You are on page 1of 20

EN LO PRINCIPAL: RECURSO DE APELACIÓN; OTROSÍ: FORMA DE NOTIFICACIÓN

S. J. G. DE TEMUCO

MATÍAS GERMAN MOYA LEHUEDÉ abogado habilitado, en representación de la parte


querellante, Intendencia Regional de la Araucanía, con domicilio en Manuel Bulnes 590,
Temuco, por la causa RIT 7228-2017, RUC 1710036300-3, a S.S. respetuosamente digo:

Que, encontrándome dentro del plazo legal, y según lo dispuesto en los artículos 253 y
370 del Código Procesal Penal, vengo en interponer recurso de apelación en contra de la
resolución de fecha 09 de febrero de 2018, por medio de la cual SS. dispuso el
sobreseimiento definitivo de la presente causa según lo dispuesto en la letra b) del
artículo 250 del Código Procesal Penal, en atención a los fundamentos de hecho y
derecho que a continuación paso a exponer:

1. LOS HECHOS DE LA FORMALIZACIÓN

El día 24 de septiembre de 2017 los imputados fueron formalizados en audiencia de


control de la detención por el Ministerio Público, por los siguiente dos hechos delictuales:

1.1 Primer Hecho: “Que a lo menos desde el periodo comprendido entre los meses de
marzo a septiembre de 2017, los imputados 1) Héctor Javier Llaitul Carrillanca, 2) Ernesto
Lincoyán Llaitul Pezoa, 3) Jaime Eduardo Huenchullán Cayul, 4) Fidel Lautaro Tranamil
Nahuel, 5) Martín Damián Curiche Curiqueo, 6) Claudio Antonio Leiva Rivera, 7) David
Eduardo Cid Aedo y 8) Rodrigo Nazario Huenchullán Cayul, pertenecen a una organización
de carácter permanente en el tiempo, con estructura jerarquizada, formas determinadas
de comunicaciones y/o instrucciones, concertados, con distribución de tareas, que

1
comparten motivaciones comunes, destinada entre otros objetivos a cometer delitos
contrarios al orden social, las personas y la propiedad mediante la utilización de armas de
fuego y atentando contra la propiedad privada, arrojando artefactos incendiarios a bienes
muebles e inmuebles, causando en una parte de la población el temor justificado de ser
víctima de delitos de la misma especie, debido a la naturaleza y efectos de los medios
empleados, como lo son el fuego y la utilización de armas de fuego; obedeciendo a un plan
premeditado de atentar contra este grupo de personas constituido por transportistas
vinculados entre otros a las empresas forestales y de transporte, cometidos para arrancar
decisiones de la autoridad pública e imponerle exigencias, tales como la libertad de los
denominados presos políticos mapuche y el reconocimiento de la autonomía y territorio a
un determinado grupo de personas del ámbito rural, cuyo campo de acción comprende
principalmente la novena región de la Araucanía, y zonas de las Regiones del Biobío y de
Los Ríos. En este contexto el imputado Héctor Llaitul Carrillanca apodado el Negro o
comandante Héctor, es el líder de la organización en comento, instruyendo a mandos
medios de la asociación la comisión de delitos, obteniendo financiamiento, armas y
municiones para posibilitar la ejecución de los actos delictuales propios al fin de ésta.
Ernesto LLaitul Pezoa, hijo de Héctor, se encarga de apoyar a su padre coordinando la
ejecución de hechos delictuales de la organización, gestionando la distribución de medios
tales como: dinero, armas y municiones. Jorge Huenchullan Cayul, apodado Matute, está
encargado de organizar por encargo del líder, diversos ataques a la propiedad mediante
medios incendiarios en la zona de Malleco, reclutando para ello a personas que serán los
ejecutores materiales de éstos, estableciendo el día y lugar de comisión de los mismos y
verificando condiciones para ello Jaime Huenchullán Cayul y Rodrigo Huenchullán Cayul,
este último apodado Yoyi, prestan apoyo en la logística a su hermano Jorge en actividades
tales como, señalar si están las condiciones adecuadas del lugar para la comisión impune
de los delitos planificados, cooperar en el reclutamiento de ejecutores materiales, ello bajo
conocimiento de las instrucciones dadas y financiamiento conseguido por el líder. Claudio

2
Leiva Rivera, apodado el Temucano y José Armando Henríquez Medina, apodado el Mosko,
ambos prestan apoyo a la asociación cooperando en la planificación y distribución de
medios tales como armas y municiones para su posterior utilización en la comisión de
hechos ilícitos ejecutados de acuerdo a los fines de la organización Fidel Tranamil Nahuel y
Martin Curiche Curiqueo, apodado este último Kuri o Kuricheo, quienes son mandos
medios que, por encargo del líder, se encargan de dirigir, ejecutar y reclutar ejecutores
materiales para delitos principalmente incendiarios en la zona de provincia de Cautín
David Cid Aedo forma parte de la asociación mantiene comunicaciones constantes con el
líder Héctor Llaitul consultando sobre los ataques, sugiriendo acciones a seguir dentro de
la organización con el objetivo de cumplir el plan criminal. La estructura de la asociación
cuenta además con personas que desempeñan los siguientes roles funcionales, distintos a
los ya mencionados. Un sujeto individualizado como el “informático” quien ayuda a
ocultar medios probatorios procurando la impunidad de los miembros de la agrupación.
Los Burros, quienes efectúan el traslado y distribución de dinero, armas y municiones
destinadas a la ejecución de actos ilícitos por parte de la asociación, tanto desde el
extranjero como en territorio nacional. Los ejecutores materiales, quienes por encargo y
bajo la dirección de los líderes y mandos medios de la organización ya individualizados,
ejecutan materialmente determinadas actividades ilícitas que constituyen el objetivo de la
asociación, principalmente la quema de camiones. Como forma especial de comunicación
los miembros de la asociación utilizan, entre otros, telegram y mensajería de wasap, a
través de la cual los lideres le indican a los seguidores que deben ejecutar la quema de
camiones en la provincia de Malleco y Cautín, instruyendo y coordinado tales ilícitos,
asimismo, luego de concretados tales hechos se felicitan por la misma vía, además ofrecen
financiamiento para ejecutar actos futuros. Los demás integrantes a través del mismo
medio de comunicación reportan los hechos y actos ejecutados. Dicha organización dentro
de sus metas delictuales tiene establecida el objetivo de quemar durante el año 2017 la
cantidad de 100 camiones, de los cuales a la sazón van destruidos más de 40 camiones.

3
Este colectivo ha realizado en cumplimiento de su fin delictual, una serie de delitos dentro
de los cuales podemos mencionar, entre otros, los siguientes:
 ATAQUE TRANSPORTES CAVALLIERI: En horas de la noche del 11 de marzo de
2017, un grupo cuatro individuos con rostros cubiertos y vestimentas oscuras
todos portando armas del tipo escopeta, concurrieron hasta las dependencias de
Transportes Cavalieri, ubicado en la ruta 5 Sur kilómetro 659 de la localidad de
Vilcun, quemando la cantidad de 17 camiones y 07 ramplas, para luego huir
dejando abandonas en el lugar un lienzo cuya leyenda indica el textos en
mapuzungun (Kidu tañi kuifike rakiduam-kidu tañi mapu-kidutañi weichan pu
wichafe-O.R.T. weichafe C.A.M.), y en español tales como: territorial ejercido por la
resistencia mapuche revolucionaria armada pueblo a paso firme hacia la liberación
nacional y digna lucha de autodefensa que confronta la inversión capitalista para
su permite la reconstrucción territorial y cultural de nuestro pueblo nación
forestales las expresiones latifundistas las mineras hidroeléctricas y toda del
walmapu por territorio y autonomía, (tañi ixofil mogen tañi mapuche mogen
amulepe tañi kuifike weichan weuwain pu Wall mapuche-marrichiweu)” Cabe
señalar que dicho ataque se realizó en cinco minutos aproximadamente.
 ATAQUE A TRANSPORTES CALAFQUEN: En horas de la madrugada del 19 de agosto
de 2017, un grupo compuesto por 15 individuos aproximadamente, con rostros
cubiertos, portando antorchas y armas de fuego largas y cortas, dirigidos por los
imputados Martin Curiche Curiqueo y Fidel Tranamil, concurrieron hasta
dependencias de Transportes Calafquen ubicadas en la ruta 5 Sur kilómetro 686
de la comuna de Padre Las Casas, quemando la cantidad de 17 camiones, para
luego huir dejando en el lugar una serie panfletos, pancartas cuya leyenda indica
“esto no es montaje resistencia y sabotaje” “ libertad PPM en huelga mapu ningún
juicio ni condena quedará sin respuesta” “ Jaime Mendoza Collio presente en el
weichan, contra su estado de derecho resistencia y sabotaje” “ arriba la resistencia

4
en el puelmapu con kalfukura y kilapan vanza la liberación nacional”. Hecho por el
cual felicitan a los integrantes Martin Curiche y Fidel Tranamil. Cabe señalar que
dicho ataque se realizó en un tiempo de cinco minutos aproximadamente.
 ATAQUE FORESTAL MININCO: En horas de la noche del 04 de septiembre de 2017,
un grupo compuesto por 04 individuos aproximadamente, con rostros cubiertos,
portando armas de fuego concurrieron hasta el predio de forestal Mininco
denominado la Envidia ubicadas kilómetro 01 camino Pumalal comuna de Temuco
quemando la cantidad de cinco camiones, cuatro maquinarias forestal, para luego
huir dejando en el lugar una serie panfletos, pancartas cuya leyenda indica
“industria forestal y latifundistas habrá paz cuando devuelvan nuestro territorio y
retiren sus inversiones capitalistas de nuestro wallmapu. libertad al peñi facundo
huala ort wenteche catrileo c.a.m” Cabe señalar que dicho ataque se realizó en un
tiempo aproximado de siete minutos aproximadamente.
Este colectivo igualmente ha planificado en cumplimiento de su fin delictual, hechos que se
han visto frustrados, pudiendo señalar los siguientes: Los integrantes Jaime y Jorge
Huenchullán Cayul, por encargo y en coordinación con el líder, planificaron la ejecución de
la quema de camiones en la provincia de Malleco, en el denominado “viernes de fuego”,
que en principio se realizaría el viernes 11 de agosto de 2017, sin haber logrado ejecutar
tal acto debido al aumento de patrullajes de la policía. Estos también, por encargo y en
coordinación con el líder, planificaron la ejecución de la quema de camiones en la provincia
de Malleco, hecho que debía realizarse el 20 de agosto de 2017, día previo al inicio del
juicio a desarrollarse en el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco en el caso Luchsinger
Mackay, juicio que se inició el día 21 del mismo mes y año, sin haber logrado ejecutar tal
acto debido al aumento de patrullajes de la policía.
Este colectivo igualmente en cumplimiento de su fin delictual, ha acordado realizar hechos
delictuales futuros, pudiendo señalar el siguiente: En este contexto el imputado Héctor
LLaitul Carrillanca, planificó e instruyó a miembros de la organización el realizar un ataque

5
incendiario el día antes que se produjera la lectura de sentencia del caso Luchsinger
Mackay, juicio que está en pleno desarrollo en el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de
Temuco, ataque que consistiría en la quema de camiones que allí se encontraren en la
empresa de transportes Riquelme Correa, empresa ubicada en la localidad de Vilcun,
solicitando expresamente que se quemen todos y no quede ni uno sólo sin ser destruido.”

1.2 Segundo Hecho: El día 19 de agosto de 2017, alrededor de las 01.45 de la madrugada,
un grupo indeterminado de sujetos, entre los que se encontraban los imputados Fidel
Lautaro Tranamil Nahuel y Martín Damián Curiche Curiqueo, quienes además dirigían las
acciones, provistos de armas de fuego cortas y largas, además de portar antorchas y otros
elementos incendiarios, ingresaron a la empresa de Transportes Calafquen Ltda, de
propiedad de Inmobiliaria Aranzasti Ltda., representada por don Ramón Fernando
Aranzasti Martinez, ubicada en la Ruta 5 sur km. 686, comuna de Padre Las Casas -
propiedad emplazada junto a un recinto hotelero, bodegas de acopio de maquinarias y
alimentos, poblaciones y cercana a un recinto religioso -, lugar en el cual se dirigieron
hacia el sector destinado al estacionamiento de camiones, y de forma ordenada y
sistemática, distribuyéndose las tareas, demostrando con ello una organización y
planificación previa, comenzaron a encender las antorchas, dirigiéndose luego hacia los
vehículos aparcados, para comenzar a lanzar líquidos combustibles al interior de las
cabinas de los mismos, iniciando el fuego mediante el uso de los elementos portadores de
llama. En el momento en que se desarrollaban los hechos, el rondín del lugar Eduardo
Enrique Borquez Campos, logra observar al grupo, los cuales al ver su presencia,
comenzaron a dispararle en varias oportunidades con las armas que portaban, debiendo
este, para salvaguardar su integridad física y su vida, huir del lugar saltando el cerco
perimetral hacían el terreno colindante en busca de ayuda, al tiempo que algunos choferes
que pernoctaban al interior de sus vehículos que no fueron afectados por el fuego,
debieron ocultarse primero, con el fin de protegerse de los atacantes; y luego también huir

6
del lugar para no ver afectada su integridad física o su vida. Los autores del hecho
continuaron encendiendo fuego a los camiones, para posteriormente abandonar el
terreno, dejando en el lugar una serie de panfletos cuyas leyendas indican: “esto no es
montaje resistencia y sabotaje”; “libertad PPM en huelga mapu ningún juicio ni condena
quedará sin respuesta”; “Jaime Mendoza Collio presente en el weichan, contra su estado
de derecho resistencia y sabotaje”; “arriba la resistencia en el puelmapu con kalfukura y
kilapan avanza la liberación nacional. Weichan Auka Mapu”. Producto de los hechos
anteriormente descritos y en particular por la acción del fuego, resultaron quemados en la
totalidad de su estructura los siguientes camiones y sus respectivas ramplas:
1. Camión placa patente única HLXG-89, marca Mercedes Benz, modelo Actros, color
blanco, año 2017, con su rampla patente Nro. GRCW-16 y la carga contenida en
ella.
2. Camión placa patente única DCTW-43, marca Freightliner, modelo 00M2-112, color
blanco, año 2011, con su rampla patente JP-4183 y la carga contenida en ella.
3. Camión placa patente única DDPW-19, marca Freightliner, modelo 00CL-120, color
blanco, año 2011, con su rampla se desconoce patente y la carga contenida en ella.
4. Camión placa patente única HTRK-92, marca Mercedes Benz, modelo Actros 2644,
color blanco, año 2016, con su rampla patente JN-9393 y la carga contenida en
ella.
5. Camión placa patente única FYGW-99, marca Mercedes Benz, modelo Actros
1836LS, año 2014, color blanco, con su rampla patente JB-7525 y la carga
contenida en ella.
6. Camión placa patente única GSSX-94, marca Freigthliner, modelo 00CASC125, color
negro, año 2015, con su rampla patente JG-5814 y la carga contenida en ella.
7. Camión placa patente única HBTW-78, marca Freigthliner, modelo 00M2-106, color
blanco, año 2015, con carro marca Randon patente JH-1735.

7
8. Camión placa patente única CYPY-61, marca Freigthliner, modelo 00CL120, color
amarillo, año 2011, con rampla patente no identificada y la carga contenida en
ella.
9. Camión placa patente única GKYL-51, marca Freigthliner, modelo 00CASC-125,
color blanco, año 2014, con su rampla patente JH-2406 y la carga contenida en
ella.
10. Camión placa patente única HLHB-70, marca Mercedes Benz, modelo Actros 2644,
color blanco, año 2016, con su rampla patente JL-5971 y la carga contenida en ella.
11. Camión placa patente única JFCD-81, marca Volvo, modelo 00FH, color blanco, año
2017, con su rampla patente GRCW-23 y la carga contenida en ella.
12. Camión placa patente única FYGW-98, marca Mercedes Benz, modelo Actros 1836,
color blanco, año 2014, Rut. 78.405.670-8, con rampla patente JB-7522 y la carga
contenida en ella.
13. Camión placa patente única FYGW-97, marca Mercedes Benz, modelo Actros 1836,
color blanco, año 2014, Rut. 78.405.670-8, con rampla patente JB-7513 y la carga
contenida en ella.
14. Camión placa patente única GKYL-50, marca Freigthliner, modelo 00CASC125, color
blanco, año 2014, con rampla patente JJ-3445.
Con daños parciales en su estructura producto de la acción del fuego, resultados afectados
los siguientes vehículos.
15. Camión placa patente única JFCD-78, marca Volvo, modelo 00FH, color blanco, año
2017. Con rampla patente GRCW-19.
16. Camión placa patente única JCHB-30, marca Mercedes Benz, modelo Actros, color
blanco, año 2017. Con rampla patente JP-4174.
17. Camión placa patente única HVSJ-17, marca Volvo, modelo 00FH, color azul, año
2016, Rut. 76.015.508-k. Con rampla patente JJ-5330.

8
Los daños anteriormente descritos fueron avaluados en su totalidad, por las victimas en la
suma aproximada de $1.200.000.000 (mil doscientos millones de pesos). Los hechos antes
descritos, han tenido por finalidad producir en una parte de la población, constituida por
empresarios transportistas y choferes de camiones vinculados laboral y contractualmente
con empresas forestales y de transportes en general de las regiones VIII, IX y XIV, el temor
justificado de ser víctimas de delitos de la misma especie, utilizando para ello, como
medios de comisión: el fuego, medio de suyo estragoso, que produce o puede producir un
daño indiscriminado, y la intimidación a las personas a través de la utilización de armas de
fuego; obedeciendo este actuar al cumplimiento de un plan elaborado y coordinado
destinado a compeler a una categoría de personas -por considerarlos usurpadores del
territorio que dicen les pertenece y artífices de la represión que afectaría al pueblo
mapuche, como lo son las empresas forestales y de transportes en general y todas aquellas
personas que de una u otra forma se vinculan a ellas-, y así arrancar de parte de la
autoridad política decisiones que favorezcan a los denominados “presos políticos
mapuche”, que corresponderían a personas de la etnia mapuche privados de libertad a la
época de los hechos, ya sea por condenas o prisión preventiva en diversas causas
judiciales; junto con imponer a la misma autoridad política la obligación de reconocer
constitucionalmente la autonomía territorial para el pueblo mapuche en las regiones del
sur del país.”

El primer hecho formalizado fue calificado por el Ministerio Público como constitutivo del
delito de asociación ilícita de carácter terrorista, previsto y sancionado en el artículo 2° N°
5 de la Ley N°18.314, en relación con el artículo 1° inciso 1° del mismo cuerpo legal, y de
los artículos 292 y 293 inc. 1° y 294, todos del Código Penal, cometido en calidad de
autores de acuerdo al artículo 15 N°1 del Código Penal, siendo el delito base, el incendio
del artículo 476 N° 2 del Código Penal. Por otra parte, el segundo hecho fue calificado
como incendio de carácter terrorista, previsto y sancionado en el artículo 476 N° 2 del

9
Código Penal, en relación al artículo 1° y 2° N° 1 de la Ley 18.314, atribuyéndoles
participación en calidad de autores del 15 N°3 del Código Penal.

2. RESOLUCIÓN APELADA:

El Tribunal en audiencia de fecha 09 de febrero de 2018 decretó el sobreseimiento


definitivo de la presente causa, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 250 letra b)
del Código Procesal Penal, “por aparecer claramente la inocencia de aquellos, de los
hechos que les fueran atribuidos, en relación a los delitos de incendio y asociación ilícita
terrorista”. Para llegar a esta decisión SS. sostiene los siguientes argumentos en su
resolución:

1. Como punto de partida argumental indica “Que de la lectura del artículo 250 del
Código Procesal Penal fluye que para que proceda el sobreseimiento definitivo
deben reunirse los siguientes requisitos: 1) Que la investigación se encuentre
agotada. 2) Que concurra una causa legal.”
2. Luego agrega: “Sobre lo primero, la investigación se entenderá agotada, desde que
el Ministerio Público dispuso el cierre de la investigación y comunicó la decisión de
no perseverar a los intervinientes.”
3. Sobre el segundo requisito señala: “En lo que atañe a la causal del artículo 250 b)
del código de juzgamiento penal, el tribunal debe considerar necesariamente, que
los imputados de esta causa fueron formalizados como autores del delito de
asociación ilícita terrorista y dos de ellos, como autores del delito de incendio, a
partir del informe contenido en el Oficio N° 130 suscrito por el Director Nacional,
Drogas e Investigación Criminal de Carabineros de Chile, General Gonzalo Blu
Rodríguez, que daba cuenta de comunicaciones intervenidas a los imputados,
donde aparecía el planeamiento de diversos atentados incendiarios y

10
específicamente el incendio de rodados de la Empresa Calafquén, antecedentes
respecto de los cuales la Fiscalía posteriormente concluyó “presentan múltiples
anomalías”, habiéndose introducido a aparatos de telefonía celular y otros
elementos de los imputados, información ajena e incriminatoria, que permitió su
detención, formalización e inclusive en su momento, la prisión preventiva, la que
solo cesó, por resolución recaída en acción de amparo promovida en favor de los
imputados.”
4. Luego, SS. reconoce expresamente que “si bien es cierto los estándares del
sobreseimiento son distintos a los de una sentencia absolutoria, ya que en aquél se
exige que se establezca claramente la inocencia del imputado y en aquella basta la
duda razonable”.
5. Después agrega que “de las razones del no perseverar de la Fiscalía se desprenden
que no existían ni existen al día de hoy antecedentes que vinculen a los imputados
en calidad alguna con el delito de incendio y asociación ilícita terrorista
investigada”.
6. Finalmente señala refiriéndose a los antecedentes de cargo que, estos “solo
pudieron producirse por el implante de supuestas conversaciones de los imputados
a través de sus dispositivos electrónicos, con la inserción de mensajes y archivos no
compatibles con tales elementos, lo que restó veracidad a tales antecedentes,
según relación de hechos de la Fiscalía y lo que informase a ésta la Unidad
Especializada en Lavado de Dinero, Delitos, Económicos, Medioambientales y
Crimen Organizado de la Fiscalía Nacional”.

11
3. HITOS PROCESALES QUE ANTECEDEN A LA PRESENTE IMPUGNACIÓN:

A continuación, se detallan los hitos procesales relevantes que anteceden a la resolución


de fecha 09 de febrero de 2018:

1. Durante la tramitación de la investigación, el Ministerio Público en reiteradas


oportunidades decretó el secreto de la investigación sobre determinadas piezas de
la carpeta investigativa, en sendas resoluciones de fecha 03 de octubre de 2017, 06
de noviembre de 2017, 28 de diciembre de 2017, 04 de enero de 2018.
2. Con fecha 25 de enero de 2018, mediante resolución administrativa, el Ministerio
Público decidió levantar de manera total el secreto que pesaba sobre la
investigación. El mismo día 25 de enero de 2018, comunicó el cierre de la
investigación y la decisión de no perseverar en el procedimiento, conforme
dispone el artículo 248 letra c) del Código Procesal Penal, ante lo cual, esta parte
solicitó la reapertura de la misma, conforme dispone el artículo 257 del Código
Procesal Penal, cuestión que fue rechazada por SS. en audiencia del pasado 09 de
febrero de 2018.
3. Junto a lo anterior, se pidió un nuevo plazo de conformidad al artículo 17 del
Código Procesal Penal, únicamente para solicitar diligencias en relación a los
antecedentes de la carpeta investigativa que fueron mantenidos en absoluto
secreto hasta el mismo cierre de la investigación. Sin embargo, esto también fue
rechazado privando a esta parte de sus derechos como querellante.
4. Es preciso aclarar que atendido el rol coadyuvante que inspira el actuar de este
querellante institucional no se solicitó previamente el levantamiento del secreto,
en aras de facilitar el adecuado desarrollo de la investigación y en el entendido que
dicho secreto era necesario para la obtención de resultados que permitieran el
adecuado esclarecimiento de los graves hechos investigados, ya que la única

12
hipótesis para decretar secreto según el artículo 182 del Código Procesal Penal es
cuando sea “necesario para la eficacia de la investigación”.
5. En efecto, cuando el Ministerio Público actúa respetando los principios
consagrados en su Ley Orgánica Constitucional y que inspiran la reforma procesal
penal en Chile, no cierra investigaciones con pruebas secretas y permite a los
intervinientes un efectivo ejercicio de sus derechos.
6. Todo lo expuesto se resume en una parte querellante, que de buena fe esperó el
resultado de las diligencias declaradas secretas, supuestamente para resguardar la
eficacia de la investigación, y que, de un día para otro, de manera abrupta y casi
subrepticia, se entera que la investigación se encuentra cerrada, sin tener
conocimiento del contenido de las piezas declaradas secretas, cuestión que se
extendió hasta mucho después, porque el Ministerio Público entregó copias
incompletas de la carpeta. La situación descrita, se traduce en una situación
imposible e insuperable para este querellante.
7. Por otra parte, y como reconoció el propio Fiscal en la audiencia, además faltaban
23 diligencias que debían allegarse aún al proceso, por lo que la investigación
malamente podría catalogarse como agotada. Al respecto, la jurisprudencia del
Excelentísimo Tribunal Constitucional señala en sentencia Rol N° 1341-2009, de 15
de abril de 2010 (considerando 49°), y Rol N° 1394-2009, de 13 de julio de 2010
(considerando 21°), lo siguiente "para que proceda el ejercicio de la facultad de no
perseverar, es imprescindible que el fiscal haya practicado todas 'las diligencias
necesarias para la averiguación del hecho punible y sus autores, cómplices o
encubridores'. Esta es una expresión de la obligación del Ministerio Público de
investigar, establecida en el artículo 183 del Código Procesal Penal en relación con
el artículo 257 del mismo Código".
8. Desde luego la situación relatada ha significado un agravio que afecta en forma
determinante el debido acceso a la tutela judicial efectiva, al derecho a ejercer la

13
acción penal, y sin dudas la igualdad de armas de las que deben estar provistos
quienes confrontan posiciones opuestas ante el juez.
9. Finalmente, SS. decide sin mérito jurídico ni fáctico acoger la solicitud de
sobreseimiento definitivo efectuada por las defensas de los imputados.

4. FUNDAMENTOS DE HECHO Y DERECHO:

Esta parte querellante estima que la resolución apelada no se ajusta a derecho, ni menos
al mérito de los antecedentes de la investigación, en base a los motivos que se indicaran a
continuación:

1. Como consta en el registro de audio de la audiencia de fecha 09 de febrero de


2018, las defensas de los diez imputados en la causa alegaron por varias horas, y
en sus argumentaciones hicieron alusión detalladamente a una serie de
antecedentes investigativos ajenos a la presente causa.
2. Esta irregularidad tuvo como consecuencia procesal directa que la resolución
apelada tiene como fundamento expreso un antecedente investigativo ajeno a la
presente causa, ya que SS. en su resolución utiliza como antecedente fundante de
su resolución el “informe contenido en el Oficio N° 130 suscrito por el Director
Nacional, Drogas e Investigación Criminal de Carabineros de Chile, General Gonzalo
Blu Rodríguez”, el cual, no forma parte de la carpeta investigativa de la causa.
3. Además de lo anterior, es posible indicar que el abogado defensor de uno de los
imputados hizo entrega a SS. en la misma audiencia y frente a todos los
intervinientes de un informe pericial elaborado por el perito Felipe Sánchez Fabre,
el cual, forma parte de la causa RUC 1701235422-3.
4. Las argumentaciones fundadas en otra causa, resultaron particularmente graves ya
que los Fiscales del Ministerio Público presentes en la sala, junto con solicitar el

14
rechazo del sobreseimiento señalaron que no tenían conocimiento de dichos
medios probatorios.
5. Además, esta parte querellante hizo presente en forma expresa y en reiteradas
ocasiones a SS. que no conocía los antecedentes esgrimidos por las defensas en
sus argumentaciones, ya que no era interviniente en la causa RUC 1701235422-3.
6. En razón de esta irregular situación esta parte querellante como petición principal,
y ante la absoluta imposibilidad de controvertir los argumentos de las defensas
solicitó que se suspendiera la audiencia y se ordenara la entrega de los nuevos
antecedentes utilizados por las defensas.
7. Esta solicitud fue rechazada por SS. y como consecuencia de ello se le conculcó a
esta parte querellante el derecho al debido proceso, privándola de su derecho a
conocer los antecedentes esgrimidos por las defensas y vulnerando con ello los
principios de la contradictoriedad, e igualdad de armas, ya que se nos privó de la
posibilidad de defender fundadamente nuestra postura procesal y jurídica.
8. En efecto, lo resuelto por SS. vulneró no sólo la garantía constitucional de la
igualdad ante la ley consagrado en el artículo 19 n° 3 inciso 1ro “La Constitución
asegura a todas las personas: …3º.- La igual protección de la ley en el ejercicio de
sus derechos.”; sino también la garantía del debido proceso y los principios que de
ésta derivan, como lo es, para el caso del proceso penal acusatorio, el principio de
igualdad de armas, tal y como se plasmó en el mensaje del código procesal penal,
que señala “La reforma al sistema penal constituye una labor que se extiende más
allá de la reforma al proceso penal(…) y supone, por sobre todo, de un modo
urgente y prioritario, modificar el proceso penal para transformarlo en un juicio
genuino, con igualdad de armas entre el Estado y el inculpado y con plena vigencia
de la oralidad, la oportunidad y la inmediación.”
9. Sobre esta materia la Excelentísima Corte Suprema ha resuelto que “… el tribunal
que conoce de un recurso debe limitarse a escuchar los hechos y argumentos que

15
las partes directamente les exponen y cualquier duda que se les presente deben
salvarla de inmediato, ante los mismos litigantes de manera que lo dicho por una
de ellas pueda ser siempre conocido por la otra, controvertido o complementado.
Lo dicho no es otra cosa que la manifestación del principio de contradicción,
integrante del debido proceso”1.
10. En forma subsidiaria, esta parte solicitó derechamente el rechazo de la solicitud de
sobreseimiento debido a que es absolutamente imposible de acuerdo a los
antecedentes y pruebas contenidos en la carpeta investigativa inferir la inocencia
de los imputados.
11. Es justamente por esta situación ambigua, y por esta investigación incompleta que
realizó el Ministerio Público, que esta parte querellante solicitó previamente la
reapertura de la investigación a SS., y concretamente que un organismo
suficientemente calificado realice un informe que permite aclarar la evidente
opacidad que presenta la investigación.
12. En dicho sentido es necesario reiterar a SS. que el Fiscal a cargo de la investigación
cerró ésta teniendo 23 diligencias investigativas aún pendientes, por lo cual, a
juicio de esta parte querellante el ente persecutor no cumplió con su deber legal y
constitucional de agotar la investigación. A pesar de que esta información fue
comunicada verbalmente por el propio Fiscal en la audiencia, y que esta parte
solicitó la reapertura de la investigación, SS. sostiene erróneamente a nuestro
parecer, que “la investigación se entenderá agotada, desde que el Ministerio
Público dispuso el cierre de la investigación y comunicó la decisión de no perseverar
a los intervinientes”.
13. En efecto, la carpeta investigativa presenta algunas contradicciones entre las
conclusiones de los informes periciales de Carabineros, y los Informes periciales

1
Sentencia dictada el 19 de Mayo de 2010 por la Causa ROL Nº 7649-2009 de la Excelentísima Corte de
Suprema, considerando séptimo.

16
elaborados por la Fiscalía Nacional, sin embargo de tales contradicciones no es
posible colegir lógica ni racionalmente la inocencia de los imputados en la causa.
14. La carpeta investigativa contiene informes de Carabineros que permiten acreditar
la existencia de los dos hechos punibles, y asimismo la participación de los
imputados en ellos. Nos referimos en particular a los siguientes documentos: 1)
Pre Informe Pericial Informático Nº 1503 del 24 septiembre de 2017 elaborado por
el perito informático forense Marvin Marín Maluenda; 2) Pre Informe Pericial
Informático Nº 1533 del 29 septiembre de 2017 elaborado por los peritos
informáticos forenses: Manuel Riquelme Mardones, Marcos Sanhueza Córdova,
Darwin Vásquez Sepúlveda, y Marvin Marín Maluenda. Ambos informes de
Carabineros son absolutamente contestes en sus conclusiones y concretamente
hacen referencias a los registros de llamadas y mensajes de texto de diversa índole
que se habrían encontrado en los aparatos telefónicos de los imputados.
15. Por otra parte, los informes de la Fiscalía Nacional que contiene la carpeta
investigativa son los siguientes: 1) un primer informe del 28 de diciembre de 2017
sin número, y 2) una ampliación de dicho informe fechada el 23 de enero de 2018,
también sin número.
16. En el primer Informe del 28 de diciembre de 2017 el perito de la Fiscalía Nacional,
el ingeniero en ejecución Informático, Luis Rodrigo Bravo Castro, sostiene que del
análisis de los discos duros enviados se puede concluir que estos contendrían las
imágenes digitales de los teléfonos incautados. Pues bien, en base a este análisis
se “identificó un total de 7.498 archivos, distribuidos en 12 dispositivos”, agrega
que “5 dispositivos no contienen mensajería”, y que “se identificó 5 archivos TXT
que no corresponderían a archivos de mensajería”. Como se puede apreciar este
informe pericial no se refiere a los teléfonos incautados, sino que solo a discos
duros.

17
17. Posteriormente, el Fiscal solicitó un segundo informe que le fue entregado el 24 de
enero de 2018. En esta “ampliación” del primer informe el mismo perito, analizó 4
teléfonos celulares incautados. En este caso, no se indicó el número de archivos
identificados en los dispositivos analizados, y se entregó un registro ya no de 5
archivos como en el primer informe, sino que de 7 archivos que “no reúnen las
características ni condiciones de elementos generados ni exportados desde los
aplicativos de mensajería”.
18. A simple vista se puede observar que ambos informes tienen una evidente falta
rigurosidad, ya que no explican el procedimiento utilizado para el análisis de los
equipos, peor aún existe una discordancia entre los supuestos archivos con
problemas, en el primer documento nos habla de solo 5 y en el segundo de 7, ello
a pesar de que se analizaron menos dispositivos en este segundo caso.
19. Así las cosas, se puede apreciar que el análisis del perito tiene errores
metodológicos en el primer estudio, o en el segundo, y tal vez en ambos, ya que
los teléfonos revisados en la ampliación del informe entregaron un resultado
absolutamente discordante con el análisis de las imágenes digitales de los mismos
dispositivos.
20. Así las cosas, y en particular el mérito de los antecedentes nos permiten sostener
que la resolución apelada no se ajusta a derecho porque tiene como fundamento
elementos ajenos a la causa, y porque no es posible concluir en base a los medios
probatorios existentes que se encuentra claramente establecida la inocencia de los
imputados como exige el texto expreso del artículo 250 letra b) del Código Procesal
Penal. De esta forma, a nuestro parecer SS. al decretar el sobreseimiento de la
causa vulneró el texto expreso del artículo 250 letra b) del Código Procesal Penal.
21. Además, es ineludible señalar que la causa RUC 1701235422-3, en la cual, el
Ministerio Público actualmente investiga a los peritos de esta causa por haber
presuntamente adulterado los informes de esta misma, puede potencialmente

18
generar decisiones contradictorias. En efecto, si los imputados de la presente
causa son finalmente sobreseídos de acuerdo al artículo 250 letra b) como resolvió
SS. ello implica que los imputados en la otra causa, deberían ser culpables de
haber adulterado los informes periciales, pero si en el futuro fuesen absueltos o
sobreseídos, tendríamos dos resoluciones contradictorias sobre los mismos
hechos.
22. A mayor abundamiento la Jurisprudencia nacional ha señalado en relación a la
causal de sobreseimiento esgrimida por SS. que requiere una certeza mayor que la
absolución del juicio oral, así se ha indicado lo siguiente: “La falta de participación
que lleva envuelto el sobreseimiento por la inocencia del imputado, implica un
grado de certeza muy superior a las dudas razonables que exige el artículo 340 del
Código Procesal Penal para dictar sentencia absolutoria. Y ese grado de certeza,
aparecerá cuando de la investigación surja de una manera categórica que la
persona no participó en los hechos materia de la misma”2.

D. AGRAVIO:

La resolución de SS. genera un agravio para esta parte querellante ya que, habiéndose
solicitado el rechazo de la solicitud de sobreseimiento formulada por la defensa, el
tribunal accedió a ella perjudicando los intereses de la persecución penal al poner término
con su resolución al procedimiento, y muy posiblemente ocasionando impunidad respecto
de delitos gravísimos.

2
Sentencia dictada el 31 de Julio de 2013 por la Causa ROL Nº 1390-2013 de Reforma Procesal Penal de la
Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago, considerando decimo.

19
POR TANTO, y en virtud de lo reseñado, y especialmente lo
dispuesto en los artículos 253 y 370 del Código Procesal Penal, A SS. PIDO: Se sirva tener
por interpuesto recurso de apelación en contra de la resolución de fecha 09 de febrero de
2018, dictada por el Juzgado de Garantía de Temuco, tribunal que declaró el
sobreseimiento definitivo de la presente causa en conformidad con lo dispuesto en la letra
b) del artículo 250 del Código Procesal Penal, acogerlo a tramitación, y en definitiva
elevarlo para ante la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Temuco, para que conociendo de
presente recurso, lo declare admisible y enmiende dicha resolución con arreglo a derecho,
revocando la resolución apelada y dejando sin efecto el sobreseimiento definitivo,
disponga por tanto que la causa sigue vigente y en tramitación.

OTROSÍ: Solicito a SS. de conformidad a lo dispuesto en el artículo 31 del Código Procesal


Penal, disponer la notificación a esta parte querellante de las resoluciones que se
pronuncien, a través de los correos electrónicos: notificaciones@interior.gov.cl y
notificacionesunidadpenal@interior.gov.cl .

Firmado
Matias digitalmente por
Germán Moya Matias
Lehuedé
Germán Moya

Lehuedé Fecha: 2018.02.14


13:50:09 -03'00'

20