You are on page 1of 4

Curso dandismodandismo: Luis Diego fernandez

idea:

El curso focalizará en las tres etapas de la estética del dandismo literario y filosófico desde el siglo XIX
hasta el siglo XX: 1) el dandismo social, 2) el dandismo intelectual, 3) el dandismo hedonista. A partir de
los mencionados compartimentos estudiaremos la filosofía y la estética de Balzac, Barbey D’Aurevilly,
Brummell, Baudelaire, Nietzsche, Wilde, Proust, Cravan, Foucault y Onfray para dar cuenta de la
subjetividad que se construye a partir de las prácticas propias del dandy como figura emblemática de la
modernidad. Tomando como eje el artículo ¿Qué es la ilustración? (1983) de Michel Foucault en tanto
articulador de una ontología de la modernidad, veremos que el dandy, lejos de lo que la vulgataentiende
-la complacencia, autoindulgencia o la vestimenta-, opera como el exponente crítico desde una
experiencia de lo transitorio y lo novedoso, donde la moda y la construcción de uno mismo, en rigor, son
manifestaciones de un profundo distanciamiento moral y una crítica a la uniformidad de la masa desde
la individualidad esculpida de manera conciente. Por ello, el dandismo se constituye como uno de los
pocos momentos históricos donde la vida se concibe como obra de arte –continuador de la filosofía
como arte de vivir en la antigüedad y la vida de artista del Renacimiento- y una figura de rebelión
individual contra la mera productividad, la normalización, por fuera de la regulación alienante: una
auténtica moral estética. Es en esta lógica del dandismo donde los elementos simbólicos que lo rodean
son fuertemente gráficos de su política del deseo libertario: el artificio, el cigarro, la barba, el arte, el
vino, el opio, lo femenino, la cosmética, la escritura, la corbata, la melancolía, la excentricidad, la
prostituta, el fetiche, el travesti, la soledad, el heroísmo, la urbanidad, el silencio y la música. En
definitiva: la estética, el hedonismo y el erotismo como piedras de toque ineludibles de una crítica
condenada a la insularidad, el deseo y la decepción de lo irremediable.Por otra parte, estudiaremos el
dandismo signado en América Latina y veremos si responde a las mismas claves que el dandismo
europeo –inglés, francés. El caso del filósofo peruano José Carlos Mariátegui, bajo el seudónimo de Juan
Croniquer, es evidente: su conversión del dandismo inicial en su Lima natal al marxismo potente e
incaico. Tal vez lo que Silvia Molloy llamó “la política de la pose” en esta relación sea la exhibición de
esta alternancia de lo alto y bajo, la civilización y barbarie de Sarmiento que articula la reflexión
latinoamericana. La pose del “bajo” para criticar al “alto”. Quizá el rasgo más complejo de la
“traducción” de esta institución europea en América Latina sea la masculinidad en crisis. Más aún que
en Europa, el sesgo machista y católico lleva, paradójicamente, a cierto travestismo fascinado de lo
hispánico hacia los pueblos originarios americanos –presente en Darío, Mansilla, Novo, Lezama, Sarduy,
Lamborghini o Copi. El cielo del dandismo latinoamericano se desprende de la nube europea, como la
civilización deja traslucir la barbarie, aquí el fetichismo proviente de cierta herencia eclesiástica
reconvertida en estética.Finalmente, estuadiaremos las figuras del dandismo del siglo XX, tal como lo
piensa Beatriz Preciado. Analizando los casos de Hugh M. Hefner, fundador del imperio Playboy y del
artista inglés Sebastian Horsley, defensor de la prostitución, llegaremos a la literatura de Jake Arnott y el
cine de Guy Ritchie: estéticas donde la subjetividad que presenciamos logra conjugar la dureza salvaje
de lo lumpen y el hampa con la sofisticación refinada de la distinción. En esta tensión de furia y clase,
aristocracia y bajo fondo, es donde siempre ha encontrado el dandismo su zona de clivaje: el dandi,
después de todo, reclama una estética neorromántica, un heroísmo en las decadencias, el estímulo
propio de un hijo de la clase trabajadora que se esculpe a si mismo y opera su rebelión individual desde
la belleza y el placer.
Programa:

Clase 1. Dandismo y filosofía: un ethos de la modernidad

Michel Foucault, ¿Qué es la ilustración?

Albert Camus, El hombre rebelde

Michel Onfray, La construcción de uno mismo. La moral estética

Daniel Salvatore Schiffer, Filosofía del dandismo

Giuseppe Scaraffia, Diccionario del dandi

Clase 2. Dandismos del siglo XIX: social, intelectual y hedonista

Honoré de Balzac, Tratado de la vida elegante.

J-A. Barbey D’Aurevilly, Del dandismo y de George Brummell

Charles Baudelaire, El dandy, cito en El pintor de la vida moderna

Friedrich Nietzsche, La gaya ciencia

Clase 3. Dandismo en América Latina: neobarroco y transgresión

Pilar de Lusarreta, Cinco dandys porteños

Severo Sarduy, El barroco y el neobarroco

Roberto Echavarren, El arte andrógino

Juan José Sebreli, Buenos Aires, vida cotidiana y alienación

Juan Pablo Sutherland, Cielo Dandi. Escritura y poéticas del estilo en América Latina.

Clase 4. Dandis made in siglo XXI:Playboy, Guy Ritchie y lo queer

Beatriz Preciado, Pornotopía. Arquitectura y sexualidad en Playboy.

Jake Arnott, Delitos a largo plazo


Gloria G. Durán, Dandysmo y contragénero

Luis Diego Fernández, Furia & Clase. Un dandy en el lounge

Duración: 4 clases

Costo: $ 300 (incluye material de lectura y una copa de vino por clase).