You are on page 1of 4

COMUNIDAD CRISTIANA PRECURSORA– DWAYNE ROBERTS (4 DE MARZO DE 2011)

Viviendo limpios delante del Señor


I. EL TEMOR AL SEÑOR

A. Estando consciente de la inconstancia del corazón humano, quiero que recordemos –partiendo de las
Escrituras– quién es Dios y cómo es Él en relación a su naturaleza, sus emociones, y sus atributos.
Debemos establecer en nuestro corazón el propósito de entender y estudiar la plenitud de quién es Dios,
de la misma manera en que lo hizo David. David se propuso conocer la plenitud de Dios.
Después de quitarlo, les levantó por rey a David, del cual Dios también testificó y dijo: «He hallado a
David, hijo de Isaí, un hombre conforme a mi corazón, que hará toda mi voluntad». (Hch. 13:22)

B. Jamás debemos funcionar bajo presunción o una sobre-familiaridad con el Dios santo. El paradigma
nupcial debe investir nuestros corazones de poder para vivir completamente abandonados, con un celo por
santidad, y sin temor al rechazo.

C. Entender el amor extravagante de Dios sin responder con santidad es vivir sin una visión a futuro y en
gran peligro de vivir sin la plenitud de la verdad.

D. Debemos vivir conscientes de la gran división que existe entre nuestra humanidad y el Dios eterno.
Tendemos tan fácilmente a caer en arrogancia y rápidamente perdemos de vista la realidad. Tenemos un
Dios Creador asombroso, y nosotros somos tan solo criaturas creadas.
 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, Santo, Santo, es el Señor de los ejércitos, llena está toda la
tierra de su Gloria. Y se estremecieron los cimientos de los umbrales a la voz del que clamaba, y la casa
se llenó de humo. Entonces dije: ¡Ay de mí! Porque perdido estoy, pues soy hombre de labios inmundos y
en medio de un pueblo de labios inmundos habito, porque han visto mis ojos al Rey, el Señor de los
ejércitos. (Is. 6:5))

E. El conocer a Dios es tener temor del Señor. Para poseer el conocimiento de Dios, debemos empezar con
el temor al Señor.
El temor del Señor es el principio de la sabiduría; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción.
(Pr. 1:7)

F. Si uno construye una casa y no pone atención a los cimientos, el edificio no podrá hacer frente a los
desafíos o tormentas que se presenten en el futuro. El temor al Señor es la clave a nuestro crecimiento
futuro en el entendimiento de quien es Dios; es fundamental para el crecimiento en el conocimiento de
Dios.

G. Existe un temor que lo deja a uno aterrorizado y lleno de temor, y existe un temor que te lleva a sentirte
sobrecogido. Debe existir un respeto y una reverencia en nuestra interacción con Dios.

IHOP–KC Base de Misiones www.IHOPlatino.org


COMUNIAD CRISTIANA PRECURSORA – DWAYNE ROBERTS

Viviendo limpios delante del Señor Página 2

H. El temor al Señor crea en uno un nuevo apetito por conocer más de Él. El temor al Señor crea en el
corazón del creyente una adoración genuina. Juan, al describir a Jesús tan majestuosamente, nos deja con
un entendimiento que nos lleva a la adoración y a un profundo deseo de conocer más a Jesús, mientras
«caemos como muertos a sus pies» debido a dicho encuentro.
Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y Él puso su mano derecha sobre mí, diciendo: No temas, yo
soy el primero y el último… (Ap. 1:17)

I. Si estás luchando con el pecado, es importante entender el temor al Señor; con un entendimiento
adecuado del temor del Señor, la victoria se facilita porque entendemos que nuestras acciones tienen
consecuencias reales.
Con misericordia y verdad se expía la culpa, y con el temor del Señor el hombre se aparta del mal. (Pr.
16:6)

J. Siendo Dios quien es, su presencia demanda reverencia. Uno no trata de manera irrespetuosa o indiferente
a quien posee poder infinito. La luz y las tinieblas no cohabitan en la presencia de un Dios santo.

II. DAVID, UN HOMBRE QUE ESTUDIÓ A DIOS

A. David fue inspirado al ir recibiendo revelación de quien es Dios. Él nos permite comprender mejor lo que
produce el conocimiento de Dios en nuestros corazones.
Los cielos proclaman la Gloria de Dios, y la expansión anuncia la obra de sus manos. Un día transmite
el mensaje al otro día, y una noche a la otra noche revela sabiduría. No hay mensaje, no hay palabras:
no se oye su voz. Mas por toda la tierra salió su voz, y hasta los confines del mundo sus palabras. En
ellos puso una tienda para el sol, y éste, como un esposo que sale de su alcoba, se regocija como hombre
fuerte al correr su carrera. De un extremo de los cielos es su salida, y su curso hasta el otro extremo de
ellos; y nada hay que se esconda de su calor. La ley del Señor es perfecta, que restaura el alma; el
testimonio del Señor es seguro, que hace sabio al sencillo. Los preceptos del Señor son rectos, que
alegran el corazón; el mandamiento del Señor es puro, que alumbra los ojos. El temor del Señor es
limpio, que permanece para siempre; los juicios del Señor son verdaderos, todos ellos justos; (Sal. 19:1-
9)

B. La forma en que el Señor hace las cosas es perfecta. No se puede mejorar la forma en que Dios dirige la
tierra. Sus leyes y sus principios para gobernar son perfectos.

C. Los caminos del Señor producen cambios y esos cambios traen vida al corazón del creyente.

D. Cuando operas en el temor al Señor quedas limpio delante de Él. Es un lugar deleitable para vivir, de pie
delante del Señor.

III. EL ENCUENTRO DE PABLO Y EL FRUTO DE DICHO ENCUENTRO

A. Con tan solo resaltar un atributo de Jesús, vemos la respuesta que produjo en el corazón de Pablo. Al
escribirle a Timoteo, Pablo habla de la luz inaccesible que le dio encuentro en el camino a Damasco.

IHOP-KC Base de Misiones www.IHOPlatino.org


COMUNIAD CRISTIANA PRECURSORA – DWAYNE ROBERTS

Viviendo limpios delante del Señor Página 3

… el único que tiene inmortalidad y habita en luz inaccesible; a quien ningún hombre ha visto ni puede
ver. A Él sea la honra y el dominio eterno. (1 Ti. 6:16)

B. Cuando Jesús regrese a gobernar la tierra desde Jerusalén, la luna se abochornará y el sol se avergonzará
al ser comparados con la luz en la cual Jesús habita.
Entonces la luna se abochornará y el sol se avergonzará porque el Señor de los ejércitos reinará en el
monte Sion y en Jerusalén, y delante de sus ancianos estará su gloria. (Is. 24:23)

C. Jesús, quién se viste con luz, proveerá luz para toda la eternidad. Cuando Jesús se revele a si mismo a
toda la humanidad no habrá noche por causa de su luz.
Y ya no habrá más noche, y no tendrán necesidad de luz de lámpara ni de luz del sol, porque el Señor
Dios los iluminará, y reinarán por los siglos de los siglos. (Ap. 22:5)

D. Cuando Pablo estaba camino a Damasco tuvo un encuentro con esta luz. Él se encontró con el Hombre
que se envuelve a si mismo en luz; Pablo quedó temblando y no comió ni bebió durante tres días.
Y sucedió que mientras viajaba, al acercarse a Damasco, de repente resplandeció en su derredor una luz
del cielo; y al caer a tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo ¿por qué me persigues? Y él dijo:
¿Quién eres, Señor? Y Él respondió: Yo soy Jesús a quien tú persigues (Hch. 9:3-5)

E. Los hombres que estaban viajando con Pablo no vieron a Jesús. Ellos tan solo escucharon su voz y
quedaron enmudecidos.
los hombres que iban con él se detuvieron atónitos, oyendo la voz, pero sin ver a nadie. Saulo se levantó
del suelo, y aunque sus ojos estaban abiertos, no veía nada; y llevándolo por la mano lo trajeron a
Damasco. Y estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió. (Hch. 9:7-9).

F. Bajo el ministerio de Pablo y de otros apóstoles, los creyentes caminaron bajo el temor de Dios, y el
Consuelo del Espíritu Santo y por ende la iglesia crecía.
Entretanto la iglesia gozaba de paz por toda Judea, Galilea y Samaria, y era edificada; y andando en el
temor del Señor y en la fortaleza del Espíritu Santo, seguía creciendo. (Hch. 9:31)

IV. LA MOTIVACIÓN DE PABLO DE SER AGRADABLE DELANTE DEL SEÑOR

A. Después del encuentro de Pablo con Jesús, camino a Damasco, él maduró en su entendimiento del
conocimiento de Dios, y por tanto tuvo gran fuerza en su llamado a otros para que caminen con sobriedad
delante de Dios.
Por eso, ya sea presentes o ausentes, ambicionamos serle agradables. Porque todos nosotros debemos
comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en
el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo. Por tanto, conociendo el temor del Señor,
persuadimos a los hombres, pero a Dios somos manifiestos, y espero que también seamos manifiestos en
vuestras conciencias. (2 Co. 5:9-11)

Por eso, ya sea presentes o ausentes, ambicionamos serle agradables.

IHOP-KC Base de Misiones www.IHOPlatino.org


COMUNIAD CRISTIANA PRECURSORA – DWAYNE ROBERTS

Viviendo limpios delante del Señor Página 4

B. Tendremos que estar delante de Jesucristo y rendir cuentas por la forma en que administramos nuestras
vidas. Pablo dice: Tenga mucho cuidado de cómo vive su vida. No camine con poca seriedad en relación
a su futuro.

V. EL ALIENTO DE PABLO A LA IGLESIA EN FILIPOS

A. La jornada en la santificación es uno que debe ser luchado con temor y temblor.
Así que, amados míos, tal como siempre habéis obedecido, no solo en mi presencia, sino ahora mucho
más en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor…(Flp. 2:12) )

IHOP-KC Base de Misiones www.IHOPlatino.org