You are on page 1of 6

Fauna malacologica

de las cavidades subterraneas de Turquillas
y Carboneras Rajete
en el termino municipal de Parauta
Sierra de Las Nieves Malaga

Félix Ríos Jiménez Loreto Wallace Moreno Heidi Ángel Fernández
Sociedad Gaditana de Historia Natural (SGHN) GES de la SEM GES de la SEM
malacología.iberica@gmail.com loretowallace@yahoo.es heidiangelfernandez@gmail.com

Andalucía Subterránea 29 35
La zona de estudio las Turquillas que divide la sierra en rece la vida de estas especies. Son
dos partes: un bloque levantado al pequeños animales que se han refu-
La Sierra de las Nieves se alza al Este, donde se sitúan las principales giado en ellos huyendo de las condi-
Noroeste de la provincia de Mála- alturas, y un bloque hundido al Oes- ciones más extremas del exterior.
ga, formando parte de la Serranía te, donde se han recogido la mayoría
de Ronda. Su formación tuvo lugar de las muestras, a excepción de la
en el Terciario, correspondiéndose zona de Carboneras, que toma su Climatología
con el plegamiento alpino, durante nombre del Arroyo de las Carbone-
el cual se fueron retirando las aguas ras. Debido a dicha falla, las aguas Las Turquillas se hallan en la zona
que cubrían la mayor parte de Anda- de los arroyos son vertidas hacia central de la sierra, por lo que tie-
lucía, dando lugar al relieve que hoy el Valle del Genal. Un punto donde nen un clima continental, en que el
día podemos observar. La mayor al- afloran a la superficie es en el ma- invierno no pasa de los 10 grados,
tura de la sierra se corresponde con nantial del Genal, en el pueblo de con nevadas en su zona somital. Los
el Pico de la Torrecilla (1919 m.). Igualeja. Se conoce con el nombre veranos son muy calurosos, y exis-
de “El Nacimiento” y tiene un aforo te mucha diferencia de temperatura
Los materiales son en su mayoría de 100 l/s. entre el día y la noche.
dolomías y calizas, éstas con una
gran potencia, lo cual ha favorecido El clima se caracteriza por un régi-
la existencia de grandes y profundas Las Cuevas men de sequía estival (verano) y otro
simas: Sima Gesm, Sima del Aire, régimen de lluvias en invierno con
Sima Nevero... Las cuevas donde se han realizado unas isoyetas comprendidas entre
los muestreos, se enclavan todas en los 600 l/m2 de sus zonas más ba-
La zona donde se han efectuado el término municipal de Parauta. jas y los 1.800 l/m2 en las zonas más
los muestreos se hallan entre los altas de la sierra. Esta abundancia
1100 y los 1400 metros de altitud. La zona de trabajo está dividida en de lluvias es debido a que las nubes
La vegetación es la propia de la sie- tres amplias zonas: Carboneras, Tur- llegan cargadas de humedad desde
rra mediterránea: aulagas, lavanda, quillas Altas y Turquillas Bajas. Ello el atlántico, chocan con la barrera
enebros, jaras, romero, sabinas… se ha hecho para agrupar las cavi- montañosa, y descargan allí sus pre-
acompañada por ejemplares aisla- dades por la localización de las mis- cipitaciones.
dos de Abies pinsapo y pinos hale- mas, ya que todas ellas se abren en
pensis. altitudes que sobrepasan los 1000 La temperatura media de la zona
metros sobre el nivel del mar. Son, oscila entre los 20-25 grados en ve-
Desde 1989 está protegida como en su mayoría, pequeñas cavidades rano, y los 8-10 grados en invierno.
Parque Natural, siendo además Re- normalmente verticales. En sus pe-
serva de la Biosfera desde 1995. queños pozos de entrada hemos de- La temperatura media anual dentro
tectado una riquísima fauna animal: de estas cavidades es de 14 grados.
arácnidos, coleópteros, babosas, Para tomarlas se han empleado me-
Zona Turquillas y Carboneras gasterópodos, batracios…etc que didores Data-Loggers que han esta-
aprovechan un rico nicho natural do tomando in situ medidas durante
Un aspecto determinante para el en condiciones de semipenumbra, un periodo mínimo de un año (se ins-
drenaje de los acuíferos de la zona humedad y temperatura media en talaron como máximo a -35 metros
es la presencia de la gran Falla de torno a los 14 grados, lo que favo- de profundidad).

36 Andalucía Subterránea 29
Resultados
En la tabla adjunta se muestran las cavidades donde se realizaron los muestreos:

Cavidad Código Altitud (m.s.n.m.) Zona Profundidad del
muestreo

Sima de Las Grajas PA-1 1.390 Turquillas Altas -33 m

Sima Alba PA-4 1.392 Turquillas Altas -4 m

Sima de las Raices PA-6 1.410 Turquillas Altas. -10 m

Sima Carambuco PA-8 1.406 Turquillas Altas -4 m

Sima Escondida PA-15 1.305 Turquillas Altas -1 m

Cueva de los PA-23 1.360 Turquillas Altas -2 m
Opiliones

Sima del Ojo PA-27 1.300 Turquillas Altas -2 m

Sumidero de la PA-43 1.351 Turquillas Altas -3 m
Médula

Pozo Fósil PA-51 1.381 Turquillas Altas -2 m

Sima de la Curva PA-5 1.220 Turquillas Bajas -7 m

Sima del Bordillo PA-32 1.170 Turquillas Bajas -4 m

Sima Of Course PA-45 1.342 Turquillas bajas -9 m

Coz del Caballo PA-54 1.381 Turquillas Bajas -6 m

Sima Carboneras PA-47 1.108 Carboneras -20 m

Sima Sin Nombre PA-48 1.140 Carboneras -8 m

Pocas son las especies que se han encontrado en esta zona si tenemos en cuenta los parámetros que hemos
ofrecido anteriormente. Sin embargo, las que hemos encontrado se corresponden con especies típicas de
estos suelos y a las que además, les favorecen unas temperaturas suaves y un periodo amplio de precipitacio-
nes. El complejo kárstico les suministra refugio y no se descarta que realicen parte de su ciclo biológico dentro
de cuevas o simas dado el gran número de ejemplares vivos encontrados dentro de ellas.

Sobre el género Iberus de los estudios moleculares para la
determinación de linajes y especies
En el caso que nos ocupa, nos re-
mitimos a los trabajos moleculares
Montfort, 1810 solo disponíamos del estudio morfo-
lógico de las conchas y de sus órga-
más recientes (2008) donde el géne-
ro Iberus se divide en 5 clados (agru-
nos internos. Su evolución histórica pación de los descendientes con un
Estamos ante uno de los grupos basada en múltiples teorías siguen antepasado común). En el clado 5
más complejos a la hora de clasifi- enfrentando a los especialistas del encontramos 4 especies emparenta-
car las diferentes especies que lo género, cada uno con una opinión das entre sí, I. marmoratus, I. rositai,
componen. Hasta la llegada reciente propia que aquí no vamos analizar. I. cobosi I. loxanus.

Andalucía Subterránea 29 37
Allí donde conviven juntas algunas
de ellas podemos encontrar formas
intermedias o híbridas, como es el
caso del Valle de Abdalajís, donde
podemos observar marmoratus co-
bosi, o el del Torcal de Antequera,
donde aparecen híbridos de loxanus
cobosi, entre otros.

Morfología de la concha: Las
conchas encontradas en la zona son
globosas o deprimidas en mayor o
menor grado. Color castaño claro,
la subespecie marmoratus presenta
3 bandas dorsales discontinuas de
color pardo, moteadas de manchas
blancas, y las 2 bandas ventrales,
también de color pardo, pueden ser
finas o gruesas, continuas o discon-
tinuas, o incluso estar ausentes en
loxanus. El ombligo generalmente
cubierto, aunque hay ejemplares de
loxanus donde el ombligo se hace
algo visible. Abertura de la boca re-
dondeada y oblicua. Sutura profun-
da y labio reflejado. Su tamaño es
grande, por lo general mide unos 25
mm. de diámetro.

En las imágenes pueden observar-
se la variedad de patrones que pre-
sentan estas especies.

Sobre el género
Oxychilus Fitzinger, 1833
Las conchas de las diferentes es-
pecies del género Oxychilus son
muy semejantes entre sí. Para una
certera identificación se debe recu-
rrir al estudio anatómico de cada
una de ellas. Las pocas diferencias
conquiliológicas que presentan y rius y O. draparnaudi están más en zona de muestreo parecidas estruc-
su área de distribución ayudan algo relación con hábitats y ecosistemas turas geológicas, donde la roca pre-
siempre y cuando no compartan el de riberas, fuentes y zonas humani- dominante es la caliza.
mismo hábitat dos especies dife- zadas.
rentes. Morfología de la concha: Son
En las citas bibliográficas consul- conchas bastante frágiles, tras-
En Andalucía viven solo 3 espe- tadas encontramos O. rateranus en lúcidas y brillantes de coloración
cies con algunos caracteres y hábi- la cueva Hurón, Alhaurín de la Torre parduzca o amarillenta. Forma dis-
tats particulares que no complican (Málaga); Sierra de Líbar, cerca del coidal, deprimida y redondeada en
mucho su identificación. Oxychilus Cerro de la Pileta (Málaga); Cueva su periferia. Ombligo visible y pro-
(Ortizius) rateranus parece exclusivo del Susto en Zahara de la Sierra (Cá- fundo, abertura de la boca ovala-
de serranías kársticas y ha sido ci- diz); Manga de Villaluenga (Cádiz) y da. La superficie de la concha pre-
tada en cuevas y roquedos calizos, Cueva de la Pileta (Málaga). senta una estriación radial fina e
con vegetación arbustiva y bosque irregular. Suele medir unos 10 mm.
mediterráneo. Mientras que O. cella- Estas citas comparten con nuestra de diámetro.

38 Andalucía Subterránea 29
El género Oestophora bríos, con alguna excepción, como Conclusiones
Oestophora barbula que ocupa
P. Hesse, 1907 lugares expuestos. La caliza es la La fauna malacológica encontrada
roca predominante y la vegetación en la zona es endémica de la Penín-
El género Oestophora está repre- típica es de matorral y bosque me- sula Ibérica.
sentado en Andalucía por 7 espe- diterráneo.
cies., de las que 6 son endémicas. El género Iberus (marmora-
En la sima Coz del Caballo hemos Morfología de la concha: Con- tus y loxanus) solo se conoce de
encontrado Oestophora ebria. cha deprimida, frágil y de color par- las provincias de Málaga, Cádiz,
do uniforme. Escultura con costillas Sevilla,Granada y Córdoba.
Su distribución geográfica es muy radiales y regulares, más marcadas
reducida para cada una de ellas, en el dorso. Ombligo profundo y El primero vive en las grietas de las
ocupando siempre micro hábitats. abertura de la boca semilunar. Mi- rocas calcáreas (caliza, calcarenita,
Generalmente estas especies ha- den algo más de 6 mm de diáme- etc), bajo piedras o entre la hojaras-
bitan en lugares húmedos y som- tro. ca y ocupa zonas humanizadas. El

Andalucía Subterránea 29 39
segundo es más exclusivo de zonas
kársticas donde se observa frecuen-
temente entre las grietas de las ro-
cas, bajo piedras y en el interior de
las cuevas.

Oestophora ebria es exclusiva
de la provincia de Málaga. Vive en
zonas rocosas kársticas, entre las
grietas y en el interior de cuevas.
Hasta hace poco solo se conocían
poblaciones en la serranía de Ron-
da. Actualmente se conocen nume-
rosas poblaciones dispersas por
toda la provincia.

Oxychilus rateranus se conoce de
las provincias de Málaga, Cádiz, AGRADECIMIENTOS
Granada y Sevilla.
A la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, por el per-
miso para la realización de estos estudios en las cuevas del Parque Natural
Esta especie es típica de roquedos de la Sierra de las Nieves.
kársticos con vegetación mediterrá-
nea. Puede considerarse troglófila y A la Federación Andaluza de Espeleología por su apoyo en la publicación
perteneciente al Medio Subterráneo de estos trabajos.
Superficial (MSS). Su presencia en
cuevas es muy común. Al malacólogo Juan Sebastián Torres Alba (Sociedad Española de Mala-
cología) por cedernos las fotos de Oestophora ebria.

A Carlos Soto (Sociedad Gaditana de Historia Natural) por las fotos de
conchas del género Iberus y Oxychilus.

BIBLIOGRAFÍA general
Altonaga, K. (1988): Estudio anatómico y biogeográfico de Fechter, R. &Falkner, G. (1993). Moluscos. Ed. Blume. Bar-
las familias Endodontidae, Euconulidae, Zonitidae y Vitrini- celona.
dae (Gastropoda: Pulmonata: Stylommatophora) de la Pe-
nínsula Ibérica, con especial referencia al País Vasco y zo- García San Nicolás, E. (1957): Estudio sobre la biología,
nas adyacentes. Tesis Doctoral. Universidad País Vasco. la anatomía y la sistemática del género Iberus Montfort,
1810. Bol. R. Soc. Esp. Hist. Nat. (Biol.). Tomo LV (2-3):
Arrébola, J.R. (1995): Caracoles terrestres (Gastropoda: 199-390.
Atylommatophora) de Andalucía, con especial referencia
a las provincias de Sevilla y Cádiz. Tesis Doctoral. Univer- Puente, A. (1994): Estudio taxonómico y biogeográfico de
sidad de Sevilla. la superfamilia Helicoidea Rafinesque, 1815 (Gastropoda:
Pulmonata: Stylommatophora) de la Península Ibérica e Is-
Barea-Azcón, J.M., Ballesteros-Duperón, E. y Moreno, D. las Baleares. Tesis Doctoral. Universidad País Vasco.
(coord.). (2008). Libro Rojo de los Invertebrados de Andalucía.
Consejería de Medio Ambiente. Junta de Andalucía. Sevilla. Ríos, F., Wallace, L. y Angel, H. (2017). Nueva cita de dis-
persión de Oestophora ebria (Gastropoda: Trissexodonti-
Corbel,J. (1956): “El karst propiamente dicho. Estudio dae) en la provincia de Málaga. Gota a gota 13: 73-77.
morfológico”. Revista Geográfica de Lyon nº 31: 303-317.
Ruíz, A., Caracaba, A., Porras, A., Porras, A.I. y Arrébola,
Corbella i Alonso, J. (2004): Suboestophora ebria sp. nov. J.R. (2006). Caracoles terrestres de Andalucía: Guía y Ma-
(Pulmonata: Trissexodontidae): Una nueva especie de gas- nual de identificación. Fundación Gypaetus.
terópodo de Andalucía. Spira4, vol. 1: 39-45. Grupo de
Espeleología de Villacarrillo (G.E.V.) (ed.). Wallace Moreno, Loreto (2016): “Exploraciones en Turqui-
llas, Carbonera-Rajete. (Sierra de las Nieves, Málaga)”. Re-
Elejalde, M.A., Madeira, B.J., Arrébola, J.R., Muñoz, B. & vista Andalucía Subterránea nº 26: 34-60.
Gómez-Moliner, B.J. (2008): Molecular phylogeny, taxo-
nomy y evolution of thelandsnailgenusIberus (Pulmonata:
Helicidae). J. Zool. Syst. Evol. Res. 46(3): 193-202.

40 Andalucía Subterránea 29