You are on page 1of 10

LUNA DE AVELLANEDA 1

ANALISIS DE UNA CLASE

UNA PROFESORA EN CLASE
LA VUELTA AL MUNDO EN 20 CUADROS Y 200 PALABRAS

PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO
norojorge@gmail.com

La película LUNA DE AVELLANEDA es la historia de un gran fracaso. Es la metáfora de un país,
despojado, rematado, abandonado, muerto. Es la imagen de un territorio que varios de disputan
prometiéndole un futuro imposible. Sus personajes son todos perdedores, anti-héroes que libran pequeñas
batallas con demasiado esfuerzo para no conseguir nada. Antihéroes siglo XXI.

ROMAN (Ricardo Darín) y VERONICA (Silvia Kutika) son una pareja en crisis que no logran definirlo que
fueron y lo que harán con sus vidas y la de sus dos hijas, mientras luchan por ganarse la vida: ROMAN como
REMISERO, y VERONICA como profesora. No hay muchos detalles de la escuela y del trabajo docente de
VERONICA, pero en una charla ROMAN le dice que no es mucho lo que gana. Hasta el trabajo docente esta
pauperizado y devaluado.

Ella es profesora de GEOGRAFIA de un secundario de escuela pública, con adolescentes de 15 o 16
años. La clase muestra un día de tanto y la presentación de un tema: los CICLONES o los centros de baja
presión con fuertes vientos y mal tiempo, y ANTICICLONES o los centros de baja presión, vientos ligeros y
buen tiempo. El tema es importante si se lo relaciona con el clima, el medio ambiente, el impacto en el
cuidado de la población, de los cultivos y la economía. En sí mismo es un tema de tantos que se enseñan en
la escuela, que pueden ser de utilidad para la vida, pero sabiendo que también se vive sin ellos. A
VERONICA se la ve trabajando sobre un mapa pizarra y marcando los anticiclones, de espaldas a la clase que
parece ajena a su explicación. El único alumno que habla es SEBASTIAN (el nombre lo revela un diálogo
posterior).

Una clase, un años escolar, una historia pueden ser absolutamente normales. Nada sucede en el
monótono o entretenido juego de las noches y los días. Pero basta un episodio, un hecho, dos minutos,
para que todo cambie. No se necesita una larga historia, ni muchas palabras, sino que puede
desencadenarse y producirse en una mínima cantidad de tiempo, como en este caso.

He aquí paso por paso la escena y la intervención de la profesora VERONICA en la situación:
LUNA DE AVELLANEDA 2
ANALISIS DE UNA CLASE

01
“LOS ANTICICLONES DEL ATLÁNTICO SUR Y DEL PACÍFICO SUR INFLUYEN EN NUESTRO TERRITORIO”

La profesora explica la lección y marca los movimientos
de los anti-ciclones en el mapa. Pero rápidamente
aparecen bostezos, murmullos, quejas de los alumnos
que tienen libros y carpetas: son síntomas del malestar.
Para neutralizar el clima que se ha creado VERONICA
sigue con lección y no quiere responder a los alumnos
que reclaman alguna explicación y justificación del
tema. La situación tiene a complicarse, pero la
profesora ignora todo y sigue con la explicación.

02
“EL ANTICICLÓN DEL ATLÁNTICO SUR EN VERANO…”

Los alumnos se muestran aburridos: voces, murmullos,
gritos. El clima adverso va creciendo y la profesora
continúa, sin darse vuelta ni mirarlos. Alguien arroja
una tiza que pega en el pizarrón, junto a VERONICA
cuando finaliza la explicación.
Comprende que la situación viene complicada y que
debe intervenir antes de que agrave. La tiza contra el
pizarrón es lo último que tolera.

03
“¿QUIÉN FUE?”

Contrariada, se da vuelta y enfrenta a los alumnos que
multiplican sus voces, gritos, y fastidio. La enfrentan.
VERONICA está enojada por todo lo que está
sucediendo, pero no ataca la causa, sino los síntomas y
con los peores recursos: formula una pregunta general
pretendiendo que alguien asuma la responsabilidad del
acto (haber arrojado la tiza). Es una pregunta retórica
que no tiene contestación. A partir de allí, o deja todo
como está, retomando con otro tono la lección, o debe
ir por más.
LUNA DE AVELLANEDA 3
ANALISIS DE UNA CLASE

04
“¡BUENO, BASTA! ¡SILENCIO! ¡SILENCIO! ¿QUÉ PASA?”

El grupo no se aquieta, ni obedece, porque la sucesión de
órdenes y las preguntas no sirven. La profesora debe
saber, intuir lo que pasa, porque de lo contrario algún
alumno lo verbalizará con alguna intervención.
Debe darse aceptar que los alumnos no quieren escuchar
esos temas o no están motivados para hacerlo. ¿No hay
otra forma de empezar o trabajar y proponerles otro
desarrollo a los anti-ciclones? El clima desfavorable está
diciendo algo. Los gritos no lo resuelven, sino que
multiplican el malestar.

05
“PERO PROFESORA, ¿NO SE DA CUENTA DE QUE ESTO ES UN EMBOLE?”

La cámara busca a SEBASTIÁN, un alumno ubicado en el
medio de la clase que parece ejercer un liderazgo, ya
que lo escuchan y lo siguen. Y lo que dice es lo que
todos piensan, y lo que la profesora constata: la clase es
muy aburrida y hay que pensar en otro tema o en otra
metodología para conquistarlos.
Aunque se queja, el alumno no le falta el respeto.
VERONICA sabe que lo que diga, de ahora en más, abre
un camino que ya no tiene regreso. Guarda silencio y
espera que se cierre la frase.

06

“¿A QUIÉN LE IMPORTAN LOS VIENTOS EN LA PATAGONIA?
ES IMPORTANTE. MUY IMPORTANTE “

Sebastián toma fuerza frente al silencio de la docente y
hunde el cuchillo, poniendo argumento a su pregunta
inicial: lo que está enseñando no sólo es muy aburrido,
sino que además no sirve para nada. Para afianzarse
más salta del tema general para ubicarse en uno de los
ejemplos (los vientos de la Patagonia) y ridiculizar más
el ataque. La profesora sabe que discuten del valor de lo
que se enseña y responde con una frase sin contenido.
Volverán al ataque.
LUNA DE AVELLANEDA 4
ANALISIS DE UNA CLASE

07
“¿PARA QUÉ SIRVE? -- EN LA ECONOMÍA”

La profesora se ha quedado sin argumento, sin palabras
y sin autoridad. El tema es muy importante pero la
respuesta es vaga y no logra convencer a nadie. Los
conocimientos de la escuela no siempre tienen una
utilidad tan directa y esa utilidad no hace las clases más
atrayentes.
Pero VERONICA entra en el juego dialéctico, y su
respuesta (cualquiera sea) provoca otra reacción que
no se hace esperar.

08
“¿EN LA ECONOMÍA? ¡NO SIRVE PARA NADA! DESE CUENTA PROFESORA.”

Se ha muerto la asimetría docente-alumnos y están
discutiendo de igual a igual con la clase como público.
Ahora quien enseña es el alumno, no la profesora que
escucha. SEBASTIÁN es el que afirma que recurrir a la
economía para darle utilidad al tema propuesto y
despertar el interés es un engaño. Si las razones para
enseñar y aprender son esas, es mejor que los deje en
paz, que se vaya, porque no tiene ninguna utilidad.
¿Cómo salir del laberinto en el que se ha metido?

09
“SI PREFERÍS SER UN IGNORANTE, NO PIERDAS MÁS TIEMPO EN APRENDER”

La única forma de salir del encierro – supone - es saltar
del tema planteado a otro nivel. Personalizar la
situación (no se dirige a todos, sino a SEBASTIÁN),
separarlo del grupo, y acusarlo de algo que no ha
manifestado: querer ser un ignorante y no querer
aprender. Nada de eso se ha planteado en el diálogo
anterior, pero ahora la profesora parece querer
recuperar su lugar de poder, para imponer sus criterios
y su disciplina. Usa dos expresiones: prefiere “ser un
ignorante” y “no perder tiempo en aprender”
LUNA DE AVELLANEDA 5
ANALISIS DE UNA CLASE

10
“Y YO NO PIERDO MI TIEMPO EN ENSEÑARTE”

Las afirmaciones anteriores arman el antecedente para
cerrar lógicamente el consecuente: si los alumnos no
quiere aprender, el docente no debe enseñar, no puede
perder el tiempo en enseñar. SEBASTIÁN no se atreve a
contestar. Tampoco lo defiende ningún compañero, y
eso le permite a la profesora recurrir a una aberración
pedagógica, porque el docente está para enseñar,
aunque los alumnos no quieran o no puedan aprender.
Su obligación y compromiso está por sobre el interés,
las ganas y la respuesta de los alumnos. Su deber
consiste en despertar los aprendizajes.

11
“RETIRATE. - BUENO”

Se restablece la asimetría: quien manda es la profesora
y el poder docente le permite decirle que se vaya del
aula. Pero al echarlo, el contrato de enseñanza y
aprendizaje se rompe, ya que una de las partes renuncia
a su compromiso: “así no te enseño más”. SEBASTIAN
no se resiste, no pelea por sus derechos, acepta la
decisión: se levanta para irse afuera.
El problema es que se le suman unos diez compañeros
que también se quieren retirar. Y allí vuelve el
interrogante: ¿qué poder tiene el poder?

12
¿A DÓNDE VAS? - ¿NO DIJO QUE ME VAYA?

Cuando la profesora ve que obedece su orden, pero
contagia a sus compañeros, se arrepiente. Y entra en
contradicción con lo que había decidido. Y frena su
retirada. SEBASTIÁN se desorienta, mira a todos, y le
señala que solamente está cumpliendo su orden.
Quedan muy cerca el uno del otro y cruzan miradas
fuertes, Quien tiene que decidir la jugada es la
profesora. VERONICA va de error en error complicando
los movimientos y sin encontrar la salida.
LUNA DE AVELLANEDA 6
ANALISIS DE UNA CLASE

13
“BUENO. TAMPOCO SE PONGA ASÍ.”

SEBASTIAN quiere negociar una solución, frenar la
pelota., cambiar el juego. Llegar a un acuerdo: por eso
la frase que pronuncia. Táctica y estrategia.
Pero la profesora está fuera de sí, y la serenidad de
SEBASTIAN la sobrepasa. De forma inesperada le pega
una bofetada. Es innecesaria e impropia. No puede ni
debe hacerlo. El alumno no reacciona, sino que
mantiene fija la mirada y todos los compañeros hacen
silencio y se paralizan. Es el momento de mayor tensión.
Todos los acuerdos posibles se desmoronan.

14
¿TE CREES QUE NO PUEDO ENSEÑAR NADA? ¿TE CREES QUE LO SABÉS TODO?

Y de allí en más la profesora se desbarranca y comete
una serie de errores pedagógicos y relacionales, porque
en lugar de desandar el conflicto, lo profundiza,
metiéndose en la vida personal del alumno,
condenándolo al definir su futuro.
En PRIMER LUGAR, desde un falso lugar de autoridad y
saber, lo desafía con el enseñar y el aprender. El saber
le pertenece a ella que es la que debe enseñar y los
alumnos están allí para aprender, por las buenas o por
las malas. SEBASTIAN no tiene los saberes que se
necesitan para vivir.

15
“TE PUEDO CONTAR LO QUE VA A PASAR CON VOS EL RESTO DE TU VIDA. ¡ASÍ TE TENGO, BOLUDO!”

En SEGUNDO LUGAR trata de demostrar que ella,
como profesora, preparada para hacer lo que hace,
sabe lo que le va a pasar a SEBASTIAN (y a todos) si
quieren tener una vida digna. VERONICA hace un
gesto despectivo y remarca que está en condiciones
de anticiparle todo su futuro de fracaso. Para el
alumno, su único destino es ser un perdedor. La
profesora está fuera de sí y usa dos expresiones,
para rematar su afirmación: BOLUDO, y TE TENGO
ASI (en su mano).
LUNA DE AVELLANEDA 7
ANALISIS DE UNA CLASE

16
“COMO VAS A EMBARAZAR A TU NOVIA PORQUE CREES PIOLA PARA PONERTE UN FORRO”.

En TERCER LUGAR profundiza la ironía cuando le
anticipa lo que va a pasar si no aprovecha la educación
que ella y la escuela le están brindando. Y comienza con
lo que más duele: no cuidarse en una relación,
embarazar a su chica y ser padre muy temprano. Todos
los preconceptos sociales y los prejuicios de clase saltan
al discurso: ser pobres, tener hijos rápido, soportar una
familia y tener una vida miserable para siempre.

17
“COMO VAS A TERMINAR CON UN LABURO ROÑOSO, PARA MANTENER A TU FAMILIA”

En CUARTO LUGAR, le anticipa que nunca podrá
conseguir un buen trabajo y una situación social y
económica digna. Sólo le espera eso: changa o
contratos basura para poder mantener a la familia. No
es una posibilidad, es una afirmación concluyente, el
destino marcado. Y lo curioso es que todo surge de una
clase de geografía, de un tema, de un conflicto mínimo.
¿Tanto poder tiene la escuela y tienen los profesores?
¿Es así como lo anticipa y lo afirma, mientras lo sacude
como para despertarlo?

18
“Y EL DÍA DE MAÑANA CUANDO TE EMPIECEN A EMPUJAR A VOS. VAS A PEDIR PERDÓN”

SEBASTIAN no reacciona, solamente le quita la mirada y
por momento pide ayuda a sus compañeros. Pero la
profesora sigue: en QUINTO LUGAR anticipa el final,
cuando ya esté definitivamente perdido. Lo dice con
fuerza, marcando las palabras con su mano en el pecho
de SEBASTIAN. Los alumnos regresan a pedir perdón por
no haber aprovechado el tiempo de la escuela y no
haber aprendido a vivir. Por cierto no es el relato
vigente para la escuela que SEBASTIAN tiene. Y
VERONICA lo sabe.
LUNA DE AVELLANEDA 8
ANALISIS DE UNA CLASE

19
“EMPEZÁ A USAR ESTO, QUE CON ESA CARA DE NABO… ES LO ÚNICO QUE TE QUEDA”.

Y finalmente, la solución. VERONICA es generosa. Le
golpea la frente, la cabeza y le dice lo que debe hacer
para “salvarse”. No podrá salvarse con la cara o la
presencia que tiene (de burro, de poco inteligente), no
podrá vivir con lo que sabe, no tiene ningún respaldo
social. Solamente puede salvarse si sabe usar la
cabeza, si sabe pensar. Pero eso - aunque no lo dice
la profesora –solamente se aprende en la escuela, con
los profesores y en cada una de las clases. Si uno
pierde ese tren, pierde todos los restantes.

20
“USTED NO SABE NADA DE MI VIDA”

SEBASTIAN ya no puede agregar nada. Tal vez piense:
ESTA MINA ESTA LOCA. Le tiene lástima. No ha
reaccionado, ha escuchado en silencio, hasta es
posible que le dé la razón, aunque le cueste perdonar
la formar con que lo ha mal-tratado. Y cierra con una
frase común a otras películas, de otras geografías:
ENTRE LOS MUROS o ESCRITORES DE LA LIBERTAD. Los
profesores no saben nada de la vida de sus alumnos,
de sus biografías. Y si no conocen las vidas de todos,
qué autoridad pueden tener para enseñar, aconsejar,
dirigir, anticipar el futuro. Cuando el compromiso es
con la verdadera vida de cada uno de sus estudiantes
entonces es posible construir una verdadera
AUTORIDAD que acompaña, señala, alimenta, camina
junto a los sujetos en crecimiento.

Finalmente la cámara se queda con la cara de VERONICA, la profesora que está perdida y que
parece dirigirse a la puerta y salir del salón. Los compañeros de SEBASTIAN silban, gritan, golpean los
bancos. Festejan el tiempo perdido de la clase: ¿no ha pretendido ser para todos lo que ha dicho la
profesora? Minutos después, VERONICA conversando con ROMAN comenta lo sucedido y admite: “me la
agarré con los pibes que están más perdidos que nosotros”. Pero lo que VERONICA y ROMAN olvidan es
que ellos tienen un hijo - DARIO de 19 años - que quiere irse a vivir a ESPAÑA. ¿De qué le ha servido la
fórmula que VERONICA pretende sembrar en todos sus alumnos en sus clases? Si ella no conoce a su hijo,
¿Cómo pretende educar a adolescentes, a quienes no conoce, no sabe nada de su vida?
LUNA DE AVELLANEDA 9
ANALISIS DE UNA CLASE

¿A quién le está hablando VERONICA, la profesora de GEOGRAFIA? ¿A SEBASTIAN? ¿A sus
compañeros? En realidad VERONICA es mucho más que la profesora VERONICA. (1) Y ella sabe que es
alguien que ha podido hacer una buena escuela, una escuela de la buena, ha sido una buena alumna, pudo
acceder al nivel superior y hacerse profesora, pero su familia tiene los problemas de muchas familias y su
pareja lucha por sobrevivir; (2) VERONICA sabe que con la preparación que recibió y en la que invirtió,
tiempo, ganas, dinero, no ha llegado a “salvarse” sino que está allí peleando con ROMAN para no hundirse,
con trabajos que no tienen toda la dignidad y todo el reconocimiento que se merecen; (3) A ella y a ROMAN
los ha atropellado la realidad del país, el barrio en que viven, todos los problemas de los nuevos tiempos, la
caída estrepitosa de la clase media que ya no puede resistir. Entonces, ella – la REINA DE BELLEZA de 1980,
la más BELLA en aquel momento, ¿a quien le tiene que pedir perdón, si ha hecho todo bien?

Tal vez VERONICA cuando sale de dar clase y de la escuela se pregunte si tiene sentido repetir
consignas, frases, relatos que ya han perdido sentido y valor, y que llegó la hora de ser más pragmáticos,
como los adolescentes de las jóvenes generaciones. Tal vez VERONICA sea una representante de un culto o
una religión que oficia los rituales, pero que ya no tiene FE, o finge tener FE, pero la ha perdido y repite las
verdades, los dogmas, los mandamiento y preceptos porque forma parte del sistema y de algo hay que vivir.

Le bastaron dos minutos en su vida PROFESIONAL para que pudiera decirlo todo, expresar todo lo
que pensaba, poner en palabras lo que comparten en la sala de profesores, construir el discurso que se
oculta detrás de los discursos políticamente correctos. La vida profesional de un docente no se resuelve en
un escritorio frente a formularios (MACRO-DECISIONES: proyectos, planificaciones, revisiones) sino en la
clase manejando una serie de MICRODECISIONES, de interacciones con el grupo y con cada uno de los
sujetos que lo constituyen. No hay mucho tiempo para pensar, ni para volver atrás, ni para decidir, ya que
hay que ir resolviendo sobre la marcha, leyendo la estrategia y el partido. En cada cuadro hay una
MICRODECISION que se afronta con todo el bagaje teórico acumulado, con la experiencia de situaciones
similares, con intuiciones o jugadas creativas.

VERONICA es un buena docente que tuvo que haberse frenado en alguno de los cuadros y repensar
sus decisiones, en lugar de dar la vuelta completa: (1) cuando cuestionaron el tema o la metodología, (2)
cuando pusieron en duda su utilidad o la utilidad inmediata para los adolescentes, (3) cuando el alumno
reconoció que no quería aprender estos temas en ese momento, (4) cuando tomó como referente a
SEBASTIAN sin saber si el resto pensaba lo mismo, y no tuvo el valor de abrir el diálogo, (5) cuando decidió
echarlo del aula cuando pudo haber pensado otras alternativas, (6) cuando se vio desbordada por los
alumnos que se levantaron porque no querían aprender ese tema o esa materia o con esa profesora, (7)
cuando comenzó un ataque personal, lleno de golpes bajos (simbólicos) y con golpes reales (en el cuerpo
del alumno), (8) cuando SEBASTIAN dijo las palabras finales.

Pero VERONICA no pudo reaccionar, no supo, no estaba preparada, no tenía en su CAJA DE
HERRAMIENTAS los recursos para saltar, sortear el obstáculo, encontrar la salida del laberinto, microdecidir
varias alternativas a la vez. Tal vez pudo dialogar con ellos, pensar otro tipo de trabajo, formular una
situación problemática que ya tenía preparada y hacerlos trabajar en grupos, discutir los temas importantes
para ellos y confrontarlos con los temas importantes para el sistema, sacar el mejor sentido del humor y
reírse del propio enojo, e invitar a SEBASTIAN para que coordine alguna de las discusiones, pensar juntos el
futuro que les aguarda y cómo se los puede preparar o acompañar desde la escuela.

La vuelta al mundo de la profesora pudo tener los veinte cuadros pero con otros actores y un guión
diferente, pensando en una educación propia de nuestro tiempo.
LUNA DE AVELLANEDA 10
ANALISIS DE UNA CLASE

Algunas referencias: (1) DURACION DE LA ESCENA: 1 MINUTO 47 SEGUNDOS. (2) LUNA DE
AVELLANEDA (2004) GUION: CAMPANELLA – CASTETS. DIR. JUAN JOSE CAMPANELLA. (3) la escena aparece
en el minuto 45. Antes se observa llegar a VERONICA, de la escuela con sus materiales de trabajo, a la casa
familiar.

Para poder ver la escena, como una secuencia =

(1) https://www.youtube.com/watch?v=Dale3mYNEUo = película completa.
(2) https://www.youtube.com/watch?v=zhcjEMOgJRI = subtitulado
(3) https://www.youtube.com/watch?v=pzvshrtUviE = escena y conversación posterior.

PROPUESTA DE TRABAJO:

(1) Rescatar de la propia memoria profesional o institucional algún, incidente crítico, caso o episodio en
el que se hayan producido hechos análogos al presentado.

(2) Aplicar el mismo mecanismo de análisis con micro-unidades narrativas de los docentes en las clases
(no mayores a 2 minutos), trabajando cuadro por cuadro. Conflictos, aciertos, soluciones creativas.
Utilizar fragmentos de las numerosas películas que disponemos sobre el trabajo de los docentes en
las clases.1

(3) Otra fuente de análisis son los pequeños videos que existen en diversos sitios, especialmente en
YOUTUBE, privilegiando los que están subtitulados para poder trabajarlos con mayor comodidad. La
captura de pantalla permite convertir la secuencia en un cuadro por cuadro.

(4) Recrear, filmar y luego analizar paso por paso, algunos casos que hemos vivido desde diversos
lugares institucionales (alumnos, docentes, directivos, padres).

(5) Definir cómo se forma a los futuros docentes, para que puedan afrontar equipados la tarea
profesional, y dispuestos para gestar las mejores micro-decisiones.

(6) Definir recursos y estrategias para que los docentes revisen sus prácticas con sus colegas y se
sometan mutuamente al análisis de diversas situaciones para generar mejores prácticas.

(7) Registrar y analizar frases, afirmaciones, demandas, actitudes que suelen exhibir los maestros,
profesores y directivos cuando pierden el control y reaccionan sin dominar pensamiento y palabras.

1
NORO JORGE EDUARDO (2015), 60 PELICULAS PARA DISRUTAR Y TRABAJAR. EDUCACIÓN, ESCUELAS, EDUCADORES,
ESTUDIANTES. EDICIÓN DIGITAL.
https://www.academia.edu/18702294/86._60_PELICULAS_EDUCACION_ESCUELA_EDUCADORES_ESTUDIANTES