Las zonas de protección natural identificadas constituyen el 26% de la superficie


municipal. La aplicación de protección constituye una fuerte restricción al desarrollo
habitacional en estas áreas, que deberían ser fuertemente restringidas. También los
usos industriales, extractivo y de servicios deberían ser limitados. El uso compatible
con su carácter de protección es el desarrollo de actividades agroforestales que no
afecten los suelos, y el uso turístico, sin instalaciones de fuerte impacto o de estancias
prolongadas.

En el municipio se ha identificado bajo esta categoría las áreas protegidas del volcán
Cosigüina y del estero Padre Ramos y Real.

Esta importante extensión de territorio con características de interés ambiental es uno


de los recursos más interesantes del municipio. El respeto de sus características
naturales y el mantenimiento del equilibrio medioambiental son condiciones necesarias
que debe requerirse para los usos de suelo en estas zonas. Se recomienda la
actualización periódica de los planes de manejos existentes en estas zonas, y su
incorporación a una estrategia de fomento turístico a nivel municipal.

Zonas de conurbación y provisión (Artículos 35 y 38)

Las zonas de conurbación y provisión son indicaciones generales de situaciones


territoriales y por lo tanto no se han cuantificado en términos de superficie. En estas
zonas es necesario un estudio de detalle y un proceso de ordenamiento local, que

Municipio de El Viejo 22
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

regule el desarrollo espontáneo en el caso de las conurbaciones o determine el


desarrollo planificado en el caso de las áreas de provisión.

Las conurbaciones deben ser sometidas a un proceso de planificación de su


crecimiento en conjunto entre los varios asentamientos, a través de planes detallados
para cada sector.

Las zonas identificadas se han descrito en los anteriores capítulos, y se diferencian


principalmente en dos categorías. Por un lado, se consideran las zonas de conurbación
entre asentamientos rurales, que deben analizar y orientar su crecimiento conjunto
sobre la base de la optimización de las inversiones infraestructurales necesarias para
elevar el nivel de calidad de la vida. Por otro lado, la conurbación de los asentamientos
cercanos a la cabecera, que deben ser incluidas al interior del Plan de Desarrollo
Urbano de la misma.

En fin, la misma cabecera debería considerar su desarrollo en el contexto del conjunto


urbano de rango superior, que incluye la ciudad de Chinandega, Chichigalpa y Corinto,
y perseguir la coordinación de las estrategias territoriales departamentales.

Como zonas de provisión en el largo plazo se han indicado posibles ejes de


crecimiento en los sectores sur y oeste del casco urbano. Estas zonas pueden tener la
desventaja de resultar muy planas, hecho que encarece los costos de urbanización
para la realización de los servicios y los drenajes pluviales, y por lo tanto deben ser
valoradas solo cuando se agotaran las otras áreas disponibles.

Zonas de servicios (Artículos 41 y 42)

Las zonas de servicios identificadas corresponden a zonas de recreación como


parques, estadios, áreas verdes y zonas de usos especiales como cementerios,
aeropuertos y centrales eléctricas. Se han clasificado como tales las áreas que
actualmente son utilizadas o que han sido destinadas por la planificación municipal
para estos fines. Estas zonas se refieren más directamente al ámbito urbano y se
analizan en el contexto del Plan de Zonificación Urbana.

Municipio de El Viejo 23
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Porcentaje
Área (del total del
Artículos Zonas (hectáreas) municipio)

Arto. 32 Zonas no aptas para asentamientos humanos 47,926 37.87%


Arto. 32.1 Zonas no aptas - Laderas 17,136 13.54%
Arto. 32.1/3 Zonas no aptas - Laderas y fallas 187 0.15%
Arto. 32.1/6 Zonas no aptas - Laderas y crecida de cuerpos de agua 227 0.18%
Arto. 32.3 Zonas no aptas - Zonas laterales fallas 452 0.36%
Arto. 32.3/6 Zonas no aptas - Crecida de cuerpos de agua y fallas 65 0.05%
Arto. 32.6 Zonas no aptas - Crecida de cuerpos de agua 29,859 23.59%

Arto. 34 Zonas urbanas actualmente ocupadas 680 2.25%

Arto. 36/7 Zonas de expansión 796 0.63%


Arto. 36.1 Zonas de expansión de los aglomerados existentes 310 0.24%
Arto. 36.3 Zonas de recuperación de zonas urbanas existentes 272 0.21%
Arto. 36.4 Zonas de expansión con limitaciones 50.26 0.04%
Arto. 37 Zonas suburbanas 164 0.13%

Arto. 39.1 Zonas de protección natural 33,613 26.56%


Arto. 39.1a Zonas de protección natural hídrica 2,026 1.60%
Arto. 39.1b Zonas de protección natural de laderas 11,938 9.43%
Arto. 39.1c Zonas de protección natural de biodiversidad 19,649 15.53%

Arto. 41/2 Zonas de servicios 53 0.04%


Arto. 41 Zonas de recreación 8 0.01%
Arto. 42 Zonas de usos especiales 45 0.04%

Tabla No III: Resumen de Zonas Propuestas - (Artículos 32/42 –Decreto 78/2002)


Nota: El total del las áreas no se corresponde con el total del municipio porqué la zonificación no lo
abarca en su totalidad y porqué diferentes tipificaciones coinciden en algunos sectores.

4.2. Zonificación de Usos Agrícolas

Zonas sin mayores limitaciones

En esta categoría se han clasificado las zonas con pendientes menores del 15%,
caracterizadas por suelos de pocas limitaciones y de baja susceptibilidad a deslizarse.
Son áreas aptas para cultivos semi-perennes y perennes, ganadería de doble propósito
y producción forestal asociada con pastos en sistema silvo-pastoril. Estas zonas
requieren en forma puntual, de prácticas de conservación de suelos para contrarrestar
la eventual erosión superficial, pero no constituyen un factor mayor de amplificación de
las amenazas consideradas.

Municipio de El Viejo 24
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Estas zonas representan el 59% del territorio municipal. A pesar de las reducidas
limitaciones de estas tierras, se recomienda incorporar medidas de conservación de los
suelos asociadas a la producción agrícola, y sobre todo al uso pecuario.

Zonas con mayores limitaciones

En esta categoría se han clasificado las zonas con pendientes entre el 15% y el 30%, o
que presentan limitaciones severas por erosión y por susceptibilidad a inestabilidad.
Estas zonas son aptas para cultivos de frutales u otras especies de carácter
permanente, no obstante su uso debería incluir necesariamente prácticas de
conservación de suelos y de agua asociándolas con prácticas silvo-pastoriles en
condiciones de producción pecuaria.

En el municipio estas tierras representan aproximadamente el 32% del territorio


municipal, y se ubican principalmente en el sector central, alrededor de la zona de
alturas de Buena Vista y en la península de Cosigüina. En estas zonas se recomienda
particular atención al uso pecuario y a la extracción de madera, para contrarrestar el
fenómeno de deforestación que fueron sometidas. También se presenta en el sector
norte asociadas con las áreas forestales.

Zonas forestales y agroforestales

En las zonas con vocación forestal se han clasificado las tierras de pendientes
superiores al 30%, o de alta susceptibilidad a la erosión e inestabilidad. Las prácticas
agrícolas se restringen a plantaciones de frutales o de café de sombra en zonas donde
la altura y el clima lo permiten, y deberán realizarse incorporando medidas de
conservación de los suelos. En áreas de mayor pendiente se deberá definir el sistema
de manejo forestal orientado hacia la conservación y protección ambiental. En este
sentido, el control de incendios, de acusada incidencia durante la estación seca, resulta
una acción a realizar de suma importancia.

Las zonas forestales representan el 7% del territorio municipal, ubicándose en los


alrededores del cráter del volcán Cosigüina, y en las zonas de alturas centrales del
cerro de Buena Vista.

En estas zonas es importante mantener y reconstruir la cobertura vegetal del bosque,


para múltiples propósitos. A parte de proteger los suelos de la erosión, disminuyen la
cantidad de material y sedimentos que se movilizan con el drenaje, la cobertura vegetal
aumenta el factor de absorción de los mismos suelos, reduciendo los caudales de la
escorrentía superficial. A estos efectos positivos se agregan razones
medioambientales, de calidad del entorno municipal y posiblemente económicas,
considerando un mayor potencial para el atractivo turístico.

Municipio de El Viejo 25
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Porcentaje
Área (del total del
Id Zonas (hectáreas) municipio)

Zona A Zonas agrícolas sin limitaciones 75,134 59%

Zona B Zonas agrícolas con limitaciones 40,914 32%

Zona C Zonas forestales y agroforestales 9,824 8%

Tabla No IV: Resumen de Zonas Propuestas - Zonas Agrícolas


Nota: el total del las áreas no corresponde con el total del municipio, porqué la zonificación no lo abarca
en su totalidad.

4.3. Zonas de Densidades Habitacionales Propuestas

Las densidades habitacionales propuestas se han calculado a partir de las definiciones


de las dos zonificaciones anteriores. Cada artículo ha sido asociado a una densidad
habitacional indicativa, repartidas en tres niveles urbanos y tres rurales. Los niveles de
densidad urbana, que se expresan en número de habitantes por hectárea, se han
establecido en base a las indicaciones del Artículo 40 del Decreto 78/2002. Para las
densidades rurales, se han propuesto tres niveles inferiores a partir del último nivel
urbano, y en las zonas asociadas al Artículo 32 se recomienda no permitir el desarrollo
habitacional.

En el caso de múltiples indicaciones de zonificación, como por ejemplo en zonas


definidas no aptas y de protección, se han considerado prevalecientes las
recomendaciones más estrictas. En caso de sobre posición de indicaciones de suelo
urbano con recomendaciones agrícolas, prevalecen la indicaciones urbanas. La
temática de densidades se trata con más detalle en el Plan de Zonificación Urbana,
donde se proponen recomendaciones más especificas y adecuadas al desarrollo
urbano.

Densidad urbana

Para el desarrollo urbano, se ha seguido el criterio de considerar el fortalecimiento de la


concentración en los centros actuales, con crecimientos limitados en superficie y de
alta densidad poblacional. La densidad alta, de 330 a 480 habitantes por hectárea,
corresponde a barrios compuestos de lotes de aproximadamente 10 varas por 20
varas. Este tipo de desarrollo debe ser promovido siempre desde el respeto de las
normativas urbanas existentes, y de las condiciones de calidad, evitando situaciones de
hacinamiento.

Los barrios que necesitan obras de mitigación se han puesto en una categoría de
densidad inferior, comprendida entre los 180 y los 330 habitantes por hectárea, así

Municipio de El Viejo 26
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

como las áreas de desarrollo condicionado. Las zonas suburbanas se proponen con
una densidad urbana inferior, con valores comprendidos entre los 6 y 180 habitantes
por hectárea, que corresponde a lotes promedios de más de 20 varas por 35 varas.

Densidad Rural

Para determinar las densidades rurales recomendadas se han considerado los mismos
valores de pendientes utilizados para las zonas agrícolas, definiendo una propuesta de
densidades inferiores a las urbanas. Las zonas agrícolas de baja pendiente han sido
asociadas a una densidad entre uno y seis habitantes por hectárea, que corresponde a
parcelas comprendidas entre uno y cinco hectáreas de extensión.

Las zonas de mayor pendiente han sido recomendadas para aceptar una densidad de
ocupación inferior, con valores de alrededor de un habitante por hectárea,
correspondiente a parcelas promedio de dimensiones comprendidas entre cinco y diez
hectáreas. En las zonas forestales, la densidad debería ser mínima, menor de un
habitante por hectárea, con parcelas de más de diez hectáreas de dimensión.

Estas zonas de limitación suman más del 9% de la superficie total del municipio. Las
zonas de densidad rural alta y media representan porcentajes del 31% y el 21%.

Desarrollo Habitacional No Permisible

En las zonas definidas como no aptas para asentamientos, se recomienda no permitir


el desarrollo habitacional, y por lo tanto deberían tender a alcanzar una densidad nula.
Aunque a escala 1:50,000 estas definiciones tienen un carácter indicativo, debería
verificarse y controlarse que los nuevos asentamientos o construcciones no se
establezcan en estas áreas.

Estas zonas corresponden al 38% del territorio, como ya se ha considerado


anteriormente. Las zonas con limitaciones coinciden espacialmente con las áreas ya
descriptas para el Artículo 32.

Municipio de El Viejo 27
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Porcentaje
Área (del total del
Artículos Zonas (hectáreas) municipio)

Arto. 40 Densidades urbanas según DE 78/2002 1,215 0.96%


Arto. 40.1 Densidad urbana alta (330-480 habitantes / hectárea) 603 0.48%
Arto. 40.2 Densidad urbana media (180-330 habitantes / hectárea) 440 0.35%
Arto. 40.3 Densidad urbana baja (6-180 habitantes / hectárea) 173 0.14%

Densidades rurales propuestas 77,315 61.09%


Densidad rural alta (1-6 habitantes / hectárea) 39,133 30.92%
Densidad rural media (1 habitantes / hectárea) 26,797 21.17%
Densidad rural baja (menos de 1 habitantes / hectárea) 11,385 9.00%

Arto. 32 Densidades urbanas según DE 78/2002 48,023 37.95%


Arto. 32 Desarrollo no permitido 48,023 37.95%

Tabla No V: Resumen de Densidades Habitacionales Propuestas

Municipio de El Viejo 28
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

5. Estrategias para la Implementación del Uso del Suelo

5.1. Fases y Estrategias de Ejecución

El Plan de Ordenamiento en Función de las Amenazas es un instrumento que por un


lado, necesita ser incorporado a procesos más integrales que consideren todas la
problemáticas económicas y sociales del municipio (como los Planes de Ordenamiento
y los Planes de Desarrollo Municipal), y por otro lado a planes de sectores o zonas más
detalladas (como los Planes de Desarrollo Urbano o Reguladores). Su función
estratégica principal es garantizar y proporcionar indicaciones para que las temáticas
de amenazas se incluyan en ambos procesos mencionados. Sin embargo algunas de
las indicaciones pueden ser incorporadas y activadas en forma independiente, antes de
la formulación o revisión de los otros instrumentos de planificación.

El alcance temporal del Plan se ha definido en 20 años, y se articula en diferentes


fases de ejecución a corto, mediano y largo plazo. La división temporal se ha propuesto
utilizando como referencia los límites establecidos en la normativa y los tiempos
políticos de vigencia del poder local administrativo, y se comparte con el Plan de
Zonificación Urbana y el Plan de Gestión de Riesgo:

• Fase I: Corto plazo, con una duración de 4 años, en el transcurso de un mandato


edilicio 2005-2008.

• Fase II: Mediano plazo, con una duración de 8 años, en los mandatos edilicios
2009-2012 y 2013-2016.

• Fase III: Largo plazo, con una duración de 8 años, en los mandados edilicios 2017-
2020 y 2021-2024.

La primera fase está dedicada a la puesta en marcha del proceso de ordenamiento en


función de las amenazas, creando las condiciones institucionales para que se pueda
verificar y proponer la oficialización de las zonas establecidas garantizando el
cumplimiento de las decisiones tomadas.

En esta etapa la prioridad es validar las áreas propuestas como no aptas para
asentamientos y las áreas de protección, y oficializarlas a través de ordenanzas
municipales.

Adicionalmente se puede proceder a la elaboración de instrumentos más específicos,


en el caso de las áreas de protección, con planes de manejo, o en el caso de las áreas
de conurbación, con planes de detalle de sectores o zonas. Para realizar estas tareas
se prevén recursos materiales y humanos que se detallan en la descripción de la
Directriz 1 del Plan de Gestión de Riesgo.

Municipio de El Viejo 29
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Como resultado de esta etapa, se espera, disminuir el nuevo crecimiento en las zonas
inseguras y haber iniciado el proceso de recuperación de las zonas de riesgo.

En la segunda fase estas decisiones deberían ser incorporadas a los planes más
generales anteriormente mencionados, después de la evaluación de los resultados de
los primeros dos años de aplicación del presente Plan. Al considerar las problemáticas
encontradas en la aplicación de las primeras medidas implementadas, los planes de
desarrollo municipal y urbano pueden tener una directa retroalimentación, además de
incorporar la zonificación anteriormente establecida.

En esta fase el proceso de gestión de riesgo propuesto debería encontrarse en su


momento culminante, con todas las instancias de coordinación activadas y parte de las
medidas estructurales realizadas o en ejecución. Las reuniones periódicas propuestas
a realizar entre los Comités Locales del COMUPRED y la Dirección Superior de la
Alcaldía pueden ser aprovechadas para apoyar el proceso de planificación,
optimizando la inversión en tiempo y recursos.

El resultado esperado en esta fase es el de haber completado la recuperación de las


áreas en riesgo y haber orientado definitivamente el nuevo crecimiento hacia las zonas
señaladas como seguras.

Los planes elaborados y las estrategias implementadas necesitan ser actualizados a


largo plazo, siendo este el objetivo principal de la tercera fase de ejecución. Las áreas
no aptas para asentamientos y las de protección o de desarrollo deberían verse
incluidas en planes integrales, los cuales podrían ser remitidos a revisión general.

También puede resultar interesante elaborar estudios sectoriales de riesgos, que


únicamente actualicen la información relacionada con las amenazas y verifiquen
posteriormente la necesidad de modificar la zonificación establecida. Es evidente que la
planificación territorial está íntimamente relacionada con las modificaciones históricas,
económicas, sociales y políticas y por lo tanto constantemente deben interactuar con
las nuevas situaciones que se presenten, para evitar su pérdida de vigencia.

El resultado de esta etapa es hacer perdurar la sustancial reducción del riesgo obtenida
anteriormente, a través del mantenimiento y actualización de las políticas establecidas.

5.2. Plan de Acciones y Prioridades

El Plan de Ordenamiento se incorpora a una estrategia de reducción de la


vulnerabilidad, de manera general, que incluye las actividades diseñadas en el Plan de
Gestión de Riesgos. En el contexto de este último se definen los aspectos operativos
de las Directrices de trabajo propuestas. Las actividades de planificación del Plan de
Ordenamiento Municipal y del Plan de Zonificación Urbana, se agrupan en la Directriz 1
del Plan de Gestión de Riesgos.

Municipio de El Viejo 30
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

En el presente capítulo se detallan las características técnicas generales de las


actividades de planificación a nivel municipal en el primer periodo. Se ha mencionado
que en el corto plazo el objetivo es iniciar el proceso de ordenamiento en función de las
amenazas naturales, llegando a una oficialización de por lo menos de los elementos
principales de la zonificación propuesta. El resultado esperado es de retener el
crecimiento en áreas inseguras e iniciar la recuperación ambiental de las áreas en
riesgo.

La atención debería concentrarse en las áreas con restricciones, como las zonas no
aptas o de protección y en definir planes de recuperación para el desarrollo actual en
riesgo. Las prioridades de esta etapa son:

• Definición de la unidad responsable de la propuesta de zonificación.

• Análisis y validación de la propuesta de especificaciones de uso de suelo y de


las zonas identificadas.

• Oficialización del Plan de Zonificación Urbana en Función de las Amenazas.

• Preparar planes de manejo para áreas de protección.

• Preparar planes de sectores para áreas de recuperación urbana.

• Preparar plan de sector para conurbaciones.

Es importante que se defina con una decisión administrativa la unidad interna


responsable para la revisión de la zonificación y del Plan de Ordenamiento. El referente
natural de esta actividad debería ser la dirección de urbanismo, planificación o
desarrollo urbano, que debería trabajar en contacto con la dirección de medio
ambiente.

La decisión de atribución debe ser ratificada por el Consejo Municipal. La unidad


designada debería adquirir rápidamente toda la documentación producida por el
presente proyecto de reducción de vulnerabilidad, comprendiendo los reportes de
amenazas y la cartografía. En este contexto sería oportuno solicitar el apoyo de la
Secretaría Ejecutiva del SINAPRED para momentos de intercambio y capacitación en
dichas cuestiones que puedan permitir a los técnicos un rápido examen y comprensión
del material obtenido. Encuentros con expertos de INETER, de la Secretaría Ejecutiva
del SINAPRED o externos podrían ser útiles en esta etapa.

Una vez adquirido todo el material, es importante por parte de los técnicos municipales
una etapa de estudio del mismo, familiarizándose con la base de datos producidos y
relacionando la nueva información con la planificación existente en el municipio. Las
especificaciones deberían ser revisada también por sus implicaciones legales y de
aplicación y confrontadas con las reglamentaciones existentes.

Municipio de El Viejo 31
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

El mismo análisis merecen las zonas identificadas en los mapas, relacionándolo con las
propuestas de las tendencias y normativas existentes. Se debería proceder a visitas de
campo por todas las zonas propuestas para desarrollo o prohibición, con el objetivo de
verificar las condiciones de la reglamentación propuesta. Además, se cuenta con la
información digital generada por el proyecto y posiblemente se pueda incorporar una
versión actualizada de la cartográfica digital, que se prevé estará disponible en el País
a partir del 2005. También en esta etapa podría ser útil consultar sobre temas
específicos a los técnicos de INETER o de la Secretaría Ejecutiva del SINAPRED.

Los resultados de este trabajo de análisis de los técnicos municipales deberían ser
validados con la ciudadanía con un proceso participativo extendido a las principales
comunidades y a los actores sociales. Sería correcto involucrar al Comité de Desarrollo
existente y sus subcomisiones, además de organizar por lo menos dos encuentros en
cada distrito rural con los Comités Locales.

Concluida la etapa de validación de la propuesta, se debería oficializar la zonificación y


sus especificaciones a través de una ordenanza del Consejo Municipal. Esta
oficialización es necesaria para permitir el control del cumplimiento de las decisiones
establecidas, sobre todo en las áreas de restricción y limitación del desarrollo.

Una vez establecido el marco general de la zonificación, se puede proceder al análisis


y proceso de planificación para áreas especificas como las áreas de protección, de
recuperación urbana y de conurbación.

En las áreas de recuperación urbana, actualmente en riesgo de inundaciones o


deslizamientos, se pueden asociar los recursos previstos en la Directriz 10,
relacionadas al refuerzo antisísmico, con proyectos que incrementen la calidad urbana
en general, como adoquinados, servicios básicos, parques y remodelación de edificios
públicos.

Las áreas de conurbación identificadas necesitan un estudio de detalle a la luz del


desarrollo previsto. La optimización de recursos, inversiones y la elaboración de
estrategias comunes entre los diferentes asentamientos son elementos que se deben
considerar en la definición del los sectores involucrados.

5.3. Mecanismos de Evaluación de los Planes

En la segunda fase de ejecución se ha establecido como meta estratégica la


incorporación del ordenamiento y zonificación de amenaza en los Planes de
Ordenamiento y Desarrollo Municipal y Urbano. Un importante paso debe ser la
realización de una primera evaluación de la efectividad de las estrategias establecidas
y de las decisiones tomadas con el Plan de Ordenamiento en Función de las
Amenazas.

Para determinar el impacto del Plan, es necesario establecer una línea de base de
indicadores territoriales determinada antes de su aprobación. Este análisis se puede

Municipio de El Viejo 32
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

hacer dentro del contexto de las mencionadas actividades de calibración del Plan y
debe concentrar la atención en las áreas de restricción y limitación.

Los indicadores deben referirse a las áreas propuestas, en términos de extensión y


definir zonas según el tipo de uso actual y el uso establecido.

Por ejemplo, en el caso de las zonas no aptas, se valora el número de habitantes


actualmente asentados y se verifica su incremento o disminución después de la
implementación del plan. Otro indicador es el porcentaje de las áreas propuestas
incluidas en las ordenanzas de restricción.

Para las zonas de expansión sin limitaciones, se debe indicar la cantidad de población
que la ocupa actualmente y posteriormente al Plan, valorando el efecto de la decisión
tomada y sobre todo si el desarrollo que se está realizando es congruente con los
criterios de densidades propuestos. En la zona de expansión con limitaciones por
amenazas, debe verificarse si ante un eventual crecimiento se han incorporado las
medidas de mitigación necesarias.

Las zonas actuales clasificadas de recuperación deben ser diagnosticadas antes y


después de la realización de los programas de fortalecimiento antisísmico o de las
obras propuestas, para cuantificar el mejoramiento efectivo de las condiciones urbanas.
La cantidad porcentual de sectores o asentamientos incluidos en programas reales
también es un indicador de la efectividad del Plan.

El uso efectivo del suelo congruente con el Plan, debe ser verificado para las zonas de
usos especiales o de recreación así como para las áreas de protección natural. Para
estas últimas los indicadores más puntuales pueden fijarse en el contexto de los planes
de manejo a elaborarse en la primera fase.

El impacto de las recomendaciones de usos de suelo agrícola se puede verificar


analizando los usos de las tierras antes y después del Plan. Un aumento de los usos de
suelo más cercanos a las vocaciones del territorio, según los criterios propuestos, será
un indicador del éxito de la zonificación.

Todos los indicadores se pueden organizar en un diagnóstico o reporte referido


particularmente a las áreas mencionadas, elaboradas durante la etapa de calibración y
actualizarse cada dos años. La información recopilada será un útil instrumento para los
sucesivos pasos de planificación del territorio.

En el Plan de Zonificación Urbana se presenta un listado de indicadores que pueden


ser utilizados también en la evaluación de la Zonificación Municipal, con particular
atención a las áreas no aptas, las áreas urbanas y las áreas de protección. En el
contexto municipal se debe agregar el monitoreo de las zonas agrícolas y de las áreas
urbanas de los centros menores.

Municipio de El Viejo 33
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Zonas Indicadores
Artículo 32: Zonas no % de zonas oficializadas
aptas para asentamientos # de habitantes presentes en zonas oficializadas
Artículo 34: Zonas % de zonas oficializadas
urbanas actualmente % de área desarrollada según criterios establecidos
ocupadas # de habitantes presentes en zonas oficializadas
Valor de densidad resultante
Artículo 39.1: Zonas de % de zonas oficializadas
protección natural % de área desarrollada según criterios establecidos
# de habitantes presentes en zonas oficializadas
Valor de densidad resultante
Zona A: Zonas agrícolas % de zonas oficializadas
sin mayores limitaciones # de habitantes presentes en zonas oficializadas
Valor de densidad resultante
% de las tierras con usos compatibles con la zonificación
Zona B: Zonas agrícolas % de zonas oficializadas
con limitaciones # de habitantes presentes en zonas oficializadas
Valor de densidad resultante
% de las tierras con usos compatibles con la zonificación
Zona C: Zonas forestales % de zonas oficializadas
y agroforestales # de habitantes presentes en zonas oficializadas
Valor de densidad resultante
% de las tierras con usos compatibles con la zonificación
o
Tabla N VI: Indicadores de Impacto del Plan.

Municipio de El Viejo 34
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

5.4. Procedimientos para Actualizar los Planes

Se propone la actualización de los planes y sobre todo de los estudios de riesgo en la


tercera etapa de ejecución del plan. Los procedimientos que se pueden seguir
dependen de varios factores. Si los planes han sido incorporados a instrumentos de
planeamiento generales, se puede valorar la posibilidad de actualizar todo en esta fase,
sobre todo si la planificación es anterior a cinco años.

La actualización de los planes generales debería considerar los avances realizados en


la gestión de riesgos, los programas implementados y los avances del conocimiento
científico sobre las amenazas.

Esto se puede realizar a través de instituciones del Estado como INETER o consultores
privados que pueden ser involucrados en estos estudios, que tienen la principal
finalidad de confirmar o modificar las áreas de amenazas establecidas. En el Plan de
Gestión de Riesgos Anexo II se presenta un listado de agencias que apoyan estas
actividades.

Una vez realizados estos estudios, se considerará la oportunidad de modificar las


zonificaciones vigentes, según los nuevos resultados. Modificaciones puntuales o
definidas en lugares particulares pueden ser incorporadas a través de ordenanzas
específicas o de planes sectoriales. Otras modificaciones de mayor envergadura
requieren la actualización de todo el Plan, para asegurar la congruencia de todas las
zonas propuestas con los nuevos conocimientos.

Se recuerda que los planes y los mapas asociados son herramientas de control y
ordenamiento territorial, por lo tanto son instrumentos que deben evolucionar con el
conjunto de la sociedad que se pretende ordenar.

Una característica del Plan propuesto es la flexibilidad. La metodología adoptada y las


referencias a las normativas nacionales facilitan periódicas revisiones, la actualización
de las nuevas áreas de prohibición o la integración de áreas recuperadas con las obras
de mitigación, dentro del marco diseñado por la ley y la lógica adoptada en la
propuesta.

Sin embargo esta flexibilidad y la posibilidad de actualización y evolución del Plan, no


debe significar en algún modo la pérdida del marco de referencia general, y alejarse del
principio general para evitar el desarrollo en áreas amenazadas.

Municipio de El Viejo 35
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

6. Conclusiones

Se destacan algunos aspectos importantes en la implementación del Plan de


Ordenamiento Municipal en Función de las Amenazas Naturales:

• El proceso de definición de los usos de suelo más adecuados es una actividad


continuativa y de largo plazo, que necesita tanto de instrumentos técnicos (como los
mapas asociados al Plan) y jurídicos, como de la intencionalidad y del compromiso
de las administraciones en su seguimiento y actualización.

• El control del tipo de desarrollo en el territorio se realiza también a través de la


constante actualización de la información de ubicación y extensión de comunidades,
actividades económicas, y servicios existentes. La base de datos elaborada para el
Plan y los Mapas es un insumo fundamental para este proceso, que debe ser
aprovechado en todos sus potenciales.

• Los dos temas destacados anteriormente apuntan a la necesidad de un


fortalecimiento de las capacidades operativas de la administración y de sus
direcciones técnicas. Por un lado, las Direcciones encargadas deberían tener un
fuerte respaldo del Alcalde y del Consejo, para desarrollar sus diferentes tareas, por
otro, las Direcciones deben poder disponer de los recursos materiales y humanos
necesarios para atender las responsabilidades que se le asignan.

• En la orientación de los usos del suelo, es importante considerar que la forma en


que se realizan las actividades es a veces determinante para definir la sostenibilidad
de las mismas; por ejemplo, un aprovechamiento forestal bien manejado, es
beneficioso tanto para la economía como para el equilibrio medioambiental,
mientras que la misma actividad, mal ejecutada, genera menores ingresos a largo
plazo y el deterioro de los recursos, hasta generar, en ultima análisis, la
deforestación del territorio.

• Aunque se presenten en diferentes documentos, las temáticas urbanas y


municipales son sometidas a dinámicas de crecimiento y desarrollo fuertemente
relacionadas entre sí, y por lo tanto siempre se deben considerar en conjunto
cuando se implementen políticas de ordenamiento del territorio.

En la gestión de la zonificación propuesta, se recomienda focalizar la atención en:

• El reconocimiento y respeto de las áreas de prohibición, como acto prioritario y


urgente para contrarrestar el crecimiento en zonas amenazadas.

• La implementación de políticas aptas a promover las áreas de crecimiento


designadas, que deben ser utilizadas en forma congruente con los usos previstos,
para evitar un excesivo consumo de suelo. Las zonas de desarrollo identificadas

Municipio de El Viejo 36
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

para el casco urbano son suficientes para acoger el crecimiento previsto, con tal de
respetar los niveles de densidad habitacional programados.

• Promover el crecimiento de los asentamientos emergentes según los niveles de


jerarquía establecidos por el Decreto 78/02, con la realización de mejoras en los
servicios, y aumentando la accesibilidad. En este proceso se deben aprovechar los
fenómenos de conurbación entre asentamientos, para racionalizar el crecimiento y
la inversión pública.

• El respeto de las áreas de protección ambiental, implementando planes de manejo


sostenibles, participativos y eficaces en la protección tanto de las áreas de reserva
natural como de las áreas de protección del patrimonio histórico.

• Los usos del suelo agrícola, deben estar orientados a la sostenibilidad y los
potenciales de la tierra, en particular contrarrestando usos agrícolas, forestales y
pecuarios irracionales, que provoquen deforestación y erosión de suelos.

Se considera que el Plan es un instrumento importante para impulsar tanto la reducción


de riesgos como el ordenamiento del territorio, que representan dos aspectos
fuertemente interrelacionados en el proceso de desarrollo sostenible del municipio.

Municipio de El Viejo 37
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Fuentes de Información y trabajos consultados

El Viejo

COBEWS, CARE Internacional, 2004. “Plan Local para la Prevención, Mitigación y


Atención de Desastres. Municipio de El Viejo”. Bases Comunitarias de Sistemas de
Alerta Temprana para Comunidades en Áreas de Alto Riesgo, CARE Internacional.
Managua.

INIFOM, 2000. “Caracterización Municipal del Municipio de El Viejo”. Instituto


Nicaragüense de Fomento Municipal. Managua

MARENA, 2002. “Plan de Manejo de la Reserva Natural Estero Padre Ramos”.


Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales. Managua.

PAMEV, 2002. “Plan Ambiental Municipal de El Viejo (2002-2006)”. Alcaldía Municipal


de El Viejo.

PIMM, 2005. “Plan de Inversión Municipal Multianual (2005-2008). Municipio de El


Viejo.” Alcaldía Municipal de El Viejo.

SE-SINAPRED, 2002. “Plan para la prevención, mitigación y atención de desastres.


Municipio El Viejo”. Secretaria Ejecutiva del Sistema Nacional para la Prevención,
Mitigación y Atención de Desastres, Managua.

Referencias Nacionales

IRENA, 1992. “Ordenamiento Ambiental del Territorio - Plan de Acción Forestal”


Instituto de Recursos Forestales - Documento base, Managua.

Aguilar, Salvador. 2000. “El ordenamiento ambiental en el contexto nicaragüense”.


Comisión interinstitucional de ordenamiento territorial MARENA-INETER, Managua.

INDES, CABAL, NICATIERRA, 2004. “Estudio de riesgo y plan de prevención y


mitigación de desastres naturales para el municipio de Managua” - Instituto
Interamericano para el Desarrollo, Managua.

INEC, 2000. “Indicadores comparativos en zonas afectadas por el huracán Mitch,


según encuesta de condiciones de vida 1998-1999”. Instituto Nicaragüense de
Estadísticas y Censos, Managua.

INETER, 1998. “Las lluvias del siglo en Nicaragua”. Instituto Nicaragüense de Estudios
Territoriales, Managua.

Municipio de El Viejo 38
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

PNUD, 2003. “Segundo informe sobre desarrollo humano en Centro América y


Panamá”. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Managua.

PNUD, 2002. “Las condiciones de la esperanza - El desarrollo humano en Nicaragua.


Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Managua.

Barberena Pares, Isabel M, 2000. “Manual práctico de planificación urbana para la


zonificación y el control del uso de suelo en los municipios de Nicaragua”, Managua.

Presidencia de la República, 2003. “Plan Nacional de Desarrollo”, Managua.

Referencias Internacionales

AAVV, (Rojas at al., 1998). “La ciudad en el siglo XXI Experiencias exitosas en la
gestión del desarrollo urbano en América latina. Banco Interamericano para el
Desarrollo.

CAPPF, 2000. “Plan General de Ordenamiento Territorial y Urbanismo. Consejo de la


Administración Provincial de la Planificación Física, Ciudad de la Habana.

CAP, 2000. “Plan Estratégico de la Ciudad de la Habana para el periodo 2001-2003.


Grupo coordinador del plan estratégico. Consejo de la Administración Provincial, Cuba.

Bieri, Stephan, 2001. “Disaster risk management and the system approach”. World
Institute for Disaster Risk Management Inc, Washington D.C.

Pearce, David, 2000. “Public policy and natural resources management”. University
College London, London.

ONU, 1996. “The Habitat Agenda”. Organización de las Naciones Unidas, Istanbul.

Universidad de Chile-GTZ, 2002. “Planificación ecológica del territorio. Guía


metodológica”. Departamento de investigación y desarrollo de la Universidad de
Departamento de Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente del gobierno regional
metropolitano de Santiago de Chile, Chile.

Municipio de El Viejo 39
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Anexo I - Matrices de análisis de las problemáticas municipal

Tabla I-1 - Avances de la Planificación Municipal

Planes y estudios Ejes estratégicos Proyectos prioritarios

Planes: Desarrollo municipal • Centro de servicios urbanos y


• Se ha elaborado el plan de • Producción agroindustrial tipo terminales de buses en el sector
respuesta SE SINAPRED azúcar, maní, ajonjolí, sur, entre el centro de salud y zona
• Se ha elaborado PIM-POA 2005- • Desarrollo de ganado para venta franca
2008 que contiene también de vaquillas
indicaciones estratégicas. • Desarrollo turístico con la marina • La carretera a Potosí, fuera de los
• Se considera necesario ampliar los Puesta del sol y el volcán y la alcances del municipio
estudios y diagnósticos sobre la basílica
situación municipal. • Desarrollo pesquero con Shelman • Carreteras hacia Aserradores,
• Se va realizando un estudio de Seafood inicia el próximo año por MTI
drenaje
• El departamento de planificación Desarrollo Urbano • Construcción de viviendas en
urbana depende de dirección de • Dar lugar al crecimiento todos los sectores emergentes del
proyecto junto con obras publicas habitacional casco urbano y reducir los riesgos.
• El catastro es actualizado • Hacerse Independientes de
• El control de las construcciones se Chinandega, con una Terminal de
ejecuta solo para las buses y un mercado
urbanizaciones grandes. • Sostener la limpieza y reducir la
• No existe ningún instrumento de contaminación gracias a varios
regulación de usos de suelos proyectos
urbanos. los permisos los da el
consejo municipal en base a
opiniones de la dirección.

Municipio de El Viejo 40
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Tabla I-2 – Patrones y Problemáticas del Desarrollo Municipal

Físicos-espaciales. Económicos-sociales Ambientales

• El sector sur del municipio es de • El sector central y norte es de • Área protegida de Cosigüina, plan
planicie y por lo tanto destinado producción de ganado para de manejo por ONG LIDER,
naturalmente a cultivos crianza que se vende en Boaco y medidamente respetado
mecanizados de fuerte Managua • Padre Ramos, plan de manejo de
producción para exportación • El sector costero sur es de playas ONG SELVA medidamente

PATRONES

En las faldas del volcán se cultiva para turismo, marina de respetado


soya, maní, madera etc. aserradores es el nuevo centro • Proyectos para realizar un instituto
• Grandes actores en el municipio turístico agropecuario por el lado de
tipo ingenio Monterrosa, Marina • El sector costero norte es para Cosigüina
Puesta del Sol etc. crianza de camarones, grande • Proyecto para realizar un centro
• El sector central prevalecen los empresa de más de 300 urbano en Cosigüina
granos básicos manzanas, se ha superado el • Proyectos de agua potable en las
• El ingenio en etapa de fuerte problema de la mancha blanca comarcas, realizados con mini
expansión acueductos para 152 familias en
Jiquilillo y Padre Ramos
• Deforestación por el lado del • Matanza de ganado sin • Contaminación ambiental por
Cosigüina, condiciones higiénicas, dificultad agroindustria
• Las áreas naturales y protegidas, de abastecimiento del mercado • Dificultad en el control del
a pesar de tener planes de local aprovechamiento de maderas,
PROBLEMATICAS

manejo sufren la presión • Mercado local deprimido, porque porque los permisos son tramitados
productiva del entorno todo se compra y se vende en en Managua.
• La dificultad de comunicaciones Chinandega • La península de Cosigüina ya llega
deprime la economía, e dificulta • Sector pesquero local es todavía a una población tal que amenaza
el desarrollo turístico artesanal, se quiere adquirir de separarse del municipio. No se
• Mercadería ya está llegando a ADEPESCA por la municipalidad ha tomado posiciones fuertes por la
Potosí desde El salvador, pero el • Decadencia de las bananeras alcaldía en el asunto
puerto fronterizo es subutilizado. sustituida por el cultivo de caña • No se ha realizado colaboración
de azúcar. con Chinandega para la gestión de
la conurbación.

Municipio de El Viejo 41
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Tabla I-3 - Patrones y Problemáticas del Desarrollo Urbano

Físicas- Espaciales. Económicas- sociales Ambientales


• Dualismo no resuelto con Chinandega • El crecimiento está elevando • La falta de cultura dificulta
• Gran crecimiento poblacional debido a la exigencias del al pequeña la limpieza pero se está
crecimiento natural y migración desde las ciudad realizando esfuerzos para
comunidades de l municipio. • El mercado en el centro es de la recolección de basura y
• Lato norte este es el lado más seguro por difícil gestión y muy el aseo de la ciudad.
la inundaciones, pequeños problemas se desgastado. • El ingenio quiere producir
dan al noreste y al sur este se concentran • El Viejo es un centro de energía por autoconsumo
las mayores áreas de inundación. residencia también para y para venderla al
PATRONES

• La carretera a Potosí es la directriz de obreros agrícolas. municipio.


desarrollo principal, aunque ahora no es • Las entradas tributarias son
tan importante por las malas condiciones altas por la presencia del
de las vías. ingenio, y las otras
• La vía hacia Chinandega se reserva para instalaciones turísticas e
industrias principalmente o por lo meno industriales.
esta es la intención
• Compañías urbanizadoras ha realizados
varios proyectos, también la cooperación
española y la alcaldía con INVUR el
proyecto principal es la colonia del
maestro en el sector este, en ex áreas
industriales-.
• El valor agrícola de las tierras y la presión • Problema de desempleo • Se necesita promoción
demográfica eleva mucho el precio de las • Inseguridad ciudadana cultural del municipio en el
PROBLEMATICAS

tierras que son siempre meno disponibles país para incrementar el


• El crecimiento es notable, pero no se turismo y las opciones
dispone de de un plan de desarrollo
urbano coherente
• Colonia Buenos Aires es punto critico de
inundación
• El crecimiento en general es espontáneo
y desordenado, así como se consiguen
las tierras.

Municipio de El Viejo 42
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Anexo II - Las Proyecciones de Población al 2025

El elemento principal que se ha tomado en cuenta para la definición del escenario


actual y tendencial son los datos de población y de distribución de la misma en el
territorio. Estos datos han sido la base para formular las hipótesis de crecimiento
presentadas, entre las cuales se ha definido una, que se ha considerado la de
referencia. Es útil, para la mejor comprensión de los datos presentados, e igualmente
para aclarar y describir brevemente las metodologías, referencias y cálculos efectuados
para llegar a los resultados finales y para estos se dedican los siguientes párrafos.

Fórmulas utilizadas

Las previsiones de población se han construido incrementando de forma reiterada la


población inicial, según una tasa de crecimiento anual. Las tasas han sido calculadas
con las series históricas de población a disposición y modificadas según
consideraciones generales de carácter nacional, organizadas en diferentes hipótesis
que se presentan a continuación. Las fórmulas que se utilizaron para el cálculo de las
tasas de crecimiento son:

⎡ 1

⎛P ⎞n ⎥
TAC = ⎢⎜⎜ 2 ⎟⎟ − 1 100 1.1
⎢⎝ P1 ⎠ ⎥
⎢⎣ ⎥⎦

n
⎛ TAC ⎞
P2 = P1 ⎜1 + ⎟ 1.2
⎝ 100 ⎠

Poniendo
TAC
t = 1+ 1.3
100

la 1.1 y 1.2 se convierten en


1
⎛P ⎞n
t = ⎜⎜ 2 ⎟⎟ 1.4
⎝ P1 ⎠

P2 = P1t n 1.5

Siendo:
TAC = Tasa de Crecimiento Anual en términos porcentuales (%).
t = Coeficiente de crecimiento anual.
P1 = Población originaria del período considerado (habitantes)
P2 = Población final del período considerado (habitantes.)
n = Número de años del período considerado.

Municipio de El Viejo 43
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Las fórmulas pueden ser calculadas fácilmente por una hoja electrónica de cálculo
disponible en la mayoría de las computadoras, utilizando las formulas mencionadas,
con tal de digitar los siguientes comandos en la celda de cálculo:

Para calcular t, conociendo P1 y P2


=POTENCIA(P2/P1,1/n)

Para calcular P2 conociendo t y P1:


=P1*POTENCIA(t,n)

Datos de origen y fuentes

Los datos poblacionales que se han considerado para el municipio derivan de dos
fuentes diferentes:

• Datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo, INEC, que son los datos del
VII censo de la Población ejecutado en 1995, más proyecciones de población del
período 2000-2005, publicadas por el Instituto en el año 2000, desglosados en
comunidades, comarcas y en barrios en el Censo de 1995 y en valor total por
municipio para las proyecciones.

• Datos de población al 2003, publicados en los Planes de Respuesta del SE-


SINAPRED, fuente del Ministerio de Salud ( MINSA ) y originados en levantamientos
directos operados por las Alcaldías, en algunos casos reflejados también en los
Planes de Desarrollo Municipales, desglosados en barrios, comunidades y
comarcas.

Los dos datos difieren en los criterios de clasificación como en las cifras, esto da lugar
en ocasiones a notables discrepancias. Por motivo de la clasificación, en muchos casos
no se corresponden las divisiones tomadas como referencia entre las dos fuentes y por
lo tanto los datos son confrontables solamente como totales.

Además, los datos del INEC consideran población urbana a toda población residente en
centros mayores a 1000 habitantes, mientras que los datos de SE-SINAPRED se
refieren solamente a la población del casco urbano de la cabecera municipal.

Debido a las diferencias de las cifras, hay que considerar que los datos del INEC son
proyecciones construidas en base a series históricas, con la componente aleatoria que
esto comporta, mientras que los datos de SE-SINAPRED se refieren a levantamientos
de información locales, generalmente del MINSA o de las Alcaldías.

Por la diferencia en los datos, se ha decidido utilizar como datos de origen la población
reportada en los planes de SE-SINAPRED, por dos razones fundamentales:

Municipio de El Viejo 44
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

• Utilizar la misma división y los mismos datos de partida permite relacionar más
fácilmente el estudio presente con los Planes de Respuesta, y poder establecer
correspondencias.
• Generalmente las Alcaldías consideran estos datos más cercanos a la realidad de
sus territorios que los del INEC, además que respetan divisiones territoriales en
algunos casos plasmadas en los PDM.

Se espera que después de la realización del VIII censo en 2005, los datos entre las
fuentes se uniformen.

Determinación de tasas

El crecimiento anual de la población de un territorio se compone de dos factores:

• Saldo Natural, o sea la diferencia entre los nacimientos y las muertes anuales, en
valor absoluto y en porcentaje del total.
• Saldo Migratorio, o sea la diferencia entre inmigrantes y emigrantes, en valor
absoluto y en porcentaje del total.

El Crecimiento Total, y su tasa anual, resultan de la suma de los dos saldos, en


valores absolutos y porcentuales.

Los datos actualmente disponibles a nivel nacional, difundidos por la Dirección de


Estadísticas Sociodemográficas del INEC, que se reportan en la tabla, reflejan una tasa
de crecimiento total anual del 2.6 % (25.92 por mil), como tendencia nacional en el
ultimo quinquenio proyectado.

La tendencia nacional para los indicadores es de una deceleración marcada de la tasa


de natalidad, limitada mortalidad y estabilización de la migración. Varios informes y
estudios entre los cuales citaremos el Plan Nacional de Desarrollo y el informe del
PNUD. “Las condiciones de la esperanza - El desarrollo humano en Nicaragua 2002” y
el informe de la SECEP-CONPES-SNU por el BID-BM “Metas del desarrollo-
Seguimiento a la cumbre del milenio- Nicaragua primer informe diciembre 2003” pueden
corroborar esta visión general de las tendencias nacionales a una deceleración del
crecimiento.

Basados en estos informes, en las tasas nacionales presentadas calculadas y en las


tasas municipales utilizadas en las proyecciones del INEC para el período 2000-2005,
se han formulado varias hipótesis de cálculo de proyección de población para fijar las
tasas de crecimientos necesarias para el cálculo de la población en el horizonte
requerido de 20 años.

Municipio de El Viejo 45
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Indicadores Demográficos Nacionales Quinquenios


1990-1995 1995-2000 2000-2005
Fecundidad
Nacimientos anuales B en miles 157 168 175
Tasa Bruta de natalidad por mil 38.02 35.33 32.19
Mortalidad
Muertes anuales D en miles 26 27 28
Tasa bruta de Mortalidad 6.34 5.62 5.16
Crecimiento Natural B-D en miles 131 141 147
Tasa de crecimiento natural por mil 31.68 29.72 27.03
Migración
Saldo migratorio M anual en miles -10 -12 -6
Tasa de migración m por mil -2.42 -2.53 -1.11
Crecimiento total
Crecimiento anual B-D +(-)M en miles 121 129 141
Tasa de crecimiento total: r por mil 29.26 27.18 25.95
Tabla I-1: Indicadores Demográficos Nacionales
Fuente INEC – Dirección de Estadísticas Sociodemográficas

Datos disponibles para el municipio

Los datos disponibles para el Municipio se han resumido en la Tabla I-2, evidenciando
las diferencias entre las fuentes y las diferentes clasificaciones. En base a estos datos
se ha calculado con las fórmulas anteriormente descritas los resultados y tasas de la
Tabla I-3.

En la misma tabla se encuentra un factor llamado incremento urbano, el cual se


entiende como el aumento de la concentración en la cabecera registrado entre las dos
fechas consideradas, promediado por el número de años del periodo.

Este dato ha sido utilizado sucesivamente para diseñar las proyecciones específicas,
tomando en cuenta las dinámicas territoriales propias del municipio.

Tendencias asumidas para el municipio

Hipótesis 1 – Constante con tasa nacional

En esta hipótesis se ha proyectado la población de inicio, según SE-SINAPRED 2003,


con la tasa de crecimiento anual del 2.6 % calculada según los últimos indicadores
demográficos nacionales disponibles para el quinquenio 2000-2005.

La hipótesis más sencilla (baja o menos optimista o que estima un valor menor) tiene la
fuerte desventaja de no tomar en cuenta la tendencia nacional de decremento de la
tasa de crecimiento, ni tampoco las dinámicas territoriales específicas del municipio.

Municipio de El Viejo 46
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Hipótesis 2 - Decremento con tasa nacional

A la hipótesis 1 se le ha proyectado un decremento de la tasa de crecimiento total en


razón de uno por mil por quinquenio, derivando del 2.6% original al 2.2 % final en el
último período 2020-2025. Esta hipótesis considera la tendencia nacional, aunque
todavía no se ajusta a los patrones específicos locales.

Hipótesis 3 - Crecimiento constante con tasa local

La hipótesis asume la última tasa de crecimiento local según las proyecciones de la


publicación del INEC. Este caso supone un escenario poco probable por no considerar
ningún cambio en las tendencias territoriales ni de crecimiento poblacional.

Hipótesis 4 – Constante con tasa local

En la tercera hipótesis se ha proyectado la población inicial según el SINPRED 2003


con la tasa de crecimiento municipal utilizada en las proyecciones 2000-2005 por el
INEC, asumida como constante. Esta proyección se refiere más específicamente a las
dinámicas locales, sin presumir ningún cambio. En el caso de los municipios con un
crecimiento fuerte puede generar resultados exagerados.

Hipótesis 5 - Decremento con tasa local

La última hipótesis es la más articulada, porque proyecta los datos del SE-SINAPRED
2003 con dos suposiciones. Se ha descompuesto el crecimiento total en crecimiento
natural y migratorio, en base a los datos de referencia nacionales, pero no
necesariamente son ajustados al nivel de crecimiento real del municipio.

Por un lado se imagina el saldo natural en declinación en razón del uno por mil por
quinquenio, conforme a la reducción de la natalidad anteriormente mencionada. Por otro
lado se supone que también el proceso migratorio en los municipios, sea positivo o
negativo, sufra una disminución en razón del 1 por mil, siguiendo un fenómeno de
consolidación fruto de una estabilización territorial. Esta última hipótesis es la más
arriesgada por contener dos suposiciones, que si bien se ajustan a criterios razonables
y tendencias posibles, todavía no son en ningún modo demostrables.

Las cinco hipótesis delimitan un arco de valores posibles con las actuales condiciones y
tendencias, entre las cuales se puede configurar la situación de la población en el
municipio considerado. Se reportan en la Tabla I-4 los cálculos y los detalles de los
parámetros utilizados. En algunos casos se han descartado resultados incompatibles
con las situaciones reales o con la percepción de los actores, considerando para cada
municipio los valores más apropiados. En las tablas I-5, I-6 y I-7 se reporta la
distribución de la población actual proyectada en las subdivisiones geográficas
asumidas y en los asentamientos, calculando densidades territoriales y rangos en la
jerarquía de asentamientos según los criterios del Decreto Ejecutivo 78/2002.

Municipio de El Viejo 47
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Población Población
Población Población Población cabecera resto del Población Cabecera
Fuente Año total urbana rural municipal municipio urbana municipal
Hab. Hab. Hab. Hab. Hab. % %
INEC - VII
censo 1995 69,055 33,607 35,448 48.67%
INEC - VII
censo 1995 69,055 30,629 38,426 44.35%
INEC - Public. 2000 83,281
INEC - Public. 2001 85,990
INEC - Public. 2002 88,782
INEC - Public. 2003 91,663
SE-SINAPRED 2003 89,728 43,286 46,442 48.24%
INEC - Public. 2004 94,631
INEC - Public. 2005 97,688
INEC - infor.Dir 2004 94,630 55,264 39,365 58.40%
INEC - infor.Dir 2005 97,687 57,292 40,396 58.65%
Tabla II-2 - Población total del municipio según información disponible

Crecimiento Crecimiento Incremento Incremento


Crecimiento Crecimiento Crecimiento cabecera resto del urbano cabecera
Fuente Periodo total urbano rural municipal municipio anual anual
t t t t t % anual % anual

INEC - Public. 1995-2005 1.0353 1.0548 1.0132 1.00%

INEC - Public. 2000-2005 1.0324


INEC-SE-
SINAPRED 1995-2003 1.0333 1.044 1.024 0.49%
Tabla II-3 - Tasa de Crecimiento t=1+TAC/100

Municipio de El Viejo 48
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Coeficiente
2003 2003-05 2005-10 2010-15 2015-20 2020-25 incremento
Hab. Hab. Hab. Hab. Hab. 2003-2025
Hipótesis 1
Tasa de crecimiento constante Crecimiento total = 1.026 1.026 1.026 1.026 1.026 1.026
Dato nacional 2000-2005 Años 2 5 5 5 5
Dato de inicio SE-SINAPRED 2003 89,728 94,455 107,389 122,095 138,814 157,823 1.76
Hipótesis 2
Crecimiento total = -1 por mil por quinquenio Crecimiento total = 1.026 1.026 1.025 1.024 1.023 1.022
Dato nacional 2000-2005 Años 2 5 5 5 5
Dato de inicio SE-SINAPRED 2003 89,728 94,455 106,867 120,321 134,809 150,305 1.68
Hipótesis 3
Tasa de crecimiento constante Crecimiento total = 1.03243 1.032 1.032 1.032 1.032 1.032
Dato local 2000-2005 Años 2 5 5 5 5
Dato de inicio SE-SINAPRED 2003 89,728 95,641 112,187 131,594 154,359 181,062 2.02
Hipótesis 4
Saldo natural = -1 por mil por quinquenio Saldo natural = 1.027 1.027 1.026 1.025 1.024 1.023
Saldo migratorio = constante Saldo migratorio = 0.005 0.005 0.005 0.005 0.005 0.005
Saldo total =-2 por quinquenio Crecimiento total = 1.032 1.032 1.031 1.030 1.029 1.028
Dato local 2000-2005 Años 2 5 5 5 5
Dato de inicio SE-SINAPRED 2003 89,728 95,641 111,644 129,695 149,933 172,490 1.92
Hipótesis 5
Saldo natural = -1 por mil por quinquenio Saldo natural = 1.027 1.027 1.026 1.025 1.024 1.023
Saldo migratorio =- 1 por mil por quinquenio Saldo migratorio = 0.005 0.005 0.004 0.003 0.002 0.001
Saldo total =-2 por quinquenio Crecimiento total = 1.032 1.032 1.030 1.028 1.026 1.024
Dato local 2000-2005 Años 2 5 5 5 5
Dato de inicio SE-SINAPRED 2003 89,728 95,641 111,104 127,819 145,625 164,301 1.83
Promedio
Población inicial = 89,728
Población final = 95,167 109,838 126,305 144,708 165,196 1.84
Incremento = 5,439 20,110 36,577 54,980 75,468 84%
Tabla II-4 - Hipótesis de crecimiento poblacional del municipio

Municipio de El Viejo 49
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Población Incremento Población Densidad Densidad


Id Nombre Área Área 2003 promedio 2025 2003 2025
Ha Km² Hab. Hab. Hab./Km. Hab./Km.
1 Zona 1 40,649 406 9,309 1.67 15,530 23 38
2 Zona 2 19,339 193 6,130 1.67 10,226 32 53
3 Zona 3 31,714 317 11,525 1.67 19,227 36 61
4 Zona 4 31,711 317 19,478 1.67 32,494 61 102

1-4 Subtotal resto del municipio 123,414 1,234 46,442 1.67 77,477 38 63

hab./ha hab./ha
Cabecera municipal 3,142 31.42 43,286 2.03 87,719 14 28

hab./Km. hab./Km.
TOTAL 126,556 1,266 89,728 1.84 165,196 71 131

Tabla II-5 - Distribución y densidad de población según promedio de hipótesis

Distribución de población 2003 Distribución de población 2025

Zona 4 Zona 4
22% 20%

Zona 3 Cabecera Cabecera


13% municipal municipal
48% Zona 3
53%
12%

Zona 2 Zona 2
7% 6%
Zona 1 Zona 1
10% 9%

Tabla II-6: Distribución de población al 2003 y al 2025

Municipio de El Viejo 50
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Rango 2003 Rango 2025


Población SE- Coeficiente Población SNAH D.E. SNAH D.E.
Id Asentamientos SINAPRED 2003 Incremento 2025 78/02 78/02

160100 El Viejo 43286 2.03 87,719 4 3


160204 Potosí 2137 1.67 3,565 7 6
160275 Evert Mendoza 1960 1.67 3,270 7 6
160291 Los Cerritos 1565 1.67 2,611 7 6
160271 Los Valientes 984 1.67 1,642 8 7
160226 Quilaca 905 1.67 1,510 8 7
160225 Los Playones 896 1.67 1,495 8 7
160265 Tom Valle 895 1.67 1,493 8 7
160239 Pedro Altamirano 812 1.67 1,355 8 7
160233 Buena Vista 805 1.67 1,343 8 7
160217 Mechapa 802 1.67 1,338 8 7
160251 La Picota 743 1.67 1,240 8 7
160286 Germán Pomares 720 1.67 1,201 8 7
160207 Cosigüina 713 1.67 1,189 8 7
160267 La Curva 699 1.67 1,166 8 7
160295 Carlos Fonseca 688 1.67 1,148 8 7
160201 El Rosario 665 1.67 1,109 8 7
160287 Río Chiquito Abajo 663 1.67 1,106 8 7
160237 Santo Tomás 658 1.67 1,098 8 7
162111 Palo Alto 653 1.67 1,089 8 7
160290 La Tejana 652 1.67 1,088 8 7
160257 El Manzano No. 2 634 1.67 1,058 8 7
160260 Aserradores 623 1.67 1,039 8 7
160285 Toro Blanco 622 1.67 1,038 8 7
160223 Mata de Cacao 604 1.67 1,008 8 7
160296 Grecia 4 600 1.67 1,001 8 7
160261 Cerro Gallo 597 1.67 996 8 8
160294 Km 10 590 1.67 984 8 8
160244 Punta Padre Ramos 588 1.67 981 8 8
160252 El Pedregal 580 1.67 968 8 8
Tabla II-7 - Asentamientos por población y rango según clasificación del Sistema Nacional de Asentamientos
Humanos (SNAH, Arto.19 del D.E. 78/02)

Municipio de El Viejo 51
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Rango 2003 Rango 2025


Población SE- Coeficiente Población SNAH D.E. SNAH D.E.
Id Asentamientos SINAPRED 2003 Incremento 2025 78/02 78/02

160242 Jiquilillo 558 1.67 931 8 8


160273 Pedro Pablo 516 1.67 861 8 8
162101 Palo Herrado 515 1.67 859 8 8
162105 Campirano Norte 503 1.67 839 8 8
162107 Chimoltepe 484 1.67 807 9 8
160220 Apascalí 482 1.67 804 9 8
160214 El Chorro 470 1.67 784 9 8
160231 El Congo 470 1.67 784 9 8
160206 Cabo de Horno 465 1.67 776 9 8
160264 Petacalpe 463 1.67 772 9 8
160248 San Luís 462 1.67 771 9 8
160279 Zopilotepe 455 1.67 759 9 8
160268 El Bejuco 449 1.67 749 9 8
162103 El Pastoral 447 1.67 746 9 8
160205 El Capulín 440 1.67 734 9 8
160222 Gaspar García Laviana 420 1.67 701 9 8
160240 Aurelio Carrasco 398 1.67 664 9 8
160269 Chorrera 395 1.67 659 9 8
160211 La Poza de La Vaca 390 1.67 651 9 8
160202 Las Posas 372 1.67 621 9 8
160281 Tecomatepe 365 1.67 609 9 8
160280 Hato Grande 363 1.67 606 9 8
160284 Carlos Guadamúz 359 1.67 599 9 8
160218 Venecia 355 1.67 592 9 8
160289 La Cocoroca 344 1.67 574 9 8
Tabla II-7 - Asentamientos por población y rango según clasificación del Sistema Nacional de Asentamientos
Humanos (SNAH, Arto.19 del D.E. 78/02)

Municipio de El Viejo 52
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Rango 2003 Rango 2025


Población SE- Coeficiente Población SNAH D.E. SNAH D.E.
Id Asentamientos SINAPRED 2003 Incremento 2025 78/02 78/02

160238 Virgen del Hato 338 1.67 564 9 8


162102 San Carlos 323 1.67 539 9 8
160253 La Danta 306 1.67 510 9 8
160288 Río Chiquito Arriba 297 1.67 495 9 9
162106 Campirano Sur 293 1.67 489 9 9
160256 Manzano No. 1 291 1.67 485 9 9
160243 Los Zorros 290 1.67 484 9 9
160203 Las Parcelas 280 1.67 467 9 9
160276 Ramón Salvatierra 276 1.67 460 9 9
160236 Ballona 275 1.67 459 9 9
160272 Espavel 275 1.67 459 9 9
160229 Santa Rita 271 1.67 452 9 9
160228 El Tintal 268 1.67 447 9 9
160212 Los Laureles 258 1.67 430 9 9
160216 Punta Ñata 255 1.67 425 9 9
160263 Los Clavos 252 1.67 420 9 9
160209 Los Paniquines 250 1.67 417 9 9
162100 Santa Rosa 246 1.67 410 9 9
160232 Apante 244 1.67 407 9 9
160224 Pueblo Nuevo 242 1.67 404 9 9
160245 Liborio 241 1.67 402 9 9
160277 Norwich 237 1.67 395 9 9
160259 Francisco Laguna 235 1.67 392 9 9
160249 Río Viejo 231 1.67 385 9 9
162108 Mario Corea 218 1.67 364 9 9
Tabla II-7 - Asentamientos por población y rango según clasificación del Sistema Nacional de Asentamientos
Humanos (SNAH, Arto.19 del D.E. 78/02)

Municipio de El Viejo 53
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Población SE- Coeficiente Población Rango 2003 Rango 2025


Id Asentamientos SINAPRED 2003 Incremento 2025 SNAH SNAH
160213 El Jicarito 215 1.67 359 9 9
160227 Wispante 215 1.67 359 9 9
160292 Km 8 215 1.67 359 9 9
160270 Palermo 201 1.67 335 9 9
162104 Gramal 195 1.67 325 9 9
160215 Elena María 192 1.67 320 9 9
160234 San Remigio 191 1.67 319 9 9
160274 Sasama 191 1.67 319 9 9
160230 Las Pavas 190 1.67 317 9 9
160262 Villa Francia 185 1.67 309 9 9
160293 Km 9 176 1.67 294 9 9
160247 Palestina 169 1.67 282 9 9
160246 Venezuela 165 1.67 275 9 9
160266 San Andrés 160 1.67 267 9 9
160254 Manzanillo 159 1.67 265 9 9
160219 Oro Verde 156 1.67 260 9 9
160283 Maderas Negras 150 1.67 250 9 9
160208 La Piscina 147 1.67 245 9 9
160258 Aposentillo 145 1.67 242 9 9
160221 Tiguilotada 135 1.67 225 9 9
160235 Puerto Castillo 134 1.67 224 9 9
160278 Las Lajas 131 1.67 219 9 9
160210 El Bambuzal 130 1.67 217 9 9
160255 Santa María 123 1.67 205 9 9
160241 Los Portillos 115 1.67 192 9 9
160250 Las Salinas 109 1.67 182 9 9
160299 Emma 105 1.67 175 9 9
162109 Positos 92 1.67 153 9 9
160282 Los Lirios 80 1.67 133 9 9
160298 María Elsa 75 1.67 125 9 9
162110 El Redentor 56 1.67 93 9 9
160297 San Jerónimo 55 1.67 92 9 9
Tabla II-7 - Asentamientos por población y rango según clasificación del Sistema Nacional de Asentamientos
Humanos (SNAH, Arto.19 del D.E. 78/02)

Municipio de El Viejo 54
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Anexo III - Elementos del Mapa de Ordenamiento

Los mapas presentan la información cartográfica básica física, como curvas de nivel,
ríos, líneas de costas, barrancos, e igualmente información referente a elementos
antrópicos como carreteras, manzanas, casas aisladas y demás elementos congruentes
con la escala de representación. Esta información ha sido generada sobre la base de la
cartografía nacional 1:50,000, en la cual se ha utilizado los símbolos y los colores hasta
donde es posible con el tipo de información obtenida.

Las informaciones que se reportan en el Mapa de Ordenamiento Territorial son:

Límites territoriales de distritos, comarcas o micro regiones geográficas según el caso


de la subdivisión municipal vigente a escala 1:50,000 y de barrios o distritos según el
caso a escala 1:5,000. Estos límites corresponden a los considerados en el apartado de
análisis, para los cuales se han calculado valores de densidad habitacional para el año
2003 y 2025. Las subdivisiones territoriales están organizadas en una sola base de
datos que permite la actualización y agregación de más datos

Jerarquía de Asentamientos Humanos, basados en los criterios del Art.19 del


Decreto 78/2002, simbolizados por hexágonos de diferentes tamaños y colores, según
las definiciones que se reportan en la tabla siguiente y presentada solamente a escala
1:50,000. En la tabla siguiente se presentan las nueve categorías definidas en el
Artículo 19, y se propone el uso de definiciones técnicas sugeridas por el mismo
Artículo, así como la agrupación en cinco clases principales. El resto es definido por el
mencionado Artículo, y se asume como referencia básica. Las clases tienen la finalidad
de reagrupar las categorías según características similares, para ayudar al análisis de
las problemáticas comunes.

Los asentamientos considerados en el municipio son los que aparecen en el listado,


presentados en el apartado de análisis, con los valores de población para el año 2003
tomando como fuente de referencia los Planes de Respuesta de SE-SINAPRED.

La Jerarquía vial de las carreteras presentes en la cartografía nacional a escala


1:50,000, se realiza tomando en cuenta su importancia y tipo de pavimento. La división
en categorías se conforma con los criterios de la cartografía nacional a escala 1:50,000.

Las zonas actualmente incluidas en la categoría de reserva natural como Áreas


protegidas, están definidas por sus límites y se reporta su nombre.

Municipio de El Viejo 55
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

SISTEMA NACIONAL DE CLASIFICACIÓN DE LA RED DE ASENTAMIENTOS HUMANOS


(según Art.19 – Decreto Ejecutivo 78/2002)

Tipo Nivel Rango Nivel Título Definición técnica Cantidad de Población


propuesto Art. 19 Administrativo propuesta (habitantes)
y color en máximo
mapas
Urbano N. I _1_ Capital Ciudad capital Centro Capital Mayor de 1,000,000
Gris

N. II _2_ Cabecera Ciudad Centros Mayor de 100,000


Café departamental metropolitana metropolitanos
_3_ Cabecera Ciudades Centros primarios Entre 45,000 y 100,000
departamental grandes
N. III _4_ Cabecera Ciudades Centros secundarios Entre 11,000 y 44,999
Rojo departamental o medianas
municipal
_5_ Cabecera Ciudades Centros intermedios Entre 5,000 y 10,999
municipal pequeñas
N. IV _6_ Cabecera Pueblos Centros servicios Entre 2,500 y 5,000
Naranja municipal
_7_ Cabecera Villas Centros básicos Entre 1,000 y 2,500
municipal
Rural N. V _8_ Funciones Caseríos Centros integradores Entre 500 y 1,000
Amarillo administrativas
_9_ Funciones Asentamientos Asentamientos Menor de 500
administrativas dispersos dispersos

Municipio de El Viejo 56
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Definiciones de zonas según el Decreto 78/2002

Artículo 32.- No son tierras aptas para el establecimiento y expansión de asentamientos


humanos las que tienen las siguientes características:
1) Las ubicadas en las laderas inestables de macizos montañosos con pendientes
mayores de quince por ciento; las tierras ubicadas en las laderas de volcanes activos,
bordes y áreas internas de calderas tectónicamente activas, las que se ubican en las
zonas donde incide la caída de cenizas y gases emanados por actividad volcánica y
aquellas tierras cercanas a los cauces de las zonas volcánicas por donde fluyen
corrientes de lodo.
2) Las ubicadas en la proximidad de fallas sísmicas principales, cuyo uso debe limitarse
en los trazos de las fallas geológicas activas.
3) Las ubicadas en zonas laterales inmediatas a los trazos de las fallas geológicas,
cuyo ancho de la zona paralela a la falla quedará sujeto a estudios geológicos locales,
donde debe adoptarse un margen de quince metros para aquellas fallas de trazo sin
implicaciones de fracturamiento paralelo. Para las fallas que presenten esas
manifestaciones el estudio geológico local establecerá el punto de medida de los quince
metros.
4) Las que presenten peligro de subsidencia (hundimiento), ubicadas en zonas donde
existe una extensiva explotación minera o de fluidos y aquellas en donde se presentan
fenómenos cársticos o donde la tierra es de composición carbonatada.
5) Las ubicadas en zonas de relleno mal compactadas o emplazadas en antiguas
lagunas; o bien aquellas tierras cubiertas por depósitos gruesos o suelos de aluvión.
6) Las ubicadas a menos de 50 metros del límite de máxima crecida o cota de
inundaciones de cuerpos de agua.
7) Las tierras con antecedentes conocidos de haber sufrido rupturas o deformaciones
en anteriores eventos sísmicos.

Artículo 34.- Zona urbana ocupada. Es el área que ocupa determinado asentamiento y
que presenta trazado de calles, lotificación y en el cual se desarrollan las actividades
sociales y económicas.

Artículo 35.- Zona urbana de provisión. Son las áreas que serán utilizadas para la
fundación de nuevos asentamientos humanos.

Artículo 36.- Zona urbana de reserva. Son las áreas de un asentamiento que serán
utilizadas para su crecimiento, consolidación y desarrollo. Dentro de la zona de reserva
se identifican cuatro tipos:
1) Zona urbana de expansión. Es la zona constituida por la porción del territorio
municipal destinada al crecimiento urbano, más allá del límite de la zona ocupada, que
se habilitará para el uso urbano durante la vigencia del Plan de Ordenamiento.
La determinación de esta zona se ajustará a las previsiones de crecimiento de la ciudad
y a la posibilidad de dotación con infraestructura para el sistema vial, de transporte, de
servicios públicos domiciliarios, áreas libres y parques y equipamiento colectivo de
interés público o social.

Municipio de El Viejo 57
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

2) Zona urbana de consolidación. Es la zona constituida por las áreas baldías dentro del
límite de la zona urbana ocupada, que se habilitará para desarrollo urbano durante la
vigencia del Plan de Ordenamiento.
3) Zona de recuperación. Es la zona que presenta alguna característica limitante para el
desarrollo urbano, ya sea por su estado de deterioro, por presentar riesgo de
inundación, con pendientes elevadas mayores del quince por ciento y puede
incorporarse a las áreas de tierra apta siempre y cuando sean tratadas para su
rehabilitación.
4) Zona de exposición a vientos fuertes. Son zonas que presentan algunas
características, limitantes para el crecimiento físico por presentar riesgos de vientos
fuertes huracanados e inundaciones. Pueden incorporarse a las tierras aptas, siempre y
cuando se construyan cortavientos y otras obras de protección que amortigüen el
impacto.

Artículo 37.- Zona suburbana. Constituyen esta categoría las áreas ubicadas dentro del
área rural, en las que se mezclan los usos de la tierra y las formas de vida del campo y
la ciudad, diferentes a las clasificadas como áreas de expansión urbana, que pueden
ser objeto de desarrollo con restricciones de uso, de intensidad y de densidad,
garantizando el auto abastecimiento en servicios públicos domiciliarios.
Las municipalidades deberán establecer las regulaciones complementarias tendientes a
impedir el desarrollo de actividades y usos urbanos en estas áreas, sin que previamente
se surta el proceso de incorporación al área urbana, para lo cual deberán contar con las
infraestructuras de espacio público, de infraestructura vial y redes de energía,
acueducto y alcantarillado requeridas para este tipo de zona.

Artículo 38.- Zona de Conurbación. Constituyen esta categoría las áreas ubicadas
dentro del área rural, en las que se mezclan los usos de la tierra y las formas de vida
del campo y la ciudad, y se comportan como la continuidad física y demográfica que
forman o tienden a formar, por su proximidad, dos o más centros de población.

Artículo 39.- Zona de protección. Se distinguen dos tipos de zonas:


1) Zona de protección natural. Corresponden a áreas inmediatas al área urbana
relacionadas con la protección natural de sitios de interés, ambiental, científico,
paisajístico, escénico y a la distracción de la población.
El desarrollo de actividades culturales, científicas y/o turísticas en estas zonas se
ejecutará sobre la base de un plan de manejo de la zona. En esta clasificación se
comprenden las áreas degradadas que requieren conservación y rehabilitación y que
una vez rehabilitada pueden ser aprovechada bajo manejo e incorporada a los parques
ecológicos municipales.
Considerando el destino específico esta zona se subclasifica en:
a) De protección hídrica: Aquellas áreas que se destinan para la protección de cuerpos
de agua o zonas de recarga de acuíferos subterráneos. Para los recursos de agua
superficial se cumplirá la norma de 200 metros establecida por el Reglamento Forestal.
b) De protección de laderas: Aquellas áreas de altas pendientes cuya intervención
puede causar procesos erosivos.

Municipio de El Viejo 58
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

c) De protección de biodiversidad: Aquellas áreas de protección de hábitat de especies


de flora y fauna nativas, incluyendo bosques naturales primarios o secundarios,
humedales u otras formaciones vegetales.
2) Zona de patrimonio cultural. Son las áreas en las cuales se ubican sitios o
monumentos de valor artístico, histórico arqueológico, declarados por la autoridad
competente, entre otros:
a) Vías públicas, plazas y otras zonas con valor histórico.
b) Construcciones civiles, religiosas y militares tradicionales.
c) Equipamiento urbano tradicional.

Artículo 41.- Zonas para la recreación. Regularmente se consideran áreas abiertas, o


áreas libres, pero abarcan Ios espacios de uso público o privado donde la gente asiste
con cierta diversidad de frecuencias e intensidades. Comprende espacios de encuentro,
parques, áreas deportivas y sitios de riquezas paisajística.

Artículo 42.- Zonas de Usos Especiales. Son zonas que por el tipo de actividad
requieren una ubicación especial generalmente fuera de la zona urbana ocupada. Los
usos de estas zonas son para el tratamiento de desechos líquidos y sólidos (lagunas de
oxidación, relleno sanitario), la ubicación cementerios y aeropuertos.

Municipio de El Viejo 59
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Anexo IV - Glosario

Definiciones del Decreto 78/2002

Antrópica: Actividades realizadas por el ser humano.

Aprovechamiento: Es la utilización adecuada de los recursos naturales de acuerdo a


su aptitud.

Áreas Frágiles: Aquellas áreas cuyas características físicas presentan alto potencial de
degradación y/o desaparición de dichas características ante amenazas naturales tales
como inundaciones, derrumbes o deslizamientos, huracanes, terremotos o erupciones
volcánicas, o ante amenazas antrópicas derivadas de la realización de actividades
productivas o del establecimiento de asentamientos humanos.

Área Urbana: Expresión física territorial de población y vivienda concentrada y


articulada por calles, avenidas, caminos y andenes. Con niveles de infraestructura
básica de servicios, dotada del nivel básico de equipamiento social, educativo, sanitario
y recreativo. Conteniendo unidades económicas, productivas que permiten actividades
diarias de intercambio beneficiando a su población residente y visitante. Puede o no
incluir funciones públicas de gobierno.

Área Rural: Se refiere al resto del territorio municipal, que no es urbano, caracterizado
por población dispersa o concentrada y cuyas actividades económicas en general se
basan en el aprovechamiento directo de los recursos naturales.

Articulación de los Sistemas Productivos: Es el encadenamiento de las actividades


productivas por el cual se incrementa el valor agregado de los productos intermedios,
aprovechando economías de escala, el uso simultáneo de infraestructura, la
complementariedad entre sistemas de producción y el nivel tecnológico.

Asentamiento Humano: Es el establecimiento de una población, con patrones propios


de poblamiento y el conjunto de sistemas de convivencia, en un área físicamente
localizada, considerando dentro de la misma los elementos naturales, la infraestructura
y el equipamiento que la integran.

Asentamiento Urbano: Es aquel en cuyo espacio se concentra una población mayor


de 1,000 habitantes, en una relación de densidad igual o mayor de 25 habitantes por
hectárea, con un mínimo del 25% de su superficie dedicada a actividades secundarias,
terciarias y equipamiento, y el 18% o más de superficie utilizada para circulación. Los
asentamientos urbanos se clasifican en Ciudad Capital, Ciudad Metropolitana, Ciudades
Grandes, Ciudades Medianas, Ciudades Pequeñas, Pueblos y Villas.

Asentamiento Rural: Es aquel en cuyo espacio se concentra una población menor de


1,000 habitantes o se distribuye con una densidad menor de 25 habitantes por
hectárea. Dentro de los asentamientos rurales se consideran concentrados o caseríos,

Municipio de El Viejo 60
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

cuando su población oscila entre los 500 y los 1,000 habitantes y dispersos cuando su
población es menor de 500 habitantes.

Cuencas Hidrográficas: Territorio cuyas aguas afluyen todas a un mismo cuerpo de


agua, conformando un sistema natural compuesto por elementos físicos, recursos
naturales y humanos y las relaciones entre estos elementos; creando un conjunto social
único y en permanente evolución.

Ecosistemas Frágiles: Aquellos ecosistemas con alta susceptibilidad a cambios y


tensiones ambientales provocados por factores naturales o de origen antrópico y que
presentan alto riesgo de degradación, desequilibrio o desaparición.

Estudio de Ordenamiento Territorial: Son los estudios técnico-científicos relativos al


conocimiento integral del territorio y los procesos de intervención existentes en el medio
físico-natural, que permiten identificar sus principales características, potenciales,
limitantes y problemática, y formular la propuesta del desarrollo territorial, sentando las
bases para la elaboración de los Planes de Ordenamiento Territorial.

Humedales: Son las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies


cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o
temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las
extensiones de agua marina cuyas profundidades en marea baja no exceda de seis
metros.

Infraestructura Física: Son todas aquellas instalaciones físicas que constituyen


sistemas y redes para la conducción y distribución de bienes y servicios en los
asentamientos humanos. Comprende el sistema y red de acueductos y alcantarillados,
drenaje pluvial, energía eléctrica, vialidad y telecomunicaciones.

Límite Urbano: Es una línea imaginaria que delimita el área de un asentamiento


humano, incluyendo áreas urbanizadas, áreas de expansión, riesgos, restricción o
protección del suelo.

Manejo de Cuencas Hidrográficas: Son todas aquellas acciones que se ejecutan


dentro del territorio de una cuenca hidrográfica, con miras a mantener o recuperar sus
capacidades productivas; regular los flujos hídricos y proteger los recursos naturales
que en ellas se encuentran, en función de los intereses de las poblaciones asentadas
en este territorio y disminuir los riesgos de dichas poblaciones ante amenazas
naturales.

Ordenamiento Territorial: Proceso de planificación dirigido a evaluar y orientar el uso


de la tierra en el territorio, de acuerdo con sus características, potenciales, limitantes y
problemática, tomando en cuenta los recursos naturales y ambientales, las actividades
económicas y sociales y la distribución de la población en el marco de una política de
conservación y uso sostenible de los sistemas ecológicos.

Municipio de El Viejo 61
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Paisajes: Es una porción de la superficie terrestre con patrones de homogeneidad,


conformada por un conjunto complejo de sistemas, producto de la actividad de las
rocas, el agua, el aire, las plantas, los animales y los seres humanos, que por su
fisonomía es reconocible y distinguible de otras vecinas.

Plan de Ordenamiento Territorial Municipal: Es el instrumento rector mediante el cual


el municipio define, norma y orienta los usos del territorio articulando los aspectos
territoriales y sectoriales, estableciendo objetivos y líneas estratégicas, contribuyendo
sustantivamente al plan de desarrollo municipal.

Plan de Desarrollo Municipal: Es un instrumento de planificación participativa que


refleja los esfuerzos integrados del Gobierno Municipal con los Actores Locales, en el
aparecen los Ejes de Desarrollo y las Líneas Estratégicas a seguir para alcanzar el
desarrollo del municipio en el corto, mediano y largo plazo.

Sistema de Planificación Municipal: Es el conjunto de procesos e instrumentos de


planificación y programación que articulan en el municipio la estrategia de desarrollo
municipal, expresada en los planes estratégicos o de desarrollo municipal, que incluyen
el ordenamiento del territorio, los planes de inversión municipal, los planes operativos
anuales y el presupuesto de la Alcaldía en función de su visión de desarrollo y fomentan
espacios de concertación y participación ciudadana.

Suelo: Capa superficial de la tierra que sirve de sustrato entre otras a las actividades
agropecuarias y forestales.

Subsistema de Asentamientos Humanos: Es una porción del Sistema Nacional de


Asentamientos Humanos, que comprende un grupo de asentamientos que gravitan
sobre o alrededor de un asentamiento humano que tiene al menos la categoría de
ciudad o cabecera municipal.

Subsistema Territorial: Cada uno de los conjuntos de elementos interrelacionados que


conforman el territorio. Comprenden el subsistema, de recursos naturales y medio
ambiente, económico, asentamientos humanos y socio-políticos.

Territorio Municipal: Espacio integrado por elementos físico-naturales, económicos


administrativos y socio-culturales, conformando un sistema abierto en el que interactúan
los elementos naturales y los derivados de las actividades humanas y sus prácticas
económicas, sociales y culturales.

Tierra: Es la parte de la corteza terrestre que comprende el suelo y los diferentes


estratos del subsuelo, donde interactúan condiciones y procesos abióticos, bióticos,
socioeconómicos y culturales.

Uso Adecuado: Es aquella utilización de los recursos naturales que no los degrada, o
contamina, ni disminuye el área potencial de aprovechamiento y que asegura su
sostenibilidad y rentabilidad óptima.

Municipio de El Viejo 62
Plan de Ordenamiento Territorial Municipal en Función de las Amenazas Naturales

Vulnerabilidad: Es la susceptibilidad a pérdidas o daños de los elementos expuestos al


impacto de un fenómeno natural o de cualquier naturaleza.

Zonas de Protección: Son terrenos dentro de áreas urbanas o rurales, que por sus
características geográficas, paisajísticas o ambientales; o por formar parte de zonas de
utilidad pública para la ubicación de infraestructuras que den servicios a la población o
sean áreas de amenazas y riesgos (que no se pueden mitigar) para la localización de
asentamientos humanos, tienen restringidas sus posibilidades de uso.

Zonas Administrativas Locales: Es la porción del territorio en la que se subdivide un


municipio para efectos de administración local, poseyendo a su vez una cabecera zonal.
Pueden ser micro regiones, comarcas, distritos o territorios de comunidades indígenas.

Municipio de El Viejo 63