You are on page 1of 9

Zona intertropical

Mapamundi con la zona intertropical en rojo.

La zona intertropical es la franja que se ubica entre los trópicos de Cáncer y de


Capricornio. Está determinada por la traslación terrestre y la inclinación del eje terrestre
con respecto al plano de la eclíptica. Es la zona geoastronómica más extensa del planeta.

Podría definirse como la franja latitudinal de nuestro planeta en la cual los rayos solares
inciden verticalmente (sol cenital) por lo menos una vez en el año (una vez en los trópicos
y dos veces en el resto).

Las zonas geoastronómicas


Las zonas geoastronómicas están determinadas por los cuatro paralelos notables: los dos
trópicos (de Cáncer y de Capricornio) y los dos círculos polares (Ártico y Antártico), los
cuales determinan la existencia de cinco zonas de características distintas de acuerdo con
los climas determinados por los movimientos de la Tierra y la inclinación del eje terrestre
a lo largo del año.

La zona intertropical presenta unas características climáticas especiales que la


diferencian de las otras cuatro zonas geoastronómicas: las dos zonas templadas y las dos
zonas polares.

Denominaciones
A través del tiempo, la zona intertropical ha recibido varias denominaciones tales como
Zona Tórrida, Zona Tropical, Zona cálida o simplemente Trópicos, pero no son precisas
desde el punto de vista geográfico. La zona ecuatorial no es un sinónimo ya que no incluye
en ella a toda la zona intertropical, sino a una parte de la misma (unos 5º de latitud a
ambos lados del ecuador).

Zona tórrida y zona cálida

Estas denominaciones resultan inadecuadas al referirse a la zona intertropical por dos


razones: en primer lugar, las temperaturas máximas de nuestro planeta no se dan en la
zona intertropical, sino en las franjas subtropicales, tanto al norte del trópico de Cáncer,
como al sur del trópico de Capricornio. Ello se debe a la mayor duración de la insolación
durante el solsticio de verano en las zonas templadas, por lo que el calor acumulado puede
ser mayor que dentro de la zona intertropical, en la cual los días y las noches duran
aproximadamente lo mismo a lo largo de todo el año. Y en segundo lugar, la zona
intertropical contiene las mayores cantidades de vegetación y de agua atmosférica (tanto
en estado líquido como gaseoso), lo cual sirve de factor regulador de las temperaturas.

Zona tropical y trópicos

Estas denominaciones no son precisas ya que podría relacionárseles con la ubicación de


los trópicos (tanto al norte como al sur de los mismos), que son de clima seco, lo cual no
es el más característico de la zona intertropical; o relacionarse con el clima tropical, que
en realidad es otro concepto.

Características climáticas

Helechos arborescentes de unos 10 m de altura, a unos 2000 msnm, junto a la carretera


cerca de la Colonia Tovar, estado Aragua, Venezuela.

Debido a su escasa densidad de población (con excepciones, como sucede con la isla
densamente poblada de Java), la zona intertropical presenta pocas estaciones
meteorológicas y la mayoría de ellas están ubicadas en las zonas urbanas, por lo que, no
se tienen los datos meteorológicos necesarios para poder conocer en detalle los tipos
climáticos presentes en la zona intertropical. Sin embargo, debido a la extraordinaria
estabilidad de los climas, los pocos datos climáticos de que disponemos sirven casi
siempre para obtener una idea bastante clara y precisa del clima particular de una zona
determinada.
Meteorología intertropical

Artículo principal: Meteorología tropical

Los climas de la zona intertropical son isotermos, es decir, que presentan escasas
variaciones de temperaturas a lo largo del año (de 2 a 5 °C). Sin embargo, las amplitudes
térmicas diarias son mucho mayores que las amplitudes anuales de las medias mensuales
y pueden llegar hasta los 10 a 15 °C. Esta amplitud diaria se debe a la duración similar
del día y de la noche: Humboldt se refería a la zona intertropical americana como las
regiones equinocciales del Nuevo Continente, lo cual significa que en estas regiones la
duración del día y de la noche es muy similar a lo largo del año.1 Como resulta lógico, si
durante las 12 horas de sol (aproximadamente) las temperaturas pueden llegar a subir
bastante, lo largo de la noche intertropical da origen a un notable descenso de las
temperaturas por irradiación. Dentro de la zona intertropical, es la lluvia y no la
temperatura, el elemento climático que presenta mayor variabilidad anual. De hecho,
como los climas isotermos no presentan verdaderas estaciones térmicas a lo largo del año,
es la diferente pluviosidad tanto en el espacio como en el tiempo, la que da origen a
distintos tipos climáticos intertropicales. La estacionalidad pluviométrica, es decir, la
distinción de los meses en secos y húmedos de acuerdo con el índice xerotérmico de
Gaussen, permite diferenciar los distintos tipos climáticos en las tierras bajas (hasta casi
los 1.000 msnm), según la clasificación climática de Köppen. En síntesis, la característica
climática más importante de la zona intertropical es su extraordinaria estabilidad a lo largo
del tiempo, como lo demuestra la presencia en la actualidad de helechos arborescentes,
plantas muy primitivas que no han sufrido cambios evolutivos importantes desde la Era
Primaria, tal como puede verse en la imagen.

Clima templado

Mapa con las zonas de climas templados del mundo, marcadas en color verde, aunque
tambien se incluye al continental.

Mapa de las zonas templadas del mundo, con las tierras emergentes entre los trópicos
dispuestas según su orientación hacia los polos, de este modo, se pueden comparar las
latitudes relativas de los climas templados, por comparación. Las tierras emergidas del
hemisferio sur están invertidas hacia arriba, y respetando su orientación este-oeste.
El clima templado es un tipo de clima que se caracteriza por temperaturas medias anuales
de alrededor de 15 °C y precipitaciones medias entre 600 mm y 2000 mm anuales. Se
subdivide en oceánico, mediterráneo y clima subtropical húmedo chino o pampeano.

Una región que posee un clima templado tiene una temperatura que varía regularmente a
lo largo del año, con una media superior de 10 °C, en los meses más cálidos, y entre -3 y
18 °C, en los meses fríos. Poseen cuatro estaciones bien definidas: un verano
relativamente caliente, un otoño con temperaturas gradualmente más bajas con el paso de
los días, un invierno frío, y una primavera, con temperaturas gradualmente más altas con
el paso de los días. La humedad depende de la localización y de las condiciones
geográficas de una región dada. Hay clima templado la zona templada y en países cómo
Canadá, Argentina, Chile y el sureste de EE. UU.

En las regiones de los océanos localizadas en zonas de climas templados, se dice que
poseen aguas templadas.

La tercera letra indica el nivel, de temperaturas de verano , - a indica que la media del
mes más cálido es superior a 22 °C; b indica que la media del mes más cálido es inferior
a 22 °C, con por lo menos 4 meses con medias por encima de 10 °C; c indica que 3 o
menos meses tienen temperaturas medias por encima de 10 °C.

Clima templado mediterráneo


Artículo principal: Clima mediterráneo

Este clima se sitúa entre las latitudes de 30 ° y 40 °. El clima mediterráneo es el único


donde la estación fría está asociada a la estación de las lluvias. Los inviernos se
caracterizan por temperaturas suaves, debido a las corrientes marítimas presentes. Es en
invierno que conseguimos observar algún índice de precipitación, siendo que en los
veranos la precipitación es casi nula. Los veranos son calientes y secos, debido a los
centros barométricos de alta presión. En las áreas costeras los veranos son más frescos
debido a las corrientes frías del océano.

Algunas zonas con clima mediterráneo son: centro y sur de Italia, este de España e Islas
Baleares, Sur de Francia, Centro de Chile, Baja California en México y los estados de
California y Oregón en Estados Unidos. Los inviernos son suaves y los veranos muy
cálidos. Las precipitaciones son escasas o nulas en verano y se concentran en la primavera
y el otoño.

Clima templado marítimo


Los climas templados marítimos se sitúan entre las latitudes de 45 ° y 55 °. Están
normalmente, al lado de los climas mediterráneos. Sin embargo en Australia se
encuentran al lado del subtropical húmedo, y a una latitud más baja. Estos climas son
dominantes a lo largo del año. Los veranos son frescos y nublados. Los inviernos son
suaves, al contrario de otros climas, a una latitud semejante. Ejemplos:

 Limoges, Francia (precipitación uniforme a lo largo del año).


 Langebaanweg, Sudáfrica (veranos más secos que los inviernos).
 Prince Rupert, Columbia Británica, Canadá (veranos más secos que los inviernos).
 Temuco, Araucanía, Chile (veranos más secos que los inviernos).
 Oviedo, España (precipitación uniforme a lo largo del año).

Clima continental
Este subclima es propio de las regiones del interior de los continentes en latitudes
superiores a 23 °. Se caracteriza por una relativa escasez de lluvias, sobre todo en el
invierno, debido a la distancia que las separa de las áreas de influencia marítima, y por
una notable amplitud térmica estacional, con las temperaturas de verano bastante altas
que contrastan fuertemente con los inviernos, muy fríos. La temperatura media anual es
inferior a 10° C.

Ejemplos:

 Moscú, Rusia
 Chicago, Estados Unidos

Clima templado por altitud


Este clima se presenta en zonas elevadas en las que las temperaturas resultan más frescas
que las zonas bajas a la misma Latitud, en especial en la zona tropical. Es característico
de zonas montañosas de México, Centroamérica y Los Andes suramericanos, los macizos
de África oriental entre otras zonas. En el trópico, existe una disminución de la
temperatura en función a la altura manteniendo un gradiente de 1°C por cada 150 o 200
metros de elevación, dependiendo de cada zona.

Ejemplo de este tipo de clima se encuentra entre otras en las siguientes localidades:

Ciudad de México 2300 msnm 16,5°C; Bogotá D.C 2600 msnm 13.5°C; La Paz 3660
msnm 9°C; Addis Abeba 2300 msnm 16°C; Quito 2800 msnm 13°C; Ciudad de
Guatemala 1530 msnm 18°C; Mérida, Venezuela 1600 msnm 19°C o; San José 1300
msnm 20°C.
Zona Polar
Zona Polar son las áreas
alrededor de los Polos Norte y Zonas Polares
Sur geográficos de la tierra. El
área alrededor del Polo Norte
geográfico, es conocida como
el Ártico, e incluye casi todo el
Océano Ártico y áreas del
norte de Europa, Asia y
Norteamérica. El área
alrededor del Polo Sur
geográfico, es conocida como
el Antártico o Antártida, e
incluye al continente de la
Antártica y partes del gran
Océano Sur.
Se caracteriza por tener casi
Concepto: permanentemente temperaturas por debajo
Ubicacion de 0 °C; y escasas precipitaciones
Los polos geográficos de la
tierra se encuentran en una ubicación algo diferente a la de los polos magnéticos. La
región Ártica se extiende desde el Polo Norte hasta el círculo polar Ártico (latitud 66.5
N). La región Antártica se extiende desde el Polo Sur hasta el círculo Antártico (latitud
66.5 S).

Son los lugares más fríos del planeta. El Ártico es un océano semicongelado, que se
encuentra encerrado por vastas extensiones de tundra azotada por el viento; mientras que
la Antártida es un continente cubierto de hielo y rodeado por los mares más tormentosos
del mundo. Las similitudes entre ellos, y que los distinguen de cualquier otro tipo de
hábitat, es que durante el verano cuentan con luz natural todo el día; en tanto que en
invierno, la oscuridad es perpetua. Pero entre ellos existen muchas diferencias físicas, con
un efecto importante sobre la vida animal. En el Ártico muchos animales viven en tierra,
y en la Antártida, la fauna se basa casi por completo en el océano.

Día y Noche
El día y la noche en la zona polar puede cambiar en el invierno ya que hay menos horas
de luz solar que durante el verano, esto se debe a la inclinación del eje de la tierra. La
inclinación de la tierra es la razón de las estaciones. Cuanto más cerca se está de los polos
de la tierra, menor cantidad de luz solar hay durante los días de invierno.

En los círculos Ártico y Antártico hay un día entero cuando el sol nunca se pone y cuando
el sol nunca se alza. El sol nunca se pone durante el solsticio de verano (junio 21 en el
norte, diciembre 21 en el sur), y no se alza durante el solsticio de invierno (diciembre 21
en el norte, junio 21 en el sur). Semanas antes del solsticio, el número de horas del día
disminuye hasta que llega el solsticio de invierno y el sol no se alza durante un día entero.
Después del solsticio de invierno, la cantidad de luz solar aumenta cada día hasta el
solsticio de verano, cuando el sol no se pone durante un día entero.

Justo en los polos, el sol brilla durante la mitad del año y hay oscuridad durante la otra
mitad. Esto hace que un año sea como un largo día. El sol se alza en primavera, alcanza
su máximo punto en el cielo durante el verano, y se pone durante el otoño. De manera
que el sol es visible en el Polo Sur únicamente durante el verano, y se encuentra oculto y
todo está oscuro durante el invierno en el Polo Norte. El tiempo, cuando el sol permanece
en el cielo de manera continua, es conocido como «día polar».

Al cubrir 12 millones de kilómetros cuadrados aproximadamente, el Océano Ártico es el


más pequeño y también el menos profundo del planeta. Durante los meses de verano, en
los que la luz diurna permanece, produce un abastecimiento constante de energía, que es
aprovechada por una gran cantidad de algas planctónicas, las que forman el primer
eslabón en la cadena alimentaria de este océano, y que finalmente nutre a animales de
gran tamaño, como ballenas y osos polares. El hielo del mar, o bien la falta de éste, es un
factor muy importante en cuanto a determinar el lugar donde vivirán los mamíferos
grandes, especialmente durante el invierno, cuando la superficie cubierta por el hielo
alcanza su mayor extensión. Los osos polares y zorros árticos pueden atravesarla en busca
de alimento, pero las focas y otros mamíferos marinos, deben contar con aberturas de
respiración para poder sobrevivir.

Desierto

Distribución de los desiertos y semidesiertos terrestres, las zonas marrones oscuras son
los desiertos propiamente dichos, las claras son "semidesiertos" o zonas críticas con
riesgo de desertización o desertificación inminente.

Un desierto es un bioma donde las precipitaciones son escasas. Tienen reputación de


poseer poca vida en ellos, pero eso depende del tipo de desierto; en muchos existe vida
abundante, la vegetación se adapta a la poca humedad (matorral xerófilo) y la fauna
usualmente se esconde durante el día para preservar humedad. El establecimiento de
grupos sociales en los desiertos es complicado y requiere de una importante adaptación a
las condiciones extremas que en ellos imperan. Los desiertos forman la zona más extensa
de la superficie terrestre: con más de 50 millones de kilómetros cuadrados, ocupan casi
un tercio de esta. De este total, 53 % corresponden a desiertos cálidos y 47 % a desiertos
fríos.1

Los procesos de erosión son factores de suma importancia en la formación del paisaje
desértico. Según el tipo y grado de erosión que los vientos eólicos y la radiación solar han
causado, los desiertos presentan diferentes tipos de suelos: desierto arenoso es aquel que
está compuesto principalmente por arena, que por acción de los vientos forma las dunas,
y desierto pedregoso o rocoso es aquel cuyo terreno está constituido por rocas o guijarros
(este tipo de desiertos suele denominarse con la palabra árabe hamada).

Los desiertos pueden contener valiosos depósitos minerales que fueron formados en el
ambiente árido, o fueron expuestos por la erosión. En las zonas bajas se pueden formar
salares. Debido a la sequedad de los desiertos, son lugares ideales para la preservación de
artefactos humanos y fósiles.

También se define desierto como un lugar despoblado, no habitado por humanos ni


apenas por ser vivo alguno. Según esta definición, también son desiertos los situados en
climas más fríos, como el ártico o la tundra.2

Grandes desiertos

Fotografía satelital de la bahía de Lima, capital del Perú, y El Callao. Lima es la segunda
ciudad más grande del mundo construida en el desierto, luego de la ciudad de El Cairo,
Egipto. Foto tomada desde la Estación Espacial Internacional.

Dunas del desierto de Namibia.

Gran parte de todos los desiertos del mundo se ubican en zonas caracterizadas por las
altas presiones constantes (ver: anticiclón), condición que no favorece a la lluvia. Entre
los desiertos de estas zonas están: los desiertos del Sáhara (el tercer desierto más extenso
del mundo después de la Antártida y el Ártico3), Kalahari, Namib y del Ogaden en África;
los desiertos Arenoso y Victoria en la mayor parte de Australia; los desiertos de Gobi (o
Chamō), Kara Kum, Takla Makán, de Arabia, Rub Al Jalí, de Siria, de Judea, Sinaí-
Néguev en Asia.
En América, existen los desiertos de Arizona-Sonora en la frontera de los Estados Unidos
con México, Mojave, en los Estados Unidos, el de Atacama localizado en el norte de
Chile, oeste de Bolivia y el sur de Perú (el más árido del planeta) y motivo de una guerra,
la Guerra del Pacífico, entre aquellos tres países sudamericanos a fines del siglo XIX, el
que era rico en Salitre, en lo que hoy es el norte de Chile.

Gran parte de los desiertos se deben a su continentalidad, es decir, su extrema distancia


del mar: por ejemplo, el de Gobi y los demás del Asia Central. No llegan hasta ellos los
vientos húmedos que provienen de los océanos.

Los desiertos de las costas occidentales del sur de África y de América del Sur se ven
afectados por la presencia de corrientes oceánicas frías que provocan baja hidratación en
la atmósfera.