You are on page 1of 4

La ética y la moral: ¿Dos caras de una misma moneda?

La ética es parte de la filosofía, una persona que se orienta por principios y convicciones

se considera ética. La moral es la práctica, hábitos y costumbres. “Una persona puede tener

moral pero no ética. Esto se debe a que la persona actúa por costumbres y no necesariamente es

algo que hace por principios” (Boff, 2003).

La función de la ética es de ayudar al sujeto a orientarse, brindar nociones acerca de lo

que le conviene o no hacer, “aquello que cualquier ser racional que no se deje llevar por sus

intereses individuales o grupales sino por intereses universales tiene por justo” (Cortina 1996,

p.117). “La ética no se trata de un conjunto de prohibiciones” (Singer, 2009). “La moral no se

trata sencillamente de hacer buenas obras” (Rhonheimer, 2000).

La semejanza entre ambas es que se encargan de las actitudes de reaccionar ante lo

correcto o incorrecto, no se refiere a que lo incorrecto no se pueda hacer. La diferencia se

encuentra en que la moral dicta las normas de actuar, y la ética trata de racionalizar las normas

que la moral impone. Hay una distinción hegeliana entre la eticidad y la moralidad, por un lado

esta el dato moral vivida, son las costumbres y normas vigentes (eticidad) y por otro lado el polo

de la relación critica del sujeto con respecto a esas normas e ideales (moralidad) (Fernández,

2013).

Los griegos partían de la “morada” que es el conjunto de las relaciones entre el medio

físico y las personas. Debe existir una relación entre el espacio físico y humano. Separaban el

carácter de las costumbres, el carácter siendo ética y costumbres la moral (Boff, 2003). Tan
antiguo como la misma humanidad, el interés por regular las acciones por códigos o normas,

comienzan a encontrar sus límites y prescripciones, lo que define su moral.

“Desde el punto de vista teórico e histórico se encuentran varias diferencias entre ambos

términos: su objeto de interés, su ámbito de aplicación, su origen y desarrollo, su modo de

influencia y su grado de universalidad” (Figueroba, 2017). El bien se reduce a los placeres y a lo

útil, basta buscar el propio interés para ser virtuosos: la corriente utilitarista ha reconciliado o

armonizado felicidad y virtud, amor a uno mismo y bien público, ya que el interés de cada uno es

ser moral (Lipovetsky, 2002, p. 34).

A partir del nacimiento de la filosofía, surge el interés de reflexión de lo existente a nivel

de la moral, lo cual tomó el nombre por ética. ¿Dos caras de una misma moneda?, Bauman

(2005) hace alusión a la ambivalencia como un concepto que se refiere a lo que se escapa al

orden y categorización, algo inherente al ser humano que no puede enfilarse ni tramitarse con la

razón; la moral no tiene su origen en la razón sino precisamente en esto que se escapa a la

normalización, la moral también tiene su origen en los sentimientos, en eso que no se calcula, ni

se racionaliza, ni se contabiliza.

En conclusión, aunque no estén en el mismo rango dentro del campo filosófico o teórico,

la ética no existiría sin la moral. El ser humano se dispone a ver más la cara de la moral que la

ética, ya que le resulta más fácil guiarse por lo que ya conoce a nivel de carácter que a un nivel

más formal representado por la ética. Cada una presenta su objetivo general de donde partir, pero
ambas llegan a compartir relación en lo especifico; la respuesta del ser humano ante eventos

externos.
Referencias

Rhonheimer, M. (2000). La perspectiva de la moral: fundamentos de la etica filosofica.

(E. Rialp, Ed.) 41.

Boff, L. (2003). Ética y Moral. La busqueda de los fundamentos. (S. Terrae, Ed.) Retrieved

Septiembre 30, 2017, from www.educacionholistica.org/notepad/documentos/etica%

20y%moral/etica_moral_axiologia.pdf

Fernández, J. L. (2013, Marzo). Ética y Razonamiento Moral. Retrieved Octubre 1, 2017, from

https://revstas.upcomillas.es/index.php/miscelaneascomillas/article/viewFile/829/699

Singer, P. (2009). Ética Práctica (Vol. 13). (E. AKAL, Ed.)

Figueroba, A. (2017). Las 6 diferencias entre ética y moral. Retrieved 2017, from https://psicolo

giaymente.net/psicologia/diferencias-etica-moral

Bauman, Z. (2005). Ética posmoderna. Buenos Aires: Siglo XXI.

Lipovetsky, G. (2002). El crepúsculo del deber. Barcelona: Anagrama. http://www.anagrama-ed.

es/libro/argumentos/el-crepusculo-del-deber/9788433913784/A_148

Cortina, A. (1996) El quehacer ético. Editorial Santillana. Madrid: Tecnos.