You are on page 1of 6

RESUMEN SISTEMA RENAL

Los riñones en el humano son dos, y se encuentran situados en la pared posterior del abdomen, por fuera de la cavidad
peritoneal. Tienen un peso en el adulto de 150 gr. La cara interna de cada riñón tiene una región en forma de muesca
denominada HILIO, a través del cual pasan la arteria y vena renal así como vasos linfáticos, nervios y los uréteres que
transportan la orina del riñón a la vejiga. En el riñón pueden delimitarse dos zonas principales la CORTEZA RENAL o
EXTERNA y la región interna o MÉDULA. La médula renal a su vez está dividida en tejido de forma cónica “pirámides
renales, la base de cada pirámide nace en el límite entre corteza y médula y termina en la papila que penetra en la pelvis
renal que es una prolongación de la parte superior del uréter que tiene forma de embudo. Y a su vez el borde externo de
la pelvis renal se divide en los cálices mayores, los cuales se extienden hacia abajo y se dividen en cálices menores, que
se encargan de recoger la orina de los túbulos de cada papila.

NOTA: Las paredes de los cálices, la pelvis y el uréter cuentan con elementos contráctiles que propulsan la orina hacia la
vejiga.

FUNCIONES DE LOS RIÑONES

Los riñones realizan las siguientes funciones:

-Excreción de los productos metabólicos de desecho, sustancias químicas extrañas, fármacos y metabólicos de
hormonas.

-Regulación del equilibrio hídrico y electrolítico

-Regulación de la presión arterial

-Regulación del equilibrio acidobásico: Los riñones son el único medio para eliminar del cuerpo ciertas clases de ácidos
generados por el metabolismo de las proteínas, como ácidos sulfúrico y fosfórico.

-Regulación de la producción de eritrocitos: A través de la producción de eritropoyetina.

-Regulación de la formación de 1,25, dihidroxivitamina D3: Los riñones producen la forma activa de la vitamina D, la 1,25-
dihidroxivitamina D3 (calcitriol) por hidroxilación de esta vitamina en la posición 1. El calcitriol es esencial para el
depósito normal de calcio en el hueso y la absorción de calcio en el tubo digestivo.

-Síntesis de glucosa: Los riñones sintetizan glucosa a partir de aminoácidos y de otros precursores en situaciones de
ayuno prolongado, proceso conocido como gluconeogénesis.

IRRIGACIÓN

El flujo sanguíneo de los riñones constituye aproximadamente el 22% del gasto cardíaco (1100 mL/minuto). Están
irrigados por la arteria renal, la cual al entrar por el hilio se ramifica formando las arterias interlobulares, y las arteriolas
aferentes que dan lugar a los capilares glomerulares. Los extremos distales de los capilares de cada glomérulo confluyen
y forman la arteriola eferente que da lugar a una segunda red capilar formada por capilares peritubulares que rodean a
los túbulos renales, estos, se vacían en los vasos del sistema venoso, que forman la vena interlobulillar, la vena aciforme
y la vena interlobular y por último la vena renal.
NEFRONA

Cada riñón está formado por un millón de nefronas, cada una de ellas capaces de formar orina, estas, no se regeneran,
por lo cual cuando existe lesión o enfermedades en las cuales existe destrucción de nefronas, el daño es irreversible.

Cada nefrona está conformada por: una agrupación de capilares glomerulares, denominado GLOMÉRULO, a través del
cual se filtran grandes cantidades de líquido, un túbulo largo en el que el líquido filtrado se convierte en orina.

Existen diferencias entre las nefronas dependiendo de la profundidad en la que se encuentran dentro de la masa renal,
existiendo:

NEFRONAS CORTICALES: Glomérulos situados en la parte externa de la corteza y tienen asas de Henle cortas.

NEFRONAS YUXTAMEDULARES: Glomérulos situados profundamente en la corteza renal y tiene asas de Henle largas.

VASOS RECTOS: Son capilares peritubulares que irrigan a las nefronas yuxtamedulares y desempeñan un papel esencial
en la formación de orina concentrada.

GLOMÉRULO

Cada glomérulo está constituido por una red de capilares glomerulares que se ramifican y anastomosan entre sí y tienen
presiones hidrostáticas elevadas (60 mmHg). Estos capilares están recubiertos por células epiteliales. Cada glomérulo
está revestido en su totalidad por la cápsula de Bowman. El líquido filtrado por los capilares glomerulares pasa por el
interior de la cápsula de Bowman y posteriormente por el túbulo proximal localizado en la corteza del riñón, después
pasa por el asa de Henle que se localiza en la médula renal. Cada asa está formada por una rama ascendente y
descendente, debido a que la rama descendente y el extremo inferior de la rama ascendente son muy delgadas, se
denominan segmento delgado del asa de Henle, después las paredes de la rama ascendente del asa se vuelve más
gruesa denominándose segmento grueso de la rama ascendente, al final de esta rama existe un segmento corto que es
una placa denominada mácula densa, que regula la función de las nefronas. Después de la macula el líquido atraviesa el
túbulo distal, este, va seguido del túbulo colector y del túbulo colector cortical. Ocho a diez conductos colectores
corticales se juntan y forman un conducto más grande que penetramedular. En la medula y se denomina conducto
colector y finalmente los conductos colectores confluyen en la pelvis renal. Cada riñón cuenta con 250 conductos
colectores grandes cada uno recoge orina de aproximadamente 4000 nefronas. La barrera glomerular es selectiva para la
filtración de determinadas moléculas. El diámetro molecular de la albumina plasmática es de 6 nm, y el de los poros de la
membrana glomerular es de 8 nm, sin embargo la filtración de la albúmina está restringida debido a su carga negativa y
a la repulsión electrostática que ejercen sobre ella las cargas negativas de los proteoglucanos de la pared capilar
glomerular. Por lo tanto la razón de las diferencias de filtración está en que las cargas negativas de la membrana basal
constituyen un medio para restringir la filtración de moléculas cargadas negativamente como las proteínas plasmáticas.
La presión en la cápsula de Bowman es normalmente es de 18 mmHg. Así el aumento de la presión hidrostática en la
cápsula de Bowman disminuye la tasa de filtración glomerular, mientras que la disminución de esa presión aumenta la
tasa de filtración glomerular.

CAPILARES GLOMERULARES
Tienen tres capas: endotelio capilar, membrana basal, podocitos (capa de células epiteliales).Estas capas en conjunto
forman la barrera filtrante.

ENDOTELIO CAPILAR: Esta perforado por miles de pequeños agujeros llamados fenestras. Las células endoteliales
poseen una gran cantidad de cargas negativas que impiden el paso de las proteínas plasmáticas.

MEMBRANA BASAL: Consta de una red de colágeno y de fibrillas de proteoglucano con grandes espacios a través de los
cuales se filtran grandes cantidades de agua y solutos.

PODOCITOS: Estas células no conforman una capa continua, rodean la superficie externa de los capilares. Tienen carga
negativa.

FORMACIÓN DE ORINA

Las cantidades de diferentes sustancias excretadas por la orina representan la suma de tres procesos renales:

FILTRACIÓN GLOMERULAR

La formación de orina comienza con la filtración de grandes cantidades de líquido a través de capilares glomerulares a la
cápsula de Bowman. La mayoría de las sustancias del plasma excepto las proteínas se filtran libremente. Cuando el
líquido filtrado sale de la cápsula de Bowman y pasa por los túbulos, su composición se va modificando debido a la
reabsorción de agua y de solutos devueltos a la sangre. La concentración del filtrado glomerular es semejante a las
concentraciones del plasma. Una capacidad de filtración de 1.0 indica que esa sustancia se filtra con la misma facilidad
que el agua. El filtrado glomerular pasa por los túbulos renales, atraviesa sucesivamente las distintas partes del mismo: el
túbulo proximal, el asa de Henle, el túbulo distal, el túbulo colector y el conducto colector, antes de ser excretado como
orina.

REABSORCIÓN DE SUSTANCIAS DESDE LOS TÚBULOS RENALES A LA SANGRE

La reabsorción tubular es cuantitativamente más importante que la secreción tubular dentro del proceso de formación
de orina. La mayoría de las sustancias de la sangre que tienen que ser depuradas como urea, creatinina, ácido urico y
uratos se reabsorben poco y por lo tanto se excretan en grandes cantidades por la orina. Sustancias extrañas y fármacos
se reabsorben poco y se secretan desde la sangre a los túbulos de modo que sus tasas de excreción son elevadas. Los
electrolitos se reabsorben intensamente por lo cual aparecen en pequeñas cantidades en la orina.

SECRECIÓN DE SUSTANCIAS DESDE LA SANGRE AL INTERIOR DE LOS TÚBULOS RENALES

Existen sustancias que son secretadas por los túbulos mediante un transporte activo secundario. Ejemplo de ello es la
secreción activa de iones hidrogeno acoplada con la reabsorción de sodio en la membrana luminal del túbulo proximal.
La entrada de sodio está acoplada con la expulsión de hidrogeno por la célula mediante el cotransporte de sodio-
hidrogeno.

TASA DE FILTRACIÓN GLOMERULAR

La tasa de filtración glomerular está determinada por:


**
EQUILIBRIO DE LAS FUERZAS HIDROSTATICAS Y COLOIDOSMÓTICAS QUE ACTUAN A TRAVES DE LA MEMBRANA
CAPILAR

**COEFICIENTE DE FILTRACIÓN CAPILAR (PRODUCTO DE LA PERMEABILIDAD POR LA SUPERFICIE DE FILTRACIÓN


DE LOS CAPILARES)

*En el adulto la tasa de filtración glomerular es de 125 mL/min, lo que es igual a 180 L/día

Los factores determinantes de la tasa de filtración glomerular que son variables y están sometidos a control fisiológico
son: presión hidrostática glomerular y presión coloidosmotica capilar glomerular. Estas variables están influidas por el
sistema nervioso simpático, hormonas y autacoides (sustancias vasoactivas) liberadas por los riñones y que actúan
localmente.

FLUJO SANGUÍNEO RENAL

El flujo sanguíneo de los dos riñones es de unos 1100 mL/min o alrededor del 22% del gasto cardíaco. El flujo sanguíneo
aporta a los riñones nutrientes y elimina los productos de desecho. Está determinado por el gradiente de presión a
través de la vascularización renal (diferencia entre presión hidrostática de la arteria renal y vena renal), dividido por la
resistencia vascular renal total. La presión en la arteria renal es igual a la presión arterial sistémica. La mayoría de las
resistencias vasculares renales residen en tres segmentos principales: arterias interlobulillares, arteriolas aferentes y
arteriolas eferentes. La resistencia de este vaso está controlada por el sistema nervioso simpático, hormonas y
mecanismos locales internos. Los mecanismos eficaces para mantener el flujo sanguíneo renal y la tasa de filtración
glomerular se conocen como autorregulación. La principal función de la autorregulación del flujo sanguíneo es mantener
el aporte de oxígeno y otros nutrientes a los tejidos en cantidades normales y eliminar los productos de desecho del
metabolismo a pesar de los cambios que pueda experimentar la presión arterias. Por lo cual e principal objetivo de la
autorregulación en los riñones es mantener una tasa de filtración glomerular relativamente constante y permitir el
control exacto de la excreción de agua y de solutos por el riñón.

 La arteriola aferente y eferente está inervadas por fibras nerviosas simpáticas. Por lo tanto la activación
enérgica de los nervios simpáticos renales puede producir constricción de las arteriolas renales y
disminuir el flujo sanguíneo renal y la tasa de filtración glomerular.

 La noradrenalina y adrenalina liberadas por la médula suprarrenal así como la endotelial producen
constricción De los vasos sanguíneos renales y disminuyen la tasa de filtración glomerular

 La endotelina es un péptido que puede librearse por las células del endotelio vascular lesionado de los
riónes o de otros tejidos. Puede favorecer la hemostasia.

 Angiotensina: Es producida por los riñones, tiene un potente efecto vasoconstricción.

 Oxido nítrico: Es liberado por el endotelio vascular y tiene la función de disminuir la resistencia vascular
renal. Evita la vasoconstricción renal excesiva y favorece la excreción de cantidades normales de sodio y
agua.
 Prostaglandinas y bradicinina: Aumentan la tasa de filtración glomerular ya que producen vasodilatación
y aumento del flujo sanguíneo renal.

REABSORCIÓN Y SECRECIÓN EN LA NEFRONA

REABSORCIÓN TUBULAR PROXIMAL

En el túbulo proximal se reabsorbe el 65% de la carga de sodio y agua filtrados y un porcentaje menor de cloruro de
sodio. Estos porcentajes pueden elevarse o descender en distintas condiciones fisiológicas. La capacidad para la
reabsorción se debe a las células epiteliales en él, tienen una actividad metabólica intensa y un gran número de
mitocondrias, además de que tienen un extenso borde en cepillo en el lado de la luz de la membrana, así como un
amplio laberinto de conductos intracelulares y basales lo cual proporciona una extensa área superficial a la membrana
luminal y baso lateral que permite el transporte rápido de iones sodio y otras sustancias.

ASA DE HENLE

Formada por tres porciones: porción descendente delgada, ascendente delgada y ascendente gruesa. La parte
descendente delgada es muy permeable al aguay moderadamente permeable a la mayoría de los solutos incluidos la
urea y el sodio. Su función principal es la de permitir la difusión simple de sustancias a través de sus paredes. El 20% del
agua filtrada se reabsorbe en el asa de Henle. La rama ascendente delgada y gruesa es impermeable al agua.

La porción gruesa del asa de Henle es capaz de reabsorber activamente sodio, cloruro y potasio.

TÚBULO DISTAL

La porción gruesa de la rama ascendente del asa de Henle desemboca en el túbulo distal. El extremo inicial del túbulo
distal forma parte del complejo yuxtaglomerular que proporciona una regulación por retroacción de la tasa de filtración
glomerular y del flujo sanguíneo en la nefrona. La última porción del túbulo distal y del túbulo colector cortical están
formadas por células que reabsorben sodio y agua de la luz y secretan iones hidrógeno al interior de la luz tubular.
También reabsorben sodio y secretan potasio. Y secretan iones hidrógeno y reabsorben iones bicarbonato y potasio.

CONDUCTO COLECTOR MEDULAR

Reabsorben menos del 10% de agua y del sodio filtrados y constituyen el último sitio para la elaboración de orina. Es
capaz de secretar iones hidrógeno contra un elevado gradiente de concentración, por lo cual tiene un papel esencial en
la regulación del equilibrio acido básico.

REGULACIÓN DE LA REABSORCIÓN TUBULAR

Existen muchos mecanismos nerviosos, hormonales y locales que regulan la reabsorción tubular. Uno de los mecanismos
más elementales de control es la capacidad intrínseca de los túbulos de aumentar la reabsorción en respuesta a la carga
tubular excesiva, fenómeno que se conoce como equilibrio glomerulotubular.

Los dos factores determinantes de la reabsorción en los capilares peritubulares que están directamente influidos por los
cambios hemodinámicos renales son la presión hidrostática y la presión colidosmótica de los capilares peritubulares. La
presión hidrostática esta influida por la presión arterial y las resistencias de las arteriolas aferente y eferente. La presión
coloidosmotica de los capilares peritubulares está determinada por: la presión coloidosmotica del plasma en la
circulación general, la fracción de filtración.
NATRIURESIS POR PRESIÓN

Los aumentos, de la presión arterial producen elevaciones considerables de la excreción urinaria de sodio y agua, a lo
que se conoce como natriuresis por presión y diuresis por presión.

CONTROL HORMONAL DE LA REABSORCIÓN TUBULAR

La aldosterona aumenta la reabsorción de sodio y la secreción de potasio. La aldosterona secretada por las células de la
zona glomerular de la corteza suprarrenal, es un importante factor regulador de la reabsorción de sodio y la secreción de
potasio por los túbulos renales. El lugar fundamental de acción de la aldosterona son las células principales de los
túbulos colectores corticales.

La angiotensina II aumenta la reabsorción de sodio y agua. La mayor formación de angiotensina II ayuda a la


normalización de la presión arterial y del volumen de los líquidos extracelulares a través de un aumento de la
reabsorción de sodio y agua por los túbulos renales.

La hormona anti diurética aumenta la permeabilidad al agua del túbulo distal, el túbulo colector y los epitelios del
conducto colector. Este efecto ayuda al cuerpo a conservar agua en circunstancias como la deshidratación.

El péptido auricular natriurético disminuye la reabsorción de sodio y agua. Las concentraciones elevadas de este péptido
inhiben la reabsorción de agua y sodio por lo túbulos renales, sobre todo en los conductos colectores. Esta menor
reabsorción de sodio y agua aumenta la excreción de orina y eso ayuda a que se normalice el volumen sanguíneo.

La hormona paratifoidea aumenta la reabsorción de calcio. Su principal acción en los riñones es aumentar la reabsorción
tubular de calcio, sobre todo en los túbulos distales y en el asa de Henle.

CONTROL DEL SISTEMA NERVIOSO SIMPÁTICO

La activación del sistema nervioso simpático puede disminuir la excreción de sodio y agua al producir constricción de las
arteriolas renales con lo cual disminuye la tasa de filtración glomerular. Los impulsos simpáticos aumentan la reabsorción
de sodio en el túbulo proximal y en la porción gruesa de la rama ascendente del asa de Henle. Y también aumenta la
liberación de renina y la formación de angiotensina II.