You are on page 1of 12

AÑO X

TERCERA ÉPOCA — NÚMERO 104
ARÉVALO—ENERO DE 2018

Precio del ejemplar impreso:
0,50 euros. http://lallanura.es

Memoria de un futuro imperfecto culturales, de conservación y restau-
ración, y turísticos. Todo ello bajo una
marca del tipo “Moraña Mudéjar”.
En unos pocos meses nuestra que durante largas temporadas algunos
Asociación Cultural cumplirá 10 de nuestros elementos patrimoniales -Asociación de Amigos del Mudé-
años ya que nació, oficialmente, en más significativos soporten una ilu- jar de La Moraña.
junio del año 2008. minación que podríamos definir como -Hermanamiento entre Arévalo y
deficiente. Madrigal, y de estas poblaciones con
Hemos hablado en otras ocasiones
de las muchas propuestas e ideas que Diversas propuestas referidas a otras villas mudéjares de Castilla y
se han ido plasmando, a lo largo de es- rutas monumentales o naturales de León y, posteriormente, con las pobla-
tos casi 10 años, en nuestros medios. Arévalo y de la Comarca no han en- ciones mudéjares de España.
contrado en nuestras instituciones el -Impulsar una Red de Lugares
Algunas de ellas, de una u otra
acomodo que hubiera sido preciso y Mudéjares.
forma, se han convertido en realidad.
que servirían, nosotros al menos esta-
Otras están en proceso. Y las hay que, -Impulsar la declaración de “Mu-
mos seguros de ello, para potenciar en
por unas u otras razones, no han sali- déjar de La Moraña, Patrimonio de la
buena medida el tan necesario impul-
do adelante y se encuentran en espera Humanidad”.
so turístico que necesita el norte de la
de que lleguen mejores tiempos o, por
provincia de Ávila. Decir que la Hoja de Ruta, ya es-
contra, puede ser que estén condena-
das a no existir. Arévalo debería ser, así lo hemos tructurada, se plasmó a finales de
manifestado en muchas ocasiones y 2011. A mediados de 2012 se le en-
Consideramos importante recor- tregó al Ayuntamiento de Arévalo un
en distintos foros, el impulsor princi-
dar algunas de ellas, tanto de las que documento básico de las diferentes
pal de una propuesta turística para toda
no han salido adelante o aquellas que propuestas.
nuestra Comarca.
se iniciaron y quedaron relegadas al
abandono. Algunas de ellas, plantea- Tal vez, de entre todos los pro- Nos chocó sobremanera el inte-
das hace ya más de 6 años, podrían, a yectos propuestos, el más importante, rés mostrado por el Ayuntamiento de
nuestro entender, haber influido en un desde nuestro punto de vista, y que se- Cuéllar en este asunto. Intentaron por
futuro tal vez más halagüeño, en un fu- guramente duerma en algún cajón de todos los medios que les explicáramos
turo que hoy es presente. la casa consistorial, fue el de iniciar la los pormenores de esa Hoja de Ruta.
Hoja de Ruta, esbozada por el profesor Al mismo tiempo, el nuestro no mostró
En el año 2008 proponíamos la reti- el más mínimo interés en ello.
de la UCM José Luis Gutiérrez Roble-
rada de cables que afeaban algunas de
do y que conducía, en definitiva, a la Han pasado más de cinco años. La
nuestras calles del casco antiguo y, asi-
creación de una “Red de Lugares Mu- idea sigue ahí.
mismo, algunos de los monumentos de
déjares” de la que Arévalo hubiera sido
nuestra Ciudad. Hacia el año 2012, se
el centro neurálgico.
puso cierto énfasis en ir eliminando al-
gunos de estos elementos pero no ter- La Hoja de Ruta contemplaba, en-
minó de resolverse el asunto, estando tre otros aspectos, los siguientes:
aún pendiente. Algunas calles, algunos -Portal mudéjar en Internet, que
edificios monumentales, siguen mos- recoja también el mudéjar no abulen-
trando esos antiestéticos cables adosa- se.
dos a las fachadas.
-Centro de documentación y estu-
Con muchos altibajos también, en dios mudéjares multidisciplinar.
los últimos 9 años se ha venido hablan-
do del asunto de la iluminación monu- -Creación de un organismo de ges-
mental. Un tratamiento y una atención tión conjunta de todo el patrimonio
que dista mucho de ser óptima, hacen mudéjar de La Moraña en sus aspectos Juan C. López
pág. 2 la llanura número 104 - enero de 2018

Actualidad lense conocida como “Librería Católi-
ca”. Situada en la calle de Don Geróni-
mo de nuestra capital. Llevaba abierta
culminación con un breve y emocio-
nante discurso a cargo de Segundo
Bragado que glosó las bondades poéti-
desde el año 1983 y, en la actualidad, cas y humanas de Vitorio Canales con
estaba regentada por Gonzalo Delga- el que mantiene una profunda amistad.
do que, al jubilarse, no ha encontrado A continuación intervino el propio
quien siga manteniendo el comercio. Vitorio Canales, el cual, una vez ma-
Con ésta ya son tres las librerías que nifestado su agradecimiento, regaló a
han cerrado en la capital abulense en los presentes algunos de sus mejores
los últimos meses. versos que fueron recibidos con cariño
https://efenvalor.wordpress.com/ por sus amigos y convecinos.
Víctor Coello
El grupo de Educación Física en va- Gala solidaria “Ayúdanos a Ayu-
lor realizó una ruta de senderismo dar”. El pasado 15 de diciembre tuvo
ecológico. Para finalizar este trimestre, lugar en el Teatro “Castilla” la X Gala
desde el grupo de Educación Física en Solidaria de la ONG “Ayúdanos a Ayu-
valor, se realizó una RUTA DE SEN- dar”, que contó, como en años anterio-
DERISMO ECOLÓGICO por varias res, con una nutrida participación de
zonas de Arévalo. grupos que con sus actuaciones hicie-
Más de 120 alumnos de los cuatro cen- ron las delicias de los asistentes. Como
tros públicos de Arévalo participaron Acto literario dedicado al poeta pa- es habitual, la gala contó con dos se-
de esta actividad enfocada hacia la jariego Vitorio Canales. En la tarde- siones: una infantil, y una segunda,
concienciación y la recogida de resi- noche del pasado miércoles, 27 de para adultos. La recaudación de la gala
duos, al tiempo que se realiza activi- diciembre, tuvo lugar un acto litera- sirve para sufragar diversos proyectos
dad física. con el reparto de bolsas y rio, organizado por el Excmo. Ayun- solidarios así como ayudar a asociacio-
guantes para todos los participantes. tamiento de Pajares de Adaja, ‘La nes encaminadas a la asistencia social
Una vez equipados y repartidos por Alhóndiga’, Asociación de Cultura y tanto en Arévalo como en la Comarca.
grupos, comenzaron la recogida selec- Patrimonio y la emisora Radio Adaja
tiva de residuos, utilizando tres bolsas dedicado al poeta pastor Vitorio Cana- Sumario:
diferentes para residuos orgánicos, les.
para plásticos y para papel y cartón. El evento, que tuvo lugar en el salón de 1: Editorial. El futuro ya está aquí. Fotogra-
fía: Juan C. López.
El trabajo de los niños y niñas fue es- actos de la localidad de la que es natu-
pectacular. La implicación, el trabajo ral Vitorio, contó con la participación 2 y 3: Noticias culturales.
y las ganas que pusieron para recoger de diversos poetas y rapsodas de Tierra 4: Invierno en la Tierra de Arévalo. Luis
residuos y dejar la zona limpia es dig- de Arévalo y La Moraña. José Martín García-Sancho.
no de imitar por parte de los adultos. Genaro Manzano, Víctor Coello, Ma- 5: Cine clásico: Raíces Profundas.
La cantidad de plásticos y papeles que rianela Robledo, Emilio Tomás Gu- Reseña de libros: Frankenstein.
pudieron recoger como mostraron en tiérrez, Juan Carlos López y Segundo 6: La del alba sería. Bernardino Gago Gar-
sendas fotografías fue muy llamativa. Bragado recitaron poemas propios o cía. Fotografía: Lámina de Gustave Doré.
Posteriormente, continuaron la marcha de otros autores relacionados todos 7: Esta es una historia feliz. Ascensión Ló-
siguiendo por la zona del IES ADAJA, con la vida pastoril, en referencia a la pez Ferreras.
hasta la zona del Pino Bomba, donde actividad que el poeta homenajeado 8: Carteros y Zapateros. Emilio Oviedo Pe-
se dio por finalizada la actividad, con realizó a lo largo de su vida. rrino. Fotografía: www.fotocommunity.es.
sentimientos contrariados: por un lado El acto comenzó con la intervención
9: Nacimiento y cronología del Grupo de
muy contentos por el trabajo realizado del Alcalde de Pajares de Adaja, Je- Poetas Morañegos. Segundo Bragado.
por los alumnos y por la conciencia- sús Caro, quien puso de manifiesto el
10: Nuestros poetas: Romancero anóni-
ción que tienen; pero por otro, preocu- cariño que los vecinos de su localidad mo, Dionisio Martín Gómez, Julio Collado,
pados porque aún queda mucho cami- natal tienen por Vitorio Canales, recor- Omar Khayyam.
no por recorrer en cuanto a la limpieza dando momentos y anécdotas vividas 11: Nuria Ruiz-Vernacci. Texto y Fotogra-
del entorno y el cuidado del medio con sus vecinos, su afición continua a fías de Nuria Ruiz-Vernacci.
ambiente. la Poesía y la talla humana del poeta al 12: Clásicos Arevalenses. E.A.J. RadioAré-
que se le ha llegado a llamar “el Mi- valo. Sintonías. Fotografía: La Llanura,
guel Hernández de la Moraña”. 1926.
A continuación, y coordinados por
Javier S. Sánchez, Javier de Andrés y LA LLANURA de Arévalo.
Juan Carlos López, siguieron las in- Publicación editada por:
tervenciones de los poetas y rapsodas “La Alhóndiga” de Arévalo,
Asociación de Cultura y Patrimonio.
participantes, alternándose estas con Avda. Emilio Romero, 14-B - 05200 Arévalo
la proyección de vídeos en los que se lallanuradearevalo@gmail.com
recordaron diversos momentos de la Número 104 - enero de 2018
antoniosaz.blogspot.com.es
vida de Pajares de Adaja y del poeta Depósito legal: AV-85-09
Cierra la librería “Católica” de Ávi- Vitorio Canales, emitiendo en off poe- Diseño y maquetación: “La Alhóndiga”,
la. Nos hacemos eco, no sin tristeza, de mas recitados por este último. Asociación de Cultura y Patrimonio.
la noticia del cierre de la librería abu- La intervención de los poetas tuvo su Imprime: Imprenta Cid.
la llanura número 104 - enero de 2018 pág. 3
La Pastorada de 2017. El viernes, 22 el Grupo “Tutto Vocce” ofreció en el ‘Castilla’, un nuevo Cuaderno de
de diciembre de 2017, varios miem- Teatro “Castilla” el concierto titulado Cultura y Patrimonio. El pasado 14
bros de la Asociación Cultural “La Al- “Canciones para la Navidad”. de diciembre, día de San Juan de la
hóndiga” participamos, como en años Por su parte, el viernes, 22 de diciem- Cruz, patrono de los Poetas, se puso a
anteriores, de la tradicional Pastorada bre, la Coral “La Moraña” ofreció en la disposición de los interesados un nue-
que el Grupo de Poetas de Tierras de iglesia de Santo Domingo su Concier- vo Cuaderno de Cultura y Patrimonio
Medina organizan en esa localidad va- to de Navidad. editado en formato digital. Se trata,
llisoletana. El sábado, día 23, la Banda Municipal en este caso, del número 40 y en él se
El acto comenzó, como es habitual, de Música de Arévalo, fue protagonista recopilan algunos poemas de diversos
con el Pregón, a cargo de nuestro buen de una actuación en el Centro de Per- autores. todos ellos bajo la temática
amigo José María Lara. Le siguió la sonas Mayores de nuestra localidad. genérica de “Castilla”. Los hermanos
lectura del evangelio, según San Lu- Y el 27, miércoles, a las 20:00 horas, el Machado, López de Anglada, Miguel
cas. Terminado éste, los asistentes, Teatro “Castilla” acogió un estupendo de Unamuno, Rosalía de Castro, Pérez
después de entonar el villancico “No- concierto del grupo “Ávila Big Band”, de Ayala comparten páginas con los
che de Paz”, pasaron a dar cuenta de un grupo que está formado por instru- arevalenses Luis J. Martín, Segundo
las viandas que componían la cena de mentos de cuerda, percusión, viento, Bragado o Javier Sánchez.
pastores. metales y voces, todos ellos de nues-
Terminada ésta y después de cantar tra provincia y que interpretan blues
animadamente “El pequeño tamborile- y jazz. Entre los componentes los are-
ro”, los asistentes que así lo quisieron valenses Josemi y Luis Alberto que
pusieron en común poesías, relatos, lo dieron todo para agradar al público
lecturas y canciones que hicieron de asistente.
ella un velada navideña para ser recor- Facebook Ávila Big Band
dada por todos.
Juan C. López

El Belén del Ayuntamiento. Como en
Concierto en Rivilla de Barajas de la años anteriores no podemos sino desta-
Banda Municipal de Música de Aré- Ruta de las luces en Arévalo. El sá- car el trabajo y originalidad de Franxu
valo. La localidad morañega de Rivilla bado 30 de diciembre, tuvo lugar en Ramós e Iván Antonio Enríquez en
de Barajas acogió el pasado 30 de di- Arévalo una ruta en patines organiza- la elaboración del Belén del Ayunta-
ciembre de 2017, el Concierto de Fin da por el Club Deportivo “Diversport” miento. Este año nos han sorprendido
de Año que corrió a cargo de la Ban- Arévalo. Muchos fueron los patinado- incorporando al Belén la fuente de los
da Municipal de Música de Arévalo. res que participaron en esta novedosa “Cuatro Caños” de la plaza de la Villa.
Nuestra Banda de Música hizo repaso y especial iniciativa iluminando y po-
de un amplio repertorio compuesto de niendo color a las calles de Arévalo.
villancicos y Vals que hicieron las de- El Club de patinaje “Diversport”, es de
licias del numeroso público que asistió reciente aparición y cuenta ya con más
al Concierto. Terminó éste al ritmo de de 100 socios que disfrutan y aprenden
la tradicional Marcha Radetzky de Jo- este deporte. El acto fue muy partici-
hann Strauss (padre). pativo dado que familias, patinadores
y voluntarios estuvieron dispuestos a
Facebook “Rivilla de Barajas”
colaborar en todo momento para que
Elisa Martín Gómez
la actividad saliera adelante. Además
se pudo contar con la colaboración del Desear a nuestros lectores un muy
Ayuntamiento de Arévalo, de Protec- feliz y venturoso año 2018. Que to-
ción Civil y de la Policía Local. dos vuestros deseos se cumplan y
Juan C. López que nuestro Patrimonio Monumen-
tal y Natural no sufra mermas.

Música en Navidad. Dentro de la ya
tradicional programación navideña que
se celebra en estas fechas en Arévalo
han tenido lugar diversas actuaciones
musicales, entre las que cabe destacar
las siguientes: El día 17 de diciembre
pág. 4 la llanura número 104 - enero de 2018

Invierno en la Tierra de Arévalo teniendo suerte, pero continúo pues
aún no he encontrado lo que busco.
Un aguilucho lagunero hembra, un
La blanca silueta de la última le- alas y cola para colocarse con las ga- macho de aguilucho pálido, un ratone-
chuza sobrevuela la plaza castellana rras hacia arriba y, con la espalda casi ro y varios milanos reales pululan por
entre la iglesia y el arco. Hoy ha tenido a ras de suelo, atrapa a la liebre con su los alrededores. Al pasar junto a un
suerte y ha capturado un topo en la ex- garra izquierda, describiendo después rastrojo de maíz levanto a un centenar
planada del río y, tal vez por eso, emite un tirabuzón en el aire y cayendo al de grullas que, a modo de espigadoras,
contenta una especie de chirrido entre suelo aparatosamente, para recompo- vienen desde las lagunas de El Oso
suspiro y respiración agonizante, un nerse al instante y atraparla con ambas para buscar los granos sueltos tras la
sonido que confunde a la gente y la lle- garras. Tiene todo el plumaje erizado, cosecha. Al alejarme se posan prácti-
ga a asustar de forma incomprensible, especialmente en la cabeza. Impresio- camente en el mismo sitio. Me alegra
convirtiendo su miedo en superstición nante. Pero no es a Ada a quien he sa- verlas y oírlas, pero continúo la bús-
absurda que, incluso hoy en día, casti- lido a ver, así que la dejo comiendo y queda.
ga a criaturas inocentes, completamen- continúo la búsqueda.
te inofensivas y muy beneficiosas, lle- Ahora el camino me acerca a un pi-
Tres corzos, que pastaban en un nar isla. Recuerdo que allí salió búho
vándolas al borde de la desaparición.
sembrado situado entre dos pinares, chico en los estudios de campo que
Clarea en el horizonte, amanece ahora corren para desaparecer por uno realicé hace mucho, ¡veinte años ya!,
en la llanura, cuando el cárabo ulula de ellos. Instantes después se les oye pero me pica la curiosidad y entro.
lastimero junto a las ruinas del molino ladrar para reagruparse. Por el escudo Busco en los pinos de copa más cerra-
con la intención de marcar sonoramen- anal he comprobado que eran corza, da. Bajo uno de ellos, unas egagrópi-
te los límites de su próximo territorio corcina y corzo. Hoy están algo más las, recientes por su fresca mucosidad,
de cría. Las sombras de la oscuridad agitados porque esta noche han sido me revelan donde buscar, efectiva-
se iluminan y dejan de ser solo bultos atacados por dos lobos que campeaban mente, en lo más intrincado de la copa
para convertirse en imágenes con vo- por allí. Pero tampoco es la familia hay cuatro búhos chicos dormitando y
lúmenes y colores. La niebla, que se Capre a quien he salido a buscar, con- en otro árbol cercano veo otros cinco.
ha apoderado de la planicie durante la tinúo la marcha. En el camino de las No se asustan, no les molesto. Salgo
noche, comienza a disiparse dejando Cuarenta se ven huellas de tejón, gar- de allí no sin ver antes un grupo mixto
tras de sí un gélido paisaje de hielo y duña y jabalí, pero las que busco solo de reyezuelos sencillos y listados junto
escarcha. tienen tres dedos. a mitos, garrapinos y herrerillos capu-
Sobre las parcelas vacías y calles Las últimas lluvias parecen haber chinos que no dejan de emitir agudísi-
desiertas del polígono industrial una inundado un pequeño lavajo al final de mos reclamos para no perder el contac-
silueta me resulta familiar. Ada es un un regato. Formaciones de junqueras to entre ellos.
damero de cinco años, una de las hijas casi bordean lavajo y regato, incluso Pero no son búhos ni pajarillos lo
de la mismísima Alberta, el águila im- hay manchas de carrizos y aneas. Bus- que busco, así que cambio de carre-
perial que, desde el corredor del Ada- co un punto prominente pero no lo hay, tera y camino y, por fin, las veo junto
ja, junto a su fiel compañero Aquila, solo una alejada loma que me brinda- a una pequeña alfalfa: un grupo mix-
están colonizando con nuevas parejas ría una mala observación a contraluz. to de veinticinco avutardas. Son siete
extensos territorios entre Ávila, Sego- Así que me acerco andando despa- machos adultos, trece hembras y cinco
via, Valladolid e, incluso, Salamanca. cio, la vegetación apenas me deja ver pollos del año: tres machos, que ya es-
el agua. Se oyen algunas avefrías y tán más grandes que sus madres, y dos
Hago un barrido con los prismá- hembras, del mismo tamaño que sus
cuando logro ver la pequeña lámina de
ticos. A la entrada de varios vivares, progenitoras. Casi todas reposan, en
agua, decenas de patos elevan el vuelo
algunos conejos reciben los primeros pie, aseándose el plumaje.
asustados. Aunque la mayoría son azu-
rayos de sol como un bálsamo anes-
lones, logro distinguir entre ellos va- Una de las hembras me ha visto
tésico. Una bandada de cientos de
rias cercetas y algún cuchara. También pues estira el cuello, la reconozco, es
estorninos pintos y negros posada en
reconozco el silbido de la agachadiza. Otina, la favorita de Otar. Se acerca
un tendido eléctrico parece observar
Entre junqueras y carrizos identifico al moviendo el cuello de atrás adelante,
también los movimientos de la gran ra-
pequeño buitrón, curioso nombre para casi como un resorte, ninguna más la
paz. Varios alborotadores rabilargos la
un bicho tan pequeño, y a un reducido sigue. Se detiene a unos trescientos
provocan y molestan para que se vaya.
grupo de escribano palustre. metros.
Pero Ada no baja la concentración y
se dirige en picado, garras por delan- Una silueta sobre el terrón de un - Hola Otina –digo mirando por el te-
te, hacia un punto concreto entre una barbecho llama mi atención. Me ale- lescopio-, me alegra mucho volver a
retama común y un escaramujo. No jo del lavajo, mientras los patos vuel- verte.
parece haber nada más que pajarillos, ven a posarse, y monto el telescopio. Otina abre la cola para contestar a mi
como pardillos y gorriones molineros, No se está dando mal la mañana, no, saludo.
pero Ada sigue con su picado hacia un aquel bulto sobre el terrón tiene unos
punto concreto. Cuando ya casi llega a intensos ojos amarillos bordeados de Instantes después baja nuevamente
tocar el suelo con las garras, una liebre negro que me miran y unos pequeños una densa niebla que me impide ver
que permanecía encamada e invisible a penachos a modo de orejas. Es un búho más allá de la punta de mis zapatos.
mi óptica, da un gran salto vertical. La campestre, ciertamente, una rapaz muy En Arévalo, a 3 de enero de 2018.
imperial hace un rápido quiebro con difícil de observar. Pienso que estoy Luis José Martín García-Sancho
la llanura número 104 - enero de 2018 pág. 5

De película... nero conocido como western, se estre-
nó en el año  1953 y está basada en
La película, de una forma relativa-
mente lenta, nos lleva hasta un punto
la novela homónima escrita por  Jack crítico, el duelo que enfrenta al terra-
Raíces profundas Schaefer. Fue  dirigida  por  George teniente Rufus Ryker, su hermano
Si visteis de niños la película “Sha- Stevens, y contó con el actor  Alan Morgan y un temible pistolero que
ne” en el gallinero del “Gran Cinema” Ladd encarnando al protagonista. han contratado, Wilson, todos ellos
de Arévalo, recordaréis que poco antes contra Shane.
En el año 1954 contó con cinco no-
de que aparecieran los créditos, solo el minaciones a los Oscar obteniendo, Tras un formidable duelo, en el que
eco de las imponentes montañas que finalmente, el correspondiente a la me- el hermano emboscado hiere a nuestro
aparecían en la pantalla respondía al jor fotografía en color. protagonista, que se mueve gracias a la
niño Joey cuando, al tiempo que co- advertencia del pequeño Joey, Shane
rría tras él, llamaba al protagonista de El argumento central de la película
sale victorioso y abandona el pueblo
la película, protagonista que como una trata sobre la pugna entre un terrate-
cabalgando, herido y con el brazo iz-
especie de Robin Hood había defendi- niente que pretende adueñarse de toda
quierdo colgando al costado, mientras
do a los pobres granjeros, entre los que la tierra y algunos modestos granjeros
el muchacho, como decíamos al prin-
estaban los propios padres del mucha- que se instalan y parcelan pequeñas
cipio, va corriendo tras él, diciéndole a
cho, del terrateniente Rufus Ricker y porciones de terreno; uno y otros se
gritos que todos le quieren, le aprecian
de sus temibles pistoleros a sueldo que baten en una guerra por el derecho a
y que no se vaya.
pretendían quitarles sus tierras. la tierra.

En España el título de esa pelícu-
la fue “Raíces profundas”, aludiendo
sin duda a las escenas en las que Joe
Starrett, padre del pequeño Joey, ha-
cha en mano, intenta cortar un enorme
tronco de árbol seco que, inoportuno,
se encuentra en medio de la granja.
Uno de los momentos más emotivos
de la cinta es, precisamente, cuando el
protagonista “Shane”, hacha en mano,
ayuda al señor Starrett a derribar de
forma definitiva el molesto tronco pro-
fundamente arraigado al terreno.
La película, encuadrada en el gé- http://www.elantepenultimomohicano.com

De libros... distintas partes de cadáveres.
Cuando Mary W. Shelley escribe
do mucho, se hicieron varias adapta-
ciones para el teatro que popularizaron
la historia.
Frankenstein su relato en 1816, en clara referencia
o el moderno Prometeo a Prometeo, el mítico Titán que roba En el año 1910 se filmó la prime-
el fuego de los dioses para ponerlo a ra película muda. Aunque la famosa e
Se comentaba, no hace mucho, en disposición de los humanos, no es icónica imagen del monstruo, la que
el grupo de Facebook “Amigos de los consciente de que está creando un mito todos tenemos en mente, es la protago-
libros en Arévalo” que se cumplían, universal. nizada por Boris Karloff en “El doctor
el pasado 1 de enero, 200 años de la Frankenstein” de 1931, dirigida por Ja-
publicación de la novela de Mary W. La primera edición de la novela,
mes Whale. Se graban posteriormente
Shelley. con una tirada de tan solo 500 ejem-
multitud de filmes siendo el último, el
plares y sin la firma de la autora, ve la
En el verano de 1818, verano por titulado “ Frankenstein de Mary She-
luz el 1 de enero de 1818.
otra parte atípico por lo frío y lluvioso lley”, dirigido por Kenneth Branagh
que resultó, nuestra autora pasaba lar- La crítica no fue nada favorable en el año 1991, e interpretado por Ro-
gas veladas en Ginebra, en Villa Dio- con la publicación aunque, no tardan- bert de Niro.
dati, junto al lago Lemán, lugar en que
se alojaba, junto al médico y escritor
John William Polidori, el famoso poeta
Lord Byron. A éste se le ocurrió que, a
fin de contrarrestar el aburrimiento, los
tertulianos se inventaran una historia
de fantasmas y la contaran al resto.
Ahí tuvo su origen el relato que gi-
raba en torno al estudiante de medicina
Víctor Frankenstein. En su afán por
desentrañar los secretos de la vida y de
la muerte creó un monstruo a partir de
pág. 6 la llanura número 104 - enero de 2018

La del alba sería mienza el capítulo IV de la primera
parte de la novela cuando sale de la
venta tan ufano después de haber sido
(Viene del número anterior de Diciembre) que no fueron invención de su mente, armado caballero en busca de aventu-
sino que el propio novelista los vivió ras, a desfacer entuertos, a proteger a
Se adjunta a esta obra“El regocijo con sus propios ojos y con sus propios los desvalidos y a los pobres, a impo-
de las musas” un plano con los pue- pies. A este respecto nos dice el au- ner la justicia social, a castigar al mal-
blos que rodean a la villa de don Fadri- tor de El Regocijo, al final del primer vado y pendenciero. Sale solo y se en-
que, eje y centro de caminos, veredas capítulo un dato muy interesante: “Es cuentra con el primer hallazgo de salir
y lugares de este lugar de la Mancha en esta villa manchega donde Cer- triunfante, con Juan Haldudo, el rico y
de cuyo nombre no quiero acordarme. vantes, obligado por sus desgraciadas su criado Andrés el pobre que nos lle-
Este plano está confeccionado con circunstancias, se transforma en don va a la ternura frente a la maldad del
todo detalle por Miguel Ángel Muñoz Quijote y en Sancho Panza, para lan- ladrón de su amo explotador y men-
Muñoz quien se basa en el interesan- zarse a una maravillosa aventura lite- tiroso. Y al final de la aventura, don
te documento Repertorio de viajes de raria con trasfondo histórico que no Quijote sale malparado al igual que en
Pedro Juan Villuga (1546), testimonio es otra que la de su verdadera historia la mayor parte de sus hazañas; su in-
fidedigno de las diversas rutas exis- contada con sublime ingenio”. Aún se tervención se queda ayuna de éxito con
tentes en la España de entonces con abre el autor a otra hipótesis más su- los golpes que el miserable Haldudo,
sus posadas y paradas de diligencias, blime que la anterior. No es que haya el vecino del Quintanar [de la Orden]
ventas y puentes ,destacando entre las dos Cervantes que pugnan por ser los infringe al pobre Andresillo, al quedar
más relevantes: Camino de la seda de creadores del Hidalgo caballero de la desamparado pese al vaticinio de don
Toledo a Murcia, Cañada real soriana Mancha sino que el gran don Miguel Quijote: Poco importa que Haldudos
oriental, Carrera vieja de Toledo a Car- crea su obra ingeniosa como historia puede haber caballeros, cuanto más
tagena, Camino de Madrid y Yepes al verdadera, como realismo vital de su que cada uno es hijo de sus obras.
Campo de Montiel, Camino de Alican- persona, transformado en don Quijote
te a Santiago de Compostela. y Sancho Panza y realizando sus actos Y luego vendrán otros lances de
por todos los rincones de la Mancha, igual tono: el de la cuerda de presos
En los detalles de itinerarios man- a galeras que le apedrean, dirigidos
chegos que componen el aglomerado tomando como arranque de su salida
por los caminos de Dios la Villa de don por Ginés de Pasamonte; el yelmo de
en torno al lugar sin nombre que nos Mambrino entre el éxito para el Quijo-
ocupa, cabe resaltar: Camino de Corral Fadrique que él conoció y por la que
mantuvo sus correrías desde joven, te y el fracaso para Sancho Panza. Los
de Almaguer a Quintanar y al Toboso, varios lugares manchegos con molinos
de Palomares a Puebla de Almoradiel, donde se enamoró de la bella mujer
de sus sueños, Dulcinea del Toboso y de viento, quizá el de Mota del Cuervo
de las Fuentes de Quero a Puebla de o el de Campo de Criptana donde el re-
Almoradiel, de la Puebla de Almora- de su propia mujer, con quien convi-
vió y no con fidelidad matrimonial en sultado se da a la inversa.
diel a Alcázar de San Juan, de la Villa
de don Fadrique a Villafranca de los esta villa manchega en su casa de la Y la intervención del bachiller San-
Caballeros y Puerto Lápice, de Corral Cervanta. Catalina de Salazar, natural són Carrasco, el caballero del Bosque
de Almaguer a la Villa de don Fadri- de Esquivias, que le lleva a esconder que no ceja en su empeño de batirle
que, de la Puebla de don Fadrique a el pueblo manchego donde él sufrió la es un remedo de los encontronazos
Villanueva de Alcardete y a Uclés, vergüenza de su propia deshonra. sociales de Cervantes en su vida real.
de Puebla de don Fadrique a Quero, ¿Qué es esta obra de Antonio Men- Este vecino del pueblo, nos aclara (2ª
el Camino que Cervantes y su mujer doza? El Regocijo de las musas goza parte. Cap. III) que “la historia es tan
debieron de hacer desde Esquivias y de una estructura formal bien expre- clara que no hay cosa que dificultar en
tramos de camino desaparecidos. sada. En cuanto a su contenido, litera- ella; los niños la manosean, los mozos
riamente concebido, decae en juicios la leen, los hombres la entienden y los
De la vereda fadriqueña figuran lo- viejos la celebran”.
calizados virtualmente: Encuentro de de valor que nos lleven al convenci-
don Quijote y Sancho con don Álvaro miento racional de una tesis; son, no Y el propio Cervantes, quijotiza-
Tarfe, el lugar donde se despiden de obstante, de carácter hipotético muy do, nos apostilla: “Yo inclinado de mi
don Álvaro ambos personajes (a me- acordes con lo que es un texto de ensa- estrella voy por la angosta senda de la
dia legua del centro de Corral de Al- yo que también se percibe mediante la caballería andante por cuyo ejercicio
maguer), nacimiento de la Cervanta, sintaxis, oraciones cuyos verbos en sus desprecio la hacienda pero no la honra.
Fuente de Villalobillos o Manantial de tiempos expresan acciones de probabi- Mis intenciones siempre las enderezo
las Hontanillas, Casa de la Cervanta, lidad con el uso abundante del futuro a buenos fines que son de hacer bien a
Casa de los Laras, Casa de Villalobi- hipotético de indicativo como sería, todos y mal a ninguno”.
llos. Todos estos lugares reseñados podría ser o el imperfecto de subjun-
Bernardino Gago Pérez
están localizados hoy a través de cami- tivo, fuera o fuese, hubiera sido con el
nos y carreteras manchegas en mapas refuerzo adverbial de quizás, proba-
actuales. blemente que conllevan falta de realis-
mo; más bien se apoyan en juicios de
¿A dónde nos lleva toda esta expo- probabilidad que navegan por un mar
sición de vías? Sin duda, a admitir la de virtuosismo .
certeza, los hechos reales que se nos
cuentan en la novela de Cervantes, La [hora] del alba sería...Y así co- Gustave Doré
la llanura número 104 - enero de 2018 pág. 7

Esta es una historia feliz la que admiraba tanto que me animé
a seguir su camino. Y todo lo que sé
de francés se lo debo a aquella mujer
Para Elda, Marcial, Floren y Leo escupía desde el gallinero y se aplau- tan discreta (de la que no recuerdo su
día cuando se acababa el No-Do. Lue- nombre y que no era Doña Inés) que
Cuando eres pequeño todo es muy go, en la Plaza, comprábamos regaliz, aparecía en clase cargada con un toca-
grande. supositorios (unos caramelos alarga- discos y con la que aprendimos a dis-
Arévalo era para mí el mundo ente- dos con regaliz dentro), pastillas de le- frutar de Aznavour, la Piaf y Brel. Y
ro. No existía nada más allá del Adaja che de burra, pipas, un sobre sorpresa Don Julián: la bondad personificada.
y los pinares de la vía. Nada sucedía y petardos. Teníamos a Las Chafas, la Y Pitujo (profesor de dibujo). Todavía
fuera de sus límites. Señá Carlota, La Tía Mané y la Señá adoro a estos profesores. En el institu-
Rosa. Por allí pasaba toda mi extensa to descubrí a los Rolling, los Beatles y
Mi amor por los libros y el teatro familia, mis primos y tíos: Los Gallos. los Credence que no es poco.
nació en mi casa con Libe y Miguel,
mis padres. Libe me enseñó a juntar Lo malo del invierno era el frío. A Y de bailongo a La Esperanza con
letras en la cocina de nuestra casa de veces llegaba al colegio con el flequi- Los Panny´s, el Club, el Snoopy (en
la Plazuela del Paraíso en las tardes de llo y las pestañas congeladas. Si has sus variadas versiones) y, cómo no, el
invierno al calor del brasero. Cuando sobrevivido a los inviernos de Arévalo imprescindible Ekuus con su impres-
empecé a ir al colegio ya sabía leer, puedes decir que estás preparado para cindible Pablo. Ekuus ha sido durante
dice ella. Nunca leyó un libro pero afrontar cualquier cosa en este mundo: mucho tiempo mi segunda casa, con
todo su afán era que nosotros “tuviéra- inmunizado. mis hermanos y todo. Gracias Pablo.
mos estudios”.
Los veranos eran de la Alameda, Sigo yendo a Arévalo y sigue sor-
El primer libro de mi vida me lo la pradera de los huevos, la Maya, La prendiéndome su capacidad de rein-
regaló mi padre. Yo estaba enferma en Caminanta, La Lugareja, el 18 de julio ventarse. Las pasadas ferias yo llegaba
la cama, dando la tabarra, aburrida y en el Soto, Párraces, tortilla de patata, en coche por el puente de la estación
él llegó con “Cuentos de Navidad” de torreznos, pimientos fritos, longaniza y pude ver riadas de jóvenes que iban
Dickens en la mano. Era uno de aque- y lomo de la matanza, majoletas y ta- a Arévalo de fiesta. Y no me extraña.
llos libros de Selección que tenían tex- paculos, ir a las fiestas de los pueblos Son como yo, que sigo disfrutando
to y dibujos en viñetas. Aquel libro fue andando, olor a tomillo y a resina, ju- cada año de sus verbenas y deleitándo-
mi tesoro durante muchos años. Me gar a perros “pá” liebres y al bote en el me con el cochinillo más exquisito del
imagino a mi padre con su mono azul Paseo y, sobre todo, Las Ferias. Desde planeta azul.
lleno de virutas y serrín en El Cordele- aquí quiero agradecer a quien corres- A los 60 ya toca agradecer, no solo
ro (la casa mejor surtida) comprándo- ponda el cambio de fecha: yo viví Las a mis padres que tuvieron a bien nacer-
me ese libro y se me saltan las lágri- Ferias en junio y nos arrecíamos. Las me en Arévalo, sino a toda su genera-
mas. Él nunca tuvo tiempo de leer. Ferias fueron el acontecimiento prin- ción, a los niños de la Guerra. En un
Mi debut teatral fue en La Espe- cipal de mi vida durante años y años, año en el que mi familia ha despedi-
ranza haciendo de patito con un traje y sobre todo mi peña, Los Leones: la do a 4 de esos niños va para ellos mi
de tarlatana amarillo que mi madre me mejor Peña del mundo mundial. Gratitud. Gracias a ellos hoy estamos
hizo. Recuerdo perfectamente la can- aquí nosotros, los de 60, nuestros hijos
ción, la emoción de estar por primera Y el Insti: sólo pasé tres cursos y nuestros nietos (los que los tengan),
vez en un escenario, delante del públi- allí pero fueron fundamentales en mi sanos, bien alimentados, educados y
co, como si fuera ahora mismo: cierro vida. ¿Quién no podía amar la litera- felices. Por su esfuerzo nuestra historia
los ojos y estoy allí. tura teniendo a Don Jesús Hedo como es una historia feliz.
profesor? La delicadeza de Mari Paz
De todos los regalos que mis padres Morcillo, la locura de Berrinche, la se- Gracias por vuestra herencia.
me han hecho a lo largo de mi vida (que riedad de Don Justo, la alegría de Susi. Gracias por vuestra fuerza.
han sido muchos), mis preferidos son Aprendí mucha Historia con Doña
mis hermanos: Miguelín, Fernando y Concha (aunque me daba miedo) y a Ascensión López Ferreras
Cuqui. Mis compinches, mis Ángeles
de la Guarda morañegos. La vida no
habría sido tan divertidísima como lo
es con ellos y con toda esa tropa de so-
brinos y cuñadas. Yo era salvajemente
malvada con Miguelín, como toda her-
mana mayor. Él era el niño más bueno
del mundo y jamás se chivó.
Cuando yo era pequeña el Universo
entero estaba en la Plaza. Allí todo pa-
saba y pasaba todo el mundo. Los do-
mingos de invierno eran día de ir a La
Plaza. Era increíble lo que nos cundían
cinco pesetas: íbamos al Gran Cinema
donde se fumaba, se comían pipas, se Colección Alarde
pág. 8 la llanura número 104 - enero de 2018

Carteros y zapateros del Lugarejo. En este establecimiento
se formaba tertulia sobre la caza y las
visitas de los jóvenes y no tan jóvenes
Supongo que la mula de Maito, de contacto con la letra escrita, le to- a Salamanca.
cuyas anécdotas tanto nos han diverti- maba afición y se preocupaba por au-
do, sería la misma que este heredaría mentar sus conocimientos. En una época en que los zapatos
de su padre, el Señor Eufrasio, carte- eran un bien escaso y en la que los
En las culturas occidentales la co- niños heredaban los zapatos “gorila”
ro de San Vicente de Arévalo durante
rrespondencia ha sido considerada de sus hermanos mayores, la función
muchos años y a cuyo lugar acudía a
desde los tiempos modernos como uno social del zapatero era muy apreciaba
repartir el correo a lomo de su caba-
de los derechos fundamentales prote- pues contribuía al confort y la eco-
llería. El Sr. Eufrasio era una persona
gido en los ordenamientos jurídicos de nomía de las familias, pero como el
ilustrada y culta que se leía los periódi-
los distintos países. trabajo era manual en estos estableci-
cos en el trayecto de ida a San Vicente
montado ya en la mula y alguna vez Por otro lado, el principio de la in- mientos se remendaban los zapatos a
pudo comentar que con el paso rítmico violabilidad de la correspondencia fue golpe de tertulia o visita que se sen-
de la caballería se concentraba mejor consagrado, ya en 1877, en Estados taba a charlar enfrente del zapatero
leyendo los artículos de más enjundia; Unidos a través de una sentencia que mientras este cortaba una suela o po-
en sus alforjas cargaba, además de las aplicaba la cuarta enmienda a este su- nía unos “pilis”, cuando este material
preciadas cartas, algún encargo que el puesto y asimismo se reguló para todos sintético vino a sustituir con ventaja al
día anterior le había hecho una vecina los países en la Declaración Universal viejo cuero.
y que él amablemente cumplía a cam- de los Derechos del Hombre que en También, junto a La Esperanza,
bio de nada o casi nada. su artículo 12 garantiza al ciudadano en la plaza de Ángela Muñoz, tuvo
contra las injerencias arbitrarias en su su adusto taller el Señor Marcos, que
Y de la misma manera que las ranas
vida, familia o en su correspondencia. emigró a Cataluña y allí se jubiló.
engendran renacuajos, Elena, su espo-
sa, tuvo, al menos, tres hijos carteros, ¡¡¡Quién nos iba a decir a nosotros Pero para mí, mención especial me-
o mejor dicho, empleados de la em- que una protección individual de los rece la zapatería de Benito el Mono.
presa estatal “Correos y Telégrafos”, derechos personales tan antigua y con- Un hombre alto y bien plantado con un
Paco, que llegó a ser interventor y que sagrada viniese, al cabo del tiempo, a corte de pelo y un bigote parecido al
fue ascendiendo en el escalafón a base ser burlada, en este mundo de los mer- de Stalin. Benito era un hombre pre-
de preparación y trabajo, Maito, cono- caderes que habitamos, a través de esa ocupado por los problemas de su tiem-
cido del público en general y publici- herramienta de manipulación social po y las necesidades de su gente. En
tado en números anteriores de esta re- que pueden ser el whatsapp, el correo muchas conversaciones con este gran
vista, y Juanito, que en algún momento electrónico etc., donde la gente al ad- amigo, sentado frente a él mientras
de su vida también ejerció de cartero y herirse (al aceptar las condiciones que ponía unas tapas o cosía una sandalia,
compatibilizó el oficio con el otro del nadie lee porque son un rollo de varias aprendí los rudimentos de esa filosofía
que quiero hablar más adelante en esta páginas) otorga un cheque en blanco social que predicaba una futura socie-
imaginaria tertulia con los lectores. a los propietarios de dicha tecnolo- dad más igualitaria y a la que él siem-
gía para que puedan a su criterio usar, pre aspiró.
Mención especial merece Juanjo,
hacer, deshacer, trasmitir y comerciar
empleado nocturno por muchos años Dicen que los humanos no mori-
con sus datos, imágenes, opiniones o
que aunaba esta tarea con el trabajo mos del todo mientras haya alguien en-
informaciones, en su propio perjuicio
diurno de taxista discrecional, se des- tre los vivos que les recuerde y hable
incluso!!!
plazaba cada madrugada a la estación de ellos. Eso es lo que he pretendido
de ferrocarril para recoger las sacas Pero yo hablaba de carteros y, en yo con este opúsculo, acordarme de es-
del tren rápido y las trasladaba a ese consecuencia debo volver al tema para tos amigos, algunos de ellos difuntos.
Correos de la Plaza del Salvador, que analizar el caso que enlaza esa profe-
se asentaba en los bajos de la casa de sión con el oficio de zapatero, activi- Emilio Oviedo Perrino
Don Lorenzo Partearroyo, desde don- dades ambas a las que se dedicó Jua-
de ordenaba las cartas por poblaciones nito, el hermano de Maito e hijo del
apilándolas en la estafeta o el apartado Sr. Eufrasio en un cuchitril que tenía
correspondiente, para que así, cuando alquilado al Sr. Jiménez, enfrente de la
viniese el día, tener toda la entrada de fábrica de harinas; Juanito era un hom-
correspondencia clasificada adecuada- bre que le gustaba el fútbol y a veces
mente y entregarla a los carteros para se montaban tertulias al respecto en su
su distribución. guariche.
Juanjo alguna vez me mandaba Otro zapatero, éste con local cerca
mensajes o recuerdos escritos en el so- del Salvador, era Perico el Cojo, pero a
bre de alguna carta de mi padre, apro- él no le gustaba el fútbol y sí la caza a
vechando que este tuviese que mandar- pinrel, que tiene su mérito en una per-
me algo. sona con una pierna más larga que la
otra, lo cual no le impedía correr de-
En general la gente que trajinaba
trás del bando de perdices en Canta-
con el correo era una gente que, a base
zorras o en los límites de los pinares http://www.fotocommunity.es
la llanura número 104 - enero de 2018 pág. 9

Muriel-Diario de Ávila

Nacimiento y cronología del Grupo de Poetas Morañegos
Sabido es que la Literatura y el blicados; igualmente la gestación del Todos ellos reunidos en un I En-
Teatro en Arévalo han tenido momen- libro de don Nicasio titulado “Prosa y cuentro en Arévalo, en una bella jorna-
tos muy álgidos y otros no tanto. Verso”, publicado años después, en el da de Poesía del Pueblo que el Diario
año 1985, y también de ellas surge el de Ávila recogería en sus páginas de
Uno de esos momentos de decaden- apoyo a la entibación de las paredes y Literatura.
cia transcurre tras la muerte de Marolo fábricas de la iglesia de Santa María,
Perotas en 1969. Igualmente con la de en franco deterioro y avanzado peligro Muchos de estos poetas ya han des-
don Nicasio Hernández Luquero en de derrumbamiento. aparecido, pero lo cierto es que todos
1975. Si a esto añadimos que Julio Es- ellos expresaron de viva voz sus me-
cobar ya se encuentra mayor y en Los Después de todo esto que cuento, jores creaciones poéticas en Madrigal
Molinos, lejos de Arévalo, e igualmen- tales tertulias se trasladaron a la Bi- de las Altas Torres, en homenaje a Fray
te don Emilio Romero encumbrado en blioteca Pública, antigua Alhóndiga, Luis de León; en Medina del Campo
Madrid, quedan justificados tales mo- en los años 1985 en adelante, con sus por “Tierras de Isabel la Católica”, en
mentos de decadencia en la Literatura, más y sus menos en cuanto a segui- Madrid en el Hogar de Ávila o en Va-
la Poesía y el Teatro en Arévalo. miento y asistencia. Algo más tarde lladolid junto a poetas de la Cátedra
y con dicha asistencia ya mermada, “José Zorrilla” o “La espiga de Pozal-
Había que recoger pues la posta las tertulias se trasladaron al antiguo dez”.
del relevo y relanzar la situación con- colegio de los jesuitas, más conocido
vocando, a tal efecto, unas tertulias li- como “El Corralón”, lugar en que es- En una palabra, más de 30 años
terarias en la casa de don Nicasio que tuvieron las escuelas municipales. Y sembrando la mejor Poesía del Pueblo
su hija Aurorita nos presta para tales fue precisamente aquí, en las aulas de sin que al día en que firmo esta cola-
menesteres. esas antiguas escuelas, donde nacería boración para la revista “La Llanura”,
el “Grupo de Poetas Morañegos”, sien- esa capital denominada Ávila de los
Tertulianos en aquel momento, Caballeros, de Santa Teresa o de San
do fundadores del mismo junto con el
años 76 a 77, y más adelante, fueron Juan de la Cruz, el mejor poeta místico
que suscribe, Elías González Moreno,
don Jesús Hedo, actuando como coor- conocido, y morañego de nacimiento,
Genaro Manzano y del que formarían
dinador, Luis Prieto (padre), Andrés haya reconocido aún el paisanaje de
parte poetas como Vitorio Canales,
Royuela, José Antonio Arribas, “Che- tan alta Poesía, empeñada como está
de Pajares de Adaja, Basilio Prados
ma” Collado y Ricardo Guerra, entre en reconocer a otros poetas, arquitec-
Miguelañez, de Sanchidrián, Eulogio
otros, que ya me pierdo en nombres y tos de la palabra, que construyen mag-
Jiménez, de Langa o José Zurdo (“Pe-
fechas. níficos edificios pero a los que se les
pillo”) de Fontiveros; y así, hasta un
Fruto de aquellas tertulias serían la grupo de 15 o 20 poetas de Viñegra, olvida poner calefacción dentro.
publicación de la revista “El Terral”, Papatrigo, Albornos, poetas de Moraña Navidad de 2017
aunque tan solo con tres números pu- baja y Alta, de Madrigal, etc. Segundo Bragado.
pág. 10 la llanura número 104 - enero de 2018

Nuestros poetas
Está pensando en la muerte

La loba parda Está pensando la muerte,
Con la muerte está pensando.
Estando yo en la mi choza El sol del horizonte
pintando la mi cayada, tiñe sus cabellos lacios.
las cabrillas altas iban Apartada en la sombra,
y la luna rebajada; silla en la mano. Manifiesto
mal barruntan las ovejas, (Acróstico del 2018)
no paran en la majada. La cabeza inclinada,

la mano donde descansa la frente,
Vide venir siete lobos hay mucha hierba Dichosa aquella que no
por una oscura cañada, que nace en primavera. Obedece ni
venían echando suertes Sigue el camino que le
cuál entrará a la majada; Solo espera a la golondrina,
le tocó a una loba vieja, viniendo con un ramo, Marcan. Dichosa porque
patituerta, cana y parda, ramo de perfumadas flores Intenta
que tenía los colmillos recogido en sus campos… La
como punta de navaja. “Es tarde, tarde, tarde…” Difícil senda de las
Dio tres vueltas al redil  Pliega la vieja silla. Insatisfechas
y no pudo sacar nada; “Es tarde, tarde, tarde…” Enfrentadas
a la otra vuelta que dio, Soñar para otro día. Cada día a la
sacó la borrega blanca, Impostura
Pensando esta la muerte,
hija de la oveja churra, con la muerte está pensando. Obsequiosa de las
nieta de la orejisana, Carantoñas de los
la que tenían mis amos Dionisio Martín Gómez Hombres.
para el domingo de Pascua. Olé, Eva renacida. Mujer.
—¡Aquí, mis siete cachorros, Julio Collado
aquí, perra trujillana, 
aquí, perro el de los hierros,
a correr la loba parda!
Si me cobráis la borrega,
cenaréis leche y hogaza;  Loa al vino
y si no me la cobráis, ¿Por qué vendes tu vino mercader?
cenaréis de mi cayada. ¿Qué pueden darte a cambio de tu vino?
Los perros tras de la loba ¿Dinero? ¿Poder? ¿Pues no eres el dueño del mundo
las uñas se esmigajaban; cuando tienes en tus manos una copa?
siete leguas la corrieron ¿Riqueza? ¿Hay alguien más rico que tú,
por unas sierras muy agrias. que en tu copa tienes oro,
rubíes, perlas y sueños?
Al subir un cotarrito ¿Amor? ¿No sientes arder la sangre 
la loba ya va cansada. en tus venas cuando la copa besa tus labios?
-¡Tomad, perros, la borrega, ¿No son los besos del vino tan dulces como
sana y buena, como estaba los más ardorosos de la huri?
Pues si todo lo tienes en el vino, dime 
-¡No queremos la borrega, mercader, ¿por qué lo vendes?
de tu boca alobadada,
que queremos tu pelleja Poeta, porque haciendo llegar a todos 
pa’ el pastor una zamarra; mi vino, doy poder, riquezas, sueños y amor;
el rabo para correas, porque cuando estrechas en tus brazos a la
para atacarse las bragas; amada me recuerdas; porque cuando quieres
de la cabeza un zurrón, desear felicidad al amigo, levantas tu copa;
para meter las cucharas; porque Dios cuando bendijo el agua
las tripas, para vihuelas  la transformó en vino, y porque cuando bendijo
para que bailen las damas! el vino se transformó en sangre...
Si te ofrezco mi vino..., poeta,
Romancero Anónimo ¡No me llames mercader!
Omar Khayyam
la llanura número 104 - enero de 2018 pág. 11

Nuria Ruiz-Vernacci que han tardado millones de años en
hacerse como especie!!! Y en pocas
décadas, cuántos desaparecen por
En la Casa del Concejo se ha clau- pues son parte esencial para nosotros. nuestra causa... directa o indirecta.”
surado la exposición de Nuria Ruiz- Me gusta la botánica también. Creo “Mi obra es más el fruto de mis
Vernacci, o Nuria Vernacci de nombre importante estar bien informado res- experiencias, de mi desarrollo como
artístico. Esta exposición, organizada pecto a estos temas. Creo importante persona, de una evolución que combi-
por la Diputación de Ávila, ha tenido que vayan de la mano el desarrollo y la na diferentes partes de mí misma para
una estupenda acogida entre los are- conservación, la economía y la buena hacer una obra, que es mía, no trato
valenses y no podemos dejar de poner gestión de los recursos. Con un poco de seguir ningún movimiento. Si bien
alguna reproducción de la misma, jun- de concienciación por parte de todos parte de mi obra es realista, también
to a pensamientos y comentarios de la –fundamental la de los dirigentes de tiene mucha parte de abstracción, a
artista sobre su vida, obra y trayecto- este país, o del Mundo, pero también través del collage u otros objetos y ju-
ria. En la muestra se han podido con- fundamental nuestra responsabilidad gando con el realismo. Cuando mezclo
templar tanto grabados como dibujos individual- nuestro mundo puede ir collage en la pintura o el dibujo estoy
o pinturas de esta artista afincada en mejor, para los humanos y para el res- jugando con la abstracción, aunque el
El Tiemblo. Retratos, alguno, incluso, to... Pongo un ejemplo: Vicente Fe- dibujo o pintura sean realistas, pero ca-
institucional, así como composiciones rrer, que empezó en un desierto todo san bien. La vida es así, también. Las
misteriosas donde diversos personajes, un sistema de desarrollo integral, en la cosas se mezclan....”
generalmente niños, se rodean de ani- India, lográndolo de la nada. Si qui-
males. siéramos, ¡qué no podríamos hacer de “Con magia. Mirando con atención,
bueno! Y todos ganaríamos. Tal vez la jugando, dejando la mente en blanco,
Hablando con ella nos deja algunas meditando un poco. Cogiendo fuerzas
ganancia no fuese tan rápida, pero sí
de sus reflexiones y explicaciones de de la naturaleza y volviendo a pintar.
más segura. Dejemos de ser cortopla-
por qué pinta así : No sé. Son cosas que van saliendo de
cistas, que el planeta seguirá, pero sin
“Hubo un tiempo en el que cuando nosotros, como nos olvidemos de lo dentro.”
pintaba quería deshacer, como hacían más importante. Por cierto, ahora soy “El sentido de la vida. Jugar, sentir,
mis compañeros. Pero luego empecé socia de Construye Mundo, que trabaja vivir, ganarse uno la vida con lo que
a conocerme a mí misma. El conoci- en Senegal, y es gente que inició su an- le gusta, con lo que sabe hacer. Contar
miento de uno mismo acerca mucho al dadura en la cooperación, con Vicente a otras personas cosas, con misterio,
conocimiento de los otros. Empecé a Ferrer, en la India.” para que encuentren otras respuestas
dibujar y pintar muchos retratos, tema diferentes a las mías, otras soluciones
“Cuando he viajado por África me
que siempre se me había dado muy propias a este enigma que es la vida”
he encontrado niños muy pobres, de
bien, pero que por eso, precisamente,
grandes sonrisas. Niños sin nada, sólo “Pues sí, también realizo pinturas
no lo había dado valor. El retrato me
su tiempo para jugar. Son preciosos. por encargo. Lo que más me encargan
acercó cada vez más a la realidad. Me
Hacen reflexionar sobre si la felicidad son retratos, especialmente de niños,
di cuenta que soy persona de “hacer”,
está en lo material o en otros valores. aunque también composiciones con el
no de “deshacer”. Que me siento muy
Estaría muy bien que estos niños tu- ave preferida del cliente, son los paja-
bien construyendo.”
viesen las oportunidades de desarrollo reros quienes piden este tipo de traba-
“Empecé a dar importancia a mi que disponen nuestros hijos. Estaría jo. Y retratos de mascotas, también. Mi
niña interior. Y a mirar a los niños con muy bien que nuestros niños tuviesen página web es www.nuriaruizvernac-
gran ternura. Ellos van a heredar lo las oportunidades de alegría y juego ci.com”
que les dejemos de bueno. Tenemos de aquellos. Del resto de los otros ani-
que poder dejarles una buena heren- males que no son humanos ¡qué decir! Entrevistas
cia, el saber apreciar las cosas que se Para mí son otro tesoro a cuidar. ¡¡¡Es Nuria Ruiz.Vernacci
hacen despacio, el disfrutar de tiempo,
el compartir con la gente que quieres.” La Ceremonia. Nuria Ruiz-Vernacci

“Hoy me dedico sobre todo a la fi-
gura, al retrato, combino la figura con
algún animal. Sí, hace años me dedi-
caba al paisaje. De ahí aprendí mucho
de la naturaleza. Cuando salía a pintar
preguntaba al agricultor, que inevi-
tablemente se acercaba a observar, el
nombre del árbol que me daba sombra,
para qué se utilizaba, cómo hacían en
ese lugar para vivir, qué pájaro cantaba
en ese momento.”
“Los animales. Soy miembro de
SEO (Sociedad Española de Ornito-
logía) y me preocupa el medio am-
biente. Me gustan mucho, les respeto,
pág. 12 la llanura número 104 - enero de 2018

Clásicos Arevalenses

E.A.J. 60
Radio Arévalo

Señores: Empieza nuestra emi-
sión.
El speeker de Radio Arévalo tiene
la palabra:
—En vista de que Febo asomó
tras el chantilly de la nevada, tomé la
resolución de darme un paseito has- absoluto». —«¡Dimito, sí, dimito!»
ta nuestra tuberculosa Alameda. Os —«Señor león —respondí— se- —«¡León, leoncito!...»
aseguro que nunca había reparado rénese usted, tenga paciencia. Em-
seriamente en los decapitados leones Nada, señores, el león no quiere
piece usted, en lugar de insultar,
de nuestro agonizante paseo. «Aquí responder, cuando iba a marchar, el
dando jabón, ese jabón famoso que
nadie o casi nadie tiene cabeza» — otro león, que habíase hecho el sueco
vende Blasco en su droguería».
pensé— y encarándome con un león o séase, el nuevo edil, exclamó ira-
le pregunté muy amablemente: «Se- —«¡No puedo! ¡Si yo pudiera de- cundo: «¡Sintonías, pierde usted el
ñor leoncito, díganos su opinión so- cir cuanto sé y cuanto adivino!» tiempo. Aquí no hay más que una so-
bre las cosas de Arévalo». El león lución, una nada más, que les corten
—«¿Qué sabe usted?»
gruñó fieramente y nada dijo. Volví a a todos la cabeza como a nosotros.
preguntar: «Leoncito, dígame, díga- —«Sé, en primer lugar, que la El día que desaparezcan los estorbos,
me algo». El fiero animal al fin con- casa Jaime vende infinidad de má- habremos dado un gran paso».
testó: «¡Estoy indignado con todos quinas Wertein para coser, sé que
Señores radioescuchas, suena
los alcaldes que hemos tenido, y con Marolo Perotas vende los mejores
la Marcha Real. Hasta el domingo
todos los munícipes! ¿Usted cree, vinos; sé que Arévalo podría ser mu-
próximo y que la cuesta de enero les
señor Sintonías, que está bien lo que cho más de lo que es, sé... pero no
sea leve.
hacen con nuestro Parque? Pasa el quiero seguir. Dimito y no sigo ha-
blando». Sintonías
agua a unos metros y el agua se ríe
al pasar... Los árboles mueren de se- —«¿Que dimite usted, señor La Llanura número 4.
2 de enero de 1927
quía, todo yace en un decaimiento león?»