You are on page 1of 4

Andrea Guerrero Jiménez

Grupo 0003

Preliminares metalingüísticos

1.1 EL SIGNIFICADO DE “SIGNIFICADO”

La semántica se define tradicionalmente como el estudio del significado. El


sustantivo “significado” Y el verbo “significar”, se usan, como muchas otras
palabras españolas, en una amplia gama de contextos y en varios sentidos
diferenciables, el humo es un signo natural del fuego, la bandera, es un signo no
convencional de peligro: es un símbolo establecido culturalmente. Supuestos
ontológicos. La mayoría de los enunciados de la lengua, orales o escritos,
dependen para su interpretación en mayor o menor grado, del contexto donde se
usan. Y las creencias ontológicas de los participantes están incluidas en el
contexto del enunciado. Muchas estarán determinadas culturalmente, y, aunque
normalmente se aceptan como consabidas, se pueden aceptar o rechazar. La
gran mayoría de los enunciados de las lenguas naturales, reales y potenciales,
tienen una amplísima gama de significados o interpretaciones. Quiero establecer
en este epígrafe es, no tanto que hay muchos significados, o sentidos, de
“significado”, sino más bien que estos distintos significados se interconectan o
cruzan entre sí de distintas maneras.

1.2 EL METALENGUAJE DE LA SEMANTICA

“Significado” ( y el verbo del que se deriva) es una palabra española que no tiene
equivalente exacto en otras lenguas bastante familiares, hay contextos donde el
sustantivo “significado” y el verbo “significar” no se corresponden uno con otro, o
entre sí, la semántica designa como un metalenguaje, un lenguaje que se use
para describir el lenguaje, lenguas naturales ( en contraste con muchos lenguajes
formales no naturales o artificiales) tienen su metalenguaje propio: pueden usarse
para describir, no solo a otras lenguas (y al lenguaje en general) sino también a sí
mismas. La propiedad por la que un lenguaje puede usarse para referirse a sí
mismo (en la totalidad o en parte) voy a llamarla reflexividad. En lo que se refiere
al vocabulario metalingüístico de las lenguas naturales hay que establecer dos
tipos de modificaciones: de restricción y de extensión.

Más adelante en este mismo capítulo, se introducirán distinciones entre


significado proposicional, y no proposicional, por un lado, y entre significado
de la oración y significado del enunciado. En el capítulo 3, se va distinguir
entre sentido y denotación como dimensiones o aspectos interdependientes del
significado de palabras y sintagmas En un capitulo posterior, en los últimos años,
lógicos y lingüistas han construido distintos metalenguajes no naturales no
formalizados (es decir, matemáticamente precisos) para poder describir las
lenguas naturales con tanta precisión como sea posible. El español escrito es lo
que usamos como metalenguaje; y lo usamos para referirnos a ambos lenguajes,
escrito y oral, y también( cuando es conveniente) para referirnos a las lenguas y a
los enunciados de la lengua considerados interdependiente del medio oral o
escrito en que están realizados, uso metalingüístico del lenguaje hablado común
hay determinadas convenciones y reglas que siguen todos los hablantes nativos
sin haber sido enseñados y, normalmente sin ser conscientes de ello, en el uso del
español ( y otras lenguas naturales) ordinario, no técnico, no hay representación
escrita aceptada convencionalmente de la de la entonación, el ritmo, el acento y
otros aspectos no lingüísticos, que constituyen una parte normal y esencial del
habla. Hay una convención más o menos acepta en general, el uso de comillas,
que sirve para distinguí entre el discurso directo y el indirecto en el español
escrito. Hay muchas aseveraciones metalingüística del lenguaje ordinario que
son univocas en la lengua oral, pero no necesariamente cuando se escribe, en la
lengua escrita. Y viceversa, como no hay en el discurso normal nada que este en
correspondencia directa con los signos diacríticos de puntuación de la lengua
escrita (subrayado, letra cursiva o negrita para el énfasis, comillas, mayúsculas,
etc.) hay muchas aseveraciones del lenguaje ordinario metalingüísticas que son
univocas cuando se escribe, pero no cuando se habla.

1.3 SEMANTICA LINGÜÍSTICA Y NO LINGÜÍSTICA

La semántica lingüística puede entenderse que se refiere al estudio del significado


en cuanto a expresión de una lengua o bien, alternativamente, al estudio del
significado de la lingüística. En general se considera que la significación, o la
semanticidad, es una de las propiedades definitorias del lenguaje, los lingüistas
suelen dar también por supuesto que las lenguas naturales son, en esencia,
comunicativas: es decir, que se han desarrollado o evolucionado, que se han
diseñado desde siempre, para la comunicaron y la interacción, y que sus llamadas
propiedades de concepción y en particular su estructura gramatical y semántica
las adapta para este fin, las lenguas naturales se describen convenientemente
como sistemas de comunicación. Parte de las diferencias entre una comunicación
por medio del lenguaje y otros tipos de comportamiento comunicativo derivan de
las propiedades de intencionalidad y convencionalismo, no hay un texto natural, no
convencional, entre su forma y su significado, las palabras en este sentido, son
arbitrarias.

1.4 LENGUAJE, HABLA Y ENUNCIADO; “LENGUA” Y “HABLA”;


“COMPETENCIA” Y “ACTUACION”

La palabra española “lenguaje”, es categóricamente ambivalente con respecto a al


propiedad semántica pertinente de la contabilidad, puede usarse como un
sustantivo contable, pero también puede usarse como un sustantivo de masa. La
condición de “contable” de una palabra no tiene manifestación gramatical.
Ambigüedad producto del sistema de la palabra española “lenguaje” es
sintácticamente bivalente: es decir, pertenece a dos subclases sintácticamente
distintas de sustantivos (sustantivos contables y sustantivos de masa). Otro modo
de evitar o reducir la ambigüedad ocasionada por la ambivalencia sintáctica de la
palabra española ordinaria y por sus varios sentidos consiste en acuñar un
conjunto de términos más especializados para reemplazarla. Las dos palabras
españolas se diferencian entre si gramatical y semánticamente en varios aspectos.
La palabra “habla” denota el producto o productos del uso de un sistema
lingüístico, solo se refiere al lenguaje hablado es decir, al producto del habla. La
distinción esencial, como se ha visto, se establece entre un sistema, que
comprende un conjunto de reglas gramaticales, y un vocabulario, y los productos
del sistema.

Por competencia ( o mejor aún “competencia lingüística o bien competencia


gramatical”) Chomsky se refiere al sistema de lenguaje que se almacena en el
cerebro del individuo que se supone que conoce o que es competente en la
lengua de que se trate, la competencia de Chomsky se puede identificar por lo que
aquí nos interesa con la “lengua” de Saussure. Chomsky distingue competencia
de actuación Saussure distingue entre lengua y habla pero la actuación no puede
identificarse con el habla, estrictamente hablando, actuación se aplica al uso del
sistema lingüístico, mientras que habla se aplica a los productos del uso del
sistema. El término Chomskiano “actuación” lo emplean los lingüistas
frecuentemente para referirse indistintamente o de manera ambigua, tanto al uso
del sistema como a los productos del uso del sistema.

1.5 PALABRAS, FORMAS Y SIGNIFICADOS.

Las palabras y otras expresiones incluyendo sintagmas y oraciones tienen


significado también tienen forma, las palabras tienen una forma oral y una forma
escrita convencionalmente aceptada, será necesario distinguir la palabra tanto por
su forma como por su significado, para representar no solo la palabra en sí
misma, sino también para representar o bien la forma o bien el significado
considerados independientemente o no de otro. Entre las formas reflexivas de
una palabra, en español y otras lenguas, forma de cita; es decir, como la forma
que se usa para citar la palabra o para referirse a ella como una totalidad
compuesta. La convención ordinaria más tradicional, que los lingüistas adoptan
hoy mucho menos, consiste en usar la forma llamada de infinitivo compuesta de la
partícula “to” y la forma tema muchas palabras españolas también pueden tener
mas de un significado y a este respecto el español es típico de todas las lenguas
naturales.
Los significados de las palabras son discretos y discernibles, palabras
homónimas: palabras diferentes con la misma forma, los homónimos son palabras
que tienen la misma forma pero distinto significado. Primero se diferencias
etimológicamente: llama procede del latín flama: y llama, es una voz procedente
del quechua, lengua amerindia, son dos palabras que se consideran como no
relacionadas semánticamente: es evidente que no hay relación clara ni discernible
sincrónicamente entre los sentidos de “llama” y los sentidos o el significado de
“llama”

1.6 ORACIONES Y ENUNCIADOS; TEXTO, CONVERSACION Y DISCURSO

Hemos supuesto que todas las lenguas naturales tienen palabras, que poseen
forma y significado, que todas las lenguas naturales tienen también oraciones, que
como las palabras, tienen forma y significado, que los significados de las palabras
que componen la oración determinan el significado de esta, al menos
parcialmente. El significado de una oración está determinado no solo por el
significado de las palabras que la componen, sino también por su estructura
gramatical. Los enunciados de una lengua natural, se ha de insistir, no son
simplemente sucesiones, o cadenas, de formas de palabras. Como ya se ha visto,
superpuesto al componente verbal de cualquier enunciado oral hay siempre
necesariamente un componente no verbal, que los lingüistas subdividen aún más
en un subcomponente prosódico y un subcomponente paralingüístico

1.7 TEORIAS DEL SIGNIFICADO Y CLASES DE SIGNIFICADO.

La teoría referencial. o denotacional el significado de una expresión es aquello


a lo que se refiere o que denota o representa. La teoría ideacional o mentalista
el significado de una expresión es la idea o concepto asociados con ella en la
mente de cualquiera que la conozca. La teoría conductista, la teoría del
significado es el uso, la teoría verificaionista y la teoría de condiciones de
verdad.