You are on page 1of 2

LA FELICIDAD ES UNA TAREA INTERIOR

John Powell
Resumen

TAREA # 1

Premisa: La felicidad es una condición natural.


• Si una persona es infeliz de forma crónica, algo anda mal. Algo falta.
• La felicidad no vendrá de fuera (cosas, sucesos, personas, expectativas, etc.). La felicidad
es una tarea interior. F = TI
• Para muchos la promesa y posibilidad de felicidad real es una broma cruel. Es la
zanahoria mecánica que cuelga ante nosotros para hacernos correr más aprisa y
esforzarnos más.
• “Tengo un letrero en el espejo sobre el lavabo. Éste dice: “Estás viendo la cara de la
persona responsable de tu felicidad”.
• Una de las razones por las que muchos confundimos las fuentes de la felicidad son los
mensajes que recibimos en la infancia. Mensajes que aprendimos al mirar, al escuchar, al
percibir, al inferir. Estos mensajes forman parte de cada uno y se deben analizar y revisar
constantemente. Por ejemplo: un mensaje que aparece constantemente es la comparación
(por apariencia, por inteligencia, por comportamiento y por logros). “La comparación es
la muerte de la satisfacción consigo mismo”.
• La competencia es ligeramente distinta, sin embargo, las cicatrices de la infancia
permanecen cuando somos adultos.

Premisa: La felicidad es un resultado. 


• La felicidad no se alcanza directamente, sólo a través de "hacer algo”.
• “Beatus” significa “feliz”, “desafío” y “logro”.

10 prácticas para alcanzar la felicidad:

1.- Debemos aceptarnos como somos.


• Desprendernos de ideas viejas -introyectos, educación- a cerca de quienes somos.
• Lo importante es quiénes somos ahora. Sabemos que estamos en proceso.
• Aceptación = gozo de ser quien soy. No es algo fácil.
• 10 signos de aquellos que se aceptan sinceramente: son personas felices; se acercan a
otros con facilidad; están dispuestas a ser amadas y halagadas; son ellas mismas en
“verdad” -auténticas, honestas, libres-; viven el presente incondicional -ni quienes fueron,
ni quienes serán-; pueden reírse de ellas mismas a menudo y fácilmente; reconocen y
satisfacen sus propias necesidades -físicas, emocionales, intelectuales, sociales y
espirituales-,  en busca del equilibrio; viven autónomamente -sus propias reglas-; viven
“con los pies en la tierra”; son personas seguras de sí mismas, asertivas.
• El amor a sí mismo es condición para amar a los demás. Es un reconocimiento humilde
de quiénes somos.
• Obstáculos de la aceptación de uno mismo: “Pienso que la respuesta es que todos
tenemos complejos de inferioridad. Aquellos que parecen no tener tal complejo sólo están
fingiendo”. Presenta cinco categorías: 
◦ ¿Acepto mi cuerpo: aspectos, características, rasgos, salud.
◦ ¿Acepto mi mente?: inteligencia, recuerdos. 
◦ ¿Acepto mis errores?: ¿les saco un aprendizaje?. El cambio significa “deshacerse
de”.
◦ ¿Acepto mis sentimientos o emociones?: ¿los admito?, ¿los reprimo?, ¿los
considero negativos?.
◦ ¿Acepto mi personalidad?: ¿Estoy contento de ser yo?, ¿es reprochable para mí
mi personalidad o me parece atractiva?, ¿escogería a alguien como yo para amigo
íntimo?
• “La aceptación dichosa de uno mismo tiene sus raíces más profundas en la infancia y en
la niñez”.
• “No es lo que se nos dijo, sino lo que escuchamos (lo que experimentamos
subjetivamente) lo que cuenta” Rudolph Dreikurs
• Los mensajes escuchados se convierten en profecías que se cumplen.
• Los mensajes negativos grabados se pueden re-editar.
• Dios nos ha dado la existencia, los dones, una misión especial. Usted es original, no se
compare.

Práctica
A) Escriba un diario. 
Anote cuál categoría del yo le cuesta más trabajo aceptar.
¿Qué le cuesta más trabajo aceptar de usted mismo, y por qué?
¿Qué le diría a alguien que tiene el mismo problema acerca de la aceptación de uno mismo?

B) Véase en la fantasía de la silla vacía.


Primero realice un ejercicio de relajación.
A continuación visualice una silla y una persona conocida. Note lo que sucede con usted.
Prepárese para decirle una cosa a esa persona. Dígalo en silencio. Luego la persona se levanta y
se retira.
Hace lo mismo en una segunda ocasión.
En la tercera oportunidad es su yo imaginario quien se sienta en la silla…Dice cualquier cosa que
tenga en el corazón…se levanta y se retira.
Ahora abra los ojos. Escriba sus reacciones ante sí mismo.

C) Haga dos listas.


La primera será de sus ventajas personales o bendiciones, cualidades, dotes, habilidades,
aptitudes, etc.
En la segunda registre sus limitaciones, sus pesares. Conviene aceptarlas, por dolorosas que sean.
Ayudaría compartirlas con un confidente.