You are on page 1of 5

EXTRACTO

La “tarjeta de abastecimiento seguro” como política pública no es una solución al


problema de abastecimiento y de inflación que sufre el país. Es una herramienta
de racionamiento del consumo final en términos del número de bienes que se puede
adquirir por persona en cada período de compra. En países comunistas mas que un
instrumento económico de racionamiento es un mecanismo para asegurarse el control y
obediencia de la gente. Con el avance informático de hoy en día puede permitir la
discriminación entre consumidores por categorías de orden cultural, social, político o
económico.

INTRODUCCIÓN
El pasado 8 de marzo, día de la mujer, el Presidente Nicolás Maduro M anunció el
lanzamiento de la tarjeta de abastecimiento seguro, la cual permitirá comprar productos
escasos cada ocho días en los establecimientos oficiales designados por el Gobierno,
como PDVAL, Mercal y Abastos Bicentenarios.
Las personas podrán adquirir los productos a precios regulados como el pollo, arroz,
azúcar, harina de maíz, aceite, margarina, carne, papel higiénico y jabón, al parecer un
producto por persona y cada semana cuando aparezca en los anaqueles de dichos
mercados populares.

EL SIGNIFICADO
Es llamada por el Presidente, “tarjeta de abastecimiento”, mientras que muchos ciudadanos
la llaman “de racionamiento”; como la catalogaría usted y porqué?
Mas allá del significado de las palabras, lo importante es el contenido. Con motivo del
fardo de regulaciones que caracteriza al socialismo, los regímenes socialistas radicales y
comunistas utilizan cualquier estrategia con el propósito de banalizar los problemas que
se presentan a nivel social, económico y político de un país. Es así que se utiliza una
semántica donde se la cambia el nombre a todo para descontextualizar los problemas
haciéndolos aparecer como soluciones. La escasez es la manera como se expresa la
inflación cuando existen controles de precios. Colas y racionamiento son fenómenos
presentes en situaciones de guerra, desastres naturales y desorden de
las finanzas públicas de un país. Se puede llamar como quiera un mal público, sigue
siendo lo mismo: una tarjeta indicando cuanto y cuantas veces puede comprar bienes de
primera necesidad, es lo mismo así la llame “cartilla de racionamiento”, “tarjeta de
consumo racional”, “libreta de abastecimiento socialista” o simplemente lo que es una
“tarjeta de racionamiento”.
“Las tarjetas de abastecimiento” no constituyen un medio de pago, no deben asumirse
como una “tarjeta de debito”, o como una “tarjeta de débito”. En los países que
actualmente disponen de tarjeta de abastecimiento, ella sirve como medio de control de
de la cantidad de bienes que una persona puede comprar y cada cuánto tiempo puede
hacerlo. El Gobierno no ha dado detalles sobre su uso, se supone que la persona
presenta la tarjeta, se introducen los datos en el sistema, y se le indica si todavía tiene
cupo para comprar, el pago lo deberá efectuar con efectivo o con tarjeta de débito o
crédito. Actualmente, Corea del Norte, Somalia y Cuba utilizan esa herramienta.

ALCANCE DE LA “TARJETA DE ABASTECIMIENTO”


Por los momentos sólo se destinará a los “mercados populares”, cree usted que más adelante
se tendrá que usar en los supermercados privados?
No hace falta, el racionamiento puede realizarse a través de la cédula de identidad y la
tarjeta de débito registrada, tal cual como se hace con la asignación del cupo para
compras en internet. No hay problema técnico en extenderla a los supermercados
privados.

POLÍTICA O ECONOMÍA
Ese mecanismo es usado en Cuba. Piensa usted que Maduro está implementando las mismas
políticas económicas de ese país?
En economías reguladas y fuertemente intervenidas, los gobiernos deben dotarse de
todo tipo de ardides que eviten la asociación de los males públicos con sus políticas. No
es una política económica, es un mecanismo de control social que diluye y matiza la
represión que es inmanente en el socialismo radical. Una “tarjeta de abastecimiento”, o
de “racionamiento”, como se quiera llamar, es un modo sutil contundente de obediencia
social. El adelanto tecnológico, de hoy en día, permite con un dispositivo “plástico”,
manejar todo tipo de información sobre la vida de un ciudadano. Un Gobierno puede
conocer, desde cuánto dinero tiene en el banco, hasta cuántos vasos de agua se toma.
En nuestra perspectiva la tarjeta de abastecimiento seguro, tiene un propósito político:
controlar la vida de la gente en todos los aspectos de su existencia por la vía de la
amenaza de exclusión alimentaria.
LA PSIQUE DEL ENVITE Y EL AZAR
El presidente igualmente anunció que cada cierto tiempo rifará carros, viviendas y productos
especiales para el que haga mayor uso de la tarjeta. De qué forma interpreta esta condición?
Venezuela tiene una insuficiencia de reservas internacionales de mas de 40%, ya no
produce vehículos, técnicamente es imposible producir eficientemente algo. Serán unos
pocos carros y productos cuyo propósito es jugar con la psique del desesperado, o del
jugador, para quien, aún cuando exista una probabilidad en un millón de que la
casualidad le favorezca, esa posibilidad existe y le distrae como al jugador de envite y
azar. Es también una estrategia política para diluir las consecuencias de los males
públicos. El individuo piensa en sus adentros: “es difícil, quién quita y me toca, imposible
no es, fulano de tal me dijo que Pedro de los Palotes se ganó uno”

RACIONAMIENTO COMO MODO DE VIDA


Porqué cree usted que la tarjeta sólo será usada en los establecimientos del Gobierno?
Porque es en esos centros donde va el electorado mas sensible hacia ese mecanismo de
control social. El racionamiento ya forma parte de la vida del venezolano. En el humano,
la resignación es un mecanismo adaptativo de supervivencia psíquica, él piensa que
puede ser peor, o simplemente que esos males le permiten alguna satisfacción, he
escuchado a gente decir: “la situación está mejorando, hay cola, pero se consigue leche, y
uno ni se da cuenta, el tiempo pasa rapidito, ah! y de lo que uno se entera en una cola”.
Se puede pensar que los productos ofertados serán aquellos que el estado administra
importando o que controla directamente a través de sus redes.

SOLUCIÓN O CONSECUENCIA
Esta tarjeta será la solución para el desabastecimiento que vive el país?
No es una solución, es una consecuencia de la escasez. No hay opción, cuando se hace
presente el racionamiento es porque hubo un desastre natural, una guerra o un
desorden en las finanzas públicas de un Gobierno.

LAS RAZONES DE LA ESCASEZ Y FALTA DE


PRODUCCIÓN INTERNA
Porqué no se está produciendo como antes en Venezuela y raíz de eso todo es importado?
porque suceden esos fenómenos?
Primero, la renta petrolera no está generando suficientes divisas y tampoco hay
posibilidad de endeudamiento externo, no se tienen las divisas necesarias para importar
lo requerido para producir. Esa insuficiencia es de 40% del total importado en el 2013.
Segundo, en 15 años el costo comparativo de los productos nacionales ha aumentado
casi 2000% frente a los importados, a la tasa de 6,30 Bs por $ USD.
Tercero, debido a las regulaciones laborales, las empresas mantienen en promedio el
doble de la nómina correspondiente a plena capacidad, y están operando a menos de
30%, no sólo hay costo laboral sino ineficiencias por capacidad ociosa.
Cuarto, el sector privado se ha visto obligado a tomar funciones de gobierno, desde ser
recaudador fiscal, pasando por agencia de administración del paro, financiador de la
salud pública, de la ciencia y tecnología, del deporte y pare de contar. El estado
nacionaliza la manufactura y privatiza la producción de bienes y servicios públicos.
Quinto: la condición absoluta de inamovilidad laboral introduce un incentivo perverso, si
un trabajador se dedica al ocio y no tiene la amenaza de pérdida de su puesto de
trabajo, se dedicará a cualquier cosa menos a cumplir con su deber, es así que quién lo
hace bien debe realizar el trabajo que otros no hacen. Costo e improductividad hacen
improductivo a un país.

PERSPECTIVAS
Que pasará cuando el precio de los productos regulados también aumente? Los venezolanos
querrán seguir haciendo colas kilométricas para adquirir alimentos de primera necesidad por
una pequeña diferencia de dinero? Por qué?
Es una cuestión de tiempo, hay bastante posibilidades de que los venezolanos se
habitúen a las colas, ha sucedido en otras partes del mundo, por qué no va a ocurrir en
nuestro país. Hasta ahora solo la clase media urbana se ha resistido a la adopción de un
nuevo modo de vida, para otros venezolanos no es algo nuevo, ni la escasez, ni las colas,
ni la inseguridad, los pobres desde hace años conviven con esos males públicos. La
protesta social urbana de la clase media evidentemente incomoda al gobierno, pero solo
representará una amenaza si ocurre a nivel de los sectores “D” y “E” , si la escasez alcanza
niveles extremos para estos grupos sociales, ahí si habrá un verdadero problema de
gobernabilidad.

LO QUE UN BUEN PADRE TIENE QUE HACER


MIENTRAS DURA EL DESASTRE ECONÓMICO
Una de las consecuencias mas graves del caos socioeconómico es el sentimiento de
postración y de pérdida del sentido de vida del individuo. La desesperanza, el hastío y la
inmediatez conducen fatalmente a trágicos resultados. Piense que el que tiene algo
importante que hacer mañana, siempre encontrará el cómo alcanzarlo. Puede seguir
proponerse estos objetivos.

Cuidar y mantener su vivienda, su vehículo, sus bienes.


Aprender economía para que no pueda ser manipulado por el Gobierno.
Hacer ejercicio, alimentarse bien, cuidar su salud: enfermarse es costoso y un riesgo de
morir hasta de una infección hospitalaria.
Promover soluciones comunitarias que mejoren la recreación y la seguridad.
Hacer todo lo que pueda usted mismo, reduzca los gastos.
Convertir su talento y habilidades en fuentes alternas de ingresos.
No tomar deuda a menos que tenga capacidad de pago de la misma y de los intereses
ocasionados.
Suspender las compras compulsivas: ¿Realmente necesita algo, o es un simple deseo?.
Ser ciudadano: cumpla con on la ley, no deje de votar nunca, es su posibilidad suprema
de contribuir con un mundo mejor.
Orar por el perdón, la paz y la tolerancia, vaya al culto, a la iglesia, a la mezquita a la
sinagoga, crea en algo, por ejemplo en Dios.
Salir de todo aquello que no agrega valor y que puede servir a otro: limpie su sitio y sea
generoso.
Compartir sus decisiones con la familia.