You are on page 1of 6

CUIDADOS DE ENFERMERÍA AL PACIENTE QUIRÚRGICO EN LA ETAPA DEL

PREOPERATORIO

LOS CUIDADOS PREOPERATORIOS SE DIVIDEN EN:


- Mediatos.
- Inmediatos.

CUIDADOS MEDIATOS

Concepto: Son los cuidados que se proporcionan al paciente de su ingreso al


hospital hasta dos horas antes de la intervención quirúrgica.

1. Todos los proporcionados en el departamento de admisión hospitalaria tales


como:
- Baño
- Corte de uñas
- Retirar el esmalte de las uñas
- Registrar y valorar signos vitales
- Informar al paciente y a sus familiares de los reglamentos del hospital, para
recibir mayor cooperación de ellos.
2. Una vez ingresado el paciente a piso:
- Proporcionarle un ambiente adecuado, tener canalizados en un mismo cubículo o
sala a los pacientes de una misma especialidad.
- Observación constante o directa, ya que generalmente el paciente mal preparado
psicológicamente por angustia, presenta trastornos.
- Explicarle los cuidados que se le van a proporcionar en los servicios de
recuperación y del medio ambiente en que se va encontrar rodeado.
3. Preparación física: tricotomía del área operatoria.
4. Seguir las prescripciones médicas enfocadas a:
- Tipo de alimentación: generalmente ayuno desde 8 horas antes de la
intervención y el ultimo alimento es ligero (liquido)
5. Dependiendo de la cirugía programada aplicar enema evacuante
6. Medicación pre anestésica
7. Registros de signos vitales, anotar siempre en el expediente los cuidados que
se le proporcionen al paciente.
8. La enfermera debe informar a la familia del paciente sobre:
- Dónde esperar hasta que el paciente regrese a la habitación.
- Dónde hay una cafetería o similar.
- Intervalos de tiempo para la cirugía prevista.
- Lugar de recibir la información después de la intervención.
- Qué preparar cuando el paciente vuelva de quirófano.
Centro De Estudios Técnicos De Bachillerato Profesional.

Enfermería 4°A.

Medico quirúrgica.

Proyecto: Investigación.

Prof.: José Antonio.

Alumna: Ilse Susana García Izquierdo.


Cuidados Post-operatorios
Introducción

La atención al paciente en la etapa posquirúrgica se lleva a efecto, una vez que ha


sido concluida su intervención quirúrgica, para ser trasladado de la sala de
operaciones a la sala de recuperación post-anestésica, el inicio de esta etapa se
considera al ser ingresado a la sala de recuperación post-anestésica (PAR) o
unidad de cuidados postanestésicos (PACU). Su ubicación es dentro de las
instalaciones del quirófano, o bien con acceso directo a la misma. En la etapa
posquirúrgica la atención de la enfermera (o) se centra, en torno a la valoración
integral del paciente y su vigilancia continua, con el propósito de proporcionar una
asistencia de alta calidad profesional, iniciando por la identificación de
complicaciones potenciales y su tratamiento oportuno, incluyendo la atención a
sus familiares, sin olvidar otorgar la atención al paciente con capacidad, seguridad
y calidez.

Recepción del paciente en la sala de recuperación


Para el traslado a la sala de recuperación postanestésica, el paciente debe ir
acompañado por personal de anestesia y por la enfermera (o) circulante, la
enfermera (o) del servicio recibe al paciente del cual se entrega información de los
aspectos más importantes como serían:

1. Estado pre-operatorio del paciente, antecedentes que pudiesen ocasionar


una complicación post-operatoria como: Diabetes, insuficiencia renal,
cardiopatía, alergia a medicamentos, etc.
2. Valoración de las condiciones del paciente, nivel de conciencia, datos sobre
la función respiratoria y hemodinámicos, coloración de la piel, temperatura,
etc. Observar si existe reflejo nauseoso.
3. Verificar la identificación del paciente, el procedimiento quirúrgico y el
cirujano que practicó la cirugía.
4. Información sobre el periodo trans-operatorio, hallazgos operatorios, si
existieron complicaciones o acontecimientos no habituales.
5. Técnica anestésica utilizada y duración de la misma.
6. Fármacos administrados en el quirófano (incluyendo los anestésicos).
7. Líquidos y sangre perdidos y administrados durante la cirugía.
8. Localización de catéteres, drenajes y apósitos.
9. Aplicación de vendaje como protección de la herida quirúrgica.
10. Revisión del expediente clínico.

Atención al paciente en la sala de recuperación


En esta etapa los cuidados de enfermería tienen como propósito identificar la
importancia de los signos que manifiesta el paciente, anticiparse y prevenir
complicaciones post-operatorias.
Además de cubrir sus necesidades y/o problemas hasta lograr su recuperación por
completo de la anestesia.

Objetivos

1. Asegurar la conservación de la función respiratoria adecuada.


2. Vigilar y prevenir la depresión respiratoria.
3. Mantener el estado hemodinámico del paciente.
4. Vigilar el estado de conciencia y condiciones generales del paciente.
5. Conservar la seguridad del paciente y promover su comodidad.

Material y equipo

 Equipo para aspiración de secreciones.


 Equipo para administración de oxígeno.
 Monitor de signos vitales.
 Esfignomanómetro, estetoscopio y termómetro.
 Riñón y pañuelos desechables.
 Sondas de aspiración.
 Cánulas de guedel.
 Jeringas.
 Gasas y guantes desechables.

Procedimiento
Una vez realizada la identificación del paciente y la recepción del mismo de la sala
de cirugía, se procede a su instalación de la siguiente manera:

1. Examinar la permeabilidad de las vías respiratorias. Dejar conectada la


cánula de guedel, hasta que el paciente recupere el estado de conciencia o
manifieste reflejo nauseoso; dejarla por más tiempo provoca náuseas y
vómito.
Fundamento: Con esta medida se favorece a la función respiratoria y se
evita que la lengua caiga hacia atrás, ocluyendo las vías respiratorias.
2. Aspirar el exceso de secreciones, al ser audibles en orofaringe o
nasofaringe.
3. Conectar al paciente al sistema para administración de oxígeno e iniciar la
administración de oxígeno húmedo nasal o por mascarilla, a 6 l/min. o
según esté indicado.
Fundamento: Al administrar el oxígeno húmedo se favorece la fluidificación
de secreciones y facilita su aspiración
4. Conectar al paciente al monitor de signos vitales. Mantener la observación
de los mismos.
5. Colocar al paciente en decúbito lateral con extensión del cuello, si no está
contraindicado.
Fundamento: Con esta posición se favorece a una adecuada ventilación
pulmonar.
6. Vigilar los signos vitales cada 5 a 15 minutos según lo requiera el estado
del paciente.
Valoración de las cifras y sus características (hipertensión, hipotensión,
arritmias cardiacas, taquicardia o bradicardia, taquipnea o bradipnea,
hipertermia o hipotermia).
a) Los datos nos darán la pauta para el tratamiento.
b) Recordar que las salas de operaciones son frías y favorecen a la
vasoconstricción, para lo cual se debe colocar un cobertor al paciente o
regular la temperatura ambiental, si es que existe el sistema de clima
artifIcial.
7. Llevar el control de líquidos (ingresos de líquidos parenterales, excreción de
orina, drenes, sondas, etc.)
8. Mantener en ayuno al paciente.
9. Vigilar la administración de líquidos parenterales: Cantidad, velocidad del
flujo ya sea a través de bomba de infusión o controlador manual. Observar
el sitio de la flebopunción para detectar datos de infiltración o flebitis.
10. Vigilar la diuresis horaria.
11. Llevar el registro de fármacos administrados y las observaciones de sus
efectos.
12. Vigilar la infusión de sangre y derivados (si se está administrando al
paciente) verificar la identificación correcta del paquete y corroborar con los
datos del paciente, asimismo la tipificación, exámenes clínicos
reglamentarios para su administración (si existe duda se debe revisar el
banco de sangre), prescripción, hora de inicio y terminación de la infusión.
Estar alerta ante la aparición de signos adversos a la transfusión
sanguínea.
13. Observar posibles signos adversos de la anestesia general o raquídea:
Hipertermia maligna, vigilar estado de conciencia, movilidad de las
extremidades inferiores y su sensibilidad.
14. Vigilar signos y síntomas tempranos de hemorragia y choque como son:
Extremidades frías, oliguria (menos de 30 ml/hora) retraso en el llenado
capilar (más de 3 segundos), hipotensión, taquicardia, pulso débil,
diaforesis fría.

Tratamiento

1. Eliminar la causa si es posible.


2. Intentar otros medios como:

a) Hacer que el paciente degluta un vaso con agua.


b) Colocar una cucharada de azúcar granulada sobre la parte posterior de
la lengua para que el paciente degluta.
c) Hacer que el paciente degluta unas gotas de jugo de limón.