You are on page 1of 2

UNIVERSIDAD CATÓLICA LUMEN GENTIUM

MAESTRÍA EN FILOSOFÍA

FILOSOFÍA Y DIÁLOGO INTERRELIGIOSO – Dr. Francisco Xavier Sánchez


Hernández

Presenta: José Manuel Arias Córdova

Tlalpan, D.F., 13 de diciembre de 2017

«Análisis de la película las locas aventuras de rabí Jacob»

La trama conduce un hilo constante partiendo de un cristiano llamado Victor


Pivert, el cual se entera de que su chofer de confianza es judío. Durante la trama se
le ven ciertos tipos de racismo hacia las personas negras y un residuo de xenofobia,
podría decirse, consecuencia de la primera mitad del siglo XX.

Más adelante y tras la oposición de su empleado a trabar el día de Sabbat, busca


la forma de poder seguir su camino, sin embargo se ve metido en problemas, ya
que sin querer se envuelve con unos criminales palestinos que tienen secuestrado
a un presidente, después para poder escapar se disfraza de rabino, usurpando al
identidad del rabino Jacob quien acababa de llegar a París desde Estados unidos
para encontrarse con familiares.

Victor quien se dirigía a la boda de su hija atraviesa diferentes momentos escapando


de sus persecutores junto con Slimane el político árabe y Salomón su chofer judío,
para finalmente llegar a la boda de su hija quien se va con el político árabe.

La estructura tripartita para el análisis de la película se ve reflejada por tres grandes


religiones que si bien se asemejan en cuanto a su raíz, a través de la historia se han
ido separando radicalmente, al grado de decir que no hay comunión entre sí.

Desde la perspectiva de la época en la que fue grabada la película, se puede ver


que esta disociación entre las religiones que se destacan en la misma es todavía
fuerte, es decir, no se ha dado aún (aunque en la época actual tampoco) un diálogo
interreligioso.
El conflicto en el que se encuentran los obliga a trabajar juntos para poder salvarse,
pero aun con ciertas restricciones y un distanciamiento entre una y otra religión.

Desde mi punto de vista podría decir que, en una manera cómica y caricaturista el
escritor del guion quiere hacer de manera indirecta una asociación o un primer
diálogo interreligioso regido principal y casi únicamente por conflictos de interés, es
decir, cada uno lo que quiere es salvarse a sí mismo.

La convivencia de hecho no es precisamente por un interés religioso sino más bien


político.

Sin embargo, el hecho de ser de una tradición diferente permea en la actitud de los
personajes ya que esta dificulta la posibilidad de realizar un trabajo en equipo más
eficiente y sin tantos problemas.