You are on page 1of 1

El espejo ante ti

Tú eres una identidad que pasa por la vida anunciándose. ¿Qué es lo que anuncias? Anuncias todo lo que eres: tus
emociones, tus pensamientos, tus temores, tus fortalezas y tus debilidades.
El mundo exterior es un espejo que refleja todo lo que eres internamente. Cada aspecto que observas afuera, cada
persona, cada objeto, cada situación, refleja parte de lo que eres, consciente o inconscientemente. Lo que eres
internamente, crea lo que experimentas en el mundo exterior. Es por eso que es muy difícil que recibas más de lo que
crees que mereces.
Tu anhelo por mejorar cualquier aspecto de tu vida, puede dar resultados proporcionales a la intensidad y convicción que
tengas. La fuerza del anhelo depende de tus creencias conscientes e inconscientes.
Tu inconsciente es muy poderoso y es responsable de la mayor parte de tus acciones y reacciones. Está en contacto con
tu memoria emocional y tus creencias más profundas. Si quieres respeto, no basta conque te lo repitas un par de veces.
También es necesario deshacer los bloqueos del inconsciente que te impiden conseguir el respeto que necesitas.
El auto respeto
El paso más importante que debes dar para lograr auto respeto es reconocer que tú estás a cargo de tu vida. Nadie más.
Tú tomas tus elecciones cuando cedes, cuando te opones, cuando evades, cuando te sometes, cuando te rebelas.
Ya sé que puedes estar pensando. “A veces no puedo hacer otra cosa, porque las consecuencias son demasiado para
mi”. Pero protegerte de las consecuencias es una decisión tuya, y debes tomarla con total responsabilidad. No seas
víctima de las circunstancias, pues son consecuencia de lo que está dentro de ti. Si cultivas el respeto por ti misma,
verás como el entorno se te hace más amigable y accesible.
Para aumentar el auto respeto, debes empezar por cultivar estas conductas en tu vida:
1. Responsabilidad: Debes ser responsable por tus decisiones y consciente de las consecuencias, sin pasar por víctima.
Si responsabilizas a otros de tu fortuna o de tu infortunio, le estás entregando poder y te estás quedando sin opciones
propias para crear tu realidad.
2. Integridad: Intenta pensar, sentir y actuar de la misma manera. Si no lo haces, estarás dividida, débil e inestable. Tu falta
de integridad es un falta de respeto hacia ti. Sí no puedes confiar en ti, tampoco lograrás la confianza y el respeto de los
demás.
3. Decir No: Evita decir que Sí cuando quieras decir No. Al principio te sentirás culpable, pero si te mantienes firme pronto
pasará y te sentirás mejor que si hubieras dicho Sí. Piensa que no estás oponiéndote a nadie, sino yendo a favor de lo
que tú eres y necesitas.
4. Decir Si: Cuando digas Sí, que sea porque lo sientes, porque tienes ganas. No te apresures a decir que Sí, sólo porque
no se te ocurre un No. El Sí es una afirmación de todo lo que deseas crear, es tu permiso para enfrentar una situación o
una realidad dadas.
5. Tiempo para responder: Evita dar respuestas apresuradas sin convicción. Toma el tiempo que necesitas para evaluar
las cosas y responder de manera que te sientas a gusto. Si la presión para que respondas de inmediato es muy grande,
puedes responder “no sé”. Pocas respuestas son realmente urgentes, pero si te enfrentas con alguna, sólo escucha de
que lado está tu corazón.
1-Desarrolla la siguiente creencia por repetición: “Merezco lo Mejor” .
Debes repetirte esta idea a tí mismo cada día y actuar en consecuencia, para que cada vez se transforme en una
creencia potenciadora que eleve tu autoestima.
Para ello, tienes que atender a tus necesidades y valores, actuar de acuerdo a estos ( lo que consideras más valioso en
tu vida).
Si tu valor número 1 es la Salud, pues bien, respeta lo que tú consideras valioso y toma acciones tendientes a sentirte
sano y con energía: mejor alimentación, ejercicio, calidad de vida, Etc.
2- Aléjate de los “manipuladores”: de esas personas tóxicas que quieren gobernarte, controlar tu pensamiento y tus
actos; también existen los “asesinos de sueños”… que apenas le comentas algún proyecto a futuro…intentan tirarlo
debajo de diferentes maneras.
Los sueños son tuyos, toma acción en relación a ellos… no se lo cuentes a cualquier persona, porque corres el riesgo de
que intenten boicotearlo, “llenándote la cabeza” con SUS propios miedos y limitaciones.
Recuerda algo muy importante: el manipulador pierde cuando se termina su juego… cuando no tiene cómo confrontar.
Es muy sano protegerse (hay técnicas verbales para tomar prudencial distancia, manejar la ironía, ponerle límites) y
seguir adelante… sin “engancharse”en el juego que propone el manipulador.
3- Desarrolla la Asertividad: comunica lo que te gusta o lo que no te gusta; exprésate con decisión, haciendo visible tu
punto de vista, sin caer en los extremos: ser pasivo y “aguantar” ofensas u omitir tu verdadera opinión…o agredir y
establecer una actitud ”belicosa” y a la defensiva.
Ser asertivos es ser autorespetuosos de nosotros mismos, ser fieles a nuestra sincera opinión y nuestros puntos de vista.
Y esto fortalecerá enormemente la autoestima. Mejorará el concepto que tienes de tí mismo y el concepto que los demás
tengan sobre tí…evitando que ciertas personas puedan invadirte y manipularte: les estarás “marcando la cancha”
claramente.
Intenta poner en práctica estas 3 claves y sin dudas crecerá el autorespeto y en consecuencia se fortalecerá tu
autoestima.