You are on page 1of 4

PARROQUIA DE LOS SAGRADOS CORAZONES DE SAN CARLOS

Tema No. : LA VOCACION CRISTIANA


Fecha: 6 Y 7 de enero del 2018
OBJETIVO DOCTRINAL
OBJETIVO ACTITUDINAL
ACTIVIDADES RECURSOS RESPONSABLE TIEMPO
PEDAGOGICOS
REVISION DEBER 15 minutos
7H30-7H45

TEXTO BIBLICO MATEO 5, 13-16 Altar con biblia, 15 minutos


imagen, vela 7H45-8h00
¿Qué personajes encontramos en esta lectura? encendida
¿Qué nos dice el texto?
¿Qué nos enseña el texto bíblico?
Proyector, Ale y Patty Primer Taller
https://www.youtube.com/watch?v=GopcnbLw5-U parlantes y 30 Minutos
¿Qué es la vocación? -R&C computadora 8H00-8H35

www.youtube.com/watch?v=RNLdHd5qULg
POPBLOG Vocación vs Profesión
VIDEO
Vocación al
Sacerdocio Qué es la vocación?
Cuál es la vocación a la que Dios te llama?
Como puedes servirle al Señor?

1
VOCACION EN GENERAL COMO LLAMADA DE DIOS A LA Santiago, Luchito y Segundo Taller
VIDA, SER CRISTIANOS AL SERVICIO Moni 30 min.
9H45-10h15
MANUALIDAD

VOCACION RELIGIOSA Marce, Jacky y Shirley Tercer Taller


30 Minutos
10h15-10h45
EXPERIENCIA

TALLER DE CIERRE

}TAREA PERSONAL Y EN FAMILIA

Favor revisar esta página que contiene mucha información

2
https://recursoaprendizajecaroreyes.wikispaces.com/1.+%C2%BFQu%C3%A9+es+Vocaci%C3%B3n%3F

La palabra vocación viene del latín “vocare” que quiere decir “llamar”. Dios se comunica constantemente con nosotros porque nos ama, así
como nosotros nos comunicamos con mayor frecuencia con las personas que amamos. Por tanto, la vocación es un llamado permanente de
Dios a descubrir su amor y realizarnos plenamente en la respuesta a ese llamado de amor. Cuando se toma conciencia de ese llamado, la vida
adquiere un sentido nuevo: se deja de atender sólo a gustos e intereses personales y se acude a las necesidades de los demás.

La vocación exige un salir de sí mismo y descubrirse como alguien llamado al servicio, ya que no puede haber plena realización sin servicio.

Por lo tanto, la vocación es una llamada, una buena noticia. En los evangelios vemos a Cristo dirigiendo su llamada a sus primeros discípulos.
Fue una llamada muy sencilla y comprometedora. Muy sencilla por usar frases cortísimas: “Sígueme” “Ven y sígueme” “vengan tras de mi”
“vengan y verán” muy comprometedora por esperar una respuesta total a su llamada, algo así como: “se levantó y lo siguió”, “dejando las
redes lo siguieron” “se quedaron con él…

Toda vocación tiene como fundamento el llamado de Dios. El hombre viene a la vida porque es amado, pensado y querido por una voluntad
buena que lo ha preferido a la no existencia, que lo amado antes de que fuese, conocido antes de formado en el seno materno, consagrado
antes de que saliese a la luz (cfr. Jer 1, 5; Is 49, 1-5; Gal 1, 15). Para cada uno, Dios tiene un proyecto que hay que descubrir y realizar.
La vocación tiene tres elementos: la llamada, respuesta y misión.
Dios nos da la libertad para decidir sobre cada una de las acciones de nuestra vida, tenemos el compromiso de darle una respuesta generosa
ante la llamada que nos hace, ya que él nos da la vida para que seamos felices.
La vocación es el llamado que el Padre nos hace, veremos que en dicho llamado hay tres niveles: la vocación humana, vocación cristiana y
vocación cristiana-específica.”
Cada una de ellas es un verdadero llamado de Dios a la santidad, a la felicidad, a conformar la Iglesia y transformar el mundo impregnándolo de
los valores que Jesús nos ha enseñado.

La vocación es una invitación personal a realizar el proyecto de Dios, dentro del cual el hombre encuentra su plenitud y su felicidad. Dios tiene
una buena noticia que comunicar, por eso no deja de llamarnos. No se cansa de llamar y esperar una respuesta. Dios nos invita a vivir un
proyecto específico siguiendo un proceso:

3
1.- La vocación humana es el llamado a la existencia, a la plena realización, a la felicidad. Es un proceso en el que el ser humano se descubre
como persona en relación consigo mismo, con Dios, con los demás y con el mundo que le rodea. (Vocación a la vida)

2.- La vocación cristiana es el llamado a ser hijos de Dios por medio del bautismo. El bautizado no concibe a Dios como alguien lejano, sino la
presencia cercana de Cristo que busca a los hombres y les da su vida invitándolos a configurarse con él.

3.- La vocación cristiana-específica: el bautizado, al encontrarse con Cristo, se llena de un amor que no puede quedarse sólo como una idea
bonita, tampoco se lo puede guardar para sí, sino tiene que darse y entregarse de una manera específica, debe escoger un camino para vivir la
fe: ya sea como laico, como consagrado o como sacerdote.
La vocación cristiana específica es una elección de los bautizados para seguir a Cristo desde un estilo de vida concreto. Estos estilos de vida
son: la vocación laical, la vocación a la vida consagrada y la vocación sacerdotal ministerial.

Hoy, Dios continúa llamando por medio de la Sagrada Escritura, a través de la enseñanza de la Iglesia, en la oración, en los acontecimientos
personales, sociales o familiares, en los signos de los tiempos, en el necesitado, es decir en lo cotidiano de la vida: en una palabra de alguien,
en la situación en que viven los que me rodean, en mis capacidades, gustos y anhelos que experimento.

Necesitamos aprender a escuchar, para responder al llamado personal que Dios nos hace.
Y para responder a la pregunta de ¿Cuál es la mejor vocación?: ¡en definitiva la mejor vocación es la de cada uno!