You are on page 1of 2

Las ventajas competitivas de la Empresa Familiar

Cómo lograr diferenciación y continuidad siendo empresa familiar

Las empresas familiares tienen mucho que enseñar al resto de la comunidad empresarial. Las
características principales de las empresas familiares importantes y exitosas son el capital
paciente, el liderazgo y los horizontes de planificación a largo plazo, la conducta ética, el
orgullo por la calidad del producto/servicio y el compromiso con los trabajadores y la
comunidad donde se encuentran. Aunque hay excepciones, casi nadie discute que el
compromiso de la propiedad y la identificación de los propietarios con sus empresas son
mayores en las empresas familiares. Muchos propietarios ni siquiera permiten que se mencione
la posibilidad de vender la empresa.

Un componente esencial de este compromiso es la conservación de una fuerte cultura


empresarial y un sistema de valores, creado por el fundador y alimentado por las generaciones
siguientes. Como describía Richard Narva, la cultura de la familia es el “manantial” de la
cultura empresarial, y “es vital que cada generación no solo entienda y esté apasionado por la
herencia de las generaciones anteriores, sino que también la escriba”. Aunque los sucesores
pueden mantener la herencia del fundador a través de su conocimiento personal del fundador,
sus sucesores no tendrán la misma ventaja. Con cada nueva generación, los vínculos entre la
familia y la empresa van disminuyendo. De hecho, empresas familiares de éxito hacen posible
que las siguientes generaciones sigan sus vidas muy lejos de sus orígenes familiares.

Por si la tensión entre conservar y redefinir los valores de una familia no es suficiente reto, la
continuidad multi generacional suele exigir que se redefina el modelo empresarial en la
siguiente generación. Incluso para mantener un nicho de mercado, la siguiente generación debe
redefinir, como mínimo, sus procesos empresariales para seguir siendo competitiva. Las
estrategias de crecimiento requieren innovaciones más espectaculares.

Normalmente, la sucesión está cargada de resistencia por parte de la generación mayor, falta
de voluntad para soltar las riendas, y a veces por parte de la siguiente generación, que tal vez
no está preparada para asumir las responsabilidades del liderazgo. La solución, como Ernesto
Poza escribe en Family Business, 2nd ed. (Thomson Financial, 2006), es que las dos
generaciones actúen a la una: la generación senior mantiene los valores y las prácticas básicas,
y la siguiente generación busca la adaptación necesaria para tener éxito en un sector
empresarial en constante cambio. En una empresa sana, la generación senior deja libertad a la
siguiente generación para centrarse en el futuro.

Resumiendo, lograr la continuidad de la propiedad de la empresa es la responsabilidad final del


Consejo de Familia. Un Consejo de Familia eficaz es el medio a través del cual se mantiene la
identidad y los valores familiares (y se renuevan); se promueve la innovación empresarial; y se
gestiona el capital humano de la familia, las inversiones financieras y la filantropía.

Fuente: Cámara de Comercio de España, Espacio para la Empresa Familiar


http://newsmaker4.com.ar/clientes/empresafamiliar/empresafamiliar/web/ver_nota.php?id_noti
cia=149117&id_edicion=9844&news=123&cli=97&accion=ampliar