You are on page 1of 197

UNIVERSIDAD DE CHILE

FACULTAD DE CIENCIAS FÍSICAS Y MATEMÁTICAS


DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA CIVIL

COMPORTAMIENTO MONÓTONO Y CÍCLICO NO DRENADO DE ARENAS DE


RELAVES INTEGRALES

TESIS PARA OPTAR AL GRADO DE


MAGÍSTER EN CIENCIAS DE LA INGENIERÍA
MENCIÓN INGENIERÍA GEOTÉCNICA

MEMORIA PARA OPTAR AL TÍTULO DE INGENIERO CIVIL

ELOY FERNANDO SANTOS OSSANDÓN

PROFESOR GUÍA:
RAMÓN VERDUGO ALVARADO

MIEMBROS DE LA COMISIÓN:
CLAUDIO FONCEA NAVARRO
LENART GONZÁLEZ LAGOS
LUIS PAREDES ACEVEDO

SANTIAGO DE CHILE
OCTUBRE, 2011
RESUMEN DE LA TESIS PARA OPTAR
AL GRADO DE MAGÍSTER EN CIENCIAS DE
LA INGENIERIA, MENCIÓN INGENIERÍA
GEOTÉCNICA Y AL TÍTULO DE INGENIERO
CIVIL
POR: ELOY SANTOS OSSANDÓN.
FECHA: 11/10/2011
PROF. GUÍA: SR. RAMÓN VERDUGO A.

COMPORTAMIENTO MONÓTONO Y CÍCLICO NO DRENADO DE ARENAS DE RELAVES


INTEGRALES

El aumento en los estándares medioambientales y la incesante búsqueda de reducir los costos


de producción en los proyectos mineros, ha facilitado el desarrollo de nuevas tecnologías de
depositación de los desechos producidos por las labores de extracción y producción de
minerales. En el caso de los relaves mineros se han desarrollado técnicas para su tratamiento y
depositación, que requieren de un menor consumo de agua y en los que no se requiere el
proceso de cicloneado del relave integral. Estas formas de tratamiento son cada vez más
utilizadas en Chile e incluyen a los relaves filtrados, espesados y en pasta. Estos relaves, en
general, poseen granulometrías más finas y presentan condiciones de depositación distintas a
las de los depósitos convencionales, requiriendo de ensayos de laboratorio que permitan
evaluar la estabilidad estática y sísmica de sus depósitos.

En este estudio se realizaron ensayos triaxiales del tipo CIU, monótonos y cíclicos a presiones de
confinamiento entre 1 y 30 kg/cm2, a muestras de arena de relave integral del Tranque de
relaves de cobre Ovejería. Se consideraron 2 condiciones de preparación de probetas para
estudiar el efecto del secamiento del relave en la estabilidad estática y sísmica de los depósitos
(Tipo Slurry y Secas-Resaturadas). El programa de ensayos permite evaluar la influencia de la
presión de confinamiento en la resistencia cíclica, a través del parámetro K y el efecto de la
rotura de partículas en los parámetros de resistencia al corte c y .

Los resultados de los ensayos triaxiales monótonos CIU muestran un comportamiento


contractivo del relave ensayado a la densidad obtenida por los métodos de depositación
estudiados. No se observan diferencias entre ambos métodos de preparación, por lo que se
concluye que la tensión de preconsolidación del relave debido al secado es menor a 1 kg/cm2 y
que la densificación del relave integral es producida principalmente por consolidación. No se
observa rotura significativa de partículas en el rango de presiones de ensayo. La resistencia
cíclica de la muestra indica que este tipo de depósitos de relaves se encuentra propenso a
licuefacción ante sismos de gran magnitud, pero sujeta a una corrección por confinamiento
menos restrictiva que en arenas naturales, con un factor K superior a 0.82 en el rango de
presiones de ensayo.
….dedicado y en agradecimiento a muchos, pero en especial a mi madre.
Índice de Contenidos

1 INTRODUCCIÓN ...................................................................................................... 1

1.1 Objetivos y alcances .......................................................................................................4

2 TECNOLOGÍA DE ARENAS DE RELAVES INTEGRALES ..................................... 6

2.1 Generalidades .................................................................................................................6

2.2 Definiciones y tipos de relaves integrales.......................................................................6

2.3 Reactivos comúnmente utilizados ................................................................................12

2.4 Pendiente y depositación en terreno ...........................................................................13

2.5 Otras ventajas de los depósitos de relaves integrales .................................................15

2.6 Incertidumbres ..............................................................................................................16

3 COMPORTAMIENTO MONÓTONO DE ARENAS ................................................. 17

3.1 Definiciones preliminares y línea de estado crítico ......................................................17

3.2 Estado último, estado de transformación de fase y Quasi Steady State .....................19

4 COMPORTAMIENTO CÍCLICO NO DRENADO DE ARENAS ............................... 23

4.1 Definiciones preliminares ..............................................................................................23

4.2 Falla de flujo y movilidad cíclica ...................................................................................25

4.3 Factores que afectan a la resistencia cíclica ................................................................26


4.3.1 Efecto de la presión de confinamiento .............................................................26
4.3.2 Efecto de la consolidación anisotrópica ...........................................................29
4.3.3 Efecto de la densidad relativa ..........................................................................33
4.3.4 Efecto del porcentaje de finos y la plasticidad .................................................35
4.3.5 Método de preparación de la probeta ..............................................................37
4.3.6 Otros factores que afectan la resistencia cíclica .............................................39

4.4 Evaluación del potencial de licuefacción ......................................................................39


4.4.1 Definiciones básicas ........................................................................................39
4.4.2 Razón de tensiones cíclicas solicitantes (Cyclic Stress Ratio “CSR”) .............40
4.4.3 Razón de tensiones cíclicas resistentes (Cyclic Resistance Ratio
“CRR”) ..............................................................................................................42

i
4.4.3.1 Ensayo triaxial cíclico ..................................................................... 42
4.4.3.1.1 Cambio en la tensión total de confinamiento ................................. 44
4.4.3.1.2 Rotación de tensiones principales ................................................. 45
4.4.3.1.3 Uniformidad de las cargas ............................................................. 45
4.4.3.1.4 Componentes de las cargas .......................................................... 46
4.4.3.1.5 Corrección de CRR obtenido del Ensayo Triaxial Cíclico .............. 48
4.4.3.2 Ensayo SPT ................................................................................... 48
4.4.3.3 Ensayo CPT ................................................................................... 51
4.4.3.4 Corrección por magnitud de sismo ................................................ 54

5 ENSAYOS DE LABORATORIO ............................................................................. 56

5.1 Metodología de extracción de muestras de terreno .....................................................56

5.2 Programa de laboratorio ...............................................................................................56

5.3 Equipos utilizados .........................................................................................................59


5.3.1 Equipo triaxial estático para bajas presiones de confinamiento ......................59
5.3.2 Equipo triaxial monótono para altas presiones de confinamiento ...................60
5.3.3 Equipo triaxial cíclico para bajas presiones de confinamiento ........................62
5.3.4 Equipo triaxial cíclico para altas presiones de confinamiento .........................63

5.4 Metodología de ensayos ...............................................................................................66


5.4.1 Ensayos de caracterización básica..................................................................66
5.4.2 Ensayo de relación densidad-humedad ..........................................................66
5.4.3 Ensayos triaxiales y consolidaciones isotrópicas en celda triaxial ..................67
5.4.3.1 Probetas secas y re-saturadas ...................................................... 68
5.4.3.2 Probetas slurry ............................................................................... 71

6 ANÁLISIS DE RESULTADOS................................................................................ 79

6.1 Ensayos de caracterización. Descripción de la arena de relave .................................79

6.2 Efecto del secamiento y de la consolidación en el grado de densificación ..................82

6.3 Ensayo de resistencia estática no drenada ..................................................................85

6.4 Granulometrías post ensayos triaxiales CIU ................................................................91

6.5 Resistencia cíclica ........................................................................................................92

7 CONCLUSIONES ................................................................................................. 106

ii
7.1 Propiedades índices ...................................................................................................106

7.2 Ensayos triaxiales monótonos CIU y consolidación isotrópica ..................................106

7.3 Ensayos triaxiales cíclicos ..........................................................................................108

8 RECOMENDACIONES......................................................................................... 110

9 REFERENCIAS .................................................................................................... 111

Anexos

ANEXO 1: Propiedades Índice


ANEXO 2: Ensayos Triaxiales Monótonos CIU y Consolidaciones Isotrópicas
ANEXO 3: Ensayos Triaxiales Cíclicos CIU

Índice de Tablas

Tabla 2.1: Resumen de clasificación de depósitos de relaves, según D. S. N°248


(Caro, 2009). ..................................................................................................................... 10

Tabla 4.1: Algunos factores de corrección para el ensayo SPT (Modificado por
Skempton, 1986) y enlistado por Robertson & Wride (1998).............................................. 50

Tabla 5.1: Ensayos de caracterización inicial ..................................................................... 57

Tabla 5.2: Ensayos en celdas triaxiales. Probetas secas y re-saturadas ........................... 59

Tabla 5.3: Ensayos en celdas triaxiales. Probetas slurry ................................................... 59

Tabla 6.1: Resumen propiedades índice ............................................................................ 81

Índice de Figuras

Figura 1.1: (a) Método de crecimiento de aguas arriba, (b) método de crecimiento en
línea central, (c) método de crecimiento de aguas abajo (Troncoso, 1992) ......................... 2

Figura 2.1: Rangos indicativos de propiedades de concentración para diferentes


propósitos (Jewell, 2002) ..................................................................................................... 9

Figura 2.2: Descarga de Slurry convencional (Csővári et al., 2003) ................................... 11

Figura 2.3: Pasta de alta densidad (Bedell et al., 2002) ..................................................... 12

Figura 2.4: Depósito de pasta con sistema de depositación central (Newman, 2003). ....... 14
iii
Figura 2.5: Depósito de relaves Integrales de alta densidad (Newman, 2003). .................. 14

Figura 3.1: Diagrama esquemático que muestra dos definiciones de estado crítico, en
estado drenado y no drenado (Yamamuro & Lade, 1998) .................................................. 18

Figura 3.2: Comportamiento monótono no drenado: (a) e-p´; (b) q-p´. (Alarcón, 1998) ..... 20

Figura 3.3: Comportamiento general. Resistencia al corte en condición no drenada en


arenas bajo grandes niveles de deformación (Yoshimine & Ishihara, 1998) ...................... 21

Figura 4.1: Simulación de los estados de tensiones geostático y cíclico en una


muestra ensayada en el triaxial cíclico. (Ishihara, 1996) ................................................... 23

Figura 4.2: Simulación de los estados de tensiones geostático y cíclico en una


muestra ensayada en el triaxial cíclico. (Ishihara, 1996) ................................................... 24

Figura 4.3: Valores de Kdeterminados por varios investigadores (Seed & Harder,
1990) ................................................................................................................................. 27

Figura 4.4: Dependencia de la resistencia cíclica en la presión de confinamiento.


Valores empíricos de KVaid et al, 2001) ....................................................................... 28

Figura 4.5: Dependencia de Ken la densidad relativa.Vaid et al, 2001) ........................ 29

Figura 4.6: Variación del factor de corrección, Kα, versus α (después Seed & Harder,
1990) ................................................................................................................................. 31

Figura 4.7: Valores de Kα para dos niveles de confinamiento; 100 kpa y 400 kpa.
(Vaid et al, 2001) ............................................................................................................... 32

Figura 4.8: Valores de Kα versus α para arena suelta y densa (Dr~45 & 75%).
(Corral, 2008) .................................................................................................................... 33

Figura 4.9: Variación de la resistencia cíclica en 20 ciclos con la densidad relativa y el


contenido de finos (Viertel, 2003) ...................................................................................... 34

Figura 4.10: Resistencia cíclica vs número de ciclos en muestras de arenas de


relaves con distinto porcentaje de finos. (Troncoso et al, 1985) ......................................... 35

Figura 4.11: Resistencia cíclica vs número de ciclos en muestras inalteradas de


arenas. (Ishihara & Kosaki, 1989) ...................................................................................... 36

Figura 4.12: Resistencia cíclica vs número de ciclos en probetas con diferentes


métodos de preparación: a) compactación con vibración y b) compactación. (Mulilis et
al, 1977)............................................................................................................................. 37

Figura 4.13: Razón de tensiones cíclicas vs número de ciclos para producir


licuefacción inicial. Tres métodos de preparación de probetas; MSP, Dry Tapping &
Wet Rodding (Miura & Toki, 1981) ..................................................................................... 38

iv
Figura 4.14: rd versus profundidad. Curvas desarrolladas por Seed & Idriss (1971),
junto a la curva promedio generada por las ecuaciones 4.6 (Seed & Idriss, 1971) ............ 41

Figura 4.15: Estado tensional simplificado generado por un sismo sobre un elemento
de suelo (Seed & Lee, 1966) ............................................................................................. 43

Figura 4.16: Estado tensional desarrollado en el ensayo triaxial cíclico (Seed & Lee,
1966) ................................................................................................................................. 44

Figura 4.17: Registro sísmico. Componentes verticales y horizontales. (Seed & Pyke,
1975) ................................................................................................................................. 47

Figura 4.18: SPT para arenas limpias y con porcentajes de finos. CRR estimado para
sismos de magnitudes Richter iguales a 7.5 (Seed et al, 1985) ......................................... 49

Figura 4.19: Curva recomendada para calcular CRR a partir del ensayo CPT.
Recopilación de datos a partir de casos reales de liquefacción. (Reproducida por
Robertson & Wride, 1998) ................................................................................................. 52

Figura 4.20: Factor de corrección por magnitud de sismo, varios autores. (Varios
Autores, 2001) ................................................................................................................... 55

Figura 5.1: Procedimiento de extracción de las muestras en terreno. (Cifuentes &


Verdugo, 2007) .................................................................................................................. 56

Figura 5.2: Disposición del equipo triaxial monótono CIU de altas presiones (IDIEM)........ 62

Figura 5.3: Equipo triaxial cíclico de bajas presiones de confinamiento (Retamal,


2005 & Corral 2008) .......................................................................................................... 63

Figura 5.4: Equipo triaxial cíclico de altas presiones de confinamiento (IDIEM) ................. 65

Figura 5.5: Equipo de ensayo de límite de contracción ...................................................... 67

Figura 5.6: Disposición del relave en la caja de secado. (Cifuentes & Verdugo, 2007) ...... 69

Figura 5.7: Detalle caja de secado. Muestra en proceso de secado (2 semanas) .............. 69

Figura 5.8: Bloques para tallado de probetas para ensayos triaxiales ................................ 70

Figura 5.9: Equipamiento auxiliar para la depositación del relave slurry ............................ 72

Figura 5.10: Montaje de equipamiento auxiliar para la depositación del relave slurry ........ 73

Figura 5.11: Sistema de generación de vacío conectado a las paredes del molde e
instalación del cap superior en la probeta .......................................................................... 75

Figura 5.12: Probeta montada. Acrílico cilíndrico ayuda a mantener vertical la probeta ..... 76

v
Figura 5.13: Cámara con agua. Probeta estable con una presión de cámara efectiva
de 0.1 kg/cm2. El acrílico se desprende por la humectación del pegamento que une
sus caras ........................................................................................................................... 77

Figura 6.1: Granulometría completa del relave integral utilizado en los ensayes ............... 79

Figura 6.2: Ensayos Proctor Estándar y Modificado. Muestra de arena de relave


integral. .............................................................................................................................. 80

Figura 6.3: Evolución de la densidad seca debido al secamiento del relave. ..................... 83

Figura 6.4: Evolución del índice de vacíos debido al secamiento del relave. ..................... 83

Figura 6.5: Consolidación isotrópica muestras slurry y seca re-saturada ........................... 84

Figura 6.6: Curvas tensión-deformación de muestras secas re-saturadas ......................... 85

Figura 6.7: Trayectorias de tensiones de muestras secas re-saturadas ............................. 86

Figura 6.8: Línea de Estado Último plano e-p´. Muestras secas re-saturadas ................... 86

Figura 6.9: Curvas tensión-deformación de muestras slurry .............................................. 87

Figura 6.10: Trayectorias de tensiones de muestras slurry ................................................ 88

Figura 6.11: Línea de estado último plano e-p´. Muestras slurry ........................................ 88

Figura 6.12: Línea de estado último plano e-log(p´). Ambas muestras .............................. 89

Figura 6.13: Resistencia no drenada de la muestra slurry ................................................. 90

Figura 6.14: Resistencia no drenada de la muestra seca re-saturada................................ 90

Figura 6.15: Granulometrías post-ensayos triaxiales monótonos. Comparación con


granulometría inicial de la muestra .................................................................................... 91

Figura 6.16: Razón de tensiones cíclicas v/s número de ciclos para alcanzar 100% de
presión de poros. Muestras secas y re-saturadas .............................................................. 92

Figura 6.17: Razón de tensiones cíclicas v/s número de ciclos para alcanzar 5%de
deformación DA. Muestras secas y re-saturadas ............................................................... 93

Figura 6.18: Razón de tensiones cíclicas v/s número de ciclos para alcanzar 10% de
deformación DA. Muestras secas y re-saturadas ............................................................... 93

Figura 6.19: Resistencia cíclica a los 20 ciclos, para ´c= 1 kg/cm2. Comparación con
los resultados de Viertel a distintos porcentajes de finos ................................................... 94

Figura 6.20: Variación del parámetro K con la presión de confinamiento efectiva ............ 96

vi
Figura 6.21: Parámetro K de este estudio comparado con el registrado en arenas
naturales y en arenas de relaves (modificado por Vaid et al, 2001) ................................... 97

Figura 6.22: Parámetro K de este estudio comparado con el registrado en arenas


naturales a diferentes densidades relativas (Youd et al, 2001) .......................................... 98

Figura 6.23: Resistencia cíclica en muestras secas re-saturadas. Resultados de


triaxiales cíclicos anisotrópicos con 3´ = 1.0 kg/cm2 y Kc=1.0, 1.5 y 2.0 ........................... 99

Figura 6.24: K (N=20 & =5% DA) vs . Muestras secas re-saturadas. Resultados
de triaxiales cíclicos anisotrópicos con 3´ = 1.0 kg/cm2 ................................................... 100

Figura 6.25: K (N=20 & =5% DA) vs . Muestras secas re-saturadas. Resultados
de triaxiales cíclicos anisotrópicos con 3´ = 1.0 kg/cm2. Comparación con resultados
obtenidos por Corral (2008) ............................................................................................. 101

Figura 6.26: Resistencia cíclica en muestras secas re-saturadas. Resultados de


triaxiales cíclicos anisotrópicos con 3´ = 5.0 kg/cm2 y Kc=1.0, 1.5 y 2.0 ......................... 102

Figura 6.27: Factor de corrección K (= 5 kg/cm2). Comparación con el producto
K x K ........................................................................................................................... 103

Figura 6.28: Factor de corrección K (= 5 kg/cm2). Comparación con el producto
K x Kobtenido por Seed & Harder (1990) en arenas naturales ................................... 104

Figura 6.29: Razón de tensiones cíclicas v/s número de ciclos para alcanzar 100% de
presión de poros. Comparación entre probetas slurry y probetas secas y re-saturadas... 105

vii
1 INTRODUCCIÓN

Anualmente en el mundo, debido sólo a los procesos de extracción y elaboración


de cobre, se producen cada año aproximadamente 130 millones de toneladas de
material de desecho, registrándose un aumento significativo en los últimos 20
años debido al aumento en la producción de cobre en el mundo.

Este incremento, unido a los nuevos estándares medio-ambientales y de


seguridad, hace que las tecnologías asociadas a metodologías de depositación de
desechos mineros sean cada vez más sofisticadas.

Un tipo de desecho minero es el relave, que según los métodos disponibles


actualmente, es almacenado en depósitos de diversas geometrías y formas de
tratamiento.

Los tranques de relaves convencionales, que corresponden a los depósitos de


relaves más utilizados hasta la fecha, consideran la separación de la fracción fina
del material (lama) de la fracción gruesa (arena). La arena es utilizada para la
construcción del muro que actúa como soporte de la lama.

Según el método de construcción del muro del tranque, se denominan tranques de


relaves aguas arriba, aguas abajo y de crecimiento central. Estos métodos de
crecimiento se muestran en la figura 1.1.

1
Figura 1.1: (a) Método de crecimiento de aguas arriba, (b) método de crecimiento en línea central, (c)
método de crecimiento de aguas abajo (Troncoso, 1992)

2
Por otra parte están los depósitos de relaves integrales, donde la gran diferencia
con los tranques de relaves convencionales está en que no se realiza el proceso
de cicloneado del relave. Es decir, se deposita el material en su totalidad, sin
separarlo entre arena y fracción fina. De ahí viene que se utilice el término
“integral” en su identificación.

A la fecha, los estudios publicados acerca de la tecnología de depositación de los


relaves integrales han abordado mayoritariamente aspectos más bien
relacionados a la capacidad de transporte y a la disposición del relave en terreno.
Existen numerosos estudios que entregan avances en torno a velocidades de
asentamiento, concentración de sólidos, viscosidad y resistencia al corte del
relave. En estos estudios destacan los aportes que han realizado por separado
Robinsky y Jewell (Robinsky 2000, Jewell 2002).

Cabe señalar que los estudios que abordan la resistencia al corte del material
utilizan estos resultados para estimar el desplazamiento y la velocidad del relave
en los procesos de depositación. Para esto, generalmente se utilizan los
resultados de ensayos de veleta realizados en terreno. Con estos resultados se
realizan correlaciones con el porcentaje de sólidos de depositación del relave, de
manera de optimizar las labores de disposición del material. Resulta importante
recalcar que estos ensayes no se encuentran orientados a evaluar la estabilidad
de la configuración geométrica del depósito. También por sus características, el
ensayo de veleta es un ensayo que se puede aplicar a estratos superficiales, por
lo que no considera el efecto de la consolidación del relave debido a capas
superiores de material, ni el efecto que la presión de confinamiento ejerce en la
resistencia al corte.

La estabilidad ante eventos sísmicos de estos depósitos se evalúa teniendo


presente y evaluando el fenómeno de licuación. Una de las formas de estudiar
este fenómeno es mediante la realización de ensayos triaxiales monótonos y
cíclicos en condición no drenada sobre muestras representativas del relave

3
integral a estudiar. Con los resultados de los ensayos triaxiales cíclicos se obtiene
la resistencia cíclica del relave, con la cual es posible estimar el potencial de
licuación del depósito. No obstante, es escasa la investigación publicada
concerniente a la evaluación de la resistencia cíclica en este tipo de depósitos. Es
posible citar las reportadas por Poulos et al (1998) y Cifuentes et al (2007).

Teniendo presente la importancia del estudio del fenómeno de licuación en la


evaluación sísmica de depósitos de relaves espesados y a que no existe
realmente mayores estudios reportados sobre este tema, se ha decidido a través
de la presente Tesis estudiar las propiedades geomecánicas de una muestra de
arenas de relave integral, obtenida del tranque de relaves Ovejería, ubicado en la
región Metropolitana de Chile.

1.1 Objetivos y alcances

El principal objetivo del presente trabajo es determinar, mediante ensayos


realizados en laboratorio, las propiedades geomecánicas asociadas con el
fenómeno de licuación de la arena de relave integral del tranque de relaves de
cobre Ovejería, ubicado en la región Metropolitana de Chile.

Específicamente, se evalúan los parámetros de resistencia al corte y la resistencia


cíclica mediante ensayos triaxiales monótonos y cíclicos en condición no drenada,
con consolidaciones isótropas y anisótropas. Estos ensayos se realizan en
probetas con dos tipos de preparación y considerando presiones de
2
confinamiento efectivas hasta 30 kg/cm , de manera de verificar el efecto del
secamiento del relave y el efecto de las altas presiones en el potencial de
licuación. A continuación se especifican los alcances del estudio en estas dos
variables.

4
Se realizaron ensayos para evaluar la evolución de la densidad seca del relave
integral desde una depositación en estado húmedo o slurry (porcentaje de sólidos
de 71%) hasta que el relave llega por secamiento a humedades menores a la del
límite de contracción.

También se realizaron ensayos triaxiales cíclicos y monótonos no drenados en


probetas montadas en la celda triaxial en estado slurry y en muestras que se
depositaron previamente en una cubeta en el mismo estado, pero donde se
esperó a que secaran para luego ser talladas, montadas y saturadas en la celda
triaxial (probetas secas-resaturadas). Con los resultados obtenidos se discute el
efecto que tiene el secamiento del relave integral en la resistencia al corte no
drenada y en la resistencia cíclica.

Debido a las grandes dimensiones que los depósitos de relaves están alcanzando
en la actualidad, se ensayaron probetas con una presión de cámara efectiva hasta
30 kg/cm2. En los ensayos realizados con consolidaciones isotrópicas, se
concluye acerca del efecto de la presión de confinamiento en la resistencia cíclica,
específicamente analizando el parámetro de corrección de la resistencia cíclica
K. A este nivel de presiones de cámara se ejecutaron también ensayos triaxiales
cíclicos no drenados con consolidaciones anisotrópicas, de manera de evaluar el
parámetro de corrección por corte estático K y el parámetro de corrección
combinado K. Por último, se discute el efecto que pudiera tener la presión de
confinamiento en la resistencia al corte no drenada “Su” y en la rotura de
partículas, evaluada por la diferencia en la granulometrías pre y post ensayo y/o
en cambios en el ángulo de fricción interna a altas presiones de confinamiento.

5
2 TECNOLOGÍA DE ARENAS DE RELAVES INTEGRALES

2.1 Generalidades

La tecnología de relaves integrales espesados (TTD; Thickened Tailings Disposal)


ha tenido en el mundo un gran progreso desde el año 1995 aproximadamente,
debido principalmente a las significativas ventajas económicas y medio
ambientales que presenta, en comparación a la tecnología estándar de
depositación de relaves (Jewell et al., 2002 y 2003). Dentro de las ventajas
económicas principales de estos depósitos, se encuentra la disminución de la
altura de los muros convencionales de contención.

Efectivamente, el objetivo de la tecnología de depósitos de relaves espesados


considera que la disposición de material sea autosoportante, de manera de
minimizar el uso de muros de soporte. Para lograr esto, actualmente se les extrae
al material gran cantidad del agua, de manera de aumentar la resistencia al corte
del relave. Este es el concepto fundamental que hay detrás de la tecnología de
depósitos de relaves integrales; que luego de extraerle parte importante del agua,
y posteriormente al secarse el material depositado, se produce un aumento en la
densidad. Esta densificación que ocurre por secamiento produciría en definitiva un
aumento de la resistencia al corte del relave.

En el caso de depósitos de relaves espesados, para la extracción de agua o


espesamiento del relave se utilizan estanques espesadores que retiran parte del
agua, cuidando en que el relave contenga una humedad que le permita ser
bombeado al depósito.

2.2 Definiciones y tipos de relaves integrales

Existen diferentes tipos de relaves integrales, diferenciados entre sí principalmente


por el contenido de agua que poseen y por su resistencia al corte. A grandes
rasgos, dependiendo de las propiedades antes mencionadas, los relaves

6
integrales se pueden dividir en slurrys, relaves espesados, pastas y relaves
filtrados (cakes).

En general, cuando el material se encuentra en estado líquido o en estado semi-


sólido, no se utiliza el porcentaje de humedad para la medición de la cantidad de
agua, sino que se define el parámetro índice “porcentaje de sólidos”, mediante la
siguiente fórmula:

Peso Suelo Seco


Porcentaje de Sólidos (%)   100 (2.1)
Peso Suelo Seco  Peso Agua

A su vez, este parámetro se relaciona con la humedad mediante la siguiente


fórmula:

1
Porcentaje de Sólidos (%)   100 (2.2)
Humedad (%)
1
100
No existen límites definidos que determinen si un relave integral se encuentra en
estado slurry o es una pasta, por ejemplo. No existe en la bibliografía una
definición aceptada respecto al valor de resistencia al corte o de porcentaje de
sólidos utilizado en consenso que establezca dicha separación. En la bibliografía
existen diversas clasificaciones; por ejemplo Jewell (2002) definió la siguiente
clasificación que puede ser utilizada.

 Una tensión al corte de 200 +/- 25 Pa (en el punto de descarga del relave)
se propone como límite de transición entre slurry y pasta. La tensión de
corte se obtiene mediante un ensayo de veleta.

 Otra definición es usar el término "slurry" para los relaves espesados que
son capaces de fluir grandes distancias desde el punto de descarga.

7
 Los slurrys pueden a su vez ser subdivididos, dependiendo del grado de
espesamiento, en slurrys de baja, media, alta y muy alta densidad.

 El término “pasta” se utiliza en general a relaves de muy alta densidad con


baja capacidad de desplazamiento, y por lo mismo, no se segregan en el
proceso de depositación. Actualmente las pastas son utilizadas como
material de relleno en minas subterráneas. Diseñando un sistema de
depositación apropiado, también se pueden utilizar en depósitos de relaves
integrales superficiales.

 La transición entre una pasta y un relave filtrado puede ser definida


subjetivamente como el punto de cambio entre una pasta en estado plástico
y un relave filtrado en estado semisólido. Esta transición también denota la
consistencia máxima que puede bombear una bomba de desplazamiento
positivo (PD) convencional. Sin embargo, pueden haber excepciones a
esta regla.

En la figura 2.1 se presenta un resumen esquemático de la clasificación anterior.


Se señalan diferencias cualitativas en resistencia al corte y porcentaje de sólidos
entre slurrys, pastas y relaves filtrados. Los rangos no son cuantitativos debido a
que éstos dependen de la mineralogía y otras variables asociadas al tipo de arena
de relave en análisis. En esta clasificación se observa que los relaves en pasta
también se caracterizan por no presentar segregación en el proceso de
depositación.

8
Figura 2.1: Rangos indicativos de propiedades de concentración para diferentes propósitos (Jewell,
2002)

En general, en los depósitos de relaves integrales de cobre se utilizan slurrys con


porcentajes de sólidos de depositación de 75% (Meggyes, 2000), o
equivalentemente slurrys con humedades de 33%. No obstante, en la práctica,
debido a la ambigüedad mostrada anteriormente, a estos relaves también se les
denomina pastas.

Por otro lado, en la legislación Chilena, en el año de 2007 el Servicio Nacional de


Geología y Minería (SERNAGEOMIN) emitió el decreto supremo DS248
“Reglamento para la Aprobación de Proyectos de Diseño, Construcción,
Operación y Cierre de los Depósitos de Relaves”, el cual establece una

9
clasificación de depósitos de relave, considerando la configuración geométrica y el
tipo de tratamiento del relave depositado. Caro (2009) resume esta clasificación, la
cual se presenta en la tabla 2.1.

Tabla 2.1: Resumen de clasificación de depósitos de relaves, según D. S. N°248 (Caro, 2009).

10
De acuerdo a la clasificación indicada en la Tabla 2.1, tanto los relaves espesados
como los filtrados deben considerar un nivel de humedad que les impida fluir
grandes distancias luego de ser depositados. En el caso de los relaves en pasta,
también se define un porcentaje mínimo de particulas de tamaño menor a 20 m,
además de la humedad máxima que debe tener el relave luego del proceso de
espesamiento. No obstante, al igual que otras clasificaciones, lo presentado en el
Decreto Supremo DS248 no proporciona una diferenciación detallada entre los
tipos de relave a través de valores cuantitativos de parámetros geotécnicos.

En las figuras 2.2 y 2.3, se puede comparar visualmente un relave en estado slurry
de media densidad y un relave integral en pasta, respectivamente. Se observa la
gran diferencia que existe en el contenido de agua que poseen un relave tipo
“slurry” y un relave tipo “pasta”.

Figura 2.2: Descarga de Slurry convencional (Csővári et al., 2003)

11
Figura 2.3: Pasta de alta densidad (Bedell et al., 2002)

2.3 Reactivos comúnmente utilizados

Para aumentar la eficiencia en las labores de espesamiento se utilizan reactivos.


Los más utilizados son (Bedell et al., 2002):

 Floculantes: polímeros naturales o sintéticos de alto peso molecular que


ayudan a mejorar las tasas de depositación de la mayoría de los sólidos en
suspensión. Son altamente utilizados en la industria minera.

 Coagulantes: Minerales naturales que son efectivos para suspensiones


coloidales. Son menos efectivos que los floculantes, por lo que se utilizan
con menor frecuencia.

Al relave integral utilizado en este estudio no se le agregaron reactivos para


acelerar el proceso de espesamiento. En las muestras del tipo secas-resaturadas,

12
inicialmente se esperó el tiempo necesario para que el secamiento se produjera
hasta humedades inferiores al límite de contracción y así la densificación por este
efecto se llevara a cabo.

2.4 Pendiente y depositación en terreno

Una de las formas más utilizadas para depositar relaves integrales es mediante
técnicas previas de espesamiento y o filtrado. Luego de este proceso, cuando el
material es liberado, debido a su alta consistencia y viscosidad, fluye a grandes
distancias sin segregación. Eventualmente, el material va perdiendo agua y el
flujo se detiene para formar una suave pendiente. La pendiente depende del grado
de espesamiento del material. Usualmente se trabaja con pendientes entre 1.1º a
3.4º en lugares con climas moderados. Esas pendientes son lo suficientemente
suaves para evitar erosión y todavía permitir un buen drenaje para la vegetación.
En climas más secos se pueden considerar pendientes más elevadas. (Meggyes,
2000).

Las áreas de los depósitos de relaves consisten en valles o terrenos planos en la


vecindad de la planta procesadora. En valles, el relave espesado es descargado
desde la parte más alta o desde una de las caras de las colinas circundantes. El
relave fluye por gravedad hasta ser detenido por un muro de contención o por sí
mismo en zonas de baja inclinación, formando eventualmente un depósito con
pendiente. En terrenos planos, el material se descarga mediante una torre central,
formando el material un depósito en forma de cono. Debido a la ausencia de
pendiente, la descarga inicial se realiza mediante una rampa o mediante tuberías
perforadas. En las figuras 2.4 y 2.5 se presenta el tipo de depositación central
mediante torre:

13
Figura 2.4: Depósito de pasta con sistema de depositación central (Newman, 2003).

Figura 2.5: Depósito de relaves Integrales de alta densidad (Newman, 2003).

La homogeneidad del slurry (como resultado del espesado) y la suave pendiente


de estos depósitos son los que proveen las mayores ventajas de la tecnología de
relaves integrales sobre los depósitos de relaves convencionales. Durante la vida
activa del depósito y luego de culminada la etapa de cierre, la superficie de los
taludes del depósito drena rápidamente. Uno de los objetivos de este sistema, es
proveer una superficie de depósito suficientemente amplia como para permitir el
secado del relave depositado, y así, en teoría, aumentar su resistencia al corte
considerablemente.

14
2.5 Otras ventajas de los depósitos de relaves integrales

Los principales problemas eliminados usando los sistemas de tranques de relaves


integrales son (Robinsky, 1999):

 Peligro de que muros de contención fallen debido a movimientos sísmicos,


vibraciones o movimiento de equipamiento pesado.

 Erosión y socavación de los muros de contención debido a flujo de agua


(seepage) provenientes de las lamas.

 Infiltración en la(s) napa(s) de agua de líquidos provenientes de la


depositación del relave. Este problema se minimiza significativamente en
depósitos de slurrys de alta densidad, pastas y relaves filtrados.

 Que la recuperación del terreno sólo pueda ocurrir después del cierre del
depósito.

Por otro lado, las mayores ventajas de la tecnología en pasta son:

 Reducción sustantiva del capital invertido (no se requiere la construcción de


grandes muros de contención).

 Mayor recuperación del agua.

 Reducción en la contaminación del suelo natural y de las napas freáticas.

 No hay segregación de partículas.

 Fácil drenaje de aguas lluvia debido a la inclinación de este tipo de


depósitos.

 Potencial uso de este material como material de fundación (Crowder at al.,


2000- Debreczeni, 2001).

15
Finalmente, la principal característica que contribuye a aumentar la estabilidad
geométrica de estos depósitos, es que incluso si es que el pequeño muro de
contención necesario para este sistema llegara a fallar, el material detrás de la
presa, estando consolidado y en estado seco no fluirá. Al ser eliminado en este
sistema el estanque de lamas, y sin agua humectando el relave, el eventual
colapso del muro se convierte en una falla local y no en un posible desastre
ecológico, con graves pérdidas económicas y de vidas humanas.

2.6 Incertidumbres

El uso de relaves espesados siempre se asocia a que el relave depositado


quedará en un estado seco. Esto no es necesariamente así, debido a que existen
regiones donde es normal algún nivel de pluviometría que en el tiempo puede
generar una zona saturada en la zona inferior del depósito. Esta zona saturada
podría ser licuable frente a solicitaciones sísmicas y por tanto se requiere verificar
la resistencia cíclica de estos materiales, materia abordada en esta Tesis.

16
3 COMPORTAMIENTO MONÓTONO DE ARENAS

3.1 Definiciones preliminares y línea de estado crítico

Diversas interpretaciones se han dado al concepto de estado último o plasticidad


perfecta. En un comienzo, Casagrande (1940) definió el concepto de estado
crítico de un suelo y establece que en condición drenada este fenómeno ocurre
cuando el índice de vacíos y las tensiones normales y de corte permanecen
constantes ante la aplicación continua de solicitaciones de corte. En condición no
drenada, para desarrollarse el estado crítico se requiere que las presiones de
poros y las tensiones efectivas permanezcan constantes a grandes
deformaciones. Seed y Lee (1967), definen el estado crítico para condición
drenada, como la combinación de índice de vacíos y presión de confinamiento,
que produce nulas deformaciones volumétricas totales.

Yamamuro y Lade (1998), ejemplifican el concepto de línea de estado crítico en la


figura 3.1(a), donde se comparan las definiciones dadas por Seed y Lee y por
Casagrande. La figura 3.1 (b), muestra la línea de estado crítico en el plano e-
log(p´). Yamamuro y Lade (1998) hacen referencia a la unicidad de esta línea
para un suelo particular. Además, esta línea separa dos zonas que definen la
tendencia del suelo a dilatar o contraer, dependiendo de la presión de
confinamiento efectivo y del índice de vacíos post consolidación.

17
Figura 3.1: Diagrama esquemático que muestra dos definiciones de estado crítico, en estado drenado
y no drenado (Yamamuro & Lade, 1998)

En condición saturada drenada, si después de la etapa de consolidación la


combinación de presión de confinamiento con índice de vacíos sitúa al suelo en la
zona contractiva, entonces, luego de la aplicación de tensiones de corte, el suelo
generará una disminución del volumen de vacíos, con la consecuente expulsión de
agua. En caso contrario, si la combinación de presión de confinamiento con índice
de vacíos sitúa al suelo en la zona dilatante, entonces, luego de la aplicación de
tensiones de corte, el suelo generará un aumento de volumen de vacíos,
fenómeno denominado dilatancia.

Por otro lado, las trayectorias de tensiones en condición no drenada que se


mueven desde la derecha de esta línea (zona contractiva), generan la “tendencia”

18
del suelo a disminuir su volumen y por ende, las presiones de poros aumentan y
tienden a separar las partículas (disminución de las tensiones efectivas). Por otro
lado, si la trayectoria de tensiones se mueve desde la izquierda de la línea de
estado crítico (zona dilatante), se generan presiones de poros negativas
equivalentes a la tendencia de aumentar el volumen y se genera aumento de las
tensiones efectivas.

Finalmente, Poorooshasb (1989) estableció que la definición dada por Casagrande


para la línea de estado crítico coincide con la condición de estado último, definida
posteriormente por otros autores.

3.2 Estado último, estado de transformación de fase y Quasi Steady State

Alarcón-Guzmán et al (1998), a partir de los estudios previos realizados por Castro


(1969) y complementando con estudios posteriores realizados por Alarcón-
Guzmán (1986), Been & Jefferies (1985), Ishihara (1985), Lindenberg & Koning
(1981), Mohamad & Dobry (1986), Selig & Chang (1981), Sladen et al (1985) y
Vaid & Chern (1985), señala que el comportamiento no drenado en arenas, bajo la
acción de cargas monótonas, queda caracterizado por tres regiones en el
diagrama de estado e-p´. Esto se representa esquemáticamente en la figura 3.2.
Se observa que existe una región en que el material presenta comportamiento
contractivo, identificado por las trayectorias de tensiones D, E y F. En estas
trayectorias se observa la presencia de una tensión de corte máxima (peak),
alcanzada en bajos niveles de deformación. Posterior a esta tensión, se produce
una reducción considerable de la resistencia, hasta alcanzar una estabilización,
llamada resistencia última o residual (steady state resistance). A su vez, esta
resistencia define una única línea en los planos e-p´ y q-p´, llamada “línea de
estado último” (steady state line), indicada como “F Line” en la figura 3.2 (a).

19
Figura 3.2: Comportamiento monótono no drenado: (a) e-p´; (b) q-p´. (Alarcón, 1998)

Además de la zona de comportamiento contractivo descrita, existe una zona de


transición, en la cual el suelo presenta una resistencia mínima, para luego dilatar
con la consecuente reducción de presión de poros y movimiento hacia la derecha
en el plano q-p´ (Fig. 3.2 (b)). La trayectoria de tensiones C es la que describe
este comportamiento, en el cual, después de alcanzada la resistencia mínima,
ésta se mueve a lo largo de la línea de estado último. Por último, las trayectorias
A y B muestran el comportamiento en el que ocurre únicamente dilatancia con la
consecuente reducción de presiones de poros.

20
En la figura 3.2 (a) se presenta la línea S (S line), la cual divide el comportamiento
contractivo puro con la zona de transición. De acuerdo a los resultados
presentados por Castro (Castro, 1969) esta línea corresponde a la llamada “línea
de índice de vacíos crítico”. Ishihara (1975) le llamó al punto en donde se pasa de
comportamiento contractivo a dilatante, “phase transformation” o transformación
de fase.

Yoshimine & Ishihara (1998) explican los diferentes estados previos al estado
último en la figura 3.3.

Figura 3.3: Comportamiento general. Resistencia al corte en condición no drenada en arenas bajo
grandes niveles de deformación (Yoshimine & Ishihara, 1998)

En la figura 3.3, se observa que el comportamiento genera diferentes estados,


dependiendo del grado de dilatancia de la probeta ensayada. En el caso en que el

21
comportamiento sea puramente contractivo, la mínima resistencia al corte
alcanzada genera la condición de estado crítico (Critical Steady State), indicada en
la figura 3.3 (d) y que coincide con la condición de estado último (Ultimate Steady
State). En el caso en que, luego de alcanzado el estado de menor resistencia al
corte, existe dilatancia, al estado de menor resistencia se le denomina “quasi
steady state”. Debido al comportamiento dilatante, la condición de estado último
se desarrolla en una tensión de corte mayor.

Finalmente, en el caso en que existe un grado de dilatancia mayor (Figura 3.3 (c)),
no existe el desarrollo de esta condición de mínima resistencia al corte. En este
tipo de comportamiento, a la condición de cambio de concavidad en la trayectoria
de tensiones no drenadas, la cual representa el cambio desde un comportamiento
contractivo a uno dilatante, corresponde a la “línea de transformación de fase”
(phase transformation state), el cual se ejemplifica en la figura 3.3 (b).

22
4 COMPORTAMIENTO CÍCLICO NO DRENADO DE ARENAS

4.1 Definiciones preliminares

El mecanismo básico de inicio de la licuación en arenas se puede observar, según


Ishihara (1996), en el ensayo triaxial cíclico en laboratorio. Seed y Lee (1966)
fueron los primeros en realizar ensayos en muestras de arenas saturadas,
consolidadas isotrópicamente, y sometidas posteriormente a ciclos de carga y
descarga de amplitud constante y en condición no drenada. Esto crea un estado
tensional en un plano a 45º de la muestra, que intenta simular el estado tensional
al que es sometido un elemento de suelo en terreno en un evento sísmico.

En la figura 4.1 se muestra la representación del estado tensional en las etapas de


consolidación isotrópica, carga y descarga.

Figura 4.1: Simulación de los estados de tensiones geostático y cíclico en una muestra ensayada en el
triaxial cíclico. (Ishihara, 1996)

23
El momento en el cual se inicia el fenómeno de licuación durante un ensayo
triaxial cíclico se establece de distintas maneras. La más utilizada en ensayos de
laboratorio considera que el suelo “licua” cuando la presión de poros en ésta se
iguala a la presión isotrópica de confinamiento efectivo. Esto genera una
condición temporal de tensión efectiva nula en la probeta y es usualmente referida
como licuación inicial.

También para definir el inicio de la licuación se utiliza algún nivel de deformación


simple o de doble amplitud. Deformación axial simple se define a la deformación
que ocurre ya sea en compresión o en extensión. Por otro lado, la deformación
axial de doble amplitud se define como la deformación total que ocurre entre dos
peaks consecutivos de compresión y de extensión. Lo anterior se muestra en la
figura 4.2.

Figura 4.2: Simulación de los estados de tensiones geostático y cíclico en una muestra ensayada en el
triaxial cíclico. (Ishihara, 1996)

24
En general, en ensayos bajo consolidación isótropa se utiliza como criterio para el
comienzo de la licuación inicial, deformaciones de 2.5% o 5% de deformación
doble amplitud.

En el subcapítulo 4.4.3.1 se presenta un resumen de las características del


ensayo triaxial cíclico, junto con sus hipótesis y restricciones. A su vez, se
presenta un procedimiento de estimación del potencial de licuefacción a partir de
este y otros ensayos.

4.2 Falla de flujo y movilidad cíclica

Un elemento de suelo en terreno, solicitado por una carga sísmica, es capaz de


generar dos comportamientos en condición no drenada: movilidad cíclica o falla de
flujo (Casagrande, 1975). Ésta última también se puede desarrollar en condición
estática.

La movilidad cíclica corresponde al fenómeno en el cual existe un aumento


progresivo de la presión de poros hasta igualarse a la presión de confinamiento
efectiva. Este fenómeno se traduce en una pérdida de rigidez en la masa de
suelos, la que puede generar grandes deformaciones o deformaciones
moderadas, dependiendo si ésta se encuentra bajo una condición contractiva o
dilatante, respectivamente.

La falla de flujo o licuación verdadera, se refiere a una pérdida de resistencia.


Además, se requiere que la masa de suelos esté sometida a una tensión de corte
estático mayor que la resistencia al corte no drenada.

El desarrollo de alguna de estas condiciones está definido por el estado tensional


de la masa de suelos previo al evento sísmico y al comportamiento que el suelo
desarrolle bajo las condiciones de carga, ya sea; contractivo o dilatante.

Específicamente, las condiciones de carga asociadas a la ocurrencia de estos


fenómenos quedan establecidas por las siguientes combinaciones posibles:

25
a) Resistencia no drenada “Sus” mayor que la resistencia drenada “qd”:
En esta condición no es posible la ocurrencia de falla de flujo, pues el
desarrollo de cualquier solicitación que genere un comportamiento no
drenado, moviliza una resistencia mayor que la estimada en condición
drenada. No obstante, es posible la ocurrencia de movilidad cíclica ante la
aplicación de una solicitación cíclica no drenada.

b) Resistencia no drenada “Sus” menor que la resistencia drenada “qd” y corte


estático menor que la resistencia no drenada.
En este caso, no es posible la ocurrencia de falla de flujo. Sólo es posible la
ocurrencia de grandes deformaciones, si es que la resistencia no drenada es
inferior que la suma del corte estático con la amplitud del corte cíclico, con
posibilidad de ocurrencia de movilidad cíclica.

c) Resistencia no drenada “Sus” menor que la resistencia drenada “qd” y corte


estático mayor que la resistencia no drenada.
Bajo estas condiciones es posible la ocurrencia de falla de flujo, ante
solicitaciones que desencadenen comportamiento no drenado.

4.3 Factores que afectan a la resistencia cíclica

La resistencia cíclica se encuentra afectada por diversos factores, algunos de ellos


asociados a la metodología del ensayo utilizado para su estimación y otros
dependientes de las características geotécnicas del material bajo las condiciones
de carga en que este se encuentra en terreno.

A continuación se describen estos factores.

4.3.1 Efecto de la presión de confinamiento

Al analizar el efecto que produce el aumento de la presión de confinamiento en la


resistencia cíclica se han obtenido resultados diversos, lo que dificulta cuantificar a
priori el grado de influencia que tendrá este parámetro en un suelo en particular.

26
Entre las investigaciones realizadas, se encuentran las realizadas por Seed y
Harder (1990), cuyas conclusiones están basadas en ensayos de laboratorio sobre
muestras inalteradas y remoldeadas realizadas por numerosos investigadores.
Estos resultados han sido ampliamente utilizados y se muestran en la figura 4.3,
donde se observa que la resistencia cíclica disminuye a medida que la presión de
confinamiento aumenta. No obstante, existe una gran dispersión en los resultados
obtenidos, lo que permite inferir que hay más factores que influyen en conjunto en
una variación de la resistencia cíclica.

Vaid et al (2001) realizaron ensayos sobre muestras de arenas a distintas


densidades relativas, cuyos resultados se han superpuestos a los resultados de
Seed y Harder y se muestran en la figura 4.4.

Figura 4.3: Valores de Kdeterminados por varios investigadores (Seed & Harder, 1990)

Donde:
K: Parámetro de Corrección por Confinamiento
(Re sistencia cíclica ) 
K 
(Re sistencia cíclica ) 1 kg / cm 2

27
Figura 4.4: Dependencia de la resistencia cíclica en la presión de confinamiento. Valores empíricos de
KVaid et al, 2001)

Los resultados de Vaid muestran que el efecto producido por la presión de


confinamiento es algo mayor en probetas con alto grado de densidad relativa.
También muestra que en las arenas analizadas, que incluyen arenas de relave, es
menor el efecto que ejerce la presión de confinamiento en la resistencia cíclica
que en los resultados obtenidos por Seed y Harder.

En la figura 4.5 se presentan parte de los resultados mostrados en la figura


anterior, pero graficados en función de la densidad relativa. Se grafican para dos
presiones de confinamiento; 200 kpa y 400 kpa. Al igual que en la figura anterior,
los resultados están superpuestos a los obtenidos por Seed y Harder.

28
Figura 4.5: Dependencia de Ken la densidad relativa.(Vaid et al, 2001)

La figura anterior muestra nuevamente el efecto que tiene la densidad relativa


sobre KEsto permite concluir que el efecto de la presión de confinamiento en la
resistencia cíclica está directamente asociado a la dilatancia del suelo.

4.3.2 Efecto de la consolidación anisotrópica

Para evaluar el grado de anisotropía tensional de un elemento de suelo, se utiliza


el parámetro alpha (α). Este parámetro se define como la razón entre el esfuerzo
de corte estáticoest y la tensión normal efectiva ´n

(4.1)

 

29
A mayor valor de α, mayor el grado de anisotropía de tensiones sobre el elemento
de suelo.

Se utiliza el parámetro K para corregir el efecto de la anisotropía de cargas en la


resistencia cíclica. Este parámetro se define como la razón entre resistencia cíclica
con cierto de grado de corte estático, (CRR) y la resistencia cíclica con corte
estático nulo, (CRR). Esto queda expresado en la siguiente relación.

(4.2)

Las investigaciones realizadas para evaluar el efecto de la anisotropía en la


resistencia cíclica han arrojado resultados disímiles. Algunas investigaciones se
resumen a continuación.

Seed (1983) estableció que K era mayor que uno y creciente con el grado de
anisotropía. Seed & Harder (1990) establecieron que este parámetro dependía de
la densidad relativa del suelo. Utilizando correlaciones empíricas, verificaron que
era menor a uno para densidades relativas bajas. Los resultados se muestran en
la figura 4.6.

30
Figura 4.6: Variación del factor de corrección, Kα, versus α (después Seed & Harder, 1990)

Por otro lado, Vaid & Chern (1985) establecieron que en arenas densas,
ensayadas en triaxial cíclico a presiones de confinamiento de 16 kg/cm 2, K
disminuía hasta valores menores a la unidad.

Vaid et al (2001) estudiaron el efecto combinado entre el corte estático inicial y la


presión de confinamiento. En la siguiente figura se presenta una comparación
entre el valor de K a una presión de confinamiento de 100 kpa y el valor de Ka
una presión de confinamiento de 400 kpa (denominado K).

31
Figura 4.7: Valores de Kα para dos niveles de confinamiento; 100 kpa y 400 kpa. (Vaid et al, 2001)

Los resultados están superpuestos a los obtenidos por Seed y Harder (1990).
Cabe señalar que los resultados de Seed y Harder se obtuvieron al multiplicar el
valor de K de un ensayo triaxial cíclico con consolidación isótropa con el valor de
K de un ensayo triaxial cíclico con consolidación anisótropa a una presión de
cámara de 100 kpa. En cambio, los resultados de Vaid et al se obtuvieron de
realizar ensayos triaxiales con consolidaciones anisotrópicas a presiones de
confinamiento de 100 kpa (gráfico de la izquierda) y 400 kpa (gráfico de la
derecha).

De estos resultados Vaid et al (2001) concluyen que existe un efecto combinado


entre la presión de confinamiento y el corte estático de ensayo, y que evaluar
ambos efectos por separado trae consigo resultados conservadores.

Yoshimine et al (2004) estudiaron el efecto producido por un corte estático en


extensión. Los resultados mostraron que la resistencia cíclica bajaba desde  0
hasta un mínimo en -0.1, para luego subir monótonamente hasta  -0.4,
llegando a valores de K mayores a 1 en  -0.3.

Hosono & Yoshimine (2004) realizaron ensayos triaxiales cíclicos en compresión


sobre muestras en estado suelto (densidad relativa entre 20 y 45%) y a

32
medianamente denso (densidad relativa entre 40 y 64%). Concluyeron que K
siempre era mayor a la unidad, siendo más pronunciado el aumento de este
parámetro en suelos sueltos.

Adicionalmente, Corral (2008) realizó ensayos triaxiales cíclicos con


consolidaciones anisotrópicas en compresión y extensión en probetas de arena de
relave con densidades relativas de 45 y 75%. Los resultados obtenidos difieren de
los de otros autores, sin embargo coinciden con los obtenidos por Hosono &
Yoshimine.

Figura 4.8: Valores de Kα versus α para arena suelta y densa (Dr~45 & 75%). (Corral, 2008)

4.3.3 Efecto de la densidad relativa

Viertel (2003) presentó resultados de ensayos triaxiales cíclicos sobre arenas de


relave a distintos niveles de densidad relativa y a distintos porcentajes de finos.
Los resultados obtenidos se presentan en la figura 4.9.

33
Figura 4.9: Variación de la resistencia cíclica en 20 ciclos con la densidad relativa y el contenido de
finos (Viertel, 2003)

En la figura 4.9 está graficada la resistencia cíclica, asociada a un aumento de


100% de presión de poros en 20 ciclos, en función de la densidad relativa inicial
(antes de consolidación) de la probeta.

Se aprecia que en todas las series de ensayos, independiente del porcentaje de


finos que tengan las probetas, aumenta la resistencia cíclica al aumentar la
densidad relativa. En efecto, al igual que Lee y Seed (1967) y Tatsuoka (1982),
Viertel verifica que existe una linealidad entre la densidad relativa y la resistencia
cíclica hasta un valor de densidad relativa crítica, que depende del tipo de suelo y
que fluctúa entre 40% y 90%, dependiendo del contenido de finos no plásticos.

34
4.3.4 Efecto del porcentaje de finos y la plasticidad

Estudios previos indican que el efecto que produce el porcentaje de finos en la


resistencia cíclica depende de la plasticidad que éstos tengan.

Troncoso et al (1985) realizó ensayos triaxiales cíclicos con consolidación isótropa


a muestras arenas de relave con distintos porcentajes de finos no plásticos e igual
índice de vacíos post consolidación. Los resultados se muestran en la figura 4.10.

Figura 4.10: Resistencia cíclica vs número de ciclos en muestras de arenas de relaves con distinto
porcentaje de finos. (Troncoso et al, 1985)

De los resultados se observa que a mayor contenido de finos no plásticos, menor


la resistencia cíclica de las muestras. En particular, si se analiza la resistencia
cíclica a los 20 ciclos de carga-descarga, se observa que la muestra de arena de
relave sin contenido de finos tiene una resistencia cíclica tres veces mayor que la
muestra con 30% de finos no plásticos.

Por otra parte, existen otros estudios que concuerdan con los resultados obtenidos
por Troncoso et al (1985). De los más recientes realizados en muestras de arenas
de relave con finos de baja plasticidad, Viertel (2003) establece que para un nivel

35
de densidad relativa fijo, la resistencia cíclica disminuye al aumentar el contenido
de finos. Además, establece que la densidad relativa crítica, en la cual se observa
un aumento considerable en la resistencia cíclica, aumenta al aumentar el
porcentaje de finos. Esto se puede observar en la figura 4.9 indicada en el
subcapítulo 4.3.3. No obstante, existen otros estudios enfocados a analizar el
efecto de los finos plásticos en la resistencia cíclica.

Para analizar el efecto de la plasticidad de los finos, Ishihara & Koseki (1989)
realizaron una recopilación de ensayos en muestras de suelo con distinto origen y
porcentajes de finos. En la figura 4.11 se presenta la resistencia cíclica para
causar un 5% de deformación D.A. a los 20 ciclos de carga-descarga.

Figura 4.11: Resistencia cíclica vs número de ciclos en muestras inalteradas de arenas. (Ishihara &
Kosaki, 1989)

De la figura 4.11 se observa que la resistencia cíclica aumenta considerablemente,


cercano a un 50% de aumento, para índices de plasticidad superiores a 40. Esta
figura además propone que para índices de plasticidad inferiores a 10, el efecto de
la plasticidad en la resistencia cíclica no es considerable. A pesar de que la
correlación tiene gran dispersión, se concluye que el aumento en la plasticidad de
los finos aumenta la resistencia cíclica.

36
4.3.5 Método de preparación de la probeta

Dependiendo del método de preparación de la probeta, dependerá tanto la


resistencia cíclica, como la resistencia al corte ante solicitaciones monótonas.

Mulilis et al (1977) evaluó 11 métodos de preparación diferentes a partir de


ensayos triaxiales cíclicos consolidados isotrópicamente en probetas de arena de
Monterrey N° 0, montadas a una densidad relativa igual a 50%. Los resultados se
presentan en la figura 4.12, en donde se observan variaciones en la resistencia
cíclica superiores a 100%, tanto para 10 ciclos como para 20 ciclos de carga.

Figura 4.12: Resistencia cíclica vs número de ciclos en probetas con diferentes métodos de
preparación: a) compactación con vibración y b) compactación. (Mulilis et al, 1977)

Posteriormente, Miura & Toki (1982) estudiaron el efecto de la fábrica en la


resistencia al corte ante solicitaciones estáticas y dinámicas. Estudiaron tres tipos
de preparación de probetas en varios tipos de arenas; (1) dry tapping, (2) wet
rodding y (3) método MSP. Los primeros dos métodos corresponden a métodos
conocidos de preparación de probetas, mientras que el tercero corresponde a un

37
método especial desarrollado para dicha investigación. Entre las conclusiones se
verifica que un cambio en la fábrica no genera variaciones en la condición última
de resistencia al corte, lo que justifica la tesis de que en la condición última la
historia no afecta. Se verifica que la resistencia cíclica sí se ve afectada por la
condición inicial de depositación. En la figura 4.13 se presentan los resultados
obtenidos en probetas con igual grado de densidad relativa post consolidación e
igual presión de confinamiento efectiva.

Figura 4.13: Razón de tensiones cíclicas vs número de ciclos para producir licuefacción inicial. Tres
métodos de preparación de probetas; MSP, Dry Tapping & Wet Rodding (Miura & Toki, 1981)

Por otro lado, Retamal (2005) confirmó diferencias en la resistencia cíclica de


arenas de relave, al cambiar el método de montaje de las probetas. Obtuvo que
en probetas inalteradas la resistencia cíclica es mayor que en probetas
reconstituidas en laboratorio a iguales densidades. No obstante, la resistencia
residual monótona no drenada no se vio afectada por este cambio en fábrica
inicial.

38
4.3.6 Otros factores que afectan la resistencia cíclica

Otros factores que afectan a la resistencia cíclica, pero que no son analizados en
esta tesis, se mencionan a continuación:

 Efecto de la preconsolidación.

 Efecto del grado de envejecimiento.

 Efecto del tamaño de la partícula y la gradación.

 Efecto de la predeformación.

 Efecto del grado de saturación.

4.4 Evaluación del potencial de licuefacción

4.4.1 Definiciones básicas

La investigación pionera para desarrollar una metodología de evaluación de la


resistencia a la licuefacción de suelos la realizaron Seed y Idriss (1971), luego de
los terremotos ocurridos en Alaska, EE.UU. y Niigata, Japón en 1964. Esta
investigación generó el “Procedimiento Simplificado de Evaluación del Potencial
de Licuefacción”, el cual a la fecha ha sido modificado y mejorado por numerosos
autores y se han aunado criterios (Youd et Al, 2001).

El procedimiento simplificado de evaluación del potencial de licuefacción se obtuvo


de resultados semi-empíricos, mediante ensayos de terreno y de laboratorio y
análisis de respuesta sísmica que establecen el factor “rd”. La información de
terreno fue recopilada en terrenos predominantemente horizontales, sustentados
sobre sedimentos aluviales o fluviales a profundidades inferiores a 15 m.

Para evaluar el potencial de licuefacción se requiere la estimación de dos


parámetros; (1) la solicitación sísmica, expresada a través del parámetro CSR
(cycle stress ratio) y (2) la resistencia a la licuefacción, expresada a través del

39
parámetro CRR (cycle resistant ratio). Con ambos términos se define el factor de
seguridad a la licuefacción y el potencial de licuación de la siguiente manera:

Factor de Seguridad a la licuación:

Razón de Tensiones Cíclicas Re sistentes " CRR"


FS 
Razón de Tensiones Cíclicas Solici tan tes " CSR" (4.3)

Potencial de licuación:

1
PL 
FS (4.4)

En los puntos 4.4.2 y 4.4.3 se especifica el cálculo de CRR y CSR.

4.4.2 Razón de tensiones cíclicas solicitantes (Cyclic Stress Ratio “CSR”)

Seed & Idriss (1971) formularon la siguiente ecuación para evaluar la razón de
tensiones cíclicas solicitantes:

 av a    vo 
CSR =  0.65   max    ,   rd

 vo
,
 g    vo  (4.5)
Donde:

amax : Aceleración horizontal peak generada por el evento sísmico de


diseño en la superficie.
G : Aceleración de gravedad
v. v, : Tensión de confinamiento efectiva total y efectiva, respectivamente.
rd : Coeficiente de reducción

El coeficiente de reducción “rd”, tiene como objetivo considerar el efecto de


flexibilidad del perfil de suelos afectado por la solicitación sísmica. La práctica
habitual establece la utilización de las siguientes ecuaciones para estimar este
coeficiente (Liao y Whitman, 1986).

40
rd  1.0  0.00765  z para z  9.15m
(4.6)
rd  1.174  0.0267  z para 9.15m  z  23m

Existen otras investigaciones, como la de Robertson y Wride (1998), permiten


estimar este coeficiente para profundidades mayores. No obstante, el objetivo del
método simplificado está validado para su aplicación en un rango de
profundidades dado por las ecuaciones 4.6.

La figura 4.14, grafica el rango promedio y el rango de valores del parámetro “rd”,
de acuerdo a las diferentes condiciones estudiadas por Seed e Idriss.

Figura 4.14: rd versus profundidad. Curvas desarrolladas por Seed & Idriss (1971), junto a la curva
promedio generada por las ecuaciones 4.6 (Seed & Idriss, 1971)

Por otro lado, existen numerosos métodos para estimar la aceleración horizontal
máxima “amax”. El más utilizado, es a través de correlaciones empíricas mediante
estudios de riesgo sísmico asociados a las condiciones de sitio de la zona a
analizar.

41
4.4.3 Razón de tensiones cíclicas resistentes (Cyclic Resistance Ratio
“CRR”)

La evaluación de la razón de tensiones resistentes se realiza actualmente a través


de ensayos geotécnicos de terreno (in situ) y de laboratorio. Entre estos, se
destacan los siguientes:

Ensayos In situ:

 Ensayo de Penetración Standard “SPT”.

 Ensayo Cono de Penetración Standard “CPT”.

 Ensayo de Penetración Becker “BPT”.

 Medición de velocidades de ondas de corte “Vs”.

Ensayos de laboratorio:

 Ensayo triaxial cíclico.

 Ensayo de corte simple cíclico.

 Ensayo de torsión cíclica.

En general, los ensayos más utilizados son el ensayo SPT y el ensayo CPT, en el
caso de mediciones in situ y en el caso de ensayos de laboratorio, el más utilizado
corresponde al ensayo triaxial cíclico. A continuación, se presenta un resumen de
las correlaciones existentes para estos 3 ensayos.

4.4.3.1 Ensayo triaxial cíclico

Este ensayo es uno de los más usados en laboratorio, y tal como se indicó en el
capítulo 4.1, permite estimar la resistencia cíclica en arenas. La manera en la cual
las tensiones son aplicadas a un elemento de suelo en terreno son diferentes a la
manera en la cual las tensiones son aplicadas en un ensayo triaxial. Seed y Lee

42
(1966) presentan las condiciones tensionales de corte que presenta el suelo bajo
nivel de terreno, las cuales consisten en series de tensiones de corte horizontales
actuando sobre planos horizontales en conjunción con una tensión vertical
constante. Estas tensiones de corte resultan de la propagación de ondas de corte
ascendentes a través de la columna de suelo. Una representación idealizada de
estas condiciones de tensiones es mostrada en la figura 4.15.

Figura 4.15: Estado tensional simplificado generado por un sismo sobre un elemento de suelo (Seed &
Lee, 1966)

El ensayo triaxial cíclico pretende modelar estas condiciones tensionales


aplicando una tensión vertical cíclica, manteniendo constante la presión de cámara
y, mediante el cierre de válvulas, evitar el drenaje de agua desde y hacia la
probeta. El estado tensional de un plano inclinado a 45º respecto al eje horizontal
de la probeta es similar, pero no idéntico al estado tensional de un elemento de
suelo en terreno sobre el cual actúa un sismo real. Esto se observa en la figura
4.1.

A continuación se describen algunas de las limitaciones de este ensayo con


respecto al tipo de solicitación generada por un sismo real.

43
4.4.3.1.1 Cambio en la tensión total de confinamiento

La principal diferencia entre las condiciones de terreno y aquellas en el plano


inclinado a 45º de la probeta es que en este último existe una variación
(compresión y extensión) de la tensión normal igual a la mitad de la tensión cíclica
desviatórica. Así, para igualar las condiciones, es necesario decrecer o aumentar
la presión de cámara la mitad de la tensión desviatórica en forma simultánea al
incremento o decremento de la tensión vertical. Esta combinación de estados
tensionales fue originalmente presentada por Seed y Lee (1966) y se muestra a
continuación.

Figura 4.16: Estado tensional desarrollado en el ensayo triaxial cíclico (Seed & Lee, 1966)

No obstante, a medida que la probeta aumenta su nivel de saturación, este cambio


en presión de cámara será minorado por un aumento en presión de poros, y así no
habrá cambios en la tensión efectiva dentro de la probeta. Debido a que la
deformación de la probeta depende de la tensión efectiva actuando sobre ésta, las
mismas deformaciones ocurrirán se haya variado cíclicamente o no la presión de
cámara. Sin embargo, la presión de poros registrada disminuirá aproximadamente

44
la mitad de la tensión desviatórica, dependiendo en que parte del ciclo se esté
midiendo. Es decir, no se puede reproducir el estado de tensiones con tensión
normal constante al plano de máximo corte cíclico.

4.4.3.1.2 Rotación de tensiones principales

Otra diferencia entre el patrón de carga al que está sometido un elemento de suelo
en terreno con el que sufre una probeta ensayada en un triaxial cíclico, es la
rotación de tensiones principales. Asumiendo una condición de nivel de terreno,
los planos horizontales y verticales son planos de tensiones principales, tal como
en una probeta montada en la celda triaxial en laboratorio.

Para el elemento de suelo en terreno, como una componente de corte puro es


añadida al plano horizontal (y desarrolla una tensión de corte complementaria en
el plano vertical), la orientación de los planos de tensiones principales rotan
suavemente a alguna nueva orientación la cual depende de la tensión aplicada.

Para probetas triaxiales, sólo una rotación de 0 a 90 grados es posible debido a la


naturaleza axial de la carga. En otras palabras, las tensiones principales en un
ensayo triaxial corresponden sólo a un cambio abrupto de las tensiones
principales en las componentes horizontal y vertical de la probeta. Esta rotación
de tensiones principales ocurre durante la transición entre las etapas de carga y
descarga de una probeta consolidada isotrópicamente.

La tensión principal mayor rota desde la dirección vertical a la dirección horizontal.


Similarmente, en la transición desde la parte de descarga a la parte de carga del
ciclo, la tensión principal mayor rota desde la dirección horizontal de vuelta a la
dirección vertical.

4.4.3.1.3 Uniformidad de las cargas

La carga que un elemento de suelo recibe en terreno es no-uniforme, tanto en


términos de amplitud como de frecuencia. Estas variaciones son difíciles de

45
modelar en laboratorio. Para superar esta dificultad se utiliza el concepto de carga
uniforme equivalente de Seed y Idriss (1971).

La carga aplicada a la probeta durante un ensayo triaxial cíclico es esencialmente


constante en amplitud y frecuencia, usualmente se utiliza una curva sinusoidal. La
razón de tensiones cíclicas aplicada se asume usualmente como un porcentaje
(usualmente 65%) de la aceleración máxima del sismo de diseño. Así, asumiendo
la tensión aplicada (o aceleración) es algún porcentaje de la tensión peak (o
aceleración), la carga puede ser convertida de una carga no uniforme que actúa
en terreno, a una carga uniforme equivalente de fácil aplicación en laboratorio.

4.4.3.1.4 Componentes de las cargas

Un sismo solicita tensionalmente a un elemento de suelo en terreno en diversas


direcciones simultáneamente. Un ejemplo de carga multidireccional se puede ver
en la figura 4.17, que muestra tres componentes de aceleración registrados en la
Isla Yerba Buena durante el terremoto de Loma Prieta de 1989. Se muestran dos
componentes horizontales perpendiculares entre sí y una componente vertical del
sismo. Sin embargo, un ensayo triaxial cíclico sólo utiliza una componente de
carga. Esto es análogo a una componente horizontal del movimiento sísmico
actuando sobre un plano inclinado a 45º dentro de la probeta. Estudios realizados
por Seed & Pyke (1975) muestran que la diferencia entre una solicitación
multidireccional en terreno y una componente unitaria en laboratorio definen que
en este último se requiera de una carga aproximadamente un 10% mayor que la
requerida para causar la falla en terreno.

46
Figura 4.17: Registro sísmico. Componentes verticales y horizontales. (Seed & Pyke, 1975)

Por otro lado, Ishihara et al (1980), realizaron ensayos de corte simple cíclico no
drenados con solicitación multidireccional, a través de dos cargas cíclicas
horizontales ortogonales entre sí. Los resultados se compararon con los obtenidos
en ensayos de corte simple cíclico con carga unidireccional. Se concluyó que la
razón de tensiones cíclicas requerida para causar un 5% de deformación simple

47
obtenida en el ensayo con solicitación multidireccional (amplitud de la solicitación
igual en las dos direcciones ortogonales) es en promedio igual a un 70% de la
razón de tensiones cíclicas desarrollada en un ensayo de corte simple cíclico con
solicitación uni-direccional.

4.4.3.1.5 Corrección de CRR obtenido del Ensayo Triaxial Cíclico

Las diferencias entre las condiciones de tensiones en terreno y las condiciones de


laboratorio hacen que las probetas ensayadas en laboratorio en el equipo triaxial
deba ser corregida. Para aplicar entonces las resistencias cíclicas obtenidas en
laboratorio a través del ensayo triaxial cíclico, la resistencia cíclica debe ser
corregida previamente. Al factor de corrección utilizado se le denomina “Cr” y
comúnmente, el cual depende de la densidad relativa. En general, se le asigna un
valor igual a 0.57 para suelos con un coeficiente de empuje lateral, Ko, de 0.4 e
igual a 0.9 para suelos con un valor de Ko igual a 1.0 (Seed, 1979).

Con esto, finalmente, la estimación de la razón de tensiones cíclicas resistentes


“CRR” a través del ensayo triaxial cíclico, viene dada por:

CRR  Rc  Cr
(4.7)

Donde:

C r : Factor de corrección por triaxial cíclico


Rc : Resistencia cíclica obtenida del ensayo triaxial cíclico.

4.4.3.2 Ensayo SPT

En la figura 4.18, se presentan las curvas de correlación entre “CRR” y “(N1)60”,


siendo este último parámetro el número de golpes del ensayo SPT normalizado a
una presión de confinamiento efectiva de 1 kg/cm 2, utilizando un martillo con una
eficiencia de 60%.

48
Figura 4.18: SPT para arenas limpias y con porcentajes de finos. CRR estimado para sismos de
magnitudes Richter iguales a 7.5 (Seed et al, 1985)

Los resultados presentados en Figura 4.18 son válidos para sismos de magnitud
7.5 escala Richter. Para otras magnitudes, se debe considerar una corrección por
magnitud de sismo, la cual se detalla en el punto 4.4.3.4. Las curvas presentadas
fueron estimadas para materiales granulares con porcentajes de finos entre 0 y
35%. Por otra parte, para un contenido de finos nulo, A. F. Rouch, de la
Universidad de Texas (Youd et al, 2001), parametrizó la curva indicada en la figura
4.19, mediante la siguiente correlación:

1 (N ) 50 1
CRR7,5   1 60  
34  ( N1 ) 60 135 10  ( N1 ) 60  45 200
2
(4.8)

La ecuación 4.8 es válida para (N1)60 < 30, entendiéndose también que para
valores mayores a 30, se considera que el suelo no licúa por su alto nivel de
compacidad.

49
Finalmente, para determinar el valor normalizado de (N1)60, se deben considerar
factores de corrección asociados a lo siguiente:

CN: Factor de corrección que normaliza la presión de confinamiento a 1 kg/cm 2


CE: Factor de corrección asociado a la energía del martillo (hammer energy ratio)
CB: Factor de corrección por diámetro del sondaje (borehole diameter)
CR: Factor de corrección asociado al largo de la barra (rod length)
CS: Factor de corrección asociado al tipo de muestreo (with or without liners)

De estos factores de corrección, se estima el valor normalizado (N1)60, a partir de


la medición de penetración estándar Nm, de la siguiente forma:

( N1 ) 60 C N C E C B C R C S N m
(4.9)

Para la estimación del parámetro de corrección por confinamiento “C N”, Seed &
Idriss (1971) recomiendan utilizar:

2.2
CN 
 vo,
1.2 
Pa
C N  1.7
(4.10)

Para el resto de los factores de corrección, Robertson & Wride (1998) realizaron
una recopilación a partir de investigaciones realizadas por Skempton y otros
autores la cual se presenta en la tabla 4.1:

Tabla 4.1: Algunos factores de corrección para el ensayo SPT (Modificado por Skempton, 1986) y
enlistado por Robertson & Wride (1998)

Factor Equipment variable Term Correction


Energy Ratio Donut Hammer CE 0.5 – 1.0
Energy Ratio Safety Hammer CE 0.7 – 1.2
Automatic-trip Donut-
Energy Ratio CE 0.8 – 1.3
type hammer

50
Factor Equipment variable Term Correction
Borehole Diameter 65-115 mm CB 1.00
Borehole Diameter 150 mm CB 1.05
Borehole Diameter 200 mm CB 1.15
Rod Lenght <3m CR 0.75
Rod Lenght 3- 4 m CR 0.80
Rod Lenght 4- 6 m CR 0.85
Rod Lenght 6- 10 m CR 0.95
Rod Lenght 10- 30 m CR 1.00
Sampling Method Standard sampler CS 1.00
Sampling Method Sampler without liners CS 1.1 – 1.3

4.4.3.3 Ensayo CPT

Este ensayo presenta características técnicas que no posee el ensayo SPT. Una
de ellas es la posibilidad de obtener perfiles estratigráficos continuos. Esta
particularidad permite a su vez estimar en forma continua la razón de tensiones
cíclicas resistentes de un perfil de suelos particular.

Las correlaciones existentes para estimar el parámetro CRR a través de los


resultados obtenidos a partir de ensayos CPT, se basan en investigaciones
recopiladas por Robertson & Wride (1998) y que se resumen en la figura 4.19.

Esta curva es válida para suelos con porcentajes de finos menores o iguales a 5%
y utiliza la resistencia de punta del cono normalizada a 1 kg/cm2 y llevada a la
condición de arena limpia (CS: Clean Sand). Por otro lado, esta curva es válida
para sismos de magnitud Richter igual a 7.5, por lo que, de requerirse el valor de
CRR para sismos de magnitudes diferentes a ésta, se debe realizar una
corrección por magnitud sísmica, de acuerdo a lo indicado en el subcapítulo
4.4.3.4.

51
Figura 4.19: Curva recomendada para calcular CRR a partir del ensayo CPT. Recopilación de datos a
partir de casos reales de liquefacción. (Reproducida por Robertson & Wride, 1998)

Robertson & Wride parametrizaron la curva presentada en la figura 4.19. Esta


parametrización es presentada a continuación:

 (q ) 
Si (qc1N)cs < 50 CRR7.5= 0.883   c1N cs   0.05
 1000 
3
 (q ) 
Si 50  (qc1N)cs < 160 CRR7.5= 93   c1N cs   0.08
 1000  (4.11)

Donde:

(qc1N)cs : Resistencia obtenida del ensayo CPT (resistencia de cono


normalizada), normalizada a 1 kg/cm 2 de presión de confinamiento,
para arenas sin contenido de finos.

52
Por otro lado, para obtener la resistencia de cono normalizada y llevada a arena
limpia, se utiliza el siguiente procedimiento:

(qc1N)cs=Kc  (qc1N) (4.12)

Donde:

Kc : Factor de corrección por contenido de finos.


(qc1N) : Resistencia obtenida del ensayo CPT, normalizada a 1 kg/cm 2 de
presión de confinamiento.

El parámetro “Kc” se estima a partir del parámetro “Ic”, el cual se determina a partir
de los parámetros de ensayo; “Q” y “F”. El procedimiento de cálculo de estos
parámetros se resume a continuación. El detalle de este cálculo y sus hipótesis se
pueden encontrar en el documento: Liquefaction Resistance of Soils: Summary
Report from the 1996 NCEER and 1998 NCEER/NSF Workshops on Evaluation of
Liquefaction Resistance of Soils (Youd et al, 2001).


I c  (3.47  log Q) 2  (1.22  log F ) 2 0.5

n
 (q   vo )   Pa 
Q c    , 
 Pa   vo 
 fs 
F  x 100%
 c
q   vo  (4.13)

Finalmente, Kc se obtiene de la siguiente forma:

Para Ic  1.64; K c  1.0 y para Ic > 1.64;

Kc  0.403  I c4  5.581  I c3  21.63  I c2  33.75  I c  17.88 (4.14)

Dentro del listado de ecuaciones descrito, se enumeran a continuación los


parámetros involucrados en estas ecuaciones:

qc : Resistencia de cono, obtenida del ensayo CPT

53
 vo : Tensión vertical

 vo, : Tensión vertical efectiva

Pa : 1 pascal
N : Factor exponencial, variable entre 0.5 y 1.0, dependiendo de la
naturaleza del suelo analizado (Olsen, 1997)
fs : Resistencia de fuste, obtenida del ensayo CPT

4.4.3.4 Corrección por magnitud de sismo

Tal como se indicó en los subcapítulos 4.4.3.2 y 4.4.3.3, las curvas de correlación
de resistencia a la licuefacción “CRR”, han sido generadas para sismos de
magnitud 7.5. Por esto, si el objetivo es calcular CRR a partir de correlaciones de
ensayos SPT o CPT, para sismos de magnitudes distintas a este valor, se debe
incluir un factor de corrección por magnitud de sismo.

Seed & Idriss (1982) definieron el factor MSF. Youd & Noble (1997) reprodujeron
investigaciones realizadas por Seed & Idriss (1982), Ambraseys (1985), Arango
(1996), Andrus & Stokoe (Youd et al, 2001) incorporaron un análisis probabilístico
de las bases de datos históricas de sitios en donde se reportó y no se reportó la
existencia de licuefacción post-sismo.

En la figura 4.20, se presenta un resumen de las investigaciones mencionadas.

54
Figura 4.20: Factor de corrección por magnitud de sismo, varios autores. (Varios Autores, 2001)

Numerosos autores participantes de los Workshop NCEER 1996 y NCEER/NSF


1998, del cual procede este resumen, proponen el área achurada de evaluación
del factor MSF indicado en la figura 4.20 y a través de ésta, proponen la siguiente
fórmula de estimación:

10 2.24
MSF 
M w2.56 (4.15)
Donde:

Mw : Corresponde a la magnitud del sismo


Los valores de corrección obtenidos por esta fórmula tienden a ser mayores a los
factores propuestos originalmente por Seed & Idriss para sismos de magnitud
inferior a 7.5 e inferiores a éstos en sismos de magnitudes mayores a 7.5.

55
5 ENSAYOS DE LABORATORIO

5.1 Metodología de extracción de muestras de terreno

Las muestras ensayadas en este estudio corresponden a arenas de relaves


integral, extraídas de las canaletas previas a los ciclones, del Tranque de Relaves
Ovejería. Este tranque de relaves se encuentra ubicado en la comuna de Colina,
Región Metropolitana.

Información entregada por el personal en el tranque Ovejería, indica que el


porcentaje de sólidos del relave correspondía, al momento de la toma de
muestras, aproximadamente a 50%. La extracción de las muestras se realizó
utilizando cubetas de 25 litros, las que sirvieron para llenar tres bidones de 200
litros de capacidad, los que se trasladaron al laboratorio.

A continuación se presenta una fotografía del procedimiento de extracción del


material, presentado por Cifuentes y Verdugo (2007), quiénes en su estudio
extrajeron las muestras del mismo sitio y con el mismo procedimiento utilizado en
este estudio.

Figura 5.1: Procedimiento de extracción de las muestras en terreno. (Cifuentes & Verdugo, 2007)

5.2 Programa de laboratorio

Se realizaron ensayos de caracterización preliminar en la arena de relave integral.


Esta caracterización incluye los siguientes ensayos:

56
 Ensayos de clasificación completa: granulometría integral (distribución
granulométrica hasta tamaños inferiores a 0.001 mm), límites de Atterberg,
peso específico y clasificación según USCS.

 Ensayos de evaluación del grado de compactación: Incluye ensayos Proctor


estándar, Proctor modificado y densidades máxima y mínima mediante el
método japonés (JSSMFE).

 Ensayos de determinación del límite de contracción y de evaluación de la


evolución de la densidad seca con la disminución de la humedad
(secamiento del relave).

A continuación se presenta un resumen con el método y el total de los ensayos de


caracterización mencionados.

Tabla 5.1: Ensayos de caracterización inicial

Ensayo Método Total

Granulometría (hasta 0.001 mm.) Difracción láser (1) 9


Límites de Atterberg ASTM D4318-05 1
Peso específico ASTM D894-06 2
Límite de contracción ASTM D427-93 4
Proctor estándar ASTM D698-00 1
Proctor modificado ASTM D1557-02 1
Densidad máxima Método japonés (JSSMFE) 1
Densidad mínima Método japonés (JSSMFE) 1
Densidad seca vs humedad Especial (2) 1

Notas:
(1) Equipo especial que permite obtener la granulometría de un suelo, a través de la difracción de rayos láser en una muestra
sumergida en una solución de agua. Este equipo pertenece al Departamento de Geología, de la Facultad de Ingeniería de la
Universidad de Chile.
(2) Método especial elaborado en este estudio para evaluar el aumento de la densidad seca debido al secamiento de muestra
(complementario al ensayo de límite de contracción).

57
Se realizaron ensayos de consolidación isotrópica en celda triaxial, ensayos
triaxiales CIU y ensayos triaxiales cíclicos con consolidación isótropa y anisótropa.
Estos ensayos se realizaron en 2 métodos distintos de preparación de probetas,
que representan 2 condiciones que se pueden dar en terreno. Éstos se describen
a continuación:

 Relave seco y re-saturado

Corresponde a la condición de terreno en que las condiciones climáticas permiten


el secado del relave depositado, pero que, debido a la generación de un nivel
freático u otra condición, éste vuelve a saturarse.

Para simular este efecto se utilizó una caja de acrílico con drenaje inferior,
diseñada por Cifuentes et al (2007), en la que se dispuso el relave en estado
semilíquido (slurry), cuidando de no densificarlo en el proceso de depositación.
Esta caja permitió que el relave se secara hasta humedades inferiores al límite de
contracción. De ella se extrajeron muestras mediante tallado, las que fueron re-
saturadas y ensayadas en los equipos triaxiales.

 Relave en estado semilíquido (Slurry)

Representa la condición de terreno en la que las condiciones climáticas no


permiten el secado del relave depositado, o que dado que ha pasado poco tiempo
desde su depositación, éste no se ha secado.

Para esto se depositó el relave en estado semilíquido directamente en la celda


triaxial, cuidando de no densificarlo en el proceso de depositación.

Ambas condiciones requirieron de métodos de preparación y montaje especiales.


El detalle de ambos, se presenta en el capítulo 5.3.

58
El programa de ensayos triaxiales y de consolidación isotrópica, realizados en los
dos métodos de preparación de probetas ya descritos, se presenta en las tablas
5.2 y 5.3.

Tabla 5.2: Ensayos en celdas triaxiales. Probetas secas y re-saturadas

Presión de confinamiento
Ensayo Total
efectiva [kg/cm2]
Consolidación Isotrópica 1-3-5-10 1
Triaxial CIU monótono 1-3-5-10-20-30 12
Triaxial cíclico no drenado con
1-5-20-30 20
consolidación isótropa
Triaxial cíclico no drenado con
1-5 12
consolidación anisótropa

Tabla 5.3: Ensayos en celdas triaxiales. Probetas slurry

Presión de confinamiento
Ensayo Total
efectiva [kg/cm2]
Consolidación Isotrópica 1-3-5-10 1
Triaxial CIU monótono 1-3-5-10 4
Triaxial cíclico no drenado con
1-5 6
consolidación isótropa

A continuación se describen los equipos utilizados para la realización del


programa de ensayos.

5.3 Equipos utilizados

5.3.1 Equipo triaxial estático para bajas presiones de confinamiento

Este equipo ya ha sido descrito por Mora (2001), Sánchez (2002) y Díaz (2002),
entre otros, por lo que no se repetirá la descripción aquí. Además, Sánchez
(2002) y Díaz (2002) describen su modo de empleo.

59
Los componentes básicos del equipo son los siguientes:

 Marco metálico de reacción vertical con una capacidad máxima de 5 ton.

 Prensa triaxial con lector digital de deformación vertical, carga vertical y


presión de poros. Cuenta con un plato de apoyo, con movimiento
ascendente, utilizado para la ejecución de ensayos a deformación
controlada.

 Celda de carga de medición de carga vertical, con una capacidad máxima


de 1 ton.

 Panel de aplicación de presión de cámara, con una capacidad máxima de 7


kg/cm2.

 Sensor de presión de poros, con una capacidad de medición máxima de 10


kg/cm2.

Debido a sus limitantes en capacidad de carga vertical, presión de cámara y


presión de poros, este equipo permite, en el caso de probetas cilíndricas de
dimensiones 5 x 10 cm, ensayar hasta presiones de cámara efectivas de 6 kg/cm2.

5.3.2 Equipo triaxial monótono para altas presiones de confinamiento

Para poder completar el programa de ensayos triaxiales con presiones de cámara


efectiva superiores a 5 kg/cm2, se utilizó el equipo del área de Geotecnia de
IDIEM. Las características de este equipo permiten ejecutar ensayos triaxiales
monótonos hasta presiones de confinamiento efectivo de 40 kg/cm 2. Algunas de
sus características se presentan a continuación:

 Marco metálico de reacción vertical con una capacidad máxima de 10 ton.

 Prensa triaxial con anillos de medición de carga vertical, diales de medición


de la deformación vertical y sensores de medición de la presión de poros.

60
Cuenta con un plato de apoyo, con movimiento ascendente, utilizado para
la ejecución de ensayos a deformación controlada.

 Anillo de carga para la medición de la carga vertical, con una capacidad


máxima de 1 ton.

 Panel de aplicación de presión de cámara, con una capacidad máxima de


45 kg/cm2.

 Sensor de presión de poros, con una capacidad de medición máxima de 50


kg/cm2.

La principal diferencia entre el equipo de bajas presiones con el equipo de altas


presiones de IDIEM, es que este último presenta una mayor capacidad de
aplicación de presión de cámara, junto a un mayor rango de medición de presión
de poros.

También fue necesario realizar modificaciones en la cámara triaxial en donde se


montan las probetas en ensayos de baja presión. Las paredes de acrílico de las
cámaras triaxiales convencionales poseen una resistencia de diseño de 17 kg/cm 2.
Es por esto que para los ensayos triaxiales a altas presiones, ésta se reemplazó
por una cámara cilíndrica de acero inoxidable de alta resistencia. Además, para
evitar el estrangulamiento de la manguera plástica que conecta el cap superior de
la cámara triaxial con la salida hacia el sensor de presión de poros, ésta se
reemplazó por un serpentín helicoidal de cobre, cuya geometría le da flexibilidad,
impidiendo aportes en rigidez al sistema.

A continuación se presenta parte de la configuración de este equipo:

61
Figura 5.2: Disposición del equipo triaxial monótono CIU de altas presiones (IDIEM)

Panel de
aplicación
de presión
de cámara
Regulador
de presión

Serpentín de
conexión cap
superior - sensor
de presión de
poros.

5.3.3 Equipo triaxial cíclico para bajas presiones de confinamiento

Los ensayos triaxiales cíclicos CIU, con presiones de confinamiento efectivas


menores e iguales a 5 kg/cm2, se ensayaron en el equipo descrito detalladamente
por Pino (1999), Mora (2001), Sánchez (2002), Díaz (2002) y Retamal (2005).

A continuación se presenta una figura esquemática en la que Retamal (2005) y


Corral (2008) muestran este equipo.

62
Figura 5.3: Equipo triaxial cíclico de bajas presiones de confinamiento (Retamal, 2005 & Corral 2008)

5.3.4 Equipo triaxial cíclico para altas presiones de confinamiento

Al igual que en los equipos para ensayos triaxiales monótonos, se debió hacer
modificaciones que permitieran ejecutar ensayos triaxiales cíclicos a presiones de
confinamiento efectiva hasta 30 [kg/cm2]. Para esto en IDIEM se diseñó un equipo
con características acordes a dichos requerimientos, debido a las limitaciones que
posee el sistema mecánico en base a un brazo de palanca del equipo
convencional, para alcanzar este nivel de presiones de confinamiento.

63
Las partes básicas del equipo son:

 Sensor de medición de presión de poros con un rango medición hasta 50


kg/cm2.

 Cámara triaxial de acero inoxidable, con una resistencia admisible de 100


kg/cm2.

 Sistema de generación de presión de cámara mediante el uso de estanques


de CO2 que aseguran presiones de cámara hasta 50 kg/cm2.

 Panel de presión de cámara con liberación de presión mediante un


estanque de acero inoxidable de alta resistencia, que posibilita la aplicación
de presiones de cámara hasta 40 kg/cm2.

 Sistema de aplicación del desviador de tensiones controlado manualmente


y guiado computacionalmente con un software en que se ingresan las
condiciones de ensayo (razón de tensiones cíclicas y presión de cámara).
Este software utiliza un sistema de adquisición de datos conectado a la
celda de carga y a los sensores de presión y de deformación del equipo, y
grafica en tiempo real la carga axial, la variación de presión de poros y la
deformación vertical. Esto permite controlar la tensión cíclica aplicada a lo
largo del ensayo, obteniéndose con este equipo una tensión desviatórica
cíclica mejor ajustada a la curva sinusoidal teórica.

En la figura 5.4 se presenta una fotografía general del equipo.

64
Figura 5.4: Equipo triaxial cíclico de altas presiones de confinamiento (IDIEM)

Estanque de Cámara
CO2, para la triaxial Manivela
generación para la
de presión aplicación de
de cámara la carga
cíclica

Sensor de
Presión de
Poros

65
5.4 Metodología de ensayos

5.4.1 Ensayos de caracterización básica

Los ensayos de caracterización se realizaron de acuerdo a los métodos indicados


en la tabla 5.1. Estos métodos se basan en las normativas vigentes, por lo cual no
se detallan en este capítulo.

5.4.2 Ensayo de relación densidad-humedad

Debido a que la literatura señala que una de las razones de la estabilidad sísmica
de los relaves espesados se debe al aumento de la densidad con el secamiento,
se optó por realizar un ensayo para determinar la variación de la densidad seca
durante el proceso de pérdida de humedad del relave espesado.

Para la realización de este ensayo se utilizó el mismo equipamiento y parte del


procedimiento que se utiliza para el ensayo de determinación del límite de
contracción (ASTM D427-93). De acuerdo a este procedimiento se tienen cápsulas
de aluminio de volumen interior conocido en donde se deposita el material a una
humedad cercana al límite líquido. Luego de esto se espera a que la muestra se
encuentre en estado sólido, se saca de la cápsula, se pesa y se sumerge en un
recipiente de mercurio líquido para la determinación de su volumen mediante
rebalse.

En la figura 5.5, se presenta una figura general con los distintos componentes del
procedimiento para la evaluación del límite de contracción.

66
Figura 5.5: Equipo de ensayo de límite de contracción

Cápsula Recipiente
de graduado
Aluminio

Para evaluar la variación de la densidad seca en función de la humedad, se


requiere evaluar el peso y el volumen de la muestra en etapas intermedias del
secado. Para esto, se agregó una modificación en el equipo, la cual consiste en
cambiar las cápsulas de aluminio de depositación de la muestra, por recipientes
graduados. Estos permiten estimar el volumen de la muestra mientras ésta aún
permanece en estado semilíquido. Luego, cuando la muestra posee una humedad
que permite extraerla del recipiente en estado sólido, se estima su volumen
mediante sumersión en mercurio, utilizando la metodología convencional dada por
el ensayo de límite de contracción.

5.4.3 Ensayos triaxiales y consolidaciones isotrópicas en celda triaxial

Tal como se indica en el subcapítulo 5.2 se ejecutaron ensayos triaxiales de dos


procedimientos diferentes de preparación de probetas; probetas secas
resaturadas y probetas slurry. El detalle del montaje de ambos procedimientos se
presenta a continuación:

67
5.4.3.1 Probetas secas y re-saturadas

Para representar el proceso de secado del relave en terreno, se depositó parte de


la muestra en una caja de acrílico desmontable de dimensiones 75 cm x 35 cm. de
base y 25 cm. de altura. La depositación del material en la caja se realizó
mediante el procedimiento establecido por Cifuentes et al (2007).

Cifuentes, basándose en investigaciones realizadas por Robinsky (1999), Crowder


et al (2000), Grabinsky et al (2002) y Palkovitz et al (2003), establece que para
evitar problemas de segregación, la muestra debe depositarse con un porcentaje
de sólidos superior a 70%. La muestra extraída de las canaletas contenía un
porcentaje de sólidos de un 50%, por lo que se dejó decantar la muestra
depositada en tambores por un día, y luego se le retiró parte del agua libre,
evitando extraer material fino de la muestra. La muestra finalmente quedó con un
porcentaje de sólidos de 70% aproximadamente, equivalente a una humedad de
41%.

La depositación del material se realizó con una manguera de 1½“ de diámetro,


cuidando de entregar la menor energía de depositación posible. Finalmente, se
dejó secar el suelo durante varias semanas, cuidando que la caja no recibiera
golpes ni vibraciones que incidieran en una densificación del material.

En la figuras 5.6 y 5.7 se identifican algunos componentes de este procedimiento.

Cabe señalar que en este estudio no se agregaron reactivos (floculantes o


coagulantes) para acelerar el proceso de espesamiento de la muestra.

68
Figura 5.6: Disposición del relave en la caja de secado. (Cifuentes & Verdugo, 2007)

Figura 5.7: Detalle caja de secado. Muestra en proceso de secado (2 semanas)

La muestra se dejó secar a temperatura ambiente hasta que se observó que la


solidificación era evidente. Después de esto se procedió a dividir la muestra en

69
bloques de dimensiones que permitieran obtener, mediante tallado, dos o tres
probetas cilíndricas de 5 cm x 10 cm por bloque. Los bloques se recubrieron con
papel alusa y se guardaron en una cámara húmeda, de tal manera que todas las
probetas se tallaran y montaran a niveles de humedad similar. Ensayos de
humedad indicaron que los bloques poseían una humedad remanente promedio
de 4%.

A continuación se presenta una figura que muestra los bloques extraídos y


posteriormente almacenados:

Figura 5.8: Bloques para tallado de probetas para ensayos triaxiales

De estos bloques se tallaron probetas cilíndricas de 5 cm de diámetro y 10 cm de


altura. Mediante pie de metro se evaluaron las dimensiones y se calculó el índice
de vacíos de las probetas, para luego ser montadas y re-saturadas en los equipos
triaxiales.

Para la estimación del índice de vacíos se realizaron mediciones del diámetro de


la probeta en tres alturas distintas. A su vez, en cada altura se midieron tres

70
diámetros. Con esto se obtuvo el diámetro promedio de la probeta. La altura se
obtuvo mediante el promedio de cuatro mediciones.

5.4.3.2 Probetas slurry

Este método de preparación considera el montaje de probetas en estado


semilíquido, que represente la situación previa al secamiento de la muestra en
terreno, tal como se indico en el subcapítulo 5.1. A continuación se detalla este
procedimiento.

Se prepara una muestra de 500 grs. de relave con un porcentaje de sólidos igual
al de la muestra depositada en la caja de secado, es decir, un porcentaje de
sólidos de 70%. La humedad de la muestra es verificada y corregida si es
necesario.

El montaje del relave en la cámara triaxial requiere de equipamiento auxiliar, cuya


función es mantener una geometría cilíndrica de la probeta, durante este proceso.
En la figura 5.9 se presentan algunas de estas piezas.

71
Figura 5.9: Equipamiento auxiliar para la depositación del relave slurry

Cap Inferior
celda triaxial
Molde de
bronce

Embudo para
depositación de
la muestra

Cilindro dispuesto
por un acrílico
rectangular

Estas piezas se instalan sobre la base de la celda triaxial, tal como lo muestra la
figura 5.10.

72
Figura 5.10: Montaje de equipamiento auxiliar para la depositación del relave slurry

Como se puede observar en esta figura, la secuencia de instalación de las piezas


sobre la base de la celda triaxial es la siguiente:

 Instalación de una membrana de látex, sujeta al cap inferior de la celda


mediante un o´ring.

 Instalación del molde cilíndrico. Se sujetan sus paredes mediante una


abrazadera.

 Disposición de la mica cilíndrica entre el molde y la membrana.

 Se dobla hacia fuera del molde la porción de membrana que sobresale.

Esta configuración genera el volumen cilíndrico en el cual se deposita el relave


mediante el embudo indicado en la figura 5.9. Cabe señalar que tanto el molde
como el acrílico cilíndrico requieren de dos orificios, que son conectados a un
compresor que genera una presión de succión de 0.1 kg/cm 2. Esta succión
permite que la membrana de látex quede adherida a las paredes interiores del

73
molde, generando el volumen cilíndrico necesario para la fabricación de la
probeta.

En esta etapa se deposita el relave en la celda, cuidando de que la depositación


sea lenta, para evitar la densificación de la probeta. Luego de esto se realiza lo
siguiente:

 Se conecta el cap superior a la probeta. Para esto, se sitúa el cap en la


parte superior del molde, se desenrolla la membrana del molde y se
envuelve con cuidado el cap con ésta.

 Se instala un o´ring, para sujetar la parte superior de la membrana al cap


superior.

En la figura 5.11 se presenta el sistema de vacío conectado al molde y al cap


superior ya dispuesto en la parte superior de la probeta, a la espera de la
instalación del o´ring.

La figura 5.11 muestra además, que el sistema de vacío también está conectado
mediante dos mangueras a las válvulas de entrada de los cap superior e inferior
de la probeta. Esto genera una succión de 0.1 kg/cm2 dentro de la probeta, la cual
ayuda a que la probeta no se deforme al momento de retirar el molde. Estas
mangueras se mantienen conectadas a las válvulas de conexión de los caps
durante unos segundos. Luego las válvulas se cierran, manteniendo la presión
negativa en la probeta y se desconecta el sistema de vacío.

74
Figura 5.11: Sistema de generación de vacío conectado a las paredes del molde e instalación del cap
superior en la probeta

No obstante, el alto contenido de finos de la muestra de relaves impide que la


presión negativa, inducida en los caps de la probeta, se propague a lo largo de
ésta. Es por esto que se instaló la mica con forma cilíndrica entre la membrana de
látex y el molde de la probeta, indicado en la figura 5.10. Éste mantiene vertical la
probeta al momento de retirar el molde y durante el proceso de instalación y
llenado con agua de la cámara triaxial.

En la Figura 5.12 se presenta una fotografía del momento en que se ha retirado el


molde, se ha instalado la cámara triaxial y se ha dispuesto el pistón de carga
vertical sobre el cap superior de la probeta.

75
Figura 5.12: Probeta montada. Acrílico cilíndrico ayuda a mantener vertical la probeta

Posterior al llenado de la cámara triaxial, se aplica una presión de cámara de 0.1


kg/cm2 y se abren las válvulas de conexión a los caps, liberándose la presión
negativa de succión de 0.1 kg/cm2. El sistema ya es estable, por lo que se debe
esperar a que el acrílico se separe por sí solo de la probeta. En la práctica esto
ocurre en pocos minutos, debido a que la forma original de la mica es rectangular.
Al despegarse las caras, debido a la humectación de la cinta de pegado que las
une, la mica se desprende, quedando flotando dentro de la cámara (Figura 5.13).

76
2
Figura 5.13: Cámara con agua. Probeta estable con una presión de cámara efectiva de 0.1 kg/cm . El
acrílico se desprende por la humectación del pegamento que une sus caras

Después de esto, se utiliza el procedimiento convencional para la ejecución de un


triaxial, ya sea monótono o cíclico, ya especificado por Sánchez (2002), Retamal
(2005) y Viertel (2003), entre otros autores.

Cabe señalar, que en este tipo de preparación de probetas, no se requiere la


aplicación de CO2, ni el tránsito de agua para el aumento en la saturación, pues
las probetas se montan saturadas desde un comienzo. Mediciones posteriores de
B-value lo demuestran.

77
Por otro lado, debido a la imposibilidad de evaluar el índice de vacíos
geométricamente en este tipo de probetas, se utilizó el método ideado por
Verdugo et al (1996) para probetas sueltas.

En efecto, este método permite evaluar con mediciones posterior al ensaye, el


índice de vacíos de ensayo. Al realizarse al final del ensaye es de gran utilidad,
pues incorpora los cambios de densidad que pudiera haber sufrido la probeta en
los procesos de aplicación de CO2 y de saturación. El detalle del procedimiento
está descrito, entre otras memorias, por Corral (2008).

78
6 ANÁLISIS DE RESULTADOS

A continuación se presentan los resultados obtenidos en el programa de ensayos.


Se presenta además un análisis de éstos en el que se incluyen resultados de la
bibliografía existente.

6.1 Ensayos de caracterización. Descripción de la arena de relave

En la Figura 6.1 se presenta la granulometría del relave integral utilizado en este


estudio. Se muestran tres granulometrías, correspondientes a las granulometrías
representativas de las porciones inferior, media y superior del material depositado
y secado en la caja de acrílico. Tal como se explicó en el capítulo 5, estos
ensayos se realizaron en un equipo especial de obtención de granulometría a
través de difracción de rayos láser. Este equipo permitió obtener la distribución
granulométrica completa del material, llegando a estimar los porcentajes en peso
de partículas de diámetro menor a 0.001 mm.

Figura 6.1: Granulometría completa del relave integral utilizado en los ensayes

79
Se observa primeramente que la sección inferior, media y superior del material
depositado tienen granulometrías similares. Esto indica que no se generó
segregación de la muestra en el proceso de depositación y secado en la caja de
acrílico. Por otro lado, respecto a la distribución granulométrica de la muestra de
arena integral, se observa que ésta presenta un tamaño máximo igual a 0.6 mm
Posee además un D50 aproximado igual a 0.045 mm y un porcentaje de finos de
55%. Presenta también un 10% de tamaño de grano inferior a 0.002 mm (tamaño
arcilla). Lo anterior muestra que las labores de molienda generan una
granulometría de tamaños muy finos en este relave.

En la figura 6.2 se presentan las curvas densidad seca- humedad de los ensayos
Proctor Estándar y Modificado. Por otro lado, en la tabla 6.1 se presenta un
resumen con las propiedades índices de la muestra de arena integral utilizada en
el programa de ensayos. Se observa que el material clasifica, de acuerdo a USCS,
como ML.

Figura 6.2: Ensayos ProctorProctor


Estándar y Modificado.
Estándar Muestra de arena de relave integral.
y Modificado

2,15

2,10

2,05
Densidad Seca, [g/cm3]

2,00

1,95

1,90

1,85

1,80
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
Humedad, [%]

80
Tabla 6.1: Resumen propiedades índice

Ensayo Unidad Valor


Límite líquido [%] 18
Límite plástico [%] No plástico
Límite de contracción [%] 12
Peso específico N/A 2.78
Clasificación USCS N/A ML
D.M.C.S. [T/m3] 1.949
Proctor estándar
W opt [%] 10.8
D.M.C.S. [T/m3] 2.107
Proctor modificado
W opt [%] 9.7
Densidad máxima [T/m3] 1.619
 máx
método japonés [T/m3] 1.619
Densidad mínima [T/m3] 1.129
 mín
método japonés [T/m3] 1.129

De los resultados de los ensayos Proctor y de densidad máxima y mínima, se


observa que el ensayo Proctor modificado entrega una densidad seca mayor que
la densidad máxima seca obtenida mediante el método japonés. Se presentan los
resultados de ambos ensayos debido a las recomendaciones hechas por Verdugo
et al (1995), quienes concluyen que en arenas de relaves, dadas las
características no plásticas de los finos, no corresponde aplicar directamente el
criterio establecido para suelos naturales. Esto es que con menos de 12% finos se
debe usar el ensayo de densidad máxima y mínima, y sobre 12% el ensayo
proctor (estándar o modificado).

A continuación, en el subcapítulo 6.2, se estudia el proceso de densificación del


material debido a secamiento, además de presentar resultados de ensayos de
consolidación isotrópica en probetas slurry y en probetas secas y re-saturadas.

81
6.2 Efecto del secamiento y de la consolidación en el grado de
densificación

En la figura 6.3 se muestra graficada la evolución de la densidad del material


durante el proceso de secamiento hasta el límite de contracción obtenido, de
acuerdo al procedimiento descrito en 5.3.

La concavidad de la curva de secado en la figura 6.3, muestra que la densificación


del relave comienza inmediatamente después que la muestra se deposita con
humedad slurry y que avanza progresivamente hasta una densidad máxima de
contracción de 1.82 [t/m3] (e=0.527), la cual se obtiene a un 12% de humedad, tal
como se indica en la tabla 6.1. Esta densidad equivale a un 93% y un 86% de la
D.M.C.S. obtenida de los ensayos Proctor estándar y modificado,
respectivamente. Esto corresponde a un grado de compactación medio, e indica
que el secamiento, a pesar de la nula plasticidad de los finos del relave, produce
un efecto de densificación, pero que no sería suficiente como para justificar que
sísmicamente el relave es estable.

82
Figura 6.3: Evolución de la densidad seca debido al secamiento del relave.

Figura 6.4: Evolución del índice de vacíos debido al secamiento del relave.

83
Por otro lado, para evaluar si la densificación por secamiento es comparable a la
densificación por consolidación, se realizaron dos ensayos de consolidación
isotrópica en celda triaxial. El primero de ellos se realizó a una probeta depositada
a humedad slurry y el segundo a una muestra seca y re-saturada. La
comparación de los resultados de ambos ensayos se presenta a continuación:

Figura 6.5: Consolidación isotrópica muestras slurry y seca re-saturada

Se observa que a pesar de la gran diferencia inicial entre los índices de vacíos,
estos se igualan considerablemente a partir de una presión de confinamiento igual
a 1 kg/cm2. Esto significa que la presión de pre-consolidación por secamiento es
menor o igual a 1 kg/cm2. Este nivel de pre-consolidación se supera en menos de
6 metros de depósito, por lo que, de existir las condiciones de drenaje adecuadas
para que se produzca el proceso de consolidación del relave en terreno, la
condición de secado previo no sería fundamental para producir un aumento en la
densidad del depósito.

84
6.3 Ensayo de resistencia estática no drenada

A continuación se presentan los resultados de ensayos triaxiales monótonos CIU


ejecutados sobre muestras secas y re-saturadas hasta presiones de cámara de 30
kg/cm2. Se presentan dos ensayos por cada presión de cámara, para verificar la
repetitividad en los resultados.

Figura 6.6: Curvas tensión-deformación de muestras secas re-saturadas

14
Tensión Desviatoria q=('1-'3)/2 [kg/cm2]

Seca y re-saturada ´o = 3.0 MPa


12
´o = 2.0 MPa

10 ´o = 1.0 MPa

6 ´o = 0.5 MPa

´o = 0.3 MPa


4
´o = 0.1 MPa
2

0
0 5 10 15 20 25
Deformación Unitaria [%]

85
Figura 6.7: Trayectorias de tensiones de muestras secas re-saturadas

14
Tensión Desviatoria q=('1-'3)/2 [kg/cm2]

Seca y re-saturada
12
f= 34º
10

0
0 5 10 15 20 25 30 35
Tensión Media Efectiva p´=('1 + 2'3)/3 [kg/cm2]

Figura 6.8: Línea de Estado Último plano e-p´. Muestras secas re-saturadas

0,70
Seca y re-saturada

0,60
Indice de Vacíos "e"

0,50

0,40

0,30
0 5 10 15 20 25 30 35
Tensión Media efectiva p'=('1+2'3)/3, [kg/cm2]

86
Se observa que existe casi completa repetitividad en los resultados obtenidos de
ensayos realizados bajo iguales condiciones de carga. Esto entrega validez al
método de depositación y secado propuesto por Cifuentes et al (2007) para
fabricar relaves espesados en laboratorio.

Por otro lado, a pesar del alto nivel de presiones de cámara de los ensayos, no se
aprecian quiebres en las líneas de estado último, tanto en el plano q-p´ como en el
plano e-p´. Esto da indicios de que al nivel de presiones de ensayo, no ocurre
rotura de partículas en el relave. Esto se fundamenta en detalle en el subcapítulo
6.4, en el que se presentan comparativamente las granulometrías pre y post-
ensayo.

A continuación se presentan los resultados de ensayos triaxiales monótonos CIU


realizados en muestras preparadas como slurry.

Figura 6.9: Curvas tensión-deformación de muestras slurry

4
´o = 1,0 MPa
Slurry
Tensión Desviatoria q=('1-'3)/2 [Kg/cm2]

2
´o = 0,5 MPa

´o = 0,3 MPa

1 ´o = 0,1 MPa

0
0 5 10 15 20 25
Deformación Unitaria [%]

87
Figura 6.10: Trayectorias de tensiones de muestras slurry

4
Tensión Desviatoria q=('1-'3)/2, [kg/cm2]

Slurry

3
f = 34º

0
0 2 4 6 8 10 12
Tensión Media efectiva p'=('1+2'3)/3, [kg/cm2]

Figura 6.11: Línea de estado último plano e-p´. Muestras slurry

0,70
Slurry

0,60
Indice de Vacíos "e"

0,50

0,40

0,30
0 2 4 6 8 10 12
Tensión Media efectiva p'=('1+2'3)/3, [kg/cm2]

88
Tal como lo adelantaban los resultados de los ensayos de consolidación
isotrópica, se observan resultados similares de los ensayos triaxiales CIU en las
muestras slurry y secas re-saturadas. Esto también se observa al superponer los
resultados de ambos tipos de muestras en el plano e-log (p´), verificando la
unicidad de la línea de estado último, independiente de la fábrica inicial.

Figura 6.12: Línea de estado último plano e-log(p´). Ambas muestras

0,70
Slurry

Seca y re-saturada
0,60
Indice de Vacíos "e"

Línea de Estado Último


ess= -0,0964 log(p´)+0,516
0,50 R

0,40

0,30
0 1 10 100
Tensión Media efectiva p'=('1+2'3)/3, [kg/cm2]

Otra forma equivalente de comparar ambos tipos de muestra es a través de la


resistencia no-drenada normalizada por la presión de confinamiento. Esto se
presenta en las figuras 6.12 y 6.13. Los resultados indican lo siguiente:

Su
 0.32 (Slurry) (6.1)
 o´

Su
 0.37 (Seca y re-saturada) (6.2)
 o´

89
Figura 6.13: Resistencia no drenada de la muestra slurry

Resistencia No drenada Su=('1-'3)/2, [Kg/cm2]

'o 0,0 0,5 1,0 1,5 2,0 2,5 3,0 3,5 4,0
[Kg/cm2] 0

Slurry
2

Su
6 = 0,32
o
´

10

12

Figura 6.14: Resistencia no drenada de la muestra seca re-saturada

Resistencia No drenada Su=('1-'3)/2, [Kg/cm2]

'o 0 2 4 6 8 10 12 14
[Kg/cm2] 0

5 Seca y re-saturada

10

15 Su
= 0,37
´o
20

25

30

35

90
Estos resultados confirman los resultados presentados en subcapítulo 6.1. De
acuerdo a estos resultados, es posible concluir que el secado del relave no
aumenta la resistencia al corte no drenada del relave. Esto debido principalmente
a que la densificación se produce principalmente por consolidación.

6.4 Granulometrías post ensayos triaxiales CIU

Para estudiar el nivel de rotura de partículas por efecto de la alta presión de


cámara utilizada en los ensayos triaxiales, se realizaron granulometrías después
de finalizados los ensayos triaxiales monótonos CIU. A continuación se comparan
estas granulometrías con una granulometría realizada antes de la ejecución de
estos ensayos.

Figura 6.15: Granulometrías post-ensayos triaxiales monótonos. Comparación con granulometría


inicial de la muestra

100

90

80

70
Porcentaje que pasa [%]

60
Pre Ensayes
50 Post CIU Pc= 1 [kg/cm2]
Post CIU Pc= 3 [kg/cm2]
40
Post CIU Pc= 5 [kg/cm2]

30 Post CIU Pc= 10 [kg/cm2]


Post CIU Pc= 20 [kg/cm2]
20 Post CIU Pc= 30 [kg/cm2]

10

0
0,00 0,00 0,01 0,10 1,00 10,00
Diámetro [mm]

Se observa sólo una leve diferencia entre las granulometrías pre y post ensayo.
Esto es concordante con los parámetros de resistencia al corte, que no se ven

91
afectados por la presión de confinamiento e indica que en las muestras el
fenómeno de rotura de partículas es menor, al menos hasta las presiones de
confinamiento utilizadas.

6.5 Resistencia cíclica

A continuación se presentan los resultados de los ensayos realizados sobre las


muestras de suelos secas y re-saturadas en celdas triaxiales. Se presentan tres
gráficos, indicando la razón de tensiones cíclicas necesarias para generar 100%
de presión de poros (PP), 5% de deformación doble amplitud (5% DA) y 10% de
deformación doble amplitud (10%DA).

Figura 6.16: Razón de tensiones cíclicas v/s número de ciclos para alcanzar 100% de presión de poros.
Muestras secas y re-saturadas

0,3
Razón de Tensiones Cíclicas

Seca y re-saturada
0,25

1 Kg/cm2
0,2 5 Kg/cm2
20 kg/cm2
30 Kg/cm2

0,15

0,1
1 10 100
Número de ciclos para 100% de PP

92
Figura 6.17: Razón de tensiones cíclicas v/s número de ciclos para alcanzar 5%de deformación DA.
Muestras secas y re-saturadas

0,3
Razón de Tensiones Cíclicas

Seca y re-saturada
0,25

1 Kg/cm2
0,2 5 Kg/cm2
20 Kg/cm2
30 Kg/cm2

0,15

0,1
1 10 100
Número de ciclos para  = 5% DA
Figura 6.18: Razón de tensiones cíclicas v/s número de ciclos para alcanzar 10% de deformación DA.
Muestras secas y re-saturadas

0,3
Razón de Tensiones Cíclicas

Seca y re-saturada
0,25

1 Kg/cm2
0,2 5 Kg/cm2
20 Kg/cm2
30 Kg/cm2

0,15

0,1
1 10 100
Número de ciclos para  =10% DA

93
Se observa que el relave integral a la densidad resultante presenta una baja
resistencia cíclica, asociado principalmente al alto contenido de finos (55%). En
efecto, en la siguiente figura se superpone la resistencia cíclica a una presión de
cámara efectiva de 1 [kg/cm2], con los resultados obtenidos por Viertel (2003) en
arenas de relaves a distintos porcentajes de finos. La resistencia cíclica se evaluó
con un número de ciclos N = 20.

Viertel (2003) determinó que existe una disminución en la resistencia cíclica con el
aumento en el porcentaje de finos no plásticos en arenas de relaves. La baja
resistencia cíclica de la muestra de arena integral con 55% de finos, ensayada en
este trabajo, es concordante con estos resultados.

Figura 6.19: Resistencia cíclica a los 20 ciclos, para ´c= 1 kg/cm2. Comparación con los resultados de
Viertel a distintos porcentajes de finos

Viertel, 2003

Este Estudio

94
Además, de los resultados presentados en las figuras 6.16, 6.17 y 6.18, se
observa consistentemente la misma tendencia utilizando los tres criterios ya
mencionados. Adicionalmente, se observa que no se desarrollan deformaciones
superiores a 5% hasta el momento de que se alcanza el 100% de presión poros,
momento en cual las deformaciones superan rápidamente el 10% de deformación
DA. Estos resultados son coincidentes con otras publicaciones que evalúan la
resistencia cíclica en arenas de relave, como los resultados de Viertel (2003) en
arenas de relaves con distintos contenidos de finos, ya mencionados en el párrafo
anterior.

Por otra parte, los resultados muestran la existencia de un mínimo de resistencia


cíclica en un rango entre 5 kg/cm2 y 20 kg/cm2. A una presión de confinamiento
de 30 kg/cm2 existe una leve recuperación de la resistencia cíclica.

A continuación se presenta, a través del parámetro K, el efecto la presión de


confinamiento en la resistencia cíclica, en muestras secas y re-saturadas de relave
integral.

95
Figura 6.20: Variación del parámetro K con la presión de confinamiento efectiva

1,25
Seca y re-saturada
´o=1 kg/cm2

1,00
K =CRR / CRR

0,75
´o

0,50

0,25

0,00
0 10 20 30 40
´ [kg/cm2]
0

Se observa que el parámetro K tiene un valor mínimo de 0.82, indicando que la


presión de confinamiento no ejerce un efecto significativo en la resistencia cíclica.

En las figuras 6.21 y 6.22 se compara el parámetro K obtenido en este estudio


con los resultados de Seed & Harder (1990), Vaid et al (2001) y Youd et al (2001).

96
Figura 6.21: Parámetro K de este estudio comparado con el registrado en arenas naturales y en
arenas de relaves (modificado por Vaid et al, 2001)

97
Figura 6.22: Parámetro K de este estudio comparado con el registrado en arenas naturales a
diferentes densidades relativas (Youd et al, 2001)

Se observa que los valores de K obtenidos en este estudio coinciden con los
obtenidos por Vaid et al (2001) en relaves con densidades relativas altas
(Dr=70%). Además, se observa que utilizar correlaciones en arenas naturales para
estimar el parámetro de corrección K en arenas de relaves, resulta
considerablemente conservador. Más aún cuando estos estudios no superan
presiones de confinamiento de 8 kg/cm2.

Por otra parte, para evaluar el efecto del esfuerzo estático en la resistencia cíclica,
en la figura 6.23 se presentan los resultados de ensayos triaxiales cíclicos
anisotrópicos en compresión con 3´= 1 kg/cm2.

98
Figura 6.23: Resistencia cíclica en muestras secas re-saturadas. Resultados de triaxiales cíclicos
´ 2
anisotrópicos con 3 = 1.0 kg/cm y Kc=1.0, 1.5 y 2.0

0,3
Razón de Tensiones Cíclicas

Seca y re-saturada
0,25
3´= 1,0 kg/cm2

Kc=1,0
0,2
Kc=1,5

Kc=2,0

0,15

0,1
1 10 100
Número de ciclos para  = 5% DA

El parámetro de anisotropía “Kc”, indicado en la figura, se define como:

 1´
Kc  ´ (6.3)
3

Este parámetro se relaciona con otros parámetros anisotrópicos de la siguiente


manera:

 1´   3´ Kc 1 ´
 est  qest     3 ; Corte estático (6.4)
2 2

 1´   3´ Kc 1 ´
 ´
no     3 ; Tensión normal anisotrópica (6.5)
2 2

 est
 ;Razón de anisotropía (plano -´) (6.6)
 no
´

99
Se presenta a continuación, a través del parámetro K, el efecto de la anisotropía
de cargas en la resistencia cíclica, en muestras secas y re-saturadas de relave
integral. Para su evaluación se utilizó un número de ciclos N = 20.

Figura 6.24: K (N=20 & =5% DA) vs . Muestras secas re-saturadas. Resultados de triaxiales cíclicos
´ 2
anisotrópicos con 3 = 1.0 kg/cm

2
Seca y re-saturada
q=0

1,5
K =CRR / CRR

1
q

0,5

0
0 0,1 0,2 0,3 0,4 0,5
 /´
est o

Estos resultados son comparados con los obtenidos por Corral (2008) en probetas
remoldeadas de arenas de relaves.

100
Figura 6.25: K (N=20 & =5% DA) vs . Muestras secas re-saturadas. Resultados de triaxiales cíclicos
´ 2
anisotrópicos con 3 = 1.0 kg/cm . Comparación con resultados obtenidos por Corral (2008)

Se observa que el factor de corrección K presenta valores mayores a 1.0 hasta


=0.2. Este resultado es coincidente con lo obtenido por Corral (2008) en
triaxiales cíclicos con consolidación anisotrópica en compresión sobre arenas de
relaves densas. Sin embargo, a mayores valores de , los resultados obtenidos
en este estudio indican un factor de corrección K menor a 1.0, discrepando con
los resultados obtenidos por Corral en arenas de relaves con 18% de finos.

Para evaluar el efecto combinado de la presión de confinamiento y la anisotropía


de tensiones en la resistencia cíclica, se presentan los resultados obtenidos en
ensayos triaxiales cíclicos con consolidación anisotrópica a una tensión 3´= 5
kg/cm2.

101
Figura 6.26: Resistencia cíclica en muestras secas re-saturadas. Resultados de triaxiales cíclicos
´ 2
anisotrópicos con 3 = 5.0 kg/cm y Kc=1.0, 1.5 y 2.0

0,3
Razón de Tensiones Cíclicas

Muestra seca y resaturada


0,25

Kc=1,0
0,2
Kc=1,5

Kc=2,0
0,15

0,1
1 10 100
Número de ciclos para 5% DA

Estos resultados permiten definir un factor de corrección combinado K=5


kg/cm2. Los resultados obtenidos se comparan con el producto Kx K obtenido
de multiplicar los factores de corrección “K" y “K" presentados en las figuras
6.27 y 6.28.

102
2
Figura 6.27: Factor de corrección K (= 5 kg/cm ). Comparación con el producto K x K

1
q=0, ´o1 kg/cm2

0,75
Kas
K =CRR / CRR

Ka x Ks
0,5
q,

0,25


0
0 0,1 0,2 0,3 0,4 0,5
 /´ est o

Los resultados obtenidos muestran que el efecto acoplado Kno difiere


significativamente de la utilización desacoplada de los factores K y K

Complementariamente, se compara el factor de corrección combinado K=5


kg/cm2), presentado en la figura anterior, con el producto K x K obtenido de los
estudios realizados por Seed & Harder (1990) en arenas naturales. Los resultados
muestran coincidencias en arenas naturales con densidades relativas medias.

103
2
Figura 6.28: Factor de corrección K (= 5 kg/cm ). Comparación con el producto K x Kobtenido
por Seed & Harder (1990) en arenas naturales

Finalmente, considerando la evidencia que muestra que la fábrica influye en la


resistencia cíclica, se presentan los resultados obtenidos en triaxiales cíclicos
isotrópicos en probetas montadas a humedad slurry. Estos se comparan con los
resultados obtenidos en arenas secas y re-saturadas.

104
Figura 6.29: Razón de tensiones cíclicas v/s número de ciclos para alcanzar 100% de presión de poros.
Comparación entre probetas slurry y probetas secas y re-saturadas

0,3
1,0 Kg/cm2 (Seca y re-saturada)
Razón de Tensiones Cíclicas

5,0 Kg/cm2 (Seca y re-saturada)


0,25
1,0 Kg/cm2 (Slurry)

5,0 Kg/cm2 (Slurry)

0,2

0,15

0,1
1 10 100 1000
Número de Ciclos para 100% de PP

Los resultados muestran clara coincidencia entre los resultados obtenidos por
ambos métodos de depositación, lo que indica que posiblemente no existen
diferencias en la fábrica que generan ambos métodos de preparación. Se
confirma además que el secado inicial no produce cambios en la resistencia cíclica
del relave integral, resultado similar a lo observado en el resto del programa de
ensayos.

105
7 CONCLUSIONES

En el presente trabajo se estudió la resistencia monótona y cíclica de arenas de


relave integral. Se estudió el efecto del secamiento en la resistencia al corte no
drenado. Además, se verificó el comportamiento cíclico a altas presiones de
confinamiento, a través del parámetro K, el efecto del corte estático a través del
parámetro K, y el efecto combinado de ambos, a través del parámetro K.

Las principales conclusiones obtenidas se presentan a continuación:

7.1 Propiedades índices

 La muestra de relave integral posee un 55% de finos y un 10% de


partículas tamaño arcilla (menor a 0.02 mm). Clasifica como ML, de
acuerdo a USCS, y su granulometría fina impide la segregación al
depositarse con un porcentaje de sólidos de 70% (humedad igual a 41%).

 La muestra posee un límite de contracción de 12%. La densidad seca


desarrollada a esta humedad corresponde a un 86% de la D.M.C.S. del
ensayo Proctor modificado. Este valor indica una densificación media
debido al secamiento. Además, de la curva de evolución de la densidad
seca con el secado, se observa que la muestra presenta un aumento
considerable en la densidad al comienzo del secamiento, disminuyendo
gradualmente la tasa de densificación a medida que la humedad es cercana
al límite de contracción.

7.2 Ensayos triaxiales monótonos CIU y consolidación isotrópica

 Ensayos de consolidación isotrópica en celda triaxial en probetas


preparadas con el método de secado y re-saturación a partir de una presión
isotrópica efectiva de 1 kg/cm2, presentan similares índices de vacíos que
las probetas montadas y consolidadas en estado semilíquido (slurry). Esto
indica que el grado de preconsolidación del relave, debido al secado es

106
menor que esta tensión y que la densificación es producida principalmente
por consolidación.

 Los resultados de los ensayos triaxiales monótonos CIU indican un


comportamiento contractivo del relave ensayado a la densidad natural
desarrollada por los métodos de depositación utilizados. Además, en
ambos procedimientos de preparación de probetas no se observa
diferencias significativas en la resistencia no drenada normalizada “Su/´”,
resultado que corrobora la conclusión del punto anterior, obteniéndose:

Su
  0.32 (Slurry)
 o´

Su
  0.37 (Seca y re-saturada)
 o´

 El ángulo de fricción interna “f” no disminuye a altas presiones de


confinamiento para presiones de confinamiento efectivo menores e iguales
a 30 kg/cm2. Este resultado, sumado a que no se encontraron diferencias
entre las granulometrías pre y post ensayo, permiten concluir que en este
tipo de relaves el fenómeno de rotura de partículas a presiones de
confinamiento inferiores a 30 kg/cm2 no es importante. Se evidencia
entonces una alta resistencia de las partículas conformantes del relave
integral, y que se explica en la dureza de las partículas de este tipo de
arenas generadas artificialmente a partir de la molienda de partículas de
mayor tamaño del mineral extraído de la mina.

 No se observan diferencias entre los parámetros de resistencia al corte


obtenidos con los dos procedimientos distintos de preparación de probetas,
concluyéndose que las líneas de estado último, tanto en el plano “e vs p´”

107
como “q vs p´”, no se ven afectadas por la fábrica inicial, para los métodos
evaluados.

7.3 Ensayos triaxiales cíclicos

La resistencia cíclica de la muestra ensayada es concordante con los resultados


obtenidos por Viertel (2003) en arenas limosas a distintos contenidos de finos.
Esto indica que este tipo de depósitos de relaves se encuentran propensos a
licuefacción ante sismos de gran magnitud.

Se ejecutaron ensayos triaxiales cíclicos CIU hasta presiones de confinamiento de


30 [kg/cm2], en probetas preparadas con el procedimiento de secado y re-
saturación. Se evaluó, a través del parámetro de corrección “K”, el efecto de la
presión de confinamiento en la resistencia cíclica. Este factor presentó un valor
mínimo de 0.82 entre 5 y 20 kg/cm2 de presión de cámara efectiva, para luego
aumentar ligeramente a 0.9, a una presión de confinamiento efectiva de 30
kg/cm2. Estos valores difieren bastante de los resultados obtenidos por Seed &
Harder (1990) en arenas naturales, los que a partir de una presión de 8 kg/cm2
recomiendan el uso de K igual a 0.4. No obstante, los resultados son
concordantes con los obtenidos por Vaid et al (2001) en arenas de relaves.

Se evaluó el efecto el efecto del corte estático en la resistencia cíclica, a través del
parámetro de corrección “K”. Se observa un aumento de K hasta un valor de
1.1, en  igual a 0.2. Luego disminuye hasta 0.85 en  igual a 0.33. Esto indica un
leve efecto de la anisotropía de tensiones en la resistencia cíclica. Se evaluó
también el efecto combinado de la anisotropía de tensiones y la presión de
confinamiento, a través del factor de corrección K. Los resultados obtenidos de
ensayos triaxiales anisótropos ejecutados a una presión de cámara efectiva inicial
de 5 kg/cm2, permiten establecer que ambas metodologías son equivalentes para
efectos prácticos.

108
Por otro lado, los resultados obtenidos en triaxiales cíclicos CIU en probetas secas
y re-saturadas y en probetas slurry indican que ambos métodos generan una
fábrica similar, obteniéndose así similares resultados.

Finalmente, se concluye que a pesar de que la resistencia cíclica de la muestra


ensayada es baja para las densidades logradas con los métodos de depositación
utilizados, este tipo de arenas presenta propiedades geotécnicas particulares, con
factores de corrección de la resistencia cíclica menos restrictivos que los que
indica la bibliografía existente en arenas naturales, y que deben considerarse en
las etapas de análisis de estabilidad de este tipo de depósitos.

109
8 RECOMENDACIONES

Se recomienda en futuros estudios lo siguiente:

 Realizar ensayos de consolidación isotrópica a presiones de confinamiento


efectivo menores a 1 kg/cm2 en probetas secas re-saturadas y probetas
slurry, de manera de establecer la presión de pre-consolidación debido al
secamiento.

 Realización de ensayos triaxiales cíclicos CIU a altas presiones de


confinamiento (> 10 [kg/cm2]) en arenas naturales, de manera de verificar
los estudios realizados por otros autores en presiones de confinamiento
menores. Además, se recomienda estudiar la resistencia cíclica en relaves
a presiones de confinamiento mayores a 30 kg/cm2, para estudiar en detalle
el aumento del parámetro K obtenido en este estudio a este nivel de
presiones.

 Se recomienda estudiar el factor de corrección combinado K, mediante la


ejecución de ensayos triaxiales cíclicos no drenados a distintos niveles de
anisotropía y presión de confinamiento inicial.

110
9 REFERENCIAS

1. Alarcon-Guzman, A. (1986). “Cyclic stress-strain and liquefaction


characteristics of sands,” thesis presented to Purdue University, at West
Lafayette, Ind., in partial fulfillment of the requeriments for the degree of
Doctor of Philosophy.

2. Alarcon-Guzman, A., Leonards, G. A. and Chameau J. L. (1998): “Undrained


monotonic and cyclic strength of sands, “ J. of Geotech. Engrg., ASCE, Vol
114, N° 10, pp. 1089-1109.

3. Ambraseys, N. N. (1988). „„Engineering seismology.‟‟ Earthquake Engrg. and


Struct. Dynamics, 17, 1–105.

4. Arango, I. (1996). „„Magnitude scaling factors for soil liquefaction


evaluations.‟‟J. Geotech. Engrg., ASCE, 122(11), 929–936.

5. Bedell, D., Slottee, S., Parker, K., Henderson, L. (2002): Thickening process.
In: Symposium on Geotechnics Related to the European Environment. June
21-23, 2000. BAM, Berlin. Thomas Telford. 367-374.

6. Been K., and Jefferies, M. G. (1985). “A state parameter for sands.”


Geotechnique, 35 (2), 99-112.

7. Caro G. (2009). “Aplicabilidad del decreto supremo chileno D.S.N°248 en


depósitos de relaves espesados y en pasta”. Memoria para optar al título de
Ingeniero Civil, Universidad Técnica Federico Santa María.

8. Casagrande, A. (1940). “Characteristics of cohesionless soils affecting the


stability of slopes and earth fills”. Contributions to Soils Mechanics, 1925-
1940, 1940 Boston Society of Civil Engineers.

9. Casagrande, A. (1975). “Liquefaction and cyclic deformation of sands: a


critical review”, N° 88. Harvard Soil Mechanics Series, Harvard University,
Cambridge.

111
10. Castro, G. (1969). “Liquefaction of sands.” Harvard Soil Mechanics Series
N°81, Harvard University, Cambridge, Mass.

11. Cifuentes, L. Verdugo R. (2007). Resistencia Estática y Cíclica de Relaves


Espesados, VI congreso Chileno de Geotecnia, Valparaiso, Chile.

12. Corral, G. (2008). “Efecto del Esfuerzo de Corte Estático Inicial en la


Resistencia Cíclica en Arenas”, Tesis para optar al grado de Magíster en
Ciencias de la Ingeniería mención Ingeniería Geotécnica, Universidad de
Chile, Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas.

13. Crowder J.J., Grabinsky, M.W., Landriault D.A., (2000). “Consolidation


Testing and S.E.M. Images of Tailings Pastes for Surfaces Disposal”.
Proceedings of 53rd Canadian Geotechnical.

14. Crowder, J.J., Grabinsky, M.W.F., Welch, D. E., Ollila, H.S. (2000): Tailings
as a construction and foundation material. Tailings and Mine Waste „00.
Balkema. Rotterdam. 131-140.

15. Crowder, J.J., Grabinsky, M.W.F., and Klein, K.A. (2002). Laboratory
characterization of tailings paste for surface disposal. In Proceedings of the
55th Canadian Geotechnical Conference and 3rd Joint IAH–CNC and CGS
Groundwater Specialty Conference, Niagara Falls, Ont., 20–23 October 2002.
Edited by D.Stolle, A.R. Piggott, and J.J. Crowder. Canadian Geotechnical
Society, Alliston, Ont. pp. 401–409.

16. Csővári, M., Benkovics, I., Berta, Zs. (2003): Uranium ore processing
practice. In: Meggyes, T. (ed): TAILSAFE WP1, Definitions, technologies,
parameters. Review Report.

17. Debreczeni, E., Debreczeni Á. (2001): Environmentally friendly transport and


landfilling of dense fly ash/slag slurries. In: Sarsby, R. W., Meggyes, T. (Eds.):
Proceedings Green 3. 3rd International.

112
18. Díaz, A. (2002). Parámetros de estado para caracterizar la respuesta cíclica
en arenas de relave. Memoria para optar al título de Ingeniero Civil.
Universidad de Chile, facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas.

19. Grabinsky M.W., Theriault J., Welch D., (2002). ”An Overview of Paste and
Thickened Tailings Disposal on Surface”. Symposium about Mine Waste and
the environmental, Rouyn-Noranda.

20. Hosono, Y. and Yoshimine, M. (2004). “Liquefaction of sand in simple shear


condition”, Proceedings of the International Conference on Cyclic Behaviour
of Soils and Liquefaction Phenomena, Bochum, Germany, 31 March-02 April,
pp.129-136.

21. Ishihara, K., Tatsuoka, F., and Yasuda, S. (1975). “Undrained deformation
and liquefaction of sand under cyclic stresses.” Soils Found., JSSMFE, 15(1),
29-44.

22. Ishihara, K. and Yamazaki, F. (1980). “Cyclic simple shear tests on saturated
sand in multi directional loading.” Soils Found., 20 N°1, 45-59.

23. Ishihara, K.. (1985). “Stability of natural deposits during earthquakes.” Proc.,
11th Int. Conf. Soil Mechanics and Foundation Engineering, San Francisco,
Calif. Vol. 1, 321-371.

24. Ishihara, K. and Koseki, J. (1989). “Cyclic shear strength of fines-containing


sands”, eartkquake geotecknical engineering. Proceedings of the Discussion
Session on Influence of Local Conditions on Seismic Response, 12th
ICSMFE Rio de Janeiro, pp. 101-6.

25. Ishihara, K. (1993). “Liquefaction And Flow Failure During Earthquakes”


Géotechnique, Vol. 43, No. 3, pp. 351-415.

26. Ishihara, K. (1996). “Soil Behavior in Earthquake Geotechnics”, Oxford


Engineering Science Series.

113
27. Jewell, R. J., (2002): Introduction. In: Jewell, R. J., Fourie, A. B., Lord, E. R.
(eds) (2002): Paste and thickened tailings – A guide. The Australian Centre of
Geotechnics. The University of Western Australia. Nedlands, Western
Australia. 1-8.

28. Jewell, R. J., Fourie, A. B., Lord, E. R. (eds) (2002): Paste and thickened
tailings – A guide. The Australian Centre of Geotechnics. The University of
Western Australia. Nedlands, Western Australia. 49-79.

29. Jewell, R. J., (2003): An introduction to thickened tailings applications. 2003


International Seminar on Paste and Thickened Tailings. 14-16 May 2003.
Melbourne, Victoria, Australia. Section 1. 1-5.

30. Liao, S. S. C., and Whitman, R. V. (1986). „„Catalogue of liquefaction and


non-liquefaction occurrences during earthquakes.‟‟ Res. Rep., Dept of Civ.
Engrg., Massachusetts Institute of Technology, Cambridge, Mass.

31. Lee, K., Seed, H. (1967). “Cyclic stress condition causing liquefaction of
sand”, Journal of Soil Mechanics and Foundations Division, American Society
of Civil Engineers, Vol. 93, N° SM1, pp. 47-70.

32. Lindenberg, J., and Koning, H. L. (1981). “Critical density of sand.”


Geotechnique, 31(2), 231-245.

33. Meggyes, T. (2000) Paste and Thickened Tailings Technology. Federal


Institute for Materials Research and Testing, BAM.

34. Miura, S. and Toki, S., (1982). “A sample preparation method and its effect on
static and cyclic deformation-strength properties of sand”, Soils and
Foundations, Vol. 22, No.1, pp. 61-77.

35. Mohamad, R., and Dobry R. (1986). “Undrained monotonic and cyclic triaxial
strength of sand.” J. Geotech. Engrg., 112(10), 941-958.

114
36. Mora, F. (2001). Estado Último y movilidad cíclica en arenas de relaves”.
Memoria para optar al título de Ingeniero Civil. Universidad de Chile, facultad
de Ciencias Físicas y Matemáticas.

37. Mulillis PJ, Seed HB, Chan C, Mitchell JK & Arulanandan K (1977). “Effect of
sample preparation on sand liquefaction”, Journal of the Geotechnical
Engineering division 1977, 103(GT2): 91-109

38. Newman, P. (2003): Paste, the answer to dam problems. Materials World.
January. 24 – 26.

39. Olsen, R. S. (1984). „„Liquefaction analysis using the cone penetrometer test
(CPT).‟‟ Proc., 8th World Conf. on Earthquake Engrg., Vol. 3, 247– 254.

40. Olsen, R. S. (1997). „„Cyclic liquefaction based on the cone penetration test.‟‟
Proc., NCEER Workshop on Evaluation of Liquefaction Resistance of Soils,
Nat. Ctr. for Earthquake Engrg. Res., State Univ. of New York at Buffalo,
225–276.

41. Palkovits F., Newman P., Verburg R., (2003). “Paste Technology. Low Risk
Alternative to Conventional Slurry Tailings Disposal System”.

42. Pino, J. (1999). Caracterización geomecánica de suelos no cohesivos


mediante ensayos triaxiales estáticos y cíclicos. Memoria para optar al título
de Ingeniero Civil. Universidad de Chile, facultad de Ciencias Físicas y
Matemáticas.

43. Polito, C.P., (1999). “The Effects Of Non-Plastic Fines On the Liquefaction
Resistance Of Sandy Soils”. Dissertation submitted to the Faculty of the
Virginia Polytechnic Institute and State University in Partial fulfillment of the
requirements for the degree of Doctor of Philosophy in Civil Engineering

44. Poorooshasb, H. B. (1989), “Description of flow of sand using state


parameters”, Computers and Geotechnics, 8, 195-218.

115
45. Poulos, S. J.; Robinsky, E. I.; and Keller, T. 0. (1985), "Liquefaction
Resistance of Thickened Tailings," Journal of Geotechnical Engineering,
ASCE, Vol. III, No.12, 1985.

46. Poulos, S.J. (1988). “Liquefaction and related phenomena”. Advance dam
engineering for design, construction, and rehabilitation, pp256-320, Edited
R.B. Jansen, Van Nostrand Reinhold, New York.

47. Retamal (2005). “Efecto de la Fábrica en el Comportamiento Cíclico de


Arenas de Relave”. Memoria para optar al título de Ingeniero Civil,
Universidad de Chile, Santiago, Chile.

48. Robertson, P.K., and Wride, C.E. (1998). “Evaluating cyclic liquefaction
potential using the cone penetration test.” Can. Geotech. J., Ottawa, 35(3),
442-459).

49. Robinsky E.I., (1999). “Thickened Tailings Disposal in the Mining Industry”.
E.I. Robinsky Associates Limited, Toronto, Canadá.

50. Robinsky, E. (2000). “Sustainable Development in Disposal of Tailings.


Proceedings Tailings and Mine Waste ´00”, Colorado State University. USA.

51. Sanchez, A. (2002). Resistencia última no drenada en arenas: Estado inicial


del suelo y correlación con estado último mediante la velocidad de ondas de
corte”. Memoria para optar al título de Ingeniero Civil. Universidad de Chile,
facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas.

52. Seed, H.B., and Lee, K.L., (1966). “Liquefaction Of Saturated Sands During
Cyclic Loading” Journal of the Soil Mechanics and Foundations Division,
ASCE, Vol. 92, SM6, pp. 105-134.

53. Seed, H. B. and Idriss, I. M. (1971) “Simplified procedure for evaluating soil
liquefaction potential” J. geotech. Engrg. Div., ASCE, 97(9), 1249-1273.

54. Seed, H.B., and Pyke, R.M., (1975). “Analysis of the Effect of Multi-Directional
Shaking on the Liquefaction Characteristics of Sands During Cyclic Loading”

116
Report No. EERC 75-41, Earthquake Engineering Research Center,
University of California, Berkeley, Calif., Dec., 1975.

55. Seed, H.B., (1979). “Soil Liquefaction And Cyclic Mobility Evaluation For
Level Ground During Earthquakes” Journal of Geotechnical Engineering,
ASCE, Vol. 105, GT2,pp. 201-255.

56. Seed, H. B., and Idriss, I. M. (1982). „„Ground motions and soil liquefaction
during earthquakes.‟‟ Earthquake Engineering Research Institute Monograph,
Oakland, Calif.

57. Seed, H., Idriss, I., Arango,I. (1983). “Evaluation of liquefaction potential
using field performance data”, Journal of Geotechnical Engineering, ASCE,
vol. 109, Nº3, pp.458-482.

58. Seed, H. B., Tokimatsu, K., Harder, L. F., and Chung, R. M. (1985). „„The
influence of SPT procedures in soil liquefaction resistance evaluations.‟‟ J.
Geotech. Engrg., ASCE, 111(12), 1425–1445.

59. Seed, R., Harder, L. (1990). “SPT-based analysis of cyclic pore pressure
generation and undrained residual strength”, in J.M. Duncan ed.,
Proceedings, H. Bolton Memorial Symposium, University of California,
Berkeley, Vol.2, pp. 351-376.

60. Selig, E. T., and Chang, C. S. (1981). “Soil failure modes in undrained cyclic
loading.” J. Geotech. Engrg. Div., ASCE, 107 (GT5), 539-551.

61. Sladen, J. A., D‟ Hollander, R. D., and Krahn, J. (1985). “The liquefaction of
sands, a collapse surface approach.” Can. Geotech. J., 22(4), 564-578.

62. Tatsuoka, F., Maratmasu, M., Sasaki, T. (1982). “Cyclic undrained stress-
strain behavior of dense sands by torsional simple shear test”, Soils and
Foundations, Vol. 22, N° 22, pp. 55-70.

117
63. Troncoso, J. and Verdugo, R. (1985). “Silt content and dynamic behavior of
tailing sands,” Proceedings of llth International Conference on Soil Mechanics
and Foundation Engineering, ICSMFE, San Francisco, Vol. 3, pp. 1311-1314.

64. Troncoso, J. (1992). “Fundamentos de ingeniería geotécnica antisísmica”.


Ediciones Universidad Católica de Chile.

65. Vaid, Y. P., and Chern, J. C. (1985). “Cyclic and monotonic undrained
response of saturated sands.” Advances in the art of testing soils under cyclic
conditions, ASCE Annual Convention, Detroit, Mich., 120-147.

66. Vaid, Y.P., Stedman, J.D., and Sivathayalan, S. (2001): “Confining stress and
static shear effects in cyclic liquefaction,” Canadian Geotechnical Journal 38:
580-591.

67. Verdugo, R., y Bard, E. (1995). Densidades máximas y mínimas en suelos


no-cohesivos. X Congreso Panamericano de Mecánica de Suelos e
Ingeniería de Cimentaciones. Guadalajara, México. Vol 1, pp: 582-592.

68. Verdugo, R., and Ishihara, K. (1996). The steady state of sandy soils. Soils
and Foundations, Vol. 36, No. 2, pp :81-91.

69. Viertel, P. (2003). “Efecto del Contenido de Finos y de la Densidad Relativa


en la Resistencia Ciclica de Arenas de Relave”, Memoria para optar al título
de Ingeniero Civil, Universidad de Chile, Santiago, Chile.

70. Yamamuro J.A, Lade P.V (1998). Steady-state concepts and static
liquefaction of silty sands. J. Geotech. Geoenviron. Eng. ASCE. 124, 868–
877.

71. Yoshimine, M. and Ishihara, K (1998). “Flow Potential of Sand During


Liquefaction”, Soils and Foundations, Vol.38, No.3, pp.189-198

72. Yoshimine, M. and Hosono, Y. (2001). “Effects of anisotropy of sand on the


liquefaction resistance evaluated by triaxial tests”. The Second Japan-

118
Philippine Workshop on Safety and Stability of Infrastructure against
Environmental Impacts, Diliman, Manila, Philippines, 133-142.

73. Youd, T. L., and Noble, S. K. (1997a). „„Magnitude scaling factors.‟‟ Proc.,
NCEER Workshop on Evaluation of Liquefaction Resistance of Soils, Nat. Ctr.
for Earthquake Engrg. Res., State Univ. of New York at Buffalo, 149–165.

74. Youd, T. L., and Noble, S. K. (1997b). „„Liquefaction criteria based on


statistical and probabilistic analyses.‟‟ Proc., NCEER Workshop on Evaluation
of Liquefaction Resistance of Soils, Nat. Ctr. for Earthquake Engrg. Res.,
State Univ. of New York at Buffalo, 201–215.

75. Youd, T. L., et al (2001). “Liquefaction Resistance of Soils: Summary Report”,


from the 1996 NCEER and 1998 NCEER/NSF Workshops on Evaluation of
Liquefaction Resistance of Soils”, Journal of Geotechnical and
Geonvironmental Engineering.

119
ANEXO A. PROPIEDADES INDICE Y ENSAYOS DENSIDAD-HUMEDAD
Granulometrías relave integral Tranque Ovejería

Fig A.1. Granulometría completa del relave integral utilizado en los ensayes.

100

90

80

70
Porcentaje que pasa [%]

60
Pre Ensayes
50 Post CIU Pc= 1 [kg/cm2]
Post CIU Pc= 3 [kg/cm2]
40
Post CIU Pc= 5 [kg/cm2]

30 Post CIU Pc= 10 [kg/cm2]


Post CIU Pc= 20 [kg/cm2]
20 Post CIU Pc= 30 [kg/cm2]

10

0
0,00 0,00 0,01 0,10 1,00 10,00
Diámetro [mm]

Fig A.2. Granulometrías post-ensayos triaxiales monótonos.


Resumen propiedades índice relave integral Tranque Ovejería

Tabla A.1: Ensayos de Propiedades índice del relave integral


ENSAYO Unidad Valor
Límite Líquido [%] 18
Límite Plástico [%] No plástico
Límite de Contracción [%] 12
Peso Específico N/A 2.78
Clasificación USCS N/A ML
Proctor Estándar D.M.C.S. [T/m3] 1.949
W opt [%] 10.8
Proctor Modificado D.M.C.S. [T/m3] 2.107
W opt [%] 9.7
Densidad máxima
 máx [T/m3] 1.619
método japonés
Densidad mínima
 mín [T/m3] 1.129
método japonés
Proctor Estándar y Modificado

2,15

2,10

2,05
Densidad Seca, [g/cm3]

2,00

1,95

1,90

1,85

1,80
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
Humedad, [%]

Fig A.3. Curvas Proctor Estándar y Proctor Modificado


Fig A.4. Ensayo Densidad vs Humedad. Evolución de la densidad seca debido al secamiento del
relave (en función de la densidad seca).

Fig A.5 Ensayo Densidad vs Humedad. Evolución de la densidad seca debido al secamiento del
relave (en función del índice de vacíos).
ANEXO B. TRIAXIALES MONOTONOS CIU Y CONSOLIDACIONES ISOTROPICAS
INFORME ENSAYO CONSOLIDACIÓN ISOTRÓPICA EN CELDA TRIAXIAL

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Slurry

Humedad Inicial [%] = 40,18


Contrapresión [kg/cm2] = 2,00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0,13

Presión de Cámara Indice de Vacíos


[kg/cm2] Estrujamiento
0,1 1,118
1 0,554
3 0,520
5 0,499
10 0,462

1,20

1,10

1,00
Indice de Vacíos "e"

0,90

0,80

0,70

0,60

0,50

0,40
0 2 4 6 8 10 12
Presión de Conf inamiento isotrópico "s´o" [kg/cm2]
INFORME ENSAYO CONSOLIDACIÓN ISOTRÓPICA EN CELDA TRIAXIAL

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca-Resaturada

Altura Inicial [cm] = 10,10


Diámetro Inicial [cm] = 5,01
Humedad Inicial [%] = 11,12
Contrapresión [kg/cm2] = 4,00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0,13

Presión de Cámara Indice de Vacíos


[kg/cm2] Estrujamiento
0,1 0,552
1 0,533
3 0,508
5 0,483
10 0,448

0,56

0,54

0,52
Indice de Vacíos "e"

0,50

0,48

0,46

0,44

0,42

0,40
0 2 4 6 8 10 12
Presión de Conf inamiento isotrópico "s´o" [kg/cm2]
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 0.10 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.03


Diámetro Inicial [cm] = 5.03
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 4.70
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.54
Humedad Inicial [%] = 9.10
2
Contrapresión [kg/cm ] = 2.00
2
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm ] = 1.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 1.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.10 0.03 1.00 0.04
0.20 0.04 0.99 0.05
0.30 0.15 0.96 0.16
0.40 0.24 0.91 0.24
0.50 0.31 0.89 0.29
0.60 0.36 0.86 0.33
0.70 0.42 0.83 0.36
0.80 0.43 0.82 0.37
1.31 0.45 0.81 0.39
1.81 0.52 0.75 0.41
2.31 0.57 0.71 0.43
2.81 0.59 0.71 0.44
3.32 0.60 0.70 0.45
3.82 0.60 0.70 0.46
4.32 0.61 0.70 0.46
4.82 0.62 0.70 0.47
5.83 0.62 0.70 0.47
6.98 0.62 0.70 0.47
7.94 0.62 0.70 0.47
8.84 0.61 0.70 0.48
10.35 0.60 0.72 0.48
11.36 0.60 0.72 0.47
11.86 0.60 0.72 0.48
13.06 0.60 0.72 0.47
14.17 0.60 0.71 0.47
14.87 0.62 0.70 0.48
15.88 0.62 0.69 0.47
16.88 0.62 0.69 0.47
17.89 0.62 0.69 0.47
18.89 0.62 0.69 0.47
19.90 0.63 0.69 0.47
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 0.30 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.05


Diámetro Inicial [cm] = 5.03
3
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm ] = 7.20
Indice de Vacíos [g/cm3] = 0.51
Humedad Natural [%] = 9.69
Contrapresión [kg/cm2] = 3.00
2
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm ] = 3.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 3.00 0.00 p' = (σ1'+σ3')/2
0.10 0.07 3.00 0.10
0.20 0.16 2.97 0.18
0.30 0.23 2.94 0.25
0.40 0.33 2.90 0.34
0.50 0.58 2.75 0.50
0.60 0.72 2.65 0.56
0.71 0.94 2.50 0.66
0.81 1.14 2.34 0.73
0.91 1.20 2.30 0.74
1.01 1.35 2.17 0.79
1.51 1.72 1.84 0.85
2.01 2.02 1.56 0.87
2.52 2.13 1.45 0.88
3.02 2.20 1.39 0.88
3.53 2.26 1.33 0.89
4.03 2.31 1.30 0.91
4.53 2.31 1.30 0.91
5.04 2.30 1.31 0.92
6.04 2.30 1.33 0.95
7.05 2.29 1.35 0.96
8.06 2.29 1.38 0.99
9.06 2.28 1.38 0.99
10.07 2.28 1.40 1.01
11.08 2.27 1.40 1.01
12.09 2.26 1.43 1.03
13.09 2.24 1.45 1.04
14.10 2.24 1.45 1.04
15.11 2.23 1.47 1.04
16.11 2.20 1.49 1.04
17.12 2.19 1.50 1.04
18.13 2.18 1.51 1.03
19.14 2.16 1.52 1.02
20.14 2.16 1.50 1.00
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 0.50 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.06


Diámetro Inicial [cm] = 5.02
3
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm ] = 13.00
Indice de Vacíos [g/cm3] = 0.48
Humedad Natural [%] = 9.29
Contrapresión [kg/cm2] = 2.00
2
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm ] = 5.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 5.00 0.00 p' = (σ1'+σ3')/2
0.10 0.04 5.00 0.06
0.20 0.15 4.98 0.20
0.30 0.22 4.94 0.25
0.41 0.43 4.85 0.42
0.51 0.91 4.57 0.72
0.61 1.22 4.35 0.86
0.71 1.47 4.17 0.96
0.81 1.77 3.94 1.07
0.91 2.03 3.72 1.13
1.42 2.88 2.98 1.29
1.93 3.33 2.56 1.33
2.44 3.57 2.31 1.32
2.95 3.70 2.19 1.34
3.45 3.80 2.09 1.33
3.96 3.86 2.03 1.34
4.47 3.91 1.98 1.34
4.98 3.93 1.95 1.33
6.00 3.96 1.92 1.32
7.01 3.98 1.91 1.33
8.03 3.98 1.92 1.36
9.04 3.97 1.91 1.32
10.06 3.96 1.93 1.34
11.08 3.95 1.94 1.34
12.09 3.94 1.96 1.34
13.11 3.92 1.97 1.34
14.12 3.92 1.97 1.32
15.14 3.91 1.97 1.31
16.16 3.90 1.96 1.30
17.17 3.90 1.96 1.30
18.19 3.90 1.96 1.28
19.21 3.90 1.96 1.28
20.22 3.89 1.96 1.27
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 1.0 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.15


Diámetro Inicial [cm] = 4.97
3
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm ] = 15.20
Indice de Vacíos [g/cm3] = 0.45
Humedad Natural [%] = 9.41
Contrapresión [kg/cm2] = 3.00
2
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm ] = 10.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 10.00 0.00 p' = (σ1'+σ3')/2
0.13 0.08 10.10 0.27
0.26 0.19 10.06 0.37
0.39 0.74 10.08 1.24
0.51 1.21 9.94 1.72
0.64 1.67 9.70 2.06
0.77 2.10 9.46 2.33
0.90 2.57 9.15 2.58
1.03 3.09 8.78 2.80
1.16 3.61 8.39 2.99
1.28 3.95 8.11 3.10
1.54 4.65 7.54 3.28
1.80 5.20 7.04 3.36
2.05 5.59 6.67 3.38
2.31 5.85 6.42 3.40
2.57 6.10 6.17 3.41
3.08 6.46 5.82 3.41
3.60 6.69 5.60 3.43
4.62 6.94 5.39 3.49
5.14 7.02 5.30 3.48
6.42 7.14 5.19 3.50
7.71 7.19 5.18 3.56
8.99 7.22 5.15 3.55
10.27 7.23 5.13 3.54
11.56 7.23 5.14 3.55
12.84 7.22 5.12 3.51
15.41 7.22 5.12 3.51
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 2.0 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.08


Diámetro Inicial [cm] = 5.03
3
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm ] = 23.00
Indice de Vacíos [g/cm3] = 0.41
Humedad Natural [%] = 10.36
Contrapresión [kg/cm2] = 5.00
2
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm ] = 20.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 20.00 0.00 p' = (σ1'+σ3')/2
0.13 0.52 20.54 1.59
0.26 1.05 20.51 2.34
0.39 1.61 20.35 2.94
0.52 2.20 20.15 3.52
0.66 2.85 19.85 4.05
0.79 3.57 19.48 4.58
0.92 4.21 19.12 4.99
1.05 4.97 18.60 5.35
1.18 5.64 18.17 5.72
1.31 6.52 17.49 6.02
1.57 8.02 16.31 6.50
1.83 9.32 15.22 6.81
2.10 10.22 14.45 7.00
2.36 10.92 13.83 7.13
2.62 11.62 13.21 7.24
3.14 12.52 12.36 7.32
3.80 13.22 11.69 7.37
4.19 13.52 11.39 7.37
4.72 13.82 11.13 7.43
5.24 14.02 10.92 7.40
6.68 14.22 10.76 7.47
8.04 14.22 10.69 7.37
9.17 14.32 10.59 7.36
10.48 14.32 10.56 7.32
11.79 14.22 10.63 7.27
13.10 14.22 10.58 7.21
15.72 14.22 10.58 7.19
18.34 14.32 10.46 7.16
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 3.0 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.10


Diámetro Inicial [cm] = 5.03
3
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm ] = 25.00
3
Indice de Vacíos [g/cm ] = 0.40
Humedad Natural [%] = 10.29
Contrapresión [kg/cm2] = 4.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 30.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 30.00 0.00 p' = (σ1'+σ3')/2
0.13 0.10 31.08 1.77
0.26 0.31 31.31 2.42
0.39 0.56 31.66 3.34
0.52 1.04 31.93 4.46
0.66 1.66 31.90 5.34
0.79 2.40 31.70 6.15
0.92 3.42 31.28 7.05
1.05 4.12 30.99 7.66
1.18 5.28 30.39 8.50
1.31 6.20 29.83 9.05
1.57 8.38 28.36 10.11
1.84 10.70 26.56 10.88
2.10 12.80 24.83 11.44
2.36 14.40 23.45 11.78
2.62 15.80 22.18 11.97
3.15 17.90 20.16 12.10
3.80 19.60 18.48 12.12
4.20 20.00 18.06 12.09
4.72 20.50 17.52 12.03
5.25 21.00 17.00 11.99
6.69 21.40 16.53 11.90
8.06 21.50 16.48 11.97
9.18 21.50 16.56 12.09
10.50 21.50 16.61 12.16
11.81 21.60 16.49 12.14
13.12 21.60 16.44 12.06
15.74 21.60 16.32 11.88
14

Tensión Desviatoria q=(σ'1-σ'3)/2 [kg/cm2]


σ o = 3.0 MPa

12
σ o = 2.0 MPa

10 σ o = 1.0 MPa

4
σ o = 0,5 MPa
σ o = 0,3 MPa

2 σ o = 0,1 MPa

0
0 5 10 15 20 25

Deformación Unitaria, ε1 [%]

25

σ o = 3.0 MPa
u, [kg/cm2]

20 σ o = 2.0 MPa
Variación Presión de Poros, ∆u,

σ o = 1.0 MPa

15

10

σ o = 0,5 MPa

σ o = 0,3 MPa
5
σ o = 0,1 MPa

0
0 5 10 15 20 25

Deformación Unitaria, ε1 [%]


14

12
Tensión Desviatoria q=(σ'1-σ'3)/2 [kg/cm2]

10

0
0 5 10 15 20 25 30 35

Presión de confinamiento media efectiva, p´ = (σ´1+ 2σ´3)/3 [kg/cm2]

0.7

0.6
Índice de Vacíos, e

0.5

0.4

0.3
0 2 4 6 8 10 12 14 16 18

Presión de confinamiento media efectiva, p´ = (σ´1+ 2σ´3)/3 [kg/cm2]


INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 0.10 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.13


Diámetro Inicial [cm] = 5.01
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 3.70
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.54
Humedad Inicial [%] = 11.12
Contrapresión [kg/cm2] = 4.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 1.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 1.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.10 0.16 0.96 0.17
0.20 0.24 0.91 0.23
0.30 0.31 0.88 0.28
0.40 0.36 0.84 0.31
0.50 0.40 0.81 0.32
0.60 0.44 0.78 0.33
0.70 0.47 0.76 0.34
0.79 0.49 0.74 0.34
0.89 0.51 0.72 0.35
0.99 0.53 0.70 0.35
1.49 0.59 0.65 0.35
1.99 0.62 0.62 0.35
2.48 0.64 0.60 0.35
2.98 0.65 0.58 0.35
3.48 0.66 0.58 0.36
3.97 0.67 0.57 0.36
4.47 0.67 0.56 0.35
4.97 0.68 0.56 0.35
5.96 0.68 0.55 0.35
6.95 0.69 0.55 0.36
7.95 0.69 0.55 0.36
8.94 0.68 0.56 0.37
9.93 0.68 0.56 0.36
10.93 0.68 0.56 0.36
11.92 0.67 0.56 0.36
12.91 0.67 0.57 0.36
13.91 0.67 0.57 0.36
14.90 0.67 0.57 0.35
15.89 0.66 0.57 0.35
16.89 0.66 0.57 0.35
17.88 0.66 0.57 0.34
18.87 0.66 0.57 0.34
19.87 0.66 0.56 0.33
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 0.30 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.09


Diámetro Inicial [cm] = 5.03
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 9.10
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.50
Humedad Inicial [%] = 11.22
Contrapresión [kg/cm2] = 2.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 3.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 3.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.10 0.11 2.98 0.14
0.20 0.54 2.74 0.41
0.30 0.81 2.55 0.54
0.40 1.06 2.37 0.64
0.50 1.25 2.22 0.69
0.60 1.39 2.09 0.73
0.70 1.51 1.99 0.76
0.81 1.61 1.90 0.77
0.91 1.69 1.83 0.78
1.01 1.76 1.77 0.79
1.51 1.98 1.57 0.81
2.01 2.09 1.45 0.81
2.52 2.16 1.39 0.82
3.02 2.20 1.35 0.82
3.52 2.23 1.32 0.82
4.03 2.25 1.30 0.82
4.53 2.27 1.29 0.83
5.03 2.28 1.28 0.84
6.04 2.29 1.27 0.84
7.04 2.30 1.27 0.85
8.05 2.30 1.27 0.85
9.06 2.30 1.26 0.85
10.06 2.30 1.26 0.85
11.07 2.30 1.26 0.85
12.08 2.30 1.26 0.85
13.08 2.30 1.26 0.85
14.09 2.30 1.26 0.85
15.09 2.30 1.26 0.83
16.10 2.29 1.26 0.83
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 0.50 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.13


Diámetro Inicial [cm] = 5.03
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 12.40
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.48
Humedad Inicial [%] = 11.37
Contrapresión [kg/cm2] = 2.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 5.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 5.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.10 0.04 5.01 0.09
0.20 0.29 4.90 0.29
0.30 0.46 4.80 0.39
0.40 0.75 4.62 0.55
0.50 1.10 4.39 0.73
0.60 1.54 4.07 0.91
0.71 1.79 3.88 1.00
1.21 2.80 3.00 1.21
1.71 3.29 2.54 1.25
2.22 3.58 2.25 1.25
2.72 3.73 2.09 1.24
3.23 3.85 1.98 1.24
3.73 3.92 1.91 1.24
4.23 3.97 1.86 1.24
4.74 3.99 1.83 1.24
5.74 4.03 1.79 1.24
6.75 4.06 1.78 1.25
7.76 4.07 1.77 1.26
8.77 4.07 1.77 1.27
9.78 4.07 1.78 1.28
11.09 4.07 1.78 1.27
11.79 4.06 1.78 1.27
12.80 4.06 1.79 1.27
13.81 4.05 1.80 1.26
14.82 4.03 1.80 1.25
15.82 4.04 1.78 1.23
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 1.0 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.16


Diámetro Inicial [cm] = 5.00
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 18.60
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.44
Humedad Inicial [%] = 11.67
Contrapresión [kg/cm2] = 4.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 10.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 10.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.13 0.43 10.09 0.79
0.26 0.53 10.11 0.96
0.39 0.83 10.01 1.26
0.52 1.27 9.80 1.61
0.65 1.77 9.46 1.85
0.77 2.05 9.31 2.04
0.90 2.50 8.97 2.21
1.03 2.72 8.85 2.35
1.16 3.15 8.49 2.47
1.29 3.51 8.19 2.55
1.55 4.21 7.58 2.69
1.81 4.75 7.10 2.78
2.06 5.19 6.72 2.87
2.32 5.52 6.39 2.86
2.58 5.80 6.12 2.88
3.10 6.20 5.75 2.92
3.61 6.46 5.50 2.94
4.13 6.63 5.35 2.97
4.64 6.73 5.25 2.97
5.16 6.83 5.17 3.00
6.45 6.93 5.09 3.03
7.74 6.93 5.10 3.04
9.31 6.83 5.21 3.06
10.32 6.83 5.24 3.10
11.61 6.83 5.22 3.08
12.90 6.73 5.33 3.10
15.61 6.83 5.19 3.03
18.06 6.73 5.31 3.06
20.64 6.73 5.31 3.06
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 2.0 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.16


Diámetro Inicial [cm] = 5.02
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 20.00
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.42
Humedad Inicial [%] = 11.34
Contrapresión [kg/cm2] = 4.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 20.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 20.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.13 0.60 20.30 1.35
0.26 1.16 20.39 2.32
0.39 2.08 20.18 3.38
0.52 2.91 19.71 3.93
0.65 3.63 19.30 4.39
0.78 4.32 18.91 4.84
0.91 5.15 18.36 5.25
1.03 6.02 17.79 5.70
1.16 6.84 17.11 5.93
1.29 8.04 16.21 6.38
1.55 9.39 15.06 6.68
1.81 10.44 14.15 6.89
2.07 11.34 13.30 6.96
2.33 11.99 12.70 7.03
2.59 12.74 11.96 7.06
3.10 13.44 11.30 7.11
3.62 13.89 10.85 7.11
4.19 14.19 10.52 7.06
4.65 14.39 10.32 7.07
5.17 14.59 10.13 7.07
6.46 14.69 10.02 7.06
7.86 14.79 9.93 7.07
9.31 14.79 9.90 7.04
10.34 14.79 9.90 7.04
12.02 14.79 9.92 7.06
12.93 14.79 9.92 7.06
15.51 14.79 9.87 6.99
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Seca Resaturada, σ´o = 3.0 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.12


Diámetro Inicial [cm] = 5.02
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 20.80
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.41
Humedad Inicial [%] = 11.18
Contrapresión [kg/cm2] = 4.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 30.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 30.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.13 0.25 30.40 0.98
0.26 0.64 31.00 2.46
0.39 1.29 31.21 3.76
0.52 1.92 31.29 4.82
0.65 2.60 31.25 5.78
0.78 3.27 31.04 6.47
1.04 5.06 30.19 7.88
1.30 6.88 29.09 8.96
1.56 8.60 27.97 9.85
1.82 10.50 26.50 10.51
2.08 12.30 25.00 10.96
2.68 15.40 22.27 11.50
3.12 17.00 20.75 11.63
3.77 18.60 19.17 11.66
4.16 19.30 18.47 11.65
4.68 19.80 17.97 11.66
6.03 20.80 16.99 11.68
7.28 21.20 16.64 11.76
8.95 21.40 16.50 11.84
9.96 21.50 16.41 11.86
11.18 21.50 16.35 11.77
12.49 21.50 16.30 11.71
15.19 21.50 16.29 11.69
14
Tensión Desviatoria q=(σ'1-σ'3)/2 [kg/cm2] σ o = 3.0 MPa
12
σ o = 2.0 MPa

10 σ o = 1.0 MPa

4
σ o = 0,5 MPa
σ o = 0,3 MPa

2 σ o = 0,1 MPa

0
0 5 10 15 20 25

Deformación Unitaria, ε1 [%]

25

σσ oo == 3.0
3.0 MPa
MPa
Variación Presión de Poros, ∆u, [kg/cm2]

20 σ o = 2.0 MPa

σ o = 1.0 MPa

15

10

σ o = 0,5 MPa

σ o = 0,3 MPa
5
σ o = 0,1 MPa

0
0 5 10 15 20 25

Deformación Unitaria, ε1 [%]


14

12
Tensión Desviatoria q=(σ'1-σ'3)/2 [kg/cm2]

10

0
0 5 10 15 20 25 30 35

Presión de confinamiento media efectiva, p´ = (σ´1+ 2σ´3)/3 [kg/cm2]

0.7

0.6
Índice de Vacíos, e

0.5

0.4

0.3
0 2 4 6 8 10 12 14 16 18

Presión de confinamiento media efectiva, p´ = (σ´1+ 2σ´3)/3 [kg/cm2]


INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Slurry, σ´o = 0.10 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 10.12


Diámetro Inicial [cm] = 5.04
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 52.10
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.551
Humedad Inicial [%] = 41.10
Contrapresión [kg/cm2] = 2.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 1.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 1.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.11 0.03 1.03 0.09
0.22 0.13 0.97 0.15
0.32 0.25 0.88 0.19
0.43 0.31 0.83 0.21
0.54 0.39 0.76 0.22
0.65 0.46 0.69 0.23
0.76 0.51 0.65 0.23
0.86 0.55 0.61 0.24
0.97 0.58 0.57 0.24
1.08 0.61 0.55 0.24
1.62 0.69 0.46 0.24
2.16 0.74 0.41 0.23
2.70 0.77 0.39 0.24
3.24 0.78 0.38 0.24
3.78 0.79 0.37 0.25
4.32 0.80 0.37 0.25
4.87 0.81 0.36 0.25
5.41 0.81 0.36 0.25
6.49 0.81 0.35 0.25
7.57 0.81 0.36 0.25
8.65 0.81 0.37 0.27
9.73 0.80 0.38 0.28
10.81 0.79 0.39 0.28
11.89 0.79 0.39 0.27
12.97 0.79 0.39 0.27
14.05 0.79 0.40 0.28
15.14 0.79 0.41 0.29
16.22 0.78 0.41 0.29
17.41 0.78 0.40 0.27
18.38 0.78 0.40 0.27
19.46 0.78 0.40 0.27
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Slurry, σ´o = 0.30 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 5.04


Diámetro Inicial [cm] = 10.13
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 55.20
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.522
Humedad Inicial [%] = 40.18
Contrapresión [kg/cm2] = 2.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 2.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 3.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.11 0.03 3.05 0.11
0.22 0.06 3.03 0.13
0.33 0.09 3.02 0.16
0.43 0.16 3.01 0.25
0.54 0.33 2.95 0.42
0.65 0.49 2.85 0.51
0.76 0.66 2.74 0.59
0.87 0.82 2.62 0.65
0.98 0.96 2.50 0.69
1.09 1.11 2.38 0.72
1.63 1.64 1.89 0.80
2.39 1.96 1.58 0.81
2.72 2.15 1.38 0.80
3.26 2.25 1.27 0.79
3.91 2.34 1.19 0.79
4.56 2.39 1.14 0.79
5.76 2.43 1.11 0.80
6.58 2.44 1.11 0.81
7.60 2.44 1.12 0.84
8.69 2.43 1.14 0.86
9.77 2.43 1.14 0.86
12.49 2.41 1.18 0.89
14.39 2.39 1.21 0.90
15.86 2.38 1.22 0.90
16.29 2.39 1.21 0.91
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Slurry, σ´o = 0.50 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 5.04


Diámetro Inicial [cm] = 10.13
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 56.40
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.50
Humedad Inicial [%] = 40.58
Contrapresión [kg/cm2] = 2.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 5.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.52

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 5.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.11 0.01 5.04 0.07
0.22 0.01 5.05 0.09
0.33 0.11 5.06 0.25
0.44 0.39 4.97 0.54
0.54 0.73 4.74 0.72
0.65 1.09 4.49 0.88
0.76 1.38 4.26 0.96
0.87 1.63 4.05 1.03
0.98 1.96 3.78 1.10
1.09 2.22 3.55 1.15
1.63 3.09 2.75 1.26
2.18 3.56 2.29 1.27
2.72 3.80 2.05 1.27
3.27 3.95 1.90 1.27
3.92 4.06 1.79 1.28
4.35 4.12 1.74 1.29
5.01 4.13 1.73 1.29
5.44 4.14 1.73 1.30
6.53 4.14 1.77 1.37
7.62 4.13 1.77 1.35
9.25 4.14 1.74 1.32
9.80 4.16 1.77 1.39
11.65 4.13 1.71 1.27
12.95 4.18 1.58 1.14
15.89 4.23 1.49 1.08
INFORME ENSAYO TRIAXIAL CIU (Según ASTM D4767-04)

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Muestra Arena de Relave Tranque Ovejería
Probeta Slurry, σ´o = 1.00 [MPa]

Altura Inicial [cm] = 5.04


Diámetro Inicial [cm] = 10.13
Variación de Volumen drenado etapa consolidación [cm3] = 59.90
Indice de Vacíos post consolidación [g/cm3] = 0.462
Humedad Inicial [%] = 41.10
Contrapresión [kg/cm2] = 2.00
Presión de Cámara Efectiva [kg/cm2] = 10.00
Velocidad Deformación Unitaria [% / min] = 0.13

Deformación Variación p' q Observaciones:


Unitaria P. de Poros
[%] [kg/cm2] [kg/cm2] [kg/cm2] q = (σ1'-σ3')/2
0.00 0.00 10.00 0.00 p' = (σ1'+2σ3')/3
0.05 0.00 10.04 0.05
0.11 0.01 10.04 0.07
0.16 0.02 10.07 0.14
0.22 0.13 10.20 0.50
0.33 0.43 10.19 0.92
0.44 0.72 10.08 1.20
0.55 1.01 9.94 1.43
0.77 1.62 9.57 1.78
0.93 2.13 9.20 1.99
0.99 2.29 9.09 2.07
1.15 2.81 8.68 2.24
1.40 3.57 8.06 2.44
1.68 4.32 7.46 2.66
1.96 4.95 6.89 2.76
2.23 5.45 6.43 2.81
2.90 6.23 5.71 2.92
3.44 6.58 5.40 2.97
3.90 6.77 5.25 3.03
4.55 6.95 5.10 3.08
5.02 7.13 4.93 3.09
6.68 7.24 4.84 3.12
7.80 7.24 4.86 3.14
9.44 7.30 4.81 3.16
10.58 7.35 4.76 3.16
12.16 7.36 4.79 3.22
13.48 7.38 4.79 3.26
16.27 7.44 4.78 3.33
19.83 7.45 4.81 3.39
4

Tensión Desviatoria q=(σ'1-σ'3)/2 [kg/cm2] σ o = 1.0 MPa


4

σ o = 0,5 MPa
2
σ o = 0,3 MPa

1
σ o = 0,1 MPa

0
0 5 10 15 20 25

Deformación Unitaria, ε1 [%]

9
σ o = 1.0 MPa
Variación Presión de Poros, Du, [kg/cm2]

6
σ o = 0,5 MPa
5

4
σ o = 0,3 MPa

σ o = 0,1 MPa
2

0
0 5 10 15 20 25

Deformación Unitaria, ε1 [%]


4

Tensión Desviatoria q=(σ'1-σ'3)/2 [kg/cm2] 4

0
0 2 4 6 8 10 12

Deformación Unitaria, ε1 [%]

0.7

0.6
Índice de Vacíos, e

0.5

0.4

0.3
0 1 2 3 4 5 6

Presión de confinamiento media efectiva, p´ = (σ´1+ 2σ´3)/3 [kg/cm2]


ANEXO C. TRIAXIALES CICLICOS CIU
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Slurry 01

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.17 100%PP 129 ciclos
Humedad Inicial 41.25 % 5% def. D.A. 122 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.548 10% def. D.A. 128 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.5

0.4

0.3

0.2
σ d, [kg/cm²]

0.1

-0.1

-0.2

-0.3

-0.4

1.5

1
∆ u, [kg/cm²]

0.5

-0.5

12

10

6
ε1 , [%]

-2

-4

-6
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Slurry 02

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.19 100%PP 26 ciclos
Humedad Inicial 40.38 % 5% def. D.A. 19 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.556 10% def. D.A. 21 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.5

0.4

0.3

0.2
σd, [kg/cm²]

0.1

-0.1

-0.2

-0.3

-0.4

-0.5

1.2

0.8
∆ u, [kg/cm²]

0.6

0.4

0.2

15

10

5
ε1 , [%]

-5

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Slurry 03

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.20 100%PP 22 ciclos
Humedad Inicial 41.97 % 5% def. D.A. 18 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.553 10% def. D.A. 21 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.5

0.4

0.3

0.2
σd, [kg/cm²]

0.1

-0.1

-0.2

-0.3

-0.4

-0.5

1.2

0.8
∆ u, [kg/cm²]

0.6

0.4

0.2

-0.2

2
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Slurry 04

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.14 100%PP 66 ciclos
Humedad Inicial 42.05 % 5% def. D.A. 69 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.492 10% def. D.A. 71 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1.5

0.5
σd, [kg/cm²]

-0.5

-1

-1.5

-2

4
∆ u, [kg/cm²]

-1

15

10

5
ε1 , [%]

-5

-10

-15
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Slurry 05

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.15 100%PP 29 ciclos
Humedad Inicial 41.78 % 5% def. D.A. 27 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.498 10% def. D.A. 29 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1.5

0.5
σd, [kg/cm²]

-0.5

-1

-1.5

-2

4.5

3.5

3
∆ u, [kg/cm²]

2.5

1.5

0.5

-0.5

15

10

5
ε1 , [%]

-5

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Slurry 06

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.18 100%PP 14 ciclos
Humedad Inicial 40.22 % 5% def. D.A. 4 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.500 10% def. D.A. 7 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

2.5

1.5

1
σd, [kg/cm²]

0.5

-0.5

-1

-1.5

-2

-2.5

4
∆ u, [kg/cm²]

-1

20

15

10

5
ε1 , [%]

-5

-10

-15

-20
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 01

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.19 100%PP 30 ciclos
Humedad Inicial 9.28 % 5% def. D.A. 31 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.534 10% def. D.A. 34 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.5

0.4

0.3

0.2
σd, [kg/cm²]

0.1

-0.1

-0.2

-0.3

-0.4

-0.5

1.2

0.8
∆ u, [kg/cm²]

0.6

0.4

0.2

-0.2

2
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 02

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.17 100%PP 61 ciclos
Humedad Inicial 11.22 % 5% def. D.A. 59 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.540 10% def. D.A. 61 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.4

0.3

0.2

0.1
σd, [kg/cm²]

-0.1

-0.2

-0.3

-0.4

-0.5

1.2

0.8

0.6
ε1 , [%]

0.4

0.2

-0.2

2
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 03

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.22 100%PP 14 ciclos
Humedad Inicial 9.11 % 5% def. D.A. 15 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.529 10% def. D.A. 17 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.6

0.4

0.2
σ d, [kg/cm²]

-0.2

-0.4

-0.6

1.2

0.8

0.6
ε1 , [%]

0.4

0.2

-0.2

2
ε1 , [%]

-2

-4

-6
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 04

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.19 100%PP 36 ciclos
Humedad Inicial 9.44 % 5% def. D.A. 37 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.538 10% def. D.A. 40 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.5

0.4

0.3

0.2
σd, [kg/cm²]

0.1

-0.1

-0.2

-0.3

-0.4

-0.5

1.2

0.8

0.6
ε1 , [%]

0.4

0.2

-0.2

2
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 05

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 3.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.18 100%PP 14 ciclos
Humedad Inicial 9.32 % 5% def. D.A. 15 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.506 10% def. D.A. 15 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1.5

0.5
σd, [kg/cm²]

-0.5

-1

-1.5

3.5

2.5

2
ε1 , [%]

1.5

0.5

-0.5

15

10

5
ε1 , [%]

-5

-10

-15
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 06

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 3.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.20 100%PP 9 ciclos
Humedad Inicial 9.25 % 5% def. D.A. 7 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.509 10% def. D.A. 9 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1.5

0.5
σd, [kg/cm²]

-0.5

-1

-1.5

3.5

2.5

2
ε1 , [%]

1.5

0.5

15

10

5
ε1 , [%]

-5

-10

-15
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 07

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 3.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.22 100%PP 4 ciclos
Humedad Inicial 9.32 % 5% def. D.A. 3 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.503 10% def. D.A. 4 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1.5

0.5
σd, [kg/cm²]

-0.5

-1

-1.5

3.5

2.5

2
ε1 , [%]

1.5

0.5

10

4
ε1 , [%]

-2

-4
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 08

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.14 100%PP 66 ciclos
Humedad Inicial 9.19 % 5% def. D.A. 69 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.480 10% def. D.A. 71 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1.5

0.5
σd, [kg/cm²]

-0.5

-1

-1.5

-2

3
ε1 , [%]

-1

10

2
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 09

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.15 100%PP 31 ciclos
Humedad Inicial 9.11 % 5% def. D.A. 30 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.472 10% def. D.A. 31 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1.5

0.5
σd, [kg/cm²]

-0.5

-1

-1.5

-2

3
ε1 , [%]

-1

10

0
ε1 , [%]

-5

-10

-15
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 10

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.17 100%PP 18 ciclos
Humedad Inicial 9.27 % 5% def. D.A. 15 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.484 10% def. D.A. 16 ciclos
Frecuencia de Ciclos 3.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1.5

0.5
σd, [kg/cm²]

-0.5

-1

-1.5

-2

3
ε1 , [%]

-1

15

10

0
ε1 , [%]

-5

-10

-15

-20
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 11

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 10.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.20 100%PP 7 ciclos
Humedad Inicial 9.16 % 5% def. D.A. 7 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.460 10% def. D.A. 8 ciclos
Frecuencia de Ciclos 1.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

2
σd, [kg/cm²]

-1

-2

-3

-4

-5

12

10

8
ε1 , [%]

0
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10

-12
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 12

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 10.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.16 100%PP 31 ciclos
Humedad Inicial 9.09 % 5% def. D.A. 31 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.437 10% def. D.A. 33 ciclos
Frecuencia de Ciclos 1.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1
σd, [kg/cm²]

-1

-2

-3

-4

12

10

6
ε1 , [%]

-2

10

4
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 13

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 10.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.18 100%PP 11 ciclos
Humedad Inicial 9.16 % 5% def. D.A. 11 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.446 10% def. D.A. 12 ciclos
Frecuencia de Ciclos 1.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

2
σd, [kg/cm²]

-1

-2

-3

-4

-5

12

10

6
ε1 , [%]

-2

0
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10

-12
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 14

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 20.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.20 100%PP 10ciclos
Humedad Inicial 11.40 % 5% def. D.A. 9 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.418 10% def. D.A. 10 ciclos
Frecuencia de Ciclos 1.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

10

4
σd, [kg/cm²]

-2

-4

-6

-8

-10

25

20

15
ε1 , [%]

10

-5

2
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 15

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 20.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.16 100%PP 22 ciclos
Humedad Inicial 9.10 % 5% def. D.A. 21 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.410 10% def. D.A. 23 ciclos
Frecuencia de Ciclos 1.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

2
σd, [kg/cm²]

-2

-4

-6

-8

25

20

15
ε1 , [%]

10

2
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 16

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 20.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.14 100%PP 38 ciclos
Humedad Inicial 9.08 % 5% def. D.A. 37 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.402 10% def. D.A. 39 ciclos
Frecuencia de Ciclos 1.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

2
σd, [kg/cm²]

-2

-4

-6

-8

25

20

15
ε1 , [%]

10

-5

0
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10

-12

-14
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 17

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 30.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.19 100%PP 16 ciclos
Humedad Inicial 11.02 % 5% def. D.A. 14 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.400 10% def. D.A. 16 ciclos
Frecuencia de Ciclos 1.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

15

10

5
σd, [kg/cm²]

-5

-10

-15

35

30

25

20
ε1 , [%]

15

10

0
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 18

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 30.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.20 100%PP 11 ciclos
Humedad Inicial 11.24 % 5% def. D.A. 9 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.407 10% def. D.A. 11 ciclos
Frecuencia de Ciclos 1.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

15

10

5
σd, [kg/cm²]

-5

-10

-15

35

30

25

20
ε1 , [%]

15

10

-2
ε1 , [%]

-4

-6

-8

-10

-12

-14
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 19

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 30.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.16 100%PP 36 ciclos
Humedad Inicial 9.04 % 5% def. D.A. 35 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.405 10% def. D.A. 38 ciclos
Frecuencia de Ciclos 1.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

15

10

5
σd, [kg/cm²]

-5

-10

-15

35

30

25

20
ε1 , [%]

15

10

-5

-10

0
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 20

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 30.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.18 100%PP 18 ciclos
Humedad Inicial 9.34 % 5% def. D.A. 17 ciclos
Índice de Vacíos post consolidación 0.398 10% def. D.A. 19 ciclos
Frecuencia de Ciclos 1.00 ciclos/min
σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

15

10

5
σd, [kg/cm²]

-5

-10

-15

35

30

25

20
ε1 , [%]

15

10

-5

0
ε1 , [%]

-2

-4

-6

-8

-10
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 21

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 3.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.20 5% def. D.A. 35 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 1.5 % 10% def. D.A. ---
Humedad Inicial 11.09
Índice de Vacíos post consolidación 0.540 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.6

0.4

0.2
σd, [kg/cm²]

-0.2

-0.4

-0.6

NO TERMINÓ
0.9

0.8

0.7

0.6

0.5
ε1 , [%]

0.4

0.3

0.2

0.1

-0.1

3
ε1 , [%]

-1
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 22

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 3.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.18 5% def. D.A. 72 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 1.5 % 10% def. D.A. ---
Humedad Inicial 11.18
Índice de Vacíos post consolidación 0.533 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.6

0.4

0.2
σd, [kg/cm²]

-0.2

-0.4

-0.6

0.9

0.8 15 ciclos para estabilización de presión de poros

0.7

0.6
ε1 , [%]

0.5

0.4

0.3

0.2

0.1

-0.1

5
ε1 , [%]

-1
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 23

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.22 5%DA 9 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 1.5 % 10%DA 29 ciclos
Humedad Inicial 10.93
Índice de Vacíos post consolidación 0.542 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.8

0.6

0.4

0.2
σd, [kg/cm²]

-0.2

-0.4

-0.6

-0.8

0.9

0.8

0.7

0.6
ε1 , [%]

0.5

0.4

0.3

0.2

0.1

-0.1

12

10

6
ε1 , [%]

-2
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 24

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.20 5% def. D.A. 8 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 2.0 % 10% def. D.A. 38 ciclos
Humedad Inicial 10.90
Índice de Vacíos post consolidación 0.537 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.8

0.6

0.4

0.2
σd, [kg/cm²]

-0.2

-0.4

-0.6

-0.8

0.8

0.7

0.6

0.5
ε1 , [%]

0.4

0.3

0.2

0.1

-0.1

12

10

6
ε1 , [%]

-2
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 25

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.16 5% def. D.A. 48 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 2.0 % 10% def. D.A. 161 ciclos
Humedad Inicial 11.25
Índice de Vacíos post consolidación 0.531 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.6

0.4

0.2
σd, [kg/cm²]

-0.2

-0.4

-0.6

0.7

0.6

0.5

0.4
ε1 , [%]

0.3

0.2

0.1

-0.1

12

10

6
ε1 , [%]

-2
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 26

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 1.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.18 5% def. D.A. 9 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 2.0 % 10% def. D.A. 10 ciclos
Humedad Inicial 10.75
Índice de Vacíos post consolidación 0.539 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

0.8

0.6

0.4

0.2
σd, [kg/cm²]

-0.2

-0.4

-0.6

-0.8

0.7

0.6

0.5

0.4
ε1 , [%]

0.3

0.2

0.1

-0.1

12

10

6
ε1 , [%]

-2
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 27

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.16 5% def. D.A. 93 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 1.5 % 10% def. D.A. 220 ciclos
Humedad Inicial 10.99
Índice de Vacíos post consolidación 0.480 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

2.5

1.5

1
σd, [kg/cm²]

0.5

-0.5

-1

-1.5

-2

-2.5

4.5

3.5

2.5
ε1 , [%]

1.5

0.5

-0.5

12

10

6
ε1 , [%]

-2
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 28

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.17 5% def. D.A. 12 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 1.5 % 10% def. D.A. 51 ciclos
Humedad Inicial 11.10
Índice de Vacíos post consolidación 0.472 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

2.5

1.5

1
σd, [kg/cm²]

0.5

-0.5

-1

-1.5

-2

-2.5

3.5

3 15 ciclos para estabilización de presión de poros

2.5

2
ε1 , [%]

1.5

0.5

-0.5

16

14

12

10
ε1 , [%]

-2
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 29

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.18 5% def. D.A. 9 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 1.5 % 10% def. D.A. 22 ciclos
Humedad Inicial 10.70
Índice de Vacíos post consolidación 0.487 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1
σd, [kg/cm²]

-1

-2

-3

4.5

3.5

3
ε1 , [%]

2.5

1.5

0.5

-0.5

12

10

6
ε1 , [%]

-2
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 30

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.16 5% def. D.A. 93 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 2.0 % 10% def. D.A. 220 ciclos
Humedad Inicial 11.34
Índice de Vacíos post consolidación 0.477 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1
σd, [kg/cm²]

-1

-2

-3

3.5

2.5

2
ε1 , [%]

1.5

0.5

-0.5

12

10

6
ε1 , [%]

-2
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 31

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.17 5% def. D.A. 25 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 2.0 % 10% def. D.A. 72 ciclos
Humedad Inicial 11.26
Índice de Vacíos post consolidación 0.470 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1
σd, [kg/cm²]

-1

-2

-3

-4

4.5

4
15 ciclos para estabilización de presión de poros

3.5

2.5
ε1 , [%]

1.5

0.5

-0.5

12

10

6
ε1 , [%]

-2
ENSAYE TRIAXIAL CICLICO CON CORTE ESTÁTICO

Proyecto Tesis Eloy Santos Ossandón


Tipo de Suelo Arena de Relave Tranque Ovejería
Muestra Seca-Resaturada 32

Datos del Ensaye


Presión de Camara efectiva, σ3 5.00 kg/cm² Observaciones:
Razón de Corte Cíclico, Rc 0.18 5% def. D.A. 11 ciclos
Razón de Anisotropía, Kc 2.0 % 10% def. D.A. 46 ciclos
Humedad Inicial 11.02
Índice de Vacíos post consolidación 0.486 ciclos/min
Frecuencia de Ciclos 3.00 σd=σ1−σ3
σd = tensión desviatoria

1
σd, [kg/cm²]

-1

-2

-3

-4

3.5

2.5

2
ε1 , [%]

1.5

0.5

-0.5

12

10

6
ε1 , [%]

-2