You are on page 1of 1

A L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.

S.·. F.·. U.·.

R.·. L.·. L.·. S.·. “Alfonso Sierra Partida 162 Nº 9”


R.·. L.·. L.·. S.·. “Benigno Martínez Rodríguez Nº 15”
Jurisdiccionada a la M.·. R.·. G.·. L.·. Del Estado de Guanajuato

Or.·. De Celaya, Guanajuato a 26 de Mayo del 2016 E.·. V.·.


V.·. M.·.
Q.·.H.·. Prim.·. Vig.·.
Q.·.H.·. Segun.·. Vig.·.
Q.·.HH.·. En sus puestos y condecoraciones.

“Lo importante es que mi criterio entre el bien y el mal no haga de mi un ser insensibles, ya
bastante tengo con la sociedad que me rodea, como para darle gusto a la idiotez de los
demás”

“Las herramientas del aprendiz (sus usos, su simbolismo y su significado)”

Las herramientas o instrumentos del aprendiz masón deben usarse no solo en logia, el buen
masón debe de llevar a la practica en su vida diaria la filosofía moral y ética que encierra el
simbolismo de las mismas. No basta conocer su significado, recordemos que las palabras
toman poder cuando se llevan a la práctica y viceversa.
El mazo representa la fuerza con la cual se ejecutan los pensamientos y las ideas, que
simbólicamente son representadas por el cincel. Recordemos que son las herramientas básicas
para el pulido de nuestra piedra en bruto. Pero que pasa si nuestra fuerza se canaliza de una
manera la cual no tenemos definido que es lo que queremos esculpir, creo que lo que llamamos
voluntad o mazo se alimenta de nuestros pensamientos y un cincel con un mal filo puede de
igual manera atrofiar nuestra piedra. Debemos entonces analizar que pensamientos alimentan
nuestra voluntad.
La escuadra representa la virtud la cual es regida por nuestras acciones, ellas deben de ser
ejecutadas con ayuda de la razón que es representada por la plomada. Estas herramientas
marcan el limite moral de las mismas ya que no se debe trabajar en contra de nuestros
semejantes. Nuestro trabajo debe de ser un ejemplo de nuestra evolución intelectual y espiritual.

Para algunos autores el mandil representa al masón mismo. Nos recuerda que aquí todo el
trabajo se hace a través del plano físico, que visto así no resulta un nivel inferior, sino el plano
substancial en el que la esencia se encarna para poder de ese modo tomar parte en la gran
Construcción Universal. El mandil del aprendiz es blanco. Refleja así su buena voluntad y su
pureza de intención: ha pedido la Luz, ha buscado la Verdad y ha llamado a las puertas del
Templo y ése, su trabajo hasta ahora.

Pero no debemos de frenar nuestro crecimiento en el primer grado al no comprender el buen


uso de estas simbólicas herramientas, recordemos que la masonería enseña que a base del
trabajo duro y el estudio dentro y fuera de la misma, tiene como recompensa nuestro
crecimiento espiritual e intelectual.

Es cuanto Q.·.H.·. Todos, gracias y bendiciones. n.n

_______________________________________________
Apr .·. M .·. : Pedro Joaquín Lagunés Vergara