You are on page 1of 5

Estructura química del

agua
La molécula de agua está formada por un átomo de oxígeno y dos
átomos de hidrógeno. Su fórmula química es H2O, lo que significa que
los dos electrones desapareados del oxígeno (1s2 2s2 2p4) enlazan con
cada uno de los hidrógenos que componen la molécula.

La unión entre el átomo de oxígeno y los átomos de hidrógenos se


realiza mediante enlaces covalentes, en los que cada átomo de
hidrógeno de la molécula de agua comparte un par de electrones con el
átomo de oxígeno (uno del átomo de hidrógeno y el otro del átomo de
oxígeno).

Como hemos visto, el átomo de oxígeno es más electronegativo que el


átomo de hidrógeno, por lo que los pares de electrones compartidos se
ven atraídos con más fuerza por el oxígeno que por el hidrógeno. Esto
hace que la molécula se comporte como un dipolo eléctrico,
correspondiendo el polo positivo a los átomos de hidrógeno y el
negativo, al átomo de oxígeno. La molécula de agua tiene carácter
dipolar aunque no presenta carga eléctrica neta.

Esta polaridad favorece los enlaces entre moléculas de agua,


permitiendo que el agua sea una sustancia muy cohesiva, ya que cada
molécula de agua puede establecer cuatro puentes de hidrógeno con
otras tantas moléculas.

Por otra parte, el oxígeno posee cuatro electrones más sin compartir, lo
que tiene dos consecuencias:

 La presencia de una carga negativa débil en la zona donde se


sitúan los electrones no compartidos.
 La geometría triangular que posee la molécula de agua, de
manera que los átomos de hidrógeno forman con el oxígeno un
ángulo de 104,5º.

También se pueden formar enlaces de hidrógeno entre el agua y otras


moléculas polares distintas (alcoholes, aminas, etcétera).
Los enlaces de hidrógeno son mucho más débiles que los enlaces
covalentes o los iónicos. Duran sólo unos instantes, pero se rompen y
se forman constantemente, lo que mantiene las interacciones,
permitiendo que las moléculas de agua se unan dotando de una gran
cohesión interna al agua líquida.

http://biologia-geologia.com/biologia2/1311_estructura_quimica_del_agua.html
Estructura química del agua
La unión entre el oxígeno y los hidrógenos se realiza mediante enlaces covalentes, en los que cada

átomo de hidrógeno de una molécula comparte un par de electrones con el átomo de oxígeno

La electronegatividad del oxígeno es mayor que la del hidrógeno, los pares de electrones compartidos

se ven atraídos con más fuerza por el núcleo del oxígeno que por el del hidrógeno.

El oxígeno posee cuatro electrones más sin compartir. Este último hecho, unido a la menor

electronegatividad de los átomos de hidrógeno, crea una asimetría eléctrica en la molécula de agua.

Por esta razón, y a pesar de ser eléctricamente neutra, la molécula de agua tiene carácter dipolar.
Esta polaridad favorece la interacción entre las moléculas de agua, de forma que la zona con carga

eléctrica parcial negativa de una de ellas es atraída por la zona con carga parcial positiva de otra,

estableciéndose entre ambas un tipo de enlace denominado enlace o puente de hidrógeno.

http://racalviz.blogspot.mx/2007/11/estructura-qumica-del-agua.html

La Química del Agua


La polaridad del agua
El agua tiene una estructura molecular simple. Está
compuesta por un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno.
Cada átomo de hidrógeno se encuentra unido
covalentemente al oxígeno por medio de un par de
electrones de enlace. El oxígeno tiene además dos pares
de electrones no enlazantes. De esta manera existen cuatro
pares de electrones rodeando al átomo de oxígeno: dos
pares formando parte de los enlaces covalentes con los
átomos de hidrógeno y dos pares no compartidos en el
lado opuesto. El oxígeno es un átomo electronegativo o
"amante" de los electrones, a diferencia del hidrógeno.

El agua es una molécula "polar"; es decir, existe en ella


una distribución irregular de la densidad electrónica. Por
esta razón, el agua posee una carga parcial negativa ( )
cerca del átomo de oxígeno y una carga parcial positiva (

) cerca de los átomos de hidrógeno.

Una atracción electrostática entre la carga parcial positiva


cercana a los átomos de hidrógeno y la carga parcial
negativa cercana al oxígeno da lugar a un enlace por
puente de hidrógeno, como se muestra en la figura.
La habilidad de los iones y otras moléculas para disolverse en el agua es debida a la polaridad de
ésta última. Por ejemplo, en la imagen inferior se muestra el cloruro sódico en su forma cristalina
y disuelto en agua.

Muchas otras propiedades únicas del agua son debidas a los puentes de
hidrógeno. Por ejemplo, el hielo flota porque los puentes de hidrógeno mantienen
a las moléculas de agua más separadas en el agua sólida que en el agua líquida,
donde hay un enlace de hidrógeno menos por cada molécula. Las propiedades
físicas únicas, incluyendo un alto calor de vaporización, una fuerte tensión
superficial, un calor específico alto y el hecho de ser casi el disolvente universal,
también son debidas a la polaridad del agua y a su capacidad de formar enlaces
por puentes de hidrógeno. El efecto hidrofóbico, o la exclusión de compuestos
que contienen carbono e hidrógeno (sustancias no polares) es otra de las
propiedades únicas del agua causadas por los enlaces de hidrógeno. El efecto
hidrofóbico es particularmente importante en la formación de membranas
celulares. La mejor descripción que puede darse de este efecto es que el agua
"arrincona" a las moléculas no polares, manteniéndolas juntas.

http://www.biologia.arizona.edu.html