You are on page 1of 18

La Torá y la carta a los Romanos

Under: Estudios, Rab Shaul/By: Besh

La Torá y la carta a los Romanos

Estas preguntas fueron presentadas por dos buenos amigos y estudiosos de la Biblia quienes han
leído mi comentario de Romanos. He visto esta como una oportunidad para ubicar mis respuestas
en la web page y de esta manera beneficiar a otras personas.

Pregunta 1: ¿Qué es un Pacto? ¡Es un contrato! En el mundo antiguo un rey o un gobernante podía
hacer una oferta a sus súbditos la cual no podían rechazar. Había dos tipos de tales pactos: pactos
con dos lados y pactos de un solo lado.

El pacto de un solo lado era mucho más fuerte, pues debía ser dado por un rey para un ciudadano
digno, quien se había ganado el favor del gobernante. Si tal pacto no estaba limitado en el tiempo,
sería válido mientras una de las partes viviera o fuera depuesto. Cada pacto tenía tres elementos:

El acuerdo;

El documento o libro en el que es asentado o registrado el acuerdo y sus términos;

La firma de las partes o monumento conmemorativo o recordatorio que sirve de testimonio al


pacto ante terceros.

(se que ustedes conocen estas cosas, pero es mejor dar una respuesta completa y pueda usarla
para preguntas similares)

Pregunta 2: En el Nuevo Pacto ¿cuáles son los términos del pacto? Es una pregunta válida porque
como MESIA-NICOS(Mishijím o Mesiánicos) hemos sido educados mirando la obra de Yeshúa
como un pacto – lo hemos manejado de distintos modos, incluso le damos el nombre de
“testamento”, el cual normalmente se refiere a la última voluntad de alguien quien ha muerto-
Entonces, ¿cuáles son los términos del Nuevo Pacto? Creo necesario volver atrás en la Escritura
hasta Jeremías 31 para ver lo que Elohim prometió cuando nos profetizó que haría un Nuevo
Pacto. El modo como entiendo los términos del pacto es como sigue.
En el Pacto del Sinaí los términos del pacto eran: “Ahora pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis
mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra.
Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes y nación santa” [Shemot(Éxodo) 19:5-6 ] El Nuevo
Pacto que Elohim prometió a Jeremías dice:

“Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice YHVH: Daré mi
Ley en su mente, y la escribiré en su corazón, y yo seré a ellos por Elohim, y ellos me serán por
pueblo. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: conoce a
YHVH; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice
YHVH; porque perdonaré la maldad de ellos y no me acordaré más de su pecado”

Jeremías 31:33-34

Notemos las similitudes entre estas dos declaraciones de Elohim. Con frecuencia observamos o
buscamos las diferencias, pero olvidamos mirar los puntos comunes en las promesas de Elohim, en
ambos casos. Aquí verán algunas de estas similitudes:

Elohim es quien concede(otorga) ambos pactos;

Ambos pactos tienen que ver con la Torá de Elohim(la Ley);

El Nuevo Pacto no es un pacto que nos libere de guardar la Torá de Elohim(la Ley), lo único
diferente es el material sobre el cual está escrito. En el Sinaí está escrito sobre piedra y en
Jeremías 31 está escrito sobre nuestros corazones;

En ambos casos Elohim expresa “mi Torá”(mi Ley) no libra de la Torá(Ley). Porque ¿cuántas
Torás(torot – leyes) tiene Elohim¿qué quiere El de la humanidad ahora? ¿qué quería Elohim de la
humanidad antes de que diera las dos tablas de piedra a Moshé en el Sinaí? ¿qué qería Elohim de
Adán y Eva en el Jardín del Edén?¿qué quería Elohim de la generación de Noaj(Noé)?

Creo que esos son los términos que necesitamos mirar y liberarnos de esa tradicional actitud
Protestante que es negativa frente a la voluntad de Elohim, que es la Torá y a la cual, usualmente
llamamos “la Ley”. Los resultados de la entrega del Nuevo Pacto necesariamente tienen que estar
conformes a Jeremías 31:33-34. Pero estos son los mismos resultados que el Señor esperaba
cuando entregó la Torá en el Sinaí pero no obtuvo esos resultados de Israel como nación.

Es decir el Plan “A” no funcionó bien, pero Elohim tenía ya el Plan “B” el cual fue profetizado y
predicado dentro del mismo Plan “A”(haciéndonos participantes de su programa integral). Es
como si compraras un carro nuevo e inmediatamente comenzaras a ahorrar en una cuenta
bancaria para adquirir otro carro nuevo al cumplirse el uso del primer carro nuevo. Esto indicaría
que conoces que el nuevo carro que compraste necesitará ser reemplazado después de cumplido
el tiempo de su uso. Esto es lo que dice el escritor de Hebreos en el capítulo 8.

Pregunta 3: Si el hombre siempre fue salvo por gracia a través de la fe ¿en qué beneficia el
Mesías?

Esta también es una pregunta de gran importancia ya que en mi opinión esta es la sustancia de la
oposición que mantenían los contrarios de Pablo en el primer siglo. Esto es lo que Pablo está
contestando en Romanos 3 y 4. El tema real es la justificación de Elohim como está revelada en la
obra del Mesías y en la fe. Y aquí está la respuesta a la pregunta. Pablo dijo:

“Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. ¿Pero qué fruto teníais
de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte. Más ahora
que habéis sido libertados del pecado y hecho siervos de Elohim, tenéis por vuestro fruto la
santificación y como fin la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de
Elohim es vida eterna en el Mesías Yeshúa nuestro Señor”

Romanos 6:20-23

El problema no era con la Torá, como Pablo lo explica en Romanos 7, el problema estaba con
nuestra escogencia de seguir las rebeliones de nuestro corazón. Lo que entiendo de esto es lo
siguiente:

Antes del advenimiento del Mesías la gracia de Elohim estaba disponible a los hombres en el
medio ambiente de la comunidad de Israel, pero la divina herramienta(el Espíritu Santo) para que
obrara la gracia en la vida de Israel, no estaba disponible. Entonces, ¿por qué no se entregó el
Espíritu Santo desde el principio a Abraham y a Israel? La respuesta es que Dios no quería hacer
acepción de personas(en cumplimiento de Su Ley). El escogió a Abraham y a su simiente para
salvar a toda la humanidad y tenía que mostrar la “desobediencia de toda carne” antes de
derramar su Espíritu “a toda carne”. Si Dios lo hubiera hecho directamente con Israel, tanto Israel
como las naciones hubieran perdido su libre voluntad de escoger, el “libre albedrío”, perdiéndose
en el plan todo el aspecto de amor que en el mismo predomina. Uno requiere del Espíritu Santo
para cambiar el patrón de vida y conducta en orden de hacer la Gracia del Eterno un cambio
permanente en nuestras vidas. La Torá de Elohim tiene que ser escrita en nuestros corazones,
nuestros corazones tienen que ser circuncidados y nosotros tenemos que ser llenos con el Espíritu
de Elohim que hará posible para nosotros vivir en ese cambio de vida.

Pregunta 4: ¿Está Pablo conduciéndose con herejía en Romanos cuando dice que uno pudiera ser
salvo por guardar la Torá o está simplemente expresando el cambio que tomó lugar con la venida
del Mesías? ¿Uno puede ser salvo por guardar la Torá? Pero ahora que el Mesías ha venido¿Uno
no puede ser salvo por guardar la Torá sino por fe en el Mesías?

El Judaísmo siempre ha afirmado que la salvación es por la gracia de Elohim. Nadie es digno de
Elohim o de una relación con Ël por méritos propios. Aún Moshé Rabenu no era digno del llamado
de Elohim, tenía que “pagar” por su pecado; David HaMélej no era digno del llamado de Elohim,
tenía que “pagar” por sus pecados, tenía que arrepentirse, tenía que rogar humillado a Elohim por
misericordia. Había en el primer siglo grupos de Judíos(no de la principal corriente del fariseísmo)
quienes poseían una visión pervertida de la Torá y quienes creían (como los Egipcios) que las
buenas obras y las malas obras eran colocadas en una balanza y si las primeras eran de mayor
peso entonces se obtenía una escala progresiva de “premios” divinos. Pero esta visión no era ni es,
la principal visión del judaísmo. Los oponentes de Pablo, en mi opinión, no eran judíos de
nacimiento, eran conversos al judaísmo, no conocían la Torá y no tenían la intención de guardar la
Torá. Pablo declara en Gálatas 6:13-15:

“Porque ni aún los mismos que se circuncidan guardan la Ley; pero quieren que vosotros os
circuncidéis, para gloriarse en vuestra carne. Pero lejos de mí esté el honrarme, sino en el madero
de nuestro Señor Yeshúa el Mesiasj, por quien el mundo ha sido crucificado para mí y yo en el
mundo. Porque en el Mesias Yeshúa ni la circuncisión vale nada, ni la incircucisión, sino una nueva
creación”

Una clave para entender el tema de la circuncisión (Brit Milá) en el Nuevo Testamento es conocer
que el nuevo circuncidado en los escritos de Pablo no se refiere a los nacidos judíos, sino aquellos
que han escogido ser circuncidados. Un nacido judío no escoge ser circuncidado, nadie a la edad
de 8 días escoge si quiere ser circuncidado o no. La declaración de Pablo en Gálatas 6:14

“Pero lejos esté de mí gloriarme sino en la cruz de nuestro Señor Yeshúa el Mesías…”

Es tomando en consideración el mandamiento de la Torá en Deuteronomio (Devarim) 21:23 “…


porque maldito es por Elohim es el colgado(sobre el madero)” refiriéndose a que lo único que
puede merecerse es la muerte como fue colgado el Mesías haciéndose maldición por nosotros y
muriendo por nosotros cuando los dignos de muerte éramos nosotros y que no puede gloriarse
por una decisión que no es de él pues nació judío y fue circuncidado sin su permiso o decisión,
pues sus padres fueron los que cumplieron la mitzvá del Brit Milá y no él. Demostrando por lo
tanto, que nació judío y fue bien educado en el judaísmo, como un Parushim(fariseo) como lo
declara en Filipenses 3:5. Aunque el agente de la Salvación no es el guardar la Torá, sino la Gracia
de Elohim, y aunque siempre fue así, el guardar la Torá, para Israel fue una medida de su fidelidad
y significaba el vivir en la bendición de Dios aquí en la tierra(ver Bendiciones y Maldiciones en
Levítico 25, Deut. 27 al 28).

El medio para la salvación eterna fue desde los días de Abraham pasando por Moisés, David, etc.
una relación fraternal con el Creador, el Elohim de Israel, relación que llamamos en el Nuevo
Pacto, “fe”.

Ahora, hay una diferencia entre el “significado” del “llamado” de Dios para los Judíos y para los No
– Judíos(Gentiles), la diferencia no es en cuanto a dignidad o “valor”, no es una diferencia en
cuanto a la gracia de Elohim que es igual para todos los hombres, no es una diferencia en cuanto al
significado de la Salvación. La diferencia es en cuanto a la “Misión” o el llamado que Elohim hace a
los diferentes pueblos o naciones del mundo. El rol de Israel es diferente al de los otros
pueblos(los gentiles) -este es un hecho bíblico e histórico- es la “ventaja” y al mismo tiempo la
“desventaja” de los judíos. Los Gentiles nunca estuvieron “bajo la Ley” y por supuesto, nunca
guardaron la Torá y aún no están obligados a guardar la Torá de Moisés como un Pacto(a menos
que tomen la decisión de hacerlo). La Torá no fue entregada a ellos y por tanto no prometieron
guardarla, como sí lo hizo Israel, ni fueron condenados por no guardarla como fue condenada
Israel. Los gentiles fueron “sellados” en desobediencia en la caída de la Torre de Babel, este sello
fue abierto por la obra de Yeshúa en el madero del Gólgota- ahora en el Mesías aquellos que
estaban lejos pueden estar cerca no por las obras de la Ley, sino por la fe en Yeshúa el Mesias. Los
judíos por otro lado, hicieron un pacto con Elohim en el Sinaí. En ese pacto hicieron la promesa a
Dios que tomaron y juraron. Deuteronomio declara en el capitulo 28:58 -60

“Si no cuidas de poner por obra todas las palabras de esta Ley que están escritas en este libro,
temiendo a ese nombre glorioso y temible de YHVH, tu Elohim, entonces YHVH aumentará
terriblemente tus plagas y las plagas de tu descendencia, plagas grandes y permanentes,
enfermedades malignas y duraderas…”

Hay también en la Torá mandamientos dados directamente a Israel que son llamados “eternos” y
“por todas sus generaciones”, “mientras el mundo exista”. Creo que como Judío, ligado por la
sangre con mi pueblo, la Torá es mi identidad nacional, mi herencia personal. No creo que deba
guardar la Torá para ser justificado por Elohim el día del Juicio. Creo que el libro en el cual voy a
ser juzgado no es el Libro de los mandamientos(Ley de moisés), el Libro sobre el cual voy a ser
juzgado es Libro de la Vida, el cual existía antes de que la Torá fuera dada a Moisés en el Sinaí y allí
está escrito el nombre de Abraham no por guardar las leyes mosaicas.

Pregunta 5: Sobre el uso de la traducción de “fe” como “fidelidad. Tú escribes: “Me parece que es
un tema clave para tu libro(Comentario sobre Romanos de Joseph Shulam). Podías darme un poco
más de apoyo para tal cambio(no lo rechazo, quiero más evidencia).”

¡Si! “Fe” en nuestros días y aún al final del segundo siglo de esta era, fue considerado un asunto de
doctrina correcta, adherirse a un grupo de enseñanzas correctas. Tener “Fe” en nuestros propios
días significa unirse a nuestra iglesia, o estar de acuerdo a un grupo de enseñanzas. Se que algunos
de los más reconocidos maestros de la Biblia que yo tuve en nuestros Colleges cristianos no tenían
fidelidad en sus vidas.El decano del “Bible College” al cual asistí, era considerado el más grande
maestro de Biblia, el era “fiel” a las líneas de su organización y celebraba el aniversario de
Alexander Cambell cada año en la servicios de la Capilla, pero al mismo tiempo era un homosexual
practicante. El tenía “Fe” en el concepto occidental, pero no tenía “fidelidad” en términos bíblicos.
La palabra “Fe” en la Biblia Hebrea es “Emuná” – el significado básico de Emuná es “solido”,
“firme”. En este sentido la palabra “Emuná” significa “ser verdad” y es más intenso en la forma
pasiva “NIFAL” forma verbal que significa “digno de creer”, “auténtico”, “real”, “creíble”. Creo que
traducir “Fe” por “Confiable” o “Fiel”(de “Fidelidad”).

¿Qué definición doctrinal Abraham creyó para que Elohim le reconociera como “justo”? ¿Es que
Abraham creyó en el concepto teológico de la “Trinidad” o que debía tomar la comunión cada
semana o cada mes, o que debía adorar con un piano o ser bautizado en el nombre del Padre, del
Hijo y del Espíritu Santo para ser considerado “justo” o “recto” por Dios? Creo que Abraham fue
confiable pues mostró “fidelidad” a Dios al guardar sus promesas. Se que muchos hermanos de la
Iglesia del Señor tienen una gran fe cuando repiten las “doctrinas correctas” pero algunos tienen
muy poca “confiabilidad” pues son pocos fieles en cumplir sus promesas de seguir totalmente las
palabra del Eterno en sus vidas. Por otro lado, es imposible ser confiables en los asuntos de Elohim
sin también aceptar sus verdades básicas que Elohim ha revelado a la humanidad en Su Palabra.
Aunque debemos destacar que hay muchas personas en el mundo sin capacidad de leer y escribir
y no conocen mucho acerca de la historia de la Iglesia y las disputas doctrinales, pero están llenos
de confianza en Elohim, ellos también estarán en el Cielo junto atodos los Santos.

Estoy convencido que estas respuestas levantarán más preguntas, pero este es el modo del
Eterno. Así también es la Palabra de Dios, modo por el cual se ha mantenido viva a través de todas
las generaciones. Probablemente nunca tendremos la solución completa a todos los problemas de
la vida, pero siempre estaremos caminando por los caminos del Eterno y buscando conocerle
mejor, entendiendo Su Palabra y viviendo en caminos provechosos. Haciéndolo así y no
deteniéndonos en nuestro orgullo es como podremos mantenernos en la carretera para llegar al
lugar donde podamos conocerle más a Él e ir por la ruta de Elías, Isaías y el propio Yeshúa
Adoneinu.

Elohim bendiga a todos mis queridos hermanos en el Mesías…

Escrito por Elezar Brandt del Ministerio Netivyah en Israel

Desea saber mas sobre la relación de Dios con las naciones del mundo, continué con Los tiempos
señalados del Señor.

Conocer Torá para entender a Pablo

Under: Estudios, Rab Shaul/By: Besh

Pablo

Conocer Torá para entender a Pablo

“Acaso ignoráis, hermanos (pues hablo con los que conocen la ley), que la ley se enseñorea del
hombre entre tanto que éste vive?” Romanos 7:1

Empecemos por explicar que el término “ley” el cual fue utilizado en la traducción griega para la
palabra hebrea “Torá”. Ley en griego es “Nomos”, realmente da la idea de “ley” en un sentido
estrictamente jurídico, en el sentido de litigio y juicio ante una corte. Por otro lado la palabra
hebrea “Torá” deriva de la raíz “Yará”, término utilizado para indicar que un arquero acierta el
blanco, su objetivo al que apuntó el arco, es decir, Torá da la idea de que una persona alcanzó el
blanco fijado por Elohim para los hombres, dio en el blanco que Elohim establece.

La Torá contiene mandamientos, leyes, estatutos, juicios y testimonios del Eterno para guiar al
pueblo de Elohim al camino de santidad, como un pueblo especial que refleje lo que el Eterno
quiere para todos los hombres. La definición “ley” es en sí legalista, para discutir sobre ella como
lo hizo Rab Shául, hay que conocer la Torá y haber estado viviendo su cumplimiento para recibir
una enseñanza que edifique a riesgo de blasfemar contra la sagrada palabra del Santo de Israel.

En la forma de pensamiento griego aristotélico que predomina en Occidente se trata de establecer


un “sistema” que rija todos los fenómenos de la vida humana, un método a partir del cual se
interprete el funcionamiento en todos los aspectos de la vida humana. De allí surgió el “método
científico” que conduce a descubrir las leyes de funcionamiento de la vida, de la naturaleza.
Disciplinas o “ciencias” para la comprensión de la relación del individuo y el cosmos o universo que
le rodea y del cual forma parte. La filosofía griega utiliza, por ejemplo, el análisis linguistico como
método para aclarar términos y conceptos y llegar a un sistema de lógica o lógica formal.

La Teología Sistemática es el resultado de la aplicación de la forma de comprensión griega


aristotélica en el estudio de Dios, de hecho, el término fue acuñado por los filósofos griegos.

En la enciclopedia Encarta está el siguiente concepto de Teología o “Estudio de Dios”: Teología,


disciplina que trata de expresar los contenidos de una fe religiosa presentados como un conjunto
coherente de proposiciones. La palabra se emplea para referirse a la fe cristiana aunque en
algunos casos se utilice por analogía para referirse a otros credos, pero fue el cristianismo el que le
otorgó su significado actual… Teólogos tan diferentes como el italiano santo Tomás de Aquino en
el siglo XIII y el teólogo suizo Karl Barth en el siglo XX han mantenido que la teología es una
ciencia. Sin embargo, los dos se preocuparon por subrayar que hay ciencias de muchos tipos. La
teología parece una ciencia, puesto que en el estudio de sus contenidos se aplican procedimientos
metodológicos, críticos e intelectuales, aunque difieren por completo de los de las ciencias
naturales y también de las humanas, ya que su objeto final, Dios, no es accesible a la investigación
empírica.

Quiero aclarar que no estamos rechazando el pensamiento griego y que este no haya contribuido
al progreso material de la humanidad pero evidentemente, los creyentes preferimos descubrir el
pensamiento de Elohim que está registrado en las páginas de las Sagradas Escrituras. Toda forma
de pensamiento resulta de una visión del mundo o cosmovisión, mientras el pensamiento griego
es claro y definido, “blanco y negro”; la visión judía íblica es dialéctica y analógica, es decir
contradictorio, que maneja las paradojas como parte de la realidad.

Cuando usted o cualquiera que intenta entender la enseñanza de un judío sobre un asunto judío
relacionado con el Creador de cielo y tierra que creó y escogió al pueblo de Israel y escoge el
pensamiento griego para tratar de comprenderlo entra en un grado de confusión que lo puede
conducir a la gran falla de los teólogos en su intento de construir una teología de Pablo sobre la
Torá. La misma razón es aplicable a los rabinos no creyentes cuando se enfrentan a Yeshúa y al
Rabino Shául, su argumentación la extraen desde una perspectiva griega, aristotélica y por lo tanto
pagana si queremos generalizar.

Debemos tener en cuenta algunos conceptos que nos permiten aprovechar las enseñanzas de Rab.
Shául sobre la Torá:

Pablo diferenció “Torá Oral” de “Torá Escrita”: En Efesios 2:14-15 leemos:

Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de
separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en
ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz.

En rabinismo la Torá Oral es UNA CERCA ALREDEDOR DE LA LEY ó SEYAG HATORÁ que son
regulaciones extra protectivas de lós mandamientos de la Escritura. Para interpretar a Pablo los
teólogos cristianos tampoco hacen esta distinción y Rab Shául no hablaba en el lenguaje
académico de la teología, hablaba a personas que conocían la Torá (judíos y extranjeros prosélitos
o aspirantes a prosélitos).

Los teólogos cristianos han llegado a afirmar que Pablo enseña que los cristianos si cumplen la
Torá mientras los judíos no. En Romanos 3:9 ¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? En
ninguna manera; pues ya hemos acusado a judíos y a gentiles, que todos están bajo pecado. El
error de colocar a Pablo como un extraño al judaísmo resulta en una errada comprensión de esta
enseñanza; la enseñanza consiste que, en cuestión de salvación a los ojos de Elohim no hay
distinción entre judío y griego pero la medida es la Torá como lo afirma al final del verso 20:
porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.

Para que un judío pueda entender las enseñanzas de Pablo sobre la Torá requiere el
reconocimiento de la Mesianidad de Yeshúa, pues las ideas de Rab. Shául solo pueden ser
entendidas en una situación post Mesiánica, pues si el Mesías ya vino todas las conclusiones son
vistas desde la perspectiva del cumplimiento de las promesas por parte del Eterno.
Maimónides o RaMBaM en los artículos 8 y 9 de sus 13 Artículos de Fe, formulados para proteger
al judaísmo de la asimilación dice que la Torá no cambia ni será cambiada por Elohim, pero en Las
Reglas de los Reyes afirmá que el Mesías Rey SE SENTARÁ EN SU TRONO Y ESCRIBIRÁ DE SU
PROPIA MANO UN NUEVO LIBRO DE LA TORÁ DADA A LOS PADRES y ORDENARÁ AL PUEBLO A
CUMPLIR ESTOS MANDAMIENTOS. El comenzará con MILHEMET MITZVÁ o GUERRA POR LAS
ORDENANZAS y a continuación ordenará al pueblo cumplirlas para comenzar la guerra para
conquistar las naciones(según Hilkjot Melakjim,III,I y V al VI).

También dice Maimónides que solo el Mesías tiene derecho a dar TEAMEI TORÁ JADASHIM
(nuevos principios para la exposición de la Torá). Lo mismo declara el Talmud en Nidá 61,b al
declarar que los mandamientos serán abolidos en el futuro, en la era Mesiánica. Entonces
debemos ubicar a Pablo, Rab. Shául quien ha entendido, como nosotros que el Mesías ya llegó.

Las fuentes tradicionales del judaísmo enseñan que EN LA ERA MESIÁNICA PREVALECERÁ LA
INTERPRETACIÓN MESIÁNICA de la torá con énfasis en el mensaje central de la Torá. ¿Cuál es ese
mensaje? el de la Torá Escrita y eso es la esencia de las enseñanzas de Rab. Shául llamado Pablo.

Congregación Bet El Shadai

Caracas

Artículos relacionados

Shaul el Hebreo

Shaul el Hebreo

El rollo con los Galatas

El rollo con los Galatas

Era Pablo hereje o fiel a la Torá

Era Pablo hereje o fiel a la Torá

Los Cuatro Requerimientos

Los Cuatro Requerimientos


Compártelo:

Facebook29TwitterGoogle

2 responses to “Conocer Torá para entender a Pablo”

FRANCISCO JAVIER

06/02/2015 a las 11:20 am

Los amo queridos hermanos,, realmente me gozo con cada estudio que ustedes hacen, es una
dicha leer, sentir, escudriñar e interpretar la palabra de NUESTRO SEÑOR desde esa plataforma
por darle algún nombre a esa forma tan hermosa, sabia y fresca de interpretarla, que es tan
amplia y no tan cerrada como nosotros estamos acostumbrada a verla. GRACIAS A JHVH POR
PONER EN MI CAMINOS A UNOS HERMANOS QUE ME ENSEÑAN A VER LAS SAGRADAS
ESCRITURAS DESDE UN PUNTO O VISIÓN TOTALMENTE DIFERENTE Y UN TANTO ERRADA A COMO
LA VENIA ENTENDIENDO Y APLICANDO A MI VIDA GRACIAS GRACIAS SHALOM

Responder

CARLOS MEDINA

30/11/2016 a las 2:09 pm

Muy bueno entender esto desde las dos pespectivas

Responder

Shaul el Hebreo

Under: Estudios, Rab Shaul/By: Besh

ApostolPabloShaulSheliaj

Shaul el Hebreo

Desde las páginas del Brit Jadasháh conocemos que Shaul, llamado Pablo era un hebreo, cuya
lengua madre era el hebreo, por lo que tenía un perfecto conocimiento de este idioma, así lo
demuestra su entendimiento de las palabras en hebreo que le dirigió el Mesías camino de
Damasco. De acuerdo a los eruditos, para la época de Yeshúa y de Shaul, el 85% de los judíos vivía
en la diáspora (Galut) y que estos judíos de la diáspora generalmente no hablaban hebreo, lo cual
confirma su estatus de hebreo.
También hablaba arameo y griego, era un fariseo y no un hebreo helenizado. Técnicamente Shaul
fuera turco, había nacido en Tarsus, hoy la moderna Turquía en Asia Menor. De acuerdo con una
tradición registrada por Jerónimo, ambos padres de Pablo vinieron de Giscala, en Galilea. Su padre
era de la tribu de Benjamín. Es evidente que la familia tenía una fábrica de cuero o tejeduría,
donde se fabricaban los famosos “cilicium” textiles. Esto era manufacturado de pelo de las cabras
de raza en la meseta de Cilicia. Los soldados y marineros usaban esta ropa como abrigo. El trabajo
con el pelo de macho cabrío era un negocio difícil, y a menudo provocaba sangramiento de las
manos. Los padres de la iglesia llamaban a Pablo, un curtidor o fabricante de tiendas. Tal vez su
padre a veces llevó a su hijo pequeño con él en viajes de su empresa y al puerto cercano. Allí, el
pequeño podía oír noticias de la superpotencia romana de su tiempo.

Luego de Tarso, esta familia se mudó a Jerusalén, donde Pablo creció, así lo afirma el propio Pablo
en Hechos 22:3 “Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad,
instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres, celoso de
Dios, como hoy lo sois todos vosotros”.

Como leemos en Filipenses 3, Pablo era un observante estricto de la Torá, en eso se consideraba
irreprensible: “en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia(asamblea) en cuanto a la justicia que es
en la ley, irreprensible”. (Filipenses 3:6). Era de la tribu de Benjamín, no había perdido su herencia
genética y cultural, pues su familia no fue a otro lugar del mundo, sino que regresaron a la tierra
de sus antepasados e hicieron crecer a Shaul en el centro de su nación, en la ciudad de Jerusalén.
Así Shaul pudo escribir en Romanos 11:1 “Digo, pues: ¿Ha desechado Di-s a su pueblo? En
ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de
Benjamín”

Ha sido enseñado, a partir de Hechos 9 que Shaul se convirtió en cristiano en la carretera de


Damasco y tomó el nombre cristiano de Pablo. Eso no fue exactamente lo que sucedió, pues en
Hechos 13:9 dice “Entonces Saulo, que también es Pablo …”. Los judíos de la Diáspora
acostumbraban tener dos nombres, esa costumbre siguió en el tiempo, por ejemplo el primer
nombre era Pedro y el segundo nombre Moshe, generalmente el nombre no judío se le asignaba
luego de su nacimiento. La finalidad de esta costumbre era evadir el antisemitismo. Otro ejemplo
lo encontramos en Hechos 12:12 “Y habiendo considerado esto, llegó a casa de María la madre de
Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban reunidos orando”. Como
vemos, Marcos es un nombre griego y Juan (Yojanán en hebreo). El nombre hebreo de Ester era
Hadassah.
Pablo fue discípulo de Gamaliel – uno de los más destacados maestros fariseos de los tiempos de
Pablo. Gamaliel era nieto de Hilel, quien liderizaba la escuela más flexible o liberal, lo cual se
oponía a la escuela más rígida, la Escuela de Shammai. Eran las dos grandes escuelas farisáicas,
Yeshúa frecuentemente pensaba en la misma forma que la Escuela de Hilel y algunos escritos de
Hilel algunos de los escritos de Hillel son muy similares a Yeshúa. Gamaliel también es
mencionado en el libro de los Hechos, capítulo 5, verso 34, cuando los apóstoles enfrentaron al
Sanhedrín. Según el escritor del Segundo Siglo Oneseforo, Pablo era bajito y calvo, y las piernas
arqueadas, con una gran nariz “judía.”

Pablo continuó toda su vida viviendo como judío y en Hechos 16:3 encontramos a Pablo
circuncidando a Timoteo cuya madre era judía y lo hizo para que fuera un testimonio ¿Cómo
pensar que Pablo no creía en esas prácticas judías? No dice en Gálatas 1:10 “¿Acaso busco ahora
la aprobación de los hombres o la de Di-s? ¿O trato de agradar a los hombres? Si todavía
agradara a los hombres, no sería siervo del Mesías”. Pablo no hizo estas cosas para complacer a
los hombres, ni tampoco quiso presionar a los no judíos para que se circuncidaran como querían
los “falsos hermanos” de Gálatas 2.

Pablo se mantuvo asistiendo a la sinagoga cada Shabat, según lo registrado en Hechos 13:5, 13:42;
Hechos 14:1, 17:2, 17:10, 17:17, 18:4. etc. Es interesante destacar que por aquellos días, la
comunidad judía de cualquier pueblo o ciudad era muy unida y estrictamente observantes de sus
costumbres y tradiciones y a Pablo se le permitía hablar en esas sinagogas, como lo demuestran
los versos antes citados del libro de los Hechos. Para que a alguien fuera de la comunidad se le
permitiera hablar, debía ser un judío observante completamente comprobado, o un “guer ”. Pero
para dar un “drash”, debía ser probadamente un estudioso y seguidor de la Torá. Un apóstata, un
hereje o un miembro de otra religión o un recién convertido al judaísmo no le era permitido hablar
en un Shabat en la sinagoga. Por otro lado, si su ministerio era estrictamente dirigido a los
gentiles, cuando llegaba a una ciudad, debía evitar la sinagoga y reunirse solo con los no judíos.
Pero iba a las sinagogas porque:

Amaba a su pueblo.

Guardaba la Torá.

En Hechos 18:18 – 19, hallamos a Pablo no solo asistiendo a la sinagoga, sino tomando un voto
judío, probablemente un voto nazarita, pues tenía la cabeza rapada. ¿Estaba en Jerusalem? no,
estaba en la ciudad de Cencrea, en Grecia, a 16 kilómetros de Corinto, un lugar donde habitaban
muy pocos judíos, pero incluso allí, Pablo cumplía esa costumbre judía ortodoxa, instruida en
Números 6. Si vemos Hechos 19:8, Pablo se encuentra nuevamente en la sinagoga, donde
permanece por tres meses, enseñando y dando testimonio.
En Hechos 20:16, Shaul tenía prisa en volver a Jerusalén para Shavuot (Pentecostés), ya que a los
judíos se les instruye en la Toráh a peregrinar a Jerusalén para las tres fiestas de peregrinaje9. Otra
demostración que Pablo en la etapa madura de su ministerio seguía guardando la Toráh.

Algunos quieren hacernos creer que había una brecha muy grande entre Pablo y Santiago (Jacobo)
o con la sinagoga de Jerusalén en Hechos 21:17-26. Los (judíos mesiánicos) los creyentes alabaron
a Di-s por los gentiles que Pablo había alcanzado. ” Cuando ellos lo oyeron, glorificaron a Dios…”

Ya en Hechos 21:21, se entiende en el texto griego, que los hermanos habían escuchado falsos
rumores acerca de Pablo, los cuales nunca creyeron. En este punto es cuando Pablo toma otro
voto nazareo junto a ritos de purificación e incluso costeando los sacrificios de aquellos que
estaban tomando el voto en el Templo. El voto nazareo significaba el deseo de tener una vida
santa (kodesh, separada), como judío delante de Di-s y Pablo no estaba haciendo una actuación,
hay que recordar Gálatas 1:10, lo hacía porque creía en el judaísmo, no para agradar a los
hombres.

En Hechos 23:1, Pablo llama a los miembros del Sanhedrín sus hermanos y les dijo que había
cumplido su obligación con Di-s, que no es otra cosa que afirmar que había sido obediente a la
Torá. En Hechos 23:7 afirmó “soy fariseo, hijo de fariseo” y no se refleja en el texto que los otros
fariseos presentes le cuestionaran su afirmación, pues lo aceptaban como fariseo a pesar de ser
creyente en Yeshúa por más de 20 años y aun se consideraba fariseo. En ese mismo periodo
escribió Romanos y algunas de las epístolas, piénsalo cuando leas esos textos, para interpretar
correctamente a Pablo, porque debes reconocerlo como un judío observante de la Torá. Pues si
interpretas a Pablo como un abolicionista de la Torá, entonces este hombre no era más que un
esquizofrénico, un mentiroso, con múltiples personalidades. En Hechos 23:9 no hallaron falta en
él.

En Hechos 25:8, defendiéndose ante Festus, Pablo dijo que era observante de la Torá, si Pablo
estaba mintiendo, entonces habrá que eliminar algunas páginas de la Biblia. En Hechos 28:17
Pablo declara que no ha hecho nada contra las costumbres de los judíos, los cuales involucran
mucho más que la Toráh escrita.

Pablo / Shaul no renunció a ser un judío Torá observante al convertirse en creyente en Yeshúa.
Amaba a su condición de judío y estaba orgulloso de ella. Él no tomó la salida de una nueva
religión. Los creyentes en Yeshúa, siguieron siendo una secta del judaísmo durante muchos años
gracias a los estudiosos celosos de la Torá como Rabino Shaul. Su vida estuvo dedicada a difundir
las Buenas Nuevas a los Judios y Gentiles. Que todos tengamos la fuerza y el celo del Rabino Shaul.

Artículos relacionados

Conocer Torá para entender a Pablo

Conocer Torá para entender a Pablo

El rollo con los Galatas

El rollo con los Galatas

Era Pablo hereje o fiel a la Torá

Era Pablo hereje o fiel a la Torá

La Torá y la carta a los Romanos

La Torá y la carta a los Romanos

Comparte esto:

Facebook16TwitterGoogle

2 responses to “Shaul el Hebreo”

MIRIAM

02/03/2017 a las 7:53 pm

Hace muchos años comencé a estudiar la biblia y a través del Libro de Los Hechos solo podía ver
que Pablo nunca dejó a un lado su raíz como judío practicante de la Torá… pero siempre se me
enseñaba que Pablo dejó de ser Judio por ser Cristiano… sinceramente hasta el día de hoy jamas
he podido pasar ni siquiera masticar esa idea… es claro el tema cuando se lee Hechos…. pero no
entiendo porque si es tan claro aun entre el pueblo cristiano sea esto un dilema… sin ir muy lejos
mi esposo y yo llevamos años sin tocar el tema porque cuando lo hacía esto era un campo de
batalla, hasta que entendí que la Palabra no es para contender y que si El Eterno me quiso revelar
esto, entonces estoy segura y es mi plegaria diaria que sea revelado a mi esposo también.

por mas que me digan y me insistan que la Ley fue “ABOLIDA” esto jamas lo podré aceptar. Solo sé
y entiendo que Jesús, Yeshua tomó el lugar de los sacrificios y ahora él es mi corban, mi sacrificio y
justificación, mi camino, mi verdad y mi vida para conocer al Padre y conectarme al Padre de las
Luces.
Hoy siento que respiro, porque llegué muchas veces a llorar y decir o pensar que estaba loca…
pero no.. jeje. hoy leer esto me hace entender que el Ruaj Ha Kodesh iluminó y él quiso
enseñarme lo que solo él puede enseñar y revelar, SU VERDAD… que nadie me lo explicó, que tal
como es enseñado en este artículo siempre lo entendí y lo tengo firme en mi corazón. Bendito sea
el Eterno.

Responder

ANDRÉS TREJOS

02/06/2017 a las 5:14 pm

14 años estudiando mal las instrucciones del eterno. Siempre se ha enseñado que Pablo
complementaba las “enseñanzas” de Jesús desde la perspectiva cristiana abolista de la ley, pero la
realidad es que Shaúl si era fiel seguidor de Yeshúa y nunca renunció a la bendita Torah! Baruj ata
Adonai que nos permite conocer la verdad y vivir en libertad.

Shalom

Responder

El nombre del Eterno – Parashat Vaera ‫וארא‬

Under: Parashá de la semana/By: Besh

Vaerá‫וארא‬

El nombre del Eterno – Parashat Vaera ‫וארא‬

Arbitraria o caprichosamente el Eterno no decidió endurecer el corazón del Faraón. Desde el


principio, explicó la intención de hacer su competencia con el panteón egipcio en un asunto
público. Él dijo: “ejecutaré juicios contra todos los dioses de Egipto. Yo, el SEÑOR” (Éxodo 12:12).
Tenía la intención de utilizar a Egipto como un teatro en el que podía establecer Su nombre (es
decir, su reputación) y su identidad a los ojos de su pueblo Israel, a los ojos de todo Egipto, y ante
los ojos de todo el mundo.

Y sabrán los egipcios que yo soy el Señor, cuando yo extienda mi mano sobre Egipto y saque de en
medio de ellos a los hijos de Israel.. (Éxodo 7: 5)
En el sentido semítico, declarar el nombre de alguien significa difundir la fama y la reputación de
una persona. Declarar el nombre de Di-s significa para revelar quién es el Eterno, es decir, para
glorificarlo. No tiene nada que ver con pronunciar o no pronunciar el nombre sagrado de Di-s;
tiene todo que ver con revelar la persona y el carácter del Eterno al mundo.

Considere los siguientes pasajes de la narración del éxodo en el que el Todopoderoso explica sus
motivos para golpear a Egipto y la entrega de Israel:

Sabrán los egipcios que yo soy el Señor. (Éxodo 7: 5)

Para que sepas que no hay nadie como el Señor nuestro Di-s (Éxodo 8:10)

A fin de que sepas que yo, el Señor, estoy en medio de la tierra (Éxodo 8:22)

Para mostrarte mi poder y para proclamar mi nombre por toda la tierra (Éxodo 9:16)

Para que cuentes a tu hijo y a tu nieto, cómo me he burlado de los egipcios, y cómo he mostrado
mis señales entre ellos, y para que sepáis que yo soy el Señor. (Éxodo 10: 2)

Ejecutaré juicios contra todos los dioses de Egipto. Yo, el Señor.(Éxodo 12:12)

Seré glorificado por medio de Faraón y de todo su ejército, y sabrán los egipcios que yo soy el
Señor(Éxodo 14: 4)

El Señor usó las plagas, las señales, las maravillas, e incluso la redención de Israel para mostrar su
poder y para proclamar su nombre a través de toda la tierra. Él hizo su entrada triunfal en el
escenario de la historia mundial y envió un mensaje a todo el mundo: “Yo existo, yo soy Di-s, no
hay otro como yo” Envió un mensaje a los dioses falsos y los ídolos, lo que demuestra que Él solo
es Di-s y no hay otro. Israel es el trofeo de su victoria.

La manifestación tuvo éxito. La aniquilación de Egipto hizo un impacto en el mundo, y el nombre


del Eterno ha puesto nunca se ha olvidado. En Jericó, los cananeos no dejaron de hablar de lo que
Di-s hizo en Egipto cuarenta años más tarde. Los filisteos todavía estaban hablando de eso
doscientos años después. Todavía estamos hablando hoy.

Va’era (‫ | וארא‬Aparecí)

Torá: Éxodo 6: 2-9: 35

Haftará: Ezequiel 28: 25-29: 21


Evangelio: Mateo 12: 1-14

Artículos relacionados

La Promesa que el Señor mantiene – Parashá Vaerá (‫)וארא‬

La Promesa que el Señor mantiene – Parashá Vaerá (‫)וארא‬

Parashá Vaerá: Nuestra esperanza en Mashiaj

Parashá Vaerá: Nuestra esperanza en Mashiaj

El ladrón y el tirano – Parashat Vaera ‫וארא‬

El ladrón y el tirano – Parashat Vaera ‫וארא‬

Atavíos de honor – Parashá Tetzavé ‫תצוה‬

Atavíos de honor – Parashá Tetzavé ‫תצוה‬

Compártelo:

Facebook25TwitterGoogle

2 responses to “El nombre del Eterno – Parashat Vaera ‫”וארא‬

EDGAR

25/01/2016 a las 10:57 pm

Hola a todos.

Podrían mencionar el nombre de la traducción bíblica que usan y el año de edición

Responder

BET EL SHADAI

26/01/2016 a las 8:39 pm

Usamos la Biblia de las Americas. Shalom

Responder