You are on page 1of 17

TEMA: COSTOS DE ACCIDENTES Y ENFERMEDADES PROFESIONALES

ALUMNO: Benjamin Vera Celis


INTRODUCCIÒN

Los accidentes de trabajo siempre implican alguna pérdida, por eso el objetivo
fundamental debe ser la PREVENCIÓN. Prevenir es anticiparse a los hechos antes de
que éstos ocurran y tomar precauciones para evitar situaciones no deseadas. La
propuesta es hacer de la prevención un hábito cotidiano.
Los accidentes de trabajo se pueden evitar. Existen métodos y estrategias adecuadas
para actuar en forma eficaz y reducir los niveles de riesgo. Debemos tener presente
que un accidente no es sólo producto del descuido del trabajador y que, por lo tanto,
su previsión es tarea de todos.
Cuando una empresa lleva adelante planes de seguridad que involucran a toda la
organización, es posible prevenir la ocurrencia de accidentes.
La información de diversas realidades a nivel mundial considera a los accidentes de
trabajo como una importante causa de ausentismo laboral. Las tasas o la gravedad de
los accidentes siguen altas en muchos países, pero a diferencia de Perú, mantienen
una política de prevención y reportes estadísticos que les permite implementar
medidas de vigilancia medico-ocupacional y preventiva. Según reportes estadísticos
analizados, la naturaleza de los accidentes laborales afectan a gente joven y jefes de
hogar en su gran mayoría, quienes son el principal motor de las economías en nuestros
países.
Para conocer el impacto de los accidentes de trabajo en una sociedad, la Organización
Internacional del Trabajo (OIT) ha informado que sólo en EE.UU., se estima que el
costo de los accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales, representa
aproximadamente el 4 % del PIB anual.
En el Perú, según el último censo realizado en el año 2005, aproximadamente el 54.0%
de la población se encuentra dentro de la PEA (Población Económicamente Activa), es
decir, más de 14 millones de personas. Lamentablemente no se tiene datos exactos de
los accidentes de trabajo, ni de la enfermedad dado que no existe un registro unificado
y los reportes que se están entregando de acuerdo a la legislación vigente según
sectores (energético, petrolero, minero, construcción, etc.), no son consolidados ni
compartidos. Por ende, tampoco existe un control y relación de los discapacitados
como consecuencia de los accidentes de trabajo, menos los que son secuelas de
enfermedades ocupacionales.
OBJETIVO:

 Este documento tiene por objetivo aportar una serie de elementos de reflexión
y ayuda a quienes tienen responsabilidades preventivas en las empresas, sobre
como realizar los necesarios análisis económicos de los costes tangibles e
intangibles de la siniestralidad y con ello poder enfrentarse a evaluar la
rentabilidad de la acción preventiva en términos económicos y sociales.
 Acciones de sensibilización, fomento y difusión de la cultura preventiva en los
distintos ámbitos de formación, desde la infancia, hasta la formación
universitaria.
 Acciones de formación en prevención de riesgos a los trabajadores.
 Fomento de la negociación de normativa en materia de prevención de riesgos
laborales en las diferentes actividades económicas.
 Se promoverán códigos éticos de relaciones laborales con enfoque de género, a
fin de impulsar buenas conductas en las empresas a nivel nacional, que eviten
que las nuevas patologías de carácter psicosocial, como el estrés, acoso laboral
o mobbing, acoso sexual, “síndrome del quemado”, pongan en peligro una Plan
de Acción en prevención de riesgos laborales.
 Incorporación de la mujer al mercado de trabajo en verdaderas condiciones de
igualdad.
 Impulsar acciones de asesoramiento, información, formación y asistencia
técnica en prevención de riesgos a trabajadores, representantes de los
trabajadores y empresarios.
 Concientización de la prevención de accidentes de tráfico, tanto los producidos
“in itinere” o de trayecto, como durante la jornada de trabajo y la promoción
de utilización de sistemas alternativos de transporte al centro de trabajo, con la
finalidad de disminuir los accidentes de tránsito, aunque de acuerdo a nuestra
legislación no son considerados como accidentes de trabajo.
MARCO TEORICO

COSTOS DE ACCIDENTES Y ENFERMEDADES PROFESIONALES


En este apartado se tratará de establecer los costes reales de los accidentes a todos los
niveles, es decir, ya no solo a nivel empresarial sino también el coste social que tienen
éstos. Este punto pues es de vital importancia ya que se establecen los costes a
considerar como base del estudio.

Es cierto, sin embargo, que no todos los accidentes tienen el mismo coste real ya que,
sobre todo en el mundo de la construcción, cada accidente puede provenir de un
origen diferente y se le puede aplicar una causalidad diferente dada la amplitud de
actividades en dicho sector. Aún así, se hace necesario establecer un coste regulado y
razonado para cada tipo de accidente agrupando en conjuntos un poco amplios si se
quiere obtener algún tipo de resultado coherente ya que, como luego se verá, la
obtención de datos proviene de entrevistas personalizadas en las que el propio técnico
de prevención establece la gravedad de los accidentes. Como es lógico, el técnico no
recuerda exactamente todos y cada uno de los accidentes que ha presenciado o
investigado a lo largo de su experiencia laboral por lo que sería complicada una
estimación del coste generado por cada uno de ellos.

La escasa importancia que a veces se le asigna a la seguridad y salud en las obras surge
de dos ideas bastante arraigadas en el sector:

− El sector de la construcción es una actividad peligrosa y, por lo tanto, los accidentes


son inevitables.

− Los accidentes de trabajo tienen muy poco impacto en los beneficios de la empresa.

Si bien es verdad que en el sector de la construcción se realizan tareas (como trabajos


en altura, excavaciones, izado de materiales, etc.) que son potencialmente peligrosas,
ello no significa que los accidentes en obra sean inevitables. Todo lo contrario, lo cierto
es que los accidentes de trabajo pueden siempre evitarse, cuando se eliminan las
causas que los producen; y la prueba está en que las empresas y gobiernos que hacen
gestión en la prevención tienen menos accidentes que aquellas empresas y gobiernos
que no lo hacen.

Ahora bien, el director de una empresa aun consciente de que los accidentes son
evitables, puede subestimar el costo de los mismos, pensar que su impacto sobre los
beneficios de la empresa es despreciable y no habilitar, por tanto, los recursos
necesarios para su prevención; y esto es así porque la prevención, aun en el marco de
las ya clásicas motivaciones éticas y legales que determinan su actuación, no puede
sustraerse el principio básico de la economía de mercado que es producir bienes y
servicios obteniendo beneficio.
Es este último razonamiento el que da la idea de la importancia que tiene que la
dirección conozca bien en términos económicos el costo de los accidentes ya que es la
única forma, generalmente, de llamar la atención de ésta en la presentación de
programas de prevención para reducir dichos costos. Así, hay que inculcar una cultura
preventiva de manera que se vea la prevención como algo rentable.

Llama la atención el hecho de que a escala macroeconómica, es relativamente sencillo


llegar a demostrar que la instalación de la cultura preventiva acaba reportando un
beneficio general. Así, cuando se produce un accidente de trabajo, se incrementan los
costes que se contabilizan para la obtención del producto debido al pago de
indemnizaciones, incremento de las cuotas de seguros, de manera que esto se puede
traducir en una disminución de beneficio para la empresa, un incremento de los
precios para mantener beneficio, una reducción general del P.I.B. como resultado de
los efectos perjudiciales que los accidentes de trabajo tienen sobre los trabajadores (
pérdida de vidas, paso de población activa a pasiva, pérdida de tiempo de trabajo) así
como una pérdida de la competitividad global del país frente al resto. En conclusión,
sea cual sea la decisión adoptada frente a un accidente de trabajo todas ellas
repercuten de forma negativa en el ámbito macroeconómico.

Este razonamiento es aceptado y compartido por todo el mundo, sin embargo, a la


hora de pasarlo a nivel microeconómico no todo el mundo lo defiende ya que la
prevención no se cuenta como una inversión de futuro a amortizar sino como un coste
adicional. Si a esto se le añade la incertidumbre que siempre introduce el sector de la
construcción en cuanto a posibilidad de accidente, se acaba por menospreciar en
muchos casos la gestión preventiva.

Los accidentes o las enfermedades relacionados con el trabajo son muy costosos y
pueden tener muchas consecuencias graves, tanto directas como indirectas, en las
vidas de los trabajadores y de sus familias. Para los trabajadores, una enfermedad o un
accidente laboral suponen, entre otros, los siguientes costos directos:

El dolor y el padecimiento de la lesión o la enfermedad; la pérdida de ingresos; la


posible pérdida de un empleo; los costos que acarrea la atención médica.

Se ha calculados que los costos indirectos de un accidente o de una enfermedad


pueden ser de cuatro a diez veces mayores que sus costos directos, o incluso más. Una
enfermedad o un accidente laboral pueden tener tantísimos costos indirectos para los
trabajadores que a menudo es difícil calcularlos. Uno de los costos indirectos más
evidente es el padecimiento humano que se causa en las familias de los trabajadores,
que no se puede compensar con dinero.
Se estima que los costos de los accidentes laborales para los empleadores también son
enormes. Para una pequeña empresa, el costo de tan sólo un accidente puede suponer
una catástrofe financiera. Para los empleadores, algunos de los costos directos son los
siguientes:

El tener que pagar un trabajo no realizado; los pagos que hay que efectuar en
concepto de tratamiento médico e indemnización; la reparación o la sustitución de
máquinas y equipos dañados; la disminución o la interrupción temporal de la
producción; el aumento de los gastos en formación y administración; la posible
disminución de la calidad del trabajo; las consecuencias negativas en la moral de otros
trabajadores.

Algunos de los costos indirectos para los empleadores son los siguientes:

Hay que sustituir al trabajador lesionado o enfermo; hay que formar a un nuevo
trabajador y darle tiempo para que se acostumbre al puesto de trabajo; lleva tiempo
hasta que el nuevo trabajador produce al ritmo del anterior; se debe dedicar tiempo a
las obligadas averiguaciones, a redactar informes y a cumplimentar formularios; a
menudo, los accidentes suscitan preocupación en los colegas del accidentado e
influyen negativamente en las relaciones laborales; las malas condiciones sanitarias y
de seguridad en el lugar de trabajo también pueden influir negativamente en la
imagen pública de la empresa.

En general, los costos de la mayoría de los accidentes o enfermedades relacionados


con el trabajo, tanto para los trabajadores y sus familias como para los empleadores,
son muy elevados.

A escala nacional, los costos estimados de los accidentes y enfermedades laborales


pueden ascender al 3 ó 4 por ciento del producto interno bruto de un país. En realidad,
nadie sabe realmente el costo total de los accidentes o enfermedades relacionadas con
el trabajo porque, además de los costos directos más patentes, hay multitud de costos
indirectos que es difícil evaluar.
Factores ambientales.
Prefacio

De conformidad con las decisiones adoptadas por el Consejo de


Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, para elaborar un
repertorio de recomendaciones prácticas sobre los factores ambientales
en el lugar de trabajo. En la reunión participaron quince expertos: cinco
designados por consulta previa con los gobiernos; cinco, por consulta
previa con el Grupo de los Empleadores, y cinco, por consulta previa con el
Grupo de los Trabajadores del Consejo de Administración.

Como respuesta a los avances tecnológicos, el Repertorio fue preparado


con miras a actualizar los Repertorios de la OIT Protección de los
trabajadores contra el ruido y las vibraciones en los lugares de trabajo y
Exposición profesional a substancias nocivas en suspensión en el aire.
Asimismo, tiene el propósito de consolidar el contenido de documentos
anteriores relativos a todo tipo de contaminantes del aire y otros factores
ambientales en el lugar de trabajo, y contribuir a la aplicación de las
disposiciones contenidas en el Convenio (núm. 148) y la Recomendación
(núm. 156) sobre el medio ambiente de trabajo (contaminación del aire,
ruido y vibraciones), así como en otras normas internacionales.

Las disposiciones de este Repertorio deberían considerarse como una


base para eliminar o controlar las sustancias químicas peligrosas en
suspensión en el aire, las radiaciones ionizantes y no ionizantes, los rayos
ultravioletas, los rayos infrarrojos y (en determinadas circunstancias) la
radiación visible, los campos eléctricos y magnéticos, el ruido, las
vibraciones, las altas y las bajas temperaturas y la humedad. A pesar de la
variedad de los factores ambientales cubiertos, la magnitud de los
aspectos técnicos que se relacionaron con políticas sociales y
consideraciones económicas y la diversidad de situaciones, fue posible
identificar algunos principios generales básicos y varias opciones para
equilibrar intereses que competían entre sí, y para determinar soluciones
prácticas en materia de procedimientos y asignación de responsabilidades.
Por tanto, este Repertorio hace hincapié en el papel y las obligaciones de
las autoridades competentes, las responsabilidades de los empleadores y
las obligaciones y derechos de los trabajadores y otros con respecto a la
prevención de enfermedades y lesiones para la salud debidos a factores
ambientales peligrosos en el medio ambiente de trabajo. Trata, en
particular, acerca del establecimiento de marcos y procedimientos
legislativos, administrativos y prácticos para la evaluación de peligros,
riesgos y medidas de control, los objetivos y los mecanismos para
identificar y eliminar o controlar el peligro o riesgo de los factores
ambientales peligrosos; la vigilancia de la salud de los trabajadores y del
medio ambiente de trabajo, y la capacitación y la información de los
trabajadores.

Los capítulos 2 y 3 contienen disposiciones respecto de obligaciones


generales, responsabilidades, obligaciones y derechos y respecto de
principios generales de prevención y mejoramiento, aplicables a todos los
factores ambientales peligrosos cubiertos en el lugar de trabajo. En los
capítulos 4 a 10 se suministran requisitos adicionales y específicos y acerca
de la evaluación, prevención y control, vigilancia de la salud, capacitación
e información acerca de factores específicos. En el anexo se suministra
más información sobre los límites de exposición en el trabajo. Los
expertos subrayaron que el Repertorio suministra los requisitos básicos
para la protección de los trabajadores contra factores ambientales
peligrosos. Se le ha elaborado con el objetivo de suministrar orientación a
quienes pueden tener la responsabilidad de establecer marcos de
disposiciones y sistemas, procedimientos y arreglos. Este Repertorio
reviste particular relevancia para las autoridades competentes, otras
autoridades gubernamentales o públicas, servicios de seguridad y salud en
el trabajo, directivos de empresas y organizaciones, empleadores,
trabajadores y sus respectivas organizaciones.

Los expertos hicieron notar que las disposiciones de este Repertorio no


son aplicables a otros factores ambientales como el trabajo por turnos,
factores ergonómicos y/o psicosociales – como la intensificación del
trabajo, el trabajo repetitivo y el estrés –, que pueden añadirse a los
peligros o riesgos para la seguridad y la salud asociados a determinados
factores ambientales peligrosos comprendidos.

Las recomendaciones prácticas están destinadas al uso de todos aquellos


que sean responsables de la protección de la salud de los trabajadores
contra factores ambientales peligrosos. Este Repertorio no es un
documento jurídicamente vinculante y no está destinado a reemplazar la
legislación y las reglamentaciones nacionales o las normas aceptadas. Sus
disposiciones se consideran como requisitos básicos para la protección de
la salud de los trabajadores contra factores ambientales peligrosos y no
están destinadas a desalentar a las autoridades competentes respecto de
la adopción de normas más elevadas. Las reglamentaciones nacionales o
internacionales más rigurosas son prioritarias respecto de estas
recomendaciones.

Las circunstancias locales y la disponibilidad de recursos financieros y


técnicos determinarán la factibilidad de seguir las disposiciones de este
Repertorio. Aún más, estas disposiciones deberán considerarse en el
contexto de las condiciones del país que se proponga utilizar la
información. En este sentido, se deberán tomar en cuenta las necesidades
de los países en desarrollo, como asimismo las de los países que se
propongan establecer o modificar sus sistemas para la protección de la
salud de los trabajadores contra factores ambientales peligrosos.
Sustancias violencias:
El empleador debería inspeccionar el lugar de trabajo y recoger información sobre:

a) las sustancias peligrosas presentes o que podrían presentarse, así como sobre los
demás factores ambientales peligrosos.

b) las actividades que se llevan a cabo.

c) todas las sustancias o procesos peligrosos que podrían eliminarse con facilidad.

Debería examinarse la posibilidad de obtener información acerca de:

a) los peligros inherentes a las materias primas, productos y subproductos atendiendo


al estado físico (por ejemplo, sólido, líquido o gaseoso) en que se presentan o se
producen.

b) las condiciones ambientales (por ejemplo, presión barométrica, temperatura) en las


que se utilizan o producen las sustancias peligrosas.

c) la incidencia sobre la salud de los trabajadores expuestos, y sobre la población y el


medio ambiente, del paso de un estado a otro de las sustancias peligrosas (por
ejemplo, del estado sólido al estado líquido) o de las variaciones de las condiciones
ambientales.

Prevención y control

Cuando la evaluación de las situaciones de peligro o los riesgos indique que las
medidas de control resultan o es probable que resulten inadecuadas, los riesgos
deberían:

a) eliminarse, dejando de utilizar la sustancia peligrosa de que se trate o


sustituyéndola con sustancias menos peligrosas, o modificando los procesos;

b) reducirse al mínimo mediante la formulación y puesta en práctica de un programa


de acción;

c) reducirse, minimizando la utilización de sustancias tóxicas, cuando sea factible.


VIGILANCIA DE SALUD:
Una adecuada vigilancia de la salud puede resultar necesaria cuando exista exposición
a los siguientes tipos de sustancias peligrosas:

a) sustancias (polvos, fibras, sólidos, líquidos, humos, gases) con una toxicidad
sistémica reconocida (por ejemplo, un envenenamiento encubierto).

b) sustancias reconocidas por causar efectos crónicos (por ejemplo, asma profesional).

c) sustancias reconocidas como sensibilizadoras, irritantes o alergénicas.

d) sustancias conocidas por ser o sospecharse que son cancerígenas, teratógenas o


mutágenas, o sustancias que afectan funciones reproductivas.

e) otras sustancias que, en determinadas condiciones de la actividad laboral o cuando


se producen variaciones de las condiciones ambientales, es probable que tengan
repercusiones para la salud.

Capacitación e información
Los empleadores deberían asegurarse de que los trabajadores cuenten con la
capacitación e información suficientes, específicas y sistemáticas respecto de:

a) la naturaleza y el grado de la situación de peligro y de riesgos que puedan derivarse


de las sustancias peligrosas, en particular, en el caso de una emergencia.

b) la protección de su propia seguridad y salud y de la de los demás en relación con las


sustancias peligrosas que puedan estar presentes, en particular a través de la
aplicación de métodos correctos y prescritos para la manipulación, el almacenamiento
y el transporte de sustancias peligrosas, así como para la eliminación de los desechos.

c) la utilización correcta y eficaz de las medidas de control y protección y del equipo


personal de protección.

Esta información también debería transmitirse, cuando corresponda, a los


subcontratistas y a los trabajadores de los mismos.
RADICIONES IONIZANTES:

EVALUACION.
La primera medida con miras a establecer un programa de protección radiológica, en
consulta con los trabajadores y/o sus representantes, debería ser una evaluación
preliminar de las situaciones de peligro y los riesgos radiológicos y los medios de
prevención y control. El grado de esfuerzo que implique tal evaluación, su carácter
oficial y los detalles de la misma, así como el examen de que ésta sea objeto, deberían
quedar determinados por la magnitud de las exposiciones normales y potenciales y
también por la probabilidad de dichas exposiciones potenciales.

En todas las facetas del funcionamiento de la instalación de que se trate, la evaluación


radiológica previa debería incluir:

a) una identificación de las fuentes de exposiciones normales y de exposiciones


potenciales razonablemente previsibles.

b) una estimación realista de las dosis.

c) una identificación de las medidas de protección radiológica necesarias para cumplir


con el principio de optimización.

MEDIDAS DE PROTECCION Y PREVENCION:

Las medidas de protección contra las radiaciones deberían guardar proporción con la
naturaleza y el alcance de los riesgos. El cumplimiento del principio de la optimización
debería ser la fuerza motriz del establecimiento y la puesta en práctica de programas
de protección contra las radiaciones a cargo de los empleadores, incluyendo en
muchos casos tomar medidas de prevención o reducción de las exposiciones
potenciales y de atenuación de las consecuencias de accidentes.

Cualesquiera sean las circunstancias, los programas de protección contra las


radiaciones deberían prever, entre otros, con los niveles de detalle que corresponda:

a) la atribución por escrito de responsabilidades a los distintos niveles de dirección,


incluidas las disposiciones organizativas que corresponda y, cuando sea pertinente, la
repartición de las responsabilidades respectivas entre los empleadores y los titulares
registrados o los titulares de una licencia, por lo que se refiere a la protección
radiológica y la seguridad.

b) la designación de las zonas controladas o supervisadas.

c) las normas de aplicación local relativas a los trabajadores y la supervisión del


trabajo.
d) las disposiciones en materia de vigilancia de los trabajadores y del lugar de trabajo.

e) el sistema de registro y notificación de toda la información pertinente en materia de


control de exposiciones, las decisiones relativas a las medidas de protección y
seguridad radiológica de los trabajadores y la vigilancia individua.

f) el programa de educación, capacitación e información.

g) los métodos para revisar y verificar periódicamente los resultados del programa de
protección radiológica

h) la vigilancia de la salud.

Capacitación e información

En el marco del programa de protección radiológica, la dirección debería establecer un


programa de educación, capacitación e información, con objeto de garantizar que:

a) todos los trabajadores reciban una información adecuada sobre:

i) los riesgos que para la salud implica la exposición profesional, trátese de niveles de
exposición normal o potencial o de exposición en situaciones de emergencia.

ii) la incidencia que sus actos profesionales tienen por lo que se refiere a la protección
y a la seguridad.

b) todos los trabajadores reciban instrucciones y capacitación adecuadas en materia de


protección y seguridad radiológicas.

c) las personas a quienes se confieran responsabilidades en el programa de protección


radiológica reciban la información y la capacitación pertinente.

d) los directivos que correspondan reciban capacitación sobre los principios


fundamentales de la protección radiológica, las responsabilidades principales que les
incumben en materia de gestión de riesgos radiológicos y los componentes principales
del programa de protección radiológica.

e) se entregue la información adecuada a las trabajadoras que, en el ejercicio de sus


tareas, pudieran ingresar en las zonas controladas o vigiladas, acerca de los riesgos que
para el embrión o el feto entraña la exposición a radiaciones, así como de la
importancia de que cada trabajadora informe al empleador tan pronto como piense
que está embarazada.

f) se creen las condiciones propicias para fomentar las consultas y la cooperación con
los trabajadores, así como el desarrollo de una cultura de la seguridad.

g) se lleven registros de la capacitación impartida a cada trabajador.


COSTOS Y TIPOS DE COSTOS
Los costos de un accidente representan para las empresas pérdidas de personas (temporal o
permanentemente), tiempo, equipos, dinero, etc. Generalmente no se puede cuantificar las pérdidas porque no
se lleva un registro de los accidentes en función e los costos.

Los Costos de un accidente son de dos tipos:

Los costos directos son aquellos que cubre generalmente la ART y por lo tanto son recuperables. Aunque hay
que tener en cuenta que un accidente produce efectos adicionales que también insumen dinero y que la mayoría
de las veces que no son recuperables.
Los costos indirectos son entre otros: gastos de equipos, alquiler de equipos de reemplazo, pago de sueldo
de personal de reemplazo, pago de sueldo de personal que en horario de trabajo tuvo que auxiliar al
accidentado, problemas de concentración del personal que presenció el accidente, gastos por capacitación del
personal de reemplazo. Todo esto incidiendo directamente sobre la cantidad y calidad de la producción.

El problema radica en que estos costos indirectos son muy difíciles de cuantificar y generalmente se representan
como un iceberg tal cual lo muestra la siguiente figura:
CALCULO DE COSTOS
Cual es la productividad del salario bruto que recibe el empleador en términos reales.

• Cual es la improductividad del salario que absorbe el empleador.

• Cuales son los adicionales o complementos del salario que recibe el trabajador.

• Cuales son sus cargas, gastos e impuestos.


ANALISIS DEL COSTE
ANEXOS

 http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Docume
ntacion/NTP/NTP/Ficheros/961a972/ntp-982w.pdf
 https://upcommons.upc.edu/pfc/bitstream/2099.1/
3366/9/36139-9.pdf
 http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---
ed_protect/---protrav/---
safework/documents/normativeinstrument/wcms_1
12584.pdf
 http://www.navarra.es/NR/rdonlyres/E67E02E0-
C4B9-4E3B-B2D5-
D05666BBCF98/182526/5AnalisisCostes.pdf