You are on page 1of 30

INSTITO POLITECNICO NACIONAL

Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura

Unidad Ticomán

“Ciencias de la Tierra”

PRESENTA:

ENERGÍA EÓLICA.

Alumno: Sotelo Recilla Carlos Antonio.

Profesor: Aguilera Hernández Enrique

Materia: Geología del petróleo.

Boleta: 2015390514

Grupo: 3FM2

6° SEMESTRE

Ciudad de México a 10 de diciembre del 2017.

1
ÍNDICE

1.-INTRODUCCIÓN………………………………………………………………….3

2.-OBJETIVO…………………………………………………………………………4

3.-ORIGEN……………………………………………………………………………5

3.1.-Energía Eólica atravéz del tiempo………………………………………...……8

3.2.-Desarrollo de la energía eólica a partir de los 70’s……….…………………10

3.3.- Cronología………………………………………………………………………11

4.-USOS……………………………………………………………………………….12

4.1.-La energía eólica en la producción de energía eléctrica………………...…12

4.2.-Parques Eólicos: Energía renovable y rentable………..……………………14

5.-CARACTERÍSTICAS DE LA ENERGÍA EOLICA……………….……………16

5.1.-¿Como se produce la energía eólica?........................................................17

6.-ASPECTOS ECONÓMICOS…………………………………………………….20

6.1.-Costes Privados………………………………..……………………………….21

6.2.-Costes de inversión……………………………………...……………………..21

6.3.-Costes Sociales…………………………………………...…………………….22

6.4.-Ahorro Energético………………………………………….………………..….22

6.5.-Evaluación Económica (De un campo Eólico) …………………..………….24

7.-IMPACTO AMBIENTAL………………………………………………………….26

8.-CONCLUSIÓN…………………………………………………………………….27

9.-BIBLIOGRAFÍA……………………………………………….…………………..29

10.-APÉNDICE……………………………………………………………………..30

10.1.-Tabla comparativa de ventajas y desventajas……………..………………30

2
1.-INTRODUCCIÓN.

En la actualidad como ya se sabe existe mucha demanda de energía,


suponiendo que las principales causas para esto sean que la población mundial
va aumentando gradualmente día tras día, al igual que el desarrollo de la
economía y tecnología, se debe buscar nuevas alternativas de obtención de la
misma, ya que el problema más serio es la contaminación que produce al utilizar
como principal medio la energía no renovable la cual es obtenida a base de
petróleo, sus derivados, carbón, gas natural, entre otros, los cuales son formados
por millones de años y que están en el globo terrestre, y no pueden regenerarse,
es decir que se van agotando de la misma manera como se los va utilizando,
para solucionar este conflicto muchos países han tomado la decisión de utilizar
los recursos renovables para satisfacer su demanda de energía, los cuales son
amigables con el medio ambiente.

La energía eólica es una de las formas de energía más antigua usada por el
hombre en las cuales ellos la utilizaban para el funcionamiento de sus molinos
de viento que servía para moler cereales y bombear agua. En los años 70 cuando
hubo la primera crisis del petróleo despertó el interés en energías renovables en
los cuales buscaron nuevos caminos para explotar los recursos de la tierra tanto
ecológicamente y económicamente, en aquella época los aerogenedores eran
demasiado costosos por esa razón los gobiernos internacionales promovieron la
energía eólica en forma de programa de investigación así fue, como se creó el
instituto alemán de la energía eólica (DEWI) y el instituto de investigación danés
(RISO) de los cuales poco a poco fueron llevando una estandarización de las
instalaciones y de los métodos de seguridad para un mejor rendimiento
económico.La energía eólica se considera una forma indirecta de energía solar.
Entre el 1 y 2% de la energía proveniente del sol se convierte en viento, debido
al movimiento del aire ocasionado por el desigual calentamiento de la superficie
terrestre. La energía cinética del viento puede transformarse en energía útil, tanto
mecánica como eléctrica.La energía eólica, transformada en energía mecánica
ha sido históricamente aprovechada, pero su uso para la generación de energía
eléctrica es más reciente, existiendo aplicaciones de mayor escala desde
mediados de la década del 70 en respuesta a la crisis del petróleo y a los
impactos ambientales derivados del uso de combustibles fósiles.

3
2.-OBJETIVO

OBJETIVO GENERAL

Reconocer la energía eólica como un recurso renovable capaz de generar


energía evitando la contaminación del medio y proporcionar nuevas fuentes que
faciliten a las personas su elaboración ya que este tipo de energía es muy factible
y se encuentra en gran abundancia en el ambiente gracias a que es extraída del
viento.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

•Aprovechar el viento como recurso natural para reducir la contaminación


ambiental y generar energía renovable a partir de aerogeneradores.

•Dar un mejor uso de los recursos naturales como el viento para satisfacer
nuestras necesidades, una de ellas el uso de la energía.

•Conocer los impactos medioambientales de este tipo de energía y tomar las


decisiones adecuadas para atajar dichos impactos.

4
3.-ORIGEN DE LA ENERGÍA EÓLICA

Energía eólica es la energía obtenida del viento, o sea, la energía cinética


generada por efecto de las corrientes de aire, y que es transformada en otras
formas útiles para las actividades humanas. El término eólico viene del latín
Aeolicus, perteneciente o relativo a Eolo, dios de los vientos en la mitología
griega. La energía eólica tiene su origen en la solar, más específicamente en el
calentamiento diferencial de masas de aire por el Sol, ya sea por diferencias de
latitud (vientos globales) o el terreno (mar-tierra o vientos locales).

Las diferencias de radiación entre distintos puntos de la Tierra generan diversas


áreas térmicas y los desequilibrios de temperatura provocan cambios de
densidad en las masas de aire que se traducen en variaciones de presión.

De los sistemas de vientos globales, uno de los más importantes es el de los


alisios, el cual tiene su origen en el mayor calentamiento de la región ecuatorial.
En general, este sistema es activo entre las latitudes de 30 grados norte y sur,
por lo que es de alta relevancia para la región de América Central.

De la energía solar que llega a la Tierra por radiación (unos 1.018 kWh por año),
sólo alrededor del 0,25% se convierte en corrientes de aire. Esta cantidad es
todavía 25 veces mayor al consumo energético total mundial.

5
La dirección del viento está determinada por efectos topográficos y por la
rotación de la Tierra. Es de gran importancia el conocimiento de las direcciones
dominantes para instalar los equipos que extraerán la energía proveniente de
este recurso. Los aerogeneradores se deben colocar en lugares donde exista la
menor cantidad de obstáculos posibles en estas direcciones.

La energía eólica ha sido aprovechada desde la antigüedad para mover los


barcos impulsados por velas o hacer funcionar la maquinaria de molinos al mover
sus aspas. En la actualidad, la energía eólica es utilizada principalmente para
producir energía eléctrica mediante aerogeneradores. A finales de 2007, la
capacidad mundial de los generadores eólicos fue de 94.1 gigavatios.1 Mientras
la eólica genera alrededor del 1% del consumo de electricidad mundial,2
representa alrededor del 19% de la producción eléctrica en Dinamarca, 9% en
España y Portugal, y un 6% en Alemania e Irlanda (Datos del 2007). La energía
eólica es un recurso abundante, renovable, limpio y ayuda a disminuir las
emisiones de gases de efecto invernadero al reemplazar termoeléctricas a base
de combustibles fósiles, lo que la convierte en un tipo de energía verde. Sin
embargo, el principal inconveniente es su intermitencia. Sus aplicaciones más
comunes son en sistemas de telecomunicación y en sistemas aislados para
viviendas.

La capacidad generatriz de un generador eólico excede la de un sistema solar


y su costo es solo una fracción de este. Por esta razón la energía eólica se ha
convertido en una atractiva fuente de generación de que produce grandes
ahorros y cuya inversión es pagadera en el corto o mediano plazo. Incluso a
grande escala la energía eólica es competitiva frente a fuentes convencionales
de energía como la hidro energía y la térmica. En la actualidad se construyen
grandes “parques” eólicos con generadores de 1 a 2 megavatios de potencia (70
m de diámetro y torres de más de 150 metros de altura). España, Alemania y
Dinamarca son los países que presentan un mayor crecimiento con instalaciones
anuales que superan los 2500 megavatios. Más de 15.000.000 millones de kWh
de electricidad se generan anualmente en todo el mundo. De esto, cerca del 65%
es producido quemando combustibles fósiles y el resto se obtiene de otras
fuentes, incluyendo nuclear, hidroelectricidad, geotérmica, biomasa, solar y el
viento. La generación de electricidad a partir del viento no produce gases tóxicos,

6
ni contribuye al efecto invernadero, ni destruye la capa de ozono, tampoco crea
lluvia ácida. No origina productos secundarios peligrosos ni residuos
contaminantes.

Hoy en día la energía eólica es una de las fuentes de energía renovable más
utilizada y que mayor desarrollo técnico ha logrado durante las últimas décadas.

El uso y el aprovechamiento de la energía eólica son muy antiguos por el


hombre. Las primeras evidencias de la utilización del viento se remontan a 3000
A.C donde usaban barcos a vela en el Nilo para trasladarse y en el siglo XVII
A.C durante el reinado de Hammurabi en Babilonia utilizaban un sistema de riego
basado en molinos de viento para el bombeo de agua. Por eso, vamos a
retroceder en el tiempo y aprender un poco más sobre la historia de la energía
eólica.

Hacia el año 1000 de nuestra era los primeros molinos de viento son usados en
el Medio Oriente y durante los finales de la edad media se comenzaron a utilizar
equipos mecánicos de energía eólica en Europa.

Estos equipos o molinos se popularizaron en especial en Holanda donde a partir


de mitad del siglo XIV se la empleaba para desecar pantanos y lagunas además
para la molienda de granos, eran molinos multipala, bastantes lentos.

Los modelos predecesores de los actuales surgen en el siglo XX y los primeros


fueron fabricados por Jacobs para la generación de electricidad en zonas rurales,
con equipos de 3 KW durante la década del 30 en EE.UU. En 1940 aparecen los
primeros molinos de vientos grandes y más rápidos con una capacidad de
generación de 1 MW.

Durante la segunda guerra mundial decayeron los proyectos y desarrollos de


dispositivos como el aerogenerador vertical aerogeneradores eólicos para
producir electricidad debido a que el petróleo era mucho más barato y
competitivo en el mercado energético.

7
El siguiente hito importante en la historia de la energía eólica ocurre en la década
del 70 cuando se desencadena la crisis del petróleo vuelve a resurgir esta
tecnología y progresivamente no detuvo su crecimiento y uso en todo el mundo
hasta la actualidad.

En estas dos últimas décadas se ha avanzado mucho tecnológicamente y se han


logrado equipos muy eficientes con una gran capacidad de producción de
energía limpia no solo en tierra sino también en el mar.

La energía eólica será una de las principales fuentes de energías renovables del
siglo XXI en gran cantidad de países, debido a sus excelentes características
que ofrecen.

3.1.-Energía Eólica Atravez Del Tiempo.

La energía eólica es una de las formas de energía más antiguas usadas por la
humanidad. Hay que retroceder hasta el año 3.000 a. C. para encontrar el primer
uso generalizado del viento como fuente de energía. Fue en los primeros barcos
veleros en el antiguo Egipto. Los primeros molinos de viento datan del siglo VII
y se localizaron en Sistán, en la actual Afganistán (antigua Persia). Aquellos
molinos, de eje vertical y con seis u ocho velas de tela, se usaban para moler

8
grano o para bombear agua. En Europa se construyeron los primeros molinos en
el siglo XII en Francia e Inglaterra.

Con la invención de la máquina de vapor durante la Revolución Industrial, los


molinos perdieron sentido y el siguiente paso en la historia de la energía eólica
llegó en los primeros años de ese siglo XIX. En 1802 Lord Kelvin tuvo la idea de
acoplar un generador eléctrico a una máquina que aprovechara el viento. Fue el
antecedente del aerogenerador, que no se pudo crear hasta que en 1850 se
inventó la dinamo. El inventor Charles F. Brush creó en 1888 la primera turbina
eólica para generar electricidad. Dos años después, Dinamarca inició un
programa para investigar esta energía y apenas dos años después Poul la Cour
puso en marcha la primera máquina diseñada específicamente para generar
electricidad a partir de la energía eólica.

9
3.2.-Desarrollo De La Energía Eólica A Partir De Los 70.

En la primera mitad del siglo XX hay muchos trabajos relevantes tanto en Europa
como en Estados Unidos. Sin embargo, no hubo un interés real por la energía
eólica hasta los años 70, cuando la primera crisis del petróleo obligó a investigar
sobre nuevas formas de abastecimiento. A finales de esa década aparecieron
los primeros aerogeneradores comerciales, que en 1980 llegaron a generar 55
kW. Fue en esos años 80 cuando la energía eólica comenzó a crecer de forma
imparable, sobre todo a partir de los movientos contra la energía nuclear, y en la
última década del siglo XX se produjeron los avances que hicieron de esta fuente
de energía una alternativa viable a las tradicionales.

En 2001 se creó en Dinamarca la Asociación Mundial de Energía Eólica (World


Wind Energy Association), con sede en Bonn (Alemania) y concebida como una
organización internacional para la promoción mundial de esta fuente de energía.
Cuenta actualmente con unos 500 miembros en más de cien países. En la
actualidad, generan energía eólica más de 80 países, la práctica totalidad de los
desarrollados, pero también, y cada vez más, países en desarrollo. Europa es la
región con mayor número de aerogeneradores. Hay unos 200.000 distribuidos

10
por el mundo que, según datos de finales de 2011, generan 238,351 MW de
energía.

3.3.-Cronología

Charles F. Brush (1849-1929), uno de los fundadores de la compañía eléctrica


americana. En el verano de 1887-88 construyó una máquina considerada
actualmente como el primer aerogenerador para generador de electricidad. Las
dimensiones eran para aquella época enormes: Diámetro de rotor de 17m y 144
hojas de rotor de madera de cedro. Estuvo en funcionamiento durante 20 años,
durante los cuales alimento una batería colocada en su sótano. A pesar de las
dimensiones del rotor, la potencia del aerogenerador era solamente de 12kW.

Poul la Cour (1846-1908), meteorólogo danés. Se le considera el padre de la


energía eólica moderna. Sus primeros aerogeneradores comerciales se
instalaron después de la primera guerra mundial, como consecuencia de la
escasez de combustibles. Fundó la primera academia de energía eólica, de
donde salieron los primeros ingenieros especializados. Paralelamente fundó el
primer periódico exclusivo con esta temática.

Albert Betz (1885-1968), Físico alemán. En su etapa de director del instituto


aerodinámico en Göttingen, formuló la ley Betz, que establecía el máximo valor
que se puede aprovechar de la energía cinética del viento, 59,3%. Su teoría
sobre la formación de las alas todavía sirve de fundamento para la construcción
de aerogeneradores.

Palmer Cosslett Putnam (1910-1986), ingeniero americano, desarrolló en 1941


el aerogeneradr Smith Putman, de 1,25MW. Éste aerogenerador trabajó hasta
1945 sin interrupciones, hasta que un fallo en el material hizo que dejase de
funcionar. En aquella época no existían materiales en el mercado aptos para este
objetivo.

Ulrich W Hüttner (1910-1990), ingeniero alemán. Su aerogenerador StGW-34


en el año 1957 se considera la primera piedra de la tecnología eólica moderna.

Johannes Juul (1887-1969), ingeniero danés. Estudiante de Poul la Cour.


Construyó el primer aerogenerador para corriente alterna de 200 kW, en
Dinamarca, en 1957. Es el predecesor de los aerogeneradores actuales.

11
4.-USOS

4.1.-La Energía Eólica En La Producción De Electricidad

A diferencia de las otras aplicaciones citadas el uso del viento para producir
electricidad es más reciente, las primeras experiencias datan del final del siglo
XIX; Charles F. Brush construyó en Estados Unidos durante 1880 una turbina
eólica de 12 kW para producir electricidad en corriente continua; esta energía se
almacenaba en 12 baterías.

En Europa el precursor de la eólica fue el danés (francés para otros) Paul La


Cour quien a partir de turbinas eólicas provocaba electrolisis para circuitos
eléctricos a principios del siglo XX; durante las primeras décadas de este siglo
Dinamarca conservó la tradición eólica e incluso hoy es el cuarto país del mundo
en potencia instalada y el primero por número de habitantes.

En la mitad del siglo XX un holandés, Johannes Jull introduce dos variaciones


importantes, modifica los generadores para producir electricidad en corriente
alterna y además diseña un aerogenerador que cambiaba la orientación en
función de la dirección del viento para aprovechar con más intensidad la energía
de éste.

Sin embargo, los grandes avances sobre la tecnología y el uso del viento como
fuente energética se producen durante las tres últimas décadas.

Esto se debe, entre otras cosas, por un lado a la llamada crisis energética
(ampliamente difundida entre fines de la década del 60 y comienzos de la del 70)
y, por otro, a los efectos contaminantes que los hidrocarburos producen al medio
ambiente.

Charles F. Brush

12
En la actualidad, el país que lidera en cuanto a la explotación y uso de la energía
eólica es Estados Unidos debido a importantes inversiones hechas durante la
década del 80 y comienzos del 90, aunque actualmente sus programas de
inversión han disminuido fuertemente.

Otros países como Inglaterra, Alemania, Dinamarca, España, India y China, se


muestran más activos y cuentan con programas ambiciosos de inversión para el
futuro inmediato.

En lo que se refiere a tecnología, en la actualidad se está promocionando


aerogeneradores de hasta 1 MW de potencia como tecnología probada, mientras
que el trabajo de desarrollo continúa avanzando y tratando de introducir unidades
cada vez de mayor capacidad.

En los países en desarrollo, excluyendo China e India, por el momento no se han


anunciado grandes programas eólicos. Las razones de ello no necesariamente
tienen que ver con la falta de interés por las fuentes alternas sino, con el hecho
de que en su agenda de prioridades hay problemas más inmediatos como la
pobreza y el desempleo.

En principio, la energía eólica podría aplicarse a cualquier uso final puesto que
la energía del viento es transformada y entregada a través del eje de la turbina
en forma de energía mecánica, la cual eventualmente podría utilizarse de
muchas formas de acuerdo a la necesidad que se presente.

Como vimos, los principales usos de este recurso energético han sido: bombeo
de agua, molienda de granos y generación de electricidad. Podemos decir que

13
las dos primeras aplicaciones tienen muchos años en la historia de la humanidad,
mientras que la generación de electricidad es un tema de mucha importancia
actual.

El mayor aporte de la energía eólica en bombeo de agua ha sido para uso


doméstico y abrevar ganado. Miles de pequeñas granjas en diversas partes del
mundo y en especial en los estados Unidos, Australia, etc., pueden confirmar
esto; mientras que el bombeo de agua con fines de irrigación ha tenido una
aplicación limitada, inclusive en los últimos años, en los que ha merecido una
atención importante por parte de los grupos de desarrollo y cooperación técnica
internacional.

La molienda de granos utilizando molinos de viento actualmente ha pasado a


segundo plano.

Pocas instituciones o grupos de desarrollo hablan hoy de este tema. No obstante,


existen interesantes nichos donde podría ser aún una alternativa apropiada,
como es el caso de zonas rurales aisladas donde no hay otras alternativas que
los grupos diesel o la molienda manual y donde, sin embargo, hay recursos
eólicos aprovechables (es el caso de muchas comunidades de las zonas
altoandinas).

4.2.- Parques Eólicos: Energía Renovable Y Rentable.

Necesitamos fuentes de energía renovables que nos liberen de la absoluta


dependencia del petróleo, un combustible fósil escaso y caro.

Otra cosa es que institucional y empresarialmente se haga lo suficiente para


potenciar la viabilidad, rentabilidad y, en última instancia, implantación masiva
de las energías renovables y menos contaminantes, pero nadie discute que la
situación actual compromete el futuro económico y la sustentabilidad del planeta.

El alza de precios de la gasolina, el fuel y otros combustibles derivados del


petróleo no sólo abre los informativos de televisión, sino que se lleva un buen
dinero (no previsto) de los consumidores, eleva la inflación, que a su vez
encarece los créditos que pagamos.

Desde una perspectiva medioambiental, esta crisis del petróleo podría haber
tenido un efecto beneficioso: la reducción del consumo y el impulso de energías
14
renovables, como la solar o la eólica. Pero todos sabemos que, de eso, poco o
nada.

El consumo de petróleo en el mundo no desciende y las energías renovables,


mucho más compasivas con el medio ambiente, siguen desempeñando un papel
simbólico en la generación y consumo energético en nuestro planeta.

El reto del futuro es conseguir una fuente de energía barata, no contaminante,


renovable y accesible para todos los países del mundo, que permita a transporte,
industrias y hogares mitigar la servil dependencia que hoy muestra ante el
petróleo.

Hasta hace pocas décadas, la ciencia y la técnica no acertaban a ganar la batalla


al dios Eolo para aprovechar la fuerza de los vientos y conseguir energía de
forma rentable y en cantidad suficiente.

Fueron necesarios muchos años de estudios, experimentos y fracasos en


prototipos de aerogeneradores hasta que, por fin, lograron alzarse sobre colinas,
playas y dehesas unos molinos que poco tienen que ver estéticamente con los
que combatió Don Quijote, en La Mancha, pero que sirven para convertir la
fuerza del viento en energía eléctrica. Hoy parece que su utilidad y rentabilidad
es incuestionable.

15
5.-CARACTERISTICAS DE LA ENERGÍA EOLICA

La energía eólica se aprovecha de dos formas bien diferenciadas. En una de


ellas, sirve para que unas aerobombas -el modelo más común son los molinos
multipala del tipo americano- saquen agua de los pozos sin más ayuda que el
viento; en otra, los molinos incorporan un generador eléctrico y producen
corriente cuando sopla el viento; se llaman aerogeneradores.

Los molinos que generan energía eléctrica tienen tres palas.

Los aerogeneradores pueden producir energía eléctrica de dos formas: en


conexión directa a la red de distribución convencional y de forma aislada.

La primera utiliza molinos de viento de gran potencia que vierten su energía a la


red eléctrica. Conviven con este sistema las aplicaciones aisladas de
generadores de pequeña o mediana potencia para usos domésticos o agrícolas:
iluminación, pequeños electrodomésticos, bombeo, irrigación.

Los sistemas más desarrollados y rentables se denominan parques eólicos y


consisten en agrupaciones de varios molinos que envían energía eléctrica a la
red. (Ver: Parques eólicos marinos)

Para conseguirlo, no estamos hablando de alta tecnología: salvo las paletas de


material ligero y las turbinas controladas por microprocesador, los

16
aerogeneradores comerciales no incorporan novedades sustanciales respecto a
los que se construyeron hace 50 años. La energía eólica es, por tanto, un
proyecto viejo que madura día a día.

5.1.- ¿Cómo Se Procesa La Energía Eolica?

Las máquinas eólicas encargadas de este fin se llama aerogeneradores,


aeroturbinas o turbinas eólicas. En definitiva, los aerogeneradores transforman
la energía mecánica del viento en energía eléctrica.

AEROGENERADORES: Funcionamiento, partes y tipos.

Funcionamiento:

El funcionamiento es el siguiente: el viento incide sobre las palas del


aerogenerador y lo hace girar, este movimiento de rotación se transmite al
generador a través de un sistema multiplicador de velocidad. El generador
producirá corriente eléctrica que se deriva hasta las líneas de transporte. Para
asegurar en todo momento el suministro eléctrico, es necesario disponer de
acumuladores.

Partes

Los elementos de que consta una máquina eólica son los siguientes:

• Soportes (torres o tirantes)

• Sistema de captación (rotor)

• Sistema de orientación

• Sistema de regulación (controlan la velocidad de rotación)

• Sistema de transmisión (ejes y multiplicador)

17
• Sistema de generación (generador)

Torre

Es el elemento de sujeción y el que sitúa el rotor y los mecanismos que lo


acompañan a la altura idónea. Está construida sobre una base de hormigón
armado (cimentación) y fijado a ésta con pernos. La torre tiene forma tubular y
debe ser suficientemente resistente para aguantar todo el peso y los esfuerzos
del viento, la nieve, etc. En su base está generalmente el armario eléctrico, a
través del cual se actúa sobre los elementos de generación y que alberga todo
el sistema de cableado que proviene de la góndola, así como el transformador
que eleva la tensión. En el exterior tiene escalas para acceder a la parte superior.

El rotor

Es el elemento que capta la energía del viento y la transforma en energía


mecánica. A su vez, el rotor se compone de tres partes fundamentales: las palas
(que capturan la energía contenida en el viento), el eje (que transmite el
movimiento giratorio de las palas al aerogenerador) y el buje (que fija las palas
al eje de baja velocidad). Las palas son los elementos más importantes, pues
son las que reciben la fuerza del viento y se mueven gracias a su diseño
aerodinámico. Están fabricadas con resina de poliéster y fibra de vidrio sobre
una estructura resistente, y su tamaño depende de la tecnología empleada y de
la velocidad del viento.
18
Góndola

Es la estructura en la que se resguardan los elementos básicos de


transformación de energía, es decir: multiplicador, eje del rotor, generador y
sistemas auxiliares.

Multiplicador

Es un elemento conectado al rotor que multiplica la velocidad de rotación del eje


(unas 50 veces) para alcanzar el elevado número de revoluciones que necesitan
las dinamos y los alternadores.

Multiplicadores de poleas dentadas. Se utilizan para rotores de baja potencia.

Multiplicadores de engranaje. En este tipo de multiplicadores los engranajes


están protegidos en cajas blindadas para evitar su desajuste y desengrasado,
Aunque la mayoría de los aerogeneradores tienen multiplicador, existen algunos
rotores que no lo necesitan.

Sistema hidráulico

Utilizado para restaurar los frenos aerodinámicos del aerogenerador.

Eje de alta velocidad

Gira aproximadamente a 1.500 revoluciones por minuto (r.p.m.), lo que permite


el funcionamiento del generador eléctrico. Está equipado con un freno de disco
mecánico de emergencia. El freno mecánico se utiliza en caso de fallo del freno
aerodinámico, o durante las labores de mantenimiento de la turbina.

Generador

La función del generador es transformar la energía mecánica en energía


eléctrica. En función de la potencia del aerogenerador se utilizan dinamos (son
generadores de corriente continua y se usan en aerogeneradores de pequeña
potencia, que almacenan la energía eléctrica en baterías) o alternadores (son
generadores de corriente alterna). La potencia máxima suele estar entre 500 y
3000 kilovatios (kW).

19
Mecanismo de orientación

Activado por el controlador electrónico, que vigila la dirección del viento utilizando
la veleta. Normalmente, la turbina sólo se orientará unos pocos grados cada vez,
cuando el viento cambia de dirección.

Controlador electrónico

Tiene un ordenador que continuamente monitoriza las condiciones del


aerogenerador y que controla el mecanismo de orientación. En caso de cualquier
disfunción (por ejemplo, un sobrecalentamiento en el multiplicador o en el
generador), automáticamente para el aerogenerador.

Unidad de refrigeración

Contiene un ventilador eléctrico utilizado para enfriar el generador eléctrico.


Además, contiene una unidad de refrigeración de aceite empleada para enfriar
el aceite del multiplicador. Algunas turbinas tienen generadores enfriados por
agua.

Anemómetro y la veleta

Se utilizan para medir la velocidad y la dirección del viento. Las señales


electrónicas del anemómetro son utilizadas por el controlador electrónico del
aerogenerador para conectar el aerogenerador cuando el viento alcanza
aproximadamente 5 m/s (18 km/h). El ordenador parará el aerogenerador
automáticamente si la velocidad del viento excede de 25 m/s (90 km/h), con el
fin de proteger a la turbina y sus alrededores. Las señales de la veleta son
utilizadas por el controlador electrónico del aerogenerador para girar al
aerogenerador en contra del viento, utilizando el mecanismo de orientación.

6.-ASPECTOS ECONÓMICOS

Los costes de la energía eólica se pueden analizar desde distintos puntos de


vista. Para el inversor, o el promotor de una instalación, los costes a considerar
son los costes privados, es decir, los soportados directamente por éste, como
los costes de inversión, de explotación, los gastos administrativos, etc. Sin
embargo, si la inversión se analiza desde un punto de vista público, o social, es
necesario tener en cuenta también otros valores a la hora de determinar su

20
rentabilidad, como el ahorro energético que se produce, el valor de capacidad
que aporta al sistema eléctrico, o los costes y beneficios medioambientales que
supone la instalación.

6.1.-Costes Privados

Los costes privados de una instalación eólica son: el coste de la inversión, y los
costes de explotación.

6.2.-Costes De Inversión

El coste de inversión incluye los aerogeneradores, la instalación del sistema


eléctrico, el sistema de control y edificaciones auxiliares, los accesos, la
ingeniería del proyecto, así como las licencias y gastos administrativos que sean
necesarios. En la siguiente figura se expone la distribución de costes de
inversión, para el caso de un parque eólico.

Los costes de instalación incluyen las cimentaciones, normalmente hechas de


hormigón armado, la construcción de carreteras (necesarias para transportar la
turbina y las secciones de la torre hasta el lugar de la construcción), un
transformador (necesario para convertir la corriente a baja tensión (690 V) de la
turbina a una corriente a 10-30 kV para la red eléctrica local), conexión telefónica
para el control remoto y vigilancia de la turbina, y los costes de cableado, es
decir, el cable que va desde la turbina hasta la línea de alta tensión de 10-30 kV.

21
6.3.-Costes Sociales

Como ya se ha mencionado, existen otros valores económicos que es preciso


considerar, si la inversión se analiza desde un punto de vista social. Así, la
energía eólica presenta una serie de aspectos en cuanto a ahorro energético,
aumento de la capacidad del sistema, creación de empleo, o ventajas
medioambientales, que pueden traducirse en unos beneficios sociales. Algunos
de ellos son conocidos como beneficios externos, o externalidades.

Las externalidades son fallos del mercado, producidos cuando una actividad
económica produce costes o beneficios en otra actividad, o en la sociedad, sin
que estos costes o beneficios se reflejen en el precio del producto. Esto hace
que el mercado no funcione correctamente, y que por ello no se produzca una
asignación eficiente de los recursos. Para conseguir una asignación óptima,
estos beneficios deberían ser cuantificados en términos monetarios, e
incorporados al precio que se paga por la energía eólica. Esto es la llamada
internalización de externalidades.

6.4.-Ahorro Energético

El gráfico muestra como la producción de energía anual (en millones de kWh)


varía con la intensidad del viento de la localización. Con una velocidad de viento
media de, digamos, 6'75 m/s a la altura del buje, obtendrá alrededor de 1,5
millones de kWh de energía anuales.

Como puede ver, la producción de energía anual varía aproximadamente con el


cubo de la velocidad del viento a la altura del buje. Cómo de sensible es la
producción de energía respecto a la velocidad del viento varía con la distribución
de probabilidad del viento, como se explicó en la página sobre la distribución de

22
Weibull. En este gráfico tenemos tres ejemplos con diferentes valores de k
(factores de forma). En nuestro ejemplo trabajaremos con la curva roja (k=2).

Las cifras de producción de energía anual consideran que los aerogeneradores


están en condiciones de servicio y preparados para girar todo el tiempo. Sin
embargo, en la práctica, los aerogeneradores necesitan reparación e inspección
una vez cada seis meses para asegurar que siguen siendo seguros. Además,
las averías de componentes y los accidentes (fallos de suministro eléctrico)
pueden inutilizar los aerogeneradores.

Estadísticas muy extensas muestran que los fabricantes alcanzan, en


consecuencia, factores de disponibilidad de alrededor del 98 por ciento, es decir,
las máquinas están preparadas para funcionar más del 98 por ciento del tiempo.
La producción de energía total se ve generalmente afectada en menos de un 2
por ciento, dado que los aerogeneradores nunca están en funcionamiento
durante los vientos fuertes.

Un grado tan alto de fiabilidad es extraordinario, comparado con otros tipos de


maquinaria, incluyendo otras tecnologías de generación de electricidad. Así
pues, el factor de disponibilidad suele ignorarse en los cálculos económicos,
dado que hay otras incertidumbres (p.ej. la variabilidad del viento) que son
mucho mayores.

Sin embargo, no todos los fabricantes del mundo tienen un buen registro de
fiabilidad, por lo que siempre es una buena idea revisar el historial de los
fabricantes y la capacidad de servicio antes de salir y comprar un nuevo
aerogenerador.

23
6.5.-Evaluación Económica (De Un Campo Eólico)

Desde que un promotor se lanza a la construcción de un parque eólico hasta que


los aerogeneradores instalados empiezan a verter energía en la red eléctrica
suelen pasar más de cinco años. En ese tiempo, habrá sido necesario realizar
evaluaciones de viento, analizar la viabilidad económica, redactar el proyecto y
el estudio de impacto ambiental, negociar el alquiler de los terrenos, resolver la
evacuación eléctrica, conseguir financiación, lograr todos los permisos
administrativos, abrir vías de acceso, cerrar los contratos de compra-venta de la
energía, trasladar las piezas, montar los aerogeneradores, probar los equipos...
Se trata sin duda de un largo y arduo camino. Y, además, caro, pues una
instalación requiere una inversión de decenas o cientos de millones de euros que
ha de amortizarse a largo plazo. Por ello, solo se emprenderá el proyecto si al
principio del todo se comprueba que es viable ambiental y económicamente. Y
esto depende, antes que nada, de los vientos que soplen en el lugar
seleccionado, de ahí la importancia de contar con evaluaciones rigurosas. Un
error del 10% en la estimación de la velocidad media puede llegar a suponer
desvíos del 30% en la producción de energía.

Existen simulaciones numéricas, basadas en modelos físico-estadísticos, como


las que proporciona el programa informático WASP (Wind Atlas Analysis and
Application Program) con las que se pueden calcular distribuciones espaciales
de la velocidad del viento y la producción de energía esperada a largo plazo en
un determinado emplazamiento. Mediante la hábil combinación en el ordenador
de la descripción detallada del terreno y datos eólicos reales, adquiridos durante
períodos de tiempo significativos, validados por estaciones meteorológicas de
referencia cercanas, se obtiene el atlas eólico local. Este atlas será el que se
utilice, junto con las características de los aerogeneradores seleccionados (curva
de potencia y empuje) para calcular la producción energética de cada lay-out
(distribución de aerogeneradores) propuesto.

Resulta interesante medir las características del viento a la altura a la que vaya
a situarse el buje de los aerogeneradores y, cuando la zona sea grande o
accidentada, simultáneamente en varios puntos del emplazamiento. Y no vale
sólo con una velocidad media, que no deja de ser un promedio de los vientos
más rápidos y más lentos, y que no describe realmente la distribución estadística
24
de la velocidad del viento. De hecho, puede llevar a sobreestimar o subestimar
los recursos, pues puede ocurrir que vientos rápidos pero escasos, aporten
mucha más energía que otros lentos muy abundantes (no hay que olvidar que la
energía del viento aumenta con el cubo de la velocidad).

El siguiente paso tras evaluar de forma rigurosa la velocidad del viento y estimar
la producción de energía previsible es analizar la viabilidad económica del
proyecto. Para valorar el proyecto se debe tener en cuenta la inversión necesaria
para promover, construir y poner en marcha la planta, los costes de explotación
a lo largo de la vida operativa de la misma y la previsión de la evolución en el
tiempo del precio percibido por cada kilovatio-hora puesto en red. Con estos
datos y aplicando la tasa impositiva correspondiente será suficiente para calcular
el beneficio neto estimado anualmente y, añadiendo la amortización, los flujos
de caja, para calcular ex ante la rentabilidad económica del proyecto. Y, por
tanto, la decisión de seguir adelante o no con la inversión.

25
7.-IMPACTO AMBIENTAL

El hecho de que la energía eólica sea una


fuente de energía limpia, higiénica,
ecológica y renovable, no implica que su
impacto en el medio ambiente sea nulo.

La electricidad generada por combustibles


fósiles contamina. La energía eólica sin
duda ayuda a reducir esta contaminación causada por la quema de los
combustibles fósiles.

Entonces ¿cuáles son las ventajas de la energía eólica en el medio ambiente?

En primero, la energía eólica no causa emisiones al ambiente o al agua, y no


produce ningún tipo de desperdicio tóxico. Aún más, la energía eólica no hace
uso de fuentes naturales y no daña al medio ambiente en su extracción.

Más y más energía eólica se debe de usar para combatir al cambio climático. En
la otra mano, como cualquier tecnología de energía, las plantas de energía eólica
tienen algunos efectos en el medio ambiente.

Mientras que las turbinas eólicas no usan ningún tipo de combustible (más que
el viento) y no contaminan durante su operación regular, si hay algunos riesgos
que están asociados a su construcción y a su operación. Ya se han registrado
alrededor de 40 muertes relacionadas con la construcción, instalación y
operación de turbinas eólicas.

Al mismo tiempo la instalación y operación de las turbinas eólicas pueden tener


un impacto negativo en las aves y otro tipo de vida silvestre debido a la invasión
de su medio ambiente por las gigantescas turbinas. En el pasado el ruido era un
problema de las turbinas eólicas, pero con el tiempo este problema ha sido
solucionado.

Al final, si hacemos un balance de las ventajas y desventajas de la energía eólica


hacia el medio ambiente, podemos decir que, si bien la tecnología eólica tiene
sus desventajas, la gran cantidad de ventajas que se tienen con respecto a la
generación de energía con combustibles fósiles hace que la energía eólica sea
una gran tecnología a favor del medio ambiente.
26
8.-CONCLUSIÓN

Después de un análisis detallado sobre la energía eólica, sus aplicaciones,


ventajas, desventajas, su historia, definición en fin sus conceptos más relevantes
podemos llegar a la conclusión de que es una fuente de energía inagotable y
frena el agotamiento de combustibles fósiles contribuyendo a evitar el cambio
climático. Es una tecnología de aprovechamiento totalmente madura y puesta a
punto. La energía eólica ha probado ser más confiable que la energía solar en
cerros altos y nublados que generalmente presentan buen régimen de vientos.
Adicionalmente un generador eólico ofrece mayor resistencia al hurto pues no
es una tecnología conocida y es más difícil de desmontar.

La energía eólica también es una mejor alternativa que la generación diesel


especialmente donde el acceso es dificultoso, costoso o distante. El recurso
eólico es variable y puede tener periodos de quietud. La energía solar es un
perfecto complemento a la energía eólica en la medida en que ofrece una carga
básica en estos periodos. Comunes en aplicaciones comerciales o en
aplicaciones residenciales. El viento se está mostrando como un recurso
energético seguro y económico en las instalaciones situadas principalmente en
Europa, los EE.UU. y la India. Los avances tecnológicos de los últimos cinco
años han colocado a la energía eólica en posición de competir, en un futuro
próximo, con las tecnologías de generación de energía convencionales

Actualmente las turbinas eólicas convierten la energía cinética del viento en


electricidad por medio de aspas o hélices que hacen girar un eje central
conectado, a través de una serie de engranajes (la transmisión) a un generador
eléctrico. Existen varias ventajas (observar apéndice 10.1) competitivas de la
energía eólica con respecto a otras opciones, como son: Se reduce la
dependencia de combustibles fósiles. Los niveles de emisiones contaminantes,
asociados al consumo de combustibles fósiles se reducen en forma proporcional
a la generación con energía eólica. Las tecnologías de la energía eólica se
encuentran desarrolladas para competir con otras fuentes energéticas.
Finalmente, otro aspecto interesante es el esfuerzo por ofrecer una panorámica
actualizada de la aplicación de las energías renovables a la desalación por
ósmosis inversa, así como las perspectivas de investigación que reseña la
literatura tanto en lo referente a la propia tecnología de ósmosis inversa como a
27
la aplicación de la energía solar térmica. Otra conclusión particular puede
señalarse que, en Canarias, actualmente, dichos sistemas no compiten
económicamente con los convencionales, sin embargo, permiten incrementar la
penetración de energías renovables en las redes insulares y, cuanto se
presenten ciertos escenarios, quizá en un tiempo no muy lejano, podrán ser
competitivos también económicamente. También podemos decir que la
ocupación de la energía eólica en diferentes partes del globo está siendo
utilizada como alternativa energética, ya que esta energía es una de las que
menos contaminan, no daña la capa de ozono, no destruye el suelo ni contamina
el aire. La producción de este tipo de energía se puede obtener mediante varios
mecanismos en combinación con otros de variados tipos. Pero emite otro tipo de
contaminación como la acústica, además de la alteración del paisaje natural. En
general, es muy utilizada en algunos países industrializados de Europa,
Argentina y los Estados Unidos. En nuestro país la inclusión de nuevas
tecnologías ha permitido generar plantas pilotos de producción de energía eólica,
debido a que está en un periodo de investigación donde no se ha llevado a cabo
la obtención de esta energía a mayor escala.

28
9.-BIBLIOGRAFÍA
http://energiaeolica-walter.blogspot.mx/2011/11/historia-de-la-energia-eolica.html

http://energiaeolica-walter.blogspot.mx/2011/11/historia-de-la-energia-eolica.html

https://iesvillalbahervastecnologia.files.wordpress.com/2009/10/energia-eolica.pdf

http://rabfis15.uco.es/lvct/tutorial/41/tema22/tema22-2.htm

http://www.gstriatum.com/energiasolar/blog/2010/08/10/impacto-ambiental-de-la-energia-
eolica/

https://erenovable.com/aerogeneradores-eolicos/energia-eolica/
http://www.ammonit.com/es/informacion-eolica/energia-eolica
http://rabfis15.uco.es/lvct/tutorial/41/tema22/tema22-2.htm
http://www.profesorenlinea.cl/fisica/Energia_EolicaUsos.htm
https://iesvillalbahervastecnologia.files.wordpress.com/2009/10/energia-
eolica.pdf

29
10.-APÉNDICE
10.1.-Tabla comparativa de ventajas y desventajas de la energía eólica.

30