You are on page 1of 2

Colectivo Tsoblej

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

Chiapas, México, febrero de 2018

A la comunidad estudiantil
A los trabajadores de la Facultad de Ciencias Sociales

Los diversos problemas académicos y administrativos persistentes en la Facultad de Ciencias Sociales


(FCS) Campus III UNACH son consecuencia de la imposición de la ley educativa neoliberal, porque se
quiere eliminar el derecho a la educación del pueblo y convertirla en mercancía para satisfacer intereses
proempresariales.
La política neoliberal en la educación se impone con los sofismas de mejorar la “calidad educativa”
“progreso y modernidad”, a través éstos es como los actuales planes y programas de estudio fueron modi-
ficados en el 2010, ahora, argumentar que son viejos para actualizarlos es una prueba de la persistencia
del carácter neoliberal reforzada con la ley educativa actual.
Esto nos muestra el carácter de clase de la educación en México, donde la política gubernamental preten-
de minar la importancia de las ciencias sociales y reducirlas a un carácter técnico, con ello implica relegar
la crítica científica, ceder terreno a la formación de sujetos dóciles, sumisos y útiles a las exigencias del
capital monopolista trasnacional. Por ejemplo, la idea de “innovar” materias en la Facultad, sólo eviden-
cia la respuesta de algunos académicos que de manera ingenua o por consigna coadyuvan a las exigencias
empresariales.
La política educativa neoliberal afecta también los derechos laborales de los académicos en las universi-
dades, de la que no escapa el cuerpo académico de la Facultad, este fenómeno provoca en algunos, defien-
dan únicamente sus intereses personales y relegar en segundo término la formación profesional del estu-
diantado, aunque existen honrosas excepciones.
La actitud asumida por los políticos de oficio al aprobar la ley educativa neoliberal, es la misma que asu-
men las autoridades de la UNACH, porque actúan bajo los designios del poder ejecutivo, contra el dere-
cho a la educación del pueblo, por ello la degradante situación académica de la FCS tiene entre sus causa-
les la responsabilidad de las autoridades universitarias.
El neoliberalismo no solo como teoría económica sino como ideología, sus consecuencias son perniciosas
en el ámbito educativo estas generan el individualismo, promueven la pasividad e indolencia, fenómenos
destructivos que se enquistan en la mente del pueblo y obstruyen la toma de conciencia política y la prac-

correo: colectivo.tsoblej@gmail.com
tica transformadora de la realidad.
Cuando se carece de un análisis objetivo de la realidad, la discusión en las aulas de la FCS, son impregna-
das de sofismas, razonamientos desde la lógica formal que rayan en el absurdo, y se reproducen los cáno-
nes de la ideología dominante, verbigracia cuando únicamente se describen fenómenos sociales o políticos
de la actual coyuntura nacional, sin profundizar en su análisis.
Este contexto no es ajeno a la crisis estructural del capitalismo porque es el pueblo quien padece sus ver-
gonzantes consecuencias, una de éstas consiste en la pretensión de privatizar el derecho a la educación, de
esta manera cede a los empresarios comerciar con ésta, y este derecho se convertirá en un privilegio de
quienes posean el dinero para costear su educación.
La deserción escolar, por ejemplo, entre sus causales yace en las devastadoras consecuencias de las inten-
ciones privatizadoras de la educación y en la crisis, por ello muchos estudiantes a causa de la pobreza, in-
flación, descomposición social y la depreciación del peso se ven obligados a abandonar su formación pro-
fesional y vender su fuerza de trabajo a cambio de un salario miserable para su sobrevivencia o coadyuvar
en la economía familiar.
La magnitud de los efectos de la crisis y las políticas neoliberales en nuestro país degradan la capacidad
intelectual del pueblo y en específico de la juventud proletaria, debido a este fenómeno la mentalidad de
los hijos de los trabajadores se extravía, son presa fácil de la pereza mental, destruye su humanidad y dig-
nidad a causa de los vicios, este lamentable fenómeno imbuye a la juventud en una fatal pasividad.
Si partimos de la tesis marxista, “el ser social determina la conciencia social” comprenderemos como en
la sociedad capitalista la juventud proletaria se desarrolla física e intelectualmente en condiciones adver-
sas, pero esta situación puede transformarse en actitud activa, crítica y creadora, para este fin es indispen-
sable el estudio del marxismo.
Porque el marxismo es la guía para la acción transformadora, mediante esta ciencia se explica científica-
mente la realidad objetiva, por su esencia teórica y práctica trasciende el muro de la contemplación y rom-
pe con la lógica perniciosa de los prejuicios.
Son vastas las razones para organizarnos en nuestro sector como estudiantes, por eso no debemos olvidar
la lucha del pueblo por la defensa de la educación pública y gratuita, asimismo en la FCS no olvidemos
las conquistas de la lucha estudiantil, por mencionar algunas la cuota de $270 de inscripción, los exentos
de pago por promedio y acuerdo de grupo.
Callar, vernos con indiferencia, ceder a los prejuicios solamente contribuye a mantener la infame situación
de la Facultad, por el contrario, defendamos nuestro derecho a la educación, rompamos con los dichos sin
fundamento que nublan y vulgarizan la necesidad de organizarnos, por ello, discutamos de manera frater-
na las alternativas para mejorar la vida política y académica de la FCS.
¡Por una educación científica, gratuita y popular!
Colectivo Tsoblej
Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

correo: colectivo.tsoblej@gmail.com