You are on page 1of 4

César Hildebrandt

De tanto ver en los predios de la izquierda al perro del hortelano, el doctor Alan García se está
convirtiendo en el cancerbero de la Confiep.

En el artículo con el que ayer llena de plomo una página de "El Comercio", el doctor García
continúa su tarea de traducir a prosa oficial y a programa mínimo la conversión práctica del Apra en
el partido conservador de masas del Perú. De este modo el segundo alanismo aspira a refundar el
partido de Haya. Pero a diferencia de Haya, que escoró a la derecha manteniendo la prédica
incendiaria del aprismo ancestral, García quiere que el Apra se reconozca en sus dos últimos textos
y deje de avergonzarse por las promesas electorales dejadas en la cuneta. García, en suma, pretende
enterrar a Haya por segunda y definitiva vez. Y aunque cite a Lenin arrimándose a la idea de que a
veces hay que retroceder para después avanzar, lo cierto es que propone un camino sin retorno cuya
meta es llenar el espacio que hoy ocupa tan torpemente esa obesa agonía que se llama Unidad
Nacional.

El sueño civilista de un partido popular basado en premisas conservadoras estaría, gracias a
García, a punto de empezar a ser realidad. Si Víctor Andrés Belaunde viviera, se arrodillaría y
agradecería al cielo tamaña bendición. Es la primera vez que la caída del muro de Berlín y la
implosión del mundo comunista repercuten en la política peruana con tanta claridad. El Apra,
entonces, se desembaraza de lo que García considera pesados lastres heredados y se recicla como un
civilismo del siglo XXI. Y este viraje se publica bajo firma en el diario que fuera el más fiero y
mezquino enemigo de Haya de la Torre: nada más parecido a un parricidio.

¿Qué propone, en concreto, García en su "segundo debut" como articulista de "El Comercio"?

Propone que haya mucho menos control para ejecutar el gasto público. Ni siquiera la vergonzosa
experiencia de los patrulleros de Alva Castro –chapuza filodelictiva que fue abortada gracias al
control que hoy se quiere
debilitar- impide a García hablar, sueltísimo de huesos, de la necesidad de "presumir la veracidad"
de los funcionarios y de sus operaciones y, en todo caso, efectuar "un control posterior" –es decir,
cuando ya no haya más remedio que acudir al poder judicial-. La propuesta se basa en la premisa de
un "control aleatorio" del Estado. Lo que García plantea es, sin embargo, un Estado aleatorio a gusto
de sus consejeros neocon.

García va más allá. Quiere tercerizar, es decir privatizar, muchos de los controles de la inversión
pública, debilitando al SNIP y fomentando un territorio comanche donde la compra de vacunas
innecesarias o próximas a caducar, para citar un solo ejemplo, hallaría su tierra prometida.

El mismo Presidente que ha castigado al Estado rebajando los sueldos de sus cuadros técnicos –
una manera de lanzarlos a brazos de las empresas
privadas- sugiere ahora, con todo el cinismo del caso, que debería "bonificarse la productividad" de
la burocracia. Lo que no dice es desde qué parámetros y con quiénes se determinarán esos
alicientes.

Otra propuesta en contra del perro que no deja comer es la de que la Beneficencia Pública se
deshaga de treinta mil "habitaciones o viviendas humildes"…¡vendiéndolas a sus ocupantes! Una
vez formalizada la propiedad, la familia en cuestión "podrá mejorarla o venderla al propietario del
cuarto vecino". Es una confusa manera de decir que la Beneficencia tiene que deshacerse de esos
alquileres protegidos y mínimos y "poner en valor", vía demolición y recompra de terrenos, lo que
hoy sólo sirve para mantener "un alquiler irrisorio".

García insiste en la subasta –sólo para grandes inversores en dilatados
latifundios- de ocho millones de hectáreas madereras y propone ahora que el Estado venda a
privados las restingas, es decir las playas estacionales que aparecen cuando el caudal de los ríos

En el colmo de la locura del converso un García ya delirante –o sencillamente sin vergüenza alguna que lo proteja. desconoce la jornada de ocho horas. Porque Chile tiene una maricultura y una piscicultura florecientes…y sin necesidad de evadir el fastidioso trámite de pagar impuestos. Y por último. 24 horas antes de que siglos de tierra comunal se juegen en la ruleta privatizadora. nadie viene.) debe dejarse al mercado y a la competencia de los privados la fijación de esas condiciones". esa empresa que tan buenos lobistas tiene en sus filas! Ya era hora de que el Estado deje de hacer lo suyo y sea tan subsidiario como quería don Luis Bedoya Reyes. García apunta a la estandarización de las deudas por vivienda propia para poder hacer paquetes "de 10. Nadie había ido tan lejos. Es hasta posible imaginar a un prefecto ordenando el arresto de los más recalcitrantes. Porque.H. según sabe. García no se queda allí. Otra propuesta de la nueva estrella editorial de "El Comercio" tiene pinta de plagio. ¿Y por qué tanta generosidad fiscal? Porque según el Presidente. Es de imaginar cuántos intereses se moverán para impedir que los comuneros "desafectos y peligrosos" concurran a esa asamblea decisiva. tubos. omite la seguridad social. partes y piezas". parcelen o alquilen. "Entregaremos (al Congreso) la propuesta del acceso progresivo a los derechos laborales. ¿Y quién le ha dicho al doctor García que con los precios actuales de los metales la metalurgia es una aventura de pioneros? Deben habérselo dicho el grupo Brescia. que no pueden pagar los "sobrecostos laborales" de las empresas grandes. Cita textual: "Por evitar que el inversionista gane 5% más. En vez de exigir criterios exagerados (sic. Hay más propuestas. según su propia descripción. Y con el mismo criterio García demanda una generosidad tributaria aun mayor para el que quiera invertir en maricultura. ese que. "cuyo costo sea pagado con una parte de las nuevas tierras irrigadas o con la venta del agua". quizás.000 o más hipotecas que se vendan a un banco más grande para que se encargue del cobro futuro y el dinero de esta venta se utilice construyendo más viviendas". ¿Alguien se anima a invertir en un islote que. García defiende ardorosamente la precariedad del empleo indecente. O García es un Chicago boy tardío.exige que el Perú sea comprensivo con la inversión privada y sugiere que ya no sea el Estado el que dicte las pautas para dicha inversión. se burla del sueldo mínimo rebajándolo. los accionistas de Majaz. ¿Alguien le ha dicho al doctor García que con cosas como esa hay que tener más cuidado porque así empezó la crisis de las subprime en los Estados Unidos? ¿O es que Dionisio Romero ya lo convenció? Porque ese "banco más grande" suena a BCP. don Roque Benavides. o hay cosas muy turbias en perspectiva –tan turbias como las que le permitieron hacerse con una fortuna mal habida durante su primer gobierno-.selváticos se reduce. ¡Magnífica perspectiva para Suez Energy. podría no volver el próximo año? ¡García quiere vender hasta el Perú esporádico! ¿Y las tierras comunales "ociosas"? García plantea que se vendan. Ni Teodoro Roosevelt hubiese firmado algo tan grosero. nota de C. ¿Y quién le ha dicho eso? Sus amigos inversionistas chilenos. dado el cambio climático. Y añade que para ello debería bastar "el voto de la mitad más uno de los presentes en la reunión convocada para ese fin". por ejemplo. Una de las más llamativas es la que plantea cobrar sólo un cinco por ciento de impuestos a las empresas mineras que instalen procesadoras metalúrgicas para producir "alambrón. para aprovechar bien los tratados de libre comercio…" ¿Nadie le ha dicho al Presidente que hay observadores norteamericanos monitoreando nuestras prácticas laborales? ¿Nadie le ha dicho que las conquistas que él considera hoy prescindibles vienen de muy lejos? ¿Nadie le ha dicho que el capitalismo moderno considera a los trabajadores bien tratados parte de su éxito? García escribe: "El perro del hortelano dice que no debe haber cholo barato porque . "invertir en el mar para instalar jaulas…resulta heroico". Ahora quiere matar al perro que tanto le molesta privatizando las irrigaciones. lo de la inversión en metalurgia "es una aventura". con el cuento de defender a las Mypes.

Se diría que la cultura perdió a sus representantes en la política. en buen cristiano. los grandes intereses imperiales. cuánta falta. Para no decir que extrañamos a Luis Alberto Sánchez. no hacen un Barrantes. que hablaba de la economía como un sabio porque era un sabio hecho a solas y sin haber estudiado estrictamente economía. ¿Quién lo ha reemplazado? Nadie. todas juntas. No hay en el Apra ni en ninguna otra bancada alguien que tenga un vago parecido con Sánchez. que siempre huía de la aldea y se dirigía al continente y a la integración? No hay un Townsend anfictiónico y culto en la política de hoy. que nunca separó a la economía de su férreo entorno: el poder del dinero. las peligrosas recetas generalistas. ¿Qué clase de Atila neocon nos gobierna? ¿Tolerará el Apra que el odriismo alanista haya dado un golpe de Estado en el partido?. cosa que saben de sobra los ricos que envían esa plata.prefiere al cholo desempleado y en la miseria". economistas ultraliberales. Era el mejor comunicador de la izquierda. *Homenaje a Barrantes* ** César Hildebrandt Se prepara un homenaje para Alfonso Barrantes. Lo han tenido que sustituir quinientas ONG que. nervioso y eficaz Google de la izquierda de los 60 y 70. Hace falta Barrantes. no unifican a la izquierda. el ensayista torrentoso que debutó a los 21 años con un magnífico ensayo sobre la poesía en la Colonia y que no cesaría de intervenir en el mundo de la cultura y la política hasta muy poco antes de su muerte. Será este 5 de diciembre. la Wikipedia hablada del Apra. impresentables surtidos. Porque la especialidad hizo a la Universidad del Pacífico pero el genio hizo a Moreyra. . las embajadas de la culpa primermundista. no hacen prédica en la tele. a las 7 de la noche. al fin y al cabo. en la Casona de San Marcos. ¿dónde diablos se ha metido? Era el conservador que uno hubiese querido tener como adversario. Porque las ONG no ganan la alcaldía de Lima. el Joseph McCarthy del corso de primavera de Trujillo. Lo que hay es Aurelio Pastor. Lo que quiere decir. Pero no sólo a Barrantes se le recuerda con la sensación del vacío no cubierto. Mario Polar.¡Cómo se hubiera reido Moreyra de la estrechez de miras del ministro Carranza. Se extraña a Carlos Malpica.¿Quién está en el lugar de Moreyra? Lo que hay es una barraca de mayordomos dispuestos a servir a todos los TLC que en el mundo sean. ¿Y dónde está Andrés Townsend. Era una síntesis de Arequipa y lo más decente de la derecha y daba gusto oirlo oponerse a lo que él consideraba el avance desgraciado de ciertas reformas. el orador sin faltas que embellecía el noble arte de la discusión. Y la política se llenó de zamarros. Extrañamos a Manuel Moreyra Loredo. Y la plata que reciben sirve para estudiar por qué no avanzamos. Las ONG son. Gracias a Malpica y a su capacidad de síntesis supimos quiénes mandaban en el Perú y cómo era que el crochet del billetón tejía sus tramas. que el cholo o se abarata (más) o se queda sin trabajo. el sanguíneo. que tiene cara de candado para los de abajo y de ganzúa para los de arriba! Moreyra era uno de los pocos que les sabía el truco a los gringos y les hablaba de tú –no en el sentido del tuteo subordinado de Toledo sino en el de un verdadero par que no permite el maltrato-.

otro que. *Ladridos de felicidad* César Hildebrandt . Mussolini sin discurso. Por eso el atentado de Lúcar y el odio de la prensa fujimorista a Valentín Paniagua. Si los jóvenes de hoy supieran de qué calidad de gente estuvo poblada la política peruana verían con más precisión la desgracia actual. La única figura que no encajó en todo esto fue la de Paniagua. Fujimori. ¿Qué es la política peruana hoy. por lo general? La respuesta es sencilla: lo que quedó después de la inmersión del país en el fujimorismo. no está entre nosotros. encarnación del fascismo analfabeto. Otro que extrañamos. que su figura siguiera merodeando Palacio con el Toledo del segundo piso ("haremos el segundo piso del fujimorismo". obtuvo al final un triunfo devastador: que el Perú se pareciera a él y a su banda. gravemente. dijo en su campaña) y el García de la continuidad sacada del sombrero tongo.