You are on page 1of 96

Manuela Aguilera

editorial

Necesitamos testigos
propósito del Año de la Fe1 proclamado por el to también forma parte de mi fe, está adherido a mi
A Papa Benedicto XVI, realizamos este número mo-
nográfico en el que hemos unido la fe y la justicia por
experiencia personal de encuentro con Dios, aunque
las creencias adheridas a la fe son cambiantes y
ser ambas dos categorías indisolubles. Y mientras lo dialogan con la cultura de mi tiempo. La fe, así en-
preparábamos, vio la luz, el pasado 29 de junio, la tendida como experiencia de Dios y sistema de cre-
primera encíclica del Papa Francisco, Lumen Fidei, encias recibidas, necesita mediaciones culturales
“La luz de la fe”, que ha sido escrita a “cuatro ma- para ser expresada, necesita de la inculturación. Lo
nos” junto al papa Benedicto. peligroso es confundir la fe con sus mediaciones
Ya en la encíclica Porta Fidei el Papa emérito porque es posible que terminemos absolutizando
escribía: Ser cristiano no es algo de quita y pon o al- éstas últimas dando lugar a uno de los grandes pro-
go para ocasiones especiales, sino que abarca toda blemas del mundo actual: los fundamentalismos re-
la vida y envuelve todo lo bueno que hay en la so- ligiosos.
ciedad moderna. Por eso, es necesario que el estilo
ara los cristianos, la justicia es una categoría en-
de vida de los creyentes sea creíble y convincente
cuanto más difícil sea la situación en la que se en-
cuentren… Y el Papa Francisco subraya en la nue-
P raizada en la fe, que se nutre de ella. La experien-
cia de la cercanía de Dios a través de Jesús de
va encíclica: La fe no es algo privado, una concep- Nazaret, implica también la cercanía del Reino y la
ción individualista, una opinión subjetiva, sino que convicción de que el Dios de la Cruz es el Dios de las
nace de la escucha de la palabra de Dios y está des- víctimas: de los pobres, de los que lloran, de los ham-
tinada a convertirse en anuncio (…) La fe está al brientos, de los perseguidos por la justicia.
servicio concreto de la justicia, del derecho y de la A los cincuenta años de Concilio Vaticano II, sin
paz. Sin embargo, los cristianos llevamos muchos embargo, se constata que no se ve mejor que enton-
siglos de una religiosidad incapaz de impedir que la ces la vinculación estrecha entre fe y justicia.
humanidad transite por tenebrosos caminos, quizá Nuestra cultura individualista y la tendencia a redu-
por haber privilegiado la ortodoxia sobre la ortopra- cir la fe al ámbito de lo privado hace que se impon-
xia, es decir, la creencia en dogmas de todo tipo y ga una sensibilidad espiritual que mira en exceso a la
ritos secundarios por delante del seguimiento radi- interioridad. Pedimos a lo religioso que de sentido a
cal de Jesús. Tanto nuestras teóricas creencias co- nuestra vida, que nos ayude a solucionar nuestros
mo nuestros comportamientos escasamente evangé- problemas, a disipar nuestras preocupaciones y con-
licos han sufrido, como en otras religiones, la carco- flictos… Vivimos una religiosidad terapéutica y muy
ma de la indiferencia y del secularismo. Es urgente individualizada, extremadamente pragmática, enca-
convencernos como creyentes de que si nuestras vi- minada a que lo religioso satisfaga las necesidades
das no son singulares, nuestras palabras a propósi- propias y solemos mirar hacia otro lado ante las de-
to de nuestra fe serán vacías. sigualdades, ante el infinito dolor de nuestro entorno,
a fe es una experiencia de Dios que no podemos ante un mundo que se desangra por la pobreza, lo
L confundir con lo religioso. Las religiones pertene-
cen al mundo de la creencia, es decir a una manera
que nos incapacita para la indignación y por tanto
ahoga de raíz el movimiento compasivo hacia el otro
de pensar, mientras que la fe es experiencia personal y la solidaridad efectiva.
de encuentro con Dios en Jesucristo y eso cambia la La fe es siempre liberadora, por tanto no puede
vida entera, por tanto tiene más que ver con una ma- expresarse en espiritualidades desencarnadas. La fe
nera de ser que me insta a un modo de obrar. nos hace audaces, nos hace asumir riesgos… Esta es
Pero la expresión de mi fe, que es una experien- la razón por la que los primeros cristianos llamaban
cia personal, tiene su conexión con un contexto cul- “paganos” a los que no tenían fe. Pagano (paganus
tural, histórico y religioso que determina la propia en latín) era un término de la jerga militar que signi-
comprensión del don que se me ha regalado. De en- ficaba “civil”, que designaba a los “no combatien-
trada está mediatizada por una cultura a la que per-
tenezco, una familia, unos estudios… Mediatizada
por una determinada Iglesia que me transmitió y ex-
plicó el Evangelio, que me transmitió una tradición
tes”, a aquellos que se negaban a luchar.
Necesitamos testigos. El testigo comunica lo
que vive. Habla de lo que le ha pasado a él en el ca-
mino. Dice lo que ha visto cuando se le han abierto
los ojos. Ofrece su experiencia, no doctrina. No en-
©
3

moral, que me hizo respetar unas tradiciones, que me


orientó hacia un modo de celebrar la fe, etc. Todo es- seña teología, «hace seguidores» de Jesús. ©

1. El año de la fe comenzó el 11 de octubre de 2012 y finalizará el 24 de noviembre de 2013.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Juñio-Agosto 2013


© RÍTICA
Nº 986 Julio-Agosto 2013
La fe que practica la justicia
Periodicidad bimestral
Edita
Fundación Castroverde editorial
Necesitamos testigos
Directora
Manuela Aguilera 3 MANUELA AGUILERA
aguilera@revista-critica.com
blog: elblogdemanuelaaguilera.blogspot.com de mes a mes
Maquetación 6 NIEVES SAN MARTÍN
Virginia Fernández Aguinaco
virginia@revista-critica.com actualidad
El caso Snowden: ensayo de guerra mundial
8
Gloria Bustos
gloria@revista-critica.com CARMEN FERNÁNDEZ AGUINACO

Colaboran en este número


Norberto Alcover, Santiago Álvarez monográfico
Cantalapiedra, Nerea Alzola Maiztegi,
Camino Cañón, Rafael Díaz-Salazar, Elisa análisis
Estévez López, David Felipe Arranz,
La fe hace vivir a las personas
Carmen Fernández Aguinaco, Cecilia
García, Carlos García de Andoin, Esther 12 JUAN MARTÍN VELASCO
González, Mª Inmaculada González Villa, La cultura de la justicia
Luis Guitarra, Borja Iturbe Sánchez de
Movellán, Javier López, Siro López, Fabiola
17 RAFAEL DÍAZ-SALAZAR
Orar y hacer la justicia
Luna Pineda, Verónica Macedo, Juan Martín
Velasco, Charo Moreno, Xavier Morlans, Mª 21 XAVIER QUINZÁ LLEÓ
Dolors Oller Sala, Xavier Quinzá Lleó, La inteligencia de la fe: cosmovisión y sentido
María Jesús Ramos, Mercedes Ruiz-
Giménez, Nieves San Martín, Jesús Sastre,
25 FRANCESC TORRALBA
Hacia un nuevo paradigma en la transmisión de la fe
María Simón, Jaime Soto, Joaquín Suárez
Bautista, Francesc Torralba, Francisco 30 JESÚS SASTRE
Vicent Galdón. La opción por Jesús: una liberada libertad que construye
fraternidad
Consejo editorial 35 Mª DOLORS OLLER SALA

40
Mercedes Blanchard, Joaquín Campos, Recuperar el primer anuncio
Inés Gómez, Carmen Llopis, XAVIER MORLANS
Mercedes Ruiz-Giménez, Luis Sánchez,
Carlos Esteban. enfoque
Publicidad Crecer en la fe y en la experiencia cristiana de Dios
Agustín Bravo
publicidad@revista-critica.com
44 ELISA ESTÉVEZ LÓPEZ
La religión como conflicto.
Suscripciones Construir espacios de convivencia
Isabel Pintor
ipintor@revista-critica.com
49 CARLOS GARCÍA DE ANDOIN
Acerca de la interrelación fe-culturas-justicia
Mª Luisa Galve
mluisagalve@revista-critica.com 53 FABIOLA LUNA PINEDA

Secretaría
Fátima Cáceres en primera persona
Imprime: MAE Testimonios en torno a la fe y la justicia
BORJA ITURBE SÁNCHEZ DE MOVELLÁN, CAMINO CAÑÓN, CHARO
Tarifas de suscripción MORENO, Mª INMACULADA GONZÁLEZ VILLA, LUIS GUITARRA, NEREA
España: 33 € (IVA incluido)
59
ALZOLA MAIZTEGI, SANTIAGO ÁLVAREZ CANTALAPIEDRA, VERÓNICA
Extranjero: 40 € MACEDO, MERCEDES RUIZ-GIMÉNEZ, SIRO LÓPEZ
CRÍTICA
C/ General Oráa, 62 - 1º izq.
28006 Madrid Tel.: 91 725 92 00
Correo electrónico Puntos de LIBRERÍA MIRAGUANO.
Venta en Madrid
critica@revista-critica.com C/Hermosilla 104. 28009
Página web: www.revista-critica.com Madrid. Tel.: 914 016 990

HTTP://Facebook.com/revista.critica.1913 LIBRERÍA PEDAGÓGICA. LIBRERÍA AL–HAKAM.


C/Santa Engracia 143. 28039 C/Virgen de Nuria 7. 28027
Madrid. Tel.: 91 554 6232 Madrid. Tel.: 913 266 498
Depósito legal: M.- 1538-1958
ISSN: 1131-6497

Esta Revista recibió una ayuda a la edición del Ministerio de


Educación, Cultura y Deporte en 2012
entrevista
La justicia es parte integral de la fe católica. Entrevista
a Jaime Soto, Obispo de Sacramento, California
72 JCARMEN FERNÁNDEZ AGUINACO

Decálogo
76 JOAQUÍN SUÁREZ BAUTISTA

Direcciones Útiles
78 ESTHER GONZÁLEZ

para saBer más


79
cultura
SOCIEDAD
Las estrategias retóricas del discurso político: “Yo
tengo un sueño”, de Martin Luther King
80 DAVID FELIPE ARRANZ

LIBROS
El despertar de la señorita Prim. Natalia Sanmartín Fenollera
El hombre que plantaba árboles. Jean Giono
Efectos secundarios. Almudena Solana
El olvido de sí. Pablo d’Ors
84 MARÍA SIMÓN

TEATRO

86 El final de una trilogía


MARÍA JESÚS RAMOS
Return
87 JAVIER LÓPEZ

CINE
Antes del anochecer
88 El hombre de acero
CECILIA GARCÍA

CULTURA Y FE. Titanio reluciente.


90 Una invitación mística
NORBERTO ALCOVER
TV

91 Master Chef
VIRGINIA FERNÁNDEZ
ARTE Y ARTISTAS

92 Los hermanos Grimm y sus “Cuentos infantiles y de hogar”


FRANCISCO VICENT GALDÓN
© 5

LIBRERÍA El ALEPH LIBROS. LIBRERÍA BLANCO C/Conde LIBRERÍA LIBROS MADRID. LIBRERÍA: SALESIANA.
C/Ferraz 22. 28008 Peñalver 76. 28006 C/Campomanes 5. 2803 C/Francos Rodríguez, 5.
Madrid.Tel.: 915 425 039 Madrid.Tel.: 914 017 715 Madrid. Tel.: 91 547 87 36 28039 Madrid.
Tel.: 91 450 89 04
LIBRERÍA EL DRAGÓN LECTOR. LIBRERÍA CÓDICE S.L. LIBRERÍA DON BOSCO. Rda. de Atocha, 29.
C/Sagunto 20. 28010 C/Moratín 8. 28014 Madrid. C/Alcalá 164. 28028 Madrid. 28012 Madrid.
Madrid.Tel.: 914 48 60 15 Tel.: 914 200 306 Tel.: 91 726 74 66 Tel.: 91 527 21 83

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


Nieves San Martín
demesames

UNA CUARTA PARTE


DE LA COMIDA SE
DESPERDICIA
na cuarta parte de todas las calorías alimentarias
U producidas para el consumo humano se pierde o
desperdicia, bien sea a propósito o de otra manera,
según nuevas estimaciones.
Con los altos precios de los alimentos ahora amplia-
mente visto como algo normal, en la medida en que se
extiende la demanda en todo el globo, consejeros y
expertos en desarrollo están haciendo un llamamiento a
una acción concertada nacional e internacional de un desperdicio en relación a los alimentos”, dice el docu-
modo que no se había visto antes. mento.
“El mundo afronta un análogo fallo de eficiencia al El estudio estima que el monto de tierra usada para
de los años 70 con la energía”, afirma un nuevo docu- producir esta comida desperdiciada sería igual al tamaño
mento de trabajo producido conjuntamente por el de México, y al uso de 28 millones de toneladas de ferti-
Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y lizante. Las razones que están detrás de este desperdicio
el Instituto Mundial de Recursos. de recursos, sin embargo, son múltiples, desde ineficien-
“Frente al récord de los precios del petróleo y la cias en el almacenamiento en las granjas y durante el
demanda creciente, el mundo libró una guerra por la efi- transporte al mercado, hasta la confusión del consumi-
ciencia energética. Ahora se debe librar una guerra al dor sobre cómo tratar la comida menos reciente.©

OLEADA DE
VIOLENCIA
EN LA REPÚBLICA
CENTROAFRICANA
nuevo gobierno impuesto por un golpe de estado están
fuertemente armados y sofocan todos los intentos de
resistencia que se producen en el país. Una vez más, los
cristianos son el objetivo prioritario de sus acciones vio-
lentas. En Centroáfrica familias enteras han huido del país
atemorizadas. Los únicos que han querido quedarse son
los sacerdotes, religiosas y los obispos”.
“De norte a sur estos milicianos han dejado un regue-
ro de sangre, robos, saqueos, violaciones y profanaciones
en iglesias y sangre. Según ha informado el obispo de
Bangassou, monseñor Juan José Aguirre, las misiones de la
Iglesia han sido atacadas y arrasadas”.

©
6

“A yuda a la Iglesia Necesitada” ha puesto en marcha


una campaña urgente de ayuda a los católicos en
“Hay violaciones constantes a mujeres. Nos han roba-
do todos los medios de transporte para visitar las iglesias
y a los fieles, más de 20 coches. Estoy yendo a pie a todas
partes, caminando con mi mochila. Al menos tres iglesias
han sido profanadas y saqueadas. Nos han quemado el
la República Centroafricana, ante la oleada de violencia hospital pediátrico, el centro de internet, la farmacia…
que está sufriendo el país por parte de la milicia islámis- Fuera de Bangassou ha habido ejecuciones sumarias a
ta Seleka.“Estos guerrilleros –informa AIN- que apoyan al adultos y niños”, señaló el prelado español.©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


Nieves San Martín
demesames

OCHENTA MIL LA SOCIEDAD ESPAÑOLA SE EMPOBRECE


MUERTOS l Día de Caridad es la fecha ele-
EN SIRIA E gida por Cáritas para rendir
cuentas públicas de la acción de-
sarrollada a lo largo del año. En tér-
chenta mil
O son ya los
muertos y cinco
minos generales, el conjunto de las
respuestas a los efectos de la preca-
riedad en los ámbitos parroquiales
millones los des- y diocesanos confirman un "proce-
plazados debido so de empobrecimiento de la socie-
a la guerra ci- dad española", señala Cáritas.
vil en Siria. Las La actividad de la red estatal de
Iglesias asisten Acogida y Asistencia de Cáritas se
“regularmente», ha triplicado con la crisis, al pasar
desde marzo de de 370.000 personas atendidas en
2011, a aproxi- 2007 a 1.164.000 en 2012. Así lo confirma un avance de datos del infor-
madamente me anual facilitado por el Observatorio de la Realidad de Cáritas.
400.000 perso- Durante el último año, una quinta parte de las personas que deman-
nas, entre refu- daron ayuda de emergencia de Cáritas a través de estos servicios lo hicie-
giados, desplaza- ron “por primera vez”.Asimismo, el número de personas sin ingresos aten-
dos y exiliados en Siria y en toda la didas ha pasado del 26% en el año 2008 al 40% en 2012.
región del Medio Oriente, y han En cuanto al perfil de las personas acompañadas por Cáritas en 2012,
invertido en conjunto alrededor de a través de los programas de acogida, el 66% de ellas están en situación de
15 millones de euros para poder desempleo y más del 60% tienen estudios primarios o inferiores.
hacerlo”. Lo indicó el cardenal Las ayudas más demandadas a Cáritas en 2012 han sido, por este
Robert Sarah, presidente del orden: alimentación, vivienda y empleo. En términos económicos, se desti-
naron un 50% de los recursos a atender necesidades en materia de vivien-
Pontificio Consejo “Cor Unum”.
da, principalmente para pago de recibos domésticos y alquileres, y un 30%
Debido al conflicto sirio, siguen a la alimentación.©
llegando mareas de refugiados al
Líbano, Jordania,Turquía y otros paí-
ses. Alrededor de 7 millones de per-
sonas necesitan asistencia humani- “LA COMIDA QUE SE DESECHA ES COMO SI FUERA
taria, hay más de 4,5 millones de ROBADA DE LA MESA DE LOS POBRES”
desplazados internos y cada vez
más personas buscan seguridad al l papa Francisco, en sus audiencias semanales, aborda temas que
otro lado de la frontera. El Líbano,
Jordania, Turquía e Irak han recibi-
E están a la orden del día. Recientemente, con motivo del Día Mundial
del Medio Ambiente, denunció que se está configurando una "cultura de
do a más de 2 millones de sirios. lo descartable".
“Un análisis más atento sobre Advirtió que esta cultura de los residuos “nos ha hecho insensibles
las necesidades ha puesto en evi- incluso a los desechos alimentarios, que son aún más descartados,
dencia que, con el pasar del tiem- cuando en todas las partes del mundo, por desgracia, muchas personas
po, aumentan los riesgos de epide- y familias sufren hambre y desnutrición”.
mias, de falta de medicamentos y de Recordó que “¡la comida que se desecha es como si fuera robada de
asistencia para la población, en par- la mesa de los pobres, de los hambrientos!”, y animó a reflexionar
ticular para las mujeres embara- “sobre el problema de la pérdida y el desecho de los alimentos, a fin de
zadas y para los niños, para los an- determinar los medios que aborden seriamente este problema, y sean
cianos y los discapacitados”. La un vehículo de la solidaridad y un compartir con los más necesitados”.
situación humanitaria, afirman, “es Citando el evangelio en que Jesús multiplica los panes y los peces,
alarmante y se agravará si no se
encuentra la manera para garantizar
el respeto del derecho humanitario
en general, y, en particular, el acceso
humanitario seguro para las ayudas
afirmó: “Jesús les pide a sus discípulos que nada se pierda: ¡ningún
desperdicio! Y esto nos dice que cuando la comida se comparte de mane-
ra justa, con solidaridad, no se priva a nadie de lo necesario, cada
comunidad puede ir al encuentro de los más pobres y necesitados”.
Invitó a tomar en serio el compromiso de respetar y proteger la
©
7

y, sobre todo, si no se llega a una tre- creación, y “a estar atentos a todas las personas, para contrarrestar la
gua o, por lo menos, a un cese del cultura de los desperdicios y desechos, a fin de promover una cultura
fuego”.© de la solidaridad y del encuentro”.©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


actualidad

Puede parecer mentira que una sola persona pueda


desatar un conflicto internacional de tales
proporciones. Países tan diversos como China,
Ecuador, Islandia, Rusia, Venezuela, España y
Alemania han intervenido en disputas que, según del
lado que se miren por unas razones u otras, resultan
totalmente paradójicas o a lo menos, irónicas.
Veamos: por un lado, países democráticos y libres
que proclaman respetar los derechos de los
ciudadanos a su propia intimidad, son “pillados” en
flagrante amenaza a tales derechos por medio de
vigilancias de registros telefónicos y de internet.
Tales países (Estados Unidos, Israel, Alemania, Gran
Bretaña) comienzan la persecución y acusación de
espionaje a la persona que destapó la trama, Edward
Snowden. Países conocidos por sus abusos en derechos humanos y su falta de libertad
de expresión (como China, Venezuela y Cuba) se ponen del lado de “la libertad de
expresión” del perseguido…

El caso Snowden:
ensayo de guerra mundial
Carmen Fernández Aguinaco
actualidad
Desde Chicago

éroe para algunos y villano para otros, jar para el contratista de defensa Booz Allen Ha-

H Snowden, con su carita de niño bueno, ha


provocado una especie de guerra mundial
incruenta pero con grandes consecuencias.
milton, en Hawai. Según él mismo dice, vivía
una vida muy cómoda, con un salario bastante
alto. Según el periódico The Guardian, es apasio-
nado de la privacidad y apoya organizaciones que
¿Quién es Snowden? abogan por la libertad en Internet. Y, según sus
propias declaraciones en el mismo periódico y el
Un informático de Carolina del Norte que no Washington Post, hizo lo que hizo porque “no
llegó a graduarse de escuela superior, pero con- puedo, en conciencia, permitir al gobierno de
siguió su diploma de equivalencia, se había alis- EEUU destruir la privacidad, la libertad en Inter-
tado al Ejército, pero se rompió las dos piernas net y las libertades básicas de la gente de todo
en un accidente de entrenamiento, y pasó a tra- el mundo con esta gigantesca máquina de vigi-
bajar como guardia de seguridad en unas insta- lancia que están construyendo en secreto. No
laciones secretas de la Agencia de Seguridad Na- quiero vivir en una sociedad que hace este tipo

©
8 cional (NSA por sus siglas en inglés). Posterior-
mente empezó a trabajar en la CIA como experto
en seguridad informática. En 2007, la CIA lo
destinó a Ginebra, como agente con protección
de cosas. No quiero vivir en un mundo que regis-
tra todo lo que hago y digo”. Es interesante, por
tanto, que acudiera a pedir asilo político a… Chi-
na, entre otros muchos países.
informática. Tras abandonar la CIA, en 2009, pa- En mayo de este año, se le concedió a Snow-
só a trabajar para una consultora privada, dentro den una excedencia temporal de su trabajo para
de unas instalaciones de NSA en una base mili- recibir tratamiento para su epilepsia. Viajó a Hong
tar estadounidense en Japón. Pasó luego a traba- Kong, desde donde realizó la primera filtración de

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


actualidad
documentos según los cuales Estados Unidos ha- pervisión del Congreso”. Y continúa diciendo:
bría requerido a la compañía Verizon que entrega- “También hemos sabido que James Clapper, Direc-
ra todos sus datos telefónicos al FBI. Además, tor de Inteligencia Nacional, mintió descaradamen-
concedió una entrevista a The Guardian y a Der te al Senado cuando dijo que la NSA no registraba
Spiegel según las cuales Alemania e Israel esta- “a sabiendas” ningún tipo de dato sobre millones
rían también implicados en proyectos de vigilancia de estadounidenses. Y nos han recordado lo decep-
e incluso de creación de virus cibernéticos dirigi- cionante que puede ser el presidente Obama. Eran
dos a sistemas informáticos sospechosos de trans- cosas que el público se merecía saber”. La Admi-
mitir información contra estos países. nistración de Obama se excusa diciendo que estas
Para algunos, Snowden es un héroe que medidas son necesarias para prevenir el terrorismo.
arriesga muchísimo por defender sus conviccio- Por alguna razón tal argumento no convence plena-
nes y por proteger a otros de daños físicos o psi- mente a muchos…
cológicos. Para otros, es un narcisista que pre- El debate ha destapado, además toda otra se-
tende atraer la atención hacia sí mismo. Los nar- rie de sistemas de vigilancia que ya estaban pre-
cisistas están convencidos de que las reglas mo- sentes –y ni siquiera ocultamente– pero a las que
rales y éticas no se les pueden aplicar a ellos. el pueblo no parecía haber prestado mucha aten-
Snowden asegura que no ha hecho nada malo, ción. Están, por ejemplo, las cartas de seguridad
pero conoce bien las consecuencias, ya que tuvo nacional, por las que los sistemas informáticos,
la precaución de salir de territorio americano an- como Google o los sistemas de telefonía, están
tes de hacer sus declaraciones. obligados a entregar datos cuando se les piden.
Además, el FBI puede poner legalmente escuchas
La conversación en la calle en los teléfonos y tal capacidad se puede extender
ahora a Internet. Existen, además, las cámaras de
Sin duda las filtraciones han desatado toda seguridad, no solamente en edificios, sino en
una polémica sobre seguridad contra privacidad muchas calles de las grandes ciudades (y no só-
de los ciudadanos y, sobre todo, ha causado toda lo de Estados Unidos. En Nueva York hay unas
una ola de desconfianza en el gobierno. Como di- 3.000 cámaras en las calles, diseñadas para
cen algunos, el problema no es Snowden, sino un controlar infracciones de tráfico, pero Londres
gobierno que se inmiscuye en todos los asuntos de tiene 500.000). Por otra parte, con la nueva ley
los ciudadanos. El problema que aterra, conti- de sanidad, los datos de todos los pacientes esta-
núan, no es todo lo que sabe el gobierno sobre los rán centralizados para determinar los privilegios y
ciudadanos, sino lo que sabemos nosotros sobre el exenciones de los americanos en las prestaciones
gobierno… y el, por lo tanto, alteradísimo nivel de que ofrece la nueva ley. Los datos se compartirán
confianza que se pueda tener. El debate sobre la con agencias federales, estatales, asesores, y orga-
seguridad y la privacidad –que en realidad resulta nizaciones sin afán de lucro. Algunos dicen que
un tanto sorprendente, considerando que las com- quien no tiene nada que ocultar, no tiene por qué
pañías mercantiles tienen toda la información preocuparse por esta situación, pero otros afirman
imaginable sobre hábitos de consuymoi y eso no que tales sistemas, insidiosamente, van minando
ha provocado un gran debate nacional– es, para la libertad. Dice Julián Sánchez, especialista en
algunos algo muy necesario y los acontecimien- tecnología y libertades civiles: “la presencia de la
tos de Snowden han provocado una debate social maquinaria de espionaje nos afecta y nos envene-
urgente. Dice Amy Davidson en The na… es lenta y sutil, pero las sociedades vigilan-
New Yorker tes, nos van formando inexorablemente para la de-
que Snowden es pendencia, la ansiedad y la obediencia pasiva.
“la razón por la Quizá nunca se escuchen nuestras llamadas o se
que existe hoy lean nuestros correos, pero se vivirá sabiendo que
en nuestro país pueden hacerlo y si tienes algo digno de esconder,
un debate sobre la no habrá dónde hacerlo”. Y se pregunta si es ésta
privacidad y los lími- la clase de sociedad que se desea.
tes de la vigilancia do-

©
méstica. Ya era hora de A vueltas con el asilo político
ello; yo habría esperado 9
que hubiera surgido a Pero uno de los puntos más delicados de todo
partir de un autoexamen esto quizá no sea tanto las escuchas y todas las
por parte de la consecuencias que podría tener la filtración en sí,
Administra sino la complicada situación de relaciones interna-
ción de Obama, o cionales que ha provocado la petición de asilo po-
por una verdadera su- lítico de Snowden. Ya desde Hong Kong, Snowden

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


actualidad

comenzó a pedir asilo político, primero a Islandia y


luego a una serie de países, aduciendo que su re-
greso a Estados Unidos podría suponer la cadena
perpetua o incluso la condena a muerte. Se dirige
a Rusia donde se argumenta que no tienen tratado
de extradición con Estados Unidos, pero que tam-
poco le van a dar asilo político. En Islandia, Aus-
tria, Francia, España e Italia se niega el asilo polí-
tico ya que para solicitarlo hay que estar de hecho
en el territorio. Estados Unidos retira el pasaporte
a Snowden, con lo cual se hace muy difícil que via-
je desde Moscú. Entretanto, parece que Ecuador
se inclina a ofrecer asilo político, pero recibe gran-
des presiones por parte de Estados Unidos para Barak Obama: “No voy a enviar un avión de
que no lo haga y aunque el país asegura categóri-
camente que no acepta presiones de nadie, al fin reacción para detener a un hacker de 29
no concede tal asilo a Snowden. Pero unos días años, pero haremos todo lo posible para que
más tarde, sospechando que el avión que transpor-
ta al presidente de Bolivia lleva también a Snow-
sea detenido y juzgado”
den, Portugal y Francia niegan el aterrizaje para re-
postar, lo cual crea una enorme fricción entre Evo algunos de los secretos más guardados del go-
Morales y los países europeos, incluyendo a Espa- bierno de Estados Unidos. Se piensa que las
ña, que había dado permiso para aterrizar en Cana- transferencias no autorizadas de datos son bas-
rias, pero al no hacerlo el avión a su debido tiem- tante comunes y es difícil controlar que las pro-
po, se niega de nuevo. Bolivia llama a los embaja- hibiciones sievan para algo.
dores en esos países a consultas a La Paz. Por ahora sólo se ha conocido una mínima par-
Por su parte, Venezuela afirma que ofrece te de lo que Snowden podría tener en los cuatro
asilo político a Snowden, en una maniobra de portátiles y en un dispositivo USB, cuyo uso en la
apoyo de Nicaragua, Cuba, Bolivia y Ecuador. NSA está restringida a ciertas personas que podrí-
Aunque a algunos estas tácticas les suenen algo an necesitarlo por administrar sistemas. Snowden
histriónicas, lo cierto es que a los países euro- podría haber sido una de esas personas. El pasado
peos no les interesa en absoluto –ya que va con- marzo, Snowden dio una presentación de power
tra sus propios intereses de seguridad nacional– point de 41 diapositivas al The Guardian y al Was-
alterar el delicado equilibrio internacional inclu- hington Post. Tal presentación no se ha publicado
so con países de posiciones muy contrarias. Pe- por completo. The Guardian también tiene infor-
ro se mantiene el peligro de que Snowden conti- mación sobre otro programa de la NSA llamado
núe hablando. Si extrajo los datos tan sencilla- “Boundless Informant”, así como unas instruccio-
mente como en USB, lo más seguro es que ten- nes presidenciales secretas. No se sabe bien cómo
ga muchos más datos que pueda revelar. Glenn pudo Snowden hacerse con la orden a Verizon pa-
Greenwald, el periodista de The Guardian que se ra entregar los informes. Lo que sí se piensa es que
puso en contacto con Snowden ya el pasado fe- lo que ya ha asomado es solamente la punta del
brero asegura que Snowden ha tomado precau- iceberg, y que ambos periódicos están tomando
ciones para que los archivos estén lo suficiente- precauciones para no publicar más allá de un lími-
mente duplicados como para que se puedan pu- te de seguridad. Incluso se comenta que personas
blicar todas las historias. Greenwald asegura que como Greenwald, el periodista del Guardian, que
en la actualidad, los archivos están codificados defiende la transparencia y está en cierto modo del
de tal manera que las personas que tienen los lado de Snowden, se muestra mucho más conser-
discos no pueden acceder a ellos, pero que, si al- vador y asegura que no van a difundir los métodos
go le sucediera a Snowden, habría una manera tecnológicos de la NSA. Snowden exigía que se pu-
de poder abrirlos. El hecho de que haya copias, blicara todo, pero los dos periódicos se resisten a

©
10
y la amenaza contenida en las palabras de Gre-
enwald propone un nuevo desafío a los sistemas
de inteligencia americana, que en estas últimas
semanas ha hecho un enorme esfuerzo para re-
cuperar los archivos y evaluar el daño producido.
hacer tal cosa. Pero la verdad es que esa informa-
ción está ahí y que existe el peligro de que se di-
funda con consecuencias que en este momento so-
lamente la NSA y el gobierno podrían imaginar.
¿Cómo terminará la saga? Posiblemente en Ve-
No se sabe cuántos documentos habrá saca- nezuela como lugar, pero con resultados muy in-
do Snowden, pero sí se sabe que salió de Hawai ciertos no sólo para Estados Unidos, sino para la
con cuatro portátiles que le permitían acceso a política internacional.©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


monográficos CRÍTICA

La fe que practica la justicia

Colaboran

Juan Martín Velasco. Teólogo.


Análisis
Rafael Díaz–Salazar. Universidad Complutense.
Xavier Quinzá Lleó. Teólogo. Centro Arrupe Valencia.
Francesc Torralba. Filósofo y Teólogo. Consultor del Pontificio Consejo de la Cultura.
Jesús Sastre. Teólogo.
Mª Dolors Oller Sala. Profesora de Derecho Público de la Facultad de Derecho de
ESADE. Profesora de Moral social en el Instituto de Ciencias Religiosas de Barcelona
(ISCREB). Miembro de Cristianismo y Justicia y de Justicia y Paz de Barcelona.
Xavier Morlans. Profesor de Teología Fundamental. Facultad de Teología de Cataluña.

Enfoque Elisa Estévez López. Universidad P. Comillas.


Carlos García de Andoin. Teólogo y Psicólogo.
Coordinador Federal de Cristianos socialistas (PSOE).
Fabiola Luna Pineda. Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica. Perú.

En primera persona Borja Iturbe Sánchez de Movellán. Músico.


Camino Cañón. Universidad P. Comillas. Presidenta del Foro de Laicos.
Charo Moreno. Directora del colegio Mayor Santafé. Universidad de Granada.
Mª Inmaculada González Villa. Presidenta de la Asociación Ecuménica Internacional.
Luis Guitarra. Cantautor.
Nerea Alzola Maiztegi. HUHEZI-Mondragón Unibertsitatea.
Santiago Álvarez Cantalapiedra. Director FUHEM Ecosocial y de la revista
PAPELES de relaciones ecosociales y cambio global.
Verónica Macedo. Actriz, Profesora de Teatro y de Clown.
Mercedes Ruiz-Giménez. Presidenta de la Coordinadora de ONGD España.
Siro López. Artista.

Entrevista con Jaime Soto. Obispo de Sacramento, California, Estados Unidos.


©
11

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

La fe hace vivir
a las personas
Juan Martín Velasco
análisis

Resulta verdaderamente extraño que, con alguna frecuencia, personas que se


consideran cristianas lleven –o llevemos– una vida en la que parece no haber
sucedido nada en relación con su forma de pensar, de sentir y de vivir. Se trata
de cristianos cuyas señas de identidad parecen agotarse en su pertenencia
a la sociedad visible de la Iglesia, las
prácticas cultuales o la afirmación
de determinadas verdades objeto de
sus creencias.
La razón de este hecho puede estar
en la deficiente comprensión de la
fe, teóricamente aceptada como para
F
tender
la
la
elizmente la teología cristiana viene
denunciando desde hace ya años la
insuficiencia de esta forma de en-
fe que la vuelve casi insignificante
vida. Fe, como esperanza y caridad,
son los nombres para una actitud fundamen-
centro de la vida cristiana, pero tal, la actitud teologal, es decir, referida a
reducida de hecho a una virtud Dios, que no pertenece al orden accidental de
infundida por Dios en el momento del lo que el sujeto tiene o hace, sino que afecta
bautismo, que capacitaría a las radicalmente el ejercicio de su existencia y

©
12 personas para afirmar verdades convierte a quien adopta esa actitud en un ser
sobre Dios, Jesucristo, la Iglesia y la nuevo. Tan nuevo, que comenzar a creer es
vida eterna, reveladas por Dios y descrito en el Evangelio como un nuevo na-
cimiento: “te aseguro que el que no nazca de
enseñadas por la Iglesia; un don que nuevo no puede entrar en el Reino de Dios”,
se trataría de no perder o conservar y que origina una nueva criatura (2 Cor, 5,
a lo largo de la vida. 17), un hombre nuevo (Ef 2, 15).

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

¿Tener fe o ser creyentes?


Por eso me parece importante pasar en
nuestra comprensión de la vida cristiana, del
vocabulario de la fe, que Dios concedería a Cuando Dios irrumpe en la
unos y negaría a otros, y que bastaría con vida de una persona, o mejor,
conservar o no perder, al del ser creyentes,
que se refiere al hecho de creer como una ac-
cuando una persona toma
titud fundamental, la actitud fundamental conciencia de su presencia, que
por excelencia, que origina una forma ente- estaba siempre en ella, y la
ramente nueva de ejercicio de la existencia. acoge y la reconoce, el centro
Para captar el alcance de este nuevo len- de su vida se desplaza a Él, y
guaje puede ser útil remontarse a la origina-
lidad radical del ser, aplicada al ser humano. toda ella se descubre surgida
Éste, el ser humano, no es de la misma forma de Él, se percibe a su luz, se
que son las cosas. De él se dice que existe, es vive acompañada por Él y
decir, ejerce activamente el acto de ser, reali- orientada, como por una fierza
zando un determinado proyecto de ser y de
vivir, que puede adoptar formas notablemen-
de atracción mayor, hacia Él.
te diferentes. Puede, por ejemplo, reducirse a
ser mundano y sólo mundano; a ser superfi-
cialmente, poniendo en juego el tener, el ha- El Dios de los creyentes
cer, el aparentar, y reduciéndose por tanto a Sin recurrir a complicadas definiciones,
un haz de acciones, pasiones, posesiones o Jesús formuló con la mayor claridad quién es
apariencias. O puede decidir ser, poniendo en Dios a través de su mensaje sobre el Reino de
juego todo su ser, desde lo más íntimo de sí los cielos. El Dios del Reino es “lo único ne-
mismo, desde su aspiración a lo mejor, sin- cesario”, ante quien todo lo demás, incluso lo
tiéndose “concernido incondicionalmente” en que nos parece indispensable para vivir, se re-
esa decisión de ser. duce a la condición de añadiduras (Mt 6, 33).
La radicalidad del proyecto de ser de cada Dios es “la perla preciosa”, el “tesoro escon-
ser humano depende de las realidades con las dido en el campo”, que hacen posible a quien
que cuenta su proyecto de ser. La decisión de los encuentra vender todo lo que tiene, con
existir limitado al mundo convierte al sujeto alegría, para conseguirlo. Los creyentes, han
en sujeto mundano. Su limitación a ser redu- expresado de la forma más viva, sobre todo
cido al mundo finito, le convierte en un ser en- en sus oraciones, quién es ese Dios con
cerrado en la finitud; su reducción a ser suje- quien se han encontrado personalmente. San
to de objetos le condena a ser objetivamente, Francisco de Asís lo resumió invocándole:
sin desarrollar su capacidad para ser como pri- “¡Dios mío, todas mis cosas!”. Santa Teresa,
mera persona, abierto a la alteridad del tú. cantando: “Quien a Dios tiene, nada le falta.
Ser creyentemente surge de la opción fun- ¡Solo Dios basta!”. Carlos de Foucauld, con-
damental por existir ante Dios, en una rela- fesando: “Desde que conocí a Dios supe que
ción que acepta, reconoce la procedencia de ya no podría vivir más que para Dios”.
Él en la que consiste. De la novedad que esa Pues bien, ser creyente es haber pasado en
opción puede instaurar en la existencia hu- la vida por ese encuentro decisivo y, a partir
mana da idea el que gracias a ella el ser hu- de ese momento, vivir de él. Un encuentro así
mano comienza a comprenderse a sí mismo a
partir de esa relación que Dios mantiene con
él y a la que él responde.
De ahí que, en qué consista ser creyente,
supone en la vida de los creyentes un vuelco
radical. Hasta ese momento, el ser humano
vive centrado en sí mismo. Todo y todos en
su vida giran en torno a él. Cuando Dios
©
13

qué novedad introduzca en el ser humano, irrumpe en la vida de una persona o, mejor,
dependerá de quién sea para el ser humano cuando una persona toma conciencia de su
el Dios con quien entra en relación al creer. presencia, que estaba desde siempre en ella, y

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

del Espíritu la haga orientarse y avanzar ha-


cia su verdadero puerto.
San Pablo expresa con todo vigor el al-
cance del cambio que se ha producido en la
Es verdad que creer no evita vida del creyente. Después de haber sido “to-
las dificultades, las mado por Jesús” (Flp 3, 12), confesará: “En
mi vida mortal vivo de la fe en el Hijo de
‘pasividades’ de la vida y el Dios que me amó y se entregó a sí mismo por
lote de sufrimiento que mí” (Gal 2, 20). El profeta Habacuc, citado
comporta: no es una por la Carta a los Hebreos, (10, 38) lo había
anticipado: “mi justo vivirá de la fe”. Y un
felicidad que elimina el profeta laico, León Tolstoi, lo repetirá a su
sufrimiento, sino una manera: “La fe hace vivir a los hombres”.
felicidad incluso en medio Para describir el cambio que produce co-
del sufrimiento. menzar a creer hemos hablado del descentra-
miento del sujeto que produce. El Evangelio
lo dice en otros términos: “El que quiera sal-
var su vida la perderá” (Mt 16, 25).Urs von
la acoge y la reconoce, el centro de su vida se Balthasar ha calificado ese descentramiento
desplaza a Él, y toda ella se descubre surgida de verdadera “expropiación de sí mismo”.
de Él, se percibe a su luz, se vive acompaña- Tales expresiones, certeras sin duda para ex-
da por Él, y orientada, como por una fuerza presar lo que sucede en el hecho de creer, po-
de atracción mayor, hacia Él. La Escritura lo drían llevarnos a comprensiones peligrosas de
dice de mil formas: En el acto de creer, la Pa- la relación con Dios. Como si creer compor-
labra de Dios, Dios mismo, se adueña del tase la negación del ser humano, y el recono-
hombre entero y coloca su centro de grave- cimiento de Dios se consiguiera a costa de su
dad fuera de Él. Por eso, los creyentes, a par- realización, como ha afirmado repetidamen-
tir de un encuentro fulgurante, como sucede te el ateísmo moderno.
con los conversos, o como resultado de una Pero esas afirmaciones se basan en el fal-
vida toda ella calladamente orientada por la so supuesto de que el ser humano se basta a
fe, terminan respondiendo a su Presencia re- sí mismo; tiene en sí su propio fundamento.
conocida con oraciones que expresan lo esen- Un supuesto que no se corresponde con lo
cial del cambio, de la transformación de sí propio de la condición humana, ya que es
mismos que han experimentado: “Aquí estoy, evidente que nuestra vida no tiene en sí su
Señor, para hacer tu voluntad” (Hb 10, 9); fundamento, como muestra el hecho de que
“Hágase en mí según tu palabra” (Lc 1, 38); nos encontremos “embarcados en ella”, ”sin
“Señor, ¿qué quieres que haga?” (Hch 22, que se nos haya pedido la venia”. De hecho,
10). el más acérrimo defensor de la libertad hu-
El hecho al que remiten todas esas expre- mana en el siglo pasado tenía que reconocer
siones sólo tiene un secreto. No se ha produ- que “somos libres para todo menos para ser
cido como resultado de un esfuerzo sobrehu- libres” y concluía que “estamos condenados
mano por parte del que responde. Al hombre a ser libres”. Los creyentes reconocemos la fi-
no le es dado “caminar verticalmente” (Si- nitud, la contingencia de nuestra existencia y
mone Weil). Sucede en el caso de los conver- nuestra libertad, pero descubrimos en ella el

©
14
sos que alguien, que hasta ese momento vivía
centrado en sí mismo, ha pasado a poner to-
da su confianza en Dios. A confiar su vida a
Dios y a confiar sólo en Él. Y esa confianza
indicio, la huella más clara de la Presencia de
la que surgimos. Eso nos lleva a reconocer,
como decía ya Isaías: “Si no ponéis en Dios
vuestra confianza, no encontraréis un lugar
le ha permitido ceder a la fuerza de gravedad seguro”. Y cuando confiamos, descubrimos
que la Presencia de Dios ejerce en él; a des- que nuestra frágil vida tiene un fundamento
plegar las velas de su vida para que el viento sólido, una razón de ser, un origen amoroso

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

que la hace sumamente valiosa y llena de sen- cias precisamente a la confianza en la que
tido. Para los creyentes, en efecto, la vida hu- consiste el creer. Kierkegaard ha formulado
mana es, de suyo, como para el salmista, “co- con precisión la naturaleza y la función de esa
mo la hierba del campo que brota por la ma- confianza en la vida de los humanos. Tras ha-
ñana y por la tarde está marchita”; pero ber descrito al sujeto como “una relación que
nuestra confianza en el Dios de quien proce- se relaciona consigo misma” y haber consta-
de, el Dios “que es para siempre”, y “nuestro tado que se trata de una relación que “ha si-
refugio de generación en generación”, le con- do puesta por otro”, concluye: “La fórmula
fiere la consistencia, el valor por el que el ser que describe la situación del sujeto, una vez
humano suspira, pero que no puede darse a que ha quedado superada la desesperación, es
sí mismo. Por eso para el creyente la vida hu- la siguiente: que al autorrelacionarse y al que-
mana ya no será nunca “la sombra de un sue- rer ser sí mismo, el yo se apoye de manera lú-
ño”; ni “un frenesí, una ilusión”; ni “una his- cida en el Poder que lo ha creado”. Con esa
toria contada por un loco”. A la luz de la fe, confianza puede cantar el creyente, como lo
a la luz de Dios en quien confía, sabe que, hace un poeta cotemporáneo en un hermoso
con toda su fragilidad y su pequeñez, el ser haiku: “Y cuando todo era nada, apareciste
humano es alguien “de quien Dios se acuer- tú, y ya nada era nada”.
da”, de quien Dios cuida “como el guardián
más fiel”, a quien “Dios conoce”, “a quien Creer ofrece compañía
Dios ama con un amor eterno”, que le per- a la soledad humana
mite traspasar con esperanza la barrera, para Porque la confianza del creer no sólo
él solo infranqueable, de la muerte. Ser cre- ofrece fundamento y firmeza a la precariedad
yente, en resumen, aporta una respuesta a del ser humano y la apertura del horizonte de
esos dos extremos, el de su origen y el de su su vida al futuro absoluto de Dios. Afecta
final, que convierten a la condición humana también, transformándolo, el mismo discurrir
en un enigma para la persona. Y lo hace gra- de sus días entre su origen y su destino, per-

©
15

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

mitiéndole superar la conciencia, insoporta- tan sólo / Dinos: “yo soy” para que en paz
ble para el ser humano creado para la rela- muramos / no en soledad terrible / sino en tus
ción, de vivirlo forzosamente, irremediable- brazos”. Que puede también decirse: “Para
mente solo. Porque cierta soledad está en la que en paz vivamos, no en soledad terrible,
base de la conciencia de cada uno. Ser cons- sino en tus brazos”.
ciente de sí mismo como sujeto irrepetible, in-
sustituible ante el mundo y ante los demás, La alegría de creer
forma parte de ese “ser yo” que forma parte Por todo eso, ser creyente es presentado en
de la identidad personal (Miguel García-Ba- los textos cristianos como fuente de una pecu-
ró). Pero, a la vez, ese sujeto no resiste vivir liar alegría, la alegría perfecta, la verdadera ale-
en completa soledad. Ser humanamente es gría. Es bien conocido. La vida cristiana no es
“ser-con-otros”. El sujeto no lo es plenamen- presentada en el Nuevo Testamento como un
te si no es sujeto con otros sujetos. Si no vive conjunto de normas o de prohibiciones. La for-
en relación intersubjetiva, una relación no ca- ma de vida cristiana consiste en un conjunto de
tegorial, añadida al ser humano ya consti- bienaventuranzas. Pero el catálogo de las ocho
tuido, sino que forma parte de su ser huma- bienaventuranzas del Evangelio de san Mateo
no, que no lo es plenamente más que cuando está precedido por una bienaventuranza inicial
se abre a la alteridad del tú, y ese tú le reco- atribuida a María, primera de los creyentes:
noce a él como tú para sí (Martín Buber). “Bienaventurada tú, porque has creído…” (Lc
Sólo que esa relación con el tú humano 1, 45), extendida después a los discípulos:
no remedia plenamente la insufrible soledad “Bienaventurados vosotros, porque estáis vien-
del ser humano; no responde adecuadamente do y oyendo lo que muchos profetas quisieron
a su radical necesidad de compañía. ver y no vieron” (Mt 13, 27); y, tras
Primero, por la posibilidad de ellos, a todos los creyentes:
infidelidad que amenaza a “Bienaventurados los que sin
todos los humanos en los ver creerán” (Jn 20, 29).
que podamos confiar. Es verdad que creer
También, por la presen- no evita las dificultades,
cia de la muerte, mo- las “pasividades” de la
mento decisivo de la vida y el lote de sufri-
soledad, que ningún miento que comporta:
ser humano, mortal él No es una felicidad
mismo, puede acom- que elimina el sufri-
pañar; y, además, por- miento, sino una felici-
que aunque cada perso- dad incluso en medio
na pueda sentirse acom- del sufrimiento: “Bien-
pañada por los demás, la aventurados los que llo-
humanidad, esa totalidad li- ran”; Los discípulos salieron
mitada, está también conde- de la presencia del sanedrín
nada a la soledad. “El ser hu- gozosos de haber sufrido ultra-
mano, constató P. Teilhard de jes…” (Hch 5, 4). Una expe-
Chardin en las trincheras de la riencia que repite después Pablo:
primera guerra mundial, tiene al “Ahora me alegro de mis padeci-
ser humano por compañero, pero mientos por vosotros” (Col 1,

©
16
la humanidad está sola”. Solo la
Presencia, origen y meta de la hu-
manidad en su conjunto, es remedio
adecuado para la soledad de cada
24), y que repetirán los cristianos a
lo largo de la historia. Baste recor-
dar la “verdadera alegría” de San
Francisco de Asís, y la que nos in-
persona. Unamuno lo expresó muy unda cuando salimos de nosotros en
viva y muy hermosamente en su Sal- un gesto de justicia, de compasión o
mo I: “Pero, Señor, “yo soy”, dinos de amor a los otros. ©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

En las relaciones entre justicia social y fe cristiana, existe


un punto de encuentro primordial que es la cultura de los
sujetos y de las colectividades. Desde un punto de vista
sociológico, cultura no es sólo ni principalmente el conjunto
de saberes propio de los intelectuales y de los científicos,
sino las formas de pensar, sentir y actuar de las personas
y de los colectivos sociales.

La cultura
de la
justicia
Rafael Díaz-Salazar
análisis

L a cultura incluye, además de las


producciones filosóficas y científi-
cas, las mentalidades, los valores,
los comportamientos, los sentimientos, los in-
tereses vitales, los estilos de vida. La línea de
creación de cultura. La relevancia que otorga
el cristianismo a la primacía de los últimos
pone en el centro del debate el tema de las
funciones sociales y políticas de las diversas
producciones culturales. Nos obliga a evaluar
demarcación culto-inculto no sólo atraviesa si una determinada cultura favorece o difi-
el saber, sino también el sentir y el actuar. culta la emancipación y liberación de los em-
pobrecidos y excluidos sociales. También nos
La cultura que produce justicia
Para establecer un marco adecuado del
diálogo fe-cultura es necesario introducir la
centralidad de la justicia en la producción de
plantea el reto de pensar y articular el tipo de
cultura que deberíamos impulsar para pro-
mover una mayor justicia, igualdad y frater-
nidad entre los seres humanos.
©
17

cultura. Ello conlleva plantear la cuestión de La relevancia que tienen en el cristianis-


cuál es el lugar de la emancipación de los em- mo originario la praxis y el corazón favorece
pobrecidos y de la lucha por la justicia en la la adopción de un concepto antropológico y

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

sociológico de cultura que vaya más allá del políticos, sindicatos, movimientos sociales,
reduccionismo conceptual y racionalista en el asociaciones de voluntariado social, aún
que determinados sectores sociales pretenden cuando éstas organizaciones sean imperfectas
encerrar a ésta. y se experimenten en ellas contradicciones.
La cultura del saber es sumamente im- Todo purismo que lleve a la no pertenencia a
portante, ya que hace posible el avance de la alguna de estas organizaciones es antagónico
ciencia y favorece la creación de una comu- a la cultura de la acción consustancial al cris-
nidad de diálogo argumentativo que ayude a tianismo. El predominio del individualismo y
vertebrar la vida social de una forma civili- el desinterés por la política y por la partici-
zada. Ahora bien, no menos importantes son pación en los asuntos públicos son señales
la cultura del corazón y la cultura de la ac- inequívocas de una cultura ajena al cristia-
ción. Para la promoción de la justicia, sin la nismo.
cual es incoherente el servicio de la fe, es muy Considero que, desde el cristianismo, to-
importante la cultura del corazón que difun- da acción social y política debe quedar mar-
de sentimientos morales de compasión activa cada por la pasión por la primacía de los úl-
y comprometida con el sufrimiento humano timos. La promoción de la justicia, la pro-
causado por la injusticia y la pobreza. En el gresiva liberación del empobrecimiento y la
corazón anidan los intereses vitales, las moti- lucha contra la exclusión social deben deter-
vaciones, las intenciones que determinan de- minar las políticas económicas y sociales. Es-
cisivamente los comportamientos públicos y ta pasión ha de constituir la brújula y el mue-
privados; por ello, una transformación soli- lle interior que guíe y articule la acción. Des-
daria de los corazones es imprescindible. Des- de esta perspectiva, la raíz de la acción social,
cubrir qué instancias pueden configurar soli- política y cultural no se vincula básicamente
dariamente el corazón de las personas y mo- con determinados triunfos o fracasos que son
verlas a la acción es uno de las grandes retos los que determinarían la continuidad o el
que tenemos planteados y constituye el de- abandono del compromiso, sino con el com-
safío fundamental para las instituciones que partir el sufrimiento de los empobrecidos y
intervienen en la socialización de los sujetos
y en la configuración de la opinión pública,
especialmente los centros de enseñanza, las
familias y los medios de comunicación social. La presencia en el mundo de
Considero que en estos tiempos de crisis sufrimiento causado por
es urgente difundir una cultura de la acción injusticias, es la raíz de la
tan radical como la contenida en el cristia- permanencia en el
nismo originario: la cultura samaritana1 . compromiso social, de la
radicalización política y de la
La cultura de la acción: “El Verbo
se hizo carne” y “la Palabra se hace militancia especializada en
praxis” organizaciones concretas. Esta
La promoción de la justicia requiere ine- presencia del sufrimiento ha
ludiblemente la acción social y política. La de empapar toda la acción
cultura moral que se encuentra en el cristia- social, económica y política de
nismo originario puede servir de aliento y es- las organizaciones. En esta
tímulo. El cristianismo constituye una cultu-
línea específica e identitaria
©
18
ra de la acción basada en el amor al prójimo
y la liberación de los empobrecidos. Sin ac-
ción no hay cristianismo en la historia. Des-
de esta premisa, el compromiso social y polí-
del cristianismo, el
compromiso social y político
es expresión de amor y
tico es ineludible. Por este motivo, el cristia- felicidad, la felicidad que nace
nismo es fuente de politización. Es impres- de la donación.
cindible, pues, el trabajo activo en partidos

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

La cultura enraizada en el
sufrimiento humano
Desde el cristianismo originario, la acción
social y política ha de situar sus raíces en el su-
frimiento humano causado por la injusticia y
la pobreza. Este sufrimiento ha de ser determi-
nante a la hora de formar una militancia espe-
cializada para intervenir en los ámbitos en los
que mejor se puede luchar para disminuirlo y
erradicarlo. Considero que estos ámbitos son:
a) la exclusión social y las políticas sociales;
b) el paro y las políticas de empleo; c) la in-
migración y las políticas de extranjería; d) las
desigualdades socioeconómicas y las políticas
de redistribución de la riqueza; e) la situación
de los países empobrecidos y las políticas de
solidaridad internacional; f) las nuevas for-
mas de producción de riqueza con regulación
ecológica y con un modelo de propiedad y or-
ganización del trabajo distinto al prototípico
de la empresa capitalista.
Los lugares de compromiso e intervención
social y política son muy amplios: la familia,
los centros escolares, los medios de comuni-
cación social, las asociaciones de vecinos, los
ayuntamientos, los grupos de cultura popu-
lar, las plataformas de voluntariado, las or-
ganizaciones de solidaridad internacional, los
excluidos en el Norte y el Sur del mundo y movimientos sociales, los sindicatos y los par-
con el empeño sostenido para disminuir y tidos políticos.
erradicar progresivamente ese sufrimiento2. La familia, los centros escolares y los me-
La acción social y política contra el sufri- dios de comunicación social son ámbitos de-
miento es la quintaesencia de la cultura sa- cisivos para la reproducción de un modelo de
maritana. La presencia de sufrimiento en el sociedad y constituyen lugares potenciales de
mundo causado por injusticias es la raíz de la socialización ético-política y de intervención
permanencia en el compromiso social, de la social. Allí se difunden valores y se inculcan
radicalización política y de la militancia es- aspiraciones vitales. Desde la familia, las AM-
pecializada en organizaciones concretas. Esta PAS, los movimientos de renovación pedagó-
presencia del sufrimiento ha de empapar to- gica se pueden difundir valores solidarios y
da la acción social, económica y política de estimular el asociacionismo infantil y juvenil.
las organizaciones. En esta línea específica e La orientación de los medios de comunica-
identitaria del cristianismo, el compromiso ción social es absolutamente decisiva a la ho-
social y político es expresión de amor y feli- ra de impulsar una cultura de la solidaridad.
cidad, la felicidad que nace de la donación. El impulso de la cultura popular crítica es
Desde esta visión, el tiempo necesario para
conseguir determinados avances sociales pa-
ra una mayor justicia queda reintroducido en
otra dimensión y la prontitud o tardanza en
sumamente importante para difundir y po-
tenciar los valores solidarios propios de la
cultura samaritana. Constituye una forma
concreta de favorecer la primacía de los últi-
©
19

alcanzar determinadas metas u objetivos de- mos, poniendo a disposición de éstos los ins-
saparece como criterio principal de perma- trumentos para adquirir una conciencia críti-
nencia en la acción. ca y un protagonismo social.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

El refuerzo del movimiento ciudadano y la in-


tervención en la política municipal constituyen for-
mas de acción que pueden favorecer la promoción
social de los barrios más marginados y potenciar el
tejido social y la democracia de base.
Las organizaciones de voluntariado social cons-
tituyen medios muy adecuados para la práctica de
la solidaridad y para la toma de conciencia directa
de los problemas de exclusión social y pobreza que
todavía persisten en las sociedades ricas.
El apoyo a los incipientes movimientos de auto-
organización de pobres, precarios y excluidos so-
ciales tiene una relevancia especial desde la pers-
pectiva política y moral de la primacía de los últi-
mos. Los nuevos movimientos sociales son también
cauces muy adecuados para el compromiso.
Los partidos políticos, a pesar de su despresti-
gio y de su anquilosamiento, siguen siendo total-
mente imprescindibles para llevar a cabo transfor-
maciones sociales en aras de una mayor libertad,
igualdad y fraternidad. En la medida en que los
programas sociales y económicos y las leyes que los
hacen efectivos dependen básicamente de los parti-
dos, la militancia en éstos es un cauce útil y nece-
sario para llenar de contenido la cultura samarita-
na. Un tipo de cultura que debe configurar las nue-
vas formas de hacer política y la reconfiguración de
los partidos.
Son muchas las mediaciones sociales y políticas
para una cultura de la justicia inspirada en el Evan-
gelio y enraizada en el amor de Dios. Lo funda-
mental es ser conscientes de que sin acción somos
personas profundamente incultas y estamos muy le-
jos de la Sabiduría que originó que el Verbo/la Pa-
labra se hiciera Carne, como se afirma en el Evan-
gelio según San Juan (Jn. 1, 14). ©

1. Para el desarrollo del tema de la “cultura samaritana” y su re-


lación con la acción social y política, ver mis libros Redes de so-
lidaridad internacional (Ediciones HOAC, 1996), La izquierda y

©
20
el cristianismo (Taurus, 1998) y Desigualdades Internacionales,
¡justicia ya! (Icaria, 2012).
2. La espiritualidad presente en la vida y en los textos de Simone
Weil constituye una gran sabiduría para saber situarse en esta
actitud de tenacidad y “paciente impaciencia”. Especialmente
recomiendo la lectura de “El amor a Dios y la desdicha” y “Ala-
banza a Dios y compasión por las criaturas”, en Escritos Esen-
ciales, Sal Terrae, Santander, 2000, pg.53-88 y 174-175. Ver tam-
bién, Simone Weil, La conciencia del dolor y de la belleza, Edi-
ción de Emilia Bea, Trotta, Madrid, 2010.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

Orar y hacer la
justicia
Xavier Quinzá Lleó
análisis

Según la intuición de Ludwig


Wittgenstein, en el creer
cristiano hay una gramática
superficial (un conjunto de
reglas que describen el uso de
los signos del discurso que
manejamos) que se percibe “de
oído” al hablar entre los que
ya creemos. Pero el verdadero
uso de los signos creyentes
está arraigado y nutrido en
una práctica cotidiana, en las
formas de vida desde las que
se confiesa la fe.

Las formas de vida, La verdadera gramática sentido pleno que no se pue-


nutrientes de la fe del lenguaje de la fe se en- de nombrar: y eso “innom-
Antes de que se formule raíza y alimenta en la prác- brable” sólo se puede mos-
en reglas, la fe tiene que ali- tica como en su tierra nutri- trar con la propia vida y sus
mentarse de la vida. A nin- cia, en una atmósfera feraz. prácticas, con los juegos pre-
gún creyente puede constar- No se deriva directamente cisos de su lenguaje, que se-
le que está informado sobre de los datos a los que se re- rán una forma de “jugarse la
el correcto uso de las pala- fiere (aunque sean datos re- vida”. La fe es una forma de
bras de su credo si no parti- velados!) sino a lo que di- vida, un lenguaje incrustado
cipa de las formas de vida chos “datos” aluden, es de- en la acción. Con el corazón
dentro de cuyo contexto cir-
culan naturalmente esas pa-
labras. Sólo esa participa-
ción le asegura a uno que
cir a su categoría de signos
reveladores de experiencias
de perdón y gracia.
Las maneras de entender
y no sólo con el entendi-
miento especulativo ha de
acogerse esa fe; mediante un
amor por el que uno se abre
©
21

domina la “gramática pro- lo creído dependen de “al- a Dios y a los demás.


funda” de los términos que go” a lo que se necesita re- En medio de tanto sufri-
se emplean. currir para describirlas: un miento y tanto dolor, en la

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

entraña de esta crisis, lo que porque al orar no pedimos


combate las mil dudas que que Dios venga a nosotros,
nos muerden el corazón es, puesto que siempre está a
en cierto modo, hacer la jus- aquí; lo que pedimos es que
ticia, actuar la redención. nos podamos acercar más a
Esto sólo puede realizarse si Él: somos nosotros quienes
uno personalmente se ha tenemos que ir a Él, somos Orar y hacer la
visto perdido, se ha sentido nosotros quienes tenemos
redimido y ha empezado a que escucharle. justicia forman
ver todas las cosas de un Es decir: deseamos ar- parte de la misma
modo distinto. Creer no es dientemente abrirnos a ese lógica del creer y no
solamente “creer”, es mu- don que Él es, a fin de que
cho más: es una manera de por medio de nuestra ora- se pueden separar
organizar los significados ción, pueda Él difundirse como si la justicia
crecida en una forma parti- sobre todo nuestro ser y, a
cular de vida y adherida a través de nosotros, en toda
fuera solamente
ella: es decir, la de la entre- la humanidad, a la vez san- una consecuencia
ga incondicional a la obra ta y pecadora. Difundirse en ética para todo
del Dios de la vida. nosotros, y a la vez, hacer-
nos entrar en el misterio creyente.
Orar: eclesial de la comunión con
decidirse por el amor todo el sufrimiento y toda la
Dios hace a los seres hu- soledad de los que siguen
manos maravillosos regalos, esperando una palabra que
pero nosotros no sabemos les libere y les sane, un ho-
apreciarlos. Al menos, no rizonte de promesa al que
suficientemente. Con mucha mirar. ya en “hechos duros” sino
frecuencia nos privamos de El discurso creyente es en experiencias de hechos
ellos, porque somos inesta- un discurso que incluye narrados y creídos, que ad-
bles y mediocres, y nos siempre perspectivas y enfo- quieren un perfil propio y se
cuesta tener una mirada ques, formas de proceder, constituyen dentro de for-
atenta y un corazón íntima- sin las cuales las palabras mas de vida propias de los
mente desprendido. Sin una no dicen nunca del todo su creyentes. Y esto, por otro
previa pacificación del cora- mensaje. Orar y hacer la lado, ocurre en todo tipo de
zón, con sus deseos y pasio- justicia forman parte de la experiencias, incluso las de
nes, y sin someter la imagi- misma lógica del creer y no cualquier saber positivo,
nación a una disciplina sua- se pueden separar como si porque no se puede hablar
ve que nos centre y nos la justicia fuera solamente de datos científicos sin tener
aquiete, no es posible que una consecuencia ética para en cuenta los lenguajes con
gustemos tranquilamente el todo creyente. Desde los dos que se codifican y las for-
sabor de Dios en nuestro ser nutrientes, aquél o aquélla mas de vida que subyacen a
de carne. que ha sido instruido en la dichos lenguajes.
En este gustar y sentir a fe, puede abrazar esa nueva La fe cristiana es la aco-
Dios en lo cotidiano, lo cla- perspectiva y apresar apa- gida plena de una fe cuyo

©
22
ve es caer en la cuenta de
que hacer la justicia es un
imperativo de la experiencia
de la fe, del gusto interno
sionadamente todo el siste-
ma de creencias de la buena
noticia de Jesús.
No carece de lógica dar
centro está en la salvación
total recibida de Dios; pero
esa misma fe incluye todo
un sistema de referencias
por la Persona de Jesús y su fe a la salvación porque és- para pensar sobre el mun-
mensaje. Deseamos recupe- ta se arraiga en un conven- do, así como una forma de
rar el gusto por la oración, cimiento íntimo, no se apo- vida y una manera de juzgar

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

la vida en las cuales uno ha vez, sanar los íntimos des- misericordia. Es en nuestro
de ser enseñado. garramientos personales. propio cuerpo, en nuestras
Esta lógica de la fe se Como Él, las creyentes y los entrañas más heridas, en
basa en dar importancia a creyentes de hoy y de siem- nuestras manos dolientes,
un sistema de referencia des- pre, no nos contentamos en nuestra voz quebrada an-
de el que pensamos, en cuyo con orar, con contemplar y te tanta indignidad y tanto
marco “se ve todo distinto”. vivir su misterio escondido, daño, en donde tenemos
No basado en una inteligen- sentimos la urgencia de orar que sentir y gustar la impli-
cia impersonal, que preten- y hacer la justicia. cación compasiva con los
diera ver el mundo como Recuperar el gusto inter- que nos necesitan.
podría verse desde cualquier no por el trabajo a favor de Sentir al Dios que se es-
otra óptica. Más bien desde la justicia evangélica es un conde en el corazón del
una visión nueva basada en imperativo de nuestros días. mundo es dejarnos empapar
una clase de certeza adquiri- No podemos olvidar por de su dulzura, pero es sentir
da en la redención, vivida en más tiempo a los que sufren también el estremecimiento
las miserias y en las pasio- y esperan: tenemos demasia- de las entrañas ante la mira-
nes de la propia vida. das heridas abiertas en el se- da desolada de los niños de
no de la humanidad, en el quienes se abusa, de las mu-
Recuperar el gusto corazón mismo de la Iglesia. jeres maltratadas por aque-
espiritual por hacer Lo que significa poder ex- lla persona en quien han
justicia tender un espacio liberado confiado enteramente, de
Al creyente de todos los para el reinado de Dios en los expulsados de su hogar,
tiempos lo que más le atrae nuestra sociedad y en nues- que sienten heladas las en-
de la persona de Jesús es tra cultura. trañas ante la indiferencia
que de la misma intimidad Pero tenemos que deci- de los ciudadanos y hasta de
con el Dios escondido saca dirnos de una vez por todas los creyentes.
la energía para criticar las a recuperar el gusto por la Gustar a Jesús en nues-
injusticias humanas, y a la compasión y las entrañas de tra propia carne, es volver a
mirarle en los ojos de quie-
nes tienen hambre o sed, o
están enfermos de sida, o
desnudos, o en la indigen-
cia, o en prisión, o sin nadie
que les defienda. Necesita-
mos con urgencia recuperar
la devoción para nuestro
compromiso exigente por la
dignidad y la justicia, poner
sensibilidad y cariño en
donde sólo hemos buscado
acallar nuestra conciencia,
dejarnos, en verdad, la piel,
en donde sólo hemos sabido
pronunciar buenas pala-
bras…
Los abrazos que damos,
como prácticas de proximi-
dad, son el nuevo lenguaje
©
23

en el que queremos decir a


Voluntarios y amigos de Cáritas de Milladoiro, prepararon y cargaron un contenedor de
Dios en nuestra cultura. De-
ayuda humanitaria con destino a Cáritas de Namibe en Angola. seamos sufrir más su impac-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

su propia condición y digni-


dad. Somos capaces de reco-
nocer esa misma cualidad en
los demás y su sitio único en
el corazón de Dios. Sola-
mente cuando hemos recla-
mado nuestro propio lugar
en el amor de Dios, es cuan-
do podremos experimentar
este abrazo universal, un
amor sin distinciones, y que
nos hace sentir a salvo, no
solamente con Dios, sino
con nuestros hermanos y
hermanas que luchan, espe-
ran y… desesperan!
La lucha por la justicia
nos exige asumir la íntima
ruptura del ser humano y
to en nuestra vida para que ciencia de ser amados radi- ponerla bajo el signo de la
repercuta en la vida de los calmente por Dios descubri- bendición, es decir: en el
pequeños y oprimidos. Dios mos la íntima verdad de lo Corazón herido de Dios que
no puede volver a ser pala- que somos. Es cierto que so- nos invita a todos y a todas
bras vacías, mociones que mos amados, pero nos tene- a ser acogidos en la dulzura
sólo afectan a la intimidad, mos que convertir interior- ardiente de su gran deseo de
impresiones vagas en el al- mente en amados. Conver- redención universal. ©
ma de los que oran. Dios tirse en el ser amado que so-
tiene que volver a ser la Pa- mos se concreta en todo lo
labra ardiente que nos que- que pensamos, decimos o
ma el alma, y que nos hace hacemos.
gustar una dulzura nueva: la Esto inicia un largo pro-
de la más extrema comu- ceso de apropiación, de en- Solamente cuando
nión con el Crucificado en carnación, que nos lleva a hemos reclamado
todas sus criaturas que es- iluminar la realidad cotidia-
peran la liberación. na de la que somos hechos. nuestro propio lugar
Cuando nuestra verdad más en el amor de Dios,
En el ocultamiento de profunda es que somos los es cuando podremos
Dios: orar y hacer la amados y cuando nuestro experimentar este
justicia mayor gozo proviene de as-
pirar a hacerlo plenamente,
abrazo universal, un
En palabras del testigo está claro que eso llegará a amor sin
Dietrich Bonhöffer: en el tener un eco palpable en distinciones, y que
tiempo de ocultamiento de nuestra manera de comer, nos hace sentir a
Dios en el que vivimos, so- beber, hablar, amar, divertir-
salvo, no solamente
©
24
lamente podemos llamarnos
en verdad cristianos si nos
sabemos bebiendo en esta
doble fuente: orar y hacer la
nos y trabajar.
La justicia es la vida de
la fe. Desde la conciencia de
elegidos, bendecidos y ama-
con Dios, sino con
nuestros hermanos y
hermanas que
justicia. dos por Dios, descubrimos luchan, esperan y…
La oración es la vida de dentro de nosotros un vivo
la fe. Desde la suprema con- deseo de revelar a los demás ¡desesperan!

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

La inteligencia de
la fe: cosmovisión
y sentido
Francesc Torralba
análisis
L a carencia de una cosmovisión ge-
nera una radical desorientación en
el ser humano. No sabe a qué ate-
nerse, requiere de un cuidado. La crisis de las
cosmovisiones está directamente propiciada
por lo que se ha venido a llamar la cultura de
la sospecha.
Sólo es posible recrear Nunca como en el presente habíamos ig-
norado hasta tal punto la esencia de lo huma-
la cosmovisión no. Existen múltiples y contradictorias apor-
cristiana si la razón taciones a lo que es el ser humano, pero no po-
secular moderna demos responder definitivamente a la pregun-
ta por su esencia, su vocación primordial.
reconoce su indigencia.
Mientras se considere La necesidad de una cosmovisión
autosuficiente y Una cosmovisión no es una suma de frag-
mentos, ni un mosaico articulado a partir de
entienda irrelevante el distintas visiones del mundo. Es una unidad de
papel de las sentido. Tiene un trasfondo mítico, pero no
cosmovisiones por ello tiene un carácter irracional. En todas
religiosas en la vida las grandes cosmovisiones de la humanidad se
parte de un relato mitológico que aporta un
humana, la transmisión conjunto de verdades expresadas a través de
será imposible. un lenguaje simbólico, metafórico y sapiencial.

©
25

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

La cosmovisión cristiana tiene su lugar que garantice los mínimos exigibles en una
de inspiración en la tradición bíblica, en la sociedad plural: equidad y libertad.
Palabra de Dios revelada en la historia. De A pesar de ello, la razón secular moderna
ella nace una sabiduría de la vida, una com- no es capaz de dar respuesta, por sí sola, a los
prensión del ser humano, de la naturaleza, de profundos y permanentes interrogantes me-
la historia y de Dios. Esta cosmovisión no es- tafísicos del ser humano. Tampoco es capaz
tá reñida con la razón, ni entra en contradic- de entusiasmar para alcanzar grandes pro-
ción con los desarrollos científicos. Tiene su yectos colectivos. Los máximos dependen de
propia lógica interna, su coherencia racional. las grandes cosmovisiones. Los proyectos co-
Trasciende el ámbito del concepto, el lengua- lectivos que hacen progresar a la historia y
je estrictamente racional, pero ofrece elemen- mejorar cualitativamente no dependen de la
tos valiosos que son los pilares de las filoso- razón pura práctica.
fías que se inspiran en tal cosmovisión. En la Salvo algunos intelectuales todavía rea-
entraña de una cosmovisión subsiste el len- cios al hecho religioso y hostiles al discurso
guaje mítico, pero no por ello la cosmovisión metafísico, la tendencia colectiva de gran par-
carece de racionalidad. te de los intelectuales del presente se caracte-
Esta cosmovisión en los siglos que nos riza por un acercamiento al mundo de las
han precedido había sido transmitida por vía cosmovisiones y un particular interés por lo
intergeneracional, informal, a través de la la- religioso. Algunos incluso hablan de una cier-
bor pedagógica y educativa de la Iglesia. En ta nostalgia o melancolía por aquel mundo
el presente, esta transmisión se enfrenta a pasado donde uno sabía a qué atenerse por-
múltiples obstáculos. Sin embargo, lo que pa- que conocía el orden de la realidad.
rece evidente es que subsiste la necesidad de Da la impresión de que la razón moderna
cosmovisión y, por consiguiente, tiene senti- y secular ha captado su indigencia y es capaz
do pensar en el modo de transmitirla. Aún así de reconocer la apertura al lenguaje de las
se deberá justificar por qué transmitir una cosmovisiones como algo estimulante y crea-
cosmovisión cristiana, especialmente, en un tivo para ella misma.
mundo plural tanto moral como religiosa-
mente, donde subsisten esquemas antropoló- La consciencia de lo que falta
gicos e históricos muy dispares. En el año 2008 se publicó un texto muy
Sólo es posible recrear la cosmovisión sugerente de Jürgen Habermas: Ein Bewus-
cristiana si la razón secular moderna recono- stsein von dem, was fehl. Eine Discusión mit
ce su indigencia. Mientras se considere auto- Jürgen Habermas, que se ha traducido en len-
suficiente y entienda irrelevante el papel de gua castellana con un título muy comercial:
las cosmovisiones religiosas en la vida huma-
na, la transmisión será imposible.
Más allá de los tics reduccionistas, es fá-
cil detectar que la pregunta por el sentido Salvo algunos intelectuales
subsiste y que la razón moderna y secular no
es capaz de ofrecer, por ella misma, una res-
todavía reacios al hecho
puesta convincente. Nadie cuestiona el de- religioso y hostiles al discurso
sarrollo extraordinario de la razón en el ám- metafísico, la tendencia
bito de las ciencias y de la tecnología; nadie
pone en tela de juicio sus logros en tales cam-
colectiva de gran parte de los
intelectuales del presente se
©
26
pos y cómo ello ha generado un bien colecti-
vo y una ostensible mejora en la calidad de
vida de los hombres y mujeres occidentales.
También se debe reconocer que la razón mo-
caracteriza por un acercamiento
al mundo de las cosmovisiones y
derna y secular no es ajena al discurso ético, un particular interés por lo
que es capaz de articular una ética del dis- religioso.
curso, abierta al diálogo, una ética mínima

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

zón natural y, por tanto, los resultados fali-


bles de las ciencias institucionalizadas así co-
mo los fundamentos de un igualitarismo uni-
versalista en el ámbito del derecho y de la
moral. Y, viceversa, la razón secular no debe
erigirse en juez de las verdades de la fe, aun
cuando del resultado sólo acepte como razo-
nable lo que pueda traducir a sus propios dis-
cursos, accesibles en principio de manera uni-
versal” .
Jürgen Habermas defiende el valor de la
razón y su capacidad para iluminar proble-
mas humanos, aclarar cuestiones morales y
evitar la caída en males mayores como el fa-
natismo, el dogmatismo o las distintas formas
de superstición. Como buen heredero del es-
Benedicto XVI, (Cardenal Joseph Ratzinger) píritu de la Aufklärung, Habermas entiende
que el filósofo es el guardián de la razón y
que la razón es el mejor instrumento que ha
sido dado al ser humano para resolver los
múltiples problemas de la existencia y pro-
gresar en el saber y en la calidad de vida de-
mocrática. Sin embargo, Habermas reconoce
que como consecuencia de las grandes crisis
del siglo XX se ha instaurado una sospecha
muy seria respecto a las capacidades de la ra-
zón y un cierto derrotismo.
“El motivo –dice el autor de la Teoría de
la acción comunicativa– por el que me ocupo
del tema de la fe y el saber es porque deseo
movilizar la razón moderna contra el derrotis-
mo que alienta en su seno” . En efecto, este de-
Jürgen Habermas rrotismo que ha sido especialmente cultivado
por los filósofos postmodernos irrita a Haber-
mas. Esto le lleva a reconocer que la razón tie-
Carta al Papa. Consideraciones sobre la fe1 . ne límites, que no puede abarcarlo todo, que
Este libro incluye en su índice temático dos existe un conjunto de cuestiones que la tras-
textos sobre las condiciones de un acerca- cienden, pero no por ello la descarta como
miento entre la razón secular moderna y la principal herramienta del conocimiento.
cosmovisión religiosa especialmente intere- A diferencia de los postmodernos, Haber-
santes de apostillar. El primero tiene un títu- mas no defiende un retorno al mito, a la vida
lo ya de por sí muy sintomático: La concien- emocional en forma de emotivismo, pero re-
cia de lo que falta y el segundo se titula: Una conoce la necesidad de abrir la razón secular
réplica. moderna al lenguaje de la cosmovisión reli-
El acercamiento entre los dos mundos: el
secular moderno y la cosmovisión religiosa
sólo es posible si ambos reconocen los límites
de su terreno y la necesidad de interaccionar
giosa, para ser fecundada por ello y, de este
modo, alcanzar horizontes de saber que, por
sí sola, no podría jamás resolver. Tampoco de-
fiende el relativismo de las cosmovisiones. Par-
©
27

para crecer. Escribe Jürgen Habermas: “Para tidario del valor crítico de la razón, entiende
ello deben darse dos condiciones: el lado re- que ésta es capaz de distinguir la consistencia
ligioso debe reconocer la autoridad de la ra- interna de una cosmovisión y las consecuen-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

cias que tiene la misma para la vida práctica


de las sociedades y los pueblos. En la crítica
del relativismo, Joseph Ratzinger y Jürgen Ha-
bermas expresaron sus coincidencias en el co-
nocido diálogo que tuvieron en la Academia La razón práctica es incapaz
de las Ciencias de Múnich en 2004. por sí sola de fundar la
En definitiva, Habermas constata que la
razón no es capaz de dar respuesta a eso que realización solidaria de metas
falta a la condición humana. Entiende que sub- colectivas, la defensa del bien
siste algo que no tiene respuesta a través del
método científico y esta consciencia es lo que común, la lucha por la
mueve a la razón a abrirse, de nuevo, al len- justicia universal, la práctica
guaje de la fe para aprender lo que aporta él.
Dice Jürgen Habermas refiriéndose a In- del perdón incondicional, el
manuel Kant: “Respecto a la pregunta de a ejercicio de la gratuidad.
quién le falta algo, puede ser de interés recor-
dar que Kant percibió como un déficit crucial
la incapacidad de la razón práctica para fun-
dar la realización solidaria de metas colectivas,
por no decir la defensa cooperativa frente a
peligros colectivos, de manera tan irrefutable es fruto de prejuicios negativos en torno al
y efectiva como la observancia individual de elemento religioso y que la han empobrecido
los deberes morales. Y sostuvo que la apro- significativamente. El discurso filosófico es
piación filosófica de las tradiciones religiosas autónomo, pero no autosuficiente; se nutre
era el camino para superar este déficit” . de un trasfondo no filosófico que constituye
Dicho llanamente; según Habermas, el úl- el magma originario, la fuente de conceptos
timo gran exponente de la Modernidad filo- y nociones que, debidamente depuradas por
sófica, la razón práctica es incapaz por sí sola la razón lógica, le dan singularidad.
de fundar la realización solidaria de metas co-
lectivas, la defensa del bien común, la lucha El valor de la inteligencia
por la justicia universal, la práctica del perdón Como cualquier otra actividad personal,
incondicional, el ejercicio de la gratuidad. la inteligencia no se define ni se ejerce en el
“Una filosofía que entre en relación con aislamiento. Cuando se retrae en exceso,
la religión, como forma contemporánea del pronto divaga hacia el mundo cerrado del au-
espíritu, –subraya Habermas– dialoga con tismo. Esta es la suerte de todo pensamiento
ella en vez de limitarse a hablar sobre ella. que se embriaga de su propia suficiencia y
Una filosofía que se comporta frente a la re- huye de la confrontación, se ablanda y res-
ligión de manera agnóstica y que, a la vez, es- bala hacia el ensueño, se vuelve rígido y ca-
tá dispuesta a aprender es incompatible con mina hacia la idea fija.
una postura instrumental respecto al objeto El pensamiento filosófico opera a través
de una eventual ‘opa hostil’” . Esta apertura del ejercicio de la razón, pero requiere de un
a la cosmovisión religiosa por parte de la fi- subsuelo de creencias a partir de las cuales da
losofía no niega su autonomía, su ley propia, forma a su pensamiento. La dialéctica del
ni su creatividad interna. Todo lo contrario. pensamiento es un vaivén constante de la re-

©
28
Esta apertura es una fuente creativa para
la filosofía, un estímulo intelectual, represen-
ta el encuentro con una serie de categorías
que pueden estimular el verbo filosófico y ha-
ceptividad a la respuesta, de la asimilación a
la invención, de la pasividad a la actividad.
Ponemos punto final a esta reflexión con
un bello texto de Emmanuel Mounier2: “El
cerlo trascender. Pero para ello, resulta esen- que elige el partido de la inteligencia no elige
cial que la filosofía contemporánea supere esa una vida fácil. El deber de dar testimonio de
actitud hostil frente a lo religioso, actitud que una verdad trascendente, en un camino en el

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

Emmanuel Mounier

que deberá combatir los límites y las pasio-


nes de sus propios amigos, el deber del com-
promiso en una acción que en cada paso he-
rirá las fidelidades más queridas, no puede
rechazar lo uno ni lo otro, acusado por aquí
de traicionar la disciplina de combate, por
allá de faltar a la verdad, desgarrado en su
propia conciencia y por cada una de sus de-
cisiones. Pero debe sujetar incansablemente
los dos extremos de la cadena: por un lado
recordando, sin ceder, las exigencias de la
verdad, luchando a brazo partido contra la
mentira y la explotación utilitaria de los va-
lores espirituales; salvando, salvando y sal-
vando cuando las disputas sólo piensan en
confundir, odiar y destruir; al mismo tiempo,
optando y sacrificando. Descomprometién-
dose y comprometiéndose para edificar a la
vez, la una por la otra, la una a pesar de la
otra, la libertad y la eficacia del espíritu”.©

NOTAS
1. Cf. J. HABERMAS, Carta al Papa. Consideraciones so
bre la fe, Paidós, Barcelona, 2009.
Carta al Papa, pp. 56-57.
Idem, pp. 62-63,
Idem, p. 223.
Idem, pp. 227-228.

2. E. MOUNIER, Obras Completas, vol. II, Sígueme, Sala-


manca, 1993, p. 704.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

De un tiempo a esta parte se habla de la necesidad de un nuevo paradigma porque


el paradigma anterior no está funcionando adecuadamente. Esta constatación
refleja que la realidad ha cambiado, que nuestros análisis no son suficientemente
acertados y, en consecuencia, el modelo de iniciación a la fe no responde a los
retos y a las expectativas que tenemos delante. Cabe concluir que lo que está en
juego es el modelo de transmisión de la fe, no uno u otro aspecto del mismo.

hacia un nuevo
paradigma en
la transmisión
de la fe
Jesús Sastre
análisis

©
30
C omencemos clarificando el término
paradigma. Etimológicamente viene
de la palabra griega formada por
“pará” (junto) y “digma” (modelo). Th. Kuhn
definió así el término paradigma: “Considero
mas y soluciones a una comunidad científica”.
Y añade que todo cambio de paradigma es
lento y dificultoso; además se necesita la si-
nergia de todos los actores implicados para su
puesta en marcha. ¿Cuándo hay que cambiar
los paradigmas como realizaciones científicas de paradigma? Cuando el paradigma vigente
universalmente reconocidas que, durante cier- no es capaz de percibir lo que sucede y de dar
to tiempo, proporcionan modelos de proble- respuestas satisfactorias.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

Algunos datos de la historia go que funciona de manera casi automática.


A lo largo de la historia de la Iglesia han Al pensar así ingenuamente suponemos que
funcionado varios modelos de iniciación a la se dan las disposiciones básicas para creer y
fe. Simplemente les recordamos: el modelo de que lo importante es ilustrar los contenidos
la Iglesia Apostólica, el modelo del catecu- de la fe. Necesitamos “re-pensar” y “re-pre-
menado bautismal, del modelo de cristiandad sentar” la fe para que suscite interés y ponga
y los intentos de renovación catequética en a funcionar los dinamismos de búsqueda en
los siglos XIX y XX, con especial mención a nuestros interlocutores. Quizás la primera ta-
la aplicación de las orientaciones del Vatica- rea evangelizadora consista en ayudar a re-
no II. Podemos afirmar que en los últimos formular el imaginario social que prima en
años se han renovado métodos y contenidos, nuestra sociedad, y que se estructura en tres
pero el modelo global de transmisión de la fe ejes: la dimensión secular del tiempo, lo coti-
ha seguido siendo el de cristiandad. “En los diano como valioso en sí mismo y el indivi-
tiempos en los que la Iglesia se identificaba
con la sociedad global –a pesar de muchas
contradicciones y contratiempos– la transmi- La expresión “transmisión de la fe”
sión de la fe se realizaba de una forma casi
automática, estando por lo demás los meca-
no es la más acertada, pues
nismos de la transmisión integrados en el nor- sugiere algo que funciona de
mal funcionamiento de la sociedad. Se había manera casi automática. Al
vuelto difícil comprobar el adagio según el pensar así ingenuamente
cual uno no nace cristiano, sino que se hace suponemos que se dan las
cristiano. Con la distancia que otorga el tiem- disposiciones básicas para creer y
po, hemos de reconocer los inconvenientes de que lo importante es ilustrar los
esta antigua situación”1. Ante este panorama
compartido por muchos estudiosos del tema,
contenidos de la fe. Necesitamos
necesitamos elaborar y aplicar un nuevo pa- “re-pensar” y “re-presentar” la fe
radigma. Para ello disponemos de variadas y para que suscite interés…
ricas reflexiones de algunos episcopados eu-
ropeos, las cartas pastorales de Cuaresma de
los obispos vascos y de Pamplona, las jorna- dualismo. La racionalidad resultante es fun-
das de AECA (Asociación Española de Cate- cional y utilitaria, poco sensible a la apertu-
quetas) dedicadas al nuevo paradigma, las ra a lo trascendente y al compromiso solida-
Jornada del I. S. de CC.CC. San Pío X con rio. Esta constatación nos lleva a afirmar que
motivo de sus bodas de oro (año 2005, Re- la fe es, ante todo, un “arte de vivir” que ne-
vista Sinite n 141), algunas semanas del Ins- cesita de comunidades vivas y acogedoras
tituto Superior de Pastoral, etc. donde se acompañen las búsquedas persona-
les. La evangelización es significativa si des-
¿Cómo hacer que la invitación de la pierta los deseos profundos, si suscita pre-
fe sea significativa para el ser guntas, si toca el corazón y si ofrece alterna-
humano de hoy? tivas de vida. El hombre contemporáneo ne-
Se trata de encontrar un modo de propo- cesita de profetas que le ayuden a “dilatar la
ner la fe que responda a las preguntas y de- imaginación” para que no quede preso de la
seos profundos del ser humano de hoy, no inmediatez de lo inmediato.
pocas veces silenciados por el ambiente con-
sumista y materialista que nos envuelve. Sin
lugar a dudas, lo primero es trabajar para
crear en el interior de las personas las “con-
Claves del nuevo paradigma
Los supuestos vitales en los que descansa
la vida del ser humano actual han cambiado
©
31

diciones básicas” que posibiliten la apertura considerablemente. A la hora de elaborar un


a la fe. Por eso, la expresión “transmisión de mapa de la fe las principales claves para nues-
la fe” no es la más acertada, pues sugiere al- tro mundo serían las siguientes:

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

1.Cuidar y cultivar las disposiciones perso-


nales que abren a la dimensión trascen-
dente. El cardenal Newman decía que el ¿Qué tiene que suceder en una
“error fatal” es enfrentarse a la “verdad persona para que la palabra
religiosa sin preparación del corazón”. Sin “Dios” cobre esa densidad de
estas disposiciones básicas, el “reconoci- significado, esa calidad única que
miento” que es la fe es casi imposible. tiene en labios de los verdaderos
creyentes, de los convertidos, y
2.Dios se comunica en lo profundo de lo co-
tidiano. Este aspecto lo desarrolló con am-
que hace que la realidad a la que
plitud K. Rhaner; su afirmación funda- se refiere trastorne la vida de
mental es la siguiente: todos los seres hu- quien la dice con toda verdad y
manos son sujetos de la acción de Dios. La no, como tantas veces sucede,
teología y la pastoral deben tratar de ex- “tomándola en vano”?
plicitar las conexiones entre el interior de
la persona y los datos de la revelación cris-
tiana. Somos “capax Dei” porque existen- servador obstinado” al encuentro interper-
cialmente estamos “sintonizados” con sonal que implica todo nuestro ser.
Dios. La prioridad de la acción pastoral de
la Iglesia consiste en “despertar” el miste- 5.Al Dios de Jesús se le encuentra en el em-
rio de Dios desde el “misterio de la huma- peño de transformación de la realidad. El
nidad” (cf. GS 58). compromiso empeñativo-transformador
trata de traducir en realizaciones concretas
3.Lo primero de todo es cómo podemos res- el ideal que comporta el pensamiento utó-
ponder a la iniciativa divina que nos “ha pico; para ello dinamiza las esperanzas
provocado” (H.U. von Balthasar). La ima- más hondas de la humanidad. Cuando el
gen que puede ilustrar esta clave es la de compromiso solidario y la vida de oración
una madre que sonríe y cuida de su hijo; se enriquecen mutuamente la fe avanza por
con el tiempo suscita en él una mirada y el camino de la maduración evangélica.
una sonrisa gozosa y confiada. Cuando se Cuando miramos el sufrimiento con “los
ama se supera la “fría objetividad” y se ojos de Dios” algo significativo pasa en
entra en otro dinamismo que abre a hori- nuestro interior, pues la fe no es sólo cues-
zontes insospechados. tión de verdad, sino de libertad integral pa-
ra todos (“teología del éxodo”).
4.La fe como “conocimiento amoroso”. El
ser humano contemporáneo vive muy cen- Dinamismo para poner en marcha
trado en sí mismo y en la exterioridad. el nuevo paradigma
¿Qué nos puede abrir a la dimensión tras- “Sin un nuevo arranque, sin un nuevo sal-
cendente? Las experiencias de sentido y de to hacia adelante seguiremos yendo cuesta
enamoramiento son capaces de sacarnos del abajo en vez de cuesta arriba. Todo comien-
egocentrismo y de la mera dispersión. La fe zo resulta costoso, también cuando se trata
surge cuando nos sentimos sorprendidos en de un nuevo comienzo. Y este no es posible
el corazón y desbordados en la mente por- sin una radical reorientación del pensamien-
que Dios nos ama de manera incondicional to” (W. Kasper).

©
32
en Cristo Jesús. En consecuencia, el amor
humano interpersonal es la referencia más
apropiada para entender la fe como acep-
tación del amor de Dios. La confianza que
ªªDe la transmisión de la fe a la propuesta
de la fe. Nuestros contemporáneos se en-
cuentran en un contexto de pluralismo di-
manifiesta el acto de fe nos permite cono- vergente y tienen que elegir, a veces con
cer más profundamente. Como Tomás el in- pocas referencias, entre varias posibilida-
crédulo estamos llamados a pasar del “ob- des. La desafección religiosa que “reflejan

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

los estudios sociológicos nos muestran que te: ¿qué tiene que pasar por dentro de una
los hijos ya no tienen las creencias y prác- persona para que llegue a profesar de co-
ticas religiosas de los padres” (Ecclesia in razón el Credo? ¿Qué tiene que suceder en
Europa, 7). Esto supone un contexto de una persona para que la palabra “Dios”
socialización de la fe radicalmente nuevo cobre esa densidad de significado, esa ca-
para el occidente cristiano. La “apropia- lidad única que tiene en labios de los ver-
ción personalizada” de la fe exige una daderos creyentes, de los convertidos, y
“gestación procesual” en ámbito comuni- que hace que la realidad a la que se refie-
tario. Es decir, supone el paso “de la per- re trastorne la vida de quien la dice con to-
tenencia aceptada y no cuestionada a una da verdad y no, como tantas veces sucede,
participación elegida, fundada en una de- “tomándola en vano”? Tiene que suceder:
cisión consciente y que se desarrolla paso que esa realidad se haga presente a la per-
a paso” (Obispos de Alemania)2. El meo- sona de las mil formas en que puede darse
llo de la cuestión es cómo la acción educa- su presencia invisible pero inconfundible;
dora de la Iglesia puede conseguir lo que que el sujeto, tenga despierta su concien-
dice Pablo VI en Evangelii Nuntiandi: la cia, abierto y dispuesto su corazón. Y, fi-
evangelización trata de alcanzar y trans- nalmente, que reconozca esa Presencia úni-
formar con la fuerza del Evangelio los cri- ca en su entera originalidad, la acoja como
terios de juicio, los valores determinantes, el origen de su vida; como la realidad a la
los puntos de interés, las líneas de pensa- que apuntan sus preguntas radicales, como
miento, las fuentes inspiradoras y los mo- la meta a la que se dirige la flecha en per-
delos de vida de la humanidad que están manente vuelo de su inquietud. Para que
en contraste con la Palabra de Dios y con esto ocurra tiene que suceder que el sujeto
el designio de salvación (n. 19). El único llegue al fondo de sí mismo, y descubra, re-
camino que hay que explorar es el de pa- conozca, “realice”: “Todas mis fuentes es-
sar de la “reproducción” por herencia a la tán en ti3”.
“recomposición” por apropiación personal
de la fe. En definitiva, la cuestión funda- ªªLos tres desafíos catequéticos del nuevo
mental para las comunidades cristianas y paradigma. Según el experto D. Villepelet,
para los agentes de pastoral es la siguien- los tres desafíos catequéticos para poner en

©
33

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

marcha el nuevo paradigma son: el desafío quier decisión. La iniciación hace vivir y
de lo comunitario, el desafío de la inicia- experimentar antes de toda explicación y
ción y el desafío de la interioridad. elección. 2ª Uno de los lugares privilegia-
dos para esta inmersión es la liturgia viva
¡ El problema de base es que tenemos pocas de la Iglesia. Ella, de modo sacramental,
comunidades que tengan las cualidades ne- hace presente a Cristo a través de todos los
cesarias para ser comunidades gestantes. poros de la piel, mediante los gestos y el
Lo primero sería crear este tipo de comu- cuerpo, las palabras y los cantos”5.
nidades a través de un proceso lento, una
especie de “noviciado de la vida cristiana” ¡ Nueva configuración del catequista. El
(AG 13) vinculado al catecumenado. M. nuevo paradigma supone un nuevo tipo de
Blondel lo expresa de manera sugerente: catequista fruto de una nueva formación.
“El acceso a la vivencia y a la verdad de un El nuevo catequista se define básicamente
personaje histórico no se realiza tanto de como acompañante en el camino de la fe.
forma directa por un pretendido conoci- “Proponer la fe: invitar a los jóvenes a en-
miento puro de los hechos históricos o de trar por estos caminos de la experiencia
las palabras originales, sino más bien par- cristiana, dar con ellos los primeros pasos,
ticipando en el flujo vital que, partiendo de recorrer junto a ellos tramos del camino.
aquel personaje, llega hasta nosotros a tra- Es crear un clima, un entorno que les abra
vés de la cadena ininterrumpida –si es el el apetito de creer y el deseo de llegar más
caso– de aquellos que le conocieron, con- lejos. Para ello se necesitan guías prepara-
vivieron con él y percibieron global y sin- dos” (Obispos de Alemania). La Asocia-
téticamente el impacto de su genialidad”4. ción Española de Catequetas (AECA)6 se
¿Cómo podemos hacer para ayudar a refiere al catequista con estos términos:
nuestros contemporáneos a incorporarse al mediador, mayeuta (proyecta luz), prope-
“flujo vital” que se originó en Jesús de Na- deuta (preparar el terreno) y hermeneuta
zaret? (da pistas).

¡ “Una catequesis del camino” (Obispos de Concluyendo podemos decir que vivimos
Québec). Hemos tenido una catequesis co- un momento de gracia que nos pide cambiar
mo preparación a los sacramentos y con en profundidad; estamos ante la oportunidad
una estructura de tipo “escolar”; en con- de volver a lo fundamental de la fe y de la ini-
secuencia, no se ha creado en los catequi- ciación cristiana. El éxito del nuevo paradig-
zandos vinculación personal a la fe y a la ma depende de la sinergia de todos los impli-
comunidad, pues apenas ha habido conti- cados. El camino es largo y lento, pero mere-
nuidad entre un momento sacramental y el ce la pena, pues en ésto nos jugamos, en bue-
siguiente. Tenemos que pasar de los cursos na medida, el futuro del cristianismo.©
a los itinerarios de fe donde “la propia his-
toria personal tiene que ser “leída” cada
vez más como historia de fe, para poder
NOTAS
descubrir en los “textos de vida” persona-
les la cercanía de Dios con una mayor pro- 1.C. E. de Francia, Proponer la fe en la sociedad actual, 1996.
2.Los documentos de los episcopados europeos y de Canadá han
fundidad” (Obispos de Québec). Es el mo- sido recogidos y comentados por D. Martínez, P. González y J. L.
mento de volver a las riquezas de la inicia- Saborido, Proponer la fe hoy: de lo heredado a lo propuesto, Sal

©
34
ción y de la mistagogía. “Queremos su-
brayar dos cosas. 1ª Iniciar es sumergir al
iniciado en un baño de significaciones que
él no podría descubrir por ningún otro ca-
Terrae, 2006.
3.J. Martín Velasco, Ser creyente hoy, en Fijos los ojos en Jesús, PPC
2012, 25-26.
4.Citado por X. MORLANS, El primer anuncio. El eslabón perdido,
PPC, 2009, 69.
5.D. Villepelet, a.c., 95.
mino. En la iniciación puede saborear, ex- 6.Cfr. AECA, Hacia un nuevo paradigma de la iniciación cristiana,
perimentar, luchar con el misterio cristia- Cuadernos AECA, PPC, 2008.
no antes de toda reflexión crítica y de cual-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

La opción por Jesús:


una liberada
libertad que
construye
fraternidad
Mª Dolors Oller Sala
análisis

Vivimos un momento de transformación vertiginosa del que forma parte la


crisis que padecemos, sistémica y poliédrica, con múltiples vertientes.
Habida cuenta que esta crisis es de un modo especial ética, en los valores,
vamos a centrarnos en cuán necesitados estamos de revitalizar la
democracia y para ello resulta imprescindible una política de nuevo cuño,
capaz de abordar con éxito los
nuevos retos que se nos
Repensar la dad en la que predominan
plantean; una nueva política democracia, prestigiar códigos, valores, modelos y
que implique al ciudadano y, la política formas organizativas nue-
por tanto, sea idónea para Corren tiempos de des- vas. Así, lo que se ha agota-
profundizar la propia confianza y descrédito de la do no es la política –que
democracia, llenándola de política, los políticos profe- hoy deviene más necesaria
contenido. Y una vez sionales y también de la ac- que nunca-–o una determi-
constatada esa necesidad, tividad de las instituciones nada forma de la política,
abordaremos cómo la vivencia públicas. Se oye por doquier en concreto, la que corres-
religiosa, concretamente que la política está en crisis, ponde a la era de la socie-
cristiana, puede ayudar en este que no sirve para dar solu- dad delimitada territorial-
empeño pues la libertad a la ción a nuestros problemas y mente e integrada política-
para atender a nuestras ne- mente. El proceso de globa-
que apunta nuestra fe es una
liberada libertad que ayuda a
construir con los demás un
futuro de inclusión desde una
cesidades. La tal crisis es, en
realidad, una crisis de la po-
lítica moderna y traduce en
el plano institucional y de
lización, del que no pode-
mos sustraernos, ha desbor-
dado la política tradicional.
Y en consonancia con ello el
©
35

solidaridad que, en un mundo los procesos políticos la cri- modelo de democracia re-
de asimetrías, apuesta por los sis general que acompaña la presentativa se nos muestra
débiles y ninguneados. transición hacia una socie- cada vez menos idóneo para

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

hacer frente a los desafíos Religión y


que tenemos planteados, espiritualidad
también como humanidad, Sólo podremos tener éxi- La fe cristiana
lo que se traduce en un ma- to en esta ingente tarea si
lestar y en una progresiva nos construimos y ayudamos
propicia una vida
deslegitimación del propio a construir personas y colec- espiritual no alejada
sistema democrático. tivos capaces de hacerla rea- de la realidad, del
Si la globalización nos lidad y encarnar los valores quehacer de cada día.
sitúa ante el reto de hacer del cambio transformador y
Es en el mundo y
operativa la democracia ello sólo puede ser posible si
más allá de las fronteras de tenemos cuidado de nuestra desde el mundo desde
los estados, hemos de ser interioridad y sabemos culti- donde Dios nos llama
conscientes que ello no será var la espiritualidad, en un al compromiso.
posible si simultánea y com- sentido amplio: tales valores
plementariamente no apos- han de poder fluir de nuestro
tamos por profundizar la interior, de manera que inte-
democracia en los niveles rioridad y compromiso exte- recíproca con las tradiciones
más cercanos. De ahí que a rior sean un continuum, no laicas, su ayuda en la crea-
nivel local debamos avanzar algo forzado. ción de una cultura cívica y
hacia una democracia más Vivimos cada vez más en la formulación de una
plena, más participativa, lo en contextos, de un lado, se- nueva moral pública de la
que además puede ser pro- cularizados, y del otro de que estamos tan necesita-
piciado por las nuevas tec- pluralidad cultural y tam- dos. Aunque, ciertamente,
nologías. Por otra parte, bién religiosa. Y las tradi- las religiones no pueden re-
precisamos una política con ciones religiosas sólo pue- solver por sí mismas los
nuevos acentos: ha de po- den ser significativas hoy si problemas ecológicos, eco-
derse hacer de múltiples for- se viven con hondura, en nómicos, políticos y sociales
mas, desde las instituciones términos existenciales, más que tenemos planteados, sí
y desde la sociedad; debe allá de las instituciones y los pueden conseguir lo que só-
conjugar el corto con el me- dogmas. Es así como pue- lo con planteamientos eco-
dio y largo plazo para no den ayudar a liberarnos del nómicos, políticos y sociales
quedar cautiva de la inme- monopolio de la economía y no se puede conseguir: un
diatez, y ser capaz de inte- de la política, a hacer emer- cambio de mentalidad, una
grar la diversidad y recono- ger la conciencia colectiva metanoia o transformación
cer la necesidad de su carác- de la responsabilidad indivi- del corazón humano me-
ter supranacional, así como dual y a sustituir el egoísmo diante la conversión a una
la importancia de vincular por el altruismo, la compe- nueva actitud vital que pue-
lo global con lo local; debe titividad por la cooperación, da concretarse en nuevos es-
ayudar a hacer realidad un el individualismo por la so- tilos de vida.
“horizonte compartido” o lidaridad, el materialismo Si cuando hablamos de
bien común, que ha de ser por la espiritualidad, ayu- Religión ponemos el acento
también repensado desde la dando a dar un nuevo giro a en lo que nos hace percibir
asunción del nuevo paradig- la globalización. Y ello nos que estamos en relación,
ma político, basado en la habla de la dimensión social cuando hablamos de Espiri-

©
36
coordinación como valor y
modo de proceder funda-
mental; ha de estar firme-
mente arraigada en una éti-
de las religiones y de su ca-
bida dentro del juego demo-
crático puesto que son fac-
tores importantes en la
tualidad nos referimos al di-
namismo interno que nos
empuja a buscar plenitud,
sentido, profundidad y per-
ca que rompa con el instru- construcción de la vida so- durabilidad en todo lo que
mentalismo del fin que jus- cial y pueden aportar, en hacemos y vivimos. La Espi-
tifica los medios, etc. interacción y fecundación ritualidad es constitutiva del

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

aportaciones cristianas las


siguientes:

lEduca en las actitudes


éticas democráticas funda-
mentales: así, puede contri-
buir de forma eficaz a cons-
truir una cultura cívica y de-
mocrática, lo que tiene mu-
cho que ver con el “tener
cuidado” del otro y con la
recuperación del bien co-
mún como norte de las ac-
tuaciones públicas y priva-
das, un bien común que en
el mundo de la globaliza-
ser humano, más allá de las Transcendente a la vez, que ción también se ha hecho
creencias religiosas, y en úl- sostiene la realidad toda y universal. Asimismo, se re-
tima instancia nos hace par- que se nos ha hecho visible laciona con prestar atención
ticipar de lo Divino, de su en la persona de Jesús de a las necesidades de los de-
Presencia invisible pero real Nazaret, transparencia del más, las de nuestros conciu-
en este mundo. mismo Dios. De lo que se dadanos y las de aquellos
trata es de dejar que el Espí- que están más allá de nues-
¿De qué hablamos ritu conforme toda nues- tras fronteras. En este senti-
cuando nos referimos tra vida, bien entendido que do, el trabajo de purifica-
a la espiritualidad este Espíritu es el de Jesús. Él ción interior, de autocontrol
cristiana? es, en su forma de ser y ac- y descentramiento de uno
En clave cristiana hablar tuar, el Camino para que la mismo que una vivencia
de espiritualidad es hablar Verdad de Dios se haga Vida profunda de la fe cristiana
del dinamismo del Espíritu en cada uno de nosotros (Jn implica capacita al ser hu-
Santo en la vida de les per- 14, 6-14). En suma, ser cris- mano para estar “presente
sonas, que las lleva a hacer- tiano es vivir en Cristo Jesús en la realidad”, o sea, para
las participar de la Plenitud quien Resucitado, Vive en el estar de forma activa, aten-
de la vida en Dios. Siendo Padre que es Amor conti- to, viviendo el aquí y ahora
una Religión de encarnación, nuamente dándose. De ahí del presente con intensidad.
la fe cristiana propicia una que podamos comprender la Mención especial nos mere-
vida espiritual no alejada de fe cristiana como experiencia ce algo tan importante co-
la realidad, del quehacer de de permanecer en el Amor. mo la “educación de la mi-
cada día. Es en el mundo y rada”, uno de los frutos de
desde el mundo desde donde Nuestra aportación la vivencia religiosa. Todo
Dios nos llama al compro- como cristianos ello ayuda a la implicación
miso, a construir el Reino de Las tradiciones religio- político-social de los ciuda-
Dios, esas relaciones nuevas sas, y, en nuestro caso, la fe danos que profesan dicha fe
desde el don, en sinergia con cristiana, están en una si- y también a la puesta en
el Espíritu. Ser espiritual no
es otra cosa que dejar espa-
cio a Dios en la propia vida,
es dejarse guiar por el Espíri-
tuación privilegiada, si se vi-
ven a fondo, para propiciar
un cambio de mentalidad,
tan necesario en nuestra so-
marcha de una nueva mane-
ra de hacer política, más vo-
cacional, sensible al bien co-
mún, que ponga en primer
©
37

tu, que es Dios mismo, de- ciedad y nuestro mundo. Sin lugar al ser humano y esté a
rramado en nuestros corazo- ánimo de ser exhaustivos, su servicio. Asimismo, pue-
nes. Un Dios inmanente y podemos señalar como de también hacer su aporta-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

ción específica a la necesi- tradiciones religiosas, y en indispensable valorar la ri-


dad de pasar de una libertad concreto la cristiana, pue- queza que nos proporcio-
individualista a una libertad den aportar su sabiduría en na la diversidad y romper
que, por amor, se hace res- la contención del deseo y en con estereotipos que no ha-
ponsable. No hay que olvi- una mayor sobriedad de vi- cen sino construir barreras
dar que hacer política es te- da. Y ayudar a construir que nos separan: debemos
ner cuidado del pueblo y de una cultura del respeto no aprender a vivir identidades
sus necesidades y ello impli- sólo hacia el ser humano, si- relacionales en lugar de si-
ca hacer justicia. no también hacia su hábitat tuarnos en identidades aisla-
natural, ya que puede capa- das; el destino de unos es el
lPropicia la construc- citar a los seres humanos de destino de todos.
ción de una “ética de la autodominio y de descentra-
justa medida” y del consu- miento, dos actitudes bási- lPromueve la paz: aho-
mo responsable: podemos cas en la construcción de ra bien, no podremos avan-
constatar, además, que sin una “ética de la justa medi- zar en este camino de inte-
tener cuidado de la “mira- da” ante las injusticias en el gración si a la vez no conce-
da”, sin “educar” la aten- reparto mundial de los bien- bimos todo este trabajo en
ción, es imposible superar la es, poniendo sólidas bases el marco de una cultura de
mayor forma de “distrac- para un desarrollo de ver- paz. Y ahí también el cami-
ción” colectiva de nuestra dad sostenible, donde el te- no se nos muestra largo y
civilización: el hecho de cen- ner de unos no sea en detri- dificultoso, habida cuenta
trarse en el consumismo y mento de otros. No hay que de las actitudes y formas de
en el dinero, detrás de lo olvidar al respecto, que la proceder dominantes, ancla-
cual se juega el estilo de vi- crisis social que padecemos das en una verdadera cultu-
da y de persona. El predo- está íntimamente ligada a la ra que nos atrevemos a lla-
minio de las relaciones co- crisis ecológica; ambas tie- mar de la violencia que hay
merciales en las acciones so- nen la misma raíz: la crisis que desactivar, la más im-
ciales, reduciendo a mero de la sensibilidad y de la mi- portante de las cuales sigue
objeto o mercancía todo rada de los humanos. La siendo la violencia estructu-
aquello que es humano, ha humanidad tiene que cuidar ral. De esta suerte, la vio-
penetrado en todas las esfe- de la Tierra y los unos de los lencia -y también la guerra-
ras de la vida. La realidad es otros, pues todos somos res- , que retroalimentan la espi-
vista, así, bajo el punto de ponsables de todos. ral de violencia al generar
vista del interés posesivo. más odio y destrucción, se
Todo es entonces contem- lFavorece el diálogo a han erigido en un método
plado como un objeto que todos los niveles: el vivir a usual de solución de los
se puede poseer y todo que- fondo la fe cristiana nos ca- conflictos y para perseguir
da referido a la utilidad y al pacita para el diálogo y la cualquier reivindicación.
interés. Por ello, no tiene escucha, cuestión básica en Asimismo, se la exalta como
nada de extraño que el suje- una democracia. Ello es im- forma de vida, consumo
to consumista sea un sujeto prescindible en un mundo cultural y de ocio. Sin em-
explotador y expoliador de tan complejo como el de bargo, hay otras posibilida-
la naturaleza y de los otros, hoy si queremos alcanzar un des alternativas para resol-
individuos, naciones o co- consenso fundamental a ver los problemas de forma

©
38
lectivos, al desconocer el va-
lor del otro en sí mismo y
sólo verlo a partir de la uti-
lidad o satisfacción que le
partir de valores comunes,
opiniones y normas recono-
cidas por todos los seres hu-
manos en el seno de sus res-
pacífica y desactivar los
conflictos tornándolos mo-
tores de progreso y desarro-
llo. Lo que ocurre es que
puede proporcionar. Ante pectivas tradiciones cultura- son el resultado de un largo
esta exacerbación del indivi- les y religiosas. En este diá- trabajo interno y externo
dualismo egocéntrico, las logo a todos los niveles es fruto, a su vez, de un largo

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

proceso educativo y volun- Una liberada libertad solidarias, creando fraterni-


tario, personal y colectivo. que se pone en juego dad en el compartir. Y esta
Esos procesos, inherentes a para construir forma de vivir nos humaniza
la cultura de la paz sólo La libertad es un pilar al hacernos internamente li-
pueden tener éxito desde un fundamental de la democra- bres y nos enriquece: la Bue-
interior reconciliado que cia. Pero lo que necesitamos na Noticia que Jesús nos trae
pueda, así, propiciar recon- hoy es ejercitar una libertad nos dice que es rico quien
ciliaciones sociales, colecti- no tanto en clave liberal co- paradójicamente se da y que
vas, así como reconciliacio- mo social, con vocación in- este darse significa no guar-
nes con la misma naturale- clusiva, que apunte a la na- darse nada para sí mismo,
za. Y ahí también podemos turaleza relacional del ser sabiendo que aquello que no
afirmar que el cultivo de la humano y se traduzca en li- se da acaba en nada. Más
espiritualidad es fuente de bertad de participación a di- aún, podemos decir que la
personas con libertad inte- ferentes niveles. Es necesario verdadera libertad se encuen-
rior, algo imprescindible si reconstruir el espacio públi- tra en la renuncia a uno mis-
queremos asumir actitudes co para que el ciudadano mo y en la donación de sí, es
de no violencia activa, que pueda poner en juego la li- decir, en la desposesión de
implican un importante tra- bertad responsable de saber- nuestro yo: el yo, perdiéndo-
bajo interior. La solución de se constructor, con otros, de se se reencuentra, se recibe,
los problemas de la humani- un proyecto común; una li- dándose (“Aquel que quiera
dad y del planeta pasa por bertad, por tanto, no solo de salvar su vida, la perderá, y el
propiciar y privilegiar la fra- hacer, sino para hacer en re- que pierda la vida por causa
ternidad, íntimamente rela- lación a los demás, pues si mía y del Evangelio, la salva-
cionada con la paz. Por ello, sólo se da la primera, la li- rá” (Mc 8, 34-35); “Si el gra-
la importancia de una expe- bertad personal acaba en no de trigo, cuando cae en
riencia espiritual arraigada desamor y en injusticia. Y tierra no muere, queda solo,
en los mensajes de fraterni- ahí cobra especial relieve el pero si muere, da mucho fru-
dad cristiana (y también de ser cristiano, puesto que la to” (Jn 12,24)).
todas las tradiciones), sím- espiritualidad cristiana con- El futuro de la humani-
bolo de la unión a que esta- forma una manera de vivir la dad depende de personas li-
mos convocados por Aquel vida de forma desprendida, beradas de su instinto posesi-
que es la Fuente de la Vida lo que posibilita aprender a vo y su individualismo pues-
y Fraternidad sin fronteras, gozar de todo sin poseerlo; to que habrá un futuro en la
capaz de hacernos recorrer es un vivir para dar, no para medida que seamos capaces
el camino que va del miedo retener, de manera que toda de vivir libremente, autolimi-
hacia la confianza. A su vez, nuestra existencia pueda tándonos en el tener para en
el fomento de una cultura convertirse en donación con- verdad ser, y sabiendo utilizar
de paz está estrechamente tinuada en la que se está sapiencialmente las mediacio-
enlazado con la apuesta por dando el mismo Dios en nos- nes para construir, con y a
la solidaridad, tan necesaria otros. Ello constituye, ade- través de ellas, y en unión con
en un mundo desigual, fru- más, una actitud ante la rea- otros un mundo más huma-
to de una globalización tan lidad que funda relaciones no y justo, donde quepamos
asimétrica. personales y sociales nuevas, todos. ©

©
39

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

¿Se puede generar la primera fe en Jesucristo a través de una


catequesis sobre la creación o sobre la escatología, o a través
de una revisión de vida sobre las condiciones laborales en un
centro de trabajo; o a través de una clase de teología sobre la
razonabilidad de la fe? Poder, poder… se puede. El Espíritu
Santo puede servirse de ello para tocar el corazón de los
oyentes. Pero, ¿qué pasaría si existiese una herramienta, una
acción pastoral, específica y determinada, pensada y diseñada
justamente para propiciar la primera fe? Pues de tal mediación
práctica se trata cuando hablamos del primer anuncio.

RECUPERAR
EL PRIMER
ANUNCIO Xavier Morlans
análisis

E s un hecho la crisis actual en la


transmisión de la fe. Las causas de
dicha crisis son múltiples y en ella
influyen en gran medida los cambios sociales
y culturales como también el contratestimo-
movimientos y asociaciones católicas recono-
cemos que hoy en día es dificilísima la trans-
misión de la fe, empezando por la imper-
meabilidad de los mismos padres de los niños
de la catequesis, debemos reconocer que una
nio de actitudes pastorales patrimonialistas o causa entre otras de esta dificultad radica en
de injerencia en un orden político partidista. nuestro olvido de los medios adecuados para
Pero no pueden descartarse causas internas propiciar la primera fe.
como el olvido de las prácticas pastorales que

©
40
tienen como finalidad propiciar la primera fe
en un diálogo de frontera con las experiencias
antropológicas fundamentales ciertamente
hoy en día más ambiguas y más difíciles de
Escuchar el anuncio
El primer anuncio es también primero en
la historia personal de cada creyente. La re-
cepción positiva da acceso a la primera expe-
activar. riencia de Jesucristo. Es el primer elemento
Cuando en nuestras reuniones de pasto- que genera la primera fe en Jesús como Hijo
res, de laicos catequistas o de militantes en de Dios y salvador personal. La fe viene, en

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

clásica expresión de Pablo, por el anuncio


(Rom 10,17). La situación típica de primer
Este carácter auditivo en la manera de ser anuncio es la que se da en el
engendrada la fe cristiana parece que ha que- espacio tiempo de una
dado asociado en la mentalidad pastoral pre-
dominante a un momento premoderno de la
conversación entre amigos…
expansión del cristianismo. De hecho, en la La puerta de entrada a la
práctica, el elemento auditivo de la trans- experiencia cristiana es un relato y
misión de la fe tiende a olvidarse superado traspasar la puerta quiere decir
por la fuerza de la idea (visión) y de la praxis entrar en el relato, implicarse
(acción). Esto es consecuencia de la tradición personalmente en él.
filosófica occidental de los últimos siglos. En
efecto, la primera ilustración (Kant, Hegel)
pone el énfasis en la razón y las ideas y la se- tenso y convencido, de la muerte y resurrec-
gunda ilustración (Marx) en la praxis. El cris- ción de Jesucristo como fuente de donde bro-
tianismo que ha querido estar a la altura de ta la liberación de toda negatividad y que da
los tiempos, y en concreto el catolicismo con acceso a la vida verdadera.
la renovación auspiciada por el Vaticano II,
ha optado por una decidida reconciliación Primer anuncio y Catequesis
con los términos modernos de racionalidad y El nombre no hace la cosa pero ayuda a
praxis. Tal vez un efecto no querido de dicha entender. La expresión “primer anuncio” es
asunción de la modernidad –necesaria, por sinónimo actualizado de Kerigma que signifi-
supuesto– fue un cierto debilitamiento de la ca anuncio o pregón
atención al carácter receptivo auditivo de la Catequesis viene del griego Katecho que
primera fe cristiana. significa guardar, retener, asimilar. La cate-
Hablar del origen auditivo de la primera quesis es guardar y retener la enseñanza de
fe es referirse a la fuerza transformadora de los apóstoles.
la palabra y más concretamente de la palabra Tanto el anuncio pregonado o gritado co-
revelada en la tradición bíblica. Estamos ha- mo la enseñanza retenida vienen de los após-
blando de algo que se proclama, se pregona. toles. Primero es el anuncio, luego viene el
No estamos en la catequesis que necesita más desarrollo de lo que estaba contenido nu-
tiempo y un discurso más tranquilo. Tampo- clearmente en el pregón. Podríamos decir que
co de una explicación teológica aunque ger- si el primer anuncio es el grito, la catequesis
minalmente el primer anuncio tiene un núcleo es el eco o resonancia de aquel grito. El pri-
teológico. La situación típica de primer anun- mero equivale a Evangelio: el mensaje dirigi-
cio es la que se da en el espacio tiempo de do a los oyentes y portador en sí mismo de la
una conversación entre amigos… fuerza salvadora de Dios (Rom 1,16). El si-
Es un primer momento que ofrece la nónimo de catequesis es didajé que significa
puerta de entrada a la experiencia cristiana. enseñanza o doctrina y que encontramos en
Una puerta experiencial, vital, una puerta por Hechos 2,42 en referencia a la explicación
la que hay que pasar y no con el pensamien- que los apóstoles daban después del primer
to sino tomando una decisión que no repug- anuncio de Pedro.
na a la razón pero que va más allá: la deci- Los destinatarios del primer anuncio son
sión de establecer un contacto personal con quienes no conocen a Jesucristo o quienes ha-
Jesucristo, Alguien que está vivo y que ofre-
ce vida en plenitud.
La puerta de entrada a la experiencia cris-
tiana es un relato y traspasar la puerta quie-
biéndole conocido se alejaron de él o quienes
piensan que le conocen pero viven una fe su-
perficial o marcadamente pietista y moralis-
ta. La catequesis se dirige a los que ya tienen
©
41

re decir, en primera instancia, entrar en el re- interés por Jesucristo.


lato, implicarse personalmente en él. Este re- El agente del primer anuncio “sale a bus-
lato no es otro que al anuncio breve, pero in- car”: en la familia, la calle, los lugares de tra-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

bajo y de ocio, los ámbitos de compromiso so- aptitudes– de manera análoga el primer
cial o político, las situaciones de precariedad y anuncio nos incumbe a todos.
marginación. El catequista “acoge” en un lu-
gar concreto a los que ya han expresado un in- El contenido del primer anuncio
terés y compromiso en asistir regularmente a El contenido del primer pregón cristiano
la enseñanza. El primer anuncio pretende sus- es la misma persona de Jesucristo, resucitado
citar el nacimiento de la fe. La catequesis co- y viviente, vencedor del misterio del mal e
rresponde al crecimiento de esa fe. inaugurador de una vía de comunicación au-
téntica y realmente efectiva con Dios. A todo
Dificultades aquel que escuche dicho mensaje y lo acepte
La mayoría de los agentes pastorales no es- en su corazón se le ofrece por ello mismo, ya
tamos habituados a un formato tan expuesto inicialmente, la posibilidad de participar efec-
como el diálogo en cualquier ambiente. Teme- tivamente de esta comunión con Dios. Ante
mos la negativa del interlocutor. Nuestros há- esta atribución de tal poder a una simple pa-
bitos tienen más que ver con la exposición de labra o anuncio puede darse la sospecha de
argumentos, relatos o explicaciones en los que que participa de una especie de pensamiento
el interlocutor escucha por lo menos en la par- mágico muy propio de la historia de las reli-
te central de la exposición. Aunque al final giones. En la concreta tradición bíblica fuer-
pueda darse la discrepancia o el rechazo, la si- temente consolidada y con rasgos muy pro-
tuación es muy diferente a un diálogo en vivo pios la respuesta es muy clara: no es magia,
(en la calle o en un bar) en el que, a cada pa- es el carácter sacramental de la Palabra de
so, el interlocutor puede cortar. Dios. Ello responde a la lógica de la revela-
Somos con frecuencia maestros con capa- ción bíblica según la cual Dios ha querido co-
cidad para la exposición ordenada y didácti- municarse con la humanidad por la palabra
ca pero no tanto testigos capaces de comuni- que empuja a la acción y por la acción ilumi-
car el propio encuentro personal con Jesu- nada por la Palabra. Esto es lo que en la teo-
cristo y contagiar a otros para dar el paso a logía del siglo XX, y más concretamente en el
ese encuentro. Concilio Vaticano II, se llamará sacramenta-
Es muy conveniente que el catequista ten- lidad: intervención visible de Dios en la his-
ga también el talante de testigo, pero el co- toria con acciones y palabras.
municador del primer anuncio no tiene por La propuesta valiente del Kerigma es su-
qué tener la preparación y las aptitudes del ficiente para provocar la primera fe si se ha-
catequista. ce con convicción y concisión porque lleva la
La tentación es decir: pues que lo haga fuerza del convencimiento en sí mismo, no
quien tenga ese carisma. El reconocimiento depende de la capacidad el mensajero, es el
de que estamos ante una nueva situación que Espíritu Santo quien activa la fuerza salvado-
pide redescubrir y poner en práctica nuevos ra de Dios en la recepción positiva del anun-
métodos –o métodos antiguos debidamente cio. Ésta es más que la recepción de la infor-
actualizados– ya es un paso. Pero dejarlo pa- mación, es la decisión de dejarse implicar en
ra otros es un engaño. Es cierto que existen la acción que se me anuncia: que Cristo ha
cristianos con dotes innatas para la comuni- muerto y ha resucitado también por mí, para
cación y que pueden surgir grupos y movi- romper mis vínculos autodestructivos y para
mientos con una vocación especial para el posibilitar mi relación con Dios. Por eso po-
primer anuncio. Pero el primer anuncio no es dría hablarse de una recepción existencial del

©
42
una actividad opcional sino una misión de to-
da la Iglesia. Así como la opción preferencial
por los pobres ha sido ampliamente asumida
por el extenso magisterio social de Juan Pa-
anuncio.

Cómo llegar al destinatario


El gancho y la gracia del primer anuncio
blo II como una opción que debe impregnar no está en la presentación bien articulada de
a toda la Iglesia e implicar a todos los cris- unos temas sino en la conexión con vivencias
tianos –cada uno según sus posibilidades y fundamentales del destinatario.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


análisis

superado el límite de la muerte y que tiene ca-


pacidad para dar la salvación, implica el re-
conocimiento y la aceptación de la existencia
de Dios.

Redescubrir el eslabón perdido


El primer anuncio, redescubierto como el
eslabón perdido de la evangelización, obliga
a revisar la mutua relación entre todos los
elementos que conforman el proceso global
de la evangelización. Propicia una nueva to-
ma de conciencia de la especificidad de cada
uno de ellos y de la interacción existente en-
tre todos. De entrada nos hace caer en la
cuenta de que hay elementos específicos para
propiciar el nacimiento de la fe (el testimonio
y el primer anuncio) y elementos específicos
para la alimentación y crecimiento de la fe y
que dichos elementos si bien están íntima-
mente relacionados no son intercambiables
en su función específica. Dicho de otra ma-
nera, el relato descubrimiento del primer
anuncio nos llama la atención sobre la alter-
El gancho y la gracia del primer nancia e íntima relación entre acciones pas-
anuncio no está en la presentación torales de tiempo breve o comprimido y las
bien articulada de unos temas sino acciones pastorales de tiempo largo.
en la conexión con vivencias Acostumbrados a una pastoral todavía
fundamentales del destinatario. heredera de los tiempos de cristiandad, pas-
tores, catequistas y cristianos laicos estába-
mos habituados a metodologías destinadas a
Existe en los relatos evangélicos el refe- propiciar el crecimiento de la fe hacia una fe
rente de los personajes que se acercan a Jesús más crítica, más comprometida eclesial y so-
y obtienen de él una curación física o moral. cialmente, todo ello ciertamente muy necesa-
Ninguno tenía una conciencia clara de la di- rio. Los cambios sociales y culturales acele-
vinidad de Jesús pero con su apertura exis- rados en los últimos treinta años han propi-
tencial experimentaron el encuentro salvador. ciado un escenario donde se hacen urgentes
Es posible una traslación actual. Personas que también las metodologías destinadas a susci-
no tenían clara la identidad de Jesús se han tar el nacimiento de la primera fe. Por consi-
abierto a él con invocaciones del tipo “Jesús guiente hablar del primer anuncio supone
si existes haz que te conozca” (tal es la invo- volver a la manera y el contenido básico de
cación atribuida a Charles de Foucault en su cómo empezó todo y cómo a lo largo de la
primera etapa de retorno al catolicismo) historia el cristianismo se ha ido extendiendo
El mismo hecho de la invocación a Jesús y comunicando en sus mejores y más creati-
tiene un efecto mistagógico en el destinatario vos momentos.
al revelarle verdades que antes no conocía. El
hecho de aceptar a Jesús como salvador pro-
duce, por la acción del Espíritu Santo, una
percepción clara del propio pecado que se
En la comprensión y práctica del primer
anuncio se juega un redescubrimento del cris-
tianismo como religión que, sobre la base del
testimonio de vida, opera de entrada a través
©
43

percibe como resistencia libre y consentida al de la palabra que tocando el corazón de la


Bien, a la Verdad, en definitiva a Dios. Diri- persona la induce a la acción-decisión a favor
girse a Jesús como alguien que vive, que ha de Jesucristo.©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

Vivimos en una “cultura de la


ausencia de Dios” en la que la
religión y la fe han quedado en
gran medida relegadas a la esfera
privada, y en la que asistimos a
una verdadera “crisis de Dios” que
se manifiesta en la indiferencia en
cuestiones religiosas y en la
increencia, como fenómeno cada
vez más extendido1. La exclusión
de la religión de los ámbitos
públicos tiene consecuencias que
se dejan sentir en la convivencia y
colaboración entre las personas y
los pueblos. La ruptura del diálogo
entre la fe y la razón comporta
consecuencias negativas tanto
para la razón que corre el riesgo
de creerse omnipotente como
para la fe que necesita de una
continua purificación cuando se
contrasta con la razón.2

Crecer en la fe y
en la experiencia
cristiana de Dios
Elisa Estévez López
enfoque

La crisis de Dios como oportunidad se construyen al margen del caminar de la


Si bien es cierto que aumentan los movi- historia con todas sus ambigüedades, pero
mientos religiosos, en realidad, en muchos ca- también con todas sus posibilidades.
sos, vienen a ser “religiones sin Dios”, en las Sin embargo, al mismo tiempo, las dis-

©
44
que la transcendencia se presenta a medida
humana y en las que se sustituye a Dios más
que orientar hacia Él, como bien indica Mar-
tín Velasco3. Nos encontramos también con
tintas religiones ofrecen el testimonio de
hombres y mujeres que promueven la paz,
el diálogo de las culturas y de los pueblos,
auténticas experiencias de interioridad y
estilos de espiritualidad que apartan del mun- mística. También encontramos hombres y
do, embarcados en búsquedas descomprome- mujeres cristianos que en distintos rincones
tidas, habitando “paraísos espirituales” que del planeta están dispuestos a vivir la para-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

doja de su ser, adentrándose en la altura, en tamente, dice Martín Velasco, no es un acto


la profundidad y anchura de sí mismos y de añadido al ser ya logrado, es la única forma
la historia, acogiendo en definitiva la invita- lograda de ser, que repercute y se expresa en
ción del Dios de Jesús a conocerle, acogerle, la voluntad del hombre, en su razón, y trans-
adorarle y confesarle como Quien orienta y forma el ejercicio todo de la vida”4. El Espí-
determina su ser y su quehacer, su conocer y ritu que nos habita “nos ensancha”, alarga
su querer, su amor y su compromiso, lleván- todas nuestras posibilidades llevándolas a
doles a la plenitud que sólo en Él se encuen- plenitud, hasta participar de la vida misma de
tra (cf. Ef 3,19). Dios. La experiencia de creer es ante todo sa-
En esta situación de encrucijada, de bús- berse sostenido y fundado, protegido y pre-
quedas y de crisis, se van abriendo nuevos pa- servado en todas las circunstancias de la vida
radigmas para crecer en la fe y en la expe- (“En Dios sólo el descanso de mi alma, de él
riencia de Dios. El silencio y la ausencia de viene mi salvación; sólo él mi roca, mi salva-
Dios son oportunidad de gracia y constituyen ción, mi ciudadela, no he de vacilar”, Sal 62).
un desafío para encontrarse en verdad con el “La fe –dice Pannenberg– es un movimiento
Dios de Jesús. El Espíritu está atravesando la extático que nos arranca de nosotros mismos
historia y encamina a los creyentes hacia una y nos planta en aquel en quien confiamos”5.
experiencia de Dios más purificada y renova- Más que una creencia, la fe es confianza, ad-
da, aleja de caer en la tentación prometeica hesión a quien sostiene y fundamenta, a
de dominar a Dios, de hacerle a nuestra me- quien es el origen y la meta de nuestro ser.
dida. El Espíritu adentra en una experiencia Con ello afirmamos que el ser humano no es-
nueva de Dios en la que él lleva la iniciativa tá solo ni en su señorío ni en su miseria. Co-
y donde su visita y su bendición se reciben y mo afirma Karl Barth, “Dios nos sale al pa-
no se fuerzan; donde la respuesta brota como so y da la cara enteramente por nosotros co-
agradecimiento, adoración y compromiso en mo nuestro Señor y Maestro. En los días bue-
lo que él quiere y como quiere. nos y en los malos, en nuestro extravío y en
nuestra rectitud, somos, actuamos y sufrimos
Crecer en la fe, una experiencia de en esta confrontación. No estoy solo; Dios
plenitud de lo humano viene a mi encuentro; en toda circunstancia,
La capacidad de confiar, de amar y de es- estoy de un modo u otro en su compañía. Es-
perar nos estructura como personas. La gra- to es lo que quiere decir creo en Dios Padre,
cia entra así expandiendo dichas capacidades Hijo y Espíritu Santo”6.
y llevándolas a plenitud. En concreto, la fe
entronca con ese eje estructural que es la ca-
pacidad de todo ser humano de recibir y dar
confianza, con su necesidad de confiar y con-
fiarse.
No creemos al margen de nuestra huma- En esta situación de encrucijada,
nidad. La gracia entra en nosotros llevando a
de búsquedas y de crisis, se van
plenitud todo lo humano, nos capacita para
una nueva forma de existencia que en el caso abriendo nuevos paradigmas
de la fe significa crecer en confianza, desa- para crecer en la fe y en la
rrollar la capacidad de vivirse con la seguri- experiencia de Dios. El silencio y
dad de saberse sostenido y alentado al creci- la ausencia de Dios son
miento, seguro del amor incondicional que
lleva a establecer un vínculo decisivo con
Dios y con los demás hombres y mujeres, co-
mo hermanos en el Hermano. La gracia hace
oportunidad de gracia y
constituyen un desafío para
encontrarse en verdad con el Dios
©
45

posible el despliegue de la confianza en uno/a de Jesús.


mismo/a, en los otros/as y en el mundo, en el
sentido que tiene toda vida. “Confiar absolu-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

La fe, experiencia de un encuentro en las distintas mediaciones doctrinales en las


singular y paradójico que ha quedado plasmada a lo largo de la
Si creer es confiarse a quien es Palabra, al historia de la Iglesia (fides quae). Son esas
Dios que revelándose se hace capax hominis mediaciones objetivas, generadas en diferen-
invitándonos a entrar en comunión con él, tes culturas y esquemas racionales, las que
entonces la fe es ante todo y sobre todo en- “preceden de alguna manera a nuestro en-
cuentro, relación, comunicación. Pero y aquí cuentro personal con el Misterio, al que sólo
viene la primera paradoja, esa comunicación podemos identificar como tal gracias a las
que acontece en el encuentro con Dios es po- mediaciones de la Iglesia en la que nacemos
sible, no por la fuerza o la capacidad del ser a nuestra fe “personal”9. De aquí que pode-
humano por sí mismo, sino sólo porque Dios mos decir que toda experiencia personal de la
ha dado al ser humano la capacidad de oír y fe ha de ser elaborada racionalmente, es de-
de responderle consintiendo y asintiendo a lo cir, la fides qua tiene que formularse en tér-
que él es (DV 2)7. Por tanto, la fe es el don minos de la fides quae. 10
del encuentro con el Dios de Jesucristo que La fe es un encuentro personal y confia-
nos hace libres; libres para escucharle y res- do con Dios, pero al mismo tiempo se accede
ponderle. a ella gracias a los testigos que nos han lle-
El encuentro creyente acontece cuando se vado hasta él, que acompañan y alientan en
hace la experiencia de que Dios es siempre el camino del seguimiento, que constituyen la
mayor, cuando en la cotidianidad hombres y comunidad con-vocada por un mismo amor
mujeres asisten con asombro y agradecimien- a hacer suyo el proyecto de amor del Dios de
to a una Palabra y una Presencia que les des- Jesús, que se reconoce como pueblo en cami-
borda y les excede, cuando “se topan” de no con diversidad de dones y servicios, co-
frente ante él como “cercana lejanía”, cuan- rresponsable y activo. La fe es, por tanto, en
do en el entramado de nuestra concreta his- su realización, eclesial11.
toria de cada día se presenta como “misterio
inabarcable, jamás penetrable, jamás mani- ¿Cómo hacer experiencia de Dios
pulable, y lo sigue siendo por toda la eterni- en lo concreto de la vida diaria?
dad”, y entonces nos entregamos a él no con- La sociedad en la que vivimos no hace fá-
virtiéndole en instrumento de nuestra propia cil el encuentro con Dios. Son muchos los
autoafirmación8. “ruidos” que interfieren la escucha atenta y
Creer es confiarse, pero esto no significa dificultan el reconocimiento del Dios de Jesús
que se deja a un lado la propia responsabili- en la historia personal y colectiva. La disper-
dad de vivir. Antes bien la fe implica arries- sión, la falta de silencio, la idolatría del mo-
garse a caminar apoyado en Dios, dinamiza- mento presente y de la instantaneidad como
do por él sosteniéndose en su Promesa, aun forma de vida, la invasión y sobresaturación
sin tener la certeza de ver por dónde se cami- de la información, la hipersolicitación y la
na, incluso en los momentos en que las “pro- continua estimulación de necesidades artifi-
pias parálisis” parecieran abortar la confian- ciales en la sociedad del consumo, alejan de
za. Caminar de esta manera implica dejar de la experiencia de Dios porque su presencia se
confiar en uno mismo y, por tanto, no sentir hace en lo más profundo del ser donde el ser
la necesidad de justificarse, disculparse, sal- humano reconoce su sed de infinito. En pala-
varse y mantenerse por sí mismo, ni de aga- bras de Pagola, La cultura moderna se con-
rrarse o temer las consecuencias de vivirse vierte así en una cultura de la “intranscen-

©
46
apoyado en otras instancias convertidas en
“dioses”.
Creer es adhesión personal al Dios de Je-
sucristo y encuentro con el Misterio, pero al
dencia”, que ata a la persona al “aquí” y al
“ahora” haciéndole vivir sólo para lo inme-
diato, sin necesidad de abrirse al misterio de
la transcendencia. Es una cultura del “diver-
mismo tiempo, esa entrega personal y subje- timiento” que arranca a la persona de sí mis-
tiva a Dios (fides qua) se entrelaza con la ma haciéndole vivir en el olvido de las gran-
aceptación libre de su revelación expresada des cuestiones que lleva en su corazón el ser

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

humano. En contra de la máxima agustinia- Condiciones que hacen posible el


na: “No salgas de ti mismo; en tu interior ha- encuentro con Dios
bita la verdad”, el ideal más generalizado es Se hace necesario “dejarse encontrar” por
vivir fuera de uno mismo.12 Dios en el entramado concreto de la historia,
Pero hay otra condición esencial para que en el claroscuro de la aventura de la vida. Y
acontezca la experiencia de Dios: entregarse para ello, se precisa cultivar la disposición pa-
a él en lo concreto de la propia vida, y con- ra ser alcanzado por su visita y su bendición.
sentir en “una radical revolución existencial”, El encuentro acontece en la medida en que
es decir, disponerse con lucidez y confianza a Dios toma la iniciativa y nosotros crecemos
la reordenación existencial que acontece en consciencia de su actuar en nuestras exis-
cuando todo el ser se vuelve de nuevo hacia tencias y respondemos apoyados y confiados
el Señor de la Vida (conversión). Dios sale en Él.
constantemente a nuestro encuentro. Así nos La tarea de disponerse se va entretejiendo
lo ha enseñado la Escritura, relato apasio- en la medida en que se cultivan determinadas
nante de la historia de amor de Dios con capacidades y actitudes que, por un lado, nos
hombres y mujeres a los que ha solicitado, van construyendo como sujetos capaces de la
nunca impuesto, su respuesta poniendo en experiencia de Dios y que, por otro lado, im-
juego su inteligencia, su amor y su libertad. plican dejar atrás aspectos interiores y exte-
Dios toma siempre la iniciativa y sale al en- riores que dificultan dicha experiencia14.
cuentro como presencia amorosa que se ofre- En la particularidad de los itinerarios cre-
ce, no se impone, a un sujeto igualmente per- yentes los elementos que disponen a la expe-
sonal que responde con la invocación, la ala- riencia de dejarse encontrar y acoger al Mis-
banza, el diálogo, la entrega de la vida.13 terio que irrumpe en la vida, son:

Se hace necesario “dejarse encontrar” por Dios en el entramado


concreto de la historia, en el claroscuro de la aventura de la vida. Y
para ello, se precisa cultivar la disposición para ser alcanzado por su
visita y su bendición.

©
47

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

trascendencia; ni tampoco se trata simple-


mente de adherirse a una serie de valores, por
Si la fe no se trata de un mero muy buenos y evangélicos que sean.
asentimiento racional, es Nada de todo ello se hace al margen del
necesario decir igualmente que la crecimiento humano que se va dando en la
persona, de los procesos de reconstrucción y
fe tampoco se reduce a emoción o sanación de sí mismo/a. La experiencia de
sentimiento en relación con la Dios se entreteje con el proceso de creci-
trascendencia; ni tampoco se miento que se va dando a lo largo de todas
trata simplemente de adherirse a las etapas de la vida. Esas disposiciones, esen-
ciales para que el encuentro con Dios acon-
una serie de valores, por muy
tezca, pueden encontrar resistencias y defen-
buenos y evangélicos que sean. sas más allá del propio deseo. ©

Abandonar el afán prometeico de domi-


nar, de saber, de poseer, de llevar en definiti-
va, por sí mismo y desde sí, los hilos de la NOTAS
propia existencia, reconociendo la propia fi- 1. Cf. JUAN MARTÍN VELASCO, “La experiencia de Dios, hoy”, Man-
nitud. La fe supone iniciar una salida de sí, resa 75 (2003) 6.
un éxtasis, como lo hicieron Abraham y Sa- 2. En Caritas in veritate nº 56, leemos: “La religión cristiana y
las otras religiones pueden contribuir al desarrollo sola-
ra. La fe implica descentrarse para que Dios mente si Dios tiene un lugar en la esfera pública, con especí-
ocupe el centro del ser, y sea Él y su sueño de fica referencia a la dimensión cultural, social, económica y,
amor para nosotros lo que se anhela y para en particular, política (…) La razón necesita siempre ser pu-
lo que se vive. Sólo así puede acontecer la di- rificada por la fe, y esto vale también para la razón política,
que no debe creerse omnipotente. A su vez, la religión tiene
vinización del ser humano: “siendo plena- siempre necesidad de ser purificada por la razón para mos-
mente humanos porque henchidos de Dios” trar su auténtico rostro humano. La ruptura de este diálogo
(Pedro Poveda). comporta un coste muy gravoso para el desarrollo de la hu-
manidad”.
Reconocer con agradecimiento todo lo re- 3. Cf. JUAN MARTÍN VELASCO, “La experiencia de Dios, hoy”, 6.
cibido de Dios, cómo su amor le constituye y 4. JUAN MARTÍN VELASCO, La experiencia cristiana de Dios, Trotta,
hace crecer, reconocer confesando cuánto nos Madrid 1995, 32.
ha dado Dios en Cristo, y reconocer adoran- 5. W. PANNENBERG, La contribución de Martin Lutero a la espiri-
tualidad cristiana. Lección de doctorado Honoris Causa en
do su presencia en el interior de la historia y
la Universidad Pontificia Comillas, 6 de mayo de 1999, 4.
en la propia vida. Es reconocerle como Sal- 6. KARL BARTH, Esbozo de dogmática, Sal Terrae, Santander 2000,
vador, como el “Yo soy” (Ex 3,14; Gen 15,7) 23.
y entregarse libre y por entero a Él en medio 7. Teresa nos dirá que hemos sido capacitados para “poder te-
ner su conversación no menos que con Dios” (1M 1.6).
de las vicisitudes de la historia, la personal y
8. Cf. KARL RAHNER, Amar a Jesús, amar al hermano, Sal Terrae,
la social. Santander 1983, 71-72.
Acoger y aceptar libremente la revelación 9. Cf. JUAN MARTÍN VELASCO, “Creer: existir para los demás des-
de Dios en Cristo y adherirse a ella. Ahora de el único centro”, Sal Terrae 1993, 260.
bien, no se trata de un mero “asentimiento 10. Cf. EDWARD SCHILLEBEECKS, Los hombres relato de Dios, Sígue-
me, Salamanca 1994, 59.
nocional” que se otorga a determinadas no- 11. Cf. JUAN MARTÍN VELASCO, “Creer: existir para los demás”, 258-
ciones que llegamos a comprender, sino de un 259.
“asentimiento real” que se verifica cuando 12. JOSÉ A. PAGOLA, “Silencio y escucha frente a la cultura del rui-

©
48
entramos en contando con el Dios de Jesús
(realidad experienciada) y nos entregamos a
ella re-ordenando la vida de manera tangible
y permanente. Pero si no se trata de un mero
do y de la superficialidad”, en:
http://mercaba.org/FICHAS/Vida_consagrada/silencio_y_es
cucha_frente_a_la.htm
13. Cf. JUAN MARTÍN VELASCO, Introducción a la fenomenología de
la religión, Cristiandad, Madrid 1978, 85-204.
asentimiento racional, es necesario decir 14. Cf. DARIO MOLLÁ, Cristianos en la intemperie. Encontrar a Dios
en la vida, Cuadernos EIDES nº 47, 2006, 4, en www.fes-
igualmente que la fe tampoco se reduce a pinal.com.
emoción o sentimiento en relación con la

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

La religión como
conflicto
Construir espacios de convivencia
Carlos García de Andoin
enfoque

El choque
de civilizaciones
El sociólogo norteame-
ricano S. Huntington propuso
antes del 11-S la tesis del choque de civili-
zaciones1 (en artículo en 1993 y en libro en

Q uienes creemos,
y en nuestro credo se encuentra la
convicción en el papel positivo de
la religión tanto en la vida personal y fami-
1996). Había caído el muro de Berlín en
1989 y con él la división del mundo en blo-
ques, colectivismo socialista versus capitalis-
mo liberal. Pero en lugar del advenimiento de
la pax mundial, postuló que el escenario del
liar como social, solemos plantear su papel en conflicto geopolítico se reproduciría, a caba-
la construcción de la paz y la convivencia co- llo de la globalización, en términos cultura-
mo una cuestión exterior a la religión. Es un les, como choque de civilizaciones. Mencio-
problema del mundo al que la religión acude naba ocho grandes civilizaciones, entre ellas
en son de paz y mediación entre la partes en la cristiano-occidental y la árabe-islámica.
conflicto. En este nuevo paradigma de conflicto
Sin embargo, en la última década, que nos mundial las religiones adquieren un papel de-
ha deparado una potente vuelta de Dios a la terminante, pues una religión tiene más ca-
política frente a todas las predicciones laicas
sobre la secularización –“Dios vuelve a la po-
lítica” fue el título de la revista Foreign Po-
licy en 2006-, ha variado el esquema, convir-
pacidad de demarcación de una identidad que
la lengua o la nacionalidad. Una persona pue-
de compartir la nacionalidad francesa y arge-
lina, puede hablar también árabe y francés,
©
49

tiéndose la religión en parte del conflicto so- pero lo que no puede ser a la vez es católico
cial, cultural y político. Veámoslo en tres es- y musulmán, son opciones excluyentes. Ade-
cenarios. más la religión en un mundo global tiene una

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

capacidad de representación asimismo global.

© Reuters (Andreas Manolis)


Una identidad nacional argelina, marroquí o
saudí quedan muy limitadas en la globalidad,
pero decir “islámico” es hablar de una iden-
tidad que tiene una capacidad de representa-
ción de buena parte de África, Oriente pró-
ximo y medio y que alcanza a Indonesia, aún
su diversidad interna. Hablar de Islam o de Líderes de las más importantes religiones del mundo en la conferencia
Cristianismo es hablar de identidades trans-
nacionales, que representan del orden de violencia contra las minorías cristianas en paí-
1.500 millones de personas en el mundo. ses de mayoría islámica–. En todas ellas se
Esta teoría de alguna manera se hizo rea- planteó no sólo el respeto a las minorías, sino
lidad en EE.UU. el 11-S y en España con el la inclusión social y la participación política.
atentado del 11-M, en el que fruto del terror
murieron 198 personas. En la política exte- Fundamentalismo, el poder de la
rior el 11-M llevó a proponer e impulsar, identidad
frente a la tesis de la inevitabilidad del cho- De otra manera lo postula el sociólogo
que, la Alianza de Civilizaciones para la coo- catalán Manuel Castells. A finales de los 90
peración antiterrorista, la corrección de de- escribe la trilogía “La era de la información”
sigualdades económicas y el diálogo cultural para intentar explicar la nueva época en la
entre el occidente y el mundo árabe. Hoy es que nos adentramos2. El volumen referido a
un programa de la ONU, con 106 países ami- la cultura, el segundo, lo titula “El poder de
gos y 21 organizaciones internacionales. la identidad”.
Veinticinco países han aprobado su Plan Na- Sostiene que en un mundo en cambio ace-
cional de AC. España fue pionera con Tur- lerado, hay una disfunción entre lo tecno-eco-
quía. Un país que puede ser una referencia de nómico y el sentido de la vida de los ciudada-
islamismo democrático para las transforma- nos. Hay un acelerado ritmo de cambio eco-
ciones políticas que se están produciendo en nómico y social produciéndose a la vez un va-
el mundo árabe. No es cierta la incompatibi- cío en la vida de los ciudadanos. Estados, tra-
lidad de principio entre Islam y democracia. diciones, pautas culturales que daban un or-
Indonesia, un país con 240 millones de habi- den han quedado en entredicho creando un
tantes, con un 86% de musulmanes, que es vacío que tiende a ser cubierto por distintas
democrático, ofrece de forma multiconfesio- fuentes de identidad. Describe cuatro: nación,
nal la religión en las escuelas, también para identidades locales, la naturaleza y la tierra, y
las minorías cristiana y católica. la cuarta, la religión, destacando el Islam y el
Acreditados diplomáticos se negaban a re- Cristianismo. Son movimientos de crítica y re-
conocer el papel de las religiones en la Alian- sistencia al paradigma de la globalización, que
za de Civilizaciones. Sin embargo, son nume- en función de su capacidad de negociación
rosas las iniciativas que han acabado siendo pueden proyectarse sobre el conjunto de la so-
organizadas en materia de antisemitismo, isla- ciedad para convertirse en actores influyentes
mofobia y también cristianofobia –a raíz de la de la configuración el futuro. Pone como ejem-
plo de este proceso el movimiento feminista.
Este poder de la identidad ha supuesto la
La contribución de la religión a aparición de la religión como fundamentalis-

©
50 la paz y la convivencia requiere
impulsar dos líneas de acción: el
impulso de una laicidad
mo. Un autor como Olivier Roy postula, creo
que con razón, que “el fundamentalismo es la
forma de lo religioso que mejor se adapta a
la globalización”. Esto se ha producido tan-
incluyente y el desarrollo de la to en el cristianismo como en el judaísmo y el
colaboración inter-religiosa. islamismo. En su forma límite nos encontra-
mos con la aparición del extremismo políti-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

Interreligiosa celebrada en Nicosia en noviembre de 2008

co. Pero atención. No sólo el Islam, toda reli- 125.000 testigos de Jehová, 30.000 mormo-
gión, también el cristianismo, la religión en nes, 10.000 budistas y 40.000 de otras confe-
general, ha visto teñida su percepción social siones (Ministerio de Justicia, 2012). No es
de connotaciones negativas. Se asocia a into- nuevo el pluralismo religioso. Aquí se repri-
lerancia, conflicto y violencia. mió precisamente por razón de Estado. El ar-
A la pregunta de si “la religión es una gumento empleado fue que la construcción
fuerza de bien para el mundo”, como así se del Estado en los siglos XV y XVI exigía una
proponía en un debate en Toronto3 en 2010 sólida cohesión social, cultural y religiosa.
entre Tony Blair, convertido al catolicismo, y La diversidad basada en la identidad se re-
el escritor ateo Chris Hitchens, éste, reciente- siste a ser disuelta bien bajo la forma de la in-
mente fallecido, sostenía que la religión lo en- tegración por asimilación universalista o de la
venena todo y que es por definición absolu- pluralidad de individuos diversos. En países
tista, exclusivista y factor de odio e intoleran- como Francia, Inglaterra, Holanda, Suiza o
cia. Ponía como muestra la guerra de los Bal- Alemania, hay barrios que reproducen un há-
canes, el genocidio en Rwanda o el acuerdo bitat islámico, donde la segunda y la tercera
imposible entre palestinos e israelíes. generación encuentran más identidad y socia-
Blair reconocía que en un mundo sin reli- lización en un Islam global que en el marco
gión desaparecerían los fanáticos religiosos pe- histórico-cultural que identifica su país. ¿Cuál
ro ello no implicaría la desaparición del fana- será la evolución en España?
tismo. De hecho, la violencia en el siglo XX, Esta diversidad encierra un potencial de di-
la de Hitler, Stalin y Pol Pot, estuvo marcada visión y de conflicto en el conjunto social. Es-
por visiones que menospreciaban la religión, ta diversidad, basada en la identidad, es más
que consideraban la obediencia a la voluntad difícil de gestionar que los conflictos de intere-
de Dios como cosa propia de débiles. ses, más susceptibles de negociación. Es un de-
safío para la democracia. No pocos se pregun-
El desafío democrático de la tan si la buena racha de Dios va a acabar sig-
inmigración nificando una mala racha para el proyecto de-
Nuestras sociedades son cada vez más he- mocrático (Paul Valadier). La democracia que
terogéneas. En el caso de España, de la mano conocemos es nacional, al igual que la idea de
del crecimiento económico y la burbuja in- ciudadanía. Hay quienes sostienen que la uni-
mobiliaria, se produjo un incremento de in- dad de lengua, etnia y creencias es condición
migrantes en sólo diez años, del 2000 al 2010, necesaria para la democracia nacional. Consi-
de un 2% a un 12%. Es un proceso detenido deran que los conflictos de este tipo hacen im-
por la crisis e incluso invertido, que ha trans- posible el gobierno democrático.
formado el paisaje humano de nuestras ciu- Sin embargo creemos y sostenemos que la
dades y pueblos. Hemos pasado de identida-
des colectivas relativamente homogéneas a
identidades diversas y multicolores en género,
etnia, lengua, orientación sexual y, también
democracia es el mejor marco jurídico-político
para la inclusión y para la igualdad. Como di-
ce el Consejo de Europa en resolución nº 1.396
sobre Religión y Democracia: “La democracia
©
51

creencias. Desde la perspectiva religiosa en Es- proporciona el mejor marco a la libertad de


paña se calculan 1.200.000 musulmanes, conciencia, al ejercicio de la fe y el pluralismo
800.000 protestantes, 500.000 ortodoxos, de las religiones, evitando así derivas funda-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

mentalistas; por su parte la religión por su con- Laicidad incluyente y colaboración


tribución a la producción moral, a la cohesión inter-religiosa
social y a la expresión cultural es un comple- En estos escenarios, la contribución de la
mento valioso de la sociedad democrática”. religión a la paz y la convivencia requiere im-
¿Bajo qué condiciones es posible la paz y pulsar dos líneas de acción: el impulso de una
la convivencia? Bajo un proyecto de igual ciu- laicidad incluyente y el desarrollo de la cola-
dadanía en diversidad de creencias, “Creencias boración inter-religiosa. Unas palabras sobre
diversas, ciudadanos iguales”, lo que supone: cada una de ellas.
El pluralismo cultural, moral y religioso,
n el reconocimiento y la gestión de la di- sólo construye convivencia en sociedades de-
versidad, no la negación o la asimilación; mocráticas en aquella medida que el Estado
n la laicidad (libertad e igualdad; separa- es laico. La laicidad es condición de convi-
ción entre estado y religión; cooperación vencia en libertad. Así debe ser considerada,
de los poderes públicos de la religión); querida y promovida por las propias religio-
n el desarrollo de políticas inclusivas con nes. Sin embargo, hay una interpretación del
carácter integral, en lo prestacional, edu- laicismo de carácter privatizador que niega a
cativo, social y sanitario, y también en lo la religión un papel en la deliberación públi-
simbólico, cultural y religioso. ca de nuestras sociedades democráticas y que
En esta línea, la Fundación “Pluralismo y rechaza que éstas puedan tener lugar alguno
Convivencia”, creada por el Ministerio de en el Estado y en las políticas públicas. Este
Justicia en 2005 ha desarrollado un impor- laicismo, de carácter excluyente, lejos de co-
tantísimo trabajo: adyuvar a la democratización del conflicto re-
a) De investigación sobre el pluralismo re- ligioso en la sociedad, lo exacerba.
ligioso del país. Poco a poco, se ha extendido la concien-
b) De análisis sobre las políticas públicas cia sobre la necesidad de impulsar signos de
del hecho religioso por parte de Ayuntamien- diálogo entre las religiones, antes fueron los
tos, Comunidades Autónomas y AGE. Seguri- diálogos ecuménicos, más recientemente los
dad, salud pública, cementerios, participación interreligiosos, como la oración de Asís. Sin
pública, legislación sobre lugares de culto, etc. embargo, este tipo de gestos, promovidos a
c) De propuestas sobre la gestión pública de nivel internacional, carecen de la réplica co-
la diversidad religiosa. (Pueden verse en el por- rrespondiente a escala local, salvo contadas
tal “Observatorio sobre Pluralismo religioso2). excepciones. En lo que toca a los católicos, en
Esta es la perspectiva a la que necesaria- la contribución a la paz, desde esta perspec-
mente se deberán ir abriendo los poderes pú- tiva de la religión como conflicto, debe im-
blicos si quieren anticiparse a procesos de pulsarse mucho más la colaboración inter-re-
desagregación social, exclusión o derivas fun- ligiosa en los niveles locales y
damentalistas. nacionales –municipios, diócesis y conferen-
Entre ellas cabe destacar el apoyo a la en- cia episcopal–. Desgraciadamente las dinámi-
señanza religiosa islámica en la escuela pú- cas centrípetas y autocentradas acaban im-
blica. Un apoyo que ha llevado a la confec- poniéndose. La Iglesia católica, más instala-
ción y edición del libro escolar para todos los da y aceptada en nuestra tradición cultural,
cursos de primaria, pionero en Europa. Que tiene un especial deber para promover los de-
ha conducido también a la promoción con la rechos de libertad religiosa de las minorías,
UNED de una formación oficial en Islam, pa- incluso a pesar de la no reciprocidad, hecho

©
52

NOTAS
ra líderes musulmanes, algo que ya viene ha-
ciendo la laicidad republicana francesa.
por el que también es precisa una mayor sen-
sibilidad y compromiso de los cristianos. ©

3. Debate patrocinado por matrimonio


1. Samuel HUNTINGTON, El Choque de Civi- 2. Manuel CASTELLS, La era de la informa- MUNK celebrado ante BBC Internacional en
lizaciones y la reconfiguración del orden ción (II). El poder de la identidad, Alianza Toronto el 26 de noviembre de 2010. Cfr.
mundial, Paidós, Barcelona, 2005. Editorial, Madrid, 2003. http://www.munkdebates.com/home.aspx

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

La interrelación fe-culturas-justicia nos refiere a la realidad


como lugar teológico, como lugar de manifestación de Dios.
Puesto que vemos, según el lugar donde nos coloquemos,
esta interrelación nos explicita el ángulo de mira, la fe
cristiana, es decir, en ella se trata de leer los signos de los
tiempos desde la Palabra.

acerca de la
interrelación
fe-culturas-justicia
Fabiola Luna Pineda
enfoque

S egún la “Gaudium
et Spes”: El pueblo
de Dios, movido
por la fe, que le impulsa a
creer que quien lo conduce
es el Espíritu del Señor, que
llena el universo, procura
discernir en los aconteci-
mientos, exigencias y deseos,
de los cuales participa junta-
mente con sus contemporá- ferencia perceptiva y repre- obra de Dios para mejorar
neos, los signos verdaderos sentativa como un campo nuestro mundo pasa necesa-
de la presencia o de los pla- “nuevo” a la mirada de mu- riamente por percibir las
nes de Dios. La fe todo lo chos, como un aconteci- culturas con la capacidad
ilumina con nueva luz y ma- miento histórico sin el cual de germinar, para el Reino,
nifiesta el plan divino sobre no se alcanzaría una plena en el mundo entero, es de-
la entera vocación del hom- comprensión de nuestro cir, de percibir su fecundi-
bre. Por ello orienta la men-
te hacia soluciones plena-
mente humanas (GS I 1).
En nuestro tiempo, sin
tiempo. Las culturas son tan
cualificantes de estos mo-
mentos que marcan un hito
en la comprensión del aquí
dad creativa.
Respecto de la justicia,
se puede afirmar, que ha si-
do la piedra de tropiezo de
©
53

duda, un signo de los tiem- y ahora. El creyente, o la todos los tiempos. Aristóte-
pos son “las culturas”. Ellas creyente de hoy, sabe que el les dirá que la justicia es la
se muestran ante nuestra re- proyecto de realización de la virtud ética por excelencia.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

La justicia es la virtud por zarse. Una de las causas es países, sobre todo los po-
excelencia en cuanto la en- precisamente la búsqueda bres, perciben que la demo-
tiende como la práctica de por parte de las grandes po- cracia de la que tanto se ha-
todas las virtudes éticas o tencias de la producción de bla es una mera ilusión, ya
sea para con los demás, en biocombustible a través de que ven que no pueden in-
la polis. El que la justicia la producción de cereales, y tervenir en el desarrollo de
sea una virtud o hábito pa- por lo tanto, la disminución la economía de sus propias
ra con los demás la convier- de la producción alimenta- naciones. Además, no se
te en algo difícil que requie- ria. sienten representados ya
re no quedarse en el amor Aquí está la falta de sen- que sus gobiernos carecen
propio. En otras palabras, sibilidad ética: el 80% de la del poder necesario para
que el amor a sí mismo no humanidad debe contentarse cambiar la situación que pa-
sea a costa del amor a los con sólo el 20% de alimen- decen; es más, se percibe
demás. tos2. Esto es injusticia. Este que los gobiernos apoyan
tipo de sociedad hegemónica los intereses de las empresas
¡Déficit de privilegia el individuo sobre transnacionales.
humanidad! la sociedad; esta tendencia a
Respecto de la justicia, lo constituir una macro-cultura
que sucede hoy en el mundo dominante se caracteriza por
es un “escándalo ético” sin la ausencia de sensibilidad Cultura es la totalidad
precedentes, ya que a causa por la vida y de la disposi- de prácticas,
de la globalización, afecta a ción solidaria. Las socieda- significados y
todos y a todas. Para los In- des y culturas hegemónicas relaciones sociales que
formes del PNUD son “des- tienen una ética egoísta y ex- definen determinado
igualdades groseras” y para cluyente. La ética está al ser- tipo de colectividades
Benedicto XVI, en su encí- vicio de los intereses de algu- humanas y las
clica Caritas in veritate, nos individuos o grupos mi-
“disparidades hirientes”. noritarios a costa de la ex-
distinguen de otras. La
“El 20% más rico de la clusión de otros que son la cultura no es externa a
población mundial tiene más mayoría, el 80%. la persona sino que
del 80% del producto bruto, Se ha sobredimensiona- ésta se define
el comercio, las exportacio- do la economía, ésta no es precisamente por ser
nes, las inversiones, y más una dimensión más del que- un ente social y
del 90% del crédito. El 20% hacer humano, es la prime- cultural.
más pobre tiene menos del ra y aplastante dimensión
1%. La desigualdad en la sobre las dimensiones de la
distribución de los ingresos política, (de los países po- Toda esta situación de
pasó de 30 a 1 en 1960 a 74 bres) y la realidad sociocul- injusticia es el resultado de
a 1 en 1997, y ha seguido tural. Para comprenderla esa prédica que con “inge-
aumentando. La del capital hay que percibir cómo el nuidad perversa” nos quiso
acumulado, que midió la contexto internacional pue- hacer creer que sólo la auto-
Universidad de la ONU en de determinar el funciona- rregulación del mercado era
2006, es aún mayor. El 10% miento de las distintas so- el mecanismo infalible de
más rico tiene el 85% del ca- ciedades. Son las empresas funcionamiento de la econo-

©
54
pital mundial, el 50% infe-
rior sólo el 1%”1.
Según los informes de la
FAO, el planeta tiene proble-
transnacionales y la banca
multilateral quienes, real-
mente, le dan forma al ac-
tual orden mundial.
mía. Nada importa que el
crecimiento económico ven-
ga sin distribución social y
sin derechos humanos fun-
mas serios de abastecimiento Una grave consecuencia damentales. A esta realidad
de alimentos y esto es una de todo esto es que los ciu- de relacionarse los seres hu-
crisis que tiende a generali- dadanos de los distintos manos subyace un modelo

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

de desarrollo anti-social, an- Las culturas, un signo En términos generales, se


ti-ecológico y “anestesiado de los tiempos dirá que, cultura es la totali-
éticamente”. Esta realidad Como se dijo antes, las dad de prácticas, significados
atenta contra la paz de la culturas, se han convertido y relaciones sociales que de-
humanidad porque es una en un signo de los tiempos, finen determinado tipo de
forma violenta de entender de modo que eludirlas en colectividades humanas y las
la economía, la política y el nuestro camino nos hace distinguen de otras. La cul-
poder. Dirá Pablo VI: Una perder el ritmo de los tiem- tura no es externa a la per-
Paz que no sea resultado del pos. El Concilio Vaticano II sona sino que ésta se define
verdadero respeto del hom- dirá de ellas, que: Con la pa- precisamente por ser un ente
bre, no es verdadera Paz… labra cultura se indica, en social y cultural. Un aspecto
Opus justitiae pax (cf. Is. sentido general, todo aquello central de lo inter-cultural es
32, 17). Lo repetimos hoy con lo que el hombre afina y una calidad o cualidad que
con una fórmula más incisi- desarrolla sus innumerables está dentro y no fuera de la
va y dinámica: “si quieres la cualidades espirituales y cor- vida que llevamos. Lo que
Paz, trabaja por la Justicia3. porales; procura someter el está en juego es el proceso de
La denuncia seria es mismo orbe terrestre con su participación interactiva viva
que, tristemente, en pueblos conocimiento y trabajo; ha- en que son precisamente los
de arraigada fe cristiana se ce más humana la vida so- sujetos, sus prácticas y signi-
han impuesto estructuras cial, tanto en la familia como ficados, los implicados, y no
generadoras de injusticias. en toda la sociedad civil, me- como objetos observados.
Esto pone en evidencia la diante el progreso de las cos- Ya, en 1967, Samuel
vaciedad de nuestra fe, tan tumbres e instituciones (…) Huntington, ante la crecien-
ostentosamente proclamada (GS No. 53). Con este senti- te fuerza de las culturas,
con la boca, y nos recuerda do se sale del sentido predo- afirmaba una tesis dramáti-
las palabras de Jesús: este minante en que se usaba en ca en su artículo, luego li-
pueblo me honra con los la- una época anterior, es decir, bro, “Choque de civilizacio-
bios, pero su corazón está que poseer cultura es poseer nes”: “la dimensión funda-
lejos de mi (Mc 7,6 e Os determinados grados de ins- mental y más peligrosa de la
29.13). No basta decir que trucción o grados académi- política global que está sur-
somos cristianos y cristianas cos y por lo tanto, se podía giendo será el conflicto en-
es necesario que nuestras calificar y decir, esta persona tre grupos de civilizaciones
obras lo prueben. tiene cultura y esta no. diferentes”4. Para este autor
el conflicto cultural será la
última fase en la evolución
del conflicto en el mundo
moderno. Esta tesis es poco
sutil para dar cuenta del
mundo contemporáneo, es
como desenfocar el verdade-
ro problema. Aunque para
muchos los acontecimientos
del 11 de septiembre 2001
constituían la comproba-
ción de la tesis. Lo que sí
parece decisivo es que, co-
mo dice el antropólogo Car-
los I. Degregori, el mundo
©
55

cercano enfrenta una dis-


yuntiva crucial: “o recono-
ce, respeta y promueve la di-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

versidad cultural, o trata de la inter-culturalidad, se ha calidad, de la pérdida y dete-


reconstruirse en comparti- constituido en un compo- rioro de sus recursos natura-
mentos estancos y homogé- nente del marco de referen- les y productivos propios, y
neos. Interculturalidad o cia perceptivo y representati- los de la emigración forzosa.
limpiezas étnicas, ese es el vo que da cuenta del com- Al no ser respondidas sus ne-
dilema en el terreno de la plejo tejido de las sociedades cesidades básicas y de bien-
cultura5. contemporáneas: “no debe estar humano, se fragiliza la
Una corriente de homo- considerarse una casualidad democracia de los países po-
geneización se instala y ame- que los trabajos filosóficos bres, agudiza las fracturas
naza desplazar o destruir a que se han realizado en la ce- sociales y agravan el clima
nivel mundial, los referentes lebración de los 50 años de de violencia en que actual-
tradicionales nacionales y la Declaración de los Dere- mente se vive. Occidente y
culturales, a través de los chos Humanos tengan como sus herederos tratan de colo-
cuales se ha venido com- marco privilegiado de refe- nizar, es decir, neutralizar la
prendiendo. Pero, la dinámi- rencias el problema de la in- diversidad en todo sentido,
ca del mundo también se terculturalidad”6. El prefijo pero las culturas subyugadas
mueve en tensión hacia lo Inter indica un intercambio, ya no se muestran pasivas,
propio, hacia lo específico de una reciprocidad y, al mismo generalmente se dan nume-
cada pueblo o cultura, con el tiempo, señala una separa- rosos movimientos de resis-
fin de ser reconocidos, pre- ción, una interposición. Lo tencia y sublevaciones de to-
servados y desarrollados se- inter de la interculturalidad, do tipo.
gún sus raíces específicas. Es- según Homi Bhaba7 se refie- Pero no sólo la dirección
ta dinámica es una forma re al espacio intermedio o el que imprime la colonización,
por la cual individuos, ra- “tercer espacio” en el que de toda suerte, quiere propi-
zas y países son llevados a dos o más miembros de las ciar la homogenización cul-
mantener su identidad cul- culturas se encuentran y en tural. Hoy reconocemos que
tural y asegurar sus dere- el que se negocian los signi- la influencia de la Moderni-
chos. Las culturas se con- ficados de manera que se dad, especialmente, en la cre-
vierten en enclaves y fuerzas mantiene algo de la cultura ación de los Estados nacio-
que mantienen una diversi- propia sin asimilarse a la nales homogenizantes en los
dad creadora y que actúan otra. que impera la identidad del
también con creciente alcan- El reconocimiento, el
ce político. Si bien existe la desconocimiento o rechazo
tendencia hacia la homoge- de las influencias culturales
neización cultural, existen depende del prestigio que es-
también las diferencias cultu- tá socialmente asociado a ca- Lo ‘inter’ de la
rales que están “ahí” y están da una de las culturas. Injus- interculturalidad se
“aquí”. No están lejos. tamente Occidente y sus
En la interrelación de la “herederos” le han dado un
refiere al espacio
cual se está tratando, si la fe “mal prestigio” a las cultu- intermedio“tercer
es el ángulo de vista, la jus- ras diferentes. Se les ha fo- espacio” en el que dos o
ticia es la piedra de tropiezo mentado una autoestima ba- más miembros de las
de todos los tiempos, pero ja, cuando, en realidad, no se culturas se encuentran
en este momento, en el que, quiere reconocer que se las y en el que se negocian

©
56
a causa de la globalización,
produce un déficit de huma-
nidad a nivel planetario, las
culturas son un medio por
ha marginado de todas las
posibilidades y oportunida-
des. Son ellas, las de la po-
breza, de los deteriorados in-
los significados de
manera que se
mantiene algo de la
el cual se puede salir a cons- dicadores de salud, de los cultura propia sin
truir un tiempo nuevo. bajos ingresos, de la educa- asimilarse a la otra.
El andar entre-culturas, ción y los empleos de baja

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enfoque

implica reconocer que la in- puedo “dar” al otro de lo


terculturalidad crítica se re- mío sin haberle dado en pri-
fiere a un proyecto ético-po- mer lugar lo que en justicia
lítico, y no a la intercultura- le corresponde. Quien ama
lidad funcional de la que ha- con caridad a los demás, es
blan muchos organismos in- ante todo justo con ellos.
ternacionales. Es decir, de No basta decir que la justi-
aquella interculturalidad en cia no es extraña a la cari-
la cual no se toca la asime- dad, que no es una vía al-
tría socioeconómica y polí- ternativa o paralela a la ca-
tica. En la interculturalidad ridad: la justicia es “insepa-
crítica se trata de institucio- rable de la caridad”, intrín-
nalizar una propuesta y un seca a ella. La justicia es la
enfoque que afectará a toda primera vía de la caridad o,
la planificación y funciona- como dijo Pablo VI, su
miento de las políticas pú- “medida mínima»” parte
blicas y los proyectos de integrante de ese amor “con
desarrollo sustentable. obras y según la verdad” (1
l Promover un diálo- Jn 3,18), al que nos exhorta
go intercultural auténtico. el apóstol Juan”8.
Mientras que en la intercul- l Tomar conciencia y
turalidad funcional se busca ayudarnos unos a otros a
grupo dominante, no reco- promover el diálogo y la to- percibir las consecuencias
noce la alteridad como va- lerancia sin tocar las causas que se derivan de una gran
liosa y siempre ha tratado de de la asimetría socioeconó- verdad, el Reino que anun-
desarraigar culturalmente a mica, política y cultural hoy ciamos es recibido y procla-
las culturas originarias en su vigentes, en la intercultura- mado por hombres y muje-
camino de occidentalizarlas. lidad crítica se busca supri- res profundamente vincula-
La occidentalización se ha mirlas por métodos políti- dos a una cultura. ©
prolongado hasta nuestros cos, no violentos. La asime-
días con otras apariencias, tría social y la discrimina-
objetivos, contenidos y rit- ción cultural hacen inviable
mos deshumanizantes. el diálogo intercultural au-
La injusticia cultural no téntico.
es, sino la otra cara de la in- l Cimentar la unión de NOTAS
justicia socioeconómica y la fe y las culturas en la ca- 1. Kliksberg B. 2010. Escándalos éticos.
política. Por esto es necesa- ridad, en el amor, que va Buenos Aires: TEMAS Grupo Editorial
SRL. P.53
rio afirmar que para el diá- más allá de la justicia o la 2. bíd.
logo entre los miembros de “caridad mínima”: 3. Mensaje de Pablo VI en la V Jornada de
las diversas culturas hay que Ante todo, la justicia. la Paz, 1972: “Si quieres la Paz trabaja
por la Justicia”.
empezar por tratar de las “Ubi societas, ibi ius”: toda
4. Huntington, Samuel. (1997). Choque de
condiciones socioeconómicas sociedad elabora un sistema civilizaciones. Barcelona: Ediciones Pai-
de las cual se parte al hablar propio de justicia. La cari- dós
5. Degregori, Carlos Iván (2000). No hay
del diálogo intercultural. dad va más allá de la justi-

©
país más diverso. Lima: IEP. P. 15
Para hacer efectiva esta cia, porque amar es dar, 6. Giusti, M.1999. Alas y Raíces. 2da.edi-
57
interrelación fe-culturas-jus- ofrecer de lo “mío” al otro; ción. Lima: Fondo editorial de la Pontifi-
cia Universidad Católica del Perú.
ticia se proponen unas ac- pero nunca carece de justi-
7. Citado en Walsh, C. La Interculturalidad
ciones: cia, la cual lleva a dar al en la Educación. Ministerio de Educa-
l Realizar un plan inte- otro lo que es “suyo”, lo ción DINEBI. Programa FORTE-PE Lima.
2001.
gral sobre el trabajo en in- que le corresponde en virtud 8. “Caritas in veritate” No. 6.
terculturalidad crítica. Esto de su ser y de su obrar. No

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

explicación, o afirmar que hay lugar para el misterio?


¿Es más razonable confiar, o no confiar?
La Fe es mis manos Hubo un año en mi vida en el que viví una fuerte
crisis de fe en Dios: ocurrió estudiando Filosofía en la
y mis pies Universidad, el último curso, precisamente cuando pro-
fundizaba en el estudio de los llamados “Existencialis-
Borja Iturbe Sánchez de Movellán
tas ateos” y, especialmente, Albert Camus. Fue más
Músico
bien una crisis de sentido a partir de las cuestiones
que me presentaba la lectura este honesto escritor.
Después de muchos meses acabé formulando que dar
odos los años lo mismo: ¿”Fe” lleva tilde? Aun- un sentido a los acontecimientos de la vida exige no

T que no se acentúa, mis alumnos de Secunda-


ria e incluso Bachillerato siempre lo dudan. Y
esta anécdota repetida, me lleva siempre a la misma
respuestas claras, sino más bien apuesta, riesgo y op-
ción vital.
Porque la fe no es creer en lo imposible, sino creer
reflexión: nuestro mundo le ha quitado el acento a la posible lo que desde algún punto de vista parece impo-
fe, pero muchos se resisten; queremos acentuarla en sible. La fe no es afirmar lo irracional, sino hallar razo-
nuestra vida, deseamos que nuestro mundo le ponga nes para defender lo que desde algún punto de vista pa-
un acento muy grande, que se note, que esa palabrita rece irracional. La fe no es esperar ingenuamente un mi-
tan corta amplíe su horizonte hacia arriba. lagro, sino construir la esperanza y el sueño de que jun-
Porque tener fe amplía horizontes vitales no sólo tos (y quizá con alguna ayuda) podremos lograr un mun-
hacia arriba, sino también hacia fuera. Tener fe es dar- do más justo y feliz.
se cuenta de que cada día ponemos nuestra vida en Por todo ello, cuando busco una imagen para ex-
manos de los demás; la fe supone reconocer que, que- presar el significado vital que le doy a la fe, me apa-
ramos o no, confiamos en los demás; la fe es la cons- recen unas manos y unos pies.
tatación de que venimos de otros y somos para otros. La fe, para mí, son unos pies. Pies que nos ayu-
En el mismo momento que lo reconocemos, lo acepta- dan a avanzar y superar dificultades. Pies que avanzan
mos como maravilloso. Y, en ese momento, descubri- el camino hacia el encuentro con el otro, con el dife-
mos la responsabilidad ante tantas vidas puestas tam- rente, con el necesitado, o con el que te puede dar lo
bién en nuestras manos. que necesitas. Pies que soportan incansables el peso
Pero esta fe esencial, humana y humanizadora, se de una vida. Pies que han aprendido a caminar porque
puede escribir con “F” mayúscula cuando se eleva un ser querido le ha enseñado, con mucha paciencia,
más, cuando sube a ese Otro absoluto, inicio, fin y sos- cómo hacerlo.
tén de la existencia. La fe, para mí, son unas manos. Son esas manos
Muchas veces me pregunto ¿por qué tengo esa en las que Dios tiene tatuado nuestro nombre. Son
“Fe”? No lo sé. Es uno de los misterios de mi vida. esas manos que tiende un padre o una madre a su hijo.
¿Por qué otras personas muy cercanas (amigos, fami- Son manos que sostienen, acarician y regalan. Son ma-
liares) no tienen Fe, y yo sí? No tengo respuesta. Lo nos que crean la belleza de la música, el regalo de la
cierto es que siento que mi vida está segura, manteni- solidaridad, y el camino hacia la utopía. ©
da, sostenida por Dios. Él no me abandonará: nunca
me ha abandonado. Lo sé y no necesito demostración.
Siempre lo he sabido y lo tengo tan presente como la
respiración o el latir de mi corazón. Quizá sea un don
gratuito, quizá algo recibido de mi madre, o quizá el
resultado de una educación que me ha enseñado a ser
agradecido, a reconocer el regalo de la vida, o a valo-
rar lo mucho que recibo de los demás.
¿Es razonable tener Fe? Esta es también una pre-
gunta obligada. Pero no puedo sino contestar con más
preguntas: ¿Qué es más razonable: tener Fe, o no te-
nerla? ¿Es más razonable afirmar que lo que yo veo co-
©
59

mo orden (leyes físicas, organismo humano, un senti-


do para mi vida) proviene de un ser superior personal
e inteligente que nos quiere, o afirmar que proviene del
puro azar? ¿Es más razonable afirmar que todo tiene

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

za que nace de la fe como la fuerza que cambia la vi-


da de los cristianos, y hace fecundas aquellas comu-
Los hombres y las nidades primeras en los inicios de la Iglesia. Les lleva
a saberse libres, a reconocer que “la sociedad actual
mujeres de Dios no es su ideal; ellos pertenecen a una ciudad nueva,

son hacia la cual están en camino y que es anticipada en


su peregrinación”(nº4). Pues esa fe no tiene sólo que
inconfundibles ver con lo que ha de venir, “nos da ya ahora algo de la
realidad esperada, y esta realidad presente constituye
(pedro Poveda) para nosotros una “prueba” de lo que aún no se ve. El
hecho de que este futuro exista cambia el presente y
Camino Cañón a su vez el presente está marcado por la realidad futu-
Universidad P. Comillas ra”(nº7).
Presidenta del Foro de Laicos Benedicto XVI, en el texto citado, nos recuerda a
los cristianos que en este mundo complejo tenemos
que “aprender de nuevo en qué consiste realmente
nuestra esperanza, qué tenemos que ofrecer al mundo
y qué es por el contrario lo que no podemos ofrecer-
le”. Y señala varios lugares que denomina de “apren-
dizaje y del ejercicio de la esperanza”. Recojo tres de
ellos: la oración, el sufrimiento y la acción humana pa-
ra expresar en cada uno como cómo percibo las seña-
les de esperanza y cómo me siento movida a generar-
las, a hacerlas asequibles a otros.
En la espiritualidad de Encarnación propia de la
Institución Teresiana, la oración y el estudio son los
dos medios para desarrollar la misión a la que me he
sentido convocada. Alguien puede preguntarse ¿Cómo
puede un espacio en el que “tratamos de amistad con
quien sabemos nos ama”- en expresión de Teresa de
e me pide expresar cómo vivo mi fe en mi reali- Jesús-, ser un lugar privilegiado para el discernimien-

S dad cotidiana. Trataré de decir algo con la con-


fianza de que es compartiendo los dones recibi-
dos como unos a otros nos confirmamos en la fe.
to de las señales de esperanza en nuestro mundo? ¿Có-
mo puedo presentar un espacio en el que se cultiva la
intimidad, como lugar de visión y encuentro de las re-
Por vocación, mi vida está inserta en la Institución alidades más varias de nuestro mundo global?
Teresiana, una asociación católica de laicos fundada Para Teresa de Jesús ese trato de amistad es pre-
por San Pedro Poveda hace ahora un siglo, que toma cisamente el aprendizaje de ensanchar el corazón has-
como referentes los primeros cristianos. La frase con ta que los intereses del Amigo le sean familiares, has-
que encabezado este escrito expresa su convicción de ta reconocer en los acontecimientos, las huellas y los
que los hombres y mujeres que están henchidos de reflejos de su paso, hasta aquietar el corazón para que
Dios, viven una vida plenamente humana. En la Insti- su sensibilidad y sus intereses se descentren de sí y se
tución Teresiana he madurado mi fe y he asumido la abran a los intereses del Señor. Nada humano resulta
profesión que ejerzo, como la misión evangelizadora ajeno. Las percepciones de las cosas cobran nuevos
que llena mi vida. En ella he tejido lazos de fraterni- matices, salen de la oscuridad. Emergen las señales de
dad y de amistad, he desarrollado proyectos, he asu- esperanza, las posibilidades de vida y de bien se pre-
mido responsabilidades, y con todo ello he intentado sentan con una fuerza suave, capaz de guiar la volun-

©
60
contribuir a mostrar que con lazos nacidos de la fe y
el amor mutuo pueden crearse espacios donde la vi-
da se comparte y se gasta intentando que la vida abun-
dante que Jesús vino a regalarnos alcance a muchos.
tad y de mover el entendimiento a conocer mejor có-
mo y de qué manera implicarse en darles forma, en ha-
cerlas realidad. Decía Poveda que “Somos más fuer-
tes,… se hace positivamente bien, allí donde se ora.”
Voy a tomar unas palabras de Benedicto XVI en su La oración es así para mí, como lo es para muchos
encíclica Spes Salvi como hilo conductor de lo que cristianos, un lugar privilegiado para acoger la fuerza
quiero expresar en estas páginas. Presenta la esperan- que transforma mi vida. Un lugar para interiorizar la

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

luz y la Palabra. Me posibilita nombrar las realidades que me han ido acompañando en este camino, y que
con palabras sacadas del fondo común de esa Palabra tienen que ver con la transformación que he percibido
que nos ha sido regalada y que genera comunión entre y percibo, tanto en mis enfermos como en otros cerca-
los cristianos y horizonte de reino de Dios para todos. nos, cuando nos aproximamos a ellos personas que les
Una oración vivida en las condiciones ordinarias de la queremos. Personas deterioradas físicamente aparecen
vida y reforzada con algunos tiempos fuertes cada año. con un brillo especial, sus rostros gastados aparecen
El segundo escenario generador de esperanza, men- con nueva luz a través de la mirada de las personas
cionado por Benedicto XVI, es el sufrimiento. El sufri- que las queremos y las cuidamos.
miento es sin duda, la experiencia humana más univer- Por eso, quiero subrayar aquí la fuerza de la mira-
sal y a evitarlo se concitan las mejores energías de to- da, su carácter performativo, es decir, “su capacidad
das las sociedades. Su presencia en la vida humana es de hacer cosas”, como fuente de esperanza. Tanto mi
tan constitutiva que negarlo o darle la espalda es siem- padre, como ahora mi hermana, los dos perdieron el
pre un camino de destrucción y una fuente de mayor do- habla. La mirada ha tenido en la comunicación con
lor. El sufrimiento compartido desde la hondura de la fe, ellos el poder de “hacer cosas”, de comunicar cerca-
es hoy una señal de esperanza porque transforma nues- nía, de hacerles saber que están vivos y que son pro-
tra mirada sobre el hombre y sobre el mundo y nos de- fundamente queridos; y esto genera alegría y paz pro-
vuelve a la visión de allí dónde radica la importancia del funda. La mirada tiene poder, como tuvo poder la mi-
ser y del vivir. rada y la palabra de Jesús para atraer hacia sí, sanar o
En estos últimos trece años he vivido una experien- para detener el oleaje.
cia personal que me permite hablar en primera persona Por último, la acción humana en sus diversas mo-
de lo que acabo de decir. Durante ocho años he acom- dalidades es también lugar donde sembrar esperanza.
pañado simultáneamente a mis padres enfermos y a mi Diré unas palabras sobre mi trabajo y sobre algunos
única hermana, los tres, con enfermedades incurables. otros aspectos de mi actividad.
Mis padres murieron hace cinco años, mi hermana está Desarrollo mi profesión docente e investigadora en
actualmente en una residencia de enfermos de Alzhei- la Universidad, en un ámbito privilegiado: formación
mer y allí la visito a diario. Durante todo este tiempo ha de jóvenes con vocación filosófica, y algunos de ellos
cobrado vida en mí una frase del Cardenal Martini, que también vocación teológica. Dentro del currículum aca-
quizás en otro momento hubiera pasado desapercibida. démico me corresponde contribuir a que cada alumno
En un libro titulado: ¿Qué belleza salvará al mundo? (Es- desarrolle sus mejores capacidades racionales en su di-
tella, Verbo Divino, 2000), contesta a esta pregunta el mensión lógica, adquiera instrumentos teóricos para
Cardenal, diciendo: “La belleza que salvará al mundo es analizar las ideas propias y las de otros, para cincelar
el amor que comparte el dolor”. con rigor su propio pensamiento, para comunicar sus
En este tiempo he podido encontrar mucha belle- búsquedas con fidelidad a la verdad. Acompañar estos
za contemplando el amor con que muchas personas procesos posibilita reflexionar en voz alta acerca de po-
comparten el dolor de sus seres queridos enfermos. tencialidades y límites de la razón, sacar a la luz otras
Quizás por eso, he encontrado señales de esperanza dimensiones del ser humano, diferenciar ámbitos del
lenguaje, etc., es un ejercicio que lo vivo como expe-
riencia de colaborar con Dios creador en el desarrollo
de su obra en cada una de las personas que se sien-
tan en el aula. A la vez, en el modo de hacerlo, inten-
to que cada cual se sienta respetado y potenciado en
su singularidad tanto por mí como por sus compañe-
ros. Es un modo indirecto de acercarles al misterio de
cada persona, la propia y la de los demás.
En el ámbito de la investigación, en estos últimos
años de mi vida académica estoy centrada en cuestio-
nes relacionadas con la temática de ciencia y tecnolo-
gía y religión. Son cuestiones que me han interesado
siempre, y que ahora tengo la oportunidad de pensarlas
con otros, darles forma escrita y proponerlas para la re-
©
61

flexión en foros públicos. Voy constatando que en nues-


tra sociedad hay muchas personas que se plantean de
una u otra manera cuestiones de este tipo, y que bus-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

can espacios y personas para contrastar sus inquietudes


y sus búsquedas. Vivo esta tarea como una oportunidad
para contribuir a buscar imágenes y formulaciones para “No tengo fe, soy
el contenido de nuestra fe, de modo que quienes se pre-
gunten como Nicodemo, cómo es posible nacer a la fe mi fe”
en esta cultura científico técnica, encuentren expresio- Charo Moreno
nes donde descansar en sus búsquedas.
Directora del colegio Mayor Santafé.
Universidad de Granada
He podido encontrar mucha belleza
contemplando el amor con que

H
ace ya mucho tiempo leía un testimonio so-
muchas personas comparten el bre la fe de Jacques Leclercq, venía a decir
dolor de sus seres queridos algo así: “yo no tengo fe, yo soy mi fe”. Des-
enfermos. Quizás por eso, he de entonces ese testimonio ha sido y es como un pos-
te indicador para la vivencia de mi fe.
encontrado señales de esperanza Fe que día a día va configurando mi ser (“yo soy
que me han ido acompañando en mi fe”): mi pensar, mi sentir, mi actuar, mi manera de
este camino, y que tienen que ver entender la vida.
con la transformación que percibo Fe en Jesús de Nazaret, Dios encarnado. Dios se
hace hombre y nos muestra el camino para humanizar-
en los enfermos cuando nos nos y humanizar la humanidad. Dios está con el hom-
aproximamos a ellos personas que bre, con la mujer y es fuente de vida, de justicia, de
les queremos. plenitud. Esta es mi fe.
Fe en Jesús de Nazaret que proclama que ha sido
enviado por Dios “a anunciar a los pobres la Buena
Nueva, a proclamar la liberación de los cautivos y la
vista a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos…”
(Lc 4, 18)
Dios se hace hombre: ser hombre, ser mujer es
una maravilla. Este es mi destino, mi libertad, mi amor,
mi justicia, mi fe.
Mi fe es fe en el hombre, en la mujer porque “to-
dos llevamos su soplo incorruptible” (Sb11, 26-21,1)
“lo que hicisteis a unos de estos pequeños a mi me lo
hicisteis” (Mt 25,40)
Tener-ser fe es aceptar ser amada y aceptar que to-
Por último, quiero mencionar el servicio que en es- do ser humano es amado sin límite porque “Dios es
tos últimos cuatro años he tenido la oportunidad de amor” (1ª carta de Juan). Juan nos revela un Dios que
realizar como presidenta del Foro de Laicos de España. ama y a partir de ahí la Historia humana recobra un
Ha sido un privilegio poder acercarme y saber la acogi- sentido de eternidad porque el amor no muere. Y una
da en encuentros y celebraciones de más de 50 movi- exigencia ética desvelada en el rostro de cada ser hu-
mientos y asociaciones católicas de nuestro país. La di- mano. Esta es mi fe, mi justicia y mi esperanza.
versidad de carismas, de modos de ofrecer la Buena No- Tener-ser fe es creer en Alguien e implica amor y
ticia de Jesús en nuestra sociedad, es verdaderamente libertad, es esencialmente adhesión libre de mi perso-
un tapiz en el que cualquier persona puede encontrar el na a la persona de Jesús, revelación de Dios, y esta re-

©
62
hilo y el color con que tejer lo mejor de su experiencia
de crecimiento personal en servicio los demás.
Sólo me queda agradecer la oportunidad que se
me da para compartir tanto bien recibido, y expresar
el deseo de que quien lea estas páginas se una a mi
lación amorosa compromete todo mi destino. Tener fe
es una ternura y a veces una locura, es saber que es-
tás salvada, que estamos todos salvados, y vivir.
Fe viva que es sed de absoluto, sed insaciable de
amor, de justicia, de paz, de libertad, de vida. Esta sed
acción de gracias y se sienta invitado o invitada a com- encuentra su verdadera dimensión en Jesús, pura re-
partir con otros la experiencia de su fe vivida. © lación con Dios–Padre, que ama y salva, que es pura

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

compasión para con todos. “El que venga a mí, no ten- La fe me libera del miedo. “No temas….” (Is.
drá hambre, el que crea en mí no tendrá nunca sed” 43,10; Mt 6,25-27)
(Jn 6,35). La fe es confianza en que este mundo tiene sali-
La fe es fuente de libertad. “La verdad os hará li- da porque Alguien en quien creo y de quien me fio ha
bres… si el Hijo os da la libertad seréis realmente li- dicho “yo soy la puerta” (Jn. 10,9)
bres” (Jn. 8,32-36) La fe me cuestiona incesante e insaciablemente y
La fe es fuente de justicia. “Derribó a los poten- es provocación permanente a salir de mí.
tados de sus tronos y exaltó a los humildes. A los ham- La fe no es algo adquirido, ni un resultado obteni-
brientos los colmó de bienes y despidió a los ricos con do una vez por todas, es tensión permanente.
las manos vacías” (Lc. 52-53)
Fe-libertad-amor.”Vosotros hermanos habéis sido
llamados a la libertad; pero no toméis esa libertad pre-
texto para la carne; antes al contrario, servíos unos a Mi fe no es una simple adhesión
otros por amor” (Ga.5, 13) a unas creencias, los dogmas, la
doctrina, la tradición teológica,
los ritos, los sacramentos, ¡no!
Ellas han vehiculado mi fe y en
la medida en que la nutren son
importantes y necesarias, pero
son segundas respecto a mi fe

La fe es con frecuencia oscura, y a veces


da vértigo, es sufrimiento, pero un día, un ins-
tante de gracia y la fe te invade de plenitud
y entonces es certeza.
Para mí la fe no es un problema, Dios,
Jesús, el Evangelio, la Iglesia no es un pro-
blema es un Misterio.
Mi fe no es una simple adhesión a unas
creencias: los dogmas, la doctrina, la tradi-
ción teológica, los ritos, los sacramentos, ¡no!
ellas han vehiculado mi fe y en la medida
que la nutren son importantes y necesarias,
pero son segundas con respecto a mi fe.
Mi fe es frágil y grita desde dentro ¡Avi-
va mi fe!
Mi fe es suplicante y “por eso doblo mis
rodillas ante el Padre de quien toma nombre
toda familia en el cielo y en la tierra para que
os conceda, por la riqueza de su gloria, forta-
leceros interiormente, mediante la acción del
Espíritu; que Cristo habite por la fe en vues-
tros corazones, para que, arraigados y cimen-
tados en el amor, podáis comprender con to-
dos los santos la anchura y la longitud, la altu-
ra y la profundidad, y conocer el amor de Cris-
to que excede todo conocimiento, y os llenéis
©
63

de toda la plenitud de Dios.(Ef 3,14-19)


¡Esta es mi fe, fundamento y exigencia de
justicia!©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

Este año, la Semana de Oración por la Unidad de


los Cristianos ha tenido un lema exigente y muy compro-
Quitemos la venda de metido, sacado del profeta Miqueas, el cual, ante la
aflicción de su pueblo, invita a su pueblo a peregrinar
nuestros ojos al monte del Señor, para que el Señor les indique el
camino, y puedan así caminar por sus sendas (4.2),
sendas de salvación, orientadas por la justicia y la paz
Mª Inmaculada González Villa (6,1 a 7,7). Miqueas nos enseña que las relaciones de
Presidenta de la Asociación Dios con la humanidad se establecen en la justicia y
Ecuménica Internacional la paz. Dios salvó a su pueblo de la esclavitud de Egip-
to, y lo llama, a través de la Alianza, a vivir en una so-
ciedad construida en el respeto de la dignidad de ca-
da persona, en la justicia y la equidad.
regunta hiriente para la conciencia personal y Para Miqueas, la salvación que Dios ofrece para sa-

P colectiva en estos momentos de la historia.


¿Desde dónde me pregunto: qué significa para
mí ser una mujer creyente que quiere sumar fuerzas en
lir de la esclavitud y de la humillación cotidiana exige ir
más allá del culto y de los holocaustos (6,7). Por eso di-
ce que lo que Dios quiere de nosotros es que respetemos
la lucha por la justicia? el derecho, practiquemos con amor la misericordia y cami-
Sin duda, me planteo esta cuestión desde una nemos humildemente con nuestro Dios (6,8).
conciencia de creyente amplia, fruto de la experiencia El deseo de Dios expresado por las palabras de Mi-
en el diálogo ecuménico e interreligioso, y también con queas, podemos traducirlo en esta ocasión como: que
gente de buena voluntad, sin una fe claramente defi- la justicia y la misericordia estén en el centro de nuestra
nida, pero que cree en el amor y la compasión; y, a la vida, de nuestra búsqueda de unidad, de nuestra religión
vez, con una conciencia personal iluminada por la pa- y de nuestros ritos.
labra y la vida de Jesús de Nazaret. Ya no sé vivir la fe Mientras vivimos sobre nuestro planeta, estamos
de otro modo, al conocer que esa última realidad, que llamados a caminar no sólo como hijos de Dios, sino
muchos llamamos Dios, y que Jesús nos enseñó a lla- también como hijos de la Tierra.
mar “Padre de todos”, nos llama a todos a colaborar Esto nos invita a tomar conciencia de que todos for-
con él para hacer de este mundo una “bella ecume- mamos parte de la misma Creación, y, por ello, estamos
ne”, donde todos los pueblos –hombres, mujeres y ni- unidos los unos a los otros, dependemos de la tierra, y,
ños– puedan vivir en paz y esperanza. a la vez, somos interdependientes entre nosotros.
Para los cristianos, la espiritualidad ecuménica de- Nos urgen al cuidado de la tierra, y a colaborar
bería trasparentar en nosotros un modo de vivir la fe cris- en la justa gestión y distribución de sus frutos y re-
tiana: sumergidos en la confianza plena en Dios y en su cursos. Nuestro planeta, hasta ahora, posee bienes
promesa, porque esta espiritualidad no busca sólo la uni- suficientes para erradicar el hambre, y evitar que la
dad visible de los cristianos, significa también cooperar gente muera de sed. Sin embargo, la mala gestión,
a favor de la justicia, de la paz, de los derechos del ser el despilfarro y la desigualdad en el uso y reparto de
humano, y de la conservación de la naturaleza1. Esta es- estos bienes hacen que el escándalo de la pobreza
piritualidad va más allá, busca también hacernos cons- sea cada vez más grande y más cercano. La llamada
cientes de que los cristianos somos semilla del Reino, del mundo de la pobreza, para un cristiano, no puede
y, por ello, todos estamos llamados a unir nuestros es- esperar.
fuerzos allí donde estemos, para colaborar en la creación Desde hace tiempo, las Iglesias, y, a título perso-
de un mundo más justo, donde el odio y la violencia nal, muchos cristianos más sensibles a esta realidad,
sean superadas por el perdón y la reconciliación evan- vienen invitándonos a dejar que Jesús nos quite la ven-
gélica; donde se respete la dignidad de cada persona, da de nuestros ojos para que podamos ver, con la luz
donde sea posible la paz y la justicia, y podamos vivir de su mirar, la realidad que nos rodea. Pero, a veces,

©
64
como hermanos, hijos del mismo Padre.
Lo que nos convoca va más allá de nosotros mis-
mos. El movimiento ecuménico es fruto de la oración
de Jesús en la noche de su entrega. La fuerza de su
no estamos dispuestos a escuchar, con toda su fuerza,
la llamada de esta voz.
El año pasado, la celebración del Día Mundial de
Oración (DMO), preparado por las mujeres de Malasia,
oración, y su espíritu permanecen en el tiempo, y nos tenía también como lema esta urgencia: Que prevalez-
orientan y sostienen en nuestro caminar a lo largo de ca la justicia. Este año, el comité interconfesional del
la historia. DMO de las mujeres de Francia, pone ante nosotros el

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

tema de la emigración: Fui forastero y me acogiste, ins- los cuales, los débiles y los pequeños no importan, por-
pirado en el capítulo 25 de Mateo. que no tienen valor.
Tanto los mensajes del Consejo Mundial de las El reto más fuerte que los creyentes tenemos den-
Iglesias como los del papa Francisco o el patriarca Bar- tro y delante de nosotros –dice Vincenzo Paglia– es la
tolomé I, nos urgen a los cristianos a vivir y desplegar falta de amor que se manifiesta en nuestra sociedad.2
en nuestro mundo la espiritualidad samaritana. Nos lo ha dicho Jesús: “por cómo os améis reco-
¿Qué pasos podemos dar en nuestros contextos pa- nocerán que sois mis discípulos”. Lo que vieron y pal-
ra avanzar ante esta llamada? ¿Quiénes son nuestros paron los primeros seguidores de Jesús es que con Je-
sús había llegado el Amor a la tierra.
Dios es Amor… y si uno posee
bienes de este mundo y, viendo que su
hermano pasa necesidad, le cierra las
entrañas, ¿cómo va a estar en él el
amor de Dios? Hijos, no amemos de
palabras y de boquilla, sino con obras
y de verdad. (1 Juan 3, 17- 18).
Y, ante esto, nos podemos pregun-
tar con Miqueas: ¿Como creyentes, qué
exige Dios de nosotros?
Como elegidos de Dios, nos dice
Pablo en la carta a los Colosenses 3,
12, revestíos de entrañas de compa-
sión, de bondad, de humildad, de man-
sedumbre, de paciencia.
¿Seremos capaces de encontrar en-
tre todos, creyentes de diferentes confe-
siones cristianas y tradiciones religiosas,
junto a gente de buena voluntad, gestos
proféticos con los que anunciar la llega-
da del Reino para toda la humanidad,
especialmente, para aquellos que son
víctimas de la exclusión y el abandono?
¿Seremos capaces de abrir puertas a la
esperanza para nuestro mundo?
Quiero terminar estas reflexiones
con unas palabras que leía en estos dí-
as a propósito del texto de Miqueas:
Ojalá que las sandalias de la fe cristia-
na se conviertan para nosotros en san-
dalias que nos hagan caminar humilde-
mente con nuestro Dios por la senda de
Nicola Malinconico, El buen samaritano 1683
la justicia, y que el Dios de justicia,
prójimos abandonados en el camino que mueven nues- unidad y paz nos capacite para ser signos auténticos
tras entrañas y nos piden un mayor compromiso con el de solidaridad humana, fortaleciéndonos para hacer,
querer de Dios? en nuestras realidades, lo que Dios quiere y exige de
¿Quiénes son esos bandidos de nuestro mundo, que nosotros. ©
asaltan a los más débiles dejándolos extenuados en
medio del camino? El mal no actúa solo, se rodea de
aquellos que están dispuestos a la codicia, al robo, a
la opresión, a la explotación del otro. Estos bandidos
1. Santiago Madrigal: Espiritualidad y ecumenismo: reflexiones
al hilo de Unitatis redintegratio, 8. En Pastorall Ecuménica,nº
88, páginas 9-30. Madrid, Centro Ecuménico “Misioneras de
©
65

pueden ser, a veces, una persona concreta, pero, otras, la Unidad”, 2012
son grupos organizados, mafias, mentalidades, estilos
2. Vicenzo Paglia; De la compasión asl compromiso. La pará-
y modos de vida sin escrúpulos en el despilfarro, ante bola del Buen Samaritano. Madrid, Editorial Narcea, 2009

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

y a los distintos gobiernos, la condonación de la Deu-


De canciones y utopías da Externa que asfixiaba las economías de la mayor
parte de los países empobrecidos.
Recuerdo una gran movilización social a mi alre-
Luis Guitarra dedor y también una gran movilización en mi concien-
Cantautor cia. Miles de personas, (millones en todo el mundo)
nos sumamos a una misión casi tan difícil como ascen-
der al Everest, imaginando y creyendo que era posible
hacer un mundo distinto donde todos viviéramos feli-
ces. Nos podían llamar locos, pero sabíamos que no
había otro camino para el bien común.
A unos les movía la fe, a otros el idealismo, o la
búsqueda de una mayor justicia social. A la mayoría,
la certeza interna de saber que es injusto e inmoral
el enriquecimiento de unos pocos cuando ese enri-
quecimiento provoca la miseria y el hambre a millo-
nes de seres humanos. En las calles, se acampaba y
se coreaban verdades y lemas como donde hay justi-
cia no hay pobreza, que ya Confucio escribió en el si-
glo V a.C.
Por aquellos años, en un encuentro de jóvenes en
Zaragoza, me pidieron que compusiera alguna canción
sobre esto. Allí, con un grupito de siete chavales, na-
ció la canción “Todo es de todos” inspirada en un pa-
saje de las primeras comunidades cristianas. (He. 2,
44-46)
Fe es cuando una
Si todo es de todos… la deuda del mundo es una injusticia.
persona dice que va Si todo es de todos… los que tienen tanto que no pidan más.
a subir el Everest y Si todo es de todos… ¿por qué hay tanta gente que no tiene
nada?
su corazón ya ha Si todo es de todos… las deudas eternas tendrán un final.

llegado a la cima Poco a poco y al cantarla en cada concierto, he ido


comprendiendo de verdad que, cambiar este mundo, es
tarea de todos, pero que además y principalmente, ca-
a frase no es mía. La acabo de leer en la hoja

L dominical de mi parroquia. Pertenece a un “vo-


cabulario de la vida” que se va desgranando do-
mingo a domingo, entre las lecturas del día y los avi-
da uno tiene su propia tarea personal. Y si esa propia ta-
rea no me cuestiona a mí cada día, o no me transforma
profundamente haciéndome vivir de una manera más
austera es que he empezado a acomodarme de nuevo en
sos parroquiales de cada semana.
el bienestar, la rutina, el orgullo, la indiferencia…
Tampoco es mía esta otra cita: Cambiar el mundo,
Desde entonces, he escrito otras muchas canciones y
amigo Sancho, no es locura ni utopía, sino justicia.
justo hace un par de días terminé la más reciente. Es-
Me ha llegado por facebook y viene atribuida al
ta mañana al releer las últimas frases he sonreído.
Quijote aunque en realidad, y según los expertos, es
una atribución errónea, pues en esta obra de Cervan- Hay ventanas en mitad de mi ciudad,
tes –que incluye 22.939 palabras diferentes– no apa- hay palabras en el aire,

©
66
rece ni una sola vez el término “utopía”.
En mis canciones, en cambio, sí que aparece y tam-
bién las palabras “fe” y “justicia”. Son conceptos que
he tenido siempre rondándome el corazón y por eso, se
que nos hacen confiar.
Y certezas que nos dan la libertad
que nos hablan de utopías,
que contagian valentía,
me cuelan fácilmente en las letras que escribo. que nos muestran un camino por andar.
En 1999, se desarrolló en muchos países una
campaña internacional que planteaba a la ciudadanía Mi corazón ya se ha puesto en camino. ©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

En tu tacto, Amor, descanso y quiero abrazar la vi-


da, acariciar las arrugas de una anciana, apartar el mal,
El abismo del amor curar y animar, masajear unas piernas doloridas, ama-
sar el pan del banquete compartido y entrelazar mis
Nerea Alzola Maiztegi manos con otras en signo de amistad.
HUHEZI-Mondragón En tus pies, Amor, deseo educar los míos y correr
Unibertsitatea “antes de que nos sorprendan las tinieblas de la muer-
te” (Prólogo Regla San Benito), para dar pasos hacia
la luz de la justicia, para ponerlos bien en tierra, para
andar a mi ritmo, para danzar con otros, para caminar
ivo la sencillez del día a día en una vida normal y

V corriente. Sin embargo, una vida corriente, enor-


memente privilegiada e inmensamente amada.
Días corrientes, años corrientes, en los que convi-
de puntillas cuando otro duerme, para permanecer pa-
cientemente, para marchar con determinación a través
de las sombras, para vivir de pie.
Días corrientes, años corrientes de una aprendiza
ven la pasión y la monotonía, el miedo y la confianza,
amada, con la experiencia de que se aprende más y
el ánimo y el desánimo, la soledad y la compañía, el
mejor cuando una se siente digna de confianza. Yo
negro, el gris y el blanco, en una vida amada y que aún
quiero aprender, deseo aprender, otros también quie-
no conoce lo tan amada que ha sido, lo tan amada que
ren aprender y el regalo que recibo para mi cumplea-
es y será, pues todavía el abismo del Amor me es in-
ños, año tras año, es la vivencia de que “aun siendo el
sondable.
más pequeño entre los pueblos” (Dt. 7,7,) el Amor me
Inmersa en el amor, sedienta del amor, hacedora
dice: te amo, os amo, les amo. Y yo, aunque el miste-
del amor, traidora del amor, herida del amor, de tu
rio me sea insondable, lloro agradecida.©
amor, Amor, vivo.
En tu gratuidad, Amor, “inclino el oído de mi co-
razón” (Prólogo Regla de San Benito) y quiero educar
mi hospitalidad para aprender a ver lo que no se ve, a
ejercitarme en mirar a quien me cuesta mirar, a mirar
a los ojos al otro, a considerar el envés de la aparien-
cia, a mirar con ternura, a regalar tiempo y vida, a cu-
rar mi ceguera y a vivir despierta.
En tu acogida, Amor, atiendo el “no cerréis vues-
tro corazón” (S. 94) y deseo cultivar la paciencia del
oyente, aprender a diferenciar la palabra auténtica del
engaño, a escuchar el silencio y la música y, también,
los sonidos disonantes. Quiero cultivarme en la escu-
cha del eco del viento en las entrañas del cosmos y en
las entrañas de cada brizna de hierba. Quiero educar-
me en la bondad del corazón.
En tu palabra, Amor, me estremece “el que tenga
oídos escuche lo que el espíritu dice…” (Ap. 2), y
quiero que mi habla sea canto de comunicación, de co-
munión, de palabra dada y que se junte con otras len-
guas para rebelarse en un lenguaje tenaz ante la men-
tira, el maldecir, la división. Quiero acoger todas las
lenguas, cada una de las lecturas de la realidad y
aprender de ellas. Quiero que mi lengua también des-
canse y se abandone a tu silencio susurrante.
En tu sabor, Amor, paladeo el “gustad y ved” (S.
33) y quiero oler el sentido de las cosas y distinguir en-
tre el aroma de la honestidad y el hedor de la corrup-
ción. Deseo gustar la fragancia de lo cotidiano, apreciar
©
67

el olor de la gente honrada, estimar el aroma de un tra-


bajo bien hecho. Bañada en tu perfume, quiero degus-
tar la belleza y saborear el placer de la vida buena.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

impartida en 1983: “Un sujeto que no sea ni opresor


de la mujer, ni violento culturalmente, ni destructor de
construir una la naturaleza, no nos engañemos, es un individuo que
tiene que haber sufrido un cambio importante. Si les
civilización que parece, para llamarles la atención, aunque sea un po-
rechace la co provocador, tiene que ser un individuo que haya ex-
perimentado lo que en las tradiciones religiosas se lla-
acumulación maba una conversión”. Un movimiento combinado (in-
terior y exterior) capaz de contener a un capitalismo
Santiago Álvarez Cantalapiedra que no entiende de restricciones morales, sociales y
Director FUHEM Ecosocial y de la naturales por ser incapaz de concebir que su expan-
revista PAPELES de relaciones sión pueda tener algún límite y que conforma el indi-
ecosociales y cambio global vidualismo propietarista y competitivo de nuestros dí-
as ciego a la cooperación, a la búsqueda del bien co-
mún y a la preservación de la madre naturaleza.
o vivimos en el mejor de los mundos posi-

N bles. La civilización capitalista, basada en el


dinero convertido en capital o que aspira ser-
lo, promueve la codicia (¡acumulad! he ahí la ley de
La lucha por la justicia
tiene hoy un doble sentido:
los profetas) y la idolatría (el culto al becerro de oro).
Es una civilización que no civiliza porque confunde la es movimiento interior que
creación de riqueza con el enriquecimiento de unos po- transforma la persona y
cos y la desposesión de la mayoría. El capitalismo no
tiene entrañas de misericordia: pone a las personas al movimiento exterior que
servicio de la economía y no al revés. Ha hecho de la transforma la sociedad. La
humanidad una comunidad escindida, marcada por la
dialéctica del amo y el esclavo, y su hogar (el planeta “metanoia” cristiana abarca
Tierra) se parece cada vez más a una viña devastada el interior y el exterior, la
por jabalíes financieros. En medio de esta injusticia,
el “pueblo crucificado” (Ellacuría) y la “Tierra empo- persona y la sociedad.
brecida” (Boff) son el gran signo de los tiempos, por-
que las dos realidades surgen de la misma lógica de-
predadora y ambas únicamente pueden ser sanadas si
se contiene a la hybris (desmesura o exceso proceden-
te de la arrogancia de la especie homo transmutada
hoy en el homo economicus del individualismo propie-
tarista y competitivo).
La hybris, la desmesura procedente del orgullo, só-
lo se contiene venciendo al yo prepotente, esto es, me-
diante la “negación de uno mismo” (Lc 9:23). Jesús
puso esa condición como necesaria para su seguimien-
to. Renunciar a uno mismo es luchar contra el orgullo
para no devolver nunca mal por mal y resistirse a da-
ñar al prójimo (como insistía el viejo Tolstoi); y es tam-
bién desprenderse de lo superfluo para que a nadie le
falte lo necesario (como defendía Gandhi).

©
68
Por ello la lucha por la justicia tiene hoy un doble
sentido: es movimiento interior que transforma la per-
sona y movimiento exterior que transforma la sociedad.
La “metanoia” cristiana abarca el interior y el exterior,
Luchar por la justicia es sinónimo de trabajar por
construir una civilización que rechace la acumulación
del capital como motor de la historia y la posesión-dis-
frute de la riqueza como motivación principal de las
la persona y la sociedad. Ambas están relacionadas, personas, poniendo la satisfacción universal de las ne-
llevando la una a la otra. A eso mismo se refería el fi- cesidades básicas, la solidaridad y la sostenibilidad co-
lósofo marxista Manuel Sacristán en una conferencia mo fundamentos de la humanización. ©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

He de decir que hay personas que admiro desde


las entrañas por su tremenda entrega hacia el mundo
Cuando la justicia y su inmensa capacidad de sacrificio: Esas personas
que vi dando su vida en África, pudiendo estar en Eu-
es tu fe ropa, o esas personas que invitan a África a su casa,
para romper las barreras de la injusticia social… ésas
Verónica Macedo* personas son mi utopía. Son la verdadera fe encarna-
Actriz da y yo creo en ellas, como ellas en Jesús de Nazaret.
Profesora de Teatro y de Clown Antes de acabar, pido a quienes quieren trasmitir-
la que no presuman de la fe, que la compartan como
el agua fresca…

D
e pequeña me enseñaron que la fe era un
don. Un don era algo que venía con nosotros, Finalmente voy a compartir una frase de un cuen-
o no, desde el nacimiento y que en el caso to donde una niña sueña con ser locutora deportiva de
de mis clases de catequesis suponía creer en los dog- radio para que al gritar los goles la gente salte de ale-
mas de la Iglesia. Si no tenías esa fe, sin ese don, eras gría. Ella es ciega pero sabe cómo hacerlo: su abuelo
un ser desafortunado. Todo lo que teníamos que creer le irá contando al oído lo que pasa en el partido para
era cuestión de fe. Mis preguntas, por tanto, eran una que ella lo pueda trasmitir… y cuando le dicen que eso
cuestión de falta de fe… No estoy hablando de hace no será posible ella responde: “Lo imposible es la me-
un siglo. Estoy diciendo lo que me pasó hace 25 ta de los que creen”.
años… Y sé que todavía hay quien entiende la fe así. ¡Brindo por los que creen! ©
Sin embargo, tuve una maravillosa crisis. Con 19
años, y ya en la universidad estudiando dos carreras en *Directora de Saniclown para la Sanidad
dos universidades públicas, me encontré con cátedras Ponente de Clownfusiones
completamente opuestas en su concepción del mun- veromacedo@hotmail.com
do. Empecé a entender que nos regimos por paradig-
mas, algunos muy diferentes, y que no tenía que sen-
tirme mal ni condenada por cuestionarme el mundo.
Sin embargo, frente a cada avatar y desafío, siem-
pre hubo una gran ayuda en mi vida. A veces una per-
sona, un familiar, un conocido, un amigo, una circuns-
tancia y hasta muchas casualidades me traían esa fuer-
te convicción de que había algo mucho
más allá de mí, de mis dudas, de mis
miedos…, algo muy grande que estaba
protegiéndome, cuidándome y amándome
sobre toda catástrofe y que se me hacía
un regalo asombroso cada vez que cono-
cía a alguien…
En mi vida siempre estuve rodeada
de gente de fe. Personas extraordinarias
que, sólo por su ejemplo, te hacían de-
sear vivir, pensar y sentir como ellas.
Pero, sobre todas las cosas, la fe ha
llegado a mí a través de los milagros. Sí,
los pequeños milagros cotidianos…, el
abrazo oportuno de un niño, por ejemplo,
es uno de esos milagros. La sonrisa que
alguien defiende pese a todas sus triste-
zas, ese es un gran milagro. Ésos mo-
mentos, y no los dogmas, son mi fe co-
©
69

tidiana. La oportunidad de hacer algo por


el mundo y ver que no estoy sola para
hacerlo, ésa es mi gran fe.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

na, además de ser una adhesión al Dios de la Vida, es

La fe, una fe y adhesión a lo humano. No es posible la fe sin


creer en los valores humanos.
experiencia de vida Entender y vivir la fe como un proceso de expe-
riencia personal me llevó a emprender una búsqueda
y compromiso del rostro de Dios y a pedirle que aumentara mi fe.
Para mí la fe constituye un itinerario que empezó
Mercedes Ruiz-Giménez con mi nacimiento y que seguirá abierto hasta mi muer-
Presidenta de la Coordinadora de te. No solamente hay un camino que recorrer para lle-
ONGD España gar a la fe, sino que debemos seguir caminando una vez
llegados a ella. La fe no es una opción que tomamos de
una vez para siempre, sino una opción que hacemos ca-
da día ante un Dios que frecuentemente nos desconcier-
o me es sencillo explicar lo que es la fe. Es ta. Por lo tanto, la cuestión no es sólo llegar a la fe, ni

N una experiencia vital, compleja de transmitir


con palabras y, más aún, en unas líneas. Se
vive y se transmite sin palabras vacías, a través de lo
siquiera mantenerse en ella, sino mantenerse siempre
abiertos a lo sorprendente e imprevisible de Dios.
Estoy abierta al HOY de Dios e intento reinterpre-
que uno es, en coherencia entre lo que se cree y lo que tar el significado profundo de esta vivencia que me ha
es la vida cotidiana, en las relaciones con otras perso- permitido distinguir entre la fe y las creencias que a lo
nas, creyentes o no. Las obras dan testimonio de lo que largo de la historia han ido distorsionando y desdibu-
somos y creemos. Sin embargo, voy a intentar com- jando nuestra fe cristiana.
partir algo de lo que es mi fe, de cristiana de base, de Distingo entre lo que es la fe que me habita y me
persona de a pié, normal. No soy teóloga pero sí una da vida y lo que son las creencias que en mí han ido
mujer creyente y apasionada por la vida y comprome- evolucionando y cambiando a lo largo de la vida. Me
tida en hacer posible que otras personas vivan con dig- he dado cuenta de que existen tantas falsificaciones
nidad, con derechos y sean felices. de Dios que necesitaríamos precisar bien en qué Dios
Para mí la fe es una experiencia de vida en la que creemos y qué ideas sobre Dios rechazamos.
entra en juego todo mi ser, mi identidad, mi actuar. Es La fe se me ha convertido en libertad. He vivido
la estructura constitutiva de mi existencia. La compa- un proceso de reconversión y de liberación para en-
ro con el aire que nos envuelve, que nos permite res- tender que las creencias suponen un asentimiento in-
pirar y vivir. Cuando nos falta nos ahogamos. Sin fe me telectual a ciertas verdades y hablar de fe es vivir una
sería imposible vivir con paz y alegría. relación personal e intransferible con el Dios de Jesu-
Me pregunto muchas veces: ¿se puede vivir sin fe? cristo, un Dios que se hace hombre y pone su “tienda”
Y la respuesta es que sin fe mi existencia no tendría y hace ruta junto a las mujeres y los hombres de nues-
sentido. Una de las experiencias fundamentales de la tra historia.
persona y uno de los aprendizajes que nos van confor- En este itinerario me han ido acompañando las du-
mando, esenciales para desarrollarnos con equilibrio y das y las dificultades ante ciertas imágenes de Dios o
felicidad, es la confianza y el amor que vamos adqui- ídolos que nos hemos ido fabricando. Las dificultades
riendo, desde que nacemos, en las personas que nos con las creencias señalan la muerte de unas imágenes
rodean y en la vida misma. Sin esta confianza no po- concretas de un dios que nos habían transmitido, in-
dríamos dar un solo paso, nos aislaríamos totalmente cluso en el Catecismo que aprendí de pequeña. Pude
y el temor nos invadiría, abriéndonos al sin sentido y a superar la fe del carbonero de mi infancia, adolescen-
la desesperanza. cia y juventud enmarcada en una España del nacional
Mi fe, como las dos caras de una misma moneda, catolicismo. A pesar de este marco histórico, tuve la
es una fe entendida como valor humano y es insepara- gran suerte de aprender de mis padres que la fe no era
ble de la otra cara que es la fe cristiana. La fe cristi- ajena a la vida y que tenía mucho de compromiso.

©
70

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


enprimerapersona
testimonios en torno a la fe y la justicia

Una etapa de mi itinerario en la fe fueron los años


que viví en Bélgica, en el marco de la Universidad Ca-
tólica de Lovaina, donde descubrí que existían dioses Desde el silencio y
en los que no debía creer y empecé a distinguir entre
fe y creencias. Allí conocí más en profundidad al Jesús la constante
de los evangelios como norma de mi vida. Se me hizo
cercano un Jesús que “pasó haciendo el bien” y dando
búsqueda
siempre la mano para levantar y dar vida a aquel que lo Siro López
necesitaba. Y mi fe se fue purificando y creciendo. Artista*
Pero cuando viví más en profundidad lo que su-
ponía y entrañaba la fe como encuentro con Dios fue
en los años que compartí mi vida en África y apren- scribir precisamente sobre estos dos términos,
dí de aquellas gentes a buscar y encontrar el rostro
de Dios, que se me hizo germen de vida a pesar del
dolor y del sufrimiento de la humanidad y cercanía
E la fe y la justicia, es siempre difícil, pues es co-
mo acotar en palabras una realidad sin fronte-
ras, flexible, profunda y siempre interpelante.
cotidiana a través de lo pequeño. Resonaban en mi En la actualidad, ambas palabras están necesita-
las palabras bíblicas de “Te llevaré al desierto y te das de sentido. Han sido burladas y prostituidas con
hablaré al corazón” Viví la experiencia de que “el gra- demasiada frecuencia, usadas para enmascarar el po-
no de trigo tiene que morir para dar vida”. Entonces der de no pocos.
me olvidé de muchas otras cosas y mi vida de fe dio Personalmente, desde el silencio y la constante
un giro. búsqueda, trato de aprender de quienes respiran la
Posteriormente en los años vividos en América La- creencia y se esfuerzan por construir un mundo más
tina, de sus hombres y mujeres aprendí su fe liberado- justo y más humano. Son muchas las personas que me
ra en el Dios de la Vida, el Dios que opta por los más ofrecen sorbos de esperanza y alegría. Es en ellos, pre-
excluidos/as, el Dios Amor y misericordia, el Dios jo- cisamente, donde descubro la fragilidad y la profundi-
vialidad, el Dios de los pobres que se hace presente en dad de la palabra fe. No es fácil pero basta contem-
nuestras historias. Liberar es dar vida. plar para percatarse de la vida dada que en el día a día
Dios ama la vida y por eso yo entiendo que mi fe acontece a borbotones. Pequeñas y grandes causas que
es también pasión por la vida, una vida digna, mi pro- hacen real la justicia tan necesitada de veracidad.
pia vida, la vida que me rodea, la de las otras perso- Quizás la justicia simbolizada en una mujer vendada
nas, la vida de la Madre Tierra y, sobre todo, la vida de en los ojos y boca cerrada, debiera ser un gran colectivo
las personas más excluidas de nuestras sociedades. La de mujeres y hombres con ojos y orejas bien abiertos y
fe me compromete a defender la justicia y la vida de manos disponibles para construir un bien común. Y es
los más frágiles de la sociedad, compromiso con quie- aquí donde me ilusiona constatar que están surgiendo nu-
nes ven sus derechos a una vida digna violados perma- merosos grupos y colectivos que abogan por la justicia,
nentemente. por la dignidad, por el respeto, por la libertad, por la ter-
Por eso vivo mi fe como un compromiso político nura. Y lo que muchos no saben es que este sendero es
compartido con muchas otras personas, organizaciones agotador pero también muy divertido y creativo.
y movimientos que luchan por la justicia y los dere-
chos humanos de todos y todas, en contra de la desi- *Artista polifacético. Conjuga el mimo, la expresión corporal, el
teatro, la pintura, la fotografía y el diseño. Especializado en diná-
gualdad, exclusión y pobreza que cada día afecta hoy micas comunicativas.
a más personas. Esto sólo podremos alcanzarlo si lu- Tiene itinerante una exposición de pintura sobre Derechos Hu-
chamos juntos y juntas contra la especulación y acu- manos y ha actuado en diferentes países, en teatros, hospita-
les, campos de refugiados, cárceles, etc.
mulación de la extrema riqueza y avaricia de unos pri-
www.sirolopez.com
vilegiados, que empobrece a grandes mayorías. La fe
www.blog.sirolopez.com
en Dios, me decía un maestro y amigo peruano de la
Teología de la Liberación y testigo comprometido, Gus-
tavo Gutiérrez, “nos debe llevar a eliminar el hambre
de pan de tantas mayorías pobres”. Esto significa ac-
tuar e incidir en la transformación social y económica
a niveles globales y locales porque creemos que “Otro
©
71

Mundo es posible”. Con fuerza resuena en mí que “la


fe sin obras de nada sirve”. ©

Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


entrevista

La justicia es parte integral de


la fe católica
Entrevista a Jaime Soto,
Obispo de Sacramento, California

Carmen Fernández Aguinaco


entrevista
Presidenta del Consejo Nacional
de Pastoral Hispana de Estados Unidos

Es un hombre afable, exquisitamente educado


y cortés. Jaime Soto, obispo de Sacramento,
California, californiano de extracción
mexicana y de antepasados santanderinos,
está profundamente preocupado por la
educación, y la justicia. Por su formación en
sociología, es también un gran interesado en
cuestiones políticas y nunca ha temido el
diálogo con políticos, empresarios y líderes
de la sociedad civil. Le gustan las artes y
disfruta con amistades y buenas
conversaciones. Pero, sobre todo, es un
pastor de la Diócesis a él encomendada.

Con ocasión del Año de la fe, el obispo


Soto propuso una visión pastoral a los ca-
tólicos de su diócesis: “la Iglesia en Sacra-
mento,” dijo, “será un sacramento espe-
ranzador y eficaz de Cristo en el norte de
California”.

©
72 - ¿Qué propone para realizar tal misión?
-Lo digo muchas veces y lo creo profunda-
mente: estamos no en una época de cambios,
sino en un cambio de época. Por lo tanto, yo
creo que lo primero es hacer una llamada a
la renovación personal. Para que podamos re-
novar el mundo a través del poder del Espí-
ritu Santo, es esencial que nos renovemos a
nosotros mismos. La obra del Espíritu en la
iglesia, siempre nos llama a estar renovados, Jaime Soto, Obispo de Sacramento, Californa EE.UU.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


entrevista

así como a renovar la faz de la tierra. A tra- necesidad de asegurar que los niños y jóvenes
vés de nuestra conversión de corazón pode- de las sucesivas olas de inmigración en Esta-
mos convertir nuestro tiempo, talento y teso- dos Unidos, mantuvieran la fe de sus padres y
ro para la obra del Reino de Dios. Yo también su identidad católica. El sistema fue por mu-
animo mucho al pueblo de mi diócesis a pro- cho tiempo gratuito, gracias a la generosidad
fundizar más en el Sacramento de la Reconci- y la entrega de las religiosas que, con salarios
liación. Este sacramento es rico, ya que es un pequeños y con el compromiso de sus comu-
signo para la persona, pero también es pren- nidades, mantuvieron escuelas de alta calidad
da de conversión del mundo y de la conver- para poblaciones de bajos recursos. Cuando
sión del corazón y la mente a Cristo. las vocaciones religiosas empezaron a descen-
der y muchas congregaciones regresaron (des-
-¿Qué estrategias se podrían poner en marcha pués del Vaticano II) a carismas que se desa-
para llegar a esta renovación? rrollaban en otros campos de acción, al ser
-He propuesto una visión de seis medidas es- necesario contratar a maestros laicos, el cos-
tratégicas, entre las que se encuentra en pri- to de la escuela aumentó considerablemente,
mer lugar, la revitalización de la educación ca- haciéndolo prohibitivo para muchos. Eso,
tólica. unido a que en algunas culturas se considera
La diócesis de Sacramento, como casi to- la escuela católica como un privilegio para ri-
da California, contiene una amalgama de cul- cos, previene a muchos inmigrantes de acce-
turas y lenguas. Como la mayor parte de Ca- der a una educación católica. Eso es un grave
lifornia, tiene una amplia población hispana, problema.
pero también vietnamita y de otras nacionali- En nuestra diócesis estamos teniendo va-
dades. Como toda población inmigrante, tie- rias iniciativas, que incluyen el buscar y ofre-
ne planteados grandes desafíos en cuanto a cer becas, el hacer sociedades con compañías
cuestiones legales de inmigración, y también y fundaciones que puedan proveer fondos. Pe-
de educación, al encontrarse los jóvenes de ro sobre todo, buscamos cambiar la mentali-
primera generación con otra lengua y otro sis- dad que no se acerca a una escuela católica
tema educativo. por miedo, o por encontrar tanta diferencia
El mayor problema, sin duda, para la Igle- fomentando el que en el personal de escuelas
sia, es el de mantener una educación católica se conozcan las culturas y lenguas de los in-
para unos jóvenes que, nadando entre cultu- migrantes católicos y creando un clima de
ras, puede que no encuentren su lugar en la acogida y hospitalidad que deshaga las per-

“Es un privilegio enorme ser parte de una Diócesis dedicada al


Santísimo Sacramento. En este Año de la Fe debemos esforzarnos
en ser lo que recibimos: Sacramentum Caritatis. Tenemos que
demostrar nuestra fe en el Señor con buenas obras”

Iglesia de sus padres, ni tampoco en la expre-


sión religiosa y litúrgica de la cultura domi-
nante. Por tanto, una de las medidas estraté-
gicas que propongo para colaborar con la gra-
cepciones que les impiden acercarse. Para los
obispos hispanos del país, la educación cató-
lica –que va tan unida al mantenimiento de
una identidad que, ante las presiones de un
©
73

cia de Dios en el logro de esta visión es revi- ambiente tan diverso puede estar muy amena-
talizar la educación católica. zada– es prioridad en estos momentos.
En Estados Unidos, la identidad de la Igle- Hablando también de jóvenes, pienso que
sia históricamente ha estado unida a la edu- tenemos que prestar una especial atención al
cación católica. El amplísimo sistema de es- acompañamiento de jóvenes, desafiándolos a
cuelas católicas surgió, precisamente, ante la servir a Cristo y a su Iglesia. Es decir, necesi-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


entrevista

tamos promover una pastoral vocacional go contempla el fortalecimiento de la forma-


fuerte y decidida. Esta es otra de las medidas ción de laicos. Necesitamos aprender más de
estratégicas par este Año de la Fe. Muchas ve- la fe católica y con este fin, hemos creado mu-
ces nuestros jóvenes no se acercan a la igle- chos recursos para las parroquias y también a
sia, o no consideran una vocación de com- través del Centro Pastoral Diocesano que nos
promiso o de vida religiosa o sacerdotal, por- ayudarán a profundizar nuestra fe.
que no son invitados a hacerlo. Tienen que Hemos publicado también, para la distri-
saber que las puertas están abiertas a ellos y bución, una sencilla tarjeta con dos oraciones
que su comunidad necesita de su servicio. bien conocidas, el Credo de los Apóstoles y la
Por otra parte, nuestros jóvenes se en- invocación al Espíritu Santo. Estoy pidiendo a
cuentran a menudo con demasiadas presiones todos los católicos de la iglesia de Sacramento
de la cultura dominante para las que los adul- que las incorporen en su oración diaria y las
tos, o no tienen respuesta, o no se atreven. aprendan de memoria. Ésta es una simple ma-
Hablo, por ejemplo, de todo el tema de la se- nera de comenzar a crecer en la práctica de
xualidad. En muchas de nuestras culturas, es nuestra fe.

“Llamo al pueblo católico de Sacramento


a revitalizar la educación católica, infundir mayo energía
a la formación de laicos, animar a nuestros jóvenes y adultos jóvenes y
presentarles el reto de servir a Cristo y a su Iglesia, anunciar el
evangelio en el foro público, servir a los pobres y marginados con
renovada eficacia y canalizar los recursos necesarios para que
todo esto se logre”

tema tabú. Pero tenemos que pensar que, si Otra manera que estamos fomentando es
no enfocamos estos temas debidamente, nues- realizar peregrinaciones durante este Año de la
tros jóvenes van a encontrar las respuestas FE. Se han designados puntos de destino algu-
erróneas en otros lugares. No queremos eso. nos templos locales y monasterios. Es una sim-
Debemos procurar y poner todos los medios ple manera de caminar en la fe con Cristo así
a nuestro alcance para promocionar una au- como de dar un testimonio público de que te-
téntica pastoral juvenil para estos tiempos. nemos nuestros corazones fijos en el reino que
viene, como nos dice la carta a los Hebreos.
-Eso son los jóvenes, que, lógicamente, son la
mayor preocupación mirando hacia el futuro de -En un mundo tan digitalizado, ¿qué medios
la iglesia , pero, ¿qué se hace con los adultos? se pueden utilizar para la evangelización?
-Por supuesto, otra gran preocupación de -Yo soy bastante apasionado de los medios de
la iglesia de Sacramento, como la de todos los comunicación social. Pienso que hay que saber
obispos es la formación de laicos. Y ésta utilizarlos para la evangelización y que nos
constituye otra de las principales medidas es- ofrecen muchas oportunidades de evangelizar.
tratégicas propuestas. Muchos de los inmi- Por tanto, la mayoría de nuestros recursos se
grantes llegan de experiencias de iglesia muy pueden encontrar en línea. Pero, además, otra

©
74 diversas y a veces de lugares en que la iglesia
estaba perseguida o amenazada y no había
oportunidades para una formación profunda.
Por otro lado, la secularización ha lleva-
de las medidas estratégicas es usar esos medios
para anunciar el Evangelio. Por muchos años
yo mismo he tenido columnas en Los Angeles
Times y he promovido mucho a jóvenes perio-
do a gran parte de la población “histórica” a distas para que no perdieran su fe y su identi-
olvidar o dejar de lado ciertos conocimientos dad cultural en el desempeño de su profesión.
o conceptos religiosos que hubieran podido Pero también se trata de saber utilizar las pá-
tener en un pasado. Se sufre en la actualidad ginas web, y las redes sociales.
de un gran “analfabetismo religioso”. Otro En la diócesis también tenemos una revis-
punto de las medidas estratégicas que propon- ta que se puede adquirir impresa, pero que

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


entrevista

también tiene un fácil acceso en versión digi- A pesar de luchar por esto ardientemen-
tal. Desde esta revista podemos difundir his- te, no hemos sido tan hábiles en formar a
torias de personas reales y sus búsquedas, en- nuestros propios católicos y tenemos, de nue-
trevistas, temas vocacionales, que pueden lle- vo, que utilizar todos los medios a nuestro al-
gar bien a la gente. cance para formar la conciencia a este respec-
to. No puede ser que miembros del Cuerpo
-Sabemos que es usted un gran apasionado de de Cristo, la Iglesia católica, rechacen a otros
la justicia y de los temas sociales y políticos. miembros de ese mismo Cuerpo…
¿Hay alguna iniciativa a este respecto? Por otro lado, creo que no se puede tener
-Bueno; eso es una parte tan integral de la fe fe y no demostrarla en el servicio a los pobres
católica, que nunca se nos puede perder de y marginados. Por tanto, otra de las medidas
vista y mucho menos en el Año de la Fe. Yo estratégicas es servir a los pobres con mayor
soy miembro de la Junta Directiva de CLI- eficacia. Eso puede significar tocar a muchas
NIC, un centro de ayuda legal para inmigran- puertas y movilizar muchas energías. Pues eso
tes, y en nuestra diócesis, como en todo el es lo que debemos hacer… Las obras de cari-
país en estos últimos años, se ha hecho un dad son una extensión de nuestra fe en la Eu-
gran esfuerzo por apoyar la campaña de la caristía. Creo que es un privilegio enorme ser
Conferencia Episcopal de Estados Unidos por parte de una Diócesis dedicada al Santísimo
una Reforma Migratoria justa e integral, que Sacramento. En este Año de la Fe debemos es-
se basa en la Doctrina Social de la Iglesia. forzarnos en ser lo que recibimos, ser Sacra-
mentum Caritatis, el Sacramento de Caridad
en el Norte de California. Tenemos que de-
mostrar nuestra fe en el Señor a través de bue-
nas obras y, como dice la carta a los Efesios,
“preparar a los santos para la obra del minis-
terio, la edificación del Cuerpo de Cristo”.
Hay que perder el miedo a dialogar con
las fuerzas sociales que pueden colaborar en
todas estas iniciativas, pero que no son invi-
tadas por temor a pedirles dinero. Muchas de
estas personas que son políticos, empresarios,
doctores, líderes cívicos, son católicos, al me-
nos de nombre. En cierto modo, es también
una manera de evangelizar. Sobre todo, me
parece que es parte de nuestra teología de En-
carnación el estar en diálogo con todos estos
campos y áreas de la vida del mundo.
Para todo esto, tendremos todos que po-
ner a disposición de la Evangelización las tres
famosas “Ts” en las que se insiste tanto en la
pastoral y la vida parroquial y diocesana por
todo Estados Unidos: nuestro tiempo, talen-
to y tesoro. Tenemos que dedicar nuestras
energías, lo que somos y podemos hacer y,
por qué no, nuestros recursos materiales, a
esta gran obra.
Cuando el Papa Benedicto XVI declaró el
©
75

Año de la Fe, centró toda buena obra en la obra


salvadora de conocer y creer en el Señor Jesús.
Él cita las propias palabras de Cristo a sus dis-
cípulos cuando le preguntaron qué tenían que
Página inicial del plan de pastoral de la diócesis de hacer: “Ésta es la voluntad de Dios: que crean
Sacramento, California, Estados Unidos. en el que Él ha enviado” (Juan 6:29).©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


Joaquín Suárez Bautista
decálogo

FE SIN CREENCIAS ¿Existen cristianos irreligiosos?


¿Qué es un cristianismo irreligioso?
¿Cómo ser cristianos
irreligiosos-mundanos?
Dietrich Bonhoeffer
Teólogo, víctima del nazismo

En el ejercicio de su soberanía personal en la toma de decisiones sobre su vida,

1 (ideología política, criterios éticos, opciones religiosas…) cada uno es responsable


de sí mismo, ante su conciencia tiene que dar cuenta de que intenta honradamente
guiarse por lo que considera lo mejor y más conveniente para él.
E ir configurándose un proyecto de vida espiritual acorde con sus necesidades
y aspiraciones. Hacer dejación y ponerse incondicionalmente en otras manos,
sería claudicar de la primera de sus obligaciones consigo mismo. Nada menos.

Es ésta la fe sin distintivos identitarios que defender y propagar, no pretende misionar,

2 convencer o convertir a nadie, no va de salvadora ni redentora de descarriados.


Una fe que no desea entrar en competición con las religiones establecidas, más bien
se inclina a reconocer y respetar y valorar las bondades allí donde se encuentren.
Al no ser exclusivista es dialogante y ecumenista, dispuesta a compartir inquietudes
y hallazgos, incertidumbres, interrogantes y respuestas provisionales.
En su compañía los agnósticos en búsqueda no se sienten intimidados ni incómodos.

Es la fe que nos pone a todos en nuestro lugar común de personas entre personas:

3 “Todo lo que digo de Dios, es un hombre quien lo dice” (Karl Barth).


Que nadie puede saltar más allá de su propia sombra. Ni arrogarse otra sacralidad
que la que corresponde a la dignidad humana que nos habita y nos apremia.
Nadie que pretenda jugar a prescindir de su condición humana, acabará indemne:
“Quien juega a ser ángel acaba por ser bestia” (Pascal).
Así que, ninguna creencia proyectará al ser humano más allá de su propia condición.

Esta fe no precisa de templos y sus ritos ni de jerarquías y sus directrices, aunque

©
76 4 encuentra espacios privilegiados y tiempos fuertes y sabiduría de maestros y textos
religiosos inspiradores de vivencias espirituales con las que alimentarse y orientarse.
Se halla también en el Arte que suscita toma de conciencia y emoción, expresiones
reveladoras de lo inefable, son un manantial inagotable de creatividad espiritual,
cómo desvelan la presencia del Misterio iluminador en nuestra propia existencia.
Y en el trato con personas que tanto bien nos hacen con lo mejor de sí mismas.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


decálogo
Se trata de la fe vacía de creencias confesionales, la fe que renuncia a cristalizarse

5 en definiciones inamovibles extraídas de Escrituras Sagradas intocables


y de venerables tradiciones que configuran unos credos, moral, ritos, específicos.
Una fe sin contenidos doctrinales que suscribir, sin catecismo que predicar,
sin un acervo de verdades incuestionables, sin dogmas que salvaguardar a toda costa,
sin mediaciones eclesiásticas a las que someterse ni normativa a la que atenerse.
La fe, en fin, que va por libre, que no se afilia a ninguna confesión religiosa en particular.

Esta es una fe básica y primordial connatural a una religiosidad primaria y fundamental.


6 La re-ligión entendida como re-ligación, como profunda comunión con la Realidad,
con el sentido último de todo en la Totalidad de la existencia, de los seres en el Ser.
Vivenciarlo nos mantiene a flote, a salvo de la amenaza del sin-sentido que sobrevuela:
“Nos empeñamos en que la vida debe tener un sentido, pero lo cierto es que la vida
tiene exactamente el sentido que nosotros somos capaces de darle.” (H. Hesse, "Mi credo"),
el coraje que le echemos, la carne de fe que somos capaces de poner en el asador.

“Pero ¿de qué fe se trata? ¿Fe en Dios? ¿Fe en el ser humano? Es un falso dilema:

7 una fe en Dios que no llevase en sí la fe en el ser humano resultaría ser una evasión y un opio;
una fe en el ser humano que no abriese hacia lo que sobrepasa al mismo ser humano,
la trascendencia, mutilaría su dimensión específicamente humana.
Una fe que es el rechazo del acto individualista de replegarse sobre sí mismo.
Una fe inseparable del don de amar. Esa fe yo no la poseo, me posee ella.”
(Roger Garaudy, "Palabra de hombre")

8
La fe como lámpara para apreciar de cerca y sondear el alma palpitante del mundo,
sintiéndonos aludidos por el cálido susurro y por el grito desgarrado, sensibles
al esplendor de la belleza y a la escandalosa presencia de la miseria que nos interpela. “Fe
para confiar a pesar de, forzando los “quizá" y los “ojalá”, para aventar presagios
y vislumbrar atisbos de resurrección, para otear horizontes y despertar amaneceres...
Es la audacia de la fe que enciende en el hombre “la pasión por lo posible” (Kierkegaard).
La fe que alumbra pero no deslumbra. La fe que motiva a la razón y a la ciencia.

9
“La fe es la que nos dirige a través de los océanos turbulentos y nos transporta
a la otra orilla del río. Esa fe no es más que una vida totalmente impregnada
de la certeza clara y consciente de que Dios está en nosotros. El que posee esta fe
no desea nada más. De esa fe inquebrantable es de donde brota la inspiración
que dirige mi acción. No hay que sustraerse a ninguna de las dimensiones de la vida,
no conozco religión alguna extraña a la actividad humana.
No soy un sabio, pero pretendo humildemente ser un hombre de oración.” (Gandhi)

Así pues, el ámbito de las vivencias de la fe y las formas de experiencia religiosa

10 desborda ampliamente a las religiones establecidas y sus creencias muy propias.


Otras variedades de fe silenciosa, personalizada, íntima y profunda, impregnada
de un cierto talante místico inclasificable, desconcertante a veces, fertiliza ©
77

lo que llamaríamos vivencias de espiritualidad laica y religiosidad secular.


Ese “yo, a mi manera, me considero creyente” con que confiesan su decepción
o desafección a las religiones institucionales. El espíritu vela por sí mismo.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


Esther González
direccionesútiles
web AÑO DE LA FE

l PONTIFICO CONSEJO PARA LA


PROMOCIÓN DE LA NUEVA
ORGANIZACIONES EVANGELIZACIÓN:
http://www.annusfidei.va/content/
l CARITAS: http://www.caritas.org/es/index.html novaenueva evangelización
Web general de Caritas Internacional. Página oficial de la celebraciuón del Año de la Fe.
Española: http://www.caritas.es/
l ACTUALIDAD AÑO DE LA FE
l REDES: http://www.redes-ongd.org/que-es-redes/ http://es.catholic.net/
Agrupación de entidades dedicadas a la Cooperación y al
Desarrollo unidas desde 2003.

DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA


FE Y CRISIS ECONÓMICA
l CONSEJO PONTIFICIO JUSTICIA Y PAZ:
l CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/j
Ante la crisis, 2009: ustpeace/documents/rc_pc_justpeace_doc_20060526_
http://www.conferenciaepiscopal.es/ compendio-dott-soc_sp.htmll
documentos/Conferencia/DeclaracionCrisis.pdf; Exposición sintética de las enseñanzas sociales.
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumliber-
l OBSERVATORIO INTERNACIONAL DE DS:
tas/noticia.php?id_noticia=15752 ;
http://www.vanthuanobservatory.org/?lang=es
Ante las crisis solidaridad, 2012: http://www.confer- Dedicado al cardenal vietnamita F. Javier Van Thuan quie-
enciaepiscopal.es/index.php/documentos-perma- re difundir la DSI especialmente a los jóvenes.
nente/3113-ante-la-crisis-solidaridad.html; Iglesia ante
la crisis: l FUNDACIÓN PABLO VI:
http://www.agenciasic.com/2013/05/13/la-iglesia- http://www.fpablovi.org/
ante-la-crisis-economica-i/; Creada por el cardenal Ángel Herrera Oria está dedicada
http://www.agenciasic.com/2013/05/20/la-iglesia- a promover una conciencia social cristiana.
ante-la-crisis-economica-ii/ l INSTITUTO SOCIAL LEÓN XIII:
Política de solidaridad: http://www.conferenciaepisco- http://www.instituto-social-leonxiii.org/
pal.es/index.php/actividades-noticias-social/2227-politi- Centro para la investigación y difusión de la DSI depen-
diente de la Universidad Pontificia de Salamanca. Ofrece
ca-de-solidaridad.html septiembre 2011; Piden a los sa-
un master, semanas sociales, materiales didácticos des-
cerdotes donar el 10% de su sueldo: http://www.zen- cargables, boletín y las revistas Corintios XIII y Sociedad y
it.org/es/articles/ante-la-crisis-obispos-espanoles-piden- Utopía.
a-los-sacerdotes-dar-el-10-de-sueldo; Programa Por
Tantos: http://www.portantos.es/

ANUNCIAR Y TRANSMITIR LA FE

MEDIOS l MOVIMIENTO ANUNCIO:


http://www.anuncio.fr/festival-anuncio/?lang=es
l RELIGIÓN EN LIBERTAD Surge en Francia proponiendo encuentros y un festival
http://www.religionenlibertad.com/ anual para presentar la fe a los alejados. Continuación de
Actualidad, testimonios y columnistas diversos. su labor en Chueca es el grupo Totus Tuo en el que parti-
cipan miembros de diferentes realidades eclesiales:
l ECLESIA: http://www.revistaecclesia.com/. http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticu-
l VIDA NUEVA: http://www.vidanueva.es/ lo=22546

©
78
l RELIGION Y ESCUELA
http://www.ppc-editorial.com/Religion_y_Escuela.html
l RS21: www.21rs.es/
l CUADERNOS DE FE Y JUSTICIA
l CENTINELAS DE LA NOCHE
http://www.sentinelledelmattino.org/
Surgido en Verona (Italia) promueve una experiencia de
oración y anuncio.

http://www.cristianismeijusticia.net/es/quaderns l KERYGMA:
Reflexiones teológicas sobre aspectos actuales relaciona- http://kerygmadiocesisalcala.blogspot.com.es/
dos con la justicia que están disponibles en Internet. Grupo madrileño que se inspira en los anteriores.

l CURSOS ALPHA: http://www.cursoalpha.es/


Surgen en Inglaterra para anunciar la fe a los alejados.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


parasabermás
EL PRIMER ANUNCIO
El eslabón perdido
Xavier Morlans
PPC. Madrid, 2009

Esta obra se presenta como una mo- MAPAS DE LA FE


nografía muy completa sobre el ori-
gen, la fundamentación teológica-bí- Diez grandes creyentes desde
blica y la práctica actual del primer Newman hasta Ratzinger
anuncio. Se trata de un manual que Michael Paul Gallagher, SJ
muestra la articulación de este primer Sal Terrae. Santander, 2012.
anuncio con los demás elementos del proceso de la evangeliza-
ción. Una propuesta interesante y creativa de evangelización Diez personalidades de la Teología y
para esta época. de la cultura son presentadas en esta
atractiva obra con la intención de
aprender de ellas una orientación para
EL CLAMOR DE LOS EXCLUIDOS vivir la fe. El autor sugiere puentes en-
Reflexiones cristianas ineludibles tre la sabiduría de estos diez creyentes
sobre los ricos y los pobres y la sensibilidad de este siglo. Finalmente propone siete pilares
de la sabiduría: Reflexión, Pertenencia, Drama interior, hacer-
Luis González
Carvajal Santabárbara se como un niño, Palabra hecha carne, Como en un espejo
Obrar la verdad.
Sal Terrae. Santander, 2009.

Esta obra se estructura en tres partes: COMUNICAR LA FE EN LA


un primer capítulo descriptivo de la si- CIUDAD SECULAR
tuación actual enfocado desde las cien- Teología de la comunicación
cias sociales; un segundo dedicado a
una muestra de opiniones de diversos autores que a partir de la Vicente Vide
ética se han pronunciado sobre las desigualdades sociales; final- Sal Terrae. Santander, 2013.
mente se aborda el carácter teológico del problema y las exigen-
cias que entraña para los seguidores de Jesús.
Se ha escrito mucho sobre teología de
la palabra pero muy poco sobre teolo-
INTELIGENCIA ESPIRITUAL gía de la comunicación… ¿Cómo
Francesc Torralba evangelizar en una sociedad secular y
Plataforma Editorial. Barcelona, 2012. digital en la que se potencia lo senso-
rial, lo narrativo, lo dinámico, lo emotivo y los testimonios de
vida? En esta obra se proponen cinco vías para que el anuncio
La inteligencia espiritual pone en juego del Dios de Jesucristo sea creíble y significativo.
no sólo el desarrollo pleno de las perso-
nas sino también de las culturas y de los
pueblos. Todo ser humano tiene un sen-
tido y unas necesidades íntimas de or- CINCO RAZONES PARA CREER
den espiritual tales como la felicidad, el Experiencias de la desporporción
bienestar y el goce de la belleza y la cul- J. Serafín Béjar
tura. Desarrollar esta inteligencia espiri-
Sal Terrae. Santander, 2013.
tual abre horizontes en el corazón mismo de la rutina, de la
inmediatez y el interés a corto plazo. El ser humano está abierto a un hori-
zonte de plenitud que por sí mismo no
EL CORAZÓN DE LA FE puede saciar. Eso lo hace un ser despro-
Breve explicación del credo porcionado, poseedor de un corazón in-
quieto, siempre insatisfecho, permanen-
Gabino Uríbarri, SJ (Ed.) temente en búsqueda de un horizonte
Sal Terrae. Santander, 2013. de abundancia. Y esta característica es,
precisamente, la más alta posibilidad de
Este libro tuvo su origen en cuatro lo humano. El deseo, la historia, el sentido, el rostro y el exce-
conferencias desarrolladas en la so son las cinco razones que propone Serafín Béjar para evo-
Universidad Comillas con motivo del
Año de la Fe. Se inicia con una expo-
sición acerca de en qué consiste creer
para, a continuación, desarrollar el
contenido fundamental de cada uno
car en el lector la presencia ineludible del misterio.

©
79

de los artículos del credo con la inten-


ción de despertar en los oyentes el deso de comprender y gus-
tar el credo.

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


sociedad David Felipe Arranz
Universidad Carlos III de Madrid

Las estrategias retóricas del discurso


político: “Yo tengo un sueño”, de
Martin Luther King
El reverendo baptista Martin Luther King jr. fue el primer líder del movimiento
antisegregacionista del siglo XX, cuyo pistoletazo de salida tuvo lugar tras el
Motín de Montgomery (Alabama) el 1 de diciembre de 1955, en el que Rosa
Parks, una modista negra, regresó a su casa en autobús tras su jornada laboral y
se negó a ceder su asiento a un hombre blanco, a pesar de las indicaciones del
chófer. Siguiendo las leyes de Alabama, Parks fue ingresada en prisión hasta que
un testigo ocular abonó la fianza para que no continuase allí, lo que motivó que el
doctor Martin Luther King reuniera a los miembros de su iglesia para protestar
contra esta terrible injusticia. En noviembre de 1956, la Corte Suprema de los
Estados Unidos declaró inconstitucionales las leyes discriminatorias en los
transportes.

E
n 1957, King junto con otros líde-
res negros creó la Southern Chris-
tian Leadership Conference (S. C.
L. C.) para luchar contra las leyes esta-
tales de discriminación en el transporte
público que continuaban vigentes en
muchos estados del Sur –a pesar de que
la Corte Suprema de los Estados Unidos
ya había modificado las leyes federales
en 1956–. Por aquel entonces, King re-
corría Estados Unidos con un objetivo:
contagiar a cada uno de los movimien-
tos a favor de la minoría negra de su
ideario pacifista. Para King, la democra-
cia otorga al pueblo el derecho a protes-
tar, pero sin odio ni violencia: “Nuestra

©
80
regla será el amor al prójimo”, procla-
ma durante el boicot de Montgomery en
diciembre de 1955. Sin embargo y a pe-
sar de los reconocimientos tanto en Nor-
teamérica como internacionales del mo-
vimiento de King, tanto el vicepresiden-
te Richard Nixon como el presidente
Dwight Eisenhower no fueron muy dili- Martin Luther King

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


sociedad

Martin Luther King en su discurso“Tengo un sueño”

gentes en el manejo de los negara a abandonar un co- to considerado como uno de


tiempos a la hora de pro- medor reservado a alumnos los más grandes discursos de
mover una legislación favo- blancos, en la ciudad de la historia de la humanidad.
rable al derecho al voto de Greensboro, en Carolina del “Tengo un sueño” sigue la
los negros, ya que podrían Norte. En este contexto, en arquitectura retórica de una
perder votos en los Estados agosto de 1963, tuvo lugar homilía de la iglesia baptis-
del Sur. Esta ralentización la célebre Marcha sobre ta, jalonada de eficaces alu-
deliberada por parte del Eje- Washington por el empleo y siones a la Declaración de
cutivo estadounidense con- la libertad y contra las leyes Independencia de 1776 y a
tribuyó al desarrollo de mo- segregacionistas estatales del la Constitución de los Esta-
vimientos como el de Mal- Sur, que pretendía que John dos Unidos de 1787. No en
colm X y los Musulmanes F. Kennedy acelerase la vano, Luther King era un in
Negros, que sí preconizaban adopción de las leyes federa- telectual que se había docto-
la violencia como la única les antirracistas. El 28 de rado en la Universidad de
solución a la discriminación agosto, en Washington, en Boston con una tesis titula-
racial. De hecho, el radica- su breve pero eficaz discur- da “Comparación de la idea
lismo de estos sectores, lide- so “Tengo un sueño” (I Ha- de Dios en Paul Tillich y
rados por Huey P. Newton ve a Dream), el joven pastor Gandhi” (1955), que esta-
o Bobby Seale, hizo que las protestante de Alabama si- blecía una sugerente compa-
propuestas de Luther King tuó la oratoria estadouni- ración entre las ideas teoló-
tuviesen una aceptación más dense en su cima más alta… gicas de Mahatma Gandhi
popular.
En febrero de 1960 em-
pezó una gran campaña a
favor de los derechos civiles
desde el discurso cuidadosa-
mente redactado que pro-
nunció Abraham Lincoln
en Gettysburg, el 19 de no-
–la fuerza de la verdad que
practica el satyagrahi y la
no violencia o ahimsã– y las
del filósofo protestante ale-
©
81

de la ciudadanía negra des- viembre de 1863 en la Dedi- mán que tras huir de los na-
pués de que un grupo de es- catoria del Cementerio Na- zis enseñó en el seminario
tudiantes afroamericanos se cional de los Soldados, tex- de Unión Teológica de Nue-

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


sociedad
va York y después en las ción de fonemas o alitera-
universidades de Harvard y ción hace que el oyente re-
Chicago. Forjado en la lectu- tenga el discurso: “Nunca
ra de Platón, Rousseau, podremos quedar satisfe-
Hobbes, John Stuart Mill, chos mientras un negro de
Thoreau, Martin Luther Mississippi no pueda votar
King quiso llevar a la prácti- y un negro de Nueva York
ca el evangelio social –social considere que no hay por
gospel– recogido en el libro qué votar. No, no; […]”. La
“El cristianismo y la crisis alusión, por su parte, apor-
social” (Christianity and the ta legitimidad política y ha-
Social Crisis, 1907), escrito ce herederas las palabras de
por el pastor de la Segunda Luther King de las de Abra-
Iglesia Bautista de habla ale- ham Licoln “Hace cien
mana del barrio Hell’s Kit- años, un gran estadouniden-
chen de Nueva York, Walter se, cuya simbólica sombra
Rauschenbusch, quien a su nos cobija hoy, firmó la Pro-
vez llevó a cabo una puesta clamación de Emancipa-
Martin Luther King" y su familia en práctica de la teología de ción”, a las que se suma el
los valores morales del teólo- remate final del discurso
go metafísico protestante ale- con la oración espiritual de
mán Albretch Ritschl (1822- los negros que esperaban la
1899). De hecho, la insurrec- emancipación: “¡Libres al
ción pacífica de Gandhi con- fin! ¡Libres al fin! Gracias a
tra el ejército británico le sir- Dios omnipotente, ¡somos
vió a King de inspiración la libres al fin!”, hermanando
primera vez que movilizó a así ambas culturas. La aná-
sus gentes y a sus pastores, fora más conocida que ha
repartiendo octavillas en las terminado por dar título al
que se exhortaba a las fami- discurso la repite King va-
lias negras a que no subie- rias veces: “Tengo un sue-
sen a los autobuses para ir a ño”. La asonancia también
trabajar o acudir al cole- marca el ritmo interno en el
gio… hasta que 384 días uso de las vocales –We must
Martin Luther King, arrestado
después la compañía de au- forever conduct our struggle
tobuses, al borde de la rui- on the high plane of dignity
na, hubo de eliminar la nor- and discipline”.
mativa discriminatoria por Las metáforas también
el color de la piel. abundan, como la conside-
ración de la fe como ese ele-
“Tengo un sueño”: mento capaz de transformar
una cuestión de la discordia “en una bella
justicia y de eficacia sinfonía de fraternidad”, la
retórica que compara su movimien-
Encontramos en “Tengo to como el cobro de un che-
un sueño”, un verdadero que al portador que el pue-
alarde de la arquitectura blo negro va a cobrar en el
oratoria y del arte de con- “Banco de la justicia”, pues
vencer, varias y eficacísimas “hemos venido a la capital

©
82 figuras retóricas, como la
aliteración, la alusión, la
asonancia, la anáfora, la
metáfora, la metonimia, la
de nuestro país a cobrar un
cheque” y “por eso hemos
venido a cobrar este cheque;
el cheque que nos colmará
Luther King, con el presidente Johnson
hipérbole, el paralelismo, la de las riquezas de la libertad
personificación, el símil, la y de la seguridad de justi-
sinécdoque, etc. La repeti- cia”. King escoge a través

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


sociedad
de la metonimia lugares em- moviéndose en esa contra- King tan bien como los de
blemáticos, toma el lugar posición entre la violencia los Estados racistas del Sur.
simbólico –las partes– por existente y el pacifismo que En junio de 1966, Martin
la idea del racismo –la cosa predica. Luther King se dirigió a los
significada–: “¡que resuene congregados desde la escale-
la libertad desde la cúspide Por la senda del ra del capitolio del Estado de
de los montes prodigiosos pacifismo Missisipi para lanzar varios
de New Hampshire! […] Más de 21.000 personas mensajes de la Marcha con-
¡Que resuene la libertad que participaron en senta- tra el miedo, que había ini-
desde la Montaña de Piedra das pacíficas –entre ellas el ciado en Memphis (Tennes-
de Georgia! ¡Que resuene la propio reverendo– fueron see) el primer estudiante de
libertad desde la Montaña arrestadas a lo largo de dos color de la universidad de
Lookout de Tennessee! años, mientras el líder negro Mississippi, al que habían se-
¡Que resuene la libertad fue recibido por el presiden- cundado los basureros de la
desde cada pequeña colina te alemán Willy Brandt en ciudad.
y montaña del Misisispi!”. Berlín, en septiembre de El final terminó en tra-
La hipérbole también está 1964, y por Pablo VI en gedia, con un joven muerto
presente: “Sueño que algún Roma. Tras el asesinato de a manos de la policía. Su si-
día los valles serán cumbres King, el papa declaró en la guiente proyecto, la Marcha
y las colinas y montañas se- edición inglesa de L’Osser- de los pobres sobre Was-
rán llanos”, al igual que el vatore Romano, el 18 de hington, proyectado para la
paralelismo: “Regresen a abril de 1968: “… todos de- primavera de 1968, quedó
Missisipi, regresen a Alaba- bemos compartir las espe- inconcluso: el 4 de abril,
ma, regresen a Georgia, re- ranzas que este mártir nos mientras hablaba de las pre-
gresen a Luisiana, regresen inspira”. Y el 14 de octubre paraciones de la ceremonia
a los barrios bajos y a los de 1964 el doctor en Filo- del día siguiente con un feli-
guetos de nuestras ciudades sofía Martin Luther King grés, fue abatido de un dis-
del Norte”, la personifica- fue reconocido internacio- paro por el delincuente Ja-
ción: “Estados Unidos ha nalmente con el Premio mes Earl Ray desde la ven-
dado a los negros un che- Nobel de la Paz por pro- tana de un baño frente al
que sin fondos”, o el símil mover la no violencia y sus balcón del motel donde se
bíblico prestado del profeta esfuerzos contra la discri- encontraba Martin Luther
Amós: “no quedaremos sa- minación racial. King.
tisfechos hasta que la justi- También en el Norte, en Ninguna de las pruebas
cia ruede como el agua y la especial en las zonas indus- separadas de balística reali-
rectitud como una podero- triales, había guetos negros zadas concluyeron de forma
sa corriente”. La sinécdo- en situación de marginalidad determinante que Ray fuera
que audaz también articula extrema y que eran el sustra- el asesino o siquiera que esa
el discurso del reverendo to del que nutrían los grupos fuera el arma homicida, con
King al considerar retórica- musulmanes violentos, el lo que la incógnita de quién
mente a los negros como Black Power: era la otra ca- lo asesinó realmente conti-
cuerpos: “No podremos ra de la discriminación ra- núa abierta. Las sospechas
quedar satisfechos mientras cial. King se instaló entonces también recayeron sobre el
nuestros cuerpos, fatigados en un barrio negro de Chica- propietario de un restauran-
de tanto viajar, no puedan go, empezó a proponer a las te de Memphis, Loyd Jo-
alojarse en los moteles de autoridades medidas sociales wers, quien afirmó haber re-
las carreteras y en los hote- como la construcción de vi- cibido 100.000 dólares para
les de las ciudades”. Desta- viendas protegidas y la de- “arreglar” el asesinato de
ca King además por el uso
de la antítesis, contrapo-
niendo una frase o una pa-
labra a otra de significación
contraria: “No debemos
molición de los barrios insa-
lubres de la ciudad y pronto
se granjeó fama de comunis-
ta y su figura vivió un insóli-
to desapego entre la pobla-
King. El jurado, compuesto
por seis blancos y seis ne-
gros declaró a Jowers culpa-
ble y que “agencias del go-
bierno formaron parte” en
©
83

permitir que nuestra protes- ción de color estadouniden- el plan de asesinato. Aún
ta constructiva degenere en se: los negros del Norte no hoy sigue sin esclarecerse es-
violencia física”, siempre respondían al discurso de te último punto.©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


libros para el verano
EL DESPERTAR DE LA EL HOMBRE QUE
SEÑORITA PRIM PLANTABA ÁRBOLES
Natalia Sanmartín Fenollera Jean Giono
Editorial Planeta 2013 Editorial Duomo 2013

rimera novela de la periodista


P Natalia Sanmartín, ha suscita-
do gran interés y muy buena aco-
J ean Giono en esta pequeña
joya literaria nos presenta
en forma de parábola una
gida desde que se presentó en la propuesta ética para cambiar
pasada Feria del Libro de Fránc- el mundo. Y esta utópica fina-
fort. De ahí que vaya a salir pu- lidad, nos aclara, sólo se consigue intentando cam-
blicada en muchas editoriales de biar el pequeño mundo de nuestro entorno más cer-
distintos países próximamente. cano.
Joven abogada y periodista gallega dedicada a la sección Giono fue un escritor francés, muerto en el año
de economía de Cinco días, la autora exhibe un exqui- 1970, cuya obra tiene como fondo su Provenza na-
sito estilo que recuerda a literatos del siglo XIX, y que sin tal, y como inspiración su visión de la Grecia anti-
duda refleja sus numerosas lecturas de obras clásicas gua, fruto de sus lecturas clásicas. De ahí su interés
desde niña. por la conducta humana frente a los problemas de la
La historia se desarrolla en un pueblo sin ubicación moral y la metafísica.
cierta, San Ireneo de Arnois, adonde llega la Srta. Prim La acción sucede a comienzos del s.XX, antes de
atraída por un curioso anuncio de trabajo que solicita una la Primera Guerra Mundial, en una zona de Proven-
persona para ordenar una biblioteca, expresando sin am- za cerca de los Alpes. Un joven narrador anónimo
bages que no se admitirá ninguna especialista. nos relata su encuentro con un pastor que le salva de
No es el caso de Prudencia, acreedora de varias ti- morir de sed, perdido en ese desolado valle.
tulaciones, motivo que casi pone en riesgo su admisión Le cuenta el pastor, Eleazar Bouffier, que, decidi-
por parte de su jefe, “el señor del sillón”. Pronto se da do a recuperar ese ruinoso valle y convertirlo en un
cuenta de que ese pueblo lleno de encanto se rige por fértil bosque, llevaba tres años plantando bellota tras
unas normas atípicas. Se trata de una comunidad que bellota a sabiendas de que “de las 100.000 bellotas
busca un modo de vida simple, capaz de entablar rela- plantadas habían brotado 20.000, y de esas 20.000
ciones cercanas y respetuosas, donde se valora la cultu- contaba con perder la mitad por los roedores. Así
ra, y el disfrute de las pequeñas cosas. Es decir, un gru- pues quedaban 10.000 robles que crecerían en esa
po humano, llegado de lugares diferentes, en búsqueda tierra desolada”.
de las mejores tradiciones perdidas por el mundo mo- El narrador, traumatizado tras luchar en la Prime-
derno. ra Guerra Mundial, vuelve por allí y se sorprende al
Por eso la obra va más allá de ser una historia de ver árboles jóvenes de muchas especies echando
amistad y amor. Proyecta una mirada lúcida y crítica so- raíces en el valle, entre nuevos ríos de agua corrien-
bre el trastrueque de valores de la sociedad actual en as- do a través de él. Allí se respira paz y belleza. Bou-
pectos como educación de los niños, solidaridad entre ffier ya no es un pastor, porque las ovejas amenaza-
vecinos, necesidad de cultivar la mente y el espíritu, y ban sus árboles jóvenes, sino un perfecto apicultor.
Durante toda una vida plantando árboles, el valle se
posibilidad de dedicarse a aquello que más realice per-
ha convertido en un bosque natural lleno de vida.
sonalmente, aunque no sea lo más brillante ni lo mejor
La historia es tan conmovedoramente real que el
pagado.
lector deplora conocer que Bouffier es un personaje
Literariamente brillantes son los debates, a veces com-
inventado de un cuento alegórico, uno de los textos
bates, entre la Srta. Prim y su jefe, y muy verdaderos los

©
de los que este prolífico autor se encontraba más or-
diálogos entre los vecinos del pueblo. Novela nada con-
84 gulloso.
vencional y muy sugestiva, donde se reivindica la verdad,
Prologa el libro Saramago, “una indiscutible pro-
la sensibilidad y el espíritu como valores humanos funda-
eza en el arte de contar”, y concluye Joaquín Arau-
mentales. La pista de la intencionalidad del libro la pone
jo en el epílogo: “Este libro no solo es delicia litera-
la autora en la cita de J.H. Newman: “Creen que añoran ria, sino pedagogía activa, porque si algún día con-
el pasado, pero en realidad su añoranza tiene que ver con seguimos un Bosque de bosques, también habremos
el futuro”.© logrado una Humanidad más humana.”©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


María Simón
EFECTOS
EL OLVIDO DE SÍ
SECUNDARIOS
Pablo D’Ors
Almudena Solana
Editorial Planeta 2013 Editorial Pre-Textos
Madrid 2013 2013

E s un relato ficticiamen-
te autobiográfico de la
vida de Charles de Fou-
n la presentación del
E libro, que tuvo lugar
en la Real Academia de
cault, como si contara él
mismo sus memorias
hasta un poco antes de
Farmacia, pudimos ob- su muerte en 1916. Y por
servar la simpatía con eso mismo, en el enfoque y desarrollo del libro
que la cúpula directiva de dicho organismo acogía se refleja de algún modo el propio autor del li-
una obra de ficción sobre los diez fármacos más bro, Pablo D’Ors, que reconoce tener como mo-
vendidos en nuestro país. Se hizo una loa al medi- delo cercano para su seguimiento de Jesús ,él es
camento cuyo fin primero es sanar, al menos aliviar sacerdote, la vida del Beato de Foucault. Aunque
el dolor y siempre intentar mantenernos en buena junto con su admiración por el Vizconde, ha in-
forma. vestigado exhaustivamente toda la documenta-
Es un libro original, ingenioso y tierno sobre ción relativa a su azarosa y aventurera vida.
personas que sufren enfermedades muy crueles y, El relato refleja la búsqueda esencial de Fou-
junto con los fármacos, lo que más ayuda son las cault por encontrar un sentido a su vida. Prime-
relaciones que la enfermedad genera, bien sea con ro de manera equivocada, quizá para llamar la
los familiares y amigos más cercanos, bien con el atención, descubriendo muy poco a poco su ver-
médico o con el propio farmacéutico –siempre dis- dadera identidad y llamada.
puesto a escuchar y orientar–. Bien muestra su itinerario vital y espiritual el
La propia autora destacó los cuatro años de tra- título de los 8 capítulos del libro: Confusión, Ex-
bajo serio que le ha supuesto recabar documenta- ploración, Conversión, Meditación, Imitación,
ción sobre este tema al habla con médicos, farma- Purgación, Compasión e Iluminación. Cada uno
céuticos y sanitarios. Le han servido de inspiración de ellos encabezado, además de por unas opor-
esos pequeños libros –no siempre claramente re- tunas citas de clásicos, por una foto de Foucault
dactados– que son los prospectos. Una literatura in- de la época que describe el capítulo en cuestión
formativa que persuade y disuade al mismo tiempo siguiendo un orden cronológico. Y sólo la ima-
sobre su bondad y los posibles efectos adversos. gen revela con nitidez su peripecia interior, su ca-
Precisamente la autora reivindica que los efectos se- mino hacia dentro y hacia “abajo”, como co-
cundarios pueden aportar situaciones positivas, sor- menta D’Ors: “al contrario de lo que hace todo
presas gratas. el mundo que es crecer para ser o quizá algunos
Lo original es que los nombres de los persona- para tener, Foucault entiende que solo “abajo” se
jes son los propios de los diez fármacos selecciona- encuentran la mayoría de los humanos, donde se
dos: Adiro, Nolotil, Orfidal… y que, según avanza encuentra la verdad, donde se encuentra Dios”.
la novela, van entrelazándose en relaciones de En el sentido e interpretación de las vivencias
amor o indiferencia, de sueños cumplidos y por de Foucault se refleja de un modo notable la plu-
cumplir, de afán de superación. En definitiva es una ma de D’Ors, que afirmó no hace mucho tiem-
novela de valores, optimista, de miradas llenas de po entender la escritura como un ejercicio espi-
ternura sobre la enfermedad y la muerte, temas que ritual. Por eso conecta tan bien con la voz de
afectan a toda nuestra sociedad.
El estilo es ágil, lleno de humor y un poquito de
ironía, algo a lo que nos tiene acostumbrados la
autora en sus tres anteriores obras. Se observa un
Foucauld, en sus errores, sus búsquedas, sus an-
gustias, su afán de silencio. No olvidemos que
uno de los últimos libros de D’Ors, Biografía del
silencio, recoge, en su prosa honda y limpia, su
©
85

avance importante en depurar su escritura y en sal- propia experiencia de meditación que invita
picarla con alusiones literarias, musicales y otros siempre a ir más allá.©
elementos culturales.©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


teatro
María Jesús Ramos
Barcelona

EL FINAL DE UNA TRILOGÍA


N
o se puede acabar esta temporada sin ha- y que las llevará, a través de una creciente emo-
blar, una vez más, de José María Benet i ción a compartir hasta la muerte.
Jornet. Este autor que escribe teatro y sólo Y en este año de 2013 se ha estrenado Com
teatro, ha recibido en este mismo mes de junio el dir-ho? (¿Cómo decirlo?), en el Almería Teatre, del
Premio de Honor de las Letras Catalanas, un pre- barrio de Gracia y dirigida por Xavier Albertí. Aho-
mio que, como el mismo premiado señala, hace ra Jordi Boixaderas y Claudia Benito se enfrentan,
más de cuarenta años que no se le otorgaba a nin- nos enfrentan, con este final. El texto, denso des-
gún autor que sólo escribiera teatro, como si el de su comienzo, sitúa enseguida en la espera del
teatro no fuera literatura y un vehículo fundamen- desenlace y su intriga.
tal de uso, transmisión y evolución de la lengua. ¿Cómo comunicar lo que está destrozando por
Desde 1963, fecha de su primera obra, Una dentro y sabes que tal vez destrozará la vida de
vella coneguda olor (Un viejo conocido olor), has- quien tienes delante? ¿Cómo decir, a través de ma-
ta la última de las estrenadas y que en este mes de lentendidos, interrupciones, dudas… lo que al fi-
junio está ultimando sus representaciones, Benet i nal sabes que fatalmente se dirá? Si en la primera
Jornet ha sido un autor en constante evolución, obra había un reo y un ejecutor y en la segunda
siempre presente aunque los plazos entre sus obras dos víctimas ejecutoras de sí mismas, ahora son
parecieran largos, y, sobre todo, ha sido referencia dos víctimas del mismo dolor que se sienten víc-
y estímulo para las generaciones que le han segui- tima y verdugo… aunque no lo sean.
do y que hoy pisan fuerte en los escenarios. Tres obras que, en el magistral lenguaje teatral
La trilogía a que alude el título, comenzó en de Benet i Jornet, nos muestran todo el horror, la
el año 2008 (y merece recordar su trayectoria) con ternura y el dolor que significa ser humano.©
Soterrani (Subterráneo), una intriga tensa que po-
co a poco va desembocando en el horror. Co-
mienza con una inocente anécdota: un viandante
está a punto de ser atropellado y un vecino al lu-
gar le ofrece pasar a su casa a tomar algo y sere-
narse.
Los dos actores, Pere Arquillué y Pep Cruz, di-
rigidos por Xavier Albertí en la sala Beckett del ba-
rrio de Gracia, nos van llevando poco a poco por
un camino de descubrimientos en el que com-
prendemos que no todo es casual. El lenguaje se
va haciendo más tenso, la angustia crece y la evo-
lución de la historia lleva a uno de los personajes
a la aceptación del dolor, de la culpa y del casti-
go; desde la anécdota banal al horror que se acer-
ca y que se acepta, y en cuyo umbral nos deja.
En el año 2011, se estrenó en el Lliure de Gra-
cia, dirigida por Xavier Albertí y protagonizada por
Anna Lizaran y Alicia Pérez, Dues dones que ba-
llen (Dos mujeres que bailan). En algún momento
entre esta obra y la anterior se habló de que el au-
tor se había propuesto escribir una trilogía con una

©
86
obra para dos actores, otra para dos actrices y la
última para actriz y actor.
La pequeña historia trascurre en un viejo piso
en el que una mujer mayor soporta con dificultad
y frecuentes rechazos a la mujer que le cuida que
a su vez le corresponde con su silencio de recha-
zo. Hasta que comienzan a hablar, a sincerarse, a
compartir el dolor y la desesperación que las une Imma Colomer en una vella coneguda olor

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Aogosto 2013


teatro
Javier López

C
omo cierre y despedida de Nueva York, Londres, Dusseldorf,
temporada, este bimes me Frankfurt, Trieste y Estambul. Ha
gustaría hablar de otro arte trabajado para todas las compa-
escénico que no sea el teatro. Me
gustaría, y como me lo van a per-
ñías importantes en España, tanto
de danza como de teatro. Ha co-
RETURN
mitir, lo haré, y hablaré de danza. reografiado cientos de espectácu-
Hace años que intento encontrar los, y ha sido dirigido por muchos
un espectáculo que pudiese aportar de los más importantes maestros
algo a estas páginas sobre el poéti- del mundo. Y por fin, aquí, se ve
co mundo de la danza contempo- recompensado su trabajo.
ránea. Obviamente, hay muchos Y el lo agradece con un canto
espectáculos de danza, ballet clási- al amor. En RETURN, Muraday es-
co y otros tipos de movimientos coge bailar con una actriz como
sincopados o no. Muchos de ellos Marta Etura para que pueda trans-
los conocen; hay un nuevo impul- mitir no sólo bailando sino tam-
so por introducir a la Compañía bién actuando. Y actúan amor, con
Nacional de Danza en las habitua- amor y para el amor. Acompaña-
les visitas desde hace unos años dos de textos de Pablo Messiez,
gracias a su nuevo director José actor, dramaturgo y director argen-
Carlos Martínez y que sea cada vez tino de gran talento, Marta y Che-
más cercano, y el espectáculo CND vi (permítanme esta familiaridad)
EN PUNTA’S que se ha estrenado deciden mostrarnos los grandes es-
en la Zarzuela, incluso siendo una condites del amor. De la pasión
reintroducción de repertorio clási- también, del dolor por supuesto,
co, es un ejemplo perfecto; vuelta de la intimidad sin duda, de la
a levantarse en unas puntas sobre anarquía emocional, de la soledad
tres piezas muy dispares pero de en el amor, de la idealización de
gran belleza. tu amor. El amor en todas sus ver- Chevi Muraday y Marta Etura
Pero lo que realmente es un lo- tientes, narrado, sentido, transmi-
gro, sólo causado por la calidad del tido, escuchado, olido, visto. Fes-
espectáculo y la experiencia tre- tejado. RETURN
menda del director, es la produc- La familiaridad que antes dis- de Chevi Muraday.
ción de la compañía LOSDEDAE culpé es debida a la cercanía de es-

teatro
con el bailarín y coreógrafo Chevi te espectáculo, a su honestidad, a Dirección Artística y coregrafía:
Muraday a la cabeza. Un logro por su simplicidad que lo hace tremen- Chevi Muraday.
la longevidad de la compañía; más damente bello, a su compromiso Dirección escénica: David
de dieciséis años de producción, con la palabra y el movimiento, a Picazo.
con casi 30 espectáculos estrena- su capacidad de conmover. A esa Reparto: Chevi Muraday y
dos. Pero además, es la primera inmensa, condenada habilidad que Marta Etura.
compañía de danza contemporá- tienen ambos de, ante una sala con Textos: Pablo Messiez.
nea privada que estrena en un es- 300 personas, ser capaces de ha- Música original: Ricardo Miluy y
cenario público. Fue el invierno pa- blar a uno sólo y bailar enloqueci- Mariano Marín.
sado con RETURN en las Naves del dos como si nadie les juzgase, na- Espacio sonoro: Ricardo Miluy.
Español del Matadero, y fue tal el die les mirase, siendo pareja. Ínti- Diseño de iluminación:
éxito que se vuelve a programar mamente acompañados. Si no se David Picazo.
ahora en el mismo espacio. han acercado nunca a la danza
Chevi Muraday fue Premio
Nacional de Danza en 2006, y
aún así ha luchado y sufrido mu-
cho para conseguir este gran hito
en España. Por supuesto, es un
contemporánea, decídanse hoy y
ahora con RETURN.
Para anunciar el verano les re-
cuerdo que tanto Clásicos de Alca-
lá como Veranos de la Villa con su
Producción: LOSDEDAE

Fechas: del 18 de julio al 30 de


julio. – Sala 2 Naves del Español
(Matadero)
©87

claro ejemplo de lo que ahora se apuesta de nuevo en Fringe, nos re-


llama “exportación de talento”; se frescarán el caluroso ambiente
ha formado y ha trabajado en madrileño. Feliz Verano.©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


cine
Cecilia García

P
ara la generación de los un proyecto tan a su medida y
que estamos en los cuaren- ellos le corresponden con inter-
ta, hubo una película inde- pretaciones magistrales, ha escri- ANTES DE
pendiente, de formato pequeño y to los diálogos. Todo suena a
gran cine dentro que nos dejó verdad en esta película donde ANOCHECER
marcados: “Antes del amanecer”. los personajes hablan sin parar
En ella, dos jóvenes se encuen- tal vez para conocerse más, qui- Director:
tran en Viena, viven una noche zá para camuflarse en sus men- Richard Linklater
en la que se conocen a partir de tiras, en lo que creen que son.
diálogos plenos de sensibilidad, Catártica, divertida, honda y Intérpretes: : Ethan Hawke,
lucidez y desconcierto y con lucida, “Antes del anochecer” es Julie Delpy
ellos se están construyendo el fu- una película con la que se pue-
turo. La película se convirtió en de sentir identificado cualquier
un trabajo personalísimo de Lin- espectador que dude, se alegre,
klater que, junto a los actores se entristezca, esté orgulloso de
Hawke y Delpy iniciaron una lo que se ha convertido, pero
alianza creativa que se reforzó también en ocasiones frustrado.
con una segunda película, “Antes Sus personajes no son de una
del atardecer”, que recreaba el pieza. Son fieramente humanos
encuentro, varios años después, seguramente por eso tan cerca-
de esta pareja en París. Ahora la nos a quien les observa desde el
trilogía finaliza con “Antes del otro lado de la pantalla recono-
anochecer”. ciéndose en ellos. ©
Los protagonistas ya no se
proyectan fantasiosamente al fu-
turo, ahora viven el presente de
dos adultos, algo desencantados
con su relación. Sí, ahora sí que
son una pareja establecida que
tiene dos gemelas y que está pa-
sando unas vacaciones en Gre-
cia que pretenden que sean tera-
péuticas, es decir, que les sirva
para espantar los fantasmas de
una crisis emocional y existen-
cial que se ha instalado entre
ellos con toda la intención de
quedarse. Diecisiete años des-
pués de haberse conocido, son
los mismos en su esencia pero
han cambiado, son menos ino-
centes, más desencantados con
ellos mismos y su entorno…
Para los que amamos “Antes
del amanecer” y “Antes del atar-
decer”, “Antes del anochecer”

©
nos tiene conquistados de ante-
88 mano… O no, pero la realidad
nos sonríe. Linklater es un direc-
tor esquivo que sólo tiene rasgos
de genialidad, sobre todo como
guionista y director de actores en
esta trilogía. Junto con Hawke y
Delpy, que nunca se han visto en Ethan Hawke, Julie Delpy

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


cine
Cecilia García

S
on incontables las ver- pelín más epidérmico, más de
siones cinematográficas acción que de pensamiento, en
la que se prioriza la abundan-
EL HOMBRE
de “Superman”, aunque
quizá las más recordadas fue-
ron las que se rodaron a fina-
cia sin que el director, borra-
cho ante tantos “gadgets”, no
DE ACERO
les de los setenta y principios sepa dosificarlos con criterio y
de los ochenta con Christo- opte, en algunos momentos, Director: :
pher Reeve como protagonis- por el empacho visual. Zach Snyder
ta. ¿Es necesaria una nueva re- Snyder, un director forjado
visión del superhéroe en el en las superproducciones co- Intérpretes: Henry Cavill,
descreído siglo XXI? No, pero mo “300”, es un director que Russell Crowe
tampoco molesta. La historia sabe mover la cámara con ló-
es de sobra conocida: la evo- gica en platós grandes y en se-
lución de un niño al que sus cuencias con abundancia de
padres descubren que tiene elementos visuales. Es un rea-
poderes y su posterior doble lizador solvente, al que no le
identidad: el tímido periodista interesa dar visibilidad a su au-
Clark Kent encubre al valiente toría en las películas que fir-
y moralmente superior Super- ma. No lo necesita. Es un
man, que protege al mundo y, hombre de industria interesado
en especial, a la ciudad de en que sus películas sean ta-
Metrópolis, un trasunto blanco quilleras. Si ése es su propósi-
de Nueva York. to, lo logra. Estamos ante uno
Concebida como una su- de los grandes entretenimien-
perproducción para alegrar la tos del verano. Eso sí, se echa
taquilla en los meses morteci- mucho de menos al “Super-
nos del verano, “El hombre de man” de Christopher Reeve.
acero” sólo puede ser ambi- Será que ésta es para otra ge-
ciosa en un aspecto, el visual, neración que no es la misma,
puesto que pocas innovacio- entregada ya a la nostalgia.©
nes se pueden añadir al argu-
mento. Es verdad que se nos
presenta a un héroe más hu-
mano y dota a su protagonista
de más trascendencia. Es, por

cine
así decirlo, un pelín más oscu-
ro. Pero Snyder sabe que el es-
pectador potencial no le pide
un estudio psicológico de Su-
perman y sí un festín de efec-
tos especiales para que la pelí-
cula tenga una patina visual
convincente, más aún en estos
tiempos de las películas 3-D.
En ese sentido, el objetivo
está conseguido. “El hombre de
acero” es una película por mo-
mentos apabullante, donde
abundan los momentos catas-
tróficos en sacrificio de los dra-
máticos para que el espectador
©
89

se quede atrapado en la butaca.


La película se corresponde al Henry Cavill,
Superman de estos tiempos:

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


cultura y fe: titanio reluciente
Norberto Alcover

H
Hacía años que no hablaba la Trascendencia, pero desde lo coti-
UNA con él y desconocía su cono-
cimiento abrumador de la
diano de la vida misma, en gozo y en
supremo dolor: “Adónde te escondis-
INVITACIÓN cultura del Carmelo, una de las ma-
yores y más creíbles fuentes de espi-
te, Amado, y me dejaste sin gemi-
do…”, son las palabras en que mejor
MÍSTICA ritualidad en la Iglesia y hasta de la
sociedad civil, con Teresa de Jesús y
se resume la inevitable distancia que
sufre el místico en su persecución del
Juan de la Cruz a la cabeza. Hasta misterio último de Dios en Jesús y en
que hace algunas semanas se puso la Cruz.
en contacto conmigo para ver si me Mientras este análisis/encuentro
apetecía presentar el último de sus avanza, una ficción, fundada en da-
libros, titulado De luz y de sombra, tos reales, se entrecruza con frecuen-
a la luz del encuentro con Teresa de cia para llevarnos de la mano a los
Jesús y Juan de la Cruz, editado por concretos caminos y vericuetos de los
Monte Carmelo, una editorial en dos santos en plan de biografía poé-
franca revolución en fondo y forma. tica, con una calidad literaria que nos
Respondí con un sí rotundo, como trasmite, con enorme sencillez, las
amigo y como persona preocupado eventualidades de los momentos más
por las diferentes sensibilidades fren- relevantes de Teresa y de Juan. En es-
te al misterio que se dan en la Igle- te sentido, recomiendo muy de veras
sia Católica y en este mundo que el texto de las páginas 75 a la 77, de
añora al Dios perdido entre las bru- una poética gravedad que contiene,
mas de la inmanencia más frívola y ya en sí misma, todo el colorido de
menguante. una escena cinematográfica. Vemos
Escribo del andaluz Fernando lo que está escrito. Percibimos su au-
Donaire, quien a sus textos sobre sus ra. Y la historia cambia. Puede que
maestros espirituales, pues es carme- nuestra historia.
lita descalzo, une sus títulos de co- Pero deseo cerrar estas líneas de
municación y periodismo, además un monumento tan luminoso como
de dirigir en este momento el Cole- De luz y de sombra, con el titanio
gio Virgen del Carmen en Córdoba. que le confiere oculto y no menos
Un tipo algo renacentista por la acu- esplendoroso sentido: la urgente lla-
mulación de saberes y, sobre todo, mada al silencio como camino del
un humanista. Y la lectura de la obra camino hacia lo trascedente: “A Fray
me ha recordado que todos nosotros, Juan le pidieron que describiera a
como bautizados o sencillos ciuda- Dios… y él guardó silencio. Y él
danos, estamos integrados en un di- guardó silencio… Pasando un tiem-
namismo místico que nos obliga a po Fray Juan levanto los ojos y miró
recorrer un camino semejante, que a la monja (que le había interpela-
nunca exactamente igual, al de Tere- do). No sé, le dijo. Y el silencio vol-
sa y Juan, una en pos de Jesús y otro vió a llenar la sala” (página 143).
tras la experiencia de la Cruz. Puede que al acabar la lectura del li-
Lo más relevante de la obra sur- bro, que tanto me impresionara, yo
ge del encuentro personal del autor mismo me dije que el hablar dema-
con ambos protagonistas y sus relati- siado y el definirlo todo con absolu-
vas orientaciones como escritores ta suficiencia, es lo que nos macha-

©
90
místicos. Pero es que cuando Donai-
re escribe místico me refiero a todo
aquel que ha recorrido un camino
que le descentra por completo y le
centra en el misterio en cuanto mis-
ca la cultura contemporánea. Esta-
mos huérfanos de silencio, de acep-
tación de lo misterioso. En fin.
Si se animan, lean esta delicia pa-
ra que la proyección de tal lectura so-
terio, le llamamos Jesús o le llama- bre las páginas del titanio, las vuelva
mos Cruz. Estamos, por lo tanto, an- reluciente y alcance el corazón pro-
te dos senderos que conducen hasta pio y ajeno. Gracias, Fernando.©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


televisión
Virginia Fernández

MASTER CHEF

N
o hay más que asomarse fieso que a mí me ha entretenido
a Internet o bien leer al- mucho y me ha resultado intere-
gún dominical, por su- sante, muy bien llevado, con un
puesto, ver TV.: España se ha ritmo vivo en exceso, hasta el
convertido en las últimas déca- punto de poner nerviosos no só-
das en una potencia gastronó- lo a los concursante sino a los es-
mica con millones de admirado- pectadores. No llegué a conver-
res en el mundo y millones de tirme en seguidora, pero vi algu-
turistas que, cada vez más, se nas sesiones y claro, la final, lle-
interesan, aparte de por el sol y na de emoción y también de
la playa, por las delicias de la simpatía y “buen rollito”.
cocina nacional. Mientras tanto, Por el plató, impresionante y
y con la crisis que no cesa, los espectacular además de publici-
En la semifinal los concursantes escuchan
atentamente las explicaciones del chef comedores sociales están a to- tario, –saltándose con elegancia
Jordi Roca. pe… y ofrecen buena comida a la prohibición de anuncios en la
quienes lo necesitan. Eso sí, pre- televisión pública con el recurso
parada y servida por cocineros de “empresas patrocinadoras”–
anónimos que lo hacen bien o han pasado los más reputados
muy bien aunque no tengan es- cocineros españoles, de fama in-
trellas Michelín ni sean “reputa- ternacional. En la final, la entre-

televisión
dos chefs”. Paradojas o ironías ga de premios correspondió a Fe-
de la vida. rrán Adriá, considerado como el
Master Chef el programa mejor chef del mundo cosa que
que ha batido records de au- no discuto porque nunca he pro-
diencia y que llegó a superar los bado sus elaboraciones pero va-
10 millones en algunos momen- ya usted a saber… La cosa es que
tos de la final ha sido, tal como estuvo simpático, humilde y ama-
El jurado: Jordi Cruz, Samanta Vallejo- lo definen creadores y críticos, ble. Hubo otros muchos a lo lar-
Nágera y Pepe Rodríguez. un talent show de calidad. El go del programa y en la misma fi-
principal indicador de su éxito y nal, cuyos nombres aparecen con
de su factura de contenido de frecuencia en las guías Michelín
gran calidad y eficacia ha sido con sus estrellas y demás.
el crecimiento de la audiencia En fin, una buena idea inno-
que ha visto este programa: des- vadora, no ofensiva, no sectaria,
de su estreno el pasado 10 de no imbécil, siempre es de agra-
abril con un 11% de cuota has- decer en una televisión que cada
ta ponerse casi en el 20%. vez aburre más y cada vez lo tie-
Algunas personas a quienes ne más difícil frente a los nuevos
he preguntado, buenos comedo- medios.

En la gran final del programa, los


res por lo demás –es decir no
gente inapetente o de esos tipos
a los que les es indiferente el sa-
bor o el aroma e ingieren cual-
Si además como en este ca-
so el ganador de esta primera en-
trega es un muchacho buen
compañero, sencillo y humilde,
© 91

finalistas. Juan Manuel (ganador), quier cosa con desgana, que que se ha esforzado por aprender
Fabián y Eva. existen aunque parezca raro– me de los maestros encajando bien
han dicho que les aburría. Con- las críticas, mejor que mejor. ©

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


arte y artistas
Francisco Vicent Galdón

LOS HERMANOS GRIMM Y


SUS “CUENTOS INFANTILES Y DE HOGAR”

D esde finales del pasado año y durante todo


el 2013 son cuantiosos los actos que se vie-
nen celebrando en torno a los Hermanos
Grimm, de quienes se conmemora el bicentenario
campos, recorriendo caminos y veredas hasta con-
cluir sus itinerarios en aldeas de leñadores, en ca-
sas perdidas en el bosque, en cabañas de pastores.
Ahora, gracias a aquellos románticos y adustos
de la aparición de la primera edición de los Cuen- personajes, entregados en su afán de recuperar la
tos infantiles y del hogar. Jacob y Wilhelm Grimm, tradición oral y acumular sabiduría popular para
hijos del jurista Philipp Wilhelm Grimm, el prime- plasmarla en sus escritos con el fin de donárnosla
ro nacido en 1785 en Hanau, cerca de Frankfurt, y como herencia de un pasado, podemos conocer
el segundo un año después, también en la misma la grandeza y riqueza de la narración oral tradi-
población, compartieron inquietudes tanto en es- cional. A los Grimm debemos gran parte de nues-
tudios como en trabajo. Los dos estudiaron Dere- tras fantasías, de nuestras ilusiones y fascinaciones
cho y se dedicaron a la enseñanza. De igual ma- al adentrarnos en sus cuentos en los que sus inmor-
nera, ambos se entregaron por entero al estudio de tales protagonistas son Caperucita, Blancanieves,
la lengua y la literatura. Si en algunas de sus in- Barba Azul, Cenicienta, Pulgarcito, la Bella Dur-
quietudes los Grimm mostraron gustos similares, en miente, Juan de Hierro y tantos otros. Salvo los re-
arte y artistas

aspecto físico, en carácter y en cualidades se mos- latos de Las mil y una noches, ninguna otra colec-
traron bien distintos. Pues Jacob, según retratos y ción de cuentos es tan conocida y popular en el
dibujos de la época, se nos presenta delgado. Fue mundo como la de los Hermanos Grimm. A ellos,
filólogo y hombre de letras, persona vehemente por Alemania y numerosos países dedican actos con-
acopiar saber. Destacó como editor, traductor e in- memorativos del referido bicentenario.©
vestigador tenaz. Ejerció como jurista y biblioteca-
rio del rey de Westfalia y también como profesor
de historia medieval en Gotinga. A él se deben la
recuperación del olvido de cuantiosos textos anti-
guos, además de traducciones y adaptaciones de
obras como la epopeya del siglo XIII islandesa Ed-
da. Además redactó una gramática alemana y pu-
so en marcha un monumental diccionario que nun-
ca llegó a terminar. Sin embargo, a su hermano
Wilhelm, lo vemos como un hombre corpulento y
frágil de salud. Interesado de manera especial por
los aspectos literarios y en cuidar el depurado es-
tilo oral de los textos en los que intervino.
Visto el perfil, tanto físico como intelectual de
los hermanos Grimm, podemos afirmar que uno y
otro, por su talento, por su conjunción e inclina-
ciones lograron complementarse de tal modo que
sus trabajos filológicos de recopilación y análisis
de la tradición oral, siempre impecables, la cali-
dad literaria de la versión de sus cuentos y la so-
briedad y sencillez con que describen y muestran
sus textos es única. A los Grimm les debemos ade-
más de su encomiable e inmensa labor de recupe-
ración, ejercida dentro del más puro romanticismo

© 92
filológico, su apasionado interés por transcribir y
redactar aquellos relatos orales, aquellas tradicio-
nes, mitos y leyendas contadas por anónimos per-
sonajes ancianos con el único anhelo de que per-
durasen en la memoria de las gentes. Gracias a es-
tos eruditos, el acervo cultural popular quedó a
buen recaudo, está salvado. Hoy podemos imagi-
nar a un Jacob y a su hermano Wilhelm surcando Jacob y Wilhelm Grimm

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


exposiciones

Giacometti, La couple Emmet Gowin, Edith

Giacometti. Terrenos de juego Emmet Gowin. Fotografías

A unque en las últimas décadas no han faltado presen-


cias de obras ni exposiciones de Giacometti en nues-
tro país, tras visitar esta muestra de Mapfre podemos afir-
M apfre, continuando con su revisión de los grandes
maestros de la fotografía internacional, centra aho-
ra su mirada en la creación del norteamericano Emmet
mar que es la más completa de las hasta ahora celebra- Gowin, al que dedica una amplia retrospectiva, ya que se
das. Las 190 piezas aquí reunidas permiten obtener una nutre esta exposición de más de 180 obras que nos per-
grata y generosa visión de la creación, de las distintas téc- miten conocer sus distintas etapas y los temas que le se-
nicas y facetas plásticas que cultivó el prestigioso escul- dujeron a lo largo de toda su producción. Aunque el fo-
tor suizo a lo largo de su trayectoria, ya que, además de tógrafo en sus comienzos, a mediados de los años 60, lle-
esculturas, se exhiben dibujos, pinturas, grabados y foto- gara a interesarse por una temática muy sencilla y varia-
grafías. Entre lo expuesto figuran piezas de resonancias da, en la que cabían todo tipo de asuntos relacionados
cubistas, a las que se suman otras surrealistas, entre las con la vida cotidiana: personas anónimas y de su entor-
que predominan esculturas horizontales con apariencia no, paisajes, vistas urbanas y de arquitecturas, automóvi-
de maquetas o de tableros de juego en los que se alude les e incluso retratos de su propia esposa, todos servirían
a la vida, a la muerte y al erotismo. En estas obras convi- como punto de partida y de campo de experimentación
ven las formas abstractas con diminutas figuras humanas. para su posterior y definitiva dedicación a la creación fo-
Tras esta etapa, Alberto Giacometti se acerca al mundo tográfica. Iniciativa que llevó a cabo a principios de los
real a través de la figura humana, creando con cabezas y 70 en cuyos trabajos se aprecia ya un sólido interés artís-
figuras pequeñas. A partir de 1945, estas figuras se volve- tico y selectivo en cuanto a composición, técnica, mate-
rán alargadas o muy estilizadas, originando el peculiar es- riales y manera de acometer cada proyecto. Gowin ela-
tilo que caracteriza a la obra de este artista. Los cuerpos bora una serie de imágenes circulares expuestas a modo
de sus figuras son muy estilizados mientras que las cabe- de mirilla o teleobjetivo con el que parece adentrarse en
zas son estrechas y diminutas respecto al cuerpo. Con es- lugares íntimos y revelarnos escenas prohibidas. Con es-
ta apariencia el escultor pretendía evocar la sensación tas imágenes, para las que utiliza a su esposa y miembros
misteriosa del ser metafísico, el impacto de la presencia de su familia como modelos, nos transmite la sensación
real en un espacio imaginario. De ahí, que muchas de sus de estar accediendo a un espacio cerrado, secreto y mis-
esculturas salieran de los espacios privados, galerías y terioso. Otro asunto que ha despertado especial atracción
museos, para ocupar los espacios públicos. Estas obras de
Giacometti pasaron de unas dimensiones normales a ga-
nar en monumentalidad. El artista en todos sus trabajos y
retratos más que mostrar la realidad o el parecido del re-
en este fotógrafo ha sido recoger y plasmar en su obra la
intervención del hombre en el paisaje y la naturaleza. Su
profundización en esta faceta le llevó a iniciarse en la fo-
tografía aérea. Desde ella, desde su práctica y difusión,
©
93

tratado se proponía captar la esencia de su personalidad. ha venido denunciando la degradación que sufren distin-
La figura humana, el hombre fue para él una búsqueda y tas zonas del planeta a consecuencia de la explotación,
ante todo una auténtica obsesión.© de la contaminación humana.©
Fundación Mapfre, Madrid, hasta el 4 de agosto Fundación Mapfre, Madrid, hasta el 1 de septiembre

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013


exposiciones
Camille Pissarro. Retrospectiva Eduardo Arroyo. Retratos y retratos

A sistimos también a una de las más importantes mono-


gráficas celebradas sobre el pintor impresionista Ca-
mille Pissarro en España. Con esta muestra el Museo
R eúne esta exposición gran parte de la producción del
Arroyo retratista, género o tema que hasta ahora ha-
bía sido poco expuesto. De ahí, el interés de esta mues-
Thyssen-Bornemisza pretende dignificar la figura y obra tra, que tras ser exhibida en Palma, visita los espacios del
de este pionero y padre del Impresionismo y uno de los Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca. Son más de
más relevantes impulsores de la modernidad. No olvide- 100 piezas las expuestas entre pinturas, esculturas, dibu-
mos que de las enseñanzas y fuentes de este artista bebie- jos y fotografías que aportan imagen y dan vida de igual
ron gran parte de los impresionistas. Más aún cuando él manera a personajes reales y de ficción. En unos casos
fue el único entre los fundadores del grupo impresionista retratos de figuras históricas, reales o en otros imagina-
que adoptó el método “puntillista” o “divisionista”. Méto- rias e incluso autorretratos. Estos últimos tan abundantes
do que hasta 1890 persistió en su obra. Son cerca de 80 en la cuantiosa producción de este artista. Todos ellos, en
piezas las que se exhiben y se muestran de forma crono- su reunión, conforman una extensa “galería de retratos”
lógica atendiendo a los lugares donde el pintor residió y que abarcan desde lo histórico (retratos de Isabel la Ca-
trabajó. Pissarro, como decíamos, figura fundamental del tólica, Napoleón, Van Gogh, Hölderlin y Rembrandt), a
Impresionismo, aunque gozó de gran prestigio entre la lo más actual y contemporáneo (Carmen Amaya y Ma-
mayoría de los pintores de esta corriente fue poco reco- nuel Cerdán, entre otros). Es aquí donde hallamos encua-
nocido para el resto de sus contemporáneos. Si echamos drados los autorretratos de Arroyo. Piezas todas en su cro-
una mirada a su creación, veremos que el paisaje y la Na- nología que comprenden, según su ejecución, desde fi-
turaleza son su principal centro de atención, por lo que nales de los años 50, en las que el pintor se establece en
muchas de sus composiciones se recrean en campos sem- París, hasta el pasado año 2012. Se suman al conjunto,
brados, colinas, vistas de huertos y de coles. También, sen- como anticipábamos, una selección de 70 fotografías so-
deros y calles de pueblos. Quizá la explicación la halle- bre las que se muestra la intervención o manipulación del
mos en que la mayor parte de su vida transcurrió en luga- artista, ya que estas imágenes por él adquiridas se han
res como Louveciennes, Rúan, Pontoise y Éragny, aunque prestado a servir de soporte a una serie de composicio-
al final de sus días, igualmente pintó paisajes urbanos y nes realizadas a modo de collage, sobre las que ha dibu-
panorámicas de Londres, París, Dieppe y Le Havre, ade- jado, pintado e insertado elementos propios de su estilo.
más de algunas vistas de fábricas, naves industriales, Fotografías o foto-collages que añaden, sin duda, interés
puentes y puertos. Temas estos con los que cierra su reco- a esta muestra.©
rrido esta exposición.© Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca,
Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid, hasta el 6 de octubre
hasta el 15 de septiembre
arte

©
94

Eduardo Arroyo. Autorretrato Camille Pissarro. Rue Saint Honore por la tarde

©RÍTICA ❙ Nº 986 ❙ Julio-Agosto 2013