You are on page 1of 3

DEPARTAMENTO DE

ORIENTACIÓN

CÓMO HABLAR Y ESCUCHAR A HIJOS ADOLESCENTES

Todos los padres sabemos que los hijos adolescentes realizan cambios muy bruscos,
cada adolescente a su manera. Pero hay que reconocer que los padres también
realizamos cambios.

Los adolescentes sienten una tensión constante entre su necesidad de alejarse de sus
padres y su dependencia de ellos.

Los padres también tienen sentimientos encontrados entre su deseo de que su hijo o hija
sea independiente y conservar la dependencia de ellos, para que todavía "pintemos algo
en su vida".

A partir de esta situación los padres lo que podemos hacer es dejar claro que seguimos
ahí, disponibles, para responder a cualquier confidencia que quieran hacernos.

El conflicto ligero es normal y saludable. Ayuda a afrontar la frustración y a aprender a


manejar los conflictos.

Sin embargo, padres y adolescentes pocas veces discuten sobre valores religiosos,
morales, sociales o políticos. La mayor parte de las discusiones son sobre asuntos de la
vida diaria como el trabajo escolar, las obligaciones domésticas (arreglo del cuarto,
baño...), salidas con amigos, horarios,....

A finales de la adolescencia, el conflicto es más posible cuando se trata de resolver


temas relacionados con la actividad sexual y el consumo de alcohol y/o tabaco.

Los padres tenemos que andar sobre una línea muy fina entre otorgar a los hijos
suficiente independencia y, también, protegerlos de vacíos de inmadurez en sus juicios.
No obstante los padres debemos permitir que los hijos adolescentes empiecen a asumir
algunos riesgos controlados, hablando de ellos y dándoles espacio para el afrontamiento.

El estilo de paternidad que parece brindar un buen equilibrio, según los expertos, es el
democrático, que se caracteriza por la voluntad de escuchar, explicar y negociar,
otorgándoles progresivamente autonomía psicológica y animándoles a formar sus
propias opiniones.

Los padres se pueden sentir heridos al verse ignorados sin razón y juzgados duramente
en cada paso cuando los hijos llegan a la adolescencia. Aquel orden y aquella disciplina
que estaban tan bien establecidos en la familia en la etapa anterior, se ven ahora rotos.
En ocasiones podemos también cansarnos de la relación que tenemos con nuestro hijo/a
adolescente, pues siempre hay que estar atentos y cada vez nos exigen cosas diferentes.
Hay que reconocer, que hay muchos padres que tienen miedo de aceptar dichos
sentimientos, pues creen que no son normales. Pero lo mejor que pueden hacer es
admitir su sensación de incertidumbre y dudas y hablarlos con su pareja, amigos, etc.
Incluso si se reconoce después que se ha comportado de manera injusta con su hijo/a, es
muy conveniente admitirlo y rectificar, pues así se ofrece un modelo de comportamiento
para nuestro hijo/a.

CÓMO ESCUCHAR A SU HIJO


IDEAS CLAVES

Algunos consejos para escuchar a nuestros hijos y tenerlos de nuestra parte son:

1. No saques conclusiones precipitadas. Inicialmente, oye sin juzgar lo que tengan que
decirte. Pregunta por detalles, por su opinión. Trata de entender su punto de vista.
2. Presta atención cuando hables con él o ella. Concéntrate en la conversación. Evita
que cuando te hablen estés haciendo una cosa (escribir al ordenador, mirar la tele,
cocinar...) Si es necesario, deja lo que estás haciendo y escucha.
3. Expresa sus emociones con palabras. Por ejemplo: “lo que quieres decir es que te has
enfadado mucho con tu profesor y te sientes impotente”; “según veo estás molesta con
tu padre y no quieres hablarle”.
4. Cuando miras a tu hijo o hija y mantienes una actitud adecuada, le estás demostrando
que sabes escucharle y eso le ayuda a seguir hablando, o a no cerrarse en sí mismo.
5. Trata a tu hijo igual que tratas a tu mejor amigo: con atención, intentando entenderle
y ponerte en su lugar, ofreciéndole tu opinión sincera....
6. El respeto mutuo implica aceptar los sentimientos de tu hijo o hija. Aceptarlos no
significa que estés de acuerdo, pero sí que los entiendes y los respetas.

COMO HABLAR CON SU HIJO


IDEAS CLAVES

1. Es importante aprender a expresar las emociones de forma constructiva. Es algo que


se puede conseguir con la práctica. Una forma es utilizar los “mensajes yo” que puedes
consultar en esta web: http://www.educarueca.org/spip.php?article956
2. La mejor forma de hablar con tu hijo es manteniendo la calma. Evita hacerlo cuando
estás alterado o disgustado. Pospon una conversación con él o con ella para un momento
tranquilo.
3. Tus hijos imitarán tu forma de expresarte y podrás llegar a conocerlos mejor.
4. Intenta enfocar tus mensajes, siempre que se pueda, de forma positiva.
5. A través de las palabras, el tono de voz y de los gestos, demuéstrele que confías en él
o ella.
6. Intenta hablar con tu hijo/a, conversar; no sólo le hables para regañarle o llamarle la
atención.
7. Tanto la crítica, como los ánimos son buenos, siempre que no se extremen, pueden
convivir ambos juntos.
RESUMEN DE LOS ASPECTOS MÁS IMPORTANTES

 Hablar con los hijos y escucharlos adecuadamente es algo que podemos aprender
con la práctica.
 Podemos expresar nuestras expectativas a nuestros hijos de forma positiva,
proporcionándoles posibles alternativas y hacerles saber lo qué deben hacer en lugar
de lo que no deben hacer.
 A veces, planteamientos positivos no resultan posibles, entonces debemos decirles
que no.
 Los adolescentes escucharán con más interés y tolerarán mejor nuestras
prohibiciones si les explicamos nuestras razones y escuchamos sus sentimientos de
frustración.
 Escuchar a nuestros hijos de forma eficaz significa oír en todo momento lo que
tengan que decir, prestándoles toda la atención evitaremos muchos problemas
educativos.